LOS VALORES MORALES EN LA PERSONA HUMANA I PARTE:
CONCEPCIÓN ANTROPOLÓGICA
Al hablar de valores humanos nos referimos
a aq...
Rokeach (1973) afirma que un valor: “es una
creencia duradera de que un específico modo
de conducta o un estado final de e...
Xiomara Paola Carrera Herrera
UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA
Equipo de Investigación ILFAM
Telfs. (593 7) 257 - 02...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Los valores morales en la persona humana desde la concepc ia n antropologica. (utpl-ilfam)

1,989 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,989
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
16
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los valores morales en la persona humana desde la concepc ia n antropologica. (utpl-ilfam)

  1. 1. LOS VALORES MORALES EN LA PERSONA HUMANA I PARTE: CONCEPCIÓN ANTROPOLÓGICA Al hablar de valores humanos nos referimos a aquellas propiedades, rasgos, cualidades y condiciones que se encuentran intrínsecos para luego exteriorizarse desde nuestra dignidad de persona alcanzando la humanización desde lo más sublime de nuestro ser. De 1910 a 1950 Agusto Comte y E. Durkleim, inician su estudio, caracterizándose en la afirmación sobre: “Los valores son individuales y subjetivos, que se forman a través de una conciencia social, y que a su vez la sociedad se impone; como consecuencia, no existente un valor universal, ni valores con validez para todos los hombres.” (Horta & Víctor, 2008) Durante la década de 1950 se fortaleció los estudios sobre valores morales humanos desde la perspectiva sociológica y antropológica; sin contar con un marco teórico claro ni una base empírica sólida. “Duffy denuncia la ausencia de un tratamiento serio por parte de los sociólogos y su intervención tiene eco. En 1976, Hawley insta a un estudio sobre el estado de la cuestión”(Ferrer, 1988). Talcott Parsons (1977) planteó que: “la actividad humana está sujeta a continuos dilemas, ante los que las personas han de escoger”. Clasificando en cinco tipos:  Afectividad-control: dar rienda suelta a los sentimientos y apetitos o controlarlos.  Universalismo-particularismo: utilizar criterios generales o normas específicas.  Serobrar: juzgar a los demás por lo que son o por lo que hacen.  Globalismo-especificidad: concibe a las personas íntegramente o reducidas a un aspecto.  Egocentrismo- colectividad: conocer al sujeto y través de sus acciones. Kluckhohn y Strodbeck (1976) clasifican a los problemas fundamentales de la existencia humana y sus soluciones posibles:  La relación del hombre con la naturaleza (sumisión, armonía o control).  Las orientaciones de valores se concretan a partir de tres componentes: afectivo, cognitivo y directivo. “No hay más que un modo de ser felices: vivir para los demás”. León Tolstoi . ¡Estamos en Web! Visítanos en la dirección: dirección del sitio Web BOLETÍN FAMILIAR PÁGINA 2
  2. 2. Rokeach (1973) afirma que un valor: “es una creencia duradera de que un específico modo de conducta o un estado final de existencia es preferible a otro modo de conducta o estado final de existencia opuesto o contradictorio.” Concluimos que el valor es una creencia por la que el hombre procede por preferencia. Los griegos utilizaban dos términos distintos para referirse en un caso a lo que nosotros llamamos “ética” y en otro lo que nosotros llamamos “costumbres”; por un lado con el término “ethos” (con “èpsilon o “è” breve) designaban a lo que en castellano nos referimos a las costumbres o los hábitos automáticos, mientras que con el vocablo eèthos ( con “ eta o è prolongada) se referían al concepto de modo de ser carácter o predisposición permanente para hacer lo bueno. La ética o moral de una persona se respalda en el concepto de persona que cada uno conciba, se fundamentan en: a. La libertad personal, por la que el hombre elige y es responsable de sus actos. b. La conciencia por la que el ser humano hace un juicio sobre lo bueno y lo malo de sus actos. c. Las normas morales que indican al hombre el camino a seguir. d. Las fuentes de moralidad; es decir, los elementos que influyen a la hora de hacer una valoración moral de los actos (intención, acto y circunstancias). Benedicto XVI nos proporciona una frase en la que permite reflexionar sobre la palabra moral: "La fuerza moral no ha crecido junto al desarrollo de la ciencia; más bien ha disminuido, porque la mentalidad técnica encierra a la moral en el ámbito subjetivo, y por el contrario necesitamos justamente una moral pública, una moral que sepa responder a las amenazas de se ciernen sobre la existencia de todos nosotros”. Adela Cortina (2002) claramente manifiesta algunas características sobre los valores morales en la persona:  Los valores son cualidades que nos permiten acondicionar el mundo y hacerlo habitable.  Los valores son cualidades reales a las que le damos cuerpo. Un valor no es una cosa, tampoco es una persona sino que está en una sociedad (una sociedad respetuosa), en un sistema (un sistema económico justo), en las acciones (una acción buena).  Los valores son siempre positivos o negativos. Al percibir un valor, podemos captar si éste es positivo o negativo, si nos atrae o nos repele.  Los valores poseen dinamismo. Dinamizan y humanizan nuestra acción, nos sentimos motivados a alcanzar los valores positivos y a erradicar los valores negativos.
  3. 3. Xiomara Paola Carrera Herrera UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA Equipo de Investigación ILFAM Telfs. (593 7) 257 - 0275 ext. 2114 xpcarrera@utpl.edu.ec Loja-Ecuador Como personas poseemos rasgos propios que lo demostramos mediante conductas, decisiones, convicciones, actitudes, creencias las cuales permitirán nuestra vinculación a la sociedad; logrando así un lugar de la "convivencia" donde se valora el dominio de sus instintos más primarios en bien de la comunión de ideas y de proyectos, y la voluntad de no hacer nada que carezca de dignidad humana. La Organización de Naciones Unidas en la Declaración Universal sobre los Derechos Humanos en su preámbulo indica: Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;(…) (ONU, 1948) Esta declaración recoge el común sentir de todos los países miembros de la ONU, donde estos pactan y se hacen responsables en fomentar los principales valores que dignifican y conducen la existencia del ser humano; el reconocimiento mundial del ser humano como portador de valores eternos, es decir, de valores que siempre, han de ser respetados. “El mundo, frecuentemente sin sentirlo o expresarlo, tiene sed de ideal y de valores que vamos a llamar morales para no ofender a nadie”. (Delors, 1997) Los valores morales se manifiestan dentro del contexto social, porque todo ser que vive en comunidad con otros seres humanos está obligado a comportarse en determinada forma cumpliendo normas y leyes impuestas por la misma sociedad en la donde como fin pueda mantener el equilibrio y la paz social.

×