Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
Conocemos algunos instrumentos
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Individual

Download to read offline

  • Be the first to like this

Individual

  1. 1. CENTRO DE INVESTIGACIONES PSIQUIÁTRICAS, PSICOLÓGICAS Y SEXOLÓGICAS DE VENEZUELA RECONOCIDO POR EL CONICIT (1981) AUTORIZADO POR EL C. N. U (1991) GACETA OFICIAL NC 34678 C. I. P. P. S. V. EVALUACIÓN INSTITUCIONAL (ANÁLISIS) Facilitador: Participante: C.I: M.Sc. Orlando Boada. Barreto, Auristela. 8.652.003 . Cohorte Cumaná 8 Cumaná, Noviembre de 2009
  2. 2. INTRODUCCIÓN La evaluación es considerada como un aspecto de la planificación que permite diagnosticar el estado que una institución tiene en cuanto a sus objetivos y el impacto que puede tener en el entorno, no se orienta solamente al rol que el egresado pueda tener como evaluador, sino cómo lo aplicará y que el participante tenga la habilidad para juzgar los resultados. La Evaluación Institucional se basa en la recolección de información y datos que transforma y presenta, con sus respectivas alternativas, ya que buscan comprender, analizar evaluar y prever cambios, hechos, tendencias desde una perspectiva cualitativa, es decir, basada en cualidades o cuantitativas basadas en números, sin embargo ambas requieren de la eficiencia y la eficacia para que pueda ser de calidad. Se basa en principios fundamentados en el carácter científico para fortalecer su confiabilidad. Además, es holística, integrada y sistemática porque se da de manera continua mediante la aplicación de una metodología científica. También es objetiva, flexible, adaptable a los cambios que conducen al logro de resultados válidos y confiables. En el ámbito del proceso educacional la evaluación institucional permite emitir resultados, que faciliten construir nuevas actitudes en pro o en contra de lo que se quiere evaluar. El para qué evaluar se inicia con una acción que involucra costos humanos y económicos, por lo tanto, se debe tener claro, para qué se realiza, cómo llevarla a cabo, quiénes intervienen, y qué métodos, o modelos y recursos ponen a su disposición, también es necesario saber que consecuencias traerá y por último quienes están involucrados y cuáles son los resultados.
  3. 3. Evaluación institucional La Evaluación Institucional puede ser definida de diferentes maneras, para J.G Mora, es "la forma de medir el cumplimiento de los objetivos preestablecidos, por cuanto exige la previa definición de las metas de la institución". De igual manera para Meny y A. Villanueva es "el proceso de identificar y medir los efectos propios de la acción. La evaluación es un camino un método." Ambas definiciones tiene en común medir cumplimiento que permiten profundizar las limitaciones con potencial humano, capacidad de proceso para tomar acciones que no impidan el avance de los objetivos externos e internos de la evaluación. La evaluación institucional supone un proceso complejo para determinar el valor de algo, que implica una delicada tarea de interpretación de un conjunto de elementos que interactúan configurando una realidad particular y significativa. De hecho, evaluar no es, rigurosamente la etapa posterior o final de un proceso, sino un momento en el camino para apreciar lo caminado, y decidir como continuar. Si se sigue profundizando, se puede decir, que la evaluación que se formula debe aspirar a la credibilidad y al consenso. La Evaluación Institucional, abarca tres (3) aspectos: es considerada como sinónimo de medición, de juicio profesional, proceso de comparar datos acerca de actuaciones con objetivos claramente especificados e identificar y reunir información para asistir a quienes deben tomar decisiones. Por lo tanto, su fin principal es mejorar la calidad educativa que requiere de la interrelación de diferentes procesos e indicadores relacionados que permitan medir el rendimiento del docente, en vez de medir lo que es fácil de medir, lo que ha hecho que el interés se
  4. 4. desplace desde las cuestiones de eficiencia a ser efectivas. Lo que indica que para una evaluación, no solamente los datos son necesarios, sino la forma como se realiza el proceso, por lo tanto, requiere de una comunicación fluida que puede ser aplicada a través del diálogo como herramienta comunicacional y de reflexión entre los entes involucrados en dicho proceso. De esta manera, se postula que la calidad en la educación es el resultado de las interrelaciones existentes entre todos los elementos del proceso educativo. Por ello, se le considera no como un fin, sino como un instrumento que permite el conocimiento de estas conexiones, de sus resultados y de sus productos. Éste proceso se caracteriza por ser permanente, porque debe llevarse a cabo en todo momento y no tener un fin; e integrador porque no se agrega a los procesos educativos, sino que por su papel orientador de planificadores, directivos; docentes y alumnos debe asumir el carácter de una actividad sistémica, plenamente integrada con la función educativa y que por tales razones debe ser continua y no darse por partes. El proceso se ve afectado por el FODA, las fortalezas y debilidades que corresponden a los aspectos internos, tales como: potencial humano, capacidad de proceso, productos y servicios, recursos financieros, programas, metas y políticas del Estado que presenta la institución y las limitaciones, y las oportunidades y amenazas que tienen relación con el entono. Las evaluaciones generales remiten a conclusiones generales y a decisiones generales, referidas a la totalidad o mayoría de los centros que integran el sistema educativo o bien respecto de cierta deficiencia predominante en el mismo. Existen problemas generales o comunes a
  5. 5. todas las unidades del sistema; pero otros son específicos de cada centro. Mientras que la evaluación general del sistema es predominantemente cuantitativa; la evaluación singularizada de cada centro escolar es predominantemente cualitativa, aunque no exclusivamente. Cada institución educativa forma parte de un contexto singular, posee una configuración peculiar, unas necesidades particulares y unos problemas específicos. La necesidad de la evaluación singularizada de cada institución escolar, con el propósito de indagar y detectar sus específicos problemas organizativos, psicosociales, curriculares, didácticos, etc. Diagnosticar sus problemas o necesidades, factores causantes de tales síntomas, al objeto de remover, atenuar o eliminar las causas de las deficiencias, para mejorar la eficacia educativa del respectivo centro, singularmente considerado, como función sustancial de la Inspección de Educación. Además, es necesario aclarar que existe una evaluación externa que requiere de pautas o criterios generales que con el tiempo y la experiencia se irán enriqueciendo y reformulando; está referida a la organización, funcionamiento, desarrollo y se valoran los procesos y los resultados de la institución, y es realizada por personas con suficiente trayectoria académica, profesional, intelectual, que no pertenecen a la institución. Como por ejemplo: Supervisores Zona Educativa, Jefe de Distritos, entre otros. La evaluación externa toma en cuenta tres (3) objetivos básicos: analizar el informe de autoevaluación, construir un grupo de corresponsabilidad para poner en práctica las recomendaciones y dar una opinión objetiva, ya que la sociedad o la comunidad tiene derecho de conocer como funcionan sus instituciones educativas y en la medida de lo
  6. 6. posible participar en la solución de problemas o necesidades que presenten las mismas. En referencia a los contenidos curriculares parece descartar la evaluación diagnóstica de las estructuras pedagógicas, organización escolar y dinámica interna de las instituciones escolares. Cabe pensar que se tratará de una evaluación sintomática, limitándose a verificar que los alumnos han adquirido más o menos conocimientos en las áreas o asignaturas. Por otra parte, la evaluación interna es realizada por miembros de la propia institución, generalmente es utilizada por el personal docente para medir el rendimiento académico de los alumnos, y por el personal directivo para medir el desempeño de los docentes. Conceptual y operativamente resulta evidente la diferencia entre evaluación de los procesos escolares y de los resultados educativos de los mismos; así como que la detección de deficiencias en estos últimos remite al análisis de los primeros, al diagnóstico de los factores causales y su subsanación. Aún en la evaluación de procesos puede diferenciarse la evaluación de las estructuras y procesos organizativos y de los procesos específica mente didácticos. Para conocer la situación real y mejorar la calidad, se consideran varios modelos de evaluación, que van depender del enfoque u orientación que se requiriera evaluar, entre ellos la evaluación descriptiva, la cual no profundiza los aspectos a evaluar, se orienta a describir los mismos. La llamada evaluación clínica explica el por qué un objetivo no se cumple, el cual puede ser por muchas razones, aplicación inadecuadas de la praxis pedagógica del docente y en consecuencia la falta de interés de los estudiantes. Otra forma de evaluación es la normativa, donde no se anuncian
  7. 7. los objetivos, lo que induce que el docente oriente su praxis sin tener referencia de los logros u objetivos que se quieren alcanzar. Entre los modelos de evaluación se destacan: Los modelos centrados en los resultados y toman en cuenta los procesos internos de la educación como sistema social. Los modelos culturales tienen las desventajas que se elaboran en países desarrollados, por lo tanto, aplicarlos en Venezuela, son realidades diferentes. Por otra parte, la evaluación institucional presenta una tipología relacionada con la evaluación sumativa, en la cual los resultados se utilizan para una determinada promoción, acreditación y I o calificación. Se aplica de manera frecuente para medir el rendimiento de los alumnos. Es utilizada como una estrategia para promoción de un nivel educativo a otro. Mientras que la formativa se evalúa a lo largo de todo el ciclo de enseñanza aprendizaje. El modelo seleccionado debe contar con estrategias para su desarrollo y aplicación, y de allí dependerá la calidad de la educación, pero las estrategias tienen dos orientaciones, unas van orientadas a la calidad del docente y otras al modelo de calidad total. Para la realización de un buen plan se toma como referencia algunos elementos, tales como: realizar un análisis de la situación actual, conocer la misión, la visión, los valores y la posición competitiva. Pero esto requiere de tiempo y participación- del equipo gerencial, conocer las fortalezas y debilidades e identificar los factores externos (oportunidades y amenazas). Si la evaluación se refiere al factor humano, se debe tomar en cuenta sus acciones. Con respecto a los indicadores varían de acuerdo al tipo de evaluación (externo e interna), sin embargo, lo que más se toman como
  8. 8. referencia son los relacionados con la calidad, rendimiento, contexto institucional, grado, tipo de repercusiones en la satisfacción de las demandas, aprovechamiento escolar: Nivel de consecuencia y prioridades, praxis educativa, aplicación de los contenidos programáticos, desarrollo de actitudes de los valores en los principios de la ciudadanía, instalaciones, aulas talleres, laboratorios, funciones educativas y normativas, interrelaciones que se establecen en el centro escolar, aplicación e estrategias, los cuales deben ser orientados a la calidad de la praxis educativa. JUICIO DE VALOR El análisis realizado permite emitir un juicio de valor sobre el modelo de evaluación institucional, en cuanto análisis y descripción, con arreglo a criterios, de la funcionalidad de las estructuras organizativas, los procesos didácticos y los resultados escolares; que incide en la mejora de la calidad de la educación y equidad de la misma. Es un modelo con una creciente vigencia en los sistemas educativos más innovadores. La forma de evaluación externa, se ha revelado como la estrategias más eficaces, para la mejora de la organizaciones educativas, la misma, es sistemática, revisa las operaciones de la organización, la mejora de su eficacia (logro de objetivos) y eficiencia, pero no debe confundirse con el término de auditoria. Igualmente, la interna se debe orientar fundamentalmente a la praxis pedagógica, desempeño del docente, una planificación que incluya evaluaciones adecuadas de los contenidos programáticos. Se trata de dos ámbitos de evaluación educativa, con una neta distinta en cuanto a su objeto y función. Ambas evaluaciones tienen sus respectivos indicadores, pero guardan entre sí interacciones fundamentales, la externa es necesaria
  9. 9. porque está relacionada con las oportunidades y amenazas del entorno de la institución educativa, la cual en algunos casos, ha sido difícil propiciar mejoras debido a la acción por .parte del Estado y los principales entes rectores, el diseño e instrumentación de un proyecto o programa global o integral de evaluación institucional en la educación, sobre todo debido a los cambios político administrativos que no permiten estabilidad ni factibilidad a los proyectos o programas especiales . La evaluación general del sistema educativo (externa) pretende detectar en qué medida se alcanzan las previstas finalidades del sistema en su conjunto, la calidad del producto y la satisfacción de los beneficiarios o usuarios del sistema; así como sus suficiencias y deficiencias generalizadas. En cuanto a la evaluación interna que compete a la institución en sí, se debe tomar más en cuenta la praxis del docente y las estrategias de evaluación que aplique estén planificadas de acuerdo a los objetivos que competen a los contenidos programáticos, ya que se presentan deficiencias, tales como: elaborar planificaciones rutinarias y deficientes. Es necesario que se ponga en práctica el aprovechamiento de una plataforma tecnológica informática relacionadas con el campo de las evaluaciones, ya que existe un predominio de una concepción tradicional, lo cual se ha agudizado con la actual crisis político-económico entre los entes reguladores y los regulados. De acuerdo al análisis se puede determinar que las evaluaciones externas e internas, se orientan a una gestión eficaz e eficiente de los diferentes procesos educativos involucrados. Lo que indica que estas formas de evaluaciones a pesar de darse de manera separada están relacionadas entre si.
  10. 10. La evaluación institucional, abre un debate interesante. La aplicación práctica de sus resultados es, en algunos casos, discutible. En este sentido, existen diferentes enfoques respecto a la utilidad de la evaluación que pueden concebirse de forma complementaria en tanto que pretenden trascender la visión de la evaluación como un mero instrumento al servicio de la toma (o legitimación) de decisiones políticas. Esta perspectiva puede aplicarse transversalmente a todo proceso evaluativo en sus tres niveles (individual, institucional y sistémico), contribuyendo constructivamente a satisfacer las demandas respecto al interés por la calidad educativa que se evidencia en el seno la sociedad. En este sentido, la utilidad del proceso adquiere un matiz diferente para la comunidad en cada caso, como por ejemplo la acreditación, la valoración, la des mitificación, o incluso la clarificación de las actuaciones políticas, aportando al funcionamiento democrático del sistema. Pero la utilidad del proceso evaluador exige una adecuación inteligente a la realidad que se evalúa y la lectura final deberá incluir tanto las consecuencias conforme a los propósitos declarados, como aquellas que aún no habiendo estado previstas, hayan tenido incidencia en la comunidad educativa que fuera objeto de evaluación.
  11. 11. Mija hazle la bibliografía con el modulo

Views

Total views

347

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

2

Actions

Downloads

2

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×