La incómoda verdad
¿Quién es elmachista?
Fuente: http://elpolvorin.over-blog.es/article-espa-a-la-mujer-ideal-en-1953-6029...
en aceptar cualquier sueldo, cualquier horario, cualquier vínculo contractual y, naturalmente,
cualquier actitud por parte...
TwittearTwittear
2
caso, cuál podría ser la respuesta que nos estamparan en las narices.
Pero, descendientes de El Cid, ed...
Javier Rodriguez-Vera (6)
Y oani Sánchez (6)
Mariela Sánchez Martiarena (8)
Jesús Sánchez-Cañete (10)
Pilar Sánchez-Cañete...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

¿Quién es el machista usa hispanic press

516 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
516
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
45
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Quién es el machista usa hispanic press

  1. 1. La incómoda verdad ¿Quién es elmachista? Fuente: http://elpolvorin.over-blog.es/article-espa-a-la-mujer-ideal-en-1953-60293010.html Cada día me siento más fascinado por la mentalidad predominante en España, país donde hasta hace poco menos de cuatro décadas las mujeres al casarse utilizaban el apellido de su consorte, según decían los libros que habían de estudiar, porque pasaban a ser propiedad de su marido: “Señora de…”. en las escuelas se enseñaba a que al llegar a casa el padre de familia, el hogar debía estar limpio, ordenado y en silencio. La mujer no debería hablar y molestar al esposo con sus insignificantes problemas domésticos, pues bastantes problemas tenía él. Hasta 1977 fue esa la formación impartida. Afortunadamente, con la democracia estas enseñanzas cayeron en el olvido, y la mujer se pudo incorporar al mercado laboral con la dignidad que su nueva condición igualitaria con el género masculino le confería. Como ejemplos, encontramos que la práctica totalidad de las amas de casa podían ejercer una profesión, naturalmente al tiempo que trataban de la casa y los hijos. En un porcentaje nada despreciable, esta mujer contrataba a otra mujer (jamás un hombre) para que realizase las tareas domésticas. Así, gracias a la democracia, las “amas de casa” pudieron ser sustituidas por “amas de casa”, que debían mantener la casa en orden y silenciosa para cuando llegase el hombre, puesto que la señora de la casa, al salir de trabajar, y tras hacer las compras, debía preparar la cena, preparar la ropa para el día siguiente, planchar, etc. Un aspecto positivo de esta situación es que, a costa de un gran esfuerzo y millares de divorcios por “incompatibilidad”, dos décadas después de la finalización de la formación obligatoria para mujeres, servicio social, que comenté hace poco, época que coincidió con mis primeros años como profesional de la Medicina, una mujer no tuviese ningún trato discriminatorio. Y de hecho, alguna vez me sorprendo cuando oigo noticias referentes a la necesidad de establecer unos cupos mínimos para mujeres en las empresas, pues nunca he tenido en mis casi veinte años de ejercicio profesional, ni en la Universidad, ni en el trato diario, cualquier evidencia que me permitiese siquiera establecer la hipótesis de que el género suponga una variable dependiente relativamente a la capacidad intelectual o de trabajo. No obstante, nuestra sociedad continúa manteniendo un marcado carácter sexista, que quizá quede extinto en una generación. A día de hoy, en el medio que mejor conozco, que es el Sanitario, existen hospitales donde el uniforme de trabajo permite que amplias regiones de su cuerpo y parte de ropa interior se encuentren a disposición de la mirada gozosa del ciudadano ingresado en el centro, así como de quienes se encuentren de visita. Una negativa, protesta o, simplemente, sobrepasar un límite de edad resulta criterio de despido. Rectifico: en España nunca se iría a despedir a nadie por ese motivo. Simplemente, el precario contrato temporal que las vincula a la empresa no es renovado. No es excepcional que en algunas otras firmas comerciales fuera del área de la Salud (la primera información que recibí procedía de supermercados), exista una cláusula en el contrato que, a efectos prácticos, determina que el embarazo es criterio de finalización de la relación contractual. No es difícil cometer estos desmanes y menos aún, encontrar a quien los acepte, habida cuenta de la situación laboral en España, que orgullosamente encabeza con ventaja el grupo de países con mayor tasa de desempleo en Europa, donde la necesidad de una empresa de encontrar un colaborador para desempeñar una función necesaria para su buen funcionamiento y generación de valor es anunciada como “oportunidad de empleo”, acogida con avidez por millares de personas, un porcentaje de ellas con carreras académicas excelentes, que no dudan Javier Rodriguez-Vera Médico, Diplomático y Empresario, a sus 41 años Javier Rodríguez- Vera compagina a la perfección sus cargos Directivos (Viceconsul Honorario de España en Portugal, Editor Adjunto de la publicación "Barlavento Médico"y Director Ejecutivo de la firma Demeraux Medical&Consulting Ltd), con los ejecutivos (Médico Internista y de Cuidados Intensivos), sin por ello perder un ápice de su extraordinaria capacidad de transmitir una perspectiva de la realidad forjada en el crisol de sus vastos conocimientos en Medicina, Macroecononomía, Psicologia, Historia, Antropología, Sociología, Política y un largo etcétera, que conjugados dan origen a una lente a través de la cual se dibuja nitidamente un panorama donde las vagas tentativas demagógicas de cualquier signo se disuelven, confiriendo al lector la capacidad de observar la realidad desnuda, sin cualquier tipo de disfraz o tinte que ensombrezca su virginal transparencia. Síguele en Twitter Síguele en Facebook Síguele en Google+ Ver todas sus noticias Visita su web Últimos tweets Autores de USA Hispanic Columna invitada (7 ) Josu Ahedo (3) Maite Ballesteros (20) ÚLTIMAS ENTRADAS ÚLTIMOS COMENTARIOS Arrestan a mujer que retó en Twitter a fiscalía de San Diego Miércoles, 1 0/jul/201 3 Miles de madres hispanas que trabajan en restaurantes ganan salarios de pobreza Miércoles, 1 0/jul/201 3 El papa concede indulgencia plenaria a los participantes en JMJ de Río de Janeiro Miércoles, 1 0/jul/201 3
  2. 2. en aceptar cualquier sueldo, cualquier horario, cualquier vínculo contractual y, naturalmente, cualquier actitud por parte del contratante, que adquiere características de “dueño” de aquella persona “elegida” para servirle. No piense el lector que esta lamentable realidad no ha experimentado cambios: en los últimos cinco años, y más aún desde el comienzo de la década, el número de personas sometidas a este tipo de relación servil, en que el término “postular” ha sustituido al tradicional “presentación de méritos”, fenómeno que comentaré algún otro día, ha disminuido drásticamente, hecho relacionado con la quiebra de millares de empresas, que por enviarlos al desempleo, cesaron de dar un trato indigno a sus empleados. En el área de la Salud, hasta el momento en manos de nuestros gobernantes, cuyo prurito por designar personas de confianza les ha llevado tradicionalmente a confiar la gestión sanitaria a personas pertenecientes a su entorno familiar o afectivo, sapientes de que un profundo conocimiento de las virtudes y defectos de la persona escogida para tareas delicadas resulta un valor añadido que facilita la supervisión y la previsión de los recursos necesarios para optimizar los resultados, ha propiciado un aumento exponencial de entidades de naturaleza privada lideradas por personas con formación en el área. La previsión de las necesidades futuras y la convicción de que no se debe negar a nadie la posibilidad de realizarse intelectualmente ha dado lugar a un ejemplo único en la gestión de Recursos Humanos: manteniendo el número de docentes e instalaciones, la producción (titulados universitarios) se haya multiplicado varias veces en las últimas décadas, lo que en términos de economía de mercado, que independientemente de las raíces ideológicas de los mandatarios siguió al pie de la letra la doctrina de Adam Smith, produjo una disminución del precio de una mercancía (que así ha sido tratado el colectivo Sanitario), que ocasionalmente alcanzó la gratuidad, visto que sin “estar” no les sería ofrecida oportunidad alguna e irían perdiendo progresivamente las destrezas adquiridas durante la formación. Llegado ese punto, no faltó quien no aceptase el sistema pseudofeudal establecido, y buscase oportunidades de medrar profesional y económicamente en varios puntos del Globo. Si el caso de los médicos especialistas roza la vergüenza nacional cuando recordamos que a finales de la década pasada, como resultado del trato recibido por la Administración, la fuga de Facultativos obligó a solicitar la colaboración de profesionales de otros países, no resulta menos conmovedora la situación de los enfermeros, contratados siguiendo una escala en que el tiempo trabajado ocupaba un papel relevante, que imposibilitaba el acceso sine die a quienes terminaban sus estudios. Promociones completas emigraban para formar parte del staff de instituciones de salud en varios países, sabiendo que además de adquirir experiencia, su tiempo de estancia en el extranjero les posibilitaría el acceso a un puesto de trabajo, en la mayor parte de los casos eventual, a su retorno a España, hecho conocido por los países receptores, que ofrecían salarios “ajustados a la experiencia” a los recién llegados. Nadie protestó. Situaciones para ello no faltaron. Como es bien sabido, la capacidad de aprendizaje a través de la experiencia de quienes por resultar menos rechazados que los otros candidatos acceden al poder, es muy limitada, lo que explica que, lejos de adoptar estrategias para estabilizar el mercado laboral, mantuvieron el status quo, generando inmensas bolsas de desempleados altamente cualificados sin la menor opción de acceder a un puesto de trabajo vagamente relacionado con sus competencias. En esta situación de drama social, con 25.000 enfermeros en paro, aparece una posible solución: Arabia Saudí abre la posibilidad de acoger la globalidad del colectivo afectado, con una retribución que supera ampliamente la ofrecida en España, y vivienda y gastos pagados. Esto no es ninguna novedad, pues desde hace años Emiratos Árabes Unidos ha sido una de las regiones de drenaje de profesionales de la Salud, especialmente de aquellos con mayor experiencia o curiosidad por conocer nuevas sistemáticas de trabajo. Ante la situación de penuria económica y drama social que este grupo profesional atraviesa, la opción se presenta como “Deus ex machina”, debiendo ser conscientes en todo momento de las divergencias culturales con nuestro sistema. Al mismo tiempo, tampoco es un país seguro, presentando niveles de terrorismo y delincuencia semejantes a los de España, por lo que resultará necesario no olvidar, y si es posible reforzar, aquellas medidas que tomamos día a día para evitar ser asaltados. Las relaciones diplomáticas entre los dos países resultan cuando menos aceptables, existiendo en Arabia Saudí representación diplomática española. De ahí mi sorpresa al leer el titular del Diario ABC “Arabia Saudí pide 100.000 enfermeras a España, que se niega por el trato a la mujer”. Me permití hacer una búsqueda en la página web del Ministerio de Sanidad del país asiático, y en ningún momento encontré referencia a que ser hombre resulte criterio de exclusión, por lo que al menos una parte del titular se presta a dudas. La negativa procede del Consejo General de Enfermería, que no de España, que se ha permitido “tutelar a sus enfermeras”, emitiendo un parecer sin que aparentemente haya sido pedida la opinión de los millares de profesionales inscritos y que pagan puntualmente sus cuotas en los Colegios de Enfermería. Y dando un paso más al frente, genera una tensión innecesaria al apostillar que la razón de su decisión es “el trato a la mujer”. Reflexiono en voz alta y me pregunto, después de conocer la situación en España, si se diese el Markel Bilbao-Maté (3) José Daniel Carabajal (12) Ana Belén Cordero (5) Julien Cruz Hidalgo (2) José De Bastos (19) Erika Domínguez (6) Sayda Eleana (2) Ignacio Fernández Gutiérrez (2) Pedro Fierro Zamora (6) Pablo Gago Pérez (3) Guillermo E. García Machado (13) Mariana González (3) Alfonso González de León Berini (5)
  3. 3. TwittearTwittear 2 caso, cuál podría ser la respuesta que nos estamparan en las narices. Pero, descendientes de El Cid, educados en El Quijote, los españoles podremos, como en aquel famoso desastre bélico, “perderlo todo, menos el honor”…. ¿O es orgullo? Comparte la noticia 0 Escrito por Jav ier Rodrigu ez-V era el Dom ingo, 3 /m ar/2 01 3 . Archiv ado en Opinión. Pu ede segu ir los com entarios a esta entrada a trav és de RSS 2 .0. Julien Graystone (2) Ana Guardia Conde (8) Carlos Gutiérrez Argüello (2) Belén Gómez-Jordana (6) David Iglesias Pérez (13) Cristina López G. (4) Javier Martín Rodríguez (7 ) María Méndez Martínez (1) Patricia Núñez Román (15) Fabián Pozo (2) Mónica Pérez Pardo (5) Rubén Pérez Ramírez (4) Vanessa Quinde Montero (8) 32 Like
  4. 4. Javier Rodriguez-Vera (6) Y oani Sánchez (6) Mariela Sánchez Martiarena (8) Jesús Sánchez-Cañete (10) Pilar Sánchez-Cañete (3) Felipe Vallejos Mellado (5) General Ángel Vivas (1)

×