Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

02 brujula ruta

628 views

Published on

brujula

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

02 brujula ruta

  1. 1. Fijar  un  destino  con  la  brújula       A  continuación  vamos  a  ver  los  pasos  para  dirigirnos  en  línea  recta  desde  el  punto   en   el   que   nos   encontremos   (el   cual   tenemos   claramente   identificado)   hacia   un   destino  concreto.       Para  ello  vamos  a  utilizar  un  ejemplo.  En  este  caso,  nos  encontramos  en  el  Puente   del  Descalzo  y  queremos  dirigirnos  a  la  Presa  del  Tirón  de  la  Raíz.         1er   paso:   unir   ambos   puntos   con   uno   de   los   bordes   laterales   de   la   brújula   asegurándonos  de  que  la  flecha  de  dirección  apunta  al  lugar  de  destino:           2º   paso:   Girar   el   limbo   hasta   que   la   N   roja   apunte   hacia   el   norte   del   mapa.   Asimismo,  las  líneas  Norte-­‐Sur  que  se  encuentran  dentro  del  limbo  quedarán  en   paralelo  a  los  meridianos  del  mapa.  Las  líneas  azules  verticales  relacionadas  con   las  coordenadas  UTM  serán  de  gran  ayuda  para  colocar  paralelas  las  líneas  Norte-­‐ Sur.                  
  2. 2.         3er  paso:  Girar  el  conjunto  (brújula  sobre  el  mapa,  sin  moverse)  hasta  que  la  punta   roja   de   la   flecha   apunte   hacia   la   “N”   del   limbo.   Entonces,   la   flecha   de   dirección   señalará   con   exactitud   al   punto   de   destino,   indicándonos   además   el   rumbo   en   grados.          
  3. 3. Nota:   Avanzar   en   línea   recta   atravesando   una   zona   de   vegetación   sin   que   haya   otras   referencias   destacadas   es   ciertamente   complicado   por   la   desviación   del   punto  de  destino  que  puede  producirse.  Hecho  que  se  agrava  cuanto  mayor  sea  la   distancia,  evidentemente.  La  estrategia  que  ha  de  seguirse  es,  en  el  momento  de   identificar  el  rumbo,  anotar  o  recordar  los  grados  o  no  mover  el  limbo  de  la  brújula   (para  mantener  esos  grados).  En  la  dirección  que  nos  indique,  avistar  un  punto  de   referencia  (un  árbol,  por  ejemplo)  y  dirigirnos  a  este.  Repetir  el  procedimiento  con   el  rumbo  inicialmente  identificado  hasta  alcanzar  el  destino.    

×