Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

Ahora, el pulso de las Redes Sociales Mario E. Moreno Rodríguez

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ahora, el pulso de las Redes Sociales
                                                        Mario E. Moreno Rodríguez i
...
necesitaba hacerla girar de modo más eficiente. Los intereses individuales fueron
más fuertes y aquello que parecía tan in...
palabra o una sola idea clave, las redes sociales también pretenden posicionarse a sí
mismas estimulando la penetración de...
Advertisement

Check these out next

1 of 5 Ad
Advertisement

More Related Content

Advertisement

Ahora, el pulso de las Redes Sociales Mario E. Moreno Rodríguez

  1. 1. Ahora, el pulso de las Redes Sociales Mario E. Moreno Rodríguez i “El pasado es historia, el futuro es un misterio y el presente un regalo, por eso se llama presente” (Kung Fu Panda) El pasado es historia. Años 90, década de emprendedores y soñadores. Florecimiento de los e-business, la época del B2C. Las empresas, con visión o no, debían estar en Internet: “Si no estás en internet, no existes”, pregonábamos los desarrolladores y daba resultado, aunque la mayoría de las veces, guiados sólo por la “dirección estratégica” del cliente (que no era otra más que marcar presencia), lo que subíamos al ciberespacio terminaba siendo el equivalente a un folleto o catálogo impreso, tan inútil como desechable. Avanzaba la década y algunas empresas estatales y otras transnacionales se aventuraban a brindar sus servicios cotidianos mediante la web. De este modo, sus clientes podían realizar operaciones remotamente, sin necesidad de ir a la sucursal. Fue una época de servicios y negocios orientados a la gente, el boom de los sitios de contenido, del megaportal de información. Fue un tiempo de elaboración de sendos planes de negocio, de participación en rondas de financiamiento, de levantamiento de capitales extranjeros, de entusiastas apostándolo todo a una idea, a un ambicioso y revolucionario proyecto que tenía como base de financiamiento y sobrevivencia la inversión publicitaria online… Un error en esa época, inasible visión del futuro, nuestro actual presente. Fulgor, pasión y muerte de las PUNTOCOM. El futuro es un misterio, pero puede develarse si sabemos interpretar la historia que dejamos, día tras día, con cada acción en Internet. Clics, sesiones, visitantes únicos y páginas representan el pasado que, interpretado en el presente, ayuda a estimar y/o predecir el éxito o fracaso de la futura inversión online. Son datos que reducen la incertidumbre y, para algunos, el riesgo de gastar dinero en el lugar equivocado. En cada plan de medios se intenta predecir el futuro. Cada agencia de medios usa el sistema predictivo o de estimación que le acomoda, la “bola de cristal” que interprete de mejor manera las estadísticas, el pasado, la historia. Luego, con más pena que gloria (salvo contados casos de éxito), pasó la era del B2B y sus sendas alianzas estratégicas en pro de dar con el megasitio orientado a maximizar sus ingresos: se había querido reinventar la rueda cuando sólo se   1
  2. 2. necesitaba hacerla girar de modo más eficiente. Los intereses individuales fueron más fuertes y aquello que parecía tan innovador desde el punto de vista del marketing corporativo y la competencia, resultó apenas una mala y tardía estrategia para sobrevivir. Mientras aspiraban a desarrollar ese producto o servicio “integral”, encerrados entre cuatro paredes y basados en estudios estadísticos del pasado, su audiencia tomaba otro camino, uno sin retorno en beneficio de sí misma. Un camino autocontrolado, basado en la realidad individual de los sujetos, en sus gustos y preferencias, en sus necesidades, en su experiencia, en su entorno. Son ellos, los consumidores de Internet, quienes construyen el futuro sobre su propio presente, día tras día… Nada que decir, ahora es tiempo de callar. Llegó el momento de escuchar. El presente es un regalo. Aprender de la experiencia es una cosa, vivir del pasado otra muy distinta. Bienvenido a la era de los C2C y los C2B, bienvenido a la era del consumidor, donde el usuario tiene el control de la información, del contenido, del éxito o fracaso de cualquier iniciativa. El control total. La alta penetración y consolidación de las Redes Sociales, a nivel global, es un claro ejemplo de esta “toma de timón” del consumidor, evento que determina el futuro de Internet y los nuevos paradigmas del marketing, branding y la publicidad online. En Internet, se entiende por Red Social una estructura integrada, de manera libre y voluntaria, por personas, empresas o marcas, a través de la cual establecen relaciones sobre la base de gustos y preferencias, intereses, actividades, creencias o historia en común. En la actualidad, han surgido un sinnúmero de redes sociales. Se trata de un fenómeno expansivo similar al vivido en la era de las PUNTOCOM, cuando había un sitio web para cualquier cosa. Sin embargo, considerando esa mala experiencia, y sabiendo ahora que el control lo tiene el usuario, ya no habrán diferentes redes sociales que se funden en relaciones específicas (por ejemplo una red social para amantes del vino, otra para amantes de los animales, etc.); sino una red social única en la que sus miembros se puedan relacionar sólo con quienes compartan sus gustos. La clave del éxito radica en la “potencialidad de relaciones” que ofrece la Red, es decir, en los tipos de funcionalidades, herramientas y mecanismos que entregue al usuario para que éste cree sus propios nexos interpersonales. Las Redes Sociales que permanecerán en el tiempo serán aquellas que logren insertarse en el diario vivir del usuario. Una Red Social requiere del ahora, como cualquier conversación interesante requiere de la contingencia. Mientras el usuario sienta o perciba la utilidad que le presta la red social en su vida real, querrá adentrarse y comprometerse cada vez más a participar en ella. Así como en la publicidad y el marketing, la idea de un producto o servicio es posicionarse en la mente de los consumidores con una   2
  3. 3. palabra o una sola idea clave, las redes sociales también pretenden posicionarse a sí mismas estimulando la penetración de una palabra clave en el público. Esta estrategia es muy valiosa, pues logra que los usuarios decidan en cuál red participar. Conocer esta palabra, o mejor dicho este “concepto central”, resulta de gran utilidad para el planificador de medios a la hora de decidir en cuál Red Social invertir el presupuesto publicitario de su cliente. El siguiente cuadro muestra una clasificación propuesta de esta idea o concepto central: Red Social Concepto Central Twitter Influir Fotolog Exhibir Facebook Reunir MSN Identificar MySpace Promover Blogger Validar Ning Independizar LinkedIn Conectar Foursquare Concentrar Empire Avenue Expandir En el cuadro precedente identificamos un concepto central con cada una de las más populares Redes Sociales en nuestro mercado. Si leemos con atención, podremos acordar un común denominador: establecer relaciones. Quien participa de una red social trae consigo la necesidad intrínseca de relacionarse. El tipo de relación o la intención de ésta, estará determinada por dos factores propios del usuario. En primer lugar, los llamados factores psicográficos, tales como la visión que tenga el usuario de sí mismo, su nivel cultural, su sociabilidad, la etapa de socialización en que se encuentre según su ciclo de vida, intereses personales… En definitiva, todos los factores que influyen en el comportamiento humano. En segundo lugar, los factores demográficos, como su ubicación espacial, sexo, edad, entre otros. Así, por ejemplo, en Facebook (cuyo concepto central es “reunir”), el usuario ocupará la Red Social como lugar de reunión, establecerá relaciones basadas en factores de tipo psicográficos y demográficos, intentando reunir amigos, tanto del pasado como de la actualidad, e incluso conocer a algunos nuevos que valoren lo mismo que él. Por su parte, Twitter (“influir”) no busca reunirse con   3
  4. 4. amigos, sino influir en los demás. La relación es de tipo informativa, con un emisor validado por medio de la calidad de su actividad (real o virtual), donde el alcance de su influencia se mide en cantidad de seguidores que valoran su aporte, contribuyendo a la autovalidación de la imagen que el usuario tiene de sí mismo. De igual modo, el emisor también será receptor o seguidor en aquellos casos que considere al otro tanto o más influyente que sí mismo. La estructura y mecanismos de Publicidad Online actual han alcanzado las Redes Sociales y ya vemos a Ning con sus planes comerciales, a MSN consolidado, a Google (demasiado tarde a mi parecer) apostando a su tamaño y gran cantidad de usuarios para introducir clones como Buzz y Orkut, a Facebook llevándose la mayor parte de la inversión online, a Twitter (un tanto desorientado, todavía sin un plan de negocios) lanzando sus tweets patrocinados. Buscan consolidarse en el creciente mercado de la Publicidad Online. Sin embargo, en esta flamante efervescencia, hay un error. Una grave omisión, quizás involuntaria, producto de la inercia, de cómo se mueve hoy el mercado y de una lenta capacidad de reacción de las agencias de medios y de los avisadores, quienes carecen de métodos renovados de medición de audiencias o de soportes publicitarios contingentes. Un error del presente, fundado en el pasado y que afectará el futuro de la inversión publicitaria online, estancando su crecimiento: seguimos planificando el futuro sobre la base del pasado, ignorando por completo lo que sucede en el presente. Dicho de otro modo: nuestro plan de medios para mañana está basado en las estadísticas de visitas de los meses anteriores y no valoramos o desestimamos por completo lo que está sucediendo en el presente. Ahora es un adverbio de tiempo y significa “a esta hora”, “en este momento”, “en el tiempo actual o presente”. El pulso de las Redes Sociales lo produce la interacción de sus usuarios, y es valioso si consideramos que, generalmente, tras cada cambio de estado hay una persona o un grupo de ellas en ese mismo instante gestionándolo. ¿Resultará atractiva la idea de poder generar una acción online con miles de usuarios concurrentes, una especie de flashmob (multitud instantánea)? Comercialmente hablando, sí. Además de estar allí, ahora, están relacionadas entre sí, no son un público disperso, no son masa, porque están unidos por un interés común y tangible: tiene una relación. Imaginemos ahora lo poderoso que sería realizar una acción de este tipo en torno a una marca, un producto o servicio. Algo básico, por ejemplo: estamos presenciando un Webshow emitido a través de Twitcam, con una audiencia de diez mil usuarios online, ¡justo ahora!, y el conductor invita a su audiencia a hacer clic en el banner que aparecerá en pantalla en este mismo momento, porque los primeros cien registrados recibirán un determinado beneficio. Imaginemos… Supongamos que el 1% de los webespectadores responde al llamado. Llevado a los parámetros que hoy valoran las agencias, son 100 clics, 100 usuarios registrados, 100 contactos efectivos e   4
  5. 5. instantáneos, los mismos que quizás obtendrían de manera tradicional en un periodo de tiempo más largo. En este ejemplo, el 1% representa el escenario pesimista. Una experiencia concreta que me permito citar fue Radio Yingo (2 al 6 de noviembre 2009), un Webshow de 96 horas seguidas de transmisión, soportado sobre la red social MITIU, de Chilevisión. En lo que a audiencia online concurrente se refiere, generó un record imbatido hasta hoy en Chile: 35.000 webespectadores simultáneos. A la orden de hacer clic sobre un aviso autopromocional la respuesta superó el 75% (26.250 clics instantáneos, para los tradicionalistas). Sí, así de poderoso es el Ahora. Destaco el hecho de que la publicidad fue autopromocional precisamente porque como ninguna agencia de medios y ninguna marca entendía lo que estábamos ofreciéndoles, debimos demostrarles el poder del Ahora con hechos, con historia (la de un día en este caso). Incluso así, cifras en mano, no tuvieron la capacidad de reaccionar porque en su estructura, en su modus operandi, cualquier decisión de inversión en Publicidad Online la toman en un plazo promedio de 30 a 60 días. Nos queda aprender a tomar el pulso. Desafío transversal que comienza en las propias Redes Sociales, las que deben valorar y valorizar el Ahora como una cualidad inherente y diferenciadora, como una ventaja competitiva. Incorporando herramientas que permitan visualizar lo que está sucediendo en el presente y habilitar los formatos publicitarios pertinentes (Twitter ha dado pasos tímidos pero claves en este sentido). Las empresas certificadoras de audiencias online tienen la misión de implementar esta unidad de medida técnicamente (sugiero sobre las API de cada Red Social, en un modelo B2B que garantice consultas amplias o ilimitadas). Las agencias de medios deben apreciar el presente como una oportunidad, considerarlo en sus estrategias futuras, en las campañas en curso y sobre todo evangelizar este concepto en sus clientes, para mejorar su capacidad de reacción a la hora de tomar decisiones de inversión. El usuario es el único que no tiene obligaciones en este reto, porque en la medida que la Red Social le garantice su capacidad de relacionarse le estará respondiendo incertidumbres del futuro, se estará integrando en su presente, garantizando así su permanencia en el tiempo. Aprender de la experiencia, no quedarse en el pasado. Planificar el futuro sobre la base del presente, porque es un regalo que hasta ahora nadie, o casi nadie, ha reclamado como suyo o se ha atrevido a abrir.                                                                i  Mario E. Moreno Rodríguez: Publicista, Postítulo en Preparación y Evaluación de Proyectos, Desarrollador e  Investigador Multimedia. Encargado de Crecimiento y Desarrollo Internet de Red de Televisión CHILEVISION,  Miembro de la Comisión de Creatividad de IAB Chile. Twitter: @ciberviviente, Blog: www.ciberviviente.com      5

×