Botanica

79,988 views

Published on

Published in: Technology, Education
0 Comments
14 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
79,988
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
214
Actions
Shares
0
Downloads
1,023
Comments
0
Likes
14
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Botanica

  1. 1. SISTEMA NACIONAL DE EDUCACION SUPERIOR TECNOLOGICA INSTITUTO TECNOLOGICO DE LA REGION MIXE INGENIERIA EN DESARROLLO COMUNITARIO Compiló: M.C. Carlos Antonio Martinez Santa María Tlahuitoltepec, Mixe, Oaxaca. Agosto 2007 1 BOTANICA
  2. 2. APORTACIÓN DE LA ASIGNATURA AL PERFIL DEL EGRESADO Permite Manejar y racionalizar el aprovechamiento de los recursos vegetales y vincular los aportes de la ciencia y la tecnología con los procesos de aprovechamiento de recursos naturales y con las actividades productivas OBJETIVO(S) GENERAL(ES) DEL CURSO • Interpretará los aspectos morfológicos generales de los diferentes grupos de plantas. • Conocerá y reconocerá los grupos taxonómicos de plantas. TEMARIO Unidad 1. Introducción a la Botánica. 1.1. Taxonomía vegetal 1.2. Sistemas de clasificación 1.3. Importancia evolutiva y ecológica 1.5. Organografía Unidad 2. Morfología y Organografía 2.1. Raíz 2.1.1. Función 2.1.2. Origen de La raíz principal 2.1.3. Morfología externa 2.1.4. Tejidos de la raíz 2.1.5. Origen de raíces Laterales 2.1.7. Modificaciones de las raíces 2.2. Tallo 2.2.1. Origen del tallo 2.2.2. Morfología externa 2.2.3. Tejidos del tallo 2.2.4. Tallos modificados 2.3. Hoja 2.3.1. Origen de hojas 2.3.2. Morfología externa 2.3.3. Tejidos de hojas 2.3.4. Modificaciones de las hojas 2 BOTANICA
  3. 3. 2.4. Flor 2.4.1. Sexo de las flores 2.4.2. Tipo de flores 2.4.3. Tipos de inflorescencias 2.4.4. Estructuras florales 2.5. Fruto 2.5.1. Desarrollo del fruto 2.5.2. Estructura 2.5.3. Clasificación 2.6. Semilla 2.6.1. Tipo de semillas 2.6.2. Estructura 2.6.3. Tipo de embriones 2.7. Adaptaciones morfológicas al medio ambiente 2.7.1. Adaptaciones a condiciones adversas 2.7.2. Agua 2.7.3. Aire 2.7.4. Temperatura. Unidad 3. Grupos vegetales de importancia 3.1. Briophyta 3.1.1. Caracterización y ejemplos 3.2. Hepatophyta 3.2.1. Caracterización y ejemplos 3.3. Introducción a las plantas vasculares 3.3.1. Pteridophya: caracterización y ejemplos 3.3.2. Gimnospermas: 3.3.3.1. Ginkgofitos: caracterización y ejemplos 3.3.3.2. Cycadophyta: caracterización y ejemplos 3.3.3.3. Coniferophyta: caracterización y ejemplos 3.3.3. Angiospermas (Magnoliophyta) 3.3.3.1. Importancia 3.3.3.2. Características 3.3.3.3. Monocotiledóneas (Liliopsida): caracterización y ejemplos. 3.3.3.4. Dicotiledóneas (Magnoliopsida): caracterización y ejemplos. 3 BOTANICA
  4. 4. FUENTES DE INFORMACIÓN 1. Bold, H.C. et. al. 1980. Morphology of plant and fungi. Harper & Rou Publishers. Fowrt Ed. N.Y. 2. Cronquist, A. 1981. Integrated system of classification of the flowering plants. 262. pp Columbia Univ. Press. New York 3. 979.How to know the seed plants. U. C. Brown Co. Publishers Dubuque, Iowa. 4. Laurence, G.H. 1951. Taxonomy of vascular plants. Mc Millan Publishers Co. N.Y. 5. Martínez, M.M. 1948. Los pinos mexicanos. Ed. Botas. segunda edición. México. 6. Moreno, N. 1986. Glosario botánico ilustrado. Ed. CECSA. México. 7. Niembro, R.A. 1986. Mecanismos de la reproducción sexual en pinos. Ed. LIMUSA. México. 8. Radford, A. et al. 1974. Vascular plants sistematics. Harper 8 Rou Publishers. N.Y. 9. Rzedouske, J. 1978. Clave para la identificación de los géneros de la familia compositae en México. Acta científica potosina. VII (1 y 2):5-143. 10. Sánchez, S.O. 1978. La flora del valle de México. Ed. Herrera Cuarta 11. Dahlgren, R.M.T., HT. Clifford & P.F. Yeo. 1985 The families of monocotyledons 520 pp. Springer- Verlag Berlin 4 BOTANICA
  5. 5. Unidad 1. Introducción a la Botánica. La biología, es una de las ramas más extensas del saber humano, la cual se ocupa del estudio de los seres vivos, comprende dos grandes ramas: la Botánica que estudia los vegetales y la Zoología que se ocupa de los animales. Para comprender bien el estudio de los animales es indispensable del conocimiento previo de las plantas. La botánica, como ciencia, ha contribuido en gran parte al desarrollo del saber humano. A través de ella se conoció la estructura interna de los seres vivos, que están formados por células, las que integran los tejidos y estos a los órganos; así como las funciones de todo ser vivo como la respiración, la nutrición, el movimiento y la reproducción. Todos los fenómenos biológicos más importantes de los seres vivos se estudiaron con detalle primero en las plantas y después en los animales. Las plantas según Aristóteles, “presenta el primero y mas inferior grado de la actividad del alma, en la nutrición y el crecimiento. Así mismo negaba de manera terminante la existencia de de los sexos en las plantas. Pero gracias a las experiencias de Camerarius, a fines del siglo XVII, se comprobó la existencia de sexos en estos organismos. A fines del siglo XVIII, por las observaciones y experiencias de Koelreuter y Sprengel, se estableció definitivamente que la sexualidad existe tanto en las plantas como en los animales. Con ayuda del microscopio se demostró que existen plantas capaces de poseer movimientos y revelaron que los organismos vegetales tienen, en general, la misma sensibilidad a la influencia de agentes externos. Las plantas y animales presentan semejanzas desde los organismos de constitución simple (que se consideran inferiores) hasta los desarrollados, se caracterizan por su origen y constitución, pues unos y otros respiran, se nutren y se reproducen. Ramas en que se divide la botánica Morfología externa. Estudia los caracteres externos de las plantas y sus órganos: su forma, dimensiones, color, colocación, y las relaciones entre los mismos. Morfología interna o anatomía. Estudia la estructura interna, macroscópica y microscópica de las plantas y sus órganos. A su vez comprende la histología, que se ocupa de los tejidos vegetales; y la citología vegetal, que estudia la organización de la célula. Fisiología vegetal. Se ocupa de investigar las funciones de las plantas, o sea el conjunto de fenómenos fisicoquímicos que forman la actividad del organismo. 5 BOTANICA
  6. 6. Embriología vegetal. Estudia el estado de huevo o de espora hasta la formación del individuo completo. Ecología vegetal. Investiga las relaciones existentes entre los diferentes vegetales y las que estos tienen con los demás organismos y con el medio en que viven. Sistemática vegetal. Se ocupa de la descripción de las formas vegetales conocidas, a las cuales, después de estudiarlas detenidamente, las compara entre si, y al encontrar semejanzas y diferencias, establece su clasificación, distribución en grupos, o de otra manera su ordenación en sistemas naturales o artificiales. Para entender la botánica es necesario tener conocimientos de morfología externa, citología, histología, fisiología, y embriología, pues de esta manera es posible clasificar una planta. Fitopaleontología, paleobotánica o paleontología vegetal. Estudia los restos fósiles de las plantas desaparecidas que existieron en épocas antiguas de la tierra y así mismo la evolución de los vegetales a través del tiempo. Geografía botánica o fitogeografía. Se ocupa de establecer la distribución de los vegetales sobre la tierra y estudiar las causas de las mismas. Patología vegetal o fitopatología. Comprende al estudio referente a las enfermedades de las plantas Ciencias auxiliares de la botánica Física: En la vida de la planta interviene grandes fenómenos físicos y se necesita de esta rama par interpretar las funciones de las mismas. Química: Estudia la vida de los vegetales y los numerosos fenómenos químicos que intervienen. Geología: Da a conocerlas edades y capas terrestres y con ello contribuye al estudio de los fósiles vegetales. Paleontología: Proporciona información sobre los fósiles. Geografía: Es necesario para el estudio de la fitogeografía. Climatología: Influencia que ejercen los climas sobre el desarrollo y vida de las plantas. 6 BOTANICA
  7. 7. Historia: Es necesario cuando se estudia la historia de la botánica. Matemáticas: Es importante cuando se trata de hacer cálculos de laboratorio y estadística referente a los vegetales. 1.1. Taxonomía vegetal La taxonomía es la ciencia que trata de los principios de la clasificación de los seres vivos. El criterio actual aceptado como base de la taxonomía es el que refleja la filogenia de los seres vivos y que tiene en cuenta la comparación de los caracteres morfológicos, anatómicos, citogenéticos, etc. La taxonomía clásica es la universalmente aceptada: agrupa los seres vivos en función de determinadas características comunes y hereditarias; así, considera cinco grandes grupos llamados taxones a los que da la categoría de reino (mónera, protistas, hongos, plantas o vegetales y animales); cada reino se divide en fila, filum en singular (que equivale a división en el caso de las plantas); los taxones básicos que siguen en orden decreciente son: clase, orden, familia, género y especie, admitiéndose otras categorías intermedias (subclase, superorden, etc.). 1.2. Sistemas de clasificación La botánica descriptiva o sistemática, tiene por objeto la descripción científica y nomenclatura de las especies vegetales y su ordenación en un sistema. Por especie se entiende en Botánica el conjunto de individuos, que concuerdan en todos sus caracteres esenciales y no se pueden separar más por los no esenciales, que los descendientes de un mismo individuo. Todas aquellas especies, diferentes entre sí, que en los órganos de reproducción (flor y fruto o esporas y esporangios), o en otras relaciones morfológicas importantes concuerdan en lo esencial, hasta el punto de poder derivarse por alteración de algunas cualidades en el transcurso de las generaciones de una forma primitiva común, se reúnen en un género Las diferentes visiones de la agrupación sistemática La agrupación sistemática de las plantas puede emprenderse conforme a diferentes puntos de vista y proponiéndose diversos fines. Cada sistema construido según las leyes de la lógica, corresponde a la necesidad del espíritu humano de clasificar, para alcanzar una inspección del conjunto. También para determinar una planta, es decir, para hallar un lugar en el sistema y con ello asegurarse de su nombre genérico y específico, puede servir todo sistema construido sobre base lógica. En realidad, se han ideado muchos sistemas, y para la determinación de las plantas se han elaborado en forma de claves analíticas. De estos sistemas o clasificaciones, 7 BOTANICA
  8. 8. las artificiales (llamadas sistemas en sentido estricto) utilizan caracteres arbitrariamente elegidos para la distinción de las divisiones y subdivisiones. Las naturales (llamadas también métodos) parten del supuesto de que las plantas vivientes en la actualidad, se han derivado por evolución en diferentes direcciones de origen en comunes y así han de estar en relación de parentesco. Este parentesco debe llevarse a expresión en la agrupación metódica de la clasificación llamada natural. Para descubrir el grado de parentesco natural la paleontología del Reino vegetal no da puntos de apoyo esenciales por la escasez y los vacíos del material utilizable. Para la nomenclatura botánica sirven palabras latinas o latinizadas; la nomenclatura fundada por Linneo se llama binaria o binomial porque cada especie se nombra con dos palabras, la primera para designar el género y la segunda para la especie. Así, por ejemplo, en el género Viola distinguimos al pensamiento como Viola tricolor y a la violeta de los jardines como Viola odorata. Para precisar más se añade la autoridad, es decir, el nombre del botánico que primero describió la planta con tal nombre. Para ello se acostumbra usar abreviaturas y así, por ejemplo, L. significa Linneo, DC. De Candolle, Willd. Willdenow, Rehb. Reichenbach, etc. 1.3. Importancia evolutiva y ecológica Como para otras formas de organismos, la vida de los organismos vegetales puede ser estudiada desde diferentes perspectivas, desde la molecular, a la genética pasando por el estudio específico de la ultraestructura organular y celular y la anatomía tisular, la organografía (anatomía macroscópica), la Geobotánica y la Ecología vegetal. En cada uno de estos niveles el botánico puede detenerse en la clasificación, la estructura anatómica, o las funciones (fisiología) de las plantas. Históricamente, la Botánica abarca todos los organismos que no eran considerados animales. Entre éstos están los hongos (estudiados por la microbiología), las bacterias (estudiadas en paralelo por la Microbiología), y las algas (estudiados por la ficología). Las algas, los hongos y las bacterias no se denominan actualmente plantas pero, salvo en el caso de estas últimas, nadie discute que son materia para la Botánica. ¿Cuál es el significado de la ciencia Botánica? Los distintos grupos de vegetales participan de manera fundamental en los ciclos de la biosfera. Plantas y algas son los productores primarios, responsables de la captación de energía solar de la que depende toda la vida terrestre, de la creación de materia orgánica y también, como subproducto, de la generación del oxígeno que inunda la atmósfera y justifica que casi todos los organismos saquen ventaja del metabolismo aerobio. Alimentar al mundo 8 BOTANICA
  9. 9. Casi todo lo que comemos viene de las plantas, ya sea directamente de alimentos básicos como fruta y vegetales, o indirectamente a través de ganado, que es alimentado por las plantas que componen el forraje. En otras palabras, las plantas son la base de toda la cadena alimentaria, o lo que ecólogos llaman el primer nivel trófico. Entendiendo cómo las plantas producen lo que comemos es importante conocer su papel para ser capaces de alimentar al mundo y proveer seguridad alimentaria para futuras generaciones. No todas las plantas son beneficiosas a los humanos, la maleza es considerada dañina para la agricultura y la botánica provee ciencia básica para mitigar su impacto. La Etnobotánica es el estudio de éstas y otras relaciones entre plantas y personas. Gregor Mendel estableció las leyes de la herencia por medio de sus estudios en las plantas. Entendiendo procesos biológicos fundamentales Las plantas son organismos adecuados para el estudio de los procesos fundamentales de los seres vivos (como la división celular y síntesis proteica por ejemplo), pues pueden ser estudiadas sin los problemas éticos que supone estudiar animales o seres humanos. Las leyes de la herencia fueron descubiertas de esta manera por Gregor Mendel, que estudió cómo se hereda la morfología del guisante. Las leyes descubiertas por Mendel a partir del estudio de plantas han conocido desarrollos posteriores, y se han aplicado sobre las propias plantas para conseguir nuevas variedades beneficiosas. Otro estudio clásico efectuado en plantas fue el realizado por Barbara McClintock, que descubrió los 'genes saltarines' (o transposones) estudiando el maíz. Son ejemplos que muestran cómo la botánica ha tenido una importancia capital para el entendimiento de los procesos biológicos fundamentales. Aplicaciones de las plantas Muchas de nuestras medicinas y algunas drogas, como el cannabis, vienen directamente del reino vegetal. Otros productos medicinales se derivan de sustancias de origen vegetal; así, la aspirina es un derivado del ácido salicílico, que originalmente se obtenía de la corteza de sauce. La investigación sobre productos farmacéuticamente útiles en las plantas es un campo activo de trabajo que rinde buenos resultados. Estimulantes populares como el café (por su contenido en cafeína), el chocolate, el tabaco (por la nicotina), y el té tienen origen vegetal. Muchas bebidas alcohólicas derivan de la fermentación de plantas como la cebada y las uvas. Las plantas también nos proveen de muchos materiales, como el algodón, la madera, el papel, el lino, el aceite vegetal, algunos tipos de cuerdas y plásticos. La 9 BOTANICA
  10. 10. producción de seda no seria posible sin el cultivo de los árboles de morera. La caña de azúcar y otras plantas han sido recientemente usadas como biomasa para producir una energía renovable alternativa al combustible fósil. Entendimiento de cambios ambientales Las plantas también pueden ayudar al entendimiento de los cambios del medio ambiente de muchas formas. Entendimiento de la destrucción del hábitat y especies en extinción depende de un catalogo completo y exacto de plantas, de la sistemática y taxonomía. Respuesta de las plantas a radiación ultravioleta puede monitorear problemas como los agujeros en la capa de ozono. El análisis de polen depositado por plantas en miles de millones de años atrás puede ayudar a los científicos a reconstruir los climas del pasado y pronosticar el futuro, una parte esencial de investigaciones sobre cambios climáticos. Recopilar y analizar el tiempo, ciclo de vida es importante para la fenología usado para la investigación de cambios climáticos. *Líquenes, sensibles a las condiciones atmosféricas, tienen un uso extensivo como indicadores de contaminación. Las plantas pueden servir como ‘sensores’, una especie de “señales tempranas de aviso” que den la alerta sobre cambios importantes en el ambiente. Por último, las plantas son sumamente valoradas en el aspecto recreativo para millones de personas que disfrutan de su uso en la jardinería, la horticultura y el arte culinario. 1.5. Organografía La organografía vegetal es la parte de la botánica que se ocupa de estudiar los diferentes órganos que constituyen a las plantas superiores, tanto en su morfología externa como en su anatomía. De esos órganos estudia su forma, tamaño, color, disposición, relación que guardan entre si y su estructura interna, o sea, los tejidos y elementos que lo integran. Los datos que proporciona la organografía vegetal son de enorme importancia para comprender la fisiología de las plantas y sobre todo para la clasificación de las mismas, pues la sistemática de os vegetales se basa en gran parte en los estudios que aporta la citada rama de la botánica. 10 BOTANICA
  11. 11. Unidad 2. Morfología y Organografía La organografía es parte de la botánica que se ocupa de estudiar los diferentes órganos que constituyen a las plantas superiores, tanto en morfología externa como en su anatomía. De esos órganos se estudia su forma, tamaño, color, disposición, relación que guarda entre si y su estructura interna, o sea, los tejidos y elementos que lo integran. Por lo que estudiaremos la organografía de la raíz, del tallo, y de las hojas, que son los órganos vegetativos o de nutrición; la organografía y funciones de la flor , del fruto y de la semilla, órganos que solo se encuentran en las fanerógamas y que son los encargados de la reproducción de estas plantas. 2.1. Raíz Es el órgano de las plantas que primero se forma en el desarrollo del embrión; para ello rompe las envolturas de la semilla y crece dirigiéndose hacia el centro de la tierra, atraída por la gravedad. Carece de yemas, hojas y estomas, y en sus extremidades posee un estuche protector llamado cofia. Fija a la planta en el suelo, del que absorbe parte de las sustancias (agua y sales minerales) con las cuales elabora sus propios alimentos. Color. Las raíces tiene por lo común colores parduzco o moreno, grisáceo y blanco amarillento. Sin embargo, hay raíces con otras coloraciones: rojas, como en el rábano, y betabel; anaranjadas, en la zanahoria; blancas en el nabo; etc. Algunas raíces adventicias tienen pequeña cantidad de clorofila y se notan, por lo mismo, de color verdoso. Tamaño: El tamaño de las raíces es muy diverso, pues las hay desde unos cuantos milímetros de longitud, como se observa en las diminutas plantas acuáticas (género Lemna y Spirodela de la familia Lemnáceas), hasta las que tiene 40 y más metros, como en ciertas xerófilas (algunos cactus y mezquites). Entre estas longitudes extremas se encuentra una escala de tamaños diversos. De manera general, se puede indicar que las raíces mas pequeñas se observan en las plantas acuáticas, en algunos casos se atrofian que llegan a desaparecer, y las mas grandes pertenecen a los árboles de los bosques tropicales y a diversas xerófilas, que extienden sus raíces a grandes distancias. 11 BOTANICA
  12. 12. 2.1.1. Función La raíz desempeña en las plantas dos funciones esenciales: fijación y absorción. Excepto las raíces aéreas y las de las plantas acuáticas flotantes, las raíces, las raíces de los demás vegetales son los órganos encargados de fijar a las plantas en el suelo. Las raíces grandes, con eje primario muy desarrollado, penetran profundamente en los suelos y arraigan a las plantas de manera muy firma. Las plantas acuáticas absorben el agua por toda la epidermis de sus órganos sumergidos, pero las terrestres efectúan la absorción, principalmente en las zonas pilíferas, por los pelos radicales. La extensa ramificación de muchas raíces permiten a la planta tener una gran superficie absorbente y utilizar el agua y las sales de distintas porciones del suelo. Cuando el agua de riego o de lluvia desciende en el suelo, filtrándose entre las partículas de tierra, va disolviendo, los gases, las sales y otras sustancias, de manera que al ponerse en contacto con los pelos absorbentes, llevan en disolución muy variados productos especialmente agua y sales minerales disueltas, que se van a utilizar por la planta durante la fotosíntesis. El agua con las sales minerales disueltas atraviesan la membrana de los pelos radicales y se dirigen al interior de la raíz hasta llegar a los vasos leñosos. Este fenómeno se le conoce como absorción radical. Muchas raíces desempeñan funciones de reserva, pues almacenan diversas sustancias como agua, azucares, almidón y a veces proteínas. Debido a esta circunstancia se tornan gruesas y carnosas, son casos como zanahoria, rábano, betabel, nabo, jícama, camote, etc. Las sustancia almacenadas en la raíz son posteriormente utilizadas por el vegetal. En las planta bianuales se acumulan durante el primer año de vida y en el segundo se extraen de la raíz y se emplean en la formación de las flores y frutos. En las perennes de hojas caedizas, se utilizan cada año, al llegar la primavera, en la formación de brotes o yemas que van a originar hojas, flores y ramas. Las raíces también ejercen funciones de conducción, pues a través de sus vasos leñosos llevan la savia ascendente al tallo y por sus vasos liberianos circula la savia elaborada, que nutre a sus células vivas y en la cual se encuentran sustancias nutritivas como glúcidos, lípidos y prótidos muy diversos que constituyen el alimento de la planta. 12 BOTANICA
  13. 13. Así mismo, todas las raíces, por tener elementos vivos, efectúan la respiración, tomando el oxigeno que se encuentra en el aire que esta entre las capas terrestres, estas no deben estar muy compactas, pues las plantas crecen raquíticas por la falta de este elemento. Razón por la cual los agricultores realizan la preparación y remueven la tierra. 2.1.2. Origen de La raíz principal Son las que se derivan de la radícula del embrión, como la primaria y las que de ella proceden: secundarias, terciarias, etc. y raicillas. El crecimiento en longitud de las raíces esta localizado en el punto vegetativo, en donde se encuentra el meristemo primario. Por ejemplo, si se corta el extremo de una raíz, se impide su alargamiento, lo que se aprovecha aprovechar en la horticultura para suspender el crecimiento de la raíz primaria, lo que trae consigo un mayor desarrollo de las secundarias las que por ser mas superficiales, aprovechan mejor las sustancias que les proporcionan el suelo. Las raíces, al crecer en longitud se orientan por la influencia de varios factores externos, siendo los principales la gravedad y la humedad. La gravedad ocasiona en la raíces el fenómeno llamado geotropismo positivo, según el cual siempre se dirige, en su crecimiento, hacia el centro de la tierra atraída por la gravedad, que actúa principalmente sobre el ápice. Este, al crecer, no lo hace de manera rectilínea, sino en forma espiroidal, lo que le facilita su penetración en el suelo y además ocasiona desviaciones y curvaturas en las raíces. El geotropismo positivo es de gran importancia, puesto que desde que nacen las raíces les permite arraigar con seguridad y firmeza cualquiera que sea la situación que la semilla tenga en el suelo. La humedad origina en la raíces el fenómeno que se llama hidrotropismo positivo, mediante el cual se dirigen en su crecimiento hacia los sitios en donde hay agua. En la naturaleza se observa muy bien el fenómeno en los árboles que viven en las orillas de los lagos, ríos y arroyuelos, cuyas raíces se dirigen hacia donde esta el agua. 2.1.3. Morfología externa En una raíz joven, que aun no se ha ramificado, se muestran las siguientes partes: cuello, región desnuda, zona pilífera, zona de crecimiento y cofia o pilorriza. Cuello: Es la región donde se une la raíz y el tallo y se le llama también nido vital. El cuello generalmente esta al nivel del suelo, pero según la clase de plantas y por 13 BOTANICA
  14. 14. muy diversas circunstancias, puede estar fuera o dentro de la tierra. Por lo común esta región no se distingue con claridad. Región desnuda: Es la parte de la raíz, mas o menos cilíndrica, que esta comprendida entre el cuello y la zona pilífera. Está cubierta por una capa de células epidérmicas carentes de cutícula. Si la raíz llega a engrosar, la epidermis se destruye y e sustituida por delgadas capas de súber o corcho, que son impermeables e impiden la absorción en esta región. Zona pilífera: Recibe este nombre debido a que allí se encuentran numerosos pelos absorbentes; esta situada a pocos milímetros de la punta de la raíz. Los pelos absorbentes o radicales derivan de la capa epidérmica y todos son unicelulares. Cada uno de ellos se forma del alargamiento de una célula epidérmica que conserva su membrana y protoplasma. Los pelos mas grandes, y por lo mismo los de mayor edad, están cerca de la región desnuda, y conforme se colocan hacia la extremidad de la raíz, son mas pequeñas y más jóvenes. A medida que crece la raíz, los pelos radicales mas grandes se mueren y caen, mientras que los jóvenes crecen hasta alcanzar su tamaño máximo; al mismo tiempo, en la parte Terminal de la zona pilífera, se forman otros nuevos muy pequeños que lentamente van creciendo.los mas jóvenes tiene unas micras pero después llegan hasta 10 mm de longitud. En grandes cantidades los pelos absorbentes se adhieren a las partículas de tierra y al mismo tiempo segregan fermentos que transforman y hacen solubles a muchas de las sustancias que se encentran en el suelo. En las raíces acuáticas, los pelos tienen forma cilíndrica, pero aquellos que están en la tierra, se deforman, pues se amoldan y adquieren a las partículas del suelo. En algunas plantas las raíces carecen de pelos radicales como ejemplo están los lirios acuáticos y en las raíces aéreas de ciertas orquídeas. Zona de crecimiento: es una región reducida que comprende desde los pelos absorbentes mas pequeños, hasta el cono vegetativo, en donde están las células del meristemo que constituyen parte de la zona de crecimiento. Externamente esta zona se nota desnuda hasta el sitio en donde empieza la cofia. Cofia o pilorriza: Es la parte de la raíz que cubre su extremidad o ápice y que a manera de un casquete o dedo de guante protege a las células meristemáticas que forman el cono vegetativo. Consta de células con membranas duras y resistentes que constituyen un tejido protector para el meristemo de la raíz, que al ir creciendo, le ayudan a introducirse entre las partículas de tierra sin ser lastimado. 14 BOTANICA
  15. 15. En las plantas terrestres, a medida que crece la raíz, las células externas de la cofia se desgastan y se desprenden poco a poco cuando envejecen y mueren pero al mismo tiempo el meristemo origina nueva células por su pared interna, que sustituye a las primeras. En algunas raíces, las células de la cofia son capaces de segregar sustancias ácidas que desintegran las sustancias que forman las rocas y piedras; a ello se debe que algunas veces se encuentren trabadas. Partes de una raíz 2.1.4. Tejidos de la raíz El meristemo primario o zona vegetativa que se localiza en la parte Terminal de las raíces, es el que proporciona el crecimiento en longitud de las mismas y forma los primeros tejidos que en ella se encuentran, los cuales se observan en raíces jóvenes y en la extremidad de las raíces adultas. En muchas plantas, como las gimnospermas y dicotiledóneas, las raíces engruesan (excepto en la extremidad) y con los progresos de la edad se forman, a expensas de los meristemos secundarios, nuevos tejidos que se intercalan entre los mas antiguos. Según lo anterior, la anatomía o estructura de la raíz difiere según se trate de una raíz joven y de la extremidad de una raíz adulta, o se trate de la porción de una raíz adulta que ha engrosado. En el primer caso recibe el nombre de anatomía o estructura primaria, por que los tejidos que comprende son los primeros formados y se han originado de los meristemos primarios ; en el segundo caso se le llama anatomía o estructura 15 BOTANICA
  16. 16. secundaria, debido a que se agregan nuevos tejidos formados en segundo término y a expensas de los meristemo secundarios. Estructura primaria: Las células del meristemo primario se dividen en varias direcciones y dan lugar a la formación de tres capas fundamentales de tejido, cuyas células, a medida que se alejan de la extremidad radical, se transforman en tejidos adultos. Si se corta una raíz al nivel de la zona pilífera se observan tres zonas bien definidas: la epidermis, la corteza y el cilindro central. Epidermis: Llamada también capa pilífera, consta de una hilera de células parenquimatosas con membranas delgadas. La pared externa de ellas se prolonga y originan los pelos absorbentes. Carece de cutícula y de estomas y no debe considerarse como capa protectora. La epidermis desempeña la función absorbente, especialmente en su fase juvenil, cuando se desarrollan los pelos radicales. Estos, en un tiempo mas o menos largo, según las especies, se destruyen y mueren. Entonces la epidermis desaparece y en su lugar se desarrolla la capa externa de la corteza, que toma el nombre de exodermis. Exodermis, se llama también capa suberosa y es un tejido primario constituido por células poliédricas grandes con membranas suberificadas o cutinizada y que se origina debajo de la epidermis cuando esta deja de funcionar, lo cual sucede cuando desaparecen los pelos absorbentes. Desempeñan función protectora al cubrir a los demás tejidos de la raíz. Corteza: Continúa inmediatamente después de la exodermis, y cuando alcanza su desarrollo completo consta de tres capas: corteza externa, corteza interna, endodermis. La corteza externa o parénquima cortical externo consta de células poliédricas irregulares dispuestas sin orden, estrechamente unidas y sin espacios intercelulares. La corteza interna o parénquima cortical interno comprende varias hileras d células prismáticas, cúbicas o poliédricas, dispuestas con mayor regularidad y con espacios intercelulares. Las hileras de células muestran una colocación radial y concéntrica bastante regular. En ocasiones estas dos capas se diferencian y se adaptan a funciones diversas, como sucede en las raíces carnosas que almacenan reservas y en ciertas raíces acuáticas en donde se forman parénquimas aéreos. 16 BOTANICA
  17. 17. La endodermis se denomina también endodermo y es la capa más profunda de la corteza. Consta de una sola hilera de células, sin espacios intercelulares y cuyas membranas están parcialmente suberificadas. Los sitios suberificados muestran, en un corte transversal, una forma más o menos lenticular y se llaman punto de Caspary. Cuando las células envejecen, sus membranas se impregnan totalmente de suberina y aun llegan a lignificarse; en este caso la endodermis desempeña funciones mecánicas. Sin embargo, las células del endodermo que están frente a los haces leñosos del cilindro central no se suberifican, y a través de ellas pasan el agua y las sustancias disueltas. Cilindro central: Esta zona de la raíz esta constituida por las siguientes partes: periciclo, xilema, floema, médula y radios medulares. El periciclo: Es la primera capa del cilindro central y queda en contacto directo con la endodermis. Esta formado generalmente por una hilera de células poliédricas o cúbicas, de membrana delgada y que alterna con las del endodermo. En las gramíneas, el periciclo puede faltar y entonces los vasos están en contacto con la endodermis. El xilema: Comprende los vasos leñosos acompañados de diversos elementos: traqueadas, parénquimas leñosos y fibras leñosas. Los vasos forman haces que se disponen radialmente en una sola circunferencia y simétricamente con relación al eje de la raíz. Estos haces tiene el aspecto de cordones longitudinales que sin interrupción se extienden de uno a otro extremo de la raíz. Cada haz comprende uno ovarios vasos y el número de haces varía de una especies de plantas a otras. La parte externa de los haces leñosos se apoya en el periciclo y la interna llega muy cerca de la región central. Los vasos más jóvenes y de mayor diámetro se colocan hacia el centro y los mas antiguas y de menor diámetro se sitúan en la periferia, cerca del periciclo. Los haces leñosos transportan la savia bruta o ascendente (agua y sales minerales disueltas) desde la raíz hasta las hojas. El floema: Comprende los vasos cribosos con los elementos que los acompañan; células anexas, parénquima liberiano y fibras liberianas. Forman también haces que se extienden longitudinalmente por toda la raíz; están separados de los leñosos, pero de manera muy regular alternas con los mismos, apoyándose en el periciclo. Su diámetro es menor que el de los leñosos y en su interior circula la savia elaborada o descendente, que se forma en los parénquimas clorofílicos de las hojas. 17 BOTANICA
  18. 18. En la parte media del cilindro central, cuando el desarrollo de los vasos no ha alcanzado esta región, se encuentra un tejido parenquimatoso llamado médula, que se extiende en zonas radiales entre los haces leñosos y liberianos gasta llegar al periciclo, formando lo que se conoce con el nombre de radios medulares. Medulas y radios medulares representan un tejido de unión de los haces leñosos y liberiano cuyas células no se diferencian en elementos conductores. Estructuras secundarias: La estructura primaria se conserva en las raíces de las Pteridofitas actuales (helechos, equisetos, selaginelas y licopodios) y en las monocotiledóneas; en cambio en las gimnosperma y dicotiledóneas, la raíz es gruesa debido a que se generan nuevos elementos por los meristemos secundarios: el cambium y el felógeno, que en cierta época reproducen sus células. El cambium o zona generatriz aparece cuando la diferenciación de los tejidos primarios ha terminado, y a veces un poco antes, lo cual sucede desde el primer año de la vida de la raíz y un poco mas arriba de la zona pilífera. Se origina de los meristemos primarios a expensas de las células parenquimatosas que han conservado su capacidad de reproducción y que están situadas entre los haces leñosos y liberianos; por la disposición de estos haces, el cambium adopta el aspecto de una capa continua que deja los haces leñosos hacia el centro y los liberianos hacia la parte externa. Durante la primavera, verano y otoño, las células de esta capa se dividen por dentro y por fuera; las células que se originan internamente dan lugar a elementos como el xilema y las generaciones exteriormente a elementos del floema. En los sitios del cambium donde no hay haces vasculares, se producen células de los radios medulares. Durante el invierno el cambium no funciona y se suspende la formación de nuevos elementos, para volver a empezar en la primavera siguiente. Por lo mismo, anualmente se forma 18 BOTANICA
  19. 19. hacia fuera del cambium una capa de elementos del floema y hacia adentro otra capa de elementos del xilema. Al aumentar el diámetro del cilindro central, como consecuencia del crecimiento secundario originado por el cambium, las capas de la corteza experimenta una presión muy intensa que culmina con el desgarramiento y destrucción de la epidermis. Entonces las capas periféricas de la corteza externa empiezan a dividirse y se constituyen otro meristemo secundario llamado felógeno. El felógeno genera células hacia la parte externa cuyas membranas se suberifican y constituyen las capas de súber o corcho que son protectoras; hacia el interior forma células de membrana delgada que aumenta el espesor de la corteza y constituyen la capa llamada felodermis. Al conjunto de súber, felógeno y felodermis se le da el nombre de epidermis. Los tejidos de corteza que quedan por fuera de estas capas suberosas, resultan aislados de los jugos circulantes, terminan por morir y se desprenden después. Al conjunto de estos tejidos muertos se le llama ritidoma de la raíz. Tejido de una raíz Regiones de crecimiento de una raíz 19 BOTANICA
  20. 20. Corte transversales de raíz 2.1.5. Origen de raíces Laterales Muy pocas raíces se conservan sencillas o simples, como sucede con las de algunas plantas acuáticas pequeñas, pues la gran mayoría, al crecer y adquirir cierta longitud, se ramifican. En este caso, cuando una ramificación es muy amplia, la raíz muestra el eje primario o raíz principal, raíz secundarias, terciarias, cuaternarias, etc. y raicillas. La raíz principal es la que continúa del tallo y las mas gruesa; de esta nacen lateralmente las raíces secundarias, de las que a su vez salen las terciarias y así sucesivamente. Las raicillas son las últimas ramificaciones de la raíz, ya sea que se formen de la raíz primaria, de las secundarias, de las terciarias, etc.; son muy finas y, en ellas, es donde están principalmente las zonas pilíferas. En la raíz primaria, en las secundarias, en las terciarias, etc., existen pelos absorbentes, zonas de crecimiento y cofias; sin embargo, cuando estas raíces engruesan y se les forman capas suberosas, desaparecen las zonas pilíferas, que solo se observan en las raicillas, los cuales permanecen delgados y conservan su epidermis. 2.1.7. Modificaciones de las raíces Las raíces pueden clasificarse tomando en cuenta los siguientes caracteres: medio en que viven, origen, forma, consistencia y duración. 20 BOTANICA
  21. 21. Medio en que viven: Según el medio en que viven, las raíces se clasifican en subterráneas o terrestres, acuáticas y aéreas. La mayor parte de las plantas tienen raíces subterráneas o terrestres, en las cuales, al desarrollarse el embrión, sale la radícula de la semilla y se introduce en la tierra, en donde vive, crece y se desarrolla, hasta formar la raíz adulta, que permanece en el mismo medio. Las raíces acuáticas pertenecen a las plantas que viven en las aguas de los estanques, ríos, arroyuelos, lagos, etc. algunas son fijas, y se adhieren y se ramifican en el fondo del agua; otras son flotantes y, en este caso, son pequeñas y por lo común sin pelos absorbentes. Las raíces aéreas se encuentran en algunas plantas epifitas, como en ciertas orquídeas, las cuales forman raíces que introducen a los troncos y ramas de otros vegetales y que les permite fijarse, pero al mismo tiempo desarrollan raíces aéreas, por lo común pequeñas, en las que se acumula el polvo atmosférico; este, al ser disuelto por el agua de las lluvias o del rocío, es absorbido por la planta y proporciona sustancias que la misma utiliza en su metabolismo. Origen: Por su origen se distinguen dos clases de raíces; las normales y las adventicias. Son raíces normales las que se derivan de la radícula del embrión, como la primaria y las que de ella proceden: secundarias, terciarias, etc., y raicillas. Se llaman raíces adventicias las que no se forman de otras raíces y no tienen origen embrional; son las que se desarrollan en los tallos y ramas y hasta en ciertas hojas y frutos. Se encuentran en la base de los tallos del maíz y de la caña de azúcar, en donde ayudan a las raíces normales al sostén de la planta y a la absorción de sustancias; también se observan en toda la longitud de los tallos y ramas del jitomate, en donde desempeñan funciones de garfios y sostén, por medio de las cuales la planta se adhiere a las paredes, rocas, cercos, troncos, etc. En general, la mayoría de los tallos y ramas tienen la facultad de originar raíces adventicias cuando se les coloca tierra húmeda. En esta propiedad se basan las prácticas de multiplicación de las plantas por estacas y por acodos. Forma: Las raíces tiene formas muy diversas según la clase de plantas y el medio en que estas se desarrollen; sin embargo, esas formas tan variadas pueden agruparse en dos fundamentales: las pivotantes o típicas y las fibrosas o fasciculadas. Las raíces pivotantes son las que muestran el eje primario o raíz principal muy desarrollado, el cual penetra casi verticalmente en el suelo y se distingue 21 BOTANICA
  22. 22. perfectamente de sus ramificaciones que son mas cortas y delgadas: alfalfa, quelite, amapola y la mayor parte de las dicotiledóneas. Son raíces fibrosas aquellas en las que el eje primario es muy pequeño, y en cambio las raíces secundarias adquieren gran desarrollo, son muy abundantes y salen todas mas o menos del mismo sitio, dando en conjunto el aspecto de una cabellera: maíz, trigo, avena, y la mayoría de los monocotiledóneas. Cuando las raíces pivotantes y las fibrosas se llenan de reservas y se hinchan, se les llama raíces tuberosas: remolacha, zanahoria, rábano, nabo, crisantemo y muchas orquídeas. Consistencia: De acuerdo con este carácter, las raíces son herbáceas, leñosas y carnosas. Las primeras son pequeñas, delgadas y blandas; lechuga, col, verdolaga, y las de todas las plantas herbáceas. Las leñosas son grandes, gruesas y resistentes; gran parte de sus tejidos se impregnan de lignina, como las raíces de los árboles. Las carnosas se llenan de reservas y se tornan gruesas y pocos consientes: zanahoria, rábano, betabel, nabo, etc. Duración: Atendiendo al tiempo que viven las raíces, se denominan anuales, bianuales o bisanuales y perennes, según que pertenezcan a las plantas que duren un año (maíz, trigo, frijol, lechuga, etc.) dos años (zanahoria, remolacha, etc.) , o muchos años (pino, cedro, eucalipto, naranjo, etc.) 1. Taxonomorfa o pivotante 2. Fasciculada o fibrosa 3. Adventicia 4. Napiforme 5. Tuberosa (esta es una variación, pues las secundarias son las que engrosan) 22 BOTANICA
  23. 23. 2.2. Tallo Es el órgano de las cormofitas que generalmente se desarrollo en sentido inverso a la raíz; posee yemas y hojas y sostiene a las flores y frutos, pero carece de pelos absorbentes y de cofia; por lo común es aéreo, aunque en ocasiones es subterráneo. Como funciones esenciales desempeña las de conducción y de sostén. Color. Los tallos herbáceos, por lo común, tienen color verde, pues debajo de la epidermis conservan parénquimas clorofílicos; los semileñosos de los arbustos o matas y los leñosos de los troncos de los árboles, presentan en su mayoría colores parduzco y grisáceo, más o menos claro u oscuro. Sin embargo, hay tallos de otros colores: los de los álamos o chopos son blancos; los del ricino, rojos; y en la cúscuta anaranjados o amarillentos. Dimensiones: Las dimensiones de los tallos, tanto en su longitud como en su grosor, son sumamente diversas según la clase de planta que se estudie. Las hierbas tienen tallos que generalmente alcanzan un tamaño menor que la estatura humana y pueden ser acaules y caulinares. Las primeras son las que aparentemente no muestra tallo, pues este es muy pequeño y se inserta en la parte superior y media de la raíz que esta llena de reservas, como se observa en las zanahorias, el rábano, la remolacha, plantas n las que parece las hojas salen de la raíz. Caulinares son aquellas cuyas hojas se insertan en un tallo visible, simple o ramificado, como el frijol, el jitomate, etc. En cuanto a grosor, las hierbas son muy delgadas, tiene unos milímetros de diámetro. Las matas o arbustos pueden tener tallos pequeños, aunque por lo común pasan la altura normal de un hombre, alcanzan varios metros de longitud, como sucede en plantas trepadoras. Su diámetro, aunque mayor que el de las hierbas, no llega a ser muy amplio. Los tallos o troncos de los árboles tienden por los común a medir 3, 10, 20, y 50 metros de longitud, como se nota en manzanos, ciruelos, pinos, encinos. En cuanto a su grosor, los troncos tienen por lo común desde 15 y 20 cm hasta uno y dos metros; pero los hay mas gruesos como los eucaliptos australianos (20-30 m) y hasta 35 m el ahuehuete (Taxodium mucronatum) de Santa Maria del Tule. 2.2.1. Origen del tallo Se notará que el crecimiento del tallo tiene lugar principalmente en la parte apical, donde se encuentra el meristemo primario o punto vegetativos, y se llama crecimiento terminal; pero también se alargan los entrenudos, especialmente los que están debajo del ápice, debido a esta circunstancia se indica que también existe un 23 BOTANICA
  24. 24. crecimiento intercalar, sin embargo este crecimiento va disminuyendo progresivamente hacia la parte basal del tallo, donde el desarrollo en longitud cesa por completo. En la mayor parte de las plantas fanerógamas el crecimiento en longitud del tallo se localiza en una porción de la parte terminal que alcanza de 20 a 50 cm o un poco mas. En algunos casos el alargamiento de los entrenudos es muy escaso o nulo y entonces el tallo es muy corto y las hojas quedan muy próximas entre sí, formando un conjunto llamado roseta. Los tallos, al crecer en longitud, se orientan por la influencia de varios factores externos, entre los cuales los principales son la gravedad y la luz. La gravedad origina en los tallos el fenómeno llamado geotropismo negativo, según el cual siempre se dirige en sentido opuesto a la raíz. El geotropismo negativo de los tallos es de gran importancia porque permite a las plantas extender ampliamente sus ramas y follaje en distintos sitios del aire, en donde reciben fácilmente la luz. La luz ocasiona en los tallos el fenómeno que se denomina fototropismo o heliotropismo positivo, según el cual en su crecimiento buscan los rayo luminosos. El movimiento heliotropito de los tallos permite a las plantas utilizar la mayor cantidad posible de luz solar en la fotosíntesis que efectúan sus diferentes órganos verdes. El tallo desempeña dos funciones fundamentales: sostén y conducción. Los tallos sostienen las ramas, hojas, flores y fruto; tienen de tal manera distribuidos sus tejidos de resistencia, que soportan muy bien el peso. Sus tejidos de resistencia están formados de fibras leñosas situados por debajo de la epidermis, lo que les permite ser flexibles. Los troncos de los grandes árboles que sostienen enorme pesos de sus ramas y follajes, poseen fuertes tejidos de resistencia que soportan grandes presiones, los cuales están formados de enormes cantidades de células pétreas distribuidas por todo el tallo y también fibras esclerosas que protegen a los haces. Los tallos herbáceos verticales poseen tejidos de resistencia débiles, representado por el colénquima y por algunas fibras que rodean los vasos leñosos y liberianos. Los tallos trepadores y rastreros tienen un tejido de sostén poco desarrollado en comparación con su tamaño y peso, por lo que, al tener poca consistencia, se arrastran y trepan. 24 BOTANICA
  25. 25. La función conductora es de gran importancia, la efectúan a través de los vasos leñosos y liberianos. Los primeros transportan la savia bruta (agua y sales minerales disueltas) desde la raíz hasta las hojas. Los vasos liberianos conducen la savia elaborada desde las hojas, donde se elaboran las sustancias nutritivas, a todas las partes del vegetal. 2.2.2. Morfología externa En un tallo joven, que aun no se ha ramificado, se notan las siguientes partes: cuello, eje primario, nudos, entre nudos, yemas y hojas. Cuello: Es la región que separa al tallo de la raíz. Eje primario: Es la parte que deriva directamente del embrión y crece merced a los meristemos primarios. Los nudos: Son los sitios del eje primario en donde se insertan las hojas y están mas o menos abultados. Los entrenudos corresponden a las regiones del eje primario comprendidas entre cada dos nudos consecutivos. En un tallo que esta creciendo, se observa que la longitud de los entrenudos va disminuyendo de la base al vórtice. Las yemas se notan como pequeños brotes situados en las axilas de cada hoja o en la parte Terminal del eje primario. Las hojas son expansiones foliáceas que se forman de las yemas. Algunas plantas tienen tallos afilos, es decir, aquellos que carecen de hojas, como los cacto, las candelillas, la cuscuta, etc. Ramificaciones de los tallos: Los tallos de muchas plantas no se ramifican, y permanecen solo con eje primario durante toda su vida, llamándose palos simples o sencillos: frijol, maíz, trigo, manto, etc. Hay especies que presentan un tallo principal o primario con ramificaciones secundarias y estos a su vez a los terciarios, etc. y reciben el nombre de ramas y en ellas se distinguen las mismas partes que en los tallos primarios. Según su manera de ramificarse, se le agrupa en: monopódicos, dicotómicos, simpódicos y policotómicos. Tallos monopódicos: Son los que su eje principal lo conservan integro desde la base hasta si cima y cuyo desarrollo es mucho mayor que sus ramas, las cuales las cortas y delgadas, son laterales. El eje principal engruesa bastante y las ramas parecen desproporcionadas, ejemplo, pino, cedro, etc. Tallos dicotómicos: conservan su tallo principal hasta cierta altura, pero después este se divide en dos ramas opuestas y del mismo grueso, las que a su vez se dividen en otras dos maneras semejantes y así sucesivamente, ejemplo, toloache, lila, etc. 25 BOTANICA
  26. 26. Tallo simpódicos: Son tallos cuyo eje primario y ramas se dividen en dos, pero una de las ramificaciones es mas gruesa que la otra, ejemplo: álamo, fresno, sauce llorón, etc. Tallos policotómicos: Tallos en los que el eje primario se divide en tres o mas ramas, las que a su vez se dividen en la misma forma y así sucesivamente, ejemplo, fresno, etc. Vegetación de los tallos Se da el nombre de vegetación de los tallos a todos los órganos que se desarrollan en la superficie de los mismos y de sus ramas; las principales son; yemas, hojas, flores, espinas, aguijones, zarcillos y raíces adventicias. Las yemas: Son pequeños órganos ovoides o cónicos que nacen en la extremidad o en la superficie de los tallos y ramas; están formadas de una especie de cono truncado muy pequeño situado en el centro, el cual se halla cubierto de escamitas secas, duras, parduscas. Las yemas contiene tejidos de formación o meristemos primarios que van a dar origen a diversos órganos del vegetal. Por su situación las yemas son terminales si se encuentran en la extremidad de los tallos y ramas, y axilares o laterales cuando aparecen en las axilas de las hojas, o sea, en el punto de inserción de estas con el tallo o las ramas. En ocasiones se forman yemas en cualquier otro lugar de la superficie del tallo, las que denominan yemas adventicias. Por su función, las yemas se dividen en rameales, si al crecer forman ramas; florales, si generan flores, y foliares, cuando forman hojas. Las hojas: Son vegetaciones laminares que se forman de las yemas foliares; algunas acompañan a la planta durante toda u vida; otras se caen y se renuevan cada año. Las flores: Son vegetaciones del tallo que solo se encuentran en las fanerógamas, se originan de las yemas florales y contiene los órganos sexuales. Existen plantas que dan flores cada año y otras florecen una sola vez en su vida. Las espinas: son prolongaciones cónicas agudas y resistentes que se originan en la región interna del tallo o de las ramas, ejemplo: espinas de naranjo, huizache. Los aguijones: Son también prolongaciones agudas y resistentes, pero se diferencian de las espinas en que se originan de la epidermis de los tallos y ramas; pueden desprenderse con facilidad, como se observa en los rosales. 26 BOTANICA
  27. 27. Los zarcillos: resultan de las ramas o de hojas que se convierten en filamentos enrollados en espiral; permite a ciertas plantas adherirse y trepar por las paredes, rocas, cortezas; ejemplo: chayote, la vid. 2.2.3. Tejidos del tallo A partir del meristemo primario o ápice vegetativo del tallo, se desarrollan los primeros tejidos; estos, a medida que van alejándose hacia las partes adultas, se diferencian hasta alcanzar aspecto definitivo. La estructura primaria, permanece inalterable durante toda la vida de algunas plantas, como sucede en la mayoría de las monocotiledóneas, pero en las dicotiledóneas y gimnospermas, solo se conserva cuando están jóvenes, pues cuando engruesan, debido a los meristemos secundarios, se interponen nuevos tejidos que integran la estructura secundaria. Las estructura primaria del tallos varía en la fanerógamas, según se trate de las plantas dicotiledóneas y gimnospermas o de las monocotiledóneas. Tejidos fundamentales de tallos Estructura primaria en una planta dicotiledónea Si se hace un corte microscópico en un tallo joven de planta dicotiledónea, en el que no haya iniciado el crecimiento en grosor, se encuentran de afuera hacia adentro, tres zonas: epidermis, corteza y cilindro central. Epidermis: Esta formada generalmente por una hilera de células cúbicas, poliédricas o prismáticas, íntimamente unidas y cubiertas por una cutícula delgada que falta en las plantas acuáticas. Posee estomas, aunque en poca cantidad, y en ocasiones, como sucede en los tallos pubescentes, pelos o tricomas, pero en ningún caso pelos absorbentes. 27 BOTANICA
  28. 28. Corteza: llamada también parénquima cortical, comprende varias capas celulares superpuestas, no bien delimitadas entre si; son las principales, consideradas de fuera a dentro: corteza externa, corteza interna y endodermos. La corteza externa se denomina también parénquima clorofílico, porque sus células, que forman varias hileras regulares, son muy ricas en clorofila y pueden desempeñar la fotosíntesis. Entre las célula que forman la corteza externa existen pequeños espacios o lagunas aéreas que comunican con los estomas. La corteza interna tiene varias capas de células incoloras, por carecer de cloroplastos. En su protoplasma acumulan por lo común abundante reservas nutritivas, principalmente almidón y grasas. La endodermis o endodermo es la capa mas profunda de la corteza y no aparece tan clara como en las raíces; esta en contacto con el cilindro central, sus células estrechamente unidas, sin dejar espacios, y son generalmente ricas en grano de almidón, por lo que se llama vaina amilífera. Algunos tallos, entre la corteza externa y la epidermis, se desarrolla un tejido subepidermico de resistencia, cuyas células constituyen un colenquima que en forma de anillo envuelve a todo el tallo y le da mayor resistencia. Cilindro central: esta formado de las siguientes partes: periciclo, haces liberoleñosos, cambium y parénquima medular. El periciclo comprende una o varias hileras de células que hacia fuera limitan con la endodermis y por su parte interna con el parénquima medular y los haces liberoleñosos. Se llama también capa rizógena porque allí se generan las raíces adventicias que se forman en algunos tallos. Los haces liberoleñosos, cuyo número es variable según las diversas plantas, se disponen en un círculo por debajo del periciclo; reciben este nombre porque cada haz esta formado de vasos leñosos y liberianos. Los leñosos, que junto con sus otros elementos constituyen el xilema, están colocados hacia el centro del tallo, y los liberianos, que con sus demás elementos forman el floema, están hacia fuera, apoyándose en el periciclo. Entre los vasos leñosos y liberianos se encuentra el cambium o zona generatriz, meristemo secundario, que al reproducir sus células, va a proporcionar el 28 BOTANICA
  29. 29. crecimiento en grosor y a formar los tejidos secundarios. El cambium tiene el aspecto de una capa anular, que recorre toda la longitud del tallo. El parénquima medular ocupa el resto del cilindro central, formando en el centro de la médula, a partir de la cual se forman los radios medulares que se insinúan entre los vasos liberoleñosos hasta llegar al periciclo. En los tallos fistulosos la médula desaparece, por lo que se tornan huecos, y entonces quedan escasas células medulares. Estructura primaria en una planta monocotiledónea La estructura es parecida a la anterior, aunque varía en algunos rasgos fundamentales, que son: 1. La corteza es mas recudida y por lo mismo mas delgada. 2. La endodermis y el periciclo no están claramente definidos y, por lo mismo, se confunden a menudo la corteza y el cilindro central, o sea, entre estas zonas no hay una separación bien marcada. 3. El cilindro central es más amplio. 4. Existen muchos haces liberoleñosos, rodeados por fibras leñosas que, en algunos casos, están fuertemente lignificadas (las palmera), que dan al estípite gran solidez y le permiten soportar el amplio penacho de hojas que se desarrolla en su vértice. 5. Los haces libero leñosos están dispuestos en varios círculos concéntricos; los situados en la parte central son mas grandes y están mas separados entre si, y a medida que se colocan en los círculos periféricos, se hacen cada vez más pequeños y mas apretados entre si. 6. No existe cambium entre los vasos leñosos y los liberianos. 7. La médula queda reducida y los radios medulares no se notan claramente debido al gran número de haces que parecen estar repartidos sin orden aparente. Estructura secundaria en dicotiledóneas En la mayor parte de las dicotiledóneas y en las gimnospermas, aparece una estructura secundaria, debido al engrosamiento que experimentan los tallos al generarse nuevos elementos por los meristemos secundarios: el cambium y el felógeno. 29 BOTANICA
  30. 30. El cambium y el felógeno se comportan de manera análoga en el tallo y en la raíz. El cambium, durante la primavera, verano y otoño, divide intensamente sus células hacia dentro y hacia fuera; la células que se originan internamente dan lugar a elementos del xilema, principalmente vasos leñosos, y las que se forman hacia el exterior constituyen elementos del floema, especialmente vasos liberianos. El cambium no funciona regularmente todo el año, siendo mas activo en primavera que en otoño. Durante la primavera, cuando hay abundancia de savia, se forman vasos gruesos, pocas fibras y los tejidos formados son de color claro. En el otoño, debido a que la savia es escasa, los vasos generados son pocos y estrechos, siendo numerosas las fibras, y entonces los tejidos son oscuros y compactos. A esto se debe que los tallos al ser cortados se noten círculos concéntricos de capas claras y oscuras. Con el tiempo, los vasos leñosos mas antiguos, que están situados en el centro del tallo, se van aplastando y obturando por diversas sustancias oscuras y dejan de conducir savia; los elementos que los rodean mueren y en conjunto constituyen un tejido resistente y oscuro llamado duramen o corazón, que solo desempeña funciones mecánicas y reencuentra en la parte central del tallo. Los tejidos que rodean al duramen y que completan el resto del cilindro central, constituyen otra zona llamada albura, la cual es de color claro y esta formado por diversos elementos conductores y numerosas células vivas. La epidermis puede resistir el crecimiento en grosor del tallo solo durante un tiempo limitado, bien por distensión de sus elementos o por división de algunas células. Después de algunos años la epidermis se desgarra y se originan capas de felógeno, meristemo secundario que al dividir sus células constituye hacia el exterior el súber o corcho y hacia la parte interna tejidos que integran la felodermis. Estos tres tejidos: súber, felógeno, y felodermis, constituyen la epidermis. Cuando el felógeno se forma en capas internas, las zonas suberosas que origina aíslan de los jugos circulantes a los tejidos externos, los cuales mueren y constituyen el ritidoma que comúnmente se desprenden en escamas, anillos y otras formas. Crecimiento secundario en alguna monocotiledóneas. Son muy pocas las que poseen estructuras secundarias en grosor. El cambium en estas plantas no se localiza entre los vasos leñosos y liberianos, sino se encuentra junto al periciclo. Por divisiones de sus células, el cambium genera gran número de células que van a aumentar el parénquima fundamental del tallo y otras originan 30 BOTANICA
  31. 31. vasos leñosos y liberianos que integran nuevos haces. La actividad del cambium es mayor por la parte interna que por la externa, de manera que con el tiempo el cilindro central se hace muy grueso y la corteza queda de poco espesor. En la parte externa de la corteza se forma una zona de felógeno que da lugar a una capa de súber o corcho, análoga a las de las plantas dicotiledóneas. Tallos de dicotiledóneas Tallos de monocotiledóneas Tronco de un árbol que muestra capas concéntricas sucesivas 31 BOTANICA
  32. 32. Etapas de crecimiento de un tallo de dicotiledoneas 32 BOTANICA
  33. 33. 2.2.4. Tallos modificados Los tallos se clasifican tomando en cuenta sus caracteres, los principales son: forma, consistencia, duración y medio en que viven. Forma: Tomando en cuenta este carácter, se distinguen las siguientes clases de tallos: cilíndricos, cónicos, prismáticos, acutangulares, raqueteados, y esféricos. Se llaman tallos cilíndricos aquellos en los que se observa la forma de un cilindro que puede ser delgado o grueso y cuyo diámetro es mas o menos el mismo en toda su longitud, por ejemplo: caña de azúcar, palmeras. Se denominan tallos cónicos, los que lentamente se van adelgazando de la base del ápice conforme crecen en longitud, por ejemplo: el pino, cedro. Los tallos prismáticos presentan tres o más caras planas con varias aristas. Si tiene tres caras y tres aristas, se llaman prismáticos o triangulares. Cuando poseen cuatro caras y el mismo número de aristas, son prismáticos cuadrangulares. En otros casos poseen más de cuatro caras y aristas; se denominan prismáticos poligonales. Tallos octangulares son los que sin tener caras planas, presentan varias salientes con aspectos de filos o aristas redondeados, por ejemplo las cactáceas. Se denominan raqueteados, aquellos tallos como el de los nopales, que constan de varias piezas articuladas, carnosas, de color verde y que vulgarmente se denominan pencas. Los tallos esféricos tienen aspectos mas o menos globosos, como las biznagas. Consistencia: Por su consistencia los tallos pueden ser: Herbáceos, generalmente verdes, pequeños, delgados, débiles, se rompen con facilidad y como los tejidos de resistencia solo tienen colénquimas y a veces algunas fibras: frijol, perejil, violetas, clavel, etc. Semileñosos, son pequeños o grandes, simples o ramificados, delgados, pero de mayor consistencia que los anteriores y se rompen con un poco mas de esfuerzos debido a que además de colénquima tienen fibras y células pétreas: rosales, bugambilias, etc. Leñosos, los que poseen tejidos ricos en células pétreas y son duros, resistentes, gruesos o delgados, como los troncos de los árboles: pino, eucalipto, encino; y otros mas que acumulan gran cantidad de agua y otras sustancias de reservas: biznagas, órgano, nopales, papa, etc. Duración: El tiempo que viven los tallos es muy variable y según este carácter se clasifican en: anuales, que viven un año, dentro del cual fructifican y mueren: maíz, trigo, frijol, ajonjolí y otros: bisanuales o bianuales, cuando en el primer año germinan, crecen y se desarrollan, y en el segundo fructifican y mueren: 33 BOTANICA
  34. 34. zanahorias, betabel, nabo, etc. plurianuales, en el caso en que vivan varios años y en cada año fructifican, como en las planta herbáceas y semileñosas: rosales, bugambilias, etc., o que vivan varios años y solo fructifican una vez y al hacerlo, mueren: el maguey; perennes, los que viven y fructifican varios años: fresnos, encinos, manzanos, pino, etc. Medios en que viven: Según el medio en que viven, los tallos se clasifican en aéreos, subterráneos y acuáticos. Tallos aéreos: Llamados también epigeos, porque viven sobre la tierra, se subdividen, según la posición que adopten, en erguidos, rastreros y trepadores. Erguidos: Son los que se desarrollan verticalmente y toman una dirección perpendicular al suelo sin apoyarse en otra planta u objeto. Tomando en cuenta su consistencia, ramificación, tamaño, aspecto externo y otros caracteres, se distinguen los siguientes tipos principales: herbáceo, arbustos, troncos, cañas, estípites y crasos o carnosos. Los tallos herbáceos, la consistencia, son pequeños, delgados, débiles, generalmente verdes, d forma cilíndrica, ramificadas: jitomate, frijol, violeta, etc. Arbustos o matas, son tallos semileñosos o leñosos ramificados desde su base, de crecimiento en grosor definido, de manera que son delgados. Se llaman troncos a los tallos leñosos, gruesos, duros, resistentes, de forma cónica o cilíndrica y que caracterizan a los árboles. Álamo, pino, encino, fresno, ciruelo, etc. Las cañas son tallos cilíndricos, macizos o huecos, que presentan nudos dilatados al nivel del nacimiento de las hojas que son envainadoras. Cuando son jóvenes son tiernos, pero la mayoría se tornan duros y resistentes al llegar el estado adulto, debido a que su epidermis se impregna de sílice. El estípite es el tallo característico de las palmeras, de las yucas, de los magueyes. Tienen forma cilíndrica, de consistencia generalmente leñosa y en su extremidad posee un follaje abundante. Los estípites son por lo común tallos sencillos, pero hay algunos ramificados como el de las yucas. El maguey tiene un estípite pequeño, ovoide, cuyas hojas se insertan por su superficie. Los tallos crasos o carnosos se caracterizan porque poseen abundantes tejidos de reservas, donde almacenan agua y diversas sustancias nutritivas. Son pequeños o gruesos, sencillos o ramificados, sin hojas, con numerosas espinas y de color verde puesto que tienen tejidos clorofílicos debajo de la epidermis: biznaga, órganos, nopales, etc. 34 BOTANICA
  35. 35. Rastreros: Son tallos delgados, cortos o largos, que no tienen la suficiente consistencia para ingerirse ni órganos especiales para trepar, por lo cual crecen horizontalmente en la superficie del suelo, por ejemplo: el fresal, sus tallos rastreros se llama estolones, y de trecho en trecho forman raíces adventicias que se introducen en la tierra, formándose así nuevas plantas. Trepadores: Son por lo común delgados, cortos o largos, herbáceos o semileñosos y que no siendo lo bastante fuertes para sostenerse en el aire, se levantan proyectándose en todos los soportes que están a su alcance como paredes, rocas, estacas, rejas, etc. para trepar y sostener emplean órganos muy diversos que poseen en toda su longitud: zarcillos, espinas, aguijones, etc. ejemplo: calabaza, chayotes, vid, algunos rosales, etc. Algunos tallos trepadores carecen de órganos especiales para fijarse y sostenerse, en cuyo caso se enrolla alrededor del soporte, por lo que reciben el nombre de tallos volubles. Se conocen tallos trepadores que no son volubles y asimismo carecen de órganos de fijación, pero que pueden elevarse a grandes alturas, porque cuando están jóvenes depositan su follaje en otros vegetales también jóvenes, y cuando estos se desarrollan, aquellos también lo hacen y se elevan al mismo tiempo. Estos tallos se les llaman lianas o bejucos. Tallos subterráneos: Se llaman también hipógeos, y como su nombre lo indica, son los que viven y se desarrollan dentro del suelo. Se clasifican en rizomas, tubérculos y bulbos. Los rizomas, crecen generalmente horizontales, en un plano paralelo a la superficie del terreno; se puede confundir con las raíces, de las que se distinguen por tener yemas en la cara superior de donde se originan las ramas, hojas y flores aéreas y porque la cara inferior generan raíces adventicias. Las yemas están protegidas por hojas transformadas en pequeñas escamas delgadas e incoloras que se llaman catafilas. Los rizomas tiene por lo común forma cilíndrica y contiene sustancias de reserva que les permite vivir durante el invierno, mientras las partes aéreas mueren. Cada año emiten yemas que originan nuevos órganos aéreos. Por ejemplo: lirio, alcatraz, los helechos, etc. Los tubérculos, son tallos subterráneos que, ya en su totalidad, o ya en diversos sitios, engruesan por cargarse de materias nutritivas y se tornan globulosos u ovoides. Almacenan principalmente almidón, como la papa, y están cubiertos por una delgada capa suberosa. En la superficie presentan yemas desnudas, o sea, 35 BOTANICA
  36. 36. desprovistas de catáfilas. A partir de estas yemas se desarrollan las ramas aéreas. Cada yema es capaz de originar una nueva planta. Los bulbos son tallos redondeados o esféricos que constan de una masa sólida cónica, pequeña o grande, que se llama disco o platillo y representa el tallo, el cual en su región inferior lleva una raíz fibrosa y en la superior una o varias yemas protegidas por hojas transformadas o catáfilas. Los bulbos pueden ser tunicados, escamosos y sólidos. Son tunicados cuando las catáfilas, que no son mas que la base de las hojas aéreas, están superpuestas y concéntricas; se tapan unas a otras, constituyen una envoltura completa y se llenan de materias de reserva, siendo blancas y carnosas, ejemplo: cebolla, etc. Los bulbos sólidos son los que tienen un disco dilatado, macizo y carnoso por contener las reservas, el cual esta rodeado de catáfilas muy delgadas; ejemplo: azafrán y gladiolas. Tallos acuáticos: Pertenecen a las plantas hidrófilas, o sea aquellas que viven en el agua. Se encuentran en ríos, lagos, lagunas, canales, estanques, etc., y son fijas o libres, y están, flotantes o sumergidas. Por ejemplo los tules (Cyperus) tienen tallos fijos, delgados, cilíndricos y son notables porque con ellos se tejen los petates. Los tallos acuáticos poseen por lo común aerénquimas muy desarrollados, con grandes espacios llenos de aíre, que les permite una mejor fijación y facilitan los cambios gaseosos de la respiración y de la fotosíntesis. 2.3. Hoja Son vegetaciones del tallo y de las ramas que nacen en los nudos de estos órganos; generalmente son laminares, de color verde y con simetría bilateral. Tienen crecimiento limitado y constituyen una de las partes mas importantes de las cormofitas, pues en ellas se efectúan principalmente las funciones de fotosíntesis y transpiración, así como la respiración. Las hojas reencuentran en todas las pteriodofitas (equisetos, selaginelas, licopodios y helechos) y en la mayoría de las fanerógamas, que adoptan formas, aspectos y tamaños muy diversos. Sin embargo en ciertas fanerógamas, como sucede en las cactáceas, no se observan hojas, por lo que se les denomina plantas afilas, y la clorofila se encuentra en los tallos. En las briofitas, como en los musgos y en algunas hepáticas, existen pequeñas expansiones foliáceas verdes llamadas impropiamente hojas, pues carecen de vasos y no tienen la estructura típica de estos órganos. 36 BOTANICA
  37. 37. 2.3.1. Origen de hojas Origen. Las primeras hojas, al germinar las semillas, aparecen siempre después de los cotiledones, en la región conocida en el embrión con el nombre de gémula. Las demás hojas se originan a partir de las yemas terminales y de las exilares que se encuentran en los tallos y en las ramas. En el caso de la yema terminal el ápice vegetativo, formado de meristemo primario, produce por debajo de las células iniciales dos pequeñas prominencias con aspecto de pezón, las cuales aumentan lentamente de tamaño a medida que se alejan del ápice. La células internas de las pequeñas prominencias originan numerosos células que, al diferenciarse, constituyen los vasos que formarán los haces liberoleñosos del pecíolo y de las nervaduras del limbo; las células superficiales generan a las epidermis de la futura hoja, y debajo de ellas existen otras que forma a los parénquimas internos del pecíolo y del limbo. Crecimiento. El crecimiento de la hoja es primero terminal, y cuando se ha formado el limbo rudimentario, se efectúa otro crecimiento intercalar en todos los sentidos. Empieza en el ápice, para continuar en dirección a la base. El crecimiento es definido, pues el número de células formado durante la fase embrional de la hoja no aumenta, sino que cada célula adquiere mayor tamaño hasta alcanzar su estado adulto. Duración. El tiempo que duran las hojas es variable de una especie vegetal a otra y a veces en la misma planta cuando vive en diferentes climas. Las hojas de muchas plantas nacen en la primavera y mueren en el otoño del mismo año, de manera que su duración comprende un periodo vegetativo; a estas hojas se les llama caedizas y a las plantas que las poseen, caducifolias. Otros vegetales tienen hojas persistentes, las cuales viven un año, dos o más, y como las hojas viejas no mueren todas a un mismo tiempo, y lo hacen después de haber salido las nuevas, por lo que se les llaman plantas siempreverdes. Caída de las hojas. En muchas plantas las hojas caen de manera irregular por desecación del pecíolo o del limbo; pero en la mayoría de los casos la caída de las hojas obedece a un fenómeno de absorción celular, que efectúa una verdadera amputación del pecíolo. Antas de caer la hoja las células forman una capa suberosa que abarca al parénquima del pecíolo y después a los vasos y fibras, quedando la hoja aislada del resto de la planta. En este momento la células que quedan arriba del súber mueren. Las hojas aisladas pierden su clorofila, se ponen amarillentas y se secan. Las hojas 37 BOTANICA
  38. 38. antes de caer ceden a la planta la mayor parte de las sustancias nutritivas como glúcidos, prótidos, etc., en cambio se quedan con los productos de excreción y con los excesos de sales, de manera que la planta se deshace de sustancias perjudiciales. Una de las causas de la caída de las hojas se debe también a los cambios bruscos de temperaturas 2.3.2. Morfología externa Una hoja completa consta de dos partes principales: el pecíolo y el limbo. Algunos autores consideran también la vaina. El pecíolo: Es la parte de la hoja que sostiene al limbo y lo une al tallo. En la gran mayoría de los vegetales el pecíolo es delgado y cilíndrico, aunque también puede ser prismático, acanalado, alado, etc. a veces es hueco o fistuloso como en la calabaza. Es un eje de cierta consistencia y elasticidad que lleva haces liberoleñosos que al pasar al limbo se ramifican constituyendo la nervadura. El pecíolo puede ser largo o corto y en ocasiones falta por completo; entonces a las hojas se les llama sésiles o sentadas: lirio, alhelí. Las hojas que tienen pecíolos se denominan pecioladas: peral, naranjo, higuera, etc. El color de los pecíolos es generalmente verde, aunque los hay pardusco, grisáceo y de otras coloraciones. En cuanto a sus dimensiones pueden tener desde unos cuantos milímetros hasta un metro y más. Por lo común el pecíolo atraviesa al limbo y ambos se encuentran en un mismo plano, pero en ciertas plantas, el pecíolo se inserta en el centro de limbo y es perpendicular a este; entonces a la hoja se le denomina peltada, debido a que toma el aspecto de un escudo. En algunas plantas, el pecíolo se ensancha, toma aspecto de un limbo y se transforma en lo que se llama filodio. 38 BOTANICA
  39. 39. A veces el pecíolo se ensancha, se tornan globulosos y con aerénquimas muy desarrollados, permiten a las plantas una mejor flotación en el agua, como en el lirio acuático. Vaina: La vaina es un ligero ensanchamiento que se encuentra en la base del pecíolo y por donde este se inserta al tallo o a las ramas. Por lo común es pequeña y de forma cónica, pero en ocasiones es bastante grande y laminar, envolviendo al nudo y parte del tallo, en cuyo caso la hoja se llama envainadora: maíz, trigo y demás plantas de las gramíneas. Limbo: Es la parte generalmente laminar de la hoja y la mas importante de la misma, pues allí se efectúan principalmente la fotosíntesis y la transpiración de las plantas. Si el limbo es laminar, consta de una cara dorsal o superior llamada haz, y de otra inferior o ventral, que recibe el nombre de envés. La gran mayoría de los limbos son de color verde, debido a la clorofila que poseen en sus parénquimas; el haz es por lo común de un verde más intenso que el envés, debido a que recibe directamente los rayos solares. Sin embargo existen limbos rojizos, amarillentos y de otros colores. Las dimensiones de los limbos son muy diversas: desde unos cuantos milímetros o centímetros, como sucede en muchas plantas herbáceas y pequeñas, hasta los mas grandes, como la hoja de plátano, etc. en donde alcanzan uno y mas metros d longitud. Por su consistencia el limbo pueden ser herbáceos, si son tiernos y delgados: escamosos, con aspecto de escamas; coriáceos si tiene una consistencia semejante al cuero: rígido, cuando son duros y tiesos; carnosos o jugosos, si son gruesos y llenos de jugo; papiráceos, semejante al papel, etc. Por la forma de sus limbos las hojas se denominan orbiculares o circulares, ovalados, elípticos, oblongas, lineares, ensiformes (en forma de espadas); lanceoladas, cordiforme 39 BOTANICA
  40. 40. (en forma de corazón), reniformes, espatulazas, triangulares, aovadas (en forma de huevo), falciformes (en forma de hoz), aciculares, etc. Partes del limbo. Se distingue el haz y el envés, la base, los bordes, la cima o ápice y las nervaduras. El haz y el envés, constituyen las caras dorsal y ventral del limbo respectivamente y se distinguen porque el primero por lo común es de un verde más intenso que el segundo. La base es el sitio por donde el limbo se inserta al pecíolo o al tallo y a las ramas si la hoja es sésil. La base puede ser redonda, cuneiforme o en forma de cuña; truncada, si parece como cortada transversalmente; cordiforme, cuando tienen dos lóbulos redondeados; reniforme, o en forma de riñón; sagitada, con prolongaciones que semejan flechas, etc. Los bordes constituyen la orilla o margen del limbo. Pueden ser lisos o enteros, aserrados, con salientes pequeñas y agudas dirigidas hacia la cima semejando los dientes de una sierra; dentados, si las salientes son perpendiculares al borde y parecen dientes: ondulados, si las entrantes y salientes son redondeadas; crenados o almacenados, en caso de que las la entradas se noten agudas y las salientes sean redondas; lobulares, tiene forma de lóbulos; raídos, cuando la entradas y salidas no poseen regularidad, entre otros. La cima o ápice es la parte terminal o extremidad del limbo. Por su forma la cima puede ser aguda o acuminada, si se termina en punta mas o menos larga; redonda, cuando es redondeada, truncada cuando se observa cortada transversalmente; mucronada , en caso que termine en una espina; retenida, posee una pequeña depresión redondeada; escotada o emarginada, si forma una hendidura en forma de cuña. Las nervaduras son prolongaciones del pecíolo que se extienden por dentro del limbo y que con aspectos de largos cordones se notan a simple vista, especialmente en el envés. En su interior las nervaduras contienen haces liberoleñosos; los vasos leñosos distribuyen la savia bruta (agua y sales minerales) por los parénquimas clorofílicos, y de allí mismo los vasos cribosos recogen la savia elaborada, formada de diversas sustancias nutritiva, y la reparten por toda la planta. Las nervaduras, además de ser los elementos de conducción, constituyen el esqueleto o tejido de sostén de las hojas. La disposición de las nervaduras en el limbo se llama nerviación. 40 BOTANICA
  41. 41. Las hojas pueden estar formadas de una sola pieza o de varias, por lo que se clasifican en simples y compuestas. Hojas simples son las que tienen un solo limbo o lámina que se originan en una yema foliácea. Las hojas compuestas son aquellas cuyo limbo esta dividido; comprende un caquis o eje que representa al pecíolo, y sobre este se insertan pequeñas hojitas llamadas foliolos, los que a su vez pueden estar sostenidos por pequeños pecíolos. Lo foliolos siempre carecen de yemas en su base, lo cual los distingue de una de una hoja simple. Las hojas compuestas, de acuerdo con la disposición de los foliolos en el raquis, son pinnadas y palmeadas. En las pinnadas, los foliolos se disponen a uno y otro lado del raquis. Si se tiene un número impar de foliolos y en su extremidad terminan en un solo foliolo, se llaman imparipinada: rosal; y paripinnadas cuando tienen un número par de foliolos y en su extremidad terminan en dos foliolos: tamarindo, etc. Las hojas pinnadas pueden dividirse sus foliolos en otros mas pequeños y entonces se llama bipinnadas. En las hojas compuestas palmeadas, los lóbulos se articulan en la parte terminal del pecíolo y divergen radialmente: alfalfa, trébol, etc. según el número de foliolo que tengan se llaman binadas, si tienen dos foliolos; ternadas, si tienen tres; quinadas, si poseen cinco y digitadas, si constan de mayor número, generalmente impar. Filotaxia: Se le llama así a la disposición de las hojas en el tallo o en las ramas. Esta disposición es constante para cada especie vegetal, pero variable de unas especies a otras. Pueden ser de tres tipos: opuestas, verticiladas y alternas Las opuestas se disponen por pares a distintas alturas del tallo; cada par esta a la misma altura y una frente a la otra; ejemplo: cafeto, menta, etc. Las hojas verticiladas son las que disponen en número de tres o mas alrededor de un nudo y a la misma altura, formando lo que se llama un verticilo; ejemplo: trompetilla y adelfa, etc. Alternas o esparcidas son las hojas que se observan dispuestas aisladamente a distintas alturas del tallo o de las ramas, formando sus puntos de inserción una línea de aspecto helicoidal. 41 BOTANICA
  42. 42. Vegetaciones de las hojas Las principales vegetaciones de las hojas son: estipuladas, ocreas, lígulas y tricomas o pelos Las estipulas son generalmente dos expansiones foliáceas y verdes que se notan en la base del pecíolo de algunas plantas: rosal, encino, etc., por su relación con el pecíolo, a veces son libres o soldadas al mismo, y en este último caso pueden estar adheridas al pecíolo por su base o por uno de sus bordes. Según su duración, son persistentes, si acompañan a la hoja durante toda su vida, o caediza, si se caen antes que la hoja. Las estipulas desempeñan funciones de protección, pues cubren a las yemas y a las hojas, y cuando son verdes, efectúan la fotosíntesis como cualquier limbo. Las ocreas son estipulas transformadas y membranosas que se sueldan entre si formando una especie de cucurucho que envuelve al tallo o a las ramas y protege a las yemas ramales; al crecer el tallo o las ramas, forman una envoltura tubulosa, persistentes en la base del nudo. Las lígulas son pequeñas prolongaciones foliáceas, más o menos transparente, y con aspecto de lengüetas que nacen en algunas hojas entre el pecíolo y el limbo, o entre éste y la vaina. Ejemplo: trigo, maíz, etc. Los pelos o tricoma son vegetaciones de algunas hojas que resultan de la epidermis. Las hojas reciben muy diversos nombres según la naturaleza de los pelos que posean. Se llaman hojas pubescentes las que tienen pelos cortos, apretados, suaves como el tercio pelo y que no impiden ver la epidermis. Morfología del limbo Acicular Aleznada Aovada Elíptica 42 BOTANICA
  43. 43. Escamiforme Espatulada Cordiforme Lanceolada Linear Orbicular Oblonga Oval Trasovada u abobada Digitada Petada Morfología del ápice foliar 43 BOTANICA
  44. 44. Acuminado Agudo Atenuado Emarginado Mucronado Obtuso Morfología de la base foliar Acorazonada Asimétrica Auriculada Connada Cuneada Envainadora Redondeada Truncada Morfología del margen de la hoja 44 BOTANICA
  45. 45. Crespo Crenado Dentado Entero Lobulado Revoluto Serrado Ondulado Nervación de la hoja Anastomasada Palmatinervia Campilodroma Pinnatinervia Disposición de las hojas en el tallo Alternas Opuestas Verticilada 45 BOTANICA
  46. 46. Tipos de hojas compuestas Bipinnada Paripinnada Imparipinnada Palmaticompuesta PALMATICOMPUESTAS IMPARIPENNATICOMPUESTA 46 BOTANICA
  47. 47. 2.3.3. Tejidos de hojas El estudio de la anatomía de la hoja considera principalmente al limbo y al pecíolo. Estructura del limbo En la epidermis inferior se encuentra gran parte de los estomas, que en la superior no existe o son muy escasos. La cutícula del haz es más gruesa que la del envés. En las plantas hidrófilas y mesófilas. La cutícula es delgada, pero en las xerófilas es muy gruesa, los que les permite evitar la desecación y la pérdida de agua almacenada en sus tejidos. Los demás tejidos, comprendidos entre las epidermis del haz y del envés, constituyen el mesófilo, que esta mas o menos desarrollado según la cantidad de luz que reciba el limbo; es grueso en las plantas de sol o heliofitas, que crecen en lugares muy iluminados y mucho mas delgados en las plantas de sombra o esciafitas. La capa del mesofilo, situada debajo de la epidermis superior, es el parénquima en empalizada, y esta formado por células cilíndricas, prismáticas o alargadas muy juntas y con espacio intercelulares muy pequeños. Los cloroplastos en estas células son muy numerosos y por ser la región mas iluminada de la hoja, es donde la fotosíntesis se efectúa con mayor intensidad. Por estos caracteres, al tejido en empalizada se le llama también parénquima clorofílico o fotosintético. Más abajo se encuentra un tejido menos compacto, el parénquima esponjoso o lagunoso que llega hasta la epidermis inferior. Sus células, de formas muy diversas 47 BOTANICA
  48. 48. e irregulares, están separadas por grandes espacios intercelulares, las lagunas o meatos aéreos, por los que circula el aire que penetra por los estomas. Enclavados en el tejido lagunoso, se encuentran las cámaras subestomáticas, de bajo de cada estoma. Las células de este tejido poseen pocos cloroplastos. En muchas ocasiones se observa que las células del tejido lagunoso que esta en contacto directo con la célula empalizada, tiene forma de embudo y se llaman células colectoras. Los haces liberoleñosos se encuentran dentro de las nervaduras. Al penetrar el pecíolo al limbo, los haces se extienden por toda la superficie y se ramifican de maneras muy diversas. En la nervadura principal se encuentran comúnmente varios haces, pero uno de ello esta más desarrollado. En cada haz los vasos leñosos se orientan hacia la cara superior y los liberianos hacia el envés. La ramificaciones de los haces se extienden por la parte media de los parénquimas, espacialmente a través del tejido lagunoso. Las células que rodean a los haces son mas pequeñas que las otras, muy juntas alargadas y en direcciones del haz. Los haces pueden estar cerrados o comunicados con otros y así forman un retículo cerrado. La consistencia de las hojas es proporcionada, en general, por los haces que constituyen las nervaduras, pues la mas gruesas de estas, que resultan por el envés, van acompañadas de fibras o de colénquima, y cuando estos elementos faltan, existen células turgentes que dan cierta consistencia. Los bordes de los limbos tienen a menudo tejidos fibrosos que los protegen de las desgarraduras. Estructura del pecíolo. En el corte transversal de un pecíolo cilíndrico se encuentran, de fuera hacia adentro, las siguientes capas una epidermis con pocos estomas, una capa de colénquima que da la resistencia al pecíolo; un parénquima fundamental que ocupa todo el espesor del pecíolo y que se extiende desde la parte central hasta el colénquima; las capas externas del parénquima tienen clorofila y las internas son incoloras; por último, un número variable de haces liberoleñosos. Estoma 48 BOTANICA
  49. 49. Tejidos de una hoja Corte transversal de una hoja 2.3.4. Modificaciones de las hojas Las hojas debido a causas muy diversas, se transforman en órganos que tienen generalmente aspectos y funciones muy distintos a las hojas normales. Entre las principales modificaciones de las hojas están las siguientes: 49 BOTANICA
  50. 50. Cotiledones. No son sino hojas transformadas y los primeros que se forman en el interior de la semilla. En muchos vegetales, además de cubrir el embrión, almacenan grandes cantidades de reservas que luego ceden al embrión cuando germina. Brácteas. Son hojas modificadas que se encuentran en la base de las flores de algunas plantas y están cubriendo a las inflorescencias. Tienen estructura más sencilla que las hojas, son sésiles, por lo común más pequeñas que éstas y con escasa clorofila. Glumas. Son hojas transformadas en pequeñas expansiones membranosas, elípticas y de color verde, que envuelven y protegen a las flores de las gramíneas. Catáfilas. Se encuentran en los rizomas y en los bulbos, son expansiones foliáceas carentes de clorofila que resultan de las hojas modificadas. En los rizomas son pequeñas y protegen a las yemas. Los bulbos, en su mayor parte, están formados por catáfilas. Espinas. En las plantas suculentas de la familia de las cactáceas, como nopales, biznaga, órganos, etc. las hojas y las estípulas se transforman en espinas, esparcidas por todo el tallo, el cual, a falta de hojas, posee clorofila y viene a ser órgano que efectúa fotosíntesis. Zarcillos. Son órganos filiformes, comúnmente espiralados, considerados como hojas o ramas modificadas. En el caso de que deriven de las hojas, pueden originarse de los limbos, de las estípulas o de los pecíolos. Los zarcillo, cuando jóvenes, son tiernos, verdes y muy sensibles al contacto; desempeñan funciones de fijación y sostén. Con el tiempo generalmente se tornan duros y resistentes. Filodios. En algunas acacias, los pecíolos se ensanchan, toman aspecto de limbos y se transforman en filodios que desempeñan funciones de asimilación y sostén. Ascidias y utrículo. En algunas plantas insectívoras, las diferentes partes de sus hojas se modifican profundamente, formándose en su extremidad un receptáculo en forma de urna que se le llama ascidia. Piezas florales. Todas las partes que constituyen una flor, como el cáliz, la corola, los estambres y el pistilo, son hojas modificadas. 50 BOTANICA
  51. 51. 2.4. Flor La flor es la parte de las plantas fanerógamas, formada de un conjunto de hojas modificadas y que tiene lo órganos de reproducción. Las flores son vegetaciones del tallo que se originan de las yemas florales, cuando las plantas llegan a su estado adulto. Tienen crecimiento limitado y se distinguen generalmente por sus colores llamativos. 2.4.1. Sexo de las flores Por su sexo, las flores son de dos clases: hermafroditas y unisexuales. Las hermafroditas (bisexuales o monoclinal) tiene a la vez los dos órganos sexuales, androceo y gineceo; las unisexuales o diclinas, solo poseen un órgano sexual. Si tienen únicamente androceo, se llama masculina, y femenina so solamente poseen gineceo. Atendiendo al sexo de las flores, las plantas se dividen en los siguientes tipos: Hermafroditas, si las flores tienen los dos sexos (lirios, naranjo, pera, etc.). Monoicas, si tienen flores masculinas y femeninas en un mismo pie, o sea en la misma planta (maíz, calabaza, encino, pino, etc.) Dioicas, si solamente poseen flores masculinas o femeninas en un mismo pie, de manera que las flores masculinas están en una planta que no producen frutos, y las femeninas en otra que los produce (papayo, sauce, etc.) Polígamas, cuando en una misma planta existen flores hermafroditas y unisexuales (fresno, aguacate, etc.) Sexo de las flores 51 BOTANICA
  52. 52. 2.4.2. Tipo de flores Una flor completa de las plantas angiospermas consta de las siguientes partes: pedúnculo, envoltura florales (cáliz y corola), androceo y gineceo. A las envolturas florales, así como al androceo y gineceo, se les llama verticilios florales, debido a que sus piezas se disponen en forma verticilada, es decir, alrededor de un eje. Pedúnculo. Es un pedicelo delgado que une la flor al tallo terminado en un ligero ensanchamiento llamado receptáculo; a veces suele faltar y entonces la flor es sésil o sentada; cuando existe la flor se llama pedunculada. El pedúnculo puede ser largo o muy corto y casi reducido; por lo general es de color verde y de forma cilíndrica. Consta de una epidermis con pocos estomas, de un colénquima que le proporciona consistencia y elasticidad, de un parénquima clorofílico y de haces liberoleñoso; éste último, al llegar a la región superior, se ramifica y distribuye por las demás partes de la flor. Envolturas florales. Las envolturas florales protegen a los órganos reproductores y constituyen los dos verticilos externos de la flor: son el cáliz y la corola que, en conjunto, reciben el nombre de perianto. Cuando el perianto forma una sola envoltura, en la cual no se distingue el cáliz, recibe el nombre de perigonio, cuyas piezas se denominan tépalos. Si las flores carecen de envolturas florales o perianto, se llama desnuda o aperiantadas. Cáliz. Es una envoltura o verticilo mas externo de la flor, esta formado por pequeñas hojitas modificadas, generalmente verdes, que se llama sépalos. En ocasiones los sépalos toman otras coloraciones muy diversas y entonces se parecen a los pétalos, por lo que el cáliz recibe el nombre de petaloide. Si los sépalos permanecen libres, el cáliz es dialisépalo, y si están más o menos soldados por sus bordes laterales, se llama gamosépalo. Por su forma, el cáliz puede ser tubulosos, campanulado, capuliforma, claviforme, labiado, vesiculoso, etc. Por su duración, el cáliz puede ser caduco, si se desprende antes de que habrá la flor; caedizo, si se desprende después que la flor se haya abierto; y persistente, si sobrevive después de caída la corola. Los sépalos tiene una estructura semejante a la de las hojas y su función es envolver y proteger los órganos sexuales, en forma muy reducida realizan la respiración, la fotosíntesis y la transpiración, en la misma forma que las hojas. 52 BOTANICA

×