Etnodesarrollo, tierra y vida:                 Una alternativa a la crisis                  alimentaria y energética
Este libro refleja una parte importante de la investigación realizadapor CENDA desde sus inicios en 1985. Esta publicación...
ÍNDICEINTRODUCCIÓN...........................................................................................................
CAPÍTULO IVEl Etno-Desarrollo y el Buen Vivir................................................................................
Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética                                       ...
No se refiere a un desarrollo entendido como la creciente acumulación                                                     ...
diferente nuestras culturas y civilizaciones. La misma palabra “cultura”remite a la idea de producir vida a partir de la t...
neutras sino que están definidas dentro de una cultura. La manera como                                                    ...
Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética                                       ...
modelo capitalista impone megaproyectos de infraestructura,                                                               ...
la política de impulso a la agricultura de exportación y a los cultivosdestinados a la producción de agrocombustibles, en ...
parte por agroindustriales brasileños que invaden ilegalmente o alquilan                                                  ...
En segundo lugar, la Gran Sequía de 1982-1983, consecuencia delfenómeno climático del Niño, actuó como catalizador de camb...
además, no había llegado las comunidades que fueron las más afectadas                                                     ...
Lo llamativo en este caso es que la ciudad de El Alto constituía en eseentonces la jurisdicción de una Federación Campesin...
Todas estas transformaciones en la relación rural urbana tienen que ver                                                   ...
Gráfico 3: Cantidad de tierra explotada per cápita en función del                           consumo total       HECTÁREAS ...
Gráfico 4: Número de planetas Tierra requerido para satisfacer la demanda                                                 ...
Ya en el año 2000, según WWF, la superficie requerida por la poblaciónmundial para satisfacer la demanda excedía la superf...
para ganado y otros usos, inclusive los biocombustibles a partir de la                                                    ...
se ha perdido un tercio del total de los suelos agrícolas y forestales enlos últimos cuarenta años, desde la fecha en que ...
El gran consumo de energía subsidiada para mantener en funcionamiento                                                     ...
Gráfico 8: La economía de la empresa                       y la sociedad industrial                                       ...
Gráfico 9: Mapa de emisiones de CO2 por paísEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energ...
alimentación. También sostiene que se debe dar prioridad a modelos        de desarrollo que no conduzcan a desalojos, a ca...
Cuadro 2. El “land grab” (apoderamiento de tierras) de las                                                                ...
calculaba en sólo 2,5 millones de hectáreas. El hecho de que actualmentese estaría alcanzando los 3,7 millones de hectárea...
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Libro etnodesarrollo 5.vi.2011
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libro etnodesarrollo 5.vi.2011

1,379 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,379
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro etnodesarrollo 5.vi.2011

  1. 1. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética
  2. 2. Este libro refleja una parte importante de la investigación realizadapor CENDA desde sus inicios en 1985. Esta publicación ha sidoposible gracias al estímulo y apoyo de la institución O’dam ONGdAsturias. Las investigaciones en que se basa han recibido elapoyo de diversas instituciones, entre ellas la FIA, ICCO, CAFODy ACSUR.La redacción ha Estado a cargo de un equipo conformado porHeber Araujo, Natalie Alem, Klaartje Brys y Pablo Regalsky. Losinvestigadores que han participado en distintos momentos alo largo del proceso han sido: Teresa Hosse, Luz María Calvo,Carlos Espinoza, Antonio García Zenobio Siles, Julia Román,Jhonny Ledezma, Severo Villarroel, Jesús Claure, Heber Araujo,Sabino Mamani, Nelson Gutierrez y Pablo Regalsky.Todos los derechos reservados por CENDA, 2011Tadeo Haenke 2231- Casilla Postal 3226 – Cochabamba, Boliviawww.cenda.org – info@cenda.orgDepósito legal: 2-1-1260-11Fotografías: Archivo CENDADiagramación e Impresión: Live GraphicsCochabamaba, Septiembre 2010
  3. 3. ÍNDICEINTRODUCCIÓN.......................................................................................................... 1La Tierra......................................................................................................................... 2CAPÍTULO ILa crisis ecológica y energética como crisis de la modernidad capitalista................ 5La expansión urbana y el avance de la mercantilización de la tierra........................... 8La (in)sostenibilidad del modelo actual de depredación de los recursos................. 12La tierra como mercancía con fines de especulación y ganancia............................. 20Un modo de vida igual para todos: el etnocentrismo de la definición de pobrezadel Banco Mundial....................................................................................................... 29CENDA y las bases para una alternativa.................................................................... 30CAPÍTULO IILa Producción de Vida dentro de la Cultura de las Comunidades Andinas............. 33Ecología Política y Seguridad Alimentaria de las Comunidades Andinas................. 33Las comunidades de estudio...................................................................................... 35Nutrición, autosuficiencia alimentaria, uso de la fuerza de trabajo y mercados....... 39Tecnologías andinas y manejo del riesgo climático: biodiversidad de cultivos ysemillas........................................................................................................................ 50 .Indicadores climáticos................................................................................................ 54 .Sistema de aynuqas.................................................................................................... 57La organización del intercambio de energía humana................................................. 59La identidad indígena.................................................................................................. 66Sujeto individual y colectivo........................................................................................ 67CAPÍTULO IIILa organización campesina nacional. De las demandas económicas a la luchapor el territorio originario............................................................................................. 73La conexión urbano rural............................................................................................. 76Ajuste, ayuda al desarrollo y organización política.................................................... 78Tierras e impuestos. .................................................................................................... 79 .1989: Instrumento Político-Asamblea de Nacionalidades......................................... 81 .Los territorios indígenas, la marcha de 1990.............................................................. 82La explosión de las demandas por Tierra Comunitaria de Origen (TCO). ............... 84 .Las comunidades originarias andinas toman la iniciativa para demandar TierrasComunitarias de Origen con apoyo de CENDA........................................................ 87
  4. 4. CAPÍTULO IVEl Etno-Desarrollo y el Buen Vivir................................................................................ 91 .La tercera vía, o ¿quién es el actor?......................................................................... 103BIBLIOGRAFÍA ..................................................................................................... 107Índice de GráficosGráfico 1. Expansión urbana de la ciudad de Cochabamba (años 1812 a 2004)... 11Gráfico 2. Huella ecológica mundial (años 2002 y 2007)......................................... 12Gráfico 3. Cantidad de tierra explotada per cápita en función del consumo total........................................................................................... 13Gráfico 4. Número de planetas Tierra requerido para satisfacer la demanda......... 14Gráfico 5. El empeoramiento de la situación en el año 2007................................... 14Gráfico 6. Cantidad de planetas Tierra necesarias para la actual expansión y desarrollo del capital................................................................................ 15Gráfico 7. Producción agrícola e insumo energético............................................... 16Gráfico 8: La economía de la empresa y la sociedad industrial............................... 19Gráfico 9. Mapa de emisiones de CO2 por país...................................................... 20Gráfico 10. Área de soya transgénica en el mundo. ................................................. 27 .Gráfico 11 Pisos vegetación en Raqaypampa.......................................................... 37Gráfico 12 Organización del espacio en Sanipaya.................................................. 52Índice de CuadrosCuadro 1. Consumo de energía per cápita.............................................................. 18 .Cuadro 2. El “land grab” (apoderamiento de tierras) de las multinacionales amparadas en el Banco Mundial.............................................................. 22Cuadro 3. Evaluación de alimentos y kilocalorías producidas por persona: 1986 y 2003 (expresado en arrobas y kilogramos).................................. 41Cuadro 4. Origen de los alimentos año 2006 en la región Calientes...................... 42 .Cuadro 5. Productividad del trabajo campesino medida en energía (Kcal/h) y su eficiencia........................................................................................... 45Cuadro 6. Población que se autoidentificó como indígena en el Censo 2001....... 67 .
  5. 5. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética INTRODUCCIÓNBolivia cambia de paisaje: Los Andes son un laboratorio donde unaalternativa de desarrollo civilizacional se juega su posibilidad.El presente documento se ha construido desde la base firme de laexperiencia de 25 años de CENDA1 en la búsqueda de dar apoyo aletnodesarrollo en las comunidades andinas, a partir de una visióncrítica del desarrollismo vigente. No nos reducimos aquí a analizar esaexperiencia. Nuestro trabajo se presenta a la luz de las bases empíricasy teóricas de muchas fuentes, examinadas escrupulosamente sobrelas que hemos llegado a plantear el concepto de etnodesarrollo comouna salida viable a la crisis, una crisis que afecta a la civilización misma.La experiencia se desarrolló principalmente en la región quechua 1de los valles interandinos y cordilleras de Cochabamba y se basa eninvestigaciones de larga duración llevadas a cabo en las provinciasde Mizque y Ayopaya. El trabajo de CENDA abarca otras regiones enel altiplano y el trópico y también de allí hemos recogido experiencia.El equipo editor ha consultado muchas fuentes para ubicar nuestraexperiencia en un contexto global.Pese a que el término ‘etnodesarrollo’ ha sido utilizado de manerasesgada, vale la pena mantenerlo como la señal de que buscamosuna forma de vida que desarrolle nuestras culturas en diálogo con lanaturaleza2. El etnodesarrollo, al contrario del modelo civilizatorio deOccidente, no consiste en imponer una forma de vivir y producir a nadie,sino el derecho de cada pueblo a establecer su propio modelo culturalde desarrollo. Desarrollo en este caso significa expandir posibilidades,ampliar potencialidades, madurar y vivir mejor y de forma cada vez másequilibrada, dentro de la sociedad, y entre la sociedad y la naturalezamisma.1 Centro de Comunicación y Desarrollo Andino2 El tema es abordado en mayor detalle en el capítulo IV
  6. 6. No se refiere a un desarrollo entendido como la creciente acumulación del capital y del consumo destruyendo la capacidad de vida en la Tierra. La situación crítica a la cual el modelo dominante de desarrollo ha llevado al planeta exige examinar esta alternativa que surge de la experiencia deEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética miles de comunidades andinas, a la luz de su vida cotidiana. Ellas viven, aún con problemas, en función de esas formas de vida, produciendo culturas diferentes, luchando por el derecho a la diferencia. Mostraremos cómo muchos problemas se derivan tanto de la adaptación a las exigencias de un sistema mercantil e industrial dominante, como de la misma forma como ese sistema pretende imponerles un modelo de desarrollo que las empobrece. Esta experiencia y el análisis de la problemática que la acompaña nos da claves para entender que sí, es posible un cambio civilizacional, un cambio de forma de vida para todos y no se trata sólo de alternativas exclusivas para Pueblos Indígenas y rurales, ya que la cuestión de la tierra no atañe sólo a los campesinos agricultores, pastoriles o agroforestales. Es un tema que pone en cuestión el crecimiento actual de las ciudades y la sostenibilidad de ese proceso. El slogan de “ciudades sostenibles” reconoce una situación aunque no la soluciona. Frente a la inviabilidad de hacer sostenible la continua expansión de la industrialización y la urbanización, hay una alternativa de vida, el etnodesarrollo, que se2 sostiene en base a movimientos sociales que se van generalizando. La Tierra El tema central del presente trabajo es la tierra. El Primer Capítulo trata el problema de la expansión de la sociedad urbana en el caso global y en Bolivia en particular, viendo cómo los cambios en la relación campo- ciudad afectan a una relación equilibrada y en retroalimentación entre un ambiente urbano exclusivamente humano y el resto de la naturaleza de la cual dependemos para la vida. En el mismo Capítulo Uno la problemática de la tierra nos lleva a encarar el tema de la energía. La tierra, bajo la energía que recibe del sol, produce la materia orgánica que se transforma en energía animal, incluyendo la humana. La palabra “cultura” se origina del proceso de trabajo, el uso de la energía humana –la relación específicamente humana con la naturaleza- del donde resulta la domesticación y producción de las plantas y animales que se transforman en nuestro alimento. Hay distintas formas cómo producir y usar esa energía para reproducirnos, eso es lo que constituye y hace
  7. 7. diferente nuestras culturas y civilizaciones. La misma palabra “cultura”remite a la idea de producir vida a partir de la tierra.Partiendo de los dos temas tierra y energía, encaramos con mayor detalle Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaen el Capítulo Dos el análisis de las formas culturales en las comunidadesrurales andinas con las cuales CENDA ha trabajado. En ese capítulodesarrollamos la problemática de la ecología política andina y cómoesa forma de relación con la naturaleza adquiere un carácter político,analizándolo desde tres facetas:a) la comunidad andina como forma de vida y sistema de bienestar alternativo (redes de parentesco) al desarrollo resultado de la existencia de un sujeto colectivo, con una autoridad patriarcal o matriarcal, como unidad de sentido en la que se socializan los individuos, contrastando con los sistemas de educación que postulan una autoridad abstracta basada en la comunidad imaginada de nación,b) la comunidad originaria como organizadora y normadora del acceso a los recursos, en particular la tierra y el agua, para la reproducción de las familias en el marco de una normativa común que incluye la dinámica festiva y ritual, 3c) la comunidad indígena3 como entidad político jurisdiccional, que deriva en la cuestión de los territorios indígenas. Este aspecto involucra necesariamente la dinámica de la relación entre comunidad y Estado, y comunidad y mercado.En estos tres aspectos se fundamenta el tema de la identidad indígenaoriginaria, el tema de la ubicación de la comunidad indígena en relaciónal Estado y la nación y la problemática del derecho individual y el derechocolectivo.Partiendo de esta visión compleja podremos comparar las formas deproducción de los pequeños productores organizados en comunidad–sus culturas- con la agroindustria y con el sistema de los cultivoscomerciales. Cada una de esas formas o culturas utiliza sus propiasformas de producir, sus tecnologías. En esas formas, en esas tecnologías,está el meollo de cada una de esas culturas: las tecnologías no son3 Indígena-originaria-andina: tres términos que se complementan desde la propia definición de los actores.
  8. 8. neutras sino que están definidas dentro de una cultura. La manera como la cultura en relación con la naturaleza utiliza diferentes tecnologías viene a determinar nuestras formas de vida. Mientras una forma apunta a la producción y reproducción de la vida, la otra apunta exclusivamenteEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética a la producción de ganancia. Allí donde predomina la producción de mercancías, el trabajo y la tierra se vuelven mercancías con el exclusivo fin de proveer ganancias al capital. La comparación de ambas culturas, que son a su vez modelos tecnológicos, requiere una mirada integrada donde lo ‘económico’ supone un cálculo no sólo de costos financieros y monetario, sino también de los costos energéticos, de sostenibilidad material y social (involucrando necesariamente la vida propia de la cultura, tanto material como inmaterial). En el Capítulo Tres analizamos experiencias concretas donde CENDA participó: el apoyo a las estrategias campesinas en Raqaypampa, la demanda de Tierra Comunitaria de Origen en Ayopaya y como parte del equipo técnico del conjunto de las organizaciones indígenas y originarias de Bolivia (conocido como “Pacto de Unidad”) que elaboró la propuesta que se presentó a la Asamblea Constituyente en 2006. En todo caso, la problemática particular dentro de las comunidades originarias andinas como también en las amazónicas no está aislada, tiene íntima relación con las políticas de Estado y son parte de un contexto global inestable,4 de ahí que los resultados nunca son los esperados: ya sea avanzan mucho más allá de lo esperado o por el contrario resultan en paradójicas contradicciones. El último Capítulo Cuatro lo dedicamos al análisis y perspectivas de la propuesta alternativa de etnodesarrollo tal como la entendemos en CENDA, en diálogo con algunas otras posiciones que participan en el debate sobre el “desarrollo”.
  9. 9. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética CAPÍTULO I La crisis ecológica y energética como crisis de la modernidad capitalistaEvo Morales, primer presidente indígena que ha asumido ese cargo enun país americano, ha permitido que Bolivia se haya hecho conocida anivel internacional4. Bolivia, un país del cual no se sabía mucho, con eldiscurso de defensa de la ‘Pachamama’ (la Madre Tierra) y la posicióndura asumida por el gobierno de Evo en las reuniones internacionalessobre el cambio climático, hizo que muchas miradas se dirigieran hacianuestro país tratando de entender qué es lo que está ocurriendo aquí.Después del fracaso de la Conferencia Internacional sobre el Cambio 5Climático en Copenhague -Dinamarca en diciembre 2009- el presidenteEvo Morales convocó a un encuentro de los pueblos que se realizó enabril de 20105. Allí se aprobó un ‘Acuerdo de los Pueblos’ frente al cambioclimático a partir de un discurso de respeto tanto los derechos de laNaturaleza como el derecho de los Pueblos a vivir bien, y no enfrentadosa ella. En dicho Acuerdo se denuncia el consumismo, la agroindustria y laindustria extractivista: “El agro-negocio a través de su modelo social, económico y cultural de producción capitalista globalizada y su lógica de producción de alimentos para el mercado y no para cumplir con el derecho a la alimentación, es una de las causas principales del cambio climático. Sus herramientas tecnológicas, comerciales y políticas no hacen más que profundizar la crisis climática e incrementar el hambre en el planeta… Al mismo tiempo denunciamos cómo este4 Evo Morales Ayma asumió su cargo el 22 de enero de 2006. Su segundo mandato se inició en enero de 2010.5 Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. 22 de Abril 2010, Tiquipaya, Bolivia.
  10. 10. modelo capitalista impone megaproyectos de infraestructura, invade territorios con proyectos extractivistas, privatiza y mercantiliza el agua y militariza los territorios expulsando a los Pueblos Indígenas y campesinos de sus territorios, impidiendo laEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética soberanía alimentaria y profundizando la crisis socioambiental”6. Sin embargo, en Bolivia sigue primando el desarrollo extractivista que favorece a los grandes capitales y afecta a territorios indígena originario campesinos. Entre otros, los pueblos afectados por el proyecto hidrometalúrgico de Corocoro, la empresa minera San Cristóbal, la exploración petrolera en el norte de La Paz, los proyectos de corredores bioceánicos que permitirán a Brasil acceder al Pacífico como parte de los megaproyectos del IIRSA7, la construcción por el Brasil de mega-represas sobre el Río Madeira en la frontera con Bolivia inundando las regiones donde habitan pueblos minoritarios del Amazonas entre otros, fueron los motivos para que los movimientos sociales planteen que su gobierno sea consecuente con su discurso de respeto a la madre tierra y anti- capitalista y lo lleve a la práctica. Para ello organizaron la Mesa Popular 18 que también fue una parte activa de la Conferencia y constituyó un espacio en el que los movimientos sociales debatieron y denunciaron que la situación de muchos Pueblos Indígenas en Bolivia sigue deteriorándose debido a que sigue aplicándose un modelo extractivista8. Naomi Klein,6 conocida escritora y ambientalista canadiense, presente en el encuentro, saludó el hecho de que los movimientos sociales hubieran abierto un espacio para la discusión crítica al interior del evento y lo celebró “porque es la crítica lo que permite hacer avanzar cualquier proceso de cambio como el que está ocurriendo en Bolivia”. Ilustrando el problema y las contradicciones existentes detrás de ese discurso que el gobierno de Bolivia considera como su propio programa, entre julio y septiembre de 2010 se han registrado quemas en millones de hectáreas de bosques y pastizales y áreas protegidas, especialmente en el oriente boliviano, en su frontera con Brasil9. A consecuencia de 6 http://cmpcc.org/category/grupos-de-trabajo/17-agricultura-y-soberania-alimentaria/ 7 Ver www.constituyentesoberana.org 8 “Derechos Colectivos y Derechos de la Madre Tierra. Declaración de la Mesa 18”. Tiqui- paya, 21 de abril 2010. CONAMAQ y otros firmantes. 9 “Información satelital ubicó 34.328 focos de calor que dañan 2.063.065 hectáreas, siendo el departamento de Santa Cruz el más afectado, con 18.217 focos de calor, seguido por Beni con 14.226 focos” http://latercera.com/noticia/mundo/2010/08/678-286106-9-
  11. 11. la política de impulso a la agricultura de exportación y a los cultivosdestinados a la producción de agrocombustibles, en 15 años ochomillones de hectáreas de bosque fueron desmontadas. Este período vamucho más atrás de la instalación del gobierno de Evo. Pero este mismo Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaaño 2010 en el cual se han perdido millones de hectáreas por desmontes,el gobierno coincidió con la asociación que representa a las empresasagroexportadoras y planteó que la frontera agrícola debe ampliarse conun millón de hectáreas más de cultivos comerciales10. El desmonte y laquema de bosques y pastizales ha hecho que Bolivia pase en pocosaños a ser un emisor importante de carbono atmosférico, en función decuánto se emite per cápita, llegando al puesto número 10 a nivel mundial. 7 Minera San Cristóbal opera en el sudoeste de Potosí.¿Cómo puede ser esta situación si el gobierno sostiene que defiende lacausa contra el calentamiento global y contra las emisiones de carbonoy que Bolivia entera se desarrolla dentro del modelo indígena de respetoa la madre Tierra? A diferencia de lo que ocurre a nivel global, dondela emisión de gases que provocan el calentamiento global se debe aluso de combustibles fósiles por la industria y el transporte, en el casode Bolivia en particular, el 94% de la contaminación atmosférica queproduce el país se debe a las quemas y a la desforestación provocadafundamentalmente por la agroindustria soyera en las tierras bajas oamazónicas. Es decir, lo que se contamina es básicamente por el humode los incendios forestales intencionalmente iniciados, en su mayor aumentan-incendios-forestales-en-amazonia-de-bolivia.shtml10 “Datos del director ejecutivo de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Clíver Rocha” http://www.granma.cubaweb.cu/2010/11/15/interna/artic19. html.
  12. 12. parte por agroindustriales brasileños que invaden ilegalmente o alquilan tierras en las zonas de frontera entre Bolivia y Brasil y destruyen la selva amazónica y toda la biodiversidad que contiene en cientos de miles de hectáreas cada año (CLAES, 2010:10-12; Urioste, 2010).Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética La expansión urbana y el avance de la mercantilización de la tierra En pocos años, el paisaje de Bolivia se ha transformado. Según el censo 2001, el 62.4% de la población reside en zonas urbanas11. Esto significa un crecimiento urbano del 50% en relación al censo de 1976, cuando el 58% de la población vivía en el campo (CID 1993). Las ciudades hacia los años 1970 aún eran espacios muy influidos por la vida rural en muchos sentidos, incluso en las regiones mineras del altiplano la influencia de la vida de la comunidad rural sobre la población urbana e industrial era muy fuerte. En ciudades como Cochabamba, la segunda ciudad por los años 70 en número de habitantes, el comercio, la organización social, las relaciones de trabajo, el lenguaje cotidiano estaban impregnadas por la influencia de la comunidad quechua, por una conexión muy estrecha con lo campesino, con la vida rural, con las comidas con gusto a campo. La estructura familiar misma recordaba muy fuertemente a la estructura de la familia extensa campesina de la comunidad rural. A partir de los años 80 la ciudad comienza a redefinirse bajo un modelo de desarrollo8 modernizante que intenta subordinar la cultura y la organización social del campo a la ciudad. Dos fenómenos se combinaron dando lugar al cambio en la dinámica poblacional rural-urbana en Bolivia y en el desarrollo de las ciudades. En primer lugar las medidas del ‘ajuste estructural’, aplicadas en Bolivia desde 1985. Estas medidas tenían tres objetivos básicos: redefinir las relaciones laborales, abrir la economía al comercio exterior y modificar el rol del Estado. Según los técnicos del neoliberalismo estos ajustes eran indispensables para terminar con la hiperinflación, superar la crisis económica e iniciar un ciclo de crecimiento y bienestar. Como resultado se abrieron las fronteras comerciales hacia el mercado mundial, se liquidaron las organizaciones obreras –especialmente las mineras– y se garantizó las inversiones de capital, las privatizaciones y al mismo tiempo se amplió el espacio del mercado negro, blanqueando el dinero del narcotráfico a través del Banco Central. 11 A fines censales se considera urbana toda población concentrada de más de 4000 habitantes.
  13. 13. En segundo lugar, la Gran Sequía de 1982-1983, consecuencia delfenómeno climático del Niño, actuó como catalizador de cambios en elescenario rural. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaUna de las consecuencias en el área rural de esa sequía fue laintroducción masiva de paquetes tecnológicos de la revolución verdea través de la cooperación internacional bilateral, en particular la ayudaoficial de los gobiernos de Holanda y Suiza, aprovechando el momentode sufrimiento que afectaba las familias campesinas. Con el argumentode “cooperación técnica”, se introdujeron masivamente paquetes desemillas, fertilizantes y pesticidas que hasta ese momento no habíantenido mayor éxito en las comunidades. El Banco Mundial promovió lamodernización rural a través del microcrédito y el microriego, y gobiernoscomo el alemán ataron sus créditos a la ejecución de obras de riego ya la aprobación de nueva legislación de aguas. Esta ingerencia políticadisfrazada como cooperación técnica fue diseñada bajo el controltécnico y político de los gobiernos acreedores, y lamentablemente lasONGs locales en su mayoría se prestaron muy gentilmente para facilitardichos propósitos. El resultado logrado fue la ampliación del mercadoy de la economía formal para beneficio de las instituciones financieras,menor autosuficiencia alimentaria de las familias productoras, mayordesnutrición infantil rural, mayor desarticulación de las comunidades y 9más empobrecimiento junto al impacto del suicidio femenino. Este es unfenómeno continuamente ignorado por los actores de la modernizacióny evidente no sólo en Bolivia, sino en China e India con muy elevadosíndices de suicidio femenino (Phillips, Yang et al. 2002), Regalsky 2004;2006).La introducción masiva de los paquetes contribuyó decisivamente a lareducción de la biodiversidad. La introducción de una cierta cantidadde semillas tuvo como resultado que la variedad de semillas se redujo,lo que a su vez disminuyó la seguridad alimentaria de las comunidades,además incrementó la desnutrición infantil por el empobrecimiento dela dieta local a la vez que promovió la dependencia del mercado dealimentos de baja calidad nutricional. También la fuerte afluencia dedinero para las ONGs que promovían el mencionado paquete se tradujoparadójicamente en una disminución de la seguridad alimentaria delas familias campesinas. Un estudio que realizó CENDA (Calvo et al,1994) al respecto encontró una mucho mayor resiliencia (capacidad desostenimiento y recuperación ante la crisis) en comunidades donde nohabía llegado la ‘ayuda’ de los paquetes tecnológicos. La “cooperación”,
  14. 14. además, no había llegado las comunidades que fueron las más afectadas por la sequía por no tener sistemas de riego, al estar situadas en las zonas más altas, donde están las fuentes y las divisorias de aguas, porque se destinaron a los “agricultores viables”, es decir, aquellos que producenEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética fundamentalmente para el mercado. Otro elemento, inesperado, que surge en este estudio, es que en aquellas comunidades beneficiadas por los proyectos de ayuda al desarrollo, y en particular en aquellos proyectos que implementan cambios radicales en las estrategias campesinas con grandes sistemas nuevos de riego, se desatan repentinas epidemias del suicidio femenino. Si bien se requiere mayor investigación al respecto, este es un fenómeno que no es aislado, que se repite en otros países donde los campesinos son afectados por la modernización agrícola que destruye el tejido social de las comunidades (Shiva 1991). Una de las consecuencias de la incidencia de la “cooperación técnica” sumada al impacto de la sequía y al ajuste estructural neoliberal en esos años, fue el crecimiento de las ciudades por la salida de jóvenes migrantes del campo. Una meta explícita en la “Estrategia de transformación productiva del Agro” elaborada por los gobiernos neoliberales en 1996 (Gobierno 1996). A su vez, el ajuste estructural contrajo el mercado interno, redujo la10 capacidad de compra de la población más humilde de las ciudades, forzando la caída de los precios agrícolas a la vez que aumentaban los costos del transporte y los insumos de producción. El crecimiento de las ciudades fomentado por estas políticas de “desarrollo” se suma a medidas como la “relocalización” de los trabajadores mineros y la privatización de las empresas estatales, todo ello en conjunto apuntó a crear un ejército de desocupados que permita abaratar la mano de obra y “generar condiciones competitivas para la industria de exportación boliviana” (Bolivia, 1996). En la región altiplánica donde más se habían sentido los efectos provocados por la corriente del Niño, la población rural disminuye y se da un masivo movimiento de población a los alrededores de la ciudad de La Paz, donde de hecho se funda una nueva ciudad que toma el nombre del lugar: “El Alto” de La Paz. Esta nueva ciudad rápidamente se transforma en la tercera del país en número de habitantes. A partir de 1986 esa ciudad también recibió a los mineros despedidos (conocidos por el eufemismo de ‘los relocalizados’) de las minas por la política de privatizaciones, así que a un comienzo esa población mayormente incorporada a la economía informal urbana adquirió el aspecto de una ciudad dormitorio.
  15. 15. Lo llamativo en este caso es que la ciudad de El Alto constituía en eseentonces la jurisdicción de una Federación Campesina denominada laFederación Única de Trabajadores Campesinos del Radio Urbano de LaPaz. La ciudad no sólo alberga a gente proveniente de las comunidades Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticacampesinas, sino también a gran número de gente proveniente de lasminas. El crecimiento de las ciudades en el marco de políticas paragenerar un mercado de fuerza de trabajo barata tiende a cambiar unpaisaje que había estado dominado por lo rural.Junto al desplazamiento rural-urbano, el ajuste estructural provocótambién movimientos de población rural-rural, de las zonas altas altrópico, movimiento entonces conocido como “colonización” interna.Campesinos y mineros se trasladan a la región tropical del Chapare(productora de coca en el departamento de Cochabamba) y a la regiónde llanos en Santa Cruz. Las formas de producción agrícola naturalmentese transformaban radicalmente con el cambio de ecología. En SantaCruz muchos de los campesinos indígenas desplazados de las tierrasaltas por la sequía quedan sujetos a la explotación de los latifundistasque arriendan pedazos de tierra a los recién llegados o les enganchan enla cosecha de las plantaciones agroindustriales. Gráfico 1. Expansión urbana de la ciudad de Cochabamba 11 (años 1812 a 2004)
  16. 16. Todas estas transformaciones en la relación rural urbana tienen que ver con la dinámica general del modelo global dominante de desarrollo que establece un predominio y expansión urbana sin precedentes a la cual lo rural parece quedar completamente subordinado. Sin embargo elEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética resultado de este modelo tiene consecuencias que afectan su propia sostenibilidad y las condiciones de reproducción de la humanidad entera como vemos a continuación. Además de la propia crisis del modelo, aparece un nuevo elemento que lo pone en cuestión: el surgimiento de los movimientos indígenas en escala continental. La (in)sostenibilidad del modelo actual de depredación de los recursos Gráfico 2. Huella ecológica mundial (años 2002 y 2007) Huella ecológica mundial 1961–99 14 Tierra urbanizada 12 Billón de Hectáreas Globales 10 8 Energía12 6 Territorio de Pesca Bosques 4 Pastoreo 2 Tierra de Cultivo 0 1960 1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Años Fuente WWF2002 El gráfico 2 nos muestra cómo la expansión del consumo de energía tiene un ritmo insostenible, porque obliga a explotar mayor cantidad de hectáreas de las que pueden utilizarse de forma sostenible en el planeta.
  17. 17. Gráfico 3: Cantidad de tierra explotada per cápita en función del consumo total HECTÁREAS REQUERIDAS POR PERSONA SEGÚN PAÍS Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética 0 2 4 6 8 10 Estados Unidos Países de alto consumo Países de consumo medio China Países de bajo consumo Tierra requerida para satisfacer los requerimientos de cada país por habitante Fuente: Living Planeta, WWF 2002El gráfico 3 nos muestra que las poblaciones de países con alto consumoenergético y de materias primas (a las cuales se pone como ejemplo delas virtudes del actual modelo de desarrollo), al año 2000 requerían una 13superficie de más de 6 hectáreas productivas (Europa) y 10 hectáreas(Estados Unidos) por cada habitante, para mantener el nivel de consumoy producción industrial de ese año. Como muestra la parte superior delgráfico, la superficie requerida por habitante está compuesta por el áreaagrícola, la superficie destinada al pastoreo de animales para consumohumano, los recursos forestales, la extracción y producción de energíay minerales y, finalmente, el área urbanizada. Al utilizar la medida “porhabitante” no quiere decir que cada habitante utiliza esa cantidad, sinoque el país, mejor aún, el sistema productivo y de consumo de esepaís requiere de esa cantidad de hectáreas por habitante, lo que debemultiplicarse por el número de habitantes del país para sacar una imagenreal.
  18. 18. Gráfico 4: Número de planetas Tierra requerido para satisfacer la demanda de la población. Situación en el año 2000 Huella ecológica mundial, 1961–99 1.4Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética 1.2 1.0 Número de planetas 0.8 0.6 0.4 0.2 0 1960 1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Años Fuente: Living Planet WWF 200214 Gráfico 5: El empeoramiento de la situación en el año 2007 Carbono Pastoreo Def0restación Pesca 2.0 Tierra de cultivo Tierra urbanizada Número de Planetas Tierra 1.5 Biocapacidad mundial 1.0 0.5 0.0 1961 1971 1981 1991 2001 2007 Año
  19. 19. Ya en el año 2000, según WWF, la superficie requerida por la poblaciónmundial para satisfacer la demanda excedía la superficie disponibleen un 20%. En sólo 7 años, para el 2007, la superficie exigida por estasobre-demanda excede la capacidad del planeta en 50%. ¿Qué significa Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaesto? Que el planeta necesitaría un año y medio para reponer la materiaorgánica e inorgánica que la humanidad, o mejor dicho, que la civilizaciónoccidental consume en un año. Esto es antes de tomar en cuentaproblemas como la basura nuclear, los desechos de metales pesadosy otros. Otro cálculo establece que si toda la humanidad estuvieraincorporada en un nivel de producción y consumo equivalente al modeloindustrial del norte, se necesitarían más de 3 planetas Tierra, o sea, unabsurdo (Hawken, 1993).Gráfico 6 : Cantidad de planetas Tierra necesarias para la actual expansión y desarrollo del capital 15Fuente: Hawken, 1993¿En qué se traduce esta sobreexplotación de los recursos? En querápidamente están desapareciendo las diferentes formas de vida sobredel planeta: desde 1970 las especies marinas en los mares tropicales sehan reducido en un 60% y las especies terrestres en la región del trópicocasi un 50% (WWF 2010:14).Mientras tanto en los países denominados de ‘bajos ingresos’, es decirde bajo consumo energético y de materias primas, el requerimiento esde menos de una hectárea por habitante del país. Reiterando un datomencionado más arriba: disponiendo de 0,2 a 0,3 de hectárea agrícolapor habitante rural en los Andes bolivianos (un promedio de 1,5 Ha porunidad familiar campesina) las familias campesinas aún tienen capacidadpara producir excedentes para alimentar una buena parte de la poblacióntrabajadora de las ciudades. Es necesario tomar en cuenta que cercaa la mitad de la superficie sembrada en Bolivia se destina a alimentarlos países de alto consumo energético, proveyéndoles torta de soya
  20. 20. para ganado y otros usos, inclusive los biocombustibles a partir de la producción de soya y caña de azúcar. Esto significa que más de la mitad de la superficie que se siembra en Bolivia es para beneficio y uso por parte del sistema de producción y consumo de los países a los cuales seEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética exporta y no para consumo o uso nacional. Gráfico 7 : Producción agrícola e insumo energético Rendimiento medio de los cultivos más importantes en Kg. por hectárea 10.000 Gran Bretaña Japón Europa EE.UU. Iberoamérica Israel Oceanía 1.000 África India 0,01 0,1 1,0 10 Energía suministrada en forma de laboreo por hombres,16 por animales y por tractores, en C.V. por hectárea Fuente: Tomado de Odum, 1972 Esa energía y volumen de insumos que se requiere en la producción de los países altamente industrializados produce los grandes desequilibrios que son resultado de la irracionalidad de este sistema: ¡se utiliza mucha más energía en producir alimentos que la que se obtiene luego de esos alimentos una vez cosechados! El gráfico anterior nos indica la situación a principios de los años 1970, poco después del inicio de la revolución verde. Según el autor Odum, estos datos muestran que para duplicar la producción agrícola (un aumento de 100%), se requeriría un aumento de tres veces y en algunos casos hasta 10 veces en el insumo energético, medido en CV (caballos vapor). En estudios más recientes, se indica que el consumo de pesticidas en USA se ha multiplicado por 33 en los últimos veinte años y que especialmente en el cultivo del maíz, en particular desde la introducción del maíz transgénico se han multiplicado más de mil veces! Los cultivos se hacen más susceptibles a las plagas y enfermedades y
  21. 21. se ha perdido un tercio del total de los suelos agrícolas y forestales enlos últimos cuarenta años, desde la fecha en que se ha publicado el librode Odum. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaLas diferencias se han agudizado aún más en los últimos años a partirde la introducción de los transgénicos. La situación que se retrata enel gráfico no toma en cuenta la incidencia del transporte, que se haincrementado geométricamente en la agricultura de los países delcapitalismo desarrollado a medida que avanzaba la globalización haciael cambio de siglo.La evolución de los rendimientos agrícolas en función de la utilizaciónde grandes cantidades de insumos químicos y de energía fósil, ademásde maquinaria, hace que algunos autores planteen que la agriculturamoderna significa una gran mejoría de la productividad general de lasociedad. Autores como Giampietro y Pimentel (1994) explican que ungranjero en USA tiene la capacidad de hacer producir cien veces másproducto por hora que lo que produce un agricultor chino. Sin embargo,reconoce que por cada kilocaloría que produce en forma de alimento,tiene que utilizar 10 veces más kilocalorías en forma de insumo químico,combustible, maquinaria, etc., lo cual implica un gran desequilibrio quesólo es posible mantener a lo largo del tiempo mientras el gobierno 17subsidia la producción de petróleo y otorga enormes subsidios a susagricultores. Los autores sostienen que en USA, la alta productividadpermite producir en 20 minutos las kilocalorías necesarias para la dietaalimentaria de una persona en un día, mientras que en países de bajatecnología es necesario trabajar 4 horas para producir esa cantidad dekilocalorías (se refiere al valor de 1500 kcalorias por dia por persona).Los autores no mencionan la fuente ni la forma en que han obtenidoesos datos. En nuestro caso, la investigación de terreno que CENDAha realizado en comunidades campesinas muestra que la labor de 30minutos de trabajo permitió producir las kilocalorías necesarias para ladieta diaria, sin haber utilizado apenas energía exo-somática, es decir,utilizando básicamente la energía humana y animal para la producción. Porlo tanto la argumentación de dichos autores pierde validez: la agriculturacampesina en Bolivia tiene una racionalidad mucho mayor en relaciónal uso de energía. Ciertamente la agricultura industrial es fundamentalpara mantener un sistema de alta productividad industrial con poblaciónconcentrada en las ciudades, como resultado del desarrollo de lacivilización occidental capitalista.
  22. 22. El gran consumo de energía subsidiada para mantener en funcionamiento dicho sistema de producción de alta productividad deriva un sistema productivo completamente ineficiente como muestra la comparación entre el consumo en USA y otros países y regiones:Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética Cuadro 1. Consumo de energía per cápita 19971 kgoe* Países (kg equivalente 20072 kgoe petróleo) USA 8.076 7.759 Países alto consumo energía 5.369 4.600 Países bajo consumo energía 563 299 China 907 1.484 Bolivia 548 579 Promedio mundo 1.692 1.819 * 1 kgoe (kg equivalente de petróleo) = 11, 62 kwh (datos del Banco Mundial) 1 Banco Mundial,2000 2 //data.worldbank.org/indicator/EG.USE.PCAP.KG.OE18 El anterior cuadro muestra el consumo de cada país por persona, lo cual ciertamente no da una idea del consumo total: USA ha requerido 2.281.414.000 toe (toneladas equivalentes de petróleo) en el año 2001, lo cual es el 23% del total de energía producida ese año en todo el mundo. En comparación, Bolivia ha utilizado 4.271.000 toe, lo cual equivale solo al 0,0004% del total mundial, mientras que China ha aumentado 63% su consumo de energía en 10 años y en 2001 utilizó 1.139.369.000 toe, lo cual equivale al 11,3% del total mundial12. Una publicación de la Academia de Ingeniería de USA reconoce que la industria norteamericana hace un uso completamente ineficiente de la energía, en comparación con países industrializados europeos. La situación está ejemplificada por la forma como la energía producida en una central termoeléctrica es disipada antes de resultar en el uso final, del 100% producido sólo se utiliza el 0,8% el resto se disipa en la atmósfera, el agua y la tierra como contaminación, tal como se grafica a continuación (Lave 2009). 12 http://earthtrends.wri.org/pdf_library/data_tables/ene1_2005.pdf
  23. 23. Gráfico 8: La economía de la empresa y la sociedad industrial Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaEste retrato de la grave ineficiencia del sistema industrial reflejael funcionamiento de la economía y la actual sociedad industrialdesequilibrado e irracional. La irracionalidad no se refiere a losproblemas tecnológicos, puesto que éstos podrían resolverse sino fuera 19porque los empresarios, ya sea industriales, comerciales o financierosse mueven exclusivamente en función del lucro y ello deriva finalmenteen la destrucción de las bases de existencia de las humanidad misma.Este esquema ineficiente se refleja en las emisiones de carbono a nivelmundial que han producido ya un aumento de temperatura y cambiosclimáticos en todo el planeta. En el año 2000 las emisiones de carbonollegaron a nivel mundial a casi 23 billones de toneladas. El 28% fueronemitidos por los EEUU; 0.09% de las emisiones viene de los territoriosen África Central. Son las cifras de los dos extremos que muestran ladiferencia en el estilo de vida y la producción y consumo de energía.En el año 2000, 66 países en el mundo emitían menos de una toneladapor persona, en cambio en el Norte los 21 países más contaminantesemitieron más de 10 toneladas por persona.El mapa abajo muestra el mundo dibujado mostrando la proporción enque cada país emite carbono (CO2), en el año 2000.
  24. 24. Gráfico 9: Mapa de emisiones de CO2 por paísEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética Fuente: worldmapper13 Las formas contemporáneas de consumo van acompañadas de una mayor pérdida de energía y contaminación extraordinaria del planeta por el acortamiento del ciclo de utilidad de los productos, con mayor incidencia del transporte y del material utilizado para empaquetar los20 productos. La tierra como mercancía con fines de especulación y ganancia A esto se refiere especialmente el Reporte de NNUU sobre el Derecho a Alimentación del 21 de octubre de 2010: “En el informe se sostiene que, si bien la seguridad de la tenencia es sin duda crucial, la adjudicación de títulos individuales y la creación de un mercado de derechos a la tierra tal vez no sean el medio más adecuado para lograrla. En cambio, se señala que el fortalecimiento de los sistemas consuetudinarios de tenencia de la tierra y el refuerzo de las leyes de tenencia podrían mejorar significativamente la protección de los usuarios de tierras. Aprovechando la experiencia adquirida después de decenios de reformas agrarias, el informe hace hincapié en la importancia de la redistribución de la tierra para la realización del derecho a la 13 http://www.worldmapper.org/display.php?selected=295
  25. 25. alimentación. También sostiene que se debe dar prioridad a modelos de desarrollo que no conduzcan a desalojos, a cambios perturbadores de los derechos a la tierra ni a una mayor concentración de tierras.”14 Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaLa industria financiera actúa como actor corporativo orientado a “invertiren agricultura”; el objetivo es la tierra misma, cuyo valor especulativoesperan que suba. Los nuevos propietarios agrícolas que emergen hoyson gestores de fondos de capital privados, operadores de fondosespecializados en seguros y fondos de pensiones.En Latinoamérica (para tomar un ejemplo) CRESUD, empresaespecializada en comprar y vender propiedades agrícolas, controlaunas 400 mil hectáreas en Argentina, con un valor aproximado de 350millones de dólares y, unas 88 mil cabezas de ganado, lo que lo convierteen uno de los mayores propietarios agrícolas de ese país. En Brasil,BrasilAgro es dueño de casi el 15% de la tierra cultivable. Esta firma estáestudiando invertir en tierras agrícolas en Paraguay, Bolivia y Uruguay. En2008, CRESUD adquirió 76.000 hectáreas en Bolivia por un valor de 17.5millones de dólares.Si bien el fenómeno de la acumulación de tierras no es nuevo y en cada 21crisis alimentaria hubo especulación con los alimentos por parte de losgrandes latifundistas y los grandes propietarios usaron la tierra confines de especulación financiera, hoy este es un fenómeno de carácterglobalizado, donde son las multinacionales y no las oligarquías localeslas que manejan la tierra con fines especulativos en muchos países a lavez. A esto se la ha llamado el “land grab” y está avalado por el BancoMundial. El cuadro 2 solamente muestra los datos oficiales del BancoMundial acerca de la cantidad de tierras que las grandes multinacionalesestán comprando para fines especulativos, para producción de energía,etc. Desplazan a los agricultores y a la agricultura de pan comer, parapromover una agroindustria enteramente supeditada al mercado mundialy a las necesidades de ganancia del capital financiero.14 http://www.srfood.org/images/stories/pdf/officialreports/20101021_access-to- land-report_es.pdf
  26. 26. Cuadro 2. El “land grab” (apoderamiento de tierras) de las multinacionales amparadas en el Banco Mundial Principales países involucradosEtnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energética Los 3 principales países por región; millones de Ha en manos Origen de la de multinacionales inversión África América Latina Asia-Pacífico País Total País Total País Total País Total Sudán 6.4 Brasil 3.6 Indonesia 3.6 China 10.5 Reino Ghana 4.1 Argentina 2.6 Filipinas 3.1 10.5 Unido Arabia Madagascar 4.1 Paraguay 0.8 Australia 2.8 9.8 Saudi Tomado de Grain (sept 2010) su fuente: Klaus Deininger, Banco Mundial, “Large scale land acquisition: What is happening and what we can do?, presentación en el evento del día de la tierra, de la que fue anfitrión la Plataforma Mundial de Donantes en desarrollo Rural y FAO/SDC/IFAD/ el 24 de enero de 2010 http://www.donorplatform.org/content/view/332/210 acceso 9 octubre 2010 En Bolivia no sólo hay grandes compañías internacionales apoderándose de tierras productivas cuando hay un número creciente de campesinos22 sin tierra o con tierra muy escasa, sino que hay una evidente expansión de Brasil para controlar las tierras del Oriente Boliviano. La Fundación Tierra ha denunciado que empresarios ganaderos y soyeros del Brasil han adquirido ilegalmente más de 700.000 hectáreas en zonas de frontera donde les está prohibido tener tierras (Urioste, 2010). Con datos de las entidades empresariales del oriente boliviano, Urioste afirma que los brasileros controlan el 40% del negocio soyero; los menonitas manejan el 20,2% y los productores nacionales simplemente el 28%. El investigador brasileño Mathias Luce afirma que 100 familias de grandes terratenientes brasileños controlan 32 % de la producción boliviana de soya y 35 % de las exportaciones del mismo producto (La Razón 15/11/10). Prudencio (2011) denuncia la extranjerización del control sobre la tierra. Bolivia tiene una extensión de 109,8 millones de Ha de las cuales sólo 2% tiene aptitud agrícola y la mayor parte es de vocación forestal. De la superficie total del país, 17,9 millones corresponden al altiplano (más de 3000 metros de altitud), 23,6 millones a los valles (entre 1500 y 3000m) y 68,2 millones a los llanos o tierras bajas del trópico y subtrópico por debajo de los 1500 m de altitud. La superficie con aptitud agrícola se
  27. 27. calculaba en sólo 2,5 millones de hectáreas. El hecho de que actualmentese estaría alcanzando los 3,7 millones de hectáreas cultivadas significaque los soyeros están destruyendo el bosque amazónico a un ritmoacelerado. Etnodesarrollo, tierra y vida: Una alternativa a la crisis alimentaria y energéticaLas comunidades andinas, que incluyen más de 3.4 millones de habitantes(INE proyectado al 2008) disponen de un millón y medio de hectáreasde vocación agrícola (Balderrama 2007). Sin embargo, disponiendomenos de un tercio de hectárea por habitante, las aproximadamente500.000 familias de esas comunidades que controlan simplementeel 7% de las tierras dotadas por la Reforma Agraria15 abastecen conproductos básicos a las ciudades utilizando las tierras de alta montaña,en condiciones climáticas extremas y suelos con fuerte pendiente y debaja fertilidad; la producción campesina representa un 40% del valortotal de la producción agropecuaria del país (Ormachea 2009: 67).Para ello cuentan con tecnologías propias, locales, de alta complejidade intensivas en mano de obra. Aunque las comunidades campesinasandinas no llegan ni al 3% del nivel de consumo y uso de energía quehay en EEUU, también están siendo afectadas por la urbanización y porel cambio de paisaje.Mientras se expande la frontera agrícola de la producción agroindustrial 23en función del mercado mundial, muchos campesinos parecen ahorapreferir cultivar las tierras que están más cerca de los caminos enforma de monocultivo para los mercados locales cuando también losprecios de los alimentos suben por efecto de la crisis global, aunque elcomportamiento de los precios se hace impredecible a corto plazo y esla causa de muchos desequilibrios en el nivel comunal. Estos cambiosempiezan a tener fuertes impactos en el sistema comunal de producciónandino, es decir en la cultura de las comunidades.Hacia el este del país, en los llanos amazónicos donde hacia los años1970’s sólo había una población rural de menos de medio millónde habitantes, se ha producido una concentración de la tierra enpocas manos. Entre la reforma agraria de 1953 y fines de los 1970’s,cuatrocientas familias se adueñaron de más de 27 millones de hectáreasa través de títulos ilegalmente otorgados por gobiernos militares que deesa manera llevaron adelante una contra-reforma agraria (Balderrama etal. 2007)15 Iriarte 2004: 360

×