PRÁCTICAS EDUCATIVAS Y CONFIGURACIÒN DE SUBJETIVIDADES                                               POLÍTICAS:        LA ...
la perspectiva histórico cultural (González, 2002) es parte indisoluble del sujeto de la acción,que es histórico, social y...
constituido, políticamente deconstruido y miméticamente consolidado, como ser autónomo yagente de su propio y consciente d...
Difícilmente algunos de los enfoque disciplinares que han intentado leer la subjetividadque se defiende en estas pocas lín...
Otro puede configurar configuran en diversas formas mediante subjetivación, social, artística,económica, política y humana...
Es importante para la comprehensiòn de la subjetividad política, establecer primero surelación con la subjetividad social ...
sentidos subjetivos a partir los textos que lo han narrado y lo han configurado a lo largo de supropia historia.    Es aqu...
otros, creando nuevas actividades de significación, de diálogo cultural social y de producciónde nuevos sentidos subjetivo...
sólo adquieren sentido al ser contextualizadas finalmente con las implicaciones históricas ysociales presentes en nuestro ...
consiste en que engendra una resistencia a la concienciación de                  lo que pudiera perturbar la estructura co...
sujetos, políticos y ciudadanos, para que reproduzcan –en el peor de los casos-o innovenconocimiento.   Mas allá de enunci...
generación de conocimiento inicialmente normativo y el que primero se instaura –aunquealgunas veces no sucede así-, el que...
La pedagogía es en sí misma un hecho social, como lo es también la educación, es lareflexión acerca de la ciudadanía y muy...
viceversa, no solo para aportar sobre el objeto de estudio de una psicología del aprendizaje,sino para la reflexión misma ...
la educación, sino aquellos que estamos desde el campo de la psicología interviniendopoblaciones y sujetos para procurar u...
en un continuo vaivén que consolida la construcción permanente de conceptos para operar enuna realidad determinada.   -   ...
entre cuerpo y razón, y no siendo concebida como intrapsiquica, en donde la racionalidad esmás una característica que la c...
a los reduccionismos psicologicistas, individualistas, sociologistas,            biologistas, objetivistas relacionales y ...
mitos de un determinado país, y una cantidad de cosas que en sentido estricto no formanparte de la actividad de la organiz...
la ciudadanía escolar, la subjetividad política juvenil y los pactos como instrumentos para laformación política democráti...
Ser y configurar-se sujeto político es un proceso que se manifiesta como una posibilidadde acción que genera el sujeto y q...
Muy distinto, a nuestros días en donde la escuela promueve un individualismo que nopermiten el reconocimiento de la difere...
La subjetividad se transforma en interacción y entre experiencias, las cuales van a serllamadas a marcan zonas de sentidos...
subjetividades políticas, esta es, como se ha señalado en líneas arriba a manera de hipótesis, elcamino que se quiere empr...
la acción, a través de las deliberaciones que orientan el o los cursos posibles de la acción, y delas cuales se desprenden...
configuración de subjetividades políticas en la escuela, elementos para el análisis que será elcamino que ha decidido empr...
del sujeto en la posibilidad de configuración de subjetividades opuestas a normas yregulaciones externas y coherentes con ...
El autor señala que la subjetividad política se constituye en el “espacio” por excelenciapara la producción de sentido, de...
la ONU desde 1985 para el estudio de las diferentes problemáticas que aquejan a los jóvenes,así como señala que la constit...
sujetos agentes de sus condiciones de democracia y participación política, que será unarelación que no se podrá ocultar a ...
subjetivo es una síntesis de otro orden de la multiplicidad de aspectos que caracterizan la vidasocial, y que caracterizar...
diferenciar los imaginarios colectivos de las representaciones sociales que emergen de losdiscursos y los relatos que resu...
configuración de subjetividades políticas para el ejercicio democrático, ciudadano y dereflexión ética, social y cultural....
excluyentes, sin embargo una de las metodologías empleadas en la investigación de laspropias práctica es la investigaron a...
dialéctico que permitió comprender el proceso de constitución del sujeto político,determinado por la conformación de tres ...
Un sujeto político puede ser comprendido como constituido por un conjunto de posicionesde sujeto –social, ético, estético-...
objetivo explícito era ampliar la educación para niños de clase obrera, «tapando los huecos»de la escolarización que ya of...
El proceso de investigación “Lugar de la escuela en la constitución de la subjetividadadolescente actual” Sassi V. Stasevi...
dicha objetividad le produce” (Schlemenson, 1998:12). Podría            sostenerse, entonces, que el sujeto va produciéndo...
“configuraciones de la subjetividad individual y social” (González,            Fernando 2002).De allí que sea fundamental ...
Ya sea que la educación busque fomentar procesos de participación social o deorganización, fortalecer movimientos sociales...
conjunto de normas, valores, creencias, lenguajes y formas de aprehender el mundo,conscientes e inconscientes, físicas, in...
mediante la comprensión de los sentidos subjetivos que emergen en las narrativas del sujeto,que la subjetividad cambio y s...
de la subjetividad y a la construcción de prácticas educativas que aporten a la configuraciónde sujetos y subjetividades p...
El interés que lleva a la investigadora a indagar acerca de las practicas educativas enrelación con la subjetividad y los ...
otros espacios sociales en la medida en que conquistan el propio             (Schön, 1998. Pág 67).Es la reflexión sobre l...
• Berger,     P y Luckhman, T. (1972) La construcción social de la realidad. Editorial     Amorrortu, Buenos Aires, Argent...
liberación en el contexto de la globalización neoliberal. Acciones, reflexione y      desafíos. San José de Costa Rica. Un...
Ana maría calderón jaramillo
Ana maría calderón jaramillo
Ana maría calderón jaramillo
Ana maría calderón jaramillo
Ana maría calderón jaramillo
Ana maría calderón jaramillo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ana maría calderón jaramillo

1,873 views

Published on

Published in: Education, Technology
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,873
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ana maría calderón jaramillo

  1. 1. PRÁCTICAS EDUCATIVAS Y CONFIGURACIÒN DE SUBJETIVIDADES POLÍTICAS: LA VISIBILIZACIÓN DE LOS PROCESOS DE REFLEXIVIDAD EN LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE PEREIRA ANA MARÍA CALDERÓN JARAMILLO1 UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE PEREIRA FACULTAD DE EDUCACIÓN MAESTRÍA EN EDUCACIÓN LÍNEA ESCUELA, CONFLICTO Y SOCIEDADA MANERA DE RESUMEN:Se aborda de manera comprensiva la subjetividad política que se configura medianteprácticas educativas producto de las interacciones entre estudiantes y docentes, estudiantesy estudiantes y entre administrativos y estudiantes; prácticas que son mediadas por procesosde reflexividad de la acción y sobre la acción educativa, y especialmente sobre lasubjetividad, todo esto en espacios de subjetivación posibles.Se atiende a la subjetividad por ser la parte simbólica que prefigura en si misma otrosprocesos de la psique, configurando núcleos de sentido en permanente procesualidad y quedialogan reflexivamente con otros núcleos para configurar-se sujeto. La subjetividad desde1 Psicóloga de la Universidad Católica Popular del Risaralda. Profesional de la Vicerrectoría deResponsabilidad Social y Bienestar Universitario de la Universidad Tecnológica de Pereira. Estudiante de laMaestría de Educación. Proyecto financiado por la Universidad Tecnológica de Pereira medianteconvocatoria interna.
  2. 2. la perspectiva histórico cultural (González, 2002) es parte indisoluble del sujeto de la acción,que es histórico, social y político y puede configurarse subjetivamente mediante prácticaseducativas, lo que es de interés para esta investigación, puesto que se entiende la acción delsujeto como aproximación a la comprensión de la subjetividad que emerge a causa de lamisma, develando discurso y acción, para una captura de los núcleos de sentido que se hacenexplícitos para el sujeto que reflexiona y se configura subjetivamente como sujeto políticomediante prácticas educativas (Díaz, 2006).ALGUNOS CONCEPTOS CENTRALES: - DESARROLLO HUMANOY SUBJETIVIDADLa Subjetividad entendida como categoría ontológica, es capaz de establecer vínculosposibles para la comprehensión de lo humano y su desarrollo. Es un concepto que debe estarligado a una comprensión dialéctica del pensamiento inherente a cualquier enfoque dedesarrollo humano que opere bajo una lógica de acción en la cual todo humano es libre deconstruir y determinar su propio desarrollo.Así mismo, el concepto de subjetividad, permeado por las implicaciones sociales de unaépoca y por un enfoque histórico–cultural que la ha ubicado para comprehender la dimensiónontológica del hombre en una completa y compleja correspondencia de lo ético, lo estético ylo político; ha hecho posible una observación objetiva del fenómeno subjetivo, es decir, lasubjetividad no es una no objetividad , sino una forma de objetividad asociada a losfenómenos humanos, de tal manera que es posible, sólo a partir de las interacciones entre losocial y lo individual, lograr una comprehensión del hombre como sujeto2 subjetivamente2 Sujeto diferente a individuo, en tanto que el primero construye sus propios espacios de subjetivacióndentro de los espacios sociales institucionales.
  3. 3. constituido, políticamente deconstruido y miméticamente consolidado, como ser autónomo yagente de su propio y consciente desarrollo humano desde lo individual y comunitario. “…la forma en la que nos posicionamos, sentimos y vivimos la sociedad, no se determina apenas por la connotación objetiva de los problemas que nos afectan…sino por la forma en la que esos problemas metamorfoseadamente se subjetivizan por nuestra parte…este es un punto fuerte del ser humano” (Díaz, 2.006. Pág. 4)Algunos enfoques que han intentado hablar del sujeto, de la forma en la cual se organiza odetermina sus mismos procesos de desarrollo social y humano, y no solo desde concepcioneseconómicas sociales o jurídicas, sino desde el revelamiento mismo de su ser sujeto, a travésde la sociología, la antropología y hasta la psicología –enfoques ,mecanicistas y organicistas-,han privilegiado ciertas miradas de sujeto, que han llegado incluso a determinar a éste pormedio de pautas de control, de pasividad, limitando sus propias libertades, imposibilitando elejercicio de su agenciamiento como posibilitador de cambios estructurales políticos osociales; han coaccionado al sujeto y su razón - en tanto consciencia - para el control ydominio de sus actos, los cuales las mas de las veces se tornan de un sentido tal –de denunciay resistencia- que dichos enfoques, intentan mirar desde el ocultamiento o la adaptación. Desde el estudio de la subjetividad, también algunos enfoques han privilegiado al sujetoindividual, aquel que en tanto psique –como algo puramente cognoscitivo- y producto de uncúmulo de historia y cultura, han intentado establecer criterios y estándares universalistas,para explicar las condiciones adversas en las que vive o ha vivido un sujeto, con una miradaindividualista y vertical –con relación al ejercicio del poder-, que lo han desvirtuado de sucondición de ser y estar en el mundo.
  4. 4. Difícilmente algunos de los enfoque disciplinares que han intentado leer la subjetividadque se defiende en estas pocas líneas, han configurado sujeto diferente, puesto que hanlogrado trascender de una posición en la cual éste último es capaz de constituirse desdeinteracciones sociales y culturales que mediante el experienciar continuo de vivenciasinvolucran dentro de una unidad psicológica emociones y razón, en una noción de psique quele apuesta a un sujeto complejo, histórico, cultural, que puede auto-determinarse, construirse,configurarse, y no sólo desde sus narrativas, sino desde la acción misma que éste establece enrelación con lo social y el interminable juego simbólico de lo subjetivo, que se encuentrapresente en la subjetividad y el sentido subjetivo3. La reflexión en torno a la recuperación del sujeto, de su subjetividad y del núcleo de lamisma, aseverando la importancia de lo afectivo como elemento constitutivo del ser humanoy concibiendo la existencia de la subjetividad como ontología, en la construcción del símismo –en tanto sentido subjetivo- y la apuesta estético política de recuperación de un sujetohistórico y cultura, es la consecuente reflexión por la mirada compleja del sujeto, del serpresente allí, de las experiencias que lo constituyen y en donde se amarra tanto el pensamientomismo de la experiencia como la emoción generadora y generada por la experiencia misma(González, 2.002). El afecto en tanto dimensión constitutiva del hombre, encuentra a través de éste formas deorganización específicas en diferentes niveles de la existencia humana, de relación, deinteracción y de intercambio, de conocimientos, emociones, y afectos, que sólo a través del3 El sentido subjetivo entendido como la unidad psicológica en desarrollo que integra de forma inseparableprocesos simbólicos y emociones, de forma que la emergencia de uno evoca al otro, sin ser su causa, y sin queexista ninguna linealidad en los subsiguientes desdoblamientos de estos procesos, en cuyo curso vanapareciendo nuevas funciones psicológicas y nuevos sentidos subjetivos. Los sentidos subjetivos son unaproducción humana que se desarrolla en la experiencia vivida, pero que toma formas dinámicas deorganización, tanto al interior de la personalidad, constituyendo la base para una redefinición de esteconcepto, como en los diferentes espacios sociales dentro de los cuales se desarrollan las diferentesactividades humanas (González, 2.007b).
  5. 5. Otro puede configurar configuran en diversas formas mediante subjetivación, social, artística,económica, política y humana. El sentido subjetivo4 en tanto núcleo de la subjetividad y sistema de emociones que seintegran en los diferentes procesos y momentos de la existencia del sujeto, constituyen la basede la experiencia misma que vive y recrea éste en su continuo experienciar. Ya que, en tantounidad integradora de toda producción humana -arte o política- articula nuevos y renovadossentidos subjetivos que se articulan a nuevos sistemas de sentidos, que expresan la forma en laque las necesidades del propio sujeto se organizan en el curso de la relación con el Otro y conel mundo, incluso en el establecimiento de sus vínculos primarios, las normas que lo regulany lo autoregulan y las manera de habitar el mundo que él mismo construye, estableciendo unanueva mirada de lo político y muy especialmente de la subjetividad política5. Por ello, la capacidad generadora -de posibilidades de pensar y sentir el mundo- de lasubjetividad y la subjetividad política le permiten al sujeto asumir posiciones emancipadoraso reproductoras de sistemas de relaciones y poderes, que se constituye en el escenario sobre,desde y por el cual el sujeto mismo se hace ser social y político y en donde le posibilita lasherramientas suficientes para la transformación de su realidad mas próxima –familia, escuela,grupo social, etc.4 Todo el material simbólico y emocional que constituye los sentidos subjetivos se produce en la experienciadel sujeto, no como experiencias interiorizadas sino como producciones que resultan de la confrontación einterrelación entre las configuraciones subjetivas de los sujetos individuales implicados en un campo deactividad socia y los sentidos subjetivos que emergen de las acciones y procesos vividos por esos sujetosdentro de esos espacios, los que son inseparables de las configuraciones de la subjetividad social donde cadaespacio de la vida social está integrado. (González, 2.008 )5 La subjetividad como proceso de reflexibilidad que asume quien se piensa a sí mismo y la subjetividadpolítica como proceso constitutivo de la subjetividad en donde el sujeto reflexiona sobre su condición deintegrante de una colectividad y sobre sus procesos de corresponsabilidad social, en términos de lo político yla política.
  6. 6. Es importante para la comprehensiòn de la subjetividad política, establecer primero surelación con la subjetividad social desde una perspectiva del imaginario social –de Guattari-,en donde el fenómeno subjetivo, no se encuentra solamente inscrito en la organizaciónindividual, sino también en la organización social (Díaz, 2.006) puesto que la sociedad mismatiene un núcleo de constitución imaginaria que aporta a la conceptualización de lasubjetividad social, desde una perspectiva histórico cultural. ”… implica retomar un tema que reivindica la especificidad ontológica de procesos y sistemas subjetivos propios del fenómeno humano, en un momento donde el impacto del famoso giro lingüístico…amenaza la existencia de la propia psique, en cuanto se asume que lo único existente son los discursos, las narrativas y los textos…el estudio de la subjetividad es una respuesta…desde una perspectiva compleja, procesual, que no se encierra en lo individual” (Díaz, 2.006. Pág. 3).Puesto que la organización de las necesidades humanas, contienen por sí mismas la historia delos procesos de subjetivación ocurridas en el sujeto, debido a los diferentes momentos en loscuales han transitado durante la vida de éste y que resultan un tanto inseparables en laorganización del sentido subjetivo que caracteriza a una zona de la experiencia o unanecesidad, la cual se configura en una relación permanente entre la subjetividad individual yla subjetividad social. En donde las necesidades básicas del sujeto, mas sus motivaciones ydemás expectativas que le subyacen a estas, responden hasta cierta medida a exigenciasbiológicas o psicológicas impuestas –ajenas a el- cultural y socialmente pero que en el cursode las experiencias del sujeto, marcan un rumbo particular en la manera en la que se crea y secrea a sí mismo, se reproduce o genera nuevas posibilidades de mundo, reconstruye sus
  7. 7. sentidos subjetivos a partir los textos que lo han narrado y lo han configurado a lo largo de supropia historia. Es aquí en donde el fenómeno subjetivo es simultáneo, es social e individual, interno yexterno al sujeto, es propio de niveles que circulan y atraviesan la historia y las emocionespropias de cada vivencia acontecida, conectando de manera directa consciente y noconsciente, los sentidos y significados, presentes en las emociones generadas de lasexperiencias que le propician la generación constante y renovada de nuevos sentidosubjetivos, los cuales contribuyen a la configuración de un sujeto autónomo y agente de sudesarrollo humano. Este fenómeno subjetivo tiene una necesaria implicación en lo emocional y porconsiguiente es lo emocional fundante para la configuración de la subjetividad. Lo emocionales material indispensable que el sujeto genera para significar, es parte esencial de todoproceso de subjetivación y de toda producción subjetiva en donde puede alternativamenteoponerse a discursos dominantes que intervienen en su cotidianidad6, no solo del acto mismode significar sino del ejercicio de lo político, cultural, económico, social e individual, dehacerse autónomo de su propio desarrollo, como de llegar a crease como ser estético y éticopolítico, en una configuración de sujeto constituido subjetivamente y en donde la emergenciade la subjetividad política nos ofrece los recursos para enfrentar y pensar los espaciospúblicos y privados – obviamente simbólicos- en los que vive y se reconstruye constante ycomplejamente. El sujeto como creador y transformador de lo social significa las experiencias vividasgenerando una emocionalidad que le es posible para su propia comprehensiòn de sí y de los6 La subjetividad se encarna en el sujeto, integra su existencia, está en el cuerpo, en el sentido del cuerpo, demanera que se encuentra presente siempre en su cotidianidad.
  8. 8. otros, creando nuevas actividades de significación, de diálogo cultural social y de producciónde nuevos sentidos subjetivos, construyendo espacios alternativos para la transformación de lacultura y el diálogo de subjetividades, que inevitablemente posibilitan la transformación derealidades sociales compartidas, sentidas y vividas por una colectividad. El sujeto crea representaciones sociales del mundo que transforma o pretende transformary toma posición frente a las mismas, las significa, las pone a prueba y las reformula,organizando intercambios simbólicos y emocionales que organizan una subjetividad particular-incluso desde los primeros años de la vida del sujeto- representaciones que permiten unasidero firme para un subjetividad transformadora que posibilita un agenciamiento tambiéntransformador de las condiciones sociales y de desarrollo de sujetos y comunidades, quepropician valores sociales y políticos alternativos, para una nueva cultura y una nuevasociedad. Y es aquí donde la educación está llamada a constituirse en puente entre la cultura yel desarrollo humano y social, que deberá estar orientada desde una pedagogía del tiempo, endonde la articulación y el diálogo de saberes sea transversal a los espacios de socialización delsujeto, a saber, la familia, la escuela, su grupo de pares, y demás escenarios en donde su vidapública y privada se entrelazan con su subjetividad individual y política. - PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICAPara la conceptualización de los diferentes modelos pedagógicos existentes en la actualidad ya lo largo de la historia de la educación, no solo Colombiana sino mundial, es necesarioestablecer categorías que posibiliten la reflexión y especialmente la fundamentación requeridapara dicha conceptualización. Categorías que permitan concretar el rol del conocimiento, deldocente y del estudiante, en una red compleja de interacciones, que expresen de maneradescriptiva la estructuración teórica de cada perspectiva pedagógica aquí expuesta. Las cuales
  9. 9. sólo adquieren sentido al ser contextualizadas finalmente con las implicaciones históricas ysociales presentes en nuestro país y específicamente en la región cafetera. Es necesario aclararque las perspectivas que aquí se van a poner en discusión, son la socio-crítica, la humanistaradical y la humanista científica. Es importante comprender que los modelos son construcciones abstractas, en donde esposible ubicar la esencia de toda actividad humana en relación a un pensamiento particularque denota lo humano, como característica fundante de una perspectiva, especialmente a loque respecta en lo pedagógico. En este sentido, al construir modelos pedagógicos convisiones estructuradas desde corrientes de pensamiento disimiles o similares, conlleva a unaestructuración consecuente de los procesos y procedimientos presentes en la enseñanza. La intención que persigue un modelo pedagógico, no sólo es describir la visión de procesoque conlleva en su propio quehacer, sino de comprehender la esencia misma de todo procesode enseñanza y aprendizaje, estableciendo una normatividad –al menos implícitamente- queprocura que todo acto educativo, sustentado bajo un mismo modelo, pueda definir loscontenidos a enseñar, la forma en la cual es necesario enseñar, las potencialidades de losestudiantes, las visiones de mundo que deberán ser reproducidas, las posibilidades derenovación social, cultural y política que persigue el modelo bajo un proceso particular deenseñanza y aprendizaje. El conflicto sólo puede producir un progreso intelectual en el sujeto si toma conciencia de la contradicción, y esto no se produce de inmediato, porque uno de los aspectos del conflicto
  10. 10. consiste en que engendra una resistencia a la concienciación de lo que pudiera perturbar la estructura cognitiva vigente (Astolfi); …Y por tal razón para mí en el presente trabajo, es el conflicto el elemento central para una propuesta de construcción de sujetos políticos desde la educación.El conocimiento es una construcción social, así mismo como la realidad que aprehendemoscotidianamente es también una construcción social, mediante la cual no solo nos hacemoshumanos, sujetos de derechos y sujetados a normatividades, que incluso muchas de ellasresultan no reconocibles al menos de manera consciente, sino que todo conocimiento esproducto de un momento histórico particular, de unas situaciones y hechos de lo generaros yle antecedieron y es reconstruido de la misma manera como le fue legitimado, porconstrucción y consenso. Conocer las diversas formas en las que tanto el conocimiento cotidiano como el científicoha sigo construido –e incluso transmitido desde un enfoque tradicional de enseñanza- es unproblema que, si bien involucra una pregunta por el conocimiento, es también una preguntapor la forma en la cual se ha de enseñar a producir conocimiento científico en nuestras aulasde clase, en nuestros colegios –rurales o urbanos- en nuestras universidades –y quizás algúndía en la cotidianidad nuestros hogares. La pregunta por la enseñanza de conocimientos o por la enseñanza de la ciencia, es ahoramas que nunca una pregunta por el quehacer docente, por la praxis educativa presente en lasinstituciones educativas, es también una posibilidad para hacer una reflexión en torno alsistema educativo presente en una sociedad, y muy especialmente para escudriñar el modelopolítico que le subyace tanto a las instituciones como a sus sociedades, en la construcción de
  11. 11. sujetos, políticos y ciudadanos, para que reproduzcan –en el peor de los casos-o innovenconocimiento. Mas allá de enunciar los distintos enfoques que a lo largo de la historia han acontecidopara la enseñanza de la ciencia o de mencionar los modelos pedagógicos existentes paraciertos modelos de sociedad, lo que es de interés para el presente documento, es realizar unareflexión que partiendo de los enfoques de enseñanza y algunos conceptos importantes de ladidáctica, pueda posibilitar el análisis de estos desde la psicología, específicamente lapsicología social y política –esta última como rama de la primera- tiene para decir acerca de laeducación, señalando el papel indispensable que tienen la pedagógica y la didáctica en laconstrucción de sujetos para un ejercicio alternativo y crítico de la ciudadanía. No todo ejercicio ciudadano es un ejercicio crítico, pero sí todo ejercicio crítico es unejercicio político y por demás ciudadano, y ante esto es la educación la que juega un papelpreponderante a la hora de constituir sujetos para el cambio y la transformación social, para elejercicio ciudadano crítico, por demás político. Pero no cualquier educación, ha de ser unaeducación que devenga en emancipación, enmarcada hacia la subjetividad, hacia elreconcomiendo de lo político en todo acto de enseñanza y de aprendizaje, hacia laconsolidación de contratos didácticos y sociales mas humanos y dignificantes – en el sentidofreudiano- y muy especialmente hacia la autonomía como valor intrínseco de cualquierproceso educativo –escolar, comunitario y/o clínico - Al recordar la socialización primaria (Berger y Luckman) como un eje impulsor decualquier posibilidad de construcción de conocimiento, hacemos referencia a la condición deposibilidad que tiene la familia para acompañar el proceso del recién llegado en suacercamiento a la cultura que lo antecede y le será ajena hasta el momento mismo en quepueda aprehender a codificar los signos y símbolos que le subyacen a la misma, y es esta
  12. 12. generación de conocimiento inicialmente normativo y el que primero se instaura –aunquealgunas veces no sucede así-, el que nos ofrece las luces para afirmar que es urgente articulardesde los diferentes núcleos de la sociedad un modelo educativo que pueda posibilitar laconstrucción de conocimientos especializados y de sujetos para la innovación, la re-significación y la transformación de las condiciones sociales y económicas y políticas que enla actualidad constituyen barreras “inamovibles” para los sujetos. Para logar ello, es importante reconocer desde lo educativo, los enfoques didácticos deenseñanza y no sólo de las ciencias, sino del conocimiento, a la vez que resulta posible a partirde esto, replantear el quehacer –particularmente – desde la psicología, para visibilizar yproblematizar el problema del conocimiento a la luz de la transmisión o la construcción delmismo. De allí que sea importante establecer algunos puntos importantes para tener en cuentaal momento de reflexionar sobre la pedagogía y la didáctica como inherentes a unatransformación político-social desde la educación. La didáctica es ahora un cuerpo autónomo de conocimiento, puesto que la constituye unacomunidad académica que se preocupa y se ocupa de un objeto de estudio definido ydelimitado, como lo es el conocimiento y la forma más idónea de enseñarlo y han visibilizadoa dicha comunidad los resultados obtenidos mediante sus discusiones e investigaciones. La didáctica se pregunta por los conocimientos cuestionando y consolidando enfoques parala enseñanza de estos conocimientos, desde las diferentes formas de ser llevados a losciudadanos de una sociedad logrando -o no- una articulación entre los conocimientoscotidianos y científicos. La didáctica investiga sobre la enseñanza, de acuerdo a las diferentes maneras en las cualesayuda y posibilita la construcción o la reproducción de conocimientos, constituyendo a laconstitución de sujetos desde un saber científico.
  13. 13. La pedagogía es en sí misma un hecho social, como lo es también la educación, es lareflexión acerca de la ciudadanía y muy especialmente la reflexión acerca de cómo llegar aconstituirla mediante la educación, de allí que ambas sean la condición de posibilidad paracomprehender la sociedad, la política y lo político, la diversidad y la constitución dedeterminadas ciudadanías y ejercicios ciudadanos. La pedagogía y la didáctica no son necesarias ni dependientes una de la otra, sino queambas se complementan y son mas que un complemento para un proceso de enseñanza yaprendizaje científico y significativo, la condición de posibilidad para la constitución desujetos, en diferentes perspectivas, es decir desde la transformación o desde la reproducción,del conocimiento, de la ciudadanía, de la sociedad., como bien lo plantea Pozo (1998) desdeuna equipotencia. En la actualidad no es posible hablar de una didáctica con la cual podamos llevar a lossujetos a la construcción de conocimiento científico, sino de didácticas, como termino enplural que mas que señalar diversas didácticas hace la salvedad de permitir una pluralidad lacomprehensiòn de la enseñanza de cualquier conocimiento, sea científico o articulador delconocimiento cotidiano y científico, sea cual fuese su enfoque, y señala además que cualquierconocimiento tiene sus particularidades para ser enseñado, de manera que hablamos dedidácticas especificas. De manera que las didácticas específicas, a la vez que posibilitan la enseñanza y el caminopara la construcción de conocimientos científico mediante una forma enfoque particular deenseñar cierto conocimiento, se ofrece como una metodología especifica en la razón de la cualproduce un conocimiento particular, bien desde la disciplinariedad, o la transdisciplinariedad.Como ejemplo de esto - y es particularmente un ejemplo que posibilitará en párrafo siguientesuna relación bien intencionada-, tenemos que la didáctica se nutre de la psicología, y
  14. 14. viceversa, no solo para aportar sobre el objeto de estudio de una psicología del aprendizaje,sino para la reflexión misma del aprendizaje a razón de una didáctica que posibilite tantoaportar para mayores y mejores aprendizajes como para contribuir con el problema mismo dela enseñanza del conocimiento científico. Consolidado comunidades especializadas, deacuerdo a campos determinados del conocimiento. La pregunta epistemológica, es una pregunta por el conocimiento que no sólo compete alas didácticas en la forma como se puede o no posibilitar conocimientos de acuerdo a camposdisciplinares específicos, sino a la manera como el sujeto construye dicho conocimiento. Es posible plantear en este sentido, que conforme los sujetos interactúan con otros sujetos ycon su medio, no solo van adaptándose a una forma particular de vida, a una cultura que losacoge y los modela sino que van construyendo conocimientos acerca de otros conocimientos yacerca de otras formas de vida y cultura. A esto lo llamamos, constructivismo. Como lainteracción de lo externo con lo interno, de la realidad y el cognoscente del sujeto que conoce;-y agregaría yo - en donde tal interacción configura la subjetividad del que interactúa conotros, con el conocimiento y muy especialmente consigo mismo. En razón de unaconstrucción permanente y continua, y no como una mera síntesis de descubrimientos propioso ajenos.Esta interacción que deviene en la construcción de conocimientos genera –y es lo que seespera- una determinada organización de conceptos, de principios y de leyes, que aunque nosean enunciadas desde un lenguaje propiamente científico, ya se ha demostrado su existenciaincluso desde un lenguaje cotidiano, desde los niños hasta los adultos. Esto lleva a los sujetos a aprende el concepto, a establecer relaciones entre la realidad queobjetiva y el concepto aprendido y su aplicación a un sin números de situaciones, que hacerque sea una herramienta intelectual valiosa, no solo para aquellos que estamos en el campo de
  15. 15. la educación, sino aquellos que estamos desde el campo de la psicología interviniendopoblaciones y sujetos para procurar un bienestar, social, comunitario y sobre todo subjetivo. Estos conceptos aprendidos cotidiana o científicamente sea el caso, son considerados paraalgunas personas como la condición de posibilidad para nuevos y mejores aprendizajes, sinembargo para otros son algunas veces obstáculos para la construcción de otros aprendizajes,de manera que siempre ha de ser importante para la construcción de conocimiento establecerlos aprendizaje previos ya aprendidos, contextualizados e incluso aplicados por el sujetos asituaciones que ya para ellos resultan cotidianas y de fácil significación. De esta manera lossaberes previos son el núcleo central de una amplia red de conocimientos ya construidos y delcual es decenario partir para hacer mucho mas fina esta red. La reconstrucción de esta red, aunque ocurre en el la familia como primer espacio desocialización y de construcción de conocimiento, también ocurre en la escuela como segundoescenario de socialización y en donde el sujeto se enfrenta “realmente” a una construcciónsocial del conocimiento científico en donde en las últimas décadas se ha reconocido que es enla escuela en donde se elabora conocimiento como fin del aprendizaje, diferente a un contextode investigación científica, pero que lo constituye mediante una rigurosidad, que sólo laestablecen los sujetos implicados tanto con la reproducción de un conocimiento determinadocomo con la construcción de nuevos y mayores conocimientos científicos. A la teoría delconocimiento escolar le debemos el reconocimiento de la implicación de los estudiantes parala construcción de conocimientos fundamentado. Todo conocimiento tiene una carga emocional, la cual se encuentra implicada tanto para laenseñanza de dicho conocimiento como para el aprendizaje de mismo; y son en últimas lasque me permiten crear y reconstruir puentes entre conocimientos y conectar estos aprocesamientos con los cuales puedo continuar accediendo a nuevos y mayores aprendizajes,
  16. 16. en un continuo vaivén que consolida la construcción permanente de conceptos para operar enuna realidad determinada. - EL PROBLEMA DE LAS PRÁCTICAS EDUCATIVAS Y LA CONFIGURACIÓN DE SUBJETIVIDADES POLÍTICASLa Subjetividad se despliega en la cotidianidad y mediante la interacción humana, quecaracterizada desde la vivencia propia del sujeto, quien comparte sus sentidos por medio de laproducción permanente de sentidos, se va cargando por una emocionalidad que caracterizaalgunas zonas de la experiencia de la cual habla y se entrelaza con otros más que renuevaconstantemente a partir de la relación cotidiana de su subjetividad y la de los demás.Se quiere empezar este apartado que va a concluir con una clara configuración de unproblema de investigación demarcando un camino acerca de la comprensión de lasubjetividad, en tanto categoría que viene a ser llamada desde la educación para posibilitarnuevas miradas acerca de sus relaciones, particularmente las que puedan emerger entre laspracticas educativas y la configuración de subjetividades políticas. El tema de la subjetividad como categoría ontológica (González Rey, 1.997, 2.000, 2.002,2.006, 2.007), ha sido paradójicamente revivida por la Psicología como conceptofundamental, especialmente para la psicología social y otras disciplinas afines. Lasubjetividad en tanto categoría de análisis del sujeto, ya ha tenido una larga historia deconstrucción en donde podemos citas una tradición moderna desde la filosofía de Descartes,Kant y Husserl, y otros autores que más contemporáneos, han estado indagando alrededor dela subjetividad en relación a los desdoblamiento que se presentan en la educación. La subjetividad como bien lo señala González, 2.005, muchas veces ha sido malequiparada a la razón, estableciéndose y terminando nuevamente en una mirada dicotómica
  17. 17. entre cuerpo y razón, y no siendo concebida como intrapsiquica, en donde la racionalidad esmás una característica que la complementa de manera individual y social. Es teniendo encuenta este último planteamiento que el interés por el estudio de la subjetividad, incluso nosólo desde el campo de la educación, es una respuesta que se construye y se puede inclusoargüir que continua en construcción, desde una perspectiva compleja y procesual, que no seencierra sólo en la posibilidad de lo individual sino en las múltiples posibilidades que tiene elsujeto de serlo y de ser subjetivado, puesto que una subjetividad sin sujeto sería unasubjetividad metafísica (González, 2.006). Se comprende que la subjetividad es un sistema que se constituye en la historia de unsujeto desde la multiplicidad de consecuencias de su propia trayectoria social, la cual esinseparable de la producción permanente de sentidos subjetivos7. Distanciándose de otrasperspectivas que sobre la subjetividad la conciben con una pretensión de dicotomía entre losocial y lo individual, y en donde es fundante la integración de ambos aspectos en una mismadefinición ontológica en donde cada uno de ellos se convierte en un momento contradictoriode la constitución del otro, sin que se reduzca a él, y en donde se establece una relación derecursividad mas no de consecuencia o determinante. “La subjetividad crea las condiciones para superar toda suerte de principios unilaterales y de dicotomías incompatibles que, ante la ausencia de un recurso teórico para comprender esta cualidad distintiva de lo humano, intentaron fallidamente sustituir la subjetividad por algo diferente asociado a su génesis. Ese intento llevó7 El sentido subjetivo es la unidad psicológica en desarrollo que integra de forma inseparable procesossimbólicos y emociones, de forma que la emergencia de uno evoca al otro, sin ser su causa, y sin que existaninguna linealidad en los subsiguientes desdoblamientos de estos procesos en cuyo curso van apareciendonuevas funciones psicológicas y nuevos sentidos subjetivos (Gonzalez, 2007).
  18. 18. a los reduccionismos psicologicistas, individualistas, sociologistas, biologistas, objetivistas relacionales y culturalistas, en la definición de los procesos asociados al campo subjetivo” (González Rey, 2.007, p. 22).Desde esta perspectiva, la subjetividad es entendida en tanto una producción simbólica yemocional, lo que posibilita una comprensión más compleja y constituyente de la realidad queel sujeto configura, que permite reflejar por medio de sus producciones, discurso, sentidos ycomportamientos una multiplicidad de sentidos subjetivos que vienen a ser característicos delas diferentes zonas de su experiencia. En este sentido los sentidos subjetivos no sonexclusivos de la organización psíquica de los sujetos sino los constituyentes de todas lasesferas de actividad humana, y configuradores de una disposición tal que es la llamada apermanecer en un constante cambio (González, 2007). Ante esta complejidad, que no es inmóvil, lo social actúa como un elemento productor desentido, y que estará enlazado a sus sistemas de relaciones y a su historia, sin representar unaestructura rígida, pasiva y definitoria de sus comportamientos actuales, sino una configuracióngeneradora de sentidos que no puede aislarse de los aquellos producidos en el curso de lasexperiencia vividas por el mismo sujeto (González, 2007). Es precisamente esta concepción de subjetividad la que se acuña para que mediante eldesarrollo de una propuesta investigativa enmarcada desde un proceso de formación demaestría en el campo de la educación, y aunado a la comprensión de la subjetividad políticacomo elemento fundante para la constitución del sujeto político en la escuela, para emprenderun camino que permita comprender la relación entre los procesos de reflexividad y lasprácticas educativas para la configuración de subjetividades políticas, definiendo lasubjetividad política como aquella en donde se encuentra …la religión, las creencias, los
  19. 19. mitos de un determinado país, y una cantidad de cosas que en sentido estricto no formanparte de la actividad de la organización política, pero que como síntesis de una subjetividadsocial con desdoblamientos infinitos (González. Citado por: Díaz, 2005), es la condición deposibilidad para la transformación de los sujetos y las relaciones que entre ellos mismos seestablecen. Es así como a partir de estas líneas se empezará a construir una serie de relaciones entre lasubjetividad y la educación, entre la subjetividad política y la configuración de subjetividadesen el contexto educativo, en el marco de la educación superior pública, para desembocar enuna pregunta que pueda encausar esta investigación. Se quiere empezar en primer lugar con la reflexión del Proyecto “Implantación deProgramas de Investigación” que fue auspiciado por el ministerio de educación, en conveniocon la Universidad Pedagógica Nacional, (convenio212 de 2004), y el artículo producto dedicha investigación elaborado por Ruiz, Botero Luz Dary, Toro de villa, Ana Lucía, MoranteArango, Elizabeth, Monsalve Zuluaga, Beatriz y Giraldo Triguero, Pilar, Ministerio deEducación Nacional y Universidad Pedagógica Nacional. En la Línea de Investigación"Política, democracia y gobierno escolar". Este ensayo recoge los resultados del proyecto "Sistematización de los pactos deconvivencia como proyección de participación democrática y ciudadana en tres institucioneseducativas de Medellín e Itagüí", experiencia promovida por el Instituto Popular deCapacitación - IPC en años anteriores (1998-2005) y apoyada por "Civis", agencia decooperación sueca. Texto que se desarrolla de acuerdo a tres apartados: en el primero, se sitúael contexto donde se llevó a cabo la experiencia desde los territorios de referencia(institucional y barrial) y la construcción del pacto; en el segundo, se presentan hallazgos dela sistematización desde la escuela como territorio de disputa, territorio donde se hace posible
  20. 20. la ciudadanía escolar, la subjetividad política juvenil y los pactos como instrumentos para laformación política democrática; en último lugar, se precisan algunos retos globales de lasescuelas y de la juventud en el contexto actual respecto a la configuración de los sujetospolíticos democráticos. Lo más interesante que el texto elabora y es producto del proceso de investigaciónrealizado es la descripción de la escuela como un espacio para formar sujetos políticosdeliberantes. En ese proyecto se estableció una pregunta dirigida hacia la formación desubjetividades políticas al interior de la escuela, y a la cual se intentó dar respuesta medianteuna revisión de las dificultades y desafíos con que la escuela se enfrenta al encausar tantitánica tarea. El proyecto también se pregunta por el importante papel que tiene el maestro para tal fin,puesto que se convierte en sujeto pensado por otros, siendo necesario que tanto el docentecomo sus estudiantes reflexionen sobre sus prácticas educativas y emprendan el arduocamino de la resignificación de sus papeles, diálogos, posiciones, reflexiones yconfiguraciones subjetivas –esto último es mencionado por la autora de la presente propuestainvestigativa, y no por el texto citado con anterioridad– , ajenos a la posibilidad de consolidaruna perspectiva particular del mundo, en relación a la realidad que ambos –docente y alumno-crean en sus espacios de clase. Siguiendo con lo anterior, se asume que todas las relaciones que tanto docente comoalumnos entretejen, se encuentran relacionadas a la propia vida, lo cual puede sercomprendido como una posibilidad para entender los procesos de constitución de lassubjetividades políticas en la escuela actual, subjetividades que son configuradas por sentidossubjetivos políticos en relación a otras formas de concebir lo político y la política, aspectoeste último que será de vital importancia para la presente investigación.
  21. 21. Ser y configurar-se sujeto político es un proceso que se manifiesta como una posibilidadde acción que genera el sujeto y que deviene para sí mismo como sujeto subjetivado social eindividualmente, para el mundo y los Otros en tanto que son también sujetos políticossubjetivados social e individualmente para otros Otros, y así sucesivamente. La subjetividad, en tanto ontología del sujeto, le permite un actuar consciente ytransformador, enmarcado desde un proceso de reflexividad como acción permanente endespliegues de subjetividad que no son más que una ética en y sobre la acción que es lacondición de posibilidad para una configuración política de la subjetividad. Es decir, unaproceso de reflexividad consciente sobre la acción reflexiva desde una actitud ética, históricao de afecto, genera una potencia para la configuración de subjetividades políticas que actúanen concordancia con lo social y lo político, llamado al que la escuela deberá responder si ysolo si sus actores pueden y quieren responder a la formación de sujetos y subjetividadesdiferentes. Siguiendo el rastro que los autores anteriormente mencionados, se señala que para ladeconstrucción de sujetos con posibilidades de transformación de lo político, se ha de tenerpresente una característica infalible que todo proceso de formación de sujetos y subjetividadesy es la de posibilitar el reconocimiento que las personas han de hacer hacia los demás y haciasí mismos, como aspecto de suma relevancia para lograr que la escuela forme y no deforme alos sujetos con un actuar social-ético. Entendiendo que el actuar y pensar de ese otro orden,un tanto perdido en nuestra sociedad colombiana en las últimas décadas, dado el conflictoarmado y demás problemáticas que requieren de otras soluciones, está en la constitución desubjetividades como lecturas de mundo, marcada por intereses individuales y que requieren dela presencia del mundo del sujeto y quienes lo habitan.
  22. 22. Muy distinto, a nuestros días en donde la escuela promueve un individualismo que nopermiten el reconocimiento de la diferencia dentro de un marco de convivencia social real,puesto que aquel que decide vivir de un modo diferente al establecido no es respectado en susubjetividad sino tildado de mutiles adjetivos que no le significan. Al respecto vienen a colación algunas definiciones en torno a la subjetividad, en donde losautores citan a Emma León Vega (1997) quien define la subjetividad como un concepto ocategoría que da cuenta del proceso de constitución de los sujetos sociales. Para GriseldaGutiérrez (1999) la subjetividad es entendida como un proceso de configuración precario, nosaturado, que articula posiciones en el orden del discurso, generados en la dinámicarelacional y antagónica de la vida social. Y citando a González Rey, quien define lasubjetividad como sistema, en tanto forma de organización compleja, dialógica y dialéctica“que evoluciona constantemente en otros sistemas, en relación con los cuales actúa en sudoble condición de constituyente y constituido… donde los distintos procesos y contenidosque lo integran no se afectan entre si, fuera de la organización general del sistema” (González,2002). Definición esta última que se comparte y que es la articuladora de la subjetividad comocategoría teórica mirada desde el campo de la educación, para la presente investigación. La compleja definición que aporta González frente a la subjetividad, comprende unaposición para concebir el mundo y todo aquello que nos posibilita un actuar en el, es undiálogo que entre partes del sí mismo y partes del sí mismo de otros, no determina sino quemoldea la subjetividad configurada en cada sujeto, que mediante las experiencias vividascontinuamente en permanente interacción con otros recogen y constituyen propiasubjetividad.
  23. 23. La subjetividad se transforma en interacción y entre experiencias, las cuales van a serllamadas a marcan zonas de sentidos que en últimas afectan la propia producción de sentidossubjetivos. Pero que no condicionaran de manera determinante la subjetividad del sujeto,puesto que se encuentra en permanente cambio. Cambio que en tanto consciencia, siposibilitará la reflexión sobre la acción que el sujeto realice, con la finalidad de reconocer lasposibilidades que tiene de actuar en concordancia con los sentidos subjetivos que le generanla experiencia. Es el proceso de reflexión sobre la reflexión de la acción del sujeto, la que viene a ser lacondición de posibilidad para la configuración de subjetividades políticas, que en tanto“hipótesis” de la presente propuesta investigativa, configurará a lo sumo una manera diferentede contemplar la subjetividad política en la escuela y la constitución de un nuevo sujetopolítico en el aula de clase, para la transformación de las practicas docentes, de las relacionesque de ellas se devienen, de las practicas entre estudiantes y de las prácticas educativas que noocurren dentro del contexto del aula. Al respecto de los estudios sobre la reflexividad es posible referenciar los estudiosrealizados desde un contexto educativo en Inglaterra por Stenhouse (1975), Carr (1996),Woods y Elliot (1996), y en Estados Unidos a Dewey, Zeichner, Sparks-Langer G. y Colton,en Australia a Kemmis (1996), Hatton y Smith, en España José Gimeno Sacristán, PérezGómez y Porlán, sólo por citar a unos pocos. En estos estudios la reflexividad presente en lasprácticas educativas, permitieron la comprensión de las particularidades que ella mismaentraña. Si bien la posibilidad de la reflexividad como categoría de la praxis docente es unproblema configurado en sí mismo, es la posibilidad que ser la reflexividad en despliegues desubjetividad, la categoría que demarcará el estudio de la presente propuesta investigativa, lacual ligada a la acción docente tendrá un determinante en la configuración de las
  24. 24. subjetividades políticas, esta es, como se ha señalado en líneas arriba a manera de hipótesis, elcamino que se quiere emprender para contemplar un ascenso en espiral. Espiral que seconstituye como proceso de reflexividad y que en tanto proceso presente en despliegues desubjetividad son ascendentes en relación a la complejidad del ascenso. Continuando con los estudios sobre la reflexividad, los estudios como el de Schon (1998)en donde establece una distinción respecto de la reflexividad en la acción y sobre la acciónresulta importante. La primera consiste en la competencia profesional del docente paraejercer un control racional al curso de la acción, llamada por dicho autor como conciencia dela acción, en este sentido es tanto reflexión como acción. Y la reflexividad sobre la acción,que es la conciencia que el docente despliega sobre la acción una vez ha ocurrido. Ambasestablecen una reflexión de la reflexión en la acción o sobre ella. Para Schön, sólo a través de estos niveles de reflexión es posible acceder a ciertos tipos deconocimiento, que sólo se producen desde las actividades profesionales y no siempre en lareflexión de la reflexión sobre las prácticas educativas del docente o entre los estudiantes. Eseconocimiento aunque se encuentra implícito en los sistemas de actuación del docente, resultadifícil de expresar; y sólo son accesibles a través de la reflexión en y sobre la acción sobre lasubjetividad que despliega el docente. Se trata de esquemas del pensamiento -o sentidossubjetivos- implícitos en y a la acción que el docente encausa o motiva. Esos conocimientos prácticos se descubren a través de la reflexión en y sobre la acción,que enriquecen las comunicaciones entre la teoría y la práctica. Se trata de un conocimientoepistemológicamente distinto al técnico instrumental (Schön, 1998), accesible, pero ademáscapaz de mejorar a través de la reflexión. El conocimiento generado en la acción esdeterminante para la actuación cotidiana del docente en relación permanente con el estudianteen el contexto real de la actividad cotidiana, el cual se manifiesta a través de la reflexión sobre
  25. 25. la acción, a través de las deliberaciones que orientan el o los cursos posibles de la acción, y delas cuales se desprenden diversas consecuencias -éticas y políticas- que afectan a los otros(Kemmis, 1996). La reflexión contribuye a la emancipación de los sujetos y a las organizaciones de lascuales se determina el sistema social (Sacristán 1998, Carr 1996, Mainer 2001). La reflexióncrítica parte del supuesto de que el conocimiento práctico también aporta a las condiciones dereproducción de la injusticia del sistema social capitalista (Habermas 1989), de allí unaliciente que ha de ser de interés justificado para la presente investigación, y es develar unacaracterística mas que es potencia para la transformación de realidades sociales en donde elsujeto se configura. Desde la perspectiva de la práctica reflexiva, la formación del profesorado ha de tener encuenta los problemas prácticos de los profesores en relación a los alumnos, sus concepcionesy experiencias, las aportaciones de otras fuentes de conocimiento y las interacciones entreellos, las múltiples y variadas formas de configurar-se como sujeto y las produccionespermanente de sentidos subjetivos que emergen de una determinada experiencias que por muycolectivamente vivida es sentida y significada de muy diferentes formas. Desde la reflexividad se puede vislumbrar lo más específicamente propio e intimo delsujeto, en la forma de reflexionar sobre la reflexión sobre su acción y desde la subjetividad sepuede lograr una comprensión del sujeto que reflexiona, y que inmerso en un contextoparticular como en el caso del escolar, se refiere a un sujeto que desde su proceso comoeducador o educando posibilita múltiples y variadas reflexiones desde los roles que en suhistoria le han configurado. La reflexión de la reflexión sobre la acción como evento cargado de subjetividad y únicodesde la practica educativa que posibilita al docente en tanto tal, constituye la base para la
  26. 26. configuración de subjetividades políticas en la escuela, elementos para el análisis que será elcamino que ha decidido emprenderse mediante esta investigación. Será pues motivo dediscusión el entramado de valores y de opciones normativas, en nuestra opinión, no es algoaislado sino sentido, elaborado e imaginado a partir de otros elementos de nuestrasubjetividad, que aparecen en los contextos de nuestras acciones y que forman parte delsentido subjetivo del entramado de sentidos que caracterizan una zona determinada de estaexperiencia (González, 2.007). Otro documento que servirá de reflexión para configurar el problema que se quiere abordares Política y Subjetividad, Experiencia o cuidado de si y la creación de otros mundos, CubidesH. (2007) en donde se plantea una idea del cuidado o experiencia de si, cimentada en lapropuesta de Foucault, en donde se señala que la idea de lo político se encuentra atravesadopor la naturalidad de lo social que en contraste con una economía de mercado o una realidadinsalvable no dejan entrever una salida real a la crisis de la moral y la justicia humana, es porello que pensar en otra idea del cuidado o experiencia de si pueden permitir una nueva manerade pensar al otro, de pensar en otro modo de establecer relaciones entre el conocimiento, elpoder y la constitución de otras subjetividades. La subjetividad como construcción permanente y nunca acabada, expresa las relacionesque la han de componer en momentos dados con anterioridad, fuerzas, como las denomina elautor, que demarcan direcciones de transformación de la vida y las subjetividades -citando elautor a Foucault- se transforman en pliegues, en fuerzas que se afectan a sí mismas; y que serelacionan con el ejercicio del poder y las determinaciones discursivas del saber, siendo eneste sentido el sujeto un ser configurado por fuerzas psicológicas que por reflexividad handado con una vía de complementación. De esta manera y siguiendo al autor, el modo dereflexividad y subjetividad contemporánea, guardan una estrecha relación para la constitución
  27. 27. del sujeto en la posibilidad de configuración de subjetividades opuestas a normas yregulaciones externas y coherentes con las reglas facultativas que los individuos se imponen así mismos. Si bien el poder como categoría presente en el pensamiento de Foucault, no es del análisisdel presente documento, sí es importante para la presente investigación la comprensión quesobre la subjetividad se señala en relación al poder y cómo éste autor ha de comprender lasubjetividad en tanto subjetivación del poder como fuerzas y regulaciones externas al sujetoque lo configuran inevitablemente. Continuando con la reflexión en torno al documento de Cubides H. (2007) se señala que laexistencia de prácticas políticas, que son impuestas o no a los sujetos, guardan el poder paraconstituir a los mismos en sujetos aptos para ser gobernados por sí mismos, mediante eldespliegue de sus capacidades, saberes y formas de relacionamiento, sólo a partir delreconocimiento y la reflexión sobre su condición histórica, planteamiento este último que secomparte y se acepta como fundante para la presente investigación, dado que es la reflexiónsobre la reflexión de la acción del sujeto en el despliegue de su subjetividad, posibilitará queotros sujetos no sólo reflexionen sobre su condición de sujeto sino sobre la base que es lareflexión sobre la reflexión de la acción ética política y social la que puede configurarsubjetividades políticas –señalemos- en contexto educativos en donde se median relaciones depoder entre docentes y estudiantes, y en donde será el docente el llamado a configurar en susestudiantes otras subjetividades políticas. Otro documento que se quiere traer para el análisis es el de Lozano. M. (2008) LosProcesos De Subjetividad y Participación Política de Estudiantes de Psicología de Bogotá,que se erige como una posibilidad de ver en la acción la idea central de configurar sujetospara el cambio y la transformación social -por demás- educativa.
  28. 28. El autor señala que la subjetividad política se constituye en el “espacio” por excelenciapara la producción de sentido, del sentido de lo político, la cotidianidad, dirá también quedesde la subjetividad como categoría ontológica para la constitución del sujeto, se reconoce laimportancia de configurar-se como sujetos políticos activos, de generar relaciones en las quepuedan participar, conocer, aprender y sobre todo, comprender las dinámicas contemporáneasde la política y lo político. Ante esto la mejor forma de acceder a su comprensión es pormedio de las narrativas, elemento este que será importante para tener en cuenta y que es porello que viene a hacer parte del análisis de la investigación que se esta emprendiendo. Señala el autor que es mediante las narrativas que se puede comprender la influencia delmundo sobre el sentido y el significado personal del mismo, puesto que ellas dan forma a larealidad que crea la experiencia que cada sujeto vive sobre los asuntos humanos, como lapolítica y lo político, la educación, la cultura, y que de ella se pueden tomar elementos que losignifican y le son significativos para sus experiencias posteriores. Es necesario señalar que el proceso investigativo que adelantó el autor con relación a lasubjetividad mediante narrativas es una constante en los proyectos indagados hacia lacomprensión de la subjetividad, sin embargo resulta importante aclarar que no es sólo lanarrativa en sí misma, sino encausada para generar la apertura suficiente y necesaria para laemergencia de sentidos subjetivos propios de un experiencia vivida y procurando por unaemocionalidad presente, siendo coherente con la propuesta misma de estudio de lasubjetividad que ha construido la González. F. Se comparte con Lozano. M. (2008) algunas justificaciones en relación al estudio de lasubjetividad en los jóvenes bogotanos, y que para efectos de la presente investigación queestará centrada en jóvenes estudiantes, jóvenes tardíos docentes y estudiantes de la unauniversidad pública de la ciudad de Pereira. Lozano señala la importancia que ha promovido
  29. 29. la ONU desde 1985 para el estudio de las diferentes problemáticas que aquejan a los jóvenes,así como señala que la constitución colombiana de 1991 establece en el articulo 45 elreconocimiento de los y las jóvenes como un grupo social importante y digno de la atencióntanto del Estado como de la sociedad, y cabe agregar, de la academia también, además de laobligación de educar a los y las jóvenes en la democracia y la participación ciudadana. Ante este último aspecto, determinado en el artículo 41 de la constitución, respecto de laparticipación ciudadana y la formación en democracia, no se quiere ni se busca entrar adebatir a propósito de la finalidad o de los logros que se han obtenido al respecto, o deestablecer una reflexión para posibilitar una propuesta de investigación que se encamine aaquello, sino y como se ha señalado líneas arriba, de procurar establecer relaciones queposibiliten la configuración de un problema que terminará con una pregunta en torno a lasubjetividad. Ante esto se quiere señalar que la posibilidad de relacionar la subjetividad conla participación ciudadana va mas allá de sólo formar, pues se piensa que a la base de laformación ciudadana ha de concebirse otro sujeto, configurado desde una apuesta desubjetividad política, de allí que se quiere indagar por la esencia de aquello queparticularmente se concibe como hipótesis dicha esencia, en el sentido de ser fundamental laconfiguración de la subjetividad política para la participación ciudadana. Aunque no se quieredebatir en profundidad este aspecto, puesto que no es propio de este apartado, si es unseñalamiento para conformar una base reflexiva para la discusión posterior en el apartado quecorresponda en torno a la relación que se acaba de construir, entre subjetividad política yparticipación ciudadana. Se concluye pues que el documento de Lozano. M. (2008) al respecto del estudio de lasubjetividad en jóvenes, hace un llamado hacia la formación de esta población para que sean
  30. 30. sujetos agentes de sus condiciones de democracia y participación política, que será unarelación que no se podrá ocultar a la luz de la discusión de la subjetividad política. En relación al estudio de la subjetividad será González (2007b) quien permitirá elestablecimiento de otras relaciones fundamentales para la configuración del problema deinvestigación que el presente documento convoca, primero que las teorías sociales ypsicológicas clásicas del período moderno no llegaron a representarse la subjetividad comocampo de producción teórica, segundo que una teoría psicológica de la modernidad que, porpartir de una filosofía diferente, el marxismo, y por haber intentado una ruptura con elpensamiento psicológico hegemónico de la época, y que apareció en un momento deprofundas transformaciones en la representación del mundo y del ser humano, creó las basespara el desarrollo de una concepción histórico–cultural de la subjetividad, la psicologíasoviética. Una característica de la subjetividad desde una concepción histórico-cultural es suprocesulidad, su mutación, por lo tanto, su temporalidad (González, 2002, 2007a). Estacambia y se modifica mediante los procesos de reflexividad que caracterizan al sujeto. De allíque sea el proceso de reflexividad un elemento que configura el problema de la presenteinvestigación, al reconocer que es el proceso de reflexividad sobre la subjetividad desde lasprácticas educativas que pueden o no configurar subejtividades políticas en la escuela, y sonprecisamente las múltiples relaciones que ocurren allí las que demarcan la producciónpermanente del sentido subjetivo. Núcleo por medio del cual es posible estudiar lasubjetividad. El sentido subjetivo, específica una cierta autonomía de lo emocional, que noaparece como resultado de la mediación semiótica, sino que la acompaña. Es a esta complejaunidad, dentro de la que circulan tipos diferentes de emociones que se asocian de múltiplesformas con diversos procesos simbólicos, a la que llamo sentido subjetivo. El sentido
  31. 31. subjetivo es una síntesis de otro orden de la multiplicidad de aspectos que caracterizan la vidasocial, y que caracterizaron la historia de cada sujeto y espacio social concreto (González,2002) Siendo así, es por medio de las relaciones y las experiencias que le ocurren al sujeto que elmismo genera los mecanismos de subjetivación que le permiten la configuración de sentidossubjetivos característicos de su subjetividad, en cuanto no es posible la existencia individualde un sujeto por fuera de los vínculos sociales que le hacen sujeto social, la subjetividad puesse expresa, por lo tanto, como narración biográfica de, sobre y desde la vida cotidiana (Díaz,A. 2.007a) A esta instancia es necesario traer a colación a Zemelman (2007), quien señala que el usocreativo del lenguaje que produce el sujeto respecto de sus experiencias, hace parte de laconstrucción del sí mismo que como proceso de reflexividad le posibilita su configurar-sepermanente como acto de libertad, acto fundamentalmente producto de su condición de sujetosubjetivado por las experiencias que le permiten significar-se y los múltiples despliegues desubjetividad en su experienciar. Touraine, (1997) también dirá que es la rearticulación de unainstrumentalización que se vuelve producción y de una comunidad que se vuelve cultura, dedonde surge un sujeto que puede repropiarse del conjunto de la sociedad a partir de suscondiciones individuales. Pasando a otro proceso trabajo (Castillo, J. 2007) resultado de una investigación y quepretende hacer un aporte conceptual y temático a las reflexiones sobre las ciudadanías, desdela perspectiva cultural, que quiere comprender un tema complejo y difícil de abordar para lasciencias sociales, como lo es el de las ciudadanías juveniles, y sobre todo en estudiantesuniversitarios y universitarias, que poco han sido estudiados al respecto. El autor propone
  32. 32. diferenciar los imaginarios colectivos de las representaciones sociales que emergen de losdiscursos y los relatos que resultan de las expresiones de los jóvenes y las jóvenes, y queademás son leídos desde sus prácticas sociales. Como núcleo de dicha investigación, seplanteó que la ciudadanía se puede comprender por la manera como ésta adquiere presencia yse convierte en figura. Esto se ha denominado la configuración de la ciudadanía, identificadoel autor que las categorías de la institución, la constitución y la construcción para efectos derealizar los análisis sobre las prácticas sociales, son diferentes. Se quiere aclarar que al traer esta investigación para la configuración del problema acercade la configuración de subjetividades políticas mediante prácticas educativas centradas en lareflexión de la reflexión sobre la acción, obedece a tres pretensiones. Primero situar ladiscusión de la configuración de los sujetos y subjetividades políticas en el contexto de laescuela como un asunto para que potencia la generación de nuevas ciudadanías, siendo laciudadanía juvenil un hecho social en sí mismo y por lo tanto le convoca a la educación comodeconstrucción de sociedades diferentes. Y en segundo lugar por la diferenciación que acercade los términos institución, constitución y construcción establece el autor acerca de laciudadanía, y que para efectos del presente proceso de investigación se quiere discutir acercade las subjetividades políticas en contextos educativos. Y tercero que es la escuela un espaciode enunciación de la ciudadanía que destaca el despliegue de subjetividades políticas. En este sentido es importante comprender que las subjetividades políticas luchan contra elmal banal de la sociedad y que en la imposibilidad de reflexividad de los sujetos y porconsecuencia de la acción del ser sujeto, la tarea de la escuela es posibilitar que latransformación de las sociedades no sea sólo una utopía, sino que pueda ser mas un llamadohacia docentes y estudiantes para generar otras prácticas educativas que posibiliten la
  33. 33. configuración de subjetividades políticas para el ejercicio democrático, ciudadano y dereflexión ética, social y cultural. Al respecto la investigación “La escuela como escenario desocialización política: actitudes, sentidos y prácticas de participación ciudadana en jóvenesde estratos 1 y 2 de cuatro regiones del país, participantes en el programa nacional JóvenesConstructores de Paz”; del Centro de Estudios Avanzados en Niñez y Juventud de laUniversidad de Manizales - Cinde, Botero, P. Cardona, M. Loaiza de la Pava, J. (2007)Subjetividad y política: una perspectiva performativa, reconoce, además de las diferentesperspectivas de ver el mundo por parte de un sujeto, se encuentran ante todos las posibilidadesde construir el mundo del sujeto: construcciones que se dan a partir de las emociones –diréque aquellas que caracterizan una experiencia y que son susceptibles de ser captadas pormedio de los sentidos subjetivos- más que de cogniciones sociales, y que no se encuentran enel individuo aislado ni en las objetivaciones que este hace de su mundo; pues se construyenprecisamente en la relación entre el yo y su mundo, en los usos, obras, acciones y prácticaseducativas en las cuales se producen sentidos. Así, la reflexión sobre la formación de sujetos a partir de una investigación Valencia(2007) sobre formación de ciudadanos como tensión entre las culturas escolar y no escolar,son un asunto de pertinencia social e histórica de realizar una discusión sobre el trayecto quelos sujetos hacen entre la política educativa y la educación como política de formación desujetos. Asunto de suma transcendencia no solo en la discusión sobre la política, lo político yla educación, sino por el llamado que se deviene en la actualidad para la escuela a laformación de sujetos políticos para la política, lo político y la educación, como cuestión depertinencia con responsabilidad social de la escuela. La formación de los sujetos, posible a través de las practica educativas, son abordadas eninvestigaciones sociales de diversos cortes, críticos, participativos, a críticos y evidentemente
  34. 34. excluyentes, sin embargo una de las metodologías empleadas en la investigación de laspropias práctica es la investigaron acción, de la cual se deriva el análisis de la prácticaGutierrez, L. Alvarado, L. (2007). Antoni Zabala (2006), propone realizar unidades deanálisis para interrogarla; la transformación de Cecilia Fierro (2006) en relación con lasdimensiones de la práctica, la reflexividad del docente que propone Porlán (1995) que secentra en el diario del profesor como herramienta para indagarla, entre otras, implica larecuperación de clases a través de auto-registros, diarios de campo, narraciones, grabaciones,videograbaciones, que permiten “congelar” las imágenes para analizarlas y volver a ellascuantas veces sea necesario buscando respuesta a los preguntas que surgen del análisis. De allíque sea importante para la presente investigación, que posibilitará una mirada a las prácticaseducativas, las técnicas e instrumentos mencionados con anterioridad, dado que para extraer yhacer evidente en dichas practicas los procesos de reflexividad, es importante generar laparticipación y la crítica de los sujetos, acerca del estado actual de las cosas. El gran supuesto de la educación es que alguien pueda enseñar algo a otro, y que quienenseñe compruebe si lo aprendido correspondió con lo enseñado, lo que significa por parte deldocente confirmar si el alumno construyó el significado del concepto que este deseaba, y a lacreación de un conjunto común de significados compartidos, tarea por demás complicada einteresante. En la investigación acerca del problema sujeto político visto en la mujer afrocolombianade Vargas, V. González, L. Hernández, N. (2009), el objetivo principal del estudio estuvoplanteado a determinar cómo acontecía la construcción como sujetos políticos, de tres mujereslíderes afrocolombianas: una líder comunitaria, una líder universitaria y una líder política.Para tal efecto, se recogieron historias de vida política, las cuales estuvieron cimentadas enentrevistas biográficas. En esta investigación los investigadores proponen un modelo
  35. 35. dialéctico que permitió comprender el proceso de constitución del sujeto político,determinado por la conformación de tres dimensiones: conocimiento de la realidad social,toma de posición, y acción política; así mismo tiene en cuenta las influencias personales,interpersonales, institucionales y socioculturales presentes en todo el proceso. Los resultadoshacen referencia a las convergencias y divergencias encontradas en el discurso de lasparticipantes, acerca de su construcción como sujetos políticos, lo cual permitió generarreflexiones sobre el por qué algunas personas ejercen acciones políticas y otras no. Cabe señalar que se trae a colación esta investigación en particular por dos razones, laprimera porque es mediante el discurso, las narrativas, los medios mas idóneos para establecerlas relaciones entre los social en relación al sujeto y viceversa. Y la segunda porque no sololas acciones políticas reflejan las divergencias entre sujetos o entre posiciones de sujetos, sinoentre el conocimiento de la realidad del sujeto frente a lo que reflexivamente le convoca, paradivergir o para converger. Indagar acerca de la subjetividad política supone, según Jiménez (1991), analizar cómo unsistema de pensamiento se transforma en sistema de creencias, en ideología conformada porideas que hacen parte del “sentido común” convirtiéndose en discursos que mantienensistemas de dominación y exclusión. Des-ideologizar, consistiría en convertir lo privado enpúblico, hacer visible lo interiorizado para comprender los sistemas que uniformizan yhomogenizan, destituyendo las subjetividades para construir pensamiento único. Aspecto delconvergen o también del divergen frente a una sociedad, o a una posición de sujeto o frente asus mismos procesos de reflexividad, que para efectos de la presente investigación, serán losprocesos de reflexividad que sobre la base de la subjetividad, desarrollan prácticas educativasque posibilitan –o no- subjetividades políticas.
  36. 36. Un sujeto político puede ser comprendido como constituido por un conjunto de posicionesde sujeto –social, ético, estético- que nunca estarán totalmente cerrados en un sistema fijo dediferencias (Mouffe, 1999); sino construido por una diversidad de discursos entre los cualesno tiene que haber necesariamente relación, sino como movimiento constante, de allí lariqueza de hablar de la subjetividad como construcción en permanente cambio, y de no llegara pensar al sujeto como un ser determinado y acabado. Cabe preguntarse si es sujeto político sólo es aquel o aquella que desarrolla su acción en elespacio de lo público pues sin una esfera pública, la libertad no puede aparecer (Campillo,2005). Preguntarse por la construcción del sujeto político como un conocimiento al serviciodel desarrollo de la disciplina psicológica y desde el campo de la educación, tiene sin dudauna razón de ser en el sentido de responder al misterio que entraña el complejo procesohumano de subjetivación. Sin embargo, la preocupación fundamental del estudio expuestoVargas, V. González, L. Hernández, N. (2009), no radicó exclusivamente en producirconocimiento, sino en que éste se encontrara contextualizado dentro de una problemáticasocial. Y de plantear la reflexión acerca de la constitución de la subjetividad política en elcurso de un proceso complejo de reflexión a partir de la vivencia, al cual Villareal (1994),Martín- Baró (1991), Freire (1972) y Montero (2004) llaman toma de conciencia oconcientización, pero que especialmente para este proyecto de investigación importará latoma de conciencia en relación a las prácticas educativas, en tanto proceso de reflexión de lareflexión sobre la acción. Ahora bien, citando a Larrosa J. Martínez J. (2007) en Escuela, Poder y Subjetivacióntexto que aunque realizado en 1995, aun cuenta con gran vigencia en nuestro contextoeducativo actual: “…sólo un par de décadas atrás, en 1870, había sido presentada el acta deeducación básica por W.E. Foster, durante la primera administración liberal de Gladstone. Su
  37. 37. objetivo explícito era ampliar la educación para niños de clase obrera, «tapando los huecos»de la escolarización que ya ofrecían ciertas comunidades religiosas. En ese momento lasinstituciones educativas eran administradas por juntas escolares elegidas localmente, lascuales por primera vez tenían poder para recaudar un tanto por ciento en concepto deeducación, y de esta manera las escuelas comunitarias introdujeron en Inglaterra la educaciónobligatoria estatal y universal, su llamado «abrir claros» en zonas aparentementeimpermeables no hacía referencia solamente al sentido físico, sino llevar iluminación moral ala oscuridad del proletariado”. Lo mas importante para citar del texto es afirmar que la producción de subjetividad puedeser posible considerando la enseñanza escolar, ello significa romper radicalmente con la ideade que la educación se interesa por el natural desarrollo intelectual del niño. Puesto que lo quetambién busca la educación es formar o deformar al sujeto que la sociedad quiere para elmañana, y es precisamente a esta instancia donde podemos afirmar la importancia de concebirla subjetividad política como aquello que desde la escuela el sujeto puede configurar para unasociedad que ha re-significado lo político y la política, requiriendo otro tipo de sujeto para susinteracciones. “La naturaleza del niño es por sí misma una norma definida por disciplinas como la psicología e impuesta mediante técnicas pedagógicas. La escuela no socializa al niño en el sentido de ver ciertos mitos, valores y actitudes en su más o menos receptiva conciencia, más bien ayuda a asegurar estructuras inconscientes que ayudan que hacen a la gente sensible a ciertas representaciones y también les permite reconocerse así mismos como sujetos ideológicamente dirigidos” (Larrosa J. Martínez J, 2007)
  38. 38. El proceso de investigación “Lugar de la escuela en la constitución de la subjetividadadolescente actual” Sassi V. Stasevicius M. (2006) cuyo objetivo es comprender los rasgosde inscripción subjetiva de los adolescentes en la escuela actual, parte del supuesto que larealidad, desde la cual se recorta nuestro objeto de conocimiento, es complejo y de unametodología de trabajo un abordaje de tipo cualitativo, donde la fase de análisis de lainformación empírica no está concebida como una instancia separada que viene después de larecolección de los datos, sino que “se enfatiza un proceso en espiral de ida y vuelta quecombina obtención y análisis de la información” (Sirvent, 1999). La institución escuela viene, a cumplir una doble finalidad: una individual en cuanto a laproducción de una subjetividad determinada, la del ciudadano, signada por el discurso de laigualdad, y otra social, en tanto constructora de un orden social. Por otra parte, las particularescondiciones socio-históricas actuales (diversidad de pautas y rasgos sociales y culturales,incremento de la pobreza y la exclusión, violencia y malestar, entre otras) encierran nuevosdesafíos a la educación y a la escuela del presente y del futuro. Este contexto nos lleva arepensar y replantear la función de la escuela actual en la constitución de la subjetividad(Sassi V. Stasevicius M. 2006). “Aulagnier (1994) otorga al conjunto social un estatuto constitutivo para el sujeto. Esto no significa postular la “influencia” o el modo en que lo social se manifiesta en este sujeto particular, sino que esta inscripción de lo social forma parte indisoluble y estructurante de cada subjetividad. Desde esta visión, el sujeto puede constituirse sólo a partir de que lo social se inscribe en él, a la vez que él se inscribe en lo social. “La subjetividad es constituyente de la objetividad y se constituye a sí misma en relación con las características y límites que
  39. 39. dicha objetividad le produce” (Schlemenson, 1998:12). Podría sostenerse, entonces, que el sujeto va produciéndose en la medida en que organiza sus experiencias dentro de “redes de experiencias”; no puede ser externo a la estructura social ni acomodarse a la misma sino que se construyen recíprocamente. Por otra parte, la estructura cambia permanentemente y nunca se completa, lo que mantiene a este proceso en un dinamismo constante” (Sassi V. Stasevicius M. 2006).Actualmente, la reflexividad constituye el objeto –de objetividad- definible en su relación conel sujeto (Ibáñez, J. 1991). El supuesto de reflexividad es posible de considerarlo como unsistema está constituido por la interferencia recíproca entre la actividad del sistema objeto y laactividad objetivadora del sujeto. Entender la realidad como construcción intersubjetiva de lossujetos sociales en sus diferentes manifestaciones, como ámbito de prácticas posibles, deopciones cuyos contenidos se materializan en prácticas constructoras de realidad, en donde lasubjetividad individual y social se construye en la interrelación entre el hombre y su contextosocial y natural, en el marco de su actividad cotidiana. Actividad cotidiana que apunta a la articulación entre la subjetividad y la prácticaeducativa a través del comportamiento y expresión del individuo en una situación social. Así: “…la dimensión comportamental social, expresada en los “regímenes colectivos de prácticas propios de los patrones de interacción social” - que podríamos decir que se expresan en los estilos de relación, en pautas y normas, a través de estrategias de acción, tradiciones y otras manifestaciones-, es “acompañada” por expresiones subjetivas en el plano de los sentimientos y pensamientos que forman las
  40. 40. “configuraciones de la subjetividad individual y social” (González, Fernando 2002).De allí que sea fundamental reconocer a subjetividad como una construcción histórico-cultural: en el que todo proceso vivido como externo, en la relación con los otros, seinternaliza desde la construcción del sentido que cada sujeto construye, a partir de lasvivencias significativas en la relación permanente de este con las experiencias que vive. Los patrones de interacción social de la vida cotidiana resultan tanto más complejos, múltiples y variados en cuanto articulan los diferentes espacios de la cotidianeidad donde se conforman los procesos de la subjetividad social, considerada ésta como “el complejo sistema de la configuración subjetiva de los espacios de la vida social…en los que se articulan elementos de sentido procedentes de otros espacios sociales” (González, Fernando, 2002, pág. 179).La relación entre las prácticas cotidianas y la subjetividad producida concomitantemente seconstruye a partir de las dimensiones de esas prácticas que generan los sentidos de laactividad educativa y por tanto social. Así las cosas, la relación entre la subjetividad y la configuración subjetiva de las realidadesdel sujeto, son los elementos constitutivos para una educación que pueda contribuir a laconstrucción de los actores sociales que desde sus propuestas, experiencias, proyectos yprogramas educativos, puedan hacer posible la afectación de las estructuras cognitivas,valorativas y simbólicas de los demás sujetos y de las estructuras de la sociedad y su modeloeducativo (Torres, A. 2.000).
  41. 41. Ya sea que la educación busque fomentar procesos de participación social o deorganización, fortalecer movimientos sociales o hacer de los sectores subalternos un sujetohistórico, el ámbito de incidencia específico de la educación ha de ser la esfera subjetiva deindividuos y colectivos sociales. Realidad social, sujetos sociales, relaciones y accionessociales no se ven hoy como realidades “dadas”, sino como construcciones sociales históricase intersubjetivas, las cuales son percibidas como objetivas mediante los procesos deinternalización, socialización cultural y por el lenguaje (Torres, A. 2.000). Diversos autores se encuentran reivindicando la categoría de subjetividad por encontrarlamás amplia y de mayor potencial analítico y emancipatorio que otras como conciencia,ciudadanía o incluso democracia, de allí que el presente proyecto de investigación reconozcala potencialidad de la subjetividad en una contexto educativo y se erija para la visibilizaciónde los procesos de reflexividad en despliegues de subjetividad presentes en las practicaseducativas para la configuración de subjetividades políticas. El autor Felix Guattari (1996), la define como el conjunto de condiciones por las que instancias individuales o colectivas son capaces de emerger como territorio existencial, en adyacencia o en relación con una alteridad, a la vez subjetiva. Por otro lado, Boaventura de Sousa (1994) también destaca la subjetividad como un espacio de las diferencias individuales, de la autonomía y la libertad que se levantan contra formas opresivas que van más allá de la producción y tocan lo personal, lo social y lo cultural.La categoría de subjetividad social está estrechamente relacionada con los procesos culturalesde construcción de sentido y de pertenencia e identificación colectiva, dado que involucra un
  42. 42. conjunto de normas, valores, creencias, lenguajes y formas de aprehender el mundo,conscientes e inconscientes, físicas, intelectuales, afectivas y eróticas, desde los cuales lossujetos elaboran su experiencia existencial, sus propios sentidos de vida (González, 2002). Toda práctica educativa es un proceso inter y subjetivo, reflexivo, comunicativo y portanto productor de sentido en donde entran en juego saberes, creencias, valores,representaciones e imaginarios que son recreados y/o transformados en interacción entreeducador y educandos, ya sea en contexto escolarizado o no. Es posible entonces concluir configurando el problema que se pretende abordar mediantela presente investigación diciendo que: es necesario tener en cuenta el llamado que se le hacea la escuela para configurar por medio de la educación nuevos sujetos y subjetividadespolíticas, mediante prácticas educativas diferentes; que la relación existente entre poder ysubjetividad como la subjetivación del poder como fuerzas y regulaciones externas al sujetoque lo configuran inevitablemente pero que le permiten al mismo imponerse nuevos opcionesde cuidado de sí. Que el reconocimiento y la reflexión del sujeto como ser histórico y políticopuede hacer del mismo una transformación de sus prácticas políticas, que es la reflexión sobrela reflexión de la acción social, política, ética y diré también estética la que le permitirá adocentes y estudiantes, configurar-se otras subjetividades políticas para sus ejercicios comosujetos sociales y políticos. Que es la narrativa como espacio cotidiano para hacer visible la subjetividad procurando laemergencia de sentidos subjetivos en los sujetos, la constitución de subjetividades políticas enrelación de conceptos como la participación ciudadana. Que es fundante una formación parajóvenes, desde una concepción de constitución de sujetos y subjetividades políticas. Que el estudio de la subjetividad desde una conceptualización histórica cultural permitereconocerla como categoría ontológica, que el estudio de la subjetividad es necesario
  43. 43. mediante la comprensión de los sentidos subjetivos que emergen en las narrativas del sujeto,que la subjetividad cambio y se modifica, no es estática, que la subjetividad expresa la vidacotidiana del sujeto y la emocionalidad puesta en las prácticas sociales y educativas, denotanel sentido subjetivo que allí se genera, que son un posibilidad para emprender procesos dereflexividad sobre las acciones de los sujetos, acciones en contextos educativos. Que la pertinencia social de la formación de sujetos y subjetividades políticas es un asuntode toma de conciencia y que la importancia radica en la constitución de sujetos para ladisciplina psicológica puesta en el campo de la educación. Toma de conciencia que se hace através del discurso de Otros, y que la Escuela puede así asumir una posición estructurarte desubjetividad. Y que la categoría de subjetividad es más amplia y de mayor potencial analíticoy emancipatorio que otras como conciencia, ciudadanía o incluso democracia. Con todo lo anterior la presente investigación se plantea el abordaje del problema de laconfiguración de subjetividades mediante prácticas educativas reflexivas con el siguienteinterrogante: ¿Cuáles son los procesos de reflexividad en despliegues de subjetividad para laconfiguración de subjetividades políticas, desde la producción de sentidos subjetivospolíticos de algunos actores educativos de la Universidad Tecnológica de Pereira? - PARA LA DISCUSIÓN INVESTIGATIVALa formación de sujetos políticos que es lo que convoca a la escuela, es un llamado queconstituye en la actualidad un horizonte desde el cual es pertinente invitar a la elaboración dereflexiones que desde disciplinas sociales y naturales aporten a la comprensión del Sujeto quese está formando y que están formando las escuelas de hoy, a los procesos de configuración
  44. 44. de la subjetividad y a la construcción de prácticas educativas que aporten a la configuraciónde sujetos y subjetividades políticas en escenarios educativos complejos. El ejercicio reflexivo y consciente de ser ciudadano en los tiempos que hoy, requiere desujetos en tanto agentes sociales que puedan poner de manifiesto los múltiples desplieguesque desde su subjetividad son necesarios para un posicionamiento de su ser ético, político yestético, para reconocer lo político y otras formas de lo político, que en la perspectiva delreconocimiento del Otro es lo que viene a fundar una propuesta de investigación que indagasobre las prácticas educativas que configuran sujetos y subjetividades políticas desde eldespliegue de procesos de reflexividad sobre la acción del sujeto. La necesaria generación de conocimiento acerca de las condiciones sociales, políticas,económicas, y culturales, en donde se generan o reproducen prácticas educativas entredocentes, entre estudiantes y particularmente entre sujetos que como estamento administrativopueden también intervenir en la formación de los sujetos, desde una mirada diferente de aulade clase fuera de un salón, como elemento este de gran novedad para esta propuestainvestigativa, puesto que posibilita la creación de otros vínculos que potencian otras formasde concebir: la formación de sujetos y subjetividades mediante procesos de subjetivaciónpolítica en escenarios educativos formales y no formales, la incidencia de la discusión sobrelas prácticas educativas desde una mirada de la subjetividad no como contraposición de laobjetividad sino como complemento para el reconocimiento de la totalidad y la singularidadde los sujeto y el reconocimiento de la condición de posibilidad de la educación para latransformación de las practicas educativas entre sujetos y sus interacciones.
  45. 45. El interés que lleva a la investigadora a indagar acerca de las practicas educativas enrelación con la subjetividad y los procesos de reflexividad es que, del primero se iluminan losconocimientos y las teorías implícitas en y sobre la acción educativa, en el segundo se puedenvislumbrar las condiciones sociales y políticas en donde se sitúan las prácticas educativas conrespecto a los sentidos que las entraman, y en el último sumado a la subjetividad y susdespliegues, constituyen la potencia que tiene la reflexión como categoría de análisis de ser laarticuladora entre las practicas y la subjetividad, para hacer reflexión de la reflexión de laacción desde lo político, lo ético, lo estético y lo educativo, y así en tanto sujeto histórico,social y cultural. Es decir, que es la reflexividad ligada a la acción y no simplemente comoreflexión crítica, fenómeno individual, psicológico y al margen de la acción y la prácticaeducativa: Los contenidos o productos de la reflexión pueden ser los sistemas de saber y las teorías implícitas de la acción, los conocimientos prácticos y estratégicos, las normas y apreciaciones tácitas, los sentimientos y deliberaciones acerca de los marcos decisionales respecto del curso particular de la acción, el estilo o la perspectiva desde el cual se encuadra un problema, o el rol que se juega en un contexto institucional. Esos productos de la reflexión personal y social se constituyen en conocimientos que alimentan la ciencia educativa crítica, la cual es tanto necesidad teórica, como práctica. Se trata en última instancia de conjugar dialécticamente el desarrollo de la teoría para mejorar las prácticas, al mismo tiempo que los docentes logran mayores espacios sociales de autonomía y emancipación, a través de la constitución de comunidades auto-reflexivas, que pueden trascender
  46. 46. otros espacios sociales en la medida en que conquistan el propio (Schön, 1998. Pág 67).Es la reflexión sobre la reflexión sobre la acción que realiza el sujeto, un elemento de granpertinencia política, puesto que viene a ser la condición de posibilidad para la configuraciónde sujetos y subjetividades políticas, que configurará a lo sumo una manera diferente decontemplar la subjetividad política en la escuela, en el aula de clase, en la transformación delas practicas docentes, de las relaciones que de ellas se devienen, de las practicas entreestudiantes y de las practicas educativas que no ocurren dentro del contexto del aula. La posibilidad de la reflexividad como categoría de la praxis educativa la emergencia deuna acción reflexiva, que tendrá un determinante en la configuración de las subjetividadespolíticas, que se constituye en un camino que se asciende en espiral. Espiral que se constituyecomo proceso de reflexividad en despliegues de subjetividad sobre la acción del sujeto, comoaspecto de pertinencia educativa y especialmente didáctica. Se concluye que se justifica la presente investigación desde el llamado que la sociedadactual le hace a la escuela para configurar por medio de la educación nuevos sujetos ysubjetividades, que puedan a su vez transformar las practicas educativas diferentes queimpacten en un futuro a la construcción de otras sociedades. Desde el reconocimiento y lareflexión del sujeto como ser histórico y político puede hacer de él mismo una transformaciónpermanente en razón de sus mundos y realidades. Y desde la reivindicación de la categoría desubjetividad como potencia analítica y emancipatorio mayor frene a otras categorías. - BIBLIOGRAFÍA • Apple. M. (1993) El conocimiento oficial. Paidos. España.
  47. 47. • Berger, P y Luckhman, T. (1972) La construcción social de la realidad. Editorial Amorrortu, Buenos Aires, Argentina.• Botero, P. Cardona M. Loaiza, J. (2007) Subjetividad y política: una perspectiva performativa. Revista de Ciencias Humanas n37. Universidad Tecnológica de Pereira. Colombia• Car, W (1996) Una teoría para la educación. Hacia una investigación educativa crítica. Editorial Morata. Madrid.• ____________ (1988) Teoría crítica de la enseñanza. La investigación –acción en la formación del profesorado. Ediciones Martínez Roca. Barcelona• Castillo, J. (2007) La configuración de las ciudadanías en estudiantes universitarios y universitarias de pregrado en Manizales, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud Vol.5 N°.2. Colombia• Coll Cesar, Palacios J. Marchesi A. (2000) Psicología de la educación escolar. Tomo II En: Desarrollo psicológico y Educación. Editorial Alianza. Colombia• Cubides H. (2007) Política Y Subjetividad, Experiencia O Cuidado de Si y La Creación De Otros Mundos. Revista de ciencias humanas y sociales UTP N. 37 Colombia• Díaz, A. (2007a) Subjetividad e institucionalidad educativa. En: Revista de Ciencias Humanas, Universidad Tecnológica de Pereira, Facultades de Ciencias de la Educación y Bellas Artes y Humanidades. N° 37, Pereira, Colombia.• ___________ (2007b), La subjetividad política como categoría de trabajo en la psicología social de la liberación. En: Dobles, I; Baltodano, S; Leandro, V. Psicología de la
  48. 48. liberación en el contexto de la globalización neoliberal. Acciones, reflexione y desafíos. San José de Costa Rica. Universidad de Costa Rica.• ___________ (2006) Subjetividad y subjetividad política: entrevista con el psicólogo cubano Fernando González Rey. Revista Colombiana de Educación. Universidad Pedagógica Nacional No. 50. Colombia• __________________ (2005) Subjetividad: Una perspectiva histórico – cultural. Conversación con el psicólogo cubano Fernando González Rey. Universitas Psychologica.• ___________ (2004) Socialización política en la perspectiva educación/comunicación. En: Revista Reflexión política N° 11. UNAB. Colombia.• ___________ (2001) Constitución de sujeto político en y para los procesos de descentralización. Universidad Católica de Manizales. Extraído el 16 de febrero de 2008 de: http://sincronia.cucsh.udg.mx/gomez.htm• D’Angelo, O (2002).-Cuba y los retos de la Complejidad.-Subjetividad social y Desarrollo.-Revista Temas no. 26, La Habana.• Farr R. (1998) Las raíces de la Psicología Social Moderna. Voces Editores, México.• Freire P. (2002). Pedagogía de la Autonomía: Saberes necesarios para la práctica educativa. Siglo XXI Editores. Argentina• Freire Paulo. (1970). Pedagogía del Oprimido. Siglo XXI Editores. Argentina• Flores. R. (1997) Hacia una pedagogía del conocimiento. Mcgraw-Hill. Colombia• García, R. y Serna A. (2002) Dimensiones Críticas de lo Ciudadano. Problemas y Desafíos para la Definición de la Ciudadanía en el Mundo Contemporáneo. Universidad

×