Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
12 N PALENCIA EL NORTE DE CASTILLA
DOMINGO, 22 DE NOVIEMBRE DEL 2009
I. ANTOLÍN Y J. M. DÍAZ PALENCIA
En la primavera de 1...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Cesar1 1

513 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Cesar1 1

  1. 1. 12 N PALENCIA EL NORTE DE CASTILLA DOMINGO, 22 DE NOVIEMBRE DEL 2009 I. ANTOLÍN Y J. M. DÍAZ PALENCIA En la primavera de 1939 Barcelo- na era un caos provocado por la desbandada republicana. La Gue- rra Civil estaba en sus estertores, y cientos de miles de personas bus- caban transporte para huir a paí- ses considerados amigos o simple- mente iniciaban la marcha a pie hacia la frontera francesa. Cues- ta imaginar el ambiente de miedo y decepción que se respiraba en los últimos territorios bajo domi- nio del gobierno de la II Repúbli- ca Española mientras las tropas nacionales estrechaban el cerco. En medio de ese desconcierto ge- neral, un palentino en particular iniciaba su viaje al exilio, del que nunca volvería. César Muñoz Arconada nació en Astudillo el 5 de diciembre del año 1898. «Soy natural de Castilla. De la alta Castilla de tierras incul- tas, secas, duras, cocidas de sol y sed. A pesar de todo el aditamen- to que se me dio, no puedo disimu- lar mi ascendencia campesina...», escribió en 1936 en un artículo ti- tulado ‘Autobiografía’. Comienza su periplo en el exilio con un bre- ve paso por campos de concentra- ción en Francia, para recalar fi- nalmente en Moscú, antes de la ce- lebración del Primero de Mayo de 1939. Allí, contrajo matrimonio con la también exiliada española María Cánovas, cuyo dominio del idioma ruso le sería de gran ayu- da. Fallecería en esa misma ciu- dad el 10 de marzo de 1964 La vida de Arconada estuvo li- gada desde muy joven al periodis- mo y la literatura. Su padre ya era cronista en la prensa local, y él mismo publicó artículos en El Dia- rio Palentino. Ya en Madrid, en donde se convirtió en funcionario de Correos, fue redactor jefe de la revista ‘La Gaceta Literaria’, pu- blicación de vanguardia de la Ge- neración del 27, en donde entró en contacto con algunos de los pro- motores del fascismo español como Ernesto Giménez Caballero o Ramiro Ledesma. Pero en 1931 se afilia al Partido Comunista, co- laborando con Herrera Petere en la revista ‘Octubre’, que dirigía Rafael Alberti. Devoto de Greta Garbo, le dedicaría una de sus obras, ‘Realidad y fantasía en vida de Greta Garbo’, libro que fue re- cibido por la crítica de la época como «creación muy notable y pro- sa magnífica», convirtiéndose pronto en un éxito editorial que llegó a publicarse en el extranje- ro (se ha reeditado recientemen- te). Sus orígenes familiares se ven reflejados en las obras ‘Los pobres contra los ricos’ o ‘Reparto de tie- rras’, crónicas de la lucha de cla- ses en el campo español, reflejo de un tiempo de agitación entre los campesinos. Vivió el comienzo de la Guerra Civil en el frente del nor- te por una casualidad, y trabajó como corresponsal enviando sus crónicas a ‘Mundo Obrero’. Buena parte de la producción literaria y epistolar de César Mu- ñoz Arconada ha sido localizada y publicada a lo largo de los años, pero algunos retazos de su ulterior producción siguen siendo total- mente desconocidos, ya que se han conservado desde su muerte en los archivos oficiales de la Unión So- viética sobre la Guerra Civil espa- ñola. La mayor parte de esta docu- mentación, referida a las relacio- nes de la antigua URSS con la Re- pública Española y sus exiliados, está siendo ahora copiada y tras- ladada a España, en un lento pro- ceso que se inició en el año 2005, merced a un acuerdo del Gobier- no español con las autoridades de César Muñoz Arconada, en 1940./ EL NORTE En los archivos de la antigua Unión Soviética que viajan hacia España se encuentran documentos inéditos del escritor palentino César Muñoz Arconada El regreso de los olvidados Arconada nació en Astudillo en 1898 y murió en el exilio, en Moscú, en 1964 Los documentos podrán consultarse en el Centro de la Memoria Histórica Todavía hoy algunos retazos de su producción siguen siendo desconocidos

×