Traumatismo de tórax: cuadro agudo provocado por una causa externa y súbita que afecta a la cajatorácica, a su continente,...
neumotórax a tensión o cuando los defectos traumáticos de la pared son ocluidos en forma incorrecta ytambién pueden ocurri...
Tratamiento definitivo: reexpander el pulmón, asegurar la oxigenación, administración cuidadosa de líquidosy suministrar a...
Otra alternativa siempre y cuando un cirujano entrenado este presente es la realización de una ventanapericardica subxifoi...
El paciente se presenta con hemoptisis, enfisema subcutáneo o un neumotórax a tensión por desviación delmediastino. En oca...
5. Depresión del bronquio principal izquierdo6. Desviación del esófago a la derecha7. Ensanchamiento de la franja paratraq...
aorta torácica y sus ramas mayores, esofagoscopia y broncoscopia. El estado de l corazón y el pericardio sonevaluados medi...
Tratamiento de elección consiste en el drenaje del espacio pleural y mediastino, reparación directa de lalesión através de...
PERICARDIOCENTESIS1. Signos vitales del paciente deben ser monitorizados junto con el EKG antes, durante y después.2. Si e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Traumatismo de tórax

818 views

Published on

Manejo según ATLS

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
818
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Traumatismo de tórax

  1. 1. Traumatismo de tórax: cuadro agudo provocado por una causa externa y súbita que afecta a la cajatorácica, a su continente, o a ambos.FisiopatologíaLa hipoxia, la hipercapnia y la acidosis son el resultado de las lesiones torácicas.Hipovolemia + alteración pulmonar en la relación ventilación/perfusión + cambios en las relaciones depresión intratorácica = HIPOXIAVentilación inadecuada + cambios en las relaciones de presión intratorácica + nivel de conciencia deprimido= HIPERCAPNIAHipoperfusión tisular = ACIDOSIS METABOLICATraumatismo abierto: Se denomina a lesión que rompe la integridad del tejido (atraviesa pleura parietal).Asociada a heridas por arma blanca y arma de fuegoTraumatismo cerrado: Resulta por aplicación de energía que provoca lesión sobre los tejidos sin dañar suintegridad. Asociada a compresión y aceleración desaceleración frecuentemente a lesiones abdominales(porción peritoneal intratorácica superior) y cuello y columna.REVISIÓN PRIMARIA: LESIONES QUE PONEN EN PELIGRO LA VIDAA. Vía aéreaLas lesiones de laringe pueden asociarse a un trauma torácico mayor, aunque la presentación clínica puedeestar enmascarada.Las lesiones de la parte superior de tórax pueden causar una luxación posterior o una luxación con fracturade la articulación esternoclavicular causando una obstrucción aguda de la vía aérea superior por eldesplazamiento proximal de un fragmento óseo o de la articulación distal obstruyendo la tráquea. Estoocasionalmente puede asociarse a lesiones vasculares cuando una de estas fracturas comprime o laceraramas importantes del arco aórtico.El reconocimiento de estas lesiones se hace por el estridor o cambio de la calidad de la voz y por traumaobvio en la base del cuello por defecto palpable en la articulación esternoclavicular.Tratamiento: consiste en el establecimiento de la vía aérea permeable preferentemente a través deintubación endotraquealB. RespiratorioNeumotórax a tensión: ocurre cuando se produce una pérdida de aire en una lesión que funciona como“una válvula de una sola vía” ya sea en el pulmón o a través de la pared torácica. El aire ingresa a la cavidadtorácica causando el colapso pulmonar. El mediastino es desplazado al lado opuesto disminuyendo elretorno venoso y comprimiendo el pulmón contrario.Causa más frecuente: ventilación mecánica con presión positiva en un paciente con lesión de la pleuravisceral. Un neumotórax simple causado por un trauma torácico contuso o la inserción de catéterescentrales y que causan lesión en el parénquima pulmonar y que no cierra puede complicarse a un
  2. 2. neumotórax a tensión o cuando los defectos traumáticos de la pared son ocluidos en forma incorrecta ytambién pueden ocurrir por fracturas desplazadas de la columna torácicaEs de diagnóstico clínico, y su tratamiento no debe atrasarse por estar esperando el estudio radiológico,clínicamente se caracteriza por dolor torácico, disnea, taquicardia, hipotensión, desviación traqueal,ausencia unilateral del murmullo respiratorio, distensión de las venas del cuello y de manifestación tardía lacianosis. Inicialmente puede ser confundido por el taponamiento cardíaco pero lo diferencia la presencia dehipersonoridad a la percusión y ausencia de murmullo vesicular en hemitórax afectadoDescompresión inmediata por medio de la inserción de un catéter en el 2º espacio intercostal en la líneamedioclavicular del hemitórax afectado. Esta maniobra convierte la lesión en un neumotórax abiertoTratamiento definitivo: inserción de tubo torácico en 5º espacio intercostal entre la línea anterior y la líneaaxilar media.Neumotórax abierto: Al permanecer abiertos grandes defectos de la pared torácica. El equilibrio entrepresión intratorácica y atmosférica es inmediata y si la apertura en la pared torácica es deaproximadamente dos tercios del diámetro de la tráquea, con cada esfuerzo respiratorio el aire pasapreferentemente a través del defecto del tórax. En esta forma se afecta la ventilación llevando al paciente ala hipoxia y la hipercapniaEl tratamiento inicial es la oclusión del defecto con un vendaje estéril asegurando 3 lados del mismo demanera que funcione como una válvula de escape unidireccional: Cuando el paciente inspira el vendaje seadhiere evitando la entrada de aire y cuando el paciente espira, el margen abierto no sellado del vendajepermite el escape de aire y tan pronto como sea posible se coloca un tubo torácico en un sitio remoto de lalesiónTratamiento definitivo: Cierre quirúrgico definitivo del defecto de la pared torácicoTórax inestable: ocurre cuando un segmento de la pared torácica pierde la continuidad ósea con el resto dela caja torácica, asociada generalmente a fracturas costales múltiples. Si la lesión sufrida por el parénquimapulmonar subyacente es importante, se puede producir hipoxia severa. La gravedad de la lesión estádirectamente relacionada a la severidad de la contusión parenquimatosa, y los gases en sangre manifiestanla falla respiratoria con hipoxia severa.La inestabilidad puede generar movimiento paradójico del tórax durante la inspiración y espiración, estedefecto por sí solo no produce la hipoxia. El dolor torácico asociado al movimiento limitado de la paredtorácica y a la lesión pulmonar subyacente contribuye a la hipoxia.Clínica: Movimiento asimétrico e irregular del tórax y crepitantes, disnea, taquicardia, taquipnea y cianosisUna radiografía de tórax puede sugerir múltiples fracturas de las costillas, pero no muestra la separacióncostocondral. Los gases arteriales sugieren hipoxiaTratamiento inicial: ventilación adecuada, administración de oxígeno húmedo y la resucitación con líquidosendovenosos con la administración de cristaloides debe ser cuidadosamente controlada en caso de no haberhipotensión.
  3. 3. Tratamiento definitivo: reexpander el pulmón, asegurar la oxigenación, administración cuidadosa de líquidosy suministrar analgesia para mejorar la ventilaciónC. CirculaciónHemotórax masivo: acumulación rápida de 1500 ml de sangre en cavidad torácica, siendo la causa másfrecuente por heridas penetrantes que lesionan vasos sistémicos o hiliares. El diagnóstico se realiza cuandoun estado de shock se asocia a la ausencia de murmullo vesicular y una percusión mate en uno de los ladosdel tóraxTratamiento inicial consiste en la restitución del volumen sanguíneo y simultáneamente descompresión dela cavidad torácica. A través de líneas venosas de grueso calibre se inicia la infusión rápida de cristaloides yen cuanto sea posible sangre de tipo específico. La sangre que sale a través del tubo torácico puede serrecolectada para autotransfusión. Se coloca un tubo de tórax (#38 French) a nivel del pezón, entre la líneaaxilar media y anterior. Cuando 1500 ml de sangre han sido evacuados en forma inmediata es muy probableque el paciente requiera una toracotomía temprana.Indicación para toracotomía: Se basa más en el estado fisiológico del paciente que la pérdida continúa desangre 200ml/hora por 2 a 4 horas, si requiere continuar transfusiones y lesiones penetrantes de la paredanterior del tórax medial a la línea del pezón y las de la pared posterior mediales al omoplato por laposibilidad de daño a los grandes vaso, estructuras hiliares y corazón.La toracotomía no se realiza a menos que un cirujano calificado con experiencia y entrenamiento en elloesté presenteTaponamiento cardíaco: la causa más frecuente son las lesiones penetrantes, sin embargo, lesionescerradas pueden causar que el pericardio se llene de sangre proveniente del corazón, de los grandes vasos ovasos pericardicosEl diagnóstico clásico se realiza mediante la triada de Beck, que consiste en una elevación de la presiónvenosa, disminución de la presión arterial y ruidos cardíacos apagados; las venas del cuello distendidopueden estar ausentes, pulso paradójico, el signo de Kussmaul, es un verdadero dato de presión venosaparadójica asociada con un taponamiento.La presencia de actividad eléctrica sin pulso en ausencia de hipovolemia o un neumotórax a tensión sugieretaponamiento cardíacoLa colocación de una vía para medir presión venosa central puede ayudar al diagnóstico aunque este puedeelevarse por diferentes razones. El ecocardiograma es un método no invasivo sin embargo hay reportes quesugieren que un 5% puede dar falso negativos. En aquellos pacientes con trauma cerrado,hemodinámicamente inestables y previniendo que no haya retraso en la resucitación, el examen de sacopericardico buscando la presencia de líquidos puede obtenerse como parte del ultrasonido abdominal querealiza el equipo quirúrgicoTratamiento: administrar líquidos intravenosos para elevar la presión venosa central y mejorar el gastocardíaco en forma transitoria mientras se hacen las preparaciones para una pericardiocentesis por métodosubxifoideo sobre todo si hay un alto índice de sospecha unido a la falta de respuesta a los esfuerzos deresucitación. El evacuar pequeñas cantidades de sangre por medio de una pericardiocentesis, puede resultaruna mejoría en el estado hemodinámico del paciente.
  4. 4. Otra alternativa siempre y cuando un cirujano entrenado este presente es la realización de una ventanapericardica subxifoidea o una toracotomía de urgencia con una pericardiotomía.REVISIÓN SECUNDARIA. LESIONES TORACICAS QUE PONEN EN PELIGRO LA VIDAA. Neumotórax simple: resulta de la entrada de aire al espacio virtual entre la pleural visceral y parietal. Enambos tipos de trauma pueden causar la lesión, las fracturas y luxaciones de columna torácica.El aire en el espacio pleural colapsa al tejido pulmonar ocurriendo un defecto de la ventilación y perfusióndebido a que no se oxigena la que perfunde el segmento del pulmón no ventiladoAl examen físico el murmullo vesicular está disminuido en el lado afectado y la percusión demuestrahipersonoridad. Una placa de tórax de pie puede ayudar en el diagnóstico de pie puede ayudar en eldiagnósticoEl tratamiento es la colocación de un tubo de tórax a nivel cuarto o quinto espacio intercostal anterior a lalínea axilar media una vez que el tubo es insertado y conectado a un frasco con agua (sello de agua), con osin succión es necesario tomar placa de tórax para confirmar la reexpansión pulmonarNunca deberá ser sometido a anestesia general o ventilación mecánica hasta que se le haya colocado untubo torácicoB. Hemotórax: La causa más frecuente es una laceración pulmonar o la ruptura de un vaso intercostal o dela arteria mamaria interna debido a trauma cerrado o penetrante.Las fracturas-luxaciones de la columna torácica también se asocian a hemotóraxTratamiento: colocación de tubo torácico evacua la sangre, reduce el riesgo de que se produzca unhemotórax coagulado y provee un método importante para monitorizar la pérdida continua de sangre.Si se obtienen de manera inmediata más de 1,500 ml de sangre a través del tubo, si se observa un drenajede más de 200 ml/h por 2 a 4 hrs o si persiste la necesidad de continuar con transfusiones sanguíneas debeconsiderarse la posibilidad de realizar exploración quirúrgica.C. Contusión pulmonar: Lesión torácica potencialmente letal más frecuente. La insuficiencia respiratoriapuede estar enmascarada y desarrollarse a través del tiempo.Pacientes con hipoxia significativa (pO2 <65 mmHg, SO2 <90%) deben ser intubados y ventilados dentro dela primera hora después de la lesiónEl monitoreo con oxímetro de pulso, la determinación de gases arteriales, el monitoreo electrocardiográficoy un equipo de ventilación apropiado son necesarios para un tratamiento óptimo.D. Lesiones del árbol traqueobronquial: aunque son raras son potencialmente fatales ya quefrecuentemente no son diagnosticadas en la evaluación inicial. En trauma cerrado, la mayoría de estaslesiones ocurren a escasos 2-3 centímetros de la carina. La mayoría de los pacientes con esta lesión muerenen el sitio de accidente.
  5. 5. El paciente se presenta con hemoptisis, enfisema subcutáneo o un neumotórax a tensión por desviación delmediastino. En ocasiones es necesario colocar más de un tubo torácico para controlar las fugas aéreas yexpander el pulmón. El diagnóstico se confirma con una broncoscopia.La intubación selectiva del bronquio principal del lado opuesto a la lesión puede ser requerida de maneratemporal para proveer una adecuada oxigenaciónEn pacientes estables el tratamiento quirúrgico puede ser diferido hasta que se resuelva el edema.E. Lesiones cardíacas cerradas: puede resultar de una contusión del músculo miocárdico, ruptura de algunacavidad cardíaca o ruptura valvularLa ruptura de una cámara cardíaca se manifiesta con los signos típicos de un taponamiento cardíaco, sinembargo en algunos casos de ruptura de una aurícula los signos y síntomas pueden desarrollar selentamente.Los pacientes con contusión miocárdica pueden quejarse de un malestar en el tórax que es atribuido a unacontusión de pared de pared torácica. El diagnóstico sólo se establece mediante la inspección directa delmiocardio lesionado. Las secuelas clínicas importantes son la hipotensión; en el EKG se observananormalidades significativas de la conducción y en el ecocardiograma se detectan anormalidades en lamotilidad de la pared cardíaca.Frecuentemente los pacientes con una contusión miocárdica diagnosticada por anormalidades en laconducción se encuentran en riesgos de sufrir arritmias súbitas por lo que deben ser monitorizados por lasprimeras 24 horas.F. Ruptura traumática de la aorta: es una causa de muerte súbita en un accidente automovilístico o encaídas de grandes alturas y para los que sobreviven la muerte puede ser evitada si se diagnóstica y estratada tempranamente.Los que son potencialmente salvables tienden a sufrir una laceración incompleta cerca del ligamentoarterioso de la aorta y la continuidad se mantiene por una capa de adventicia intacta o un hematomacontenido en el mediastino, que evita la muerte inmediata.Cierta cantidad de sangre puede escapar hacia el mediastino, pero la característica común es que esta secomporta como un hematoma contenido.Los signos y síntomas específicos están ausentes. Un alto índice de sospecha con la historia de una fuerza dedesaceleración rápida, los hallazgos radiológicos característicos seguidos de la arteriografía son los mejoresmedios para realizar el diagnóstico.Signos radiológicos:1. Ensanchamiento del mediastino2. Obliteración del botón aórtico3. Desviación de tráquea a la derecha4. Obliteración del espacio entre la arteria pulmonar y aorta
  6. 6. 5. Depresión del bronquio principal izquierdo6. Desviación del esófago a la derecha7. Ensanchamiento de la franja paratraqueal8. Presencia de una sombra apical pleural9. Hemotórax izquierdo10. Fracturas de la 1ª o 2ª costilla o de escápulaTratamiento consiste en la reparación primaria de la aorta o la resección del área traumatizada y colocaciónde un injertoG. Lesiones traumáticas del diafragma: es diagnosticada con mayor frecuencia en el lado izquierdo.El trauma cerrado produce grandes desgarramientos radiales que conllevan a la herniación mientras que eltrauma penetrante produce pequeñas perforaciones que pueden tomar tiempo para desarrollar hernia.Generalmente estas lesiones no se diagnostican en su inicio ya que se malinterpretan como una elevacióndel diafragma, dilatación gástrica aguda, etc. Si se sospecha de laceración en el lado izquierdo se debecolocar una sonda nasogástrica.Las rupturas diafragmáticas del lado derecho son muy raras y son diagnosticadas en el periodopostraumático inicial. El único hallazgo puede ser la aparición de un diafragma derecho elevado en una placade tóraxEl tratamiento es su reparación directa.H. Lesiones que atraviesen mediastino: Los objetos penetrantes que atraviesan el mediastino puedenlesionar estructuras mediastinales. El diagnóstico se realiza mediante un examen clínico cuidadoso y unaradiografía de tórax revela una lesión penetrante en uno de los hemitórax con un orificio de entrada y unode salida del proyectil está alojado en el hemitórax contralateral.Las lesiones en las que los fragmentos metálicos de un proyectil está alojados cerca de estructurasmediastinales dan alto índice de sospecha de esta lesión.Debe considerarse que en los pacientes hemodinámicamente inestables puede existir una hemorragiatorácica exsanguinante, un neumotórax a tensión o un taponamiento pericardico. Se deben colocar tubos detoracotomía bilaterales para aliviar el hemoneumotórax y medir la pérdida sanguínea. Ambos hemitóraxdeben ser preparados para toracotomía y se recomienda que la intervención se inicie en el lado en dondeexiste mayor pérdida de sangre. Los pacientes en los que se sospeche un taponamiento cardíaco se aplicanla pericardiocentesis. Si hay enfisema mediastinal se debe sospechar una lesión esofágica o del árboltraqueobronquial. Un hematoma mediastinal sugiere lesión de grandes vasos. También debe evaluarse lafunción neurológica ya que el proyectil puede atravesar médula espinal.Si el paciente está hemodinámicamente estable o en los que no exista signos radiológicos de lesiones enestructuras mediastinales, deben ser evaluados para excluir lesión vascular, traqueobronquial o esofágica. Sidurante la evaluación se decide seguir un plan no quirgico deberá realizarse un angiografía para visualizar la
  7. 7. aorta torácica y sus ramas mayores, esofagoscopia y broncoscopia. El estado de l corazón y el pericardio sonevaluados mediante una tomografía. Si durante la evaluación presenta datos de inestabilidad hemodinámicase debe considerar la asociación a otras lesiones y el ABCDE del paciente debe ser reevaluado. Podrárequerirse alivio inmediato para un neumotórax a tensión o la exploración quirúrgica para una hemorragiaexsanguinante o un taponamiento pericardico.OTRAS MANIFESTACIONES DE LESIONES TORÁCICAS:A. Enfisema cutáneo: puede ser el resultado de una lesión de la vía aérea, una lesión pulmonar o porexplosión. Aunque no requiere de tratamiento, las lesiones que la causaron deben ser tratadas. Lanecesidad de ventilación con presión positiva deberá colocarse con premura un tubo de toracostomía en ellado del enfisema ante el posible desarrollo de neumotórax a tensión.B. Lesiones por aplastamiento: los hallazgos incluyen la presencia de plétora y petequias en la partesuperior del dorso, la cara y los brazos secundario a una compresión aguda y temporal de la vena cavasuperior. Puede presentarse edema masivo e inclusive cerebral. Se tratan lesiones asociadas.C. Fracturas costales, del esternón y escápula: Las fracturas costales alteran la movilidad del tórax yproducen dolor que dificulta la ventilación y una tos efectiva.Las fracturas de escápula de la primera y segunda costilla y del esternón indican lesión de magnitud quecolocan la cabeza, el cuello, médula espinal, pulmones y a los grandes vasos en riesgo de una seria lesiónasociada.Las fracturas de esternón y escápula resultan de un golpe directo . La compresión antero posterior provocaque las costillas se fracturen y proyecta los extremos divididos al tórax produciendo lesiones intratorácicas.Las fracturas de las costillas bajas (10 a 12) deben despertar la sospecha de lesiones hepatoesplénicas.El dolor localizado, a la palpación y crepitación generalmente está presentes en pacientes con lesionescostales. Un radiografía de tórax identifica la localización de las fracturas y excluye o no la presencia delesiones intratorácica.Tratamiento: alivio del dolor para facilitar la ventilación con anéstesicos sistémicos o anestecia epidural.D: Ruptura esofágica por trauma cerrado: aunque raras pueden ser fatales si no se reconocen ygeneralmente son causadas por una expulsión forzada del contenido gástrico hacia el esófago causada porun golpe severo en el abdomen superior, produciendo desgarramientos lineales del esófago inferiorfacilitando la fuga del contenido gástrico hacia el mediastino lo que da como resultado una mediastinitiscuya ruptura hacia el espacio pleural dará lugar a un empiema.Debe considerarse lesión esofágica en paciente que:1. Tiene un neumotórax o un hemotórax izquierdo sin fracturas costales2. Golpe severo en la parte baja del esternón o epigasrio y el dolor o shock están fuera de laproporción con la lesión aparente.3. Drenaje de tubo torácico aparecen partículas que indican contenido gastrico o intestinal despuésde que ha desaparecido la sangre.Diagnóstico confirmado con estudios con medios de contraste y/o esofagoscopia.
  8. 8. Tratamiento de elección consiste en el drenaje del espacio pleural y mediastino, reparación directa de lalesión através de la toracotomía.MANEJO DEL TRAUMA TORÁCICO:TORACOTOMÍA PARA RESUCITACIÓNLos pacientes con lesiones penetrantes de tórax que llegan sin pulso pero con actividad eléctrica miocárdicapueden ser candidatos para una toracotomía de resucitación inmediata.Cuando se realiza la toracotomía anterior izquierda da fácil acceso al tórax, debiendo continuarse con larestitución del volumen intravascular, siendo esenciales la intubación endotraqueal y la ventilaciónmecánicaLos pacientes que sufren traumatismo de tórax cerrado y que arriban sin pulso pero con actividad eléctricamiocárdica, no son candidatosManiobras terapéuticas efectivas que la acompañan: pericardiocentesis, control directo de hemorragiaexsanguinante intratorácica, masaje cardíaco abierto, colocación de pinza vascular a través de la aortadescendente para disminuir la pérdida de sangre por debajo del diafragma y aumenta r la perfusión alcerebro y el corazónPara el trauma cerrado y paro cardíaco muy raramente es efectivoINSERCIÓN DE TUBO TÓRACICO1. Determinar sitio de inserción generalmente a nivel del pezón (quinto espacio intercostal) anterior alínea media axilar del lado afectado2. Preparar el tórax y cubrir con campos quirúrgicos3. Anestesia local de la piel y el periostio de la costilla4. Se realiza incisión transversal de 2 a 3 cm de longitud y con disección de tejido subcutáneo. Se llegaal borde superior de la costilla5. Con una pinza se punciona la pleura parietal y se introduce un dedo6. Colocando la pinza en la parte proximal del tubo de la toracostomía, este se avanza en el espaciopleural a la longitud deseada7. Se busca presencia de vapor dentro del tubo torácico a la expiración o se escucha el paso de aire8. Se coloca la parte distal del tubo a un sello de agua9. Se sutura el tubo en el sitio introducido10. Se coloca un apósito y el tubo se fija con la tela adhesiva al tórax11. Obtenga una radiografía12. Obtenga gases de sangre arterial y/ o inicie monitoreo con el oxímetro de pulso de acuerdo a lasnecesidades del paciente.Complicaciones: laceración o punción de órganos torácicos o abdominales, introducción de una infecciónpleural (empiema), daño a paquete vasculonervioso, neumotórax persistente, tubo tóracico puedeangularse, llenarse de coágulos, desconectarse del sello de agua, enfisema subcutáneo generalmente en elsitio del tubo, fuga aérea primaria, etc.
  9. 9. PERICARDIOCENTESIS1. Signos vitales del paciente deben ser monitorizados junto con el EKG antes, durante y después.2. Si el tiempo lo permite se efectua preparación quirúrgica del aérea xifoidea y subxifoidea3. Si es necesario colocar la anestesia local en el sitio de punción4. Se utiliza una aguja #16 o #18 o mayor con cubierta de plástico, la que se une a una jeringa vacía de35ml unida a una llave de tres vías5. Se evalua al paciente para cualquier desviación del mediastino que haya causado una desviaciónsignificativa del corazón.6. En un ángulo de 45° se punciona la piel, 1 a 2 cm por debajo del borde izquierdo de la unióncondroxifoidea.7. Cuidadosamente se avanza la aguja en forma cefálica dirigiendo la aguja hacia la punta de laescápula izquierda8. Cuando la aguja es avanzada más allá de la cavidad pericárdica, por ejemplo, dentro del músculoventricular aparece en el monitor de EKG una lesión conocida como “corriente de lesión” y otroscambios importantes de la onda ST-T o ensachamiento o crecimiento del QRS indica que la agujadebe ser retirada hasta que vuelva a aparecer el trazo basal del EKG. También pueden ocurriextrasístoles ventriculares secundarios a irritación del miocardio.9. Cuando la aguja penetra en el saco pericárdico lleno de sangre se deberá extraer la mayor cantidadposible de sangre no coagulada10. Durante la aspiración, el epicardio se acerca a la superficie del pericardio, así como la punta de laaguja; por lo tanto, puede volver a aparecer una corriente de lesión en el EKG.11. Después de la aspiración ha terminado la jeringa se retira dejando la llave de tres vías cerrada,unida al catéter, el cual queda dentro del saco pericárdico, asegurandolo en esa posición.12. Opción: Mediante la técnica de Seldinger se pasa una guía flexible de acero a través de la agujadentro del saco pericárdico , se retira la aguja y sobre la guía se pasa un catéter plástico #14. Seretira la guía metálica y se coloca la llave de tres vías en el catéter de plástico.13. En caso de persistir el taponamiento se abre la llave de tres vías y nuevamente se aspira el sacopericárdico. El catéter plástico queda dentro de él y puede ser suturado o fijado a ese sitio ,cubriéndolo con un pequeño áposito; esto permite una descompresión pericardica mientras elpaciente es llevado a cirugíaComplicaciones: aspiración de sangre del ventrículo, laceración del epicardio o miocardio ventriculares,laceración de una arteria o venas coronarias, producción de un nuevo hemopericardio, fibrilaciónventricular, neumotórax debido a punción de pulmón, etc.

×