Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Primera Guerra Mundial

460 views

Published on

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Primera Guerra Mundial

  1. 1. Alvaro Zamora C. EL FLAUBER T DE SAR TRE "Si coloco a la imposible Salvación en el almacén de los accesorios, ¿Qué queda? Todo un hombre, hecho de todos los hombres y que vale lo que cualquiera de ellos" J. P. Sartre Summary: We are considering here the con- al libro como proyecto permanente, cuya cons- ceptual way and method that Sartre uses to write trucción debe hacerse mediante diversas totaliza- TheIdiot of the Family. Although this novel-essay ciones y autores (3). is presented as a continuation of Questions of Sartre suponía que la imbricación de tales Method, we tried to determine the theoric arti- lecturas y exigencias, convertiría a El idiota de. culation from earlier publications. la Familia en un aporte rico y novedoso para quie- nes tratan de comprender a "los hombres desde Resumen: Se consideran los lineam ien tos el punto de vista socialista" (4).conceptuales y metodológicos que sirven a Sartre El proyecto de escribir esta obra surge en la en-para escribir El Idiota de la Familia. Aunque esa crucijada de motivos mútiples. Veamos. En 1954novela-ensayo se presenta como la continuación Roger Garaudy propone a Sartre la tarea de com-teórica desde obras anteriores. prar la eficacia del método existencialista con la del método marxista. Quería que ambos explicaran Vargas Llosa ha escrito en La orgía perpetua, un autor en relación con su obra y su época:que el estudio de Sartre sobre Gustave Flaubert Sartre conforme a los lineamientos de su método"interesa más al sartreano que al flaubertiano" comprensivo y Garaudy conforme a la ortodoxia(1). Tal juicio remite a la polisemia de El idiotade la Familia (1971), obra inconclusa (2) en la marxista. El filósofo del existencialismo emprende- ría la tarea, aunque Garaudy nunca escribiría suque Sartre revierte sus mejores aporees conceptua-les y metodológicos, en torno al problema de cons- contraparte.tituir -en su momento- una antropología estruc- Los motivos de Sartre eran teóricos, políticostural e histórica. y personales. Por una parte debía poner a prueba El idiota es también una propuesta literaria: -revisar, completar, superar- su metodología.el libro debe desbordar literariamente el marco Por otra, debía construir un libro donde ligara sude las ciencias sociales contemporáneas. Por eso propia praxis política con una totalización teórica.aparece como una obra filosófica que liga la forma Además debía interesarse en un hecho o en unde novela-ensayo, con un imperativo que entiende hombre, para hacer de él su objeto de estudio. Rev. Filosofía Univ. Costa Rica XXVI (63, 64), 65-70, 1988
  2. 2. 66 ALVARO ZAMORA Sartre escogió a Flaubert porque "tenía una supera en mucho esos estudios.cuenta que arreglar con él" (5). ¿Acaso no era ese En 1957 Sartre escribe Existencialismo y mar-el escritor contra el que había arremetido en xismo para una revista polaca. El artículo se trans- ¿Qué es la literatura? (1948); el literato a quien forma en Cuestiones de método, trabajo en el quehabía responsabilizado -junto a Goncourt- por considera al marxismo como la filosofía insupera-la caída de la Comuna. Aquel buscador del arte ble de nuestro tiempo. Pero esa filosofía se ha es-por el arte se le presentaba, sin embargo, como clerotizado en la ortodoxia, por 10 que ideólogosun personaje fascinante: el poder de su pluma ha- como él deben recomponer aquellos sectores debía intentado aprehender el mundo, capturarlo, la teoría que impiden su movimiento. El problemareconstruirlo a semejanza de la imagen. Flaubert fundamental por resolver es -según Sartre- el deera un reto ¿cómo explicar aquella imaginación?, preservar las virtudes hurísticas del marxismo, esto ¿cómo comprender el laberinto de su neurosis, en es: abandonar el esquematismo y desarrollar mé-los términos de una teoría de la libertad? ¿Cómo todos que permitan apreciar la realidad "en nivelesligar su obra con su vida y con su siglo? cada vez más concretos" (10). Precisamente en ese Pero el interés de Sartre por Gustave Flaubert sentido cree que su existencialismo -con el méto-se manifiesta ya en El ser y la nada (1943)_ Señala do comprensivo- logra enriquecer la totalizaciónahí que si se quiere dar cuenta de las disposiciones teórica que busca el marxismo.literarias del autor de Madame Bovary, hay que re- Sartre propone un método progresivo-regresivo,currir al psicoanálisis existencial. síntesis metodológica que pretende descubrir "el Este psicoanálisis -cuyos principios se enrique- punto de inserción del hombre en su clase" (11).cen en El idiota de la Familia- constituye un es- El método marxista es progresivo, porque partefuerzo por comprender la unidad personal del su- de la producción material para explicar la organiza-jeto, a partir del proyecto original por el que da ción social, el estado y los problemas de la ideolo-sentido a su existencia. Su "punto de partida es gía, Se trata de una perspectiva que, si bien es ne-la experiencia; su punto de apoyo, la comprensión cesaría, reduce el individuo a la condición de apa-preontológica y fundamental que tiene el hombre recer como una manifestación inercial de la totali-de la persona humana" (6). La experiencia es la dad social. Por eso para dar toda "su complejidadtotalidad sintética de las acciones del sujeto, cada al pensamiento marxista habría que decir que eluna de las cuales revela el sentido de su ser. La hombre, en el período de explotación, es a la vezcomprensión preontológica es la que permite dar el producto de su propio producto y un agente his-cuenta de la correlación fundamental concien- tórico que en nungún caso puede tomarse como uncia-mundo: la estructura del existente es inten- producto" (12).cional. Dicho con otras palabras: existir es desli- Si el saber ha de situar un proceso, un hecho ozarse continuamente hacia el ser, porque la con- un hombre, habrá de revelar las significaciones de ciencia no es una cosa, sino de las cosas (7). En su autonomía en el proceso totalizador de la histo- esto difiere radicalmente del psicoanálisis empí- ria. De ahí que Sartre valore indispensable recurrir rico, para el cual "la afectividad primera del indi- a los procedimientos del existencialismo, para lo- viduo es una cera virgen antes de su historia" (8)_ grar una síntesis metodológica eficaz. Las inclinaciones literarias, la pasividad, fa neu- La alternativa progresiva-regresiva es posible,rosis, son formas en las que Gustave Flaubert por cuanto el "principio metodológico que haceelige su ser, en las condiciones en las que le es dado que la certidumbre empiece por la reflexión, novivir (familiares, Iingüístas, históricas, etc.) _ Su contradice en absoluto el principio antropológicoespecificidad y la de su obra deberán explicarse que define a la persona concreta por su materiali- a partir de la comprensión de su "primer proyec- dad" (13). to de vivir" (9); esto es, del fundamento personali- Los cimientos críticos de esta posición se en-zado de su elección originaria, cuentran en la Crítica de la razón dialéctica, ese El ser y la nada ofrece unos prolegómenos para monumental intento por mostrar la validez y los comprender la realidad humana, pero no lleva en límites de la razón dialéctica. sí la intención de estudiar un hombre en su especi- El individuo es, en tanto praxis, la base de to- ficidad. Tal labor será apenas emprendida en los da la dialéctica. Pero lo es porque su carácter pro-estudios sobre J ean Genet, Baudelaire y en Las pa- viene de la alteridad radical de las relaciones huma- labras, ese libro de carácter autobiográfico que de- nas. Los individuos instituyen relaciones entrebió llamarse [ean sans terre. El idiota de la familia ellos a partir de las que han establecido las genera-
  3. 3. EL FLAUBERT DE SARTRE 67 ciones que les preceden (por su propia constitu- se erige con conocimiento de causa, tantea por sí mismo ción y la de las necesidades y fuerzas de su época), su imposibilidad, se desgarra en ello: sus heridas lo agrian De modo que el hombre -un hombre- vive las pero lo encienden. Más aún: sería colmado pronto, supri- mido, si lo deseable estuviera al alcance de la mano; condiciones históricas producidas por la dialécti- imposible, se infla; la imposibilidad consciente de sí ca del trabajo, Condiciones que implican la unifi- misma suscita el Deseo y lo erige; están en él su rigor y cación de la materialidad por la praxis, que privile- su violencia, él las vuelve a encontrar fuera, en su obje- gia relaciones u objetos en la totalidad inerte e to como categoría fundamental de lo deseable, Por su necesidad misma, la absurda exigencia se afirma como introduce, por su acción, determinaciones en el un derecho. Si Gustave, al experimentar su impotencia es campo de sus relaciones con los otros, arrojado, por esa impotencia misma, a la avidez, es que el E/ idiota de la familia se presenta al lector como hombre se define como un derecho sobre lo imposible. una continuación de Cuestiones de método, Inten- No hay en esta extraña determinación ni malentendido ta aprehender a Gustave Flaubert como el ser ma- ni capricho: es nuestra realidad humana la que se define así para Gustave" (16). terial que supera perpetuamente las condiciones que se le imponen, trascendiéndolas para objeti-varse por la acción, Conviene señalar que Sartre distingue entre el Sartre, fiel a los lineamientos de su adhesión conocimiento y la comprensión que el pequeñoal marxismo, trata de situar el proyecto indivi- Gustave tiene de sí mismo. El niño no se conoce,dual de Gustave Flaubert desde su origen: en las es decir, no puede verse otro, pero se comprendeestructuras complejas de la encrucijada histórica admirablemente: el fondo de su aprendizaje estáde la Francia decimonónica. Además, pretende marcado por su vivencia familiar.captar el movimiento Íntimo de la subjetividad Gustave Flaubert nace en el seno de una familiaflaubertiana, que sirve de impulso para trastro- de clase media. Su padre era un brillante médico ycar lo vivido en objetividad literaria. Por eso afir- cirujano (17). Un hombre orgulloso, que pudo en-ma que lo que caracteriza a Flaubert no es una vin- riquecerse y abandonar sus raíces campesinas, alculación abstracta -metafÍsica- con las letras, si- adoptar la racionalidad del liberalismo. Racionali-no, una elección de escribir de cierta manera pa- dad que contrastaba con la práctica semifeudalra manifestarse personalmente en el mundo; en de su moral familiar (sus hijos eran vasallos: de-otras palabras, "es la significación singular ( ... ) bían realizar la intención con la que los había pro-que (Flaubert) da a la literatura como negación creado).de su condición original y como solución objeti- La madre de Gustave revertía la ideología delva de sus contradicciones" (14). pater familias sobre los hijos: era toda sumisión y Gustave es el idiota de la familia Faubert: no lealtad. Una huérfana flechada de amor por elpuede aprender a leer antes de los nueve años, no doctor Achille-Cléophas Flaubert, ese autoritario,tiene la ciencia del padre, no posee las virtudes nueve años mayor que ella, que parecía un padredel primogénito, no es mujer como la hermana. resucitado.Gustave no puede ser lo que quieren que sea; lo El hermano Achille, nueve años mayor que Gus-que quiere ser para reivindicarse por la virtud inal- tave, tenía por primogenitura el derecho de here-canzable de los otros. La familia se le impone co- dar el cientificisrno paterno. Por encargo, por pre-mo una realidad terrible, una "llaga profunda destinación, por una orden ineludible construidasiempre oculta" (15). Por eso el deseo está en su en el seno de la estructura familiar, Achille estabaproyecto original, como una deuda por saldar. llamado a ser una reencarnación del padre.Sartre lo refiere así: En el seno de aquel núcleo familiar, Gustave elige la profesía del vasallaje: se hace pasivo. La pa-"Flaubert, desde sus orígenes, ve al deseo como una neo sividad es anticipo de la neurosis.cesidad, puesto que reconoce la imposibilidad de satis- Gustave interioriza su faltante (manque) comofacedo y pretende interiorizar esa imposibilidad con la vivencia dolorosa y deviene -eventualmente- co-muerte vivida. Solo y mal querido, considerado un mi- mo un sujeto que se irrealiza hacia los irrealesnus habens por sus verdaderos jueces consume de con-cupiscencia, codicia localmente el estatuto del primogé- (-Soy Madame Bovary). Sartre introduce aquí lanito los méritos y los honores concomitantes, el amor noción de vivencia (18), para referirse a lo que ende su padre. Es absurdo. Lo sabe: habría que romper a El ser y la nada ha descrito como conciencia situa-la familia Flaubert y, cuando más tarde llega a imponerse, da (aprehensión inmediata de lo real como mun-sigueen pie que su deseo presente, en este minuto mismo,desapareceráen medio de la amargura, no colmado, como do). Lo vivido es simultáneamente presencia en sítodos los que lo han precedido. No importa: este deseo y ausencia de sí: es la síntesis consciente-incons-
  4. 4. 68 AL VARO ZAMORAciente (conocimiento-comprensión) que en Flau- ra para imaginar lo que -por ausencia radical-bert se presenta como una unidad simbiótica de escapa irremisiblemente a la demostración. Aca-agresión y defensa. Sartre explica la pasividad del so las limitaciones objetivas obligan a Sartre aniño como una imbricación de 10 vivido. Cuando reconstruir lo imposible desde su propia praxisGustave asume la pasividad como su totalización humana (23). He ahí una virtud de El idiota deen el mundo (compromiso), sienta las directrices 14 familia, pero también una limitación insoslaya-de su neurosis y de su opción literaria. Por eso, la ble, que niega carácter científico a la obra.empresa estética de Flaubert aparece como la recu- Ese procedimiento comprensivo, que permiteperación de sí en 10 imaginario. andar por "un muerto como Pedro por su casa" Para hacer explícito este sentido del proyecto (24), es el que Sartre utiliza para reconstruir elvital de Gustave Flaubert, Sartre dirá que su ser-en- importante acontecimiento de Pont-lEvéque, Esael-mundo aparece como un ser-en-el verbo. Lo que noche de enero de 1944, cuando Flaubert vivesignifica que para él imaginar (producir irreales) es, su ataque liberador. ¿Es realmente ese el momentosimultáneamente, producir el objeto imaginario e en que Gustave elige la somatización radical, comoimaginarizarse (19). Esto es posible -dirá el filó- única forma de realizar la unidad contradictoriasofo- porque Gustave constituye su ego como un de lo imposible y 10 necesario? Lo cierto es quealter ego, que permite un desdoblamiento "perma- Sartre intenta reconstruir la desesperación límitenente en él del Yo al El y viceversa" (20). que acosa a aquel hombre; a saber, que el artista es Así, el niño Flaubert se inicia en las técnicas también un hombre de acción. Había que enfren-para vivir su clase en el seno de una familia que 10 tar la dificultad suprema: para Gustave Flaubertenajena de sí mismo. Enclavado de lleno en las la acción es el mal.intenciones de una alteridad que 10 subyuga, elige Sartre ha distinguido dos períodos en la historiala pasividad y la tontería, como estandartes contra de la neurosis flaubertiana: la primera, que culmi-la razón analítica de su padre y de su siglo. na en 1840, corresponde a la sospecha, la segunda, Entre los trece y los catorce años se convierte -hasta su crisis de Pont-IEvéque (1844)- sea la literatura. Abraza en esa forma la empresa de constituye como precipitación contra las exigen-aniquilar el mundo en un espejismo de palabras, cias de su familia.que para él se anuncian más como imágenes que La sospecha culmina con la certeza de que lasoma signos (21). Sartre 10 expresa en los siguien- literatura es alteridad. Flaubert se enferma moral-tes términos: mente porque siente, en la intimidad, que debe cambiar algo del fervor romántico de su época;" ... 10 que quiere profundamente Flaubert, sin tener de pero huérfano de técnica e instrumentos, cae enello una conciencia muy nítida no es producir ser, sino, el padecimiento. Sartre liga aquella sospecha conpor el contrario, reducir e! ser a un inmenso espejismo que una toma de conciencia: su clase social es, en síse aniquila al totalizarse. Dar el ser al no-ser con la inten- misma, exigencia. El pater familias aparece de nue-ción de manifestar e! no-ser de! ser. El sostén de la obra,por cierto, es material; son las palabras impresas; pero e! vo en esa exigencia. Pareciera -a los ojos deempleo que hace de ellas las irrealiza y el libro impreso Sartre- que las exigencias de clase representanllega a ser un centro permanente de desrealización" (22). un imperativo profético, según el cual Achille- Cleopas Flaubert copuló para engendrar un Gus- El escritor nace, entonces, como producto de tave-notario. Pero en 1843 el engendro era sus-una pasividad que no es materia inerte sino praxis pendido en su examen de Derecho. La sospechaencadenada. Por eso la irrealidad y la desrealiza- se había convertido en certeza: "10 real es primero,ción serán los fundamentos de su arte. en todos los sentidos de la palabra; pertenece a los Pasividad, resentimiento, egología; Sartre de- otros, a los verdaderos hombres que lo descifran ydica largas páginas a la comprensión y reconstruc- lo gobiernan" (25).ción de cada actitud, de cada encrucijada constitu- Según Sartre, el episodio de 1844 representa elyente del ser relativo Flaubert. Son muchas las ve- momento en que Gustave retroalimenta sintética-ces que, buscando la síntesis profunda de una mente la vivencia de su pasado,como imperativovivencia, se adentra -él mismo- en el terreno de del futuro: asume la pasividad bajo la forma10 irreal. Cómo, sino, podrá entenderse que Sartre de sumición a su cuerpo, para afirmarse comopueda describir los pensamientos íntimos de un agente histórico. Su propósito consiste en probarniño que dejó de actuar hace mucho tiempo. Su- que, como artista (imaginarizándose hacia los ima-cede que el filósofo debe echar mano a la literatu- ginarios), puede superar a los que, como su padre y
  5. 5. EL FLAUBERT DE SARTRE 69su hermano, se apropian del mundo por medio de (4) Sartre, Vfctor y Gavi, El hombre tiene razónla ciencia. Se lanzará a esa empresa la noche de para rebelarse, Monte Avila Editores S. A., 1975, pág. 72.enero del 44, por el "salto hacia la locura que le ( 5) Sartre, J. P. El idiota de la familia, Trd. Patri-hará caer a los pies de su hermano ( ... ) y por el cio Canto, 3 vols. 2a. edición, Editorial Tiempo Contem-hijo de esa noche de Idumea, por Madame Bo- poráneo, 1975, Tomo 1 pág. 10.vary" (26). Pero el logro será precario -como ex- (6) Sartre, J. P. El ser y la nada, Trd. Juan Valmar, 4a. edición, Editorial Losada S. A., Buenos Aires, 1976.plica Sartre- pues su realismo, ese intento perma- pág. 693.nente por conceder la primacía al no-ser sobre el (7) La conciencia no es el objeto del que ella esser, reconocerá íntimamente el ser real como conciencia y, sin embargo, es nada más que concienciavalor absoluto del arte. Por eso la objetivación de ese objeto. La desaparición de todo objeto produciríaliteraria de Flaubert es el medio que asegura su la extinción inmediata de toda conciencia. (8) Sartre, J. P. El ser y la nada, op. cit., pág, 694.ser, como proyecto imposible hacia el no ser. (9) Ibid. Pág. 689. Sartre proyectaba ligar la objetivación litera- (10) Sartre, J. P. Critica de la razón dialéctica,ria de Flaubert, con la encrucijada histórica de Trd. Manuel Lamana, 2 tomos, 3a edición, Editorial Lo-su siglo, pero no llegó a culminar tal proyecto. sada, S. A., Buenos Aires, 1979, Tomo 1, pág. 90. (11) Ibid. pág. 57.El idiota de la familia fue truncado así, como (12) Ibid. pág. 74.una víctima de la vejez. El libro permanece como (13) Ibid, pág. 35.un planteamiento, como un intento de constituir- (14) Ibid. pág. 117.se en la síntesis de un planteamiento mayor y más (15) Sartre, J. P. El idiota de la familia, op. cit.perenne: la obra de Sartre tiende a la síntesis ra- Tomo 1, pág. 10. (16) Ibid. págs. 458-459.dical de una filosofía de la libertad humana. (17) Recuérdese que en esa época la cirugía era El Flaubert es una ambición muy vasta: quiere practicada por barberos y, extrañamente, por médicos.dar cuenta de todos los problemas, de todos los En su disertación para la Facultad de medicina el doctorfenómenos, de todas las empresas humanas que se Flaubert señalaba la necesidad de imbricar ambas prácti-ligan con la constitución de un individuo y de cas. (18) Sartre define la noción como un pensamientola historia. El proyecto ha superado a la realiza- que introduce el tiempo en su significación (la noción deción. Lejos del fracaso, sin embargo, El idiota de pasividad es un ejemplo). En 1971 dijo que El idiota delafamilia representa una exigencia permanente: la familia no sería una obra científica, porque para escri- bir sobre Flaubert le era preciso utilizar nociones en lugar de conceptos."Comprenderse, comprender al otro, existir, actuar: un (19) "Limagination nest pas plus une faculté desolo y el mismo movimiento que funda el conocimiento Lesprit que une sorce tarissable: oest une attitudeindirecto y comprensivo, aunque sin abandonar lo con- complexe envers le réel-qui, chez Flaubert, ne changeracreto nunca, es decir, la historia, o más exactamente, que pas de toute sa vie, dans la mesure oú lenfant imaginairecomprende lo que sabe. Esta disolución perpetua de la de 1835-1837 passe tout entier dans lhomme imaginaireintelección en la comprensión e, inversamente, el perpe- quie se forge aprés 1884. Ce qui est manifeste, par centre,tuo descenso que introduce a la comprensión en la intelec- cest que les ouvrages de fiction pure (recits, contes, etc.)ción como dimensión de no-saber racional en el seno delsaber, es la ambigüedad de una disciplina en la cual el in- tendent a disparaítre". (Sartre, J. P. Lidiot de la [amille, 3 vol., Libraire Gallimard, Paris, 1978, Vol. III, pagoterrogador, la pregunta y el interrogado son solo uno" 1471).(27). (20) El idiota de la familia, op. cit. Tomo II, pág. 486. (21) En Lo imaginario Sartre ha distinguido la NOTAS imagen del signo. Mientras que la primera da al objeto (1) Vargas Llosa, M. La orgía perpetua, Editorial como ausente, a título de analogon; el signo se puede atra- vesar como un cristal para aprehender en él la cosa signi-Seix Barral S. A., Barcelona, 1975, pág. 55. ficada, o volverse hacia su realidad objetiva. Veamos un (2) De El idiota de la familia aparecieron tres volú- ejemplo: imagino a Pedro, quien, de pronto, entra en lamenes. El cuarto volúmen, proyectado por Sartre, no fue estancia. Ante su presencia la imagen desaparece, peroescrito. puedo ligar sintéticamente esa presencia con el signo y (3) Según Sartre, el trabajo verdaderamente filosófico "se tiene que presentar como la totalización del Sa- decir "hola Pedro".ber contemporáneo" (CRD 1, pág. 16); esto es, como la (22) Sartre, J. P. El idiota de la familia, op. cit.unificación de todos los conocimientos en los diferentes Tomo II, pág. 343.niveles de la realidad, según "ciertos esquemas directores (23) Se ha dicho que Sartre escoge, para estudiarlos, aquellos autores que le permiten hablar de sí mismoque traducen las actitudes y las técnicas" (CRD 1, pág. (Baudelaire, Genet, etc.),16) de una época. La propuesta filosófico-literaria deEl idiota de la familia debe entenderse en esa perspecti- (24) Sartre, J. P. El idiota de la familia, op. cit.va. Tomo 1, pág. 10.
  6. 6. 70 ALVARO ZAMORA (25) El idiota de la familia, op, cit. Tomo 1, pág. Sartre, J. P. El ser y la nada. Trd. Juan Valmar, 4a. edi-205. ción, Editorial Losada. Buenos Aires, 1976. (26) Ibid, pág. 206. Sartre, J. P., Lidiot de la fami/le, 3 vol., Libraire Ga- (27) Sartre, J. P. Crítica de la razón dialéctica, llimard, París, 1978.op. cit. Tomo 1, pág. 136. Sartre, J. P. ¿Qué es la literaturat , en Obras, Trid. Aurora Bemárdez y otros, 3 tomos, Editorial Losada, S. A. Buenos Aires, 1972, Tomo 11. BIBLIOGRAFIA Vargas Llosa, M. La orgía perpetua, Editorial Seix Barral S. A., Barcelona, 1975.Sartre, J. P. Crítica de la razón dialéctica (precedida de Cuestiones de método), Trd. Manuel Lamana, 2 to- mos, 3a. edición, Editorial Losada S. A., Buenos Aires, Alvaro Zamora 1979.Sartre, J. P. El idiota de la familia Trd. Patricio Canto, 2 Apdo. 198 tomos, 3a. edición, Editorial Tiempo Contemporáneo, Guadalupe 1975. Costa Rica

×