Fao huertos escolares

1,466 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,466
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
15
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Fao huertos escolares

  1. 1. NUEVA políticaDEhuertos escolaresPROMOVER HÁBITOSALIMENTARIOS SALUDABLESDURANTE TODA LA VIDA
  2. 2. Fotografía de portada: Plenty (http://plenty.org)Texto:Jane Sherman Proyecto: MaxtudioLas denominaciones empleadas en este producto informativo y la forma en que aparecen presentados los datos que contieneno implican, de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), juicio algunosobre la condición jurídica o nivel de desarrollo de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respectode la delimitación de sus fronteras o límites. La mención de empresas o productos de fabricantes en particular, estén o nopatentados, no implica que la FAO los apruebe o recomiende de preferencia a otros de naturaleza similar que no se mencionan.Las opiniones expresadas en esta publicación son las de su(s) autor(es), y no reflejan necesariamente los puntos de vista de laFAO.ISBN 978-92-5-306615-5Todos los derechos reservados. La FAO fomenta la reproducción y difusión parcial o total del material contenido en esteproducto informativo. Su uso para fines no comerciales se autorizará de forma gratuita previa solicitud. La reproducción parala reventa u otros fines comerciales, incluidos fines educativos, podría estar sujeta a pago de derechos o tarifas. Las solicitudesde autorización para reproducir o difundir material de cuyos derechos de autor sea titular la FAO y toda consulta relativa aderechos y licencias deberán dirigirse por escrito alJefe de la Subdivisión de Políticas y Apoyo en Materia de PublicacionesOficina de Intercambio de Conocimientos, Investigación y ExtensiónFAO – Viale delle Terme di Caracalla, 00153 Roma (Italia) opor correo electrónico a:copyright@fao.org© FAO 2010
  3. 3. índiceHuertos escolares: por qué, cómo y cuándo 3Una pequeña historia y algunos ejemplos 5Necesidades y enfoques 7El nuevo huerto escolar 11Aprendizaje en el huerto 15Plan de estudios en los huertos 17Marcos para la innovación 21Retos y claves del éxito 231234567Introduccíon
  4. 4. 2 NUEVA política DE huertos escolaresAA medida que crece la preocupación por el medio ambiente y aumentanlos problemas de salud relacionados con la alimentación y la nutrición, losgobiernos y sus asociados para el desarrollo se interesan cada vez más porlas posibilidades de los huertos escolares.Los huertos escolares son zonas cultivadas en torno a las escuelas o cerca de ellas, que al menos enparte están bajo el cuidado de los alumnos. Suelen producir hortalizas y frutas; las actividades puedenser cría de animales y pesca en pequeña escala, apicultura, plantas ornamentales y de sombra, así comoproducción de alimentos básicos en pequeña escala.La existencia de los huertos escolares obedece a diversas razones. Algunas que están adquiriendoimportancia en todas las partes del mundo son la promoción de una buena alimentación, la educaciónnutricional y el fomento de técnicas de subsistencia, junto con la posibilidad de ampliar de diversasmaneras este aprendizaje más allá de la propia escuela. Es posible que este enfoque principalmenteeducativo pueda contribuir a largo plazo a la salud y la seguridad alimentaria nacional.En el presente documento se indica lo que pueden hacer los gobiernos y sus asociados para el desarrolloa fin de promover los huertos escolares como punto de partida para la salud del país.Ezzeddine BoutrifDirectorDirección de Nutrición y Proteccióndel ConsumidorEllen MuehlhoffOficial superiorGrupo de Educación Nutricional y deSensibilización del ConsumidorDirección de Nutrición y Proteccióndel ConsumidorPrólogo
  5. 5. 3NUEVA política DE huertos escolares©FAO/MarcoLongarNPosibilidadesUna buena alimentación es indispensable para quelos niños en edad escolar tengan un desarrollo yun crecimiento adecuados y puedan estudiar, estarprotegidos de las enfermedades y disponer de energíasuficiente para todo el día. Pensando en su futuro y elde sus propios hijos no sólo necesitan comer bien, sinoque deben aprender a comer bien y a cultivar sus propiosalimentos en caso necesario. Las escuelas están en unabuena posición para enseñar a los niños la manera deconseguirlo, porque a esa edad están abiertos a nuevasideas y son suficientemente jóvenes para adquirir buenoshábitos y nuevos conocimientos con facilidad. Conlas condiciones y el respaldo adecuados, los huertosescolares permitirán alcanzar los siguientes objetivos:• enseñar a los niños la manera de obtener diversosalimentos – hortalizas, frutas, legumbres, pequeñosanimales – y hacerlo pensando en una buenaalimentación;• demostrar a los niños y sus familias cómo ampliar ymejorar la alimentación con productos cultivados encasa;• fomentar la preferencia de los niños por las hortalizasy frutas y su consumo;• reforzar los almuerzos escolares con hortalizas y frutasricas en micronutrientes;• promover o restablecer los conocimientos hortícolas enlas economías dependientes de la agricultura;Huertos escolares: por qué, cómo y cuándoNuevas necesidades, nuevas funcionesLos gobiernos y los asociados internacionales para el desarrollo prestan una atención cada vez mayor a los huertosescolares. Tradicionalmente se han utilizado con fines de educación científica, capacitación agrícola o sistemade generación de ingresos para las escuelas. En la actualidad, dada la necesidad urgente de mejorar la seguridadalimentaria, la protección del medio ambiente, el mantenimiento de los medios de subsistencia y la nutrición, seestá registrando un cambio de opinión sobre las posibilidades de los huertos escolares. Algunas funciones que estánadquiriendo importancia son la promoción de una buena alimentación, la mejora de las técnicas de subsistencia y lasensibilización sobre el medio ambiente. Se considera que los huertos escolares pueden convertirse en un punto departida para la salud y la seguridad de un país; esta idea cuenta con el respaldo cada vez mayor de la experiencia y lainvestigación. Las preguntas son: ¿cuánto se puede conseguir? y ¿cuál es la mejor manera de llevar a cabo la tarea?Introduccíon
  6. 6. 4 NUEVA política DE huertos escolares• fomentar la capacidad empresarial en el ámbito de lahorticultura comercial;• aumentar la sensibilización sobre la necesidad deproteger el medio ambiente y conservar el suelo.El aprendizaje en primer lugarPrograma de horticultura: Los huertos escolares no puedenpor sí solos aumentar el nivel de salud de los niños osustituir los almuerzos escolares, pero pueden contribuira ello. Ante todo deben ser un instrumento educativoorientado no sólo a los niños, sino también a sus familias,la comunidad y la propia escuela. Por consiguiente, lasactividades hortícolas deben respaldar las clases teóricas,y viceversa. El programa es multidisciplinario:• El núcleo central del programa de horticulturaconsiste en aprender a cultivar, cosechar, conservary preparar los alimentos, todo ello con el debidorespeto del medio ambiente. Las materias delprograma son horticultura, estudios ambientales yeconomía doméstica.• Este proceso se debe basar en la elecciónconsciente de lo que hay que cultivar para mejorar laalimentación (educación nutricional) o para la venta(cultivo para el mercado/estudios comerciales).• Se debe combinar el aprendizaje práctico con elsocial y la preparación para la vida activa, con objetode incorporarlos a la vida cotidiana, promover uncambio en el estilo de vida y difundir el mensaje. Porejemplo:– los alumnos deben organizar, observar, registrar,evaluar y celebrar todo el proceso;– los conocimientos para la difusión y publicidaddel aprendizaje hortícola forman parte del plan deestudios.Retos y secretos del éxitoEl aprendizaje en el huerto escolar es diferente de la mayorparte de los programas de aprendizaje: es multisectorialy multidisciplinario; está estrechamente relacionadocon la alimentación escolar; suele ser parcialmenteextracurricular; puede requerir apoyo de equipo einfraestructura, en particular abastecimiento de agua;los huertos pueden necesitar atención fuera del períodoescolar.Otras cuestiones importantes son las siguientes: necesidadde conocimientos prácticos y capacitación en la gestiónde huertos y la horticultura; cuestiones relativas ala integración en el plan de estudios; seguimientoy evaluación; y respaldo y promoción del personaldocente muy trabajador. Todo esto pone de manifiesto lanecesidad de una planificación cuidadosa y un respaldoa largo plazo, más que soluciones instantáneas.Muchos secretos del éxito son locales: tener objetivosclaros y compartidos; prestar atención a las actitudes;destacar la importancia de los huertos ante la comunidad,estableciendo vínculos claros entre la buena salud y laalimentación escolar; conseguir el respaldo de las familiasy la administración de la escuela; lograr la participaciónde toda la escuela; asignar a los niños algunasfunciones de participación y control; contar con gestorescomprometidos con los huertos y cocineros de escuelainteresados. Algunos casos de éxito bien documentadosparecen indicar que los programas más sostenibles crecena menudo de manera orgánica: se comienza con unaestructura pequeña, se dan pocas cosas por supuestasy sus expectativas son de un progreso lento; se da a lasescuelas la opción de participar y más tarde ‘graduarse’y ayudar a otras; se ofrecen incentivos pequeños y unacoordinación prolongada.Hay que tener en cuenta todos estos factores a la horade decidir la mejor manera de seguir adelante y hastaqué punto se debe dividir el proceso de establecimiento,reactivación o reorientación de los huertos escolaresentre la facilitación desde arriba y las iniciativas desdeabajo. El Gobierno puede tomar la iniciativa con recursos,insumos, capacitación, material didáctico, asesoramientoy promoción apropiados y contribuir a establecer unperfil educativo sólido basado en el ciclo alimentario yvinculado al plan de estudios general. También puede sernecesario investigar la manera de ayudar a las escuelas aconseguir una mayor autonomía.Una buena alimentación es indispensablepara que los niños en edad escolar tengan undesarrollo y un crecimiento adecuados y puedanestudiar, estar protegidos de las enfermedades ydisponer de energía suficiente para todo el día.Respaldo de la investigaciónHay pruebas claras y cada vez mayores de que:• el consumo de hortalizas específicas puede tener unefecto importante en la salud de los niños;• el cultivo y la preparación en las escuelas dealimentos del huerto aumenta las preferencias de losniños por frutas y hortalizas saludables;• el cultivo de alimentos hortícolas, junto con laeducación nutricional, se traduce en cambiosvoluntarios en la alimentación;• las actividades hortícolas, sobre todo con un enfoqueorgánico, mejoran la comprensión de los niños sobreel medio ambiente y su actitud hacia él;• la experiencia práctica y el aprendizaje realizando lasactividades induce una tasa de retención muy superiora la de la enseñanza teórica.©FAO/GiuseppeBizzarri
  7. 7. 5NUEVA política DE huertos escolaresLUna pequeña historia y algunos ejemplosLos huertos escolares tienen un largohistorialEs la historia de diversos objetivos, prácticas enevolución, compromisos fluctuantes y en la actualidaduna importancia renovada. En distintos contextoshistóricos, los huertos escolares han tenido prioridadesdiferentes. Esas diferencias en la experiencia básicaafectarán inevitablemente a todas las políticas yprogramas del gobierno.En el Norte ha predominado ‘el aprendizaje basadoen el huerto’, utilizándolo como laboratorio para elconocimiento práctico de ciencias, estudios ambientalesy otras materias como arte e idioma. Más recientemente,los entusiastas de los huertos se han preocupado enparticular por la creciente alienación de la juventud delas zonas urbanas – no sólo con respecto a la naturaleza,sino también a las fuentes de los alimentos queconsumen – y han reavivado el interés por la horticulturade productos alimenticios y la nutrición: el ‘patio escolarde cultivos comestibles’. Se ha trabajado mucho parapromover los huertos escolares y para integrarlos enel plan de estudios vigente, pero la batalla para elreconocimiento de su valor educativo continúa.En el Sur, el uso educativo se ha concentrado sobretodo en la capacitación agrícola profesional, que aveces ha demostrado ser un elemento estable del plande estudios (por ejemplo en Swazilandia, Botswana yUganda), a pesar de la resistencia a la ‘ruralización’ delplan de estudios. Por otra parte, los huertos escolaresse han orientado principalmente a la producción dealimentos para el consumo o la obtención de dinero enefectivo, a menudo con la esperanza de que puedancontribuir al suministro de los almuerzos escolares,tan importantes en la salud, la asistencia a la escuelay el éxito educativo de los niños. Con frecuencia estasiniciativas no han resultado sostenibles debido a la faltade recursos, motivación o conocimientos especializados.Sin embargo, algunos países (por ejemplo Costa Rica)tienen políticas arraigadas de asociación de los huertosescolares a la alimentación escolar y la mejora de loshábitos nutricionales y alimenticios de los niños; haynumerosos ejemplos magníficos de escuelas individualesy proyectos que demuestran sus posibilidades.En la actualidad, las ideas sobre los huertos escolaresestán cambiando en respuesta a la necesidad cadavez más urgente de alcanzar la seguridad alimentaria,proteger el medio ambiente, garantizar los medios desubsistencia y mejorar la nutrición. Los huertos escolarestienen numerosas nuevas funciones que desempeñar.Algunos ejemplosLa escuela primaria de Banareng en Pretoria, Sudáfrica, hatransformado un desierto urbano en un floreciente huertode verduras y hortalizas. El huerto depende de un trabajoduro, la venta de alimentos, el reciclaje y donacionesocasionales. Véase www.lu.se/o.o.i.s/8527©FAO/SimonMaina
  8. 8. 6 NUEVA política DE huertos escolaresLa escuela de Sligoville, en Jamaica central,tiene un huerto orgánico grande en el que trabajan losniños, el personal docente y la comunidad. Proporcionaalimentos para los almuerzos, para llevar a casa ypara vender y es fuente de inspiración de numerososproyectos educativos. Véase www.farmradio.org/english/radio-scripts/48-7script_en.aspEn el internado de Hikmet Ulubay, en Turquía, seimparten clases de agricultura y hay dos grandesinvernaderos donde los niños cultivan frutas y hortalizaspara los almuerzos en la cafetería. Véase www.fao.org/getinvolved/telefood/telefood-projectsEl Edible School Yard (patio escolar de cultivoscomestibles) de Berkeley, California, introduce a losniños en la alimentación saludable. Cultivan alimentosde manera orgánica, crían pollos, saborean y comparanlos alimentos, los preparan y los consumen. Elaprendizaje en el huerto está integrado en todo el plande estudios. Véase www.edibleschoolyard.org/El huerto de la Casa Blanca de Washington D.C. puestoen marcha por los niños de la escuela elemental deBancroft, proporcionará alimentos al Presidente y sufamilia, pero Michelle Obama dice que su función másimportante es educar a los niños acerca de las frutas yhortalizas saludables que se cultivan localmente. “Miesperanza,” dijo la Primera Dama a Marian Burros, delperiódico The New York Times*, “es que mediante losniños se comenzará a educar a sus familias y que, a suvez, se comenzará a educar a nuestras comunidades.”*Marian Burros, Obamas to plant vegetable garden at White House,The New York Times, 19 de marzo de 2009Algunos países tienen políticas arraigadas deasociación de los huertos escolares a la alimentaciónescolar y la mejora de los hábitos nutricionales yalimenticios de los niños.©FAO/AmiVitale©FAO/MarcoLongari
  9. 9. 7NUEVA política DE huertos escolaresNecesidades y enfoquesNNecesidadesLas necesidades urgentes están imponiendo unreplanteamiento a escala mundial de las posibilidadesde los huertos escolares.La seguridad alimentaria básica se ve amenazada a causadel cambio climático, el aumento de la demanda dealimentos, la elevación de sus precios, el mayor costo delos insumos y la pérdida de conocimientos agrícolas y derecursos humanos. Los gobiernos se están replanteandola política agrícola y la función que ha de desempeñaruna población bien informada y con conocimientos paracubrir sus propias necesidades de alimentación y las deotros.La protección del medio ambiente es ahora un imperativoque obliga a prestar atención a la conservación delcombustible y el agua, el enriquecimiento del suelo,la repoblación forestal y el enfoque orgánico de lahorticultura, incluso en el micronivel de los patiosposteriores de las escuelas y los huertos familiares.Los medios de subsistencia se ven amenazados por lacrisis financiera mundial y la consiguiente recesióneconómica, así como por el cambio climático, y losjóvenes son particularmente vulnerables. En laseconomías dependientes de la agricultura es lógicoque se fomenten los conocimientos hortícolas yempresariales.Las necesidades nutricionales siguen siendo enormes:aproximadamente una de cada siete personas estádesnutrida y más de un tercio de la mortalidad infantiles atribuible a la desnutrición. Una alimentacióndeficiente en energía y baja en proteínas de calidad yHuertos escolares, inseguridad alimentaria y cambioclimático“Las inundaciones y sequías son cada vez más gravesen Nsanje, Malawi. Las cosechas se ven gravementeafectadas. Las familias no consiguen obtener losuficiente para comer y con frecuencia los niños van ala escuela hambrientos… Las inundaciones han dañadolos edificios de las escuelas y arrastrado los pupitres ylibros. También han contaminado las fuentes de agua, demanera que los alumnos están expuestos al paludismoy la diarrea. Para proporcionar almuerzos escolares,Action Aid está ayudando a las comunidades a establecerhuertos familiares en cuatro escuelas primarias.”Fuente: www.actionaid.org.uk/101660/malawi_school_gardens_and_education.html©FAO/DjibrilSy
  10. 10. 8 NUEVA política DE huertos escolaresmicronutrientes dificulta el crecimiento de los niñosen edad escolar, los hace vulnerables a la enfermedad,atrofia su capacidad de aprendizaje y reduce suesperanza de vida.La plaga de la obesidad, con sus consiguientesriesgos para la salud, se está propagando del mundodesarrollado a las economías en desarrollo y afecta a losniños que no pueden resistir a la atracción de la comidabasura y una vida sedentaria frente a la televisión o lacomputadora.Enfoques¿De qué manera pueden contribuir los huertos escolaresa satisfacer las necesidades expuestas? Cada vez haymás experiencia de enfoques viables, económicos ysostenibles para satisfacer estas necesidades humanasfundamentales, en las que los huertos escolares puedendesempeñar una importante función.Soluciones relativas a la alimentación Una mejoralimentación significa, entre otras cosas, el consumode más frutas, hortalizas y legumbres, mayor variedad(sobre todo en el período de carestía), alimentacióncomplementaria enriquecida para los lactantes y losniños pequeños, sal yodada y agua potable. Nada deesto queda fuera de las posibilidades de la mayorparte de las familias. Las soluciones relativas a losalimentos naturales son poco costosas, crean hábitosalimenticios a largo plazo, ponen el control de laalimentación en manos del consumidor, mejoran laeconomía local y fomentan la agricultura. Todas ellasse pueden manifestar y practicar en huertos escolares ytendrán un efecto real en la alimentación siempre quelas actividades hortícolas se fortalezcan mediante laeducación nutricional y se lleven a cabo con el objetivode lograr una alimentación sana.Modelos de huertos familiares y alimentación familiarVarios proyectos de huertos escolares han conseguidoinducir el establecimiento de huertos familiaressemejantes y una buena alimentación de la familia.Algunos de los secretos del éxito consisten en respetarlos conocimientos locales, suministrar productosfamiliares, proponer pequeños cambios aceptables yponer de manifiesto una vinculación clara con la salud ylas preferencias alimenticias de los niños.Almuerzos escolares Si bien el huerto no permitealimentar a toda la escuela, puede influir, aportandoa las raciones básicas de cereales, legumbres y aceitefrutas y hortalizas esenciales para preservar la salud, y aveces aves de corral, carne o pescado. Si la escuela esun modelo para los huertos familiares y las comidas enel hogar, la alimentación saludable puede ir más allá delhorario escolar y durante las vacaciones. El potencialeducativo es primordial: los alumnos, las familias, loscocineros, el personal docente y la comunidad debenestablecer la conexión entre el cultivo de alimentos y labuena alimentación, y en los huertos escolares se debeponer de manifiesto esta conexión.Los medios de subsistencia seven amenazados por la crisisfinanciera mundial y la consiguienterecesión económica, así como por elcambio climático, y los jóvenes sonparticularmente vulnerables.Modelos de huertosEn un proyecto de huertos escolares/huertos familiaresen Malawi se utilizaron huertos escolares con buenosresultados: mediante demostraciones, capacitación encascada, jornadas de prácticas, parcelas de demostración,mensajes a la familia a través de los alumnos y debates,el número de huertos en los patios aumentó de maneraconsiderable.Fuente: www.fao.org/docrep/010/a1432e/a1432e00.htm©FAO/GiuseppeBizzarri
  11. 11. 9NUEVA política DE huertos escolaresMedio ambiente Se ha puesto de manifiesto quelas actividades hortícolas mejoran la actitud de losniños hacia el medio ambiente natural, en particularcuando se utilizan enfoques orgánicos que generanun conocimiento práctico del medio ambiente y susecosistemas.El huerto se ha de considerar sólo como una parte delconjunto del “proyecto de ecología escolar” Esto incluyesenderos, terrenos escabrosos, parcelas con malashierbas, abastecimiento de agua, estanques, plantaciónecológica de flores decorativas, setos vivos, césped,arboledas, árboles de sombra y otras actividadesrecreativas. En el plan de estudios básico hay quemejorar las respuestas prácticas al medio ambientenatural, con materias como biología y ecología, tomandoel huerto como laboratorio y lugar de exposición.Técnicas de subsistencia En las sociedades agrícolas,esta capacidad se renueva y amplía mediante lapráctica de la horticultura y la cría de pequeñosanimales. Los alumnos de más edad se puedenencargar de la elaboración y comercialización dealimentos, adquiriendo así importantes conocimientosempresariales. Se están volviendo a examinar y evaluartécnicas domésticas como la conservación de alimentos,la planificación de los almuerzos, la preparación dealimentos preservando los nutrientes, la higiene de losalimentos y el cocinado con ahorro de energía, a fin decrear una base útil para trabajos relacionados con laalimentación (por ejemplo, servicios de suministro decomidas por contrata), así como para una buena vidafamiliar.Educación Tanto las historias de éxitos comolos fracasos ponen de manifiesto la importanciafundamental de la educación para corregir la ignorancia,las actitudes equivocadas, las prácticas inadecuadas ylas lagunas en los conocimientos técnicos. Por ejemplo,es evidente que en los entornos urbanos tanto ricoscomo pobres se está perdiendo la experiencia directade la producción de alimentos. También ocurre quela mayoría de las personas (incluso las que tienenformación) simplemente no reconocen la conexión entreuna buena alimentación y una buena salud. Muchasconvicciones sociales equivocadas acerca del valorde los alimentos influyen en las prácticas cotidianasLa combinación de educación nutricional yhorticultura tiene un efecto demostrado en laalimentación.Una oportunidad perdida de aprenderEn un proyecto importante se consiguió producir enel huerto familiar alimentos ricos en micronutrientese incorporarlos a los almuerzos escolares. En laevaluación del proyecto se comprobó que los niñosestaban comiendo mejor, pero que ni ellos ni suspadres eran conscientes de esto. ¿Qué se perdió aquí?©FAO/GiulioNapolitano©FAO/PeterDiCampo©FAO/GiuseppeBizzarri
  12. 12. 10 NUEVA política DE huertos escolaresy se pueden abordar de manera más directa graciasa la educación alimentaria adquirida mediante laproducción hortícola.Horticultura y educación nutricional: una combinaciónafortunada Las investigaciones parecen indicar que hayuna sinergia importante entre horticultura y educaciónnutricional.• Hay pruebas cada vez más fehacientes de que laproducción de alimentos por sí sola tiene escasasrepercusiones en las prácticas alimentarias, amenos que esté respaldada por una educaciónnutricional. En cambio, la combinación deeducación nutricional y horticultura tiene un efectodemostrado en la alimentación.• De la misma manera se ha demostrado confrecuencia que la educación nutricional quese concentra únicamente en el conocimientoraramente se traslada a la práctica. Por otra parte,la experiencia de la horticultura directa puedeaumentar la preferencia de los niños por lashortalizas y está demostrado que lleva a un cambiode comportamiento.Creencias y actitudes que afectan negativamente ala salud• La carne es un alimento para hombres.• El pollo frito con patatas fritas es un superalmuerzo,un lujo al que hay que aspirar.• Las hortalizas y frutas autóctonas son alimentos depobres, que sólo se consumen en tiempos difíciles.• A los niños no les gustan las hortalizas de hoja.• Es humillante llevar una batata o una mazorca demaíz a la escuela como refrigerio.• Los alimentos importados o comprados en la tiendason mejores.• Las niñas no deben comer huevos.• La leche materna se debe complementar lo antesposible con otros alimentos.• Los niños pequeños crecen bien sólo con papillasligeras.• La cola es una bebida de prestigio.• Los alimentos de primera necesidad son los‘auténticos alimentos’ y no se pueden cambiar.EducaciónnutricionalBuenaalimentaciónHuertoescolarEducacnutricioBuenalimentaciónHuertoescolar©FAO/J.Razuri
  13. 13. 11NUEVA política DE huertos escolaresEEl nuevo huerto escolarEstá surgiendo un nuevo modelo de huerto escolar queresponde más ampliamente a las necesidades dehoy. Está orientado a la alfabetización ecológica, losmedios de subsistencia, la mejora de la alimentación,la educación nutricional y la preparación para la vidaactiva, concede prioridad a la educación práctica,integra varias materias y su influencia se extiende a latotalidad de la escuela, la familia y la comunidad.El aprendizaje en primer lugarEl primer reto consiste en establecer el programa deaprendizaje.La mayor parte de los huertos existentes tienenobjetivos educativos y no educativos, y las escuelas nodesearán renunciar a los beneficios materiales de losingresos, los alimentos, la mejora de la alimentación yel bienestar ambiental. Muchos de éstos son tambiénesenciales para los objetivos educativos, puesto que losniños no pueden aprender a cultivar alimentos si no lohacen realmente.Sin embargo, desde un punto de vista realista o éticono cabe esperar que los niños en edad escolar produzcanun volumen significativo de ingresos, alimenten ala totalidad de la escuela o consigan unos efectosimportantes en su propia salud sólo mediante los huertosescolares. Por consiguiente, una primera decisión enmateria de políticas consiste en dar prioridad a losobjetivos educativos de las actividades hortícolas de losniños. La finalidad de la escuela es el aprendizaje y sóloel aprendizaje puede ayudar a las personas a afrontar lavida en el futuro, facultar a la sociedad para protegerse así misma y reducir la dependencia de la ayuda.Poner el aprendizaje en primer lugar plantea algunosproblemas. Por ejemplo:• Las propias escuelas pueden encontrarse divididasentre los objetivos prácticos y educativos.• Otra cuestión es el tiempo: para hacer que lasactividades hortícolas sean plenamente educativas senecesita el doble de tiempo.• En general se considera que para que un programade horticultura y educación nutricional tenga éxito esimportante que esté integrado en el plan de estudios,en una simbiosis perfecta. Sin embargo, el plan deestudios está siempre sobrecargado y sometido apresión.Plan de estudios multidisciplinarioEl aprendizaje basado en el huerto (GBL) es “unaestrategia didáctica que utiliza el huerto comoinstrumento de enseñanza” (Wikipedia). Esta definiciónamplia abarca todo, desde las matemáticas hasta delarte. Sin embargo, los huertos tienen su propio plan deestudios básico. ¿Cuáles son sus componentes?©FAO/GiuseppeBizzarri
  14. 14. 12 NUEVA política DE huertos escolaresLos huertos son el lugar apropiado, a veces el único,para aprender la manera de:• cultivar alimentos con éxito;• respetar el medio ambiente en la práctica directa(por ejemplo, conservación del agua, sustitución deárboles);• reconocer la relación entre la horticultura y unanutrición adecuada y aprender a cultivar productosalimenticios saludables;• valorar las hortalizas, frutas y legumbres frescas,incluidas las autóctonas;• almacenar y conservar los alimentos y prepararlos demanera inocua;• comprender las vinculaciones entre alimentación ysalud;• aplicar los conceptos de buena alimentación y vidasana a las propias prácticas;• resistir a la comida basura;• comercializar y vender alimentos;• explicar y demostrar a otros el aprendizaje y losconocimientos propios.Este programa de aprendizaje básico es común alas comunidades tanto ricas como pobres, a las queune la preocupación compartida por la agricultura, elmedio ambiente, la salud y los medios de subsistencia.Esto ayuda a crear actividades conjuntas fructíferas eintercambiar experiencias e ideas.¿Cómo se puede vincular este plan de estudios basadoen el huerto con el plan de estudios general?• El componente central son las prácticas hortícolasbásicas del ciclo de crecimiento. Si en el plande estudios figura la Agricultura, ésta guiará elprograma. En todos los puntos se puede recurrir a laCiencia para ilustrar estas prácticas e investigarlas demanera experimental.ˆ• Las prácticas hortícolas deben responder apreocupaciones ambientales y, por consiguiente,estarán documentadas y orientadas en todos lospuntos por Estudios ambientales.• Si la horticultura ha de tener efectos reales alargo plazo en la alimentación de los niños, lasnecesidades nutricionales deben proporcionar elfundamento global de las actividades hortícolas yregir las decisiones acerca de lo que se ha de plantary lo que se ha de hacer con la producción. En laesfera educativa, las actividades hortícolas se debenenmarcar, motivar, explicar y ampliar en el ámbito dela Educación nutricional y sanitaria.• Si los alumnos se encargan de la comercializacióny venta de la producción del huerto, los EstudiosEl programa de aprendizaje básico es común a lascomunidades tanto ricas como pobres, a las que une lapreocupación compartida por la agricultura, el medioambiente, la salud y los medios de subsistencia.Materias básicas para el huertoescolarObjetivos y fines educativosUna de las conclusiones de un taller sobre el aprendizajebasado en el huerto, celebrado en Zimbabwe en 2007, esque: “Los huertos escolares deben tener sobre todo fineseducativos. El huerto debe estar vinculado a una nutriciónadecuada, poniendo en primer lugar la educación.Los objetivos a largo plazo… deben ser la seguridadalimentaria y una vida más sana para los niños y lasociedad. Otros objetivos… deben ser la generación deingresos, la preparación para la vida activa y la capacidadempresarial. Estos objetivos… se tienen que equilibrarbasándose en principios.”Fuente: www.fao.org/docrep/010/a1432e/a1432e00.htmEducación nutricionalEstudiosempresarialesEstudiosambientalesCienciaAgriculturaHuertosescolares©FAO/AntonelloProto
  15. 15. 13NUEVA política DE huertos escolaresempresariales también adquirirán importancia enlas decisiones acerca de lo que se ha de cultivar y lamanera de gestionar la producción.Así pues, el marco del aprendizaje en el huerto esmultidisciplinario, aglutinando diversos sectores del plande estudios (véase en la pág.18 el diagrama del Plande estudios basado en el huerto). La concentración enuna sola materia, por ejemplo la horticultura, sacrificanumerosas posibilidades de aprendizaje, puesto que sinun marco relativo a la educación nutricional se pierde elsentido primario de los huertos escolares.Responsabilidades intersectorialesA nivel normativo, estas necesidades multidisciplinariasse deben reflejar en algún compromiso intersectorial.Las iniciativas gubernamentales suelen corresponder alMinisterio de Educación, con el respaldo del Ministeriode Agricultura. También deben estar representados losservicios de salud y nutrición y los organismos de medioambiente. Hay que asegurarse asimismo de que en lasactividades de las organizaciones no gubernamentalesorientadas a la producción de alimentos o la horticulturano se pasen por alto los aspectos nutricionales,educativos y ambientales. Hay que restablecer elequilibrio, sobre todo en favor de la nutrición, laeducación nutricional y el medio ambiente.En la perspectiva multidisciplinaria también sedestaca la necesidad de la creación de capacidad decarácter general. No son sólo los niños y los maestrosquienes deben aprender: los nutricionistas y losagrónomos tienen que aprender sobre educación; losagrónomos acerca de la nutrición y los nutricionistassobre la agricultura; los educadores tienen que hacerlosobre ambas cosas; todos necesitan aprender acerca delos profesores, los niños y sus familias. Se debe disponerde tiempo para esto.AsociaciónDiversas ONG, escuelas de campo y de preparación deagricultores jóvenes para la vida, instituciones benéficasy organizaciones locales con la experiencia pertinentesobre el terreno tienen acceso a fondos y con frecuenciacuentan con una especialización considerable tantotécnica como práctica. Hay también posibilidades deasociación con el comercio, la industria y los medios decomunicación: por ejemplo, empresas patrocinadoras deescuelas y de competiciones de huertos; compañías queimparten capacitación a los maestros; supermercadosque compran la producción de los huertos escolares;universidades que incluyen premios a los huertosescolares en sus ceremonias de concesión de premios;emisoras de radio y periódicos que adaptan losprogramas de agricultura para su uso en las escuelasy dan publicidad a los acontecimientos y logros de loshuertos escolares.Los huertos tienen su propio plande estudios básico.Iniciativas nutricionales“Cuando la finalidad de la horticultura es mejorar laingesta de micronutrientes en la alimentación degrupos vulnerables, en la selección de los cultivos sedeben tener muy en cuenta la nutrición y los hábitosalimenticios locales.”Fuente: Prevención de la deficiencia de micronutrientes.www.fao.org/docrep/x0245e/x0245e00.htm©FAO/MarcoLongari©FAO/I.DeBorhegyi
  16. 16. 14 NUEVA política DE huertos escolaresUn panorama más amplioLa orientación decidida de la educación puedeextender los efectos de los huertos escolares a otroslugares y participantes. En el ámbito de la escuela, elaprendizaje puede tener lugar en entornos no oficiales,como la cafetería, la cocina, el puesto de venta derefrigerios o la confitería. Otros participantes tienenfunciones de aprendizaje/enseñanza: los cocinerospiden ingredientes nutritivos para los almuerzosescolares, las juntas escolares formulan políticas ybuscan apoyo, la Asociación de Padres y Maestrosexamina los insumos y el presupuesto, el personalde la escuela planifica festivales para la cosecha, losencargados aconsejan sobre la construcción de cercasy seguridad, los vendedores de alimentos comercializanla producción de los huertos. Un grupo de escuelasdel sector pueden compartir experiencias y personalexperto, así como celebrar competiciones locales.La situación semipública del huerto escolar enel ‘patio de la comunidad’ amplía su valor educativomás allá de la escuela. Los visitantes pueden observarla labor de los alumnos y éstos presumir de suaprendizaje. A medida que el huerto crece, tambiénlo hace la confianza de los alumnos, que puedencomenzar a promover sus actividades y productos, asícomo dar publicidad a sus resultados en los mediosde comunicación locales. El huerto escolar se puedecompartir con un huerto comunitario, de manera quelos niños y los adultos puedan trabajar codo con codo.Se pueden establecer enlaces con empresas locales,agricultores y organizaciones comunitarias.Con frecuencia no hay necesidad de recursosadicionales: todo lo que se necesita es tiempo,voluntad, un concepto fructífero y una idea realista delas posibilidades prácticas. Sin embargo, las escuelasdeben tener la posibilidad de elegir dónde comenzar,qué emprender y cuánto hacer. Necesitan asimismoayuda permanente, respaldo y estímulo.Agrupamiento de sectores y asociados• En Sudáfrica, el Programa nacional dealimentación escolar del Departamento deEducación aglutina los huertos escolares, laalimentación escolar y la educación nutricional.• En las Bahamas hay un proyecto de aprendizajebasado en los huertos en el Ministerio deEducación, que proporciona un especialista enplanes de estudios, pero con un coordinadordel proyecto del Ministerio de Agricultura y unnutricionista cedido por el Ministerio de Salud.• En 2008, el Ministerio de Agricultura de Jamaicaimpulsó una iniciativa en gran escala parareactivar los huertos escolares y mejorar losalmuerzos escolares en colaboración con losClubes 4H, con el respaldo del Ministerio deEducación.• Oxfam, en colaboración con las escuelas sobreel terreno para agricultores y la FundaciónAgroecológica Neerlandesa, organizó el proyectode escuela orgánica de Ghana, que vincula loshuertos escolares y las explotaciones orgánicaslocales a los almuerzos escolares.• “Growing Connection” es un proyecto de baseorganizado por la FAO con campañas paraintroducir innovaciones de bajo costo y conaprovechamiento del agua en el cultivo dealimentos en huertos escolares y comunitarios.Cuenta con el respaldo de una coalición deasociados de los sectores privado y público.©FAO/PeterDiCampoTheGrowingConnectionTheGrowingConnection
  17. 17. 15NUEVA política DE huertos escolaresUAprendizaje en el huertoUn aprendizaje eficaz en el huerto supone un enfoque deaprendizaje práctico que une la acción y la comprensión,un elemento sólido de aprendizaje social para llevarloa la práctica y una dimensión de desarrollo personaly preparación para la vida que permite a los alumnoscontrolar lo que hacen.Acción y comprensiónTradicionalmente se ha considerado el aprendizaje enel huerto como una actividad al aire libre y práctica,mientras que la educación nutricional y los estudiosambientales se han confinado principalmente a lasaulas. Esta distinción ha restado posibilidades a los tressectores de aprendizaje, que se pueden beneficiar delciclo de aprendizaje práctico en el que la acción cuentacon el respaldo de la comprensión y la reflexión y elentendimiento surge de la experiencia directa, y a su vezse plasma en acción. Los huertos tienen en particular lacapacidad de vincular conceptos abstractos y concretos,teoría y práctica, aprendizaje oral y visual, reflexióny acción, comportamiento y actitud, incorporando elaprendizaje a la vida y consiguiendo que sea fácil derecordar. En la práctica, un requisito mínimo es que lasactividades hortícolas se vean respaldadas por clasesteóricas y que en la vida diaria del huerto se ponganen práctica los conceptos teóricos de nutrición, medioambiente y actividad comercial.Aprendizaje socialLas actitudes y prácticas sociales que los niños llevana la escuela son el auténtico punto de partida para suaprendizaje. Por este motivo es tan importante el diálogopermanente entre los maestros y los niños y sus familias.Aprender trabajandoOigo y olvidoVeo y recuerdoHago y comprendoatribuido alfilósofo Confucio(551–479 AC)“En efecto se ha demostradoexperimentalmente que‘aprender trabajando’puede producir una tasa deretención mucho más elevadaque ‘la enseñanza teórica’,aumentando aún más cuandolos estudiantes enseñan aotros compañeros”.Fuente: Nuevo examen delaprendizaje basado en elhuerto en la educación básica.www.fao.org/sd/erp/revisiting.pdfPlenty(http://Plenty.org)
  18. 18. 16 NUEVA política DE huertos escolaresLas actitudes y prácticas socialesque los niños llevan a la escuelason el auténtico punto de partidapara su aprendizaje.Búsqueda de oportunidades de aprendizaje• La escuela instala un depósito para la recogida delagua de lluvia: los alumnos hacen observaciones ydibujos e informan a la familia.• Los alumnos exprimen los excedentes de mangoy venden su jugo en el puesto de refrigerios de laescuela. Los alumnos llevan la contabilidad y preparanun folleto explicando el valor de la vitamina A.• Los alumnos hacen un análisis de los almuerzos de laescuela durante dos semanas y proponen mejoras.• Las coles del huerto están infestadas de orugas: losalumnos las identifican, buscan las causas y tratan deencontrar una solución.• Los alumnos plantan árboles, los cuidan, buscan lamanera de reducir sus ‘emisiones de carbono’.©FAO/J.Razurifunciones, socialización y debate, elementos que en granparte se encuentran en un aprendizaje satisfactorio en elhuerto. Los instructores de los maestros y los encargadosde redactar el material deben tener alguna experienciaen estos enfoques.Preparación para la vida activa ydesarrollo personalLa cuestión importante es cómo utilizarán los alumnosa la larga sus conocimientos prácticos y teóricos, sies para establecer un huerto familiar, utilizar métodosde horticultura favorables al medio ambiente, elegirrefrigerios saludables, preparar mejores almuerzos paralos hermanos o gestionar una tienda rural. La confianzay la experiencia para emprender tales iniciativas en lavida real pueden requerir el fomento de la preparaciónpara la vida activa. Los estudiantes deben aprender atomar decisiones acerca de lo que se ha de plantar, comose hace en las escuelas de campo y de preparación deagricultores jóvenes para la vida, planificar y gestionar eltrabajo y establecer conexiones con sus propios planes yestilos de vida. La mayor responsabilidad y la mejora de lasrelaciones y la colaboración observadas sistemáticamentepor los organizadores de huertos contribuyen también alfuncionamiento autónomo del huerto y facilitan la vidaa sus gestores. Si la idea es multiplicar el aprendizajemás allá de la escuela, los estudiantes también tendránque transmitir el mensaje, lo que significa que deben sercapaces de hablar de manera razonable y persuasiva acercade lo que hay que hacer. Una preparación para la vidaactiva de este tipo tiene que favorecer objetivos educativosmanifiestos y facilitar y respaldar su práctica.Por ejemplo, a continuación se exponen algunasactitudes negativas bien contrastadas en relación con loshuertos escolares:• Los huertos escolares están concebidos para disponerde personal en labores agrícolas mal retribuidas.• ¡El trabajo en el huerto no ayuda a aprobar losexámenes!• El trabajo en el huerto es un castigo; no se hace confines de esparcimiento, aprendizaje o recompensa.• Se explota el trabajo de nuestros niños.• Las hortalizas cultivadas en el hogar no sonalimentos valiosos.• La horticultura es sucia.• ¡Alguien se está quedando con los beneficios delhuerto!En este contexto, el ‘aprendizaje social’, que aborda lamanera de enseñar el comportamiento y la actitud, esun modelo educativo útil. Trata de crear motivación yautoeficacia, para vincular el aprendizaje en el huertocon objetivos personales y promover la interaccióncon la familia y la comunidad. Requiere observación,experiencia directa, práctica, ejemplos y modelos deDel castigo a la promesa“Cuando iba a la escuela se solía utilizar el huerto comocastigo. Ahora estoy organizando un huerto que ospermitirá tener alimentos, salud e ingresos.”– Dr. Ebrahim Samba, exdirector de la OMS para África, enel discurso de apertura de un huerto escolar financiadopor Telefood en Gambia, febrero de 2009.
  19. 19. 17NUEVA política DE huertos escolaresMPlan de estudios en los huertosModelo del ‘ciclo alimentario’En la práctica, el plan de estudios básico en los huertoses un programa escolar del proceso de que se prolonga demanera natural durante toda la temporada de crecimiento,de la PLANIFICACIÓN a la PARCELA a la OLLA y alCONSUMO (véase el diagrama del plan de estudios enla pág.18. Los alumnos examinan su alimentación ydeciden la manera de mejorarla; aprenden a plantar,cuidar y cosechar sus cultivos con el debido respeto haciael medio ambiente; deciden lo que desean hacer consu cosecha; la preparan o la conservan; la distribuyen,la venden o la consumen; evalúan la labor realizada;celebran sus logros y los dan conocer; a continuacióncomienza el nuevo ciclo de crecimiento. Cada una de laspartes del proceso es formativa. Este modelo cada vezmás popular de plan de estudios del ‘ciclo alimentario’ esadecuado para cualquier país, con independencia de sufase de desarrollo.Integración de las actividades hortícolasen el plan de estudiosLas actividades indicadas son cuatro programasdistintos, pero relacionados entre sí, consistiendo cadauno de ellos en una secuencia de actividades prácticas yuna serie de clases teóricas de apoyo.A La secuencia básica de las actividades hortícolasconsiste en la preparación del terreno, el cultivoy la utilización de la producción, la evaluación delos logros, la celebración y la planificación de lasiguiente ronda. Se han incorporado a las actividadesenfoques orgánicos y la protección del medioambiente. Las clases de apoyo, como el conjuntode instrumentos didácticos de la FAO, encajan enel calendario del huerto y en ellas se abordan lostemas de información y conceptos, demostraciones,gestión del trabajo, observación, registro, evaluacióny publicidad. www.fao.org/docrep/012/i1118e/i1118e00.htmB La producción de alimentos para comer mejor seenmarca en el programa básico de horticultura yconstituye su fundamento. En las clases teóricas ylas actividades prácticas los alumnos examinan lasnecesidades nutricionales y la seguridad alimentaria,estudian los alimentos locales autóctonos y su valornutricional, seleccionan los cultivos y planificanlos refrigerios y las comidas para los puestos deventa en la escuela, los almuerzos escolares u otrosacontecimientos escolares. Una vez que comienzala recolección, habrá sesiones de degustación,preservación y preparación de alimentos, publicidady promoción, evaluación y celebración.C La mejora del entorno escolar es un pequeño proyectode perfil elevado. El examen de los conocimientosescolares, el debate de las opciones, la adopciónde decisiones y la organización de la publicidadtambién requieren un componente teórico. Seha hecho mucha publicidad de los proyectos de‘reverdecimiento del recinto escolar’ en los EstadosUnidos; otros países necesitan compartir sus logros©FAO/P.Morin
  20. 20. 18 NUEVA política DE huertos escolaresen el embellecimiento de las escuelas y su mejora afin de convertirlas en un buen ‘lugar para aprender’.D La horticultura comercial es un proyecto de estudiosempresariales, adecuado para los alumnos demás edad. Al igual que la alimentación saludable,enmarca y orienta las actividades hortícolas. Lasclases teóricas y las actividades de extensiónincluyen la investigación de mercados, el fomentode ideas sobre productos, la organización de planescomerciales, el mantenimiento de la contabilidad,la promoción y la venta de los productos hortícolas.Todas estas iniciativas se pueden promover comoactividades extracurriculares, por ejemplo en clubesy grupos después del horario escolar, como el 4-H ylos Jóvenes Pioneros de Cuba. Por otra parte, se hanadoptado varios enfoques para integrarlas en el plande estudios básico o para vincularlas a él. El resultadosuele ser una combinación de actividades curriculares yextracurriculares.• Las actividades hortícolas se pueden incorporar auna materia ya existente, por ejemplo las ciencias.En Lesotho y Uganda, los huertos escolares seincluyen en la agricultura; en Zimbabwe, lasactividades hortícolas se aprenden en los nivelesmás bajos de los estudios ambientales; en Cuba seclasifican como educación laboral. Los proyectos dehorticultura comercial también se pueden asociar alos estudios empresariales.• La horticultura se puede tratar como una materiade pleno derecho con la asignación de un horarioadecuado, como el programa de huertos escolares delas escuelas elementales de Swazilandia.• Las actividades hortícolas pueden reclamar espacioen diversos campos curriculares (por ejemploestudios ambientales, ciencias, economía doméstica,salud y nutrición). Ésta es la norma en los EstadosUnidos, donde las clases teóricas también secomplementan con actividades extracurriculares.Naturalmente, se puede tener el huerto como recursoy laboratorio al aire libre para otras materias, peroalgunas asignaturas escolares pueden contribuir conunidades completas al plan de estudios básico dehorticultura – por ejemplo, la biología, los estudiosambientales, los estudios empresariales, la economíaCultivo de productos alimenticios para comer mejor:Algunos consejos de la FAO• Hacer de la nutrición el objetivo fundamental alseleccionar los cultivos.• Tratar de mejorar los almuerzos y refrigerios existentes,en lugar de introducir otros completamente nuevos.• Comenzar con un pequeño número de alimentos ricosen micronutrientes, como las hortalizas de hoja verdeoscura (la fuente más económica de vitamina A), laguayaba, el mango, las bayas, las batatas de carneanaranjada. Los alimentos con un contenido alto degrasa (por ejemplo, el maní (cacahuete), el aguacate,las semillas) potencian la absorción de vitamina A.• Cultivar alimentos que gustan a los niños (por ejemplo,la calabaza, la papaya).• Elegir cultivos resistentes que necesiten poco tiempo oconocimiento para su crecimiento y elaboración.• Secar las frutas y hortalizas al sol. De esta maneramantienen su valor alimenticio hasta seis meses.• Cocinar las hortalizas al vapor en lugar de hervidas.• ‘Ocultar’ las hojas verde oscuras en salsas y sopaspara hacerlas más aceptables a los niños.• Conseguir que los alumnos participen en todos losprocesos descritos.Programa de horticultura escolarMEDIO AMBIENTEANALIZAR el entorno escolar y familiar (por ejemplo,árboles, lugares para comer, estudiar, jugar)DECIDIR cómo mejorarlo.CELEBRAR EVALUARMOTIVACIÓNSUPERVISIÓNSol Agua Suelo Animales Insectos Gusanos PlantasAGRICULTURA¿Qué podemos cultivar? ¿Cómo lo haremos?ANALIZAR lasituación (suelo,recursos, agua,etc.)DECIDIR loque se va acultivarPREPARAR el suelo,las semillas, elabastecimiento deagua, los lechos, etc.PLANTAR otrasplantarCUIDARCultivar,protegerRECOLECTAR NodesaprovecharHORTICULTURACOMERCIALUTILIZAR LOSBENEFICIOSECHAR CUENTASVENDERPREPARAR Y PROMOVERBUSCAR SALIDASNUTRICIÓNCONSUMIRServir, comer, recoger,reciclarCOCINARPreparar los alimentosde manera higiénicaPREPARAR paracocinar: combustible,olla, etc.PLANIFICAR platos,comidas, refrigeriosNUTRICIÓN¿Qué comemos?¿Qué necesitamos?¿Qué podemos cultivar?ANALIZARla situaciónEXAMINARlo que se necesitaDECIDIRlo que se va a cultivar ypor quéPLANIFICARla manera de utilizar losproductosHORTICULTURACOMERCIAL¿Qué podemos cultivarpara vender?INVESTIGARel mercadoEXAMINARideas de productosPREPARAR UN PLANCOMERCIALEstablecer objetivosDECIDIRlo que se ha de hacercon los beneficiosDCADB B
  21. 21. 19NUEVA política DE huertos escolaresdoméstica, la educación sanitaria y la preparaciónpara la vida activa. Esto se puede negociar a veces enel ámbito del plan de estudios nacional.Evaluación y certificaciónLa evaluación y la certificación son opciones que se hande plantear. Dan categoría a los huertos escolares antelos ojos de la escuela, los padres y los niños y puedenimpulsar un duro trabajo y el orgullo. Los inconvenientesson que pueden requerir recursos humanos costosos,limitar la impresión sobre el valor del huerto, generaransiedad, reducir la atracción del huerto para los alumnosmás lentos, personalizar demasiado el trabajo hortícolay carecer de la estructura adecuada, con repercusionesnegativas. Algunas maneras de reducir los inconvenientesson las siguientes:• realizar evaluaciones sólo en el último año delprograma, como se hace en el certificado de “JuniorMaster Gardener” en los Estados Unidos;• limitar la evaluación a los estudios de enseñanzasecundaria, como en el programa escolar deagricultura de Swazilandia;• ofrecer un gran número de pequeños premios nooficiales, como las insignias de huertos adjudicadas alos 4-H y los Boy Scouts;• realizar evaluaciones menos oficiales e intimidatorias,por ejemplo haciéndolas de manera continua uopcional o totalmente práctica y oral;• poner la expedición de los certificados en manos deuna organización externa, por ejemplo una asociaciónde horticultura.Formación de los maestros en el servicioEl aprendizaje en el huerto escolar, concentrado en laindependencia del alumno y el uso educativo de unentorno práctico, puede requerir una recalificación de losmaestros, del mismo modoque la idea de la integraciónde la alimentación escolar,la educación nutricional, elaprendizaje ambiental y laproducción de alimentos enel huerto puede representaruna reeducación para toda laescuela. Sin embargo, en estecontexto interdisciplinariotodos son novatos en algunosaspectos y debe haber unapolítica de acumulaciónprogresiva de conocimientosespecializados y de suasociación con el éxito.La formación no oficial de losmaestros se puede fomentarde muchas maneras. En losmanuales se deben abordarno sólo los conocimientostécnicos (hortícolas onutricionales), sino tambiénla gestión, la motivación yEl Manual de la FAO de horticulturaescolarEl Juego de herramientas didácticas delmanual de la FAO de horticultura escolarDevelopingInnovationsinSchoolCultivation(DISC),Uganda
  22. 22. 20 NUEVA política DE huertos escolaresla metodología, como en el manual de la FAO Crear ymanejar un huerto escolar. Los apuntes de clase debenampliar los conocimientos de los maestros y proponerenfoques fáciles y atractivos. Los horticultores conexperiencia deben aceptar ayudantes y actuar comomentores. Las escuelas tienen que estar en contactocon otras escuelas y aprovechar los conocimientosprofesionales especializados disponibles en sus distritos(por ejemplo, estaciones agrícolas, centros de salud,ONG, asociaciones de agricultores y agricultores locales).Los programas de formación en el servicio deben contarcon sesiones de horticultura regulares e interesantes.A nivel oficial, una certificación reconocida de losmaestros crea capacidad, mientras que el aumento delos sueldos o los incentivos de carrera para los maestrosde horticultura aumenta la categoría del aprendizaje enel huerto. Los cursos intensivos de formación puedendespertar entusiasmo y conseguir inscripciones, perosólo deben ser el comienzo de un proceso educativomás largo. Un ‘Certificado de gestión de huertosescolares’ en el servicio debería abarcar enfoqueshortícolas y orgánicos, cuestiones ambientales, nutricióny alimentación, planificación del huerto y gestiónde los proyectos (incluida la horticultura comercial),relaciones con la comunidad, preparación para la vidaactiva, aprendizaje basado en los proyectos, elaboraciónde material didáctico y evaluación del existente. Elprograma “Master Gardener” de los Estados Unidos vamás allá de los recursos disponibles en muchos países,pero tal vez valga la pena adaptar a las condicioneslocales la idea de visitar determinados huertos conobjeto de intercambiar servicios de consultoría para unacapacitación ulterior.El apoyo prolongado es necesario para crear redes entrelas escuelas y los organismos, mantener la motivacióny fomentar la capacidad. Algunas posibilidades sonlos boletines tradicionales; las redes no oficiales deasesoramiento mutuo utilizando los SMS; las reunionesanuales de horticultura escolar, con charlas y concursos;la información semanal en programas de radio; elrespaldo de personalidades nacionales en los medios decomunicación; y los foros en la web para el intercambiode experiencias, buenas prácticas, asesoramiento,información y material didáctico.Competición de huertos escolares: Huertos de la escuela primaria de Toledo y Concursode Cultura de BeliceLas escuelas participantes deben cultivar plantas en el recinto de su escuela.Se puntúan tres categorías: plantas, ciencia y cultura.A – PLANTASSe adjudican puntos a uno o varios de los siguientes aspectos.• 6 puntos a una planta autóctona de Belice (por ejemplo, calalú, maíz, calabaza, pimiento)• 4 puntos a una planta no autóctona, pero que desempeña una función importante en lahistoria de Belice (por ejemplo, el coco)• 2 puntos a una planta no autóctona, pero que se utiliza normalmente en la actualidad (porejemplo, la col)• 1 punto a una planta que no se utiliza normalmente, pero que puede mejorar laalimentación.B –CIENCIAHasta seis puntos por planta. Investigación y exposición (informes, carteles, etc.) sobre: 1.Origen de la planta. 2. Características de su crecimiento. 3. Propagación. 4. Cuáles son susnecesidades. 5. Qué nutrición proporciona. 6. Cómo obtener sus semillas.C –CULTURAHasta seis puntos por planta para cada cultura. Investigación y exposición (informes,carteles, exposiciones de material, etc.) sobre cómo han utilizado y preparado esta plantatradicionalmente las culturas de Belice (maya, criolla, garífuna, mestiza, indo-oriental).Fuente: Adaptado del boletín ‘Plenty Belize’, enero de 2010www.fao.org/schoolgarden/©FAO/AntonelloProto
  23. 23. 21NUEVA política DE huertos escolaresEMarcos para la innovaciónEl éxito depende de la actitud, las motivaciones y lacomprensión de la escuela y la comunidad y de sucapacidad para sostener la innovación. Por consiguiente,los programas de huertos escolares deben buscar másla facilitación que la prescripción y los proyectos debenmirar más allá de las actividades y el entusiasmo quedespierta una financiación no sostenible. Todos lospromotores de huertos deben hacer frente a diversascuestiones: ¿Qué formas de intervención tendránresultados duraderos? ¿Cuánto tiempo tardarán en surtirefecto? ¿Qué se puede hacer con respecto a todo esto yqué hay que cultivar desde la base? ¿Qué combinaciónfuncionará mejor en nuestra situación?Programa de aplicación desde arribaHay sobrados motivos para una facilitación nacional.Los gobiernos – solos o con el respaldo de los asociadospara el desarrollo y las asociaciones nacionales –pueden alentar el movimiento de los huertos tomandola iniciativa en pro del cambio de actitud, favoreciendola colaboración intersectorial a todos los niveles,proporcionando fondos, mejorando el plan de estudiosnacional y promoviendo la formación de los maestros.A continuación se expone un programa completo deacción del gobierno. El propio proceso puede ser unavaliosa experiencia de aprendizaje para las institucionesnacionales y sólo por ese motivo vale la pena someterloa examen.1. Establecer una iniciativa intersectorial, reuniendoa los ministerios pertinentes y los agentesfundamentales.2. Designar un ministerio/departamento que esté al frentey un equipo de desarrollo.3. Realizar un análisis de la situación nacional,examinando (por ejemplo): los huertos familiares; lahorticultura local; las impresiones sobre la nutrición;la alimentación y la situación nutricional de losniños; los huertos escolares existentes; los recursos;la actitud de las partes interesadas; el plan deestudios; la capacidad; los retos y los riesgos.4. Formular una política, un fundamento y una declaracióndel cometido describiendo las funciones y metasprioritarias de los huertos escolares, su funciónambiental y los principales fines educativos.5. Organizar el apoyo de infraestructura a los huertosescolares, en particular:• respaldo presupuestario para el aprovechamientode la tierra (por ejemplo, instalación decercas, riego) y el funcionamiento del huerto;asesoramiento a las escuelas y las autoridadeslocales de educación sobre las posibilidades definanciación;• apoyo técnico a la planificación y aplicación delprograma (por ejemplo, de los servicios de salud,los servicios de extensión agraria, las ONG y lasorganizaciones de agricultores);©FAO/GiuseppeBizzarri
  24. 24. 22 NUEVA política DE huertos escolares• estructuras intersectoriales apropiadas yasociaciones locales de ámbito local/regional.6. Establecer y publicar normas y directricesadministrativas, por ejemplo para presupuestación,inventario, inocuidad, trabajo infantil,administración, gestión y dotación de personal.7. Elaborar un plan educativo en el que se reconozca elplan de estudios en el huerto y su relación esencialcon la nutrición y la educación nutricional, laalimentación escolar, la educación ambiental y lovincule a las normas de la educación nacional.8. Elaborar material didáctico, en particular manualestécnicos; esbozos de proyectos que se ajusten alaño escolar; directrices para determinadas políticasy prácticas escolares que afecten a la comunidad,las familias y las organizaciones locales; clases deapoyo y medios de instrucción.9. Proporcionar formación en el servicio a los maestros,los cocineros de las escuelas y los voluntarioscomunitarios sobre nutrición, protección delmedio ambiente y gestión de los huertos escolares.Establecer planes de certificación y asesoramiento.Fomentar la formación de los maestros previa alservicio.10. Crear incentivos oficiales y no oficiales para lasescuelas, los maestros, la comunidad y los alumnosy examinar la posibilidad de conceder a las escuelascertificados o premios nacionales de huertosescolares.11. Formular una estrategia de información/educación/comunicación, para conseguir la participación delas escuelas y otras partes interesadas de maneracontinua; proporcionar foros de debate; difundirinformación, promover campañas y compartir ideas ybuenas prácticas.12. Aplicar, supervisar y evaluar el programa. Reunirinformación de las escuelas, las autoridades localesde educación y los servicios de extensión y utilizarlos datos generados para revisar la política, abordarlos problemas y difundir buenas prácticas.Enfoque de aplicación desde abajoUna alternativa es un enfoque participativo desdeabajo, con el objetivo de dar a las instituciones locales,las escuelas, sus asociados, los maestros y alumnosun cierto control e identificación. Si tiene éxito, esteenfoque puede cambiar las actitudes, crear capacidad,llegar a ser autosostenible y exonerar a las institucionesnacionales de la supervisión constante. Brinda unabuena oportunidad para atraer el apoyo y el interés local,adaptándose a las circunstancias locales, destacandoel talento local, generando innovaciones y ajustando elvolumen y el ritmo a lo que cada escuela considera quepuede gestionar. También hay pruebas de que es másfácil conseguir la colaboración intersectorial a nivel localque nacional.Este enfoque consiste en alentar y ayudar a lasescuelas, a nivel individual o colectivo, a someterse(de manera simplificada) al mismo proceso de análisis,consulta, formulación de políticas, planificación,aplicación, supervisión y evaluación, como se exponemás arriba a nivel nacional, de manera que ‘participenen el proceso’ ellas y otras partes interesadas locales.Las directrices para dicho proceso se pueden elaborarateniéndose a los principios y marcos establecidosa nivel nacional. En el manual de la FAO Crear ymanejar un huerto escolar se expone un programa paraescuelas individuales. www.fao.org/docrep/009/a02/8e/a0218e00.htmEl éxito depende de la actitud, lasmotivaciones y la comprensiónde la escuela y la comunidad yde su capacidad para sostener lainnovación.Plenty(http://Plenty.org)
  25. 25. 23NUEVA política DE huertos escolaresARetos y claves del éxitoAl poner en marcha, reactivar o reorientar los huertosescolares se pueden encontrar problemas conceptuales,prácticos y sociales. Los promotores de los huertosescolares podrán identificar los propios y añadirlosa la lista que figura a continuación. Los países tantodesarrollados como en desarrollo han subrayado laimportancia de:• una imagen positiva; idea de los huertos escolarescomo fuente de buena salud y aprendizaje;• insumos adecuados; tierra y agua suficientes;seguridad adecuada del huerto; mantenimientodurante las vacaciones;• tiempo suficiente, ayuda, personal, continuidad de laplantilla;• acceso a la información, conocimientosespecializados, apoyo técnico y formación;• atención a las actitudes, la motivación y losincentivos; evaluación o certificación para los niños olos maestros;• participación, control, independencia y estímulo delos niños en su aprendizaje;• entusiasmo y conocimientos especializados delpersonal de la escuela y los gestores del huerto;• plataforma para el intercambio de experiencias eideas; buena publicidad y promoción;• labor multifuncional bien arraigada en la vida de laescuela y respaldo permanente de la administraciónescolar;• apoyo comunitario y familiar; colaboraciónintersectorial;• objetivos educativos sólidos y acuerdo sobre ellos;• plan de estudios práctico del ‘ciclo alimentario’,incluidos la preparación y el consumo de alimentos;• espacio e integración del horario en el plan deestudios principal;• vínculos educativos con la alimentación escolar,tanto con los almuerzos como con los refrigerios delpatio de recreo;• supervisión y evaluación; transparencia en lacontabilidad.Esta lista ilustra las numerosas facetas de la situación,pero los problemas y las soluciones serán específicospara la situación de cada país, región o escuelaconcreta. Los puntos de entrada son el debate, laobservación, el análisis y la consulta.Sostenible y autosuficiente: historias deéxito a largo plazoNo es fácil decidir lo que se ha de imitar de losnumerosos modelos de huertos escolares que existenen todo el mundo. Muchos proyectos desaparecende la vista una vez que se han puesto en marcha.Las equivocaciones y los fracasos que podrían serinstructivos raramente se publican. Hay una falta©FAO/MarcoLongari
  26. 26. 24 NUEVA política DE huertos escolaresimportante de evaluación de las repercusiones a largoplazo de proyectos que tal vez tuvieron resultadosiniciales impresionantes. ¿Existen todavía esos huertos?¿Siguen siendo productivos?Algunas de las iniciativas de mayor éxito demostrableson ‘movimientos de huertos’ a largo plazo, que secaracterizan por un crecimiento lento durante algunosaños, un respaldo permanente y una participación cadavez mayor de la comunidad.Con frecuencia tienen un enfoque global, integrandohorticultura, nutrición, alimentación escolar, educacióny preocupaciones ambientales. Gracias a los enfoquesorgánicos, los insumos son pocos, salvo cuando senecesita infraestructura de riego. Estos programascomienzan siendo pequeños, sin dar por supuestoque vaya a haber capacidad e interés. Las escuelas,inspiradas en otras escuelas o motivadas por pequeñasdonaciones, optan por elegir su propio ritmo y midensus propios progresos. En la mayoría de los casosse considera que los huertos contribuyen de maneraimportante a la autoconfianza y el objetivo en últimotérmino es conseguir la autosuficiencia; las escuelasse ‘gradúan’ cuando ya no necesitan ayuda. Hay uncoordinador o un grupo de coordinación para un períodoprolongado que ayuda con recursos y promueve el apoyomutuo y el intercambio de experiencias e información.BeliceEl programa GATE, organizado por la ONG PlentyBelize, tiene un proyecto prolongado de asistencia alas escuelas para el fomento de los huertos escolaresorgánicos. Está vinculado a la alimentación escolar y laagricultura local y tiene un fuerte componente consultivoy participativo. Plenty Belize ayuda con recursos, visitasperiódicas y talleres para los maestros. Las escuelasse incorporan al plan y se ‘gradúan’ sólo cuandoadquieren la autosuficiencia. En siete años el númerode escuelas pasó de las cuatro iniciales a 36 en 2009,de un total de 50. Algunas escuelas están elaborandoahora alimentos con secadoras solares y un equipo deenlatado, instalando bombas solares y de balancín. Enel Informe de Telefood de 2005 se describió el plancomo “un modelo de trabajo que vale la pena repetir”.Véase www.plenty.org/pb22_3/belize223.htmlSudáfricaEl programa EduPlant, organizado por Food and Treesfor Africa, que financia Woolworths Trust y cuentacon el respaldo del Departamento de Educación,contribuye a fomentar los huertos escolares para aliviarla malnutrición y promover la educación ambiental y lagestión sostenible de los recursos naturales. Los niñosaprenden a cultivar frutas y hortalizas, comen parte delo que producen y venden el resto para recaudar fondos.Las escuelas reciben ayuda durante dos años hasta quepueden gestionarse por su cuenta. EduPlant organizatalleres para educadores, elabora material didáctico yorganiza una competición anual para proyectos de losalumnos. Véase www.trees.co.zaCaliforniaEl programa ‘Garden in Every School’, puesto enmarcha en 1995 por el Departamento de Educación deCalifornia, abarca miles de escuelas. El Departamentoestableció un programa didáctico, dio publicidad a lasbuenas prácticas y creó un programa de donaciones.El programa se basa firmemente en datos deinvestigaciones que ponen de manifiesto que los huertosescolares pueden mejorar la salud, los hábitos deconsumo y el rendimiento académico de los niños. Estávinculado a los almuerzos escolares y tiene el respaldode clases teóricas sobre nutrición y medio ambiente.Promueve asimismo la colaboración con organismospúblicos y privados relacionados con la agricultura, lagestión de desechos y la salud.Véase www.cde.ca.gov/Ls/nu/he/gardenoverview.aspUgandaEn Uganda, la agricultura forma parte del plan deestudios de la escuela primaria y hay un cultivoextensivo de hortalizas en las escuelas, algunas con elrespaldo de la ONG Seeds for Africa. Las comunidadesescolares aprecian estas actividades. En una encuesta seenumeraron algunos de los beneficios tangibles:• Los alumnos adquieren conocimientos agrícolasprácticos para el futuro, que les permitirán ganar losuficiente para vivir.• La escuela puede vender sus excedentes a lacomunidad y reducir el costo de los almuerzosescolares.• Mejoran la nutrición y la salud de los alumnos y losmaestros.• Los niños aprenden a apreciar el valor de lashortalizas en una alimentación equilibrada.• Mejora la reputación de la escuela.• Los alumnos obtienen un certificado en agricultura.• La comunidad consigue semillas y plántulas yaprende a diversificar los cultivos tradicionales.©FAO/SimonMaina
  27. 27. Recursos útiles para los educadoresInformación, asesoramiento y buenas prácticas en horticultura y horticultura escolar.Medios de comunicaciónEl sitio web de Farm Radio International, con guiones, sepuede consultar en www.farmradio.orgLibros y manualesFAO.2000. Mejorando la nutrición a través de huertosy granjas familiares: Manual de capacitación paratrabajadores de campo en América Latina y El Caribe.Roma. Se puede consultar en www.fao.org/DOCREP/v5290s/v5290s00.HTMFAO. 2005. Crear y manejar un huerto escolar: Un manualpara profesores, padres y comunidades. Roma. Disponibleen www.fao.org/docrep/009/a0218e/A0218E00.htmFAO. 2010. A teaching toolkit for school gardens:acompaña al manual Crear y manejar un huertoescolar. Roma. Se puede consultar en www.fao.org/ag/humannutrition/nutritioneducation/en/.Guy, L., Cromell, C., & Bradley, L.K. 1996. Success withschool gardens: how to create a learning oasis in thedesert. Arizona Master Gardeners Inc.Burgess, A., Maina, G., Harris, P. & Harris S. 1998. Howto grow a balanced diet : a handbook for communityworkers. Londres, VSO BooksKemple, M. & Keiffer, J. 1998. Digging deeper:integrating youth gardens into schools and communities.Canadá, Foodworks.Grant, T. & Littlejohn, G. 2001. Greening schoolgrounds: creating habitats for learning. Toronto, Greenteacher. Reports and projects on improving the schoolenvironment.Sitios webKidsgardeninghttp://www.kidsgardening.comUno de los más importantes sitios web de América.Muchas de sus actividades, ideas, historias y hechosson aplicables en todas partes. También hay resúmenesde investigaciones y una sección sobre actividadescomerciales.FAO School Gardenswww.fao.org/schoolgardenContiene descripciones de proyectos de éxito de la FAO,material de la FAO sobre huertos escolares y enlaces aotros recursos.City Farmerhttp://www.cityfarmer.org/schgard15.htmlAbundante información útil sobre agricultura y enlaces aotras organizaciones.Why hunger?http://www.whyhunger.orgSitio web fácil de utilizar con noticias, información yenlaces a numerosas organizaciones pertinentes.School Garden Weeklyhttp://schoolgardenweekly.com/resourcesRevista americana en línea, que también facilita enlacesa la mayoría de las organizaciones de huertos escolares delos Estados Unidos.
  28. 28. Nuevas necesidades, nuevas funcionesLos gobiernos y los asociados internacionales para el desarrollo prestan una atencióncada vez mayor a los huertos escolares. Tradicionalmente se han utilizado confines de educación científica, capacitación agrícola o sistema de generación deingresos para las escuelas. En la actualidad, dada la necesidad urgente de mejorarla seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente, el mantenimiento de losmedios de subsistencia y la nutrición, se está registrando un cambio de opinión sobrelas posibilidades de los huertos escolares. Algunas funciones que están adquiriendoimportancia son la promoción de una buena alimentación, la mejora de las técnicas desubsistencia y la sensibilización sobre el medio ambiente. Se considera que los huertosescolares pueden convertirse en un punto de partida para la salud y la seguridadde un país; esta idea cuenta con el respaldo cada vez mayor de la experiencia y lainvestigación. Las preguntas son: ¿cuánto se puede conseguir? y ¿cuál es la mejormanera de llevar a cabo la tarea?Para obtener más información, póngase en contacto con:Director – Dirección de Nutrición y Protección del ConsumidorOrganización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la AlimentaciónViale delle Terme di Caracalla, 00153 Roma, ItaliaCorreo electrónico: nutrition@fao.orgSitio web: www.fao.org/ag/humannutrition/nutritioneducation/es9 7 8 9 2 5 3 0 6 6 1 5 5I1689S/1/01.11ISBN 978-92-5-306615-5

×