Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El Sudario De TuríN

3,807 views

Published on

Published in: Education, Travel
  • Be the first to comment

El Sudario De TuríN

  1. 1. EL SUDARIO DE TURÍN Investigación sobre la autenticidad de la síndone
  2. 3. CARACTERÍSTICAS <ul><li>El sudario mide 4,37 m de largo por 1,11 m de ancho. </li></ul><ul><li>Hecho de un tejido característico de la época y el país de Jesús. </li></ul>
  3. 4. 4,37 m 1,11 m
  4. 5. ORIGEN <ul><li>Cuando Jesús fue bajado de la cruz, fue envuelto en una sábana de lino y enterrado en un sepulcro nuevo que se encontraba cerca del calvario. </li></ul><ul><li>Este lienzo fue encontrado después en la tumba vacía. Lógicamente fue guardado como una reliquia por los primeros cristianos y pasó de generación en generación. </li></ul><ul><li>Después de esto se perdió, ya que desde los evangelios no se encuentra registro de esta tela hasta el siglo III. </li></ul>
  5. 6. SU TRAYECTORIA <ul><li>Después de su estancia en Palestina, se supone llegó a Edessa, luego a Constantinopla y a Francia, por último fue llevada a Turín por uno de los reyes italianos y donada al Papa. </li></ul><ul><li>Todo esto queda confirmado ya que la palinología ha encontrado pigmentos de especies de varias plantas pertenecientes a Palestina, Turquía, Francia e Italia. Incluso especies ya extintas, además de residuos de carbonato de calcio, sustancia encontrada en las tumbas de Jerusalén. </li></ul>
  6. 7. SU TRAYECTORIA <ul><li>Existen numerosos informes, de origen desconocido y previos al siglo XIV, sobre lugares en donde se veneró la mortaja de Jesús o una imagen de su cabeza. </li></ul><ul><li>Esta imagen del siglo X muestra a Abgaro de Edessa exhibiendo la imagen de Edessa. La pieza que aquí se muestra es poco habitual en ilustraciones de la imagen, lo que lleva a pensar que el artista tuvo que haber visto la Sábana. </li></ul>
  7. 9. SU TRAYECTORIA <ul><li>Se cuenta que la Imagen de Edessa (también llamada Mandylion) contenía la imagen del rostro de Cristo, y existen noticias fiables de su existencia desde el siglo VI. Algunos ven una correlación entre el Sudario de Turín y la Imagen de Edesa. </li></ul>
  8. 10. SU TRAYECTORIA <ul><li>Con motivo del traslado de la sábana a Constantinopla en 944, Gregorio Refendario, dio un sermón sobre el artefacto. Dicho sermón se perdió, pero volvió a aparecer en los archivos del Vaticano. </li></ul><ul><li>El sermón informa de que la tela de Edesa no contenía sólo la cara, sino una imagen de cuerpo entero, que se atribuía a Jesús. También menciona manchas de sangre de una herida en el costado: «[Non tantum] faciei figuram sed totius corporis figuram cernere poteris» (‘No sólo puede verse el contorno de una cara, sino también la figura completa de un cuerpo’). Cf. Códice Vossianus Latinus Q69 y Códice de la Biblioteca Vaticana 5696, p. 35. </li></ul>
  9. 11. SU TRAYECTORIA <ul><li>Salvo que se trate del Sudario de Turín, ya que la imagen de Edesa también se le conocía como Tetradiplon que significa en griego doblado cuatro veces , la Imagen de Edesa se halla en paradero desconocido desde el siglo XIII . </li></ul><ul><li>De todo esto podemos concluir que con gran probabilidad, el sudario de Turín y la sábana de Edessa son el mismo lienzo. </li></ul>
  10. 13. HISTORIA <ul><li>En 1532, el sudario resultó dañado en un incendio en la capilla donde se guardaba. Una gota de plata fundida del relicario le dejó una marca dispuesta simétricamente entre las diversas capas de la tela doblada. </li></ul><ul><li>Las monjas clarisas trataron de reparar el daño con parches. Se ha sugerido que también hubo daños causados por el agua usada para apagar el fuego. El sudario volvió de nuevo a su actual residencia en Turín en 1578. </li></ul>
  11. 15. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>El primer descubrimiento cabe atribuirlo, sin duda, al abogado italiano Secondo Pía. Su contribución fue muy simple desde el punto de vista material, pero resultó revolucionaria. Pía se limitó a realizar, en 1898, la primera fotografía de la Síndone. </li></ul><ul><li>Al examinar la placa que contenía el negativo fotográfico quedó desconcertado: La inversión del claroscuro, que ordinariamente se produce en la placa fotográfica, servía en este caso para mostrar el verdadero carácter de la figura (que aparecía extraña y borrosa cuando se contemplaba la Sábana al natural). Para que pudiera verse la imagen que aparecía en la placa que sostenía en las manos era necesario que en la tela se hubiera &quot;estampado&quot; la figura del crucificado con el claroscuro al reves, pues en el negativo fotográfico aparecía el positivo óptico de la impronta. </li></ul>
  12. 17. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>Este fenómeno se da siempre que se fotografía la Síndone, y parece innecesario recalcar que no existe antecedente alguno comparable con este caso. No se conoce en la Historia de la iconografía, anterior al siglo veinte, de ningún artista que realizara su obra invirtiendo el claroscuro. El propio sentido de la negatividad de una imagen es contemporáneo a la aparición de la fotografia (e inconcebible para un artista medieval). </li></ul><ul><li>¿Qué sentido tendría en el siglo XIII realizar algo así, teniendo en cuenta que los contemporáneos no lo entenderían? ¿Quién sería capaz de hacer algo semejante, dado el ínfimo desarrollo del realismo anatómico en la iconografía medieval? </li></ul>
  13. 18. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>En París, Yves Delage, eminente médico de fama internacional, estuvo estudiando el negativo de la Sábana Santa. Trabajaba con ayuda de una lupa y con un microscopio. </li></ul><ul><li>Después de año y medio, había avanzado mucho y el doctor Delage pudo dar una conferencia, el 2 de abril de 1902 en la Academia de Ciencias. </li></ul><ul><li>Delage era un ateo notorio y declarado. Su conferencia había atraído a numerosos ateos y anti-religiosos que esperaban que Delage desbaratara esta “nueva superchería”. </li></ul>
  14. 19. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>La sala estaba abarrotada de público. Delage habló un rato, explicando que el Hombre de la Sábana había sido crucificado, azotado, coronado de espinas, clavado de manos y pies y herido en su costado. La sangre era real, las heridas también lo eran. La sala guardaba un silencio expectante, cuando Delage dijo: “El hombre de la síndone es Cristo”. </li></ul><ul><li>&quot;...Se ha hecho innecesariamente una cuestión religiosa de un tema que, de por sí, es meramente científico, con el resultado de que las pasiones se han avivado y la razón ha sido desviada. Si se hubiera tratado de Sargón, de Aquiles, o de un Faraón, a nadie se le habría ocurrido poner objeciones... Al hablar de este tema he sido fiel al verdadero espíritu científico, buscando tan sólo la verdad, sin preocuparme lo más mínimo si con eso podía perjudicar los intereses de alguna ideología... Yo reconozco a Cristo como personaje histórico y no entiendo por qué hay personas que consideran escandaloso el hecho de que sigan existiendo huellas materiales de su vida...” </li></ul>
  15. 20. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>Un resumen somerísimo de las contundentes aseveraciones de todos ellos, partiría de considerar que las heridas son anatómicamente perfectas, pero más importante sería constatar que contienen una gran cantidad de detalles desconocidos en la Edad Media, por ejemplo el halo de suero alrededor de las manchas de sangre -no visible a simple vista- salpicaduras y sinuosidades de los regueros sanguíneos, el hinchazón del abdomen -típico de la asfixia- etc... </li></ul>
  16. 21. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>Algunos aspectos de la imagen describen al ajusticiado con peculiaridades en clara contradicción con las representaciones de Cristo corrientes en la Edad Media. </li></ul><ul><li>La ciencia moderna reconoce hoy que tales características son un signo de autenticidad porque muestran detalles -en los que no había reparado nadie- perfectamente ajustados a la realidad de la muerte del Crucificado (corona de espinas en forma de casco, clavos de las manos en el carpo - único punto en el que se podría sostener el crucificado en la cruz- y no en las palmas, lanzada en el costado derecho y no en el izquierdo...). </li></ul><ul><li>Hechos como el de representar a Cristo completamente desnudo incluso hubiera supuesto un escándalo. Son muchas las lesiones que aparecen reflejadas con plena exactitud… </li></ul>
  17. 22. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>El cartílago de la nariz aparece roto y desviado a la derecha. Podría deberse a una caída, pues se han encontrado restos microscópicos de tierra de las mismas características físicas que la de Jerusalén en este lugar, en la rodilla izquierda y las plantas de los pies. </li></ul><ul><li>Bajo la región cigomática o malar derecha aparece una gran contusión. Los especialistas lo consideran el efecto que produciría un bastonazo propinado por un palo corto y redondo de 4-5 centímetros de diámetro. </li></ul>
  18. 24. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>El arco ciliar derecho está tumefacto, hinchado. Las marcas sangrantes de la corona de espinas muestran más de 50 orificios. Los más importantes se corresponden exactamente con venas y arterias reales. (Piénsese que en la Edad Media se desconocía la circulación de la sangre, por ejemplo). </li></ul>
  19. 26. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>A lo largo de todo el cuerpo pueden verse marcas idénticas a las que dejaría el Flagrum taxillatum (objeto que no se usaba en la edad media y que se conoce en nuestros días por haber sido encontrado en escavaciones arqueológicas). </li></ul><ul><li>Se han podido contar más de 600 contusiones y heridas en todo el cuerpo y se cuentan las marcas de los azotes en unos 120. (Al estilo romano, pues los judíos no daban más de 40). </li></ul><ul><li>Se encuentra también marcas del patíbulo cargado por el reo en los hombros. </li></ul>
  20. 29. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>La herida del costado tiene una forma elíptica del mismo diámetro que una lanza romana: 4.4 cm x 1.4 cm. (el hecho de estar en el costado derecho se explicaría por la práctica romana de dar este golpe a un enemigo que protege su corazón con el escudo que lleva en la izquierda). </li></ul>
  21. 31. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>Los clavos atraviesan las muñeca y no las manos como siempre se ha creído. </li></ul><ul><li>La razón de crucificar en los pequeños huesos de la muñeca era para que los mismos soportaran el peso corporal. </li></ul>
  22. 33. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>En 1973 se produjo un nuevo descubrimiento: en este caso fue realizado por el Profesor Max Frei, Criminólogo suizo, botánico, palinólogo. </li></ul><ul><li>Al examinar detenidamente la tela notó la presencia de esporas de polen en la superficie del lienzo y obtuvo permiso para recoger unas cuantas muestras. Logró identificar en esta ocasión 49 especies diferentes de esporas, que fotografió, catalogó y conservó. Resultaron ser procedentes de plantas exclusivas de Palestina o Turquía (estepas del sur o área de Estambul) nada menos que 33. Las dos terceras partes de las muestras procedían de zonas ajenas a Europa, continente del que no ha salido el Lienzo desde el S. XIV. </li></ul>
  23. 34. DICTAMEN CIENTÍFICO <ul><li>Antes de dar un dictamen definitivo sobre los lugares en los que, según la Palinología, debería haber estado la Síndone, para quedar &quot;contaminada&quot; de tal modo, se dedicó a visitar las zonas en las que las investigaciones históricas colocaban anteriores estancias del Lienzo. Pudo comprobar la perfecta correspondencia de especies. Logrando identificar 59 especies en total. </li></ul><ul><li>¿Cabe dentro de la lógica pensar en un falsificador que se tomara la molestia de &quot;pasear&quot; el Lienzo por aquellas tierras, a fin de dejar en él los testigos de su paso por Oriente, ...cientos de años antes de que se inventara el microscopio (indispensable para reconocer el polen)? ¿Quién se preocuparía de cuidar semejante detalle y cometería el inmenso error de utilizar un lienzo nuevo, de la época de la falsificación? Piénsese que desde principios del S. XIV, está plenamente documentada la estancia de la Síndone en Francia. Un supuesto falsificador tendría que haber actuado coetáneamente a su aparición en Europa. </li></ul>
  24. 35. LA FORMACIÓN DE LA IMAGEN <ul><li>J. Jackson y E. Jumper estudiando las fotografías de la Síndone en el laboratorio ( Profesores de Física y de Ciencias Aeronáuticas, respectivamente, en la Academia de las Fuerzas Aéreas de Denver, Colorado, y en el Centro de Pasadena -NASA- en Estados Unidos) descubrieron que la imagen de la Síndone contiene información tridimensional. </li></ul><ul><li>La imagen de la Síndone está matemáticamente relacionado con la distancia del lienzo al cuerpo: Alcanza la máxima &quot;brillantez&quot; en las zonas en que el cuerpo tocó al tejido (nariz, frente, cejas...) y es menos intensa donde no se tocan (órbitas de los ojos, lados de las mejillas...). El hecho de que en ningún punto de la imagen la intensidad de la &quot;marca&quot; sea cero implica que la impronta no pudo hacerse por contacto. Este descubrimiento puede calificarse de asombroso: supone prácticamente, por sí solo, descartar la posibilidad de una explicación racional. Nadie sería capaz de establecer tal cantidad de grados de &quot;luminosidad&quot; que se ajustaran matemáticamente a la relación distancia tela-cuerpo. </li></ul>
  25. 37. LA FORMACIÓN DE LA IMAGEN <ul><li>Las características de la tela parecen corresponder con la huella que dejaría una radiación desconocida, y no explicable desde el punto de vista físico, que hubiera emanado del cuerpo con una intensidad altísima pero prácticamente instantánea en el tiempo, y que hubiera producido una especie de &quot;chamuscadura&quot; proporcional en cada punto con la distancia de éste al lienzo. Algunos investigadores creyentes piensan que tal fenómeno podría haberse producido en el momento de la Resurrección pero que, dado que -como es lógico- es algo que no se puede repetir experimentalmente, nunca habrá un pronunciamiento científico en tal sentido </li></ul>
  26. 38. ¿Y LA PRUEBA DEL C-14? <ul><li>Ahora nos preguntamos sobre si todo esto podría haber sido previsto por alguien entre 1260 y 1390, fecha correspondiente a la fabricación del lino según el resultado de la prueba de datación por el método del C-14. </li></ul><ul><li>Sin embargo, en la prueba del carbono no se tomó en cuenta los dos incendios que sufrió el sudario -exposición al calor extremo- que luego fue empapado para librarlo de las llamas y la contaminación recibida en por el paso de los años. </li></ul><ul><li>En 1993, el Dr. Dimitri Kouznetsov, Director del Laboratorio “E. A. Sedov” de Moscú, realizó un experimento de enorme trascendencia. Sometió una tela del Siglo I, datada correctamente con carbono 14 por los laboratorios de Tucson, (uno de los que analizó la Síndone en 1988) a la reproducción de un incendio como el que sufrió la Sábana en 1532. Para sorpresa de todos, el mismo laboratorio que la dató por primera vez, desconociendo que era la misma tela informó que el lienzo era, sin duda, del Siglo XIV. ¡En unos días “rejuveneció” 13 siglos!. </li></ul>
  27. 39. EL HOMBRE DEL SUDARIO <ul><li>No podemos decir nada sobre el hombre de la sábana como lo podemos hacer de la sábana misma. </li></ul><ul><li>Sin embargo, la devoción que ha rodeado la sábana desde el siglo I hasta la actualidad se convierte en un argumento fuerte para decir que la síndone envolvió el cuerpo de Jesús. </li></ul><ul><li>No se puede dar por resuelto el enigma ni mucho menos; sin embargo, sería mucho más inexplicable que no fuera el lienzo sepulcral de Cristo... </li></ul>
  28. 41. ¿QUÉ DICE LA IGLESIA? <ul><li>La Iglesia Católica, propietaria del sudario, no ha afirmado públicamente que se trate de la sábana mortuoria de Cristo, tampoco que sea auténtica. </li></ul><ul><li>Esta cuestión se ha dejado a la decisión de los expertos. En 1998, el papa Juan Pablo II declaró que, “Puesto que no es una cuestión de fe, la Iglesia no debe interceder en estas lides. A los científicos corresponde la tarea de continuar investigando, para alcanzar respuestas adecuadas a las preguntas unidas a este sudario.” </li></ul>

×