Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
REFLEXIONES RECORDANDO LA FÁBULA DE LA ZORRA Y LAS UVAS
Acabando de cumplir un año más de vida agitada y super llena en vi...
uvas analizan las motivaciones tristes que llevan a un pobre animalito a actuar con
tan poca inteligencia y absoluto desco...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Reflexiones recordando la fábula de la zorra y las uvas

905 views

Published on

Published in: Health & Medicine
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Reflexiones recordando la fábula de la zorra y las uvas

  1. 1. REFLEXIONES RECORDANDO LA FÁBULA DE LA ZORRA Y LAS UVAS Acabando de cumplir un año más de vida agitada y super llena en vivencias mayormente buenas y felices, a alturas donde el miedo a muchas cosas se ha desvanecido pues la sabiduría de los años y sobre todo la experiencia y caminos recorridos enseñan tanto, se percibe mejor que alrededor de uno hay personas – lastimosamente con mayor frecuencia que antes- que con sus actitudes y conductas en vez de dar respeto o temor dan mucha risa, pena o ambos sentimientos a la vez. Mi suerte, siempre lo sostendré y con mucha gratitud, es que trabajar con adolescentes ( maravilloso universo!!) me ha permitido conocer mejor los aspectos psicopatológicos de los comportamientos de esas personas, y analizar sus motivaciones, sus formas de actuar; y si cuando fui más joven me enojaban, ahora solo como quien estudia en el microscopio un tejido los miro, remiro y pienso en qué dramas internos, vivencias, dolores o pérdidas dieron origen a esa forma de ser tan extraña y penosa. Deben haber historias de carencias afectivas tremendas, sentimientos de soledad y baja autoestima que hacen que tengan temor, resentimiento y rabia de que otros hayan logrado destacar y muestren ser superiores de alguna manera y los sobrepasen- aun sea a costa de su propio esfuerzo y trabajo, peor pues se sienten menos aptos-; por eso la necesidad casi obsesiva por figurar, de recibir aplausos aunque sean inmerecidos, ficticios, de inventarse historias que se caen de absurdas solitas y buscan opacar al resto que sea para ellos una competencia –aunque sea en buena lid- o sea en algo mejor pues los altera y perturba tanto en su homeostasis fracturada y parchada, que se van al límite de buscar por todos los medios de hacer daño sin medir consecuencias ni mirar a quien perjudican con una impulsividad, conducta irrespetuosa, falta de autocontrol y madurez dignas de niño a quien mamá le negó el juguete que quería conseguir, aunque sea a la mala y haciendo la pataleta del siglo. Hoy sí que me he reído y mucho, comprobando como la fábula de la zorra y las uvas se hacía realidad en un pobre papel-producto de un pobre árbol talado-, y recordaba como la pobre zorra que desde su incapacidad y falta de solución a su problema trataba de creerse ella misma el cuento que su mente elaboraba sobre que no están maduras las uvas, solo para sentirse menos infeliz por su lamentable realidad y limitaciones personales. El cerebro es una preciosa obra de ingeniería, por eso me apena ver como una herramienta tan valiosa se utiliza de manera torpe, a lo bruto, sin más argumento racional, lógico, normal, o peor aún parece que ni se utiliza- pero eso es cuestión personal, si desean hacerlo o no, - y en el país menos mal hay todavía libertades y derechos irrestrictos, y no usar el neo-cortex es también un derecho, aunque algunos ya lo hayan hecho más un deporte y forma de vida. Y ahora, con una taza humeante de café caliente, viendo la noche a través de la ventana por un instante imagino a la zorra mirando las uvas pero esta vez mordisqueando furiosa, enajenada a la vid tratando de arrancarla de raíz solo porque no pudo comer unos granos pues la vid estaba muy muy alta, mientras las
  2. 2. uvas analizan las motivaciones tristes que llevan a un pobre animalito a actuar con tan poca inteligencia y absoluto descontrol. Que se hace pues, para algunos no usar el neocortex y dejar a la amígdala suelta es su modus vivendi … y decidir entre usar o no su cerebro ¡he ahí su enorme dilema!! Iliana Romero Giraldo CMP 27837 Pediatra INSN

×