Consolación

5,995 views

Published on

Spanish, Bible Study, Madidtation

Published in: Spiritual
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,995
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
38
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Consolación

  1. 1. La Consolación que Viene de Dios. Preguntas: • ¿Qué es “consolación”? • ¿Cuándo uno necesita consolación? • ¿Por qué hace falta consolación? • ¿Qué tipo de consolación se espera? • ¿Quién puede dar consolación?
  2. 2. Ser Consolados en la Aflicción. Preguntas: • ¿Qué es “aflicción”? • ¿Qué tipo de aflicciones suelen requerir el consuelo de otras personas? • ¿Quién puede ser consolado en la aflicción? • ¿Cómo uno ser consolado en la aflicción? • ¿Hay forma de uno consolarse a sí mismo?
  3. 3. EL CONSOLADOR La palabra "paracletos" viene del griego, y significa consolador, abogado, uno que viene al lado para apoyar, animar, ayudar. El Antiguo Testamento presenta la idea de UNO que vendrá a consolar a Israel.
  4. 4. EL CONSOLADOR PARACLETO significa un ayudador que Dios envía para que este con nosotroś para siempre ayudándonos. Hay dos Paracletos en el nuevo testamento: el primero es Jesús quien viene a aliviarnos de nuestro pecados. El segundo es el Espíritu Santo que sella la obra de salvación y se queda con nosotros para siempre defendiéndonos.
  5. 5. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LA CONSOLACIÓN? Génesis 37:35 – Jacob (Israel) Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre. Job 2:11 – Job Y tres amigos de Job, luego que oyeron todo este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; porque habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle.
  6. 6. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LA CONSOLACIÓN QUE VIENE DE DIOS? Salmo 119. 76, 77 Sea ahora tu misericordia para consolarme, conforme a lo que has dicho a tu siervo. Vengan a mí tus misericordias, para que viva, Porque tu ley es mi delicia. Isaías 51.3 Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová;
  7. 7. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LA CONSOLACIÓN QUE VIENE DE DIOS? Ezequiel 14.22-23 ...he aquí que ellos vendrán a vosotros, y veréis su camino y sus hechos, y seréis consolados del mal que hice venir sobre Jerusalén, de todas las cosas que traje sobre ella. Y os consolarán cuando viereis su camino y sus hechos, y conoceréis que no sin causa hice todo lo que he hecho en ella, dice Jehová el Señor. Isaías 66.13 Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo.
  8. 8. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LA CONSOLACIÓN QUE VIENE DE DIOS? II Corintios 1:4 ...el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. Romanos 15.4-5 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,
  9. 9. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE EL “CONSOLADOR”? Juan 14.16-17 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. Juan 14.26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
  10. 10. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE EL “CONSOLADOR”? Juan 15.26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí. Juan 16.7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.
  11. 11. A. El Espíritu enseña a los cristianos. En este sentido el Espíritu Santo se llama el "Espíritu de verdad" (Juan 14:17). El Espíritu aun iba a darles las palabras necesarias cuando fueran llamados ante los tribunales (Mateo 10:17-20). B. El Espíritu intercede por los cristianos. En Romanos 8:26-27, encontramos que el Espíritu Santo intercede por nosotros y nos ayuda según la voluntad de Dios en nuestras oraciones. El Espíritu Santo intercede de nuestra parte indirectamente, enseñándonos como orar. Se compara su obra con el trabajo de un abogado que instruye a su cliente acerca de lo que debería decir en la corte.
  12. 12. C. El Espíritu sella a los cristianos. En Efesios 4:30, encontramos que los creyentes son sellados con el Espíritu hasta el día de la redención. El hecho de que el Espíritu mora en nosotros y estará para siempre en los creyentes fue usado por Cristo como base fuerte de consolación (Juan 14:16-17). D. El Espíritu nos asegura a los cristianos que Dios nos ama. El Espíritu Santo consuela a su pueblo elegido al hacerles entender en sus corazones el amor que Dios tiene hacia ellos (Romanos 5:5). El Espíritu nos revela todo lo que Dio nos ha preparado (1 Corintios 2:9-10) como resultado de su amor.
  13. 13. E. El Espíritu produce fe en los cristianos. El Espíritu Santo es el proveedor de toda fe y esperanza en el creyente. El produce las gracias que actúan como un ancla para nuestras almas (Romanos 15:13; Gálatas 5:22; Hebreos 6:17-19). F. El Espíritu produce gozo en los cristianos Romanos 14:17; Gálatas 5:22. G. El Espíritu santifica a los cristianos. El Espíritu Santo consuela al creyente por medio del fortalecimiento de sus gracias y le da victoria sobre el pecado. El Espíritu no permitirá que la obra iniciada en la regeneración sea superada o destruida por Satanás (Filipenses 1:6; Romanos 6:14).
  14. 14. H. El Espíritu da poder al evangelio. El Espíritu Santo consuela al creyente al darle éxito en su obra de la Gran Comisión. No hemos sido dejados solos para hacer una tarea imposible, sino que somos dotados con poder celestial (Hechos 1:8 1 Pedro 1:12; 1 Tesalonicenses 1:5). I. El Espíritu equipa a la iglesia. El Espíritu Santo es un consuelo y una ayuda al pueblo de Dios al poner en las iglesias los dones que son necesarios para la edificación (1 Corintios 12:1-31; Efesios 4:11-12). La próxima vez que seamos bendecidos por el ministerio de otros creyentes.

×