Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Ambiente Ética = Municipio Eficiente: Principios Básicos de Conducta Ética en el Siglo XXI

285 views

Published on

Conferencia de
Jim Wesberry
en el Encuentro Internacional
“Responsabilidad y Transparencia en la
Gestión Local”
Día Internacional contra la Corrupción
9 de diciembre de 2014, Hotel Hilton Colón, Quito, Ecuador

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Ambiente Ética = Municipio Eficiente: Principios Básicos de Conducta Ética en el Siglo XXI

  1. 1. Ambiente Ética = Municipio Eficiente Principios Básicos de Conducta Ética en el Siglo XXI Conferencia de Jim Wesberry en el Encuentro Internacional “Responsabilidad y Transparencia en la Gestión Local” Día Internacional contra la Corrupción 9 de diciembre de 2014, Hotel Hilton Colón, Quito, Ecuador "Bien podemos diferir sobre la moneda, las tarifas, y la política extranjera; pero no podemos darnos el lujo de diferir sobre la cuestión de la honestidad… La Honestidad es…un prerrequisito absoluto para un servicio eficiente al pueblo… Teodoro Roosevelt Gobernador del Estado de Nueva York 12 de mayo de 1900 “Es preciso que los hombres conozcan el mal para poder evitarlo y entregarse
  2. 2. a la práctica del bien” Confucio, 500 A.C. Ambiente Ética = Municipio Eficiente Principios Básicos de Conducta Ética en el Siglo XXI por Jim Wesberry Introducción Esta mañana, mi intento es clavar en sus cerebros tres grandes clavos: CLAVO 3: “El ambiente ético” es aun más importante que la legislación, los códigos de ética o cualquier otro instrumento o práctica empleados al perseguir una conducta ética. CLAVO 2: Una conducta ejemplar por parte de los altos ejecutivos es esencial para mantener el ambiente ético. CLAVO 1: El máximo ejecutivo titular de la organización es quien establece el “clima en la cima” que afecta la integridad, la ética y otros factores, indispensables para tener un ambiente de ética positivo. 2
  3. 3. ¿Qué es la Ética? Hace más de 3,000 años el Rey David de Israel y Judá nos dejó en el Salmo 15 una receta para la ética: Camina con integridad Haz lo que es correcto Habla la verdad de tu corazón Guárdate de la maledicencia de tu lengua No causes daño al prójimo No hables mal de tus semejantes Cumple tu palabra ...aunque te cueste Haz el bien sin esperar recompensa No aceptes sobornos Menosprecia a los hombres viles Honra a los que sirven a Dios Teodoro Roosevelt, quien en poco tiempo fue electo vicepresidente para luego llegar sorpresivamente a la presidencia de los Estados Unidos a causa de un asesinato, habló de la honestidad en el servicio público precisamente cuando su país se encontraba envuelto en actos de corrupción a tal grado que fue necesario el “movimiento progresista” del sector civil para motivar cambios drásticos en la conducta de los servidores públicos. Confucio era el primero y quizás el principal filosofo sobre la importancia de la ética en el sector público y la importancia de la proyección de una imagen de integridad y honestidad por parte de los más altos funcionarios. David, quien luego fue derrocado de su reino por su propio hijo y tuvo que huir de Jerusalén, habló de su propia experiencia al documentar su consejo inspirado por su Dios. Sobre los siglos de los siglos, los términos “honestidad”... “integridad”... “ética”... han resonado en los labios de los estadistas y los políticos, y, muchas veces, han sido solo palabras vacías, promesas no cumplidas o mentiras crueles al mirarlas con el pasar del tiempo. Pero hoy continuamos utilizando estas palabras con la esperanza de que “algún día” describirán el manejo de lo público. La “ética” es un término sobre el cual no hay uniformidad de definición. Significa diferentes cosas a diferentes personas, aún dentro del mismo país, y entre diferentes países y diferentes idiomas a veces llega a ser incomprensible. La “ética” estaba relacionada con el estudio de las prácticas y estándares de lo correcto y lo no correcto, es decir de lo bueno y lo malo. El termino “ética” se define como la disciplina que trata con lo que es bueno y lo que es malo y con los deberes y obligaciones 3
  4. 4. morales. La ética ha sido llamada “la ciencia de lo ideal del carácter humano”. Es la combinación de los ideales, creencias y estándares que caracterizan o son inherentes a un grupo, comunidad, pueblo o nación. La conducta “ética” es aquella que merece la aprobación moral o, según su uso más común, se considera de acuerdo a las normas aceptadas de conducta profesional. En nuestro hemisferio la ética está basada en las tradiciones Judea-Cristianas de la moralidad y la rectitud pero hay otras tradiciones antiguas también. A diferencia de muchos de los otros filósofos uno, Confucio, tenía un interés muy especial en la ética en el sector público. Era de una familia acomodada, y cuando joven trabajó como sirviente para mantener a su familia después de que su padre murió. Él, sin embargo, logró encontrar tiempo para estudiar, y se convirtió en un administrador en la corte Lu, pero cuando los gobernantes ignoraron sus sugerencias renunció para concentrarse en la enseñanza. Como maestro viajó por todo el imperio y reunió un grupo numeroso de discípulos que continuaban sus enseñanzas aun después de su muerte. Su enseñanza sobrevivió sobe más de dos milenios en fragmentos y dichos transmitidos oralmente por sus seguidores, y se recogen en el libro “Las Analectas” y antologías compiladas por los eruditos confucianos. Actualmente, está resurgiendo gran interés en las enseñanzas de Confucio en la China, después de haber sido casi abandonado bajo el régimen de Mao. Como Sócrates el dirigía a menudo preguntas a sus discípulos, pero a veces dio su propia respuesta. “¿Cuál es la esencia de un buen gobierno? no resolver los asuntos con precipitación y no buscar el propio provecho.” “¿Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?” “Si un gobernante rectifica su propia conducta, el gobierno es asunto fácil, y si no rectifica su propia conducta, ¿cómo puede rectificar a los demás?” Lo más interesante de las enseñanzas del gran filósofo es que su principal criterio respecto al funcionario público hace 25 siglos sigue importante y ampliamente aceptado hasta hoy día. Creyó en el poder de la benevolencia, argumentando que gobernar por ejemplo en vez de por el miedo inspiraría a la gente a seguir una vida igualmente virtuosa. El mismo principio, en su opinión, debería regir las relaciones personales. “Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud.” “Aquel que gobierna por medio de su excelencia moral puede compararse a la estrella polar, que permanece en su sitio en tanto todas las demás estrellas se inclinan ante ella.” 4
  5. 5. “La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural.” “El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa”. Lo que rompió la tradición en una época de clases jerárquicas muy rígidas basadas en el rango de la familia, sin embargo, era la creencia de Confucio que la virtud no se había llovido del cielo para las clases dominantes, sino algo que podría ser cultivada--- y cultivada por cualquier persona. Creía que era un deber de las clases medias, así como a los gobernantes, a esforzarse por actuar con virtud y benevolencia para lograr una sociedad justa y estable. Existía una rígida jerarquía social en China, pero Confucio fue parte de una nueva clase de eruditos que actuaron como asesores de los tribunales, en efecto, una clase de funcionarios públicos, y ellos alcanzaban su estado no por herencia, sino por mérito. Era la integración de Confucio de los viejos ideales con la meritocracia emergente que produjo su nueva filosofía moral única. Las Analectas es más que simplemente un tratado social o política. En su corazón se encuentra un sistema ético integral. Confucio sostiene que el hombre virtuoso no es simplemente alguien que está en la cima de la jerarquía social, pero que entiende su lugar dentro de esa jerarquía y lo abraza al máximo. Y para definir los distintos medios de actuar de conformidad virtud se vuelve a los valores tradicionales chinos: fidelidad; piedad filial; decoro ritual; y la reciprocidad. La persona que observa atentamente estos valores Confucio llamó “caballero,” “hombre superior” o “hombre noble” que quiere decir un hombre de virtud, educación y buenas costumbres. “Se puede calificar de hombre superior el que primero pone en práctica sus ideas, y después predica a los demás lo que él ya realiza.” “El hombre noble conserva durante toda su vida la ingenuidad e inocencia propias de la infancia.” Las normas sociales de buenas costumbres o comportamiento sustentaban todos los aspectos de la vida china contemporánea. Iban desde ceremonias como matrimonios, funerales y sacrificios a la etiqueta de la recepción de invitados, la presentación de los regalos, y los gestos simples y cotidianas de la cortesía, como haciendo una reverencia y utilizando el modo correcto de salutación. Estos son, según Confucio, los signos externos de un interno virtud -- pero sólo cuando se realizan con sinceridad, lo que él considera como el camino del Cielo. A través de la apariencia exterior de la lealtad con sinceridad interior, el hombre superior puede transformar la sociedad. “Nada es más digna de admiración en un hombre noble que el saber aceptar e imitar las virtudes de los demás.” 5
  6. 6. “El noble ante nada en el mundo adopta una actitud cerrada en favor o en contra. Se adhiere únicamente a lo justo. Está para todos y es imparcial. Ante lo que no entiende suspende el juicio. Se caracteriza por firmeza de carácter, pero no por obstinación. Es tratable, pero sin intimar. Es seguro de sí, pero no porfiado.” “El hombre superior no discute ni se pelea con nadie. Sólo discute cuando es preciso aclarar alguna cosa, pero aún entonces cede el primer lugar a su antagonista vencido y sube con él a la sala; terminada la discusión, bebe con su contrincante en señal de paz. Estas son las únicas discusiones del hombre superior.” “El hombre de virtud auténtica persevera naturalmente en la práctica del medio igualmente alejado de los extremos.” Para Confucio, la sociedad se puede cambiar con el ejemplo. Como él mismo escribe: "La sinceridad se hace evidente. De ser evidente, se hace manifiesta. De ser manifiesta, se vuelve brillante. De ser brillante, afecta a los demás. Que a su vez afectan a otros, que sean cambiados por ella. Cambiado por ella, se transforman. Sólo el que está poseído de la sinceridad más completa que puede existir bajo el cielo, puede ser transformado". “Si el gobernante es justo, nadie será injusto; si el gobernante es bondadoso, nadie será cruel.” Confucio tomó la opinión de que uno puede aprender a ser un hombre superior por primera reconocer lo que uno no sabe (una idea se hizo eco un siglo después por el filósofo griego Sócrates, quien afirmó que su sabiduría radicaba en aceptar que el no sabía nada) y, a continuación, al observar a otras personas: si ellos muestran la virtud, intentar convertirse en su igual; si son inferiores, ser su guía. “El noble promueve lo que tiene de hermoso el hombre, el vil lo que tiene de feo.” “Lo que usted sabe, usted sabe; lo que no sabe, no sabe. Esta es la verdadera sabiduría.” La llamada Regla de Oro, "hacer lo que quisieras ser tratado", aparece en el confucianismo como algo negativo: " Lo que no quieras que los otros te hagan a ti, no lo hagas a los otros." 6
  7. 7. La diferencia es sutil pero crucial: Confucio no dice qué hacer, solamente lo que no se debe hacer. “Cuando el gobernante mismo obra rectamente, ejercerá influencia sobre el pueblo sin dar órdenes, y cuando el gobernante mismo no obra rectamente, todas sus órdenes serán inútiles.” Confucio utiliza la virtud de la lealtad -- como principio rector. Para empezar, hace hincapié en la importancia de la lealtad de un ministro a su soberano, a continuación, muestra que una relación similar se da entre padre e hijo, marido y esposa, hermano mayor y hermano menor, y entre amigos. El orden en que se organiza estos es significante -- la lealtad político primero, luego las lealtades familiares y de clan, luego lealtades a amigos y extraños. “Tener suficiente dominio de sí mismo para juzgar a los otros por comparación con nosotros mismos, y obrar en relación a ellos tal como desearíamos que obrasen con nosotros, a esto es a lo que puede llamarse doctrina de la humanidad; no hay nada más allá de esto.” “El hombre noble nunca teme que sus palabras superen a sus obras.” En resumen, Confucio era una eterna optimista, Creía en la gente. Creía que si el gobernante era un hombre noble, el pueblo no solamente le seguirá, sino le imitará. Confucio señalo el “norte” en la brújula de la gobernación. Hay varias anécdotas en los EE UU sobre la ética del Presidente Abraham Lincoln, otro ejemplo de la ética en la administración pública. Cuando tenía 24 años de edad Lincoln estuvo a cargo del correo de New Salem, Illinois. Su sueldo anual fue de apenas $55.70. El correo de New Salem fue cerrado en 1836, pero pasaron varios años hasta la llegada de un funcionario de Washington para revisar las cuentas del ex-jefe del correo Lincoln. Cuando el oficial llegó, Lincoln estaba ejerciendo su profesión de abogado, pero no le iba muy bien. En su conferencia de salida el funcionario informó a Lincoln que le debía $17 al gobierno. Lincoln cruzó la sala que era su despacho y su dormitorio y abrió un viejo baúl. Sacó un trapo amarrillo amarrado con una pita. Al abrirlo allí estaban los $17 exactos en billetes y monedas. Lincoln había estado guardando aparte el dinero federal, sin tocarlo ni mezclarlo con su propio dinero durante todos esos años. La ley obligó a Lincoln a devolver el dinero, pero la ética particular del futuro presidente le obligó a mantenerlo por separado. 7
  8. 8. Principios Básicos de Conducta Ética en el Siglo XXI Los doce principios que presento aquí representan un intento de delinear los fundamentos de la conducta ética para nuestros días: 1. La preservación de la vida civilizada, libre y segura demanda que la conducta de un individuo o grupo sea tal que no impida la vida civilizada, libre y segura de cualquier otro individuo, o grupo. 2. La conducta de un individuo o grupo no puede colocar de forma injusta a otro individuo o grupo en desventaja. La equidad significa coexistir y competir sin la existencia de una conducta que interfiera o disminuya los derechos de otros a la vida, libertad y derechos de propiedad. 3. Las disposiciones legales promulgadas por los gobiernos a menudo definen los parámetros de conducta entre individuos y grupos, pero nunca podrían ser tan integrales que cubran toda posible situación que involucre la interacción y conducta humana. Es por ello que los individuos y grupos tienen que estar preparados a conducirse de tal forma que interactúen equitativamente con otros, aun en los casos no cubiertos por las disposiciones legales o cuando las mismas sean obsoletas. La conducta ética involucra (a) la observancia de las disposiciones legales, y, además, ir más allá por medio de (b) abstenerse de tomar ventajas injustas por medio de actuar o no actuar en una situación en la cual cualquiera de los cursos de acción puedan ser legales, pero no equitativos. 4. Durante el curso del desarrollo sociológico, tecnológico y económico los conceptos de lo impropio maduran; las practicas, una vez consideradas aceptables y propias pueden convertirse gradualmente en socialmente inaceptables, luego impropias y, finalmente, pueden llegar a ser prohibidas por la ley, o viceversa. De tal forma que mientras los conceptos éticos básicos de lo correcto y lo incorrecto permanecen estables, la interpretación de ciertos actos tiende a cambiar de acuerdo a muchas variables, siendo así que lo aceptable se convierte en no aceptable y posteriormente en ilegal. De igual modo, la disminución en el nivel de la vida o en el nivel de la moralidad de los individuos, el desempleo continuo, la recesión económica devastadora o la guerra pueden causar que prácticas una vez consideradas no aceptables e impropias lleguen a ser más aceptables socialmente, luego propias y, finalmente, lleguen a estar permitidas u ordenadas por ley. Esto hace muy complicada la obligación de asegurar el cumplimiento de la ley, así como la toma de decisiones éticas, y entre más rápido sea el cambio, más complicaciones surgen que exigen, a su vez, aumentar la atención hacia la conducta ética dentro de aquellas áreas que van más allá del límite del cumplimiento legal estricto. 8
  9. 9. 5. En el sector privado se desarrolló e implantó el concepto de “códigos de practica ética,” inicialmente por parte de las profesiones altamente educadas y más recientemente, por parte de las empresas grandes con operaciones que afectan a mucha gente y grupos. Dichos códigos definen la conducta esperada para el cumplimiento de la ley y, adicionalmente, la conducta esperada en aquellos casos que no están claramente cubiertos por medio de las disposiciones legales o que no están prohibidos por ellas. A menudo esto incluye una obligación hacia al pueblo en general o a terceras partes afectadas. Lógicamente, se espera que los individuos de mayor rango o más altos en la jerarquía empresarial observen estándares de conducta aún más elevados. Tal conducta usualmente involucra deberes ante clientes, compradores de productos, inversionistas, prestatarios, y terceros afectados por sus actos. Los deberes tipo fidecomiso de los miembros de la gerencia, de la junta directiva, y de los empleados principalmente involucran conducta relacionada directamente a aquellos afectados por sus actos; sin embargo, cuando se afecta el interés público, la conducta ética por parte de los individuos del sector privado podría llegar de ser muy importante. 6. En el sector público, donde las disposiciones legales han tradicionalmente constituido los mecanismos para regular la conducta de servidores públicos, igualmente se espera que a más elevado sea el cargo dentro de la jerarquía, mayor es la responsabilidad de evitar una conducta considerada impropia o inapropiada. La falta de flexibilidad en los procesos de modificación de las disposiciones legales, especialmente en los casos donde haya resistencia, junto con el impacto creciente del cambio sobre las expectativas del pueblo y sus definiciones de lo impropio, han forzado a los gobiernos y organismos componentes a seguir el camino del sector privado al desarrollar e implantar “códigos de conducta ética” que igualmente son aplicables cuando las disposiciones legales son obsoletas, conflictivas, no claras, o aún no aplicables o destinadas para áreas que han recibido el impacto de nuevas o cambiantes tecnologías. Los deberes tipo fidecomiso de los funcionarios y empleados públicos no solamente involucran la conducta directamente relacionada a aquellos grupos o individuos afectados por sus actos, sino también casi siempre afectan el interés publico porque tales actos se relacionan con el bienestar y seguridad públicos e involucran el uso de recursos públicos. En este sentido, la conducta ética por parte de los funcionarios y empleados públicos es aun más importante que aquella de los funcionarios y empleados del sector privado. Además, la aceptación y apoyo por parte del pueblo al gobierno y sus procesos dependen directamente de la credibilidad y esencia de la conducta ética de aquellos responsables de gobernar. A través de la historia, los gobiernos fuertes han sido debilitados, luego han caído o han sido derrocados desde adentro o desde afuera debido s la decadencia de la conducta ética de los gobernantes. 9
  10. 10. 7. Las áreas principales de conducta ética incluyen: lealtad y moralidad; requisitos legales; requisitos de responDabiladid (accountability) e integridad, contabilidad e informes financieros; requisitos de controles gerenciales; requisitos de contrataciones y adquisiciones; requisitos de evitar conflictos de intereses de hecho o que podrían parecer conflictos a otros; transparencia balanceada con confidencialidad; prudencia, eficiencia e economía; obtención del valor justo por el dinero; requisitos de evitar favoritismo, discriminación y nepotismo; requisitos de evitar promesas privadas, ganancias o ventajas; y el deber de revelar la conducta y prácticas no éticas o corruptas por parte de otros. 8. A mayor desarrollo de la civilización, el país, la economía, y la tecnología, más complejos son los factores y procesos mentales que tienen que ser aplicados al perseguir la conducta ética por parte de un individuo o grupo. 9. La brújula básica que guía la elección entre diversas alternativas al perseguir la conducta ética inevitablemente es la “conciencia” humana, aquel sentido de lo correcto o lo malo que orienta las acciones humanas y diferencia a la humanidad de todas las otras formas de vida conocidas. 10. Al escoger entre varios tipos alternativos de conducta en un cada vez más complicado ambiente social, comercial, político, y tecnológico, la conciencia humana está guiada por disposiciones legales, enseñanzas, creencias y tradiciones religiosas y culturales, experiencias históricas, y prácticas y consejos contemporáneos. Debido a las a menudo complejas interrelaciones y potenciales riesgos de tomar acciones inocentes o ingenuas que puedan resultar en acciones impropias o no éticas, tanto los negocios como los gobiernos que están preocupados por que la conducta de sus funcionarios y empleados sea sólida éticamente, no solo tienen que promulgar “códigos de conducta ética”, sino además tienen que ofrecer capacitación a través de casos prácticos que ilustren la toma de decisiones éticas entre diversas alternativas. Tienen asimismo que proporcionar consejos experimentados por parte de “oficiales de ética” designados en cada entidad y capaces de proveer asesoramiento con respeto a situaciones específicas en las cuales un curso de acción u otro puedan conllevar a la violación de una conducta ética. 11. Los gobiernos y sus dependencias adquieren credibilidad al perseguir una conducta ética por medio del establecimiento de comités, comisiones o juntas de ética con la finalidad de disponer de investigaciones continuas que resulten en ofrecer opiniones consultivas basadas en la experiencia real y/o decisiones que establezcan precedentes en aquellas áreas que involucran la toma de decisiones significativas que requieren una atención mayor que aquella de un individuo, oficina o departamento. 10
  11. 11. 12. El factor más importante de todos es el “ambiente ético” de la empresa o gobierno. Eso a veces se denomina “el clima en la cima” para describir la importancia de la actitud ética y las practicas éticas por parte de los funcionarios más altos en sus propias vidas publicas y privadas y su propio apoyo de una conducta ética ejemplificándola a través de sus propias acciones, actividades, decisiones, practicas y ordenes a sus subordinados. El Ambiente Ético El “ambiente ético” es aun más importante que la legislación, los códigos de ética o cualquier otro instrumento o práctica empleados al perseguir una conducta ética. Es un problema muy particular del sector público, que a menudo se caracteriza por muchos discursos, debates y disposiciones a favor de una conducta ética, pero en forma simultanea demuestra un ambiente ético pésimo a raíz de los actos públicos y privados arrogantes, egoístas y muchas veces flagrantes de los lideres políticos que al recibir del pueblo el privilegio de un alto cargo público, de alguna forma se sienten como el legendario “rey” de la popular canción con el derecho a: “hago lo que quiero...mi palabra es la ley...y sigo siendo el rey”. Es una canción alegre pero es una tristeza que los gobiernos la pongan en la practica, y una tristeza muy común a través de todo el mundo, aun donde no conocen, ni cantan dicha canción. En el campo de la ética, la principal maldición de los gobiernos es el líder que no se da cuenta, o no le importa, el hecho de que cada uno de sus actos contribuye a fortalecer o debilitar el ambiente ético del estado, del gobierno nacional, estatal, provincial o municipal. El ambiente ético en una entidad pública o en una empresa privada consiste en aquellos esfuerzos y actividades que tienen por objeto fomentar y mantener la conducta ética, honesta, y responsable incluyendo en particular las acciones tanto oficiales como privadas de los altos ejecutivos y la imagen ética que reflejen tanto por su apoyo de la conducta ética como por su propio ejemplo. El ambiente ético es parte del más amplio "ambiente de control". Es uno de los componentes de control interno descrito de la siguiente forma en el informe "COSO", documento patrocinado por cinco prominentes organizaciones profesionales de los Estados Unidos: El ambiente de control establece el tono de la organización, influenciando la conciencia de control del personal. Es la base de todos los otros componentes de control interno, y suministra a la vez disciplina y estructura. Los factores del ambiente de control incluyen la integridad, los valores éticos y la competencia de su personal; la filosofía y el sistema de operación de la gerencia; el sistema por el cual la gerencia asigna autoridad y responsabilidad, y organiza y desarrolla su personal; y la atención y dirección suministrada por la Junta Directiva. 11
  12. 12. El concepto de control interno gerencial fundamenta la gerencia moderna en el negocio y el gobierno a través del mundo actual. No tenemos tiempo en este momento para discutirlo más a fondo, pero hay que hacer hincapié de su importancia y su dependencia sobre el ambiente ético del gobierno o la empresa. El ambiente de control y otros cuatro componentes constituyen la base del concepto del control interno gerencial. En mi opinión dicho concepto depende entera y completamente del ambiente ético y donde el ambiente ético se vuelve irreparablemente contaminado, el concepto de control interno se derrumba. Esto deja como única alternativa el control externo que inevitablemente conduce a las medidas represivas de tipo policía como las únicas que se pueden aplicar para combatir el caos en los asuntos administrativos y financieros de la entidad o del gobierno y pone en peligro el sistema democrático. El informe COSO, como todas las declaraciones sobre control interno, contiene la salvedad de que "los controles pueden ser evadidos por medio de confabulaciones de dos o más individuos, y la gerencia tiene la habilidad de sobreponerse para anular el sistema." Esto es precisamente lo que está ocurriendo alrededor del mundo tanto en el gobierno como en las empresas privadas. Todos los días aparecen noticias al respecto. Aparte del castigo y la cárcel, el ambiente ético es el único mecanismo que tenemos para combatir la confabulación y la anulación gerencial de los controles. El “Clima en la Cima” Es muy claro que no es la única obligación de los altos ejecutivos el ejercer los deberes gerenciales efectiva y eficientemente, sino que también deben estar a cargo de la dirección ética y su conducta debe ser un modelo personal de honestidad y de principios éticos para el resto de los miembros de la organización. En el momento actual este concepto se conoce como “El Clima en la Cima”, el apoyo suministrado por los altos ejecutivos en lo que se refiere a los valores éticos, tanto por medio de los canales y actos oficiales como por su propia conducta oficial y particular. La descripción de este concepto en el informe COSO es la siguiente: El máximo ejecutivo titular de la organización es en última instancia responsable de y debe asumir "posesión" del sistema (de control interno). Más que ningún otro individuo, el titular de una organización es el que establece el “clima en la cima” que afecta la integridad, la ética y otros factores que son necesarios para tener un ambiente de control positivo. En una organización grande, el máximo ejecutivo cumple este deber proporcionando liderazgo y dirección para los demás ejecutivos y supervisando los controles que ellos ejercen. Los ejecutivos superiores a su vez asignan la responsabilidad de establecer políticas y procedimientos más específicos de control interno al personal a cargo de la unidad. En una entidad más pequeña, la influencia del dueño-gerente a menudo es más directa. En cualquier caso un jefe-gerente es el ejecutivo a cargo de 12
  13. 13. operaciones dentro de su propia esfera de responsabilidad. Los administradores financieros y el personal a su cargo son muy importantes en este sistema debido a que en el desempeño de su función de control el resultado de sus actividades influencia el resto de las unidades de una organización. La junta de directores o consejo de una entidad tiene también responsabilidad sobre el ambiente ético y el control de la empresa. A pesar de que COSO se dirige al sector privado, los comentarios referentes a la junta de directores se pueden aplicar en los casos cuando existen dichos grupos en organizaciones públicas o en cuerpos legislativos que tienen responsabilidades similares a las de la junta de directores. La administración de una organización es responsable ante el Directorio, que a su vez está a cargo de la dirección y vigilancia de todas las actividades. Los miembros del directorio que son más efectivos son aquellos que son objetivos y curiosos. Tienen un buen conocimiento de las actividades de la empresa y del ambiente, y están dispuestos a comprometer el tiempo de trabajo necesario para cumplir con sus funciones. La gerencia está en la posición de poder sobreponer a los controles o pasar por alto comunicaciones provenientes de los subordinados; acciones que permiten a los administradores deshonestos falsificar información intencionadamente y cubrir sus huellas. Conducta ejemplar Si bien el mantener una actitud de apoyo con respecto a los controles internos y la ética es una de las funciones más importantes de la alta administración de una organización, quizás de mayor importancia es el dar un buen ejemplo. Los dichos de "haz lo que predicas" y "las acciones son más importantes que las palabras" son particularmente relevantes en el caso de la credibilidad de los funcionarios públicos. Trágicamente, muy a menudo los mismos altos funcionarios públicos que apoyan prácticas éticas y que predican los valores de una conducta ética no siguen sus propios consejos en sus actos personales, y así minan su propia credibilidad y la de las entidades que representan, y ponen en duda todas las declaraciones oficiales dirigidas a sus subordinados. Una conducta ejemplar por parte de los altos ejecutivos es esencial para mantener el ambiente ético. La tragedia de los gobiernos del mundo se evidencia todos los días en las noticias publicadas en los diarios o transmitidas por televisión, y es que los funcionarios que han sido designados a ocupar los puestos públicos mas altos no están dando un buen ejemplo con sus acciones; en realidad están dando un muy mal ejemplo y por consiguiente están destruyendo la fe del publico en el sistema de gobierno democrático. 13
  14. 14. "El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño; apártese del mal, y haga el bien…" I San Pedro, 3:10-11 El Cataclismo C3 El clima en la cima es calamitoso en todo el mundo. Los ciudadanos del mundo tienen en común una perdida de fe en los altos funcionarios públicos que han elegido y como resultado de ello están perdiendo fe en el proceso democrático. Todo esto es consecuencia del pésimo “clima en la cima” a través de gran parte del planeta que pone en evidencia una siniestra señal de menosprecio por la ética y la honestidad en los cargos públicos a favor del enriquecimiento personal y del poder. George McDonald dijo, “Recibir confianza es un mejor galardón que ser amado.” El gobierno no requiere el amor de sus ciudadanos, pero si requiere su confianza. Siembra conducta ética, cosecha confianza. ¿La Solución? No hay ley, ni reglamento, ni parlamento, ni consejo municipal, ni alcalde, ni policía, ni fiscal, ni auditor, ni juez, ni maestro, ni profesor, ni ejército, ni poder público capaz de imponer la ética. Se requiere la adopción de acciones en forma individual. Estos son los pasos: 1. Fijar como objetivo personal el perseguir la honestidad y rechazar la tentación, la vileza y el odio en tu propia vida. 2. Limpiar tu corazón de los pensamientos malos, los deseos egoístas, la codicia, la envidia y la aceptación de los actos corruptos pequeños y grandes. 3. Unirse con otros ciudadanos adoptando un enfoque sistemático, práctico e integrado de lucha en pro de la ética y contra la corrupción. 4. Declarar una guerra permanente contra la corrupción utilizando todos los armamentos disponibles especialmente la tecnología. 14
  15. 15. 5. Enseñar ética por tus propios actos, tu propio imagen… enséñala a tus hijos, a tus nietos… enséñala desde los colegios primarios hasta las universidades… asegurándote que no es enseñanza teórica sino aplicada e ilustrada en la vida diaria de los maestros en las instituciones de enseñanza y de los padres en el hogar. Hace siglos en la China se preguntó a un anciano sabio, “¿Qué podemos hacer de la corrupción la falta de obediencia y ética entre nuestros hijos?” El contestó, “Pues, hay que empezar con sus abuelos.” La ética empieza con los abuelos. Los jóvenes de la antigua Atenas prestaban este juramento cuando cumplían los diecisiete años: Nunca traeremos vergüenza sobre nuestra ciudad mediante actos de deshonestidad o cobardía. Lucharemos por los ideales y las cosas sagradas de la ciudad, tanto individualmente, como en grupo. Reverenciaremos y obedeceremos las leyes de la cuidad, y haremos todo lo posible para alentar la reverencia y el respeto en quienes estén por encima de nosotros y sean propensos a soslayarlas o desobedecerlas. Lucharemos sin cesar para agudizar el sentido del deber cívico en el pueblo. De esta manera legaremos una ciudad aun más grande y esplendorosa que la que hemos recibido. ¡Que diferencia entre estas palabras y los mensajes que nuestros hijos reciben diariamente por la música, los cines, y la televisión! ...aliente a los hombres jóvenes para que ejerzan autocontrol. Para todo actúe como un ejemplo haciendo solamente actos buenos. En su enseñanza muestre integridad, seriedad y solidez de palabra que no pueda ser condenada, para que así todos aquellos que se opongan a Ud. nunca puedan decir nada malo sobre nosotros. Tito 2:6-8 (traducción moderna) 15
  16. 16. Somos muy débiles frente a las “tentaciones” de la vida. Por eso Jesucristo hizo hincapié sobre “la tentación” en su gran lección sobre la oración. El mismo Jorge Washington dijo “Pocos hombres tienen suficiente virtud para resistir al que ofrece más.” Para concluir acordamos los tres clavos de la ética: 1. El “ambiente ético” es aun más importante que cualquier otra cosa al perseguir la ética. 2. Una conducta ejemplar por los altos ejecutivos es esencial para mantener el ambiente ético. 3. El máximo ejecutivo titular de la organización es quien establece el “clima en la cima.” El gran poeta Alexander Pope describió nuestro dilema humano sobre la vileza y la corrupción, tan común en nuestro mundo, cuando dijo lo siguiente: "Vista tan frecuentemente, su cara nos es familiar, al principio la soportamos, luego la aceptamos, y finalmente caemos en sus brazos." Pero también dijo el mismo Alexander Pope: "Un hombre honesto es la obra más noble de Dios" James P. (Jim) Wesberry, Jr. CPA, CFE, CIA, CFSA, CGFM, es un auditor, consultor, investigador de corrupción, conferencista y autor. Es editor de siete revistas electrónicas sobre “Corrupción” y “Auditoría Forense.” Además mantiene varios portales web en el Internet. Ha sido Contador Público Certificado por 57 años. Fue honrado con la designación Contador Benemérito de las Américas, el honor más alto de la profesión de contaduría pública de nuestro hemisferio, recibió el más alto honor del Instituto de Auditores Internos denominado el “Premio Bradford Cadmus” y recibió el premio para "Logros Sobresalientes sobre su Carrera" otorgado por la USAID. Ha sido condecorado tres veces por sus servicios. Fue asesor a tres Contralores Generales de Perú, tres del Ecuador y a los Contralores de los EEUU y Bolivia. Wesberry ha desempeñado cargos executivos en el Banco Mundial, USAID, la Contraloría General de los EEUU, PricewaterhouseCoopers y el Instituto de Administración Pública de Nueva York y fue Director de Auditoria de la Organización de Estados Americanos. Inicio el ejercicio de su profesión en Atlanta, Georgia donde tenía su propia firma y fue elegido tres veces al Senado del Estado. Durante los últimos 15 años sido director de proyectos Anti-Corrupción de la USAID para la Región de la Américas, y los países de México, Ecuador y las Filipinas. Actualmente reside en Cumbaya, Ecuador con su esposa Lea, peruana de Quivilla, Provincia de Huanuco. Tiene siete hijos, trece nietos, y una bisnieta. Más información en www.jimwes.com y http://about.me/jimwe 16

×