ESTADO NUTRICIONAL Y SU RELACIÓN  CON EL PERFIL DE SALUD BUCAL ENPACIENTES ASEGURADOS PEDIÁTRICOSDE 6-9 AÑOS DE EDAD: ESSA...
desnutridos o han tenido algún tipo de desnutrición. Algunosestudios han reportado que este porcentaje tan alto de niñosde...
DEFINICION DEL PROBLEMAEl presente trabajo de investigación, plantea la necesidad deobservar el comportamiento de dos cond...
Justificación del problemaSon varias las investigaciones realizadas sobre la influencia de ladesnutrición en el estado de ...
MARCO TEORICOCONCEPTO     El nivel nutricional es la expresión del resultado del“balance entre el aporte de energía y nutr...
en un 13,4%; 37,8% de malnutrición crónica (retardo decrecimiento) y 0,9% del malnutrición aguda.     No se trata de un pr...
Lima Metropolitana presenta 15% de malnutrición crónica y essignificativamente diferente del resto del país.     Al desagr...
el sexo. El investigador refiere que el problema de ladesnutrición es grave en otras ciudades del Perú.     ESTRADA M. y c...
3.5% de niños presentó desnutrición global. Según el indicadorpeso/talla, el 1.8% presentó desnutrición aguda. Según elind...
normal (8.3%). Niños con estimulación fue más frecuentehallarlos en el grupo de niños sin retraso (71.4%) y en los niñosde...
PAJUELO J. y col. en el 2000 estudiaron la situaciónnutricional de los niños de 6 a 9 años del distrito de Chilca,provinci...
INDICADORES DEL NIVEL DE NUTRICIÓNSe ha aceptado convencionalmente la construcción deindicadores del nivel de nutrición, q...
- Peso para la edad (P/E)     Es el indicador primario, el déficit de peso para la edadincluye ambos déficits, de peso par...
usarse una tabla de dos por dos. Los puntos de corte propuestosfueron - 2 D.E. de la media de la población estándar derefe...
y sirve para identificar aquellos niños con riesgo de malnutriciónpor déficit o por exceso. Y en el segundo caso el objeti...
Para evaluar una población en el tiempo, no esindispensable el uso de una población estándar de referencia,pero sí es dese...
HISTORIA MÉDICA     Estadísticamente, las deficiencias nutricionales resultantesde una ingesta inadecuada prevalecen en ni...
HISTORIA DIETÉTICA     La historia de la dieta proporciona una visión enprofundidad del consumo y los hábitos alimentarios...
y de los excesos de vitamina A y D en niños. La falta de tiaminase observa radiológicamente como un incremento global en e...
requieren de pruebas sofisticadas, altos costos y no están adisposición de áreas urbano – marginales o rurales. Por ello, ...
A partir del final de la década de los 70, se cambió un pocoel rumbo de la investigación en salud oral hacia la identifica...
A pesar de estas y otras evidencias Navia J, menciona que larelación entre el déficit nutricional durante la formación de ...
Estos datos confirman lo reportado por Alvarez ycolaboradores, donde señalan que la curva de prevalencia decaries según ed...
oral, presentaron un menor flujo salival que los niñosnutricionalmente normales.     Estos datos hacen suponer que la dism...
ANTECEDENTES SOBRE SALUD BUCAL Y          DESNUTRICIÓNPINDBORG en 1973, sostuvo que en varios países del 3 a 15% delos niñ...
normal, mientras que 116 niños presentaron desnutricióncrónica. No se presentó ningún caso de desnutrición aguda ycrónica ...
antibacterianas y fisicoquímicas de saliva. Las prácticas dietariasadecuadas y el estado nutricional, son por consiguiente...
ciudad de Lima en cuanto a peso y talla, para determinar elestado de nutrición y relacionar la influencia que pueda existi...
DISEÑO METODOLÓGICO:     Tipo De EstudioDe tipo transversal.Universo y muestraUNIVERSO    Lo constituirá la población de n...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Estado nutricional y su relación con el perfil de salud bucal en pacientes asegurados pediátricos

8,735 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,735
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
143
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estado nutricional y su relación con el perfil de salud bucal en pacientes asegurados pediátricos

  1. 1. ESTADO NUTRICIONAL Y SU RELACIÓN CON EL PERFIL DE SALUD BUCAL ENPACIENTES ASEGURADOS PEDIÁTRICOSDE 6-9 AÑOS DE EDAD: ESSALUD-PASCOEl objetivo principal de este estudio, será determinar qué tipode relación existe entre el estado nutricional y el riesgo decaries dental y enfermedad periodontal en niños de 6 a 9 añosde edad. Se evaluarán los índices ceo, CPO, índice gingival,índice de higiene oral, estado nutricional e índice de masacorporal. La muestra estará conformada por 120 niños de ambossexos comprendidos entre 6 a 9 años, que acudan al Servicio dePediatría del Hospital II- Essalud Pasco.INTRODUCCIÓNLa cavidad bucal, los dientes y demás tejidos anexos, puedenverse afectados por algunos transtornos durante el crecimiento ydesarrollo de éstos, como por ejemplo los desequilibriosnutricionales. Estudios en animales de experimentación, handemostrado que la malnutrición energético – proteica (MEP),está directamente relacionada con una mayor susceptibilidad aldesarrollo de enfermedades sistémicas. Sabemos que todo tejido necesita de un adecuadosuministro de nutrientes. Los tejidos dentales no escapan a estasituación y cualquier transtorno nutricional puede alterar sucrecimiento y desarrollo, así como su capacidad de resistencia aagresiones externas. Las estadísticas de salud en nuestro país, indican queaproximadamente el 50% de niños menores de 14 años son
  2. 2. desnutridos o han tenido algún tipo de desnutrición. Algunosestudios han reportado que este porcentaje tan alto de niñosdesnutridos, se encuentra en mayor riesgo de adquirirenfermedades a nivel de la cavidad oral. El propósito de este estudio es determinar en qué medidalos niños con antecedentes de malnutrición energética proteicason más susceptibles a desarrollar caries y enfermedadperiodontal, en la población Asegurada del Hospital II Essalud-Pasco. DELIMITACIÓN DEL PROBLEMALa prevalencia de la desnutrición calórico-proteica vista en lassociedades menos desarrolladas, sustenta una explicaciónpráctica de la relativa alta incidencia de patologías bucalesencontradas en niños de dichos países. Esto representa un lazoclave en el entendimiento de la relación de nutrientes dietarioscon el desarrollo de tejidos orales, y la subsecuente resistenciade estos tejidos a los desafíos microbianos que ocurren en etapastardías de la vida. Los estudios epidemiológicos constituyen la única forma deconocer exactamente las condiciones de salud bucal de lasdiferentes comunidades y la distribución de las enfermedadesbucales, para determinar las acciones tendientes a solucionarlas. En nuestro medio existen pocas publicaciones que nosayuden a conocer trabajos de investigación producidos enOdontología, lo cual a su vez dificulta la planificación adecuadade futuras investigaciones. La literatura mundial respecto a nutrición y su relación conla salud bucal es abundante, sin embargo los trabajosepidemiológicos locales son escasos, dispersos y la mayoría pocorecientes.
  3. 3. DEFINICION DEL PROBLEMAEl presente trabajo de investigación, plantea la necesidad deobservar el comportamiento de dos condiciones importantes dela salud bucal, como son la caries dental y la enfermedadperiodontal en niños desnutridos (distróficos), en comparacióncon un grupo de niños con nutrición normal (eutróficos).FORMULACIÓN DEL PROBLEMA¿Qué relación existe entre el estado nutricional y la presencia decaries dental y enfermedad periodontal, en niños de 6 a 9 añosque acuden al Hospital II –Essalud pasco, durante los meses deAgosto-Diciembre?OBJETIVOS DEL ESTUDIOObjetivo General Determinar qué tipo de relación existe entre el estadonutricional y el riesgo de caries dental y enfermedadperiodontal, en niños de 6 a 9 años de edad. Objetivos Específicos 1. Evaluar el estado nutricional utilizando el métodoantropométrico. 2. Medir la prevalencia de caries dental. 3. Medir la prevalencia de enfermedad periodontal. 4. Analizar la correlación que hay entre estado nutricional,caries dental y enfermedad periodontal.
  4. 4. Justificación del problemaSon varias las investigaciones realizadas sobre la influencia de ladesnutrición en el estado de salud; estos trabajos se hanrealizado en países que presentan diferentes condicionessocioeconómicas.Algunos estudios han reportado que el porcentaje de niños quetienen o tuvieron algún tipo de desnutrición en los primeros añosde vida, se encuentran en mayor riesgo de desarrollar caries yenfermedad periodontal, en relación al porcentaje de niños queno tienen antecedentes de desnutrición. Estas evidencias noshacen sospechar que el estado nutricional juega un rolimportante en el desarrollo de enfermedades orales. El presente trabajo de investigación, consistirá endeterminar si el estado nutricional podría influenciar en elestado de salud oral en un grupo de niños de nuestrapoblación,es decir pacientes asegurados, considerando que laslesiones a nivel de piezas dentarias y la mucosa oral puedentener etiología variada.
  5. 5. MARCO TEORICOCONCEPTO El nivel nutricional es la expresión del resultado del“balance entre el aporte de energía y nutrientes al organismo,para el proceso de nutrición de un lado y el gasto de energía porotro”. La nutrición afecta tanto el desarrollo físico como laconducta de aprendizaje y la capacidad mental. La nutrición esesencial para alcanzar los niveles máximos de desempeño físico ymental. Hay un potencial genético que guía el crecimiento y quepuede ser expresado en talla y peso para la edad (crecimientosomático), así como otras expresiones de madurez y funciónsegún la edad del niño. La nutrición es la principal responsablepara que los niños alcancen el potencial genético decrecimiento. Una dieta inadecuada ya sea por carencia o deficiencia denutrientes, sumada a condiciones ambientales negativas, colocanal niño en un alto riesgo a enfermar o morir. SITUACION NUTRICIONAL EN EL PERÚEn el Perú, la situación nutricional con la información disponible,y medida en términos antropométricos para niños menores deseis años, se caracteriza por una malnutrición energético -proteica (MEP), que se refleja por un déficit de peso yprincipalmente de talla, sin mayor alteración del peso enrelación a la talla, por lo cual se conserva un equilibrio del pesopara la talla. Deduciéndose la prevalencia de malnutrición global
  6. 6. en un 13,4%; 37,8% de malnutrición crónica (retardo decrecimiento) y 0,9% del malnutrición aguda. No se trata de un problema agudo de emergencia, con grannúmero de casos graves por pérdida de peso, sino de unproblema crónico, endémico debido a una mala alimentacióngeneral, con deficiencia energético – proteica y con granincidencia de enfermedades infecciosas, no de gran severidadpero sí de gran frecuencia que afectan en forma continua yprogresiva el crecimiento somático. La pérdida de peso aguda, por lo general asociada aenfermedades diarreicas y a otras infecciones de alta frecuencia,es episódica, de corta duración y por lo tanto no fácil dedetectar en estudios transversales. Por lo cual no se niega laexistencia de un problema agudo, específicamente en ciertosgrupos de edad y áreas geográficas, y que está másestrechamente relacionado con altas tasas de mortalidadinfantil. Otros estudios regionales encuentran esas mismascaracterísticas: deterioro simultáneo del peso y talla y por lotanto una prevalencia muy baja de malnutrición aguda. Lasmismas características se han observado en otros países deLatinoamérica: Bolivia, Ecuador, a diferencia de países de otroscontinentes donde sí existe una situación dramática, como sonlos países de África y Asia. Regiones Geográficas La más alta prevalencia de malnutrición crónica seencuentra en zonas de la Sierra y Selva rurales, 62,6% y 52,7%respectivamente, siendo significativamente mayor en la Sierraque en la Selva . Los porcentajes encontrados, 39,9% para laCosta rural, 36,5% para la Sierra urbana y 35,2% para la Selvaurbana, no difieren significativamente entre ellos . Hay menor malnutrición crónica en la Costa urbana (26,4%)que en la Sierra urbana (36,5%) y que en la Selva urbana (35,2%).
  7. 7. Lima Metropolitana presenta 15% de malnutrición crónica y essignificativamente diferente del resto del país. Al desagregar la información por regiones geográficas(urbanas y rurales) y por grupos etáreos, se encuentra quecualquier grupo etáreo de la Sierra y Selva rurales, está muchomás afectado que los grupos de las regiones urbanas y de laCosta rural. Se ve retardo del crecimiento aún en los menores de seismeses, en porcentajes tan altos como 14,8% y 15,2% en la Sierrarural y Selva rural, respectivamente. POLLIT E. refiere información sobre el problema en el Perú;menciona un estudio de varios cortes transversales realizado enel período 1965 - 1971 sobre la base de una muestra de 83165niños. Los resultados evidenciaron la existencia de un 56% dedesnutrición; de ellos el 32,5% tenía desnutrición leve, el 10,9%moderada y un 0,8% severa. EL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA DEL PERÚ en 1986desarrolló una evaluación nutricional en 15317 niños menores de6 años. Se concluyó que la desnutrición crónica es la forma másfrecuente de desnutrición que afecta a los niños de nuestromedio. En las áreas rurales de las regiones de la Sierra y Selva,se observó un 62,6% y un 52,7% respectivamente de niñosdesnutridos crónicos, que en comparación con las áreas urbanasde estas zonas eran más altas. Asimismo, en la Costa urbana elproblema de desnutrición crónica alcanzó un 26,4&% y en LimaMetropolitana afectó a un 15.8% de la población. BEJARANO L. en 1986 investigó sobre el estado nutricionalde los niños de una zona urbano marginal de la ciudad de Lima;usó el método antropométrico de peso y talla para evaluar aniños menores de 6 años. Los resultados afirman que un 54,3% delos niños presentaba algún grado de desnutrición y que los datosestaban fuertemente influenciados por el nivel socioeconómico y
  8. 8. el sexo. El investigador refiere que el problema de ladesnutrición es grave en otras ciudades del Perú. ESTRADA M. y col. en 1992 llevó a cabo en la ciudad delCuzco, un estudio a fin de determinar la prevalencia demalnutrición y su relación con la alimentación infantil en ungrupo de 106 niños de bajos y medianos ingresos, cuyas edadesfluctuaban entre 0 y 38 meses. En el grupo de medianos ingresosse observó retardo en el crecimiento hasta la edad de 7 a 12meses, después de lo cual se nivelaron. No hubo adelgazamientoa ninguna edad y sólo 6% de corta estatura entre 1 a 2 años. Enel grupo de bajos ingresos, el crecimiento deficiente fue el máspronunciado y la nivelación se produjo 6 meses más tarde, entre13 a 18 meses. La malnutrición fue de tipo crónico. Ninguno delos niños estuvo adelgazado, pero entre 14% y 38% mostraroncorta estatura entre los 12 a 38 meses de edad. NEGRON R. en 1992 realizó un estudio del estado nutricionalen 794 niños de 2 a 6 años de los diferentes centros educativosde Santa Anita, Lima. Para la evaluación del estado nutricional,se empleó el método antroprométrico y para la determinaciónde hemoglobina, el método de cianohemoglobina. Los resultadosdemostraron que el mayor porcentaje de niños se encontró enestado normal. En 200 niños (72.5%) los valores de hemoglobinaestaban dentro de los límites de normalidad (11 gr.% a más). VELASQUEZ G. y col en 1992 estudiaron la prevalencia deldéficit de peso y estatura en niños preescolares residentes en laSelva baja peruana. Se midió el peso y estatura de 1699 niñosmenores de 6 años. Para dicho estudio usaron las tablas decrecimiento del Centro Nacional de Estadística en Salud de losEE.UU. y la OMS. Los resultados mostraron una elevadaprevalencia del déficit de estatura, sobre todo en niños mayoresde 1 año. La prevalencia de déficit y sobrepeso fue baja. DE LA CRUZ F. y col en 1993 evaluaron el estado nutricionalde 171 niños que acudían al comedor parroquial San Juan Masías,San Luis, Lima. Según el indicador peso/edad se encontró que el
  9. 9. 3.5% de niños presentó desnutrición global. Según el indicadorpeso/talla, el 1.8% presentó desnutrición aguda. Según elindicador talla/edad, se encontró que el 22.8% de niños presentódesnutrición crónica. El mayor porcentaje de niños conproblemas de desnutrición, se encontró entre 4 a 6 años y entre11 a 13 años. BENITES E. en 1996 realizó un estudio sobre la relaciónentre la hipovitaminosis A con el estado nutricional, en 83 niñosde 2 a 5 años en Huanchaco, La Libertad, a quienes se lesdeterminó los niveles séricos de vitamina A (retinol) y su estadonutricional. La prevalencia de niños desnutridos fue de 44.58%.La prevalencia global de hipovitaminosis A en los desnutridos fuede 28.26% y en los desnutridos de 48.65%. Se concluyó que en lapoblación estudiada no existe relación entre la desnutriciónproteico – energética y la hipovitaminosis A. LAZARO H. en 1996 estudió a 98 niños entre 6 a 12 meses deMoche, La Libertad, con el fin de establecer la relación entre elnivel de aporte calórico – proteico y el estado nutricional. Comoresultado obtuvo que el nivel de aporte calórico fue alto (37%),normal (38%) y bajo (25%). El nivel de aporte proteico fue alto (83%), normal (9%) ybajo (8%). El estado nutricional fue normal (91%), sobrepeso (7%)y desnutrición crónica (2%). No se identificaron niños condesnutrición aguda ni crónica – aguda. Se encontró relación dedependencia entre el nivel de aporte calórico alto y sobrepeso.No se halló dicha relación con el nivel de aporte calórico bajo nicon el nivel de aporte proteico alto o bajo. SEGURA J. en 1996 realizó un estudio sobre la relación entrela desnutrición y el desarrollo psicomotor en 390 niños menoresde 5 años de ambos sexos, del AA.HH. Pesqueda en Trujillo, LaLibertad. Los hallazgos fueron: el 52.8% de los niños tuvierondesnutrición. El 9% presentaron retraso psicomotor. Hubo mayorfrecuencia de retraso psicomotor en el grupo de niñosdesnutridos (10.8%), en comparación con los que tenían nutrición
  10. 10. normal (8.3%). Niños con estimulación fue más frecuentehallarlos en el grupo de niños sin retraso (71.4%) y en los niñosdesnutridos un 37.9%, mientras que la ausencia de estimulaciónfue más frecuente en los niños con retraso (80%) y en los niñoseunutridos (28.8%). No se encontró relación entre la desnutricióny el retraso psicomotor. GUERRA V. en 1998 hizo un estudio sobre la relación entrela ingesta de vitamina A y grasas con retardo de crecimiento, en70 niños de 12 a 47 meses de edad en Villa María del Triunfo,Lima. Los resultados evidenciaron que conforme avanza la edad,aumenta la prevalencia de niños con baja talla para la edad. Deacuerdo al indicador talla/edad, más de la cuarta parte (77.2%)de los niños seleccionados, presentaron retardo del crecimiento(-2DE). El 54.3% de los niños presentaron una ingesta inadecuadade vitamina A, lo que indica un grave problema de salud pública.El 87% consumía una dieta inadecuada en grasa, lo que indica unserio problema de ingesta energética. El 24.3% de los niñospresentó una ingesta de grasa inferior al consumo diario de 10gr.Este valor es considerado como inadecuado para asegurar laabsorción de vitamina A, presentando además estos mismosniños una ingesta inadecuada de vitamina A. SILVA A. en 1999 evaluó el crecimiento nutricional en 112niños de 0 a 5 años en el campamento minero Tintaya (Cuzco).Se encontró alteración de los percentiles talla/edad, peso/tallao ambos en 20 niños (18%), que representó algún tipo dedesnutrición, cifra que es baja si se compara con otros estudiosnacionales. Predominó la desnutrición en varones (25%)comparado con las mujeres (12.5%). De acuerdo a la escala deWaterlow, predominó la desnutrición crónica (11.6%), sobre ladesnutrición aguda (1.8%). La desnutrición crónica reagudizadarepresentó el 4.5%. En los niños de 0 a 6 meses no se encontróningún tipo de desnutrición, puesto que la lactancia materna erapreferente en el 100% de casos. La mayor incidencia dedesnutrición se encontró en el grupo de niños de 1 a 2 años (35%)
  11. 11. PAJUELO J. y col. en el 2000 estudiaron la situaciónnutricional de los niños de 6 a 9 años del distrito de Chilca,provincia de Cañete. Se estudiaron 451 niños de ambos sexos(53% masculino y 47% femenino). La prevalencia mayor fue en losniños con sobrepeso (20,2%) y obesidad (13,5%), que los quepresentan bajo peso (2,7%) y déficit (0,7%). En cuanto a género,el femenino fue el más afectado. Por otro lado, la tallaalcanzada de los niños comparándola con las que sirven comoreferencia, permitió mencionar que existe un ligero retraso de suvelocidad de crecimiento. PAJUELO J. y col. en el 2001 realizaron un estudio sobre lacoexistencia de problemas nutricionales en niños de 6 a 9 añosde edad, en centros educativos estatales de Matucana, SantaEulalia y Lima. Se estudió 241 niños. Los resultados afirman queel 22,4%, 14,1%, 10,0% y 69,3% de los niños presentarondesnutrición crónica, sobrepeso, obesidad y anemia nutricionalrespectivamente. De los que tuvieron desnutrición crónica11,1%, 9,3% y 66,7% estuvieron en sobrepeso, obesidad y anemia,y de los anémicos 16,8% y 12,6% se encontraron con sobrepeso yobesidad. Existió un 2,1% de los niños con desnutrición crónica,sobrepeso y anemia y un porcentaje similar con desnutricióncrónica, obesidad y anemia.
  12. 12. INDICADORES DEL NIVEL DE NUTRICIÓNSe ha aceptado convencionalmente la construcción deindicadores del nivel de nutrición, que resultan de lacomparación del valor observado en cada niño, con el valor dereferencia esperado para la edad y sexo del niño. Hay un amplio número de indicadores de la MEP en niñospreescolares: talla, peso, circunferencia cefálica, braquial,pliegues, relaciones peso/talla, morbilidad, mortalidad,porcentaje de malnutrición. Estos indicadores tienen diferentesignificado y propiedades biométricas. Dependiendo de la relación entre peso, talla y edad, losindicadores que más se utilizan son: - Talla para la edad (T/E) Es un indicador del nivel nutricional que refleja losantecedentes nutricionales y de salud de la población; esto seapoya en los estudios anteriores. El déficit de talla para la edad, retardo del crecimientodenominado también malnutrición crónica, que no sería eltérmino más apropiado, es un indicador de depresión social,análogo a la mortalidad infantil y su alta prevalencia puntualizala urgente necesidad de un mejoramiento general de lascondiciones socioeconómicas. - Peso para la talla (P/T) El déficit de peso para determinada talla, es obvio queexpresa un adelgazamiento que resulta de una ingesta deficientede alimentos o de una alteración del metabolismo de losnutrientes. Mide la malnutrición aguda, actual o reciente,debido a que la pérdida de peso puede instalarse y reponerserápidamente. No es útil como indicador de pronóstico a largoplazo, pero sí para evaluar el impacto en períodos cortos deprogramas de alimentación en grupos específicos.
  13. 13. - Peso para la edad (P/E) Es el indicador primario, el déficit de peso para la edadincluye ambos déficits, de peso para la talla y de talla para laedad; no discrimina entre retardo de crecimiento yadelgazamiento. Mide la malnutrición global (efecto combinadode las condiciones crónicas y recientes). Debido a su granvariabilidad, es útil en casos extremos y también como un índiceprospectivo de riesgo. Métodos usados para la evaluaciónnutricional Gómez (Peso/edad) expresado en porcentaje, utiliza el 90% de la mediana para diferenciar normalidad y establece categorías de severidad por debajo de dicho límite Método propuesto por la OMS 1 ó 2 D.E. debajo de la mediana de la población de referencia, pero ajustado en cada caso por los falsos positivos que son el 15,9% y 2,3% respectivamente. Pueden establecerse, arbitrariamente, categorías de severidad por debajo de este límite. Waterlow en 1972, propuso una clasificación que define cuatro categorías, cualitativamente diferentes: o Normales, con buen peso para la talla y talla para la edad. o Retardo en el crecimiento, con talla baja para la edad, pero buen peso para la talla; lo que indica un episodio de malnutrición en el pasado, del cual el individuo se ha recuperado. o Malnutrición aguda, sin retardo en el crecimiento, con buena talla para la edad pero bajo peso para la talla; indicando un déficit agudo de peso. o Malnutrición aguda, con retardo en el crecimiento, con bajo peso para la talla y baja talla para la edad.En 1977 se propuso que en la clasificación se utilizara D.E. enlugar de porcentajes de un valor ideal y se señaló que podría
  14. 14. usarse una tabla de dos por dos. Los puntos de corte propuestosfueron - 2 D.E. de la media de la población estándar dereferencia, tanto para talla/edad como para peso/talla .DesnutriciónConcepto La desnutrición o deficiencia nutricional, es el cambio deestructura o funciones de las células y tejidos debido a la faltade uno o más nutrientes y/o calorías. La desnutrición se presenta como una desadaptación de lainteración biológica – ambiental que no sólo se manifiesta en elcrecimiento físico, sino principalmente en la capacidadproductiva, mental y física del individuo. En esencia, parece que existe poca duda de que el principalresponsable para que los niños no alcancen su potencial genéticode crecimiento es el ambiente, principalmente la deficientenutrición, mediante una dieta inadecuada y empeorada por lascondiciones ambientales de salud. Por consiguiente, en poblaciones en desarrollo el efectoracial o étnico en el crecimiento preescolar es pequeño,comparado con los efectos ambientales. Se ha aceptado que el crecimiento y desarrollo del individuoson indicadores sensibles de la MEP. El crecimiento físico de unniño se valora a través de diversas variables: peso, talla(longitud y estructura) circunferencias braquial y cefálica, entreotras. Las principales son: el peso y la talla (crecimientosomático); el resto son útiles cuando no se les puede obtener oen circunstancias especiales. Es muy importante diferenciar la evaluación de tipoindividual, de una evaluación poblacional o de grupos de niños.En el primer caso, el objetivo es el seguimiento del crecimientoy desarrollo del niño en el tiempo, comparándolo consigo mismo
  15. 15. y sirve para identificar aquellos niños con riesgo de malnutriciónpor déficit o por exceso. Y en el segundo caso el objetivo esayudar en el diagnóstico de la magnitud, severidad del problemanutricional (prevalencia) y también para seguir los cambios en lasalud y nutrición de un modo general y siempre en relación aobjetivos o acciones concretas a ejecutar . La malnutrición es un indicador de la pobreza y de múltiplescarencias a que está sometida la población. En muchos aspectos,el nivel nutricional es una medida mucho más uniforme que elingreso, que varía sustancialmente de una zona a otra y de unpaís a otro .Valores de referenciaLa noción principal del valor estándar de referencia es tener ellímite promedio superior del potencial de crecimiento de unapoblación y no el de un individuo, que permita evaluar el efectode los factores ambientales en el crecimiento . La referencia a usar depende del propósito de cada trabajoen particular: Para evaluaciones individuales, no es importante discutir siuna referencia es adecuada o no, ya que aquí lo importante esver la ganancia de peso y/o talla. No es necesario ceñirse a unestándar, sino al del mismo niño. Si el objetivo es discriminar niños para seleccionar grupos aintervenir, es útil tener la distribución de la población estándarde referencia, comparada con la distribución de la poblaciónlocal. Para las evaluaciones de población, con el objetivo dedeterminar la prevalencia, extensión y severidad del daño, sí esnecesario contar con una población estándar de referencia.
  16. 16. Para evaluar una población en el tiempo, no esindispensable el uso de una población estándar de referencia,pero sí es deseable. La OMS recomienda la población estándar en referencia a lapoblación nacional para comparar el peso y la talla (longitud yestatura), por sexo y edad de los niños (. Las deficiencias nutricionales se clasifican como primarias ysecundarias. La deficiencia primaria es aquélla en la que no secubren las necesidades estructurales o funcionales de los tejidos.Se desarrolla por la no ingesta de una dieta adecuada para cubrirlas necesidades corporales. La deficiencia secundaria es la queestá ocasionada por la alteración en la digestión, absorción ometabolismo, es decir no se cubren las necesidades de lostejidos, aunque la dieta ingerida sea adecuada bajo condicionesnormales. Los signos característicos de la desnutrición son de pesobajo o muy alto para la edad en relación a los patrones estándar,piel pálida, desfragmentada, cabello opaco, ojos inflamados,debilidad muscular, boca con fisuras en los extremos de loslabios. Hay pérdida de apetito, lasitud, apatía, irritabilidad,dificultad en la concentración. EVALUACIÓN DEL ESTADO NUTRICIONALUna evaluación nutricional bien ejecutada sólo puede ser hechacomo interpretación conservadora de los datos generados apartir de una historia médica minuciosa y examen físico, unaencuesta detallada dietética y alimentaria, análisis bioquímicosy radiográficos, y cuando esté justificada una prueba terapéuticaprecis .
  17. 17. HISTORIA MÉDICA Estadísticamente, las deficiencias nutricionales resultantesde una ingesta inadecuada prevalecen en niños de familiasindigentes, con escasos conocimientos en nutrición, permisivasen esto o con malos hábitos alimentarios. Las deficiencias secundarias son más comunes en niños condefectos orgánicos o funcionales, que restringen la ingestión yutilización. La evaluación del crecimiento y desarrollo en relación conla edad y el sexo, tiene una importancia particular en laapreciación nutricional de niños y adolescentes. Un retardo delcrecimiento es el signo más común de la desnutrición. Altura,peso y grosor del pliegue cutáneo son datos antropométricosútiles como indicadores del estado de nutrición. Las medicionesde cabeza, pecho y brazo en su circunferencia en los niños y lasestimaciones del desarrollo genital y sexual en los adolescentes,provee asimismo información valiosa relativa a la experiencianutricional. EXAMEN FÍSICO El examen físico desempeña un doble papel en ladeterminación del estado nutricional. Permite descubrir lasenfermedades y factores condicionantes que afectanadversamente la nutrición y revela los signos clínicos o lesionesque pudieran ser directamente significativos en la identificaciónde los estados de desnutrición. Cada fase del examen clínico,comenzando por altura, peso y aspecto general, pasando por uninventario sistemático de los signos por todos los sistemasanatómicos, puede contribuir a este fin. Generalmente, lapérdida o el aumento de peso documentados pueden serindicadores de desnutrición, pues cada uno representa undesequilibrio metabólico. También la piel, ojos, boca, sistemasneuromuscular, cardiovascular y esquelético son particularmentepropensos a delatar signos de desnutrición.
  18. 18. HISTORIA DIETÉTICA La historia de la dieta proporciona una visión enprofundidad del consumo y los hábitos alimentarios. La ingestaalimentaria se mide mejor por la recopilación cualitativa ycuantitativa de todas las comidas y bebidas tomadas por el niño,en por lo menos una semana de cada estación del año. ANÁLISIS BIOQUÍMICOS Muchas de las pruebas de laboratorio de rutina, incluidosanálisis de orina, recuento hemático completo, examen dematerias fecales y los análisis bioquímicos de sangre, son datosmuy confiables del estado nutricional. El análisis de orina ayuda a descubrir las pérdidas deproteína, glucosa, minerales como calcio y fósforo en sangre; elrecuento de hematíes revelará el tipo y grado de una anemia, lasheces indicarán la mal absorción y los análisis bioquímicos de lasangre indicarán las alteraciones del metabolismo de lasproteínas, hidratos de carbono, grasas, y las deficiencias devitaminas y minerales. Los análisis bioquímicos destinados a medir la concentraciónde nutrientes específicos en los tejidos, indicarán desórdenesmetabólicos asociados con deficiencias nutricionales. Las formasmetabólicamente activas de los nutrientes esenciales de ladieta, absorción y la distribución de los factores alimentariosesenciales, sirven como auxiliares valiosos en la apreciación delestado nutricional. El objetivo de estas pruebas es aclarar unafalta de nutrientes en los tejidos antes que se produzcanalteraciones bioquímicas, fisiológicas o anatómicas, o si yafueron evidentes, para marcar claramente la etiologíanutricional de las lesiones. Análisis radiográficos Los estudios radiográficos son útiles para el diagnóstico delas deficiencias de tiamina, ácido fólico, vitamina C y vitamina D
  19. 19. y de los excesos de vitamina A y D en niños. La falta de tiaminase observa radiológicamente como un incremento global en eltamaño del corazón. Las películas gastrointestinales de los niñoscon síndrome de mala absorción de ácido fólico, muestransegmentación y fragmentación del bario ingerido y un “molage”formado por residuos de bario en el intestino delgado. Lasmanifestaciones radiográficas de la deficiencia de vitamina C seven sólo en el esqueleto en crecimiento. Existe aumento delvolumen de las uniones costocondrales (rosario escorbútico),ensanchamiento de los extremos de los huesos largos conformación de espolones, zonas densas de calcificación temporalsobre bandas transversales de densidad disminuida en losextremos diafisiarios de los huesos largos (“gerüstmarks” o líneasescorbúticas), fracturas de las placas epifisiarias y hemorragiassubperiósticas. Los reflejos radiográficos principales delraquitismo por deficiencia de vitamina D en los niños, incluyenrosarios en las costillas por engrosamiento de las unionescostocondrales (rosario raquítico), cierre retrasado de lasfontanelas, abombamiento del hueso frontal, ensanchamiento,desflecado de los extremos diafisiarios de los huesos largos,engrosamiento de la zona de formación osteoide en la metáfisis,rarefacción ósea que involucra la cortical y la esponjosa yarqueamiento de los huesos de soporte del peso. Los rayos xdentarios muestran erupción retardada y perturbación en lasecuencia de erupción dentaria . La hipervitaminosis A incita una reacción perióstica conhiperostosis cortical de los huesos largos y las clavículasacompañada de tumefacción de los músculos suprayacentes y deltejido blanco. Aparecen anillos calcificados en torno de laepífisis. La hipervitaminosis D está asociada a la formación de undepósito denso de mineral en la zona de calcificación provisionalen la metáfisis de los huesos largos en crecimiento, y concalcificación metastásica en diversos órganos y articulaciones . Muchos de los métodos para evaluar el estado nutricionalcomo estudios dietarios, bioquímicos y exámenes morfológicos,
  20. 20. requieren de pruebas sofisticadas, altos costos y no están adisposición de áreas urbano – marginales o rurales. Por ello, lasmediciones del peso y la talla son el primer necesario eimportante paso en el proceso de evaluación del estadonutricional, ya que no demanda grandes recursos. NUTRICIÓN Y SALUD ORALComo todos los tejidos, los que constituyen parte de lasestructuras de la boca, necesitan del porcentaje nutricional parasu crecimiento y desarrollo normal. Los dientes, las mucosasorales y los huesos maxilares tienen un rol importante durante eltiempo que dura el crecimiento y desarrollo del macizo cráneo –facial. Es fácil deducir que, en todo este tiempo, la formación deestos tejidos puede estar influenciada por cualquier factor y/oagente que altere su crecimiento y desarrollo. Es reconocido que tanto la caries dental como laenfermedad periodontal, son las principales causas de pérdidade dientes. Esto a su vez, ocasiona problemas de maloclusión(malposición dentaria y problemas de la articulacióntemporomandibular). Estas se consideran las enfermedades másprevalentes que se presentan en la boca. Durante casi dos décadas (1960 y 1970), muchos han sido losestudios realizados en animales de experimentación, in vitro yen humanos que han demostrado que los principales agentesetiológicos de la caries y enfermedad periodontal son lasbacterias (frecuencia de altas concentraciones de unidadesformadoras de colonias de Streptococcus mutans en el caso de lacaries dental y de Actinomyces actinomycetemcomitans en elcaso de la enfermedad periodontal), alto consumo de azúcaresrefinados y mala higiene oral.
  21. 21. A partir del final de la década de los 70, se cambió un pocoel rumbo de la investigación en salud oral hacia la identificaciónde otros factores que pueden estar asociados al desarrollo de lascaries. De este modo, algunos estudios en animales deexperimentación han demostrado que, además de los agentesetiológicos antes mencionados, el factor nutricional es aquél quepuede incrementar el riesgo de desarrollar caries y/oalteraciones de los tejidos blandos (mucosas orales, glándulassalivales, estructuras de soporte dentario) y tejidos duros(huesos maxilares) de la boca. Aponte, Merced y Navia, han demostrado que ladesnutrición calórico proteica durante el tiempo de la lactanciaen ratas madres, incrementa la solubilidad ácida del esmalte delos molares en sus crías. Asimismo las ratas con deficiencia devitamina A durante el período de desarrollo del diente,presentan cambios en la formación de la dentina e incrementansu susceptibilidad a desarrollar caries. Desde un punto de vista nutricional, se pueden identificarcuatro estadíos en el crecimiento y desarrollo de un diente : Estadío I: incluye la iniciación, proliferación, histodiferenciación y aposición celular. En este estadío se requiere de cantidades adecuadas de nutrientes (especialmente de proteínas, calorías y vitaminas tales como ácido ascórbico y retinol). Estadío II: caracterizado por una activa mineralización de los tejidos dentarios. Estadío III: involucra el período pre-eruptivo, en donde la porción mineral del esmalte y la dentina se mineralizan y adquieren calcio, fósforo y elementos traza; en este estadío se logra que los cristales de hidroxiapatita sean más estables. Estadío IV: considerado como el estadío final, en el que el diente se encuentra presente en boca y está sometido a la erosión ácida, abrasión y desmineralización producida por la placa bacteriana.
  22. 22. A pesar de estas y otras evidencias Navia J, menciona que larelación entre el déficit nutricional durante la formación de lostejidos dentarios y la susceptibilidad a desarrollar caries no esclara. Como un intento de verificar y aclarar estas evidencias, en1985 se inició una investigación por la Universidad de Alabamaen Birmingham, USA y la Universidad Peruana Cayetano Heredia,Perú, cuyo objetivo principal fue el de verificar si un déficitnutricional durante los 10 primeros meses de vida está asociadocon un incremento de la susceptibilidad a desarrollar caries. Esteefecto se verá reflejado en mayor grado en los dientes queestuvieron en un estadío de formación y mineralización delesmalte. Los resultados preliminares del estudio, señalan que losniños que sufrieron desnutrición crónica y aguda durante suprimer año de vida tienen en promedio 2.8 superficies cariadaspor año, valor que es siete veces más grande que el promedioencontrado en los niños nutricionalmente normales (0.4superficies cariadas por año). Por otro lado, un estudio transversal realizado por Cáceda ycolaboradores en 1,326 niños (657 varones y 669 mujeres) en unrango de edad entre 1 y 13 años y divididos en cuatro gruposutilizando la clasificación de malnutrición calórico-proteica deWaterlow (según talla para la edad y peso para la talla), en biennutridos, desnutridos agudos, desnutridos crónicos y desnutridoscrónicos reagudizados, demuestra que la curva de caries,extraídos exfoliados y obturados según edad está desplazadahacia la derecha en aproximadamente 18-24 meses en los tresgrupos de desnutridos. También se encuentra que los niñosdesnutridos a la edad de 8-11 años presentan significativamentemás caries en los caninos, primeros molares y segundos molaresdeciduos. Al mismo tiempo, se observa que cuando elcorrimiento de la curva de prevalencia de caries se toma encuenta, la curva de los niños malnutridos es más alta que lacurva de los niños bien nutridos.
  23. 23. Estos datos confirman lo reportado por Alvarez ycolaboradores, donde señalan que la curva de prevalencia decaries según edad de los niños desnutridos crónicos está corridahacia la derecha en aproximadamente 15 meses cuando secompara con la curva de los niños nutricionalmente normales;además se observa que los niños desnutridos crónicos presentanmayor porcentaje de dientes cariados. Así, de todos estoshallazgos se desprende que cuando se compara la prevalencia decaries según edad, entre diferentes países o dentro de regionesdel mismo país, se debe tomar en cuenta al factor nutricional. Un estudio realizado por Aranda, en niños de 3 a 4 años deedad, señala que los desnutridos crónicos, presentan una menorfrecuencia de espacios primates bilaterales en el maxilarinferior, que los niños nutricionalmente normales (p < 0.05). Estos datos demostrarían que los desnutridos crónicos nosólo se ven afectados en su tamaño corporal, sino también en laestructura de la mandíbula, la cual se encuentra perturbada ensu crecimiento. La mandíbula se diferencia del maxilar superioren que tiene un tipo de osificación mixta (mesenquimal yendocondral). Tal vez, esta falta de crecimiento sea un factorque contribuye a que los niños presenten apiñamiento de susdientes y por consiguiente problemas de maloclusión. Otros trabajos donde se ha estudiado la relación entre ladesnutrición pluricarencial con las condiciones clínicas de lamucosa oral y la tasa de flujo salival, han demostrado que el78,4% de los niños que presentaron alguna condición clínica de lamucosa oral, eran niños desnutridos crónicos. En ellos, lacondición clínica observada con mayor frecuencia fue la queilitiscomisural, mientras que la ulceración fue la menos frecuente.Por otro lado, se encontró que no existe relación entre el estadonutricional y la presencia de gingivitis. Respecto a la relación entre la desnutrición pluricarencialcon la tasa de flujo salival, Arana ha demostrado que los niñosdesnutridos crónicos con o sin alteración clínica de la mucosa
  24. 24. oral, presentaron un menor flujo salival que los niñosnutricionalmente normales. Estos datos hacen suponer que la disminución de la tasa deflujo salival hallada en los niños desnutridos crónicos, podría serconsecuencia de la desnutrición durante los primeros años devida, que altera la normal función de las glándulas salivalesmayores, y que además esta disminución en la tasa de flujosalival podría estar a su vez relacionada con un incremento en laincidencia de caries. Sobre este último punto es interesante señalar que la salivaconstituye el principal vehículo para el transporte de iones decalcio y fósforo (importantes para la remineralización delesmalte), y de inmunoglobulina A secretoria (Ig As), la cual juegaun rol importante en la protección del diente contra la cariesdental. Sobre el particular Menaker y Navia, han demostrado que laseveridad de la caries dental varía inversamente a la cantidad desaliva producida. Podemos mencionar que toda esta información, provenienteen su mayoría de estudios realizados en nuestro país, nos estáseñalando que la caries dental, el crecimiento de la mandíbula,la tasa de flujo salival y los cambios clínicos de la mucosa oralestán fuertemente asociados a factores nutricionales; sobre todocon el déficit nutricional que el niño puede tener durante susprimeros años de vida.
  25. 25. ANTECEDENTES SOBRE SALUD BUCAL Y DESNUTRICIÓNPINDBORG en 1973, sostuvo que en varios países del 3 a 15% delos niños presenta algún grado de hipoplasia adamantina endientes permanentes; pero que la incidencia de esta lesión seeleva significativamente ante la deficiencia de vitamina D,raquitismo hereditario dependiente de la vitamina D,hipoparatiroidismo y un amplio espectro de trastornosperinatales. SCHAMSCHULA et al. En 1978 afirmaron que la caries ha sidoasociada también con la hipoplasia en muchas partes del tercermundo. SCHNEIDER S. GURFINKEL G. Y LOZANO J. en 1978 evaluaronla relación entre el estado nutricional y las condiciones médico-odontoestomatológicas de un grupo de niños de 0 a 6 años deedad, pertenecientes a la sectorización sanitaria del centro deSalud San Luis (comunidad urbano marginal). Los resultadosmostraron que el 33.3% de los niños de 2 a 3 años de edad, el20% de niños entre 5 y 6 años y el 50% de los 6 años teníanqueilitis comisural unilateral respectivamente; el 22.2% de 0 a 1año, el 25% entre 4 y 5 años y el 60% de los niños entre 5 y 6años presentaron queilitis comisural bilateral; y tambiénobservaron glositis en el 33.3% de los niños de 2 a 3 años. SCHNEIDER A. en 1992 publicó los resultados de unainvestigación sobre la prevalencia de las condiciones clínicas enla mucosa oral de poblaciones infantiles con y sin desnutrición deuna zona urbano marginal de la ciudad de Lima. La muestra laconstituyeron 170 niños cuya edad fluctuaba entre los 33.23meses y 54.41 meses. Se utilizó la evaluación antropométrica deedad, peso y talla para clasificar el estado nutricional en que seencontraban los niños, para luego describir el estado de lamucosa bucal en todos ellos. Los resultados indicaron que de los170 niños estudiados, el 31.76% tenía un estado nutricional
  26. 26. normal, mientras que 116 niños presentaron desnutricióncrónica. No se presentó ningún caso de desnutrición aguda ycrónica reagudizada. En cuanto a las condiciones clínicas de lamucosa bucal, se encontró que del total de niños estudiados un56.47% no tenía ninguna alteración de la mucosa, mientras queel 43.53% sí presentaba una o más condiciones clínicas en lamucosa bucal. De este último grupo que presentaban algunalesión en la mucosa, el 21.62% eran niños con un estado denutrición normal y 78.38% tenían desnutrición crónica. ENWONWU C., en 1994 publicó un artículo sobre los efectosmoleculares y celulares de la malnutrición y su relevancia en lasenfermedades periodontales. Sostuvo que la malnutrición, secaracteriza por marcada depleción tisular de los principalesnutrientes antioxidantes y disminución de la respuesta proteica,a las infecciones de la fase aguda. Afirmó también la existenciade una tasa invertida de las células T supresoras/helper,histaminemia, desbalance hormonal, con aumento en los nivelessalivales en la integridad de la mucosa. Concluyó que debido aestos factores, la malnutrición influye adversamente en elpronóstico de las infecciones periodontales. ÁLVAREZ J. En 1995, reportó una investigación sobre estadonutricional y caries dental. Se condujo 2 estudios de corte y unolongitudinal entre niños peruanos para investigar el efecto de lamalnutrición temprana sobre la salud oral. Los estudiostransversales demostraron que en niños malnutridos, el patrónde desarrollo de la caries dental como una función de la edadestá significativamente alterada, como resultado del retardo dela erupción y exfoliación de los dientes deciduos. Los episodiosde media a moderada malnutrición ocurridos durante el 1er añode vida, están asociados con incremento de caries tanto en ladentición decidua como en la futura dentición permanente. ENWONWU C. en 1995, publicó otro artículo sobre lamalnutrición y enfermedades periodontales. Sostuvo que lamalnutrición ejerce alteraciones adversas en la ecologíamicrobiana oral, así como en el volumen y las propiedades
  27. 27. antibacterianas y fisicoquímicas de saliva. Las prácticas dietariasadecuadas y el estado nutricional, son por consiguienteimportantes en mitigar la severidad de las lesiones periodontalesinflamatorias, pero son de limitado valor si los estímulosprovenientes de la placa dentaria no son removidos. NAVIA J., LI Y. y BIAN J. En 1996, publicaron unainvestigación sobre la experiencia de caries en dentición deciduade niños chinos campesinos de 3 a 5 años, en relación a lapresencia o ausencia de hipoplasia del esmalte. Ellos tomaronmediciones antropométricas de peso corporal y altura comomedida indirecta del estado nutricional de los niños. Laprevalencia de hipoplasia de esmalte fue de 22.3% y la de cariesdental de 82.3%. Se observó una significativa mayor experienciade caries entre los niños que viven en un estado socio-económicobajo y en niños con baja estatura para su edad. Los resultados deeste estudio apoyan consistentemente los estudios previos queencuentran en la deficiencia nutricional un impacto importanteen el desarrollo dentario y la susceptibilidad a las enfermedadesdentales. SANTILLÁN A. (54) en 1997, publicó una investigaciónreferente al perfil de salud bucal y su relación con el estadonutricional de niños de 6 a 10 años en el distrito El Porvenir –Trujillo. Se evaluaron los índices CPOD, ceod, índice gingival yfrecuencias de lesiones de la mucosa bucal de 248 niños. Losresultados evidenciaron una prevalencia de casi el 50% de niñoscon un algún grado de desnutrición, de ellos la mayoría tuvodesnutrición crónica (37,5%), seguido por un menor grupo dedesnutrición aguda (9,6%) y un pequeño pero significativo grupode desnutridos crónicos reagudizados (2,42%). Se encontró uníndice CPOD mayor y ceod mayor en los niños que presentaronalgún grado de desnutrición. Se hizo evidente la alta frecuenciade piezas cariadas y las escasas atenciones odontológicas(obturaciones). CAMPODÓNICO C. y col. (14) en el 2001, evaluaron 101 niñosde 3 a 5 años de la zona urbana marginal Playa Rímac de la
  28. 28. ciudad de Lima en cuanto a peso y talla, para determinar elestado de nutrición y relacionar la influencia que pueda existircon el índice de caries. Se halló un 1% de niños con desnutriciónmoderada, 15% con desnutrición leve, 72% en estado de nutriciónnormal, 12% en estado de obesidad y ningún niño condesnutrición severa. El índice de caries CPO promedio fue de 4,7llegando, incluso a 6,6. Si bien el índice mostró una tendencia aser elevado en los casos de desnutrición, no se encontró unacorrelación estadística positiva, como sí ocurrió con el índice dehigiene oral, ya que más del 61% de los niños presentaron unnivel elevado de placa bacteriana.HIPÓTESISEl estado nutricional influencia en la presencia de caries yenfermedad periodontal en niños de 6 a 9 años que acuden alServicio de Pediatría del Hospital II Essalud-Pasco.VARIABLES DE ESTUDIOLa investigación presenta dos variables centrales. Estado nutricional: Variable Independiente. Estado clínico bucal: variable dependiente.
  29. 29. DISEÑO METODOLÓGICO: Tipo De EstudioDe tipo transversal.Universo y muestraUNIVERSO Lo constituirá la población de niños de 6 a 9 años de ambossexos, que acudieron al Servicio de Pediatría del HospitalEESALUD-Pasco.MUESTRA Lo constituirá, la cantidad de niños entre 6 a 9 años queacuden anualmente al Servicio de Pediatría del HospitalESSALUD-Pasco.MÉTODO DE EVALUACIÓNLa evaluación clínica será observación directa de los dientes y lagíngiva. Para la prevalencia de caries dental se utilizará el índiceceo/CPO .Para la inflamación gingival se usó el índice de Sillnesy Loe. Para el estado de higiene oral se utilizó el índice delGreene y Vermillón.

×