La tiranía del espectáculoDECÍA Jean Paul Sartre -y siento tener         Añoro los tiempos pasados en los queque volver a ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La tiranía del espectáculo

1,048 views

Published on

Un mundo de imagen

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,048
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
333
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La tiranía del espectáculo

  1. 1. La tiranía del espectáculoDECÍA Jean Paul Sartre -y siento tener Añoro los tiempos pasados en los queque volver a citarlo- que una imagen no es los seres humanos podían soñar queuna cosa sino un acto. La frase me parece luchaban por un mundo mejor. Hoy no esuna verdad esencial en una sociedad en la posible tener ideales en una sociedadque la representación expulsa cualquier desgarrada por la lógica de la rentabilidadreflexión sobre el sentido de la existencia. económica y la supremacía de unTodos estamos condenados a ser actores espectáculo en el que todo acto quedade un guión que otros escriben. reducido a mera imagen.La gran paradoja de nuestro tiempo es No cabe ya, por tanto, hablar enque fuimos educados en una cultura de la términos de verdad o mentira sino deresponsabilidad, producto de los valores pura representación. Lo que cuenta no esreligiosos que imperaban en nuestro país lo que se hace o lo que se piensa sino lohace 40 años, y ahora tenemos que que se dice, lo que cada uno parece antesobrevivir en una sociedad tiranizada por los demás. La apariencia -la ilusión de lasla imagen y las apariencias, en la que candilejas- es la ley suprema que rigecualquier discurso se vuelve nuestras vidas.incomprensible si no se transforma enespectáculo. Esto es especialmente perceptible en la política, en la que nadie está dispuesto aEn un mundo en el que la religión es un asumir las consecuencias de sus actos.vestigio, estamos condenados a una Urgandarin echa la culpa a su socio, elbanalidad insufrible, angustiosa. Si Dios ha ministro del Interior se quita lamuerto, como decía Nietzsche, el hombre responsabilidad de las actuaciones de lase ha convertido en un gusano a merced Policía, Rubalcaba actúa como si el PSOEdel ciego azar, según subrayaba Richard no tuviera nada que ver con la crisisDawkins en el debate con el arzobispo de económica, los empresarios demonizan aCanterbury. Pero el ser humano necesita los sindicatos y los sindicatos a losun poco de trascendencia que aporte empresarios.sentido a su vida. Nos rebelamos contrauna existencia animal en la que somos un Nada más coherente en una sociedadinsignificante eslabón de la evolución y en la que lo importante es la imagen, quetendemos a pensar que nuestra vida tiene carece de valores y que jamás ha sabidoque tener algún sentido. interiorizar lo que supone una democracia. En suma, una sociedad que no cree en síPor eso acudimos al arte, a la ciencia, a misma porque confunde lo que parece conla literatura, a algo que hace resonar unas lo que es. La tarea esencial de nuestromisteriosas vibraciones interiores y que tiempo es encontrar unos principios quenos eleva por encima de las miserias confieran un poco de sentido y de ilusión acotidianas. Escribir es también un intento nuestras vidas, pero eso es demasiadode escapar a esa tiranía del azar que nos pedir cuando cinco minutos de celebridaddestruye. valen más que cualquier utopía. PEDRO G. CUARTANGO/29/02/2012

×