Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Sarmiento

224 views

Published on

Acecamiento a la Resurrección.

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sarmiento

  1. 1. SarmientoLas dos figuras llegaron después de la medianoche, tal y como se les había ordenadohacía tiempo. La noche, fría y oscura, estaba aterciopelada por una niebla que a ratosparecía el interior calmado del mar y a ratos, si daba en soplar la brisa, searremolinaba en los ropajes de los caminantes como si pensara retenerlos. Si alguienhubiera visto la escena seguramente habría sido llevado a espanto, pues a la vez quesin haber luz alguna esos ropajes brillaban, cuando esa brisa corría se veía cómo laniebla los atravesaba, inaprensibles e incorpóreos.Y no cabía duda de que las dos figuras caminaban.«Aquí es».“Sí, Lo siento, está justo ahí detrás”.La niebla se encontraba, allí sí, con materia sólida e impenetrable. Una oquedad en elmontículo que habían subido, tapada por una gran piedra de definición vagamentecircular.«Los tiempos no dejarán de maravillarse».“Ninguna época lo llegará nunca a aceptar o creer por completo”.A un pensamiento, la piedra dejó de cerrar el habitáculo tras ella y se encontródescansando contra la pared caliza, a un lado. Las dos figuras luminiscentes entraronseguidamente, y escucharon la respiración tranquila de una figura tumbada. Se tratabade la figura de un hombre, amortajado, envuelto en un lino de agradable aroma amirra y áloe.Aunque aquello era una tumba, el hombre claramente dormía.«Maestro».
  2. 2. La palabra no sonó en el aire frío sino sólo en tres pares de oídos, y la figuratumbada se levantó al instante exhalando en un espasmo un grito mudo dedesesperación suprahumana.Madre. ¡Madre, no!Los veía desde arriba, rostros desfigurados por un dolor mayor que el que sus nerviosagarrotados le permitían a él sentir ya. Regueros de lágrimas, nubes tormentosashechas de impotencia y sentimiento de injusticia que tronaban por encima de todosellos. Y su Padre sin acudir.Fijó los ojos en los de su madre, y falleció. Y eso fue lo primero que vio al volver adespertar. Y recordó sus sueños de los dos días pasados, dos días que no había vivido.Recordó cómo a cada bofetada se convertía en millones de mujeres abofeteadas.Recordó cómo cada burla lo convirtió en miles de millones de personas débiles yabusadas. Recordó cómo a cada latigazo se hizo uno con todos los esclavos delmundo. Recordó cómo a cada clavo recibía cada balazo nazi, o comunista, odemócrata, o... Recordó cómo a cada minuto colgando de la cruz comulgaba contodas las víctimas de todos los terrorismos. Recordó todas las lágrimas que derramótres días atrás al convertirse en todas y cada una de las víctimas a las que dirían cien,mil, dos mil años después, que lo serían por él o por no cumplir reglas que él nuncallegó a soñar siquiera.Y por el tiempo que tarda la luz en recorrer el diámetro de un núcleo atómico,volvió asentir la soledad y el dolor, hasta que se percató de que vivía,y de pronto todas laspersonas que sufrieron se hicieron una con él para transmitirle la paz que susufrimiento les había ganado y se dio finalmente cuenta de que su Padre no le habíaabandonado jamás.Gracias por venir.“El cuerpo humano no habría resistido el choque directo de la vuelta a la vida, teníasrazón, Maestro”.«Ahora que estás despierto, es mejor que aún no te vean».Lo sé. Y llegarán pronto.
  3. 3. Al punto los tres se encontraron fuera, la niebla intentando infructuosamenteencontrar apoyo en ellos, la noche rota justo en sus figuras de luz.Quedaros aquí y que se cumplan los pasados que serán escritos.Por eso, al tiempo:«¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?».Y donde sólo creían que había muerte, todo comenzó por la Fé de las mujeres de lavida del Maestro. *******************“Murió, fue enterrado y despertó”.«No: fue plantado y florecerá y sus frutos serán Sueños que un día volverá paracumplir». José Gregorio del Sol Cobos, Domingo de Resurrección – Lunes de Pascua de 2013, Irún

×