Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La génesis de un pintor aragonés. Enrique Trullenque

1,374 views

Published on

Artículo de investigación sobre el pintor alcañizano y animador cultural Enrique Trullenque Gracia. Se puede considerar un modelo de autodidactismo, y su obra evolucionó desde la figuración, a la abstracción, para quedar definitivamente en un estilo neofigurativo.
También fue asesor cultural del Museo de Teruel, promoviendo diferentes exposiciones sobre el surrealismo

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La génesis de un pintor aragonés. Enrique Trullenque

  1. 1. LA GÉNESIS DE TIN PINTOR ARAGONÉS. ENRIQUE DE TRULLENQUE POR JUAN JosE BATRAoAN V!-LAGRASA Sepaxata de STVDIVM Geografía.Historia. A¡te. Filosofía ColegioUnivenitado de Teruel 1993 5
  2. 2. LA GENESIS UN PINTORARAGONÉS. DE ENRIQUETRULLENQUE Juan José BaRRAGÁN VrLLAcMsa* Dedic.t¿o a sus pa&es Marlarita j Ramón, sin bf cuales hor, ptobübl?mentp, no conoceríamos kt obra ¿e este aftista.Resumen Nuestro propósiio er trarar el caso de un a ist¿ (pintor) arsgonés,EnriqueTrullenque Oracia(Alcañiz, l95l,l99o), como posiblemodelo de aurodid;o-lismo,tendencia bogaentreIos artistas en contemporáneos, adcmds lás cir- de quecunstancia$ lc llevaron desanolla.r ¿ctividad ¿ su desde una pequeña ciudadAragones4,Alcañiz,dondeno existeun ambiente cuhuratapropiado, hechoquelogró su!€raradelsntá¡dose configu¡ando caminohoy día habitual. que y un ypuedeabrir nuevas vfas en el progreso aftlslico.Abs¿ract Our main aim is to studyrhe circunstancesarround Aragoncse an (Spanish) .¿¡tist,BnriqucTrullenque cracia (Alcañiz,l95t-1990) as a posiblemodel ofseltlaughlperson, lendency fashionbelween a on mooem¡Írsts. * Lioe¡ci¡do en Filosoti¡ y terraspor lá U¡iversidad .lc Zdrrgoza. Recibido e¡ mvienb@ destulim ce,qrn Hú¡tu, artr¡it¡rr% r.5, (1s¡)3), 115.165 p. I45
  3. 3. T-LAGRASA BARRAGÁN ruAN JOSÉ tha¡ made him to we would also like to do researchi¡to the conditions city Alcañ¡z wheredevelopeh¡ production from a small Aragonesepara¿oiicaly lhere is not a cultural atmospherea fact he overcame is a rcalitv and He a¡ticipated and shapedthis new tendencvthan nowedayswould open up new wals in lhe arislic progressionIntroducción es¡¡diantes A menudo rccuerdo con agradoa un puñado de entusiasmados "",árza.lo-sen prolífi;as conversacionescon el plofesoÍ ded"l ;;; ;;¿ ñ;, cuanooft¡úria del ,q¡te del Colegio Udversit¡rio de Teruel Emesto Arce de Teruel"i.ii¡i".". "* g"r" """ dJtantus exposiciones MuseoProvincial del de lade ese arte actual, llámese como se quiera, pertefleciete al momentohistoria que nos ha tocado vivir cambiode informa_ Los temasiban y verlan aleunosa otK)sen un constante nos im- "ó";u,ü;;il i.t,"", cortos entonc"", de nuest¡osconocimienlos "" ".untos de nuestrointerés, propósito que deseover reali- iiji^" -"ri"arr" zado en el Presente artlculo. de un afsta A co¡tinuación estudiarcmos casoparticularde los comienzos el nalal y ettrc los años ,rrol"i.", s-iq"" T.oll"tque Gmciaqüedesde Alcalz su issr v r9q0,iuvo el acieno de dedicar vida a Ia pintura su inicial d€.suv¡d¿ Por eslomrsmo,anali¿aremos primerlugarel Perfodo en con todo aquelloque retleJo luego€n uue en mi opinión.henemucharelación y arueque ""iJ "rJro..int"n*ao establecer más tarde Ia dinámica entre vida ü"ü;; ;;;;;; un pues¡o entrelos arislas ¡rasoneses emPoráneos co y pocomásde un año se le rindió un sjncero merecido homenaje cuando h¿ce Ten¡el ."._r"" ""oJti"i¿n antológica el Museohovinciál de en es tanloIa O"Ueq,:eau. cto.o.parafinalizarqueel objetivode esteestudio clrcúnsancias su rayecroria de vilal sénesis Dersonal anislacomo aquellas d€l explica$ea travésde sus comienzos Asf la €slruclum i-""r.i¡i" "* Duedan i.i,.-i" uJ.l, ái"¿i+..,i dosparesuna primeraDela inoccncia realismo- al "De la ab$tracción a -la ;;;;"i;;"t su obra hastal9?2 v una segunda añoen quecomlenza-su abstracta etapa harta fin el ;ñ;i,;;;;i"itÁ de susdlas p t46 stúm, ctostúú, ¡!¡tüia. Atu nhrllu T. 5 (1993) 145165
  4. 4. LA GÉNESIS DE UN PINTOR ARACONÉS 1. De la inocenciaal r€a¡ismo Esteperíodocor¡espondclos veintiúnp¡imcros a añosde su vida en los quc - l¡agua,upersonJliJrdrra,ladJda tuegú uc lreacione. ¿ l.l. Su infancia Dura. ciefanent€.Nació en Alcañiz (Teruel)en l95t en el senode unafa¡nilia activadentrode la pequeñ¿ i¡dustrialocal,de una de tanraspcqueñascjudades perdidas la amplitud la tumultuosa €n de gcograüahispana. jnfaDcia Sufue nonnalhasLa seisaños,agravándose los inesperadameDreaque[osaños endifícilespor un desrinocal¡mitosoquc le llevó ¿ conrrac. la..pot:omieliris,,r.Estalenible enfeÍnedad parxlizósu vid¿ e¡r un parénresis se ce.ró aas un quepenoso largo r.aramiento Barcebna2, I.r pérdid¡parcial¡lc tasarticüt.r- y en concionesen ambaspiemas, si€ndod€ ellas la más dañ¡dala dcrecha, tastreque!¿gó con él durarrte restode su exislcncia el Un dxkr nos inreresa aquí de modo especiat. su trrga conlatccencia En acausade sus dolencirsadquiriól¿ costunrbre. atentada sus mayores, por de¡,rndar dibujos p€riódicrnrcnte su abucb. al quc profes¡rba n mucho amortoüandocontaba diez .rñosde €d.rd.La crus.rparcccevidentc: una tbrma decomonicación sus seresqueridos a h vez un pasati€mpo, con y rcrlizados enforma gráfica,es decir,dibujos,y^ que su cort.¡ed.rdno lc permiría cscribirca!¡as,como hubierahechoprobablemenlc ser aduho.No obstanrc, de aunquetodoshrcemos dibujosde niños,paraél pudorcsuttaruna rctividadinte.esanledenrro unascircunsrancias tavorabtes sLr dc nad¿ para propiodesarrollo int¡ntil. una vcz repüeslo, junto con un molesto¿p¡fatocondnüó vida,al tiempo suquerecibía prep¡ruci¿)n su ¡cadémica et cot€gio bs padrcs tasEscueias en de dePíasde Alcañiz.Aqllí cncontramor rasgoque nosdefinedc modoespcci¡rl orrosu personalidad. un muchacho una vivcza y humanidad Era de tuera de locomún, hecho que l€ llevó a ganarsepronro ¡fecroy esti¡na todos.hacién_ el de L Tnnbiú ll¡m&la "p¡¡lisis infamit . cnusad¡ ñ¡ u¡! t.si(rn en ta subsLanci¿ de t¡ gris 2. cón uft du¡&il,n áproxinúda vein¡e de ñeses.tld¡tu cblqtn Hird¡!.tu. Fk:¿¡¡ r.5. (Leer),p. r45 ró5 147
  5. 5. JUAN JOSÉ BARRAGAN ILI,AGRASAdose müy popular3,pesea sustrabasfísicas, que llenaronde soledadlos pdme-ros años tras su enfemedad. Inteligente, abierto a los demás,comunicaiivo. muchascualidades positivasexceptouna, imperdonablemente febelde,en estecaso,con el sistemaeducativotan lgido que hubo de sopo¡tar,no sin numerosos problemas,segin cuentanconnostalgia sus Pr¡dres4.1.2. Inlci¡ción de su ¡ctividad artlstica "Desde ieúlt¿. dr:.lc qte era un kiño h¿ teni¿o inftra Por la Pintutu" ,solla decir el afiist¿. Sin embárgoera ya un ¡¡dolescente cua¡do decidió intent¿r,de form¡r oonsciente, aventuradel arte. Es un detalle más par¿justifica¡ el laacusado autodidactismo profesóa lo largo de toda su actividad a¡tlsticá,que qrepuede resullar importánte al unirlo a las circunstancias siÍglla¡es en que tantomó tal decisión: vivla en üná pequeñ¿ciudad vacía de un ambie¡te cultur¿lapropiado,donde únic¿mente surgíanalgunasindividualidad$ con una acusadafalta de comunicacióncon otros ámbitos culturales.Un ejemplo contrapuesto Ioencontramos la¡ sólo cien kilómetros distancia, un¡¡ciudád a de en populosacomoZaragoza. dondelos artisLas en pü¿ solfanagruParse sui comien¿os enn-quecers€cultumlmeniey cobrar mayor fuer7¡s 3 Un buenej€nplo dc olo lo .¡co¡tÉños on su vidr ult€nor, cümdo aprov4h&r mNos Pococonu¡es D!!! h cxDFsión dcl uíe en l9?8. no actu¡lm€nc. como I! d.¡no6leión dc l¡ d$inL¿gra_ción de u;! p¡ntuu absr¡o|A un ¿r, a1cúi4no, ñ8ún OARCIA BANDRÉS,LJ,Notici!¡io enL¡ Drimch itindante El !r¿ con@ptueld. T¡ullenquc", ltt¿¡do d. Amgó¡ 11918,15 ¿ncñ): Tambiéne¡conLnños una bucM jultiliceión do su PosreiiotPoPülüiüd en el tcxto d. MICO-LAU ADELL, I.r., "Los rños d. E¡úque , en Eñthue Tnthnque Pinturur t972"l9A Mtúid.Mu6oodc T.¡uel, 1992,pp. 147{48. 4, C¡dn p&1e de lu intmac¡ún que ¿p¡Éce en Btas pógrnasPÉccd. de sus pldrcs Ruóiy Mdgdit¡, su Ll¡ Enr¡quct6,acf coho de su v¡uda, Ú$ula Pc¡¡ics, quioes gontilncn¡e É hÚotrcido en lodo momc¡to pu cu¡¡quid nc¡cstú d. ni llbot, Por ¡o c@l les dobo since¡¡ graiNdasÍ cono lo ded¡cació¡del pc$e¡rc erudio a to5 p.ir€os, a quicne! ñe unc un vlnoulo fd¡!¡ú. 5. Alsuros ejcnplos con@idospor los in¡c¡¡do5en e¡ nu¡do del ule z¡úgozúo son Foña,Azuda4o y el Co¡eclivo 9lásl¡co de zü¡8o4, quc bi4 Podfíd sNü de ñodelo p@ el cdo qu.pmpononosrAZPEITIA, A,, "Eu¡que Ttullenque 4 el co¡lcrlo d€ ¡d vdgu¡rdia @go@sa" S"¡iuuetll¿naue. Pi urat, 1972"1990, Museode Tcocl, Msdnd, 1992,p. 36 148 Stdi@, C.oft4tu l|¡¡tu¡a ¡r?, ¡ilotl¿, T. 5, (lq$), P l45ló5
  6. 6. I-A GÉ¡.IESiSDE UN PÍ..NOR ARAGONÉS Por otro lado debemos sopesarcomo inesrimableayudatoalas morivacio las nes que pudier¿nsurgir en su inmediaroalrededor,como et ámbirofamitia¡. oúe le esrimul¿ron concenrúe en um adividrd lan concreta tan temBraru ¿ r edad. Por oJen cronoldgrco conocemos rrr. lod¿re a5 ¡netudjbte.. m¡" anuzua l-a conesponde un Frsondjecaratan a casinovererco. hombre un que !ivió a caba_ llo enre Ios siglos )(I y XX, namadoDamián Cors, ¿nrepasado tos Trrlen_ de que, qrc tras se ir como jesuita y s¿lir de la orden úás rarde.ras su esrancia en América donde hizo fotruna, cü su vuclta a la m¿ahe pat¡ia naufrueó en u¡ bano merlanle.pere.iendo et F:igicosuceso de¡;o ta herencia su en ) de recuerdopl¡smado en una de su ob¡tu!,de rema ¡eligioso. que püdo nadar por las eslanciasfamiliar€s hasta alcarlzarle7_ T¡mbién le influyó su tío Jaime Trultenque,aficionado ¿ la realizacióndeliguritas de papel.un arte simitar a la papiroflexia,con creacio¡res hnto en fonnade siluetas comofigurasexenras, aficiónque practicaba tactoy asiduid¿ds. conL¡ inlluencia estecasoes muchomásclaray directa, queconocemos en ya porE¡riqueta que Trüllenque comenzó ayudando su tío Jaime, ¿ D¡radesDués int;_lar rmilülo. aunque parecer. tlenarte al sin como lo hanh mZstardetr oi¡rura. 6, Dos ddtosnos proporcio¡¡ BONET, J.M,, ..El nudo desdc Atc^ñi,:., . . Ehique ,ttult¿n-qtuc PintuMs, 1972-1990,MoAti.l, Musco de T.rucl. 1992,p, 15,cn su rcxLo,quc trc cetdo oponunono incluircomo prccqlents p¡áel ini.io de !u acrividad picróic! por lo ¡igujentcrsibi€n cjefto csque su p¡d¡c toclb¡ por equcl fitonccs ei violt¡ é¡re s.rfd un d¡ro { €ier en cucnl¿ si Etuiqü€hub¡oi sido Dúsicoy ¡o p¡mo¡.Lo sguñrlo cs c¡ dao sobrcEnnqrctaTruIe¡quc, que si.nlorgu¿hcotcciéno,dcbeEmoc oblidrlo ya quc cs ella nrhm¡ (¡uicoreuonocque comcnzO pintar o qucdcspués ó1,e inclusoálcnt¿da Ns pdtdttru! oicñFto por y No obs6¡re,sl dcbenos adnrilnquc los T¡u¡tenquc consri¡uyco fd¡iti! con g¡d ¡nctin¡ció¡ un! . 7. Und n¡gnfica Eprescnúción Slgudo CoidT¡D, un ólco Iech&lod dct cn t902, ú¡ico 8- En la lámirs 2 ap@idos ua dd sus situct¡s @prcscnrhdo un pulo dc td Semu¡s Ser!Alcañizan¡ ll¿nado"El d.sndiñienió, rarbién lñ lrn. 3 s obú ñy¡, Eprcsenr¡ndoorú p{so dc ¡a misma Senü{ Santn,en $tc c4o,el llañldo d€ "La bureta", a !úvé! dc ¡gunr¡s dc n¡rret c¡ü¡rs. Debo anñdirque ambñ obns dc Jaine Trultcnqu€na¡ sido lonadas de dos fotog¡¿fla! etiguls,ya que ha s¡doinp$ibh recuponrlo$ o.iginlles, paradero o1 derconocido,comohub¡cs sidodcsttliut, c.itt4llu, flt¡¡¿ti¡ Atu, tit6oj1d, T 5, (1993), p. t45,1ó5 t49
  7. 7. ¡UAN JOSE BARRAGAN ILT,ACR¡SA Pero creemosqúe Ia cücunstarciailefinitiva que le impulsó al mundo pictó-rico fi€ Ia presencia los círculosfamifares de un segoviano, en Ca¡losBarragtu,que legó de tieÍar alejadar ejerciendosu profesión, pe¡ito ae¡ícola, cono sellamabaentonces, que tr¿dujo su añejaa{ició¡ al dibüjo á plumila en cuadros ypintadosal óleo, de €stilo realist¿y sobrio, muy castellam, erl los que plasmabapaisajeso escenasde tauromaquiae, l¿s cuales aprendió la técnica al óleo denüestroanista Trullenquelo. Con todo muchos fueron los que le vieron alrdulearlt de un rincón a otroarmado de sus trastos de pinto¡, lie¡zo, c¿ballete,pintura, pin€eles, su gmnsensibilidoddesdela inlancia para apreciaresosdetallesque adomanla vida y,una ilusión td¡ a¡rolladom,que logró evoluciona¡en su técnicay eslilo realistashasta el punto de proporcionamosla capacidadde discernir álguno de estosmomenxosl2. Afo¡tunadamente co¡ocemosel primer cuadroque pintó, ¿l óleo y sobreunapeqüeñat¡bla, práctica habitual en los artistas ¿lcañizanos la épocaaote 1a dedificultad de conseguir lienzos. Lo pintó en 1964¡3,en et desván de Ia casafamiliar, $iendo la primem en conocer el hecho su tía Effiqueta, actüalmenteafista en activo, ya que su viviendaem la primeraal descender la cilada pafe dedel edificio, Asl conocemosque se inicia en el realismo, donde se distinguenal menos tles fases: inicialcon t¡azos I¿ y inseguros un resultado pocohomogé-neor4; una segundaque llamarcmosfase de prueb& donde la técnica poseeunnivel apropiadopero un estilo que no se ajusta a los gustos del a¡tistarsty la lO. BARMOAN BBRMEJO, C.¡,a or.! lmblea dc Eühu.. Su calidadpicólica y sudiñensióñ (1975, humo¡¡",.4¿¿¡dad 28 @tubE). ¡2, L¡ gnr *nsibilid¡d en su person¡¡irhd inf¡ntil, cu¡¡iüd chve p¿r¡ su posténor condiciónrlo añúlo I! ercontraños bien reflejud¿ CASmO, A., "EnnqueTtul¡enqu.r ñenoria y cl ci I!sig o",6¡t Enríqu¿ Trullenqu¿. Pintwat, 1972-1990, p. Mn&i¿, Müse dsIdu€I, 1992, ¡32. y 13,tdn,6. Es rleuñ tan¡ñoruy ¡€ducido aunque conoceños ltulo cors¡ste ü¡ ¡o su cnvbta dcl lo CuadaloF, co¡dcrmontcuo pcquelosaltodc ¿guó¡ comohcnoscomprcb¡do, quc 6evc d.sdccl dcsván dondc pinló.L¡ l¡m es E. TRULLENQUE, bjo,! conúa calisnfra lo únuy i@gulü prcpiad. un adolsceffcde $ccea6osdc .d6d. 15.Lás. t0.150 studtu,cqrÚo, nttu¡k ^tu F tor.fo, |. s, (tqgt), p. tas-t6s
  8. 8. LA GÉNEsIs uN PINToR DE ARAcoNÉs tercerafase,que es cu¿¡do llega a la cúspidede su etap¿reatisla,con realizacio_ ¡es que sorprenden por su brrengusto y Lécnica16. De las Ees fasesciradasno olrecemosuna cronotogíapareja,dado fa insat_ vable dificuhad, en muchoscasos!de conocercon precisión ta fecha de realiza_ ción de las obras.Sí que podemosatumar que la evolución es progresivacrono_ lógicamcnre. como se puedeapecrdr tas tigur¿¡seisa once. en Todae estas obras de su etapa realist¿ las pintó en su primer estudio, siroen la casallamilia., excepoión lasprimeras el desván, unamotivación a de en poreco¡ómico-lógico funcional7. Nos resta de esta e¡apahacer notar üna especialcircunst¿ncia su estilo. enya quededesu" inicios urili/dmucho cotorá/ut ¡, en su! visione! los el depaisajes¡lcañizanos y baioaragoDeses, p€rdersea pasosagiga¡tadoshacia ptfálos nños madufosde su obr¿, desde1972 en adelá¡te, hastalo que llamaremos"La cuarhr fnseazul" a partir de 1986,en que lo retomale.1.3. El inicio de la neoffgursción Al superal et¿pa su realistaentrade lleno en I¡s conientes Dictóricas ouecomienzrn surgircn su enromo a culruralmásrnmedi¡to. Bajo Aragón.,iem- elpre muy ligadoa Zaragoza, Peroacusa tal modo su autodidactismo no de quepodemoi p¿ralelos enconrrtrr entresu estrlo el dc otrosarrisras su geneiación y decomoBroto,asociando c¿soal qucfue su padrino todolo referente arte, su en alPabloSerrano, granesculbrde Crivillén,que$ufrlalos mismos cl síntomasquesu pintor apadrin¡do, mls. estamo$ condioiones asegurar las cir_ Es en de que I 6. L¡ms, 9 y I I , dondc s¿ ¡precia quc t¡ récnicr csr{ des{ro¡lddr, pc¡o llnando l¡¡ útr¡na enest¡ro per$onalidad ! prcpios. (le 17. E&nómi.r a¡ serp@piedad suspadros; tóEica no le¡q le suficie¡re !l @peruüió¡como .pioto¡ turu indepc.dizorseilunc¡ondl at ¡esul¡arlecónrodo y púc¡ico cl ¡ugu, puc;o que dsdc sumisnn habit&iónh¡r¡ su esrldioapenrs med¡ú unosDcles de e¡ca¡elas. 18. ÁZPEITIA,A., ¿,),.ir., 34. 19, ve¡ ¡Pdnado 2.2.1.s¡rim. c,tNt¿fo, Ek¡arit Alt, tit6"ft r,5, (t9e3),p, 145¡65 151
  9. 9. JUAN IOSE BARRACAI VILIACRASAcunstancias su foÍnación arrística,marcadas de por el acusadoautodidactismo,¡egin4na lo largo de toda su ob¡ar. Sus contactoshacia 1970, aio qr¡e nos ma¡cael inicio de su estilo nelrJqg¡r-¡.cl¡¡,o,llevan el nombrede "El Casetón"2t, grupo de jóvenesartistasdel Bajo irnAmgón con los que Fobablementepudo ennqüecersusperspectivas, aünquenosabemos fue la influencia de esxegrupo la c¡us¿ de su cambio a un estilo qu9 siya no abandonaría toda su producciónposterior22. er Angel Azpeitia nos explicaestecaúbio de estilo á1manGnerse acordecon los cambiosideológicospmdr¡-cidosen las sociedades eu¡opeas Ia década los 708. de de2. De ls abstr¡cció¡r a la eternid¡d No entraremos lleno en este pelodo de su vida, sin duda el más signifi- decativo, ya que no es el propósitopri¡rcipal de esteesrudio.Sin emba¡gonos selatitil conocer aquellosdetallesque pueda¡ hacerreferenciadirecta al pefodo deformación de nuestro artista, que en realidad resultó inacabadopuesto que noterminóhasrael últiño susoirode su existencia, Solamentediremos que comenzó a desarrollar un estilo ¿bctractol desde1972y que a pa.rtirde estemomentola evolución de ru obra fue menor, si biencomienzaIa difi¡sión nacional e intemacional,llegando con ello a su momeniode ñayor esplendor, m. Siguió slgurc! corc.pto! ¡rthticd dcl ceulto¡ per¡ no hEy intluñci4 ñuruas d su obra,R p.sd d. Bu gr¡n mtutad. Esta w¡clcfsticr corclpond.la ¡l fueft a¡bdidel¡smo prcscnrcdlos pinloFs de su geñeración,segln MORENO, M,A,, "Acab! dc expond cn cl M!B@ d. T.ru.l.El Lnsu¡je dcl color o Ennque Tullqque", E/.D1¿(198?.15 diciembÉ). 21. ORDÓÑBZ IBRNANDEZ , R Ciar añd da pintwa .n ALañiz I t tt89J9u9), Atc6Áiz.t989,P. 60, 22, Ange¡ Azpeitia, cdtico a¡tfstico del Hc¡áldo dc AisEó¡, d.ñ¡e el eltlo de Trullenquecomo¡@t¡guntivo,p.¡o muy pó¡ino cn @aione! ¡ l¡ ¡blr¡lcción,A7,PEITIA., ^,..tt. cit,,35, Lár ,12. 23, Bl cmbio lf¡ dc lo ienáti@ c ideológico ¡ lo rús plú$tico scgún AZPEITIA, 4,, ¿p. c¡1,, coño un pinto¡ absmcto con Ff@lci¡ 24. MORENO. M.A. .p. .i¡. Lo conceptúa ¡ la reolidad.t ¡n. 13.t52 flxAlM,Caagdh, ¡tutk, tla fidor6r, T, 5, (1991), 145¡65 r.
  10. 10. LA cÉNEsIs IN PINIoRARAcoNÉs DE 2,1. Rasgosde su personalidad ret¡cionadoscon su infancia Era un sermuy activo, con unagrani¡qüierudintetectu¿I, sobre ¡odorelacio nadaco¡ el mundodel aúe y su pa¡dcular nrundoatcañizano. fue .Tanbién müy amigable pu€sansi¿ba sólidosapoyos e¡tre susmútrjptes amftacles, para podcr canatjzar el enolme flujo de actividad para el cuai la naturaleza habíaproporcjonado menrelúcida,acompaüa;a una fútil ]e una de Ésro ) orro, derath,s rcflqjdncn et ingente re núme,ode obr.b reJli¿ada, un unrqamu) .(lro. d,,nde (núd ,u propi!con(cpcion arre. t,rmbién Jel jrct¿in. Jr^e en púbuco dqueos ,tuedefcn(lian rn.piracron. de ta conrr"ponicnao ta s¡ya.el tr¿bajo esiuerzo y cont¡ruocomoorigendc su pinceiada buina,curiosa concepcron un¿peñonabohemia su pensamienrofo¡¡nade vida, qu€ en en y 10 a su vez nos lleva a u[ puntofund¡mental paraentender trayectoria su artístic¡t: supoconservar In inmndurez de adolescenre inconfo¡nisnoque te tentab¿ cl a descubrir nuevas formas expresión de anística, peroquea un tiempoimposibilirá que su obrnlogras€ unt r.ayectoriacl¡tray homogénea.alrernando estiloscot¡to elneofi¿urrilo) rbstrnrorJe rhr en prre lJ, d i.utude:de lo, críuco paja dLrrnrr estjlol inclur, u c rompienao dinámrc: tan:ugerLnrer sus¿rprecia_ p¡r dos resultados como su producoión entrelos años77 al 8l y 83 al 8i, que constituJen momenros ]os álgidosde lodo su trabaiopiclóricois. 2.2. Otros aspectos I¿ evoluciónde su oora de2.2.1. Eltilíttíca SLr(comienr... son re:lr.n¿r,. luegop¿sar l..L par I neofisurición pocomás y ,iroerrnte lJ ub,rrrcción. ü de:Jc l9?2. com(r hfmos rt,to, con ál¡emlncia yJentrcambos estilos,Perolo quenosinteresauquícs lo qu€ ll¡ntaremos estilo el : *:,"-""::.,1* .n -. b &rNJ re .u u,n.F^ 1.rn,,r¡¡._ {, .ha ¿ptuc(e-- .ll B E R C 1 A . " It | ! n n o d c t J i f x ! . n . . . . o f t - r e r , J ú . , i . V O S ¡ E O . If 1¿ .. t L.,,tlaro 4uc tu 4ncreJó Jñbd rr: Eñtl,tu¿ hhruu,. pi4!,r.¿,, ¡,-2.Fq,. V.d,rd. V$co drTeru.l, 1992,pp. 130 y t49 Éspctivmere.tt1ütn. c!)Nrntn, H¡tú¡t ^ú¿ ]:¡to:at¿,r. 5, (leet. p. 145 lris 153
  11. 11. ruAN JOSÉ BAIRAGÁNVILLACRASAde "La cuartafase azul¿6.Se i¡iciala en 1986 y Dosi¡teresa porque¿lentrodela altemanciade los estilos neoñgurativoy abstractohay un rasgo comjn quenos sirve pam difercnciaflo: repentinamente apa¡eceel color azul de nuevo ensuscomposiciorcs,como ya hicjera en susañosiDiciales,vmia¡do drásticamentela estéti€ade suscreaciones da¡do lugar con ello al segúdo momeúo álgido yde su obra, el comprendidoentre los aiios 1983 y 1987, donde también ga¡atcrreno el simbolismoque encierransuspinturas,referentea repÍesentaciones de "Pasaremos nocheen el b¿rco Iasol, luna e inclüso barcossimilaresal de su obtanaranja", de 1986. Una de las primer¿sobras que conocemos cilado estilo delse titula "Pasar€mos noche en la lüna", t¡mbjén del 8627. la2.2.2. Teñát¡ca Comienza,cómo no, reflejandosu ciudadnatál, hechojustificado no por unasimple cuestiónfu¡cional, retmtar aquello que más ¿ msno le venía, sino sugi_iie¡do ya su ¿centuadolocalismo2g, y, primero alcañizano, unos añosñás tarde 26,Láñ. 14,Su denni.ión surgió nos comoMultádod. ü¡.rudio sircnático sobG circu¡dros, cóñpEndidos€ni¡clo! ¡ños 19?2y 1990, dondc!. ¡roj¿rc¡ lós sieuislcs datos: COLORESASIDUOS COLORES?RINCTPALES coLoREs ocas¡oNArEs ROJO . ?? AMAR¡LLO-24 . VERDE ¡O BI-ANCO 68 AZUL -22 NEGRO - 38 GRIS - 21 MARRóN4 VIOLETA .14NOTA: LAS ciflas supon€n, ñedilno u¡ critc¡io subjelivo, las vc4 cuútific¡bl€s d. un colo¡, to¡opo¡ su extersión cn l¡ composicióncoño por su impo¡ldcir Pd.l domllo d.l leñ! er ¡a n¡sñaobtu, Ei c$o d. @incidencia3e contó como uru lol¡ ¡p¡nción rlel colo¡ e¡ cues!ún. Coso upoyo de csra sistcm6tizacióncoiocenos ¡as palab!¡s qu€ demmlo la opi¡ión .l€ Pab¡oSeElno er GRACLA, A,, "N.celito vc¡ h Pl@ dc Alca6iz", en Rer T¿ru¿|,lc!.l, 19a4. P 28.T¿ñbiénBONET,J.M, rp cit.,13-23iy AC,PEITIA, oP. dt.34 y 37 A., 2?. AmbÁsob¡¡s ¡pec6 en el c¿lrlogo dc l¡ qposiciór úloló8iq dc 1992 er cl MueoPrdircial dc Tmcl ti¡ulado Eniere TrulLnoua, Pinteru! /92Jr90, Madlid, Múeo de TNd1992, 98 y 100, !p, "P6oMjos. Eüique Tru¡lmquc", ¡tu¿¡¿, d¿ 28. ORAC¡A. a. ¿¿. ¿¡r., 28. ZAPATER, A,Arcró¡ (9E2, 29 diciúúe).154 lltxrll0, C.a$11o,Histati! Alt, Ílkt1ll¿, T, 5, (1993), p 145¡65
  12. 12. LA GENESIS DE UN PINTOR AR"{CONÉS turolense,rcfiriéndo¡os con esretérmino at ámbiroprovincial, siemprecor espe cial p¡edilección por el B¿jo Arágón e. Además ot¡a varianre respecto a su erap¿realista es que desde t9?0 se prodigan paisajes los urbanos, excluycndorotalmenre suspi¡turasa la naru_ de raleza,y con ella un color extrañoen sus cuadroscomo et ;erdero. Dentro de sús paisajesurbanos predonin¿n las formas góticas y barrocas,f¡uro de su localismoy la fuerzaemblemárica atgunos de edificiosatc¿ñizanoscomo la lonja, el castilloo la ex,Colegiala. 2.2.i. Técnica No supone u¡ afisra de vanguardi¿ mé¡ito,pero lo cieno es que se en rn.inició en la pintumal óleo,paraprobardespuós extensa una gamade téc;icas,sobretodo mixtas,entrelas que se encuenlran acrítico. el potvo aren¡,polvomármol,se¡igraffas, simplerotr ador,siemprcplasmadas gran variedad un ende soportes ent¡elos que d€staca p¡pel por su mayor uso, ¡demásde los elt¿rbleros maden de sus prirneros de ¡ños y tos posteriores lienzosa la us¡nzaclásica,ll€gando dibujaren llls serviltetas p¡pej de tos ba¡es, a de conse€uenciadc ld conjunción de.u Lrcativid¡d vidr bohemir. y3. Conclusiones De todolo expuesto, centrárdonos l¡rgenéticu conformó esteartista, en que auniendo cualidades sus personales las cirounstanciN y vilalesen que se movió,obtenemos prenis¿N sus iniciosaffsticos:una personalidad las de creativa, losimpedimentos susproblemas de flsicos.la tradiciónütísricaen su lmbito más y!cercano unosmodelos, y seguidos superados enorme con fugacidad. Creoque les habráquedado claro,que ademlsde u¡a calidad ¿ffsticareco_nocidaen las becas premios y recibidos, junlo al etevado número exposicio_ dencs,su calidadhumana seía difícit de iguaiar, como los molivosy fi¡¿lida_ así 2r. BONET,J,M, ,2. ¿r., 15, 10. No hay un! r€ferc¡cio cl¡n sobreesl¡ acrilud s¡tvó que no lo uljtizóa al ¡o considcrarlou¡ colo¡ puro yi por tr¡toj caren& c$¡oio en suscu¿dros, d.ttklim c!,r:,!xr tt!út¡!t, aút F¡t¡trt¿,1.. s. (lee3). p. 145 165 155
  13. 13. JUAN JOSE BARRAGAN IILLAGRASAdes de su pintúra, hoy tan desprestigiados el mu¡do "economish! del arte enactual. En ella intenta escapardel verbo mlmdo a través de sus p¡opias ideas. I$iuso me es posible comentarún hecho que ni sus amigos y familiarcsco¡rocen,que da muest¡ade su deseode éxito por encim¿de todas las dificul-tades. fu su juventud, en ün atardecerc¿lurosoamparados los juguetones endestelos del sol rampandosobre el río, junto con dos de sus amigos ínlimoshizo un pacto verbal, qüe luego larna¡ían el "Pacto del CuadáIope",dondecadauno conjuró promesade triunfar en aquello que realmenteañaba.¡r, siendo en Se nos define pues, como un artista autodidacta,áltamenteinfluido por supmpiá náturaleza el paisajecircu ante al que se aferó dürantet¿nto tiempo, yfolmas y lemás trarsportadosá su obra, a través de su paficular visión de l¡vida, sentadoen la teraza de un bar de la plazade su pequeñaciudad ár¡gonesa. Esta idea se justifica a travésd€ sus cuadrosdonde apenasaparece natu- Iaraleza,a excepciónde su elapa realista yt cu¿ndolo hace, siemprcfuera de sucontextoy con un alto contenidosimbólico, predominando paisaj$ urbanos. los En verdad podlamos afirmár que fue toda una existenciaque comienz¿ytermina en su infancia, sustentada una inmadurezexquisita,quizás tanto, que enpor ella le lla¡namosartista, ya que una vez conocida su infancia nos enconra-mos en la mejor disposición para entendersu obra y vida, Por úlfimo, reseñarun comentariode Úrsula, su viuda, donde rne llamó laatención $obrcel tílulo del esludio,al que sin duda él no hubieraapostilledo "lAcon otro sino E¿n¿sís un píntor alcañizano". de4. Bibliografla4.1, Gederall BARRAGAN BBRMEIO, C. "La otra sembla¡za de Effique. Sü calidadpictórica y su dimensión hrma¡d, Amanecer(1975, 28 octubre). MORENO, M," A. "Enrique Trullenquer Ia pa.siónpor el aúe", eni Teruel Provincial Teruel),Teruel,1991,pp, 3641.(Boletlnde l¿ Diputación de oRDÓÑBZ FERNANDEZ, R. cien años de pintwa en Al¿añiz(1889-1989),Alcañiz, 1989,pp. 60-63,74, ?8-8531.156 A.asdt H¡tutu,Alt, l¡11L10, 5, (t993),p, 145165 Stutt¡M, T,
  14. 14. LA GÉNEsIs TA]PTNToR DE ARAGoNfu VV. AA. "Trüllenque: beilo oficio de pinrar,, Teru¿t(Botetínde t:¿ el en: D.P.T.),Teruel,1991,pp. 42-47. YY. AA.. Entiqu( Trutt nque. pinturus 1972-IgB0, Madnd.,Museo de Te_ ruel, 19923r. 4.2. Cafálogos: Catálogo la exposició¡TruUenq pintürasj984 I98ó, S¿lade eiposi_ de e. cio¡esd€ la Caja dc Ahono de Toledodet 6 al t8 de octubrcde 1986. Catálogo la exposición de Truttenquc, Mlseo Mrn;cipalde BellasAfes de Santand€r 6 al 30 de mayo de 198?. del 4.3. Colaboraciones través de ilustmciones: a VIDAL,D. Sietee say:; arugon¿les un apócri¡b, ! Alcañiz,Excmo.Ayun_ la¡iento de A1ca6iz, 1986. AA. La Semana Santa BajoArag¿n.Afttotogf¿r, det Alcañiz,C.E.S.B.A., .,-Uy. 1984.5. LÁminas33 Láninu I: Un S^Br¿do Cor47-ón Cristo,obrude DamiánCorsfechada de en 1902.Oleo/tela, Umina 2: Siloetade papelrepresentando paso ll4mado,,El descendi_ unmiento"de l¿ SemanaSanraalcañizana, JaimeTrullenque, de sobrefbroSr¿fiaantigua(autordesconocido). 3¡, Se t¡{radel comp.nd¡o bibtiog¡t¡ico már inponurc raiizado ¡¡asunoy dc En¡iquc TtuIeo_ 32. So r¡alade la cahlog¡ción sü obr¡ úÁs @pti¡ pubticada ct noñe¡to, de por 33, To¡N las lbrograffas son det autor d.l cs¡udio, a excepció¡ de tás cspecific¡das cn elrctit¡ti!ñ, c4Nntb, H¡ldi| ^1. Fit¿tilt4,T. 5. (1993). p. 145 165 r57
  15. 15. JUANOSÉBARMGANVILLAGRASA represenlando paso llanado el Lanitut J: Fizrt , recoradasen Papel Tm-""r"J.."." :r-¡tt*" de la sema¡á sa¡ta e; Alcañiz obra ile Jaimeiáoue. sosre rotografía antiguá (autor desconocido) B€¡ragán 1964 14 técnica es ./-dnrl,ra Vista del Cuadalquivi¡ de Carlos 4, parasu pnmer a-.]ü[i" r" .¡." q* mplearrb m;*moaño E rrullenque ese det color azul .rJ", ,¿...t del deralle la pr€dominanci¡ de "3 Baragár titl¡lada Lámi a 5: Escenaagrlcola obm de Carlos Tsani,: aíos después rdl;"i¿"*; Eiia otra obra ros sirve pa¡a ver cómo dos E Tiullenqrc uulo tl"n" ning*u io¡oencia este artist¿ sobre ¿"ilff i.["H1ffi "",ff ;ff : i:","J,HI"*in",iJ:""ii#:H"f el inicio de su actiYidad artlsticaOleo^abla jünio de 1968.Cuadtode ona de sus LáninL 7:,,Caljcia am¿neciendo,, primerafase de su etaparealista oleo/ oriri"r"" l*oori"ion"r, p"rteneciente¿ la tabla. (Teruel) de la p¡ineü Lámina 8: Visll de lo casa Ia JulianeiaAlbarracln de fase de 3u etapa reaüst¿.Oleo/tela "El pay^so" magnfficarealizaciónde Ia pÍmem fase de su etapa LámiM g: , realista. Oleo/tela. Lómika l0: "Vidiler¡¡s Eallegas",segunda fase o f¿sede pruebade su etaPa "onc-a qui-so i¡sstisfecho por firmar estaobra al rnostrarse ,"ur-iJí. ilio."rn"n" el resultadoobtenido.Oleo/lelá Lánina II: yT:.ll ll"i["l1fHi.:tffi f"*::yir iil: ]rÍ.pakaie aprecrar¡ etaDarealist¿, donde ya podemos propio del autol Oleo^ela "Sií lltt!o" obla de estilo neofigumtivo d¿tableentre 1983 y Lánina 12: 1990. Mixt¡/Papel. "Sil- tltulo", obra de estilo abstfacto.dalable en los pflrnetos Lámina 13: años de la décadade los ?0 OleoÍela .SlÍ tíÍrtlo", obm del estilo "La cuaf¿ fase azul" datableentfe L¿húna 14: 1986y 1990.Mixta/tela tltn¿Iir ^d¿ fiht¡Ío T 5 (1993) ! 1a5¡65 St¡hñ, G.o{¡lI| 158
  16. 16. LA CÉNEsIsDE LIN PTNToRAI.{GoNÉs Láñin¿ 2.slút¡h,Lqr.4ltu nútn n,¿. ¡rh¡úl r 5, (Ls¡r.l), lls r6j p 159
  17. 17. JOSEBARRACAN VILLACRASA TTJAN160 ¡rr F,rrr.,rlrj. (rq9rl p l15l6j r.
  18. 18. LA CÉNESISDE IN PINTORAR,{CONÉSslht¡r^. t)¿,!úla Hilr¿k. ^tk, ht:/¡ r. 5. (lqet), ¡. r45 165 tól
  19. 19. JUAN JOSERARRACAN¡ILLACRASAl6l tt n, c.a!¿trt H¡:t¡ti¡ ,ür fir,frr T 5, (le9r). p 1.15 165
  20. 20. LA CÉNESIS IN PINToRARAcI]]És DEstt¿ru, t;.¡!1tk E¡stui. a1r, ¡ttt¡ül T. 5. (lr9l), p 115.165
  21. 21. JU N JOSÉBARRACT{N¡JLLAGRASAló.1 ¡tn tj rIt |
  22. 22. LA cÉNEsIs DE tI¡¡ PINToR ARAcoNÉs L¡¡ir¡ I3. Láni¡a t.lst¡trq. cü!.¡lL H¡ld¡l. Art, F¡bsrr% 1. 5, (lee:r). p lls 165 165

×