Entrenamiento en altura y efectos de la hipoxia

10,914 views

Published on

Published in: Sports
  • Be the first to comment

Entrenamiento en altura y efectos de la hipoxia

  1. 1. Entrenamiento deportivo enaltura y efectos de la hipoxia Toni Grima, Miquel Àngel Rosselló, Javi Sánchez, Alberto García 2ON DE CAFE – GIRONA
  2. 2. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011SUMARIO 1. RESUMEN ARTÍCULO__________________________________Pág.3 2. INTRODUCCIÓN_______________________________________Pág.4 3. OBJECTIVO PRINCIPAL I OBJECTIVO SECUNDARIO_________Pág.6 4. METODOLOGÍA _______________________________________Pág.6 5. RESULTADOS DE LA BÚSQUEDAS BIBLIOGRÁFICAS________Pág.7 6. DISCUSIÓN __________________________________________Pág.14 7. CONCLUSIÓN ________________________________________Pág.22 8. BIBLIOGRAFIA________________________________________Pág.23 2
  3. 3. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 1. RESUMEN ARTÍCULOLa hipoxia es el estado de falta de oxígeno dentro de un organismo.Encontramos que montañeros y escaladores de altas montañas debenenfrentarse a él ya que es su rival más temido en la altura a parte del mal dealtura. A diferencia de estos, encontramos que atletas u otros deportistas usanesta falta de oxígeno como entrenamiento para mejorar su rendimiento, esdecir, intentan adaptar su cuerpo a un entrenamiento en un ambiente conmenos oxígeno con la finalidad de que su cuerpo se adapte a esta deuda deoxígeno. Los efectos que encontramos del entrenamiento en altura son:aumento del VO2, aumento del umbral ventilatorio, aumento de la hemoglobinay mejora de la capacidad muscular y de la eficiencia muscular energética.A continuación, encontraremos que tipos de hipoxia existen, los tipos de alturasegún Pajarón (2000), las formas de aclimatación y de adaptación a la falta deoxígeno, adaptaciones musculares entre otros temas a parte de diferentescasos prácticos.Algunos de los artículos de los cuales extraemos toda la información del trabajoson: Alteraciones neurofisiológicas derivadas del stress hipóxico debido alstress escrito por A. Gutiérrez, C. Melero, J.M. Sánchez y C. De Teresa,Efectos del entrenamiento en altitud de López Calbet, J.A. (2007),Entrenamiento en altura de Manuel Pajarón Visciado y, también, de libros comoFisiología de la altitud y ejercicio físico de López Chicharro J, FernándezVaquero A.PALABRAS CLAVE: Hipoxia, Entrenamiento en altura, Adaptaciones delorganismo, Oxígeno, Rendimiento deportivo, Capacidades. 3
  4. 4. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 2. INTRODUCCIÓN“Aunque la mayoría de los seres humanos viven a nivel del mar o baja altitud,más de 40 millones de personas viven por encima de los 3.000 metros dealtura y más de 140 millones viven a altitudes superiores a 2.500 metros. Laciudad de mayor tamaño que se encuentra a mayor altitud es la ciudad de Altoen Bolivia, a 4.100 metros de altura, en la que viven unas 800.000 personas.En la actualidad 7.000 personas viven en el pueblo minero de La Riconada,que se encuentra a 5.100 metros de altura en Perú. No obstante, algunaspersonas han vivido durante al menos diez años a altitudes próximas a los6.000 metros. Aparte de los seres humanos que habitan permanentemente enzonas altas del planeta muchos otros se desplazan a la altitud, especialmenteen viajes turísticos o de ocio. No sorprende, pues, que el estudio de lasrespuestas agudas y crónicas a la hipoxia en seres humanos haya suscitado elinterés de los fisiólogos desde finales del siglo XIX. Además, de la existenciade asentamientos humanos en altitud, otros factores han promovido el avancede esta área del conocimiento. En primer lugar, el desarrollo de la aviacióncomercial y militar, especialmente a partir de la Segunda Guerra Mundial. Ensegundo lugar, la nominación de ciudad de México (1968) como sede de laOlimpiada de verano de 1968, que generó un importante debate en lacomunidad científica acerca de la tolerancia de los seres humanos a la falta deoxígeno y los riesgos que puede entrañar la práctica de esfuerzo en altitud ohipoxia. En los años anteriores a la Olimpiada de México y en los siguientes sellevaron a cabo numerosos estudios para determinar cómo se adaptaban lasestructuras y funciones de los órganos y sistemas del cuerpo humano a laexposición crónica a la altura”. López Calbet (2006:696)En 1984 Paul Bert, describe los efectos perjudiciales de la altitud sobre eldesempeño físico, y que éstos eran debidos a la disminución de la presiónparcial de oxígeno. El rendimiento de un sujeto se ve afectado ya a 1.200metros de altitud en el caso de un ejercicio intenso en el que participen dosminutos o más (Terrados, 1987; citado en Gutiérrez et al 1990). En alturassuperiores la dificultad se incrementa notablemente, y así ya en 1925 describeNorton la dificultad para la escalada en alta montaña, necesitando una hora 4
  5. 5. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011para superar una distancia de 35 metros a 8.500 de altitud. En alturas donde serealizan competiciones con una doble finalidad:  Alcanzar una mayor velocidad gracias a una menor resistencia del aire por la disminución gradual de su densidad, situación de la que se benefician los ciclistas para mejorar el récord de la hora en altitud.  Pruebas de velocidad pura o saltos en los que la fuerza de la gravedad actúa en menor grado sobre los objetos y el propio atleta.Algunos de los atletas que compitieron en México, sin gran éxito, pero quepermanecieron en alturas de más de 2.000 metros durante más de 2 semanas,al volver a sus países de origen, algunos de ellos a nivel del mar, o en lascompeticiones post-olimpíada, vieron como batían récords personales o de suspaíses. Esto hizo reflexionar sobre la adaptación del organismo al esfuerzorealizado en altitud, las modificaciones que se producen y sus efectosbeneficiosos al volver a una altitud inferior.Este trabajo sobre el entrenamiento en altura, sus efectos y adaptaciones estábasado en información científica de artículos y estudios que en los últimos añoshan buscado mejoras en este tipo de entrenamiento. Se ha relacionado el climade regiones de montaña a la salud, con un efecto estimulante que brinda unasensación de mejor bienestar. Sin embargo, existen dudas y controversias enel conocimiento científico acerca de los efectos sobre diferentes aspectos delrendimiento deportivo, lo que nos ha llevado a interesarnos por este tema y ainvestigar sobre él.En este trabajo podremos encontrar varios apartados bien diferenciados:primero, un resumen en el que se explica la estructura de nuestro trabajo y secitan las palabras más destacadas y que mejor definen este. A continuación,encontraremos los objetivos principales y secundarios que se buscan con estetrabajo y la metodología usada en la búsqueda de información, organizacióndel grupo y redacción del escrito. A partir de aquí aparecerá el grueso y partemás importante del trabajo, donde encontraremos ya hemos dichoanteriormente, los efectos y adaptaciones de la hipoxia. Por último, apareceuna discusión en la que se habla de algunos temas aún no muy claros y unaconclusión con las ideas y resultados más destacados en nuestro estudioacerca del entrenamiento en altura. 5
  6. 6. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 3. OBJECTIVO PRINCIPAL I OBJECTIVO SECUNDARIOEl objetivo principal que teníamos marcado por el grupo de trabajo fue realizarun estudio sobre el entrenamiento en altura, sus efectos y adaptaciones.Desde un principio, nos fijamos en la altura ya que nos surgían muchas dudassobre el ejercicio aplicado a ésta, i coincidíamos todos los miembros del grupoen que era un tema de interés.Otros objetivos destacados que encontramos son: la hipoxia y la aclimatación yadaptación que necesita el ser humano para adaptarse a la altura y al posteriorentrenamiento en altura. Así como las adaptaciones musculares ycardiorespiratorias que surgen al entrenar por encima del nivel del mar adiferentes situaciones o las adaptaciones de los atletas al ejercer susentrenamientos en alta latitud. 4. METODOLOGÍAEl grupo trabajo nos hemos distribuido de manera equitativa entre nosotros, enun comienzo cada uno de nosotros se encargo de buscar un articulo, 2 de ellosen ingles y 3 restantes en lengua catalana o castellana, siempre compartiendoideas en común sobre cada artículo con la resta del grupo.Una vez encontrada la recesión bibliográfica y justificada según el tema a tratarpor todos los compañeros, fuimos buscando fechas para poder coincidir todo elgrupo y entre todos poder hacer los puntos que marcaban las pautas deltrabajo que venían a continuación.Entre todos los miembros del grupo realizamos las siguientes tareas de parteescrita del trabajo como son: introducción, resultados de búsquedasbibliográficas, acomodación, aclimatación y adaptación. Y otras como lautilización de la hipoxia como medio para mejorar el rendimiento deportivo,adaptaciones musculares al entrenamiento en altura, hipoxia intermitente,discusión, casos prácticos y acabando por una conclusión. 6
  7. 7. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 5. RESULTADOS DE LA BÚSQUEDAS BIBLIOGRÁFICASSegún López Calbet (2006) de todos los elementos desfavorables que tiene laaltura para la vida humana, el más difícil de vencer es el efecto de la hipoxia. Elorganismo sometido a hipoxia pone en marcha una serie de mecanismoscompensatorios que a corto plazo (durante los dos o tres primeros días)provocan cambios, en general reversibles, que configuran lo que denominamosacomodación. El término aclimatación se emplea para referirse a los cambiosfuncionales y/o estructurales que se establecen en las dos o tres primerassemanas de permanencia en la altitud, aunque el proceso de aclimataciónpuede ser mucho más largo, dependiendo de la altitud. El término respuestafisiológica hace referencia al cambio ocasionado en el funcionamiento delorganismo por un determinado estímulo. Si la respuesta fisiológica provocacambios más o menos permanentes en la estructura o simplemente en elfuncionamiento de algunos de los órganos y sistemas del cuerpo, que facilitanla vida y la reproducción en el ambiente hipóxico, entonces se considera que seha producido una adaptación. A largo plazo, algunas adaptaciones fisiológicasa la hipoxia pueden ser incorporadas como rasgo genético distintivo de laespecie a través del proceso de selección genética. Esquemáticamentepodemos dividir las respuestas compensatorias producidas por la hipoxia encuatro fases, dependiendo de la duración de la hipoxia:  Hipoxia aguda: respuestas observadas desde el inicio de la hipoxia hasta unas-dos hora de exposición. Hay autores que extienden la fase de hipoxia aguda hasta cinco días.  Hipoxia crónica: respuestas observadas para exposiciones de duraciones comprendidas entre unas pocas horas y varios años. Para otros autores a partir de cinco días de exposición o de más de una semana se puede hablar de hipoxia crónica.  Hipoxia de toda la vida: cambios observados en personas que fueron concebidas, nacieron y han vivido toda su vida en altura.  Adaptaciones específicas a la hipoxia, propia de especies que han evolucionado durante generaciones en altura. Incluye las peculiaridades fisiológicas específicas de la fauna de altura, como por ejemplo la llama 7
  8. 8. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 andina. No está claro si los indios del Altiplano Boliviano presentan o no adaptaciones específicas a la altura, más allá de unos volúmenes pulmonares y una capacidad de difusión pulmonar superiores. Recientemente se ha demostrado que los nativos del Tibet presentan rasgos genéticos que les permiten una respuesta fisiológica más eficaz al esfuerzo en hipoxia aunque no estén aclimatados a la altura, comparados con las personas con las personas que habitan a nivel del mar (Marconi y cols., 2004)Hay muchos estudios que se realizan para mejorar el rendimiento deportivo,además, los entrenamientos en este ambiente pueden generar alteracionesperceptivas y cognitivas potenciales por la fatiga y la exposición aguda,quedando desprevenidos quienes no han tenido experiencia en altura.Según Pajarón (2000) se encuentran dos clases de clasificación en altura: lameteorológica y la biológica; si hablamos de altura desde un punto de vistabiológico se encuentran límites relacionados a la altitud dividida de la siguientemanera: baja altitud (hasta los 1000 metros), aquella en la que los individuossanos no sufren ninguna modificación fisiológica ni en reposo ni en ejercicios.En media altitud (hasta los 2000 metros), se experimentan algunos efectos,afecta el rendimiento físico. En la llamada altitud, alta altitud (hasta los 5500metros), se observan modificaciones fisiológicas incluso en reposo. Y lallamada muy alta altitud (por encima de los 5500 metros), el efecto deletéreosobre las funciones fisiológicas es muy marcado.ACOMODACIÓN, ACLIMATACIÓN Y ADAPTACIÓNLa exposición aguda a la altitud afecta al organismo desde el mismo momentodel ascenso hasta 2 o 3 días después. La exposición crónica comienza a partirde entonces con ciertas variaciones individuales que dependen de la condiciónfísica, exposiciones previas a ambiente hipóxico, etc. En la fase de hipoxiaaguda el organismo pone en juego mecanismos fisiológicos para asegurar elflujo suficiente de oxígeno a las células: Aumento del débito ventilatorio yaumento del débito cardíaco; es la llamada fase de acomodación (Richalet, 8
  9. 9. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/20111983; citado en Gutiérrez et al, 1990). La hipoxia crónica comienza cuando elorganismo utiliza procesos más económicos aumentando la capacidad detransporte de oxígeno en la sangre, modificación del metabolismo celular, etc.,fenómeno llamado Aclimatación. La intensidad de los diferentes mecanismospuestos en juego dependen esencialmente de tres factores (Scherer, 1982;citado en Gutiérrez, 1990):  Velocidad de instalación de la hipoxia (vel. de ascensión)  Intensidad de la hipoxia (altitud alcanzada)  Las características individuales del sujeto.Algunas etnias (Sherpas, Tibetanos) se benefician de una adaptación genéticaque concierne esencialmente a parámetros hematológicos, aunque así mismolos recién nacidos en grandes altitudes -ambientes hipóxicos- desarrollandurante su crecimiento características que favorecen su adaptación a la hipoxia(superficie alveolar aumentada) (Garayoa, 1985).  Procesos de aclimataciónSon los más interesantes para que un deportista se beneficie del entrenamientoen altitud a su vuelta a nivel del mar.La disminución de la presión de oxígeno acarrea rápidamente una disminuciónde la presión arterial de oxigeno y produce una hiperventilación; ésta a su vezorigina una hipocapnia con alcalosis. Simultáneamente la hipoxia favorece muyrápidamente la formación de eritropoyetina, derivándose una mayorconcentración de hemoglobina (Hortsman, 1980; Hannon, 1977; citados enGutiérrez, 1990). Así aumenta la cantidad de oxígeno transportado mientrasque disminuye la afinidad de la hemoglobina para el oxígeno, produciéndoseuna mejor liberación del mismo. La hipoxia acarrea asimismo un aumento de lapresión en la circulación pulmonar, favoreciendo la perfusión y reduciendo deeste modo la diferencia de presión alveolar-presión arterial de oxigeno, esto asu vez es la génesis probable del mal agudo de montaña (MAM) (Heat, 1981;Lassen, 1982; citados en Gutiérrez, 1990). La hipoxia tiene por efecto provocaruna vasodilatación del lecho vascular cerebral. 9
  10. 10. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011En tres semanas nos encontramos en un estado estable caracterizado por unahiperventilación que hallamos en todas las altitudes. Ésta es menor en sujetosnacidos y residentes en zonas de gran altitud. A esto hay que añadir ladisminución de la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno (Koller, 1988;citado en Gutiérrez, 1990).Por otra parte, a pesar de la aparición de taquicardia, el rendimiento cardíacoes inferior al del nivel del mar, pero durante la aclimatación estos valores serecuperan (Smith, 1984; citado en Gutiérrez, 1990.UTILIZACIÓN DE LA HIPOXIA COMO MEDIO PARA MEJORAR ELRENDIMIENTO DEPORTIVO(LÓPEZ CALBET, 2007)En 1963 ciudad de Méjico fue elegida sede olímpica y despertó el interés en lacomunidad científica y los entrenadores sobre que tipo de respuesta fisiológicahabría en el esfuerzo en condiciones de hipoxia.Primero se propuso la idea de que en condiciones de hipoxia crónica había unaumento en las concentraciones de hemoglobina y favorecía el rendimiento a lavuelta al nivel del mar debido a que la capacidad de suministro de O2 estaráaumentada y por lo tanto el VO2max y la resistencia aeróbica serán superiores(efectos parecidos a los que produce la eritropoyetina).Sin embargo, un análisis detallado estaba de acuerdo con lo expuesto, perotambién decía que podía haber unas condiciones contraproducentes. En elcaso de vivir a nivel del mar y entrenar en altura, hay un aumento de laconcentración de hemoglobina que provoca un descenso del volumenplasmático (que permite elevar el hematocrito 5-10 unidades en 24-48 horas yaumentar el contenido de 02 en la sangre arterial) durante el proceso deentrenamiento, pero a la vuelta al nivel del mar se produce un descenso rápidode esta concentración de hemoglobina hasta valores próximos a los que se dande forma natural a nivel del mar, debido a que se retiene agua y se expande elvolumen plasmático hasta alcanzar valores similares. El descenso del volumenplasmático, que es negativo para las pruebas aeróbicas de larga duración, sepodría evitar si se vive en altura pero se entrena a nivel del mar. 10
  11. 11. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Si la estancia en altura es corta, menos de 1 mes y la altura moderada (inferiora 3000 metros) los efectos sobre la concentración de hemoglobina no son tanmarcados y a la vuelta al nivel del mar, el estado inicial vuelve rápidamente.Si realizamos una competición aeróbica de larga duración entre 24-48 horasdespués de la vuelta de los entrenamientos en hipoxia, el problema debido a lareducción del volumen plasmático que provoca la hipoxia crónica quedaríasolucionado e incluso podría verse en beneficio ya que se produce unaexpansión de este volumen plasmático.Figura 1. Evolución de la concentración de hemoglobina en sangre en esquiadores de élite defondo antes, durante y después de pasar 1 mes entrenando y viviendo a 1900 metros de altura.Svedenhag y col, 1997; en López Calbet, 2007.La residencia en altura combinada con entrenamiento en altura no permiteaumentar el VO2max en mayor medida que el mismo entrenamiento efectuadoa nivel del mar.Dicen que los efectos del entrenamiento en altura son dudosos, ya que algunosestudios demuestran mejoras en las marcas. Pero también dicen que elentrenamiento en altura no es tan eficaz como el entrenamiento en el mardebido a que se reduce el volumen de entrenamiento y la intensidad absoluta.Además, cuando se realiza ejercicio intermitente de alta intensidad, losdescansos deben ser más grandes en altura por tal de mantener la mismaintensidad. 11
  12. 12. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Hay varios mecanismos para aumentar la masa eritrocitaria, como la estanciaen altura en reposo o el consumo extra de hierro durante la estancia en altura.En los estudios de entrenamiento en altura donde los sujetos viven a 2500metros y entrenan a 1250 metros se han observado aumentos del VO2,correspondientes al umbral ventilatorio, aumento de la concentración dehemoglobina asociado al descenso de la concentración de lactato durante elesfuerzo submáximo, aclimatación ventilatoria y aumento de la respuestaventilatoria a la hipoxia, mejora de la capacidad tampón muscular y de laeficiencia energética del pedaleo.ADAPTACIONES MUSCULARES AL ENTRENAMIENTO EN ALTURA(LÓPEZ CALBET, 2007)Aumento de las enzimas del metabolismo oxidativo y mioglobina al entrenar enhipoxia a la misma intensidad absoluta pero si el entrenamiento muscular eslocal, ya que no se puede mantener la misma intensidad en altura que a niveldel mar. Atletas muy bien entrenados previamente a nivel del mar no tienenadaptaciones enzimáticas en entreno de hipoxia posterior. Hay que comentarque ni no aumenta la capacidad de suministro de O2, es indiferente la mejorade la capacidad oxidativa muscular.La capacidad de extracción de 02 no solo depende de el entrenamiento enhipoxia, sino de múltiples factores. En altura si que tiene efecto sobre lamioglobina muscular y la capilarización de las fibras musculares.La afinidad de la hemoglobina por el 02 disminuye al aumentar la concentracióneritrocitaria de 2.3 – DPG con la hipoxia, lo que debería facilitar la cesión de 02a nivel muscular, pero no es así porque se produce alcalosis respiratoria quedesplaza la curva de disociación de la hemoglobina hacia la izquierda yobstaculiza la cesión de 02 a los músculos, pero facilita la captación alveolar de02. Cualquier efecto de 2.3 – DPG desaparece en 1-2 días tras la vuelta anivel del mar. Aumenta la densidad capilar expresada en número de capilares 12
  13. 13. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011por mm2 de sección muscular (muy frecuente en las expediciones a altitudeselevadas).¿Mejora la economía de movimiento con el entrenamiento o la permanencia enaltitud? (López Calbet, 2007)Hay mejoras en la economía del movimiento (cantidad de oxígeno consumidodurante el ejercicio a una determinada intensidad) y en la eficiencia energéticacon el entrenamiento en altitud. Sin embargo, a altitudes por debajo de los5000 metros no se han constatado efectos significativos ni del entrenamientoen altura, ni de la permanencia en altitud sobre la economía de carrera opedaleo.¿Ofrece alguna ventaja el entrenamiento en altura para la mejora de lacapacidad anaeróbica? (López Calbet, 2007)El entrenamiento de alta intensidad en altura se asocia a un aumento de laactividad de las enzimas glicolíticas y de la capacidad tampón. Sin embargo, laactividad de la bomba sodio-potasio y la reserva total de bicarbonato delorganismo disminuyen. Los efectos del entrenamiento en hipoxia mientras sevive a nivel del mar no están claros.HIPOXIA INTERMITENTE Y RENDIMIENTO DEPORTIVO (LÓPEZ CALBET,2007)Hipoxia intermitente es cuando los sujetos sólo son sometidos a hipoxiadurante una parte del día. Hay dos tipos:  Hipoxia intermitente continua: Los sujetos pasan una parte del día viviendo en hipoxia, generalmente la noche, con tiempo de exposición de entre 8 y 16 horas durante un periodo de entre 10 dias y tres semanas, con un nivel de hipoxia equivalente a altitudes de entre 2200 y 3000 metros. Cambios hematológicos bajos. Si los atletas entrenan a nivel del mar, hay mejoras en competiciones de corta duración.  Hipoxia intermitente discontinua: Los sujetos se someten a una o más sesiones diarias de una o dos horas de duración durante la cual se repiten ciclos de hipoxia severa (5000, 6500 metros) de corta duración (5 minutos) intercalados con periodos también cortos de normoxia. Pocas 13
  14. 14. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 variables hematológicas, el VO2max o el rendimiento deportivo. Mejoras de las adaptaciones enzimáticas.Cabe destacar que la permanencia prolongada en altura conlleva algunoscambios orgánicos que pueden dificultar la respuesta al entrenamiento ydeteriorar el rendimiento en algunas disciplinas deportivas. 6. DISCUSIÓNDurante este último tiempo se ha puesto de moda en deportistas, sobre todo deélite, realizar concentraciones en altura, tanto unas semanas antes de lacompetición como durante la pretemporada en un lugar de montaña. Con elobjetivo de realizar sus entrenamientos con menos oxígeno y beneficiarse unavez el atleta vuelva a su sitio habitual.Un ejemplo claro son los muchos deportistas nacionales que han estadopreparando determinados Juegos Olímpicos en altura: Chema Martínez (SierraNevada), Reyes Estévez (Marruecos), etc.Sobre este fenómeno de entrenar en altitud se sabe que la cantidad de oxigenoes menor a la que tenemos a nivel del mar, el cuerpo humano a esta situaciónde reducción de oxigeno tiene un mecanismo de compensación produciendomás glóbulos rojos con la finalidad de aumentar la capacidad de transportarpoco o menor cantidad de oxigeno. Este mecanismo es desencadenado através de la mayor liberación de la hormona renal eritropoyetina (EPO) cuyafunción es la fabricación de eritrocitos.Aún y así no son todos los atletas los que gozan de este beneficio, hay algunosque necesitan altitudes más elevadas que otros y en cambio otros menores.Otros por razones genéticas desisten a este tipo de entrenamiento por sumetabolismo. Pajarón (2000) 14
  15. 15. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Según Svendehag y col (1997); citado en López Calbet (2007), los efectos enentrenamiento con hipoxia no son significativos en cuanto al aumento de lahemoglobina si la duración de la estancia es de menos de 1 mes y a una alturamoderada (menos de 3000 metros). Para demostrarlo hicieron un estudio enestas condiciones con esquiadores de fondo de elite que vivieron y entrenarondurante 4 semanas a 1900 metros de altitud. Se observa un aumento rápidodurante la estancia pero después volvió a su estado natural. Si que aumento elvolumen sanguíneo después del entrenamiento en altura (7 %) aunque no fueestadísticamente significativo. Lo único que tuvo un aumento significativo fue lamasa ventricular izquierda que lo hizo en un 10 %. Se dice que esta mejora seproduce en el entrenamiento en general, independientemente de donde sea, ypor lo tanto no se sabe hasta que punto hubo mejora en este aspecto.Gore y col, 1998; citados en López Calbet, 2007, también hicieron un estudiosimilar al de Sevendehag, donde encontraron unos resultados similares,aunque la marca de la prueba de persecución de 4000 m mejoró en un 4 %.Levine y Stray – Gundersen; citados en López Calbet (2007), hicieron unestudio muy interesante en el que dividieron a 39 corredores universitarios entres grupos para hacer un entrenamiento durante 4 semanas. El grupo HiHi queviviría y entrenaría a 2500 metros de altura. El grupo HiLo que viviría a 2500metros y entrenaría a 1500 metros sobre el mar. Y el grupo LoLo que viviría yentrenaría a nivel del mar. Los dos grupos que vivieron en altura (HiHi, HiLo),aumentaron la masa eritrocitaria (masa total de hemoglobina). Un 5.3 % HiLodebido a que su entrenamiento era mas bajo, y un 10.5 % HiHi debido a queentrenaba mas alto. También mejoraron el VO2max un 4 y un 3 %, pero solo elgrupo HiLo mejoró resultados en la marca de 5000 metros al volver al nivel delmar. Los autores decían que el grupo HiHi aumento la masa eritrocitaria perosu rendimiento no mejoró debido a que durante las sesiones de entrenamientoel Vo2 tuvo que ser menor debido a la hipoxia. El grupo LoLo tampoco mejoróporque al entrenar a nivel del mar no aumenta la masa eritrocitaria. En el grupoHiLo algunos mejoraron un 5 % y otros no. En cuanto a los que no mejoraron,según Chapman y col, 1998, son deportistas que tienen una desaturacióninicial a nivel del mar, y se ve reflejada a niveles de altitud moderada. 15
  16. 16. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Figura 2. Esquema de los estudios llevados a cabo en 39 corredores por Levine y Stray-Gundersen, 1997; en López Calbet, 2007.Aprovechando el grupo HiLo, Levine y Stary – Gundersen; citados en LópezCalbet (2007), estudiaron los efectos del sistema de entrenamiento haciendouna variante. Los entrenamientos de intensidad serian a 1250 metros y el restoa una altura más importante. Este modelo le llamaron HiHiLo, por la variedadde intensidad dependiendo de la altura. Tanto los hombre como las mujeresmejoraron las marcas en 3000 metros de altura en 1.1 % y el VO2max en 3 %.Estas mejoras en las marcas, se cree que es debido a una mejora en laprovisión de energía por el metabolismo anaeróbico. Este estudio sugiere quela permanencia en altura y el entrenamiento en hipoxia moderada es buenopara las pruebas de 3000 y 5000 metros, ya que aumenta el porcentaje deconcentración de hemoglobina. Llama la atención que este incremento no hayatenido correlación con el VO2max.Otra variante del grupo HiLo, la utilizó Ashenden y colaboradores; citado enLópez Calbet (2007), y estudiaron el efecto de dormir en hipoxia y entrenarcerca del nivel del mar (600 metros), pero no se encontraron mejoras en lamasa eritrocitaria. 16
  17. 17. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Por la tanto, podemos decir que las discrepancias entre los estudios de Leviney Asheden podrían ser debidas a los procedimientos utilizados para medir lamasa eritrocitaria. Levine y Stray – Gundensen midieron la masa eritrocitariaindirectamente, usando azul de Evans (un colorante que se fija a la albúmina) yel hematocrito. Esta sustancia no parece adecuada para medir los efectos de lahipoxia sobre el volumen plasmático, debido a que la hipoxia se puede producirpor una ligera extravasación de albúmina, lo que lleva a sobrestimar el volumenplasmático real y por la tanto la masa eritrocitaria. En cambio Ashenden ycolaboradores usaron monóxido de carbono que marca directamente loshematés. Este último procedimiento es superior al Azul de Evans.Según Rusko y Numela; citado en López Calbet (2007), han demostradomejoras mínimas en la capacidad anaeróbica en condiciones de hipoxia.Hicieron un estudio con corredores de alto nivel de 400 metros, que pasaron 10noches en un ambiente de 2200 metros pero entrenando a nivel del mar. Detodas maneras no se asegura que las mejoras sean por vivir en altura, ya queel grupo control no lo hacía y también tuvo unas mejoras similares.Las variaciones de frecuencia cardíaca y tensión arterial se encuentran enrelación con los datos existentes en la literatura (Brooks, 1985; citado enGutiérrez et al, 1990)Además, según Gutiérrez et al (1990) no han sido apreciadas variaciones enlos valores de TA basales en ambas situaciones, en consonancia con los datosencontrados en anteriores estudios en similares altitudes.El grado de afectación sobre el sistema nervioso central causado por laexposición a un ambiente hipóxico no está aún bien definido, sobre todo enaltitudes intermedias. Un estudio sobre 21 expediciones francesas en altitud,reagrupando 132 personas de las cuales un 15% eran graves, 48% moderadosy 37% leves (Bouissou, 1987; citado en Gutiérrez et al, 1990). Se describenademás problemas clásicos como diarreas, anorexia, insomnio, epistaxis etc.,con una incidencia notablemente menor. La hipoxia tiende, en efecto, a 17
  18. 18. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011provocar una vasodilatación del lecho vascular cerebral. La mayoría de losproblemas neurológicos se han observado en alturas importantes, sin embargose desconoce el umbral de la afectación neurológica. Una gran cantidad deatletas entrenan y/o compiten en altitudes moderadas, donde los efectos delMAM no son patentes, pero puede haber ya una incidencia negativa que en elplano neurológico sea difícil distinguir, mientras que en el aspectocardiovascular es claramente perceptible (Fox, 1984; citado en Gutiérrez et al,1990).Ryn (1988); citado en Gutiérrez et al (1990) realiza un estudio sobre lapersonalidad, motivación y problemas mentales derivados de la estancia enaltitud, evaluados desde un punto de vista psicológico y psiquiátrico,encontrando en un grupo de 80 alpinistas un 66% de personalidad esquizoide-psicasténica y un 30% de asténicos-neuróticos. Si al llegar a estos estudios enprofundidad, los disturbios ocasionados sobre determinados parámetros deinterés en el deporte de alto rendimiento, tales como el tiempo de reacción y lavelocidad de reacción, en alturas inferiores a 2.500 no parecen estar presentes,si bien cuando la tarea es más compleja comienzan a verse influenciassignificativas.Tal vez el edema cerebral que se instaura en altitudes superiores (Whons,1983; citado en Gutiérrez et al (1990) comienza a manifestarse de maneraimperceptible a mediana altura, siendo tan sólo evaluable a través de tests máscomplejos, pero cuya significación puede ser importante en tareas querequieran alta concentración.El MAM, causado por la isquemia cerebral temporal, puede ocasionarproblemas de memoria, orientación espacial o temporal y falta de coordinaciónen movimientos finos (Legnani, 1955; Milledge, 1984; Rivolier, 1985; citados enGutiérrez et al, 1990). En la altitud a la que se desarrollan los entrenamientosde los atletas en la sierra de Granada no parece haber, pues, alteraciones enlas tareas simples, y sí cuando el nivel de complejidad de los trabajos seincrementa. 18
  19. 19. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011CASOS PRÁCTICOS 1. ¿Es más efectivo para nadadores entrenar y vivir a 1200 metros que a 1850 metros en términos de rendimiento y beneficios hematológicos?El estudio de B Roels, P Hellard, L Schmitt, P Robach, J-P Richalet, G P Millet(2006) mostró que 13 días de vida y de formación a baja altitud (1200 m) enpersonas que anteriormente no se habían aclimatado producían una mayormejoría en el rendimiento de resistencia con el mismo tipo de entrenamiento,cargas y período de formación a 1850m. Sin embargo, los cambios en lasvariables hematológicas en los atletas de vida y formación a 1200m fueronmenores en comparación con los de 1.850m.Hay muchos sitios de entrenamiento en altitud en el mundo: Thredbo, Australia(1365m), Font-Romeu, Francia (1850 m), Colorado Springs, EE.UU (1860 m)…Sin embargo, los efectos de las diferentes altitudes no se han comparadonunca. Por lo tanto, este es el tema de estes estudio, mostrando que incluso abaja altitud, el rendimiento de resistencia se mejora mediante la capacitación.Es interesante que no se mejora el VO2max tanto a 1200 como a 1850 m. Sesabe que el rendimiento de resistencia puede ser independiente del VO2maxen atletas bien preparados y entrenados. Al parecer hay una limitación en lasposibilidades del sistema de transporte de O2. De acuerdo con el modelo deCaballero et al, el VO2max es controlado en un 80% por factores centrales.El flujo cardíaco puede llegar a un valor límite más allá del cual es muy difícilllegar a la adaptación. La opinión generalizada de que el VO2 max esdeterminado básicamente por el transporte de O2 (gasto cardíaco máximo ycapacidad de transporte de O2) es fundamentalmente correcta para ejercicioscon grandes grupos musculares a nivel del mar. Sin embargo, los factores dealtitud, como la ventilación y la capacidad mitocondrial, asumir un papel muyimportante en el establecimiento de VO2max. Sin embargo, como Fulco et alhan mencionado, cabe señalar que las mejoras en la formación pequeña, 19
  20. 20. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011estadísticamente no significativa inducida puede resultar en un aumentosignificativo en el rendimiento de resistencia. Por otra parte, en deportistasentrenados en los que es difícil inducir un aumento en el VO2 max, unapequeña mejora en el rendimiento puede ser la diferencia entre ganar o perder. 2. Vivir arriba, entrenar abajo. Asociado con incrementos de hemoglobina como preparación para los campeonatos del mundo de 2003 en dos corredores de clase mundial Europeos.Los valores absolutos de sangre (Hbmass, EV, plasma y volumen de sangre)habían aumentado después de el campo de LHTL, mientras que no hubocambios del hematocrito y la concentración de hemoglobina (tabla 1)Figura 3. Variables hematológicas en dos corredores de clase mundial antes y después de 26dias viviendo y entrenando en altura. Roels et al (2006).La figura 3 presenta los resultados del maratón y 5000 m, competiciones antesy después del campamento LHTL. Tanto el corredor de maratón (14ª posición)como el de 5000 m (13ª posición) lograron su mejor resultado individual en uncampeonato importante. 20
  21. 21. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Figura 4. Comparativa entre un corredor de maratón y uno de 5000m después de 26 días devivir y entrenar en altura. 21
  22. 22. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 7. CONCLUSIÓNUna vez hemos analizado el trabajo de entrenamiento en hipoxia, podemosdecir que es un tema en el cual los efectos fisiológicos no están del todoaclarados con exactitud, dependiendo del autor y su exposición, existenvariaciones por pequeñas que sean en estos efectos. Por ejemplo, segúnPajarón (2000), los deportistas empiezan a tener adaptaciones a partir de los2000 metros, en cambio otros autores ponen el límite a una altura diferente,como por ejemplo Levine y Stray – Gundersen, dónde con su grupo HiLo,encuentran cambios en la masa eritrocitaria en el entrenamiento a 1500 metrossobre el mar.Lo que si que nos ha quedado claro viendo todos los puntos de vista sobre esteestudio, es que el entrenamiento a una altura importante, produce un aumentode la concentración de hemoglobina que provoca un descenso del volumenplasmático (que permite elevar el hematocrito y aumentar el contenido de 02 enla sangre arterial) durante el proceso de entrenamiento. Pero a la vuelta al niveldel mar se produce un descenso rápido de esta concentración de hemoglobinahasta valores próximos a los que se dan de forma natural a nivel del mar,debido a que se retiene agua y se expande el volumen plasmático hastaalcanzar valores similares. El descenso del volumen plasmático, es negativopara las pruebas aeróbicas de larga duración, pero si pasan 48 horas despuésdel entrenamiento en hipoxia, este volumen plasmático tiene un incrementoimportante.En cuanto a las adaptaciones musculares en el entrenamiento muscular local,parece estar claro que hay un aumento de las enzimas del metabolismooxidativo y mioglobina al entrenar en hipoxia a la misma intensidad absoluta.Por lo visto, para las pruebas de larga distancia (aeróbicas), un entrenamientoa una altura importante no es positivo, ya que aumenta la masa eritrocitaria y elVo2max, pero durante las sesiones de entrenamiento el Vo2 es menor debido ala hipoxia. Por lo tanto para largas distancias, es mejor entrenar a una alturamedia (1500 m. aprox.) para que el consumo de oxigeno no se reduzca.En cuanto a la capacidad anaeróbica se han observado mejoras mínimas encondiciones de hipoxia, pero no esta claro si es por vivir en altura, ya que anivel del mar tienen adaptaciones similares. 22
  23. 23. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011 8. BIBLIOGRAFIAGutiérrez, A. Melero,C. Sánchez, J.M. De Teresa, C. (1990) Alteracionesneurofisiológicas derivadas del stress hipóxico, debido a la altitud. Apunts:Educació Física i Esports, (20) 61-68. 1990 a http://www.revista-apunts.com/apunts.php?id_pagina=7&id_post=1059&highlight=Alteraciones%20neurofisiol%C3%B3gicas%20derivadas%20del%20stress%20hip%C3%B3xico,%20debido%20a%20la%20altitudLópez Calbet JA (2006) Fisiología de la altitud y ejercicio físico. En Fisiologíadel Ejercicio, López Chicharro J, Fernández Vaquero A (Eds.). Madrid: EditorialMédica panamericana (3ª ed)López Calbet, J.A. (2007). Efectos del entrenamiento en altitud. IX JORNADASSOBRE MEDICINA Y DEPORTE DE ALTO NIVEL.Live high-train low associated with increased haemoglobinmass as preparation for the 2003 World Championships intwo native European world class runnersJ P Wehrlin, B Marti............................................................... .............................................................. ..Br J Sports Med 2006;40:e3(http://www.bjsportmed.com/cgi/content/full/40/2/e3). doi:10.1136/bjsm.2005.019729Is it more effective for highly trained swimmers to live andtrain at 1200 m than at 1850 m in terms of performanceand haematological benefits?B Roels, P Hellard, L Schmitt, P Robach, J-P Richalet, G P Millet............................................................... ................................................................ 23
  24. 24. Entrenamiento deportivo en altura y efectos de la hipoxia. Grima A, Sánchez J, García Cañabate A, Rosselló M A. 2º CAFE, Año 2010/2011Br J Sports Med 2006;40:e4(http://www.bjsportmed.com/cgi/content/full/40/2/e4). doi:10.1136/bjsm.2004.017103 24

×