Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La amapola en el peru

1,238 views

Published on

  • Be the first to comment

La amapola en el peru

  1. 1. LA AMENAZA DE LOS CULTIVOS DE AMAPOLA, EN EL PERÚ Tito A. Hernández T., PhD.FOTO: Tito Hernández T. Colombia,1994 Enero 2011
  2. 2. THE THREAT OF POPPY CROP IN PERU (1)From in January 1992 we have manifested our concern on the presence of poppycultivations in Peru. Colombian drug traffickers introduced the seeds. In 1994 the NationalPolice informed about poppy latex traffic and poppy cultivations in high forests of northregion (Cajamarca, Amazonas) and south region (Ayacucho).In June 2000 was discovered in Piura the first laboratory of heroin production. The Inter-American Drug Abuse Control Commission (CICAD/OEA) and National Police estimated in2002 that the poppy cultivated surface was 1200 hectares. The United Nations Office onDrug and Crime (UNODC) estimated in 2005 that poppy cultivated surface in Peru didntovercome 2,000 hectares. However, the Antidrug National Police has checked that thecultivations have expand dangerously in north region (Cajamarca, Amazons, San Martin,and Piura), central region (Huánuco, and Pasco), as well as in south region (Ayacucho,Apurímac and Huancavelica). In 2008, Seventeen years later those facts confirm our initialconcern: Peruvian Antidrug Office (DIRANDRO), reveal that many peasants have opted topoppy and that the cultivated surface overcomes 2000 hectares.If we accept that there are 2000 hectares, then Peru produces more poppy than Thailand,Lao PDR, and Pakistan. This situation is very serious for the social, ecological andeconomic implications. Is almost impossible a credible estimates of poppies cultivationsareas in Colombia and Peru, because those are camouflaged in traditional subsistencecultivations. Also, in these tropical areas two or three annual harvest is obtained. Forexample, in 1999 in Colombia officially was considered 6,500 hectares, but in 2000 wereeradicated (fumigation) 10.226 hectares, that which indicated that the cultivated area wasincorrectly estimated in 1999.(1) Paper presented by TITO A. HERNANDEZ T. to The annual meeting of the Association of American Geographers- 14-18April 2010 in Washington, DC 1
  3. 3. LA AMENAZA DE LOS CULTIVOS DE AMAPOLA EN EL PERÚAl igual que hace cinco años, las últimas semanas, diversos medios de la prensanacional e internacional han difundido ampliamente noticias sobre el crecimiento dela amapola, en el Perú. Ello nos lleva a realizar nuevamente un serio análisis, paracolocar en su real dimensión este nuevo problema de la producción drogas ennuestro país, tomando en cuenta los conocimientos y experiencias observadasdesde hace 20 años y en nuestras misiones técnicas relativas al problema de laproducción de heroína en Colombia y el sur oeste asiático.EL PROCESO DE “AMAPOLIZACIÓN”, EN EL PERÚ.Ya, en enero de 1992, hicimos notar nuestra preocupación sobre la presencia decultivos de amapola en el Perú, a raíz de un editorial del diario La República, del 27de diciembre del año 1991, aunque tomamos con reserva las cifras que se dabansobre la extensión de esos cultivos. (Revista PURA SELVA No.87. Enero 1992).Dos años después, volvimos a tratar el tema, debido a las informacionesperiodísticas y de organismos oficiales que daban cuenta de detenciones depersonas trasladando opio o látex de amapola en Chiclayo y de la presencia decultivos en zonas altas de San Martín y Amazonas. Indicamos que estábamos adportas de un proceso de “amapolización” de nuestra región andino-amazónica,como consecuencia de la presencia de narcotraficantes colombianos, quienesintrodujeron los primeros sembríos. (Revista PURA SELVA No.109. Diciembre1993).En abril de 1994 se descubrieron plantaciones significativas de amapola en lasselvas altas de Ayacucho. (Revista PURA SELVA. Ediciones No.,114 y 115. 1994).Han transcurrido casi 20 años y los hechos muestran una realidad, que confirmanuestras preocupaciones iniciales, cuando señalábamos, además, que la evidenciao conocimiento público de los cultivos de amapola se da, lamentablemente, cuandoya es demasiado tarde, y es muy difícil detener este proceso de amapolización”.Sino veamos cronológicamente los siguientes eventos y cifras: 2
  4. 4. DESARROLLO DE LOS EVENTOS MAS IMPORTANTES, SOBRE EL PROCESO DE AMAPOLIZACION, EN EL PERUFecha Evento Relevante Fuente Área cultivada de amapolaDiciembre 1991 Primer informe sobre Diario La República- Evidencias de pequeñas amapola en el Huallaga. Editorial parcelasDiciembre 1993 Presencia de cultivos en Diario expreso Evidencia de cultivos en San Martín y Revista Caretas, pequeñas parcelas comercializadores de Revista PURA SELVA opio en Chiclayo.Abril 1994 Confirmación de cultivos Diario El Comercio. 3 de amapola en selva Revista PURA SELVA. ayacuchana. Aprobación Prensa nacional de ley contra el cultivo y comercialización de la amapola. Erradicación.1999 Confirmación de cultivos DIRANDRO 17 de amapola. Erradicación, Incautación de látexEnero 2000 Confirmación de cultivos DIRANDR y 26 de amapola. CICAD/OEA Erradicación, Incautación de látexEnero 2001 Confirmación de cultivos DIRANDRO, 154 de amapola. CICAD Erradicación, incautación de látexEnero 2002 Confirmación de cultivos de CICAD/OEA. 1,200 amapola. Erradicación, Prensa Nacional. Incautación de látexDiciembre 2004 Confirmación de cultivos de Prensa Nacional. 1,300 amapola. Erradicación 55 Dirección Nacional de hectáreas de amapola los Inteligencia del Ministerio primeros 75 días del 2004.; del Interior. tan sólo dos hectáreas menos que las destruidas durante todo el 2003. Incautación de más de 60 kilos de estupefacientes derivados de la amapola .Mayo 2005 Durante este año la Prensa Nacional. 2 1,300 DIRANDRO ha erradicado Oficina de Comunicación 91 hectáreas de amapola social del Ministerio del sólo en el departamento de Interior. Huánuco. Además ha incautado 334 kilos de opio en otras localidades aledañas.2 Aunque se reconoce que aún no hay estudios oficiales completos sobre el área cultivada, la DIRANDRO estima que en el2005 habían entre 1,000 a 1,200 hás de cultivos de amapola en el país, y en el 2010 unas 2,500 hás. 3
  5. 5. Aceptando las cifras al 2005 sobre problema de la amapola y sus derivados,actualmente en nuestro país, estaríamos frente a un proceso de “amapolización”muy parecido a lo ocurrido en Colombia desde 1984, donde se dieron cuenta de lagravedad del problema recién a partir de 1990. Hoy, Colombia y México figurancomo importantes productores de amapola en el mapa mundial de la producción dedrogas. Hoy, al igual que en Colombia en los años 1990 en el Perú existen áreascultivadas en constante desplazamiento interno, que ameritan un análisis profundoantes de que sea demasiado tarde.Pero si aceptamos que habían unas 1,300 Ha. de amapola en el Perú en el año2005 y que en la actualidad superan las 3,000 hás, debemos aceptar también quenuestro país produce ya más amapola que Tailandia, Vietnam, y talvez suproducción sea igual a la de Pakistán. Esto es supremamente preocupante, por lascrecientes derivaciones sociales, económicas y ecológicas que esto conllevaría.Hay tres poderosas razones para el crecimiento de las plantaciones de amapolaen Colombia y Perú, a saber, 1.El aprendizaje colombiano para obtener Heroínacon más del 95 % de pureza, 2. Sus canales de exportación y distribución yaestablecidos por los cárteles colombianos usados para la cocaína .y que incluyen aMéxico y Brasil, y, 3. Talvez la más importante, los menores costos para ofrecermejores precios. Llevar un cargamento de Heroína desde el Asia a EEUU sedemora 8 veces más que enviarlo desde Sudamérica .Por ello los narcotraficantescolombianos ofrecen a la mitad del precio (US$.125,000 por Kg. De Heroína) de lo 4
  6. 6. que venden los asiáticos (US$: 250,000 por Kg de Heroína). Un Kg. del alcaloideen Cauca, Pereira o Buenaventura- Colombia tiene un valor de US$.6, 000 y esemismo producto se vende en EEUU a US$. 120,000.PARA EL NARCOTRÁFICO NO HAY FRONTERASEs probable que el cultivo de la amapola se haya difundido en el Asia cuandoAlejandro El grande lo llevó de Grecia a Persia y La India en Siglo III antes deCristo. El opio o látex de la amapola fue adoptado ampliamente por indígenascomo parte de su medicina natural y se ha plantado con otros cultivos anualestradicionales. Su uso fue animado deliberadamente por gobiernos coloniales en losúltimos siglos. En el siglo XX, cuando la heroína creció en popularidad y la presióninternacional contra las drogas creció, gradualmente el comercio de opio ymorfina,materia prima para la Heroína, fue asumido por los narcotraficantes.Hasta el año 2004, el cultivo ilícito de amapola fue estimado en 169,000 hectáreasa nivel mundial, lo que representaba el 40% menos de la superficie sembrada ainicios de la década de los noventa, cuando se registraron oficialmente 270,000hectáreas. El Opio y la Heroína originaria del sur oeste asiático tienen comodestino Asia Central y Europa, mientras que el mercado de los EEUU esabastecido por la producción de Colombia y México. (UNODC –Reporte Mundial2004). Sin embargo la distribución de esas áreas productoras ha ido cambiando,habiendo declinado en algunas regiones e incrementado en otras. Esta lógica deldesplazamiento de cultivos ilícitos ocurre en cualquier lugar del mundo,incluyendo los países asiáticos, en el llamado "Triángulo de Oro" del Asiasudoriental (Lao, Tailandia y Myanmar) y "Media Luna de Oro" del Asiasudoccidental (Afganistán, Pakistán e Irán) donde se produce conjuntamente el90% de la cosecha mundial de látex de amapola. Aunque la producción en elsureste asiático se ha reducido, ya se observa un incremento explosivo enAfganistán.A partir de 1991, tres estados latinoamericanos, Colombia, México y en menormedida Guatemala, ya se manifestaban como importantes productores de amapola.Los datos oficiales indicaban que en Colombia ya se cultivaban 6,578 Ha, pese aque en 1984 sólo se hablaba de la presencia de “unas cuantas matas y pequeñossembríos de amapola”. En México, el proceso había empezado antes y, a pesar deque la información oficial indicaba que en 1991 sólo cultivaban unas 4.000 Ha, seprodujeron 50 TM. de opio y 5 TM. de heroína. Guatemala no superaba las 500 Ha.sembradas de amapola, con capacidad para producir 4 TM. de opio y 300 Kg. deheroína. En 1995 y 2001 se detectaron plantaciones de amapola en Venezuela y elPerú, respectivamente. Todo ello indicaba que el narcotráfico, con su capacidadfinanciera y económica, había introducido en América la amapola procedente delAsia. 5
  7. 7. Lo anterior confirma una vez más lo que hemos manifestado reiteradamente: Talcomo sucede con la coca cultivada para fines ilícitos, para el narcotráfico las cuencasamapoleras, en el Colombia o Perú, no son más que “parcelas” cuyo nivel deimportancia estará en función del interés y rentabilidad del negocio de y de losfactores adversos o riesgos para su negocio (interdicción, factores de violencia yriesgos del control territorial). Es decir el narcotráfico no tiene fronteras para “someter económicamente” a los pobladores rurales andino-amazónicos, con unaeconomía apremiante y una resistencia cultural e institucional más debilitadas .Dicho de otra manera, el desplazamiento geográfico a nivel de la producción y elprocesamiento, responde a una medida preventiva de seguridad de losnarcotraficantes, respecto a la represión, pero también a la lógica mercantil quemueve el negocio. Los narcotraficantes colombianos o mexicanos, al diversificar laszonas y fuentes de obtención del látex, morfina y Heroína, se ubican en el mercadoen mejores condiciones para controlar los precios de la materia prima, elevar larentabilidad y competir en el mercado internacional, vía disminución de costos. Estamovilidad les permite responder con mayor flexibilidad a la ampliación diversificadade la demanda (cocaína , marihuana, heroína, etc..).Los siguientes hechos confirman lo dicho: A mediados de junio del 2001, oficialesnavales colombianos incautaron, en el sur occidente de ese país, 97 Kg. de heroínacon una pureza del 95%, que en los mercados mayorista y minorista de las drogasen los EEUU tenía un valor de 10 y 100 millones dólares, respectivamente .Esassemanas había culminado la operación Plataforma, coordinada por la Policíacolombiana y la DEA y que contó con la colaboración de las de Brasil, Chile,Ecuador, Perú y Ecuador. Los resultados fueron reveladores: se detuvieron 3,029personas, de las cuales 2,594 eran colombianos vinculados al tráfico de Heroína .Eltotal de Heroína incautadas en esos países fue 194 Kg. 99 de los cuales fueronenviadas desde Colombia (Revista CAMBIO Ed. 422 Julio 2001) . Chile, Panamá, y Ecuadorson países consumidores o de tránsito. Por lo tanto era fácil de suponer que parte deesa droga era producida en el Perú. Los cultivos de amapola sembrados en el Perúse elevaron el último año a más de 1,300 hectáreas, según estimados no oficiales.Esto confirmaba el interés de los traficantes colombianos y mexicanos en convertir alPerú en un eslabón de la producción mundial de heroína. Se informó que lossembríos peruanos estaban esparcidos en los departamentos de Amazonas,Huánuco, Apurímac, Cajamarca y sierra de Lima.Considerando el descubrimiento y avance de los cultivos e incautación de opio yHeroína, y si aceptamos las cifras del área cultivada, estamos frente a una peligrosainclusión de nuestro país en el mapa mundial del problema de la amapola yderivados, como se ilustra en la figura 2. esto como consecuencia que, según lasevidencias, que los narcotraficantes colombianos se han apoderado de buena partedel mercado norteamericano de la Heroína, controlada varios años por las mafias 6
  8. 8. asiáticas y que para mantener una cada vez más numerosa clientela debenaumentar los cultivos en Colombia y Perú. AREA CULTIVADA DE AMAPOLA EN HECTÁREAS DISTRIBUCION MUNDIAL AÑO AFGANISTAN PAKISTAN LAO PDR MYANMAR TAILANDIA VIET COLOMBIA MEXICO NAM 1990 41,300 7,488 30,580 150,100 1,782 18,000 1,160 5,450 1991 50,800 7,962 29,625 160,000 3,727 17,000 6,578 3,765 1992 49,300 9,493 19,190 153,700 3,016 12,199 5,008 3,310 1993 58,300 7,329 26,040 165,800 998 4,268 15,091 3,960 1994 71,470 5,759 18,520 146,600 478 3,066 5,226 5,795 1995 53,759 5,091 19,650 154,070 168 1,880 4,916 5,050 1996 56,824 873 21,601 163,000 368 1,743 6,584 5,100 1997 58,416 874 24,082 155,150 352 340 7,350 4,000 1998 63,674 950 26,837 130,300 716 442 6,500 5,500 1999 90,583 284 22,543 89,500 702 442 6,500 3,600 2000 82,171 260 19,052 108,700 890 4,300 1,900 2001 7,606 213 17,255 105,000 820 4,100 4,400 2002 74,100 622 14,000 81,400 750 4,100 2,700 2003 80,000 2,500 12,000 62,200 4,800 Fuente: Elaboración propia, con base en datos oficiales de UNODC-Viena 2004. 7
  9. 9. LA RELATIVIDAD DE LAS CIFRAS SOBRE LAS AREAS CULTIVADAS CONAMAPOLA.Como indicamos, en el año 2004 el área mundial de amapola fue estimada en169,000 hectáreas, 40% menos de la superficie sembrada a inicios de la décadade los noventa, cuando se registraron 270,000 hectáreas. Pero la producción deopio, base de la Heroína, se incrementó por el aumento de las áreas enAfganistán con rendimientos de 45 kg/há, en comparación a los 13 Kg/hátradicionalmente obtenidos en el sureste asiático. Por ello la oferta mundial deHeroína no ha disminuido.Además, para las autoridades y entendidos en la materia, es casi imposiblerealizar una medición certera de las áreas cultivadas de amapola. Por satélite nose puede hacer una medición seria, porque muchos de los cultivos se camuflan encultivos tradicionales de subsistencia. Además, como se obtienen dos o trescosechas por año y las cifras son publicadas anualmente, estas acaban siendodesactualizadas. Por ejemplo en Colombia, en 1999, oficialmente se estimaba6,500 hectáreas y el 2000 se informó de la erradicación (fumigación) de 10,226has., lo cual indicaba que el área estimada en 1999 era mucho mayor. Aunque lascifras oficiales colombianas del 2004 indican 4,800 hás, extraoficialmente seacepta que deben haber unas 20.000 Has, que potencialmente pueden producir20 TN. de opio y 2 TN. de heroína. Asimismo, en México, a diferencia de las cifrasoficiales, expertos norteamericanos afirmaban que en ese país había 14,600hectáreas de amapola en el 2001 y 13,500, en el año 2002. Aunque no sedisponen de datos oficiales, esta misma dinámica estaría ocurriendo en el Perúdurante esta última década del siglo XXI. 8
  10. 10. LEY NO. 26332 SOBRE CONTROL DEL CULTIVO DE AMAPOLA O ADORMIDERA EN EL PERUEl 23 de junio de 1994, se publicó la Ley No. 26332, en la que se incorpora en el Nuevo Código Penal,artículos referidos a la penalización de la comercialización y cultivo de plantaciones de AMAPOLA oadormidera. El tenor de la ley es el siguiente:EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICAPOR CUANTOEL CONGRESO CONSTITUYENTE DEMOCRATICOHa dado la ley siguiente:Artículo 1º . - Incorpórase a la Sección Segunda, Capítulo III del Título XII del Código Penal el Artículo 296º D,que queda redactado de la siguiente manera:Artículo 296º D.- El que ejecuta actos de cultivo, promoción, facilitación o financiación de plantaciones deadormidera, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de quince años, conciento ochenta a trescientos sesenticinco días-multa e inhabilitación conforme al artículo 36º, incisos 1), 2) y4).Si la cantidad de plantas de que trata el párrafo anterior no excede de ciento, el agente será reprimido conpena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de ocho años, con trescientos sesenticinco a setecientostreinta días-multa e inhabilitación conforme al artículo 36º , incisos 1), 2) y 4).El que transfiere o comercializa semillas de adormidera será reprimido con la misma pena que establece elprimer párrafo del presente artículo.Artículo 2º . - Los cultivos de adormidera serán destruidos por cualquier método siempre que no atente contrala conservación del medio ambiente, bajo el control y responsabilidad del Fiscal Provincial, levantándose a talefecto el acta correspondiente.Los terrenos de cultivo, equipos de trabajo y otros bienes de uso directo que hubieren sido utilizados en lacomisión del delito serán incautados.Durante la investigación policial y el proceso penal los bienes a que se refiere el párrafo anterior serán puestosa disposición de la Oficina Ejecutiva de Control de Drogas, la que los asignará para su uso o administración,en coordinación con el Ministerio de Agricultura, a las dependencias públicas o instituciones oficiales oprivadas dedicadas a actividades de investigación científica o de promoción social.Los bienes incautados en virtud de la sentencia judicial firme, pasarán a propiedad del Ministerio deAgricultura para su posterior adjudicación; tratándose de terrenos, la adjudicación se hará preferentemente afavor de los campesinos sin tierras.Artículo 3º . - No se concederá libertad provisional, liberación condicional, semilibertad, redención de la penapor el trabajo y la educación, remisión de la pena o indulto a los traficantes de opio y derivados.Artículo 4º . - La presente ley entra en vigencia a los 30 días de su publicación en el Diario Oficial El Peruano.En Lima, a los diecisiete días del mes de Junio de mil novecientos noventa y cuatro 9
  11. 11. Reseña del autor:Tito A. Hernández T, es Ingeniero Agrónomo de la UNAS-Perú (1975), conMaestría en la UFV –Brasil (1984), y estudios de especialización enPlaneamiento Estratégico, Desarrollo regional, y Desarrollo organizacional, enAlemania y Colombia.Hasta 1989 se ha desempeñado como Profesor Principal en la UNAS-Perú.Entre 1989 y 1997, ha sido Director de los Proyectos agroindustriales de lasNaciones Unidas, en el Marco del Desarrollo Alternativo, en las regiones delHuallaga y Ucayali, habiendo diseñado e implementado agroindustrias de laPalma Aceitera, Palmitos, y cacao.Entre 1998 y 2004, se ha desempeñado como Asesor Internacional de laAgencia Alemana de Cooperación Técnica-GTZ, en el Desarrollo Rural Integral,en zonas amapoleras y cocaleras de Cauca- Colombia. Desde 1992, realizaconsultorías UNODC-Naciones Unidas y GTZ, sobre el problema rural de laproducción de drogas y Desarrollo Alternativo, en Brasil, Perú, Bolivia,Colombia, Ecuador, México y Asia.Ha publicado numerosos artículos sobre drogas y desarrollo alternativo enperiódicos, y revistas nacionales y extranjeras, así como manuales técnicos ylibros relacionados al Desarrollo Rural y Desarrollo organizacional y es Director yFundador de la Revista PURA SELVA desde hace25 años.Ha realizado misiones oficiales e independientes de evaluación sobre laproblemática de la producción de Amapola en México (1992,2000), Colombia(1993,1998-2004), y Perú (1992,1994,2004-2009). 10
  12. 12. El autor, analizando los Cultivos de amapola en los andes colombianos Plantaciones de amapola en el Perú, camufladas en cultivos de subsistencia . 11
  13. 13. Amapola , en zona indígena caucana, ColombiaLa Amapola en Afganistán. Los rendimientos Heroína por Ha. Triplican a los obtenidos en Colombia y Perú. 12
  14. 14. La amapola crece en la regiones andino-amazónicas,por encima de los 1,800 ,en Colombia y de los 2500 msnm, en el Perú. 13

×