Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Nacer en tiempos de COVID-19

1,300 views

Published on

Cabe responder en esta pandemia por SARS-CoV-2 a una serie de preguntas alrededor de cuatro etapas alrededor del nacimiento de un nuevo hijo: embarazo, parto, recién nacido y lactancia.


Y responder en base a las mejores pruebas científicas a preguntas como ¿se conocen efectos adversos del SARS-CoV 2 sobre el feto y recién nacido?, ¿existe mecanismo de transmisión perinatal?, ¿es posible el contacto piel con piel?, ¿es posible la cohabitación del recién nacido y la madre?, ¿se puede mantener la lactancia materna?, etc. En el texto adjunto se resume una parte del contenido de esta reunión.

Es importante tener presente que ninguna de las respuestas son opiniones personales, sino fruto de la mejor evidencia científica disponible hasta ese momento, procedente de las principales organizaciones internacionales (OMS, CDC) y nacionales (Ministerios de Sanidad), así como de las principales sociedades científicas, con especial consideración en este caso a los documentos de la Sociedad Española de Neonatología (SENeo).

Published in: Health & Medicine
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Nacer en tiempos de COVID-19

  1. 1. Nacer en época de COVID-19. Los recién nacido ¿fuertes o débiles ante infección SARS-CoV-2? INSTRAGRAM LIVE DIRIGIDO A LA FAMILIA (eventual audiencia médica) GUIÓN ETAPAS: embarazo, parto, el bebé recién nacido y la lactancia. 1º. EMBARAZO • ¿Transmisión fetal? - Existen muy pocos datos disponibles de embarazadas afectas de COVID-19, pero no hay evidencia de la transmisión intrauterina del SARS-CoV-2 en mujeres que adquieren la infección durante el tercer trimestre de embarazo en base a muestras negativas de líquido amniótico, sangre del cordón umbilical, flujo vaginal, hisopos de garganta neonatales o leche materna.
  2. 2. - Por tanto: a) Escasa evidencia de transmisión vertical (antes, durante y tras el parto por lactancia materna). B) Pero sí posible la transmisión horizontal (por gotas o por contacto) tras el nacimiento a través de un familiar infectado, similar a la población general • ¿Efectos adversos sobre el recién nacido? - No se ha demostrado que este virus se transmita al feto ni dentro del útero, ni tampoco en el parto ni a través de la leche materna. No produce malformaciones fetales ni aumenta el riesgo de aborto. - La infección perinatal por SARS-CoV-2 puede tener efectos adversos sobre los recién nacidos (como podría tener una infección perinatal), como pérdida del bienestar fetal, parto prematuro, distrés respiratorio neonatal, trombocitopenia acompañado de alteración de la función hepática e incluso muerte. A medida que tengamos casuística suficiente, seremos más capaces de responder a esta cuestión. • Cuidados especiales de la madre: asintomática - sospechosa - infectada - desde el punto de vista del pediatra para con el bebé in utero. Por ej. medicación eventual administrada: paracetamol, cloroquina, azitromicina, zinc, ac monoclonales, retrovirales,… - Las mujeres embarazadas tienen el mismo riesgo de contraer la infección por COVID-19 que el resto de población general. Aún así, el embarazo se considera actualmente una situación de riesgo para COVID-19, por lo que se recomienda el aislamiento preventivo durante el estado de alarma (baja laboral) y ante síntomas respiratorios y/o fiebre le indicarán la realización de la prueba diagnostica. - Durante estas semanas de aislamiento, se está tratando de reducir al máximo el número de visitas a centros sanitarios. No obstante, el embarazo es una situación especial que obliga a mantener un correcto seguimiento y algunas pruebas en semanas concretas no siendo posible retrasarlas. - Los fármacos habituales en el tratamiento de la enfermedad por COVID-19 conviene clasificarlos por las categorías de la FDA: A: estudios adecuados en mujeres embarazadas no demuestran riesgo del fármaco para el feto B: estudios en animales no demuestran riesgo del fármaco para el feto C: estudios en animales no demuestran la inocuidad del fármaco para el feto D: evidencia de riesgos para el feto, aunque los beneficios potenciales de su uso en mujeres embarazadas pueden ser aceptables a pesar de los riesgos probables en algunas situaciones E: evidencia de riesgos para el feto, que claramente superan los beneficios potenciales
  3. 3. SEGUROS A, B y hasta C; D dudoso y cabe reflexionar con la enfermedad; no E. - Paracetamol: categoría B. Es el analgésico y antipirético de elección en el embarazo; por tanto, independientemente de la actual controversia con el uso de ibuprofeno en la COVID-19, no cabe esta duda. - Hidroxicloroquina: categoría C. No demostrada toxicidad en embarazo. Contraindicada lactancia. - Azitromicina: categoría B. Su uso se acepta en el embarazo. No recomendada lactancia. - Lopinavir/ritonavir: categoría C. Seguro por la amplia experiencia en VIH. Probablemente no recomendada lactancia. - Tocilizumab: categoría C. No se debe emplear según la AEMPS, salvo que estrictamente necesario. Se desconoce si hay excreción en lactancia materna: prudencia e individualizar riesgo/beneficio. 2º PERINATAL • ¿Transmisión durante el parto? - Escasos datos, pero no demostrada transmisión vertical. • ¿Mejor cesárea o parto vaginal? - No existe evidencia clínica de cuál es la vía óptima del parto en el caso de una embarazada infectada por el coronavirus. Como no se ha demostrado el contagio de la madre al bebé, ni tampoco se ha observado el virus en secreciones vaginales de la madre, no parece que realizar una cesárea sea la mejor opción para prevenir la transmisión del virus al recién nacido. - No condicionar el modo de nacimiento por la enfermedad COVID-19, sino que este vendrá dado por los criterios obstétricos habituales. • ¿Contacto piel-piel? - Tema controvertido, pues si bien nadie duda de los beneficios del contacto piel con piel al nacimiento en el vínculo y la lactancia, tampoco nadie debiera dudar de la precaución ante una madre afecta o con sospecha de enfermedad COVID-19. - Se pueden considerar dos escenarios: a) en la madre sintomática (con fiebre, tos y/o secreciones respiratorias) el recién nacido debe ser separado de la madre cuando la sintomatología de ésta sea moderada-grave, en cuyo caso no será posible el contacto piel con piel; b) en la madre asintomática o paucisintomática se apoya la posibilidad de aislamiento conjunto en régimen de aislamiento de gotas y contacto entre madre e hijo (higiene de manos, mascarilla facial y cuna separada a 2 metros de la cama de la madre) y, en este caso, sería posible el contacto piel con piel y la lactancia precoz en la primera hora de vida con las precauciones debidas.
  4. 4. - Estos consejos actuales, como muchos otros, variarán según las evidencias científicas acumuladas. • ¿Compañía del padre? ¿de los hermanitos? ¿familiares? - También ha podido plantear alguna controversia y mensajes diferentes. Pero en nuestro entorno se permite la presencia en la dilatación, parto y habitación de un familiar/cuidador sano que usa EPI mientras permanece en la habitación. Sin duda, preferentemente este familiar sera la pareja o algún otro adulto. No se aconseja la visita de hermanos, pero ni al recién nacido ni a ningún paciente pediátrico hospitalizado. 3º RECIEN NACIDO • Madre sospechosa o con COVID-19: ¿aislamiento, cohabitación posparto? - Aunque sospecha y confirmación de la enfermedad COVID-19 en una gestante/madre es un concepto diferente, lo cierto es que la sospecha se maneja igual hasta su confirmación. - Por ella vale la respuesta para ambos supuestos, y se dan de nuevo dos escenarios, con dos ideas básicas como es intentar no separar, pero preservar la seguridad del recién nacido: a) en la madre sintomática (con fiebre, tos y/o secreciones respiratorias) el recién nacido debe ser separado de la madre cuando la sintomatología de ésa sea moderada-grave (madre en Maternidad y recién nacido en la Unidad Neonatal); b) en la madre asintomática o paucisintomática se apoya la posibilidad de aislamiento conjunto en régimen de aislamiento de gotas y contacto entre madre e hijo (higiene de manos, mascarilla facial y cuna separada a 2 metros de la cama de la madre). Por tanto: aislamiento si madre con sintomatología moderada-grave, cohabitación si madre asintomática o paucisintomática. ¿Cuánto tiempo en aislamiento? Se valorará de forma individual en relación con los resultados virológicos del niño y de la madre, las condiciones clínicas de ambos y siempre de acuerdo a las recomendaciones de Medicina Preventiva del hospital. • ¿Cómo realizar la reanimación neonatal ante RN de madre con sospecha/confirmación por COVID-19? - Las maniobras de reanimación neonatal pueden conllevar maniobras de riesgo de transmisión de la enfermedad: aspiración de secreciones, Ambú o intubación. - Es por ello que debemos minimizar los riesgos y protegernos con las siguientes recomendaciones: el menor número de profesionales en el paritorio/quirófano (preferible un solo pediatra), mascarillas (FPP2 o, si no disponible, mascarilla quirúrgica), gafas o pantalla, guantes y bata. 4º LACTANCIA MATERNA • ¿Lactancia materna en madre sospechosa?
  5. 5. - Recordar de nuevo los dos escenarios: • Si madre asintomática o síntomas leves:  La mayoría de las sociedades científicas y la OMS la aceptan con la precaución de medidas de prevención de gotas y contacto: madres con mascarilla, lavado aerola y pezón con suero y gasas, higiene de manos con solución hidroalcohólica  O bien, extracción leche con similares precauciones • Si madre con síntomas moderados o graves:  Extracción leche con similares precauciones  Si no posible: lactancia artificial • ¿Lactancia materna en madre con Covid-19? - Los mismos supuestos y consideraciones que las madres con sospecha de COVID-19. • Lactancia meses más tarde con madre sospechosa o confirmada - Si es posible preservar la lactancia en los casos de madres COVID-19 con síntomas moderados o graves, una vez la madre se considere curada, la lactancia materna continuará normalmente. - No debe quedar duda del apoyo a la lactancia materna en la mayoría de las circunstancia y siempre bajo el principio de precaución. Porque la lactancia materna es positiva, pero evitar el contagio de un recién nacido también: en esta diatriba no puede haber buenos (lo que apoyan la lactancia materna en todos los ámbitos) y malos (los que siguen el principio de precaución en las situaciones de riesgo). Porque todos tenemos un mismo objetivo: primero, preservar la salud del recién nacido; y, segundo, preservar la lactancia materna. A medida que tengamos más datos en esta población seremos capaces de posicionarnos con más datos y mayor seguridad. • Posición OMS/UNICEF v/s CDC respecto al amamantamiento - Enlazando con la cuestión previa, incluso las organizaciones internacionales de salud más relevantes tienen puntos de vista algo diferentes en este aspecto. Así: La OMS y UNICEF recomiendan mantener la lactancia materna también en casos de madres positivas y en investigación, siguiendo las correctas medidas de prevención y control de la infección (por gotas y contacto), y solo en casos de enfermedad materna grave, recurrir a la extracción de leche. Sin embargo, los CDC consideran como primera opción manejar a la madre y al neonato por separado y alimentar al bebé con leche materna extraída, si bien no anulan la posibilidad de alojamiento conjunto y lactancia materna, manteniendo las estrictas medidas de prevención y control de la infección. ADENDUM
  6. 6. • Posición expertos de España sobre salida de niños <12 años - España está en una situación complicada. Actualmente casi 200.000 afectados y casi 20.500 fallecidos. Y con un ranking muy negativo en el mundo, ocupando el triste primer lugar en tres indicadores: somos el país con el mayor porcentaje de afectados por habitantes, el mayor porcentaje de muertos por habitantes y el mayor porcentaje de sanitarios afectos por habitante. Es una situación muy dura en lo que está saliendo hacia afuera lo mejor de cada uno para vencer de forma conjunta esta pandemia. Llevamos 5 semanas de confinamiento y, por fin, se ha anunciado que a partir del 27 de abril los < 12 años habrá medidas de desescalada, pendientes de concretarse en tiempo y forma. La AEP y un comité de expertos nombrado por el Gobierno de España están trabajando en ello. Cabe decir que el comportamiento de los niños y adolescentes en esta cuarentena ha sido más que ejemplar, y lo vivimos cada día con nuestros hijos y nietos. Ellos sí que se merecen un aplauso diario. • Cine y Pediatría, una alternativa del uso en familia de pantallas. ¿Dónde bajar los libros? - En la web de la editorial Lúa Ediciones 3.0. Escribir en los buscadores de Google: Colección Pediatría Lúa Ediciones 3.0 y en los distintos libros que aparecen en la web, buscar aquellos que llevan el hastag #quedateencasa. Ya hemos abierto a la lectura gratis los libros Cine y Pediatría 8, 7, 6, 5 y 4. Y en breve los otros cuatros. Y todo ello, mientras resta menos de un mes para la publicación de Cine y Pediatría 9. - Y para terminar: a) Tres películas sin fecha de caducidad para ver con nuestros hijos y educar en valores en estos tiempos de pandemia: “Forrest Gump”, “La vida es bella” y “Cinema Paradiso”. b) Y una trilogía para sanitarios de un director francés, Thomas Lilti, tres formas de reflexionar sobre tres aspectos de nuestra profesión: “Hipócrates”, alrededor de la formación MIR; “Un doctor en la campiña”, en relación al valor integral de un médico rural; y “Mentes brillantes”, alrededor de los estudiantes de Medicina y sus titánicos esfuerzos en la preparación del MIR. Nota: bibliografía documento y díptico de https://www.seneo.es/index.php/recomendaciones-covid-19-seneo

×