Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                                  Adaptación:...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                   Adaptación: Virginia Poo G...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                  Adaptación: Virginia Poo G....
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


    Autor: Carlos G. Franchini                            Adaptación: V...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                   Adaptación: Virginia Poo G...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                      Adaptación: Virginia Po...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                            Adaptación: Virgi...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                           Adaptación: Virgin...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                                      Adaptac...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                   Adaptación: Virginia Poo G...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                     Adaptación: Virginia Poo...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


    Autor: Carlos G. Franchini                              Adaptación:...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                    Adaptación: Virginia Poo ...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                                     Adaptaci...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                                  Adaptación:...
Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa


Autor: Carlos G. Franchini                  Adaptación: Virginia Poo G....
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Humanismo

20,700 views

Published on

  • Be the first to comment

Humanismo

  1. 1. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Fundamentos de las principales Teorías del Aprendizaje en la práctica educativa. 2. Humanismo Conceptos básicos del Humanismo 2.1.1. Antecedentes A nte la debilitación de la visión reduccionista y el paradigma mecanicista, se permitió la coexistencia de nuevas formas de pensamiento en la segunda parte del siglo XX. Bajo el cobijo del nuevo pensamiento científico, surgieron voces que cuestionaban las consecuencias de llevar el estudio de la conducta del hombre sobre el terreno de las ciencias físicas, del objetivismo. Con las ideas del conductismo, “el aprendizaje se señala como la adquisición de asociación, habilidades y capacidades que son externas y no intrínsecas al ser humano”, según decía Maslow, la educación entonces comprende consideraciones de tipo externas e intrínsecas, el conductismo hace ver a los aprendizajes como objetos intercambiables, como el adquirir o perder una posesión 1
  2. 2. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. como tus llaves o tu cartera, de tal manera que si la posesión se pierde o se gana en un sentido más profundo las posesiones, y por tanto los aprendizajes considerados de esta manera, son sacrificables o incluso intrascendentes. El hombre al aprender manifiesta principalmente las consideracio- nes de tipo externo, las internas o intrínsecas están relacionadas con su propio ser, “pero la ciencia no se debe de atrever a ignorar ningún tipo de información en un fenómeno”, porque mucho de lo que se puede decir de cada ser es información íntima carente de sentido para la ciencia objetiva. Así, en la educación actual las personas exageran sus actitudes hacía el aprendizaje extrínseco, es decir se preparan para los exámenes y obtiene calificaciones que les otorgan un título, y aprenden todos los días a satisfacer al maestro que es quien otorga la calificación asociada incrementalmente al título. No se puede negar que el condicionamiento existe y que orienta los aprendizajes hacia las manifestaciones extrínsecas, pero que hay de la meta de la educación, de la función de la educación. “La meta de la educación está ligada a la meta humana, la meta humanista, la que concierne a los seres humanos y que en última instancia es la autorrealización de una persona, la de llegar a ser plenamente humana, lo que se requiere es que la persona alcance el desarrollo hasta la altura más elevada que la especie humana pueda alcanzar o que cada individuo en particular pueda realizar, la meta de la 2
  3. 3. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. educación es ayudar a la persona a que sea lo mejor de lo que es capaz”. En general, la filosofía humanista del aprendizaje, no niega que los aprendizajes por asociación existan, más aún asegura que en general el aprendizaje por asociación es útil para aprender cosas que no son realmente trascendentes, ya que como señala la propia teoría conductista son intercambiables en términos de nuevos reforzamientos o simples asociaciones o condicionamien- tos de orden superior. Dichas asociaciones son realmente útiles en muchas cosas que se deben de aprender, como el vocabulario de otra lengua; o los hábitos para conducir un automóvil o pararte frente a una luz roja cuando conduces. Entonces este tipo de aprendizajes son útiles sobre todo en una sociedad tecnológica. Conceptos básicos del Humanismo 2.1.1. Antecedentes (complemento) Aunque se dice que el humanismo tiene antecedentes remotos en los escritos de algunos filósofos griegos como Aristóteles, y de otros grandes filósofos posteriores, como Santo Tomás de Aquino, Leibniz, Rousseau, Kierkegard, Hurssel y Sartre, puede argumen- tarse que como corriente psicológica, nació en Estados Unidos poco después de la mitad del siglo pasado1. 1[1] HERNÁNDEZ. Rojas, Gerardo. (1998) Paradigmas en la Psicología de la educación, Paidós, Ecuador, pp. 100. 3
  4. 4. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Durante la década de 1950, en los Estados Unidos predomina- ban dos paradigmas u orientaciones en psicología: el conductismo y el psicoanálisis. El humanismo se erige cómo la llamada “tercera fuerza”; es decir como una fuerza alternativa a estas dos posturas, psicológicas. Esta corriente, pretendía desarrollar una nueva orient- ación en la disciplina que ofreciera, en principio, un planteamiento anti-reduccionista en las explicaciones de los procesos psicológicos atribuidos a factores externos (como lo sostenía el conductismo) y que, al mismo tiempo, se postulara el estudio de los seres humanos como totalidades dinámicas y autoactualizantes en relación con un contexto interpersonal. Otros factores contextuales que sin duda influyeron notablemente en el surgimiento de este paradigma fueron los del orden histórico y sociocultural que regían en esos años en Estados Unidos. En particu- lar, el Zeitgeist (espíritu de la época) que imperaba en el periodo comprendido entre las guerras, era de apertura hacia formas alterna- tivas de actitudes y pensamientos hasta entonces vigente, y que asumieran una actitud crítica ante la deshumanización ocurridas en las sociedades industriales. Así, el paradigma humanista se presen- ta como una postura alternativa en psicología, dado su interés por el estudio psicológico del hombre y el ofrecimiento de un marco propicio para su desarrollo. El movimiento humanista creció aceleradamente desde finales de 4
  5. 5. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. los años cincuenta y durante toda la década de los años sesenta; influyó no solo en el ámbito académico de la disciplina sino en otras esferas del ser humano2. La teoría humanista es un complejo conglomerado de faccio- nes y tendencias, pues entre sus diversos seguidores se pueden encontrar diferencias (algunas más marcadas que otras) de tipo teórico, conceptual y metodológico. No obstante, también se acepta que las proyecciones de la teoría humanista al campo de la educación han venido a llenar un vacío que otros (por ejemplo, el conductismo y cognoscitivismo) no han atendido con el debido rigor; a saber: el estudio del dominio socioafectivo y de las relaciones interpersonales y el de los valores en los escenarios educativos. 2.1.2. Principales postulados El humanismo como teoría del aprendizaje, considera como importantes ambos tipos de educación, la educación extrínseca y la intrínseca, pero se orienta fundamentalmente a ésta última; es decir, en primer lugar es importante que el ser humano aprenda a ser un “ser humano en general” y en un segundo término “ese ser humano en particular que puede y desea ser”. Fundamental- mente las teorías humanistas son en gran medida constructivistas 2[2] Ídem. Pp. 1001. 5
  6. 6. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. y resaltan los procesos cognoscitivos y afectivos. Al aceptar que la persona es el elemento central de la teoría, y que ésta se acepta con sus deseos, creencias, pensamientos, valores, necesidades; en fin como un todo; se rechaza de golpe al positivismo, al conductismo y al objetivismo; por lo tanto se aprende sobre el ser humano sobre cosas que conciernen y afectan al propio ser humano, mediante técnicas científicas humanistas –no físicas-.Las teorías humani- stas no explican la conducta en términos de respuestas reforzadas a los estímulos del entorno. Algunos postulados fundamentales y comunes de los psicólogos humanistas. 1.La persona es un ser holista, al que como totalidad excede la suma de sus partes; y por tanto resulta indivisible, por lo que para compren- derlo y explicarlo no se le puede fragmentar; el ser humano es cuerpo y pensamiento, necesidades, deseos, etc. 2.La persona posee una concepción del yo, del sí mismo; y con esa concepción se estructuran e interactúan todos sus procesos y estados psicológicos. El humanismo resalta la conciencia de las personas. 3.La persona convive con otras personas, existe en un contexto humano social. 4.La persona es autorrealizante; es decir, tiende de manera natural a su autorrealización. Busca los elementos para tener mejor condiciones en su vida y satisfacer sus necesidades; si éstas están satisfechas la tenden- 6
  7. 7. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. cia a su pleno desarrollo se ve favorecida. 5.La motivación es importante para alcanzar las metas básicas, pero las elecciones son mayores cuando se trata de perfeccionar nuestras potencias. 6.La persona es consciente de sí mismo y de su existencia. Esa conciencia incluye lo que fue en el pasado y que en consecuen- cia lo hace vivir el presente y se prepara para vivir su futuro. 7.La persona existe en libertad, tiene la capacidad de elegir y tomar sus propias decisiones. 8.La persona es intencional, sus actos reflejan esa intencionalidad en la toma de decisiones y deseos, que a su vez le dotan de una personalidad única que le distingue de los demás. 9.Las elecciones, la creatividad y la autorrealización de la persona son áreas importantes de estudio. Por lo que para entender a la gente los investigadores no deben de examinar organismos inferi- ores, sino personas en plenitud de sus funciones psicológicas que intentan ser creativas y llevar al máximo sus capacidades y posibi- lidades. En términos de la educación formal, en la que los elemen- tos básicos de triángulo didáctico alumno-contenidos-maestro interactúan, se puede decir que el humanismo se centra en la persona, por lo que a sus implicaciones se le suele llamar “educación centrada en el alumno”. 7
  8. 8. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. De acuerdo con Bugental (1965), Martínez (1981) y Villegas (1986) (citados por Hernández, 1998), podemos, distinguir algunos postula- dos fundamentales y comunes a la gran mayoría de los psicólogos humanistas. a).- El ser humano es una totalidad que excede a la suma de sus partes. El énfasis holista de la psicología humanista lo distingue claramente de otras posturas atomistas o reduccionistas. Para explicar, y compren- der al ser humano debemos estudiarlo en su totalidad y no haciendo fragmentaciones artificiales en una serie de procesos psicológicos moleculares. b).- El hombre posee un núcleo central estructurado. El núcleo central que pueden ser los conceptos de persona, yo, o sí mismo (self) –es la génesis y el elemento estructurador de todos los procesos y estados psicológicos y de su posible interacción. Sin este núcleo estructurado y estructurante no puede haber adaptación y organización (¿qué se adaptaría o qué se organizaría?) del mundo subjetivo y objetivo. c).- El hombre tiende en forma natural hacia la autorrealización. Existe una tendencia autoactualizante o formativa en el hombre que hace que, aún cuando se encuentre en condiciones desfavorables de la vida, se autodetermine, autorrealice y trascienda. Si existe un medio propicio, genuino, empático y no amenazante, la tendencia hacia el desarrollo de sus potencialidades se verá plenamente favorecida. d).- El hombre es un ser en un contexto humano. El ser humano vive 8
  9. 9. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. en relación con otras personas y esto constituye una característica inherente a su naturaleza. e).- El hombre es consiente de sí mismo y de su existencia. Las personas se conducen en el presente, de acuerdo con lo que fueron en el pasado y preparándose para vivir el futuro. f).- El hombre tiene facultades para decidir. El ser humano tiene la libertad y conciencia propia para elegir y tomar sus propias decisiones. Por lo tanto, es un ente activo y constructor de su propia vida. g).- El hombre es intencional. Los actos volitivos o intencionales de la persona se reflejan en sus propias decisiones o elecciones. El hombre, a través de sus intenciones, propósitos y actos volitivos, estructura una identidad personal que lo distingue de los demás. Sección 2.1.1 Desde los tiempos de los griegos se plantearon dos posturas filosóficas en la concepción de las cosas: la postura holista y la atomista. A lo largo de la historia la postura atomista ganó terreno y se acentuó ante la visión reduccionista que de los fenómenos hacía la ciencia. Aunque siempre hubo quien creyera que la visión reduccioni- sta y atomista era incompleta, su forma no pensar no ganó terreno ante la fuerza de las concepciones de la época. En la segunda 9
  10. 10. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. mitad del siglo XX, el paradigma mecanicista vigente se debilita y a la par formas alternativas de pensar y de actuar florecen, y escritos de grandes pensadores antiguos son analizados con una óptica más abierta. A diferencia de la concepción atomista de las cosas, en la que la esencia de los sistemas es la conjugación de partículas elemen- tales indivisibles pero interconexas cuyo entendimiento explica la razón del todo y con la premisa de que la suma de las partes es el todo; el holismo contempla al todo indivisible y modifica la premisa hacia una consideración de que “el todo es más que la suma de las partes”. La visión holista implica que el ser holista desaparece si se desintegra en sus partes, y que por tanto la comprensión de las partes no implica el entendimiento del todo como lo pregoniza el reduccionismo. Holismo La consideración sobre la conducta que establece el conductismo, descarta toda consideración de la conciencia y de cualquier proceso interno, ya que los procesos íntimos no son externables y por tanto al no poderse observar no pueden ser explicados objetivamente. Pero entonces que nos hace ¿diferentes a las máquinas?, en ellas todo es observable y puedes desmembrarlas y volverlas a unir logrando que realicen nuevamente sus funciones; cada pieza cada 10
  11. 11. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. mecanismo tiene una función específica, pero aún así cada una de sus partes es intercambiable o reparable si se llegara a dañar. La posibilidad del desmembramiento y de poder descomponer al todo en sus partes a la vez de predecir las respuestas, es lo que llevó al hombre a considerar al determinismo, el reduccionis- mo, al atomismo y por ende al mecanicismo, ya que el hombre se equipara a lo ya conocido, pero ¿en donde se encuentra el hombre dentro de la escala de los sistemas? Sistemas El holismo permite plantear la sinergia de los sistemas, esas cualidades nuevas que emergen por la interrelación entre los subsistemas componentes y que desaparece si el sistema se desintegra y no posee ninguna de las partes componentes. Pero en la sinergia no todo es ganancia, también existe la sinergia negati- va que va en detrimento de las partes componentes, la sinergia negativa se corresponde a las situaciones en que se manifiesta que “la suma de las partes es menor que el todo”; por ejemplo, cada ser humano es inteligente y posee valores que guían sus actos, pero en la “masa” como conglomerado de personas esa inteligencia disminuye y las personas se arrastran en lo que se llama “comportamiento de masa”. 11
  12. 12. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Sinergia El fenómeno educativo al igual que muchos fenómenos sociales, presentan muchas facetas y son interpretados desde diferentes ópticas; sin embargo a pesar de las diferentes interpretaciones que emergen de las diferentes visiones personales o de grupo, deben de presentar elementos objetivos que permitan su estudio o análisis. El humanismo busca estudiar a las personas y tomar a la persona como eje del propio proceso educativo. Pero ¿tienen razón los conductistas en que en el aprendizaje el elemento objetivo es la conducta? ¿Qué hay de la conciencia, de los valores, de los deseos y creencias del hombre en particular o de la sociedad en general? ¿Tienen que ser desechados esos elemen- tos subjetivos en fortalecimiento del entendimiento de lo extern- able? ¿Cómo impactan los procesos cognitivos internos al proceso de aprendizaje y a las conductas observables? Sección 2.2.1 Principales representantes 2.2.1. Abraham H. Maslow Maslow “fue uno de los principales portavoces de la psicología 12
  13. 13. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. humanista o tercera fuerza en la psicología, que se dedicó arduamente a la tarea de descubrir y elaborar un método mediante el cual el hombre pudiera desarrollar todas sus capacidades, a fin de lograr lo que él denomina ‘la plenitud humana’. Es por eso que uno de sus mayores logros fue dotar a la psicología de un nuevo lenguaje conceptual”. Maslow elaboró una teoría humani- sta de la motivación. Dentro de su teoría, Maslow se auto-estudiaba y decía que esto era necesario, porque “el conocimiento de la propia naturaleza, es al mismo tiempo, el conocimiento de la naturaleza humana en general”, adicionalmente decía que, una psicología dedica- da a los hombres ‘plenamente humanos’ debe de ser capaz de hablar de ellos, de evaluarlos, de apreciarlos y de decir algo de la dinámica de sus cualidades. Al principio de sus investigaciones, sostuvo que la ciencia no tiene derecho a descartar ninguno de los datos de la experiencia y que todos los productos de la concien- cia humana debían ser aceptados por la psicología “incluso las contradicciones y la falta de lógica, los misterios, lo vago, lo ambiguo, lo arcaico, lo inconsciente y todos los demás aspectos de la existencia que son difíciles de comunicar”, es importante que las “etapas iniciales del conocimiento no se juzguen con los criterios del conocimiento final”. Varios términos cruciales de su teoría son la “autorrealización”, 13
  14. 14. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. las “experiencias cumbre” y la “jerarquía de necesidades”. Maslow afirmaba que una meta importante de la educación intrínse- ca es ver que las necesidades psicológicas de la persona se satisfagan, ya que la persona no puede alcanzar la autorrealización mientras no sean satisfechas sus necesidades de seguridad, pertenencia, dignidad, amor, respeto y estima. Afirmaba que en términos psicológicos, un niño está libre de ansiedad porque siente que es digno de amor y porque sabe que pertenece al mundo, que alguien lo quiere y lo respeta. La persona autorrealizada está en buena salud psicológica, sus necesidades básicas están satisfechas y se motivan a ser ocupadas y capaces porque tiene una causa en la que creen y una vocación a la que se consagran. Las personas autorrealizantes, parece que hacen lo que hacen en busca de valores últimos, cosas que valen la pena “intrínsecamente”. De acuerdo a su teoría, estableció que el hombre es una jerarquía de necesidades, con necesidades biológicas en la base y espirituales en la cúspide; pero que los valores que le mantiene no son jerárquicos, sino que cada uno es importante y se puede decir que cada uno está definido en términos de los demás como si fuesen diferentes vistas de una misma piedra preciosa. 14
  15. 15. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. 2.2.1.1. Jerarquía de las necesidades de Maslow Teoría de la jerarquía de necesidades Maslow elaboró una teoría humanista de la motivación que subraya los empeños por desarrollar todo el potencial. Maslow veía la conducta humana en un sentido integral: al dirigirnos a la consecución de una meta, los actos se unifican. El concepto de jerarquía de necesidades de Maslow, planteado dentro de su teoría de la personalidad, muestra una serie de necesi- dades que atañen a todo individuo y que se encuentran organiza- das, de forma estructural (como una pirámide), de acuerdo a una determinación biológica causada por la constitución genética del individuo. En la parte más baja de la estructura se ubican las necesidades más prioritarias y en la superior las de menos priori- dad3. Casi todos los actos humanos representan un esfuerzo para satisfacer necesidades y estas siguen un orden jerárquico. Es preciso satisfacer adecuadamente las necesidades de orden inferi- or antes que las superiores influyan en el comportamiento. La jerarquía de necesidades es una guía general para entender el comportamiento humano. Demuestra lo poco realista que es esperar un aprendizaje si se sufren carencias fisiológicas o de 3 httph//:correo.udlap.mx/~ad117896 15
  16. 16. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. seguridad; ofrece claves del por qué de las conductas. Maslow afirmó que casi todos los actos humanos, representan un esfuerzo por satisfacer necesidades, y que estas necesidades siguen un orden jerárquico. En ese orden jerárquico es necesario satisfacer adecuadamente las necesidades de orden inferior antes de que las superiores influyan en el comportamiento. De acuerdo con la estructura ya comentada, las necesidades identi- ficadas por Maslow son4: 4 www.age-of-the-sage.org/pshycologylmaslow-bieography.html 16
  17. 17. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. •NECESIDADES FISIOLÓGICAS: Estas necesidades constituyen la primera prioridad del individuo y se encuentran relacionadas con su supervivencia. Dentro de éstas encontramos, entre otras, necesidades como la homeóstasis (esfuerzo del organismo por mantener un estado normal y constan- te de sus funciones y parámetros), la alimentación, el saciar la sed, el mantenimiento de una temperatura corporal adecuada, también se encuentran necesidades de otro tipo como el sexo, la maternidad o las actividades completas. •NECESIDADES DE SEGURIDAD: Con su satisfacción se busca la creación y mantenimiento de un estado de orden y seguridad. Dentro de estas encontramos la necesidad de estabilidad, la de tener orden y la de tener protec- ción, entre otras. Estas necesidades se relacionan con el temor de los individuos a perder el control de su vida y están íntimamente ligadas al miedo, miedo a lo desconocido, a la anarquía, entre otras. •NECESIDADES DE ACEPTACIÓN SOCIAL: Una vez satisfechas las necesidades fisiológicas y de seguridad, la motivación se da por las necesidades sociales. Estas tienen 17
  18. 18. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. relación con la necesidad de compañía del ser humano, con su aspecto afectivo y su participación social. Dentro de estas necesi- dades tenemos la de comunicarse con otras personas, la de establ- ecer amistad con ellas, la de manifestar y recibir afecto, la de vivir en comunidad, la de pertenecer a un grupo y sentirse aceptado dentro de él, entre otras. •NECESIDADES DE LA AUTOESTIMA: También conocidas como las necesidades del ego o de la autoes- tima. En este grupo radica la necesidad de toda persona de sentirse apreciado, tener prestigio y destacar dentro de su grupo social, de igual manera se incluyen la autovaloración y el respeto a sí mismo. •NECESIDADES DE AUTO-REALIZACIÓN: También conocidas como de autosuperación o autoactualización, que se convierten en el ideal para cada individuo. En este nivel el ser humano requiere trascender, dejar huella, realizar su propia obra, desarrollar su talento al máximo. Maslow propuso la teoría de la autorrealización como un impulso interno que interviene sólo cuando están satisfechas las necesidades más básicas. La autorrealización es el desarrollo de las necesidades internas y expresivas por las cuales el hombre busca un mayor conocimiento de sí mismo y del mundo. 18
  19. 19. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Como se muestra en la figura, la jerarquía de necesidades se puede representar en sentido piramidal. En la base de la pirámide se encuentran las necesidades Fisiológicas, como la comida, el agua, el aire e incluso el deshacerse de los desechos. En lo general los mecanismos de satisfacción de estas necesidades son simples, pero cuando dicha satisfacción no ocurre, éstas predominan sobre las conductas. En el siguiente nivel de la escala se encuen- tran las necesidades de Seguridad, estas se manifiestan con el deseo de abrigo y habitación y más tarde con el ahorro, la seguri- dad en el empleo y la disponibilidad de servicios médicos, entre otros. Las necesidades de seguridad son las que nos hacen actuar en casos de emergencias como en los temblores, ya que por la propia seguridad las personas abandonan todas sus pertenencias. Cuando las necesidades fisiológicas y de seguridad se encuentran satisfechas, se vuelven importantes las necesidades de Pertenen- cia o Aceptación Social (necesidades de amor), estas necesidades incluyen la interrelación satisfactoria con otras personas, el ser parte de grupos, las relaciones íntimas con otras personas, el tener amigos, el tener una vida social con los conocidos, entre otras. Las necesidades de pertenencia se satisfacen por la afiliación a grupos, por participar en equipos deportivos, por formar una pareja estable, el matrimonio, por ser voluntario, por pertenecer a una iglesia, etc. En el cuarto nivel están las necesidades de 19
  20. 20. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Estima, estas comprenden la autoestima y la estimación de los demás. Las necesidades de estima se manifiestan por la plenitud de la sana independencia, por el alcance de logros personales, por el desarrollo competente en el trabajo; pero sobre todo por el reconocimiento de los demás. Según Maslow, los primeros cuatro niveles corresponden a necesi- dades de privación, ya que deficiencias en las mismas motivan a la gente a satisfacerlas, cuando existen deficiencias graves en su satisfac- ción el individuo puede llegar a problemas mentales. En el nivel más alto se encuentran las necesidades de Autorreal- ización, que se manifiestan por la búsqueda por convertirse en todo lo que la persona es capaz de ser. A diferencia de los niveles previos, la conducta no se motiva por una deficiencia, sino por el deseo de crecimiento personal. Es el motor motivante del logro. Muchos psicólogos creen que la jerarquía de necesidades está asociada con el crecimiento y el desarrollo, de tal manera que la persona madura a lo largo de cinco etapas, en la que cada etapa se determina por el tipo de necesidades que imperan en su yo desde su infancia hasta la edad adulta. Esta jerarquía de necesidades no sólo se manifiesta sobre cada individuo, sino que representa los diferentes estadios que atraviesan las culturas desde su supervivencia hasta la autoexpresión libre, por ello un individuo maduro dentro de una sociedad normalmente se 20
  21. 21. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. encuentra en el mismo nivel de la jerarquía que ésta y por tanto su estadio o nivel personal en la jerarquía no se puede emplear como juicio automático sobre su valor personal, sino más bien como una manifestación de un ambiente social. Es importante remarcar que todas las necesidades están presen- tes (latentes) de manera simultánea y permanente en todas las personas, por lo que la secuencia que plantea la escala, se refiere a la intensidad que manifiesta cada necesidad en los propósitos conscientes del individuo. Cuando el individuo se encuentra en un nivel alto de la jerarquía, una súbita privación fisiológica o de seguridad, hará que los niveles más bajos de la escala motiven las conductas inmediatas. 2.2.2. Carl Rogers Dentro de las críticas que Carl Rogers hace a la educación “tradicionalista”, menciona diez afirmaciones que represen- tan hipótesis del aprendizaje sobre las cuales se trabaja en un esquema específico (en ciertas universidades estadounidenses), pero que algunas nos podrían resultar conocidas: 1.No podemos confiar en que el estudiante logre, por sí mismo, su propio aprendizaje científico y profesional. Tenemos que dárselo. 2.La habilidad para pasar exámenes es el mejor criterio para 21
  22. 22. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. la selección de los estudiantes y para juzgar lo prometedores que resultarán como profesionistas. 3.Evaluación es igual a educación; educación es igual a evaluación. 4.Material presentado en clase es igual a material aprendido; lo que el maestro dice en clase es lo que los estudiantes aprenden. 5.El saber consiste en una acumulación de partes o pedazos de contenido e información. Consiste en tener muchos conocimientos. 6.Las verdades conocidas hasta ahora son “La verdad”. Todo lo que necesitamos hacer es aprenderlas. 7.El método es la ciencia. 8.Científicos creativos se forman a partir de aprendices pasivos. 9.Un método satisfactorio para producir científicos y clínicos es eliminar a la mayoría de los estudiantes. 10.Los estudiantes son tratados más como objetos manipulables que como personas. Básicamente Rogers plantea los elementos de su teoría a contra- pelo de las diez afirmaciones previas que menciona. Para él la vida es un proceso constante de crecimiento personal o de logros hacia la integridad; creía que este proceso es la tendencia a la realización, que a su vez se orienta hacia el crecimiento personal, la autonomía y la liberación del control de fuerzas externas, entendía que dicho proceso es un motor motivacional que se presume innato. En palabras del propio Rogers: 22
  23. 23. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. “… nos encontramos frente a un organismo que siempre está motiva- do, siempre ‘detrás de algo’, siempre buscando. Por ello reafirmo (…) mi posición de que hay una sola fuente de energía del organismo humano, que está en función de la totalidad de este organismo más que de alguna de sus partes y que, posiblemente, se entiende mejor como la tenden- cia hacia la plenitud, hacía la realización, hacía el mantenimiento y la mejora del organismo”. El individuo adquiere experiencia que proviene de su desarrol- lo, elabora su conciencia por medio de las interacciones con el ambiente y con esas experiencias e interpretaciones se favorece u obstaculiza su crecimiento; es decir forma su autoconcepto. Al igual que las jerarquías de Maslow, Rogers creía que la autoconciencia produce la necesidad de la consideración positi- va, que comprende los sentimientos como respeto, apego, calidez y simpatía y sobre todo aceptación. Esta consideración positiva se desea de manera recíproca, ya que el individuo estima que los sentimientos que demuestra para con otros, los tienen los demás para con él. Más importante que la consideración positiva, lo es la consideración personal positiva que se conforma de las experi- encias propias y de la percepción que los demás tiene por uno. Uno de sus constructos psicológicos de la autorrealización, lo es la consideración positiva incondicional, ya que ésta implica que el individuo se siente valorado positivamente sin impostar lo que 23
  24. 24. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. haga, con esa valoración se obtiene la retroalimentación necesaria para que las personas acepten sus propias experiencias y con ellas su tendencia hacia la realización crece. En contraparte, si las personas reciben una consideración condicionada, se presentan problemas ya que el individuo se tensiona, puesto que infiere que solamente es aceptada si se comporta de cierta manera, por tanto para protegerse distorsiona sus experiencias percibiéndolas selectivamente y bloque- ando la conciencia de las no aceptadas. Un postulado básico de Rogers es la confianza en las potenciali- dades del ser humano; establece que la persona posee una potencial- idad natural para el aprendizaje. A no ser que los sistemas educati- vos usuales le pongan trabas, el ser humano tiene una curiosidad innata por su mundo, curiosidad que le moverá constantemente a asimilarlo. Como lo establece su afirmación: “Me molesta mucho la noción de que los estudiantes han de estar ‘motiva- dos’. El ser humano joven está motivado intrínsecamente en gran manera. Muchos elementos de su medio constituyen desafíos para él. Es curioso y está ansioso por descubrir, por saber, por resolver problemas. El lado triste de la mayor parte de la educación es que cuando el niño ha pasado varios años en la escuela, tal motivación está bastante apagada.” En sentido contrario a su octava hipótesis del tradicionalismo, establ- ece que el aprendizaje participativo es más eficaz que el aprendiza- je pasivo. El aprendizaje se facilita cuando el participante actúa 24
  25. 25. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. responsablemente en el proceso mismo de aprender. “El aprendizaje significativo será mayor cuando el alumno elige su dirección, ayuda a descubrir sus recursos de aprendizaje, formula sus propios problemas, decide sus recursos de acción y vive las consecuencias de cada una de sus elecciones”. Rogers creía que el aprendizaje que puede ser enseñado a otros tiene poco valor. Así, antes que impartir enseñanza, el cometido de los maestros debe ser convertirse en facilitadores que establezcan en el aula un clima orientado a propiciar el aprendizaje significativo y ayudar a los alumnos a clarificar sus metas personales. Un estudiante percibe la relevancia del aprendizaje significativo porque cree que incremen- tará su yo y le ayudará a resolver problemas realmente relevantes de sus relaciones con la gente y con la naturaleza. 2.2.2. Carl Rogers (1902-1987) Para Rogers el ser humano tiene la capacidad, latente o manifiesta, de comprenderse consigo mismo, a resolver sus problemas de modo suficiente para lograr la satisfacción y la eficacia necesarias para un funcionamiento adecuado; tiene igualmente una tendencia a ejercer esta capacidad. Esta capacidad natural no se manifiesta siempre de manera automática, sino que necesita ciertas condiciones para emerger. El ejercicio de está capacidad requiere un contexto de relaciones humanas positivas favorables a la conservación de la integridad de 25
  26. 26. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. la persona; es decir, requiere relaciones carentes de amenaza o de desafío a la concepción que el sujeto hace de sí mismo5. El postulado básico es la confianza en las potencialidades del ser humano; Rogers cree que la persona posee una potencialidad natural para el aprendizaje. A no ser que los sistemas educativos usuales le pongan trabas, el ser humano tiene una curiosidad innata por su mundo, curiosidad que le moverá constantemente a asimilarlo. Aquel aprendizaje y esta asimilación necesitan determinadas circun- stancias y condiciones, las cuales son pertenencia y práctica. El aprendizaje participativo es más eficaz que el aprendizaje pasivo. El aprendizaje se facilita cuando el participante actúa responsable- mente en el proceso mismo de aprender. “El aprendizaje significativo será mayor cuando el alumno elige su dirección, ayuda a descubrir sus recursos de aprendizaje, formula sus propios problemas, decide sus recursos de acción y vive las consecuencias de cada una de sus elecciones”6. Sección 2.3.1 Humanismo aplicado a la educación Son muchos los principios humanistas que se aplican en la educación, entre ellos existen principios como los de Gordon o de Glassser como 5 PALACIOS, Jesús. (1 979) La cuestión escolar críticas y alternativas. Laía, Barcelona. p.213. 26 6 Ídem. P. 222.
  27. 27. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. enfoque de atención a estudiantes bajo riesgo. De manera general son muy importantes los siguientes principios que tiene como objetivo el establecimiento de metas y las prácticas educativas: 1.Mostrar a los estudiantes una consideración positiva. Es la forma de mostra la consideración personal positiva que fortalece el autoconcepto e inicia el rumbo hacia la autorrealización. 2.Separar a los estudiantes de sus actos. Como mencionó Rogers, el estudiante es automotivado y está ansioso por resolver y descubrir, se deben de emplear estos deseos para propiciar los aprendizajes significativos, y no interpretar equívocamente los deseos de los estudiantes por lo hechos ya realizados, aún el líder de una pandilla posee el deseo de la autorrealización. 3.Fomentar el crecimiento personal brindando a los estudiantes oportunidades y posibilidades de elección. Las alternativas permiten la selección de aquello que se acerca más al individuo que cada uno desea ser. 4.Facilitar el aprendizaje con recursos y aliento. En un artículo titulado “La educación humanista”, Maslow describe lo que es para él la universidad ideal, sí bien no es la forma práctica en que se aborda el humanismo en la educación, si nos permite acercarnos al extremo ideal de la visión humanista, para entender los elementos prácticos que podemos obtener de 27
  28. 28. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. ella y que se resumen en la Lectura complementaria: Humanismo aplicado a la educación. Según se señaló, Maslow considera que la educación se da en dos vertientes, la de la educación extrínseca y la educación intrínseca. La universidad no humanística empuja a los estudiantes a la búsqueda de los “grados académicos”, para lo cual el estudiante invierte tiempo y esfuerzos para lograr las calificaciones traducidas en créditos, para que finalmente al acumular la cantidad adecuada de créditos obtener su grado. Bajo esa óptica el estudiante aprende extrínsecamente a respond- er a los deseos del maestro y no a sus propias voliciones. Bajo esa percepción extrínseca una carrera inconclusa se considera un rotundo fracaso, como si los aprendizajes se desprendieran de tajo de la persona y ésta perdiera todas sus cualidades, tasando por igual a todas las asignaturas o áreas del conocimiento; ¿qué no habrá entre esos conocimientos algo que haya hecho avanzar a la persona hacia su propio conocimiento? ¿Nada que lo acercara más a la persona que realmente desea ser? Así, en la universidad ideal no habría créditos, ni grados, ni curso obligatorios. La persona podría aprender lo que quisiera aprender. En la universidad ideal, el aprendizaje intrínseco estaría al alcance de todos, de cualquiera que la quisiera, puesto que cualquiera puede aprender y mejorar. Los grupos podrían incluir niños y adultos, defici- 28
  29. 29. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. entes mentales o genios, ya que todos pueden aprender emocional y espiritualmente. La universidad sería ubicua, no restringida a edificios particulares en horarios particulares, y los maestros sería cualquier persona que tuviera algo y el deseo de compartirlo con los demás. La educación universitaria abarcaría toda la vida, ya que el aprendizaje se puede y se da en cualquier momento a lo largo de la vida, incluso en la muerte se puede tener una experi- encia altamente educativa. La universidad ideal sería una especie de retiro en el que uno pudiera encontrase a sí mismo, de encontrar que es lo que uno desea, detectar para que es uno bueno y para qué no. Las materias que tomarían las personas inicialmente no estarían muy seguras hacia donde iban, pero se dirigirán hacia el descubrimiento de su verdadera vocación y una vez que la encuentren, sacarán provecho de la educación tecnológica, de la universidad tradicional. La meta principal de la universidad ideal sería el descubrimiento de la propia identidad y el descubrimiento de la vocación. 2.3.1. Aprendizaje Centrado en el Estudiante (ACE) Para centrar el aprendizaje en el estudiante, Rogers propone darle la importancia, la preponderancia y la palabra al estudi- ante. Esta traslación del eje educativo del docente al estudiante, sólo es posible en la medida en que se confíe plenamente en 29
  30. 30. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. las capacidades de éste para dirigir de manera eficaz su proceso de aprendizaje. La interacción de aprendizaje se basa en relaciones humanas, tanto el facilitador como el participante, se involucran en una comuni- cación abierta que implica aprender a mirar al otro, a considerarlo y a tenerlo en cuenta para lograr niveles profundos y aprendizajes personalmente significativos. Es en este escenario con sus coordenadas espacio-tempora- les, organizacional, de comunicación y grupal, que se produce la relación profesor-alumno, por lo cual se lleva a cabo: I.en un contexto socio-institucional; II.moldeada según las relaciones sociales del sistema educativo vigentes, y III. en forma preestablecida acorde con la prescripción de roles. En, nuestro país, por ejemplo, se pretenden modificar tales variables a través de algunas medidas de reforma: ampliación de locales y material de apoyo (logística) mayor permanencia del estudiante en la institución, superación de los modos frontales y memorísticos de trabajo docente, logro de participación más activa y autónoma, tanto de las unidades educativas como de sus integrantes, en la toma de decisiones. Obviamente, las dificultades se presentan no sólo en la sustentación económica, sino en la modificación de actitudes 30
  31. 31. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. por parte de alumnos y profesores y toda la comunidad, ya que los rasgos definitorios en cuanto al rol “alumno”, han sido de dependencia, pasividad, sometimiento y subordinación. Este estereotipo y expectativa de rol es el que efectivamente rige intra- institucionalmente en el aula escolar, en sus diversos niveles. En la enseñanza, sea cual sea la concepción de liderazgo, el vínculo natural es el de la dependencia (el profesor sabe más, debe proteger, legitimar los intereses, definir la comunicación, etc.). Es él quien pacta el tiempo, el espacio y los roles de relación. El profesor es para los alumnos una autoridad que, además enseña, de la misma manera que para el profesor el alumno es un subordi- nado que, además, aprende. Todo ello va modificando, gradualmente, los modos de comuni- cación intra-institucionales, permitiendo mayor participación y nuevas formas de vinculación, más cooperativas y solidarias. En este contexto, se tiende a revelar no sólo la dimensión intelectual educativa, sino también la afectiva y social, en términos de una formación más holística e integral. Sin embargo, en la práctica cotidiana persiste el modelo autoritario y prevalece lo cognitivo, así como en la rutina institucional se evidencia una profunda dicotomía entre el discurso y la praxis, reforzando todo esto con el hecho de que no existe explícitamente una orientación del sistema integral. 31
  32. 32. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. La educación, y sus disciplinas fundamentales o auxiliares, como la psicología educacional, precisan tener como referencia un modelo de sociedad para el cual se forme el futuro ciudadano y hacia el cual debe converger la intencionalidad educativa: la jerarquía de valores y deberes cívicos, la formación de actitudes, destrezas y competen- cias la identidad psicosocial y nacional, según las cuales se inserta el mensaje permanente de la institución y del quehacer comunitario. En este sentido la tarea de los educadores y psicólogos educacio- nales, es profundizar y socializar las formas de aprender. Para el profesor –por su misión–, debiera implicar un compromiso mayor: no sólo democratizar en todas las formas de relación y modos de comunicación (interindividual e intergrupal), de conformidad con los valores ínsitos. 2.3.2. Concepto docente7 El núcleo central del papel del docente en una educación humanista se basa en una relación de respeto con sus alumnos. El docente debe de partir siempre de las potencialidades y necesidades individuales de los alumnos para de este modo crear y fomentar un clima social básico que permita la comunicación de la información académica y emocional sea exitosa. Otro punto importante que se debe considerar por parte de un docente humanista, es que debe de ser un facilitador de la capaci- 7 HERNÁNDEZ. Rojas, Gerardo. (1998) Paradigmas en la Psicología de la educación, Paidós, Ecuador, pp. 109. 32
  33. 33. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. dad potencial de autorrealización de los alumnos. Sus esfuerzos didácticos deben encaminarse a lograr que las actividades de los alumnos sean autodirigidas y fomenten el autoaprendizaje y la creatividad. 2.3.3. Concepto alumno: Desde la aproximación teórica humanista, el alumno es concebi- do a partir de tres aspectos importantes a saber: 1.Los alumnos son únicos y diferentes de los demás, y que al finalizar cualquier tipo de experiencia académica, dicha singular- idad será respetada y aún potenciada. 2.Los alumnos son seres con iniciativa, con necesidades person- ales de crecer, capaces de autodeterminación y con la potenciali- dad de desarrollar actividades y solucionar problemas creativa- mente (Rogers 1978, en Hernández 1998). 3.Los alumnos, al encontrarse en cualquier experiencia académi- ca, no son exclusivamente seres que participan cognitivamente, sino también son personas que poseen afectos, intereses y valores muy propios. Deben ser concebidos de manera Total y no parcial. 2.3.4. Concepto evaluación: A diferencia de otros enfoques, la teoría humanista considera que 33
  34. 34. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. en lugar de existir una evaluación externa, debiera ser preferible la autoevaluación. Ya que son los mismos alumnos quienes cuentan con los criterios adecuados para valorar el grado de crecimiento y aprendizaje logrado hasta ese momento de acuerdo a sus propios intereses. No tendría sentido defender un aprendizaje autoiniciado, autodirigido, autodeterminado si, al mismo tiempo, no se defendiera la autoevaluación y la autocrítica respecto a él8. De acuerdo con Rogers9, hay dos tipos de criterios que debier- an ser considerados por los propios alumnos durante el proceso de autoevaluación y son los siguientes: a).- Criterios significativos desde el punto de vista personal: •Grado de satisfacción con el trabajo conseguido. •Evaluación intelectual y personal. •Compromiso personal con el curso. •¿Promovió el curso el estudio más profundo de algún tema? b).- Criterios impuestos desde afuera o sumidos en el pasado: •Grado de profundidad con que leyeron los materiales. •Dedicación puesta en todas las clases, lecturas y trabajos. •Comparación con la dedicación puesta en otros cursos. •Comparación de la propia dedicación con respecto a la de los demás compañeros. 8 PALACIOS, Jesús. (1979) La cuestión escolar críticas y alternativas. Laía, Barcelona. P. 223. 34 9 ROGERS, Carl. (1978) La libertad y la creatividad en la educación. Paidos. Argentina. p. 81.
  35. 35. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. Rogers plantea que el uso de la autoevaluación como recurso, fomenta en los alumnos la creatividad, la autocrítica y la confianza en sí mismos10. Sección 2.3.1 La orientación educativa en la que el eje del proceso es el estudiante considerando sus deseos, aspiraciones, motivos, etc. se denomina Educación o enseñanza centrada en la persona. Y es entre otras una alternativa más para realizar el quehacer al que estamos dedicados los maestros. En el fondo la teoría humanista, nos pide observar a la persona como un ser holístico, con conductas que son más que condicio- namientos a los estímulos del ambiente, y que por el contrario le debemos tener consideración y afecto, por qué con estas actitudes lo valoramos y le hacemos crecer como mejor persona. La posición del maestro se orienta a lo que se puede llamar un facilitador, que promueve al estudiante a emplear lo mejor de sus capacidades, a darse cuenta de que son sus propios motivos de realización los que le orientan en sus estudios y que se debe de mantener con alegría descubriéndose a sí mismo al entender a los demás. El facilitador, debe auxiliar al estudiante a tomar conciencia y responsabilidad de sus actos, propiciando ambientes en los que el grupo o individualmente (si es posible), vivan cada momento de 10 HERNÁNDEZ Rojas, Gerardo. (1998) Paradigmas en la Psicología de la educación, Paidós, Ecuador, p. 114. 35
  36. 36. Teorías del Aprendizaje en la Práctica Educativa Autor: Carlos G. Franchini Adaptación: Virginia Poo G. aprendizaje de manera significativa y logren elevar el nivel jerárquico de sus necesidades. La educación desde esta óptica, no se debe de concentrar en su forma extrínseca aunque ésta es importante en el ámbito de las necesi- dades de pertenencia, sino en el fortalecimiento de su concepción intrínseca que se propicia en un ambiente de valores, empleando la verdad como el remedio más simple contra los condicionamientos. El pensamiento es en lo general el enemigo del aprendizaje extrínseco, se debe de evitar que se la clase se enfoque a la conducta y se guarde el pensamiento, por el contrario la expresión libre del pensamiento centrado en valores debe de florecer. 36

×