02 Historia de la Iglesia segundo milenio

1,337 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,337
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
32
Actions
Shares
0
Downloads
164
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • 02 Historia de la Iglesia segundo milenio

    1. 1. Segunda sesión: El Pontificado en Aviñión. Santa Catalina de Siena. El Sisma de Occidente Historia de la Iglesia. Síntesis del segundo milenio Capellanía IPADE
    2. 2. Papas y Emperadores <ul><li>Los papas sucesores de Inocencio III y el emperador Federico II, de la familia de los Staufen. </li></ul><ul><li>La asunción del Imperio por este monarca, sin renunciar a sus derechos soberanos sobre Nápoles y Sicilia, inquietó profundamente a los papas, cuyos Estados quedaban rodeados por los dominios germánicos. </li></ul>Inocencio III Federico II Hohenstaufen
    3. 3. El enfrentamiento entre Pontificado e Imperio <ul><li>La personalidad de Federico II, más próxima a la del príncipe renacentista que a la del emperador cristiano, y su sospechosa religiosidad. </li></ul><ul><li>Gregorio IX (1227-1241) e Inocencio IV (1243-1254) fueron los grandes adversarios de Federico II (+ 1250). </li></ul><ul><li>Se dividió a Italia en dos bandos, de «güelfos» —partidarios del Papa— y «gibelinos» —seguidores del emperador—. </li></ul>Castel del Monte a. 1240
    4. 4. El fin de la “Cristiandad medieval” <ul><li>Estas luchas entre Pontificado e Imperio hirieron de muerte al régimen de la Cristiandad medieval. </li></ul><ul><li>Surge el auge de otros Estados, en especial Francia, que vino a ser el poder secular sobre el cual trató de apoyarse ahora el Pontificado. </li></ul>
    5. 5. Monarquías y nacionalismos <ul><li>Las grandes monarquías occidentales y los consiguientes nacionalismos eclesiásticos se imponen al sentido de unidad esencial entre los pueblos cristianos, que había inspirado la doctrina política de la Cristiandad. </li></ul><ul><li>Entre los pueblos germánicos comenzó a latir un sordo resentimiento contra Roma, precedente lejano de la futura revolución luterana; </li></ul><ul><li>y en el seno de la propia Iglesia se dejó sentir el ardiente deseo de un Pontificado más espiritual y menos implicado en negocios mundanos. </li></ul>
    6. 6. Bonifacio VIII <ul><li>El pontificado de Bonifacio VIII (Benedetto Caetani, más jurista que pastor) abrió una sucesión de crisis, de las más dramáticas y prolongadas que la Iglesia ha conocido en sus veinte siglos de historia. </li></ul><ul><li>  Choca con el rey de Francia, Felipe el Hermoso: </li></ul><ul><ul><li>El Papa estaba plenamente imbuido de la idea de la superioridad de su autoridad apostólica, incluso en el orden temporal, y trató de comportarse como un nuevo Inocencio III, en circunstancias muy distintas. </li></ul></ul>
    7. 7. Felipe IV, el Hermoso <ul><li>Felipe IV, (1285-1314) el Hermoso era un político hábil y sin escrúpulos, el primer rey «moderno» de la Monarquía francesa. </li></ul><ul><li>Bonifacio VIII promulgó la célebre bula Unam Sanctam (28-XI-1302) —la más acabada exposición de la teocracia pontificia— y exigió al rey de Francia la aceptación de esta doctrina. </li></ul>A silver denier of Philip IV &quot;The Fair&quot;, King of France
    8. 8. Anangi <ul><li>La ciudad de Bonifacio VIII </li></ul>
    9. 9. El atentado de Anagni <ul><li>El conflicto llegó a su culmen cuando Guillermo de Nogaret —consejero de Felipe— asaltó Anagni con seicientos armados, hizo prisionero al pontífice y le afrentó públicamente (7 septiembre 1303). </li></ul><ul><ul><li>Dos dias después fueron expulsados por los ciudadanos de Anagni. Y Bonifacio fue escoltado a Roma. </li></ul></ul><ul><li>Un mes más tarde moría Bonifacio VIII, y el Papado, trasplantado por Clemente V de Roma a Aviñón, quedó virtualmente bajo dominio francés, por un largo período que ha sido llamado enfáticamente la «cautividad de Babilonia». </li></ul>
    10. 10. Avignon, nueva sede del Papa
    11. 11. Siete papas franceses <ul><li>En Aviñón, el Pontificado se afrancesó y el colegio de los Cardenales también (hasta casi el 90%). </li></ul><ul><li>Estos pontífices fueron buenos administradores. </li></ul><ul><ul><li>Prosiguieron la obra de centralización del gobierno eclesiástico, iniciada por la reforma gregoriana. </li></ul></ul><ul><ul><li>Esto multiplicó los gastos y exigió más recaudación. </li></ul></ul>
    12. 12. Los papas de Aviñón <ul><li>196. Clemente V (1305-14) </li></ul><ul><li>197. Juan XXII (1316-34) </li></ul><ul><li>198. Benedicto XII (1334-42) </li></ul><ul><li>199. Clemente VI (1342-52) </li></ul><ul><li>200. Inocencio VI (1352-62) </li></ul><ul><li>201. Bto. Urbano V (1362-70) </li></ul><ul><li>202. Gregorio XI (1370-78) </li></ul>
    13. 13. Un buen sistema fiscal <ul><li>Los papas -y en especial Juan XXII (1316-1334)- crearon el más perfecto sistema fiscal de la época, con el fin de no desperdiciar ninguna posible fuente de ingresos. </li></ul><ul><li>La Hacienda aviñonesa alcanzó sus propósitos, pero el ansia tributaria dañó gravemente el prestigio pontificio, divulgando una imagen ingrata del Papado, que produciría resultados nefastos en el futuro. </li></ul>El Puente desde el Ródano
    14. 14. Problemas doctrinales <ul><li>Las profecías del abad cisterciense Joaquín de Fiore: el advenimiento de un «papa angélico». </li></ul><ul><li>Los movimientos espiritualistas. </li></ul><ul><li>Junto a Luis II de Baviera se refugiaron los jefes del partido de los franciscanos «espirituales» —enemistados con los papas por la cuestión de la pobreza—, entre ellos el ministro general de los franciscanos Miguel de Cesena y el inglés Guillermo de Ockham, que exaltaba en sus escritos el papel del Imperio en el Orbe cristiano y proponía un régimen democrático para el gobierno de la Iglesia. </li></ul>
    15. 15. Defensor pacis <ul><li>Marsilio de Padua, profesor en París, antiguo rector de esa Universidad fue autor del Defensor Pacis , una obra que rompía abiertamente con la tradición doctrinal cristiana. </li></ul><ul><ul><li>Para Marsilio, el Papa no gozaba de especial potestad y tenía tan sólo el carácter sacerdotal; </li></ul></ul><ul><ul><li>la Jerarquía eclesiástica era de institución humana; </li></ul></ul><ul><ul><li>la Iglesia carecía de poder de jurisdicción y los clérigos tan sólo podían recibirlo de los príncipes; </li></ul></ul><ul><ul><li>la Iglesia, en suma, se hallaba en situación de plena dependencia con respecto al Estado. </li></ul></ul>
    16. 16. Nuevas ideas sobre del poder real <ul><li>La nueva política proclamaba la absoluta soberanía del Estado, sin dependencia alguna del Pontificado; incluidos los asuntos eclesiásticos, que también le estarían sujetos. </li></ul><ul><li>Estofavorece la configuración «nacional» de la Iglesia en los distintos reinos. </li></ul><ul><ul><li>En Inglaterra, los estatutos de «Provisores» (1351) y de Praemunire (1353 y 1393) contribuyeron decisivamente a crear una «Iglesia anglicana», bien sumisa al rey mucho tiempo antes de Enrique VIII y la Reforma. </li></ul></ul><ul><ul><li>En Francia, el «espíritu laico» y el robustecimiento del poder real dieron vida al «Galicanismo», que culminó en el siglo XV con la «Pragmática Sanción» de Bourges (1438). </li></ul></ul><ul><ul><li>La «Pragmática» consagró un particularismo eclesiástico que perduraría en Francia hasta la gran revolución del siglo XVIII. </li></ul></ul>
    17. 17. El clamor por el regreso a Roma <ul><li>La vuelta del Papa a Roma era el común anhelo de los mejores espíritus de la época, desde Santa Catalina de Siena o Santa Brígida a Petrarca. </li></ul><ul><li>La pacificación de los Estados Pontificios por el cardenal español Gil de Albornoz facilitaba el retorno. </li></ul>Santa Brígida a su regreso de Compostela
    18. 18. Sta. Catalina (1347-1380) <ul><li>Virgen, esposa mística de Cristo, </li></ul><ul><li>Doctora de la Iglesia, </li></ul><ul><li>Dominica terciaria, consejera de papas, autora del &quot;Diálogo&quot; </li></ul><ul><li>Fiesta: 29 de abril </li></ul>GIOVANNI di Paolo St Catherine of Siena Tempera and gold on panel, 108.6 x 53.3 cm Fogg Art Museum, Cambridge
    19. 19. Una visión que marca su vida <ul><li>Cuando tenía 6 años de edad y mientras caminaba por las calles de Siena con su hermano, elevó su mirada y de repente vio en el sobre el techo de la Iglesia de Sto. Domingo, al Rey de Reyes sobre un espléndido trono, vestido como el Papa con su corona Papal; </li></ul><ul><li>y con el estaban San Pedro, San Pablo y San Juan. </li></ul><ul><li>Jesús mirando con ternura a Catalina, despacio y solemnemente la bendijo, haciendo tres veces la señal de la Cruz sobre ella con su mano derecha, como lo hace un obispo. </li></ul>
    20. 20. Breve Historia <ul><li>Es modelo de virtud antes de sus quince años de edad </li></ul><ul><li>Recibe el hábito de la tercera orden dominica </li></ul><ul><li>Sufre severos ataques del demonio </li></ul><ul><li>Guía de papas y pobres. </li></ul><ul><li>Conversiones </li></ul><ul><li>Tenía el don de sanación. </li></ul><ul><li>Intercede por un condenado a muerte </li></ul><ul><li>Milagros al servicio de los pobres </li></ul>
    21. 21. <ul><li>“ I, CATHERINE, … write to strengthen you in the precious blood of the Son of God, desiring to see you consumed in the fire of his charity….” </li></ul>St a. Catalina de Siena: apostolado epistolar Giovanni di Paolo (Italian, 1403-82); Tempera on panel; 28.9 x 28.9 cm
    22. 22. Breve Historia (2) <ul><li>Un noble secretario: Esteban </li></ul><ul><li>El Diálogo de Santa Catalina de Siena </li></ul><ul><li>La Virgen le da un confesor: Raimundo de Capua </li></ul><ul><li>Inspira el retorno del papado a Roma: Gregorio IX </li></ul><ul><li>La corona de espinas </li></ul><ul><li>El niño Jesús </li></ul><ul><li>Las turbulencias políticas: Urbano VI (Clemente VII) </li></ul><ul><li>Muere en Roma a los 33 años (1380). </li></ul>
    23. 23. Se prolonga la prueba <ul><li>Por fin, Gregorio XI (1370-1378) se resolvió a abandonar definitivamente Aviñón e hizo su entrada en Roma, entre el fervor popular, en enero de 1377. </li></ul><ul><li>Parecía terminar una época triste, que se había prolongado durante tres cuartos de siglo. </li></ul><ul><li>Pero el tiempo de prueba estaba lejos de haber concluido: catorce meses más tarde moría Gregorio XI y su desaparición abrió un capítulo nuevo en la larga crisis de la Iglesia: </li></ul><ul><li>EL CISMA DE OCCIDENTE. </li></ul>
    24. 24. Peñíscola <ul><li>En el castillo de Peñíscola, (al norte de Valencia) que fue residencia de Pedro de Luna —Benedicto XIII, según la nomenclatura de los pontífices aviñoneses del tiempo del Cisma—, existe una lápida que remite al día del Juicio Final la solución del enigma de la legitimidad o no de aquel personaje, que creyó firmemente ser auténtico papa. </li></ul><ul><li>¿Cómo pudo llegarse a una tal situación de incertidumbre, de consecuencias tan dramáticas para la Iglesia? </li></ul>
    25. 25. Cisma <ul><li>El Sacro Colegio, llamado a elegir en Roma al sucesor de Gregorio XI, fallecido poco después de su vuelta de Aviñón, contaba con una gran mayoría de miembros franceses, como ocurrió durante todo el período aviñonés. </li></ul><ul><li>El pueblo romano deseaba ardientemente la elección de un papa italiano, para eludir el peligro de un nuevo retorno del Pontificado a Aviñón. </li></ul><ul><li>En un clima de pasión popular y tumultos callejeros, el Cónclave eligió Papa el 8 de abril de 1378 al italiano Bartolomé Prignano, arzobispo de Bari, que tomó el nombre de Urbano VI (1378-1389). </li></ul>
    26. 26. Otra elección (inválida) <ul><li>Pocos meses más tarde, la mayoría francesa del Sacro Colegio abandonó Roma y denunció como inválida la pasada elección papal, por haber votado los electores sin libertad, bajo el peso de la coacción del pueblo. </li></ul><ul><li>Este grupo mayoritario de cardenales se reunió en Fondi en septiembre del mismo año y designó Papa a uno de ellos, el cardenal Roberto de Ginebra, que tomó el nombre de Clemente VII (1378-1394). </li></ul><ul><li>Clemente se instaló de nuevo en Aviñón, los dos papas electos se excomulgaron el uno al otro y el Cisma quedó abierto. </li></ul><ul><li>La confusión: la Cristiandad se escindiera y los reinos se adhiriesen a una u otra «obediencia». Incluidos los santos santa Catalina de Siena se mantuvo al lado de Urbano VI, San Vicente Ferrer militó en la «obediencia» de Aviñón. </li></ul>
    27. 27. La falsa doctrina conciliarista <ul><li>El sínodo de Pisa, e n 1409, treinta años después... </li></ul><ul><li>Gregorio XII era Papa en Roma y Benedicto XIII —Pedro de Luna— encabezaba la obediencia de Aviñón. </li></ul><ul><li>Un grupo de cardenales romanos y otros aviñoneses resolvieron entonces celebrar un concilio para, de este modo, poner fin al Cisma. </li></ul><ul><li>El concilio (no ecuménico) declaró depuestos a los dos pontífices reinantes y eligió un nuevo Papa, Alejandro V. </li></ul><ul><ul><li>Un nuevo elemento de confusión. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su sucesor (Juan XXIII) convoca a un concilio en Constanza que será ecuménico en su desarrollo al aceptarlo el Papa Gregorio XI </li></ul></ul>
    28. 28. T wenty one Ecumenical C ouncils <ul><li>First Ecumenical Council: Nicaea I (325) </li></ul><ul><li>Second Ecumenical Council: Constantinople I (381) </li></ul><ul><li>Third Ecumenical Council: Ephesus (431) </li></ul><ul><li>Fourth Ecumenical Council: Chalcedon (451) </li></ul><ul><li>Fifth Ecumenical Council: Constantinople II (553) </li></ul><ul><li>Sixth Ecumenical Council: Constantinople III (680-681) </li></ul><ul><li>Seventh Ecumenical Council: Nicaea II (787) </li></ul><ul><li>Eighth Ecumenical Council: Constantinople IV (869) </li></ul><ul><li>Ninth Ecumenical Council: Lateran I (1123) </li></ul><ul><li>Tenth Ecumenical Council: Lateran II (1139) </li></ul><ul><li>Eleventh Ecumenical Council: Lateran III (1179) </li></ul>
    29. 29. T wenty one Ecumenical C ouncils (2) <ul><li>Twelfth Ecumenical Council: Lateran IV (1215) </li></ul><ul><li>Thirteenth Ecumenical Council: Lyons I (1245) </li></ul><ul><li>Fourteenth Ecumenical Council: Lyons II (1274) </li></ul><ul><li>Fifteenth Ecumenical Council: Vienne (1311-1313) </li></ul><ul><li>Sixteenth Ecumenical Council: Constance (1414-1418) </li></ul><ul><li>Seventeenth Ecumenical Council: Basle/Ferrara/Florence (1431-1439) </li></ul><ul><li>Eighteenth Ecumenical Council: Lateran V (1512-1517) </li></ul><ul><li>Nineteenth Ecumenical Council: Trent (1545-1563) </li></ul><ul><li>Twentieth Ecumenical Council: Vatican I (1869-1870) </li></ul><ul><li>Twenty - First Ecumenical Council: Vatican II (1963 – 196 7 ) </li></ul>
    30. 30. Sixteenth Ecumenical Council: Constance (1414-1418) <ul><li>The Council of Constance was held during the great Schism of the West, with the object of ending the divisions in the Church. </li></ul><ul><li>It became legitimate only when Gregory XI I had formally convoked it. </li></ul><ul><li>Owing to this circumstance it succeeded in putting an end to the schism by the election of Pope Martin V, which the Council of Pisa (1403) had failed to accomplish on account of its illegality. </li></ul><ul><li>The rightful pope confirmed the former decrees of the synod against Wyclif and Hus. </li></ul><ul><li>This council is thus ecumenical only in its last sessions (XLII-XLV inclusive) and with respect to the decrees of earlier sessions approved by Martin V. </li></ul>
    31. 31. El peculiar concilio de Constanza <ul><li>El sistema de votación, que no fue por cabezas —como es habitual—, sino por «naciones»: se asignó un voto a cada «nación» —francesa, inglesa, alemana, italiana y española— y otro más al Colegio de cardenales. </li></ul><ul><li>El (anti)papa Juan XXIII —el primero que llevó este nombre—, invitado a abdicar, rehusó y huyó. </li></ul><ul><li>El concilio promulgó entonces el decreto Sacrosancta (6-IV-1415), por el que se proclamó a sí mismo: </li></ul><ul><ul><li>instancia suprema de la Iglesia católica, </li></ul></ul><ul><ul><li>con autoridad recibida directamente de Cristo, y </li></ul></ul><ul><ul><li>a la cual estarían sometidos todos los poderes, incluso el del Papa, en lo tocante a la fe, el Cisma o la reforma de la Iglesia. </li></ul></ul><ul><ul><li>Esta doctrina se llama CONCILIARISMO y es herética. </li></ul></ul>
    32. 32. Fin del cisma de occidente <ul><li>Juan XXIII es capturado y depuesto por el Concilio. </li></ul><ul><li>Gregorio XII, nonagenario, acepta renunciar si el Concilio acepta ser convocado por él. Y así se hace. Mucho ven en esto una señal de que era el verdadero Papa. </li></ul><ul><li>Benedicto XIII se queda solo y es depuesto. Se refugia en Peñíscola y solo el rey de Aragón lo reconoce. (Muere 1423) </li></ul><ul><li>Se elige a Martín V , antes cardenal Odón Colonna, el 11 de noviembre de 1417. </li></ul>
    33. 33. Martín V <ul><li>Es Romano Pontífice de 1417 a 1431. </li></ul>
    34. 34. El Concilio de Basilea – Ferrara – Florencia ( 1431-1439 ) <ul><li>El concilio, iniciado regularmente, se fue radicalizando hasta convertirse en una asamblea de clérigos, con un mínimo porcentaje de obispos. </li></ul><ul><li>Los conciliares de Basilea llegaron, por fin, a la ruptura con el Papa, al que declararon depuesto, eligiendo como antipapa al duque Amadeo de Saboya, un singular personaje que tomó el nombre de Félix V. </li></ul><ul><li>Eugenio IV respondió condenando al «conventículo» de Basilea y la propia doctrina conciliarista. </li></ul><ul><li>Abandonado por todos los reinos cristianos, el grupo cismático a que había quedado reducido el concilio acabó por desintegrarse. La crisis del conciliarismo terminó, así, con una clara reafirmación del Primado romano. </li></ul>
    35. 35. Seventeenth Ecumenical Council: Basle/Ferrara/Florence (1431-1439) <ul><li>The Council of Basle met first in that town, Eugene IV being pope, and Sigismund Emperor of the Holy Roman Empire. </li></ul><ul><li>Its object was the religious pacification of Bohemia. </li></ul><ul><li>Quarrels with the pope having arisen, the council was transferred first to Ferrara (1438), then to Florence (1439), where a short-lived union with the Greek Church was effected, the Greeks accepting the council's definition of controverted points. </li></ul><ul><li>The Council of Basle is only ecumenical till the end of the twenty-fifth session, and of its decrees Eugene IV approved only such as dealt with the extirpation of heresy, the peace of Christendom, and the reform of the Church, and which at the same time did not derogate from the rights of the Holy See. </li></ul>
    36. 36. The Ecstasy of St Catherine of Siena <ul><li>1743 </li></ul><ul><li>Oil on canvas </li></ul><ul><li>Museo di Villa Guinigi, Lucca </li></ul>
    37. 37. Fin de esta sesión

    ×