FORMAS DE GOBIERNO

9,389 views

Published on

Published in: News & Politics, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
9,389
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
182
Actions
Shares
0
Downloads
56
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

FORMAS DE GOBIERNO

  1. 1. Revista Vigencia delDiálogos de Saberes pensamiento VIGENCIA DEL PENSAMIENTO ISSN 0124-0021político de Platón Revista No. 24. POLÍTICO DE PLATÓN EN LAS en las formas deEnero-junio de 2006 Gobierno FORMAS DE GOBIERNO* Págs: 69-84 Rafael Ballén ** Universidad Libre. Bogotá, D.C. RESUMEN En este artículo se examinan de manera sistemática las formas de gobierno, según lo enseña Platón en sus tres diálogos de ciencia política. Cinco for- Grupo: Hombre, Sociedad, Estado mas en la República; siete en el Político, y dos en las Leyes, que es la síntesis de todo el estudio del pensador griego: la monarquía y la democracia. “Es ne- Informes de Investigación cesario e imprescindible –dice Platón– que los sistemas políticos participen de estos dos”. He ahí, el origen del gobierno mixto que rige hoy en todos los países del mundo. PALABRAS CLAVE Platón, formas de gobierno, aristocracia, tiranía, oligarquía, monarquía y democracia. 69 ABSTRACT In this article, the ways to govern have been examined systematically, as Pla- to taught in his three political science dialogues. Five ways in the Republic, seven in the Politic, and two in the Laws, that is the synthesis of all the study of the Greek thinker: the monarchy and the democracy. «Is necessary and essential –Plato says– that the political systems participate in two both». There it is, the origin of the mixed government that today works in all countries around the world. KEY WORDS Plato, ways to govern, aristocracy, tyranny, oligarchy, monarchy and democracy.Fecha de recepción del artículo: 16 de abril de 2006.Fecha de aceptación del artículo: 19 de mayo de 2006.* El tema de este artículo hace parte de la investigación que sobre el pensamiento político de Platón adelanta el grupo HOMBRE,SOCIEDAD y ESTADO, reconocido por COLCIENCIAS, Categoría A. Este grupo desarrolla la línea de Investigación Teoría políticay constitucional, y está adscrito al Centro de Investigaciones Socio-Jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, entidadque financia el Proyecto.** Investigador de la Facultad de Derecho. Universidad Libre.Semillero del grupo del Grupo HOMBRE-SOCIEDAD-ESTADO: César Pazos, Luisa Fernanda Neira , César Arce, Cielo MaríaSabogal, Paola Rojas, Diego Armando Linares, Jairo García, Nicolás Ardila, Lorena Trujillo, Milena Ballén y Diego E. Limas.
  2. 2. Rafael Ballén INSTRODUCCIÓN El pensamiento político de Platón, a su vez comprende muchos temas: la Pocos filósofos, como Platón, nos han fundación del Estado, la justicia, la legado una obra tan extensa en temas educación, la formación del gobernan- y tan profunda en su contenido. Pero te, la guerra, el papel de la mujer en la algo más tiene la obra del pensador organización política de la sociedad, ateniense. Fue escrita a prueba de to- la corrupción, la libertad y la esclavi- das las inclemencias del tiempo, pues tud, para no mencionar más. Pero este transcurridos veinticinco siglos ha lle- artículo solamente se ocupa de las for- gado intacta hasta nuestros días. De mas de gobierno, por ser un tema en muchos temas se ocupó Platón: de la el que se ve de una manera muy clara belleza, de la astronomía, de la natu- y objetiva la vigencia del pensamien- raleza del hombre, de la ecología, del to político del filósofo ateniense.Grupo: Hombre, Sociedad, Estado deber, de la sabiduría moral, del va- lor, de la amistad, del amor, de la 1. PROBLEMA DE LA piedad, de la retórica, de la lingüísti- INVESTIGACIÓNInformes de Investigación ca, de la ciencia, del ser, etc. ¿En el marco del pensamiento polí- Sin embargo, el verdadero sueño de tico de Platón, tienen alguna vigencia Platón fue la política. En las demás las formas de gobierno que propuso materias hay un cúmulo de debates, el filósofo griego? controversias y discusiones, pero tam- bién mucho de figuras poéticas y 2. METODOLOGÍA fantasías. En cambio, fue por la polí- 70 tica por la que Platón vivió, estudió, En la investigación adelantada para viajó, fue hecho esclavo y prisionero. escribir este artículo, se utilizaron los Basta leer su propio testimonio: métodos histórico y analítico-deduc- “Cuando yo era joven, sentí lo mismo tivo. Mediante el método histórico, se que les pasa a otros muchos. Tenía la pudieron establecer las formas de go- idea de dedicarme a la política tan bierno anteriores y contemporáneas a pronto como fuera dueño de mis ac- Platón. El método analítico - deduc- tivo fue determinante para examinar tos”1. Y aunque en la praxis política el material bibliográfico consultado. no tuvo éxito, en el estudio, la inves- Los documentos que sirvieron de apo- tigación y la producción teórica yo medular fueron los diálogos, la alcanzó la gloria. Esta inmortalidad no República, el Político, las Leyes y Menéxe- es gratuita, pues a la política le dedi- no de Platón, en varias traducciones y có, por una parte, todo su esfuerzo algunos comentarios de otros autores. personal y sus recursos económicos Finalmente, se confrontó la síntesis para crear y sostener la Academia; y de las formas de gobierno de Platón, por la otra, casi toda su obra escrita, con las que hoy existen. de manera específica la República, el Político, las Leyes, Critias o Atlántida y sus doce Cartas, aunque también con- 3. CONTENIDO tienen una alta dosis de política Apología Para apreciar el aporte que Platón y sus diálogos Menéxeno y Sofista. hizo a la ciencia política, y concreta- 1 PLATÓN. Carta VII, 324d.
  3. 3. Vigencia del mente sobre la síntesis de las formas que el gobierno que corresponde al pensamiento de gobierno –monarquía y democra- Estado que han fundado y descrito, político de Platón cia– y su permanencia en los actuales es uno pero que podría llamarse de en las formas de Gobierno sistemas, es necesario ir al estudio dos maneras: monarquía o aristocra- que sobre este tema hizo Platón en cia. “Así –dice Platón–, si entre los los tres diálogos dedicados al Esta- gobernantes surge uno que se desta- do: República, Político y Leyes. En ca de los demás, lo llamaremos monarquía, consecuencia, es la tarea que asumen mientras que, en caso de que sean las páginas que vienen a continua- varios, aristocracia”3. Según Platón ción, siguiendo el mismo orden en esta especie de gobierno es única, y que Platón escribió estas tres obras. aunque sean varios los gobernantes, no cambiarán las leyes del Estado de 3.1 La República manera abrupta, porque han recibi- Grupo: Hombre, Sociedad, Estado En el diálogo República Platón descri- do una buena educación. Las be cinco formas de gobierno, que primeras palabras del libro V son para Informes de Investigación corresponde a cinco tipos de perso- decir que a semejante forma de go- nalidad. Entre estas cinco formas de bierno, se llama “buena y recta”, así gobierno, se halla en primer lugar, el como el hombre que se ocupa de ese gobierno que nace del Estado funda- régimen, mientras que las otras cua- do por Platón, calificado de excelente. tro son malas y erróneas, tanto en lo Y además de este régimen, hay mu- relativo a la administración del Es- chas formas malogradas de gobierno, tado, como en el carácter del alma aunque sólo cuatro de ellas son dig- individual de quien lo gobierna4. nas de mención, según las propias 71 En términos generales este régimen palabras del pensador griego. Esas de gobierno tiene unas característi- cuatro formas malogradas de gobier- cas muy especiales en la manera de no, pero que por su importancia, ejercer la administración. La mujer según Platón, merecen tenerlas en tiene participación en el ejercicio del cuenta son: timocracia, oligarquía, poder, con igualdad de derechos y democracia y tiranía. Siguiendo la ca- obligaciones que el hombre. Que los racterización que Platón hace de hombres y las mujeres lo hagan todo cada uno de estos regímenes de go- en común, con la excepción de tra- bierno, así como de sus respectivos tarlas a ellas como más débiles y a gobernantes, de manera muy breve, ellos como más fuertes5. Pero para se analizan a continuación2. que las mujeres puedan competir con En relación con el régimen de gobierno los hombres, es preciso darles la mis- de Platón, en la parte final del libro ma educación que se imparte a los IV de la República, el filósofo atenien- varones, como la formación que tie- se por intermedio de Sócrates, dice ne que ver con las artes y la guerra6.2 PLATÓN. República, IV, 445d.3 Ibíd.4 PLATÓN. Ob. cit., V, 449a.5 Ibíd., 451e.6 Ibíd., 452a.
  4. 4. Rafael Ballén La igualdad entre hombres y mujeres alguno10. Siguiendo el método dialé- para ejercer el cargo de guardianes y ctico, Platón se hace estas preguntas: guardianas, conlleva la obligación de ¿cómo será perturbado el Estado que ejercer en común todas sus ocupa- hemos fundado, la aristocracia?, ciones. Esto a su vez determina que ¿Cómo entrarán en discordia los go- todas estas mujeres deben ser comu- bernantes y los auxiliares unos con nes a todos estos hombres, ninguna otros y consigo mismos? Recurrien- cohabitará en privado con ningún do a un pasaje de la Ilíada de hombre, y los hijos también serán Homero, se pregunta ¿cómo se pro- comunes: ni el padre conocerá al hijo dujeron las primeras crisis dentro del ni el hijo al padre7. Estado? Esta es la parte más utópica del sue- Luego de esos agudos interrogantesGrupo: Hombre, Sociedad, Estado ño político de Platón, que es el único Platón contesta de manera magistral, sueño del pensador ateniense. Todos cómo es la naturaleza de la crisis del los demás temas en Platón, son muy Estado. Según el pensador político,Informes de Investigación importantes, pero hay en ellos, como es difícil que un Estado como el que ya se dijo, mucho de especulación, junto con los contertulios del diálo- fantasía, metáfora y cantares poéticos. go ha fundado, no sea perturbado y En cambio, el verdadero proyecto de entre en crisis. La esencia de esa cri- vida de Platón fue la política. Sin em- sis, se halla en la corrupción, la bargo, esta parte de su proyecto de movilidad y el cambio, que Platón vida –la comunidad de hombres, mu- explica así: “Dado que todo lo gene- 72 jeres y niños–, es definitivamente rado es corruptible, esta constitución irrealizable, en el momento en que no durará todo el tiempo, sino que vivió Platón, y ahora8. se disolverá, porque no sólo en el caso de las plantas que viven en la tierra, La timocracia nace a partir de la aris- sino también en el de los seres vivos tocracia, es decir del régimen de que se mueven sobre la tierra, hay gobierno que corresponde al Estado fecundidad e infecundidad de almas fundado por Platón, y es un sistema y de cuerpos”11. intermedio entre la aristocracia y la oligarquía9. Se pasa de la aristocracia La oligarquía, según Platón, es el ré- a la timocracia por el hecho elemen- gimen “basado en la tasación de la tal de que todo régimen político se fortuna, en el cual mandan los ricos, transforma a partir de los que deten- y los pobres no participan del gobier- tan el poder, cuando entre ellos no”12. ¿Cómo se produce el tránsito mismos se produce una división, de la timocracia o timarquía a la oli- pues mientras sus relaciones se de- garquía? Platón explica que la causa sarrollan en armonía no hay cambio de esta transición es la riqueza, por- 7 Ibíd., 457c-d. 8 Ibíd., 458d – 461c. 9 PLATÓN. Ob. cit., VIII, 547c. 10 Ibíd., 545d. 11 Ibíd., 546a. 12 Ibíd., 550d.
  5. 5. Vigencia del que los gobernantes descubren otras lleva a considerar que el único bien, pensamiento maneras de gastar el dinero y para es la acumulación de riqueza. Enton- político de Platón ello corrompen las leyes, desacatán- ces el pobre al observar el en las formas de dolas, tanto ellos como sus mujeres. atesoramiento de bienes, piensa que Gobierno Cada corrupto mira al otro, y logran la oligarquía ha logrado ese propósi- que la mayoría actúe del mismo to por la pereza de los pobres, y modo. Cuanto más crezca el apetito cuando éstos se reúnen en privado por la riqueza, más menosprecia la se transmiten unos a otros la siguiente excelencia por el gobierno. “Por ende consigna: “Estos hombres son nues- –dice Platón–, cuando más se vene- tros, pues no son de valía alguna”. ran en un Estado las riquezas y los Explica Platón ese tránsito, diciendo hombres ricos, en menos se tiene la que así como un cuerpo enfermizo excelencia y los hombres buenos”13. necesita sólo un pequeño estímulo ex- Grupo: Hombre, Sociedad, Estado Se trata de un régimen donde los terno para volcarse hacia la hombres que ansían imponerse y re- enfermedad, y a veces incluso sin lo Informes de Investigación cibir honores y terminan por externo estalla una revuelta en su in- convertirse en amigos de la riqueza terior, así el Estado oligárquico se y del acrecentamiento de ésta, admi- halla propenso a una revolución sin ran al rico y lo llevan al gobierno, necesidad de agentes externos. “En- despreciando al pobre14. tonces la democracia surge –dice Platón–, cuando los pobres, tras lo- La única condición para gobernar es grar la victoria, matan a unos, la riqueza, pues así lo señala la pro- destierran a otros, y hacen partícipes pia constitución, de tal manera que a los demás del gobierno y las magis- 73 el gobernante no tiene ninguna for- traturas, las cuales la mayor parte de mación para cumplir acertadamente las veces se establecen en este tipo con sus funciones. En el régimen oli- de régimen por sorteo”17. gárquico la sociedad se halla radicalmente dividida en dos, que se- El régimen democrático se caracte- gún Platón constituyen dos Estados: riza porque en él abunda la libertad “El Estado de los pobres y el Esta- para todos los ciudadanos, particu- larmente la libertad de palabra y la do de los ricos que conviven en el libertad de hacer en el Estado lo que mismo lugar y conspiran siempre cada uno quiera. La libertad es con- unos contra otros”15. En suma, en el siderada como el valor más bello, y régimen oligárquico casi todos son para quien se sienta libre por natura- mendigos, a excepción de los que leza, el régimen democrático es el gobiernan16. escenario propicio para llevar una Enseña Platón que la democracia nace vida feliz18. Y el más hermoso con- de la oligarquía, porque la codicia in- cepto de democracia, lo deja Platón saciable del hombre oligárquico lo en palabras de Sócrates, quien seña-13 Ibíd., 551a.14 Ibíd.15 Ibíd., 551d.16 Ibíd., 552a-d17 Ibíd., 557a.18 Ibíd., 562c.
  6. 6. Rafael Ballén la: “Puede ser que este sea el más be- Estado, y todo es administrado por llo de todos los regímenes. Tal como este tipo de gente. En el sector de los un manto multicolor con todas las flo- ricos todos tienen afán de lucro, y en res bordadas, también este régimen todo momento se separan de la mu- con todos los caracteres bordados chedumbre. El tercer sector es el del podrá parecer el más bello. Y proba- pueblo, o sea, todos aquellos que tra- blemente, tal como los niños y las bajan para sí mismos y no ocupan mujeres que contemplan objetos po- cargos públicos y poseen pocos bie- licromos, muchos lo juzgarían el más nes. Es el género más numeroso y en bello”19. consecuencia, cuando se congrega, es la mayor autoridad dentro de la de- A pesar de que el Estado que funda mocracia, pero con frecuencia no está Platón en su diálogo República, es la dispuesto a hacerlo, a menos que ten-Grupo: Hombre, Sociedad, Estado monarquía, si el gobierno es ejercido ga alguna contraprestación22. por una sola persona, o aristocracia si es ejercido por varios, considera Así como la democracia nace de laInformes de Investigación que la democracia es un régimen pro- oligarquía, la tiranía nace a partir de picio para dar nacimiento al sistema la democracia, por la degradación o político que él se propone construir. relajamiento de la libertad. Es la anar- ¿Por qué? Porque la democracia cuen- quía total, no sólo en el manejo del ta con todo género de constituciones, Estado, sino en la propia familia y en debido a la libertad; “y es posible que la escuela. El hijo quiere ser semejan- quien quiera organizar un Estado, te al padre y no tiene temor ni respeto como nosotros acabamos de hacer, por sus progenitores. El maestro teme 74 y adula a sus alumnos y éstos hacen deba dirigirse a un Estado democrá- tico, y allí, como si hubiese llegado a caso omiso a las orientaciones y en- un bazar de constituciones, escoger señanzas del educador. Cuando así el tipo que más le agrade, y, una vez ocurre, los gobernantes del Estado de- escogido, proceder a su fundación”20. mocrático se embriagan más de la Pero algo más: este régimen propor- cuenta con el vino de la libertad, en- ciona una exquisita tranquilidad a los tonces el pueblo los castiga y los acusa de criminales y oligárquicos. “Es ra- hombres que han sido juzgados y zonable, entonces –dice Platón–, que condenados, aún a la pena de muer- la tiranía no se establezca a partir de te o al exilio21. otro régimen político que de la demo- El régimen democrático se divide en cracia, y que sea a partir de la libertad tres partes: la burocracia, los ricos y el extrema que surja la mayor y más sal- pueblo. La burocracia es la que mar- vaje esclavitud”23. El pueblo tiene cha a la cabeza del Estado, es el sector cierto grado de responsabilidad, pues más feroz, el que habla y actúa y no preferentemente pone a la cabeza de tolera que se haga crítica alguna al la inconformidad a un individuo, lo 19 Ibíd. 20 Ibíd., 557d. 21 Ibíd., 558a-c. 22 Ibíd., 564d-565a. 23 Ibíd., 564a.
  7. 7. Vigencia del alimenta y lo hace crecer en grande- es demasiado tarde, porque en la me- pensamiento za. Es evidente que aquí nace el dida en que el pueblo se hace más político de Platón tirano, de un liderazgo que le generó débil, el tirano ha ganado en fortale- en las formas de el pueblo24. za. Al final de la descripción figurada, Gobierno el tirano termina siendo parricida y A continuación de este razonamien- represor de la vejez27. to, Platón, con su acostumbrado método de recurrir a las figuras, hace una comparación entre el tirano y el 3.2 El Político lobo. Los analistas de la teoría políti- El debate que Platón hace en el Polí- ca a través de la historia, que no han tico sobre las formas de gobierno no leído la República atribuyen la origi- es tan extenso e intenso como el que nalidad de esta figura a Hobbes25, en adelantó en la República, pero no por parte porque el autor del Leviatán no Grupo: Hombre, Sociedad, Estado eso deja de tener importancia. En el tuvo la generosidad y la ética de darle diálogo Político, Platón enseña que hay el crédito a Platón. En un solo pasaje tres formas de gobierno: el gobierno Informes de Investigación dos veces utiliza Platón la figura del de uno, el gobierno de pocos y el go- lobo. “Cuando alguien gusta de en- bierno de muchos. El gobierno de trañas humanas descuartizadas entre uno es la monarquía, el gobierno de otras de otras víctimas, necesariamen- unos pocos es la aristocracia y el go- te se ha de convertir en lobo”26. Y bierno de la muchedumbre es la remata la descripción con esta con- democracia28. Y veinte páginas más clusión: “Es forzosamente fatal que adelante, llega a la conclusión de que semejante individuo perezca a manos no son tres sino siete, incluyendo el 75 de sus adversarios o que se haga tira- régimen excelente, que corresponde no y de hombre se convierta en lobo”. a la propuesta de Platón. “Si ahora Al finalizar el libro VIII de la Repú- seccionamos en dos cada uno de es- blica, Platón hace una profunda tos gobiernos, tendremos seis, tras reflexión de sociología política, más haber discernido al régimen recto y honda aún, de lo escrito hasta aho- haberlo puesto aparte de éstos como ra. En una de esas parábolas el séptimo”29. Y enseguida explica, magistrales, el pueblo es como el cómo es que de cada régimen resul- padre de esa desfiguración de la cria- tan dos sistemas de gobierno. De la tura humana que es el tirano. monarquía resultan, el gobierno real Entonces el pueblo engendra al tira- y la tiranía; del gobierno ejercido por no y lo alimenta a él y a su séquito. quines no son muchos, proceden la Cuando el tirano crece en despotis- aristocracia, cuyo nombre es de bue- mo y represión contra el pueblo, éste nos auspicios, y la oligarquía. Y, se enfurece y quiere expulsar al tira- finalmente, –dice Platón– al gobier- no del poder, pero para entonces ya no ejercido por muchos lo24 Ibíd., 565c-d.25 HOBBES, Thomas. Leviatán, o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y cuvil. México, Fondo de Cultura Económica, 1987.26 PLATÓN. Ob. cit., VIII, 565e.27 Ibíd., 569b.28 PLATÓN. Político, 291d.29 Ibíd., 302c.
  8. 8. Rafael Ballén considerábamos antes simple, lla- 3.3 La Leyes mándolo ‘democracia’, pero ahora, Quizás habían transcurrido treinta o “en cambio, también a él debemos cuarenta años desde el momento en considerarlo doble”30. Así pues, las sie- que Platón había escrito la República te formas de gobierno en el Político cuando aterriza en las Leyes. Por eso son: monarquía, tiranía, aristocracia, es una antología el avance que el fi- oligarquía, democracia legal, demo- lósofo logra en este último diálogo cracia al margen de la ley y el sobre las formas de gobierno. Y es gobierno excelente o perfecto que es un florilegio por dos razones: porque el que propone Platón. encuentra la síntesis de las formas El elemento que determina si un go- de gobierno estudiadas en la Repúbli- bierno es bueno o malo, bien sea de ca y en el Político, y porque en las LeyesGrupo: Hombre, Sociedad, Estado uno, de pocos o de muchos, es la ley. está la fuente prístina del gobierno La monarquía, cuando está uncida al mixto, que rige hoy en todo el mun- yugo de esos buenos escritos, deno- do, aun en los regímenes tiránicos.Informes de Investigación minados leyes, es, de los seis En efecto, en el introito de la inves- regímenes, el mejor de todos; sin la tigación de las formas de gobierno ley, en cambio, es la tiranía, la más en las Leyes, Platón dice: “No hay que difícil y la más dura de sobrellevar. legislar gobiernos con poderes ni for- El gobierno de pocos, si se ejerce mas puras de gobierno, pues hay que conforme a la ley, es la aristocracia, pensar que una ciudad debe ser li- si se hace al margen de la ley, es la bre, prudente y amiga de sí misma y 76 oligarquía. En cuanto al gobierno de que el que legisla debe hacerlo apun- la muchedumbre, es decir, la demo- tando a esa finalidad”32. De dónde cracia, no es “ni bueno ni malo, en sacó Platón tanta sabiduría para lle- comparación con los demás, porque gar a esa afortunada síntesis? Del en él la autoridad está distribuida en estudio de muchos sistemas políti- pequeñas parcelas entre numerosos cos que habían tenido desarrollo individuos. Por lo tanto, de todos los durante varios siglos antes de la épo- regímenes políticos que son legales, ca de Platón y de los regímenes éste es el peor, pero de todos los que contemporáneos al propio pensador no observan las leyes, es el mejor”. griego. Entre los múltiples sistemas Concluye Platón, en este tema de los políticos, es preciso tener en cuenta regímenes de gobierno, señalando el estudio que Platón hizo de los re- que de todos los sistemas, de lejos gímenes de Esparta, Persia y Atenas. será mucho mejor vivir en el prime- ro, si se exceptúa el séptimo. “A éste, En lo que respecta a Esparta, en va- en efecto, no cabe duda que hay que rias páginas de las Leyes (683a-693c), ponerlo aparte –como a un dios fren- Platón nos deja su testimonio de la te a los hombres– de todos los demás manera como asumió el estudio y el regímenes políticos”31. análisis de las instituciones que ca- 30 Ibíd., 302d. 31 Ibíd., 303b. 32 PLATÓN. Leyes, libro, III, 693b.
  9. 9. Vigencia del racterizaban ese sistema político. En La investigación sobre el régimen pensamiento el transcurso del diálogo Leyes, en el político persa, también comprende político de Platón preciso momento en que Platón pre- muchos temas: la asunción de Ciro al en las formas de tende enfrentar el tema, dice por boca poder y la liberación de los esclavos, Gobierno de Ateniense: “Volvemos al mismo pero a la vez la esclavización de otros tema, de modo que no investigaremos pueblos, la muerte de Cambises y la en abstracto, sino acerca de lo que llegada al trono de Darío. Como lo pasó realmente”33. Y de ahí en ade- saben los estudiosos de estos temas, lante viene un debate muy amplio y a la muerte de Cambises, se produjo profundo, de unas veinte páginas entre quienes aspiraban a sucederlo en aproximadamente, de la manera como el trono, Otanes, Megabyzo y Darío, surgieron, se desarrollaron y decaye- un debate con relación al régimen po- ron tres ciudades, donde sólo una se lítico que debía adoptar Persia. Cada Grupo: Hombre, Sociedad, Estado batió por Grecia, según las palabras uno de los tres defendía un sistema de Platón. Las tres ciudades fueron, de gobierno distinto: Otanes se incli- Argos, Mesene y Esparta, y solamen- Informes de Investigación naba por la democracia, Megabyzo por te esta última apoyó a Atenas, hasta la aristocracia, y Darío por la Monar- cuando las dos ciudades empezaron quía. La controversia la ganó Darío, a rivalizar, y finalmente se engarza- quien asumió el poder en el 521 antes ron en la guerra del Peloponeso. de nuestra era. Esta es la más antigua Ese estudio amplio y diverso com- discusión sobre las formas de gobier- prende varias instituciones políticas, no y el punto de partida para el estudio económicas y administrativas que le del gobierno mixto34. sirvieron a Platón de insumo, no sólo 77 para hacer la síntesis de las formas de Sobre el sistema político persa y so- gobierno, sino de toda la propuesta bre sus tres primeros reyes (Ciro, de Estado, realista y posible, que di- Cambises y Darío), también se refiere señó en las Leyes. La igualdad en la Platón en su diálogo Menéxeno o de la distribución de la sociedad esparta- oración fúnebre, lo cual confirma la na, la corrupción que invadió a las tesis de que al fundador de la Acade- ciudades de Argos y Mesene, los pri- mia, sólo le interesaba la organización meros acuerdos de ayuda mutua de política de la sociedad, es decir la for- esas ciudades en caso de invasión de mación el Estado. En la síntesis de pueblos bárbaros, que constituyen el estos tres monarcas, y el valor de los origen del derecho internacional pú- griegos dice Platón en Menéxeno: “A blico, las causas que destruyeron a esa los persas que eran dueños de Asia y confederación de Estados, la asam- se disponían a someter a Europa, los blea popular, el Consejo de Ancianos, detuvieron los hijos de esta tierra, el poder de los éforos, como sistema nuestros padres, a quienes es justo y de frenos y contrapesos a los poderes necesario que recordemos para enal- de los reyes, y que es el origen del go- tecer su valor”35. Luego dice que el bierno mixto. Todo está en el estudio primer monarca, Ciro, tras conceder que Platón hizo sobre Esparta. la libertad a los persas, sometió con la33 PLATÓN. Leyes, libro III, 684a.34 BALLÉN, Rafael. Ilegitimidad del Estado. Reforma radical o revolución de la diversidad. Bogotá, Carrera 7ª., 2002, p. 421.35 PLATÓN. Menéxeno, 249d.
  10. 10. Rafael Ballén misma soberbia a sus propios conciu- sistemas de los cuales se derivan los dadanos; que su hijo Cambises, puso demás. “Hay como dos madres –dice– bajo el yugo a Egipto y Libia. Y sobre de los sistemas políticos, de cuyo en- el tercer monarca, Darío, dice: “Fijó trelazamiento con razón podría decirse por tierra los límites de su imperio que surge el resto. Es correcto llamar hasta los escitas. Dominaba con sus a la una monarquía y a la otra demo- naves el mar y las islas, de modo que cracia. De una es la expresión más alta nadie se atrevía a enfrentarse con él, la raza de los persas, de la otra, la de y las opiniones de todos los hombres los atenienses. Casi todas las formas se hallaban sometidas a esclavitud”36. restantes, como dije, son variaciones de éstas. Por tanto, es necesario e im- Con base en los anteriores sistemas prescindible que los sistemas políticos políticos y en el de Atenas, por su- participen de estas dos, si realmenteGrupo: Hombre, Sociedad, Estado puesto, Platón llegó a la síntesis del ha de haber libertad y amistad con estudio realizado en la República y en inteligencia”38. He ahí el origen no sólo el Político. En efecto, en la República, de la democracia sino igualmente delInformes de Investigación que fue el primero de los tres diálogos gobierno mixto que rige hoy en to- sobre ciencia política, como ya se dijo, dos los países del mundo, aun en los Platón nos enseña que hay cinco for- regímenes dictatoriales. Quien lea cui- mas de gobierno. En primer lugar, el dadosamente la clasificación que régimen recto o excelente que corres- sobre las formas de gobierno hace Pla- ponde al Estado fundado por el propio tón en las Leyes y luego las primeras Platón, y cuatro más: timocracia, oli- palabras de El príncipe de Maquiave- 78 garquía, democracia y tiranía. En el lo, podrá comprobar sin ninguna Político, eleva el número a siete, y en dificultad que el florentino copió casi las Leyes, sintetiza todas las formas en textualmente al ateniense, sin men- dos: monarquía y democracia. Del es- cionar las fuentes de su inspiración39. tudio que Platón hizo en estos dos últimos diálogos, han partido todos Lograda esta síntesis, Platón conti- aquellos que en el mundo se han ocu- núa el debate en las páginas siguientes pado de las formas de gobierno, desde hasta terminar el libro III de las Le- yes, haciendo un parangón entre la Aristóteles hasta nuestros días. El más monarquía persa y la democracia ate- reciente pronunciamiento sobre régi- niense, y señalando que debe existir men democrático (2004), lo hizo José un equilibrio entre los dos regíme- Saramago37, en su novela Ensayo sobre nes. En el primer párrafo después de la lucidez. la síntesis, Platón hace un elogio al En las Leyes, Platón reduce las for- sistema político espartano, por cuan- mas de gobierno a dos grandes to este régimen se aproxima a la justa 36 Ibíd., 240a. 37 SARAMAGO, José. Ensayo sobre la lucidez. Bogotá, Alfaguara, 2004. En ésta el premio Nobel de Literatura 1998, cuestiona seriamente la democracia, porque –según Saramago– no existirá mientras que la inmensa mayoría de la población esté sumida en la exclusión y la miseria. Además de Ensayo sobre la lucidez, el pensador portugués ha escrito artículos y ha concedido reportajes sobre el mismo tema de la democracia. Uno de esos artículos es el que escribió para Le Monde Diplomatique, que tituló así: ¿Qué es exactamente la democracia? 38 PLATÓN. Leyes, III, 693e. 39 MAQUIAVELO. Nicolás. El príncipe. Bogotá, Calarcá, 1976, p. 3.
  11. 11. Vigencia del medida, es decir, al gobierno mixto. entre los persas ningún rey realmente pensamiento “Pues bien –dice Platón–, dado que grande, excepto en el nombre”41. político de Platón una ama el principio monárquico y en las formas de En suma, según Platón, los persas Gobierno otra, el de la libertad con exclusivi- cayeron en una inversión de valores, dad y más de lo necesario, ninguna y fueron empeorando año por año, y de las dos posee la justa medida de la causa de su decadencia consistió estos dos elementos, pero el lacede- en que, arrebataron demasiado el ele- monio y el cretense, se aproximan mento de libertad al pueblo e más a ello. Antiguamente, también introdujeron más de lo conveniente eran así, en cierta medida, los ate- el elemento despótico, y destruyeron nienses y los persas, aunque ahora la amistad y el cuerpo social de la ciu- lo son menos”40. dad42. Y siguiendo con el paralelo entre los dos sistemas políticos, más Grupo: Hombre, Sociedad, Estado Platón hace un severo cuestiona- miento a los monarcas persas, adelante agrega que los atenienses especialmente en lo que tiene que ver cayeron en el extremo contrario, en Informes de Investigación con la educación, tanto aquella que el exceso de libertad. “De alguna reciben los futuros gobernantes, manera –dice Platón–, a nosotros nos como la que impartían al pueblo. pasó lo mismo que a los persas, aun- “Ciro –dice– si bien era un buen ge- que ellos sometieron al pueblo a una neral y amante de su ciudad, en esclavitud total, mientras que noso- tros, contrariamente, empujamos a la absoluto se ocupaba de la buena edu- multitud hacia la libertad absoluta”43. cación ni prestaba ninguna atención en la organización de su casa. Parece Antes de concluir el libro III de las 79 que se pasó la vida en campaña des- Leyes, Platón de manera implícita se de joven y dejó a las mujeres la refiere al justo medio, para concluir educación de los niños”. Y agrega: que mediante éste, se logra el bien- “Cuando murió Ciro, sus hijos, llenos estar. “Por eso elegimos dos órdenes de lujuria y de licenciosidad, lo suce- políticos –concluye Platón–, el más dieron en el poder, y lo primero que despótico y el más libertario y obser- aconteció fue que uno mató al otro vamos ahora cuál de los dos funciona porque lo irritaba tener la misma can- correctamente. Cuando percibimos tidad de poder”. De acuerdo con una cierta mesura en cada uno de Platón, Darío no era hijo del rey, y al ellos, de los unos en el ejercicio del no estar educado, después de hacerse mando y de otros en la búsqueda de con el poder y ocuparlo junto con libertad, vimos que entonces se daba otros seis políticos, lo dividió por sie- en ellos de manera significativa una te partes; y Jerjes, como “resultó situación de bienestar”44. Agrega el vástago de la misma educación, llevó pensador ateniense, que si se recurre a cabo hechos similares a los de Cam- a los extremos, no hay beneficio para bises. Y casi desde entonces no surgió ninguno. “Cuando se desplazaron ha-40 PLATÓN. Leyes, libro III, 694a.41 Ibíd., 694c-695e.42 PLATÓN. Leyes, III, 697b.43 Ibíd., 699e.44 Ibíd., 701e.
  12. 12. Rafael Ballén cia los extremos, unos en el sentido de origen popular, más parecido a lo de la esclavitud, otros en el contrario, que hoy son los parlamentos u órga- la situación no fue beneficiosa para los nos legislativos del poder público. No unos ni para los otros”45. hay que buscar el origen del gobier- no mixto ni en otra parte, ni en otro El debate sobre las formas de gobier- autor. La verdadera esencia del régi- no, sin embargo, no concluye aquí, men democrático está en Atenas y pues lo volveremos a encontrar en el Platón la sintetizó en estas palabras: libro IV de las Leyes, cuando Platón “Una elección hecha de esta manera examina de nuevo el régimen político mantiene un punto equidistante del de Esparta, en el que parece encon- orden político monárquico y el de- trar un gobierno mixto. “Cuando mocrático, en medio de los que debe pienso –dice Platón–, en el orden po- estar siempre el sistema político”47. lítico Lacedemonio no puedo decir aGrupo: Hombre, Sociedad, Estado boca de jarro, cuál debo decir que es. A pesar de ser tan claro el principio Pues incluso creo que se asemeja a la contenido en palabras tan breves, re-Informes de Investigación tiranía –ya que los éforos se convir- sulta demoledor por lo convincente, tieron en ella de manera sorprendente si se le acompaña con las explicacio- en una especie de poder tiránico– y nes que Platón hace a continuación, sin embargo, a veces, me parece que y por la relación y coherencia con tiene la apariencia de ser la que actúa otros conceptos expresados en el mis- de una manera más democrática de mo diálogo Leyes. Inmediatamente todas las ciudades”. A pesar de tener después de la síntesis del gobierno algo de tiranía y ser más democrática, mixto, se refiere Platón a la dialéctica 80 a Platón también le parece que tiene igualdad-desigualdad, en la que exige algo de aristocracia y de monarquía. con rigor un punto de equilibrio. “En “Además, el no decir que es una aris- efecto, esclavos y amos nunca podrían tocracia está totalmente fuera de lugar. llegar a ser amigos, ni tampoco si se También en ella una monarquía de por establecieran en las mismas dignida- vida de la que afirman todos los hom- des a los malos y a los probos –pues bres y nosotros mismos que es la más para desiguales las cosas iguales se antigua de todas”46. convertirían en desiguales si no alcan- zaran la medida justa– por estas dos Sin embargo, el más convincente tes- causas, los órdenes políticos están lle- timonio sobre las bondades del nos de discordias. Un antiguo dicho gobierno mixto, nos lo dejó Platón en verdadero, que la igualdad produce la el libro VI de las Leyes, al tratar la amistad, tiene mucha razón y es ati- estructura administrativa del Estado. nado”48. La prueba de confianza en el gobier- no mixto, se encuentra en la El principio según el cual, sólo la propuesta de elección del Consejo de igualdad produce amistad real y ver- 360 miembros. Este organismo, más dadera, seguramente lo tomó Platón que un consejo, es una corporación de la obra Fenicias de Eurípides, quien 45 Ibíd. 46 PLATÓN. Leyes, libro IV, 712d-e. 47 PLATÓN. Leyes, libro VI, 757a. 48 Ibíd.
  13. 13. Vigencia del trae una idea similar, y necesariamen- El reto de la legislación, según Pla- pensamiento te hay que leerlos de manera tón, apunta a cómo ha de alcanzarse político de Platón sistemática y armónica con otros el máximo grado de felicidad y amis- en las formas de fragmentos de las Leyes. Me refiero a tad entre los miembros de la sociedad. Gobierno los que tienen que ver con los con- “Nunca –dice– podrá haber ciudada- ceptos dialécticos riqueza-pobreza, nos amigos donde hay muchos bondad-maldad, felicidad-desgracia. procesos entre ellos y muchas injus- Conforme al siguiente párrafo de Pla- ticias, sino donde estos fenómenos tón, la ecuación ricos-buenos es son tan pequeños y reducidos como imposible: “Me atrevería a decir que fuera posible”. Y agrega: “Decimos es necesario que lleguen a ser al mis- que en la ciudad no debe haber ni oro mo tiempo felices y buenos –esto, ni plata ni tampoco ser posible hacer por cierto lo querría– pero que lle- mucho dinero por el artesanado y los Grupo: Hombre, Sociedad, Estado guen a ser muy ricos y buenos es intereses ni por el oprobioso gana- imposible, al menos lo que la mayo- do51, sino todo lo que da y produce la ría reconoce como ricos, ya que se agricultura y, las cosas por las que Informes de Investigación refiere a los pocos hombres que tie- naturalmente existen las posesiones, nen posesiones que valen mucho esto es, el alma y el cuerpo, los que dinero y que, eventualmente un hom- sin gimnasia y el resto de la educa- bre malo también posee”49. ción nunca llegarían a ser dignos de mención”. La relación entre riqueza-pobreza y riqueza-justicia la analiza el filósofo En relación con la igualdad de opor- griego así: “El que se apropia de ma- tunidades en la sociedad, Platón nera justa e injusta y no gasta ni justa señala: “Será necesario por muchas 81 ni injustamente es rico cuando es aho- causas y por la igualdad de oportuni- rrativo, pero el muy malo, dado que dades en la ciudad, que las propiedades es manirroto la mayoría de las veces, sujetas a censo sean desiguales, para es muy pobre, mientras que el que que las magistraturas, los impuestos y gasta en cosas buenas y adquiere sólo las distribuciones determinen el valor lo que es producto de lo justo, ni lle- de la dignidad de cada uno, no sólo gará a sobresalir nunca por su riqueza según la excelencia de los antepasa- fácilmente, ni tampoco será muy po- dos y la propia ni tampoco por la bre”. Y este razonamiento lo remata fuerza y la buena forma de los cuer- Platón con un golpe demoledor, del pos, sino también por el uso de la que seguramente tomaron los redac- riqueza o la pobreza”. Asimismo tores de la Biblia, para matizar las aconseja que haya cuatro clases de leyendas filantrópicas y moralistas. impuestos: “Por ello, hay que esta- “Por lo tanto, nuestra afirmación es blecer cuatro clases impositivas correcta: no existen los muy ricos bue- según la magnitud de la riqueza, pri- nos, pero si no son buenos, tampoco meros, segundos, terceros y cuartos son felices”50. o con otras denominaciones, tanto49 PLATÓN. Leyes, libro V, 742e.50 PLATÓN. Leyes, libro V, 743c.51 LISI, Francisco. Ob. cit., pág. 426. Según este autor, cuando Platón habla del “oprobioso ganado”, se refiere a la primera especulaciónque se realiza mediante la cría de ganado con fines comerciales y en especial de animales suntuarios, y de manera concreta a las aves,como faisanes y perdices, que se había generalizado en la Atenas del pensador griego.
  14. 14. Rafael Ballén cuando permanezcan en la misma muchas formas de gobierno. De en- clase como cuando se hagan más ri- tre esas muchas formas, según el cos de más pobres o se vuelvan fundador de la Academia, hay cua- pobres de ricos y también a la clase tro que son dignas de mencionar y correspondiente a cada uno”52. estudiar: timocracia, oligarquía, de- mocracia y tiranía. Pero además de CONCLUSIONES éstas, hay una quinta forma de go- bierno, que corresponde al Estado En lo que respecta a las formas de que el propio Platón funda. En el gobierno, Platón tuvo su propia mu- Político, logra un avance significativo tación: cinco formas en la República de síntesis. Hay un Estado excelente (el gobierno perfecto o excelente, ti- que es el que crea Platón, y, además mocracia, oligarquía, democracia y de éste, tres formas de gobierno: elGrupo: Hombre, Sociedad, Estado tiranía), siete en el Político (el gobier- de uno, el de pocos y el de muchos. no perfecto o excelente, monarquía, Pero cada uno de estos tres hay que tiranía, aristocracia, oligarquía, de-Informes de Investigación multiplicarlo por dos, según sea ejer- mocracia legal y democracia al cido conforme a las leyes o al margen margen de la ley) y dos en las Leyes de éstas. En consecuencia, en el Polí- (monarquía y democracia), como se tico, son siete las formas de gobierno. vio al desarrollar el punto tres de En las Leyes, en cambio, Platón alcan- este artículo. El primero de estos tres za una síntesis magistral. Solamente diálogos se presume que es fruto de hay dos formas de gobierno: la mo- su primera madurez, aproximada- narquía y la democracia. 82 mente a los cincuenta años, mientras que las Leyes fueron escritas en la úl- Como lo podrá comprobar, sin nin- tima etapa de su vida, quizá a los guna dificultad cualquier observador, setenta y nueve u ochenta años. Sin la síntesis que dejó Platón sobre las embargo, la metamorfosis intelectual formas de gobierno –democracia y de Platón en las formas de gobier- monarquía– está vigente, con una no, no es tan sólo cuestión de gran deformación de la democracia tiempo; se debe al profundo estudio y con el decaimiento de la monar- de los regímenes políticos que has- quía en despotismo tiránico. ta ese momento se habían En efecto, después de las experien- desarrollado. Cualquiera, de mane- cias democráticas del mundo antiguo, ra simplista, podría decir que no en las cuales se inspiró Platón para existe coherencia intelectual en el escribir sus obras, en principio se po- pensamiento político de Platón en dría decir que en ninguna parte del este tema. Si se leen por separado mundo y en ninguna época de la his- las tres obras, seguramente se llega toria ha existido democracia, porque a esa conclusión, pero si se estudian jamás han gobernado los pobres, que de manera sistemática se entenderá son mayoría, ni los buenos, que por que la mutación es aparente. carecer de ambición jamás se preocu- En efecto, Platón, en la República, pan por alcanzar el poder. Siempre ha parte del hecho cierto de que existen manejado las palancas del Estado una 52 Ibíd., 744c.
  15. 15. Vigencia del exigua minoría, en representación de entonces la democracia había estado pensamiento los dueños de la riqueza mundial, que más en los tratados de teoría políticapolítico de Platón cambia de nombre a través de las di- y en las constituciones, es decir, másen las formas de ferentes etapas de la historia: en el papel que en realidad, al finali- Gobierno esclavistas, mientras existió esta for- zar el siglo XIX vendría a ser una ma de discriminación; señores farsa, y en el mejor de los casos una feudales, aliados de la iglesia católi- caricatura: la democracia pasaba, en ca, en el medievo; industriales y la propia teoría, del gobierno de las comerciantes, en la modernidad; ban- muchedumbres al gobierno de las éli- queros y transnacionales del comercio tes. No sólo dejaba de ser realidad y las comunicaciones, en el mundo de sino que además desaparecía del pa- la globalización neoliberal. pel, porque ahora resultaban nuevos teóricos que cambiaban el valor sim- Grupo: Hombre, Sociedad, Estado Las ideas de Platón atravesaron el bólico de las palabras, su etimología mundo, siendo Roma su primer des- y su esencia, para legitimar a la exi- tino. Aquí, debido a que la república Informes de Investigación gua minoría gobernante y excluir a la romana contempla algunas libertades, inmensa mayoría en el reparto del al régimen republicano se le identifi- poder. En efecto, para los pensado- ca con la democracia, y así continuaría res Ludwig Gumplowicz, Caetano por el resto de la historia: mundo me- Mosca y Wilfredo Pareto, la demo- dieval, Renacimiento, Ilustración. cracia y la soberanía popular son Finalmente, esas ideas filosóficas fue- conceptos ideales que jamás pueden ron recogidas por las tres grandes corresponder a una realidad fáctica Constituciones del mundo occidental: porque, cualquiera que sea la forma 83 la de Inglaterra de 1688, la de los Es- de gobierno, quien lo ejerce es sólo tados Unidos de América en 1787 y una minoría. la de Francia en 1791, de las cuales se derivaron todos los estatutos polí- He ahí la nueva moral de las élites ticos de Europa y América Latina. En convertida en filosofía y textos el marco de la Constitución de los constitucionales. Ahora, con una Estados Unidos, el más conspicuo de gran tranquilidad de conciencia, los sus voceros, Abraham Lincoln, dio la dueños del poder convocan periódi- siguiente definición de democracia al camente a los pobres para que voten apagarse el fuego de la lucha intesti- por los ricos, verdaderos voceros del na de esa extensa nación: “La poder económico, financiero y me- democracia es el gobierno del pueblo, diático. Pero en el instante de por el pueblo y para el pueblo”. Po- abandonar la urna, nada decidirán. dría considerarse este momento, El poder real lo tiene la riqueza, ex- como el cenit de la democracia y la presada en el mercado de las definición más poética del sistema de transnacionales, cuya sede está en gobierno que Platón llamó de la mu- cualquier lugar del mundo, y se ejer- chedumbre. ce de manera dictatorial, con lo cual la otra forma de gobierno, la monar- ¿En qué momento esa hermosa de- quía, ha degenerado en despotismo finición de democracia que había tiránico. Mientras los pobres estén transitado desde Platón hasta Linco- muriéndose de hambre, sin educa- ln desapareció del papel? Si hasta ción y sin medios de comunicación,
  16. 16. Rafael Ballén decir que hay democracia resulta obs- tales, son menos ofensivos los dis- ceno y cínico. Para el común de la cursos sobre la democracia que el gente y aun para los retrasados men- ultraje a la razón53. BIBLIOGRAFÍA BALLÉN, Rafael. “Los contextos donde Platón creó su pensamiento po- lítico”, en Diálogos de saber es. Bogotá, Centro de Investigaciones socio-jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, No. 20, enero-junio de 2004, pp. 83-101. BALLÉN, Rafael. La pequeña política de Uribe. ¿Qué hacer con la seguridad demo- crática? Bogotá, Le Monde Diplomatique, 2005.Grupo: Hombre, Sociedad, Estado FERRATER M., José. Diccionario de filosofía. Barcelona, 1994. GAVIRIA V., José Obdulio. Reelección. Que el pueblo decida. Bogotá, Planeta,Informes de Investigación 2004. GIDDENS, Anthony. Sociología. Madrid, Alianza, 1995. HESÍODO. Los trabajos y los días. Hay varias traducciones. Me apoyé en Gre- dos. HOBBES, Thomas. Leviatán, o la materia, forma y poder de una república eclesiás- tica y cuvil. México, Fondo de Cultura Económica, 1987. 84 MAQUIAVELO, Nocolás. El príncipe. Bogotá, Calarcá, 1976, p.3 MARX, Carlos. El Capital. México, Fondo de Cultura Económica, 1964, t. I. PLATÓN. Político. Hay muchas traducciones. Me apoyé en Gredos y Aguilar. PLATÓN. República. Hay varias traducciones. Me apoyé en Gredos y Aguilar. PLATÓN. Leyes. Hay muchas traducciones. Me apoyé en Gredos y Aguilar. SANTA CRUZ, María Isabel; VALLEJO C., Álvaro y CORDERO, Néstor Luis. Platón. V. Parménedis, Teeteto, Sofista, Político. Traducción, introducción y notas. Madrid, Gredos, 1992. SAMARANC, Franciso de P. “El Político o de la realeza”, en Platón. Obras completas. Madrid, Aguilar, 1977. SARAMAGO, José. Ensayo sobre la lucidez. Bogotá, Alfaguara, 2004. VARIOS AUTORES: Nueva enciclopedia Larosse. Barcelona, Planeta, 1981. 53 BALLÉN, Rafael. La pequeña política de Uribe. ¿Qué hacer con la seguridad democrática? Bogotá, Le Monde Diplomatique, 2005, págs. 125-133.

×