Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El barroco

1,725 views

Published on

Material destinado a alumnos de 3º y 4º de ESO.

Published in: Education
  • Be the first to comment

El barroco

  1. 1. EL BARROCO Lírica Narrativa Teatro JMGL
  2. 2. El Barroco es una evolución del arte renacentista. En el siglo XVII las obras pictóricas se recargan de adornos superfluos, y se imponen el pesimismo y el desengaño sobre toda idea humanística. Las obras literarias rompen el equilibrio clásico. La naturalidad expresiva se evita y se hace un uso excesivo de recursos artificiosos, lo que conduce a que su comprensión sea difícil. Dos estilos se imponen en este periodo: el culterano y el conceptista. Formas y temas renacentistas siguen presentes en el siglo XVII, pero su uso e interpretación es muy distinto, pues lo que se pretende es sorprender a través de la intensificación de lo feo y lo hermoso.
  3. 3. La lírica La poesía barroca se inscribe en la tradición renacentista, pero sus temas y la forma expresiva no se tratan de la misma manera simplemente porque el modo de entender la vida y el papel del hombre en el universo ha cambiado. Si bien los tópicos literarios son los mismos, el sentimiento de que el tiempo no sólo se sucede, sino que también destruye, se impone; y lo mismo ocurre con la visión que el poeta tiene de los ideales del Renacimiento, a los que satiriza de forma cruel, de manera que el amor, la mujer o la juventud se abordan burlescamente. Dos son las corrientes líricas del momento: el culteranismo y el conceptismo; y dos los poetas que representan estos dos movimientos: Luis de Góngora y Argote, y Francisco de Quevedo y Villegas.
  4. 4. Luis de Góngora y Argote (1561-1627) El culteranismo aspira a crear un mundo de belleza absoluta mediante un lenguaje preciosista y complicado. Utiliza un lenguaje culto, lleno de metáforas complicadas, hipérbatos y alusiones mitológicas. Su creación recoge obras eruditas, entre las que destacan la Fábula de Polifemo y Galatea, de tema mitológico, en la que narra el amor apasionado del gigante Polifemo hacia la ninfa Galatea; y Las soledades, poema en el que exalta la naturaleza. En sus sonetos predomina la sátira. Lope de Vega y Quevedo fueron víctimas de su ingenio. Predominan los versos de arte mayor, así como el uso de cultismos, la imitación de la sintaxis latina o la metáfora. Las citas mitológicas son continuas. Su obra más popular la componen sus letrillas y romances. En ellos imita la espontaneidad y los rasgos métricos de la poesía tradicional.
  5. 5. Soneto CXVI Mientras por competir con tu cabello, 11 oro bruñido, el Sol relumbra en vano, 11B mientras con menosprecio en medio el llano 11B mira tu blanca frente el lirio bello; 11A mientras a cada labio, por cogello, 11A siguen más ojos que al clavel temprano 11B y mientras triunfa con desdén lozano 11B de el luciente cristal tu gentil cuello 11A goza cuello, cabello, labio y frente 11C antes que lo que fue en tu edad dorada 11D oro, lirio, clavel, cristal luciente, 11C no sólo en plata, o víola troncada 11D se vuelva, mas tú y ello juntamente 11C en tierra, en humo, el polvo, en sombra, en nada. 11D Sonetos de Góngora
  6. 6. Fábula de Polifemo y Galatea Estrofa VII Un monte era de miembros eminente 11A este que, de Neptuno hijo fiero, 11B de un ojo ilustra el orbe de su frente, 11A émulo casi del mayor lucero; 11B cíclope, a quien el pino más valiente, 11A bastón, le obedecía, tan ligero, 11B y al grave peso junco tan delgado, 11D que un día era bastón y otro cayado. 11D Brazos y piernas le sobresalen. Hipérbaton. El gigante. Valor anafórico. En la frente de Polifemo, amplia como un orbe, brilla un solo ojo, que podría casi competir aun con el Sol, nuestro máximo lucero. El más alto y fuerte pino de la montaña lo manejaba como un ligero bastón; y, si se apoyaba en él, cedía al enorme peso, cimbreándose como delgado junco, de tal modo, que, si un día era bastó, al otro ya estaba encorvado como un cayado. La frente de Polifemo es un orbe al que ilustra (ilumina) de un ojo [= con un ojo, igual que un clavo se clava de/con un martillazo o un vaso se llena de/con agua]. Este único ojo compite en brillo con el Sol. Por eso la frente es un orbe (mundo), porque tiene su propio Sol.
  7. 7. Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645) El conceptismo pretende deslumbrar al lector mediante juegos de ingenio y juegos de palabras (equívocos, dobles sentidos, metáforas ingeniosas). La poesía de Quevedo se caracteriza por el ingenio, la capacidad para jugar con las palabras y la intensidad de las emociones. Destacan sus sonetos, que pueden dividirse en tres grupos centrales: - Los de tema amoroso, siguiendo la corriente petrarquista. - Los de tema filosófico, reflexionando sobre la vida y el paso del tempo. - Los satíricos y burlescos.
  8. 8. Buscas en Roma a Roma, ¡oh peregrino!, 11A y en Roma misma a Roma no la hallas: 11B cadáver son las que ostentó murallas, 11B y tumba de sí propio el Aventino. 11A Yace, donde reinaba el Palatino; 11A y limadas del tiempo las medallas, 11B más se muestran destrozo a las batallas 11B de las edades, que blasón latino. 11A Sólo el Tíber quedó, cuya corriente, 11C si ciudad la regó, ya sepultura 11D la llora con funesto son doliente. 11C ¡Oh Roma!, en tu grandeza, en tu hermosura 11D huyó lo que era firme, y solamente 11C lo fugitivo permanece y dura. 11D Una de las colinas que históricamente han formado el corazón de Roma. La ciudad eterna, Roma, se nos muestra como un cadáver de sí misma. El paso del tiempo la ha destruido. Sus murallas son ruinas y las colinas sobre las que se asienta la ciudad moderna, un cementerio en el que yace la antigua Roma. La colina más céntrica de las siete que conforman Roma. Cada una de las figuras que aparecen en un escudo. Lo efímero, el Tiempo, representado aquí por el río Tíber, sigue fluyendo imperturbable.
  9. 9. Érase un hombre a una nariz pegado, 11A érase una nariz superlativa, 11B érase una nariz sayón y escriba, 11A, 11B érase un peje espada mal barbado; 11A era un reloj de sol mal encarado, 11A érase una alquitara pensativa 11B érase un elefante boca arriba, 11B era Ovidio Nasón más narigado. 11B Érase el espolón de una galera, 11C érase una pirámide de Egipto, 11D las doce tribus de narices era; 11C érase un naricísimo infinito, 11D muchísimo nariz, nariz tan fiera, 11C que en la cara de Anás fuera delito. 11D En los 12 primeros versos hallamos el uso de la esticomitia; es decir, cada verso coincide con una forma sintáctica a modo de proposición que, a su vez, hace referencia, todas ellas, a un mismo objeto: la nariz o el narigudo. Anáfora y paralelismo constituyen las dos figuras imperantes, además de la metáfora, en un número de 9, y la hipérbole. Con ello se pretende encarecer la grandeza del objeto. Consta de 2 proposiciones en forma de quiasmo, que anuncian la acumulación de metáforas y el final del poema. Referencia antijudía: sayón (“verdugo de Cristo”), y escriba (“doctor de la ley judaica”). Es una nariz tan enorme que hasta en la cara de Anás, judío arquetípico, personaje conocido por la Pasión de Cristo, hasta en esa cara que tendría derecho a una gran nariz (como judío) sería un exceso tan grande que constituiría delito. He usado para el comentario el estudio que hace del soneto Ignacio Arellano Ayuso.
  10. 10. Narrativa Durante el siglo XVII desaparecen paulatinamente algunos de los géneros narrativos cultivados en la centuria anterior: la novela de caballerías, pastoril o morisca deja de escribirse. No sucede lo mismo con la novela picaresca, iniciada con El Lazarillo de Tormes. La sociedad barroca (cruel, hipócrita y poco amiga del trabajo) hace prevalecer el provecho propio que el de la comunidad, lo que hace posible el éxito de un tipo de personaje, el pícaro, cuya malicia e ingenio representan el mejor modo que tienen los que no han sido bendecidos por la Fortuna de lidiar con las adversidades que la vida va dejando a su paso. Cabe destacar dos títulos: Vida del pícaro Guzmán de Alfarache (1599 y 1604), de Mateo Alemán; y La vida de el buscón llamado don Pablos (1626), obra de Francisco de Quevedo.
  11. 11. Teatro El teatro fue el espectáculo más popular, junto al juego de cañas, durante el siglo XVII. El lugar de representación variaba en función de las características de la obra, o de la categoría de los actores. · Teatro religioso: se representaba en las plazas frente a las iglesias. · Teatro cortesano: abundaban los temas mitológicos. Su representación se hacía en palacio y sus jardines. Se usaban los efectos especiales. · Teatro popular: sus temas estaban inspirados en la literatura tradicional y en las costumbres sociales. Se representaba en la calle y en ventas, pero sobre todo en los corrales de comedias.
  12. 12. EL CORRAL DE COMEDIAS
  13. 13. Rasgos de la comedia nacional: División de la obra en tres actos, en vez de los cinco del teatro clásico. Mezcla de elementos trágicos y cómicos. Ruptura de las unidades de tiempo (la acción se desarrolla en varios días) y lugar (sucede en distintos sitios).  Métrica adaptada a la situación, de modo que la estrofa se ajusta a las circunstancias.  Los personajes se expresan según su condición social (decoro). Los personajes se dividen en nobles y plebeyos:  El noble: representa el abuso de poder.  El hidalgo y el villano: honrados.  La dama y el galán.  El gracioso.  El rey. Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635) Su fama se debe a sus obras de teatro, con las que crea la llamada comedia nacional, logrando satisfacer los gustos del pueblo. En ellas reúne y mejora los componentes más logrados del teatro anterior, defendiendo la idea de que el fin principal del arte dramático es deleitar al público y no tanto proporcionar una enseñanza.
  14. 14. El perro del hortelano Diana, la Condesa de Belflor, se siente atraída por su secretario, Teodoro, pero no quiere ceder a sus sentimientos amorosos porque éste pertenece a una clase social inferior. Diana desdeña a Teodoro pero no soporta que éste pueda tener relaciones con otra mujer. Finalmente, convencerán a la joven de la autenticidad de su amor. Las obras de mayor éxito de Lope de Vega fueron aquellas cuyos argumentos abordaron las costumbres y los ambientes de la época y plantearon conflictos amorosos. También las que partían de sucesos del pasado histórico o legendario, y planteaban conflictos de honor y honra. El caballero de Olmedo Escenifica la historia de don Alonso, enamorado de Inés, dama de Medina. El protagonista es asesinado en el camino de Medina a Olmedo por varios caballeros a las órdenes de don Rodrigo, al que le mueven los celos. Fuente Ovejuna Los habitantes de Fuente Ovejuna se rebelan contra el Comendador y le dan muerte. Cuando el juez somete a tortura a los villanos para saber el nombre del asesino, todos responden que fue Fuente Ovejuna quien lo mató. El tema del amor y el conflicto entre nobleza y pueblo son abordados en esta obra.
  15. 15. Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) Acabó de desarrollar el teatro tal como lo concibió Lope de Vega definiendo los caracteres humanos y profundizando en el tratamiento de los argumentos, a los que añade reflexión y profundidad. El suyo es un teatro de ideas, que ahonda en las preocupaciones morales y filosóficas de su época. Su estilo es elegante y cuidado, con rasgos conceptistas y culteranos. Su público era refinado, vinculado a la corte de Felipe IV. Los autos sacramentales Obras en las que quedan reflejados los dilemas teológicos de la época. Se usa la alegoría como medio retórico. Su obra más importante es El gran teatro del mundo. En ella, Dios, creador de un gran drama, que es el mundo, salvará a los hombres, personajes de ese drama, en función de la virtud con que desempeñen su papel.
  16. 16. Los dramas Los temas que abordan sus dramas tienen que ver con el paso del tiempo, la naturaleza engañosa de la realidad, el honor… El alcalde de Zalamea Trata el tema del honor. La hija de Pedro Crespo, alcalde de Zalamea, representante del villano honrado, ha sido violada por Álvaro de Ataide, representante a su vez de la nobleza soberbia y malvada. El noble se niega a reparar el honor de la muchacha. El alcalde ajusticia a don Álvaro con el beneplácito del rey, con lo que la imagen de la monarquía queda reforzada en la obra. La vida es sueño La obra contrasta el libre albedrío y la predestinación. El rey de Polonia, Basilio, encarcela a su hijo Segismundo. Un astrólogo le vaticina su derrocamiento a manos de su hijo. El rey cree en los astros y pretende evitar lo que cree inevitable. Tras un levantamiento popular, Segismundo, que ha sido liberado y proclamado rey, vence a su padre en batalla. En vez de quitarle el poder, le perdona y se somete a él. De este modo se demuestra que la voluntad humana es superior a lo que señala el destino.

×