Tematica didactica en_tpe

1,957 views

Published on

TPE

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,957
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tematica didactica en_tpe

  1. 1. ASPECTOS EPISTEMOLOGICOS DE LAS TECNOLOGIAS DE INFORMACION Y COMUNICACIÓN EN EL PROCESO ENSEÑANZA-APRENDIZAJE
  2. 2. TABLA DE CONTENIDO INTRODUCCION OBJETIVO GENERAL OBJETIVOS ESPECIFICOS  AMBITOS DE ENSEÑANZA - APRENDIZAJE CON EL USO DE LOS RECURSOS QUE OFRECEN LAS TIC’s. 1.1 La brecha socio-educativa en el contexto de la información 1.2 El mundo virtual y la cultura 1.3 La educación y los cambios 1.4 Desde el sistema educativo: disminuir la distancia informática 1.5 Breve análisis transicional 2. UNA APROXIMACION A LAS CORRIENTES EPISTEMOLOGICAS EN LA EDUCACIÓN 2.1 Prácticas epistemológicas 2.2 Una teoría Nueva 3. FUNDAMENTACION DE LAS TECNOLOGIAS VIRTUALES EN EL APRENDIZAJE 3.1 Las tecnologías transmisivas 3.2 Las tecnologías interactivas 3.3 Las tecnologías colaborativas 3.4 Una mirada hacia la educación a distancia 3.5 Los medios interactivos 3.6 Fundamentos del video interactivo 3.7 Breve definición de software 3.7.1Software educativo 3.7.2Características esenciales de los programas educativos 3.8 Importancia de las tic’s en nuestros días 3.8.1Las telecomunicaciones 3.8.2La informática 3.8.3La tecnología audiovisual 3.9 Perfil y competencias del estudiante virtual 3.10 Características óptimas de la personalidad de un estudiante virtual 3.11 Los estilos de aprendizaje
  3. 3. 3.12 Tipos y características de los aprendizajes 4. APRENDIZAJE COLABORATIVO Y CONSTRUCTIVISMO SOCIAL 4.1 El modelo de aprendizaje colaborativo 4.2Nuevas Tecnologías y Aprendizaje Colaborativo. 5. RECONOCIENDO-NOS EN LOS PROPIO 5.1 Aprendizaje ético en contextos virtuales. 5.2 Evaluación continúa 5.3 Ámbitos de aprendizaje y desarrollo de competencias transversales y de carácter ético. 6 LA INSERCIÓN DE LA EDUCACIÓN VIRTUAL EN COLOMBIA 6.1 Reseña Histórica del Sistema Institucional de Educación Virtual 6.2 Tiempos Históricos de la Educación a Distancia 7. BIBLIOGRAFIA
  4. 4. "Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, el énfasis de la docencia está cambiando, desde un enfoque centrado en el profesor y basado en clases magistrales, hacia una formación centrada, principalmente en el estudiante dentro de un entorno interactivo de aprendizaje. El diseño e implementación de programas de capacitación docente que utilicen las TIC’s efectivamente, es un elemento clave para lograr reformas educativas profundas y de amplio alcance". (UNESCO-2004)
  5. 5. INTRODUCCION En un mundo que cambia vertiginosamente, nuestra educación enfrenta el desafío de dar respuesta a las nuevas necesidades que surgen en la sociedad globalizada, donde las tecnologías de la comunicación y la información están configurando nuevos escenarios. Es bien sabido, que las modalidades no presénciales, crecen muy rápidamente, apoyándose cada vez más en las herramientas digitales de producción, transporte y comunicación de contenidos; esta situación exige a los docentes la adquisición de nuevas competencias, y la adecuación de sus conocimientos tradicionales a las exigencias planteadas. El quehacer docente en la práctica educativa experimenta cambios mediados por los entornos virtuales. El paso de una formación transmisiva de información disciplinar, a otra centrada en el estudiante, se orienta al desarrollo de un aprendizaje activo y participativo, más cercano a situaciones del mundo real; esto implica en el docente el refuerzo de sus competencias pedagógicas, que lleva al desarrollo de conductas innovadoras en las que se incorporan nuevas competencias comunicativas no verbales, dominio de herramientas tecnológicas digitales, nuevas formas de comunicación, transmisión de contenidos e interacción con los estudiantes, que se constituyen en herramientas básicas de apoyo en la docencia y el aprendizaje. La mejora en los medios de comunicación docente con la incorporación de sistemas de códigos distintos al lenguaje oral adquiere una importancia creciente. El cambio del paradigma educativo en la relación enseñanza - aprendizaje, en el que se desplaza el centro de la actividad formativa al estudiante, su actividad y su relación entre pares, se vuelve indispensable para enfrentar con éxito los desafíos educativos del presente y el inmediato futuro. En este sentido, se abre paso la idea de una nueva «pedagogía» educativa que es necesario tener en cuenta e incorporar en los contenidos y materiales de estudio, que no son para los que «ya saben» sino para los que «todavía no saben». La clave está en la relación entre la tecnología y la pedagogía: lo que interesa de las tecnologías es: ¿cómo aprende el que aprende? ¿Cómo hacer para que su uso en este proceso de enseñanza-aprendizaje sea más eficaz?
  6. 6. OBJETIVO GENERAL Realizar un acercamiento a los diferentes modelos e investigaciones en torno al concepto de los estilos de aprendizaje. Así mismo, se expondrán sucintamente algunos elementos y herramientas metodológicas necesarias para la implementación y desarrollo de los medios tecnológicos en el ámbito virtual, los cuales deben ser tenidos en cuenta para los procesos de enseñanza-aprendizaje. OBJETIVOS ESPECIFICOS - Estimular la práctica del método crítico para la consideración de los procesos de enseñanza – aprendizaje aplicando las TIC’s. - Promover que los docentes realicen una reflexión acerca de los aspectos valorativos conectados con la actividad enseñanza- aprendizaje y su apoyo en las herramientas tecnológicas. 1. ÁMBITOS DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE CON EL USO DE LOS RECURSOS QUE OFRECEN LAS TIC’s. 1.1. La Brecha socio-educativa en el contexto de la información Dadas las condiciones mundiales regidas por un sistema económico, político, social y cultural de índole globalizado; el uso de las tecnologías de información y comunicación – TIC’s cobra una relevancia importante y especial en el sector de la educación, ya que ésta se concibe como uno de los pilares de acceso e incorporación masiva y sostenida de la información en la sociedad, en el que los modos y maneras de uso e intercambio comunicacional, juegan un papel integrador importantísimo. Bajo este contexto, el rol educativo adquiere una connotación diferente: La relación docente – estudiante implica asumir nuevas actitudes y variación en los roles que cada uno desempeña, en este orden, el docente debe actuar como colaborador, ejerciendo funciones de experto en la construcción de las temáticas inherentes a su perfil, tutoría y coordinación, en tanto que el estudiante adquiere un mayor protagonismo y responsabilidad en el proceso de aprendizaje. Es aquí donde este proceso de renovación pedagógica y la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) ofrecen nuevos caminos y posibilidades que es importante aprovechar. En este entorno,
  7. 7. las distancias generacionales con vistas al futuro se amplían, dado que el uso de estas tecnologías de comunicaciones no sólo significa diferencias en la productividad, además implica asimetrías en la capacidad de interlocución, en el acceso a la información y conocimiento, y por ende, en el desarrollo cultural. Sin embargo este nuevo proceso a su vez, genera resistencias a lo nuevo, mezcla del temor, el entusiasmo y la curiosidad, lleva a cierto tipo de choques. Sin duda la pedagogía basada en la memorización y en la presentación compartida del conocimiento no podrá sobrevivir a la facilidad con la que se visualiza y amplía la memoria en un soporte informático, ni a la agilidad con la que se relacionan datos y disciplinas heterogéneas en el trabajo informático. Algunos efectos de lo anterior se expresan en las tensiones que se dan entre los estudiantes que adquieren destrezas en el manejo de los recursos que ofrecen las TIC’s y los docentes que pierden autoridad al no encontrarse al mismo nivel en este proceso. Así mismo, surge incertidumbre en relación con el acceso y la calidad del tipo de información, en la medida en que subsisten diferencias según el tipo de información que va ofreciendo el mundo cibernético, como los accesorios disponibles, la intensidad del acceso a Internet y la capacitación recibida por los docentes, entre otros. Más aún, mientras que en algunos establecimientos escolares, el uso de la computadora se restringe a ejercicios mecánicos de aplicación, en otros se optimiza su potencial de aprendizaje, experimentación, construcción de proyectos y trabajo cooperativo; mientras algunos usan la red para juegos, otros navegan para aprender. 1.2. El Mundo Virtual y la Cultura. La diversidad tecnológica que se utiliza para interactuar en el mundo virtual, tienen una relación real con la cultura, muchos rasgos del paradigma de la información contienen también rasgos de interconexión y flexibilidad sobre una base cultural. Esto, resalta la importancia crucial de las mediaciones que se dan entre cultura, las TIC’s y la educación: Educar con nuevas tecnologías de información y comunicación implica educar para imprimirle al uso de estas nuevas TIC’s, un significado, tanto individual como colectivo, esta nueva producción se nutre a la vez, de la cultura propia del individuo y de la sociedad, que se constituye en una forma de intercambio cuyo eje son las redes virtuales en las que se configuran nuevos sentidos grupales, sensibilidades y otras formas de
  8. 8. representación de la realidad social. Este intercambio virtual responde a una imagen de cultura, que se da en forma escrita a través de su acción motriz que es la digitación y su inmediatez que es oral. Por ello, no se trata sólo de contenidos, sino principalmente de estilos de aprendizaje y de enseñanza. Los cambios en las prácticas virtuales desafían, por lo mismo, las bases del sistema. ¿Cuánto cabe revolucionar el sistema de enseñanza para potenciar los aprendizajes en los nuevos dispositivos de información y de conocimiento? Para esta pregunta no hay respuestas unívocas. Lo cierto es que se impone cierto gradualismo en los cambios, dado que tanto la formación docente como las prácticas pedagógicas no van al mismo ritmo que la innovación en las TIC’s. No obstante, los riesgos en este cambio de prioridades pueden radicar en la pérdida de capacidad para organizar conocimientos y para ordenar las dinámicas de aprendizaje, es aquí en donde el papel del docente como el de los planificadores de la enseñanza, debe tender a generar competencias entre las que el uso de las TIC’s en las escuelas mantenga una relación medios-fines, para que la comunicación se oriente a la adquisición y procesamiento de conocimientos con sentido de totalidad y de manera ordenada sobre la base de diversificación y versatilidad, con el objetivo de que este nuevo sistema de comunicación e información tenga la capacidad de abarcar e integrar todas las formas de expresión, así como la diversidad de intereses, valores e imaginarios, incluida la expresión de conflictos sociales. 1.3 La educación y los cambios En la actualidad la sociedad de la información impone ciertos cambios acelerados en los ámbitos de producción y comunicación que obliga a alteraciones profundas y ágiles en la transmisión de conocimientos. Más que contenidos curriculares, lo que se requiere es propagar una disposición general al cambio en las formas de aprender, comunicarse y producir. Esta nueva realidad implica una forma diferente en la transmisión del conocimiento y del aprendizaje del mismo, donde no solo es importante el desarrollo de competencias específicas, sino que lleva implícito la necesidad de acercarse e interpretar la realidad de una manera diferente. De ahí la necesidad de “des-aprender para aprender”, reflexionar, analizar, argumentar correctamente para poder desarrollar una capacidad crítica, de síntesis y comprensión de los fenómenos y situaciones, en el que el discernimiento de lo esencial y duradero sea la
  9. 9. premisa frente a lo accidental y pasajero. En otro plano, es igualmente crucial el ser y el actuar en los distintos ámbitos, en los que las capacidades de innovación, adaptación, gestión y trabajo en equipo lleven a la transmisión de valores culturales libremente asumidos Bajo este contexto de cambio, es importante no perder de vista en el desarrollo de las prácticas educativas, los nuevos riesgos y posibilidades que deben asumir los docentes frente a los cambios en valores y actitudes; esta visión y misión son elementos cruciales en el diseño de nuevos currículos y pedagogías. 1.4. Desde el sistema educativo: disminuir la distancia informática A través del sistema educativo, la reducción de las brechas informáticas se lograra por medio de espacios equitativos, que involucren todos los actores sociales en formación, para ello se debe tener en cuenta: o Las tecnologías cumplen diversos propósitos y son un medio de apoyo a la enseñanza, no su fin. o La importancia de avanzar en la flexibilidad pedagógica, para crear un clima propicio de difusión de las TIC’s en la enseñanza. o Es necesario capacitar a los docentes, para garantizarles la centralidad como agente de cambio y prevenir las distancias entre cultura docente y cultura virtual. o Es preciso promover y gestionar vínculos con organizaciones ajenas al sistema educativo presente, tanto para lograr aportes del sector privado en equipamiento, como de capacitación y de contenidos para la red. o La introducción de las TIC’s en el sistema escolar, es un proceso lento y su ritmo, se asocia más a los tiempos de largo alcance del cambio cultural que a los períodos de gobiernos electos. o La innovación, debe ser de acrecentada y empática, por lo cual se requiere articular la difusión de las TIC’s con las necesidades pedagógicas de los profesores, entregando herramientas (hardware, software, guías) de fácil comprensión y uso por parte de los docentes. o La dotación de recursos y capacidades no puede ser homogénea en todo el sistema, y debe adaptarse a las distintas necesidades de docentes y de estudiantes en escuelas donde el entorno del aprendizaje varía sustancialmente. o Debe articularse este aspecto de las reformas educativas con otros, a fin de generar sinergias entre programas de
  10. 10. informatización escolar con programas de bibliotecas de aula, de cambios en contenidos curriculares, de desarrollo del currículo transversal, etc. Es urgente incorporar masivamente las TIC’s en la educación, dado que es la forma más expedita, económica y masiva de reducir la brecha digital entre conocimiento y des-información. Si la inclusión social pasa cada vez más por el acceso al conocimiento, la participación en redes de conocimiento y el uso de tecnologías actualizadas de información y comunicación, el sistema de educación actual es la clave para difundir ese acceso dado que permite masificar conectividad y uso de redes electrónicas. 1.5. Breve análisis transicional En la actualidad se plantean ciertos interrogantes que tienen que ver con el uso de las TIC’s y que hacen referencia a las actitudes y los valores, a lo que se suma, las expectativas de los jóvenes y los niños que ocupan buena parte del tiempo frente a pantallas y monitores. Descifrar estos interrogantes es prioritario, en la medida en que resalta los valores y la importancia de las actitudes, además de la indispensable adquisición de competencias, habilidades y conocimientos que ayuden al individuo a desarrollar al máximo sus propios talentos para aplicarlos en la vida práctica. En este sentido, es necesario para el ejercicio docente, acompañarlo en el proceso de incorporación por parte de éste en el proceso y aprendizaje del uso de las tecnologías y facilitarle elementos que le permita idear métodos de monitoreo y de evaluación del uso de TIC’s en el proceso de aprendizaje en las escuelas, con el fin de que tanto el estudiante como el docente accedan y aprendan las nuevas tecnologías de uso, como a la vez, se formen criterios y se oriente dicho uso en la mejora en la transmisión del conocimiento y su aprendizaje que lleve al desarrollo de actitudes críticas, a la vez que combine elementos lúdicos y formativos en su uso. Los docentes deben ser, al mismo tiempo, aprendices de nuevos modos y de nuevos contenidos, renovadores pedagógicos y facilitadores frente a una herramienta novedosa que los estudiantes suelen aprender a usar con mayor celeridad que ellos. Educar para la sociedad de la información y del conocimiento es mucho más que cambiar libros por pantallas o monitores, requiere conjugar lo mejor de la tradición crítica y de la experiencia pedagógica con las nuevas opciones tecnológicas, debe conjugar la educación formal con las prácticas cotidianas de
  11. 11. comunicación a distancia, en una sociedad estas prácticas son cada vez más importantes, masivas y cruzadas. En resumen, la implementación de estas tecnologías de la información y comunicación, convoca a la participación decisiva de los planificadores, directores de escuela, docentes, estudiantes, familias de los estudiantes, diseñadores de software, comunicadores y estrategas de la industria cultural. Reclama consensos amplios de la sociedad, que trasciendan los ciclos de gobierno para garantizar continuidad en el proceso y en la obtención de logros, y por último, garantizar los recursos necesarios para promover un salto en la educación y el conocimiento a la altura de los desafíos presentes y futuros.
  12. 12. 2. UNA APROXIMACIÓN A LAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS EN LA EDUCACIÓN Es innegable el impacto de la tecnología en la configuración de nuevos estilos de vida, en la forma de comunicarnos y en especial el proceso de aprendizaje-enseñanza y viceversa. La epistemología y las distintas teorías del aprendizaje plantean distintos enfoques, con el fin, de generar ambientes instruccionales tales como: el conductismo, el cognitivísmo y el constructivismo, se incorporan y están en proceso de transición en las nuevas tecnologías de información y comunicación. Por medio de estos, se intenta evidenciar como es el proceso del aprendizaje de un individuo, las que se sustentan en la noción del conocimiento como un estado que es alcanzable a través de la experiencia o el razonamiento. Uno de los enfoques del conductismo1 plantea el aprendizaje como general e incognoscible es decir: “no podemos entender que ocurre dentro de una persona, ésta solo atiende a respuestas emocionales o fisiológicas involuntarias, en donde el estímulo provoca o activa la respuesta de manera automática ante cierto estimulo y el aprendizaje tiene que ver con el cambio en el comportamiento”. Por el lado del cognitivismo2 el aprendizaje es visto como: un proceso de entradas de construcciones mentales simbólicas, administradas en la memoria de corto plazo y codificadas para su recuperación a largo plazo metafóricamente, toma a menudo un modelo computacional de procesamiento de la información es decir los procesos internos que se producen durante el aprendizaje. El constructivismo3 establece que; el desarrollo de la inteligencia y del aprendizaje en general se logra por la adaptación de las personas al medio, esto es, lo que se puede aprender en cada momento depende de 1 Conductismo: Es la corriente psicológica que representó la revolución más radical en el enfoque del psiquismo humano. Su teoría está basada en que a un estimulo le sigue una respuesta, siendo este el resultado de la interacción entre el individuo y su medio. Corriente de la psicología inaugurada por John B. Watson (1878-1958) 2 Las teorías cognitivas enfatizan la adquisición del conocimiento y estructuras mentales internas y, como tales, están más cerca del extremo racionalista del continuum espistemológico (Bower y Hilgard, 1981). 3 3 el constructivismo se ha convertido en un asunto de moda en la medida que ha comenzado a recibir mayor atención en un número considerable de disciplinas, incluyendo en el diseño de instrucción (Bednar et al. 1991).
  13. 13. la propia capacidad cognitiva de las personas, de los conocimientos previos y de las interacciones que éste pueda establecer con el medio. En cualquier caso, los estudiantes comprenden mejor cuando están envueltos en tareas y temas que cautivan su atención, lo que sugiere la creación de conocimiento mientras se trata de comprender las experiencias. Esto se explica en: “aprender no significa ni reemplazar un punto de vista (el correcto) por el (el incorrecto), ni simplemente acumular nuevo conocimiento sobre el viejo, sino más bien transformar el conocimiento.”4 Por el lado del socio-constructivismo: “al conectarse la experiencia personal con el conocimiento “base del aprendizaje del estudiante”, se sitúa en el contexto social donde el estudiante construye su propio saber a través de la interacción con otras personas, lo que propicia nuevos conocimientos a partir de los saberes previos. Es así, como el aprender se torna en una experiencia social en donde el contexto es muy importante y el lenguaje juega un papel básico como herramienta mediadora, no solo entre profesores y alumnos, sino también entre estudiantes, que así aprenden a explicar, argumentar... Aprender significa "aprender con otros", recoger también sus puntos de vista. La socialización se va realizando con “otros” (iguales o expertos) 2.1. Prácticas epistemológicas En relación con el aprendizaje es importante realizar una aproximación parcial a las prácticas epistemológicas: Objetivismo, pragmatismo, e interpretativísmo:  2.2. Una Nueva Teoría A diferencia del constructivismo, una nueva teoría plantea: “la inclusión de las tecnologías de la información, la comunicación y la identificación de conexiones como actividades de aprendizaje”. Esto se manifiesta removiendo las teorías de aprendizaje hacia la era digital, en donde, la sola experimentación personal del aprendizaje que necesitamos para actuar, debe estar influida por nuestras competencias en la formación de conexiones. Es así como esta nueva teoría se convierte en la teoría 4 http://dewey.uab.es/pmarques/aprendiz.htm
  14. 14. del conectivísmo5, que tiene como punto de partida a la persona. El conocimiento personal en el presente concepto, se compone de una red, la cual, es alimentada por instituciones u organizaciones, a las que a su vez, esta misma red los retroalimenta, trayendo consigo un nuevo aprendizaje. Uno de los ejes principales de la teoría del conectivísmo se sustenta en la habilidad de realizar distinciones entre la información importante y no importante; así mismo, genera la habilidad de reconocer cuando una nueva información altera un entorno basado en las decisiones tomadas anteriormente. La orientación que precisa el conectivísmo, está dado por la comprensión en las decisiones, que se basa en principios que están en continuo cambio adquiriendo nueva información. Así mismo provee una mirada a las habilidades de aprendizaje y las tareas necesarias para que los aprendices florezcan en una era digital. 5 Siemens George: Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital: (gsiemens@elearnspace.org)
  15. 15. 3. FUNDAMENTACIÓN DE LAS TECNOLOGÍAS VIRTUALES EN EL APRENDIZAJE Para llegar a ser exitosos en nuestras convicciones frente a las nuevas tendencias educativas, es necesario combinar distintos elementos pedagógicos y tecnológicos con el fin propiciar un aprendizaje cooperativo. Rafael Casado Ortiz6 6propone la siguiente clasificación de modelos de tecnologías, que por su claridad y sencillez puede adaptarse en algunos ambientes educativos. Relación entre las Tecnologías y la Pedagogía CLASES DE TECNOLOGÍA TRANSMISIVA INTERACTIVAS COLABORATIVAS CENTRADA EN LA CENTRADA EN EL CENTRADA EN EL COLABORACIÓN TUTOR ESTUDIANTE Y EL GRUPO CAMBIO DE TRANSFERENCIA ADQUISICIÓN DE MODELO DE INFORMACIÓN HABILIDADES MENTAL 6 Rafael Casado Ortiz es Licenciado en Sociología Industrial y del Trabajo por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y diplomado-experto en Gestión del Conocimiento y Capital Intelectual por el Instituto Universitario Euroforum-Escorial, INSEAD y la UCM. Ha sido responsable de proyectos de teleformación y red del profesorado…... Ha escrito varios artículos y ha impartido diversas conferencias y cursos sobre las aplicaciones e impactos sociales de las NTIC (teletrabajo, teleformación y gestión del conocimiento). En la actualidad es Gestor de Proyectos Master en Teletrabajo y Gestión del Conocimiento en la Dirección de Proyectos Estratégicos e Innovación en RRHH de Telefónica de España.
  16. 16. 3.1. Las Tecnologías transmisivas Algunas de las tecnologías que hasta el momento se utilizan en nuestros centros educativos, ponen el acento en la necesidad de ofrecer información a los receptores. Las presentaciones multimedia (Open Office Impress, Microsoft PowerPoint…) son instrumentos pedagógicos centrados en el docente, que estimulan un poco más a los estudiantes que la llamada “clase magistral” ya que pone en juego más sentidos (vista, oído…). En todo caso, el estudiante sigue siendo sujeto pasivo ya que toda la actividad está centrada en el docente, quien ejerce la función de emisor de manera habitual. 3.2. Las Tecnologías interactivas Estas tecnologías se centran más en el estudiante, quien tiene determinado control de navegación sobre los contenidos. Entre menos lineales sean los contenidos y la propia navegación, mayor interactividad habrá. Se pone peso, en definir el sistema, por el cual, el que aprende accede a la información que se le quiere transmitir. De ahí, la importancia de la interfaz entre el usuario y el sistema. Es en estas tecnologías interactivas, donde situamos los programas de enseñanza asistida por computador y los productos multimedia en CD-ROM. El computador actúa como un sistema que aporta información (contenidos formativos, ejercicios, simulaciones, etc.). En ocasiones, en función de la interacción del usuario, éste le propone actividades y lleva un seguimiento de sus acciones, generando un proceso de retroalimentación hacia el usuario docente. 3.3. Las Tecnologías colaborativas Las TIC’s, pueden introducir en nuestras escuelas la posibilidad de disponer de recursos altamente orientados a la interacción y el intercambio de ideas y materiales, tanto entre el docente y los estudiantes, como entre los estudiantes. Si en el proceso de enseñanza aprendizaje, se opta por una pedagogía activa, el trabajo de grupo constituye “si está bien concebido” una metodología eficaz para garantizar ocasiones de aprendizaje para todos sus miembros. Es importante insistir en una apuesta seria y objetiva, en razón a que la incorporación de la tecnología en los modelos de enseñanza supone un cambio de modelo pedagógico; este se centrará más en el aprendizaje que en la enseñanza, en donde los estudiantes, no son solo receptores pasivos de datos estáticos, sino que deben resolver problemas utilizando para ello los contenidos adquiridos. Este modelo pedagógico es el
  17. 17. constructivismo social. La concepción constructivista del aprendizaje explica de qué manera la persona construye sus propios significados a través de una reconstrucción activa y progresiva de interacción con su medio sociocultural y las personas que lo integran. Esta interacción social es el origen y el motor del aprendizaje y del desarrollo intelectual, precisamente por el proceso de interiorización que dicho proceso conlleva. Esto implica hablar más de aprendizaje que de refuerzo. No obstante, se insistirá en la necesidad de que el enfoque pedagógico sobresalga al tecnológico. No es poco frecuente ver centros con muchos medios tecnológicos pero con un pobre aprovechamiento pedagógico. Los tres tipos de tecnologías son necesarias. La combinación adecuada de las tres, en función de las necesidades de los distintos protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje nos permitirá trabajar desde un modelo global de manera eficaz. Una misma herramienta puede trabajar las tres tecnologías. Es el caso de Moodle: “será el uso que se le dé, lo que haga que integre una o varias tecnologías”, en todo caso, el nivel más alto de aprendizaje y de mayor valor pedagógico está en las tecnologías colaborativas. El modelo pedagógico que mejor sustenta este proceso es el constructivismo social. Una de las mejores opciones metodológicas; el aprendizaje cooperativo. En esto, el software libre es un buen ejemplo de trabajo cooperativo, optar por él es fomentar desde la base el proceso de aprendizaje basado en la colaboración y en la construcción conocimiento común. La selección de Moodle, tiene una implicación también educativa en su propia base: “es el resultado del esfuerzo común”. Las TICs suelen ser un catalizador de cambio pero no determinan la dirección de dicho cambio: “pueden apoyar y conservar los métodos tradicionales como ser un medio (o un apoyo) para transformar los métodos”7 3.4 Una mirada hacia la educación a distancia Dentro de los lineamientos conceptuales informáticos, diríamos que la educación virtual, se define como el conjunto de procesos; referentes conceptuales, referentes políticos y líneas de acción fundamentadas, en la aplicación de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), 7 http://www.elearningeuropa.info/directory/index.php
  18. 18. cuya finalidad es la de potenciar los principios formativos de enseñanza aprendizaje con profundo sentido de proyección y de mejoramiento permanente. Basada en la expresión de dos grandes aspiraciones y estrategias del sector educativo: ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad. No obstante, como ha sucedido en otros campos, la aplicación de las tecnologías digitales en la educación se ha desarrollado desde dos vertientes estratégicas. La primera: que consiste en aplicar las nuevas tecnologías a cursos y programas de formación y capacitación para estudiantes "a distancia". Donde se privilegian las tecnologías de comunicación, que son utilizadas como nuevos medios de entrega de contenidos como mecanismo para facilitar y ampliar la cobertura, preferentemente a estudiantes remotos. La segunda vertiente estratégica, aplica las NTIC a la investigación y desarrollo de virtualidad en aspectos como la administración y servicios académicos y, por supuesto, también a la docencia (presencial y remota), privilegiando la tecnología informática. En esta vertiente, se adelantan programas de adopción, adecuación o desarrollo de software; como mecanismos de apoyo para el mejoramiento de la calidad, tanto de las metodologías y prácticas docentes de los diferentes servicios educativos, como de la organización y administración de las propias instituciones educativas. Ahora bien, no solo se comienza a contar con programas de educación a distancia/virtual más elaborados; sino que igualmente se ha producido una lenta pero gradual transformación de las prácticas docentes (presénciales y a distancia), administrativas, de intercomunicación e interacción en los más diferentes servicios educativos, gracias a cada vez más poderosas, flexibles e integradas herramientas virtuales. En la actualidad, la educación ha venido enfocándose en un paulatino proceso de re-ingeniería de la pedagogía/andragogía, así como de las instituciones y de los sistemas educativos a partir de la virtualidad, es sin duda la tarea pendiente y la mayor perspectiva que se vislumbra con las nuevas tecnologías. A ella habrán de dedicarse los mayores esfuerzos en futuras nuevas etapas de desarrollo de la educación virtual. 3.5. Los Medios Interactivos
  19. 19. En el conjunto de las innovaciones propiciadas por la evolución y expansión de los medios electrónicos, resulta bastante familiar oír hablar de video interactivo; este proceso afecta directa o indirectamente a los procesos de enseñanza-aprendizaje. Ahora bien, si entendemos el aprendizaje como una actividad interpersonal (interacción o inter- actividad), concluiremos que ya no se puede restringir la utilización del término a su componente verbal. Las situaciones de aprendizaje incluyen, además, otro tipo de relaciones. Entre ellas, no debe olvidarse la acción de los medios didácticos. Estos medios tienden a configurar situaciones reales de comunicación cada día más sofisticadas. Como consecuencia, de interacción. Desde el punto de vista didáctico, el concepto de interacción ha estado relacionado tradicionalmente con la enseñanza programada, y al campo del vídeo ha llegado de la mano de la E.A.O (Enseñanza Asistida por Ordenador). Sin embargo, en principio, un medio se concibe como interactivo cuando tiene capacidad de implicar al estudiante activamente en el programa de instrucción. Es decir, el estudiante responde activamente al medio y éste, a su vez, al estudiante. La interactividad se concibe, entonces, como la relación subjetiva que se establece entre una persona y el producto que le es presentado a través de un proceso de diálogo. 3.6. Fundamentos del Vídeo Interactivo El vídeo interactivo (VI) resulta de la fusión de dos poderosos medios electrónicos: el vídeo y la informática, posibilitando la combinación del poder de evocación de la imagen con la capacidad de diálogo (interactividad) de los medios informáticos. Y, las posibles aplicaciones de dichas tecnologías, se extienden en un espectro muy amplio. Por ello, el vídeo interactivo acoge multitud de posibles configuraciones que incluyen desde sencillos equipamientos de vídeo hasta complejos sistemas integrados por equipos de vídeo, ordenadores, periféricos, etc. Para entender con claridad qué se concibe por VI (Video Interactivo) conviene diferenciar la acepción que surge de su vertiente didáctica de la que se fundamenta en aspectos tecnológicos. Es decir, diferenciar aquellas concepciones que están basadas en la configuración del sistema y aquellas otras que se fundamentan en las características de los programas interactivos.
  20. 20. 3.7. Breve Definición de Software. Diríamos entonces que Software, es el conjunto de instrucciones que ponen en comunicación los diferentes dispositivos del PC (computador Personal) y le permiten realizar cualquier tarea. Pertenece a esta categoría el sistema operativo, los programas o archivos de configuración. Por lo tanto, el espacio del software en la computadora se puede concebir como una herramienta muy sofisticada que permite la creación de ambientes de aprendizaje. 3.7.1. Software Educativo La importancia del software educativo en los procesos de enseñanza aprendizaje; se podría decir, en ciertos términos, que lo que pretenden es imitar la labor tutorial personalizada que realizan los profesores y presentan modelos de representación del conocimiento en consonancia con los procesos cognitivos que desarrollan los estudiantes. Este modelo, a su vez, engloba todos los programas que han estado elaborados para tal fin, y se utilizan en los centros educativos con funciones didácticas o instrumentales como por ejemplo: procesadores de textos, gestores de bases de datos, hojas de cálculo, editores gráficos. Estos programas, aunque puedan desarrollar una función didáctica, no han estado elaborados específicamente con esta finalidad. Así mismo desde los tradicionales programas basados en los modelos conductistas de la enseñanza, los programas de Enseñanza Asistida por Ordenador (EAO), hasta, los aun programas experimentales de Enseñanza Inteligente Asistida por Ordenador (EIAO), que, utilizando técnicas propias del campo de los Sistemas Expertos y de la Inteligencia Artificial en general. 3.7.2. Características Esenciales de los Programas Educativos Los programas educativos pueden tratar las diferentes materias (matemáticas, idiomas, geografía, dibujo etc.), de formas muy diversas (a partir de cuestionarios, facilitando una información estructurada a los estudiantes, mediante la simulación de fenómenos) y ofrecer un entorno de trabajo más o menos sensible a las circunstancias de los estudiantes y más o menos rico en posibilidades de interacción; pero todos comparten cinco características esenciales:
  21. 21. o Son materiales elaborados con una finalidad didáctica, como se desprende de la definición. o Utilizan el ordenador como soporte en el que los estudiantes realizan las actividades que ellos proponen. o Son interactivos, contestan inmediatamente las acciones de los estudiantes y permiten un diálogo y un intercambio de informaciones entre el ordenador y los estudiantes. o Individualizan el trabajo de los estudiantes, ya que se adaptan al ritmo de trabajo cada uno y pueden adaptar sus actividades según las actuaciones de los estudiantes. o Son fáciles de usar. Los conocimientos informáticos necesarios para utilizar la mayoría de estos programas son similares a los conocimientos de electrónica necesarios para usar un vídeo, es decir, son mínimos, aunque cada programa tiene unas reglas de funcionamiento que es necesario conocer. 3.8. Importancia de las TIC’s en nuestros días. Hoy en día las “Tecnologías de la Información y la Comunicación” (NTIC) juegan un papel fundamental en el sistema de educación, puesto que contribuyen de una manera notoria al proceso de la enseñanza y el desarrollo del aprendizaje; bajo esas mismas condiciones, podemos encontrar diversas formas de transmitir la información al sistema educativo, y con ellas las siguientes que permiten una adecuada manifestación informática por parte de los usuarios de las TIC: 3.8.1. Las telecomunicaciones: representadas por los satélites destinados a la transmisión de señales telefónicas, telegráficas y televisivas; la telefonía que ha tenido un desarrollo impresionante a partir del surgimiento de la señal digital; el fax y el MODEM; y por la fibra óptica, nuevo conductor de la información en forma luminosa que entre sus múltiples ventajas económicas se distinguen el transmitir la señal a grandes distancias sin necesidad de usar repetidores, y tener ancho de banda muy amplio. 3.8.2. La informática: caracterizada por notables avances en materia de hardware y software que permiten producir, transmitir, manipular y almacenar la información con más efectividad, distinguiéndose la multimedia, las redes locales y globales (Internet), los bancos interactivos de información, los servicios de mensajería electrónica, etc.
  22. 22. 3.8.3. La tecnología audiovisual: que ha perfeccionado la televisión de libre señal, la televisión por cable, la televisión restringida (pago por evento) y la televisión de alta definición. Con el uso de estos medios tecnológicos como soporte al proceso de enseñanza-aprendizaje podemos decir que las TIC como herramienta de apoyo en la adquisición del conocimiento nos permite: 1. Educación sincrónica y asincrónica. 2. Las TIC como herramientas de compilación, análisis y procesamiento de información. 3. Favorece el trabajo cooperativo. 4. Uso eficiente y constante de los recursos de cómputo e informático. 5. Trae el mundo al salón de clases y lleva el aula al ámbito global. 6. Nuevos esquemas de gestión de conocimiento. 7. Soporte para implementar nuevos métodos de enseñanza aprendizaje e investigación. 3.9. Perfil y competencias del estudiante virtual Los estudiantes en la educación virtual poseen perfiles muy variados, con conocimientos previos, modelos de aprendizaje muy diverso y desiguale, pero casi todos tienen intereses, necesidades y expectativas muy definidas dirigidas a la solución de problemas específicos relacionados con su movilidad social, trabajo, ingresos y proyectos personales, y en particular su personalidad. “El estilo en que se da el proceso de socialización de las personas tiene alguna relación con el tipo de estudiantes que más optan por la modalidad virtual de aprendizaje. Se dice, por ejemplo: que para aquellos que disfrutan de la interacción social, el estudio virtual les puede parecer una experiencia solitaria”.8: Con esto, no se quiere decir que las personas extrovertidas no tengan cabida en la modalidad virtual de aprendizaje, de hecho, los hay, son aquellos siempre presentes en los espacios sociales y colaborativos, gustan de las amistades y las buscan a través de las redes; por el contrario, para los tímidos puede ser la oportunidad que nunca han tenido, de sentirse miembros de un grupo sin la procesión que para ellos significa una relación cara a cara. 8 http://www.syncronet.com.ar/mediawiki/index.
  23. 23. En este contexto, la edad también ha jugado un papel importante ya que existe la posibilidad de estudiantes que hayan tenido muy poco o ningún contacto con la tecnología, por lo tanto, sienten un gran temor a utilizarla como medio de aprendizaje. Tampoco faltan los “sabelotodo” que quieren sobresalir e intimidan con su actuar al grupo. No podemos dejar de mencionar los “perezosos” que solo buscan certificarse y piensan que la opción de estudiar a distancia es más fácil de hacer y tiene menos rigurosidad académica. Al lado de éstos, encontramos finalmente, a aquellas personas que están realmente interesados en su formación, con metas muy definidas, comprometidas, altamente responsables y muy disciplinados. 3.10. Características óptimas de personalidad de un estudiante virtual La construcción de estrategias nuevas y diferentes para desarrollar un óptimo aprendizaje virtual, debe ser diferente al modelo de enseñanza presencial, y estas deben estar ajustadas al perfil de los estudiantes en red. En este proceso, se debe implementar un sistema de selección, sensibilización e inducción que garantice al menos la adquisición y competencias en los aspirantes:  o Automotivación: “La motivación del estudiante en un entorno virtual de formación, es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, tanto por la diferenciación espacial y temporal, entre las que se tiende a encontrar docente y el estudiante por la soledad del estudio independiente”.9 Sentarse frente a una pantalla, leer y bajar la información, tomarse el tiempo de chatear y demás, exige de una motivación interna muy poderosa para garantizar aprendizajes significativos y éxito en esta modalidad. o Cultura informática: Los estudiantes de la modalidad virtual deben gustar de la tecnología, disfrutar la lectura en pantalla, navegar por Internet, participar en comunidades virtuales de aprendizaje, es decir, saber utilizar las TIC’s para trabajar, informarse, recrearse, comunicarse, etc. o Ser metódicos y muy organizados. o Tener habilidades comunicativas y sociales o Estar dispuestos a asumir compromisos y retos o Ser excelentes lectores con períodos de concentración altos o Tener capacidad para aprender autónomamente haciendo uso de las TIC’s o Gustar del aprendizaje colaborativo apoyado en red 9 Ibid http://www.syncronet.com.ar/mediawiki/index.
  24. 24. o Ser disciplinados y responsables o Capacitados para autogestionar su proceso de aprendizaje; planearlo, organizarlo, ejecutarlo, evaluarlo y controlar sus procesos. o Saber reaccionar a los logros y fijarse planes de mejoramiento. o Expresar sus sentimientos, frustraciones y problemas. 3.11. Los Estilos de Aprendizaje En el proceso evolutivo se ha determinado que cada persona aprende de manera distinta, mediante un proceso interno que en la mayoría de los casos es inconsciente y depende de las características personales de tipo cognitivo, afectivo y fisiológico, que determinan cómo cada uno percibe, interactúa y responde a las situaciones de aprendizaje. Existen variados estudios que confirman la relación entre los estilos de aprendizaje y el éxito académico obtenido unívocamente como respuesta de los estudiantes a diferentes métodos de enseñanza. Presentar la información mediante diferentes enfoques lleva a una instrucción más efectiva. El panorama de trabajo sobre rendimiento académico y estilos de aprendizaje es muy amplio: “análisis del rendimiento académico, en general, en relación con los estilos de aprendizaje y rendimiento en el aprendizaje de la lectura; relación entre estilos de aprendizaje; estrategias docentes, métodos y rendimiento académico; análisis de los estilos de aprendizaje y el rendimiento académico en educación especial,”10 en conclusión, parece suficientemente probado que los estudiantes aprenden con más efectividad cuando se les enseña con sus estilos de aprendizaje predominantes. Sin embargo, existe una gran dificultad a la hora de poner en práctica la adaptación de la docencia a los estilos de aprendizaje de los estudiantes. No sólo hay que tener en cuenta el estilo de aprendizaje de los estudiantes, sino también el estilo de enseñar de los docentes. Las teorías de los “Estilos de Aprendizaje” deben repercutir seriamente en los “Estilos de Enseñar” Se trata de que el docente tenga muy en cuenta cómo son los estilos de aprendizaje de los estudiantes, desde el primer "borrador" del diseño educativo hasta el último momento de la impartición de la clase y la evaluación. En esto, es necesario que el docente pueda conocer el estilo de aprendizaje de sus estudiantes y 10 ESTILOS DE APRENDIZAJE Y E-LEARNING. HACIA UN MAYOR RENDIMIENTO ACADÉMICO. Alejandrino Gallego Rodríguez y Eva Martínez Caro
  25. 25. planificar mejor el proceso de enseñanza-aprendizaje, para lo cual es importante, que: o Comprender que los estudiantes aprenden de forma distinta o Tener un instrumento que le permita determinar cuál es el estilo de aprendizaje de cada uno de ellos. o Conocer las características personales que surgen en cada uno de esos estilos. o Descubrir situaciones que favorezcan el aprendizaje de sus estudiantes. 3.12. Tipos de estilos de aprendizaje y sus características respectivas Ningún estilo es superior a los demás ni indica mayor inteligencia. Al estudiar a las personas de brillante historial académico se encuentra que puede predominar en ellas, tanto un estilo como otro. Sin embargo, es raro encontrar estudiantes que no presenten rasgos de todos ellos, lo ideal sería que estuvieran equilibrados, pues demostraría la capacidad de la persona de aprender en cualquier situación. Según Honey y Mumford los estilos de aprendizaje se clasifican en:  Activos: las personas que tienen preponderancia de estilo activo, se implican plenamente y sin prejuicios en nuevas experiencias. Son de mente abierta, acometen con entusiasmo las tareas nuevas y les encanta vivir nuevas experiencias. Les gustan los desafíos y se aburren con los plazos largos. Son personas que se adaptan fácilmente al grupo y centran a su alrededor todas las actividades.  Reflexivos: les gusta considerar las experiencias y observarlas desde diferentes perspectivas. Analizan los datos con detenimiento antes de llegar a alguna conclusión. Su filosofía consiste en ser prudente y mirar bien antes de continuar. Son personas que gustan considerar todas las alternativas posibles antes de realizar un movimiento. Valoran la experiencia propia y ajena.  Teóricos: enfocan los problemas de forma vertical, escalonada, por etapas lógicas. Tienden a ser perfeccionistas. Integran los hechos en teorías coherentes. Les gusta analizar y sintetizar. Buscan la racionalidad y la objetividad, evitando lo subjetivo y lo ambiguo.
  26. 26.  Pragmáticos: El punto fuerte de las personas con predominio de estilo pragmático es la aplicación práctica de las ideas. Les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que les atraen. Son muy resueltos cuando hay que tomar una decisión y eficaces para resolver los problemas. Planifican sus acciones con antelación. Su filosofía es “si funciona es bueno, aunque siempre se puede perfeccionar”. Como todas las clasificaciones, ésta es una abstracción que nos ayuda a entender la realidad. Cada uno tiene una proporción diferente de estos estilos, con alguno predominante. Es interesante en la enseñanza online procurar en la medida de lo posible, que existan personas de los distintos estilos en cada uno de los grupos. Sin embargo, el e-learning permite la aplicación de herramientas como los estilos de aprendizaje, que permite conseguir un aprendizaje más efectivo, herramienta que es difícilmente aplicable en la clase tradicional, ya que, se pueden personalizar los contenidos del mismo, adaptándose a los estilos de aprendizaje de cada estudiante.
  27. 27. 4. APRENDIZAJE COLABORATIVO Y CONSTRUCTIVISMO SOCIAL El aprendizaje colaborativo, se sustenta en teorías cognoscitivas. Para Piaget hay cuatro factores que inciden e intervienen en la modificación de estructuras cognoscitivas: la maduración, la experiencia, el equilibrio y la transmisión social. Todos ellos se pueden propiciar a través de ambientes colaborativos. En la teoría constructivista (Vigotsky, 1974), el aprendiz requiere: “la acción de un agente mediador para acceder a la zona de desarrollo próximo, éste será responsable, de ir tendiendo un andamiaje que proporcione seguridad y permita que aquél, se apropie del conocimiento y lo transfiera a su propio entorno”. En cuanto a las implicaciones educativas, de lo anterior, Coll y Solé (1990, p. 332), definen a la enseñanza como: “un proceso continuo de negociación, significados, establecimiento de contextos mentales compartidos, fruto y plataforma, a su vez, del proceso de negociación”, esto permite verificar las conexiones entre aprendizaje, interacción y cooperación: “los individuos que intervienen en un proceso de aprendizaje, se afectan mutuamente, intercambian proyectos y expectativas y replantean un proyecto mutuo, que los conduzca al logro de un nuevo nivel de conocimiento y satisfacción”.11 El aprendizaje colaborativo, es otro de los postulados constructivistas sociales, que parte de concebir a la educación como: “un proceso de socio-construcción que permite conocer las diferentes perspectivas para abordar un determinado problema; desarrollar tolerancia en torno a la diversidad y pericia para reelaborar una alternativa conjunta”. 12 Los entornos de aprendizaje constructivista se definen como: “un lugar donde los estudiantes deben trabajar juntos, ayudándose unos a otros, usando una variedad de instrumentos y recursos informativos, que permitan la búsqueda de los objetivos de aprendizaje y actividades para la solución de problemas”.13 En cuanto al conocimiento, el constructivismo social plantea que: “su valor no es absoluto, éste es el producto de las múltiples interpretaciones que hacen los individuos de su entorno, de acuerdo con las posibilidades de cada uno, para interactuar y reflexionar ”. Los sujetos negocian significados a partir de la observación y valoración de aspectos de la realidad que les son comunes. Los estudiantes desarrollan sus propias estrategias de aprendizaje, señalan sus objetivos y metas, al 11 *http://www.upel.edu.ve/info-general/eventos/Pregrado/ 12 http://blog.pucp.edu.pe/category/3800/blogid/1509 13 http://www.rieoei.org/deloslectores/322Calzadilla.pdf
  28. 28. mismo tiempo que se responsabilizan de qué y cómo aprender. La función del docente es apoyar las decisiones del estudiante. 4.1. El modelo de aprendizaje Colaborativo Si bien, el conductismo planteaba la absoluta dependencia del docente quien dominaba la situación educativa y administraba en el aula a sus estudiantes, al hablar de aprendizaje colaborativo, trasladamos esta situación al grupo: su esencia es mucho más compleja y enriquecedora. En el aprendizaje colaborativo cada participante asume su propio ritmo y potencialidades, impregnando la actividad de autonomía, pero cada uno comprende la necesidad de aportar lo mejor de sí al grupo para lograr un resultado sinérgico, al que ninguno accedería por sus propios medios; se logra así, una relación de interdependencia que favorece los procesos individuales de crecimiento y desarrollo, las relaciones interpersonales y la productividad. Los trabajos en grupo, han sido práctica convencional en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo, ello no implica que sea una práctica verdaderamente cooperativa, en la que el producto final es el producto innovador de la relación divergente de un equipo de personas sobre un tema específico. Del grupo al equipo, hay un tránsito, cuyo valor agregado es la cooperación, pero muchas veces los mismos docentes desconocen cómo producir este logro y orientar las actividades de aprendizaje en esa dirección. Algunas pautas para producir aprendizaje colaborativo son: 1. Estudio pormenorizado de capacidades, deficiencias y posibilidades de los miembros del equipo 2. Establecimiento de metas conjuntas, que incorporen las metas individuales 3. Elaboración de un plan de acción, con responsabilidades específicas y encuentros para la evaluación del proceso 4. Chequeo permanente del progreso del equipo, a nivel individual y grupal 5. Cuidado de las relaciones socio-afectivas, a partir del sentido de pertenencia, respeto mutuo y la solidaridad. 6. Discusiones progresivas en torno al producto final. Evidentemente, este tipo de aprendizaje en dialogo facilita el desarrollo de aquellos procesos cognitivos como: la observación, el análisis, la capacidad de síntesis, el seguir instrucciones, comparar, clasificar,
  29. 29. tomar decisiones y resolver problemas, en los que la interacción enriquece los resultados y estimula la creatividad. Por otra parte, el aprender en forma colaborativa permite al individuo recibir retroalimentación y conocer mejor su propio ritmo y estilo de aprendizaje, lo que facilita la aplicación de estrategias metacognitivas para regular el desempeño y optimizar el rendimiento; por otra parte, este tipo de aprendizaje incrementa la motivación, pues genera en los individuos fuertes sentimientos de pertenencia y cohesión a través de la identificación de metas comunes y atribuciones compartidas, lo que le permite sentirse «parte de algo», estimulando su productividad y responsabilidad, lo que incidirá directamente en su autoestima y desarrollo. Existen al menos tres formas de poner en práctica el aprendizaje colaborativo: la interacción de pares, el acompañamiento tutorial de pares y el grupo colaborativo (Tudge, 1994). La diferencia entre ellos está determinada por la igualdad en los niveles de rendimiento que exista entre los integrantes.  La interacción de pares; consiste en la integración de grupos, con participantes de diferentes niveles de habilidad, que acometen las ejecuciones en forma organizada y conjunta, participando el docente como mediador y catalizador en las experiencias de aprendizaje del grupo;  El tutor de pares (Tudge, 1994), involucra a estudiantes en los que se ha detectado mayor habilidad y a los que se les ha dado un entrenamiento previo para servir de coach de sus compañeros de menor nivel, mientras desempeñan el trabajo en forma conjunta;  Los grupos colaborativos por su parte, tienen mayor tamaño que los primeros y vinculan aprendices de distinto nivel de habilidad, género y procedencia; acumulan el puntaje en forma individual y grupal a lo largo de todo el período, lo que estimula la interdependencia y establece una preocupación de todos por el aprendizaje de todos, pues el éxito colectivo depende del éxito individual. En este caso el docente debe ser más que un mediador propiciando un proceso grupal efectivo 4.2. Nuevas tecnologías y aprendizaje colaborativo El desarrollo de las nuevas tecnologías y su utilización en el proceso educativo, requiere del soporte que proporciona el aprendizaje colaborativo, para optimizar su intervención y generar verdaderos ambientes de aprendizaje que promuevan el desarrollo integral de los
  30. 30. aprendices y sus múltiples capacidades. El aprendizaje asistido por el computador con énfasis en lo cognoscitivo, enriquece el papel del docente poniendo a su disposición los elementos que conjugará según su pericia, para la puesta en escena, en donde el aprendiz será el protagonista, alcanzando una actitud favorable hacia la superación de errores dada la continua exposición a estimulantes experiencias que conllevan nuevos retos y requieren el desarrollo de nuevas habilidades, destrezas y conocimientos. Cabe destacar que para promover el verdadero logro de experiencias de aprendizaje colaborativo, se debe partir por la constitución de pequeños grupos, entre dos y cuatro integrantes; por otra parte el lapso durante el cual se dará el trabajo conjunto, también interviene en el logro, pues aquellos que prolongan la duración de las sesiones de trabajo, tendrán oportunidad para conocerse mejor e integrarse efectivamente y generar aprendizaje, así como el desarrollo de las habilidades sociales para su exitosa inserción en el grupo. En este plano, las tecnologías también benefician el logro de aprendizaje colaborativo, pues para poder aprovechar las bondades del equipo computarizado como la comprensión y el aprendizaje, es recomendable un máximo de tres personas trabajando en equipo. Una vez concluida la sesión presencial, el trabajo en equipo puede verse prolongado mediante los diferentes recursos tecnológicos: Chat, correo, listas o foros, los cuales proporcionan la oportunidad de nuevos intercambios. Pueden producirse experiencias positivas de aprendizaje cuando los estudiantes comparten sus descubrimientos, se brindan apoyo para resolver problemas y trabajan en proyectos conjuntos. Por otra, parte esta tecnología interactiva permite desarrollar, extender y profundizar las habilidades interpersonales y penetra las barreras culturales a medida que estudiantes y docentes aprenden a comunicarse mediante las nuevas formas que propone este medio. Desde el punto de vista pedagógico, las TICs representan ventajas para el proceso de aprendizaje colaborativo, en cuanto a: a. Estimular la comunicación interpersonal; que es uno de los pilares fundamentales dentro de los entornos de aprendizaje virtual, pues posibilita el intercambio de información, el diálogo y discusión entre todas las personas implicadas en el proceso. En función del diseño del curso, existen herramientas que integran diferentes aplicaciones de comunicación interpersonal o herramientas de comunicación ya existentes (como el correo electrónico o el Chat).
  31. 31. Estas aplicaciones pueden ser síncronas, como la audio/videoconferencia, las pizarras electrónicas o los espacios virtuales y asíncronos como los foros o listas de discusión. b. Las nuevas tecnologías facilitan el trabajo colaborativo; al permitir que los aprendices compartan información, trabajen con documentos conjuntos y faciliten la solución de problemas y toma de decisiones. Algunas utilidades específicas de las herramientas tecnológicas para el aprendizaje cooperativo son: transferencia de ficheros, aplicaciones compartidas, asignación de tareas, calendarios, chat, convocatoria de reuniones, lluvia de ideas, mapas conceptuales, navegación compartida, notas, pizarra compartida, votaciones, etc. c. Seguimiento del progreso del grupo, a nivel individual y colectivo; esta información puede venir a través de los resultados de ejercicios y trabajos , test de autoevaluación y coevaluación, estadística de los itinerarios seguidos en los materiales de aprendizaje, participación de los estudiantes a través de herramientas de comunicación, número de veces que han accedido éstos al sistema, tiempo invertido en cada sesión y otros indicadores que se generan automáticamente y que el estudiante podrá chequear para ponderar el trabajo de cada grupo, pero a su vez los estudiantes podrán también visualizar el trabajo, que tanto ellos, como el resto de los grupos han efectuado y aplicar a tiempo correctivos y estrategias metacognitivas que tiendan a remediar un desempeño inadecuado. d. Acceso a información y contenidos de aprendizaje; mediante las bases de datos on line o bibliográficas, sistemas de información orientados al objeto, libros electrónicos, publicaciones en red, centros de interés, enciclopedias, hipermedias, simulaciones y prácticas tutoriales que permiten a los estudiantes intercambiar direcciones, diversificar recursos e integrar perspectivas múltiples. e. Gestión y administración de los estudiantes; permite el acceso a toda aquella información vinculada con el expediente del estudiante e información adicional, que le pueda ser útil al docente en un momento dado, para la integración de grupos o para facilitar su desarrollo y consolidación. f. Creación de ejercicios de evaluación y autoevaluación; con los que el docente podrá conocer el nivel de logro y rediseñar la experiencia de acuerdo a su ritmo y nivel y al estudiante le ofrecerán retroalimentación sobre el nivel de desempeño.
  32. 32. En la medida en que se van identificando nuevas competencias relevantes para el mundo de la información y el conocimiento en el que vivimos, van surgiendo nuevos modelos formativos, que en sus concreciones tendrán que adaptarse a las exigencias, requerimientos y oportunidades que la evolución tecnológica representa: la formación interactiva on line, amplía los docentes disponibles, las informaciones y experiencias para compartir, lo que por otra vía resultaría imposible. Las TIC’s propician una postura de flexibilidad cognitiva, pues cada usuario puede establecer itinerarios particulares y recorrerlos según su gusto y necesidad: textos, proyectos, propuestas, experiencias, nuevos medios para la interacción y el trabajo con los aprendices y docentes conocidos cara a cara o con otros remotos e invisibles, enriquecen el proceso de aprendizaje y abren la voluntad de cooperar; que en la presencialidad, quizás, permanecería pasiva, cubierta por el temor de hablar o el miedo escénico de interactuar en un grupo que, no siempre tiene tolerancia y receptividad hacia todos sus miembros por igual. De allí, que las principales ventajas derivadas del uso de estrategias de aprendizaje colaborativo, derivan en el desarrollo y mejora continua de las competencias del estudiante para ejercer el apoyo y acompañamiento responsable y creativos, y en cuanto al estudiante, el desarrollo de estrategias de relación social, metacognición y metaevaluación, lo que le confiere mayor autonomía y pertinencia a sus participaciones. Pese al gran entusiasmo por adaptar los procesos educativos a los medios de interacción virtual, cabe señalar que al evaluar su eficiencia en términos de la educación y crecimiento emocional de individuos y grupos de trabajo, es mucho lo que aún aporta la presencialidad. Los grupos de aprendizaje no van a volverse colaborativos tan sólo por estar en la red. Es necesario identificar, evaluar y aumentar los recursos emocionales y las aptitudes sociales de los integrantes de cada grupo y del grupo como tal, esto se logra definiendo y modelando valores que impacten el desarrollo humano de los aprendices. La mejor propuesta formativa será en todo caso, aquella que pueda conjugar cada estrategia de la forma más conveniente y en su justa dimensión, sin abusar o subestimar su uso y sin olvidar el fin educativo; que es el bienestar social y el desarrollo debe prevalecer y orientar cualquier acción educativa que se emprenda.
  33. 33. 5. RECONOCIENDO-NOS EN LO PROPIO Ciertas emociones, determinan un papel decisivo al momento de realizar ejercicios complejos que requieren tiempo y esfuerzo. Por ello, el estudiante debe aprender y saber manejar la inteligencia emocional, entendida como un conjunto de habilidades que abarquen la capacidad de motivarse y persistir frente a las decepciones, controlar el impulso y demostrar la gratificación, regular el mal humor, mostrar empatía hacia las demás personas y autoconocer un sentimiento cuando se presenta; éstas variables de tipo psicológico a veces pueden obstaculizar el desempeño personal y laboral, así como el logro de colaboración dentro de los equipos de enseñanza-aprendizaje. Es así, que la parte emocional de las personas resulta determinante al introducir innovaciones, particularmente de tipo tecnológico, por la constante adaptación al cambio que implican y la competencia descarnada que pueden desatar. Los cambios fundamentales en los conceptos e ideas y la forma en que se utilicen, mueven las sociedades de una etapa a otra, por tanto, es necesario considerar cognitivamente los problemas socioeconómicos como un todo y se debe conseguir, que la actitud mental hacia ellos sea parte integrante del enfoque de los mismos. De ello dependerá cuál de las cuatro actitudes mentales hacia la solución y hacia el futuro esté dominando: reactiva, inactiva, proactiva o interactiva. El capital humano, resulta ser un elemento clave en cualquier proceso de cambio y en el aumento del conocimiento y competitividad de las organizaciones. Es por ello, que el estudiante del presente y futuro debe ser un individuo de grandes dotes humanas, capaz de transmitir a los aprendices, esa energía activa que estimule en todos, un cambio paradigmático, para unir esfuerzos e implementar estrategias efectivas frente a las nuevas innovaciones tecnológicas. En un mundo en el que el coeficiente intelectual, ya no es suficiente para dirigir con eficiencia a las personas, la comprensión del papel que juega la inteligencia emocional en la enseñanza-aprendizaje, como la unión que facilitará el logro de la excelencia en la incorporación de las tecnologías de información y comunicación. De esta forma, la combinación de las estrategias, ofrecidas por la inteligencia emocional y el aprendizaje colaborativo, pueden optimizar el proceso de incorporación tecnológica, a la formación del estudiante, con la finalidad de superar las barreras emocionales que pudieran existir para afrontar la alfabetización tecnológica del recurso humano, componente esencial del proceso.
  34. 34. 5.1. Aprendizaje ético en ambientes virtuales En la comunidad virtual se pone en juego el concepto de la ética de la información. La autenticidad, la veracidad, la oportunidad y la pluralidad, son las principales líneas éticas en la gestión de la información, ya que, cuando no se consideran, se falta a uno de los derechos fundamentales de los ciudadanos: la transmisión de la información. La ética de la información refleja derechos, pero también obligaciones de todos los usuarios de la formación virtual. Nos referimos tanto a las intervenciones y productos elaborados por los participantes, como en el desempeño del docente, que pasa a ser un facilitador del proceso. Para ello, se han identificado tres dimensiones (Martines 2006) en la función ética de la virtualidad en la sociedad actual:  La formación ontológica relativa al ejercicio de los diferentes aprendizajes.  La formación ciudadana y cívica de sus estudiantes.  La formación humana, personal y social, que contribuya a la optimización ética y moral. En consecuencia, se ha afirmado que la ciudadanía digital, debe reunir los valores de honestidad, solidaridad y generosidad, tolerancia y respeto, responsabilidad y perseverancia. Son valores éticos y morales que consideramos fundamentales desde la perspectiva formativa, de calidad y comprometida con lo público, la formación de ciudadanía, tomando la responsabilidad como valor máximo, relacionada con la sobriedad y la confianza. El autor identifica un ciudadano responsable como una persona sobria y confiada; a la vez que confiable (Prats, 2005), rasgos básicos para el buen desarrollo del trabajo en equipo y cooperativo. 5.2. Evaluación continua El término aprendizaje es fundamental, puesto que al margen de la voluntad explícita y consciente del docente-estudiante, los contextos de convivencia, estudio, ocio y aprendizaje que los docentes-estudiantes y estudiantes viven en su periodo educativo son potencialmente espacios de aprendizaje ético. El mundo de los valores, se “aprende” en la cotidianidad del aprender y el convivir, y en la virtualidad, valga la redundancia, un espacio de aprendizaje y convivencia. Podemos proponernos que sea un espacio de construcción de valores, en el que los estudiantes que en ellas se forman, puedan construir sus propias
  35. 35. matrices de valores, guiados por ideales como la dignidad, la libertad y la justicia de forma que, mediante el ejercicio de sus aprendizajes contribuyan a transformar nuestra sociedad, avanzando en una mayor inclusión social y profundizando en los valores de la democracia participativa. Pero no lo conseguiremos si limitamos la función ética de la formación virtual a una función de transmisión, instrucción y reproducción de tales valores. Para que el aprendizaje virtual, suponga también aprendizaje ético y éste sea eficaz, es necesario construir espacios en los que tales valores estén presentes de forma habitual, cotidiana y natural. No todas las formas de enseñar y aprender son adecuadas para apreciar determinados valores y construir matrices de valores personales orientados a la consolidación de estilos de vida personales y comunitarios, activos y democráticos. Nuestro objetivo debe ser el favorecer, que el estudiante sea y se sienta competente éticamente y, por lo tanto, lograr que su participación en contextos colaborativos y en la toma de decisiones sea ponderada, pertinente y justa. Es precisamente la consideración de estas competencias la que influirá en la mirada del docente, al valorar los ámbitos que en la formación virtual es susceptible a generar aprendizaje ético. 5.3. Ámbitos de Aprendizaje y Desarrollo de Competencias Transversales y de Carácter Ético. Las competencias éticas deben ser objetivos de la formación, puesto que contribuyen al desarrollo del estudiante, en tanto que persona, profesional y ciudadano, pueden desarrollarse a partir de su consideración en los contenidos, las relaciones interpersonales, los modelos de organización social del aprendizaje y en la evaluación. a) Contenidos curriculares: La presentación y el abordaje de situaciones moralmente relevantes y complejas éticamente, favorecen a que el estudiante sea capaz de analizar de mejor forma temas y situaciones afines a las que tendrá que dar respuesta como profesional y como persona. Permiten que perciba la controversia como una realidad y progresivamente sea capaz de no expresar un pensamiento únicamente lineal sino analizar las variables de aquello que es “complejo”, para establecer relaciones convergentes, paralelas y/o divergentes. Los contenidos son la excusa para generar una mayor sensibilidad moral y en la misma medida, para el desarrollo de la reflexión socio moral, el
  36. 36. razonamiento y el análisis crítico desde la complejidad de la situación. Para ello el docente tiene que asegurar un elevado nivel de calidad en los contenidos que presenta, conjugando la pertinencia, la relevancia y la actualización de los mismos. Así es posible estimar el rigor en el tratamiento de la información y en general en la construcción del conocimiento científico, potenciar actitudes concretas en los estudiantes y como futuros profesionales relativas al interés por saber más, contrastar diversas fuentes de información, discriminar las menos profundas y seleccionar las más pertinentes. Por último, pero no menos importante, conviene considerar el diseño, la estructuración y presentación de los contenidos en la plataforma, elemento clave para favorecer la accesibilidad de los participantes y motivar su uso constante (Cabero, 2006). Este puede ser un modelo a imitar, por su calidad en la forma de planificar y disponer la información para el aprendizaje, que puede potenciar actitudes y valores en la forma de aprender del estudiante y en la de ejercer en el futuro su profesión. b) Relaciones interpersonales: El comportamiento digital, convierte a todas las personas participantes en modelos para los demás. Lo mismo sucede con el estudiante, al que además se le atribuye comunitariamente el rol educativo. De él se espera un comportamiento moral (atento y justo) en su relación con los estudiantes puesto que, de la misma manera, que lo es en la formación presencial, también es modelo para los estudiantes cuando se comunica con ellos a través de la plataforma virtual. Al referirnos a la comunicación, en la relación debemos diferenciar la relación docente y la interpersonal, que se establece paralelamente de la anterior. En la primera; el rol del docente como experto, asesor y tutor académico, impide la situación de simetría que, por el contrario, sí observamos en el segundo tipo de relación complicado es que son los estudiantes los que deben aprender a diferenciar cuál es la forma de comunicación más adecuada para una circunstancia determinada. Es así, porque aunque los procesos de socialización también se realizan virtualmente, éste es un proceso más complicado de comprobar, pocas veces nos comunicamos de manera literal, sino que “dejamos implícita, toda aquella información que prevemos a nuestro interlocutor, ya que la tarea de acceder a la interpretación pretendida por el emisor puede llegar a ser un proceso inferencial
  37. 37. bastante complicado”. La necesidad de llegar a un elevado nivel de competencia comunicativa y argumentativa, debe pues complementarse con una visión anticipatoria de lo que pueden ser las reacciones del interlocutor. Las habilidades sociales y el diálogo, como herramienta y también como valor, devienen habilidades facilitadoras de relación y aprendizaje. c) Modelos de organización social: Al diseñar una actividad de aprendizaje virtual, debemos considerar como mínimo, tres elementos: las capacidades cognitivas y lingüísticas, la consideración del contexto, y su valoración crítica. El conocimiento y comprensión del funcionamiento técnico es esencial, puesto que es la herramienta que utilizamos; pero el lenguaje, es la vía de comunicación y también el soporte interno con el que se sustenta lo técnico, por lo que para poder contribuir a la formación de los estudiantes debemos asegurar un lenguaje compartido en la intersubjetividad. De ahí que debamos añadir a las competencias cognitivas y lingüísticas, el conocimiento de las características del contexto, el uso que se le da y las consecuencias sociales y personales de dicho uso. Citamos literalmente a Prats cuando afirma que “el ciberespacio es una recreación humana (un artefacto, en suma) que quiere imitar lo natural para trasgredirlo y superarlo” (Prats, 2005). Precisamente esta idea es la que sustenta, las muestras de capacidad crítica para pensar las prácticas digitales, como practicas socialmente construidas. Una de las características que se desprenden del aprendizaje virtual, es la naturaleza de la formación la cual modifica las formas de organización social sobre las tareas de aprendizaje. La existencia del aula virtual, imprime un sentido propio a las actividades que allí se llevan a cabo y desplaza el centro de interés de la enseñanza al aprendizaje. Aprender y hacer son acciones inseparables, nos dice Begoña Gros, pero para ello los estudiantes deben aprender en el contexto pertinente. De ahí que, el diseño de los contextos de aprendizaje se convierte en uno de los pilares de la formación virtual (Gros, Contreras, 2006). La formación virtual favorece, la construcción del conocimiento, convertir al participante en un agente totalmente activo en su proceso de aprendizaje, en el que “las representaciones individuales y las actividades sociales culturalmente organizadas están íntimamente interconectadas y se influyen mutuamente manteniendo “una relación fluida y transaccional, por lo que ambas deben ser tenidas en cuenta para comprender los procesos de construcción del
  38. 38. conocimiento que llevan a cabo los estudiantes”14 en las aulas convencionales (Coll,1990, 162 ) y también en las aulas virtuales. No podemos dejar de mencionar las comunidades virtuales, como una de las formas de organizaciones sociales típicas de la formación virtual. Uno de sus rasgos definitorios, es la búsqueda de la construcción de conocimiento social (García, 2007), para lo que se favorece la división de tareas y el conocimiento personal, que posteriormente, se socializa en el software para el trabajo en grupo, por lo que se enriquece al ponerlo en común. d) Aprendizaje autónomo: Una de las premisas fundamentales para que la formación virtual revierta realmente en un aprendizaje del estudiante, es que muestren competencias personales para el aprendizaje autónomo. En las actividades de formación virtual, el estudiante asume un rol mucho más activo en su propio proceso de aprendizaje y se convierte en agente promotor de la transformación de la información en conocimiento a partir de un proceso de aprendizaje mucho más significativo para él. A la vez, el aprendizaje autónomo favorece que la persona se sienta competente para aprender a lo largo de la vida. Desaparece la memorización de la información y se centra en la construcción del conocimiento a partir de la reestructuración de la información. La formación virtual pone a disposición del estudiante un amplio volumen de información, pero son ellos quienes la convierten en conocimiento. Puede llegar a ser un inconveniente que requiere más inversión y tiempo por parte del docente y los estudiantes, como mínimo en los primeros estadios de la formación virtual, para llegar a desarrollar las habilidades para el aprendizaje autónomo. Aprender autónomamente implica, la “creación de una estrategia personal de información”15 y el desarrollo de destrezas de construcción de conocimiento, entre las que destacamos: la capacidad para comprender un problema y seguir un conjunto de pasos (valorando las herramientas que tenemos al alcance y las que debemos conseguir) y la capacidad para realizar juicios de valor informados. Paralelamente a todo esto, potenciar el aprendizaje autónomo, también se refiere a aceptar que, en ocasiones el trabajo es individual y que, precisamente por ello, es susceptible de mejora. Se relaciona directamente con el valor del esfuerzo, fundamental para poder afrontar los pequeños 14 http:usal.es/teoriaeducacion/vol9.No 1 15 Ibid http:usal.es/teoriaeducacion/vol9.No 1
  39. 39. “contratiempos o frustraciones”, que inevitablemente se presentarán en el proceso de formación; se relaciona también con la capacidad de la persona para detectar, cuando necesita ayuda y la muestra de confianza hacia los otros para llevar a cabo un trabajo cooperativo y/o colaborativo.
  40. 40. 6 LA INSERCIÓN DE LA EDUCACIÓN VIRTUAL EN COLOMBIA El inicio de la educación virtual en Colombia se remonta a 1992 cuando el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey México y en convenio con la Universidad Autónoma de Bucaramanga y posteriormente (1995/96) con las universidades de la Red Mutis, ofrecieron programas académicos a distancia (maestrías) mediante clases satelitales desde México. Igualmente se dieron cursos producidos a partir Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE), la Universidad de Nova (1996), desde algunas universidades españolas (Universidad Oberta de Cataluña), y la Universidad de Calgary (Canadá), algunos de los cuales continúan en la actualidad. En los albores de 1998 podría considerarse como el año de inicio de la virtualidad en Colombia. Para el año 2000 surge la primera universidad completamente virtual en nuestro País, que fue la Fundación Universitaria Católica del Norte. A la par dos Instituciones comienzan a ofrecer programas de pregrado soportados en tecnologías virtuales: Un programa en la Universidad Militar Nueva Granada (Institución oficial) y dos, en la Fundación Universitaria Católica del Norte (privada). Por otra parte, en diversas instituciones, entre ellas La Universidad Nacional (http://www.virtual.unal.edu.co:9080/unvPortal/index.do) y la UNAD (Universidad Nacional a Distancia, http://www.unad.edu.co) establecieron programas virtuales hace ya algunos años. En el oriente colombiano, también se destacan la UIS y la UDES (Universitaria de Santander) de Bucaramanga. En la gama de Universidades estatales con iniciativas de Educación Virtual se destacan entre otras la Universidad Tecnológica de Pereira (http://univirtual.utp.edu.co/uv/) y Universidad de Antioquia (http://www.udea.edu.co/). 6.1 Reseña Histórica del Sistema Institucional de Educación Virtual En Colombia, la enseñanza por correspondencia a través de las Escuelas Internacionales es un antecedente de la Educación a Distancia. Las instituciones pioneras en el país fueron: Acción Cultural Popular, INRAVISION, El Fondo de Capacitación Popular y el SENA. Unas y otras registran experiencias de educación y capacitación dirigidas a poblaciones de diferentes regiones del país. En el ámbito universitario se conocen prácticas de educación a distancia en la Universidad de Antioquia, del Valle, Javeriana, San Buenaventura, Santo Tomas y la
  41. 41. Sabana. Se puede afirmar que la primera institución que ofreció un programa formal a distancia fue la Universidad Santo Tomas en 1976, con una Licenciatura y Maestría en conjunción con la Caja de Compensación Familiar (CAFAM) mediante convenio con la Universidad de Nova. Ya en el año de 1982 el gobierno nacional oficializó la Educación a Distancia mediante la creación del Sistema Nacional de Educación a Distancia; así nace UNISUR (hoy UNAD) de inmediato otras instituciones tanto oficiales como privadas se acogieron a esa iniciativa y se crean diversidad de programas. En 1977 había 77 mil estudiantes en modalidad a distancia, el 10% del total de los estudiantes matriculados en todo el sistema de educación superior, de los cuales el 96.7% cursaban programas de pregrado. En otras palabras, la Educación Superior a Distancia se encontraba apenas consolidándose en la era inicial en tanto que en el mundo ya se encontraba en desarrollo la segunda era. No obstante, en los años 80 había unos 300 mil estudiantes en modalidad a distancia a nivel mundial, a mediados de los 90 ya eran más de 700 mil. Según el IDC (International Data Corporation), en el año 2002 la cifra superaba los 2.23 millones. Por otra parte, los contenidos eran módulos escritos en papel, enviados por correo ordinario con una estructura curricular lineal de autoaprendizaje, un escaso apoyo didáctico (casetes y videos) con una mínima interacción vía telefónica o en los respectivos centros de tutorías o CREAD's. 6.2 Tiempos Históricos de la Educación a Distancia Los orígenes de la educación a distancia datan de 1840 cuando Sir Isaac Pitman empleó el correo ordinario para ofrecer cursos por correspondencia en Gran Bretaña. Ya en el año de 1850 la Universidad de Londres ofrecía carreras a distancia a compatriotas de la India y Australia. En 1856, Toussaint y Langenscheidt empiezan a ofrecer cursos de idiomas hasta que en 1915 se crea la NUCEA (National University Continuing Education Association). A finales de 1977 el japonés Koji Kobasyashi anunció en Estados Unidos que el futuro desarrollo de su compañía (Nec Corporation) se haría por medio de la combinación de las comunicaciones con los computadores. Después de la aparición de la Radio, ésta fue empleada para impartir los cursos a distancia; incluso, lo mismo ocurrió cuando aparece la televisión, de esta forma, en la década del 70 la integración de las comunicaciones y de los computadores permitió la innovación de la
  42. 42. teoría C&C, (Kobasyashi, 1977). A partir de los 90 la masificación y uso de la INTERNET permitió abrir aun más las posibilidades de fortalecimiento y proyección de la EAD. La cual hoy está permitiendo el manejo simultáneo de elementos como la voz, e imagen a través de medios electrónicos, generando nuevas alternativas para el tratamiento de la información y que particularmente contribuyó notablemente a potenciar los propósitos de la Educación a Distancia dando lugar así a una segunda era en su desarrollo.
  43. 43. 7. BIBLIOGRAFIA  ALONSO, C.M; GALLEGO, D.J.; HONEY, P. (1999): “Los estilos de aprendizaje. Procedimientos de Diagnóstico y Mejora”. 4ª Edición. Ediciones Mensajero, Bilbao.  CABERO, J (2006) Bases Pedagógicas del e-learning, en Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, vol.3,1, abril.  CALZADILLA María Eugenia: Aprendizaje colaborativo y tecnologías OEI-Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653)  CAZADO Ortiz Rafael. “el aprovechamiento de las Tics para la creación de redes de aprendizaje colaborativo: la experiencia de España” Training & developement Digest. Mayo 2001  CEPAL (2000): «Equidad, desarrollo y ciudadanía», documento de Conferencia presentado al Vigésimo octavo Período de Sesiones, México, 3-7 de abril de 2000.  COLL, y SOLÉ (1990): «La interacción profesor/alumno en el proceso de enseñanza y aprendizaje», en C. Coll; J. Palacios, y A. Marchesi (eds.): Desarrollo psicológico y educación II. Madrid, Alianza editorial.  CUBIDES, H. (1998): «El problema de la ciudadanía: una aproximación desde el campo de la comunicación-educación», en: Revista Nómadas n.º 9. Bogotá, septiembre.  DÍAZ BARRIGA (1999): Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista. México, Mcgraw- Hill. Educar (2001) en www.educ.ar/educar/home/elproyecto.jsp.  GARCIA,I. (2007) Aprender colaborando mediante las TIC en Aula. De Innovación Educativa, Monográfico El aprendizaje colaborativo a través de la red, 162, 51-58.  GROS, B.; CONTRERAS, D (2006). La alfabetización digital y el desarrollo de competencias ciudadanas, en Revista Iberoamericana de Educación, 42,103-127, Madrid, OEI.  MARTINEZ, M. (2006). Formación para la ciudadanía y educación superior, en Revista Iberoamericana de Educación, 42, 85-103, Madrid, OEI.  MARTINEZ Martin Miguel et TEY Tejion Amelia. Revista electrónica. Teoría de la educación. Educación y cultura en la sociedad de la información (vol. 9 No 1 Febrero 2008) Un. Salamanca. http://www.usal.es/teoriaeducacion.  PIAGET Jean (1971): “Psychology and Epistemology”. Middlesex, England, Penguin Books.
  44. 44.  PRATS, E.; BUXARRAIS,M.R.; TEY,A. (2004) Ética de la información. Barcelona, Ediuoc. Saarikoski, L.; Salojärvi, S.; Del Corso,  D.; Ovcin, E. (2001): “The 3DE: An Environment for the Development of Learner-Oriented Customised Educational Packages”. ITHET, 4-6 Julio,2001, Kumamoto. (www.eecs.kumamotou.ac.jp/ITHET01/proceedings.htm)  SIEMENS George: conectivismo: una teoría de aprendizaje para la era digital. www.gsiemens@elearspace.org Diciembre 12, 2004 Traducción: Leal Fonseca. Diego diego@diegoleal.org. Febrero 7 2007  TEY, A (2004) Información y ética profesional, en PRATS, E.; BUXARRAIS, M.R.; TEY, A. Ética de la Información. Barcelona, UOC. Touraine, A. (1997): ¿Podremos vivir juntos? Iguales y diferentes. Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica. Tudge (1994): Vigotsky: la zona de desarrollo próximo y su colaboración en la práctica de aula. Nueva York, Universidad de Cambridge.  UNESCO (1994): «Medición de la calidad de la educación: resultados », serie Estudios, vol. 3, Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, REPLAD, 1994. Datos para Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, República Dominicana y Venezuela  VIGOTSKY (1979): El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Madrid, Editorial Grijalbo.  COLOMBIA AL FILO DE LA OPORTUNIDAD, Misión Ciencia, Educación y Desarrollo. Tomo I, 1996. COLCIENCIAS, Bogotá. Citado en: Informativo electrónico en Educación virtual. Boletín Número 2, Editorial, Francisco Javier Suárez Valencia. Manizales el 23 de Julio del 2002. ISSN 1657-9011.  TUNNERMANN BERNHEIM, CARLOS. Seminario internacional “Reinvención De La Universidad” prospectiva para soñadores. Consejero especial del director general de la UNESCO. Citado en: Informativo electrónico en Educación virtual. Boletín Nrº Editorial, Francisco Javier Suárez Valencia Manizales el 23 de Julio del 2002. ISSN 1657-9011.  IDC. Global provider of market intelligence. En internet < http://www.idc.com/>. Ultimo acceso. Junio 2006.  UNESCO. INSTITUTO INTERNACIONAL PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE – IIESALC. LA EDUCACION SUPERIOR VIRTUAL EN COLOMBIA. Por: Ángel H. Facundo D., Ph.D. En internet: www.virtual.unal.edu.co/areas/informacion/loscursos/elearning/e duvirtualcccolombia.pdf
  45. 45.  The 2003 e-learning readiness rankings. A white paper from the Economist Intelligence Unit, 17 pages. En Internet: http://eb.eiu.com/upload/elearn.pdf  Merrill Lynch is one of the world’s leading financial management and advisory companies, with offices in 36 countries and territories and total client assets of approximately $1.6 trillion, at the end of 2004. En internet: http://www.ml.com/index.asp? id=7695_15125_17454> Ultimo acceso junio de 2006  Alicia Achimón (Argentina) Profesora Superior de Enseñanza Elemental. Diplomada en Medios de Comunicación (universidad de Navarra -Pamplona España). Cursó Desarrollo y gerenciamiento de Proyectos E-Learniing (UTN). Es Coordinadora pedagógica del Programa de Teleformación para Reguladores Latinoamericanos de ADERASA.  GALLEGO RODRIGUEZ, Alejandrino y MARTÍNEZ CARO, Eva. Pág. 1/10 Estilos de aprendizaje y e-learning. hacia un mayor rendimiento académico.

×