Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Incineradora en Quintana Martín Galindez

672 views

Published on

Published in: Travel, Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Incineradora en Quintana Martín Galindez

  1. 1. LOS HABITANTES DEL VALLE DE TOBALINA SE OPONEN A LA INSTALACIÓN DE UNA INCINERADORA EN QUINTANA MARTÍN GALINDEZ Ayer día nueve de octubre a las 6 de la tarde se celebró una reunión informativa en el salón de actos de Quintana Martín Galíndez, organizada por la plataforma AP69 no gracias, la asociación Amigos de Moneo, la asociación Merindades Limpias y Ecologistas en acción, en la que varios técnicos explicaron el funcionamiento de la planta incineradora que la empresa Black and Green pretende instalar en el Valle de Tobalina. Numerosos ciudadanos mostraron su oposición a la instalación de una industria petroquímica en Quintana Martín Galíndez. La reunión se celebró con total normalidad en el salón de actos de Quintana Martín Galíndez, cuyo aforo se llenó totalmente debido a la altísima preocupación que el proyecto genera en la zona. Casi la totalidad de los asistentes eran habitantes de Quintana Martín Galíndez y de las pedanías del Valle de Tobalina, aunque también se acercaron algunos habitantes de Moneo, población donde otra empresa pretende instalar una planta de similares características. En la reunión participaron los siguientes ponentes: José Ramón Becerra, ingeniero químico, Blanca Casado Herrán, licenciada en Ciencias Geológicas y José Francisco Santiago Fernández, licenciado en Ciencias Económicas. La intervención fue seguida con gran interés por los asistentes destacando la intervención de José Ramón Becerra debido a su elevado conocimiento de este tipo de industrias dedicadas al tratamiento de neumáticos mediante procesos de termólisis o pirólisis. A lo largo de la charla se plantearon nuevos datos que no habían sido revelados por la empresa Black and Green en la reunión informativa que se celebró el día 10 de septiembre que preocuparon seriamente a los asistentes. Algunos de los datos que más estupor generaron entre los presentes fueron los siguientes: El proceso normal de tratado de los neumáticos mediante termólisis en una planta de estas características lleva consigo inevitablemente la emisión a la atmósfera de metales pesados y productos tóxicos que es imposible eliminar totalmente en el proceso de lavado de gases. La exposición de la población a este tipo de emisiones podría producir efectos dañinos para la salud. Las sustancias químicas emitidas a la atmósfera, especialmente los metales pesados, pasan a la cadena alimenticia contaminando a la fauna y a los productos agrícolas cultivados en la zona, pasando finalmente al organismo de las personas que los consumen. El proceso normal de la planta lleva consigo continuos desagradables olores que pueden ser difundidos por el aire a muchos quilómetros de distancia. La instalación de una planta de estas características produciría ruidos especialmente perceptibles en una zona muy silenciosa, no contaminada acústicamente como es el entorno del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil. Según los datos obtenidos en el registro mercantil, la actividad de las sociedades del grupo de Black and Green ha sido nula durante muchos años, y cuando finalmente iniciaron su actividad han generado ingentes pérdidas. Esto debe ser muy habitual en este tipo de industrias Oposición a la instalación de una Incineradora en el valle de Tobalina (Las Merindades) 1
  2. 2. dedicadas al proceso de neumáticos mediante termólisis o pirólisis. El tratamiento de neumáticos en una planta de estas características produce negro de humo y gasóleos de bajísima calidad, muy difíciles de colocar en el mercado y a precios muy bajos, razón por la cual este tipo de empresas terminan cesando su actividad o encaminándola a procesos aún más peligrosos y contaminantes como la quema de hidrocarburos para generar energía eléctrica o el tratamiento de plásticos usados, aceites usados o materiales electrónicos. En la reunión celebrada anteriormente a la que asistieron representantes de Black and Green sólo se habló del tratamiento de neumáticos, pero en el anteproyecto presentado por la empresa el día nueve de septiembre al Ayuntamiento se habla también del tratamiento de plásticos usados. El proceso de plásticos usados en un reactor de las características de este tipo de industrias incrementaría irremediablemente de forma exponencial los olores del entorno y las emisiones de sustancias tóxicas peligrosas para la salud a la atmósfera. Sí el reactor de la planta fuera utilizado para el tratamiento de aceites usados y equipos electrónicos, la vida en la zona sería difícil en una condiciones de salubridad nada aconsejables. Para lograr la rentabilidad de este tipo de industrias en ocasiones se aprovecha la planta para la generación de electricidad de mediante la quema de gasóleo en bruto de bajísima calidad generado por la disolución de los neumáticos. Si esto se produjera, los gases emitidos a la atmósfera son de una altísima toxicidad. Si la empresa no genera beneficios, como se puede observar en este tipo de plantas, económicamente no revierten nada sobre el Ayuntamiento, dado que no existe impuesto sobre beneficios. La viabilidad de este tipo de industria de tratamiento de neumáticos pasa por el abaratamiento agresivo de costes, para que el coste del tratamiento sea competitivo y las sociedades gestoras de neumáticos usados les suministren neumáticos. Esto revierte negativamente en la seguridad de las plantas, un almacenamiento deficiente de los neumáticos y del negro de humo, un lavado de gases sin posterior tratamiento mediante carbón activo y en general unas medidas de seguridad escasas a la hora de reducir las emisiones tóxicas a la atmósfera y a las aguas. El almacenamiento al aire libre en este tipo de industrias de los neumáticos troceados o del negro de humo es frecuente, lo cual produce su dispersión por el terreno a varios kilómetros de distancia por el efecto del viento y la lluvia. Es frecuente ver en este tipo de instalaciones montoneras de negro de humo expuestas al viento y la lluvia. Si los neumáticos troceados se almacenan al aire libre se producen irremediablemente filtraciones de productos altamente tóxicos en el subsuelo. En el caso del Valle de Tobalina se producirían filtraciones al río Ebro y a los numerosos acuíferos de la zona. La contaminación por este tipo de productos tóxicos de los acuíferos podría llegar a contaminar las aguas a más de 70 km de distancia. Si en un intento por hacer la planta rentable se realiza el triturado de los neumáticos en el entorno de la planta, los niveles de contaminación acústica serían cierta e inevitablemente insoportables. En el proceso normal de de lavado de gases que se producirá en la planta del Valle de Tobalina se generarán lodos muy tóxicos, equiparables en toxicidad y acidez a los vertidos en la catástrofe de Hungría en los últimos días. Una fuga en las balsas de sedimentación o la no implantación de una depuradora o cualquier fallo de la misma durante la vida de la planta producirían vertidos letales para las aguas del río Ebro. Oposición a la instalación de una Incineradora en el valle de Tobalina (Las Merindades) 2
  3. 3. Para cubrir la producción estimada por la empresa se generaría un importante incremento de transporte pesado hasta su llegada a la planta, aproximadamente 10 camiones diarios con sus respectivos viajes de vuelta, 20 transportes en camión cada día en total solo para el transporte de neumático triturado. A los cuales habría que añadir los correspondientes al transporte de materias peligrosas como negro de humo, hidrocarburos y fangos tóxicos. El riesgo de incendios en el almacenamiento de neumático triturado en este tipo de plantas es alto, en ocasiones se llegan a producir auto igniciones debido a las altísimas temperaturas que los neumáticos alcanzan en su almacenado. Este tipo de incendios resultan ser muy difíciles de apagar y generan humos de alta toxicidad. El hecho de que este tipo de plantas no suelan ser rentables genera en numerosas ocasiones su retirada en algunos años, dejando suelos sucios cuya toxicidad es difícil de eliminar y cuya limpieza podría quedar a cargo del Ayuntamiento. La mano de obra necesaria en esta industria es principalmente especializada, no generaría más de dos puestos de trabajo con una cualificación menor que un modulo de segundo grado de formación profesional especializado en este tipo de industria. La mayor parte de los puestos requieren una muy alta formación siendo varios de ellos ocupados por ingenieros. El polígono industrial del Valle de Tobalina de reciente construcción no presenta a día de hoy actividad empresarial alguna. La instalación de una empresa petroquímica en el mismo evitaría la instalación de otro tipo de iniciativas empresariales más sostenibles en el mismo. Además afectaría gravemente a los motores económicos tradicionales de la zona como son el turismo y la agricultura. La reunión generó entre los asistentes una sensación de incomprensión, nadie entendía las razones por las cuales el Ayuntamiento del Valle de Tobalina no se posicionaba claramente en contra de un proyecto que según las organizaciones convocantes previsiblemente traerá a Quintana Martín Galíndez, al Valle de Tobalina y a todas sus pedanías numerosos perjuicios, muchísimos riesgos y ningún beneficio. Por todo esto se decidió hacer llegar al Ayuntamiento del Valle de Tobalina toda la información para evitar que puedan tomar una decisión a todas luces equivocada e irreversible. No hay que olvidar que los terrenos sobre los cuales se instalaría la planta petroquímica son de propiedad municipal y muchos de ellos requieren de una recalificación previa, por lo cual la decisión final para la instalación o no de una incineradora en el Valle de Tobalina aún está en manos de su Ayuntamiento. Oposición a la instalación de una Incineradora en el valle de Tobalina (Las Merindades) 3

×