Los problemas de alimentación        en los niños conHiperinsulinismo Congenito KATP Posible explicación fisiopatológica  ...
Como nos ocurre a muchas mamás de niños con HIC KATP, no podemos dejar depreguntarnos cómo es posible que nuestros hijos n...
Más allá de la pérdida del hábito alimentario que puede provocar el uso de sondanasogástrica y/o gastrostomía en los casos...
¿Puede la incretina GLP-1 tener efecto sobre el apetito y la    saciedad en los niños con HIC KATP?Si bien son muchos meca...
La regulación del apetito es un proceso MUY complejo que consiste en lainteracción de los alimentos con dianas fisiológica...
Péptido similar al glucagon tipo 1 (GLP-1)GLP-1 es el producto de un gen llamado proglucagón.Es sintetizado y secretado po...
Funciones de GLP-1Se han reconocido numerosas funciones del GLP-1 actuando sobre diferentes tejidos y sistemas:célula beta...
Estudios efectuados tanto en animales como en humanos han demostrado que GLP-1retrasa el vaciamiento gástrico y la motilid...
Por lo tanto, si tenemos en cuenta que en los niños con HIC KATP, larespuesta de GLP-1 a la ingesta podría estar aumentada...
Dado que GLP-1 estimula también la secreción de insulina en lascélulas beta del páncreas, no es ilógico pensar que la alim...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Los problemas de alimentación en los niños con Hiperinsulinismo Congénito del tipo KATP

1,095 views

Published on

Posible explicación fisiopatológica de la falta de apetito, vaciamiento gástrico lento, y saciedad permanente en los niños con Hiperinsulinismo Congénito del tipo KATP

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,095
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los problemas de alimentación en los niños con Hiperinsulinismo Congénito del tipo KATP

  1. 1. Los problemas de alimentación en los niños conHiperinsulinismo Congenito KATP Posible explicación fisiopatológica de la falta de apetito en niños con HIC del tipo KATP Lic. Elizabeth Malament Dr. Eduardo Guzmán
  2. 2. Como nos ocurre a muchas mamás de niños con HIC KATP, no podemos dejar depreguntarnos cómo es posible que nuestros hijos no sientan apetito.Es muy frustrante para los padres, y difícil de comprender para los profesionales de lasalud, el hecho de que estos niños tengan tanta aversión a la comida. Muchas veces,los profesionales de la salud, hacen “sentir culpables” a los padres de que estos niñosno comen. Sin embargo, nosotros –los padres- seguimos haciendo todos los intentospara que estos niños coman, pero entendemos que evidentemente, esta aversión a lacomida es tan difícil de vencer porque DEBE estar estrechamente relacionada con laenfermedad (pese a que aún no se ha determinado cómo afecta o cómo se relacionacon el apetito).
  3. 3. Más allá de la pérdida del hábito alimentario que puede provocar el uso de sondanasogástrica y/o gastrostomía en los casos severos, y las dificultades de estos niñospara aprender tardíamente a masticar y tragar, también TIENE QUE HABER unacausa fisiológica que explique qué les ocurre a estos niños que no sienten hambre.Las mutaciones que afectan los canales de potasio (genes ABCC8 y KCNJ11)provocando una secreción inapropiada de insulina, también deben tener efectos nodeseables en los canales de potasio presentes en todas las células del organismo(más allá de que la hipoglucemia es la preocupación principal en esta patología porla potencialidad del daño neurológico irreversible).Estos canales de potasio “fallados” o “no presentes” en las membranas celulares,deben estar involucrados en numerosas vías de señalización moleculares queparticipen seguramente de muchos otros mecanismos aún no estudiados, incluido elrelacionado con la regulación del apetito y saciedad.
  4. 4. ¿Puede la incretina GLP-1 tener efecto sobre el apetito y la saciedad en los niños con HIC KATP?Si bien son muchos mecanismos que intervienen en la regulación del apetito, unaincretina -el péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1) conjuntamente con los canalesde potasio disfuncionales o ausentes en las células L del intestino e inclusive en elhipotálamo (donde se regula el apetito), podrían ser uno de los factores involucrados en lafalta de apetito en estos niños.El gran interés científico en la última década, sobre las incretinas para el tratamiento de laDiabetes Mellitus 2, y también para el tratamiento del Hiperinsulinismo Congénito através de un posible agente terapéutico (antagonista del receptor de GLP-1): Exendina-(9-39), nos permite comprender quizás un poco más, las intrincadas vías de señalizaciónmoleculares en las que los canales de potasio disfuncionales o inexistentes, puedenintervenir en diferentes mecanismos que van “más allá” de la secreción inapropiada deinsulina.
  5. 5. La regulación del apetito es un proceso MUY complejo que consiste en lainteracción de los alimentos con dianas fisiológicas a corto plazo, y es también unproceso adaptativo que responde y está regulado por el aporte y gasto de energía alargo plazo. En conjunto, la saciedad se genera mediante mecanismos sensoriales,posteriores a la ingestión y posteriores a la absorción.Diversas propiedades de los alimentos estimulan las células enteroendocrinaspresentes en diferentes niveles del tubo digestivo. Estas células secretan variospéptidos, los cuales se difunden por la lámina propia subepitelial para activarnervios aferentes vagales, intestinales y medulares. Algunos péptidos tienen unacceso directo al núcleo arcuato del hipotálamo y al área postrema, regiones delencéfalo implicadas en la regulación del apetito. Primordialmente, son losnutrientes los que estimulan la liberación de estos péptidos.Uno de estos péptidos, es el péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1), que esuno de los dos tipos de incretina (término que describe la amplificación a larespuesta insulínica que ocurre tras la ingesta de alimentos, al mismo tiempo, queinhibe la secreción de glucagon).
  6. 6. Péptido similar al glucagon tipo 1 (GLP-1)GLP-1 es el producto de un gen llamado proglucagón.Es sintetizado y secretado por células L enteroendocrinas en la región del tractogastrointestinal, predominantemente íleon y colón. Su secreción es dependiente de lapresencia de nutrientes en la luz del intestino delgado. Los agentes que causan oestimulan la secreción de GLP-1 incluyen los carbohidratos, las proteínas y los lípidos.Una vez que el GLP-1 alcanza la circulación, tiene una vida media de sólo 2 minutos,debido a la rápida degradación por parte de la enzima dipeptidil peptidasa-4(DPP-4).Los receptores de GLP-1 (GLP-1R) se expresan en varios tejidos: células alfa y beta de losislotes pancreáticos, Sistema Nervioso Central, corazón, riñón, tracto gastrointestinal ypulmón.Se sabe que GLP-1 presenta diversas funciones: Aumenta la secreción de insulina por parte del páncreas de manera dependiente de laglucosa.Inhibe la secreción de glucagon del páncreas.Incrementa la diferenciación y proliferación de las células beta y la expresión del gende la insulina.Inhibe la secreción de ácido estomacal y el vaciamiento gástrico.Suprime la ingesta de alimento por medio de la sensación de saciedad.
  7. 7. Funciones de GLP-1Se han reconocido numerosas funciones del GLP-1 actuando sobre diferentes tejidos y sistemas:célula beta del páncreas (efecto incretina, trófico, antiapoptótico y estimulante de la lipólisis) ycélula alfa pancreática (inhibiendo la secreción de glucagón), sistema nervioso central(ingesta, otras funciones homeostáticas), tracto gastrointestinal, aparato cardiovascular.
  8. 8. Estudios efectuados tanto en animales como en humanos han demostrado que GLP-1retrasa el vaciamiento gástrico y la motilidad intestinal disminuyendo así el tránsito denutrientes del estómago al intestino delgado.También se ha visto que GLP-1 reduce la ingesta calórica y promueve la saciedad tantoen sujetos normales, con obesidad y en sujetos diabéticos. Se ha propuesto que estasacciones las realiza de manera indirecta a través de la disminución del vaciamientogástrico, que a su vez produce distención gástrica con la consecuente sensación desaciedad. Además, es importante destacar que a nivel del hipotálamo y del núcleosolitario, se localizan receptores para GLP-1, regiones consideradas trascendentes en laregulación del apetito y la saciedad.
  9. 9. Por lo tanto, si tenemos en cuenta que en los niños con HIC KATP, larespuesta de GLP-1 a la ingesta podría estar aumentada, sumado a queestos niños suelen recibir alimentación frecuente o continua (lo queestimula la secreción reiterada de GLP-1), los efectos del GLP-1 asociadosa canales de potasio alterados, podrían constituir un factor que influyeen estos niños para que no sientan apetito y tengan una sensación de“saciedad” permanente.La secreción aumentada de GLP-1 por un lado, podría enlentecer elvaciamento gástrico, y aumentar la saciedad tras la ingesta frecuente ocontinua por el propio efecto de GLP-1, el que tiene también receptoresen el hipotálamo (donde se regula la saciedad). Se ha visto que laadministración de GLP-1 inhibe el consumo de alimento en roedores, unefecto que es reversible con la administración de un antagonistaespecífico del receptor de GLP-1, Exendin-(9-39). Esto, problablemente sedeba a que el GLP-1 tenga efectos directos en el cerebro interactuandocon un receptor en áreas del cerebro como el órgano subfornical, áreapostrema, que participan en la regulación del apetito.
  10. 10. Dado que GLP-1 estimula también la secreción de insulina en lascélulas beta del páncreas, no es ilógico pensar que la alimentaciónfrecuente haga inclusive más difícil mantener la euglucemia por elefecto insulinotrópico de GLP-1. De ahí que el tratamiento médicopara los niños con HIC severo sea tan complejo.Independientemente de la administración de Octreotide (aún, únicaalternativa terapéutica para los casos de HIC del tipo KATP), laalimentación frecuente como forma de evitar las hipoglucemias,también podría estimular la secreción de GLP-1 en las célulasintestinales, y esta incretina estimular a su vez, la secreción deinsulina en las células pancreáticas, generando un “círculo vicioso” enla tendencia a hipoglucemia.

×