Successfully reported this slideshow.
RSE: ¿cirugía o maquillaje? por Javier VillalbaFebrero 2011: dir&ge                         Javier Villalba - Con la inver...
las demás decisiones podrán inferirse y tendrán un eje al que referirse. Es entoncescuando la empresa puede decir que está...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Administracion responsable

638 views

Published on

Hay una diferencia esencial entre la administración responsable y el coleccionismo de acciones de responsabilidad social.

Published in: Business, Economy & Finance
  • Be the first to like this

Administracion responsable

  1. 1. RSE: ¿cirugía o maquillaje? por Javier VillalbaFebrero 2011: dir&ge Javier Villalba - Con la inversión de valores que preside la sociedad, cabe preguntarse para qué nadar contra corriente o, si usted me apura, y en aras de una exitosa gestión empresarial, para qué embarcarse en las procelosas aguas de la responsabilidad social, si tenemos a mano operaciones de maquillaje que permiten administrar sin freno ni cortapisas, guardar las apariencias y además obtener pingües beneficios. Si usted me apura, tal vez quien se lo pregunte ni se encuentre entre las 35 ni tan siquiera entre las cotizadas, que alguna sujeción tienen. Si aún quiere que vaya más allá, quizá quien se lo pregunte esté más cerca del entorno PYME.Una gestión responsable demanda, imperativamente, un paradigma al quereferirse, un marco de actuación –consistente- susceptible de iluminar decisiones,un planteamiento del que partir y, a partir del cual, regenerarse en cada acto porminúsculo o individual que éste sea.Pero no suele establecerse así, sino al contrario, picoteando de aquí y de acullá ysin llegar a cubrir aguas; es decir, justo como no hay que hacerlo. Intentaréexplicarme.Establecer un paradigma de responsabilidad exige reflexión es una acción deequipo, colegiada, y supone auditar la cultura, requiere identificar valores enacción, definir estilos; significa registrar incidentes críticos en los que semanifiestan valores o contravalores. Resulta necesario hacer una relación dehechos de empresa, analizar el significado de los comportamientos, revisarpolíticas, determinar concomitancias e inconsistencias, contrastar actos ydeclaraciones, conocer su grado de coherencia o incoherencia, hay que cotejar lopretendido con lo manifestado. Se necesita relacionar valores de empresa yatributos de la marca, compararlos, y, entre otra suerte de análisis de situaciones,se impone también realizar un estudio de contenidos, comparar la agenda deactualidad con los propósitos que se albergan, establecer la correspondencia entrelas microrrealidades y las declaraciones, comparar lo tácito con lo explícito,identificar signos, símbolos y significados. Se impone revisar normas, códigos yprocesos, o la manera de hacer las cosas, el día a día, la puesta en escena del entecuya identidad se quiere dotar de compromiso responsable.Y hay que empezar a tomar decisiones, partiendo de dónde se está y de lo que sees y sabiendo a dónde se quiere llegar y cómo se pretende ser percibido.La primera de las decisiones exige centrar el posicionamiento de la empresa,idearlo, considerando la actividad, el contexto, los mercados, la clientela, todas susrelaciones, su viabilidad o su plan estratégico y empezar a sacar conclusiones parafijarlo, lo que responde a la pregunta de cómo se va a estar donde se quiere estar.El paso siguiente no es otro que empezar a formularse preguntas y tener el arte deencontrar la respuesta idónea para cada interrogante; de ahí va surgiendo, y conello se construye, el propio modelo RSE. El resto será mucho más fácil, pues todas
  2. 2. las demás decisiones podrán inferirse y tendrán un eje al que referirse. Es entoncescuando la empresa puede decir que está centrada.Hay una diferencia esencial entre la administración responsable y el coleccionismode acciones de responsabilidad social: la primera orienta la acción y creareputación; lo segundo puede hacernos incurrir en riesgo reputacional.Reposicionarse responsablemente ni es cuestión inmediata ni trivial, significa estarverdaderamente dispuestos a afrontar un proceso quirúrgico que nada tiene quever con una operación de estética. No estar dispuestos a afrontar el diagnóstico,desaconseja someterse al proceso de cura, que pretende regenerar valores, paratener opción de participar en la construcción de un futuro más digno y mejor,sostenible.© jvillalbahttp://jvillalba.wordpress.com/--Publicado en: dir&ge--

×