Comentario de textos medievales (ii)

4,937 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

Comentario de textos medievales (ii)

  1. 1. COMENTARIOS DE TEXTOS MEDIEVALES (II)1) El conde LucanorCUENTO VII: Lo que sucedió a una mujer que se llamaba doña Truhana Otra vez estaba hablando el Conde Lucanor con Patronio de esta manera: - Patronio, un hombre me ha propuesto una cosa y también me ha dicho laforma de conseguirla. Os aseguro que tiene tantas ventajas que, si con la ayuda deDios pudiera salir bien, me sería de gran utilidad y provecho, pues los beneficios seligan unos con otros, de tal forma que al final serán muy grandes. Y entonces le contó a Patronio cuanto él sabía. Al oírlo Patronio, contestó alconde: - Señor Conde Lucanor, siempre oí decir que el prudente se atiene a lasrealidades y desdeña las fantasías, pues muchas veces a quienes viven de ellas les sueleocurrir lo que a doña Truhana. El conde le preguntó lo que le había pasado a esta. - Señor conde -dijo Patronio-, había una mujer que se llamaba doña Truhana,que era más pobre que rica, la cual, yendo un día al mercado, llevaba una olla de mielen la cabeza. Mientras iba por el camino, empezó a pensar que vendería la miel y que,con lo que le diesen, compraría una partida de huevos, de los cuales nacerían gallinas,y que luego, con el dinero que le diesen por las gallinas, compraría ovejas, y así fuecomprando y vendiendo, siempre con ganancias, hasta que se vio más rica que ningunade sus vecinas. »Luego pensó que, siendo tan rica, podría casar bien a sus hijos e hijas, y queiría acompañada por la calle de yernos y nueras y, pensó también que todoscomentarían su buena suerte pues había llegado a tener tantos bienes aunque habíanacido muy pobre. »Así, pensando en esto, comenzó a reír con mucha alegría por su buena suertey, riendo, riendo, se dio una palmada en la frente, la olla cayó al suelo y se rompió enmil pedazos. Doña Truhana, cuando vio la olla rota y la miel esparcida por el suelo,empezó a llorar y a lamentarse muy amargamente porque había perdido todas lasriquezas que esperaba obtener de la olla si no se hubiera roto. Así, porque puso toda suconfianza en fantasías, no pudo hacer nada de lo que esperaba y deseaba tanto. »Vos, señor conde, si queréis que lo que os dicen y lo que pensáis sean realidadalgún día, procurad siempre que se trate de cosas razonables y no fantasías oimaginaciones dudosas y vanas. Y cuando quisiereis iniciar algún negocio, noarriesguéis algo muy vuestro, cuya pérdida os pueda ocasionar dolor, por conseguir unprovecho basado tan sólo en la imaginación. Al conde le agradó mucho esto que le contó Patronio, actuó de acuerdo con lahistoria y, así, le fue muy bien. Y como a don Juan le gustó este cuento, lo hizo escribir en este libro y compusoestos versos: En realidades ciertas os podéis confiar, mas de las fantasías os debéis alejar.
  2. 2. Localización El relato que vamos a comentar pertenece a la obra El conde Lucanor,compuesta dentro del periodo de la Edad Media, más concretamente de la alta EdadMedia que se caracterizaba por un sistema feudal, cuya sociedad era estamental yteocéntrica. Esta obra, considerada la obra cumbre de la narrativa en prosa del siglo XIV dela literatura española, está formada por 51 relatos compuestos entre 1330 y 1335 pordon Juan Manuel, noble del siglo XIV. No son relatos originales sino que fueronrecogidos por don Juan Manuel de distintas fuentes (orientales, árabes...)transformándolas posteriormente y traduciéndolas a la lengua romance, que porentonces se encontraba en pleno proceso de formación tras los primeros pasos dados porsu tío Alfonso X. Don Juan Manuel es el primer narrador que utiliza la prosa castellana paraescribir relatos, hasta entonces sólo se empleaba el verso (Cantar de Mío Cid, El Librode Buen Amor...), dotando así al castellano de carácter literario. Además es conscientede ser un autor individual responsable de su obra por lo que cuida que ésta no sufraalteraciones. Se trata del primer texto narrativo escrito en prosa castellana. Los distintosrelatos pertenecen al subgénero del cuento, es decir narraciones breves, con un númeroreducido de personajes y con un argumento sencillo donde el nudo nos llevarápidamente al desenlace. Podemos observar como aparecen los elementos propios deuna narración: narrador, personajes, espacio, tiempo y acción. En cuanto al propósito de la obra es doble. Por un lado tiene una intenciónmoral, advertir de los defectos morales como ya se venía haciendo en otras obras y quese relaciona con el contexto en que se escribe. Por otro, enseñanzas prácticas paraorientar a los nobles de la época cómo conservar la fama, la honra y el patrimonio.Contenido Aunque cada relato trate un tema concreto podríamos considerar como tema dela obra las consejas que recibe el Conde de su consejero Patronio para aprender a actuaren la vida. El tema de este relato es las falsas ilusiones que nos creamos. El relato queestamos comentando trata del consejo que le pide el conde a Patronio sobre un negocioque le han propuesto y que en principio parece ventajoso, Patronio le hace ver que notodo parece lo que es para ello le cuenta el cuento de doña Truhana.Estructura En cuanto a la estructura de los relatos es lineal y, como todos los demás, estáestructurado de la misma manera: 1. Planteamiento del problema: El conde Lucanor pide consejo a Patronio (líneas 1 a 5): un hombre le habla al conde Lucanor acerca de un asunto que sería muy provechoso en muchos aspectos.
  3. 3. 2. Opinión de Patronio: Patronio establece una semejanza entre el caso que plantea el conde y un cuento (líneas 6 a 10): es de inteligentes atenerse a las cosas certeras. 3. Exienplo: Patronio narra el cuento (líneas 11 a 32): lo que le sucedió a doña Truana cuando llevaba la miel al mercado. 4. Conclusión del cuento: (líneas 33 a 34): las ilusiones desmedidas hay que desecharlas. 5. Aplicación: el conde pone en práctica el consejo. El conde pone en práctica lo dicho por Patronio. 6. Moraleja: Don Juan Manuel resume la enseñanza del cuento en dos versos pareados a modo de moraleja (líneas 35 a 38)Forma En cuanto a los elementos de la narración en primer lugar es de destacar que eneste relato tenemos dos narradores: un narrador observador en tercera persona que noscuenta lo que ve y que interviene en pocas ocasiones, para introducir y cerrar el relato(líneas 1, 6, 7, 11 y 33-36). Pero también Patronio actúa como narrador, en este caso setrata de un narrador en tercera persona omnisciente que cuenta la historia de DoñaTruhana (párrafos: parte del 8, 9, 10 y 11). En el relato principal se usa el estilo directoa través del diálogo que mantienen los personajes, Patronio y el Conde, y que ocupa lospárrafos 2, 4 y del 6 al 9; en cambio, en el relato secundario no se oye nunca la voz delos personajes sino que lo que estos piensan o dicen lo sabemos a través del narrador(línea 14: empezó a pensar que vendería la miel...). En cuanto a los personajes, tanto el Conde como Patronio son principales delrelato al igual que doña Truhana del ejemplo de Patronio. Todos son personajes tiposque muestran los rasgos del grupo social al que pertenecen además, son planos ya que secaracterizan por rasgos muy simples. La forma de caracterización de los personajes es indirecta, es decir conocemos alos personajes por como actúan y hablan y no por una descripción que haya hecho elnarrador. Así, el Conde es una persona joven, sin experiencia en la vida que necesita elapoyo constante de su consejero y que está por encima de Patronio lo cual se observapor la forma de dirigirse el conde a Patronio, no usa el vos (línea 2: Patronio, unhombre...) y a lo largo de todo el segundo párrafo en el que muestra su ingenuidad ypide consejo; en cambio, el consejero debe ser mayor y con mucha experiencia en lavida, es un hombre sabio y comedido a la hora de aconsejar al conde al quehumildemente da su opinión y trata con respeto (línea 8: señor conde Lucanor...; línea12: señor conde...). Pasando al espacio y al tiempo en el que se desarrolla la narración, en principiono encontramos datos concretos que nos digan en qué espacio y tiempo se desarrolla lahistoria principal aunque al tratarse de un conde que pide consejo a su consejeropodemos pensar que se trata de la casa del conde (espacio interior) y evidentementedebe estar situada en la Edad Media ya que el texto se compuso en esta época, ademásse debe desarrollar en un sólo día. El cuento que narra Patronio se sitúa en el caminoque lleva al mercado (espacio exterior) donde la protagonista va a vender la mercancía. Para terminar hablaremos de la acción, ésta es lineal ya que las acciones sesuceden de forma ordenada.
  4. 4. En lo referente al estilo, lo primero que destaca es el uso de la forma dialogada,los personajes hablan usando el estilo directo y no a través del narrador. Para ello se usalos guiones que señalan la intervención de cada personaje. Se trata de un texto narrativo por lo que abundan los verbos y, en cuanto a losverbos, observamos el uso del presente (línea 3: aseguro, tiene) para las acciones quetienen lugar en ese momento, el pretérito perfecto compuesto (línea 2: ha propuesto)para las acciones pasadas pero no terminadas y el condicional (línea 3: pudiera) para lasacciones que se consideran hipotéticas, en la intervención del conde; en cambio elconsejero utiliza el pretérito perfecto (línea 7: oí) para las acciones pasadas yterminadas, el presente (línea 7: atiene, línea 8: viven) para las acciones que ocurren enese momento o para hablar de las realidades aceptadas como tales por todos, y paranarrar la historia de doña Truhana emplea el imperfecto (línea 11: había una mujer)para presentar los hechos de su historia y el condicional y presente de subjuntivo (línea15: diesen y compraría) para contarnos los pensamientos de doña Truhana y a lo quedan lugar. El narrador observador externo emplea el pretérito perfecto ya que indicaacciones pasadas y terminadas (línea 6: contó) Encontramos nombres propios como Truhana, Patronio y Lucanor. Además,vemos como para hablar del negocio que le han ofrecido, Lucanor utiliza sustantivosabstractos: línea 3, ventajas; línea 4, utilidad y provecho. Se utiliza un sustantivocomodín: cosa en la línea 2, así como hombre para no especificar de quién se trata; noimporta tanto la cosa como la enseñanza de Patronio. También se emplean sustantivosabstractos para trasmitir esa sensación de que lo propuesto al conde son ilusiones y norealidades (línea 27: fantasías e imaginaciones...) Abundan los sustantivos concretos en la enumeración de los pensamientos quetiene doña Truhana, línea 12-15: miel, huevos, gallinas, ovejas. Llama la atención los pares de sustantivos hijos-hijas, yernos-nueras ya que enningún momento se nos dice que esté casada pero en su imaginación hasta se ve con losmaridos y mujeres de sus hijos (línea 17, 18: podría casar bien a sus hijos e hijas, y queiría acompañada por la calle de yernos y nueras) En cuanto a los adjetivos, destaca el uso de los antónimos rica y pobre, consignificado valorativo, para hacer alusión al nivel de doña Truhana, utilizando así uncircunloquio para decir que pertenece a la clase media (líneas 11 y 12: que era máspobre que rica) Se emplean vocativos en varias ocasiones: línea 2, Patronio; en la línea 8, SeñorConde Lucanor; línea 12, Señor conde... En cuanto a las oraciones, se usan las coordinadas y subordinadas como es máspropio del texto escrito ya que éste es más elaborado (Doña Truhana, cuando vio la ollarota y la miel esparcida por el suelo, empezó a llorar y a lamentarse muy amargamenteporque había perdido todas las riquezas que esperaba obtener de la olla si no sehubiera roto). Si nos detenemos en el aspecto léxico es de destacar los antónimos empleadospara hablar de doña Truhana como ya mencionamos anteriormente (más pobre querica). También interesa la repetición o familia léxica de comprar (párrafo 6), hablandode doña Truhana; así como la de reír (párrafo 8) que antes de descubrirnos que va apasar nos lo podemos imaginar. Es de comentar la mención a Dios con respecto a las ventajas del negocio que leproponen al conde (línea 3: con la ayuda de Dios). Esto tiene que ver con el hecho deque en la Edad Media, tanto la buena como la mala fortuna no sólo eran producto de lalaboriosidad del hombre sino que se pensaba que la voluntad de Dios jugaba un papelbastante importante en la buena o mala consecución de las acciones emprendidas por el
  5. 5. hombre; de ahí que el conde Lucanor, aunque vea claramente que el asunto puede salirbien, ponga sus esperanzas en que la voluntad divina coincida con la voluntad humana. En cuanto a los recursos literarios, el que más destaca es el hipérbaton de la línea1 (Otra vez, estaba hablando..., el complemento aparece delante del verbo y el sujetodetrás del verbo)...; la elipsis abunda a lo largo de todo el texto, línea 3 (Os aseguro quetiene), línea 6 (le contó a Patronio), línea 13 (empezó a pensar que vendería)... Para terminar haremos alusión al pareado que resume la moraleja y que se nosdice que es Don Juan Manuel quien lo ha escrito. Esto es otro rasgo del estilo de DonJuan Manuel que se hace mencionar en su propia obra. El pareado son dos versosalejandrinos, ya que se les suma una sílaba al ser versos agudos, con rima consonante en–ar. Otros rasgos de su estilo es el uso de léxico culto y empleo de recursos literarioscomo el hipérbato, la elipsis, la metáfora, el paralelismo, la hipérbole y la comparación,así como el uso de la sinestesia, el polisíndeton, la exclamación y la paradoja.Conclusión Hemos podido ver un texto típico de la Edad Media, de carácter didáctico, conmentalidad propia de la época y estilo más elaborado que en las obras dirigidas alpueblo.
  6. 6. 2) Coplas de Manrique Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, ques el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar e consumir; allí los ríos caudales, allí los otros medianos e más chicos, allegados, son iguales los que viven por sus manos e los ricos.Localización Las Coplas a la muerte de su padre es una elegía que el poeta del XV, JorgeManrique, compuso tras la muerte de su padre, Rodrigo. Con ella quiso el poeta rendirtributo de admiración a quien había sido su permanente ejemplo en la vida. El primer aspecto destacable es el género del poema. Las Coplas soninequívocamente una elegía a la muerte de Rodrigo, este género tiene largo cultivo en laEdad Media bajo los nombres, principalmente, de planto. En el siglo XV, en cambioempezó a llamársele defunción, consolatoria, triunfo o coronación y sustituyó lastradicionales invitaciones al llanto por las reflexiones sobre la brevedad de la existenciay las exhortaciones para adoptar una actitud espiritual ante la vida. Según la estructura tripartita propuesta por Jorge Salinas, el material poético seorganizó en tres planos sucesivos, de lo general a lo particular. A estas tres partescorresponden las que se denominan “las tres vidas”, o las tres “dimensiones” de la vida:la eterna, la mortal y la de la fama que vive en el recuerdo de la posteridad. Esta coplase inserta en el primer plano, constituido por las 13 primeras estrofas.Contenido Después de introducir el tema del tiempo en la copla II, la copla III está dedicadaal tema de la MUERTE. Manrique recurre al desarrollo alegórico de un tópicometafórico que proviene del Eclesiastés y de Séneca: la vida humana = río. Estametáfora lleva aparejados otros aspectos temáticos relacionados con la visión de lamuerte que tiene el poeta y que parte de la tradición medieval de las Danzas de lamuerte, aunque suavizada: el poder igualitario y el carácter imprevisible e inapelable delmorir.
  7. 7. Estructura En cuanto a la estructura externa (métrica) del poema, hay que decir que ésteestá compuesto por coplas de pie quebrado (pareja de sextillas constituidas a su vez poruna doble serie de dos octosílabos más un tetrasílabo, con rima abc, abc); también se leconoce con el nombre de “coplas manriqueñas”. Hay que señalar que en un momentoliterario en el que la poesía de cancionero opta por el arte mayor y la lengua artificiosa,Manrique elige para su poema elegíaco las formas del arte menor. Aunque se trata deuna forma estrófica ligera, que podría contrastar con la gravedad del tema elegíaco,acaba resultando un cauce fluido y musical muy apto para la expresión y concisión desus argumentos. En cuanto a la estructura interna de la copla, queda marcada por la divisiónestrófica en las dos sextillas: la primera expone la metáfora inicial (el tema) de formamás genérica (expositio): a todos nos consume la muerte y la segunda, la desarrolla(amplificatio).Forma La primera sextilla está dominada por la exposición de la metáfora tópica quesigue el esquema A es B, B es A (vidas = ríos; mar = morir). El tema queda expuesto enforma de sentencia inapelable que queda reforzada por el posesivo que abre la copla:“nuestras”; la primera persona del plural hace que todos quedemos involucrados por laafirmación, el acierto expresivo de la metáfora hace el resto; por eso resultará difícilsustraernos al sentimiento desazonante que provoca el fluir de nuestras existencias haciala muerte. El predominio de estas construcciones de apelación directa al lector es muyhabitual en esta primera parte del poema. Además de involucrar al lector, el uso de las primeras personas del pluralproduce el efecto estilístico de dotar de universalidad a lo que afirma. En los versos siguientes, el poeta inicia el recurso que estructura el resto de laestrofa: el paralelismo y la anáfora que le servirán para amplificar el concepto inicial.Estos recursos están marcados por la repetición del adverbio locativo “allí” que, entodos los casos significa lo mismo: muerte, y esta repetición incide en lo fatal eineludible de este destino. En un primer momento, Manrique prescinde de la metáfora y lo que desemboca“allí” son los “señoríos”, que en la época se referían, tanto a los territoriospertenecientes al señor (noble feudal), como al conjunto de señores o personas dedistinción. Estos, en representación de las capas altas de la sociedad medieval (a la quepertenece el propio autor) acaban en el mar de la muerte. El poeta lo expresa con unrecurso que también será muy habitual: la bimembración, “acabar e consumir” y elencabalgamiento que separa el sintagma en dos partes, quebrándolo. Gracias a los encabalgamientos, el ritmo del poema se vuelve más dinámico y, alser abruptos, se destaca o enfatiza el significado de las palabras encabalgadas. La segunda sextilla continúa con la amplificación del tópico y continúa laestructura iniciada arriba. Directamente se enumeran y ejemplifican metafóricamentelos estamentos sociales a los que abarca la muerte y el verbo se deja para el final y tomaforma de participio
  8. 8. a. allí, los ríos caudalesb. allí, los otros medianos ALLEGADOSc. e más chicos Los tres tipos de ríos aluden metafóricamente, gracias a la adjetivación, a los tresestamentos sociales, y con ello queda introducida la visión democrática e igualatoria dela muerte que las Danzas de la muerte medievales contribuyeron a instaurar, ayudadaspor las guerras, la peste y las otras desgracias que asuelan el XIV y el XV. El participio tiene un carácter aspectual de acción acabada que concuerdaperfectamente con el contenido: el río es agua en movimiento que busca su destino, y,en este caso, la llegada, la meta, es la muerte. Termina la copla con palabras conclusivas que resumen y recalcan la ideaigualitaria de la muerte: “son iguales los que viven por sus manos e los ricos” El poetaha vuelto a usar la bimembración que este caso ha fundido en dos sintagmas todo elabanico estamental. Y, de nuevo, ha vuelto a usar el pie quebrado para encabalgar laestructura sintáctica. La sentenciosidad es la tendencia estilística a condensar el contenido conceptualdel poema en fórmulas expresivas breves. Tras haber expuesto en una serie de versosconsideraciones varias sobre un determinado tema, el poeta resume en sólo dos o tresversos su contenido, de forma, además, que en ocasiones realiza hallazgos expresivosúnicos. Muchas veces, los finales de las coplas con fórmulas sentenciosas que sirven deconclusión.Conclusión De todos los aspectos temáticos de las coplas, el más inserto en la tradición es eltema fundamental que se nos impone desde los versos primeros: el de la muerte, lafugacidad del tiempo y de la fortuna y la consecuente insignificancia de los bienesterrenos en una vida mortal. El tema venía formulado desde el vanitas vanitatum delEclesiastés, y de hecho, es la concepción medular del Cristianismo; puede, pues,encontrárselo glosado bajo todas las formas inimaginables en toda la literatura cristiana,que encuentra en el espíritu religioso de la Edad Media plena aceptación. Aunque el concepto cristiano-medieval de la caducidad de todo lo humano yterrestre parece representar el tema básico de las Coplas, este es un canto sereno,reposado y alentador. La muerte es inevitable, pero puede ser vencida por una vida dehonor y de heroísmo, que no sólo conquista el premio justo en una salvación eterna,sino también una nueva vida terrena, la de la fama.
  9. 9. 3) Romance de la Cava Amores trata Rodrigo, descubierto su cuidado, a la Cava se lo dice, de quien anda enamorado: -Mira Cava, mira Cava, mira Cava que te hablo: darte he yo mi corazón y estaría a tu mandado. La Cava como es discreta, en burlas lo había echado. Respondió muy mesurada y el rostro muy abajado: -Como lo dice tu alteza, debe estar de mí burlando. No me lo mande tu alteza, que perdería gran ditado. Don Rodrigo le responde que conceda en lo rogado: -Que deste reino de España puedes hacer tu mandado. Ella hincada de rodillas, él estala enamorando; sacándole está aradores de las sus jarifes manos. Fuese el rey dormir la siesta; por la Cava había enviado. Cumplió el rey su voluntad, más por fuerza que por grado, por lo cual se perdió España, por aquel tan gran pecado. La malvada de la Cava a su padre lo ha contado; don Julián, que es traidor, con los moros se ha concertado, que destruyesen España por lo haber así injuriado.LOCALIZACIÓN Se trata de un texto literario, concretamente un romance de tema histórico, cuyaforma de elocución es la narración, aunque también aparecen fragmentos dialogados. Esun claro ejemplo de literatura narrativa popular del siglo XV.
  10. 10. CONTENIDO El tema que este romance desarrolla tiene que ver con la pérdida de España antelos musulmanes por los amores de don Rodrigo hacia la Cava. Como resumen de las ideas, se puede decir que Rodrigo declara su amor a laCava, que rechaza ser su amante, a pesar de las promesas del poderoso pretendiente.Este no se resigna, manda que le traigan a la muchacha a la hora de la siesta y la fuerza.La Cava se lo dice a su padre, don Julián, quien, para vengarse, se concierta con losmoros, que invaden España con su ayuda.ESTRUCTURA En lo que concierne al la estructura externa, nos encontramos ante la formaromance, cuya métrica comprobamos en que se trata de una tirada de versos octosílaboscon rima asonante en los pares quedando sueltos los impares. En cuanto a la estructura interna, podríamos dividirlo en tres partes: en laprimera, desde el verso 1 al 24 en los que se trata del diálogo entre don Rodrigo y LaCava por el que aquel le solicita amores a los que ésta se niega. Del 25 al 30 se cuenta elhecho de cómo el rey termina forzándola a mantener relación con él. Del 31 al final, serelata la venganza que acomete el padre con las consecuencias de la misma.FORMA Este romance histórico es un texto literario popular cuya función del lenguajepredominante es la poética, ya que el propósito del emisor es la creación de una obraartística a través del lenguaje. La forma de elocución elegida es la narración, pues se nos cuenta una acción(don Rodrigo viola a la Cava, después de declararle su amor, y en venganza, el padre dela muchacha se concierta con los moros), desarrollada en un tiempo (siglo VIII, duranteunos días), en un espacio (España), por unos personajes (el rey Rodrigo, la Cava y donJulián) y a través de un narrador en 3ª persona omnisciente. Este narrador no esimparcial, sino que opina, por ejemplo cuando al comienzo dice que la Cava es“discreta”, mientras que al final la califica de “malvada”. Los elementos lingüísticos propios de la narración que podemos encontrar aquíson, por ejemplo, verbos en pretérito perfecto simple (“Respondió”, “fuese”, “perdió”);no obstante, este tiempo se alterna sin orden ninguno con el presente (“trata”, “dice”,“anda”, “es”, “responde”…). Este es un rasgo propio de los romances heredado de loscantares de gesta. La narración se mezcla con otra forma de elocución: el diálogo. Es otra de lascaracterísticas propias del Romancero. Casi siempre aparecen los diálogos en estilo
  11. 11. directo, señalados por los rayas, aunque a veces no es así (“Don Rodrigo le respondeque conceda en lo rogado”). Aparecen con verbum dicendi o verbo de lengua opensamiento (verbo introductorio). En este caso se emplea el presente de indicativo(“hablo”, “dice”, “puedes hacer”), propio del diálogo, al igual que el imperativo(“mira”). Es un texto literario como ya hemos advertido y, por tanto, la función dellenguaje que predomina será la función poética, que se hace patente a través del desvíode la norma que se consigue fundamentalmente por el empleo de figuras literarias. Entreellas destacamos las repeticiones (“Mira cava, mira Cava, mira Cava que te hablo”);metonimia (“darte he yo mi corazón”), perífrasis (“cumplió el rey su voluntad/más porfuerza que por grado”). El léxico es claramente connotativo. Aparecen palabras cargadas deconnotaciones positivas hasta el verso 25 (“amores”, “enamorado”, “corazón”,“discreta”, “mesurada”), y negativas a partir de ese mismo verso (“fuerza”, “perdió”,“pecado”, “malvada”, “traidor”, “destruyesen”, “injuriado”). Sin embargo, los adjetivosson escasos, en concordancia con el estilo propio del género, y, en general,especificativos, (“enamorado”, “traidor”), aunque alguno hay explicativo (“La malvadade la Cava”). La sintaxis no es complicada, como corresponde a un texto de estascaracterísticas, dirigido a un público mayoritariamente inculto. Predominan lasoraciones coordinadas (darte he yo mi corazón / y estaría a tu mandado) o yuxtapuestas(Ella hincada de rodillas, / él estala enamorando), sin perjuicio de la aparición dealguna subordinada (No me lo mande tu alteza, / que perdería gran ditado). En estoscasos, el nexo casi único es la conjunción que, la cual adquiere distintos valores derelación lógica entre las proposiciones. La coherencia se consigue a través de los mecanismos de cohesión, entre los queseñalamos especialmente las recurrencias léxicas (“Cava”, “Rodrigo”, “alteza”,“España”…) y semánticas (especialmente las asociaciones pragmáticas o camposasociativos; aquí podemos señalar los términos relacionados con el mundo de lossentimientos, “amores”, “enamorado”, “corazón”, “enamorando”, “voluntad”; tambiénson recurrencias semánticas los antónimos “fuerza”/ “grado”).CONCLUSIÓN En conclusión, hemos podido comprobar la aparición de asuntos, métrica yrecursos estilísticos propios de este género de poesía popular de finales del medievo.
  12. 12. 4) La CelestinaCELESTINA.- Conjúrote, triste Plutón, señor de la profundidad infernal, emperadorde la Corte dañada, capitán soberbio de los condenados ángeles, señor de los sulfúreosfuegos, que los hirvientes étnicos monten manan, gobernador y veedor de los tormentosy atormentadores de las pecadoras ánimas, regidor de las tres Furias, Tesífone,Megera y Aleto , administrador de todas las cosas negras del reino de Estigia y Dite,con todas sus lagunas y sombras infernales, y litigioso Caos, mantenedor de lasvolantes harpías, con toda la otra compañía de espantables y pavorosas hidras. Yo,Celestina, tu más conocía cliéntula, te conjuro por la virtud y fuerza de estas bermejasletras; por la sangre de aquella nocturna ave con que están escritas; por la gravedadde aquestos nombres y signos que en este papel se contienen; por la áspera ponzoña delas víboras de que este aceite fue hecho, con el cual unto este hilado. Vengas sintardanza a obedecer mi voluntad y en ello te envuelvas y con ello estés sin un momentode partir, hasta que Melibea, con aparejada oportunidad que haya, lo compre, y conello de tal manera quede enredada que, cuanto más lo mirare, tanto amas su corazónse ablande a conceder mi petición. Y se le abras, y lastimes del crudo y fuerte amor deCalisto, tanto que, despedida toda honestidad, sé descubra a mí y me galardone mispasos y mensaje. Y este hecho pide, pide y demanda de mí a tu voluntad. Si no lo hacescon presto movimiento, tendrás me por capital enemiga; heriré con luz tus cárcelestristes y oscuras; acusaré con mis ásperas palabras tu horrible nombre. Y otra y otravez te conjuro. Así confiando en mi mucho poder, me parto para allá con mi hilado,donde creo te llevo ya envuelto.LOCALIZACIÓN Estamos ante un fragmento de La Celestina, obra cuya primera edición fuepublicada en 1499. La Celestina inicia la modernidad literaria en España y esconsiderada una de las obras cumbre de la historia de la literatura española y la másimportante sin duda en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento. Gozó unéxito de público extraordinario desde su primera aparición. El autor fue modificando laobra en sucesivas ediciones con modificaciones importantes. La Celestina pertenece a la comedia humanística, siendo ésta cumbre de estegénero característico medieval. Este fragmento pertenece al acto III. Es un monólogo protagonizado porCelestina con la finalidad de que el lector pueda entender la lucha interior de supersonaje.CONTENIDO El tema del fragmento es el momento en el que Celestina, implora a las fuerzas
  13. 13. maléficas en su favor, realizando un conjuro para enamorar a Melibea. El resumen del texto se podría expresar en que Celestina comienza a realizarunos encadenamientos de evocaciones a seres míticos como Plutón (señor de losinfiernos), Tesífone, Megera y Aleta, utilizando un lenguaje astuto y firme, llegandoincluso a amenazar al demonio, si su conjuro no causa efecto sobre Melibea: Si no lohaces con presto movimiento tendrás me por capital enemiga. El único personaje que aparece en la obra es Celestina, una vieja alcahueta quecuando era joven se dedicaba a la prostitución y ahora como es mayor se dedica aayudar a las personas en el tema del amor. Es, sin duda el personaje mejor logrado y a lavez el más complejo de los personajes creados por Rojas. Sobre este personaje se hancargado todos los calificativos imaginables, hasta el demoníaco. Este pasaje apoyaría talcalificación, pero Celestina no es un personaje demoníaco sino humano, en el sentido deque su existencia sólo es posible porque existe una sociedad urbana que de algunamanera la necesita. Celestina es un personaje que vive del vicio y de las bajas pasionesde los demás. Y todo esto lo aprovecha en beneficio propio. Pero sin los vicios ymiserias morales de la ciudad, Celestina no sería posible.ESTRUCTURA En la primera parte del texto Celestina hace un llamamiento a Plutón a través desu nombre (…triste Plutón...) seguido de una serie de adjetivos que muestran lascaracterísticas de éste (... señor de la profundidad infernal...). En la segunda parte del texto Celestina realiza el conjuro con un estiloimponente de la invocación, con falta de vocablos crueles y misteriosos propios de losauténticos encantamientos. En la tercera parte del texto se manifiesta la súplica de Celestina para queMelibea compre el hilado y con ello de tal manera quede enredado. (...cuanto más lomirare tanto más su corazón se ablande al conceder mi petición...). En la cuarta y última parte, el demonio es amenazado por Celestina si no secumple su conjuro: (...si no lo haces con presto movimiento, tendrásme como capitalenemiga...; ...heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras...).FORMA La obra muestra al lector una esmerada mezcla de estilo natural, sencillo y claro,por un lado; y esmerado y culto, por otro. Es éste último el que vemos predominar en elfragmento usando recursos retóricos como la metáforas (Señor de la profundidadinterna; heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras); enumeración retórica (tristePlutón, señor de la profundidad infernal, emperador de la Corte dañada, capitánsoberbio de los condenados ángeles, señor de los sulfúreos fuegos); anáfora (por lavirtud......por la sangre... ...por la gravedad... ...por la áspera...)… Por otro lado, hay presencia de alusiones cultas a personajes (Tesífone, Megera yAleto) y seres mitológicos de la Antigüedad (harpías, hidras). El lenguaje es de una extraordinaria riqueza, sobresaliendo la función estética delos adjetivos (triste Plutón, profundidad infernal, capitán soberbio, condenados
  14. 14. ángeles, sulfúreos fuegos, espantables y pavorosas hidras) y el registro culto depalabras como sulfúreos, étnicos, litigioso… En general, el lenguaje que utiliza en el citado texto es astuto, engañoso ydesafiante: Si no lo haces con presto movimiento, tendrás me por capital enemiga;heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras; acusaré con mis ásperas palabras tuhorrible nombre.CONCLUSIÓN De todos los aspectos de la obra de Fernando de Rojas, hemos visto en estetexto, en cuanto al contenido, al personaje de Celestina en su faceta diabólica y, en lorelativo a la forma, el empleo del lenguaje culto, uno de los característicos del estilo dela obra.

×