Apuntes para Emprendedores

772 views

Published on

Esta es una colección de apuntes sobre el tema de emprendimiento, útil para el futuro creador de empresas...http://www.fortesolutions.freeiz.com/

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
772
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
50
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Apuntes para Emprendedores

  1. 1. 2013 Ing. Freddy Silva Apuntes para Emprendedores http://ing.freddy.web44.net/ 21/01/2013
  2. 2. Hola amigos, Acá comparto una recopilación hecha sobre este tema del emprendimiento. Att. Ing. Freddy Silva http://ing.freddy.web44.net/ “Un hombre con una idea es un loco hasta que triunfa” Mark Twain Sé que será de utilidad a todo nuevo o futuro creador de empresas. He ido corrigiendo algunos errores ortográficos de estos apuntes, sé que hay más y que se necesita ir ordenando los espacios, tamaño y tipo de letra, lo cual iré corrigiendo, pero desde ya comparto esta información.
  3. 3. Contenido:
  4. 4. martes, 26 de junio de 2012 15:00 8 Características que Debe Tener un Emprendedor antes de Iniciar un Negocio Hoy expandiremos con mayor detalle algunas de las características indispensables y fundamentales que necesitas desarrollar previo a iniciar tu negocio. Esta lista seguramente te servirá como una de guía de auto-evaluación para saber si estas listo para lanzarte a la aventura de iniciar tu empresa propia. 1. Debes tener una motivación correcta. ¿ Porqué deseas iniciar un negocio propio ? Identifica tus razones más profundas y descubre si son las razones correctas para llevarte al éxito. Algunas motivaciones correctas son libertad financiera, deseo de superación personal, ser tu propio jefe, etc. Sin embargo, pensar que simplemente tienes un "buen producto" entre manos o el aburrimiento en tu trabajo actual podrían ser motivaciones un tanto equivocadas. 2. Debes tener carácter para tomar decisiones. ¿ Te consideras una persona que tiene pleno control en sus decisiones ? ¿ Eres capaz de evaluar con cautela y a la vez firmeza los pasos a dar en tu proyecto ? Como dueño de tu propio negocio estarás siempre tomando decisiones de todo tipo y es importante que tengas la capacidad para hacerlo de la forma correcta. 3. Debes desarrollar liderazgo. ¿ Consideras que algunas personas te admiran y te siguen ? ¿ Tienes la capacidad de motivar e inspirar a otros a hacer o dejar de hacer cosas ? Hay una gran diferencia entre un gerente y un líder y está ultima es una de las cualidades más importantes de todo empresario exitoso. Una persona insegura, temerosa y poco ejemplar encontrara cuesta arriba el éxito en una pequeña o mediana empresa. 4. Debes ser disciplinado. La disciplina es el timón de todo proyecto. Respetar las normas. Respetar los tiempos y conocer las reglas son hábitos clave para el éxito de todo proyecto empresarial. Un buen líder desarrolla la disciplina que sus colaboradores también respetarán. 5. Debes desarrollar excelentes relaciones humanas. ¿ Te gusta la gente ? ¿ Tienes la capacidad de entablar afinidad con las personas ? Esta es una cualidad importante de todo director empresarial. Recuerda que constantemente estarás tratando con clientes, con proveedores, con empleados y deberás no solamente aprender a manejar adecuadamente las relaciones sino a disfrutar y hacer amigos. 6. Debes estar dispuesto a trabajar con fortaleza. Un negocio propio exige mucho trabajo y esfuerzo de tu parte. ¿ Estas dispuesto a renunciar a los horarios y a los días festivos para levantar tu negocio ? Si eres una persona que gusta de los descansos largos y eres indisciplinado con los horarios probablemente debes postergar un poco el inicio de tu empresa. Un negocio propio si bien te brindará enormes satisfacciones, al
  5. 5. principio deberás estar dispuesto a invertir una buena dosis de tiempo y trabajo así como mucha fortaleza para soportar la tensión y el estres que genera. 7. Debes estar dispuesto a un nivel de vida más bajo (temporalmente). Cuando inicias una empresa, las ganancias no vienen inmediatamente. Deberás trabajar arduamente y hacer enormes sacrificios antes de que puedas disfrutar de la utilidades y comprarte un auto nuevo. Muchos emprendedores cometen el grave error de esperar que con 6 meses, su negocio les pague sus cuentas y les compre una casa. Un buen emprendedor sabe que deberá ajustar su nivel de vida y postergar la recompensa hasta que el negocio este caminando saludablemente. 8. Debes ser buen administrador. La mayoría de empresas que fracasan lo hacen por una mala administración. Gastos excesivos, pocas ventas, exceso de personal, gastos privados desmedidos, mal control de los costos, endeudamiento y mil pecados más en la administración del negocio son los causantes de la mayoría de fracasos empresariales y personales de mucha gente. Si aún no te consideras un buen administrador, inscríbete en un curso de administración de pequeñas empresas y practica fielmente lo que allí aprendas. Será la mejor inversión que puedas hacer en tu futuro negocio. Y un consejo final: no te apresures. Muchas veces el entusiasmo y la energía por iniciar nuestra empresa pueden traicionarnos sino estamos preparados. No pasará nada si esperas 6 meses. Toma los cursos que consideres necesarios: administración, finanzas y contabilidad, presupuestos, planificación y desarrollo humano. Recuerda, un buen emprendedor y propietario de negocio está siempre aprendiendo y actualizando sus conocimientos. Así que ¿ Estás listo para iniciar tu negocio ? Cuéntanos.
  6. 6. jueves, 19 de enero de 2012 14:04 8Características de Un emprendedor A partir de una pregunta: ¿Que se necesita para ser unemprendedorverdadero?, empecé a pensar en las siguientescaracterísticas a tener en cuenta: En la parte de motivación: 1. Capacidad de compromiso: Tanto consigo mismo, como con los demás. 2. Vocación por el trabajo: Todos los días, casi todo el día hasta sacar las iniciativas adelante. 3. Constancia: Que se puede juntar a la perseverancia y a la fe. Si el emprendedor no cree en sí mismo y en su proyecto, está destinado a fracasar. 4. Empuje: Es la capacidad de sacar las iniciativas adelante, el nivel de sacrificio y entrega y las ganas por cumplir los sueños. 5. Coraje físico y un gran entusiasmo para toda clase de ideas: La pasividad no es una característica de un emprendedor, el entusiasmo y el movimiento continuo sí. En cuanto al saber: 1. Conocimiento: Ser emprendedor, requiere conocimiento en los temas que se van a desarrollar en los proyectos o actividades, sea cuales sean. 2. Cultura: En un sentido amplio, saberse adaptar a las diversas situaciones y saberse comportar ante las circunstancias. Existen otras capacidades no tan evidentes: 1. Capacidad de asociación: Una idea grande, difícilmente se desarrolla por una persona, lacapacidad de asociarse (bien) es clave en el éxito.
  7. 7. 2. Capacidad de mando: Ser el jefe no es sinónimo de poder, ser el guía o líder si lo es.... 3. Visión: Donde otras personas ven un problema o una dificultad, un verdaderoemprendedor ve una oportunidad..... 4. Generación de Ideas: Es necesario tener ideas, replantearlas e implementarlas constantemente. 5. Capacidad de asumir riesgos: El que no arriesga.... No gana. 6. Capacidad de medir el riesgo: Saber exactamente a que estoy jugando y cuales son mis oportunidades, debilidades y fortalezas. 7. Capacidad de autocrítica: Nadie es perfecto, aprender de los errores y ser consciente de ellos es fundamental. 8. Independencia: Para tomar decisiones y dar mandatos: Es la idea de emprender,conseguir metas propias. Otras características: Capacidad de entender los procedimientos legales, crediticios y financieros que se presenten Capacidad de innovar y responder ante la adversidad Muchas veces he encontrado que una persona emprendedora debe ser sociable, encantador y debe tener capacidad de convocatoria. Lo importante, es hacer valorar tu trabajo, y hacer valerte como persona como ser intelectual y humano. Muy importante: Inteligencia y capacidad de análisis.... Una de las grandes ventajas que tienen los nuevos emprendedores es que son soñadores y por lo general no están contaminados con la totalidad de los riesgos. Son más agresivos que sus competidores al establecer una estrategia clara y poseer objetivos definidos. ¿Qué es un emprendedor? Es un individuo que es capaz de de acometer un proyecto que es rechazado por la mayoría. Sabe interpretar las características reales del entorno a pesar de que no son aparentes a su competencia. Es capaz de luchar ante cualquier inconveniente que se le atraviesa a su estrategia y no le teme al fracaso. Además, es capaz de crear un grupo con motivación que le da la estructura requerida. Para muchos el éxito es considerado como un factor de suerte y encierran sus lamentaciones en la poca dicha que han obtenido. Estos representan lo
  8. 8. opuesto emprendedor. No son capaces de aceptar las razones reales que producen la riqueza y siempre serán inconformes de oficio e inconformes con sus oficios. Todos tenemos el potencial, solo falta arrancar para salir adelante Autor: Alejandro Jáuregui G jueves, 24 de mayo de 2012 6:37 10 Mandamientos de los empresarios Chinos Un concepto interesante es el de los 10 mandamientos o principios que siguen los Chinos a la hora de crear una empresa. 1. Reducir la inversión inicial: Para empezar la clave está en encontrar un buen local comercial, pero barato. 2. Empezar cuanto antes: Mientras en nuestra cultura la postergación es una constante, los Chinos se plantean una meta y ahorran todo lo necesario para juntar el dinero necesario. Una vez completan su capital inicial empiezan su negocio sin darle tantas vueltas al asunto. 3. Estar siempre abiertos al cambio: Su cultura es desapegada, cuando un negocio no marcha bien sencillamente lo cambian. Se adaptan fácilmente a los cambios, a las nuevas tendencias y a cualquier novedad en el entorno. 4. La competencia es sana: La competencia no es un factor que moleste a los Chinos, todo lo contrario, para ellos de la competencia nace el negocio. Cuando un nicho de mercado es rentable todos se lanzan hacia el. Aseguran que si los chinos se agrupan una misma zona, la gente vendrá a comprarle a ellos y a sus amigos. 5. Ser ambicioso: Son poco conformistas, siempre están buscando expandir sus negocios y empezar nuevas empresas. 6. Seleccionar el personal adecuado: Prefieren trabajar con otros Chinos porque encuentran en ellos la eficiencia y el compromiso que requieren sus empresas. Su cultura es la de trabajar por objetivos, y no por horas o por días, un interesante concepto poco visto en la cultura laboral de nuestros países. 7. Paga tus impuestos, aunque nadie se lo crea: Les gusta ser tratados con igualdad por las leyes del país donde operan, y no buscan que se les otorgue algún tipo de beneficio o régimen especial. Tratan de hacer las cosas legalmente y con ética porque saben que de esta manera sus negocios serán sostenibles. 8. Dale a tus clientes lo que necesitan, aunque no los entiendas: Los clientes de negocios Chinos se sienten a gusto en sus establecimientos porque encuentran en ellos lo que buscan. Eficiencia, compromiso, horarios extendidos, etc. Eso quieren los clientes y eso le dan los Chinos. 9. Apoyarse unos a otros: Los Chinos prefieren iniciar sus negocios con capital proveniente de familiares y amigos en lugar de pagar intereses a los bancos.
  9. 9. 10. Estar siempre en búsqueda de nuevas oportunidades de negocio: Cuando un nicho de mercado ya esta saturado salen a buscar nuevos mercados. Es muchísimo lo que se puede aprender de la cultura empresarial China, sin duda es admirable su capacidad para trabajar en pro de sus objetivos y siempre buscando apoyarse entre ellos... ¿Qué opinas? Pegado de <http://inteligenciafinanciera.blogspot.com/2012/05/los-secretos-del-exito-de-los.html> viernes, 30 de diciembre de 2011 11:38 12 habilidades imprescindibles del emprendedor Enviado Por el lic. Radhames Mireles Un negocio personal es el reflejo de su propietario. Si su mente está desordenada, el negocio lo estará también. Si el emprendedor no desarrolla su talento, su negocio carecerá de él. Si el negocio tiene que pasar a otro nivel, el emprendedor deberá hacerlo antes. Voy a compartir contigo diez fórmulas (y media) para convertirte en un emprendedor de éxito (vamos, el top ten de las habilidades). El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, usó la PNL para conducir a su equipo a la victoria en la final de la Champions Leage 2009, en Roma. Diez minutos antes de salir al terreno de juego, el equipo visionó un corto con imágenes del club y una música de gran impacto emocional. La conjura de los «gladiadores» modernos. Ganaron la final. Del mismo modo, como tu entrenador de dinero que soy, te animo a que leas las siguientes «12 habilidades imprescindibles del emprendedor» con la siguiente música de fondo: «Suite: Raiders of the lost ark», el tema central de la película En busca del arca perdida, de Indiana Jones. (Yo la estoy escuchando ahora mientras escribo esto, no es broma). ¡Sentirás la adrenalina! 1. Comercial. Lo primero es aprender a vender. No saber vender sale muy caro. Hoy más que nunca, no hasta con ser excelente profesionalmente, es preciso además ser muy comercial. Es incompatible estar en los negocios y darle la espalda a la habilidad número uno: vender Así que no puedes estar en los negocios si ignoras o desprecias la Venta. La razón por la que hay más empleados que emprendedores es porque la venta tienen pocos fans. Todo el mundo se apunta a comprar; pero muy pocos se apuntan a vender. Por ejemplo, escribir un libro es menos complejo de lo que parece; pero venderlo es más complejo de lo que parece. Cualquiera puede escribir un libro pero no todos saben venderlo. 2. Marketing. El arte de crear interés en una propuesta. Hay definiciones mejores pero lo que importa es que tu audiencia sepa que existes y que desee ser tu cliente. El
  10. 10. mejor marketing que conozco es crear las condiciones para que las personas deseen comprarte antes de que tú tengas que venderles. Que ellos te encuentren a ti en lugar de que tú tengas que encontrarles. Que te conozcan antes de que tengas que explicarles quién eres. 3. Desarrollo de productos y servicios. Planifica cada año las mejoras de tu negocio personal. Piensa en nuevas fuentes de ingresos y en ampliar tu propuesta. Aplícate en la planificación, es decir, marcarte metas con fechas y organizarte para cumplirlas. ¿Sobre qué productos o servicios? Te responderá Paul Zane Pilzer, economista: «Hoy el 95% de nuestra economía produce productos y servicios que no existían hace 50 años, y las mayores oportunidades de mañana estarán en sectores donde hoy nuestra economía está ausente». Mira hacia delante, no hacia atrás. Preveo profesiones «muy raras» en el futuro que no parecerán un trabajo pero con mucho porvenir. 4. Gestión óptima del tiempo. De hecho, gestionar el tiempo es imposible, tienes el que tienes, ¡quien debe gestionarse eres tú! Levántate temprano, aprovecha el inicio del día para inspirarte. Cuando tú te levantas hace horas que algunos ya están meditando, ejercitándose o ganando dinero. Evita la tentación de hacer tareas improductivas en detrimento de las que son importantes. Es mejor que trabajes poco en lo que cuenta que mucho en lo trivial. El tiempo es tu mayor activo, vale más que el oro porque es escaso y no se puede recuperar una vez se ha gastado. 5. Habilidad para hablar en público. Es fundamental desenvolverse bien con audiencias, sean grandes o pequeñas, y saber transmitirles tu mensaje. Toma un curso de oratoria, o varios. En las universidades norteamericanas se enseña como una habilidad básica. El mundo es de las personas que se atreven a tomar la palabra y, haciendo uso de ella, son capaces de influir en los demás. Hablar en público, como todo en la vida, puede aprenderse por cualquiera practicando (los oradores no nacen, se hacen). La oratoria es una disciplina que puede aprenderse por todos practicando. 6. Habilidades para la comunicación interpersonal. Si quieres que crezca tu negocio deberás aprender a tratar a la gente: escucharla, entenderla, aceptarla, ayudarla. De nada sirve crear un buen producto o servicio, desentenderse de los clientes y parapetarse detrás del escritorio alejado de las personas. Sea lo que sea a lo que te dedicas, empieza y termina con la persona que atiendes. En la escuela desarrollaste tu coeficiente intelectual, pero es tu responsabilidad desarrollar tu coeficiente emocional. 7. Informática e Internet. Los ordenadores personales llegaron en los años ochenta para quedarse. La tecnología es una de las mayores palancas que conozco para conseguir más con menos esfuerzo. Imagino que eres usuario, pero deseo persuadirte de que des un paso más y te conviertas en «usuario avanzado». Usar con soltura un navegador de Internet así como un paquete ofimático (hoja de cálculo, tratamiento de textos...) es el mínimo. Contrata un consultor informático que te ayude a sacar más partido de tu equipo. Sea cual sea tu nivel, no creo que me equivoque si afirmo que no
  11. 11. aprovechas ni el 10% del potencial disponible. Es como conducir un Ferrari y no pasar de la primera marcha. 8. Auto formación continúa. En el siglo XX una licenciatura te preparaba para vivir de lo aprendido por el resto de la vida. En el siglo XXI no. Según la OCDE, en 5 años el conocimiento actual sobre las cosas quedará obsoleto. La persona que no mejora sus habilidades y conocimientos cada año, empeora y se queda un año atrasada respecto al resto. Una persona que no se recicla, en apenas unos años, queda fuera de mercado. Reaprender no es opcional, es vital. En esta época tendrás que educarte a ti mismo — empezando por la educación financiera—. Por eso, recomiendo la lectura intensiva: un libro a la semana. ¿Qué clase de libros?: ensayos —no ficción— (95%), biografías de gente excelente (4 %) y novela —ficción— pero con información de fondo útil (1%). En fin, libros como el que estás leyendo ahora, que te enseñen y que te ayuden a mejorar. El analfabeto de hoy día no es quien no sabe leer, sino el que no ha aprendido a aprender (he trinchado la cita de Alvin Toffler pero aun así se entiende). 9. Inglés. De momento es el idioma de los negocios. Es el idioma de tus clientes fuera de las fronteras de tu país. Hace mucho, cuando los mercados eran locales, no importaba mucho conocer otras lenguas, pero el mercado global habla inglés. La mayoría de webs están en ese idioma y muchos de los libros que te conviene leer en tu profesión también lo están. Si quieres adelantarte al futuro, consigue que tus hijos aprendan chino. Será el idioma de los negocios y el de los económicamente poderosos (para mediados de este siglo). 10. Actitud ganadora. Lo que significa mucho más que ser optimista. El optimismo es un estado mental, y la actitud ganadora es un comportamiento. El optimista cree que todo saldrá bien, y por ello vive en el mundo de las creencias no contrastadas. La actitud ganadora, además de irradiar optimismo, expresa la confianza en resolver los problemas cuando se presenten, y lo hace; vive en el mundo de los hechos probados. Confianza es optimismo en acción. Siempre he confiado en que la vida, o «el gerente cósmico», hará su parte; y yo me ocupo de hacer la que me corresponde a mí. 11. Metas. Trabajar con objetivos, desglosados en tareas, pasos intermedios y fechas asignadas es fundamental para el logro de objetivos profesionales. Nunca me cansaré de repetir que carecer de metas es como despegar en una nave sin un plan de vuelo y acabar a la deriva perdido en el espacio. Cada vez más personas se dan cuenta, al llegar a los cuarenta, de que sus vidas se están perdiendo. Las estadísticas dicen que muy pocos trabajan con metas de alguna clase, si es así no me extraña que el éxito sea tan infrecuente. ¿Qué hace el resto? Imagino que perderse en el espacio. Un estudio de la Universidad de Harvard en 1953 constató que sólo un 3% de los alumnos habían escrito sus objetivos profesionales con un plan específico para lograrlos. Al cabo de 20 años, estos graduados habían acumulado más riqueza que el 97% restante en conjunto. ¿No resulta asombroso el poder de las metas?
  12. 12. 12. Imaginación. El emprendedor visualiza nuevas realidades, invierte una parte de su tiempo en vislumbrar el aspecto de su negocio personal y en decidir cual es el siguiente nivel en su profesión. Es un visionario de su propia vida. Se hace grandes preguntas que le conducen a nuevos paradigmas. Sueña, crea el sueño, e invita a otros a sumarse a él y compartirlo. La creatividad es la fuente de riqueza ilimitada más segura que conozco; mientras el emprendedor desarrolle esta habilidad nunca le faltará nada. Garantizado. Ya puedes apagar la música, el tema principal de la película de Indiana Jones (gracias, señor Spielberg, por enseñarnos que podemos ser héroes de nuestra vida). ¿No te sientes ahora un par de palmos más alto? A lo que vamos, te aseguro que nadie nace con ninguna de las habilidades descritas arriba. Todos las aprendemos desarrollándolas con el sistema infalible de prueba y error, cayendo y levantándonos. En esto no hay discusión: tienes aquello que te concedes y careces de lo que tú mismo te niegas. Duro, sí; verdad, también. Pegado de <http://www.polisociales.com/app/noticias/3273--las-12-habilidades-imprescindibles-del- emprendedor.html> sábado, 14 de enero de 2012 14:22 10 CARACTERÍSTICAS DEL COMPORTAMIENTO EMPRENDEDOR JUEVES, FEBRERO 18, 2010 CHRISTIAN MEDINA SIN COMENTARIOS En un mercado complejo y dinámico como el actual, losemprendedores necesitan tener una gran cantidad de atributos positivos para destacar y lograr el éxito. Para nuestra fortuna, nosotros mismos podemos adoptar estas características si nos dedicamos suficiente tiempo y esfuerzo para mejorar continuamente.
  13. 13. Te dejo al alcance un cuestionario con el que sabrás que características del comportamiento emprendedor te falta reforzar. Cuestionario de las Características del Comportamiento Emprendedor Las 10 características del Comportamiento Emprendedor según David McClelland son las siguientes: Necesidades de Logro 1. Ser persistente.  Actúa frente a un gran desafío.  Actúa repetidamente o cambia de estrategia para hacerle frente a un reto o para superar obstáculos.  Se responsabiliza personalmente por hacer todo lo necesario para alcanzar las metas u objetivos. 2. Buscar oportunidades e iniciativa.  Actúa antes de que se lo pidan o antes de ser forzado por las circunstancias.  Se aprovecha de las oportunidades poco usuales. 3. Correr riesgos calculados.  Calcula riesgos deliberadamente y evalúa alternativas.  Toma la acción para reducir riesgos o controlar los resultados.  Se coloca en situaciones que conlleve un reto o un riesgo moderado. 4. Exigir eficiencia y calidad.  Se esmera por hacer las cosas mejor, más rápido o más barato.  Actúa para garantizar que se cumplan o se excedan las normas de excelencia.  Desarrolla o utiliza procedimientos para cerciorarse que el trabajo se termine o que se llene los requisitos establecidos. 5. Cumplir sus compromisos.  Recurre a sacrificios personales o se esmera en forma extraordinaria para terminar un trabajo.  Colabora con su equipo de trabajo, si es necesario, para terminar un trabajo.  Se esmera por mantener satisfechos a sus clientes, tanto internos como externos, y valora la buena voluntad a largo plazo por encima de las ganancias a corto plazo. Necesidades de Planificación 6. Planificar sistemáticamente.  Planifica dividiendo las tareas grandes en sub-tareas con tiempos de entrega establecidos.  Constantemente revisa sus planes para tomar en cuenta resultados obtenidos.  Mantiene registros financieros y los utiliza para tomar decisiones. 7. Buscar información.  Personalmente procura información.  Consulta a expertos en las áreas que le interesa. 8. Fijar metas.  Fija metas y objetivos que tienen significado personal y conllevan un reto.
  14. 14.  Tiene visión clara y específica a largo plazo.  Fija objetivos medibles a corto plazo. Necesidades de Poder 9. Ser persuasivo y construir redes de apoyo.  Se vale de estrategias deliberadas para influir y persuadir a otros.  Usa a personas claves como medio para alcanzar objetivos propios.  Desarrolla y mantiene una red de contactos (Networking). 10. Autoconfianza e independencia.  Busca autonomía de las reglas y el control de otros.  Atribuye a si mismo y a su conducta las causas de sus éxitos y sus fracasos.  Expresa confianza en su propia habilidad para terminar una tarea difícil o hacerle frente a un desafío. Pegado de <http://blogeducacionfinanciera.blogspot.com/2010/02/las-10-caracteristicas- del.html> martes, 29 de mayo de 2012 6:56 10 Secretos de los empresarios Chinos Por A.Carlos González . Ya publicamos en un anterior artículo el documental completo "El secreto de los nuevos ricos chinos", cortesía de Equipo de Investigación de Antena 3. Nos centramos en los 10 mandamientos chinos del emprendedor y explicaremos cada punto para, que de esta forma, no lleguemos a pensar que su forma detener éxito en los negocios es debida a la suerte, a la explotación o simplemente por casualidad. Comprobaremos que su cultura está basada en el honor, el trabajo duro y en definir una meta a medio-largo plazo. Cualquier chino, empresario o no, considera una "vergüenza" trabajar toda la vida para otra persona, y es por eso que llevan el emprendimiento en la sangre. Con esta actitud y con algún sacrificio inicial, ellos marcan la diferencia y hacen posible que su país esté a punto, si es que no lo ha conseguido ya, de convertirse en la primera potencia económica mundial, mientras que en la mayoría de países, preferimos darnos algunos lujos que en un futuro hace que vivamos cerca del umbral de la pobreza. He aquí los 10 mandamientos chinos. 1. Elegir un buen local, en buen sitio, pero barato. Parte del éxito de los chinos radica en la posición de sus negocios. No se molestan en hacer un plan estratégico, pero usan el sentido común para saber si el local tendrá éxito según el paso de gente que haya por la zona.
  15. 15. Son negociadores natos, por lo que buscarán probablemente un tipo de local cuyo dueño no haya sabido sacarle provecho, fallando en el tipo de negocio que montó. Negociarán el precio sin piedad. ellos saben lo que están dispuestos a pagar, y no pagarán ni un euro más de lo que tenían pensado. La ventaja para el arrendatario es que sabe que la comunidad china tiene hasta hoy día un 0% de impagos. No se conoce actualmente ni un emprendedor chino que haya fallado en el alquiler. 2. Comenzar a emprender cuanto antes. La edad media del emprendedor chino está en los 23 años, aunque algunos lo hacen con 18. No tienen miedo y saben que lo peor que les puede ocurrir es que el negocio fracase, lo cual les dará experiencia para el próximo negocio. El hispano no emprende en la mayor parte de los casos por ese miedo, y ellos consideran que tener miedo es un freno innecesario. 3. No tener apego al negocio. Si no funciona, se cambia. No les gusta luchar contra-corriente. Si un negocio no marcha bien, no esperan a acumular pérdidas. Un chino quiere que su negocio le comience a dar beneficios durante los dos primeros meses, y el negocio debe crecer mínimo un 20% durante los siguientes 6 meses. De no ser así, no dudarán en echar la persiana y cambiar el tipo de negocio. El hispano suele cometer el error de querer levantar el negocio "por narices", y cuando quiere acordar, termina cerrando con una acumulación de deuda asombrosa. Como ya decía Donald Trump, un negocio es un negocio, no es un hijo. 4. La competencia es sana. Mientras el hispano le asusta que le abran un negocio similar delante de él, el chino se alegra. Sabe que cuantos más negocios de ese tipo se abran, es señal de que acertó con el negocio y va en el buen camino. Los propios chinos se llaman entre sí para habitar calles desérticas y llenarlas con sus negocios. En 4 meses pueden llegar a crear un ChinaTown, haciendo calles comerciales donde antes solo había locales cerrados. "Si conseguimos llamar a los clientes, cuando vengan, no solo me comprarán a mí, sino que aprovecharán y comprarán también en el negocio de mi amigo." 5. No conformarse con un solo negocio. Un problema que tiene el emprendedor hispano es que al tener un solo negocio, termina convirtiéndose en esclavo de su negocio. El chino emplea una estrategia distinta, y es que cuando le dedica mucho tiempo a un solo negocio, aún siendo buena señal, ya que sabe que tiene un negocio rentable, suele abrir uno o dos negocios más. De esta forma ya no puede estar todo el día dedicado a un solo negocio, y automáticamente pasa a ser un empresario en toda regla. 6. Para trabajar, mejor chinos. Explicamos este punto, ya que en el documental no hacen referencia. Donde nosotros vemos explotación, cuando un trabajador chino cobra 20€ al día sin asegurar, ellos ven una
  16. 16. colaboración empresarial, y es que cada trabajador que comienza junto a un emprendedor chino, con el tiempo, el mismo emprendedor financiará el proyecto de sus empleados. Un chino no es explotado, digamos que ayuda al empresario a crecer y a levantar el negocio. Cuando el negocio marcha bien y estos trabajadores ya tienen experiencia, se lanzan al emprendimiento y contratan nuevos trabajadores por un escaso sueldo. Estos trabajadores, en unos 5-6 años iniciarán su propio negocio. Los chinos son trabajadores, ahorradores y en una comunidad en toda regla. Su cultura basada en el honor, hace que no tengan miedo de ser traicionados por una persona a la que ayudaron y dieron trabajo. De darse un caso de este tipo, el chino sería expulsado de la comunidad y jamás recibiría apoyo por ningún miembro, de hecho, le invitarían a salir del país "licenciado con deshonor", como en el ejército. 7. No pedir jamás un préstamo al banco. La familia y amigos no te cobran intereses. Este punto es impensable en España, debido a nuestra cultura. El chino trabaja y ahorra durante años sin tener ningún tipo de gasto en ocio. Como se dice en el documental, si un chino necesita 15,000€ para abrir su negocio, en cuanto tenga 15,100 se lanzará. De necesitar algo más, pedirá el dinero a sus familiares, amigos o a su propia "competencia" y recibirá la financiación sin problema, pero pedir dinero al banco, jamás. 8. Cuando un sector está saturado, busca otro. Detectar oportunidades de negocio. España atraviesa una crisis tremenda, los negocios cierran, no hay financiación y alcanzamos los 5 millones de parados. El sistema falla mientras que los chinos abren negocios rentables, dan trabajo, crecen y hoy día son el sector que por habitante, más seguros de autónomos paga. Ellos no ven la crisis, todo lo contrario, ven muchas Ideas de Negocio. Allá donde cierra un negocio español por falta de rentabilidad, ellos lo cogen y lo hacen rentable. China entró con restaurantes especializados en "comida china", y con la entrada de la crisis, cierto es que algunos tuvieron que cerrar, aunque otros están en plena expansión. Cambiaron el sistema de negocio por céntricos bazares o tiendas de todo a cien, donde al ser servidos por su propia gente, consiguen unos precios que hacen competencia a los bazares españoles. Ahora han visto la oportunidad de negocio en los bares españoles, donde uniendo la amabilidad, limpieza del local y atención desmedida hacia el cliente, están teniendo un éxito bien merecido. En pocas palabras, encuentran oportunidades de negocio en un país donde nosotros no somos capaces de encontrarlas. 9. Dale a tu cliente lo que necesita, aunque no lo entiendas. Algo que distingue al emprendedor chino, es que con un solo cliente que pregunte por un producto que ellos no tienen, a las pocas horas ya están buscando el proveedor que les sirva este producto. Escuchan al cliente siempre e intentan abastecerle de todo tipo de productos, algunos más demandados y otros menos, pero si hay algo que se pueda vender y un solo comprador, ¿por qué perder una venta?.
  17. 17. 10. Trabajo y ahorro aunque vivas en malas condiciones durante unos años. ¿Por qué ellos consiguen ahorrar y nosotros vemos un grave problema para conseguirlo? La respuesta es sencilla, y es que ellos están dispuestos a asumir sacrificios por los que nosotros no pasaríamos jamás. Viven en casas de 70 metros cuadrados 20 personas, por lo que el alquiler les sale muy barato. No tienen deudas bancarias, que son nuestro peor enemigo. Por eso, como bien se dice en el documental, si un chino cobra 600 euros, tranquilamente puede ahorrar 550€. No salen, no se dan lujos, y aún teniendo dinero, no viven como ricos. Una vez que alcanzan la meta, ya se permiten todos los lujos por los que un día lucharon. Son una comunidad envidiable y de la que tendríamos mucho que aprender, ya que es más que evidente que sus sistema funciona. Pegado de <http://www.negocios1000.com/2011/05/los-10-mandamientos-chinos-del.html> Consejos para emprender una empresa domingo, 18 de marzo de 2012 7:14 En un mundo como en el que vivimos en el que muchas personas optan por emprender como salida profesional, se hace necesario tener en cuenta algunos consejos para emprender una empresa que ayudarán a tener el éxito un poco más cerca. No necesariamente tienes que "descubrir el agua azucarada" pero sí poner mucha atención y estar dispuesto a aprender y mejorar día con día. El siguiente es un compendio de conceptos que ponen en práctica los emprendedores más exitosos del mundo y que tu puedes disfrutar sin costo, gracias a la magia del Internet: 1. Hay que ofrecer un servicio adaptado al cliente. Puesto que un cliente contento es un cliente que siempre vuelve, es imprescindible que lo que el emprendedor le ofrezca sea justo lo que esté buscando. Por tanto, adaptaremos nuestra oferta a sus necesidades 2. Analizar bien el entorno en el cual nos moveremos. Es imprescindible hacer un estudio previo de todas aquellas empresas que ofrecen el mismo
  18. 18. producto o servicio que nosotros y que nos pueden ofrecer competencia por proximidad 3. Analizar al resto de las empresas competidoras. Estudiar sus precios, qué ofrecen y cómo lo hacen. Entonces, nosotros aportaremos la diferencia de calidad con el resto. Estudiarestrategias agresivas de ventas, innovar dentro de nuestras posibilidades. Debemos marcar la diferencia con el resto de emprendedores 4. Una buena reserva financiera. Nos hará falta en los momentos en los que lo estemos pasando mal y necesitemos hacer frente a los pagos. Ahorrar siempre es bueno. 5. No hacer gastos innecesarios. En los primeros meses, gastar solamente en lo imprescindible para empezar. Lo que gastemos hoy, lo podemos necesitar mañana. 6. Estudiar bien el momento mas adecuado para empezar a emprender. No es lo mismo vender en una época del año que en otra, dependiendo del producto del que se trate. 7. Negociar con los proveedores. El éxito de nuestra empresa radica en que generemos ganancias y para ello, la materia prima ha de ser barata. Necesitaremos buscar el proveedor que nos ofrezca el mejor precio y negociaremos con varios a la vez, si hiciera falta. Un consejo es exigir que cumplan los plazos de entrega, mediante contrato, a ser posible y acordar indemnizaciones o rebajas en caso de incumplimiento. Otro punto importante al momento de emprender una empresa es la definición y el montaje de la idea. Soñar, visionar y planificar son elementos que deben trabajar en conjunto y por tanto es conveniente considerar otros sabios consejos: 1. Una idea bien realizada es una buena idea. Esto quiere decir que ideas, aparentemente absurdas, pueden tener un final feliz siempre que se rodeen de la infraestructura necesaria, es decir, publicidad, envoltorio, imagen de marca, un soporte sólido en forma de estudio de mercado. Algo nuevo e innovador puede convertirse en un éxito rotundo o en un fracaso si no se siguen estos consejos. 2. Tormenta de ideas. Necesitamos una buena colección de ellas y establecer una comparativa entre todas. Para ello, nos vamos a tomar el tiempo que necesitemos, mientras más recopilemos más ideasobtendremos, ya que nos sentiremos más inspirados. Una vez hecha la comparativa, analizar las que han quedado descartadas para saber que les falta para llegar a ser las adecuadas. 3. Probablemente, la primera idea nunca es la buena. Ya que viene cargada de desconocimiento acerca del mercado en el cual nos vamos a mover. Somos aún unos principiantes y necesitamos curtirnos un poco más. 4. Fijarnos en lo que hacen los emprendedores exitosos. Muchos de ellos han tenido éxito copiando y perfeccionando algo ya existente. Aportar nuestro punto de vista puede mejorar un producto y atraer nuevos clientes. Así mismo, podemos fijarnos en la forma de trabajar que tienen, su manera de publicitarlo, de ofertarlo y lo que es más importante, su mentalidad a la hora de competir.
  19. 19. 5. Nuestros mejores consejeros, somos nosotros mismos. Nosotros somos los que mejor nos conocemos y sabemos mejor que nadie lo que queremos hacer en la vida. No debemos dejarnos llevar por losconsejos de los demás que no conocen nuestras circunstancias personales ni nuestras metas. A veces, los que nos rodean nos pueden desanimar a aventurarnos en algo que, simplemente, desconocen. Si muchos hombres y mujeres de éxito hubieran hecho caso a su familia, probablemente, hubieran fracasado. Pegado de <http://www.google.hn/reader/view/?hl=es&tab=my#stream/feed%2Fhttp%3A%2F%2Ffe eds.feedburner.com%2FIdeasDeNegocios> miércoles, 10 de octubre de 2012 10:22 Cómo iniciar un negocio Enviado por Manuel Gross el 16/06/2010 a las 16:08 7 consejos para iniciar un negocio Todo inicio puede resultar arriesgado, por tanto, a continuación te presentamos 7 consejos a tener en cuenta al empezar un negocio: 1. Empieza poco a poco: Todo cambio drástico siempre resulta brusco por lo que, abandonar de golpe tu empleo seguro, para empezar un negocio, puede llenarte de pesadillas. Una transición gradual te dará tiempo para adaptarte, pensar, planear y trabajar en los problemas potenciales, lo cual aliviará mucha tensión. 2. Busca ayuda y asesoría profesional: El miedo a lo desconocido ha detenido a muchos emprendedores y empresarios potenciales. Y aunque no hay nadie que pueda responder a tus dudas con una certeza del 100% los expertos y asesores que hayan estado en tus zapatos te pueden dar mucho apoyo. 3. Planea tu proyecto de negocio: Vale más prevenir que curar y vale más planear que improvisar podríamos añadir. Un buen plan de negocios puede llevarte muy lejos y ayudarte a aliviar la tensión característica de cuando se inicia una empresa. 4. Ten confianza en ti mismo: Si no confías en tu planteamiento no podrás trabajar al 100×100 para sacarlo adelante, por lo que tómate todo el tiempo necesario para tenerlo claro. 5. Pon tu miedo a trabajar a tu favor: Que el miedo sea tu viento a favor y sea el que te obligue a confiar más y más en tu capacidad para llevar a cabo tu planteamiento. Utilizar el miedo como una herramienta motivacional significa analizar la causa de tu ansiedad, enumerar los factores y después actuar.
  20. 20. 6. Cambia tu mentalidad y prioridades: Lo principal no es ganar dinero sino disfrutar haciéndolo y aprender en el camino. Si tropiezas y te caes levántate y sigue caminando. 7. Cultiva relaciones con otra gente emprendedora: Conversar con otros empresarios que han pasado por lo mismo te ayudará a superar muchas de tus ansiedades. Enfócate en el éxito, acude a seminarios, eventos, exposiciones, capacitaciones, etcétera, también puedes unirte a alguna asociación empresarial. Habla con otros que hayan iniciado una empresa, pero que ya hayan dado un paso más allá que tu. Vía: apuntesgestión.com miércoles, 10 de octubre de 2012 10:09 10 consejos sobre cómo empezar una empresa Por Jesús Encinar 1. Empezar un negocio es algo muy serio. Es difícil hacerlo en tus ratos libres o por la tarde. Si de veras quieres empezar un negocio deja tu trabajo, reduce tus gastos y dedícate a ello a tiempo completo. Es la única manera de darle una oportunidad de éxito a tu idea. 2. En un proyecto lo más importante no es la idea sino el equipo que está detrás. Rodeate del mejor equipo del mundo y todo saldrá mejor. La mejor idea del mundo con un equipo mediocre no llega a ningún sitio, pero un equipo brillante puede hacer un gran negocio hasta de una idea mediocre. 3. Ten una discusión seria con tus socios sobre como repartir el capital y qué ocurre si alguno abandona el barco. Repartir el capital a medias y no tener un acuerdo de socios es una receta para conflictos y problemas más adelante. 4. Evita el reparto de capital a partes iguales, nadie aporta lo mismo que otros y al final es una fuente de problemas. Si tienes socios en el negocio tiene que estar bien claro que la empresa no es una comuna hippy. Alguien tiene que ser el jefe. 5. Nunca utilices el argumento “esto o aquello es justo” porque el concepto de justicia es subjetivo y dará muchos problemas de interpretación. Es mejor hablar de lo que es “razonable”. 6. Calcula tus necesidades de financiación con muchos meses de antelación. Cualquier negociación dura más de lo previsto y tu fuerza negociadora es nula si estás a punto de quedarte sin dinero.
  21. 21. 7. En los contratos legales importantes y ampliaciones de capital revisa tú mismo todos los cálculos y los números. Muchos abogados son abogados porque no les gustaban las matemáticas en el cole. 8. En el mundo ideal, una idea tiene poca inversión necesaria inicial, cash flows positivos desde el comienzo, activos reales, break even cercano y barreras de entrada reales. 9. No te preocupes de tener todo absolutamente atado y bien atado. Por muy brillante que una idea sea siempre hay alguien que puede venir con múltiples “que pasa si...". Es imposible que una idea guste a todo el mundo. Hasta las mejores oportunidades vienen con riesgos y cosas que pueden salir mal. Intentar encontrar (como inversor o emprendedor) una idea “que no puede fallar” es la inútil búsqueda del grial. Hasta el mejor negocio tiene riesgos que pueden hacerlo “fallar”. 10. Muchas pequeñas empresas y emprendedores pierden el sueño pensando “cómo va a reaccionar el mamut que tengo por competidor a mi entrada en su negocio” pero la realidad es que muchas grandes empresas no pueden hacer lo que hace un emprendedor porque tienen un distinto “perfil de riesgo”. Como emprendedor tú puedes equivocarte, hacer errores, arriesgar tu marca... Tú puedes fallar, ellos no. Ellos tienen más miedo a arriesgar su marca y su prestigio. Tu puedes hacer el ridículo, ellos no. Esa es tu ventaja. miércoles, 25 de enero de 2012 7:53 7 Razones para Renunciar a tu Empleo La “crisis económica mundial” ha levantado nubes de incertidumbre en todo el mundo y ha convencido a muchas personas de que ahora, más que nunca, deben proteger sus empleos. Es cuestión de perspectiva. Hace un par de semanas fue efectiva la renuncia a mi empleo en una de las compañías multinacionales más grandes del mundo. A continuación comparto contigo las 7 razones más importantes por las que tomé esta decisión —y por las que tú deberías hacer lo mismo—: 1. Es muy arriesgado Esto va en contra de todo lo que la sociedad enseña sobre la seguridad de un empleo. La mayoría te dice que tienes más seguridad en un trabajo que en tu propio negocio. Sin embargo, lo opuesto es verdad. La seguridad es un resultado del control y tienes más control en tu propio negocio que en un empleo.
  22. 22. En un empleo tu jefe puede despedirte y efectivamente desaparecer tu fuente de ingresos. Si tienes tu propio negocio tu estás al mando y puedes crear nuevas fuentes de ingresos cuando tu quieras. ¿Haz escuchado últimamente alguna noticia sobre despidos masivos? ¿Eso es más seguro que ser tú el que está al mando? 2. No es un intercambio justo. Si en tu empleo creas un nuevo producto o servicio para tu compañía, te pagan por el tiempo que invertiste en crearlo y no por el valor que genera. Si fracasa y provoca pérdidas para tu empleador, quizás no pase nada. O quizás te despidan. Si es un éxito y genera millones para tu empleador; no importa, seguirás recibiendo tu sueldo. Es más, el sistema que creaste seguirá creando valor para tu empleador aunque ya no trabajes para él y ya no recibirás ninguna compensación por tu trabajo. 3. Es aburrido y tedioso. En el ambiente corporativo es muy común tener que pasar por infinidad de procedimientos para lograr hacer tu trabajo. Aparte, muchos ambientes de trabajo no son muy alegres ¿Realmente disfrutas pasar 8 horas diarias en un cubículo gris? Y no digamos las reuniones “de trabajo” sin sentido. Tú sabes… esas reuniones para “ver cómo va el proyecto”. Las reuniones sin una agenda y un objetivo concreto son como la masturbación. Te hacen sentir bien, pero no es nada real 4. El valor que generas es reemplazable. ¿Cuántas personas están buscando un empleo? ¿Cuántas personas están tratando de crear su propio negocio? Evidentemente hay más personas en el primer grupo y eso lo hace ser un grupo más “competitivo”. Si estás haciendo lo que todos quieren hacer, fácilmente pueden encontrar a alguien más que lo haga. Lo que tú puedes proveer se vuelve menos valioso. 5. Es una experiencia limitada. Muchas personas abogan por trabajar en una empresa para aprender sobre una industria antes de iniciar su propio negocio. Hasta cierto punto esto puede ser útil. Sin embargo, tendrías que tener un trabajo en cada área de la empresa — ventas, mercadeo, producción, finanzas, etc.— para poder tener una experiencia integral de las áreas de una empresa. ¿Y cómo sabes cuando ya tienes suficiente experiencia en alguna de las áreas? Si tu plan es trabajar un tiempo para obtener experiencia es mejor que tengas en mente (1) un ámbito concreto en el que quieras adquirir experiencia y (2) cuando dejar de “aprender” y comenzar a “hacer”. Si no tienes claros esos dos puntos,
  23. 23. estás perdiendo tu tiempo. Estarías mejor aprendiendo a administrar un negocio propio y aprendiendo de tus errores. 6. Es subóptimo. Asumiendo que “óptimo” significa desarrollar tu potencial humano al máximo, el ambiente laboral está específicamente diseñado para lograr lo contrario. En el artículo “¿Qué es el Dinero?” expliqué como los ingresos óptimos provienen de entregar un valor genuino a la sociedad. En un empleo no puedes generar todo el valor que podrías generar por otros medios; simplemente hay muchos obstáculos. 7. No puedes conocer supermodelos y actrices. ¿Realmente crees que tu vida social debe girar en torno a tus compañeros de trabajo? No digo que haya algo de malo con ellos. De hecho, conocí a personas fantásticas en mi empleo pero hay muchas más personas afuera (aproximadamente 6 mil millones). Y como dice un amigo, no puedes esperar tener citas con una actriz de Hollywood si tu estás metido en una oficina 40 horas a la semana mientras ella está filmando su próxima película en Austria. Muchas personas pasan años trabajando porque creen que eso es lo que “tienen” que hacer. Aunque por dentro sienten la necesidad de hacer algo diferente y constantemente se preguntan si realmente eso es todo lo que obtendrán de la vida. Debes aceptar que difícilmente encontrarás un empleo que satisfaga tus verdaderas necesidades humanas. No aceptes de la vida menos de lo que te mereces. El primer paso es dejar de negar que no te gusta la realidad que estas viviendo y que sólo tú estás en la posición de cambiarla. Y no es tan difícil, sólo tienes que decir “renuncio”. ¿Y si fracasas? Como dice mi padre, hay una fórmula para medir el éxito de un hombre: es la suma de las decisiones acertadas más las decisiones equivocadas menos las que nunca tomó. Pegado de <http://economiapersonal.com/7-razones-para-renunciar-a-tu-empleo/>
  24. 24. Requisitos para un negocio exitoso domingo, 25 de marzo de 2012 7:09 Para poder emprender un negocio o empresa con éxito es necesario contar con ciertos requisitos. Según Karl Vespers, estos requisitos son cinco: 1. Conocimiento técnico Son los conocimientos que posee el emprendedor que le permitan crear, administrar y hacer crecer su negocio o empresa. En caso de que no los posea, o carezca de algunos, puede compensar ello contratando personal capacitado, o iniciar un proceso de capacitación. 2. Oportunidad Para poder crear un negocio de éxito, se necesita hallar primero una buena oportunidad. Para detectar una buena oportunidad, se necesita tener visión de negocios y capacidad de análisis, para diferenciar las posibilidades de negocios de las verdaderas oportunidades. 3. Contactos personales Contactos personales que le permitan al emprendedor poder contar con mayores facilidades para penetrar en los mercados, mayores facilidades para comercializar sus productos, para acceder a recursos financieros, etc. O, en todo caso, la posibilidad de que nuestros contactos personales nos presenten otros contactos que ellos posean, tales como proveedores, clientes, dueños de otros negocios, etc., que nos faciliten la creación y el desarrollo de nuestro emprendimiento. 4. Recursos Recursos que al ser transformados o utilizados, nos permita producir o comercializar con eficiencia nuestras productos. La obtención de buenos recursos (financieros, tecnológicos, humanos, etc.), es otra de la claves del éxito en la creación de un negocio. 5. Clientes con pedidos La razón de ser de un negocio o empresa es satisfacer las necesidades de los consumidores. Y sin cliente con necesidades, que puedan ser satisfechas por nuestros productos o servicios, el negocio no podría tener éxito. miércoles, 10 de octubre de 2012 10:28 11 consejos para nuevos emprendedores Junio 15, 2010 By: admin Category: Recursos Humanos Por: Eduardo Arcos – Hipertextual 1- 30% del trabajo es tener la certeza que lo vas a lograr. 2- …20% del trabajo es realmente no tener miedo a tomar decisiones arriesgadas.
  25. 25. 3- Trabajar para ti mismo implica no tener un jefe, pero también significa tener muchísimo más trabajo y no poder evitar el hecho de que sean las doce de la noche y aún estar haciendo tus labores. 4- Organiza tu tiempo de la mejor manera posible, es decir: tener horarios, intentar respetarlos al máximo para que trates de evitar el punto anterior (aunque a veces será imposible). 5- Yo creo que irte a dormir es perder el tiempo, pero duerme, descansa, en una hora de trabajo a las 4 de la mañana haces el 25% del trabajo que el tiempo equivalente a las 10 de la mañana. 6- Evita a toda costa las juntas o reuniones, son tóxicas, suena exagerado pero es real. Maneja a tus clientes de tal manera que el intercambio de información sea por escrito y vía email, usa el teléfono para comunicación rápida para que llegues a ese punto en que no sienta la necesidad de verte en una reunión. Utiliza el tiempo que gastarías en transporte, saludar, sentarte y conversar 10 minutos antes de empezar la reunión y los 10 minutos al terlminarla en trabajar en cosas de tu emprendimiento. Si no puedes evitar hacer una reunión procura que sea por medio de conferencia telefónica o un chat (donde quede registro de todo lo dicho). 7- Nunca subestimes el poder de la ingeniería social. Conocer a muchas personas siempre es bueno, mantener relaciones, actualizar a tus conocidos constantemente con lo que haces (un blog es perfecto para eso) resultan un imán para nuevos proyecto. 8- Dicho eso: No trates a tus clientes como amigos y no trates a tus amigos como clientes: las personas con las que trabajas por buena gente o amigos que sean, son clientes, dales el trato que merecen pero no esperes favores de parte de ellos (y viceversa) por eso. Así mismo a tus amigos no los trates como clientes, no esperes que te resuelvan tus problemas laborales porque alguna vez les hiciste un favor. No mantengas amistades sólo para tener una solución en caso que tengas problemas. 9- Ahorra lo más que puedas pero no escatimes en gastos para tus herramientas principales. Es mejor gastar mil dólares más en una laptop para trabajar bien y rápido a comprar la más barata (para ahorrar costos) y después de tres meses tener un equipo desactualizado que necesita ser reemplazado. 10- La procrastinación es el peor mal de una persona que no tiene jefe, no hay excusa. Si te ves más de 10 minutos leyendo The Superficial estás en problemas. 11- Si alguien te dice que lo que estás haciendo no va a tener resultado probablemente vas por el camino correcto ya que la mayoría de las ocasiones los consejos de amigos/conocidos intentan ser lo más complaciente posible y muchas veces lo nuevo asusta Por: Eduardo Arcos – Hipertextual
  26. 26. lunes, 02 de enero de 2012 7:10 Los diez consejos de Steve Jobs Publicado: 6 octubre 2011 | Autor: skinfire | Archivado en: Apple |Deja un comentario » 1.- Hacer lo que nos apasiona La vida es corta, eso lo escuchamos y lo repetimos constantemente, pero es poco lo que en realidad lo aplicamos… ¿Cuántas veces nos hemos sentido “atrapados” en trabajos que no nos aportan nada más que un sueldo (a veces que no da ni para vivir)? Si tienes que pelear contigo mismo cada mañana para levantarte de la cama e ir a la oficina, puede que tengas un problema, y no de pereza precisamente. “La única forma de hacer bien un trabajo es amando lo que haces. Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando. No desesperes. Como en el amor, sabrás cuando lo has encontrado”, decía Jobs en el discurso de Stanford. Así que si te sorprendes varias veces al día mirando el reloj y contando las horas de salir de la oficina… También estás en problemas. Cuando las cosas nos motivan, cuando nos apasionamos con algo, el tiempo se pasa volando, y trabajar da un gusto y satisfacción tan grandes que son como una gasolina que nos renueva de energía hora tras hora y día tras día. Entonces, si la vida es tan corta como sabemos que es, ¿vas a desperdiciarla trabajando en algo que no te llena? Todos tenemos que comer y que pagar el lugar donde vivimos, pero mientras tienes que trabajar en algo que no te llena, no dejes de soñar en lo que realmente quieres hacer y cuando lo sepas, cuando tengas clara tu idea, déjalo todo y dedícate a ella: Steve Jobs dejó la Universidad y se dedicó a lo que quería. Mark Zuckerberg hizo lo propio y así un montón de casos. Atención: No se trata de que los lectores de Fayerwayer dejen los estudios, se trata de que estudien o trabajen en lo que realmente les apasione. Cuando lo tengas claro, pon toda tu energía en alcanzarlo: Lo peor que te puede pasar es que fracases, y tengas que buscar otro trabajo malpagado para pagar las cuentas y las deudas mientras sigues soñando y lo vuelves a intentar. La clave: No perder la ilusión. 2.- Seguir a tu intuición En el discurso que dio Steve Jobs en la Universidad de Stanford, en junio de 2005, recordó que al dejar la carrera, como ya no tenía que asistir a las clases obligatorias, se decidió a tomar un curso de caligrafía en Reed College, que según dijo ofrecía entonces “la mejor instrucción en caligrafía del país”. Si bien no tenía una utilidad práctica de momento, no le era útil para producir dinero, era algo que le apasionaba… Lo hizo y lo disfrutó. Diez años después, cuando estaba diseñando el primero ordenador Macintosh, Jobs dijo que “todo tuvo sentido” para él: “Todo lo diseñamos en el Mac. Fue el primer ordenador con una bella tipografía”. Seguir sus instintos le dio un conocimiento que luego aplicó y se convirtió en uno de sus valores diferenciales. Una clave más para los emprendedores: Haz las cosas que te gustan, aunque de momento no sepas porqué te atraen. No sabes si unas clases de cocina que hoy ves como un hobby, en unos años te darán la clave de tu emprendimiento. Además, en mi particular forma de verlo, las actividades de corte artístico y que estimulen la creatividad siempre deben ser bienvenidas, aunque lo tuyo sea psarte la vida echando códigos. No te cortes las alas: Sigue tu intuición.
  27. 27. 3.- Investigar, observar, investigar… La investigación es fundamental para emprender: Debes aprender del sector en el que te quieres mover, detectar a la competencia y estudiarla, comprender al mercado para poder dirigirte a él de la mejor manera. Si tienes una idea de emprendimiento en mente es fundamental que detectes a la competencia, que la investigues, que veas como hace las cosas, en qué acierta y en qué se equivoca. Cuentan que a la hora de diseñar los folletos comerciales de Apple, Jobs estudió en detalle el uso que Sony hacía de los tipos de letra, la maquetación y el papel con un peso determinado. Además, cuando llegó el momento de diseñar la caja de cartón para el primer Mac, estuvo paseando por el aparcamiento de Apple fijándose con atención en las carrocerías de los automóviles alemanes e italianos. “Puedes preguntarle a los clientes qué es lo que quieren y después intentar dárselo. Para cuando lo tengas construído, ellos querrán algo nuevo”, decía Jobs. La observación es fundamental para los emprendedores: Te da una visión privilegiada del entorno que te permite detectar necesidades de mercado que están adormecidas, que la gente ni siquiera sabe que tiene… He ahí una de las enseñanzas de Jobs: ¿Cuántos necesitábamos iPad? Ahora las tablets son parte fundamental de nuestro equipamiento tecnológico. 4.- Fichar a los mejores Un tema importantísimo para los emprendedores: La selección de su equipo de trabajo. Jobs siempre se preocupaba por reclutar a los mejores: Contrató al arquitecto Ieoh Ming Pei para que diseñara el logotipo de NeXT y reclutó a Mickey Drexler, de Gap, para que formara parte del consejo de administración de Apple con vistas al lanzamiento de la cadena de tiendas de la compañía. Este consejo es necesariamente útil cuando comenzamos un emprendimiento, y esto lo digo por experiencia propia: Un emprendedor no puede (ni tiene porqué) saber de todo. Si bien es necesario que conozcamos el mundo en el que nos vamos a meter, sea éste el tecnológico, el de la restauración, o el de los transportes, es prácticamente imposible que dominemos todas las áreas. He ahí la importancia de hacer asociaciones estratégicas, donde si tu fuerte es la tecnología, busques a alguien que sepa de marketing y ventas, y te ayude a posicionar tu producto o a “pescar” a los clientes, por ejemplo. 5.-Mantener una plantilla reducida En una oportunidad en la que hablaba de los comienzos de Macintosh, Jobs recordó que la plantilla de empleados era de cien personas: Si requería contratar a un trabajador, antes despedía a otro. ¿La razón? Decía que solo podía acordarse de cien nombres, así que manejaba la plantilla en ese número para tener una mejor relación con cada uno de los trabajadores con que contaba. Obviamente cuando la empresa despegó, el número de trabajadores creció, pero mientras, es una buena idea la de mantener una plantilla limitada: Sin duda da al empresario la posibilidad de tener una relación más cercana con sus empleados, y por ende, hacerlos sentir parte del proyecto, seducirlos con la idea que mueve el negocio, comprometerlos con los resultados. En el caso de los emprendedores esto es un error común: He conocido casos de quienes se endeudan para contratar personal y crean de la nada una plantilla (y una nómina que pagar) sin que el proyecto aún camine y produzca beneficios para pagar esos costes… En otros casos, al no tener el presupuesto para contratar, pues se nos ocurre la “brillante idea” de ir por la vida reclutando a amigos y familiares, que sentimos saben más que nosotros de determinadas actividades, les contamos la idea, los entusiasmamos, los enamoramos y los montamos en el barco. ¡Cuidado! Hay que saber apoyarse en quiénes saben más que nosotros, pero en su justa medida: Estas asociaciones pueden acabar con amistades y hacer pelear a las familias. Considero que se debe formar un equipo mínimo capaz de sacar adelante el proyecto, y ya a medida que veas como funciona, podrás incorporar a los “profesionales de tus sueños”. Ni Google, ni Facebook, ni Twitter nacieron perfectos: Sus diseños, por ejemplo, dejaban mucho que desear, pero sobre la marcha, una vez que despegaron, se han hecho los ajustes que los tienen como hoy los conocemos. Pienso que es cuestión de paciencia y perseverancia. ¿No os parece? 6.- Seducir a tus trabajadores y socios Al seguir hablando de equipos de trabajo esta parte me pareció muy importante: La diferencia entre “seducir” y “amenazar” a tus compañeros de emprendimiento, sean tus socios o tus empleados, y que a estos últimos, aunque les pagues por su trabajo, si no logras que el proyecto les enamore no obtendrás el 100% de su capacidad.
  28. 28. Cuentan que Jobs tenía un carisma personal que mantenía motivados a los empleados: Su entusiasmo contagioso fue la razón por la que el personal que diseñó el primer Mac se pasó tres años seguidos trabajando 90 horas a la semana. Cuando un empleado se entrega a un proyecto, el mejor incentivo es verlo culminado con la mayor calidad porque se siente parte de la empresa y por ende, de su éxito. La verdad no tengo empleados propios, pero cuando he desempeñado puestos de mando en empresas de otros, he vivido en carne propia aquello de que es mejor usar “la zanahoria que el palo”: Siempre vale más motivar que obligar. No entiendo porqué le cuesta tanto a los jefes comprender esto… Espero que cuando tenga mis propios empleados lo recuerde con claridad. Creo que la clave es, como en la vida misma, ponerse siempre en la piel del otro. Así es más fácil tener una perspectiva de las cosas que se piden y cómo se piden. 7.-La calidad como religión Cuentan que en la víspera del lanzamiento del primer iPod, los empleados del staff se pasaron la noche entera sustituyendo las clavijas de los auriculares porque Jobs consideraba que no hacían “click” de la forma precisa y deseable. Mantener un criterio de calidad es fundamental para los emprendedores: No debemos dejarnos llevar por lo fácil, por lo práctico, o por “lo que vende”. “Ten un criterio de calidad. Algunas personas no lo usan para crear el ambiente de excelencia que se espera”, decía Jobs. Comprometerse con hacer un trabajo de calidad es fundamental para el desarrollo de una idea: No puedes dejar las cosas a medias, conformarte con “lo que hay”. Aspira a más, pero sin detenerte. No se trata de que tengas que sacar un producto perfecto a la primera, se trata de saber que todo es mejorable. Lograrlo es un punto diferencial sumamente importante. “La calidad es más importante que la cantidad. Un ‘home run’ es mucho mejor que dos dobles”. Supongamos que te mueves, como yo en el mundo del marketing y la comunicación: Si bien solemos ver que lo que vende es lo “amarillista” y “sensacionalista”, no podemos conformarnos con darle a la gente más de lo mismo. Hay que evolucionar hacia los mensajes y contenidos de calidad, aunque te lleven más tiempo y esfuerzo, porque esos que a la gente también le interesan. Calidad más allá que la cantidad y que la inmediatez… Tener tiempo para detenerse a pensar es fundamental para poder hacer cosas de calidad. 8.-Aprender del fracaso Los emprendimientos son complicados y arriesgados: Nadie sabe a ciencia cierta lo que va a pasar, y esa incertidumbre suele darnos miedo. Al algunos incluso los paraliza. La posibilidad del fracaso está a la vuelta de la esquina y sin duda, es una alta probabilidad de que suceda, la cosa es que cómo lo aceptes: Una derrota o una lección. “Soy la única persona que sabe perder un cuarto de millón de dólares en un año. Es muy constructivo”, decía Jobs. En el discurso de Stanford, Jobs recordó cuando lo despidieron de Apple, la propia empresa que había fundado. Si bien lo contó como anécdota, destacando que “muchas veces la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza”, recuerda que gracias a que lo despidieron pudo conectar con su parte más creativa de nuevo, y ahora con la experiencia acumulada en su trayectoria: “La pesadez de tener éxito fue reemplazada por la iluminación de ser un principiante otra vez. Me liberó y entré en una de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, fundé una compañia llamada NeXT, otra empresa llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa”. Jobs no se sentó en una esquina a quejarse de que lo habían despedido. No se conformó con cobrar la ayuda por desempleo (si es que existe en EEUU), ni se quedó pasmado echando curriculums a ver si alguien lo llamaba para ofrecerle un puesto en que ganaría un sueldo para vivir y poco más. Lo volvió a intentar. Buscó de nuevo conectar con lo que le apasionaba y se atrevió a emprender de nuevo… Por algo dicen que esto de emprender es adictivo. “A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones”, decía Jobs. Lo importante: Aprender de los errores y comprender de una vez por todas, que el fracaso es una de las mayores fuentes de aprendizaje. 9.- Arriesgar por la idea Cuando estamos emprendiendo y le contamos a nuestros amigos o familiares la idea que tenemos en mente, una de las cosas que suelen preguntar es ¿cuál será el modelo de negocio? o lo que es lo mismo: De dónde sacarás el dinero. Jobs, si bien tuvo éxito en sus proyectos, reflexionaba: “Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa… Ir a la cama por la noche diciendo que hemos hecho algo maravilloso… ESO es lo que me importa”.
  29. 29. Hay negocios que nacen sin saber como se van a rentabilizar, por ejemplo Twitter. Y eso no quiere decir que no sea un emprendimiento exitoso. Si bien lo idea es partir con un modelo de negocio que te permita los ingresos para cubrir los gastos y obtener ganancia, estoy convencida de que si haces lo que realmente te gusta, encontrarás la forma de rentabilizar tus esfuerzos y vivir haciendo lo que te gusta es una ganancia en sí misma, ¿no? 10.-El momento es ahora “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, dice un refrán popular, muy sabio por cierto. Y es que si bien hablamos de que la vida es corta ¿a qué vamos a esperar? Decía Jobs: “¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo agua edulcorada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?” Es importante comprender que las condiciones para emprender nunca serán 100% favorables: El momento perfecto es ahora. Hay que arriesgar e intentar. Después de todo, lo peor que te puede pasar es que debas intentarlo de nuevo… ¿A qué esperas para emprender? Pegado de <http://blooglery.com/2011/10/06/los-diez-consejos-de-steve-jobs/> martes, 31 de julio de 2012 2:16 You are here: Home / Capacitación / 6 pasos para empezar su propio negocio apenas terminado el colegio o la universidad 6 pasos para empezar su propio negocio apenas terminado el colegio o la universidad mayo 22, 2008 By Alberto Villanueva 1 Comment En Kiplinger aparece este interesante artículo sobre qué tiene que hacer una persona que recién sale del colegio o de la universidad y tiene el espíritu de empresario en sus venas. Estas personas son especiales, no les interesa estudiar más si no tan solo hacer realidad la idea de negocios que tal vez no los dejó dormir la noche anterior. Lamentablemente son muy jóvenes, carecen de experiencia y de dinero. ¿Qué hacer entonces? Kiplinger nos da seis pasos o consejos. 1. Adquirir algo de experiencia antes. Estos jóvenes proyectos de empresarios deben de dominar su impetus y tratar de obtener algo de experiencia previa. Una buena medida puede ser buscar un trabajo
  30. 30. relacionado a la idea de negocios que piensan llevar a cabo. Eso les permitirá no sólo tener más experiencia sino además pulir su idea de negocio. 2. Conformar un equipo ganador. Difícilmente hoy en día alguien puede empezar un negocio sólo, el joven empresario deberá conformar así un equipo ganador que siga sus objetivos y que sea tan competente como él en actividades que se complementen. Parejas famosas que han tenido éxito son los casos de Microsoft o Google. Existe un líder pero además un segundo, son la dupla ganadora. Tal vez usted ha escuchado sólo el nombre del líder y los millones que tiene pero su segundo no se queda atrás. 3. Vencer la inexperiencia con consejos. Siempre una persona joven va a tener la inexperiencia de la edad aún si sigue el primer consejo, una forma de vencer esa inexperiencia es obteniendo consejos de personas mayores. Lo que se recomienda es incluso tener un directorio de personas amigas que vayan siguiendo el negocio para que puedan dar consejos a los jóvenes empresarios. Una buena medida podría ser juntar al papá con un tío o una tía o incluso un mentor empresario y tener reuniones periódicas informarles para que den orientación al negocio nuevo. 4. Escribir un plan de negocios. El plan de negocios es esencial para que el joven empresario aclare su idea de negocios. Haya varios recursos gratis sobre modelos y como hacer un plan de negocios sobre los cuales nosotros ya hemos escrito (usted puede encontrar ese artículo haciendo click aquí). 5. Encontrar el dinero. Toda idea de negocios necesita dinero y usualmente los jóvenes no lo tienen, he ahí la importancia del plan de negocios para poder determinar no sólo cuánta plata se va a necesitar sino además para encontrar inversionistas a los cuales se les convenza con su idea de negocios a fin de que financien la idea. La primera y mejor manera de encontrar dinero es en la propia familia pero nadie le va a dar dinero si no ven que es una idea seria. Convenza a su familia con un plan de negocios profesional y ofreciéndoles participación en el negocio. Usted se quedará sorprendido de lo fácil que le resultará que le presten dinero dado que tiene la frescura de la juventud y su palabra aún está intacta. 6. Siga el dinero. Un error común de todos los jóvenes empresarios es no hacer un seguimiento del dinero en el sentido que no proyectan el flujo de caja del negocio. Ususalmente en todo negocio los primeros 6 meses no se produce dinero y el joven empresario debe estar preparado para eso y para no gastarse el dinero de las primeras ventas como si fueran utilidad dado que realmente no lo son. Pegado de <http://haganegocios.com/pasos-empezar-propio-negocio-colegio-universidad.html> sábado, 21 de enero de 2012 14:49 Fabulas Empresariales: Claves Para Sobrevivir Comienzos modestos, inversión en la gente y establecimiento de metas claras son elementos presentes en las empresas que logran perdurar. MADRID (ABC) Los seres humanos viven una media de 75 años. Las compañías viven una media de doce años y medio. Si descontamos el fuerte efecto de la mortalidad infantil (empresas que desaparecen en los primeros años de su existencia) y consideramos sólo las grandes corporaciones, la esperanza de vida empresarial no supera los 40 o 50 años. ¿Por qué unas empresas tienen éxito a largo plazo y otras languidecen y desaparecen? ¿Cuáles son las claves del éxito sostenido durante años y generaciones?. En los últimos años, dos obras clave de la literatura del management han intentado dar respuesta a estas preguntas. Una de ellas,
  31. 31. Empresas que perduran, escrita en 1994 por Collins y Porras se ha convertido ya en un clásico. La otra es The living company (La compañía viva), escrita por Arie de Geus y pubilcada en 1997. Lucha por la supervivencia A pesar de que ambas obras difieren significativamente cuanto a su objetivo inmediato, el método de investigación y las empresas analizadas, existe una gran consistencia en sus conclusiones principales. En ambos estudios se identifican puntos en común de las empresas que triunfan en la lucha por la supervivencia. Estos hallazgos pueden ilustrarse con la sabiduría ancestral de las fábulas: La tortuga y la liebre o la consistencia de los esfuerzos Uno de los mitos destruidos por el estudio de Collins y Porras es la creencia de que se necesita una gran idea empresarial y un éxito temprano para que una compañía funcione a la larga. En 1937, Bill Hewlett y Dave Packard, dos ingenieros recién graduados, con un capital de 500 dólares, comenzaron su actividad empresarial en el campo de la ingeniería electrónica. No tenían una idea brillante ni un plan determinando y ensayaron la fabricación de una gran diversidad de productos que obtuvieron un éxito modesto, cuando no fracasaron. Fue sólo cuarenta años después que consiguieron sus primeros contratos importantes. Muchas otras compañías de éxito alargo plazo tuvieron comienzos modestos. La investigación ha relevado una correlación negativa entre el éxito temprano de una empresa y los resultados a largo plazo. Invertir en el futuro: La cigarra y la hormiga o el desarrollo de la organización Las empresas que a la larga tienen éxito se concentran en prepararse para el futuro: invierten sus mejores energías en estructurar una organización perdurable. Y para eso, es más importante configurar la compañía en cuanto a sus valores, estructura, procesos, políticas e individuos, que contar con un líder carismático de cualidades excepcionales. William McKnight, que dirigió los destinos de 3M desde 1914 hasta 1969, pasó sin pena ni gloria por la comunidad empresarial de su tiempo. Había comenzado en la empresa como auxiliar de contabilidad y sus biógrafos lo describen como un hombre callado, reflexivo, serio, modesto... Y, sin embargo, 3M se convirtió durante esa época en una gran empresa, que aportó nuevos productos al mercado. Las personalidades de muchos otros artífices de grandes empresas también rompen el molde del líder con carisma. La lección es clara: si usted no es el líder carismático que se retrata en foros y artículos empresariales, no invierta
  32. 32. en vano sus esfuerzos. Es más productivo concentrarse en la construcción de una compañía que pueda avanzar y crecer por sí sola. Afán de riqueza: La gallina de los huevos de oro o cuando la búsqueda del beneficio es en motor principal El excesivo afán de riqueza arruina un beneficio seguro. Según la investigación de Collins y Porras las empresas de éxito sostenido no tienen el beneficio para el accionista como principal motor. Estas compañías, aunque desde luego buscan el beneficio, persiguen ideales más altos o más significativos. La rentabilidad es una condición necesaria para su existencia y crecimiento, pero no es un fin en sí mismo. Un ejemplo elocuente lo ofrece la compañía farmacéutica Merck. Sus directivos, en contra de las visiones de retorno sobre la inversión, decidieron seguir adelante con el desarrollo de un nuevo fármaco para curar una dolorosa ceguera que afectaba a más de un millón de personas del Tercer Mundo. Resolvieron regalar la medicina a todos los que la necesitaban costeando la distribución. Según P. Roy Vagelos, máximo ejecutivo de la compañía en aquel entonces, no haber seguido adelante con el producto tal vez hubiera desmoralizado a los científicos de Merck, que se velan en una empresa cuyo negocio es "conservar y mejorar la vida humana". Plantearse objetivos: El labrador y sus hijos o la recompensa del trabajo por las grandes metas Un rico labrador que veía próximo el final de sus días, reunió a sus hijos y les dijo que, a su muerte, buscaran un tesoro que habla dejado escondido en su propiedad. Siguiendo las indicaciones de su padre, los hijos cavaron la tierra de arriba a abajo, sin dejar un palmo. Tesoro no hallaron, porque no existía, pero habían removido la tierra con tanto ahínco que, al año siguiente, la cosecha se quintuplicó. En los años 50, Masaku Ibuka, de Sony, les planteó a los ingenieros de la compañía una meta aparentemente imposible: hacer una radio que cupiera en el bolsillo de la camisa. Fuera de Sony, la idea encontró escepticismo. Sin embargo, la compañía fabricó la radio de bolsillo; el producto penetró en todos los mercados y las investigaciones que se habían realizado en el campo de los transistores más tarde merecieron el premio Nobel. El efecto dinamizador de una meta ayuda a una organización mientras no se haya alcanzado. Una vez alcanzada debe reemplazarse por otra, porque si no se cae en el riesgo de la autocomplacencia, primer paso hacia la decadencia. El burro flautista o el aprovechamiento de las oportunidades
  33. 33. Cuenta la fábula que pasaba un burro por un prado cuando se encontró una flauta que alguien había olvidado. Se acercó a olerla y al dar un resoplido sonó la flauta. El progreso de tu empresas muchas veces proviene del oportunismo, la prueba y error, la variación no planificada. Algunos de los mejores aciertos empresariales son fruto de la experimentación, los cambios no planificados, o a veces del puro azar o accidente. Los aciertos así conseguidos, sin embargo, llevarán aparejados siempre errores que hemos de aceptar como parte del progreso evolutivo. Adaptación y coherencia: Las dos ranas o la adaptación al entorno Una rana vivía en un estanque apartado y otra rana amiga, en una charca del camino. La primera aconsejaba a su amiga que se mudara al estanque, un lugar más seguro para vivir. Pero la otra no se dejó convencer, alegando que le costaba trabajo abandonar una morada en la que durante mucho tiempo habían vivido ella, sus padres y sus abuelos. Un día pasó una carreta por el camino y la aplastó. El apego a nuestras costumbres ignorando el medio que nos rodea nos puede llevar a la ruina. La historia de las empresas analizadas en el estudio de Arie de Geus demuestra cómo éstas han sabido realizar internamente cambios graduales en sus estructuras y la forma de gestionar a su gente para aprovechar las oportunidades y anticiparse a las demandas del mercado. Han sabido preservar el núcleo de creencias básicas mostrándose dispuestas a cambiar todo lo demás. Los cangrejos o la coherencia entre acciones y palabras Según la fábula, los cangrejos de mayor rango y edad celebraron una asamblea y acordaron cambiar la vieja costumbre de andar hacia atrás para mejorar la imagen que estaban dando al mundo. Decidieron entonces que las madres enseñaran a sus hijos a marchar hacia adelante, pero los recién nacidos, al ver a sus madres caminar al revés de como predicaban, imitaban los pasos de ellas. Para obtener el éxito no sólo es necesario formular valores y principios, sino que lo más difícil e importante es poner en consonancia las políticas, prácticas y decisiones de la empresa con las creencias declaradas. Collins y Porras hallaron que las empresas modelo creen profundamente en valores estables al tiempo que muestran una gran sensibilidad de adaptación. Y es que la flexibilidad requerida para que la empresa se adapte constantemente al medio requiere como contrapunto una ideología central, un núcleo estable de valores que se traduzca en hechos y acciones tangibles.
  34. 34. jueves, 19 de enero de 2012 14:07 Características del Anti-Emprendimiento Los si del emprendimiento y los no del emprendimiento. En un articulo anterior nos hemos referido a las características de los emprendedores. En el presente artículo hablaremos de algunos de los rasgos que generan un carácter anti-emprendedor en las personas y en las sociedades. Para empezar algunas de las características nombradas para los emprendedores: LOS EMPRENDEDORES SON: Creativos: Transforman ideas en realidades e identifican oportunidades donde otros ven problemas. Visionarios: Saben mezclar sus objetivos de corto, mediano y largo plazo, con su visión de negocio y de entorno. Trabajadores con Fe y Empuje: No se rinden, aprenden de sus errores y no paran en busca de sus objetivos excepto para analizar. Capaces de trabajar en equipo o de liderar: Saben asociarse y dirigir. Comprometidos: Tanto con ellos mismos, como con los demás.
  35. 35. Apasionados por el trabajo: Todos los días, casi todo el día hasta sacar las iniciativas adelante. Constantes: Y creyentes en sus proyectos. De empuje: Tienen la capacidad de sacar sus iniciativas adelante, con alto nivel de sacrificio y entrega y con ganas de cumplir sus sueños. De gran coraje físico y gran entusiasmo para toda clase de ideas: La pasividad no es una característica de un emprendedor, el entusiasmo y el movimiento continuo sí. Conocedores y Experimentadores: Ser emprendedor, requiere conocimiento en los temas que se van a desarrollar en los proyectos o actividades, sea cuales sean y al mismo tiempo requiere capacidad de investigar y experimentar. Cultos: En un sentido amplio deben saberse adaptar a las diversas situaciones y saberse comportar ante las circunstancias. Capaces de asumir riesgos: Arriesgan para ganar. En fin, poseen un gran número de cualidades que cuando se mezclan generan el éxito. EL ANTI EMPRENDIMIENTO: Vamos a centrarnos ahora en los rasgos característicos de las personas y las sociedades que no arrancan con emprendimientos o fracasan fácilmente y que llamaremos anti -emprendedores. El anti - emprendimiento puede asociarse con: Pesimismo: Es la actitud que siempre nos impide arrancar, que hace más difícil el camino sin siquiera haber empezado a recorrerlo. Cultura de trabajo seguro: En muchas ocasiones la sociedad nos enseña a "recibir órdenes" y a buscar un trabajo fijo, en lugar de crear empresa y montar iniciativas propias. El desconocimiento de las oportunidades: Lamentablemente la falta de interés en lo que pasa alrededor del entorno de las personas les hacen perder oportunidades que pueden valer oro. Carencia de Proyectos viables: Algunas veces la inviabilidad de los proyectos genera trabas insalvables para quien planea hacer empresa. Esto se relaciona con la incapacidad de medir bien riesgos y oportunidades. Escaso conocimiento del medio y del mercado: No existe nada más triste que dejar de emprender por falta de conocimiento y entendimiento del mundo que nos rodea y del mercado que se pudiera perseguir. Falta de habilidades técnicas: La sociedad del conocimiento requiere de personas técnicas, especializadas y que tengan conocimientos básicos en las áreas básicas de formación empresarial.
  36. 36. Falta de motivación: La tendencia a abandonar los proyectos rápidamente es muy común en las sociedades latinoamericanas. Mediocridad: Otra tendencia muy preocupante en las personas es hacer los trabajos por compromiso y no por convicción, lo que hace que los estándares de calidad sean muy bajos e impidan la creación de personas emprendedoras. Distracciones: Una característica del anti - emprendedor es no centrarse en su idea y volverse volátil y distraído. Es importante tener un rato de esparcimiento, más no debe ser excusa para no seguir trabajando. No son actitudes únicas las que impiden generar empresa, no son tampoco los problemas externos. Es la combinación de factores externos e internos lo que bloquea la capacidad de emprender de las personas. "Romper con estos problemas y seguir adelante es la única manera de ser exitoso". domingo, 12 de febrero de 2012 21:11 15 Mitos Sobre Los Empresarios y el Emprendimiento Es muy común escuchar conceptos erróneos acerca de la creación de empresas, empresarios y emprendedores, lo mas gracioso de la situación es que quienes crean estas falsas ideas son personas que poco o nada tienen que ver con el mundo empresarial, por eso he hecho esta recopilación de algunos mitos para que los que estén pensando en emprender no caigan en el error de fiarse en estas mentiras. El proceso de creación de empresas y el ejercicio de la profesión empresarios son, una práctica que como la medicina o la ingeniería exigen conocimientos, habilidades, actitudes aptitudes y atributos, pero sobre todo trabajo para lograr la formación y el desarrollo que el proceso exige. Igual que en cualquier otro campo de la acción humana existen una serie de mitos y concepciones erradas, que con gran frecuencia salen a relucir cuando se excusa de no tener la decisión o de no querer hacer el trabajo que el proceso empresarial exige o cuando se quiere desestimularlo o desprestigiarlo.
  37. 37. MITO 1. Los empresarios no analizan. Esta concepción es muy generalizada e incluso, con gran frecuencia, los mismos empresarios plantean un desprecio por los métodos de análisis formal cuando dicen: “Yo para mis negocios, no hice nunca un estudio”. Esta posición de la idea de que el empresario es un loco, a quien le plantean o identifica una oportunidad y sin ningún raciocinio o consideración se lanza y se pone en riesgo, y peor aún, pretende ilustrar esta conducta como la que conduce al éxito. La verdad es distinta, los empresarios exitosos por una largo período, no juegan a la ruleta rusa, no se arriesgan por corazonadas o por impulsos emocionales. Ellos analizan muy bien la oportunidad, la miran por todos lados, la evalúan con un software mental que ya tienen estructurado y que recibe datos por todos los sentidos; calculan cuidadosamente sus movimientos antes de actuar. La verdad es que ese software mental y esa lectura sensorial de datos forman parte del desarrollo del empresario, en muchos casos logrado a tropezones, y casi siempre es muy particular para ciertos tipos de negocio en los cuales él tiene experiencia. Es iluso pedirle a una persona que sólo va a hacer sus primeros intentos en el mundo empresarial que actúe de ese modo y, por tanto, es necesario darle un primer esquema de análisis que le permita iniciar su proceso de desarrollo. Pero también es verdad que existen muchas personas que analizan y analizan y nunca toman la decisión de actuar. El fracaso de este esquema, en términos empresariales, no se debe a los análisis, obedece básicamente a la falta de algunos atributos empresariales. El verdadero empresario, con análisis formales o informales, tiene la habilidad para pensar y evaluar la situación y actuar en el momento oportuno, bien sea para realizar el proyecto, si está convencido de que éste pueda salir adelante, o para rechazarlo, si cree que sus oportunidades son muy escasas. Para el amante de este mito, una sugerencia: pregúntele a un empresario de verdad cuántas veces ha dicho no a una propuesta de negocio y cómo hizo para llegar a esa conclusión, y se dará cuenta fácilmente, de que sí efectúa análisis y muy profundos, tal vez no en el papel, pues no fue así como aprendió a analizar, tal vez no en la forma en que los académicos lo hacen, pero sí en forma consciente y racional. . MITO 2. Los empresarios nacen, no se hacen.
  38. 38. Esta frase ha sido repetida muchas veces pero no sólo para el caso de los empresarios, sino también para políticos, diplomáticos, artistas, gerentes, deportistas, etcétera, y en todos los casos se ha demostrado errada. Existe evidencia clara de que muchos empresarios no tienen ancestro empresarial, entendido esto como hijos de padres empresarios, y muchos de los que no son empresarios provienen de padres empresarios. El ser empresario implica unos atributos y unos conocimientos que son adquiridos y aprendidos. La verdad es que los empresarios se forjan mediante aprendizaje y experiencias educativas que combinan en proporciones diversas lo formal y no formal. Nadie va a negar que se requiere salud, energía, un poco de inteligencia, características biológicas necesarias pero no suficientes; tampoco se va anegar que se precisan conocimientos y habilidades que no se dan al nacer sino que se desarrollan en función del ambiente en que se viva: iniciativa, toma de decisiones, capacidad de riesgo, creatividad, etcétera. Drucker indica cómo hace 40 o 50 años nadie pensaba que un gerente era formable, hoy, la mayoría de la gerencia proviene de las escuelas de administración de empresas. En el mundo moderno se producen artistas, deportistas, políticos, diplomáticos, y pueden producirse empresarios, como lo atestiguan muchos casos documentados, aun en comunidades deprimidas económica, social y educativamente. . MITO 3. El empresario clásico o puro. Existe la creencia de que sólo es empresario quien cumple todos los requisitos que se puedan formular sobre los procesos empresariales o sobre las características empresariales, y esto lleva a posiciones ingenuas como aquella que afirma que quien no parte de una invención o de alta tecnología no es empresario. La verdad es que existen empresarios que cumplen todas las características del modelo ideal, pero también hay muchas excepciones. Lo que define a un empresario es su perspectiva empresarial, y por esos tanto el empresario rural como el de alta tecnología lo son, no por la tecnología o mercados que manejan, sino por su perspectiva empresarial. Igualmente, no puede pensarse que sólo es empresario quien con frecuencia empieza una empresa, pues, parte de la función del empresario es el crecimiento y la supervivencia a largo plazo de la empresa. Además, es importante entender que la perspectiva empresarial no depende del sector económico, de la tecnología que se maneje, de la finalidad o no del lucro o del tamaño de la egresa. Este mito es tan fuerte que incluso hay empresas consultoras y universidades que antes de aceptar un participante en un curso de
  39. 39. espíritu empresarial le hacen un chequeo de sus habilidades y conocimientos y si los tienen lo aceptan; de lo contrario lo rechazan. La verdad es que ese empresario que ya tenía todas las características no necesitaba ese entrenamiento, y que los indicadores de éxito de esas organizaciones son apenas obvios, pues so empiezan con empresarios es muy difícil terminar si éstos. La misión del proceso educativo es proveer y despertar las competencias necesarias para que una persona que no ha actuado como empresario, empiece a hacerlo. . MITO 4. Todo lo que se necesita es dinero Esta es la disculpa más frecuente de quienes no son empresarios para explicar su falta de creatividad, decisión e iniciativa. A veces en esta disculpa hasta el gobierno cae. Una de las habilidades empresariales, es identificar y conseguir recursos, y entre ellos recursos financieros. Otro aspecto suficientemente documentados en investigaciones a nivel mundial es que, en genera, la mayoría del dinero que se invierte para empezar una empresa proviene de ahorros personales, de los familiares y de los amigos. Incluso muchas veces la abundancia de dinero más que una ayuda es un perjuicio, pues no se valoran las decisiones y se cometen grandes desperdicios económicos. En general, la falta de dinero es más un síntoma que la causa del problema. Muchas veces la gente quiere que le den dinero para una idea general, o para una idea de negocio que no ha sido evaluada ni analizada y en la cual el presunto empresario no tiene experiencia, y claro en ninguna parte del mundo esta persona va a conseguir lo necesario. Igual ocurre con los problemas de garantías, en que todos queremos que las entidades financieras nos suelten dinero sin ningún respaldo; esto es imposible, pues éstas manejan recursos de otros y tienen el compromiso de responder por ellos. Existen muchas formas de hacer un proyecto y la tarea del empresario es identificar la forma que es funcional para su nivel de recursos. . MITO 5. El empresario es falto de preparación. Este concepto se escucha y hay evidencias como estas: “Si usted mira a los empresarios famosos de hay, que tal vez empezaron sus negocios en 1950, se da cuenta de que ellos no fueron a la universidad y tal vez ni siquiera al bachillerato”; y, claro, uno puede continuar y afirmar: “Si usted mira los empresarios de 1900, ellos no fueron ni siquiera a la escuela primaria”. Indudablemente, esto es falaz, pues se olvida de las características de la población del país; en 1950 el porcentaje de ciudadanos latinoamericanos que terminaban bachillerato era mínimo, el número de
  40. 40. empleos disponibles también era mínimo. Por tanto, lo normal era que los empresarios tuvieran como característica no haber ido a la universidad. Las condiciones actuales en los países desarrollados son muy distintas; la mayoría de los empresarios de la década del 80 son personas con títulos universitarios, y esto de nuevo no es más que un fenómeno ambiental. Cada día en Latinoamérica, más y más empresarios son personas con educación superior, pues indudablemente esos conocimientos no pueden perjudicar el ejercicio empresarial. Es fácil también apreciar que los empresarios todos los días mejoran su calificación y tratan de remediar su falta de conocimientos. Todos los programas de apoyo empresarial exitosos por la capacitación de los empresarios, pues esta es la única forma de mejorar su habilidad de gestión y elevar la probabilidad de supervivencia y crecimiento de la empresa. El empresario no juega al avestruz, cuando él se mete en un negocio es porque o ha estudiado conoce los pros y los contras, sabe cuáles son los puntos débiles y tiñe una estrategia para resolverlos; es consciente de que cuando actúa no tiene todas las respuestas, pero no porque no las quiera tener, no porque rehuya el conocimiento o la información, sino porque no las puede conseguir. El empresario del futuro tiene que ser un empresario educado, formal o informalmente, de lo contrario, sus posibilidades de éxito y/o crecimiento son nulas. Por otro lado, el empresario conoce su negocio detalladamente y sobre éste requiere conocimiento y formación. . MITO 6. Los empresarios son los fracasados En Latinoamérica existe una tendencia muy marcada a asociar factores de degradación con una persona de éxito, y esta pasa con los empresarios: despido del trabajo, bajo rendimiento académico, divorciados, revolucionarios, etcétera; pero no se acostumbra mirar los factores positivos o las razones por las cuales se dieron los factores negativos. Una persona pudo haber sido un mal estudiante, porque estudió algo que no le gustaba, que le fue impuesto o que fue su única alternativa, pero un día encontró la forma de desarrollar su verdadero potencial y lo hizo. ¿Qué sentido tiene analizar que fue mal estudiante? La gran mayoría de las personan empleadas son despedidas o renuncian a sus cargos más de una vez en su vida; ¿querrá esto decir que son malos o incapaces? No, la mayoría de las veces son conflictos de poder, o procesos de modificación organizacional, o discrepancias con el jefe, o simplemente insatisfacción con el trabajo.
  41. 41. Además ¿quién ha dicho que todos tenemos que ser buenos para todos ¿ Es perfectamente válido que uno sea muy bueno para empleado y muy malo para empresario o viceversa. En cualquiera de los grupos de empresarios y de no empresarios se encuentran personas brillantes y mediocre en sus estudios académicos, habilidosos e incapaces en sus actividades sociales, casados y divorciados, estables e inestables, malgeniados y sosegados, etcétera. Por otro lado, ¿qué es ser fracasado? ¿Acaso un empresario con una empresa con 20 empleados y con unas buenas utilidades es un fracasado? Obviamente que no, y es más, ese empresario puede ser más útil a la sociedad y más exitoso que la persona exitosa que se jubila sin haber generado un empleo extra y dependiendo solo de su pensión de vejez. . MITO 7. Todo lo que se necesita es suerte. En este se escudan lo que no son empresarios, pues no entienden que hay personas que estuvieron en el lugar indicado en el momento apropiado y fueron capaces de captar la oportunidad que se les presentó. La suerte es la capacidad de ver apreciar las oportunidades, es el trabajo serio que se hace en búsqueda de algo, es aprovechar y maximizar las épocas buenas y minimizar el impacto de las épocas malas. La idea es crearnos la suerte y no esperar a que ella nos llegue, o sea; crear la empresa y no esperar a que alguien nos la traiga. Es importante que es empresario tenga conciencia de que siempre habrá resultados no sujetos a su control, que él trabaja con información incompleta y que por tanto, hay riesgo; pero que esos riesgos se aminoran a medida que se prepare para enfrentarlos y no a medida que simplemente confíe en que la buena suerte lo protegerá. Para estar en el lugar apropiado, en el momento oportuno y captar la oportunidad que circula ante nosotros, se necesita un proceso de análisis de factores; en resumen, se necesita espíritu empresarial y no suerte. . MITO 8. Con el primer negocio me enriquezco. Con gran frecuencia las personas esperan identificar un negocio que en poco tiempo les resuelva sus problemas económicos, y rechazan mientras tanto ideas de negocios porque no muestran todo el potencial que ellos esperaban; la mayoría de las personan con esta idea mueren sin encontrar ese Dorado, y obviamente mueren frustrados. Como se anotó, el proceso empresarial es un proceso continuado en el cual se establecen permanentemente oportunidades de negocio y por lo cual lo importante es iniciar el camino, aunque de pronto las primeras
  42. 42. acciones no sean tan rendidoras económicamente pues éstas tienen la importancia de dar aprendizaje y acceso a negocios cada vez mejores. Este principio, denominado el principio del corredor, es que maravilla de algunos empresarios maduros, a quienes con gran frecuencia se ven en nuevos negocios, y los novatos le preguntan: ¿Cómo lo hacen? ¿De dónde sacan tantas ideas? La respuesta está en que cada negocio genera múltiples nuevas opciones, y eso le facilita a ese empresario su expansión. El ser empresario requiere práctica, requiere un inicio y es muy probables que algunos de los intentos no sean exitosos. Muchos empresarios famosos han tenido varios fracasos y de ellos aprendieron nuevas técnicas y procedimientos que luego los hicieron exitosos. . MITO 9. La mayoría de los negocios fallan rápidamente Muchas personas no entran en el mundo empresarial por el temor a las fallas, pues se dice que la mayoría de los negocios fallan antes de los cinco años. Obviamente, con esta perspectiva nadie quiere meterse en esta aventura. ¿Cuál es la verdad? La realidad es que toda inversión tiene riesgos, y que actos 100% seguros no existen en el mundo. La verdad también es que en el proceso empresarial hay negocios que no son exitosos, igual que ocurre en el proceso de empleo en que no todo el mundo permanece y asciende. Hay que definir muy bien qué son fallas empresariales y sobre todo si la falla fue productiva o no. En varias investigaciones se ha encontrado que muchos de los empresarios exitosos o, tuvieron fallas, pero que de éstas aprendieron lecciones útiles en sus actividades posteriores y constituyeron la base del éxito empresarial. Sin embargo, es necesario revisar las estadísticas, pues parecería que muchos de los enunciados que se emiten no son comprobables, y muchos de éstos se basan en un concepto de falla que puede ser errado. Por ejemplo ¿es una falla un cierre de un negocio por muerte o enfermedad o traslado o cansancio de un empresario? ¿Es falla una empresa que estaba en operación pero como su dueño encontró otra oportunidad usó los recursos de la anterior para la nueva organización? ¿Es una falla el cierre de una empresa que estaba orientada a resolver una necesidad humana que se prevé desaparecerá el año entrante? Indudablemente hay una manera de no fallar: nunca intentar. Este principio también garantiza que nunca se logrará el éxito. Es mejor equivocarse por intentar que morir virgen empresarialmente. .

×