Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
La danza de la mezquindad y de las ovejas reprimidas 
Iliana Romero Giraldo 
El poder es una droga que te ciega los sentid...
hacen daño perduran; lo mejor: dejan a su paso pruebas de su maldad hasta documentada, que 
sirve para que se autodestruya...
Nosotros los médicos peleamos contra la peor persona inimaginable y ya se fue aquella mentirosa 
que tanto daño nos hizo, ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La danza de la mezquindad y de las ovejas reprimidas

533 views

Published on

pensamientos libres

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La danza de la mezquindad y de las ovejas reprimidas

  1. 1. La danza de la mezquindad y de las ovejas reprimidas Iliana Romero Giraldo El poder es una droga que te ciega los sentidos, eso nadie lo duda, te hace creer que eres onmipotente, que nadie puede atreverse a contradecir ni negarte nada que pidas, incluso aquello que está por encima de la ley, las normas o reglamentos. ..te hace perder la perspectiva sobre que es real y que no lo es, que es lo lógico y lo correcto, te hace olvidar que existen normas mínimas de convivencia humana como el respeto, la ética de la profesión, el honor y la verdad y las encubres con mentiras, lisonjas falsas y creencias mesiánicas de que eres un “iluminado(a)” o elegido, el que más sabe, el mejor - cuando sabes en conciencia que para lograr lo que deseabas, manipulaste personas y situaciones incluso rogaste porque te tiren el mendrugo de la mesa -, que tus defectos notorios, incapacidad y desconocimiento se tapan con tu propia soberbia, ceguera mental y falta de autocritica. En los últimos tiempos muchas autoridades o personas que tienen un cargo hoy, hacen lo descrito líneas arriba: abusan del poder que temporalmente se les ha otorgado y en su ceguera creen es eterno, incuestionable, no aceptan negativas en base a hechos concretos…es decir, la lógica de aquí mando yo y el resto no importa-así decía Luis XVI antes de perder la cabeza en la guillotina- ; no se dan cuenta que todos a su alrededor ya saben que está haciendo mal, que todos saben que solo encubren así su enorme inseguridad, su falta de conocimiento y temor de equivocarse, pues reconocen en silencio que no saben que están haciendo; y aquellos que los rodean por mantener su posición “privilegiada” solo balan cual ovejas agachándose al paso del “iluminado(a)” sin decirles de frente lo que piensan por miedo y no porque sepan que están actuando mal. Al final, creen erradamente que se salvarán igual que los nazis en Nüremberg diciendo: “solo obedecía órdenes de mi superior”, ni se imaginan que eso no salva a nadie de responsabilidades menos aún sabiendo que sus pseudolíderes no darán ni harán nada por ellos pues los dejaran solitos. Así el iluminado(a), que en verdad es una caricatura de líder que ostenta ese poder para su provecho y no para el bien común, que era la misión de su labor primigenia, y cree que tiene el absoluto control, un falso control pues solo es por miedo, no por convicción, no por respeto real ni porque sea él o ella un ejemplo que motive a sus subordinados. A sus espaldas, incluso sus amigos denostan y se burlan de sus metidas de pata, y en su nombre- sin embargo- aprovechan para festinar a su favor personal poniéndole el sello: “tengo el apoyo de mi superior”, que personalmente da risa, pues es el ciego apoyado sobre otro ciego, pronto se verá que pasa cuando la vara corroída que les sirve de punto de apoyo, se quiebre tarde que temprano. Por eso las instituciones están hoy sumidas en este caos, por eso campean acciones incomprensibles y hasta risibles, incongruentes con la búsqueda de la mejora continua, contrarias a la madurez o de adultos profesionales; y mucha gente con la que converso hace queja de su malestar, desesperanza o comparte su fastidio al ver como yo estas situaciones. Y me anima escribirles esta nota para decirles que tengan fe, las tormentas sirven para poner a prueba nuestra capacidad de respuesta e inteligencia, nunca –la historia lo refrenda- lo malo, los que
  2. 2. hacen daño perduran; lo mejor: dejan a su paso pruebas de su maldad hasta documentada, que sirve para que se autodestruyan. Recuerden mis amigos y amigas, que la fortaleza del guerrero y líder verdadero está en su capacidad de sobreponerse a la maldad, a la gente que quiere doblegarte solo por demostrar poder sobre ti o simplemente porque le dijiste no a lo que te exigían porque creías era lo correcto; esa gente piensa: “está conmigo o contra mí”, pobre espíritu debe tener quien así razona, su alma está perdida en el abismo de la intolerancia y falta de respeto por su semejante, no se da cuenta que es maravilloso tener ideas diferentes y unirlas para crear algo que funcione y crezca mejor, no son capaces en su enanez mental de buscar alternativas para construir, sino buscan destruir a quien hace o dice lo que piensa que sea diferente, ya sea por: envidia, celo o despecho sin darse cuenta que de paso están arrastrándose ellas mismas al despeñadero de su estupidez y falta de sentido común. La literatura y la historia han enseñado que la oscuridad nunca dura para siempre, que la fuerza del espíritu de quienes saben están en lo correcto rebasan y superan a cualquier fantoche con poder que se alucina iluminado(a); que no dejarse avasallar es una opción, que decir no ante lo incorrecto o injusto es tu derecho, y que tu voz debe alzarse fuerte y sin miedo ante la corrupción, la ambición personal y la mediocridad que trata de pisotear a quienes valen de verdad. Lo peor que puede pasar es que te maten, pero como dice la canción: “matan a la persona, pero nunca sus ideas”. Por eso ha sobrevivido la humanidad. Entonces, no arredren el corazón ante esas personas, no se sometan a quienes desean que no razonen ni piensen por Uds. mismos, aquellos que quieren que sigan a pie juntillas sus consignas y confabulaciones de tiranuelos en ciernes, no permitan que sus almas se entreguen a estas situaciones pues no son solo Uds., no soy yo solamente quienes en una isla peleamos …es la dignidad y la humanidad misma quien se juega en cada pequeño o gran acto su mayor pelea por sobrevivir. Y no le podemos fallar. Ahí está la historia: Gandhi , Martin Luther King, Nelson Mandela; ahí está la literatura preciosa de Tolkien…la oscuridad absoluta no prevalecerá jamás, siempre tiene su final; y hoy mis amigos soplan vientos buenos y prometedores, hoy quienes nunca arriamos bandera ante quienes nos amenazan debemos tener esperanza, pues la fuerza de nuestra unión en la pelea ha logrado un éxito inimaginable: el gremio médico con dignidad a prueba de balas se planto ante un grupo de gente que solo pensaba en su beneficio propio sin importarles nada ni nadie, el gremio médico se levanto y peleo solo contra un monstruo de millones de dólares y lo tumbo, el gremio médico golpeo el corazón corrupto de este gobierno y lo hizo trastabillar hasta el punto de que su cabeza visible prefirió huir antes que la boten, y aunque diga lo que diga nosotros la sacamos y la pusimos de cabeza a ella y sus amigotes, incluidos sus personales y cercanísimos amigos de Palacio. Y recuerden no peleamos por dinero, peleamos por un ideal: por el derecho a una salud pública digna, respeto por la salud del pueblo, por respeto a la dignidad de la profesión médica y nuestra Ley de Trabajo médico.
  3. 3. Nosotros los médicos peleamos contra la peor persona inimaginable y ya se fue aquella mentirosa que tanto daño nos hizo, ahora faltan aquellos que detrás de ella hacían comparsa mientras nos atacaban, aquellos funcionarios que olvidaron que eran médicos y agredieron colegas olvidando el Código de ética, aquellos que entraron por la ventana y sin respeto a consensos de la mayoría mientras estábamos incluso peleando por sus derechos laborales; aquellos que salieron a dar su apoyo de una u otra manera a quienes nos maltrataban y lanzaban gas, caballos y mentiras pagadas con millones de publicidad. Por eso no teman, no se rindan que hay muchas batallas más que dar y hay mucho que hacer, hay que prepararnos para dar lo mejor de nosotros desde todos los frentes pero con inteligencia, respeto y dando clase sobre que es liderazgo, con respeto y cumplimiento por las normas y códigos, que es trabajar con juicio y equilibrio pero sobre todo con sabiduría y en consenso, con discrepancias pero sin mentiras ni difamaciones menos todavía tirando al suelo normas, códigos de ética o las leyes de convivencia social. Que el poder de la mezquindad de algunos, que hacen danzar sus ovejas reprimidas por su poder o por miedo no nos asuste, no nos arredre ni nos rebaje a su nivel. La unidad fraterna nacida de la lucha por lo justo y digno así como la historia nos acompañan, y recuerden que la historia jamás se equivoca ni se tuerce para siempre.

×