Revista Digital

728 views

Published on

guión fílmico con la epopeya del primer país en arribar a la armonía sustentable.

Published in: Travel, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
728
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
28
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Digital

  1. 1. Guión fílmico La Variable Oculta Tecnología de lo Imposible Sept. 2007 Año 2 No. 16 Historia del fin del Caos Epopeya del primer país que venció al peor enemigo humano y fundó la armonía social sustentable. “ Los líderes revolucionarios habían jurado guiar al p ueblo hasta la utopía, pero carecían de campeones y de tácticas precisas para unir a la gente a su alrededor y asegurar el triunfo general ; sus contrarios más sediciosos recurrían a las armas y al sigilo; otros, consi - deraban irrealizables l o s pla- nes y promesas ensoñadoras de Rogelio y , de sólo escu - charl o, se encolerizaban; los más sensatos, veían tantos ca - sos de corrupción y sectaris - mo, que terminaban pactando con los que querían arreba - tarle el poder al último de los caudillos civiles . La guerra lucía inminente , pero, l os Caballeros Mutantes ya había n desarrollado el primer Código de Uno, capaz de evitar la mortandad y garantizar el avance en paz y armonía hasta los espacios prometidos : Todo dependía de que pudieran entregarlo a tiempo”. La leyenda anterior aparece como la de “Guerra de las Galaxias” , m ientras al fondo se ven escenas difusas, como en “El Gladiador”, pero de marchas y cacerolazos, pitos y gritos, ataques a la policía,
  2. 2. que se esmera en no responder y soporta la mayoría de las víctimas . De pronto la cara de Rafael , como la del San Felipe adolescente de Leonardo, una pelea verbal de Anixa con su madre posesiva y otro altercado de Emiro con la suya . Todas ensamblarán con momentos posteriores del film. La final es el asalto a un edificio público, la quema de sus oficinas y de un vehículo carísimo, muchachos en la calle lanzando piedras y bom - bas incendiarias, con mascari - llas antigases colocadas para protegerse. En la UP, el último núcleo, un grupo va saliendo para unirse a la protesta nacional y otro, los rogelianos de la Federación de Estudiantes , los enfrentan con voces, apostados a poca distancia, por si intentan quemar algo o crear caos en la avenida. Los “ ant es” no bajan de la acera, pero llueven insultos de parte y parte. <ul><li>Son unos asalariados de Rogelio </li></ul><ul><li>Y ustedes unas marionetas del imperio. </li></ul><ul><li>¿Ves como repite s lo que dice el presidente ? </li></ul><ul><li>Y ustedes no discuten porque no tienen el libreto  </li></ul>Ya la policía llegó y está n en la acera de enfrente . Anixa piensa que bastaría cualquier objeto contundente lanzado por u n provocador para que llovieran calamidades . Recorre los grupitos que gritan consignas o discuten. -  E stamos protestando en paz. ¿Qué tienen que venir ustedes a buscar para acá? –dice un ante. - Aquí no van a armar peos, como en las otras universi - dades –le responde un reno . - Esta es una protesta pacífica. - U stedes no son pacíficos. Están buscando que haya un muerto para después vengarlo. -  ¿ Y c ómo lo sabes? ¿Porque así fue como ustedes llegaron al poder? -  Nadie puede tomarse la calle para protestar. A la gente hay que respetarla. - No seas marico, yo protesto donde me dé la gana. - ¡Un momento compañeros, cálmense! ¡No vamos a pelear entre estudiantes! –grita Rex. Anixa mira al mediador, viene en un grupo de cuatro con un amigo y dos chicas. Lucen ecuánimes, joviales, desestresa - dos , se mueven como en una fiesta. Le inspiran confianza y se queda con ellos . Cuando ven calmada est a trifulca, se van hacia otro montón de exaltados contrincantes verbales.  <ul><li>¡Andersen es un estafador! </li></ul><ul><li>¿Cómo vas a decir eso del único fiscal valiente? ¿Por qué no hablas de Dixon, que es un violador? </li></ul><ul><li>¿Cómo te atreves a ofender a nues- tro principal campeón estudiantil ? </li></ul>
  3. 3. 2 Renos y Antes Los enemigos de Rogelio, llaman a sus seguidores “renos”, las dos sílabas iniciales de revolucionarios novatos. Estos, a su vez, llaman a los opositores “antes”, no se sabe si por los mamíferos de tiro, si como sinónimo de la preposición anti, o si por referencia a su intento de reinstalar una época anterior. <ul><li>“ ¡El enemigo es nuestra mente! ¡Vamos a liquidarla y quedaremos en paz : No podemos caer en la s trampa s del destino !” , arenga el otro del cuarteto a un grupo. Luego escogen vocear consignas a cuatro voces “ No-a-la-pe-lea – en-tre-los-es-tu-dian-tes” . Tras disuadir varios conatos de pelea, el cuarteto se ponen a dialogar entre sí y Anixa se reúne con ellos. </li></ul><ul><li>- ¡Es to está feo! ¡¡Ninguno se ve lo malo ni reconoce lo bueno del otro! ¡ Por ahí terminarán despellej ándose ! -dijo Ricardo. </li></ul><ul><li>- Los “renos” quieren defender a Rogelio sin hacerle la más mínima crítica y sin reconocer lee un s ó lo error –agregó Lena- </li></ul><ul><li>- Y los “antes” quieren sacarlo sin preocuparse de lo que venga después , ¡así sea una invasión o un dictador de verdad! – dijo Rex </li></ul><ul><li>- Los de Rogelio, con su mayoría de votos, creen que ya lo tienen todo, y quieren ningunear a los que están protestando. Y los rebeldes , no saben que detrás tienen a gente perversa que busca muertos para bajar a Rogelio del poder –agregó Nuria . </li></ul><ul><li>- Y cada vez que alguno abre la boca, los contrarios lo odian a muerte: Tal para cual : la guerra civil –concluyó Lena . </li></ul><ul><li>El problema es que no hay más nadie que dé razones y sepa disuadir –expresó Ricardo viendo a Anixa. </li></ul><ul><li>Nadie les ha entregado el Código –dijo Rex.. </li></ul><ul><li>Vamos a ver si tenemos más suerte esta vez –propone Nuria </li></ul><ul><li>Anixa está sorprendida de que estos muchachos sepan ver los dos lados del problema, vayan más allá de un punto de vista y luzcan en paz, aún reconociendo la gravedad de la situación. Antes de volver a la carga, les dice que quiere ayudar y, tras dudar un segundo, le dan varias claves. </li></ul><ul><li>¿Tienes miedo?” </li></ul><ul><li>Sí. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>¿Se están matando ahorita? No. Entonces no lo fabriques con tu mente –le dijo Nuria. </li></ul><ul><li>Elimina todo pensamiento que venga de tu temor –agregó Rex . </li></ul><ul><li>Mantente feliz. Hasta ahora hemos tenido éxito –le susurró Lena. </li></ul><ul><li>No apoyes a nadie que pelee con otro, no seas enemiga de nadie: comprende el proceso completo y ayuda a ambos a comprender –le recomendó Ricardo, el de camisa azul mientras se iban los cinco a hacerlo. </li></ul>Hay un griterío cerca de los autobuses. Los rebeldes qu erían moverlos hasta la avenida y los de la Federación les pincharon los cauchos inmovilizándolos. Cuando los primeros rebeldes se abalanzaban hacia los r ogeli anos , Lena y Nuria se les adelantan y los abrazan muy cálido “Ven mi cielo, ven. ¿Necesitamos repetir nuestro pasado más absurdo? ”, dijo Lena. “Somos la vida, somos la vida, no la muerte ”, le susurró Nuria a su protegido. Anixa no se pudo aguantar y también abrazó fuertemente a un rebelde, y ahora lo aprieta más fuerte, con senos, pubis y piernas, porque intenta escap a rse. “Quédate aquí, mi cielo. Todo puede salir bien sin dañarnos ”. Lena pidió “¡Ayuda!”, a otras chicas. Ricardo arengó a todos con pocas y contundentes palabras y al terminar lo hizo Rex. Nuria, mientras se esparcía el efecto disuasivo de las palabras, logró mont arse en un lugar alto y visible. Ahora e xt i end e las manos, semi cierra los ojos y com ienza a mur - murar algo muy calmada y convencida. Sólo los que est aban muy cerca oye ro n lo que susurraba como una oración “Paz, paz, paz”, pero todos entendieron y muchos ánimos se sosegaron del todo. Nota General Los alumnos de 3ro A del liceo “Moral y Luces”, se niegan a aceptar un castigo injusto. Alguien lanzó un “peo líquido”, pero ellos, deciden procesar la situación de una manera diferente. “Danos un chancesito Leo. Queremos probar algo”. El profe sale y ellos conversan con el infractor furtivo y desconocido. “No te vamos a entrenar como azote de poblaciones. Si no te sentías bien, te hubiésemos ayudado a resolverlo sin agredir a nadie”, le dice Elías. “Tú estabas hace una semana, cuando escogimos aprender a pasarla bien aquí”, habló Luís Enrique. “No consultaste con todos para hacer tu protesta, entonces no te escudes en nosotros para evadir las consecuencias”, agregó Merle. “ ¡No vamos a ser sapos ni a delatar te por temor a que nos pongan una nota a todos! ¡Pero tampo - co vamos a dejar que por tu invento nos arrastre n a todos !” “¡Esa gracia la hi ciste tú solito, sin consultarnos ! -dijo Nayla- . Según las reglas que hicimos, te sale ser sincero y decir fui yo. Pero no te vamos a dejar solo, te ayudaremos a salir bien de ésta”. 3
  5. 5. “ Si estabas mal tenías que buscar la forma técnica de salir y te hubiésemos ayudado – Luis Enrique se está dirigiendo al trasgresor aún incógnito. Ya intervinieron Roberto, Gladys, Efrén -: Antes expresábamos el malestar de forma subterránea, ciega, dañina, y todo el ambiente sufría las consecuencias, pero ya esa no nos hace falta porque aquí somos gente inteligente y podemos entender y eliminar las cosas que nos molestan. Al menos ésa es la hipótesis que estamos manejando y el cambio que intentamos realizar”. Y entonces un chico se paró: “¡Está bien! ¡Está bien! ¡Dejen la habladera ya! ¡Yo fui! ¡Díganle al profesor que fui yo y se acabó!”. Y Nayla : ¡No seas bobo! ¡Díselo tú mismo! ¡No necesitas emisario! ”. Entonces Elías se vino a la puerta y llamó a l p rofesor . “Leo, ya puede s pasar ”. Anix: Y o había escuchado sobre los mutantes de l a Up , pero no sabía que en verdad existían. Lena: Hemos estado intentándolo desde hace años, pero sólo ahora empezamos a crecer: ya en el Taller somos diez, y Nuria se llevó los videos para su liceo y tuvo éxito. Claro, no se los dio a los profes sino a los alumnos. Y yo me llevé un lote para mi barrio y a mis vecinos les gusta ron. -¿Puedo llevarme unos para repartirlos donde vivo? -Sácales todas las copias que quieras En eso, en plena vía ven una cola inmensa. Es un mercado improvisado donde hay leche y Taller de TM Cuando se calmó todo, Anixa se fue con sus nuevos amigos para un local dentro de la Universidad, donde los activistas tienen computa- doras, material escrito y curiosos dispositivos multimedia. Dicen en broma que son una célula del Ministerio de Contracultura. Reconocen que el país está casi en una guerra civil y que no piensan descansar hasta que sea entregado a toda la población el “Código de Uno”, una clave para que no se maten entre vecinos, entre estudiantes, o entre bandas de pistole- ros o entre seguidores separados por la política de los partidos. Llegan dos jóvenes más: Roldán y Emiro, los abrazados por Anixa y Lena. Todos adivinan que vienen porque quedaron impresio nados por las muchachas. Lena lleva a Anixa para que vea las cosas en su barrio. El profe confiesa no ser maniaco represivo, les pregunta qué harán con el infractor, reconocen que es un asqueroso pero tiene la valentía de confiar en el grupo. Leo los felicita “¿Esto es lo que les enseña la profesora nueva?” y ellos dicen que sí, y le ofrecen los videos. Él dice “Me interesan, pero ahora tengo que corregir cien exámenes”, y se va. 4 “ ¿Quién hizo los videos, cómo los consiguieron?”, preguntó Roldán. “Nos los trajimos del núcleo del centro”. Nosotros estábamos investigando, avanzábamos. Pero el verdadero impulso nos lo dio la gente del barrio de Lena”, dijo Rex. “Algunos de mis vecinos tuvieron noticias de que había barrios liberados y nos animaron a seguirle la pista al asunto, hasta que llegamos al núcleo central de la Up”, agregó Lena.
  6. 6. Los vecinos del barrio de Lena hacen rifas y una verbena, ponen tanto dinero como pue den, para que el Mercal de su barrio pase a ser propiedad mixta, de ellos y del estado. Hablan de hacerse responsables y admi- nistrar sin pérdidas. “En todos los barrios se va a hacer después, pero nosotros les vamos a dar el ejemplo”, dice una vecina. Hablan de tomar las redes de comercialización de alimentos. “Esto lo hicieron los suecos hace cien años. Pero nosotros vamos a mejorarlo”, le dice Lena a los que invitó en la cola. Otros observan videos de cómo solucio- nar líos entre panas. “Los que trabajen fijos cobrarán su sueldo, pero lo que ponga cada vecino será un regalo entregado a la comuni- dad, como se entregan regalos en los cumplea- ños”, comenta una doña. En el Taller de TM, Nuria entrega a Emiro y a Roldán un Código para leer la vida y actuar con aliento propio. En la asamblea vecinal se deshacen otros dos mecanis- mos de dominación: una «pelea entre líderes», que no ahuyentó a la mayoría, porque los vecinos ya saben salir de esa trampa, y una «división por puntos de vista», que resol- vieron con destreza: “Ya pro- bamos haciéndolo de una forma por décadas, ahora vamos a intentarlo todos de otra, para aprender cómo son va mejor”. Pollo. Lena se detiene, observa, le pide presta- do el altavoz a una promotora y arenga a la gente: “¿Hasta cuando vamos a estar haciendo estas colas y luego cargando todo eso, en vez de organizarnos en cada barrio y lograr que todos los abastos sean una red solidaria y comprar cómodamente a cualquier hora todos los días? ¿Es que no tenemos inteligencia? ¿Por que todavía importamos pollo, con tantos desempleados que tenemos? ¡Noso- tros los vecinos somos los que debemos garantizar la produc- ción, ser los dueños de los puestos de abaste- cimiento y adminis- trarlos sin que se pierda un centavo! ¡Antes nos educaban para que dependiéra mos y no tuviéramos negocios! ¡Pero ahora tenemos que aprender! ¡Ya hay barios que lo han hecho: Ese es el cambio principal que debemos dar!”. Se arma una vedada discusión por el aparato, ella lo entrega, conversa con varios que se le acercan, los invita para su barrio. <ul><li>Reunión entre Rogelio, Luis Octavio y el Capitán Cosmon. </li></ul><ul><li>Los Mercales tienen que pasar a ser propiedad social directa de los vecinos, para que dejen de ser asistencia y dejen un saldo organizativo, dice Lo. </li></ul><ul><li>¡Qué más quisiera yo! -exclama Rogelio-, pero la gente no está preparada todavía para eso. </li></ul><ul><li>Las comunidades mutan- tes sí lo están. Además, si das la directriz, los otros sabrán cual es el camino –dijo Cosmon. </li></ul><ul><li>Así sabrán dónde queda la meta y se esforzarán por llegar–agregó Lo. </li></ul><ul><li>O empezarán a fingir que lo hacen –renegó el Presidente-. Tengo que pensarlo. Habrá que pulir cómo lograrlo. </li></ul><ul><li>Aquí hay un proyecto elaborado: empresas co- munitarias, vecinos que aprenden a cuidar sus vai- nas y hacen contraloría en la propiedad social: transformación profunda. </li></ul><ul><li>Los admiro. Se dedican exclusivamente a entrenar a los que desean entender y a entregar poder, mientras yo tengo que lidiar con el enemigo, con los tramposos, con los fanáticos de los dos lados, con los corruptos... </li></ul>Toma del Mercal
  7. 7. 6 “ ¡Vengo yo: no me van a quitar mi puesto del más rata!”, decía Jeison cuando llegaron los mutantes reclutan do más gente. “ Jeison, tu salón es uno de los que falta n . Escoge un problema para que lo resolvamos y le agarren el truquito a la vaina” , le dice Elías. “Bueno, el profe de I nglés no viene desde el año pasado”, “La de Geografía nos insulta todo el tiempo”, “E l de Física no nos deja mover para que no lo ladillemos ”, “E l de Historia nos aburre leyendo durante las dos horas”. “ ¡Coño: e sco jan uno, sólo uno, para que comencemos ! ”. “ Me uní a los “ ant es” porque los rogelianos le tiraron piedras a mi tía en una cola para que no votara”. “Pero el problema principal es que pertenecías a un nicho informático. Cada nicho muestra sólo lo que le conviene, y la gente que no integra toda la información termina tan enemi stada que no se pueden ni hablar. Tú al menos estás desintoxicándote, ¿no? ¿ Ya sabes que hay una guerra y que necesitas ver las dos versiones de todo y entender porqué se odian? ”. “No sé, de lo único que estoy seguro es de que te amo. Desde que me abrazaste, no hago sino soñar contigo, dormido y despierto”. “Mira Cariño –le dice Lena a su enamorado- , te hablo de una cosa y me sales con otra. ¿ Q ué es lo que haces entonces en el Taller de TM, chatear por la computadora?”. “Te voy a decir lo que hago: s ó lo p ienso en ti”. “ Okey, entonces vamos a aclararlo : ¡Estamos en una zona de catástrofe , e n medio de terremotos, avalanchas, volcanes, tornados y diluvios, pero tenemos la posibilidad de hallar la salida , ¿y tú me hablas de otra cosa? ”. “ Tenemos encima la guerra disociándonos, la angustia de la gente, el sectarismo de los bandos y y o estoy tratando de aprender a derrotar eso porque sé que podemos. ¡Entonces , cuando menos préstale atención tú también al asunto para que tengamos algo interesante de qué hablar ! ” , le dijo Anixa a Emiro antes de para rse y salir . Ellos, que se habían encompinchado para seducirlas, se queda n pensando que la s chicas todavía lo s está n llamando . “Me escogió sin saber, me ama sin darse cuenta y será mía”, le dice Roldán a Emiro y chocan sus palmas derechas. El chico abrazado por Anixa sueña con ella. Le ha declarado dos veces su amor y ella nada. En el taller, le cuenta a los otros aprendices que él era una rata : “ Cuando llegué nuevo, lanzaba bola s de papel bond y pitillos en los orinales y lo s dejaba ahí . P ero cuando vi que se habían tapado varios , me dio vergüenza y no lo hice más ” . Ya son famosos sus cuentos. “ Mis compañeros se lanzaron de voluntarios a limpiar y pintar las papeleras y me sentí humillado haciendo eso. Menos mal que no me ha tocado T rabajo S ocial ”. Los otros observan al galán , conocen su capacidad para mentir , su dir ección hacia el dinero y la comodidad, su carencia de dimensión comunitaria; saben que sólo se acerca al Taller porque le gusta Anixa . La primera vez que l e di jo , “Te amo tanto que me duele el corazón si no te veo ”, ella le respond ió: “ Eso no es amor. Es dolor. T ú no me quieres a mí, te quieres a t i mismo : amas tus planes de felicidad ” . Los seguidores llaman a los mutantes “descerebrados”, porque no usan la memoria para albergar enemigos y por otros olvidos voluntarios, pero estos lo aceptan: “Tienes razón: para tener una mente como la tuya, preferimos no tener nada”, responden sonrientes.
  8. 8. Xenón en su programa de radio, dice que los medios no deberían ser de un partido, porque inducen la disociación: “Deberían saber integrar opuestos”. Y recuerda que se acercan las elecciones y, con ellas, la segunda oportunidad en que la población se contará para saber cuántos quieren vivir sin partidos y en paz. “ D e mi traslado se encarg ó Rafael . Lo vi entrar por ahí con uno de mi grupo del primer semestre. Juro que no era mi primera cerveza , pero s entí algo rarísimo : un ataque de sinceridad y ya se iban cuando, sin yo misma darme cuenta , le dij e lo que todas había mos querido decirle: “No, no, no te vayas: yo te brindo una si quieres, y te quedas aquí un ratico”. Él se sentó a mi lado, y al rato “Ahora sí me voy” . “Yo te acompaño”. Nos besa mos en la acera, mientras esper á ba mos mi bus. “ Al día siguiente Rafael me dijo de una, cuando vió cómo estaba yo de enamorada perdida: “Tú crees que eres necesidad , jurarías que eres recuerdo o proyecto, pero más que eso eres conciencia. Capacidad para entender. Cuando en vez de pensar comprendes, eres espíritu”. Y no se acostó conmigo hasta que me enseñó a vivir descansando, siendo conciencia en vez de preocupación, espera o recuerdo. Aprendí rapidísimo a disolver mi mundo virtual y a vacilarme que la gente vive dormida . E ntonces vivimos unos días maravillosos, unidos hasta más no poder y se fue. Ni la dirección me dejó , p ero yo ya sabía ser feliz . Desde entonces anduve con los ojos abiertos y me fue fácil encontrar a los del Taller, que en ese tiempo eran tres ”. Tras escucharla y saber que Lena pertenece a otr o mundo y que habla un lenguaje que él no conoce, Roldán , para estar más cerca de ella , y obedeciendo e l llamado que el la le hizo cuando lo de los autobuses, se decide a hace r su propi o viaje al territorio de la Utopía Ahora . <ul><li>“ Quieren montarnos una dictadura –habla Juan Garrido en un grupo de “antes”-. Tenemos que pelear o nos secuestran la libertad . Me ahoga su militarismo y las cadenas radiales, ese carajo hablando siempre de guerra y del imperialismo y armando a los reservistas . ¡Ese no es nuestro carácter! Me enferma tant a agresión , me arrechan las expropiaciones”. </li></ul><ul><li>“ A mí me preocupa es el personalismo - dijo Carlos-. El ministro de turismo le di ce , « Voy a informarle Sr. Presidente » , ¡delante de toda la nación!, ¡en vez de informarle a todo el país, ya que estaban frente a las cámaras de televisión y de radio! ¡Me paran los pelos de punta!” </li></ul>Anixa reparte los videos en su barrio: “Jorúngalos y pásalos. Después los conversamos”. Taberna “ ¿De dónde salió Xenón, ese carajo ique era un corrupto?”, preguntó Lena. “Era un líder y era corrupto. Pero un día, antes de que ganara Rogelio, llamó a dar fin a los partidos, entregó su dinero en proyectos sociales y desde entonces habla de la mutación”, dijo Rex. “Lo importante no es de dónde vienes, sino lo que estás haciendo, y el porqué”, agregó Nuria.
  9. 9. 8 No cesan las secuen- cias furtivas con imáge- nes de líos universi- tarios, marchas calleje- ras, quemas a las puertas de los liceos e intentos de saqueo en el centro de las ciudades <ul><li>“ ¿ Y el A lcalde ? –agrega Aura D’Lima- : «Pusimos estos contenedores como ordenó el señor presidente», ¡ en vez de decir que los puso porque son mejores y es lo preferible para beneficiar a toda la ciudad! ”. </li></ul><ul><li>“ « ¡Ordene señor presidente !» –se burla Carlos Morón - . ¡Ese es el tratamiento que le dan los carajos de la juventud rogeliana! ¡En vez de decirle aunque sea, « Cómo estás camarada presidente » . ¡Vamos rumbo a una dictadura, hay que bajarlos de ahí a como dé lugar! </li></ul><ul><li>Sobre eso quería hablar, hay que sacar a los políticos de esta vaina –dijo Juan Garrido-, del todo. </li></ul><ul><li>Bueno, diremos que los sacamos, pero por debajo tenemos que contar con ellos, la política es la guerra -defendió Carlos Morón- por otros medios. </li></ul><ul><li>¡Eso es lo que no me gusta! La mentira se devuelve. No quiero trampas, no quiero engaños. ¿Vamos a ser como los viejos o vamos a ser una Generación de Relevo de verdad? –reclama Garrido. </li></ul><ul><li>¿Y tú crees que actuando noblemente vas a bajar a ese carajo de ahí? ¡Tienes que decidirte! ¡Yo estoy dispuesto a aliarme así sea con el mismo demonio, necesitamos acumular fuerzas, no podemos excluir a nuestros principales aliados. Si hay que apretar el gatillo, lo apretamos y ya! –dijo D’Lima </li></ul><ul><li>-Esa ola de protestas se acaba con varios muertos. Yo no sé qué esperamos para comenzar a tumbar cabezas, si tarde o temprano lo tendremos que hacer –exclamó Julio López-. </li></ul><ul><li>- ¡Nos han matado más de sesenta líderes campesinos: Tenemos que responderles con su misma medicina! –dijo Adriana Sobrino. </li></ul><ul><li>- Les hemos perdonado demasiadas vainas. Aquí no hay represión y piden libertad de expresión. En Norteamérica los habrían ejecutado por dar un golpe militar –volvió López-. El año pasado el mundo civilizado cerró más de veinte emisoras y periódicos ¡con apoyo en la ley!, ¡y nosotros no hemos cerrado ni uno! ¡Mira como jodieron al Alcalde! ¡Hay que empezar a joder gente! </li></ul><ul><li>- Lo bueno es que hasta ahora no hemos caído en su terreno y estamos haciendo la revolución más hermosa que ha existido: sin presos, sin matar estudiantes en las manifestaciones. –se enorgulleció Horacio Gámez. </li></ul><ul><li>¿Y cuánto piensas que va a durarnos eso si no los jodemos? ¿Tú te crees el cuento de la revolución pacífica? ¡Eso jamás ha existido! Las revoluciones siempre se han hecho es con sangre! –dijo López. </li></ul>Jeison le está echando el ojo a Nayla y Luis E. le dice “Epa, epa, esa mujer es ajena: es mi chica”.
  10. 10. ALGUIEN DISPARA desde una universidad lejana. Horacio ve el noticiero. “Llevan ya cincuenta agentes heridos en tres meses, dos en el cuello, uno está parapléjico”, dice el inspector. “¡Yo les caería a tiros!”, explotó López. “¿Cómo la Universidad soporta eso?”, peguntó Horacio. “Los rectores son de la oposición y se ayudan entre ellos”, dijo Adriana. Ornela vio al grupo en la esquina y recibe a Rosa: “¿Vienes de parte de esas guevonas ? T e mandaron . ¿N o tienen bolas de venir ellas?”. “Pensaron que no es el momento, pero s í tienen las bolas y ya están invitando a una asamblea”. “¡Nos van a denunciar !”, exclamó Cheo. “¡No es para acusar a nadie!. Es para que esta costumbre se acabe. Yo sí vine de una vez, pero no a exigirte nada sino a hablar . Deja tu fiesta como está. Esa es la costumbre, no tienen la culpa de nada, eso es lo que están hablando ellas allá”. “¡Ah, así es la vaina. O sea que sí van a hacer lo que sale en el video, ¿Quieres un trago?”. “O prefieres bailar una?, la convida Sansón . “No , é sta no. Tal vez la otra ”, le dice Rosa. Reunión de las fuerzas mutantes: once por to- dos, con Ángel. Plan mínimo: obra de teatro, concurso de juegos alternativos y cursos de TM. En un programa de tv discuten tres jóvenes renos contra tres antes. “¡No está presente ningún mutante! -reclama Nuria airada en el cafetín-. ¡No existimos para ellos!”. Ángel la escucha y se interesa. Al rato ya decidió incorporarse al Taller de TM. “Interpretamos a la mayoría, ganaremos al final”, afirma Lena. “ Éste es un juego mutante -le dice Rex a Anixa, cuando pasan junto a los que juegan fuchimbol-: Todos se divierten, ninguno quiere que el otro pierda, el público va a todos: no hay división”,. “Está bien pero, ¿por qué lo juegan aquí, en la vía, compitiendo por el espacio y obligándolo a uno a apartarse?”. “Porque la gente se queja, como hiciste tú, pero nadie les dice nada. ¿Pero respóndelo tú, ¿por qué juegan ahí?”. “No saben ver la dominación”. “¡Exacto: No saben que este es un juego mutante! Pero vamos a hablar con todos, ya está preparada una reunión con los jugadores”. “¿No es preferible que la Universidad le entregue el Código a todo el que entre, y que cada alumno pueda leer su realidad?”. “Sí. Pero ¿los profes conocen el Código?”. “Ah, no tienen ni idea”. “¡No los culpes, ni a ellos ni a nosotros, por no haber tenido éxito en la entrega. En vez de culpar, hay que seguirlo intentando”. “Por eso es que en los líos de la puerta, los docentes se quedan por ahí y no hacen nada”, dice Anixa pensativa. “Todos hacen algo: están de un lado o del otro, y la mayoría se aíslan: Para ellos todavía la mutación no existe”. En la calle se le acercan Rosa, Alicia, Petra y otras de las que hurgaron en los videos. “Mejor ve tú”. “Eso que lo hagan los hombres”.- “La semana pasada hubo un muerto por reclamar el ruido de una fiesta por allá arriba”. Deciden convocar una asamblea y hacer el reclamo después, pero Rosa se les adelanta y va a reclamar En el bario de Anixa, el jueves la despiertan a las cinco y media de la mañana con música de una fiesta que duró moderadamente toda la noche, pero que subió el volumen apenas clarear Maldice, mienta madre, intenta dormir. Se para y sale. Piensa que el ruido viene de un carro que se ha estado acostumbrando a llegar a cualquier hora con su fiesta ambulante, pero es en casa de Ornela.
  11. 11. Nuria, en el liceo, encara al Director, quien pone plazos dilatorios a la conformación de la cooperativa de los alumnos y profesores, solicitada por los alumnos, porque tiene intereses creados asignando contratos a los que traen la comida. “Dame más tiempo mientras lo arreglo, y te agradezco toda tu discreción. Hay que mantenerlo en secreto, para resguardar el nombre del liceo y la revolución”. “Antes hacías lo que te daba la gana, pero ahora este liceo es otro. Aquí ya manda la gente, si no agarras el carril la comunidad te va a poner en tu sitio. ¡Y yo los voy a ayudar!”. “Vamos a ver quien sale primero, tú, por sapa y contrarrevolucionaria, o yo”. “ Echa pa fuera, pues”, le dice Wilson. “Ustedes revisaron los videos que trajo Anixa. Se trata de respetarnos, no de imponer una solución sino de que nadie salga sometido, vamos a hacer algo bonito ent r e todos: ¡ustedes también, no joda!”, dijo Rosa. “Está bien, no llores mujer, le dice Ornella. Yo sé eso. Lo que pasa es que aquí todo el mundo hace bulla y lo dejé pasar . Yo los contuve hasta donde pude, « vamos a ponerla más bajito » , pero a las seis ya no me hicieron caso y se quedó así ”. “ ¿O sea que nos vas a echar paja ahora ? ”, le dice Wilson a Ornella con sorna. “ ¡ Mira como se le va el yoyo a esta pajúa!”, dijo Elena . “Cállense tontos. E s la verdad y es entre panas”. “ Esta mañana sí me arreché. Cuando me paraste a las cinco y media, no sabía de donde era, y maldije mil veces” “A mí no me cayó ninguna, estaba feliz”, dice Ornella y baila. “ Salí y me puse a hablar con ellas, que también se habían despertado con el escándalo. El miércoles es la Asamblea”. “¿Es que no les gustó algo?”, se insolenta Luisa que llega . “No te preocupes, Luisa, ella vino a hablar la vaina. Es pana y está tranquila, no vino a buscar peo sino a ver qué podemos hacer porque en este barrio no se puede vivir tranquilo”. “Okey, mosca, pues, no me calo guevonadas”. “Esto no es un convento. ¡Súbele volumen a esa vaina!” , di ce Cheo. “¡Deja la estupidez , que estamos hablando algo importante –los para Ornella-. ¿Quieres que te diga una cosa, Rosita? Me gusta tu sinceridad. Eso de venir para acá a hablar, en vez de quedarte muerta de la arrechera encerrada en tu casa pero sin decir ni p í o”. “¡Te mereces un palo. Toma el mío!”, le ofrece Cheo, pero ella no lo toma a mal. “Anda a buscar el velo que ahora vamos a rezar el rosario”, siguió Luisa y bailó con Cheo. “Sigan jodiendo, yo me voy -dice Rosa-. la Asamblea es el miércoles. De aquí allá se les ha brá pasado la pea ”. Hoy, la policía entró a la Uni versidad desde donde disparan, y un grupo de profesores y alumnos que dicen ser “La Universidad en pleno”, prometen una manifestación por la ciudad, para defender la autonomía. . “¿Qué clase de autonomía van a defender entonces?”, le preguntó Horacio Gámez a Adriana Sobrino. “Los que van a protes- tar son los «antes». L a mayoría estudiantil escogen la neutralidad, no se meten en ese lío. Simposio sobre juegos nuevos en el Liceo “ ¿Y no van a protestar también contra los que disparan desde la Universidad?”, preguntó Juan Garrido al grupo del cafetín en que estaba. “ Por cuarenta años, el 70% de los alumnos de las universidades jamás han votado para elegir Federación de Estudiantes”, dijo Rex en el taller de TM. “¡Pero eso no es neutralidad: se están dejando someter por un grupito! ”, exclamó Angel. “Por dos grupitos: los renos y los antes”, lo corrigió Ricardo.
  12. 12. Un grupo de exaltados tranca las puertas de la Up para llamar la atención sobre fallas administrativas que los afectan, e impiden que el resto de los alumnos entren a clases. “Si hace un os días paralizar el tráfico era atropellar a los transeúntes, igualmente ahora paralizarle las clases a los alumnos es atropellarlos”, comenta Juan Garrido “Esa es la única forma de que “los apáticos” se involucren” le responden algunos rogelianos y JG se molesta, pero cuando trata de hablar, los renos lo abuchean porque lo han visto con los “antes”. Después interviene Julio a nombre de la Federación Estudiantil, pero cuando mete en su discurso “¡Esa es la educación burguesa!”, también lo abuchean. Finalmente, Rex habla de reunirse en paz y tratar los problemas de los estudiantes, vengan de donde vengan, sin dividirse en partidos, y lo aplauden ruidosamente. Los enamorados solos tenían días mal. Se les vio demacrados, tristes, sin ánimo, ya no iban por el Taller de TM. Pero de pronto iniciaron su recuperación. Emiro, está acostado en el piso, estorbando en el espacio de los jugadores de fuchimbol y, no se sabe cómo, de pronto se sienta, anima la cara, sonríe y alarga la vista hacia todo el paisaje, lo recorre con una mirada amorosa y se levanta. Pide disculpas y se va contento, moviendo su bolso grácilmente. <ul><li>Los otros mutantes aprovechan el tumulto para repartir papeles. Pasaron un rato observando a JG en crisis y ahora se le acercan, lo disuaden de atacar, se ponen a conversar con él. El joven dice que no quiere ser como “esa gente”, pero que lo están obligando a usar las peores armas. Los mutantes le informan que su situación tiene una solución perfecta. </li></ul><ul><li>-¿Viste como la mayoría se deja sabotear por un grupito? Ellos no quisieron que hablaras, y te vetaron aunque al menos la mitad quería oírte –le preguntó Anixa. Y enseguida Rex. </li></ul><ul><li>¿Y viste como cada vez que alguien hablaba a nombre de un partido lo pitaban, fuera de donde fuera, y sólo aplaudían a los que decían algo razonable a nombre de la unión de los estudiantes? -él asiente. </li></ul><ul><li>Ese es el cambio de los tiempos –concluyó Nuria. Ya en el Taller, hablan con más calma sobre cómo detectar la estructura. </li></ul>-   En 50 años, por no decir en los últimos 200 años, no ha habido quien, en la oposición, haga otra cosa que lamentarse, criticar venenoso para subir al poder, mentir prometiendo apasionadamente lo que no puede cumplir, y luego poner la torta. Pero nosotros pensamos que es posible cambiar eso y construir desde la oposición algo mejor –dijo Ricardo. -   ¿No le estás pidiendo demasiado a la oposición? –preguntó el aprendiz recordando la marcha por la “autonomía”. -   No es demasiado para ti . Eres inteligente, brillante. Tiene s con qué hacer algo diferente –instigó Anixa. 11 El inspector Rubín lleva meses investigando una pista. Cree que alguien paga para que haya muertes a mansalva, terror en las calles y caos en el país.
  13. 13. -   ¡E scalar saboteando significa ser dañino! Ese estilo sólo ha dejado caos, ruina, dolor y muerte: por ahí jamás halaremos todos para un mismo lado, como hicieron los japoneses cuando empezaron a echar para alante . Tiene que haber una generación que decida romper la costumbre , salirse de esa guerra y ayudar desde afuera a su antiguo enemigo : esa sería la reconciliación –explicó Rex . Juan levantó una ceja - ¿Qué haga yo qué ? ¡Estás loco! ¿Por qué me tiene que tocar a mí el trago amargo? ¡Siempre pasa así, yo me como las verdes y otros las maduras. No seré su cordero. ¡Bús quense a otro becerro! -  ¿Y quién dijo que es un trago amargo.....? P ero olvídalo. Si no te gusta , e l país esperar á varias generaciones más y a l final alguien lo hará y se llevará el triunfo. Porque no es una hazaña fácil ni pequeña, y quien la haga será recordado para siempre –convino Nuria . - Para que cese la guerra, a lguien tiene que salirse . P ero es a estrategia de la TM te daría una ventaja abismal . En vez de enredarte con tu enemigo , podrás í r tele alante varios siglos y tener más poder –dijo Anix - Tendrás acceso a las armas más nobles y , sin bajar al nivel de los caudillos, ayudarás a que desaparezcan, a que nunca más un caudillo llegue al poder. Irás alante, halarás hacia el mismo lado que Rogelio, hacia el paraíso, pero ya no chocarán: esa es la mutación –le dijo Lena “ ¿Y cómo llegaron a sus manos esos videos , los folletos y los libros?”, preguntó Emiro. “Los trajimos de la Up del centro. Encontramos en la red el rastro de “La Leyenda Ignorada” y los buscamos. Hace unos años ellos hicieron cambios cruciales, crearon una democracia interna y un poder popular en la universidad, pero nadie los ha tomado en cuenta”, le respondió Lena. En escenas silenciosas y oscuras los más demediados traman y ejecutan trampas, en selvas y ciudades hay escaramuzas de contrarios : contrata de sicarios, atracción de paramilitares, muertes de campesinos o matazones en masa , compra de armas, entrenamientos de reservistas. “ Creo que está mal eso de pitarlos y no dejarlos hablar. ¿Viste como ellos nos la aplicaron a nosotros y no te dejaron hablar?”, le dijo Horacio Gámez a Julio. “¡Déjate de vainas: había que pitarlos. mejor que sepan dónde están parados. Aquí no van a venir a hablar pendejadas” le dijo Julio López. “Pero salieron ganando los loquitos esos. ¿Viste como a ellos sí los escucharon y los aplaudieron?”. “ Un momento, un momento. Tú nos estás tratando de adoctrinar”, paran los del liceo a un docente. Discuten el caso. El profesor descubre cómo mostrar sin temor los más variados aspectos de cada fenómeno. Un periódico de los alumnos expone el caso de 35 computadoras que se perdieron en el liceo. El director recoge los que puede para no exportar la revuelta Los liceístas gritan “Libertad, libertad - Liceo libre ya”, aplaudiendo rapidísimo. Xenón conversa en su programa de radio sobre la costumbre de decir «Todo el pueblo me apoya»: “¡Pertenece al mundo de los sueños y las alucinaciones, encierra un tipo de engaño y sólo cesa con la mutación!” - ¿Cómo es la vaina?
  14. 14. “ ¿Y qué van a hacer cuando lleguen “L os V erdugos ” o las otras bandas de pistoleros echando tiros? ¿También van a ir a reclamarles?”. “¡Todo a su tiempo: ahor i ta aquí no hay ningún pistolero!”. Aunque muchos vecinos s iguen asusta dos y no vinieron, la asamblea se está dando. “Yo te lo confieso: vine, pero no me atrevo a reclamar, eso deben hacerlo los hombres, o la policía ”. “Ese problema se acaba cuando te lleve s presos a l primer escandaloso. Entonces los demás acatarán la norma”. En la esquina : “Este barrio no tiene remedio: ¿para que habla r tantas p endej adas !”. “¡Lo que hay que hacer es mudarse !”. Adentro, pese a todo, el grupo mayoritario acuerdan que, en adelante, i r á n a reclamar cada vez que se presente un ruido excesivo. Algunos que no estaban al día comienzan allí mismo los entrenamientos “ Siempre ha sido así, los grupos que altercan excluyen a la mayoría, que es más sensata y no se mete. Pero eso ya podemos cambiarlo -dijo Nuria-. En casos como el de Dixon o el de Andersen: ¿quién tiene la razón?”. “Sólo podemos asegurar que uno de los dos miente –dijo Ángel-, más allá de eso, no hay solución”. “¡Claro que la hay! ¡Podemos establecer que esa mecánica es un callejón sin salida y decidirnos a aprender a no temer ni mentir y desplazar del poder a todos los grupos capaces de trampear y matarse: la salida es la mutación!”. Bario de Anixa: Asamblea - La vida viene trazando una línea evolutiva: crea libertad y alegría en todos los campos. Desde la esclavitud, ya llegamos a las cooperativa suecas y al trabajo feliz; del coliseo romano, llegamos al fuchimbol, donde nadie pierde. Bueno, igual es con todo –le responde Rex. Juan Garrido respira hondo. - Por esa línea se llega a una política noble donde nadie pierde: la acción comunitaria sin enemigos: es el paraíso, nuestro nivel estético de vida. Para allá vamos todos, aunque ahora creemos que somos enemigos. Pero si tú llegas primero a esa meta, tendrás lo que ellos quieren, conciencia. Y lograrás lo que ahora más deseas, desplazar a Rogelio sin malearte –le agregó Ricardo. -   ¡Esa me gusta! Pero explícate mejor -se mostró muy animado Juan. -  Los “renos” saben que hay que llegar a la utopía y en eso tienen razón: pero no saben llegar. Creen que es con enemistad y están equivocados: es mutando. Si lo aprendes a hacer primero, habrás llegado a donde la vida es mejor y podrás ayudarlos sin necesidad de usar sus armas –le explicó Nuria. - ¿Y si no me ven? Son sectarios y rígidos. Sólo saben someter –dudó Garrido. - Peor para ellos. Se negarían a sí mismos. Los más torpes no te reconocerán, pero los nobles sí, y la mayoría de la gente: Ese será tu poder –le dijo Lena. -  Te respetarán, serás diferente a ellos, pero en su misma línea de trabajo. La pelea no será a muerte sino que los hará mejores a todos. A la larga se encontrarán Trabajarás en la reconciliación, como dijiste, pero ahora sí sabrás cómo llegar a ella –argumentó Ricardo-, o cómo vivir en ella. -  Es la única forma de que no necesites las viejas armas, ni caigas en su terreno ni sufras sus triunfos –le dijo Nuria. - La salida es la mutación – concluyó Rex. “ Coño, pero uno de nosotros debería decir que no es “La Universidad” la que está marchando sino una facción que aspira representar al espíritu universitario”, sugirió Juan. “¡Déjate de estupideces! ¡Los errores que los vea el enemigo!”, lo sacudió Aura D`Lima.
  15. 15. Roldán luce inquieto. Está sentado en la plaza principal de la Universidad, se para y camina de un lado a otro. De pronto, se hace visible su espacio mental donde, en dibujos animados, Lena lo ama en una escena bellísima que se disuelve con un plop que lo vuelve a la plaza arbolada y a su amarga y adolorida desesperanza. Para escapar del dolor la imagina de nuevo: en el cómic ella llega a salvarlo de su soledad y pasan un rato muy bien hasta que alguien, en el mismo dibujo, le avisa que la verdadera no es ésa, sino otra que está afuera y es feliz con un Caballero Mutante. Del golpe se regresa a la plaza casi llorando. Y así una eternidad sin tiempo hasta que recuerda que ella le dijo una vez: “Deja todo lo que tengas atesorado en la mente. La vida es afuera. La conciencia es el final de los sueños dolientes: allí estaremos juntos”, y reconoce que cada vez que la sueñe sufrirá un despertar y que en ese choque consiste su “pena de amor”. Entonces decide no ingresar más, pero ahora la imagen lo llama sugestiva, erotizante, seductoramente y lo hala hacia el dibujo y forcejean hasta que él descubre que lucha por su libertad, que es algo de vida o muerte, que la dicha está afuera, aunque parezca mentira que tenga que perder hasta la última esperanza de felicidad con Lena. Finalmente, en medio del dibujo grita un gran “¡Basta!” y se disuelve. Roldán queda afuera liviano, tranquilo, sin dolor, extraño para sí mismo, en un mundo que hacía tiempo no visitaba. Los que oyeron el grito lo ven como a un loco, pero él no se preocupa por eso. “Lena tenía razón, hay dos mundos: en uno alucinas y te frustras, en el otro te ríes del pensar y juegas. Cuando la vea le agradeceré que me haya enseñado a verlo. ¡Ahjá!: ese «cuando la vea» fue una alucinación más!”. Barrio : “Mira, compinche , tu música me está molestando”, dice un vecino practicando. “Así no, parece que lo estás regañando” . “R esuelve tu imagen de enemigo , esto es una prueba ”. “Dices « amigo » , pero en el fondo todavía alucinas y crees que é l es un degenerado ”. “¡Coño, mi pana, por favor!”. ¡”Así tampoco!. Estás rogando : ni por arriba ni por abajo , intenta una conversación con un amigo que es capaz de entender lo que le dices ”. “ Los alumnos necesitan reunir 60 votos, para igualarse al voto de un profesor”, informó un alumno a Roldán. “¿Cómo? ¿Somos más maduros que ellos y no elegimos?”, replicó él. “ ¿Es verdad que ustedes pusieron el aire acondicionado al frío máximo en la biblioteca por tres meses para demostrar que ninguno se quejaba, y que jugaron chapita en el medio por un mes y nadie reclamó?”. “Sí, es verdad” “Yo fui uno de los que no reclamó”. “También apagamos luces y pusimos obstáculos en las veredas y la gente agarraban por allá pero no quitaban las vainas mal puestas”. “No se atreven a ser líderes”. “ ¡Claro que son brillantes! Muchos profesores son, sin duda, eminencias. Pero tienen la programación del siglo pasado: la división y la dispersión. Mientras no salten al nivel alternativo de conciencia, cumplirán la programación y el proyecto del caos, como hasta ahora”, conversan Lena y Horacio en el Taller de TM..
  16. 16. L os docentes, para elegir rector, escogieron candidatos “antes” y “renos” y se separaron a hacer propaganda cada uno para su bando. Emiro le preguntó a la profesora. - “ ¿ Eso es una broma o una ofensa ? ” . - Ustedes de todas maneras no deciden quién gana: cada 60 votos de ustedes equivalen a un voto de un profesor. - ¿ No valen nuestros votos, cuando somos más que ustedes, y tenemos más madur ez ?” - ¿En qué se basa para decir eso , joven ? - Nosotros estamos luchando contra la división. Mientras ustedes viven cómodos en la vieja mentalidad, se ríen y creen que es imposible salir, nosotros h acemos teatros, jornadas y concursos para dar fin a esa estructura . ¡Mientras ustedes votan por partidos, como en la calle , nosotros estamos alejando a los partidos de aquí! - Me has hablado de puras fantasías . Todo de la boca para afuera . Lo que dice s no me compr ueba nada. Trata de convencerme con hechos concretos –le dijo Aura en pleno salón de clases . Entonces Emiro y Roldán llevaron el problema hasta la sede de los Caballeros M utantes , quienes lo s a poyaron convoca ndo una asamblea interna para discutir el asunto. Una chica llega batiendo los libros contra el piso y los del taller la interrogan. “El profesor no asistió ¡porque tenía algo más importante qué hacer: pero siempre nos hace eso!”. “Vamos a hacerle un informe” “¡No! ¿Cómo se te ocurre?: ¿tú quieres que me paren la graduación? Yo quiero salir de aquí en tres años”. Se lo cuentan a la profe Aura y ella contesta. ¿Y quien te dijo que esto va a cambiar? ¡Esto no va a cambiar nunca!”. Anixa comenta “¿Y ésta es docente?”. “Hay excelencias, pero sin el código de la unión, si por ellos es, de aquí nadie va a salir a fundar un “Primer Liceo Feliz” jamás -le dijo Rex-. Tenemos que hacerlo nosotros”. <ul><li>“ Aparte de que, por los políticos, nunca se puede estar seguro de cuál es la verdad, ¿qué otras características pueden extraer de su comportamiento? –preguntó Juan Garrido, dictando su primer taller, a modo de prueba y como parte de su entrenamiento mutante. </li></ul><ul><li>Los políticos de la vieja estrctura mental valen todo, son la guerra por otros medios –dijo una aprendiz. </li></ul><ul><li>Manipulan la verdad, la esconden, la sesgan, o la inventan y la imponen según su conveniencia –dijo otro. </li></ul><ul><li>Matan en secreto y lo reconocen a los veinte años, cuando les desclasifican los documentos –agregó una alumna pequeñita. </li></ul><ul><li>¿Cómo podremos librarnos de esa terrible inmadurez?, preguntó el nuevo Caballero Mutante. </li></ul><ul><li>“ Sé de una solución en que los sustituye una estirpe política madura, eso suena lógico. Lo que no veo es que en una sola generación pueda lograrse”, respondió un muchacho. </li></ul><ul><li>“ ¿Y tú, qué piensas de eso, es posible lograrlo?”, interrogó Juan a Horacio Gómez. </li></ul><ul><li>“ ¡Claro que sí! ¡Sólo tenemos que prepararnos: Yo también veía el problema y decía «No se puede», pero ya sé cual es el truquito. Y si la mayoría lo agarra, los podemos desplazar del poder en cinco años”. </li></ul>Roldán descubre sus poderes: logra estar junto a Lena sin sufrir, la abarca con una «mirada de contacto», que se siente como si la acariciara. Ella, al saber de la mutación del joven, lo invita al «amor instantáneo» de un abrazo que le llena todo el presente y no le acumula dolor para después.
  17. 17. En el liceo, frente a un pasante que dudaba, los alumnos mutantes regulan a uno que apabullaba u un menor Anixa y Lena h ablan del cuestionario que hizo el Taller . “Si el Consejo Comunal invita a una asamblea y sólo van el 20% de los vecinos, es que ese cc es chimbo. Si invitan sus adversarios y sólo van ellos, también. Tiene que ir cada vez más gente , y gozar todos como en una fiesta. Si no, el cc está excluyendo en nombre de la revolución ” “ Aquí la mayoría no se mete , es su forma de protesta. L o que pasa es que lo s renos del cc se agarraron los créditos para comprarle carros a su familia ”, dijo Anixa . “ Y no hacen nada”, agregó Rosa. “Vamos a aplicar el cuestionario p ara motivar : La mayoría tiene que aprender a arreglar las irregularidades”. Anixa decidió que escogería su barrio como tema y, para conseguir apoyo, aplicó otro cuestionario en la UP. Emiro se ofrece para ayudarla en lo que pueda y ella acepta Los nuevos amantes comparten el amor cósmico, con cada abrazo logran el contacto y la unión total en un segundo. Capaces de una mayor cercanía, se desnudan el alma con toda la sinceridad y así se preparan para criar niños, aunque no tienen prisa. Lo harán luego, si hace falta. ¿Tú eres su novia? –le pregunta a Anixa su mamá. No, somos amigos. ¿Amigos, con esos jueguitos? Mira que jugando y jugando también puedes salir preñada Mutante no pare por casualidad. Ponte a creer que eres mutante. “ Es mi amiga. Si le veo defectos no me duele, tiene su desarrollo personal exclusivo. Pero si la quiero hurgar bien adentro, me abre sus puertas. No tiene motivos para mentirme porque no está buscando nada que no pueda conseguir con la verdad”, le confesó Emiro a Horacio refiriéndose a Anixa. Arnaldo se levantó a las seis de la mañana con el ruido exagerado de un carro que llegó como siempre, de repente. Maldijo y ya imaginaba matando a alguien cuando se oyeron los pitos, cacerolas y gritos, “!Apaga esa vaina!”. Arnaldo se alegró de no estar solo y sacó su palangana En quince minutos todos dormían de nuevo plácida- mente. Llegan 10 alumnos de la UP al Liceo Independencia como pasantes Fueron todos los que había: veinte mutantes. Declararon el estado de emergencia y un proceso de reestructuración para superarlo: se pronunciaron contra la discriminación estudiantil y otros abusos. Inspirados por la aventura acometida hacía más de un lustro por el núcleo de la UP en la región central, se propusieron elevar la Universidad a la estética vital, por encima de la política de los partidos. Para ello, cada uno de los mutantes que hay creará un nuevo grupo de acción que acometerá la realización de algo “concreto” que demuestre la mutación como un hecho palpable. Harán brillar la calidad de lo humano, la fuerza del espíritu en la juventud, la conciencia aplicada a la innovación comunitaria y social. “Vale todo lo que construya un baluarte observable de la nueva sociedad”, aprobaron. Al final harán un referéndum para saber cuántos son y exigir su derecho a votar. Asistieron, junto a Rex, Lena, Ricardo y Nuria, Juan, Horacio, Roldán, Emiro, Angel, Anixa y nueve divinos insurgentes más. “ ¿No hay nadie preso y pides libertad?” “Pero es que ustedes asustan y amedrentan” “Eso es porque ustedes usaban cabillas” “Pero eso era antes”.“¿Antes...?” 16
  18. 18. En el liceo, treinta muchachos tenían todo preparado, incluido un depósito pétreo bien escondido. Salieron a la plaza, molestaron el tráfico y cuando por casualidad apareció una moto con dos uniformados, corrieron hasta donde tenían el arsenal y tumbaron al parrillero de una pedrada, sorprendiendo a todos con su arrojo. Los más pequeños son los más aguerridos, ya iban a quemar un camión de bombonas de gas cuando Péndulo, el jefe, los retuvo a duras penas: “¿Están locos? ¡Volaríamos todos!”. En eso llegaron los mutantes, tantos, que los treinta -al principio pensaron que se trataba de refuerzos a favor de la refriega- se asustaron. “La mayoría en el liceo sabe resolver los problemas. Ustedes son los únicos que faltan. ¿Creen que nos van a imponer su forma de lucha?”. “¿Qué es lo que quieren, por qué es la protesta?”. El Guasón habló por los insurrectos. “Tú quieres impresionar a Merle, que no te para bolas. Tu no quieres que te hagan el examen de Matemáticas porque no has estudiado”. Nayla completó “Tu eres un artista y nadie te comprende, pero tampoco quisiste poner tus dibujos en la cartelera. ¿Te atreves a enfrentarte con la policía y exponerte a que te saquen las tripas, y no eres capaz de dejar que tus compañeros conozcan tu alma?”. “Yo realmente odio este liceo. Odio toda vaina. Esta sociedad está podrida –dijo Péndulo-. Aquí se perdieron treinta computadoras y el Director tiene unos guisos, pero nadie reclama nada”. “Ya sabemos cómo enfrentar eso. Tu salón que se encargue del Director sin quemar ni matar a nadie ni agravar las cosas”. “Entre todos los apoyaremos”. “¿Qué habría pasado si esos carajitos queman el camión de bombonas?”. Péndulo les da la razón riéndose aliviado. “No has pasado por el Taller de Matemáticas, pero nos haces falta allá, eres un líder”. Varios se pasan los brazos sobre el hombro y se van de lo más amigos para adentro. Los más chamos caminan gritando consignas “elpueblo unido jamáserávencido” Las fuerzas de Péndulo, tras iniciarse en las artes del juego armonioso, se sumaron con éxito a la jornada libertaria liceísta. Buscaron al Director y plantearon abiertamente el caso de las computadoras y la falta de transparencia en los contratos. No quemaron nada pero desataron mil inventos. El poeta expuso sus “Dibujos con Notas”, propusieron la “Semana del Liceo”. “Coño, lo de Nuria y los loquitos apaga luces era en serio”, dijeron los pasantes Festival de Fuchimbol El equipo “Inventamos o Erramos”, realizaron su proyectado Festival de Juegos Mutantes. Para ello hablaron con los fucheros: serían el centro de la jornada. Repartieron un tríptico en que explicaban por qué ese juego rompe la estructura de la guerra. Se cubrieron de gloria al poner en acción, a la vez, varios grupos de cinco jugadores y el público podía escoger lo que quisiera, incluida una sección de aprendices. Pero los más aplaudidos fueron los grupos de niños que hacían juegos cooperativos, mientras los promotores explicaban la naturaleza de esos juegos y exhortaban a confiar en los niños “Ellos no son lo que uno creía, y merecen nuestros mejores sueños”. Muchos lloraron al descifrar el mensaje. Cartel en un pasillo: “¿Quién va a hacerlo sino nosotros? Los demás no lo han hecho porque no podían, ¿vas a seguirlos esperando?” Los “Argonautas”, de la Up fundaron una Brigada Anticorrupción y se ocuparon de solucionar un caso de dolo en la administración. Mostraron pruebas tan contundentes que lograron la desincoporación inmediata y preventiva del funcionario. 17
  19. 19. la navidad, pero pasa el año obedeciendo sus ideas de enemistad y guerra. Ama la unión, pero crea partidos o ve sólo la mitad . - Pero es imposible no parcializarse. -  A ntes era imposible. Ya no. ¿Qué pasa si ves las dos caras, todo el fenómeno en que el hombre actúa ciego, ve a medias y se parcializa , choca con otros , domina o se deja dominar? Si ves que eso anda mal ya no necesitas el chip: e sa es la mutación.. Mutar es tener la clave para no ser dos cosas a la vez y unir en vez de separar. - ¿Y cómo sabemos que no es una nueva ilusión, como la que tuvimos con la democracia o con Rogelio, como el día del niño o el de la madre? - Por los hechos. El que muta actúa diferente: reconoce sus errores en público, no teme n i miente , construye lo nuevo , tiene fuerza para perseverar sin odio porque sabe eliminar cualquier imagen que lo divida en dos. -Pero las marchas son hechos. ¿Por qué no van a marchas? - P orque las marchas tradicionales son para demostrar la contrariedad y es mejor gastar ese tiempo construyendo un liceo libre de adoctrinamiento, o un barrio donde las personas sepan gobernar sin pelear; o haciendo una empresa de la gente en ese barrio; o inventando juego s de integrar, o creando el poder de la gente aquí, en la UP . ¡ Ese es el cambio del poder, ahí es donde debe estar empleado el liderazgo: no en las calles tocando pitos! Emiro ofreció en su curso la jornada “Descubriendo el Arte de Vivir”, allí dio a conocer la «Solución de Confrontaciones Entre Condiscípulos» y el «Manejo de Mecanismos de Dominación”. Así fundó su brigada “Vida y más na”, que trajo a la UP el primer grupo de «músicos libres» que amenizaron por una tarde la plaza rectoral con reggaes, ska y rock que no prometían paz o alegría, sino que las demostraban. Luego se llevó a estos músicos una tarde para el barrio de Anixa. Otros alumnos reorganizaron sus grupos musicales. “Poetas somos todos: que cada alumno haga una canción”, propuso la brigada “Atlantis”. Con las ayudas de Emiro, de Lena y otros aportes, Anixa reunió a la mayoría excluida de su barrio y los sumó como constructores críticos al Consejo Comunal, que ahora pasó a ser plural, democrático y dinámico Juan Hora-cio, Rol-dán, Anixa y Lena Fue- ron a la prensa a difun-dir lo que ocurre en la Up. En algu-nas partes no los aten- dieron por no ser de un bando. Pero en los dia- rios mutantes los aplau-dieron -  Todo ser humano alberga una estructura mental heredada, un chip viejo, que siembra división con lo que hace. División quiere decir dolor y opresión sobre alguien. Ama la paz y “ Mi amor, si pateas aquí esa pelota, le puedes pegar a los viejitos que están haciendo ahí su cola. Tenemos más bien que cuidarlos”. Reorientó Ornella a unos niños que jugaban pelota junto al dispensario.
  20. 20. - ¡E s una ofensa que haya una ley para obligarnos a servir a la comunidad , cuando eso deberíamos hacerlo por gusto, por belleza existencial!”, “Vamos a desconocerla y a reconocer que nos están educa ndo para ser insensibles !”, dijeron en el grupo de Rex, “Los Argonautas”, y para arremeter contra la Ley del Servicio Comunitario Obligatorio para las Universidades, se dedicaron exhaustivamente a cambiar su existencia, a fin de ser felices sin medida y poder brindarle frutos auténticos a la sociedad en que vivían. El equipo de Ricardo se llamó “Alegres Provincias” y pusieron un cartel donde ofrecen entrenamiento de hacer «reclamos justos, amistosos y equilibrados a los profesores». Su cosecha fue exuberante:     ” Profe, Ud es muy bueno, pero llega tarde y borracho todos los días”, le dijeron sus primeros asesorados a un docente extraviado y, después de ese bautizo de fuego, conformaron la brigada “El Diablo Suelto”, que llevó a cabo una exhaustiva encuesta donde preguntaban ¿Para qué estudias aquí , por dinero o por cambiar la educación ? ¿Eres un líder , te estás formando como tal ? ¿Y si todos nos preparamos para ser líderes, quién mandará a quién? Los que respondían: “compartiremos el poder entre panas”, desde su propio conocimiento, quedaban elevados en el acto al rango de Caballeros Mutantes.    ” Profe, Ud nos insulta. Sabemos que lo hacía por desesperación , porque se siente solo y quería hacer algo para cambiar la vida, pero ya cambiamos y le vamos a exigir que respete y haga algo mejor que ofender”, cumplieron otros aprendices su tarea para graduarse, y conformaron el escuadrón “Cantos Cuánticos”, la cual se ocupó de la cartelera de sucesos.          “ Profe, Ud nos acusa de flojos, pero no viene los viernes ” . Un a brigada traj o un foro con el título “¿Mutación o Revolución? ”. Otr a, uno denominado “¿Paraíso o sociedad sin clases?”. El escuadrón “Renacimiento”, ya cercanos a graduarse , tuvieron la iniciativa de solicitar al Ministerio que les creara un Liceo para ellos dedicarse a la educación amorosa y no obligatoria. Habían ido a hacer pasantías al liceo Independencia y aprendieron que la vida podía ser una avalancha productiva y feliz Los profesores perplejos, aunque oían hablar sobre los deportes alternativos, no se movían fuera de su rutina. “ Sus Excelencias Dispersas aún no se han dignado enterarse de que estamos metidos hasta la pata en la Primera Revolución Feliz”, dijo Rex. De pronto, se vio que había una fuerza emergente, tan activa como los partidos, aunque sin las trampas ni el deseo de muerte. Los profes lo comentaron: “Es solo una fiebre: se les acabará cuando se vayan de vacaciones”, dijo Aura. “No, ellos tienen una filosofía, pertenecen a un despertar de los siglos”, dijo Celis. Los partidistas los envidiaron, los temieron o los odiaron. Los que vieron el trasfondo los admiraron, los ayudaron aportando dinero, se sentían orgullosos de sentirlos sus pupilos, les decían “Los Muchachos”. Los antes lograron finalizar una marcha con disturbios y heridos.
  21. 21. Cada cual un líder de compartir el poder Los del equipo “Talón de Aquiles”, después de haberse dado el entrenamiento más intensivo, estudian una situación especial. La expone Horacio: “ «Hay disparos desde adentro, la policía entra y un grupo de la Universidad protagoniza una marcha donde se protesta contra la entrada de la policía, pero no contra los que dispararon desde adentro provocando la incursión policial», se oyen aportes para el análisis”. “Es obvio que esa marcha no es de «la Universidad», sino de un grupo, y que éste acapara el nombre de la institución”, dijo uno. “Y es obvio que la prensa les presta apoyo, como un aliado político”, agrega otro. “La mala voluntad no es la única causa de ese proceder. Siempre es así: un grupo quema un carro en la puerta de un instituto y la prensa dice «los estudiantes protestaron», y resulta que la mayoría no estuvo ahí ni aprueba siquiera la acción”. “¿Y por qué alguien que estudió hasta un nivel superior protagoniza o escribe una mentira así delante de todos?”. “Es obvio que sus profesores no eran mutantes”, interviene Atencio Laya con orgullo de sí mismo. “Además –agrega una joven apasionadamente-, ¿por qué no aparece otra marcha para aclarar el error y para exigir respeto al Alma Mater?”. “Porque la mayoría no está organizada. Los grupos políticos sí, pero la mayoría no: ¡y ese es el principal vestigio de la sumisión que debemos eliminar!”. Otro joven se impacienta: “¡Alguien usa el nombre de la Universidad para mentir y la mayoría no dice nada! ¡La neutralidad de esa mayoría es la forma más infame de sometimiento!”. Rosalba Fuentes fue más ecuánime: “¡Esa mayoría se están formando para colaborar con las iniquidades!”. Y Saúl Vélez: “Lo importante es comprobar que nosotros sí podemos ver las dos caras de las vainas y defender toda la verdad, no la de un bando contra el otro”. “Bueno, hasta ahora, la mayoría se ha graduado sin herramientas para dar respuestas al caos: las universidades han funcionado para la dictadura. Pero creo que podemos celebrar que ya estamos preparándonos para hacer algo diferente -concluyó Horacio-. ¿Qué actividad especial van a desarrollar para comenzar? Sé que tienen nombre, pero no me han dicho qué es lo que van a hacer para integrarse como líderes mutantes en esta comunidad”. Ellos decidieron iniciar las acciones pegando por toda la UP mil afiches artesanales con cien consignas diferentes. Comenzaron con: <ul><li>- El gobierno cerró el canal Z: ya llegaron al colmo del totalitarismo. </li></ul><ul><li>¡No hubo ningún cierre! ¡Al canal Z se le venció la concesión y no le fue renovada, atendiendo a prerrogativas legales de un gobierno constitucional, que tus amos tergiversan para manipularte! </li></ul><ul><li>Los “Ángeles Terribles” apagan el video y se ponen a discutir sobre la disociación de izquierda y derecha. Finalmente, crearon la tira cómica “Los Disociaditos” y llamaron a un concurso de chistes para nutrirla. </li></ul>20 Carlos Morón y Juan Garrido hablan. Carlos se ha especializado en organizar marcha s que desatan disturbios , aceptan una ruta y luego se desvían o se molesta n porque no los dejan ir más allá , avanzan , destruyendo bienes públicos y finalizan atacando a la policía . “¿Tú te estás preparando para dirigir el país con eso que tienes?”, le pregunta Juan. “Te dije que lo importante es bajarlo, sea como sea”. “¿Y tú crees que la gente no sabe leer que ya no te importa la nobleza y que mientes descaradamente cuando dices que luchas contra la violencia?”. “Lo sé, pero ¿qué otra cosa se puede hacer?”
  22. 22. “ Lo bueno de esto es que ya no necesitamos hacer un experimento de meter a dos grupos de personas, por ocho meses, a ver canales diferentes y con puntos de vista opuestos sobre la realidad. Ya sabemos que al ponerlos juntos cada grupo se asustará con lo que hace el otro, que se dirán ciegos, brutos, que se pelearán y se matarían si alguien no les aclarara que estuvieron en un laboratorio y que el objetivo común era aprender”, dijo Ricardo. “ Falta algo –agregó Lena-: antes de la fase final de ocho meses, se puso a los dos grupos en un sistema escolar donde por diez o veinte años consecutivos no los enseñaron a integrar puntos de vista ni a eliminar imágenes, sino a quedarse encandilados con lo primero que les pasara por la cabeza. Casi cada día llegaba una banda nueva de foroconcertistas o alguna otra atracción inventiva que animaba la fiesta perenne y general. Sacaban tiempo libre para invertirlo en la tarea de mostrar lo nuevo y producirse unos a otros altas vibraciones en el alma. Dar fin al viejo tiempo, y no otra, era ya su principal ocupación “ Queremos que nos trate como gente”, le dijeron al profe de Física los del Cuarto “B”. Sabían que él con los docentes era el mejor contador de chistes, pero que a ellos no quería darles la mano para que no le arrancaran el brazo. Tras aclarar la situación, resultaron los más grandes amigos y ahora en el salón siempre hay un buen tiempo. Los de quinto “C” pararon a otro adoctrinador, esta vez de signo contrario. Tres líderes observaron un rato a los alumnos en el patio de deportes y encararon al profesor. “¡Qué tontería es esa? Todos detrás de una pelota, como si no hubieran suficientes para todos”. “O nada mejor qué hacer”, se burlan. Pero luego hallaron cómo establecer juegos cooperativos, contra el programa del Ministerio de Educación. Unos estudian al profe reno que falta y que para asistir a eventos de la revolución y demuestran que en realidad es un cabalgador profesional de horarios. Lo ponen en el periódico. Al que se ponía a leerles las dos horas, le consiguen diez alternativas dinámicas para saborear el conocimiento histórico. Nadie ha visto a Luis E y a Nayla, y es que están sexuando de lo más lindo en la casa de él, después de verificar que no están fértiles. El instructor cierra la mano: “¿dónde está la moneda?”. “¡Aquí, en ésta!”, dijo un aprendiz señalando la derecha del interrogador. “Muy bien, eso es creer: supones algo y apuestas. ¿Estás seguro?”. “Sí”, confirma el aprendiz. “No puedes estar seguro”, responde otro. “Ok. Hay una diferencia entre creer ciegamente y saber que sólo tienes una suposición. ¿En que consiste la diferencia?”, pregunta el instructor. El paisaje se abre y, sorpresivamente, no es la Up ni el liceo I, sino un campamento alࠠaire libre en un bosque cercano a la gran ciudad. Hay otros grupos dispersos que siembran, construyen hermosas cabañas, o hacen ejercicios, varios se bañan en el río. “ P rometer el cambio sin tener un equipo eficiente y confiable capaz de efectuarlo , también es una ligereza anclada en la pasión ”. “Los líderes suelen hacerlo con toda su buena voluntad, pero es una forma de mentira” , apoya a Xenón su invitado al programa de radio . “ Lo que pasa es que no somos sólo razón lineal. Sin la pasión y el sentimiento seríamos máquinas” , refuta un segundo invitado . “ ¡Pero ya tenemos una forma que combina la pasión y la razón en una síntesis exacta y ética,: no necesitamos errar!–dice Xenon. “ Vente, vámonos para la marcha”, le dice a Emiro su mamá. “Vete tú. Yo me quedo”. “¿Cómo? Yo, que soy una vieja, arriesgo el pellejo contra Rogelio y tú, que eres joven, ¿te vas a quedar en la casa como una señorita?”. “ Mamá, e l que muta no necesita marchar ni defender nada, no planifica muerte s ni sabotea para llegar al gobierno” . “Qué diablos pasa contigo?”. “Soy el poder, y lo entreg o con cada acto en donde esté, aquí en la calle o en la U niversidad ”. “Te estás convirtiendo en un perfecto extraño para mí” . “La sociedad comunis ta , la democracia y el paraíso terrenal son el mismo lugar. Es preferible avanzar hacia la meta, en vez de quedarse peleando por el camino ”.
  23. 23. Barrio de Anixa: Los vecinos se preparan para elegir su segundo Consejo Comunal. El primero tenía serias irregularidades, pero los mutantes no lo atacaron para no crear división. Su estrategia fue dedicarse a formar a la población para que cada cual fuera capaz de regular las situaciones. Ahora se esmeran en hacer entender a los del primer consejo, que sus errores ayudaron a todos a superar el aislamiento y que les corresponde a todos unirse al trabajo constructivo y sin imagen de enemigo. “ ¡Claro que vamos hacia una dictadura! –reconoció Rogelio ante sus asesores-. ¿Qué otra cosa puedes hacer solo y con tantos atacantes, sino defenderte, desconfiar de todos y acaparar todo el poder?”. “Pero para construir una democracia tenemos que hacer muchísimos amigos y generar confianza”. “Ya no estoy tan seguro de que podamos hacer una democracia. Depende de lo que haga la oposición”. “¿Y eso no es dejarnos llevar por el camino que ellos quieren que agarremos?”. “Tienes razón. Pero, ¿cómo hacemos para quitárnoslos de encima? Cuando hablo de ‘abrirnos a la autocritica’, los únicos que lo entienden son los mutantes, ¡y la mayoría de los nuestros los creen enemigos y los atacan! ¡Creo en la revolución, pero con mentes mecánicas es imposible!”. Campamento: “Hay una diferencia entre decir «No seré feliz hasta que tal evento ocurra», y decir «Comienzo a ver que pudiera ser feliz ahorita mismo», o exclamar «¡Coño: estaba creyendo que no podía ser feliz ahorita!», o decir categóricamente «¡Qué extraordinario: estaba ahuyentando mi felicidad con un pensamiento» ¿En qué consiste la diferencia?”, preguntó Samuel, el instructor en un grupo de estudio. Égar levantó la mano. ¡Dejen de darle dinero a esa cuerda de bandidos! ¡Ustedes tienen décadas cotizándoles y entregándoles la fuerza descomunal que hoy tienen! –Habla Luis Octavio en la Asociación de Ganaderos-. Cada pago por secuestro y cada pago a las cuadrillas paramilitares para intentar la autodefensa, es una fuente de ingresos para esa república del crimen”. “Ellos los ahuyentan y luego les compran las tierras, ¡eso es vender la patria!. Si no pueden trabajar esas haciendas por sí mismos sin fomentar esa industria del secuestro, véndannoslas a nosotros. Estamos creando un fondo para esa compra porque necesitamos adónde mandar a los refugiados urbanos -les dijo. Xenón-. Si las haciendas pasan a ser propiedad social, no habrá a quien extorsionar. Los mutante son insobornables. ¡Así acabaremos con la ley del secuestro”. “ Los profes ignoran la mutación, es como si no existieran la Regiones Vírgenes, las cooperativas suecas, los núcleos emergidos de la Up, los juegos nuevos y las demás evidencias”, dijo Ángel. “El problema es el aislamiento: no saben que es posible unirse con un proyecto alternativo que unifique”, arguyó Rex. “Se conforman con criticar y esperar, justificarse y creer que si los demás fueran como ellos, todo cambiaría. Pero eso no basta”, dijo Anixa. “Mientras no den el salto a la acción integrada consciente, estarán cumpliendo el proyecto del caos”, concluyó Ricardo Reunión desordenada “ No, no no. Aquí nadie deja hablar ni oye a nadie. Vamos a poner un Director de Debates”, dijo Eugenio y Julia:“Aquí no somos burgueses. Cada cual que intervenga cuando quiera.. Esto es un conversatorio”. “Quizá en un grupo donde la gente respete a cada quien, no haga falta el Director, pero aquí es evidente que hace falta. ¿Estás segura de que no estás aplicando mecánicamente y en un momento inadecuado lo has aprendido?”
  24. 24. Quien llega, se sorprende con la fiesta permanente, papeles guindados. representaciones teatrales a cada rato, performances, recitales. “ Yo desconfío de ustedes: a mí no me engañan. No son tan inocentes como parecen: están volviendo a la gente pacífica. Son una revolución rosa, un golpe blando contra Rogelio”, dijo un líder reno. Pero por cada reno ya había tres o cuatro aprendices de mutantes. “ Gracias a nosotros, la gente va a dejar de ser manipulable y entonces los cambios no tendrán marcha atrás”, respondió uno. Y otro: “ ¿Qué te preocupa? apoyamos todo lo bueno que hacen, jamás los sabotearemos, garantizamos que tengan un relevo revolucionario. Jamás los atacamos y, en caso de invasión no les impediremos que ejerzan sus virtudes guerreras. Sólo que, mientras se pueda, vamos a garantizar una democracia tan profunda, que nadie, ni de adentro ni de afuera pueda contra ella”. “ ¿Cómo no voy a desconfiar? ¡Lo que se necesita es gente en pie de lucha contra Rogelio, y ustedes no atacan a nadie, y cuando critican, lo hacen contra cualquiera de los dos bandos! ¡Esa estrategia favorece a Rogelio porque logra desmovilizarnos!”, dijo un ante. “ No les impedimos que usen sus viejos métodos de creer en enemigos y fabricarlos. Pero no se sorprendan si la verdadera democracia no aparece por ahí, sino por este lado ”, le dijo un mutante. “Hagan lo que saben. No cambien. Pero son una minoría y, mientras los mutantes seamos los más activos, ustedes no van a dirigir más este país”, vaticinó otro.. En Ureña, cerca de la frontera adonde Xenón proyecta trasladar a parte de sus refugiados, un grupo paramilitar disolvió el Consejo Comunal, tras matar a su vocera más diligente y a su familia. Cada día aparecían nuevos grupos, “Rebeldes de Acuario”, “Refuerzo Contracultural”. “Las Amazonas”. Algunos eran efímeros, se formaban, hacían algo, celebraban y se disolvían, en ocasiones para formar otro grupo y emprender una nueva y más arriesgada proeza. A veces un mismo grupo cumplía dos, tres cuatro acciones asombrando a todos. Rex y cuatro voluntarios aprovecharon una oportunidad de ingresar como empleados de medio turno en el comedor universitario, y se alistaron para organizar allí una empresa, ganar la concesión y usarla como punto de entrenamientos de todos los alumnos en Educación para el Trabajo Feliz. El periódico del Independencia salió encartado en un gran diario. Anuncian que pasaron a ser un liceo libre y que lo celebrarán con una fiesta: “La semana del Liceo” Varios grupos se fueron al núcleo del centro de la UP, para ver de cerca la diferencia, iniciada hacía casi diez años. Jeison lleva para el Taller de Matemáticas a un muchacho de cara triste, demacrada y actitud postural corva. “Aquí tenemos un caso”, dice. Las muchachas se lo agarran para ellas “Lo primero: la alegría natural existe. Las drogas eran mientras tanto”, le dice Nayla. En el liceo I la prensa reporta los índices llevados a cero: Reposos fingidos, aburrimiento, sometimiento de menores o de mayores
  25. 25. Los de Ángel, “Viajeros del Tiempo” pegaron mil papeles que decían lo mismo con diferente letra: “Para que una pelea termine, alguien tiene que salirse primero: el más inteligente” La madre de Anixa bota todas las vainas, llaves, cédula, el dinero. Pelea, reclama que se lo quitaron y luego, siempre lo encuentra, mal puesto por ella misma. Celis compra dos números, el doble de lo que le solicitaron Ricardo y Rex, profondos para la arremetida mutante Cafetín de profesores: “¿Ese poco de adornos? Debe ser algún festival o un nuevo grupo tratando de llamar la atención”, dice Rosa Cano. “Quieren llegar a la utopía”, se burló Javier Lamata. “Yo, la verdad es que no me atrevo a quitarles el ánimo tan rápido. Me alegra que estén cumpliendo sus ciclos”, dice Ulma Piñate. “¿Tú crees que le van a dar continuidad a eso? En lo que lleguen los exámenes se les olvidará la creatividad”, dijo Aura con cinismo. “Y si no, es igual: para mí lo único importante es que ya casi me salió la jubilación”, dijo Javier Lamata. “Se trata de toda una cosmología, una teorética practicable, con pies y cabeza. Yo los ayudo en lo que puedo”, dijo Celis, y entonces Ulma le mostró una cara para ella desconocida de la revuelta. “¿Tus muchachos, no te lo han dicho?, según sus palabras «Muchos ayudan, pero lo que hace falta no es que ayuden, sino que sean mutantes». ¿Qué tal?”. En las otras universidades no cesan la trifulca y las declaraciones contradictorias, los abaleados. En la frontera: las guerrillas y los contraguerrille-ros se atacan y someten gente. ¡Ya basta de pintar cestas de basura y limpiar jardineras! ¡Vamos a cambiar los barrios y las escuelas! ¡Primer liceo Feliz ya! Juramento “ Juro elevar a la mayoría a tener voluntad propia, militancia, voz y voto, a tener herramientas para no caer en manos de los políticos y a conocer los truquitos de la dominación..”. <ul><li>Cero </li></ul><ul><li>Imposición de conocimiento </li></ul><ul><li>Imposición de disciplina </li></ul><ul><li>agresión </li></ul><ul><li>Robos internos </li></ul><ul><li>Notas generales </li></ul><ul><li>Enemistad </li></ul>24 El cómic “Los Disociaditos” hace reír a la gente fuera de la Up. Día tras día llegan al concurso decenas de chistes elaborados por alumnos de varias Universidades y liceos. “ Esa te ama”, le dijo Ricardo a Rex refiriéndose a Celis. “ ¿Tú crees?”
  26. 26. “ El actúa por yoísmo”, dijo Julia. “¿Y cómo sabes que no es por abrirse a un nuevo juego, para no estar tieso en el escenario?”, le refutó Eugenio. “¡Es por yoísmo, me lo enseñaron: está saliéndose para ser el principal!”. “¿Estás segura de que no estás dogmatizando lo que te enseñaron? Te dieron una sugerencia: «la gente suele vivir en el yo y desde ahí sabotean lo comunitario», pero no puedes aferrarte a lo primero que supones, tienes que ver cuando está ocurriendo eso y cuándo no”. “ El tiene días llevando diablos a su programa. Está volteándose”, dice Julia.“No. Lo está haciendo para que haya pluralidad. Lo que pasa es que estás acostumbrada a ver programas disociados”, le responde Eugenio. Julia: “Ése es un enemigo. Está criticando a Rogelio” “¿Y qué tal si es un amigo, que te está planteando una falla para ayudar a que avance tu causa?”, le responde Eugenio. Los motorizados se habían venido transformando en el azote de los transeúntes. Siempre habían tenido noción del poder, sentido de grupo y solidaridad mutua, pero desde que apoyaron a Rogelio en los días difíciles, se apoderaron toscamente del espacio: ahora manejan al revés por las calles, usan las aceras, se comen las luces. La gente siempre anda temiendo de ellos una incursión renegada para apartárseles a tiempo, pero aún así mueren personas a diario: hay sitios donde se acumulan hasta diez accidentes por semana. Lo más insólito es que quien primero salió a enfrentarlos fue una banda de niños menores de trece años En uno de los chistes enviados, los dos disociaditos chocan cuando tienen que pasar juntos por un pasillo. Vuelven a intentarlo pero de nuevo calculan mal y no logran pasar. Lo cierto es que no caben ambos, pero no lo advierten porque ninguno ve la parte buena del otro que, sin embargo, está ahí. “ Sólo faltas tú, tu conciencia y tu sentirte bien - canta un aeda de esos que andan de pueblo en pueblo-, tu comprensión de procesos, tu alma libre y tu presencia. Si quieres lo haremos sin tu amor, pero es mejor se estás también aquí, en el lugar del encuentro. El Nuevo Mundo no es mañana. Mañana no está aquí, ella está en tu cabeza y nada más”. Después de la semana del liceo I, la revuelta de los liceos se hizo general y adoptó un cariz definitivamente libertario. De pronto comenzaron a aparecer por todas partes pliegos con peticiones y con exigencias de los liceístas. Los que fueron al núcleo del centro de la Up, trajeron de regalo un stand con las muestras de lo que han hecho desde que lograron su integración: todos los alumnos votan para elegir a la federación de centros, tienen un prescolar y una escuela de pruebas donde eliminaron racionalmente la dominación y forman mutantes, tienen varias empresas universitarias de los alumnos y profesores, donde aprenden a ser dueños mediante una economía de rango humano, liberaron el barrio de al lado, que luego fue declarado “Territorio Libre y Zona Turística Nacional”. Se alegran de la visita y la atención, que los saca del silenciamiento a que los tiene condenados el caos. En ese stand, fue donde Anixa y su gente vieron por primera vez el a fiche de “ Lya y l os de La Colmena”. Como siempre, creyeron que se trataba de un grupo de rock famoso que no conocían bien. Cuando se enteraron de que eran los vecinos del primer barrio que salió de las dominaciones tradicionales a la armonía, Anixa juró con voz susurante que se haría un afiche similar, cuando se lo ganara.
  27. 27. “ ¿Cómo es eso de que mientras los “renos” celebran tú estás trist e , como si todo lo bueno de tu vida se hubiese acabado ? “ Esos desgraciados se salieron con la suya otra vez –dijo el líder ante. “ El problema es que no tienes metas ni programa propios. Sólo te enseñaron a ser líder de administrar el dinero del estado y hoy no lo tienes. Pero puedes ser líder de: inventar, reconstruir y de cambiar la vida, empezando por salirte de lo que eras: puedes venir a ser un creador. ¿Y cómo hago para que Rogelio no me saque la piedra? Escoge alegrarte: el llegó para que supiéramos dónde están los errores del proceso social, cómo superarlos y cómo implantar el juego político de ganar ganar. En el campamento del bosque , el instructor coloca una gran moneda de utilería entre dos actores que tienen los oídos tapados y no se oyen entere sí. “¿Qué ves?”, pregunta a uno: “Una cara”.. Y luego se vuelve al otro “¿Y tú, que ves?”. Y el otro responde: “Un sello”. Entonces los dos apartan la moneda y se ponen a discutir: cada uno asegura que sólo hay lo que él vio, niega al otro, lo ve como un torpe, un enemigo, un obstáculo y quiere someterlo para resolver el problema. El instructor: “Defender cada uno su punto de vista contra el otro es pelear. Y ¿qué pasa si alguno ve completo: si además de ver lo suyo, se pone en el punto del otro y ve lo que vio el otro e integra ambas visiones?”, los actores lo hacen. Eso es mutar: ser amigo y eliminar la guerra. Ahora bien, ¿cuál es la clave para querer ir a averiguar que ve el otro? Anixa, a Patrix que se quiere iniciar en el rescate de barrios: “ Primero muéstrales el video de La Colmena, que vean lo que se ha hecho allá. Dales luego el de Resolución de Problemas Comunes” “ Trabaja primero con los que se entusiasmen. El resto se incorporarán después”, le dijo Nuria. Delante de Xenón y Lo, en la reunión de la Asociación de Ganaderos, Fabricio, un joven ganadero hijo del último hacendado asesinado, había dicho “Ya cursé instrucciones para que, en caso de secuestro, mi familia no les dé ni un centavo: mi padre les daba y lo mataron. Podrán matarme, pero, si es por mí, la era de la extorsión y el secuestro se acabó”. Esa misma semana desapareció. Campamento . “ ¿Seguro qué ya no necesitan drogas?”. “Nos ocupamos de que comprueben la alegría natural -respondió Oriana-. Si ya saben que existe, en adelante, frente al malestar cada vez les resulta más interesante recordar que la solución profunda está cerca y la buscan. Te lo digo por mí. Ya no tomo café y casi no pruebo el alcohol “¡Viva la revolución carajo!”, se oye de vez en cuando un grito de brega. Los pliegos de liceo : Exigían eliminar la educación obligatoria. Que les sacaran a los corruptos ya denunciados por toda la comunidad. Que una ley los expulsara de la educación en vez de cambiarlos de un liceo para otro. Piden que el Ministerio forme instructores de juegos cooperativos reciclando a los tradicionales. Solicitan entrenadores de TM para los profes que aún no la manejan. Piden que Cuarto Grado se dedique exclusivamente a garantizar que todos aprendan a leer gustosamente; y que en Sexto, como cuestión de Honor, todos sepan fracciones y ecuaciones deducidamente. Y la meta en Tercero de Media sea que ya todos sean seres sociales por afecto. Algunos solicitan su traslado, porque en su liceo no hay suficientes mutantes. Otros piden la fundación de colegios libres y una empresa humana donde todos sean dueños, en cada escuela. “ Adelantamos la «Semana del Liceo»” -dicen en el video los de “Moral y Luces”, amontonados frente a la cámara para salir en el reportaje. Dejan hablar a uno de los más pequeños: “Ahora los grandes no nos someten. Si alguno quiere apilatarnos, los demás nos protegen -dice el chipilín-, pero nosotros defendemos a los más pequeños”.
  28. 28. No dejan de aparecer disturbios, quemas, tiros desde una universidad y policías heridos. Intentos de amotinar a los liceístas y acciones de los menores en la calle. Abel descorteza papas con desgano, ajeno a la euforia de dos Caballeros Mutantes. Ellos le preguntan qué le pasa. <ul><li>¿Me vas a sapear? –pregunta Abel </li></ul><ul><li>No. Pero tampoco vamos a trabajar de más porque tú vienes a echar carro. </li></ul><ul><li>¿Eres un jala bolas acaso del jefe? </li></ul><ul><li>No. Pero este espacio es para quien quiera estar aquí. Si no te provoca trabajar, vete a joder por los caminos, date con una guitarra o con algo que te guste. </li></ul><ul><li>Pero si te quieres quedar, te podemos enseñar a no pasarla mal aquí, sino a divertirte. </li></ul><ul><li>El trabajo feliz es cuando no rechazas lo que haces, entonces juegas. </li></ul><ul><li>Donde estés, te conviene aprender a divertirte. Aquí pue- des ser amigo del trabajo y de los alumnos. Pero antes tienes que tomar la decisión: escoge lo que más te guste. </li></ul>Los antes y los renos temen que Xenón se lance de candidato y hacen correr el rumor de que entrena paramilitares en un campamento cercano a la ciudad. ¿Y será verdad que alguien pueda trabajar feliz así sin drogas?, se pregunta Abel El barrio de An creó, con dinero de los vecinos, un taller de reparaciones confiables: “La próxima vez no la traigas, le mueves este tornillito aquí, no te voy a estar cobrando por eso”, le dice el reparador a una vecina que le llevó la secadora de pelo. <ul><li>¿Y por qué tanta consideración con el patrón? –pregunta Abel. </li></ul><ul><li>Él es el patrón por ahora, pero la próxima licitación la vamos a ganar nosotros. Y los o- breros tomaremos las decisiones aquí </li></ul><ul><li>Esto ya es nuestro. No le jalamos bolas a nadie. Estamos organizando nues- tra empresa. Somos los dueños. Tú también. Si quieres. </li></ul>Los de La Colmena fabrican piezas electromecánicas difíciles de conseguir en el mercado. Juan y Horacio, con un grupo de estudiantes, van a ver a Xenón en el campamento. Quieren incorporarse a ayudarlo Dos brigadas se fueron para “La Colmena”, la enorme urbanización, el primer barrio liberado con cero desempleo y cero delincuencia, y observan los prodigios, el cuidado, los árboles frutales, las piscinas públicas y las empresas de la gente. Comedor de la UP
  29. 29. 28 Taller universitario : “Ambos, los renos y los antes actúan realmente soñando: cuando los de Rogelio dicen «El poder ahora está en manos del pueblo», sueñan, hablan de algo que quisieran hacer pero que no se ha concretado aún, porque en la mayoría de las comunidades la gente no se mete y tanto los “ renos ” como los “antes” hacen lo que les da la gana, lo cual es opresión. Y cuando los “ ant es” declaran que quieren «La paz y la reconciliación», también sueñan: hablan de algo que no saben construir técnica, seriamente , pues no suelen entender ni solucionar el conflicto interior , estar en paz, ser feli ces así el otro no haya cambiado aún ni ayudarlo . Y ninguno no se ocupa de mutar sino de marchar , quejarse, agitar a las masas, medir resultados y todo eso” El pelotón “Bravos de la Up” trajeron a los prodigio so s infant e s de las orquestas sinfónicas y, al final de la jornada musical , dijeron: “Estos niños, hace dos años ni conocían el nombre de sus instrumentos ¡ y vean lo que aprendieron ! Reconozcamos que s on más de lo que solíamos pensa r , son sabios, son ángeles . Asimismo, si les enseñamos a no disociarse, en diez años tendremos gente capaz de ocupar el cne, la an, y la csj unidos por el país. ¡ No soñar del ante de ellos lo mejor , es traicionarlos y arrinconarnos! ” <ul><li>¡Claro que tienen su lado bueno! </li></ul><ul><li>¿Tú como que estás de su parte?   </li></ul><ul><li>¿Ver lo bueno y lo malo de algo es estar de acuerdo o en desacuerdo ? </li></ul><ul><li>- Está bien, pero,   ¿y para qué quiero verles lo bueno a ellos?, si eso no los va a cambiar y van a seguir siendo la misma &/%? –preguntó la madre. </li></ul><ul><li>- Pero tú no. Si logras verlos, tú serás mejor y el país de la gente diferente habrá ganado un habitante más. </li></ul><ul><li>-  ¡ Ah...! ¡Coño, esa sí está buena! ¡Esa sí me convence , Emiro ! </li></ul>Anixa escucha una descarga verbal de su madre que incluye “Tienes un peo de convivencia arrecho: me estás diciendo con el gesto: Te odio”. Ella aprovecha para hacer sus ejercicios de no molestarse. En el barrio de Anix: “Rosa, te estaba buscando. Por favor, ven para que me le reclames a Luisa que su perro me caga la puerta todos los días”. “Tú te pelaste. Yo no soy ni la policía ni la conserje ni la jefa aquí: fui una vez a reclamar porque tenía que practicarlo, pero todos tienen que aprender”, dijo y acto seguido se puso a entrenar a la vecina despistada. Quien avanza por los pasillos lee en las paredes y en los colgajos : - “ ¡Educación liberadora ya! ”. “¡ Basta de ganar dinero aprisionando niños!” .   “ ¡Abajo la escuela obligatoria y odiosa – Primer liceo feliz ya!”. - “ ¡Somos mayoría: Muta y hereda el poder aquí y ahora ! ” Se cuidan de decir “Yo, yo, yo lo hice yo solo. Nadie me ayudó”, o “La gente no colabora”. Eliminaron la palabra “apátíco”. Excluyen, desestiman los proyectos que no aportan algo significativo para el cambio de mentalidad. Así, quedó sin efecto un concurso para premiar la mejor iniciativa de la temporada, y lo sustituyeron por una felicitación o exaltación diaria, al azar, a cualquier grupo promotor.
  30. 30. Uno de los grupos que trajo cantautores mutantes , aprovechó el silencio que hizo la gente después de escuch ar las inusuales canciones y , leyendo en sus ojos amor, suscitado por el prodigio vivido, les dijeron : “Esas canciones provienen de una ruptura con e l sufrimiento . Así mismo, los humanos podemos romper con el dolor en los juegos y los deportes, en los salones de clase, en l a vida vecinal , en la s fábricas . ¿Quién va a formar un nuevo grupo aquí en la Up, para generar esa reflexión y ayudar al cambio entre nosotros ?” . Los motorizados mataron a tres señoras esta semana. Además atropellaron a dos muchachas hermosísimas frente a su universidad La madre pelea porque ahora Anix no le quiere servir la comida a su hermano de 14 años ni lavarle las medias. “¡Él tiene manos!” El líder pasea con sus nuevos asistentes de la Generación de Relevo, Juan Garrido y Horacio Gámez. En el campamento al aire libre, los antiguos indigentes arreglan maquinaria, hacen Artes Marciales, dialogan entrenando Artes Vitales. “Nosotros empezamos después que Rogelio, pero aprendimos de sus errores. Los que se escapaban de sus refugios nos dieron la clave. Adentro peleaban, los hostigaban con el fantasma de la vida en el exterior del refugio, usaban a Dios como control y los hacían buscar su libertad afuera. No les daban el Código ni la fuerza interior. En los refugios de la revolución no tenían las claves del traslado y los urgían a que se portaran bien porque les estaban dando todo: ¡Mantenían casi intacto el sistema autoritario! Algunos se quedaban, pero los demás desertaban y eran usados por los “antes” como propaganda contra el gobierno. Nosotros los recogimos y hemos estado trayéndolos para acá”. . “Aquí tienen libertad para salir y regresar. Pero cada vez que vuelven, se traen a unos cuantos más”, dijo Oriana, una asistente. Diálogo: “Es imposible cambiar la mentalidad de un pueblo”. “¡Será imposible para ti: Yo ya estoy cambiando la mía!”. <ul><li>Unos voluntarios de la Up le aplican a la vecindad de Anixa los cuestionarios de Gestión de Calidad de Vida y detectan que se está acercando a la mayor cualificación: Ya no producen caciques ni sometidos, el aislamiento residual bajó diez puntos el último mes. Aunque ha cedido muy poco el desempleo, disminuyeron drásticamente las peleas callejeras y no ha habido más balaceras desde hace un año. Permanecen altos los índices de rumores y chismes, se supone que es porque las señoras están en una etapa febril de socialización que no ha podido ser canalizada hacia la armonía. Aunque aún no han sido declarados Territorio Libre ni Zona Turística Nacional, A nixa se hizo, para el día de la celebración de las fiestas del barrio, un a fiche inspirado en el de Ly a y lo muestra muy orgullosa. </li></ul>Cunde el deseo de ir a los barrios liberados desde antaño. De allá traen noticias de lo que están haciendo. Lo aplican en sus propios barrios o escuelas. Popularizan los Cuestionarios para evaluar Liceos, Empresas y Consejos Comunales. Abel nota un momento en que im- pera la euforia en el comedor. To- dos trabajan con entusiasmo, sin pensar en el sueldo insuficiente, en la hora o el patrón. Descubre que el trabajo feliz existe. Se promete recordarlo cuando le haga falta “ Con tres horas diarias de trabajo produc-tivo, cumplen su cuota. El resto del tiempo lo usan como quieren”, les dice Xenón
  31. 31. <ul><li>Foro sobre “El Cese de los Partidos”, a cargo de “Piedra de Toque”. </li></ul><ul><li>- Bueno, ya conocemos las características de los políticos tradicio- nales. Pongan ideas sobre cómo hacer la nueva política? ¿Qué relación tiene ésta con el Arte de Vivir? Cada quien diga algo y deje para los demás </li></ul><ul><li>Ver y defender las dos caras de los fenómenos es tan fácil, que no sé como la gente no lo puso de moda antes –expresó una aprendiz. </li></ul><ul><li>Lo que dejas atrás te parece fácil. Pero cuando estás ahogándote, el vaso de agua te luce como un real océano -dijo otra más avanzada. </li></ul><ul><li>Pero ellos están ahí para que nos demos cuenta de qué no debemos hacer si queremos hacer un mundo diferente –agregó un estudiante. </li></ul><ul><li>Los periodistas que no conocen la Lógica de Situaciones, se convierten en políticos partidistas, heredan automáticamente y despliegan las mismas cualidades que los políticos del ayer -dijo otro. </li></ul><ul><li>¿Y la gente que no forma partidos pero no se conoce a sí misma, cómo se comportan, en cuanto al esquema de la división? preguntó Ángel, el instructor. </li></ul>Un día los rebeldes de la Up empezaron a hacer exigencias y peticiones. Los del Festival de Juegos, elevaron la primera y solicitaron formalmente a las autoridades rectorales que la Universidad cambiara su pénsum de Educación Física y usara Juegos Cooperativos. En cada esquina, rincón, pasillo o pared antes libre ya hay algo. El campus era una fiesta mediática. La Universidad toda parecía una feria de la libre iniciativa comunicante. Y, tras la primera, aparecieron las innumerables peticiones de ajuste formal a los cambios ya realizados: Los “Ángeles Terribles”, exigieron que se introdujera la TM como materia en el currrículum general. Los “Rebeldes de Acuario”, que el prescolar de la Up estableciera un régimen de dominación cero Un día , los docentes de la Up empezaron a reaccionar 30 “ ¡Están ayudando a que Rogelio tenga buenas obras que mostrar: son unos vendidos!”, se quejaron los líderes “ante”, acaudillados por Aura D’Lima, durante las discusiones sobre la creación de un Liceo Feliz. La locutora enloquecía cada día denunciando crímenes, basura realenga, azotes delincuenciales contra los comerciantes, negligencias de los funcionarios. Sugería soluciones tradicionales “¡Manden a la policía!”, se exasperaba porque no había suficientes agentes. Consideraba su deber alertar sobre la imposibilidad de la vida en el país, transmitía su total desaliento y la falta de soluciones. Culpaba a Rogelio y se calmaba con gotas. Ya le habían diagnosticado aprehensión disociante.
  32. 32. - Esta vaina se jodió -exclama Carlos Morón, mientras atraviesa los pasillos de la Up apartando guindalejos de publicidad artesanal y mirando los papeles pintados. S e ha especializado en organizar marcha s que desatan disturbios , aceptan una ruta y luego se desvían o se molesta n porque no los dejan ir más allá , avanzan , destruyendo bienes públicos y finalizan atacando a la policía . Ahora los dispositivos tecnopoéticos y demás llamados ideotecnológicos apostados para incitar la mutación lo exasperan-. Ya lo que hay aquí es puro anormal: ¡puro mutante!”. “¿Y en verdad t ú te estás preparando para dirigir el país con eso que tienes?”, le pregunta Juan. “Te dije que lo importante es bajarlo, sea como sea”. “¿Y tú crees que la gente no sabe leer que ya no te importa la nobleza ni la paz, aunque sigues declarando contra la violencia y por la democracia?”. En cualquier parte se suscitaba una discusión, tras la cual surgían grupos para realizar nuevas proezas creativas. Estos equipos de trabajo podían ser personas que nunca antes se habían hablado, que se conoci eron en un a marcha o una manifestación, que se ponían a hablar en un cafetín y, tras la confrontación sabiamente resuelta, se animaban a crear algo que no repetía El Error. Universidad Pedagógica : Asamblea sobre la Ley de Servicio Comunal Obligatorio : “Si es obligatorio, es que no sirve la educación que hemos recibido. Tenían es que rediseñar la educación para no graduar i rresponsables sociales ”, “¡Lo haremos ahora nosotros!”, dij o la mayoría, se negaron a respetar tal ley y exigieron a los profesores el rediseño de la UP que ya ellos estaban cumpliendo . Así llamaron a los profes a involucrarse. Cada ciudadano un líder de entender <ul><li>-¡Claro que son unos descerebrados, no tienen los pies sobre la tierra. No saben que nos invadirán. Le hacen el juego al imperio. No creo en su buena voluntad -dijo Julio López a Josué, un profe reno. </li></ul><ul><li>Mira estas caricaturas: ¡Se reirán de nosotros: le están echando mierda al proceso! -el profe mostró un ejemplar de “Los Disociaditos” . </li></ul><ul><li>Sí, yo las veo. El peo es que tienen algo de razón. </li></ul><ul><li>¿Tú también? ¿A dónde va a llegar esto? ¡Con tanta crítica, si hay un golpe, menos gente nos defenderá. ¡

×