ITAIPÚ: UNA VICTORIABIEN BRASILEÑA  Juan Antonio Pozzo Moreno
ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑOCuantiosos beneficios recibe el Brasil de Itaipú, no solo de laparte brasileña sino también ...
y otros documentos militares para, según los mismos, mantener                                                 ÍNDICEla gob...
c. Potencia	                                     102     2) La triplicación de la compensación	                 173   d. E...
3) Itaipú	                                                      236   c. El consejo de Administración	                    ...
ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO                                                                                       Juan ...
ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO                                                                                         Jua...
ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO                                                                                         Jua...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                 Juan A...
ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO                                                                                        Juan...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                  Juan ...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                     Ju...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                    Jua...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                Juan An...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                    Jua...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                       ...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                     Ju...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                     Ju...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                               Juan Ant...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                  Juan ...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                     Ju...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                  Juan ...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                     Ju...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA                                                                                    Jua...
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA

3,514 views

Published on

Obra escrita por el General (R) Juan Antonio Pozzo Moreno.

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,514
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
253
Actions
Shares
0
Downloads
71
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA

  1. 1. ITAIPÚ: UNA VICTORIABIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Moreno
  2. 2. ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑOCuantiosos beneficios recibe el Brasil de Itaipú, no solo de laparte brasileña sino también de la paraguaya.Los ahorros que le significan la hidroelectricidad paraguaya envez de la energía termoeléctrica o de otras fuentes; el retornoa la ELETROBRÁS y al Tesoro brasileño de los abusivos présta-mos; la contribución de la electricidad de la margen derecha enla composición del Producto Interno Bruto, son cifras astronó-micas imposibles de ser obtenidas por el vecino país de cualquierotro emprendimiento que no sea proveniente Itaipú.Sin Itaipú, de lejos, el Brasil no sería una de las potencias emer-gentes del mundo junto a la República Popular de China, India ySudáfrica. La participación paraguaya en este extraordinario desa-rrollo del socio condómino es minimizada sistemáticamente porlos gobiernos brasileños. Es como tapar con un dedo el sol paraevadir o negar un hecho extraordinario con excusas baladíes.Tampoco es posible ocultar este hecho comprobado suprimien-do su difusión al público, un latrocinio en cuya comisión tambiénparticiparon paraguayos que por ineptitud o por codicia le en-tregaron al vecino país la riqueza industrial más importante delParaguay.Detrás de la campaña brasileña para evitar la apertura de losarchivos secretos de la Triple Alianza se escondería, además, laintención de impedir que salgan a luz documentos sobre multi-millonarias coimas pagadas al régimen expulsado en el año 1989durante la construcción de la usina de Itaipú.Varios importantes políticos brasileños, el Ministerio de Defensay el de Relaciones Exteriores y hasta el actual vicepresidente,Michel Temer,  persuadieron a la presidenta Dilma Rousseff sobrela necesidad de no abrir los archivos secretos de la Triple Alianza
  3. 3. y otros documentos militares para, según los mismos, mantener ÍNDICEla gobernabilidad y evitar problemas diplomáticos con países ve-cinos.   Introducción 11El ensayo que proponemos a consideración de la opinión pública Primera Parte – Origen de Itaipúnacional e internacional procura develar las causas y las conse-cuencias que produjeron Itaipú. Básicamente, un sostenido desa- Capítulo 1. Los prolegómenos de Itaipúrrollo para el Brasil y unas “dádivas de misericordia” (Lu 11:41) a. Las nuevas demarcaciones fronterizas 19para su socio -recurrente error de los fariseos- que enriquecie- b. Los estudios preliminares 22ron a unos pocos en el Paraguay. c. La propiedad de las cataratas 25Corresponde que los reclamos reivindicatorios del Paraguay d. Intereses encontrados 26sean atendidos; no se solicita más de lo debido, tampoco especia-les consideraciones, ellas ajenas a la austera condición del pueblo e. Diversos obstáculos 27paraguayo. f. Las recomendaciones de Dean Rusk 35La nación que sin doblegarse superó el holocausto de finales del g. Única alternativa 40siglo XIX, en el presente siglo reclama justicia en Itaipú y el res- Capítulo 2 – La modificación del Acta Final peto a sus más elementales derechos humanos, históricamenteconculcados por el aspirante a integrar y liderar la vasta región a. El Acta Final 44de América del Sur. b. Las modificaciones del Acta Final 48 c. Los alegatos del oficialismo para aprobar el Tratado 58 Segunda Parte – La Central Hidroeléctrica Itaipú Capítulo 3 – Informaciones necesarias 1. Informaciones generales El autor a. Energía hidroeléctrica 77 b. La Central Hidroeléctrica Itaipú 81 c. La distribución de la energía 86 d. La operación de la Central 93 e. La diferencia de frecuencias 94 f. Principales autoridades 1954 – 2011 96 2. Antecedentes y definiciones a. La base del Tratado de Itaipú 98 b. Disposiciones del tratado 101
  4. 4. c. Potencia 102 2) La triplicación de la compensación 173 d. Energía 103 3) La cogestión 188 e. Tarifa y costo 104 4) Conclusión 189 f. Costo de servicio Cuarta Parte – Los puntos reivindicados g. Tarifa de la energía garantizada exportada 105 Capítulo 7 – La libre disponibilidad de la energía h. Tarifa de la energía no garantizada 106 a. El costo del servicio de electricidad 193Capítulo 4 - ¿De quién es la energía? b. Adquisición de la energía producida 197a. La sesgada interpretación de Enzo Debernardi 107 c. La libre disponibilidad de la energía: una ficción 198b. La posición de Casco Carreras 111 1) Una muestra de la apropiación indebida 199c. Energía, en partes iguales 113 2) La postura de los políticos brasileños 201d. ¿Qué vende Itaipú? 114 3) Transferencia de energía paraguaya 203e. Energía, costo y costo unitario 122 4) Continúan los reclamos 206Tercera Parte – Las negociaciones 5) Posiciones antagónicas 207Capítulo 5 – La mesa negociadora d. Conclusión 208a. Antecedentes 129 Capítulo 8 – Justo precio 210b. Los reclamos 130 a.Valores de la energía exportada obligatoriamente 211c. Campaña electoral 131 b. Costos comparativosd. La mesa negociadora 134 1) La crisis del petróleo 220 1) La primera reunión 136 2) Datos considerados 221 2) La segunda reunión 139 3) La realidad 222 3) La tercera reunión 148 4) Notable negocio para el Brasil 223e. ¿En qué situación se encuentra? 149 5) Pésimo negocio para el Paraguay c. Conclusión 224Capítulo 6 - La declaración conjunta Capítulo 9 – El pasivo de Itaipúa. La declaración del 25 de julio de 2009 153 a. Las diversas versiones sobre la deudab. Las promesas brasileñas 1) Sitio web “Mejore Paraguay” 226 1) La línea de 500 kV 161 2) Ingeniero Ernesto Samaniego 233
  5. 5. 3) Itaipú 236 c. El consejo de Administración 277b. El aumento sostenido de la deuda d. El Directorio Ejecutivo 278 1) La “deuda espuria” 240 e. Conclusión 284 2) El subsidio al mercado brasileño 241 Capítulo 11 – Las obras faltantes 3) Los orígenes y arreglo de la “deuda espuria” 244 a. La esclusa de navegación 290 4) El descargo del ex presidente Wasmosy 246 b. La Subestación de la Margen Derecha 295 5) El factor de ajuste o la “doble indexación” 253 c. Conclusión 300c. El incesante aumento de la deuda 256 Capítulo 12 – El control estatal 1) Diferencia costo proyecto y deuda. Deuda “espuria” 257 a. Los efectos de la Ley 301 b. El control estatal en Itaipú y Yacyretá 2) Deuda a la ELETROBRÁS al 31 de marzo de 1997 258 c. Órganos de control de la Administración Pública 312 3) Consecuencia división deuda 259 d. Conclusión 315 4) Situación deuda fines 2006 Epílogo 317d. El costo total del emprendimiento Referencias bibliográficas 321 1) Según Samek 2) Amortizaciones hasta el 2023 260 3) Diez años de subsidio 261 4) Saldo al 31 de diciembre de 2007 5) Flujo para Eletrobrás 6) Déficit años 2005 y 2006 262 7) Perfil de la deuda 263 8) Resumen 225e. Un costo adicional no cuantificado 266f. El crecimiento del principal acreedor 268h. Conclusión 271Capítulo 10 – La cogestión paritaria y los estatutos de Itaipú 273a. Los órganos de administración 274b. El Anexo “A” 275
  6. 6. ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO Juan Antonio Pozzo Moreno pertenece al Paraguay, desde la puesta en marcha de la primera unidad generadora, hace 27 años, hasta ahora, nuestro país se ha visto impedido de disponer libremente de la mitad de la energía que le pertenece, sea para consumirla dentro de su territorio, o para venderla a un justo precio a su propio socio, prioritariamente, o a cualquier otro cliente en países vecinos. De haber sido así, el Paraguay se hubiera beneficiado en la misma medida que el Brasil y estaría hoy con un pujante desarrollo económico proporcionalmente comparable con el de su socio. PRÓLOGO Lamentablemente, no sucedió así, porque el gobierno dictatorial de la época, más preocupado por mantenerse en el poder que en precautelar los altos intereses nacionales, consintió que sus “Fue en el terreno de la diplomacia donde creímos de nuestro codiciosos lacayos vendepatrias entregaran al Brasil nuestradeber mantener lo que nuestros soldados conquistaron en el soberanía energética en Itaipú, pese a las vehementes aunqueterreno de la guerra. Allí defendimos la integridad del territorio estériles protestas de la ciudadanía, acallada por la fuerzanacional y mantuvimos en alto la conducta internacional de represiva del autocrático régimen por más de tres décadas.nuestro país, haciendo que el Paraguay estuviera en el seno de la No es necesario enumerar los hitos históricos que jalonan losConferencia de Paz con toda plenitud de sus derechos”. 200 años de vida independiente del Paraguay para destacar que, DR. JUAN ISIDRO RAMÍREZ así como existieron ciudadanos ilustres que se distinguieron por “La Paz del Chaco-Defensa de la Línea de Hitos” su patriotismo sin mácula y su heroísmo defendiendo los altos intereses nacionales contra la codicia extranjera, con inteligencia y tesón desde la primera línea de resistencia de la diplomacia, Como colosal obra de ingeniería la usina hidroeléctrica hasta el supremo sacrificio de sus vidas en el campo de batalla;binacional de Itaipú, enclavada sobre ambas márgenes del río así también, lamentablemente, no han faltado paraguayosParaná es, en su tipo, una de las maravillas del mundo moderno, traidores, indignos del recuerdo de sus conciudadanos, quetan impresionante como las milenarias Cataratas del Yguazú, por cobardía o codicia, han abdicado de sus responsabilidadesmaravilla de la naturaleza de atracción universal localizada a oficiales entregando, o intentando entregar, de manera vil apocos kilómetros aguas abajo. Con 14.000 megavatios (MW) de gobiernos extranjeros intereses vitales de la nación, con funestaspotencia instalada, genera una media anual de 90 millones de e irreparables consecuencias para su porvenir.megavatios-hora (MWh) de energía eléctrica, pudiendo alcanzarhasta 100 millones de MWh en condiciones excepcionales de El más célebre de los paraguayos vendepatrias es sin duda el excaudal del río Paraná, lo que hace la usina hidroeléctrica de presidente de la República Cándido Bareiro, quien con su ministromayor capacidad del mundo, hasta ahora. de Relaciones Exteriores José Segundo Decoud, entregaron campantemente a Bolivia la mitad de nuestro Chaco, en octubre Aunque la mitad de la energía eléctrica producida en ella
  7. 7. ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO Juan Antonio Pozzo Morenode 1879, apenas cinco meses después de haberlo recuperado del del tiempo fueron conformando la poco conocida historia dedominio argentino mediante el justiciero Laudo Hayes; entrega Itaipú. La obra está escrita desde una perspectiva cronológicafinalmente impedida mediante el patriotismo de los miembros adecuada, con una selección crítica e imparcial, ingredientedel Congreso nacional que se negaron a ratificar el ignominioso moral indispensable para colocar al estudioso en el senderotratado. Obviamente, como aludimos a traidores de lesa patria de la verdad histórica. Uno de los méritos de esta obra es quenos referimos a paraguayos que en función de responsabilidad desmitifica el mesianismo de algunos personajes para ubicarlospública y en tiempos de paz han concertado tratados o acuerdos racionalmente con sus luces y sus sombras en el contexto de unalesivos a los intereses de la nación, sea con gobiernos extranjeros valoración más apropiada, mediante el irrebatible testimonio deo con corporaciones transnacionales, por las razones que fueren. una nutrida documentación.La traición de lesa patria es doblemente perversa, porque como He aceptado prologar esta obra con la convicción de que ales perpetrada al amparo del poder estatal de turno, por lo general autor le mueve un genuino sentimiento de patriotismo y unqueda impune mientras los traidores detentan ese poder, y con el irrefrenable deseo de contribuir con ella al conocimiento de datospaso del tiempo su recuerdo se diluye en el olvido. de capital importancia para la historia paraguaya, en particular, la Un siglo después del vendepatria Cándido Bareiro apareció en referente al polémico emprendimiento hidroeléctrico binacionalel escenario nacional un digno émulo: Alfredo Stroessner, el gran compartido con el Brasil. En tal sentido, la sensibilidad deltraidor que contra la voluntad del pueblo paraguayo entregó al General Pozzo se ha cuidado muy bien de no caer en la veleidadBrasil la soberanía paraguaya en el estratégico emprendimiento del cronista novelador y de escasa seriedad crítica, por lo que suenergético binacional de Itaipú, aceptando el leonino Tratado obra representa el advenimiento de una mentalidad renovadoraque a su gusto y paladar redactaron los brasileños para exclusivo capaz de inspirar en la conciencia pública una revaloración deprovecho de su país, en grave detrimento de los legítimos virtud cívica y destino existencial. Como no podía ser de otraintereses paraguayos. Así como Bareiro tuvo a su canciller manera, es historia vista a través de los ojos del autor, un retratoDecoud como lacayo, Stroessner lo tuvo al ingeniero Enzo de lo que leyó, vio y seleccionó, pero avalada de abundantesDebernardi como el suyo. Lamentablemente, los parlamentarios pruebas documentales. Creo con toda razón que ella puedeparaguayos que podían haber impedido la entrega de la soberanía ser considerada la más completa en su género entre las hastanacional no tuvieron el patriotismo de sus colegas de otros ahora publicadas acerca del gran emprendimiento energéticotiempos y aprobaron dócilmente el inicuo tratado que malogró binacional. Ella abarca el periodo que va desde que las cataratasla oportunidad que nuestro país tuvo para salir adelante con el del mítico Salto del Guairá fueron identificadas por el gobierno delprogreso. Brasil como un accidente natural de importancia geoestratégica a Este libro, con cuyo prólogo me ha honrado el General Juan comienzos del siglo XX, hasta inequitativa operación actual de laAntonio Pozzo Moreno, más por amabilidad suya que por usina, pasando por el inopinado diferendo limítrofe de mediadosmerecimiento mío, constituye un documentado e imparcial de la década de 1960, las negociaciones preliminares y la firmarecuento de las circunstancias, intereses, factores aleatorios y del correspondiente tratado para construirla y administrarla.protagonistas de ambas márgenes del Paraná que en función Para algunos, el tratamiento de asuntos controvertidos como
  8. 8. ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO Juan Antonio Pozzo Morenola abdicación de responsabilidad y del deber de patriotismo por se insertan en este contexto. Los altos funcionarios paraguayosparte del dictador Alfredo Stroessner y de su alter ego en las que han tenido participación importante y poder de decisión ennegociaciones con el Brasil, el ingeniero Enzo Debernardi, será las negociaciones de Itaipú tienen una contribución que haceruna visión desde una óptica que no le es familiar. Esta visión para escribir la historia de este emprendimiento binacional:es presentada por el autor con total honestidad intelectual por ellos saben cuáles fueron las consideraciones que influyeron enmedio de documentos oficiales, testimonios de los protagonistas, las discusiones de las que participaron, para bien o para mal, asíopiniones periodísticas y registros de debates públicos. Tras como saben también que razonamientos estuvieron detrás deanalizarlos, el autor remata con su apreciación personal de los las distintas decisiones hechas. Por supuesto que nada de esoasuntos, no con la intención de ganar, sino de facilitar al lector la demuestra que sus juicios fueron correctos; solo demuestran encomprensión de los puntos retrospectivos en debate. Al escribir qué estuvieron basados. Son útiles para juzgar con imparcialidadeste relato el autor ha limitado su propia percepción de las sus responsabilidades en el patriótico deber de defender loscuestiones al mínimo indispensable, prefiriendo que sea el lector intereses nacionales con firmeza y sin claudicación.quien saque sus propias conclusiones sobre cada punto debatido. Con rigor analítico y pruebas fehacientes, el autor demuestra Me consta que el General Pozzo es un estudioso de impecables que tras la defenestración del dictador Alfredo Stroessner, susantecedentes e inatacable objetividad en cuanto al tema Itaipú. sucesores, en vez de tratar de revertir, o al menos mitigar losLos registros escritos y citas testimoniales insertos en su perniciosos efectos sobre nuestros intereses del leonino Tratado,libro, aunque abundantes, lejos de oscurecer la perspectiva del engolosinados por la piñata que astutamente los brasileñoscontexto, más bien lo iluminan por el metódico ordenamiento colgaron en la margen derecha de la represa, optaron máscronológico y temático de los mismos, a fin de que el lector pueda bien seguir disfrutando de las mieles y tornando más gravosovalerse de ellos para extraer sus conclusiones. Al reproducir los aún los abuso financieros perpetrados en perjuicio de las arcasdocumentos y testimonios de protagonistas de los sucesos que nacionales. La aceptación de la célebre “deuda espuria” de más dehacen la historia de las relaciones con el Brasil en torno a Itaipú, 4.100 millones de dólares por parte del presidente Juan Carlosel General Pozzo, con franca honestidad, pone al descubierto Wasmosy, con el presto asesoramiento del presidente de lalas prácticas de autoprotección utilizadas por los funcionarios ANDE, ingeniero Miguel Fulgencio Rodríguez y demás consejerosparaguayos para encubrir su responsabilidad por los errores y directores paraguayos del ente binacional, es señalado cony abdicaciones voluntarias o interesadas en que incurrieron meridiana claridad en el libro, incluidas las justificacionesen perjuicio de los intereses nacionales. Obviamente, quien ensayadas por el ex gobernante que había prometido “hacerha participado en grandes acontecimientos nacionales no es progresar el Paraguay medio siglo en cinco años”, pero que hizoinmune, por supuesto, a estas tendencias cuando escribe su todo lo contrario.propia versión de los hechos. Es que su propia participación Finalmente, el autor reconoce que el gobierno del presidentedistorsiona su perspectiva; el impulso de explicar su actuación Fernando Lugo fue el primero que tuvo el patriotismo dese mezcla con el impulso de defenderla. Las citas y comentarios reclamar al gobierno del Brasil la corrección de las inequidadesque el General Pozzo hace de los libros del ingeniero Enzo y los abusos financieros perpetrados en Itaipú en perjuicio delDebernardi y del doctor Efraín Enriquéz Gamón relativos a Itaipú
  9. 9. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo MorenoParaguay. AGRADECIMIENTO Esta iniciativa presidencial hubiera podido tener mejoresresultados si el presidente hubiese puesto al frente de la A la dirección del diario ABC Color por su constante apoyo a losdiplomacia paraguaya a un ciudadano de valía y patriotismo, en esfuerzos que contribuyen a reivindicar los reclamos paraguayosvez de los zopencos que ensayó en el delicado cargo. También en Itaipú.contribuyó al magro resultado obtenido el error del PrimerMandatario de mezclar la diplomacia con las rencillas políticasdomésticas, en vez de aislarla toralmente de las mismas para su A mi familia, que con paciencia, supo comprender y estimularmayor efectividad. este modesto aporte que no cesa de reclamar justicia en Itaipú. Para mí, este es el primer libro acerca de Itaipú que no tratade esconder la verdad para que triunfe la mentira, sino todolo contrario. Creo honestamente que se trata de una obra quearroja luz sobre su cono de sombra, para ayudar a comprenderel enigma de la miserable entrega de nuestra soberanía en esemonumental emprendimiento energético binacional, que deotro modo, hubiera servido para transformar el Paraguay en unpaís del primer mundo. General (R) VICTOR SEGOVIA RIOS Asunción, junio de 2011 16 17
  10. 10. ITAIPÚ: GRAN NEGOCIO BRASILEÑO Juan Antonio Pozzo Moreno DEDICATORIA INTRODUCCIÓN A la juventud de mi patria, heredera de la gloria y la nobleestirpe paraguaya forjada desde Paso de Patria hasta Cerro Coráy desde Pitiantuta hasta las estribaciones andinas, más allá delParapití. A los que, en denodado y a veces incomprendido esfuerzo,consiguieron instalar Itaipú como una “Causa Nacional”. A los docentes compatriotas, que en la noble tarea de enseñar,difunden la justicia de las reivindicaciones paraguayas en Itaipú. El 12 de mayo de 1973, pocos días después de la firma del Tratado de Itaipú, el abogado, escritor y periodista brasileño Murilo Melo Filho, en la edición 1.009 de la revista Manchete, sostenía que Itaipú fue “una victoria bien brasileña”. Treinta y ocho años después el aserto es más válido que nunca. Itamaratí, lo que no pudo conseguir el Gobierno militar compulsivamente, lo logró con la diplomacia y la connivencia de los negociadores paraguayos. El presente ensayo, adopta como título esta incuestionable verdad que refleja una dura realidad desconocida por muchos y poco aceptada por los que en alguna medida formaron parte del proyecto que despojó al Paraguay de su soberanía energética. Itaipú es una empresa binacional creada en el Tratado de Itaipú por el Paraguay y el Brasil en el año 1973 para generar electricidad a partir de las aguas compartidas del curso superior del río Alto 11
  11. 11. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo MorenoParaná, límite entre ambos países. Según el Acta que precedió al Mediante la interpretación forzada del Tratado de Itaipú delTratado, la energía producida correspondía en partes iguales a 26 de abril de 1973, más de las ¾ parte de la energía que lelos socios condóminos quienes tenían el derecho de preferencia corresponde al Paraguay, como una Alta Parte Contratante, espara adquirir la energía que uno de ellos no utilizara a un precio cedida obligatoriamente al Brasil, la otra Alta Parte Contratante.justo. Una oferta mejor por la energía excedente, proveniente Para garantizar esta cesión casi gratuita, el ocasional socio pusofuera de la sociedad, era admisible. bajo su administración las principales direcciones del Directorio Ejecutivo de la entidad binacional. Estos términos del Acta de Foz de Yguazú de 1966 fueronsubstituidos en el Tratado de 1973 y desde entonces quedó Según este modo de entender, el Paraguay renunció a favorestablecido, por la energía no utilizada por el Paraguay, el de Brasil los recursos hidroeléctricos disponibles al país en elderecho de adquisición por ambas partes y una compensación a río Alto Paraná y al control soberano sobre su principal fuentecambio del derecho de preferencia a justo precio. Mediante esta energética.modificación interesada y una sesgada interpretación, más del Entonces, es pertinente aseverar que el Paraguay dimitió su80% de la energía paraguaya se derivó obligatoriamente al Brasil soberanía energética en Itaipú a favor del Brasil.casi gratuitamente. Esta energía limpia y renovable -que hasta ahora no se logra Los negociadores paraguayos ajenos a los intereses nacionales, substituir por otra fuente- contribuyó en el año 2010 conpese a que el Acta de Foz de Yguazú es parte constitutiva del más de US$ 140 mil millones en el Producto Interno BrutoTratado, no vieron la necesidad de hacerlo prevalecer y se del Brasil, conforme a una evaluación del Ingeniero Nelsonavinieron a las nuevas reglas que modificaron su esencia original. Cristaldo difundida en la prensa el 29 de mayo de 2011, la mitadSegún los mismos, el Tratado se justificó ampliamente desde que aproximada del monto estimado para la reconstrucción de lasse consiguió sumergir bajo las aguas represadas del río Paraná el regiones japonesas devastadas a causa del desastre natural delconflictivo problema del Salto del Guairá. 11 de marzo próximo pasado. Los gestores de este acuerdo pretendían desconocer que la La multimillonaria cifra, el 7% del PIB brasileño, superafinalidad del Tratado no fue la resolución de una cuestión de también con amplitud los US$ 61 mil millones de la deuda totallímites conflictuado por los brasileños, sino la atención de la de Itaipú a ser cancelada en el año 2023.imperiosa necesidad energética de su mercado a cualquier costo, De ese pasivo, en su mayor parte adulterado, el 50% sigueun problema no paraguayo pero cuyos efectos impactaban abonando puntillosamente la margen derecha como unala soberanía sobre la principal riqueza del país, su fuente de las obligaciones en su carácter de socio condómino delhidroeléctrica. emprendimiento. Formalmente Itaipú es una sociedad binacional en igualdad No obstante, la electricidad paraguaya derivada a la otra margende derechos y obligaciones entre las Altas Partes Contratantes. y distribuida en los centros urbanos, comerciales e industriales deEn la práctica, los derechos son ejercidos por el Brasil y las San Pablo y Río de Janeiro a un precio sumamente competitivo,obligaciones practicadas por el Paraguay. es un derecho de adquisición asumido por el Brasil y aceptado 12 13
  12. 12. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenocomo tal por los Gobiernos paraguayos desde 1973, indiferentes Juan Carlos Wasmosy publicada el 24 de febrero de 2011). En laa las críticas de la opinión pública profusamente difundidas por misma misiva, el ex presidente también señaló:los diarios ABC Color y La Tribuna, hoy desaparecido. “…se rompió el equilibrio y se produjo un desfasaje tarifario, Para justificar esta injusta asimetría, sustentada en la diferencia lo que motivó imperiosamente la búsqueda de una soluciónde magnitudes y no en la justicia, se citan a menudo como apropiada”.argumentos: Otra notable “contribución” brasileña, fue la inclusión en el año 1) El Paraguay solo puso el agua; 1997 en el pasivo de la entidad US$ 4.193 millones, producto de 2) El emprendimiento binacional fue financiado por el Brasil como años de subsidio de la energía entregada a un costo menor, engesto solidario sacrificando otras opciones autónomas. un 98% a las compradoras brasileñas FURNAS y ELETROSUL y a préstamos a corto plazo y a alto interés que eran indispensables 3) La seguridad nacional quedaría gravemente comprometida como para cubrir el déficit que ponía en peligro el funcionamiento deconsecuencia de la defensa de los intereses nacionales no coincidentes la empresa.con la otra Parte. La inclusión de esta deuda conocida como “espuria”, que - En referencia a estas justificativas: debieran abonar las empresas compradoras, pero cuyo pago a la 1) El senador Roberto Requião -durante la sesión del senado del ELETROBRÁS priorizó Itaipú a expensas de otros que se dejaron11 de mayo de 2011 que debatió la triplicación de la compensación de lado, aumentó la cuenta en US$ 6.098,5 millones en conceptopor la energía cedida al Brasil- puso en claro que Itaipú es “un de intereses capitalizados y ajustes monetarios. Un absurdo totalemprendimiento construido en un río que es binacional” y cuya que comprometía a la margen derecha en el 50% de la deudafinanciación no fue hecha “netamente por el Brasil”. generada por las compradoras brasileñas en un 98%. En rigor, Itaipú se financió a sí misma mediante préstamos Con la inserción de la “deuda espuria”, más los intereses pagadosexternos avalados por el Tesoro brasileño. El Paraguay no tenía durante varios años por las otras deudas no honradas, acrecentópor qué hacerlo, la iniciativa que lo involucraba accidentalmente la entidad binacional su pasivo en unos de US$ 10.200 millones.provenía del vecino país. Al respecto, el 16 de diciembre de 2010, la Contraloría General Lo que sí “contribuyó” el Brasil fue el Plan Real que aumentó la de la República del Paraguay dictaminó:deuda con la ELETROBRÁS de US$ 10.837 millones, el 1 de julio “El establecimiento por el Consejo de Administración del entede 1994, a US$ 15.420 millones, al 31 de diciembre de 1994. binacional de una tarifa provisoria de 10 US$/KW mes  -para la “…que por efectos de la variación cambiaria y de la corrección venta de la energía producida en Itaipú- que al no representarmonetaria sobre la deuda de Itaipú, considerando que la mayor el valor resultante del costo de la explotación de la usina, talparte de los préstamos estaban contratados en moneda brasileña como se mencionaba taxativamente en el Tratado y sus anexos,y el saldo deudor era corregido por índices de ese país, conforme se presenta como violatoria de los términos del mismo y, porfueron utilizados desde el inicio de los préstamos hasta entonces” consiguiente, de aplicación ilegal”. Por tanto, según señaló la(Parte de la Carta al director de ABC Color del ex presidente CGR, “las tarifas de potencia contratada a menos del costo de 14 15
  13. 13. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenoproducción, vigente entre el año 1986 y 1990, fue violatoria del 3) Por otra parte, la electricidad paraguaya, de la usina deTratado de Itaipú e ilegal”. mayor productividad en el mundo, generada por el agua limpia y renovable del río Paraná, hasta hoy no substituida por otras 2) El presidente Joao Goulart en enero de 1964, basado en fuentes alternativas mucho más onerosas, adquiere de por sí unnumerosos estudios realizados para la explotación energética indiscutible valor superlativo que derriba la anodina excusa dede las cataratas del Salto del Guairá, entendió que era imposible que el Paraguay solo puso el agua. El sostenido crecimiento della construcción de una hidroeléctrica que satisfaga la demanda Brasil, imposible de otro modo, es la muestra más fehaciente delenergética de su país sin la participación paraguaya. Las otras valor del vital líquido.alternativas autónomas -que incluía el desvío del río Paraná porterritorio brasileño- estudiada por los especialistas, carecían Todo lo dicho demuestra que los argumentos recurridos por el Brasildel suficiente potencial para resolver la acuciante necesidad para apropiarse indebidamente de Itaipú carecen de todo asidero.brasileña de más electricidad. Al Gobierno brasileño, con posibilidades de liderar la región En enero del año 1964, fue consensuada políticamente la a través de organismos supranacionales y con aspiracionessociedad entre ambos Gobiernos para llevar a cabo el magno a un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de lasemprendimiento, un imperativo para el Brasil pero inaceptable Naciones Unidas, no le es lícito, mucho menos inteligente unapara el régimen militar que tres meses después destituyó a relación abusiva con la vecindad, incompatible con el espírituGoulart y en 1965 ocupó con su tropa territorio paraguayo, de integración que anima su discurso oficial. Desmontado sustodo ello con la finalidad de dejar bajo jurisdicción brasileña las históricas excusas, debiera atender las cuestiones que le reclama el Paraguay en Itaipú.cataratas del Salto para su explotación unilateral. El desvío de atención sobre los seis puntos -discutidos en Este hecho, ni las veladas amenazas para un “casus belli”, no la mesa de negociaciones a finales del año 2008- en direcciónfueron gravitantes en los negociadores paraguayos del Acta de a los ofrecimientos del 25 de julio de 2009, que triplicó laFoz de Yguazú en 1966, sí notablemente en 1973, cuando el compensación y prometió la línea de 500 kV, solo sirve parasíndrome de la inseguridad se utilizó como principal excusa para continuar en el statu quo.justificar el entreguista Tratado. Como no se puede regresar la energía cautiva, resta insistir que La inaceptable abdicación contrastaba con la buena posición la ANDE u otra empresa autorizada y no la ELETROBRÁS, sea ladel Paraguay en el hemisferio, en armonía con la política que negocie la electricidad paraguaya en el mercado brasileño aestadounidense. La extrema presión militar sobre Itamaratí un precio justo.no gozaba de aceptación en el concierto internacional. Ladesocupación de los batallones brasileños de Puerto Renato, De igual modo, se debe exigir que la energía no garantizada, searecomendada por la cancillería de los Estados Unidos en el entregada el 50% a la ANDE como lo estipula el Tratado y no enaño 1966 y el reconocimiento de que la energía provendría del la proporción que contrata la potencia disponible.conjunto del río Paraná y no de las cataratas del Salto del Guairá, Por otro lado, la deuda de la binacional a la ELETROBRÁS yacorroboran el aserto. fue suficientemente pagada por lo que corresponde en estricta 16 17
  14. 14. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenojusticia es que el débito a la estatal brasileña sea CERO. Es bueno recordar que Itaipú fue la única alternativa viablepara resolver el problema energético del Brasil de ayer y de hoy.Hasta hace poco, era impensable que el Paraguay pudiera exigircon énfasis sus derechos para una cogestión más paritaria y unaprovechamiento más equitativo, el Estatuto del año 1995, queintentaba igualar las gestiones, quedó archivado en la legislaturabrasileña. A pesar de que los altos directivos de la margen izquierda siguen Primera Partesosteniendo que solo los paraguayos tontos creen que Itaipú estambién de Paraguay, en estricta justicia la mitad de Itaipú es y ORIGEN DE ITAIPÚseguirá siendo de Paraguay. Capítulo 1 Más temprano que tarde la comunidad internacional LOS PROLEGÓMENOS DE ITAIPÚcomprenderá este justo reclamo y así como a la República dePanamá, apoyará solidariamente la restitución de la soberaníasobre la principal industria hidroeléctrica del Paraguay. Es un acto de justicia que el Brasil le adeuda al Paraguay y a. Las nuevas demarcaciones fronterizasnecesita repararlo. A propósito, el Obispo de Hipona, filósofo y La Central Hidroeléctrica Itaipú es una empresa binacionalpadre de la Iglesia Latina sentenciaba “…los que no quieren ser situada en el río Alto Paraná, límite entre Paraguay y Brasil, avencidos por la verdad son vencidos por el error” (Agustín, 354- catorce kilómetros aguas arriba del puente internacional que430). empalma Ciudad del Este, Paraguay, con Foz de Yguazú, Brasil, es la mayor usina generadora de energía eléctrica en el mundo. El obligado aporte de la electricidad paraguaya generada en la usina –que ha contribuido notablemente para que el Brasil sea en la actualidad una de las potencias emergentes del mundo- es un claro testimonio que la política exterior invasiva brasileña sigue invariable aunque por otros medios. Para tratar de ahondar Itaipú -que utiliza aguas del río Paraná que comparten Paraguay y Brasil para atender la demanda energética brasileña- creada por la Altas Partes Contratantes en el Tratado del 26 de abril de 1973, en apariencia en igualdad de derechos y obligaciones, es necesario bucear en la historia. 18 19
  15. 15. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Moreno El origen de Itaipú se remonta en el Tratado de Paz de 1872 más instruido y no tenían luchas intestinas: Paraguay no estabaimpuesto al Paraguay después de la guerra que sostuvo contra endeudado y trabajaba para sí mismo. Si consideramos quefuerzas coaligadas brasileñas, argentinas y uruguayas desde el Paraguay era integrante de los ‘países del Plata’, es evidente que12 de noviembre de 1864, hasta el 1 de marzo de 1870, ocasión el conjunto se niveló hacía abajo, y en vez de copiar la experienciaen que fueron asesinados en Cerro Corá el mariscal Francisco y desarrollo paraguayo, lo destruyeron. Así lo interpretó tambiénSolano López, sus hijos el coronel Juan Francisco Solano (17), Juan Bautista Alberdi. Del mismo modo lo vieron muchos en lasJosé Félix (11), el vicepresidente Francisco Sánchez, oficiales, provincias interiores, que se opusieron abiertamente a la guerra.sacerdotes, tropa y miembros del Gobierno nacional, como Considero que hubo dos ganadores: el imperio brasileño, que seúltima ratio para someter al indoblegable pueblo paraguayo. quedó con un tercio del territorio paraguayo y logró su injerencia “…su disciplina proverbial de morir antes que rendirse y de morir en el resto, y los británicos, que endeudaron a todos los partícipesantes de hacerse prisioneros porque no tenían orden de su jefe de la guerra por varias décadas”.ha aumentado por la moral adquirida, sensible es decirlo pero es En este escenario donde campeaba la destrucción, por el Tratadola verdad, en las victorias, lo que viene a formar un conjunto que Loizaga-Cotegipe del 9 de enero de 1872, se formalizó la antiguaconstituye a estos soldados, en soldados extraordinariamente aspiración brasileña de adjudicarse los territorios situados entreinvencibles, sobrehumanos” (Despacho privado del Marqués de los ríos Blanco y Apa y la región del Amambay, unos 62.325Caxías, mariscal del ejército en la guerra contra el Paraguay, a su kilómetros cuadrados, el equivalente al triple de San Pedro, elMajestad Don Pedro II en Tuyucué, 18 de noviembre de 1868. departamento más extenso de la Región Oriental del Paraguay.Biblioteca del Museo Mitre). La demarcación de los límites -efectuada entre los años 1872 El país, devastado y ocupado por los invasores de la Triple y 1874- que separa la región Oriental del Paraguay con el BrasilAlianza, desde el 1 de enero de 1869 hasta el 14 de mayo de sigue la línea que va desde la desembocadura del río Apa en el río1879, se vio forzado a trazar nuevos límites fronterizos con el Paraguay, el río Apa, el arroyo Estrella, las altas cumbres de lasBrasil en 1872 y con la Argentina en 1876. La nueva demarcación cordilleras del Amambay y del Mbaracayú hasta el punto en queque repartía a los países aliados, excepto Uruguay, extensas desemboca en el río Paraná el río Yguazú. En vez de seguirse lasuperficies de territorio nacional fue pactada mucho antes de línea demarcatoria original por el curso de río Apa, ésta se desvióla guerra, en junio de 1864, en Punta del Rosario, Uruguay y por el cauce del arroyo Estrella -afluente del Apa hacía el surratificada posteriormente en el Tratado Secreto de la Triple -para incluir en territorio brasileño una vasta región yerbateraAlianza el 1 de mayo de 1865. paraguaya. El escritor argentino ingeniero Leonardo Catagnino, autor del El 21 de mayo de 1927, otro tratado de límites -el Tratadolibro “Guerra del Paraguay: la Triple Alianza contra los países del Ibarra-Mangabeira- ratificó como límite de frontera de la regiónPlata”, en una entrevista en ABC Color publicada el 1 de mayo de Occidental del Paraguay con el Brasil el río Paraguay desde el río2011, sobre el Paraguay de la pre-guerra señaló: Apa hasta la Bahía Negra y establecía la soberanía de las islas de “El Paraguay previo a la guerra tenía un desarrollo propio nuestro río epónimo en la misma región. Con este tratado, quemayor que el de sus vecinos. Su pueblo en general era mucho complementó al de Loizaga-Cotegipe de 1872, se efectivizó la 20 21
  16. 16. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenonueva demarcación fronteriza entre Paraguay y Brasil. director de la obra en Guairá, dio a conocer los estudios realizados Sin embargo, como consecuencia del tratado complementario para la construcción de un canal y un sistema de esclusas parade límites Ibarra-Mangabeira, se firmó el año 1930 un nuevo la navegación hasta Puerto Méndez, más al sur y una usinaprotocolo: el Protocolo Moreno-Mangabeira que reabrió la de 15.000 MW de potencia en Praxina, debajo de la ciudad dedemarcación de la frontera ya pactada en el Tratado Loizaga- Guairá.Cotegipe. Esta nueva demarcación coincidió con la guerra que También participó del evento el ingeniero Silvestre Souzalibraba el Paraguay con Bolivia. quien -conforme a los estudios presentados al Grupo de Energía El notable investigador e historiador paraguayo doctor Efraím Eléctrica de la Federación de Industrias del Estado de ParanáCardozo, fallecido en el año 1973, explicó que “fue en esta ocasión en el año 1956 y que estimaba el potencial del Salto en 25.000que el Brasil, por primera vez, articuló pretensiones sobre la totalidad MW- sugirió la instalación de una usina hidroeléctrica de 6.000de los Saltos, exhibiendo un mapa que carece de todo valor jurídico MW de potencia, para atender las demandas de San Pablo y máspara modificar el tratado”. adelante, otra similar, para atender las demandas del sur del país. El proyecto tenía previsto desviar el curso del río Paraná por la Según los técnicos brasileños las cataratas que conformaban el margen izquierda, territorio brasileño, hasta puerto Britania, alSalto del Guairá exhibían un potencial energético extraordinario sur del Salto.y era necesario que el Brasil asegure su posesión para su eventualexplotación. Más adelante, durante el Gobierno de Janio da Silva Quadros (1961), se ordenó al Servicio de Navegación de la Bacia do Prata b. Los estudios preliminares que resumiera en un Relatorio los estudios sobre el Salto del El mismo Cardozo, en su libro “Los derechos del Paraguay sobre Guairá. El SNBP presentó un anteproyecto para la instalaciónlos Saltos del Guairá”, una parte publicado en ABC Digital el 3 de de una usina hidroeléctrica de 1.000 a 4.500 MW de potenciadiciembre de 2008 y que resumidamente se transcribe, refiere en Prainha y otra en Arroyo Guazú, a 30 kilómetros del Salto,que el Servicio Regional de Obras de la 5ª Región Militar en el año con una potencia superior a 15.000 MW en condiciones de1958 realizó estudios para instalar servicios eléctricos en Guairá atender los suministros eléctricos de Brasil, Argentina y-Guaira para los brasileños- en el asiento de la 5ª Compañía de Paraguay, previéndose la construcción de un canal lateral.Frontera allí destinada, aprovechando el potencial hidroeléctrico Como consecuencia de lo planteado por SNBP se constituyó unde las cataratas del Salto del Guairá. Grupo de Trabajo para reunir todos los estudios y actualizar sus resultados. No obstante, según las conclusiones del GT, el En ocasión de la inauguración de la primera máquina de 0,6 material reunido era insuficiente, faltando un planeamientomegavatios de potencia (MW) de la usina piloto el 20 de agosto general técnicamente fundamentado para la utilización delde 1960, el presidente Juscelino Kubistchek (1956-1961) dio potencial energético para la regularización del río Paraná arribaapertura al Primer Congreso de Energía Eléctrica del Guairá en y abajo del Salto. Por ese tiempo, concluyó otros estudios hechosel que el Paraguay no fue invitado. por los japoneses del “Overseas Electrical Industry Survey En el congreso el capitán de ingenieros Pedro Enrique Rupp, Institute”, con el apoyo del Gobierno japonés, que estimaban 22 23
  17. 17. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenoque la producción hidroeléctrica sería de un bajísimo costo. de la formidable potencia de los Saltos del Guairá con absoluta Joao Goulart (1961-1964), el sucesor de Quadros, se propuso prescindencia del Paraguay, sobre el supuesto de que ellos sondesde un inicio la construcción de la usina de las Siete Caídas, una de la exclusiva pertenencia del Brasil, no se concilia con lasobra mayor con la que pasaría a la historia. En febrero de 1962 se normas del Derecho Internacional. Convenciones mundiales,contrató la oficina técnica de San Pablo dirigida por el ingeniero continentales y bilaterales, declaraciones de las institucionesOctavio Marcondes Ferraz para elaborar un estudio sobre el de Derecho Internacional, la jurisprudencia y la opinión deaprovechamiento hidroeléctrico de los desniveles de las Siete los tratadistas, concuerdan en que aun existiendo soberaníaCaídas. El 14 de diciembre de 1962 fue entregado el Relatorio absoluta, tratándose de ríos internacionales, se requiere delque calculaba las obras en US$ 1.025 millones. Los trabajos acuerdo de los otros países”.comprendían la instalación de 21 turbinas con un potencial de “ Y como en el caso de los Saltos del Guairá, se trata de un10.000 MW, el desvío del río Paraná a través de un canal de 60 accidente geográfico de la exclusiva pertenencia paraguaya, loskilómetros por territorio brasileño hasta Puerto Britania, punto actos de disposición por parte del Brasil dentro de los mismos,en donde retomaría su curso. Como consecuencia, las cataratas configuran, ya no solo una transgresión a las normas de Derechodel Salto quedarían bajo el espejo de agua del extenso embalse Internacional, sino un típico caso de agresión a la soberaníade la presa. Sería la mayor hidroeléctrica del mundo, superior al paraguaya”.Grand Coulee de los Estados Unidos, Assuàn de Egipto y Bratskde Rusia. El presidente Goulart, decidido a la construcción de la c. La propiedad de las cataratasgran obra, se lanzó al mercado internacional en busca del capital Con relación a la propiedad del Salto del Guairá, el doctornecesario, por sobrepasar en mucho el proyecto la capacidad Efraím Cardozo precisó:económica y financiera del Brasil. De los primeros en acudir - “Como accidente geográfico, que incluye no sólo los Saltos, sinofueron los soviéticos, el primer ministro de la Unión soviética también el embalse ocasionado por la Cordillera de Mbaracayú alNikita Krushchev por intermedio del embajador soviético en Río interceptar el río Paraná, formó parte de la frontera conservandode Janeiro André Fomin ofreció a Goulart, en diciembre de 1963, su situación jurídica, no modificada por el Tratado de 1872, deayuda técnica y material para la hidroeléctrica. La oferta fue parte integrante de la soberanía territorial del Paraguay”.hecha después de que tres ingenieros soviéticos, uno de ellos elconstructor de la represa de Assuán, visitaran e inspeccionaran - “La falta en el Tratado de 1872 de toda declaración expresala región del Guairá. al respecto consolida los derechos del Paraguay. El Paraguay no necesitaba ninguna adjudicación de lo que nunca fue ¿Era factible el emprendimiento sin la participación paraguaya? contencioso ni salió de su dominio. La traslación de dominio es¿Qué indicaba el Derecho Internacional? la que reclama plena prueba. Para que los Saltos pasaran de la Una publicación de ABC Color, del 4 de diciembre de 2008, soberanía del Paraguay, en que estaban, a la del Brasil, en quereprodujo la posición del doctor Efraím Cardozo al respecto: nunca estuvieron, era menester una explícita adjudicación en “La pretensión del presidente Kubistchek (y los que le favor de este país, que el Tratado de 1872 no estipuló”.sucedieron) de emprender las grandes obras de aprovechamiento - “Las instrucciones de las cancillerías del Paraguay y Brasil para 24 25
  18. 18. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenola demarcación del Tratado de 1872 coincidieron en la común durante los años 1962 y 1963, en el tramo de aproximadamenteconvicción de que los Saltos debían quedar dentro del territorio veinte kilómetros comprendidos entre el hito 341/IV y el Salto,paraguayo. Expresamente la Cancillería brasileña instruyó que la revelaron que en esa zona la cordillera de Mbaracayú se bifurca enlínea comenzara en la orilla oriental del río dos ramales: Norte y Sur. El del Norte termina cerca de la primera caída y el del Sur aproximadamente frente a la quinta caída, Paraná, al otro lado de los Saltos”. siendo necesario determinar cuál de los dos señala la frontera. - “Aunque la demarcación efectuada en 1872-1874 adoleció de Los trabajos topográficos demostraron fehacientemente que lasfallas fundamentales, en ningún momento sus trabajos sobre el altas cumbres del Mbaracayú coinciden con el ramal Norte. Sinterreno significaron la adjudicación de los Saltos del Guairá al embargo, la Comisión brasileña se mantuvo en la opinión de queBrasil, lo cual hubiera sido contrario a la letra y al espíritu del la demarcación tenía que seguir el ramal del Sur.Tratado de 1872”. Brasil argumentaba que en la última sesión de la Primera - “La segunda demarcación, conforme al Protocolo Moreno- Comisión Mixta efectuada en octubre de 1874 se había cerrado elMangabeira, se inició en 1933 y prolongada hasta nuestros días, asunto, porque en la Carta General de Frontera protocolizada enha llevado a la comprobación fehaciente de que las altas cumbres esa ocasión, la línea que demarcaba los límites (la línea vermelha)del Mbaracayú mencionadas por el Tratado de 1872, no son las que seguía por un sub-ramal de la sierra del Mbaracayú terminabadel Sud, como erróneamente se creyó en 1874, sino las del Norte, frente a la quinta caída del Salto del Guairá, internándose en elpor donde, en consecuencia, debe trazarse la frontera”. río Paraná por en medio de su cauce, dejando del lado brasileño - “Esta comprobación, hecha con procedimientos técnicos todas las caídas del Salto.irreprochables y de común acuerdo, viene a consolidar los No pudiendo ninguna de las dos partes conciliar sus posiciones,derechos del Paraguay sobre los Saltos del Guairá, pues la línea en el punto topográfico definido por el hito 341/IV, a veintede fronteras terrestre toca el Paraná al Norte de los Saltos, y kilómetros del Salto, se detuvo la demarcación. Desde entoncestiene que seguir las cumbres del Mbaracayú en su interceptación ya no se reunió ninguna Conferencia de Comisión de Límites ypor el Paraná, hasta la orilla oriental. (Recapitulación y de Caracterización de la Frontera Paraguay-Brasil para resolverconclusión: Soberanía paraguaya sobre los Saltos; condominio el diferendo.paraguayo-brasileño para su explotación. Del libro “Los derechos e. Diversos obstáculosdel Paraguay sobre los Saltos del Guairá” de Efraím Cardozo.Asunción: 1965. Publicado en ABC Digital del 23 de diciembre La versión de Enzo Debernardi, Director Adjunto y luegode 2008). Director General de la Itaipú Binacional, en su obra “Apuntes para la historia de Itaipú” (Asunción: Editorial Gráfica Continua d. Intereses encontrados S.A., 1996) señalaba que para llegar a esta instancia -se refiere a la En el análisis del doctor Efraím Cardozo, en la redemarcación negociación que culminó con el Acta Final de Foz de Yguazú el 22de los límites fronterizos con el Brasil, se presentó posiciones de junio de 1966- y acorde con la tesis paraguaya del condominiocontrapuestas respecto al Salto del Guairá o “Sete Quedas”. para la explotación del Salto se tuvieron que sortear numerososPara el Paraguay los trabajos de la Comisión Mixta realizados obstáculos. En resumen decía: 26 27
  19. 19. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Moreno - El Brasil desde el año 1955 ya estaba realizando estudios para Brito, con motivo de su visita al Paraguay el 2 de septiembreel aprovechamiento del Salto. En febrero de 1962 el “Jornal do de 1963 con una selecta comitiva, durante una exposición aBrasil” (Uno de los mayores periódicos del Brasil, actualmente las autoridades nacionales manifestó “que el ilustre Presidentesolo en versión digital. La publicación coincidía con el momento Joao Goulart me ha expresado que ni una sola estaca se pondríaen que la Comisión Mixta estaba en los trabajos para definir la para estas obras sin acuerdo pleno con Paraguay y que su buenafrontera en el trecho de veinte kilómetros en disputa) informó disposición hacía el Paraguay le corresponde como Presidente delque el ministro de Minas y Energía había contratado los Brasil porque un Presidente del Brasil que no piense así estaríaservicios técnicos del ingeniero Octavio Marcondes Ferraz para traicionando a los verdaderos sentimientos del pueblo del Brasilconfeccionar un Relatorio Preliminar sobre el aprovechamiento hacía el pueblo del Paraguay”.integral del “Sete Quedas” en el río Paraná. Entonces, para eseaprovechamiento se pensaba siempre estrechamente relacionado - El 19 de enero de 1964, en “Tres Marías”, Estado de Minascon la posesión del Salto y, por consiguiente, los límites en sus Gerais, se reunieron los presidentes Stroessner y Goulart. Lacercanías adquirían una importancia relevante. Presidencia de la República del Paraguay difundió un comunicado en el que se afirmaba que “Los dos Mandatarios estuvieron - La noticia del periódico actuó como detonante para un de acuerdo sobre todos los aspectos generales relativos alcambio de actitud que modificaba la espera paraguaya prudente aprovechamiento conjunto del potencial hidroeléctrico dely vigilante, mientras el derecho y la diplomacia tuviesen la los Saltos del Guairá y resolvieron que por conducto de lasposibilidad de resolver el caso habida cuenta que la diferencia Cancillerías del Paraguay y del Brasil se suscribiera, cuantode fuerza entre ambos países no ofrecía al Paraguay otras antes, un Convenio por el cual se creará una Comisión Mixtaalternativas. Paraguayo-Brasileña que tendrá su cargo el estudio de todos - La reacción paraguaya no se hizo esperar y por nota al los problemas económicos, financieros, técnicos y societarios,Ministro de Relaciones Exteriores del Brasil se manifestó que relacionados con la construcción y explotación de la gran obra“antes que dicha demarcación de límites y caracterización de que harán conjuntamente los dos Estados, y que será la de mayorfronteras quede concluida, ninguno de los dos gobiernos, ni el de importancia entre todas las de su género hasta hoy emprendidaslos Estados Unidos del Brasil ni el de la República del Paraguay en todo el mundo”.podría proponerse unilateralmente el aprovechamiento integral Queda claro entonces –agregamos- que la decisión políticade la energía hidráulica del Salto del Guairá”. para la construcción y explotación de una usina hidroeléctrica, - La posición brasileña de que los Saltos estaban integralmente “la de mayor importancia entre todo las de su género hastasituados en territorio del Brasil fue cambiando debido al hecho hoy emprendidas en todo el mundo”, fue asumida por ambosde que los técnicos brasileños habían comprendido que no se gobiernos en enero del año 1964 y demostró el propósito delpodía en la práctica realizar un aprovechamiento hidroeléctrico ilustre presidente Joao Goulart de no realizar el gigantescoeficiente restringiéndolo a la zona del Salto y que el proyecto proyecto “sin acuerdo pleno con Paraguay”, es decir, sin ladebía abarcar una amplia zona aguas abajo. participación paraguaya. Con este esperanzador cambio de - El ministro de Energía y Minas del Brasil, doctor Oliveira actitud por parte del Gobierno de Goulart, se puso de manifiesto 28 29
  20. 20. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenola entereza moral de un presidente justo. El Paraguay le debe un veracidad de los hechos. Fueron detenidos los comisionadoshomenaje a este estadista brasileño. por un sargento brasileño al mando de doce hombres armados. Seguía diciendo Debernardi: Los detenidos fueron el Sub Secretario de Estado de Relaciones Exteriores, doctor Pedro Godinot de Vilaire; el Asesor Jurídico - El 31 de marzo de 1964, militares brasileños deponen al de la Cancillería Nacional, doctor Carlos Saldívar; el Delegadogobierno de Joao Goulart y en junio de 1965 un destacamento Demarcador de Límites, mayor de ingenieros Emilio Mezamilitar brasileño compuesto por un sargento y siete soldados se Guerrero; el Director del Ceremonial de Estado doctor Conradoinstaló en el trecho de veinte kilómetros de la línea de límites no Pappalardo y un fotógrafo de la Comisión de Límites. Máscaracterizada aún entre el hito 341/IV y el Salto del Guairá (Para adelante, los brasileños construyeron un camino que después delos brasileños, Puerto Renato). El presidente del Brasil, mariscal recorrer territorio brasileño de norte a sur se prolongaba y seHumberto Castello Branco, ante los reclamos del Gobierno internaba unos trescientos metros aproximadamente en la zonaparaguayo aclaraba que el contingente militar se explicaba ubicada al sur de la línea de cumbres del Mbaracayú, entre el hito“por la necesidad de mantener en aquel punto (de) un mínimo 341/IV y el Salto del Guairá.de vigilancia para prevenir la formación de eventuales gruposguerrilleros y combatir, más eficazmente, las operaciones de - Agotadas todas las posibilidades de que obtuviesen resultadoscontrabando”. positivos los intercambios de puntos de vista con el Brasil mediante notas oficiales, el Gobierno paraguayo comenzó un Agregamos a lo expresado por Debernardi, que la excusa trabajo activo de información sobre el diferendo en los forosbrasileña calzaba perfectamente considerando que en el internacionales, principalmente a las cancillerías y al cuerpoParaguay desde el año 1959 se organizaron grupos guerrilleros diplomático, por otra parte el pueblo produjo una corrientepara derrocar al régimen gobernante. Entre ellos, el Movimiento de opinión cada vez más fuerte en defensa de los derechos14 de mayo y el Frente Unido de Liberación Nacional (FULNA), del Paraguay. Estando así la situación, regresaba de su visitaliderado por Arturo López el mítico comandante “Agapito a los Estados Unidos de América el doctor Sabino AugustoValiente”, muerto en un enfrentamiento con la policía en el año Montanaro, ministro de Justicia y Trabajo quien declaró haber1970. Posteriormente se fundaron guerrillas menores como constatado fehacientemente la inquietud de los Estados Unidosla Organización Político Militar, el Movimiento Paraguayo de de América sobre el problema fronterizo paraguayo-brasileñoLiberación (MOPAL) y el Ejército Revolucionario Paraguayo. considerándose que la situación en el Brasil era de extrema Continuaba Debernardi: presión militar sobre las determinaciones de Itamaratí. - Ningún reclamo paraguayo fue considerado por el Brasil Para una mejor comprensión se añade al relato del ingenieroque alegaba que el territorio ocupado no era zona de litigio y Debernardi, que coincidentemente con la invasión brasileña,que estaba totalmente en territorio brasileño y que la frontera en República Dominicana estaban interviniendo las Fuerzasen aquel sector había quedado solemne y definitivamente Interamericanas de Paz movilizadas desde el 23 de mayo dedemarcada desde 1874. El 21 de octubre de 1965, la Comisión 1965 por disposición del Consejo de Seguridad de la OEA. Entrede Límites paraguaya se constituyó en el terreno y verificó la los integrantes de la fuerza, comandada por el general brasileño 30 31
  21. 21. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo MorenoHugo Panasco Alvin, participaban tropas paraguayas de destacada Exteriores de los Estados Unidos, desde 1961 hasta 1969 bajoactuación al mando del coronel Roberto Cubas Barboza. Mientras el mandato de los presidentes John F. Kennedy y Lyndon B.soldados brasileños y paraguayos participaban conjuntamente Johnson. Rusk vivió de cerca en octubre del año 1962 la crisiscon sus similares de Estados Unidos, Honduras, Nicaragua y de los misiles en Cuba y fue el segundo Secretario de Estado quepolicías de Costa Rica en Santo Domingo, tropas brasileñas ejerció durante más tiempo el cargo después de Cordell Hull. Lainvadían territorio paraguayo en Puerto Renato, una pequeña Escuela Secundaria Dean Rusk en Canton, Georgia es llamadalocalidad cuyo nombre se debería al coronel Renato Barboza así en su honor.Rodríguez Pereira, funcionario de una empresa brasileña queexplotaba riquezas naturales en territorio paraguayo. De la breve visita de Rusk al Paraguay, poco se conoce; el coronel Roberto Cubas Barboza comandante del contingente paraguayo La Guerra Civil Dominicana de abril del año 1965 se inició de la Fuerza Interamericana de Paz destacado en Santo Domingocuando un grupo de oficiales jóvenes del ejército y de la policía se recordó la visita en sus “Memorias”, póstumamente editada:propusieron restaurar el gobierno constitucional del presidenteJuan Bosch derrocado por la Fuerzas Armadas dominicanas en “Miércoles 29 de junio de 1966, Amenazas de violencia sinseptiembre de 1963. consecuencia. Visita de cortesía de Braga (general retirado Ney Braga. Ministro de Agricultura del Gobierno del mariscal Bosch tomó posesión de la más alta magistratura del país el 27 Castello Branco) a la tarde. Yo le acompañé. Los cuatro ( se refierede febrero de 1963 y, con el apoyo del Partido Comunista, abrazó a Sapena Pastor, Sabino Montanaro, Carlos Levy Rufinelli y M.A.un ambicioso programa de reformas. La Iglesia y la embajada Laconich que llegaron el día anterior como delegación en Misiónde Estados Unidos encabezaron entonces una dura campaña Especial en República Dominicana para la toma de posesión delde oposición a su programa que provocó la intervención de la mando presidencial de Joaquín Balaguer) estuvieron a comer enOEA para impedir la instauración de otro gobierno comunista el campamento, muy agradables, nos felicitaron y nos dijeron delen el hemisferio occidental. La Fuerza Interamericana de Paz se ansia popular para recibirnos de vuelta. Que nuestra estada a másretiró el 21 de septiembre del año 1966 después del ascenso del de correcta fue fructífera para el país, un trato preferencial porJoaquín Balaguer como presidente de la República el 1 de juliode 1966. parte de los EE.UU., inclusive el Secretario Rusk estuvo en Asunción, caso sin precedentes. Y el haber tratado con Brasil de igual a igual Continuaba relatando Debernardi: para resolver el asunto del Salto del Guairá, ¡también!”. - En mayo de 1966, el Gobierno paraguayo logró que el Secretario - Seguía señalando Debernardi:de Estado americano Dean Rusk visitara Asunción, aunque unaspocas horas. En esa breve visita el Presidente de la República logró interesar al Secretario de Estado sobre el problema comprometiendo su Por considerarlo de interés, incluimos en el relato, una breve influencia ante el Gobierno brasileño para que éste accediese abiografía de Dean Rusk (9 de febrero de 1909 – 20 de diciembre una mesa de negociaciones. Lo cierto es que en el siguiente mes,de 1994). los días 21 y 22 de junio de 1966, se instaló la conferencia y en Secretario de Estado, equivalente a Ministro de Asuntos ella se originaron tres documentos básicos: 32 33
  22. 22. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Moreno - El primero, una Nota brasileña que expresaba que “el Gobierno - El tercer documento originado en la conferencia fue el Actabrasileño convencido de los derechos que le aseguran el Tratado Final de Foz de Yguazú del 22 de junio de 1966, prolegómeno delde Límites del 9 de enero de 1872 y deseoso de contribuir para Tratado de Itaipú.una total disminución de las tensiones que vienen perjudicandolas relaciones amistosas resolvió en pleno ejercicio de susoberanía territorial, trasladar el pequeño destacamento militar f. Las recomendaciones de Dean Ruskestacionado en la zona de Puerto Coronel Renato”. Es indudable que la breve presencia en Asunción del secretario Según pudo comprobar el general retirado Adolfo Samaniego de Estado de los Estados Unidos Dean Rusk contribuyó-entonces oficial superior destacado en la guarnición militar de decisivamente para que el Brasil convenga negociar y retirar laPuerto Presidente Stroessner- entrevistado por ABC Color el 2 tropa de ocupación. En los discursos oficiales de la época no sejulio de 2007: recuerda esta visita ni se acredita esta participación. Si hubo No era “un pequeño destacamento militar estacionado en la zona alguna victoria diplomática paraguaya en el diferendo con elde Puerto Coronel Renato”. Luego, agregó “… y pude observar Brasil el mérito principal fue del canciller norteamericano.que dos batallones brasileños ocupaban completamente Puerto Después de que el Gobierno de Joao Goulart -quien convinoRenato. Mediante las indagaciones realizadas por los lugareños, con el Gobierno paraguayo el 19 de enero de 1964 en Minastambién pude comprobar la presencia en las inmediaciones de Gerais la construcción conjunta de una usina hidroeléctrica-un tercer batallón proveniente de Foz de Yguazú y de un cuarto, fuera depuesto por un golpe militar el 31 de marzo de 1964, enoriginario de Coronel Sapucaia”… “Yo sabía que el general Carmo junio de 1965 tropas brasileñas invadieron el Paraguay con laestaba a cargo de las fuerzas brasileñas en esa región, cuya sede finalidad poner bajo su control las cataratas del Salto siguiendocentral se hallaba en Curitiba. Las fuerzas comandadas por dicho las erróneas recomendaciones técnicas que indujeron a estamilitar integraban dos divisiones, la de Curitiba y la de Campo descabellada acción.Grande, con dos generales subalternos al frente de divisionesblindadas” De esta manera, compulsivamente, el Gobierno del mariscal Humberto de Alencar Castello Branco (1964-1967) anuló Finalmente, Debernardi concluyó: unilateralmente el compromiso asumido en Minas Gerais por - La segunda, una Nota paraguaya que contestaba la anterior el gobierno anterior para eliminar al Paraguay como socio dely que decía: “el Paraguay considera que el Tratado de Límites futuro emprendimiento.suscrito por entre nuestros Estados el 9 de enero de 1872… Ni la opción original, que consistía en el desvío del río Paranáreconocen al Paraguay dominio y soberanía sobre la misma zona por territorio brasileño por decenas de kilómetros, ni el atropelloen que se halla ubicado el destacamento militar mencionado militar eran las soluciones viables para atender la crítica situaciónpor Vuestra Excelencia. Sin embargo, mi Gobierno estima que energética brasileña.el retiro decidido por vuestro Gobierno constituye una efectivacontribución del Gobierno del Brasil, que ha facilitado los El presidente, depuesto por los militares brasileños, Joaotrabajos de la mencionada Comisión Mixta”. Belchior Marques Goulart (Sao Borja, 1918-Argentina, 1976) 34 35
  23. 23. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenofue un político brasileño que desde 1945 militó en el Partido firmada en Foz de Yguazú hubo otro documento que fue unTrabalhista y posteriormente pasó a formar parte de su cúpula Memorandum que dio lugar a que su cumplimiento terminasedirigente. En 1953 fue nombrado ministro de Trabajo y realizó (con) la ocupación militar de una suerte de territorio paraguayo…”algunas reformas sociales. Tres años después fue nombrado (ENRIQUÉZ, p. 99).vicepresidente. Presidente en el año 1961, después de la renuncia El legislador oficialista –apresado por la tropa invasora durantede Janio Quadros, gobernó con apoyo de la izquierda brasileña la visita de inspección el 21 de octubre de 1965, en compañía dehasta el Golpe de Estado del 1 de abril de 1964. Acometió ciertas otros miembros de la Comisión de Límites- durante su exposición,reformas sociales que fueron obstaculizadas desde los sectores omitió mencionar los legítimos derechos del Paraguay sobre lasmás conservadores y por las fuerzas armadas que acabaron por cataratas del Salto del Guairá arrebatádale por la fuerza por elderrocarlo. Se exilió entonces en Uruguay y posteriormente en régimen militar brasileño.Argentina. En el juicio a que fue sometido por sus actividadespolíticas y económicas en el año 1967 fue absuelto por falta de El arquitecto Humberto Ovelar redactó -en Espacio para elpruebas. Falleció en Mercedes, Corrientes, Argentina el 6 de Debate en el Suplemento Económico de ABC Color el 20 dediciembre de 1976, oficialmente víctima de un ataque cardiaco. febrero de 2011- el artículo “Itaipú tiene raíces en la TripleEn la actualidad existen serias sospechas por parte de sus Alianza”. En una parte de su contenido, señaló:familiares, correligionarios políticos y otras personalidades de “Destruido nuestro país se procedió a la demarcación de losque murió asesinado –envenenado- por agentes de la Operación límites; sin embargo, en el tramo correspondiente a MbaracayúCóndor. – Saltos del Guairá no se llevó a cabo de acuerdo a lo impuesto por el tratado secreto. Se lo hizo de acuerdo a lo estipulado en el tratado de límites del 9 de enero de 1872, cuya Comisión Mixta - Cuando el senador Carlos Augusto Saldívar, principal vocero Demarcadora inició sus tareas en Asunción en sesión del 16del oficialismo, justificaba el Tratado de Itaipú -redactado con de agosto de 1872. En la misma se procedió a protocolizar lossu estrecha colaboración- para su ratificación por el Congreso documentos fundamentales en que se debía basar la demarcación,Nacional, al referirse la cuestión de límites con el Brasil y a la entre ellos las instrucciones a los comisarios demarcadores. Lasocupación de territorio paraguayo por los batallones brasileños del Imperio, y que constituyen nada menos que la interpretaciónexpresó: oficial del Brasil sobre los términos del Tratado, establecen lo “Con los medios aportados, sin retaceo alguno, por el Gobierno siguiente: “...se seguirá por el ramal norte del Mbaracayú hasta el ríoNacional se determinó que la realidad geográfica –porque Paraná que lo atraviesa, produciendo el gran salto... el cual tambiénno estamos seguros hasta ahora, qué es lo que siguió nuestro indica el punto de la orilla oriental del Paraná en que empieza lademarcador- era distinta a aquella línea que habrían seguido los línea norte/sur que separa el Imperio del Brasil de la República deldemarcadores de 1872-1874” (ENRIQUÉZ, Efraím. Itaipú aguas Paraguay por el cauce de aquel río…”, “…quedando así en nuestroque valen oro. Asunción: Editorial Gráfica Mercurio. Segunda territorio la totalidad de los saltos”.   Edición, 2007, p. 97). Agregó más adelante: También la manifestación del senador Saldívar abría dudas “Señor Presidente: Sabemos que además del Acta Final sobre si las fuerzas invasoras estaban realmente en territorio 36 37
  24. 24. ITAIPÚ: UNA VICTORIA BIEN BRASILEÑA Juan Antonio Pozzo Morenoparaguayo. Tampoco mencionó a los parlamentarios el acuerdo Durante los prolegómenos de las negociaciones de Foz deprevio entre gobiernos en el año 1964 para la construcción Yguazú en junio de 1966, el canciller brasileño general Juracyconjunta de la hidroeléctrica, ni la decisiva presencia de Dean Magalhaes -gobernador de Bahía siendo teniente (1931-1937),Rusk en Asunción para poner las cosas en su lugar. posteriormente presidente de la Petrobrás (1954), nuevamente gobernador de Bahía (1959-1963), ministro de Justicia con el Los que tejían la historia oficial temerosos de contrariar al régimen militar del mariscal Alencar Castello Branco (1965-Brasil por razones de “seguridad”, preferían esconder la verdad 1966) y canciller desde el año 1966- advirtió al canciller Sapenade los hechos. Pastor según el mismo lo relató: - Es importante destacar que después de la crisis de los misiles en “Hubo un momento de casi ruptura cuando el cancillerCuba, en octubre de 1962, la política de seguridad de los Estados paraguayo (Sapena Pastor) llegó a insinuar en nombre de unUnidos no aceptaba ningún tipo de liderazgo identificado con el supuesto derecho histórico, que nuestro tratado (de límites)comunismo internacional en el Hemisferio Occidental. Cualquier tenía que ser revisado. En esa hora observé, con un máximo degobierno con esa tendencia y calificado de “progresista”, era calma, que un tratado entre dos países solo podía ser revisado porcontrario a los intereses y a la seguridad de los Estados Unidos. otro tratado. O por una guerra. Y como Brasil no estaba dispuesto aLa identificación ideológica con la Unión Soviética de cualquiera aceptar un nuevo tratado, le pregunté si el Paraguay se considerabade los países vecinos era considerada como una amenaza a la en condiciones de promover una guerra”. Continuó diciendo:seguridad nacional y por tanto, inaceptable para Norteamérica. “Visiblemente sorprendido y asustado, el canciller paraguayoLa caída de Joao Goulart, al igual que Juan Bosch, se inscribía me preguntó si yo estaba haciendo una amenaza, a lo que leen ese contexto; las recomendaciones del secretario de Estado respondí diciendo que apenas pretendía dirigir nuestra discusiónDean Rusk -quien tomó interés por el justo reclamo paraguayo- sobre una base más realista. Suspendido nuestro encuentro enal Gobierno de facto brasileño no podían ser desatendidas. Una ese clima tenso, cuando nos volvimos a reunir el canciller cambiócita del canciller brasileño, general retirado Juracy Magalhaes, completamente su actitud, gracias a eso, pudimos llegar, al díacuando ministro de Justicia del régimen militar que destituyó a 22 de junio, en Foz de Yguazú, a celebrar el acuerdo, que se llamóGoulart en el año 1964, puso en claro el asunto cuando señaló: “ Acta de las Cataratas” (GUEIROS, José Alberto. Magalhaes,O que é bom para os Estados Unidos, é bom para o Brasil”. Juracy. O último tenente. (São Paulo: Editora Recorde, 1996, p. 349). - Construida la represa de Itaipú, el espejo de agua del embalse El canciller brasileño omitió mencionar, exceptuando lasdel río Paraná dejó sumergido el Salto del Guairá y con él una perogrulladas, que la negociación debería satisfacer a las partesde las maravillas de la naturaleza. Las aguas del Paraná, de para adaptarse al lema del régimen imperante, axioma de sumomento, resolvieron un conflicto creado por el impulsivo cosecha: “Lo que es bueno paras los Estados Unidos es buenoGobierno militar, que en su afán de resolver la creciente demanda para el Brasil”.energética brasileña sin la fastidiosa participación paraguaya, se Era evidente que para los Estados Unidos no era tolerableapropió coercitiva y arbitrariamente del Salto del Guairá. la extrema presión con la que el Gobierno militar sometía a 38 39

×