Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
IGLESIA FAMILIAR DE RESTAURACION LA ALIANZA NORTE BOGOTÁ
Noviembre 17 de 2013.
Ps. Cesar Muñoz
FUEGO Y PASION
Lev. 6:8-9,1...
apagarse. Solían tener hambre por la palabra de Dios, solían tener celo por su santidad,
solían prevalecer en oración, per...
Esas son buenas noticias. No se olvide de ellas. Las buenas noticias son buenas sólo en
la medida en que usted entiende cu...
permítanme recordarles que Hebreos 12 dice que la disciplina produce temple en el
cristiano.
¿Qué valor tiene el pasar dia...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Predica nov. 17 de 2013 fuego y pasion

1,218 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Predica nov. 17 de 2013 fuego y pasion

  1. 1. IGLESIA FAMILIAR DE RESTAURACION LA ALIANZA NORTE BOGOTÁ Noviembre 17 de 2013. Ps. Cesar Muñoz FUEGO Y PASION Lev. 6:8-9,12-13 Vivimos inmersos en una cultura donde algo parece andar mal. Cuando comparamos lo que vemos en la Palabra de Dios con lo que vemos en el mundo, las cosas parecen estar al revés. El pecado es exaltado, la justicia es ridiculizada. Y se nos dice que todo está bien. ¿Qué es necesario hacer para corregir la nave de la decadencia moral de nuestra sociedad en el día de hoy? Se necesita de hombres y mujeres, como muchos de ustedes, que tengan pasión por Cristo. LECTURA DEL TEXTO LEVITICO 6:8-9,12-13 Una cosa es evidente a través de estos versículos. El fuego del altar debía estar permanentemente encendido, no debía debilitarse, mucho menos apagarse, debía ser continuo y constante. Tres veces en estos cortos versículos Dios dice: “Mantengan el fuego encendido. Jamás permitan que se apague.” Lo que representa el fuego encendido: 1. La presencia de Dios. Esta mañana quiero usar la figura del fuego sobre el altar para desafiarles a conservar su pasión por Jesucristo. El fuego sobre el altar representa dos cosas para nosotros. En primer lugar representa la presencia de Dios. A menudo en la Palabra de Dios, el fuego representa Su presencia. Por ejemplo, Dios le habló a Moisés por medio de la zarza ardiendo. La nación de Israel fue guiada en el desierto por una nube de día y por una columna de fuego de noche. El sacrificio de Elías sobre el monte Carmelo fue consumido por fuego que cayó del cielo. Juan el Bautista dijo que venía uno detrás de él que los bautizaría no con agua sino con fuego. Y en el día de Pentecostés donde nació la iglesia, aparecieron lenguas como de fuego sobre los cristianos. El fuego representa la presencia de Dios. La carta a los Hebreos 12:28-29 (AZUL) “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.” 2. pasión del corazón. El fuego no sólo representa la presencia de Dios, también representa la pasión del corazón. El fuego representa un corazón ardiente y apasionado. Es la pasión que consume los pensamientos, que enciende un discurso, que emociona el alma y carga las emociones. Es este fuego sobre el altar de tu corazón que representa la pasión por Jesucristo, y Dios dice que debes mantener el fuego ardiendo, y que nunca debes permitir que se apague. Mt. 24:12 (ROJA) dice: “y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.” ¿Podemos leer este versículo otra vez? “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.” Es muy posible que esta mañana yo les esté hablando a muchos que una vez tuvieron corazones encendidos con una pasión por Jesucristo, pero que ahora se han enfriado, y cuyo fuego por Cristo es ahora una brasa a punto de Página 1
  2. 2. apagarse. Solían tener hambre por la palabra de Dios, solían tener celo por su santidad, solían prevalecer en oración, pero el fuego sobre el altar de su corazón se enfrió. Y Dios esta hablándote esta mañana: “Mantén el fuego encendido. No permitas que se apague.” Cuando la pasión por Jesucristo se marchita en el corazón de un hombre, cuando el fuego sobre el altar se debilita en el corazón de una mujer, el hogar comienza a sufrir. Cuando el hogar comienza a sufrir, la iglesia comienza a debilitarse. Cuando la iglesia se debilita, ya no es más un faro para la sociedad, y la sociedad cae en la decadencia moral. Hermanos, la esperanza para el mundo es la Iglesia del Señor Jesucristo, y la iglesia del Señor Jesucristo debe estar llena de hombres y mujeres redimidos que tienen corazones ardientes para Cristo. La única esperanza para nuestros hogares es el fuego y la pasión por el Señor Jesucristo ¡“Mantén el fuego encendido. Nunca debes dejar que se apague.”! En 2ª Tim. Pablo escribe a su joven discípulo y amigo, Timoteo. Timoteo era exactamente igual que muchos de ustedes. El había sido criado en un hogar cristiano. Había tenido una madre y una abuela piadosas. Había sido enseñado por el apóstol Pablo, y estaba trabajando en el ministerio cristiano. Pablo tenía una preocupación por Timoteo, su hijo en la fe, que el fuego de su corazón comenzara a decaer, que su pasión por Jesucristo comenzara a morir. En 2ª Timoteo 1:6 (VIOLETA), Pablo escribe: “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.” amados hermanos la decadencia espiritual comienza poco a poco, no es que comience en forma inmediata y de un solo golpe sino que esto empieza como un cáncer, poco a poco, dejamos de atender la obra de Dios, y sin darnos cuenta le damos lugar al diablo y este empieza a ganar ventaja, nos empezamos a olvidar del amor por las almas, ya nos da lo mismo si vamos a la Iglesia o no, en donde la asistencia a la iglesia es espasmódica e incluso llegamos a regañadientes, hago todo los esfuerzos por llegar temprano a mi trabajo pero a la iglesia me da lo mismo, dejamos de orar, de leer su palabra, estamos perdiendo el fuego de su presencia. Si la pasión por Jesucristo en tu vida, el fuego sobre el altar de tu corazón ha comenzado a enfriarse, aviva el fuego. Sopla los carbones sobre el altar de tu corazón. quiero compartirles rápidamente algunos consejos para mantener viva la pasión por Jesucristo. 1. No se olvide de la gracia de Dios. La palabra “evangelio” significa buenas nuevas. Una de las razones por las cuales fallamos en conservar el fuego ardiendo en nuestro corazón es que nos olvidamos de nuestra condición anterior. Pero el Apóstol Pablo en la carta a los Efesios cap. 2:1-2 dice: “Y él os dio vida a vosotros cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire....... ” Nuestra situación era realmente grave. Pero en el v. 4-6, Pablo dice, “pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, nos dio vida juntamente con Cristo, y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.” Página 2
  3. 3. Esas son buenas noticias. No se olvide de ellas. Las buenas noticias son buenas sólo en la medida en que usted entiende cuán malas son las malas noticias. Cuando entendemos lo que realmente significa este texto a los Efesios deberíamos caer ardiendo en fuego agradecidos con DIOS JEHOVA por su misericordia al perdonarnos nuestra miserableza y al guardarnos un lugar en la eternidad con ÉL 2. Viva con los recursos de Dios. La mayoría de las cosas que Dios me ha enseñado, las he aprendido por medio del fracaso. ¿Ha tratado de vivir la vida cristiana por sus propio esfuerzos, con sus propios recursos? Yo lo he hecho. Lo que he encontrado es frustración y derrota. Jesús dice: “Separados de mí, nada podéis hacer.” Sus recursos son más que suficientes. Y si vamos a mantener el fuego encendido sobre el altar de nuestros corazones, debemos aprender a vivir con los recursos de Dios. De pronto recordar la predica del sábado a los jóvenes sobre las vasijas de barro tú terminar diciendo ¡!!“SOLO DIOS JEHOVA ES EL UNICO RECURSO”!!! 3. No acepte sustitutos. En Ap. 2 Jesús confronta a la iglesia de Éfeso. Éfeso era una buena iglesia; a ustedes les hubiera gustado la iglesia de Éfeso. Eran activos, no toleraban el mal; habían resistido las pruebas, habían trabajado duro. Pero Jesús les dice en 2:4-5 “pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras.” Ellos habían caído en la misma trampa a la que estamos sujetos el día de hoy. Ellos habían reemplazado INTIMIDAD por ACTIVISMO. Elevaron los ritos por encima de la relación personal. Si vamos a conservar el fuego de la pasión por Cristo en nuestro corazón, no podemos aceptar ningún sustituto por la comunión con El. El Salmo 42:1 dice: “como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía.” “Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.” El salmista no aceptaba sustitutos para su comunión con el Señor. Hermanos, no acepten sustitutos para su comunión con Jesús, de ese modo el fuego sobre el altar de su corazón será conservado. 4. Conserve su testimonio. En 2 Cor. 3:3 (AMARILLA) Pablo escribe: “ siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.” Qué pensamiento tan impresionante. Usted es una carta de Cristo leída por todos los hombres. Cuando usted se encuentra en lugares públicos, cuando la gente lo ve en el trabajo, en la universidad, colegio, en el transporte, en las diversiones, lo que escribes en las paginas sociales ¿qué dice la carta de su vida? Hermanos, la cosa más preciosa que usted posee en la vida, después de Jesucristo, es su testimonio. Cuídelo con toda diligencia. Nada le causará más placer al diablo que robar su testimonio y apagar el fuego sobre el altar de su corazón. Y eso puede ocurrir en un momento. 5. Ejercítese en la disciplina espiritual. La idea de la palabra “disciplina” es negativa para mucha gente en el día de hoy. Pero Página 3
  4. 4. permítanme recordarles que Hebreos 12 dice que la disciplina produce temple en el cristiano. ¿Qué valor tiene el pasar diariamente tiempo en la presencia del Señor? ¿Qué valor hay en seguir una disciplina espiritual en nuestra vida? En Lucas 24 se nos cuenta la historia de dos discípulos que caminaban rumbo a Emaús. Sus vidas habían tomado un giro inesperado. Estaban deprimidos, desanimados, derrotados y bajoneados. Todos sus sueños y esperanzas habían sido clavados en la cruz del calvario. Sus vidas estaban en el nivel más bajo. ¿Se ha sentido usted así, alguna vez? Entonces, el Cristo resucitado apareció en medio, y caminó y habló con ellos, se reveló a ellos y luego se marchó. ¿Qué es lo que mantiene el fuego encendido en nuestros corazones, queridos hermanos? Es la Palabra de Dios y el tiempo que pasamos en la presencia del Señor. Cuando la iglesia de Jesucristo atrape el fuego del cielo, las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Mantengan el fuego encendido sobre el altar de su corazón. Jamás permitan que se apague. Oración/conclusión/ministración: ¡!Padre, te pido que en este tiempo derrames de tu Espíritu Santo en nuestras vidas y que se mueva en este lugar. Hay algunas personas aquí que no han recibido a Cristo como su Salvador, nunca han pasado de muerte a vida. Oro que el Espíritu Santo los convenza ahora. Padre, hay muchos aquí que tienen el fuego de su corazón apagado. La pasión por Cristo en sus vidas ha comenzado a marchitarse. Te ruego que les des el poder de avivar la llama de su corazón. En el nombre de Jesús. Amén.!! Página 4

×