Successfully reported this slideshow.
CUADERNOS UNIVERSITARIOSEDICIÓN ESPECIAL DE ARTES Y CIENCIAS                                       1
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SALTA                 AUTORIDADES                         RECTOR                 Dr. Alfredo Gusta...
CONOCIMIENTO, PENSAMIENTO Y LENGUAJE        EN LA GLOBALIZACIÓN.    REDES, GRADOS Y POSGRADOs    COORDINADORA ELENA TERESA...
Conocimiento, pensamiento y lenguaje en la globalizacion.              Redes, grados y posgrados: Cuadernos universitarios...
PENSAR PARA DECIR Y ESCRIBIR PARA AFINAR EL PENSAMIENTO                                                        Elena Teres...
Identificar y analizar el objeto de estudio científico en lain-        vestigación y el objeto de la disciplina en la ense...
actores involucrados en la vida universitaria llevan a cabo mediante elconocimiento, el pensamiento y el lenguaje.    Por ...
propia actividad académica, a los efectos de generar un ensayo        corto final, en vista a una publicación.   En lo que...
do nomológico; enunciado nomopragmático; enunciadometanomológico.     Unidad IV: Los razonamientos.    Inducción y observa...
Para el Tema 1:           Caracterización de la respectiva disciplina y su ubicación     dentro de una clasificación de la...
Para el Tema 5:             Aplicación del esquema de Anthony Weston (capítulo VII       – La composición de un ensayo bas...
Se trata de un letrero muy visible puesto en la Fotocopiadora de laFacultad, pidiendo colaboración en el pago de las fotoc...
Los trabajos que conforman esta publicación    El trabajo titulado La Universidad Global: los desafíos de la educaciónsupe...
rio es el más pertinente para tender a la unidad del saber, hoy tan des-gajado de su tronco materno.     El autor del trab...
alcances del título, concluyendo con la fundamentación acerca de lapertinencia de este Profesorado en Psicología en Salta,...
trabajo de campo de distintas situaciones, espacios curriculares que sepueden desarrollar desde el Departamento de Comunic...
La importancia de las Redes Ínter-universitarias. Orígenes y caracte-rización general del trabajo en red; la pertinencia d...
Personalmente creo que la investigación y la docencia seretroalimentan a tal punto que no se puede ser docente sin investi...
LA UNIVERSIDAD GLOBAL: LOS DESAFÌOS DE LA EDUCACIÓN                              SUPERIOR EN EL SIGLO XXI                 ...
derivaciones, creando un ambiente en el que la incertidumbre2 anida y elmañana habilita a nuevos y sorprendentes desafíos....
necesidades de la educación y el saber en la época de actividad intelec-tual y económica que siguió al resurgimiento europ...
Inmediatamente antes y durante la Revolución Industrial se modifi-ca el panorama de la sociedad, la cultura y la economía ...
La relación entre objeto observado y sujeto observador comienza asugerir una línea de acción y debate en el campo de la ci...
Oxford, formada por un conjunto de colegios que dan alojamiento yenseñanza simultáneamente, cobran un gran protagonismo en...
Estructura del sistema universitario     Desde sus orígenes, la Universidad como tal presenta una serie decaracterísticas ...
educativas, etc., se van convirtiendo en intrincados conglomerados dealcances regionales, nacionales y globales que manifi...
De la segunda característica, el alcance universal, se desprende elimpacto producido en la universidad por la tercera: el ...
segunda ola, fordismo, etc., que a la vez deriva en postfordimso, enten-dido como transición de la producción en serie a l...
Existen tres factores que impulsan al cambio en la organización yfuncionamiento de las universidades en los inicios del te...
tica velocidad –o mayor– a la producida por los vertiginosos cambiosde la realidad, no solo del restringido ámbito discipl...
tros presenciales producto de migraciones, turismo, negocios y activi-dades culturales y académicas, facilitadas por los a...
La región del centro oeste de Sudamérica     Hacia fines del siglo XX se conforma Zicosur, zona de integracióndel centro o...
La universidad de la región deberá atender a las necesidades realesen pro de la superación de un estado de subdesarrollo y...
probable que tome recursos ya formados por otros, en estos casos sehabrá de compensar las inversiones cruzadas en formació...
valor diferencial de la universidad actual con otras instituciones vincula-das al conocimiento y la formación de recursos ...
1. Impacto de los ambientes tecnológicos en la interacción       humana en equilibrio con la naturaleza.       2. Organiza...
BIBLIOGRAFÍAAA.VV. «La Universidad en crisis», El Tribuno, Salta: 1990.BAUMANN, ZIGMUNT. La globalización, Fondo de Cultur...
VIRILIO, PAUL. El arte del motor, Manantial, Buenos Aires: 1996.ZORRILLA, RUBÉN. Sociedad de alta complejidad. Grupo Edito...
SOPHIA, PHYLOSOPHIA Y CARRERA DE FILOSOFÌAPresencia de la Carrera de Filosofía en la Facultad de Artes y Ciencias         ...
que para eso ya se tendrán ochenta años y habrá tiempo de reflexión (almenos eso cree un vasto número de ‘reflexólogos’, ‘...
áreas de la phylosophia a interesados en el conocimiento filosófico queobtienen un título que los habilite para continuar ...
dios estrictamente científicos y literarios o artísticos, no directamenteencausados a lo pragmático y específicamente prof...
llegar al año 1986. Allí la Carrera de Filosofía da un salto importante yaque se incorporan al Plan de Estudios asignatura...
sión específica al correspondiente ámbito filosófico o teoló-       gico 2.    En los Fundamentos de este Plan 2007 (en cu...
su afán por encontrarle sentido al mundo y a sí mismo. Por ello,      una de las tareas más urgentes, consiste en recupera...
entre otros, no es la solución definitiva frente al caos que originó lafragmentación y la especialización del saber; pues ...
mo tiempo que ofrece la vía de la unidad de lo real comocamino para la unidad integral de conocimiento, mantienela diversa...
esterilizantes que retroalimentan el autismo de la multipli-      cidad de disciplinas separadas entre sí, cada una con su...
que sirvan para transformar situaciones sociales, como asimis-       mo mostrar el valor agregado (plusvalía) implícito en...
de la filosofía como son las carreras vinculadas al área de educa-      ción, derecho, trabajo social, y aquellas que en s...
para participar activamente en equipos interdisciplinarios.        Promover instancias de movilidad curricular que posibil...
Lengua Clásica IIFilosofía de la NaturalezaAntropología FilosóficaFilosofía de la EducaciónTeología IIHistoria de la Filos...
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático

1,625 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Cuadernos artes y Ciencias: Guardavidas. Mitos y realidades.Todo sobre el salvamento acuático

  1. 1. CUADERNOS UNIVERSITARIOSEDICIÓN ESPECIAL DE ARTES Y CIENCIAS 1
  2. 2. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SALTA AUTORIDADES RECTOR Dr. Alfredo Gustavo Puig VICERRECTOR ACADÉMICO Dr. Gerardo Vides Almonacid VICERRECTOR ADMINISTRATIVO Ing. Manuel Cornejo Torino SECRETARIA GENERAL Prof. Constanza Diedrich DECANO DE LA FACULTAD DE ARTES Y CIENCIAS Dr. Gustavo Iovino DEPARTAMENTO EDITORIAL EUCASA DIRECTORA Prof. Sup. Íride María Rossi de Fiori RESPONSABLE TÉCNICO Ing. Ángel Martín Fiori2
  3. 3. CONOCIMIENTO, PENSAMIENTO Y LENGUAJE EN LA GLOBALIZACIÓN. REDES, GRADOS Y POSGRADOs COORDINADORA ELENA TERESA JOSÉ EUCASA EDICIONES UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SALTA SALTA - ARGENTINA 3
  4. 4. Conocimiento, pensamiento y lenguaje en la globalizacion. Redes, grados y posgrados: Cuadernos universitarios: Facultad Artes y Ciencias UCASAL / compilado por Elena Teresa José. - 1a ed. - Salta : Universidad Católica de Salta. Eucasa, 2010 Internet. - (Artes y Ciencias) ISBN 978-950-623-063-0 1. Artes y ciencias. I. José, Elena Teresa, comp. CDD 302.2Colección: Cuadernos Universitarios. Edición especial: Artes y CienciasProcesamiento y diseño de edición: Soledad Martínez de Lecuona© 2010, por EDICIONES DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SALTA - EUCASADomicilio editorial: Pellegrini 790, A4402FYP Salta-Argentina.Tel./fax: (54-387) 423 0654Depósito Ley 11.723ISBN 978-950-623-063-04
  5. 5. PENSAR PARA DECIR Y ESCRIBIR PARA AFINAR EL PENSAMIENTO Elena Teresa José Ni la mente ni la mano pueden lograr mucho por sí solas sin ayudas ni herramientas que las perfeccionen, y la principal de esas herramientas el lenguaje y las reglas para su uso. Jerome Bruner La afirmación que da cuenta este título se explicita en el epígrafe yes transcripta por considerarla pertinente en el contexto de esta publi-cación. Siempre me ha resultado curioso que los prólogos, las palabras pre-liminares, los prefacios, las presentaciones preceden el cuerpo de laspublicaciones, van adelante en la ordenación de las páginas, pero seescriben después en el orden cronológico. Es obvio que para presentaralgo hay que conocerlo primero, pero no deja de llamarme la atenciónesta cuestión. La historia de esta publicación no es lineal. Tiene idas y vueltas. Comienza quizá con el Plan Estratégico elaborado por el actual De-canato de la Facultad de Artes y Ciencias de la UCASAL que contempla –entre otras muchas cuestiones– una discusión epistemológica para laintegración del saber. Específicamente, respecto a los siguientes puntos a que hace refe-rencia dicho documento: 5
  6. 6. Identificar y analizar el objeto de estudio científico en lain- vestigación y el objeto de la disciplina en la enseñanza de la res- pectiva ciencia. Tender al aporte de conocimientos disciplinares e interdisciplinares. Procurar la integración del saber. Con ese motivo, se me pidió el dictado de un curso de post-grado,al que titulé Conocimiento, pensamiento y lenguaje en la actividad universitaria.Consideraciones epistemológicas y didácticas. Los trabajos que configuran esta compilación fueron el requisitopara la aprobación del mismo. Algunas cuestiones acerca del curso realizado La Metodología que se eligió fue la de Seminario Taller, a fin delograr una intervención activa de los participantes, quienes tuvieron asu cargo el desarrollo de algunos temas del programa o de cuestionescolindantes. La Fundamentación del proyecto del curso se argumentó señalandoque la actividad universitaria tiene que ver principalmente con: docen-cia, investigación, extensión y gestión, que se desarrollan a través delconocimiento, el pensamiento y el lenguaje, entre otras cosas. Se tuvieron en cuenta algunas cuestiones acerca de que: los profeso-res estiman que los estudiantes no tienen competencias en el manejooral y escrito de la lengua materna, condición sin la cual no se logra unadecuado aprendizaje. Los estudiantes se quejan de que las explicacio-nes y las consignas no son claras. Al personal de apoyo administrativosuelen presentársele dificultades para llevar a cabo sus tareas por faltade comprensión en la toma de resoluciones de acuerdo a los requeri-mientos de sus directivos o de la legislación, solamente para consignarunos pocos ejemplos y que todo esto tiene que ver –entre otros facto-res– con la construcción, apropiación, distribución y acciones que los6
  7. 7. actores involucrados en la vida universitaria llevan a cabo mediante elconocimiento, el pensamiento y el lenguaje. Por otra parte, cabe aclarar que dado el encuadre, los propósitos ylos objetivos del Seminario-Taller, la selección y secuenciación de loscontenidos se constituyeron siguiendo una matriz de categorías lógicasy epistemológicas. Esto apunta a que el conocimiento científico (cien-cias particulares) y la reflexión filosófica sobre él (epistemología), supo-nen a la Lógica como estructura de toda ciencia. Propósitos Crear espacios formales y no formales de análisis, diálogo, producción de ideas y textos entre los docentes de la Facultad, a fin de que, desde la metacognición se eluciden cuestiones ten- dientes a optimizar el trabajo académico. Discutir y publicar los trabajos que se produzcan como re- sultado de la experiencia. Objetivos Desarrollar la capacidad de análisis y reflexión crítica. Comprender el papel del lenguaje como herramienta y ex- presión del conocimiento científico. Pensar la disciplina. Acotar el objeto de estudio científico. Identificar los tipos de conceptos, proposiciones y razona- mientos que utiliza la disciplina que se enseña y/o investiga. Examinar el tipo de lenguaje que se utiliza en las actividades de docencia e investigación. Identificar metodologías de investigación y metodologías didácticas. Elaborar estrategias para enfoques multidisciplinares. Producir textos parciales acerca de la temática, aplicada a la 7
  8. 8. propia actividad académica, a los efectos de generar un ensayo corto final, en vista a una publicación. En lo que respecta a los contenidos y su secuenciación se plantea-ron seis unidades. Unidad I: Conocimiento y conocimiento científico. Análisis de los elementos que intervienen en el proceso del conoci-miento: niveles óntico, ontológico, psicológico, gnoseológico, lógico, lin-güístico, metalingüístico. La distinción entre: saber, creer, conocer. Uso y mención del lenguaje. Paradojas. La paradoja del mentiroso ysus variantes. La ciencia como lenguaje y la epistemología comometalenguaje. Ciencias que tienen como objeto de estudio a la ciencia:lógica de la ciencia, metodología de la ciencia, filosofía de la ciencia,historia de la ciencia, sociología de la ciencia, psicología de la ciencia. Laestructura lógica de la ciencia. Una clasificación de la ciencia. La aspira-ción del conocimiento científico a la coherencia interna y consistenciainterna. Los principios lógicos. Unidad II: Objeto. Concepto. Término. Una posible clasificaciónde los objetos. El concepto como entidad lógica. Extensión y compren-sión. El árbol de Porfirio. La extensión y la comprensión en la elección de un tema de investi-gación. Términos singulares y universales. Términos ambiguos y vagos. Unidad III: Juicio, proposición y oración. La clasificación aristotélica de los juicios. La definición. Elementos constitutivos de la definición. Tipos de de-finición, técnicas de la definición, reglas de la definición. La hipótesis cien-tífica. Qué es una hipótesis científica. Cómo formular una hipótesis cien-tífica. Soportes científicos (lógico y empírico) y extracientíficos (psicoló-gicos y culturales) de la hipótesis. Criterios para evaluar una hipótesis.Laley científica. Cuatro significados de «ley científica»: ley óntica; enuncia-8
  9. 9. do nomológico; enunciado nomopragmático; enunciadometanomológico. Unidad IV: Los razonamientos. Inducción y observación científica. La carga teórica de la observa-ción. Deducción. Deducciones mediatas e inmediatas. Dilemas ycontradilemas. Analogía. Propiedades pertinentes y no pertinentes que se aleganpara sostener la analogía. Críticas a la inducción. El método hipotéticodeductivo. Unidad V: La argumentación. La composición de un argumento corto y la composición de unensayo basado en argumentos, según la propuesta de Anthony Weston. Falacias formales e informales. Las falacias informales: contra el hombre; apelación a fuerza; apela-ción a la ignorancia; apelación a la piedad; apelación a la autoridad; ape-lación al pueblo; causa falsa; pregunta compleja; generalización apresu-rada; equívoco; anfibología; énfasis; composición y división. Unidad VI: Investigación y docencia. Investigación o docencia ¿unafalsa dicotomía? La fragmentación del saber en la época actual. La Filosofía comoconocimiento adecuado para reflexionar acerca de otros saberes. Disci-plina, multidisciplina, interdisciplina y transdisciplina. Los contextos del conocimiento: descubrimiento, justificación, apli-cación, legitimación, circulación, apropiación y sus condicionamientoseconómicos, políticos, sociales y culturales. Puntos de partida para la generación del conocimiento en la enseñaza.El Maestro Ignorante de Ranciere. Las actividades programadas fueron: 9
  10. 10. Para el Tema 1: Caracterización de la respectiva disciplina y su ubicación dentro de una clasificación de las ciencias. Ubicación de la asignatura [a cargo del participante del ta- ller] en el contexto de la/s ciencia/s y justificación de su inser- ción en el plan de estudio como pertinente a las competencias profesionales que otorga el Título que se expide. Aplicación del ejercicio PARAGUOLOGIA, EXTRAÍDO DE J. SOMERVILLE, «Umbrellalogy», Philosophy of Science, 1941. Para el Tema 2: Delimitación del objeto de estudio de la ciencia que se in- vestiga y/o enseña. Delimitación del objeto de estudio de la materia [a cargo del participante del taller]. Delimitación del objeto de la investigación. Delimitación del aspecto a investigar de ese objeto, de la temática y de la problemática. Aplicación del Árbol de Porfirio, relacionado con los con- ceptos de su disciplina. Para el Tema 3: Identificación y análisis de las proposiciones que se afir- man en su disciplina. Identificación y análisis de las definiciones que se usan en la actividad profesional que ejerce. Formulación de hipótesis o supuestos para la investigación cuyo tema delimitó. Explicitación de las estrategias a usar para la corroboración de la hipótesis. Para el Tema 4: Formulación de ejemplos de razonamientos inductivos, deductivos y analógicos de su disciplina. Formulación de una aplicación hipotético – deductivista a su área disciplinar.10
  11. 11. Para el Tema 5: Aplicación del esquema de Anthony Weston (capítulo VII – La composición de un ensayo basado en argumentos), al tema de investigación elegido. Ejemplificación de cada una de las falacias informales vis- tas, extraídas de revistas, Internet, televisión, etc. o inventadas (2 ejemplos de cada una). Para el tema 6: Realización de un proyecto de investigación sobre el tema propuesto. Formulación de tareas multi e interdisciplinarias. Inicio del curso Es de hacer notar que en el inicio del curso, me referí a dosdiapositivas del Plan Estratégico de Decanato, que más que informa-ción en lenguaje proposicional descriptivo, son típicamente apelativas,un llamamiento a la comunidad universitaria. Una es justamente la última de la presentación de dicho Plan Estra-tégico y que se convirtió de alguna manera en el logotipo de esta etapade la Facultad: 11
  12. 12. Se trata de un letrero muy visible puesto en la Fotocopiadora de laFacultad, pidiendo colaboración en el pago de las fotocopias en unmomento en que hay mucha escasez de monedas. Me pareció ingenioso jugar con esta ambigüedad, máxime teniendoen cuenta que en el curso se trató el tema de la «ambigüedad semántica». La otra diapositiva dice: Desterrar la cultura del «hay que» por la del «hacer» Esto, muy frecuente en el trabajo comunitario, sirvió para tratar dellevar a cabo una tarea participativa en el aula. Los participantes Realizaron el curso el equipo de gestión de la Facultad, profesores yadministrativos con título universitario de las siguientes disciplinas: Co-municaciones Sociales, Filosofía, Psicología, Ciencias Jurídicas, IdiomasModernos y Ciencias de la Educación. Cada participante tuvo a cargo una exposición sobre un tópico delprograma o colindante con el mismo. Los temas se que desarrollaronfueron los siguientes: Disciplina, multidisciplina, interdisciplina y transdisciplina. La definición; falacias del lenguaje ordinario. La argumentación. Ambigüedad y vaguedad semántica, las paradojas de la comunicación. Teoría Gestáltica y observación científica. Contextos de descubrimiento, justificación y circulación del conocimiento. Cartografía de las carreras de post-grado de Comunicación.12
  13. 13. Los trabajos que conforman esta publicación El trabajo titulado La Universidad Global: los desafíos de la educaciónsuperior en el siglo XXI de Gustavo Iovino, según él mismo lo anuncia,tiene como propósito analizar el impacto de la aceleración de los acon-tecimientos en la universidad de nuestro tiempo, teniendo en cuentaqué universidad y qué sociedad la ha precedido. Asevera que a cadasociedad le corresponde una universidad y hace un interesante rastreode la institución universitaria desde la Baja Edad Media, la primera Uni-versidad de Bolonia, la de la Modernidad y la de la época actual en lalínea del tiempo. En la del espacio recorre los modelos europeos, norte-americanos, de América Latina y una especial referencia a nuestro país. El autor muestra, cómo según sean las características de una socie-dad, le corresponde correlativamente un tipo de universidad, refirién-dose asimismo a la sociedad y universidades actuales, haciendo hincapiéen la problemática de la educación superior en el Siglo XXI. En la parte final del trabajo examina la situación de la región centrooeste de Sudamérica concluyendo con reflexiones acerca de cuáles po-drían ser los desafíos de la Facultad de Artes y Ciencias de la UCASAL. El texto titulado Sofìa , Phylosophia, y carrera de frilosofìa. Presencia de laCarrera de Filosofía de la Facultad de Artes y Ciencias y en la Universidad Cató-lica de Salta, cuyo autor es Roberto Rafael Toledo da cuenta de loabarcativa que es sophia (sofía), la sabiduría y de phylosophía (filosofía)esa relación amorosa con el saber. Si bien la filosofía en sus comienzos estuvo en el Ágora, en la plazapública siempre permaneció relacionada con la paideia, con la educa-ción, e implica generalmente una relación de discípulos y maestros. Cuando la Filosofía se introdujo en las universidades hubo queestructurar planes de estudio y profesionalizarla. Personalmente, creo que con muy buen criterio, la Filosofía comodisciplina figura en los Planes de Estudio de todas las Carreras de laUCASAL ya que al ser el conocimiento más profundo, extenso y origina- 13
  14. 14. rio es el más pertinente para tender a la unidad del saber, hoy tan des-gajado de su tronco materno. El autor del trabajo realiza una breve reseña histórica de la Carrerade Filosofía en la UCASAL, analiza el plan vigente haciendo una lecturacrítica de él, mostrando la vigencia y los beneficios de los estudios filo-sóficos para una formación humanística. Finalmente esboza propuestasconcretas pronunciándose para que los alumnos de todas las carreras(que no son las de Filosofía) cursen una filosofía «modalizada» según elárea del saber, ya que: La modalización significa recoger de la disciplina pertinente (v. gr. ciencias jurídicas, economía, etc...)los problemas que la misma plantea y que exceden su propio nivel epistémico, reclamando su discusión en el nivel filosófico o teológico… … y que los científicos identifiquen los principios de su respec- tiva disciplina y pongan al descubierto tanto sus propios límites epistémicos y metódicos como su apertura a los niveles filosófi- co y teológico. (cita extraída de: Méndez, J.R., De la Interdisciplinariedad a la Integración del Saber. Disertación dentro del Seminario Internacional sobre las Universidades, Junio de 2000). Raquel Adriana Sosa nos habla sobre El Profesorado en Psicología en laUniversidad Católica de Salta. Luego de algunas consideraciones generales, la autora traza los con-ceptos de «hombre», «educación» y «docencia» a los que adhiere, parapasar luego a realizar consideraciones en torno al Profesorado y a la Li-cenciatura, con especial referencia al Profesorado de Psicología de la UCASAL. La autora se refiere luego al nuevo Plan de estudios de la carrerapresentando un perfil docente para los «formadores de formadores».Asimismo nos muestra las diferencias entre el Plan Vigente y el NuevoPlan presentado; objetivos, espacios curriculares; perfil del egresado y14
  15. 15. alcances del título, concluyendo con la fundamentación acerca de lapertinencia de este Profesorado en Psicología en Salta, único a niveluniversitario. En la primera página del artículo anterior en el que se analiza el Plande Estudio de la Carrera de Filosofía se hace mención a la inscripciónen el frontispicio de Delfos: «conócete a ti mismo». En este artículo tam-bién, se menciona. La Psicología, rama desprendida de la Filosofía nacecomo ciencia veintisiete siglos después, lo que no es cosa menor. Am-bas –Filosofía y Psicología desde distintos lugares– buscan entre otrascosas la introspección. «Una vida que no es examinada no vale la pena ser vivida» decía Sócrates yparafraseándolo, estimo que la vida de las Carreras de Grado de Filoso-fía y de Psicología de la Facultad de Artes y Ciencias de la UCASAL valióla pena ser examinada porque al fin y al cabo la autoevaluación tan men-tada en esta época, con nuevos ropajes y seguramente con objetivoseconomicistas, es tan vieja como la máxima que pusieron los siete sa-bios en aquel frontispicio de Delfos. Si la introspección para conocernos a nosotros mismos no nos sirvepara mejorar nuestra relación y nuestras comunicaciones con los demás,de poco nos valdrá porque vivimos en comunidad. Y pasamos al temade las comunicaciones, tan viejo como el mundo, tan nuevo como Ca-rrera Universitaria en expansión, que pareciera estar buscando su esta-tuto epistemológico. Álvaro M. Pino Coviello se ocupa del Postgrado en esta disciplina ytitula su trabajo: Cartografía de las Carreras de Postgrado en el Área de la Comuni-cación en la Argentina vigentes en el 2009. Se trata de un mapeo de todas las carreras de postgrado de las universi-dades argentinas cuyos destinatarios son graduados del área de la comuni-cación, identificando las Fuentes Científicas Históricas de la Comunicologíaposible que prevalecen a través de su currícula e investigaciones. La cartografía de las carreras de postgrado en nuestro país, según elautor, tiene como objetivo proponer con más conocimiento teórico y 15
  16. 16. trabajo de campo de distintas situaciones, espacios curriculares que sepueden desarrollar desde el Departamento de Comunicaciones Socialesde la Facultad de Artes y Ciencias de la UCASAL en el marco de la REDCOM,Red de Carreras de Periodismo y Comunicación y/o su proyección enCOBINCO, Corredor Biocéanico Norte de Comunicación, según las pro-pias palabras del autor. La investigación da cuenta del número de Carreras de Posgrado enesa área en universidades privadas y nacionales, como así también de losenfoques predominantes en las mismas y de las hegemonías de las teo-rías vigentes en esos enfoques, haciendo recomendaciones para una nuevapropuesta con mayor apertura académica sostenida con criterios másamplios y pluralista. La comunicación está ligada a las redes, ya que al menos una acep-ción de la palabra «red» da cuenta de formas de conexión u organiza-ción para regular y armonizar por medio de estructuras cerradas o abiertaspero comunicadas y desarrolladas en el plano físico, mental, social,cibernético o de otro tipo, articulados entre sí. Sofía Cristina Sánchez, en su trabajo titulado Las redes ínter-universita-rias: nuevos espacios de construcción de saberes, nuevas maneras de pertenecer. LaRed del Corredor Bioceánico Norte de Comunicación, Red COBINCO describe,analiza y explica acerca de la Red del Corredor Bioceánico Norte deComunicación, Red COBINCO, constituida por seis universidades argen-tinas y extranjeras, integrantes del CRISCOS, MERCOSUR y ZICOSUR, cuyaspropuestas educativas contemplan el campo de la Comunicación y elPeriodismo y entre las cuales se encuentra nuestra Universidad. Contextualiza la problemática en el marco de la integración latinoa-mericana y de la internacionalización de la Educación Superior, ya queson redes ínter-universitarias como instancias «colegiadas y colaborativas»,para la construcción y socialización de «saberes» que posibiliten el aná-lisis y la generación de propuestas de resolución a problemas estratégi-cos de la Región. Trata temas generales como:16
  17. 17. La importancia de las Redes Ínter-universitarias. Orígenes y caracte-rización general del trabajo en red; la pertinencia del trabajo en red enel Área de la Comunicación y tópicos centrados en el Proyecto COBINCOcomo orígenes y antecedentes: políticas institucionales y pertinencia delproyecto; miembros integrantes; propuesta de trabajo; las Primeras Jor-nadas de Investigación en Comunicación realizadas en el año 2009. Lí-neas prospectivas de acción. En definitiva, la autora fundamenta la idea de que –dicho con suspropias palabras–: «las redes ínter universitarias se constituyen comovaliosos espacios para la construcción de saberes socialmente válidos yculturalmente pertinentes puesto que, desde una mirada regional y es-tratégica, permiten la resolución de problemas complejos». Y llegamos al último trabajo con un tema realmente álgido, que es elde la Investigación, actividad imprescindible en toda Universidad, ya quees obligación de las casas de altos estudios la generación de nuevas ideas. Amalia Susana Aramayo Alesso aborda el tema en su trabajo titula-do Algunas consideraciones acerca de los trabajos de tesis de la Facultad de Artes yCiencias (período 1998/2008). Analiza tres Reglamentos vigentes en el período 2001-2008: a) Reglamento de Tesis de la Facultad de Artes y Ciencias (Apro-bado por Resolución Rectoral N º 395/2001; b) Reglamento de Tesis, Tesina y Trabajo Final de Grado de lasCarreras de Licenciatura (Aprobado por Resolución de Facultad de Ar-tes y Ciencias Decanato N º 520/2007); y c) Reglamento del Trabajo Final de Grado (Aprobado por Reso-lución Rectoral N º 797/2008). Asimismo hace referencia a las investigaciones de los alumnos delas Licenciaturas de las Carreras de Comunicaciones Sociales, Filosofía,Inglés y Psicología. Como se sabe, hoy se habla de que a la Universidad le compete lastareas de docencia, investigación, extensión, relaciones internacionales,gestión. 17
  18. 18. Personalmente creo que la investigación y la docencia seretroalimentan a tal punto que no se puede ser docente sin investigarpor lo menos para la propia cátedra y que el investigador debe «enseñar»(mostrar) el resultado de sus indagaciones con criterios didácticos. En nuestros días aparece muy generalizada y con mucha intensidad,la preocupación por la deserción tanto en el grado como en el posgradoa causa de las dificultades que hay para hacer una tesis. Hay serias dificultades para lograr un pensamiento coherente que seexprese en una escritura clara. No se trata tan sólo de la adquisición de contenidos disciplinares,sino también de una metodología de exposición que ordene estos con-tenidos mostrando también alguna originalidad que haga avanzar dealgún modo la temática. No se trata tampoco de tomar cursos de metodología, sin tener só-lidos conceptos en qué sustentar las argumentaciones y algún talentopara poder conjeturar supuestos. También saber fundamentar y justifi-car esos supuestos (o rechazarlos también fundamentada yjustificadamente). Todo esto está estrechamente relacionado con el título de este tex-to: Pensar para decir y escribir para afinar el pensamiento. Siempre se señala que para hacer ciencia se necesita un poco deinspiración y mucho de transpiración. Estimo que los trabajos aquí compilados han requerido esfuerzo.Seguramente que son perfectibles, pero hicimos un intento (el lema denuestra Universidad dice: No hay nada que no se pueda intentar), para «cola-borar con el cambio» y procurar desterrar la cultura del «hay que» por ladel «hacer». Esperamos que se sumen muchas voces para formar una auténticacomunidad de investigación.18
  19. 19. LA UNIVERSIDAD GLOBAL: LOS DESAFÌOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL SIGLO XXI Gustavo Iovino El futuro de la universidad y la ciencia en el centro oeste de América del Sur Presentación Está concluyendo la primera década del Siglo XXI y se advierte quemucho de lo que le sucede a algunos, le sucede a todos de una manera uotra. El estado, las empresas, las instituciones educativas, las organiza-ciones civiles, las órdenes religiosas, etc., se encuentran insertadas en eldenominado fenómeno de globalización. Incluso los individuos advier-ten que los acontecimientos acaecen precipitadamente y en un marcomundial, donde los efectos se reproducen a nivel planetario, de acuerdoa las causas y a los contextos particulares de cada lugar o región. Mu-chas veces el ser humano del siglo XXI percibe que no cuenta con mu-cho margen para la anticipación, menos aun para advertir las conse-cuencias. La aceleración, más que la velocidad, la nueva ubicuidad deespacio y tiempo1 caracteriza la sucesión de los acontecimientos y sus1 Para comprender con profundidad el proceso de transformación de los conceptosde espacio y tiempo y la incidencia de la aceleración como característica del devenir delos acontecimientos contemporáneos se sugiere la lectura de las obras del arquitectofrancés Paul Virilio. Este tema también es desarrollado por Norbert Bolz quien señalaque «la modernidad se caracteriza por el movimiento del movimiento, o sea, por laaceleració». (BOLZ, 2006-110). 19
  20. 20. derivaciones, creando un ambiente en el que la incertidumbre2 anida y elmañana habilita a nuevos y sorprendentes desafíos. El propósito de este trabajo es analizar el impacto de la aceleraciónde los acontecimientos en la universidad de nuestro tiempo, teniendoen cuenta qué universidad y qué sociedad la ha precedido. A cada sociedad le corresponde una universidad «La función clásica de la Universidad ha sido la de preparar para lasprofesiones y la docencia, la investigación científica y la extensión. Nin-guna de éstas sería secundaria respecto de las otras, pero en los hechos,la preparación profesional ha sido la principal actividad» (SCHAPOSNIK,1985-21). La Universidad de la Baja Edad Media se sustentaba en la necesidadde incorporar a nuevos integrantes provenientes principalmente de lasescuelas religiosas en la lectura grupal y en la discusión de temasteológicos y filosóficos, así se conformaron las comunidades de profe-sores y alumnos. La formación general era una imperiosa necesidad delos tiempos ante una sociedad y la presencia de muchos dirigentes sumi-dos en el analfabetismo pleno. Tanto las universidades, como antes lasescuelas, tuvieron que adaptarse rápidamente para poder satisfacer las2 La incertidumbre es un concepto desarrollado desde distintas perspectivas queenriquecen una toma de conciencia sobre los tiempos actuales. La teoría matemáticade la información postula la necesidad de medir la relación entre información ycertidumbre; la idea de una sociedad del riesgo advierte sobre las posibilidades realeso construidas de correr con ciertos riesgos en un marco de pocas certidumbres alrespecto. Los tiempos líquidos a los que alude Zygmunt Baumann también apuntanal sostenimiento de ciertos miedos y la incertidumbre que generan los dinámicos yflexibles acontecimientos. Para comprender los alcances de la incertidumbre en estostiempos puede verse la obra de Manuel Castells, entre otras cosas advirtiendo que laprofusión de los cambios genera incertidumbre «sentimiento personal de pérdida decontrol, de aceleración de nuestras vidas, de hallarnos inmersos en una carrera sin finen pos de una meta desconocida». (CASTELLS, 2001-306).20
  21. 21. necesidades de la educación y el saber en la época de actividad intelec-tual y económica que siguió al resurgimiento europeo del siglo X. Lasociedad era distinta, la universidad también. La primera crecía en po-blación y en complejidad desde sus organizaciones y relaciones3. Diversas organizaciones sociales surgieron, se transformaron, seadaptaron, e incluso algunas sucumbieron desde aquella hasta esta épo-ca y los contextos modificaron aspectos tales como la cantidad de des-cubrimientos, la capacidad y facilidad de divulgación, la utilización desaberes para fines prácticos y la internacionalización de conocimientos,resultados y aplicaciones. Las lógicas de producción material primero, ysimbólica luego, posibilitaron una significativa transformación de la vidaa una importante porción de la humanidad. En la misma época en que nacieron las primeras universidades enEuropa se afianzaba la tarea de artesanos reunidos en gremios forman-do a sus discípulos en las destrezas de oficio, constituyéndose en baluar-tes de la formación profesional y técnica. Las universidades, además delos iniciales estudios generales y particulares, conocimientosinstrumentales y sustantivos, del trivium y el quadrivium – los dos com-ponentes de la ciencia medieval–4, también se interesaron en clasificarlos estudios atribuyéndoles un mayor sentido práctico que atendiera alas necesidades de la vida cotidiana. El encuentro entre profesores yalumnos se producía bajo el atractivo de la lectura de un texto, el inter-cambio de ideas y el debate de posturas opuestas, finalmente el profesor–con imparcialidad– realizaba una síntesis de lo actuado.3 Entre las características que presentaba la particular urbanización de las ciudadeseuropeas se encuentra la diversidad de sectores o clases que, en algunos casos sebeneficiaban con la concentración humana desarrollando prósperos emprendimientosque daban lugar a la consolidación y ascenso de las clases medias. «En el occidentecristiano, el florecimiento de las ciudades burguesas trajo consigo el auge de lasenseñanzas. Los hijos de los burgueses enriquecidos aspiraban a escalar posicionessociales» (GARROTE, 2005).4 Ver DE LA CRUZ AGUILAR, 1987:47. 21
  22. 22. Inmediatamente antes y durante la Revolución Industrial se modifi-ca el panorama de la sociedad, la cultura y la economía occidental. Laexplicación de los distintos acontecimientos naturales y humanos en-cuentra sustento en la razón y es por vía de la participación de los sen-tidos y el ejercicio experimental, como se justifican los procesos quederivan en el conocimiento de las cosas. La ciencia moderna influyesobre el desarrollo de las universidades y las universidades influyen so-bre el devenir del conocimiento científico. Ambas son producto y a lavez motor de las grandes transformaciones del momento: laprofundización del proceso urbanizador, la ampliación de la alfabetiza-ción, el ascenso de las nuevas clases medias, la divulgación del intercam-bio comercial, el avance en el transporte de mercancías y personas. Noen vano la ciudad de Bolonia, lugar donde nace la primera organizaciónuniversitaria, gozó en la Italia comercial del estímulo de fuerzas socialesque impulsaban a los estudiantes a buscar una formación profesionalapropiada a los requerimientos de la época y el entorno. A partir deentonces floreció un nuevo tipo de burgo bajo el signo del comercio yel artesanado5. La burguesía constituía una especie de nobleza plebeyasurgida de la integración del mercader –que dejó de ser nómada y seestableció en las concentraciones humanas– y el artesano, maestro (lue-go doctor) por antonomasia. Al decir de Puiggrós «La economía agríco-la se subordinó a la economía mercantil. El trabajo se dividió en extractivoy elaborativo». (op.cit)65 PUIGGRÒS,1972: 23 a 31, Las ciudades y el feudalismo.6 El análisis de la dinámica de relación entre sociedad y universidad no debe pasarpor alto otros factores de carácter económico, político y cultural. Una nueva sociedadcrea, en un largo proceso que la transforma a ella misma, un tipo de institución quesatisface las necesidades –tal vez aun no muy claras– de un nuevo sistema de relacionesentre los hombres y de estos con su entorno natural y artificial; a la vez esta nuevainstitución inspira la profundización de ciertos cambios o su encauzamiento,incluyendo las maneras de producir, de interactuar, de utilizar los recursos naturalesy de crear instrumentos que resuelvan los problemas cotidianos.22
  23. 23. La relación entre objeto observado y sujeto observador comienza asugerir una línea de acción y debate en el campo de la ciencia, no dejan-do a un lado la participación de aquellas disciplinas que tienen al propiohombre como objeto de su estudio. La paradoja reside en la manera enque el mismo observador es parte del fenómeno observado, lo que haceque se observe a sí mismo, paradigma que desde la segunda mitad delsiglo XX es sustentado por el pensamiento complejo y constructivistade la cibernética de segundo orden. La ciencia, auténtico fenómeno de la modernidad7, se postula comomecanismo para el conocimiento de la verdad, de todo aquello asequi-ble a la razón humana. Así va construyendo su legitimación, siendo elavance de las disciplinas aplicadas, la tecnología y el análisis lógico quie-nes validan una visión positiva de la ciencia. Muchas invenciones y des-cubrimientos se deben a logros obtenidos en distintos ámbitos, habien-do sido las universidades quienes principalmente han cobijado gran can-tidad de investigadores que insumieron tiempo y recursos para la prose-cución de objetivos impulsores del avance científico. Muchas de esasuniversidades y muchos de esos científicos se ubican geográficamenteen naciones del norte de América y Europa. Es precisamente en Amé-rica del Norte donde las universidades, bajo el modelo organizativo de7 El pensamiento moderno supone un estado de evolución del espíritu humanopor el que abandona paulatinamente el estado de salvaje hacia el imperio de lainteligencia. Existen tres posibles estados de «lo moderno»: su desarrollo hacia elinfinito; su superación por otro tipo de fenómeno; o el fin de todo, a partir del fin dela modernidad. Por el primero, los continuos avances científicos y tecnológicos seguiránoperando en pro de la obtención de la plena libertad humana a la luz de la razón, enel que la postmodernidad es un estadio más. Por el segundo, se entiende que el fracasode la modernidad en la resolución de los problemas dará lugar a un nuevo fenómenocompletamente distinto y cuya transición lo constituiría cierta derivación de lapostmodernidad, entendiendo a esta última como bisagra hacia algo nuevo y últimocapítulo de la modernidad. Por el tercero se entiende el fin de la historia y lapostmodernidad constituye el estallido de la continuidad lineal moderna, tras lo cualno se vislumbra nada más. 23
  24. 24. Oxford, formada por un conjunto de colegios que dan alojamiento yenseñanza simultáneamente, cobran un gran protagonismo en los acon-tecimientos progresistas del siglo XX. Por el contrario, las universidades del sur del continente, han segui-do más bien el modelo español, habiéndose fundado las primeras uni-versidades en Santo Domingo (autorizada por bula papal en 1538,facultada con todos los privilegios de Alcalá y Salamanca); Lima (en1551 con los privilegios de Salamanca, excepto de jurisdicción y tribu-tos) y México (que inicia actividad en 1540 y también tiene como refe-rente a las de Salamanca y Alcalá). En Argentina, el hito fundamental ha sido la Reforma Universitariade 1918. El ideario reformista fue iniciado en Córdoba y expresado endiversas organizaciones universitarias de todo el subcontinente, y hasido sintetizado como «un ideario de libertad y desarrollo de las poten-cialidades del país» (SCHAPOSNIK, 1985:9). La Reforma del 18 marcó atodo el siglo XX e inaugura un período de inclusión de grandes gruposde jóvenes de los sectores socioeconómicos emergentes –la nueva clasemedia– en las aulas de las universidades. «Desde 1918 se produjo unagran transformación social. Se agrandan las expectativas de hijos defamilias proletarias para ingresar a la Universidad» (SCHAPOSNIK, 1985:9).La consolidación de los estados nacionales de Latinoamérica acompañael desarrollo de un modelo universitario que mira hacia las necesidadesy particularidades de cada país, en constante tensión con el gobierno defacto, debido a la inspiración reformista profundamente antitotalitaria yantimilitarista. La universidad latinoamericana define su intervención en la socie-dad como impulsora de la inclusión de las nuevas clases sociales enascendencia al mundo del trabajo y de las profesiones modernas. Lainfluencia de los estudiantes se reitera a posteriori y rebalsa los límitesde la universidad, Tlatelolco, París, Berkeley en 1968 y nuevamente Cór-doba, en 1969, son un claro reflejo de la participación de los universita-rios en los acontecimientos nacionales, con impacto mundial.24
  25. 25. Estructura del sistema universitario Desde sus orígenes, la Universidad como tal presenta una serie decaracterísticas estructurales que perduran en el tiempo, pero que a la vezson influenciadas por el devenir de los acontecimientos. Esas caracte-rísticas son: organización corporativa, alcance universal, cobertura cien-tífica, independencia de los poderes jurisdiccionales. (G ARROTE ,2005:121). Si procuramos entender a la Universidad como un subsistema delsistema social podemos referirnos a un tipo de organización cuya fun-ción es el desarrollo y la divulgación del conocimiento que autoreproduceel modelo de sociedad vigente. Es por ello que a cada tipo de sociedadle corresponderá un correlato de Universidad, siempre bajo la estruc-turación de las cuatro características fundamentales, a la vez que cadasistema social es capaz de configurar una clase de institución educativaque sirva a los fines de consolidar los requerimientos de incorporaciónde nuevos conocimientos, formación en las áreas profesionales requeri-das y reflexión sobre la manera en que se estructura y funciona la mismasociedad. Así el carácter corporativo de organización, la primera característi-ca, se manifiesta cada vez más explícito y consolidado a la vez que enocho siglos de historia se afianza un tipo de sociedad caracterizada poruna organización considerada de alta complejidad, de la que participanuna considerable cantidad de agentes, cuyas relaciones están entreladazas,son oblicuas, en varios casos distantes y posiblemente muchas de ellasanónimas8. La administración pública, las empresas, las instituciones8 Rubén Zorrilla efectúa una amplia descripción de las condiciones económicas enla ciudad burguesa y en la cultura del Renacimiento que anuncian la llegada delcapitalismo a través del crecimiento de la economía dineraria. Mucho de aquellotiene que ver con las influencia de los mercaderes que llegaban originariamente aEuropa desde el oriente y que inspiraron una intensidad y complejización de lasactividades mercantiles que derivan luego en la denominada sociedad de altacomplejidad. 25
  26. 26. educativas, etc., se van convirtiendo en intrincados conglomerados dealcances regionales, nacionales y globales que manifiestan cada vez ma-yores grados de complejidad en las vinculaciones entre sus componen-tes e incluso con otro tipo de corporaciones. La burocracia, entendidadesde la concepción weberiana del término, como necesidad particularde organización, se impone como un nuevo factor de poder en diversosórdenes de la vida humana, llegando a constituirse una nueva clase so-cial heredera de las funciones de la burguesía que impulsó a la Universi-dad de los primeros siglos. Esa nueva clase fue denominada«tecnoburocracia9». La universalidad de la acción y el impacto de la universidad sobre lasociedad cobra mayor envergadura al producirse un proceso sucesivode acontecimientos de alcance mundial: integración del comercio con laIndia y Oriente, a través de la ruta de la seda y del dominio de los marespor las potencias europeas, el descubrimiento de América, la coloniza-ción de vastos territorios, la construcción de imperios modernos, lamonetización, el avance en los sistemas de transporte y comunicación,entre otros factores, impulsaron acciones de internacionalización pro-funda de la divulgación científica y tecnológica10.9 Desde el materialismo histórico, Luiz Bresser Pereira, efectúa una crítica y, a la vez,aporte al marxismo tradicional, como por ejemplo que históricamente la clasedominada nunca se convirtió en clase dominante en el sistema económico posteriory que con la consolidación de un nuevo factor estratégico basado en el conocimientotécnico y organizacional surge una nueva clase dominante llamada tecnoburocracia,conformada por especialistas de distintas disciplinas y administradores. La ideologíadominante de esta clase es el racionalismo utilitarista cuyo objetivo es la eficiencia.Gobernar no es un problema político sino técnico. La ciencia y las técnicas hanalcanzado tal desarrollo que es posible gobernar los países de acuerdo con criteriostécnicos y científicos. La tecnoburocracia es fruto del racionalismo, filosofía que hacedepender de la razón la legitimidad del conocimiento.10 Resulta interesante reflexionar sobre el estado del mundo en la Edad Media y sutraslación a la cosmovisión actual. Una corriente de análisis referida a la globalizaciónsostiene una visión crítica (Innis-Mattelart). Analizan un proceso de europeizacióndel planeta a partir de los viajes oceánicos a extremos puntos del Oriente y de las26
  27. 27. De la segunda característica, el alcance universal, se desprende elimpacto producido en la universidad por la tercera: el desarrollo cientí-fico y la presencia de diversas disciplinas que convergen en nuevos es-pacios físicos y virtuales, garantizando posibilidades de acceso al cono-cimiento mucho más amplias que en épocas precedentes. Por último, la autonomía, es una caracterización reafirmada en lalucha de estudiantes y profesores en los casos ya planteados de fines delas décadas del 10 y el 60 del siglo pasado. Esta característica es ratifica-da incluso en la organización de universidades de gestión privada sineximir de tal situación a las de carácter confesional, tal como lo estable-ce el documento liminar de orientación de las universidades católicas,Ex Corde Ecclesiae11. La sociedad y la universidad actuales El proceso consolidado con los efectos de la Revolución Industrialque ha sido denominado como industrialismo, corresponde al corazónde la lógica de producción capitalista, que también se la conoce como laindias occidentales, con énfasis en el colonialismo inglés hasta inicios del siglo XX yluego norteamericano. Sin embargo habría que comprender los niveles de interacciónproducidos históricamente en la gran masa territorial de Eurasia, que se remontan yse suceden durante cientos de años. Este análisis nos lleva a marcar ciertos hitoscomo por ejemplo la inserción del pensamiento clásico griego por parte de intelectualesárabes, antecedentes de instituciones de estudios superiores en Asia central, la influenciamercantil de los pueblos de Oriente a través de las rutas de la seda y de las especias,las conquistas mongoles, persas, griegas, etc; el surgimiento y difusión de las religionesmonoteístas, entre muchos casos. En definitiva, los pueblos de Eurasia han convividoen estrecha interacción influyéndose unos a otros de las más diversas maneras. Otrosintelectuales dan cuenta de un proceso más complejo que deriva en una interacciónmás amplia de diversas culturas, economías y naciones (Baumann, Appadurai).11 Ver en la primera parte del documento «Identidad y Misión», Naturaleza y objetivos,artículo 12. También en el Decreto general sobre las Universidades e InstitutosCatólicos de Estudios Superiores de la Conferencia Episcopal Argentina, artículo 1,«Régimen de las Universidades Católicas e Institutos Católicos de Estudios Superiores. 27
  28. 28. segunda ola, fordismo, etc., que a la vez deriva en postfordimso, enten-dido como transición de la producción en serie a la producción flexible(CASTELLS, 2006-I-182)12. El crecimiento sostenido de la población, la producción en serie debienes, el comercio entre las naciones, el marcado desplazamiento delos habitantes del campo a nuevas realidades urbanas, superadoras de lavilla, el burgo; las ciudades convertidas ahora en megaciudades, concontradictorias cifras de densidad de población que oscilan entre lainhabitabilidad de vastas superficies contra cientos de habitantes pormanzana. El habitante medio del siglo XXI es segunda generación de«ser urbano», para quienes muchas prácticas rurales constituyen mera-mente una alusión a cosa del pasado, de sus antepasados. En estos tiempos cabe reflexionar sobre los cambios que se hansucedido aceleradamente en las últimas décadas. «Un nuevo mundo estádando forma en este fin de milenio. Se originó en la coincidencia histó-rica, hacia finales de los años sesenta y mediados de los setenta, de tresprocesos independientes: la revolución de la tecnología de la informa-ción; la crisis económica tanto del capitalismo como del estatismo y susreestructuraciones subsiguientes; y el florecimiento de movimientossociales y culturales, como el antiautoritarismo, la defensa de los dere-chos humanos, el feminismo y el ecologismo. La interacción de estosprocesos y las reacciones que desencadenaron crearon una nueva es-tructura social dominante, la sociedad red; una nueva economía, la eco-nomía informacional/global; y una nueva cultura –la cultura de la vir-tualidad real. La lógica inserta en esta economía, esta sociedad y estacultura subyace en la acción social y las instituciones de un mundointerdependiente» (CASTELLS, 2006; 405-406. VOL III) (CASTELLS, 2006-III- 405/406).12 A la economía industrial le sobreviene la informacional (CASTELLS). El actualproceso económico-socio-cultural-político es denominado además como capitalismotardío (MANDEL), postindustrialimo (BELL), la tercera ola (TOFFLER) y en los aspectossociales la postmodernidad (JAMESON), la modernidad desbordada (APPADURAI) o lamodernidad líquida (BAUMAN).28
  29. 29. Existen tres factores que impulsan al cambio en la organización yfuncionamiento de las universidades en los inicios del tercer milenio: lainternacionalización, la globalización y el desarrollo económico13. La internacionalización está dada en la necesidad de establecer di-námicos flujos de interacción entre instituciones de estudios superioresde diversas latitudes. El intercambio de alumnos, profesores e investiga-dores comienza a ser moneda común en las vinculaciones internaciona-les. La presencia de especialistas de orígenes distintos identifican la im-portancia de publicaciones científicas y actividades académicas. Loscomités de congresos o revistas son integrados por científicos de distin-tas universidades y la tendencia a publicar se dirige preferentementehacia ediciones externas al propio ámbito geográfico e institucional deejercicio. Los pares de cualquier lugar del mundo son los encargados deevaluar y validar los aportes al conocimiento por parte de la producciónde autores que, más de las veces, no guardan estrechos vínculos con losobservadores. De la misma manera, en el sentido de proceder hacia lainternacionalización, los planes de estudio y las estrategias de enseñan-za-aprendizaje, deben responder a estándares internacionales, princi-palmente a causa de las necesidades de una formación que responda arequerimiento globales bajo el impulso de la movilidad de trabajo a es-cala mundial en concordancia con las posibilidades de desarrollo eco-nómico. Las relaciones de competitividad, en el sentido de ser competentepara algo, y de competencia, en función de la disputa con competidoresque aspiran a algo similar, también hoy se producen más allá de lasfronteras locales. Las urgencias de actualización y adaptación, obligan ainsistir en modelos de formación permanentes y en desarrollar procedi-mientos que apunten a priorizar el desarrollo de aptitudes de incorpora-ción y transformación de conocimiento, junto a sus aplicaciones, a idén-13 Ver el trabajo del ex rector de la Universidad de Chile Luis A. Riveros «LaUniversidad en el Siglo XXI», publicado por la Revista Chilena de Administración Pública,donde desarrolla los tres factores que impulsan el cambio universitario. 29
  30. 30. tica velocidad –o mayor– a la producida por los vertiginosos cambiosde la realidad, no solo del restringido ámbito disciplinar o profesional,sino también del contexto general y complejo que, en cierta manera,influye sobre el mundo del trabajo y la producción. La especializaciónen postgrado y el cambio de metodologías desde lo infocomunicacional,marcan el camino de las transformaciones de la educación superior parael siglo XXI. El humanismo en el siglo XXI El rol del humanismo en el siglo XXI es comprender al mundo y alos procesos que derivaron en la actual situación, y proponer las mane-ras en que se efectivice la inclusión social de las personas. Para la univer-sidad de este siglo el primer desafío es adaptarse positivamente a loscambios, impulsar los cambios positivos en otros órdenes y propulsar lainclusión de sus educandos, más allá del otorgamiento de titulaciones,primariamente, en la preparación para la adaptación ante la dinámica yla inestabilidad de los tiempos que tocan vivir. En este caso entendemoscomo positivo una actitud y una actividad institucional orientada a des-tacar los aspectos que favorecen a la integración social, el progreso delmás amplio espectro de sectores e individuos y la responsabilidad de losdirigentes ante la toma de decisiones. La universidad debe admitir laexistencia de una realidad, un camino recorrido por parte de la humani-dad y el devenir de un futuro que no puede sustentarse en utopías, sinoen el encauzamiento mediante el análisis crítico realista, que derive en labúsqueda de soluciones a los problemas actuales. Las características de «nuestro tiempo» Hemos avanzado una década dentro de este nuevo siglo y ya esmomento, al menos en esta parte del continente americano, de afrontarlas características de nuestro tiempo a la luz de los acontecimientos quenos involucran en interacción constante y dinámica a través de encuen-30
  31. 31. tros presenciales producto de migraciones, turismo, negocios y activi-dades culturales y académicas, facilitadas por los actuales sistemas detransporte; o mediante ejercitaciones virtuales, instantáneas, simultáneasy distantes instrumentadas mediante la tecnología audiovisual, digital yde redes, con aplicación en las finanzas, el comercio, la comunicación, laeducación, los negocios, la cultura, etc. Internet, la aplicación de nuevastecnologías digitales en los ámbitos de la producción, la educación, eltrabajo. En definitiva, la vida cotidiana, participa en la construcción deun nuevo ambiente de interacción del hombre con la naturaleza y laartificialidad. Las ciudades, durante siglos referente principal de la cons-trucción de un ámbito artificial, de creación humana y para uso y disfru-te del ser humano, ha recibido el impacto de las transformaciones quegeneran tecnologías que se insertan en sus transportes, en sus edificios,en sus sistemas de distracción y entretenimiento14. Una de las variaciones estructurales a la que se asiste es a la sensa-ción de, ante la aceleración de los cambios impulsados por la velocidadde la electricidad, la electrónica, la comunicación y la interacción a esca-la global. Otra tiene que ver con el cambio de paradigmas en producción ytrabajo. La línea de producción industrial no obtiene resultados satisfac-torios si no es enriquecida por los servicios personalizados, el diseño, elconocimiento sobre expectativas de usuarios y consumidores. Un nue-vo componente se incorpora al mundo de las necesidades humanas comonunca se produjo en su historia: la información15.14 «La Galaxia Internet es un nuevo entorno de comunicación»… todas las áreas dela actividad humana están siendo modificadas por la intersticialidad de los usos deInternet» (CASTELLS, 2001: 205).15 Se sugiere analizar las proyecciones que efectúa Castells sobre el futuro del mundodel trabajo distinguiendo entre dos tipos de trabajos. Por un lado, aquel que puederealizar cualquier humano o incluso una máquina, al que denomina trabajador genérico.Por el otro, la tarea generada desde una posición creativa, distintiva, intelectual de losprofesionales que se preparen en forma continua para ofrecer aquello que no lopuede aportar cualquiera, menos aún una máquina, convirtiéndose en un trabajador 31
  32. 32. La región del centro oeste de Sudamérica Hacia fines del siglo XX se conforma Zicosur, zona de integracióndel centro oeste de Suramérica, integrada por unidades subnacionalesperiféricas de Argentina, Chile, Bolivia y Brasil y todos los departamen-tos de Paraguay, una subregión del Mercosur. La característica principalque presenta esta zona de integración es la de un menor desarrollo res-pecto a regiones centrales, una situación de desequilibrio básico en rela-ción a los grandes centros de producción y consumo y carencias deinfraestructura. Los sectores públicos y privados se reúnen para gestio-nar acciones que permitan superar situaciones de subdesarrollo perifé-rico y lograr la inserción de la subregión en el contexto internacional. La Zicosur posee principalmente un gran potencial en recursos na-turales y energéticos, capaces de superar holgadamente las necesidadesde la subregión. La producción agrícola, ganadera y minera ha manifes-tado una notable expansión, permitiendo el surgimiento de nuevos po-los económicos y urbanos, tal el caso de Santa Cruz de la Sierra, enBolivia, la única ciudad de la subregión que supera el millón de habitan-tes. El turismo ha sido otra área de desarrollo en la última década impul-sado principalmente por la ventaja en el tipo de cambio y por el poten-cial cultural y ambiental de la zona andina. Salta, en Argentina, y SanPedro de Atacama, en Chile, se han convertido en ejes de la región paralos servicios turísticos. Por el contrario, la industria manufacturera y losservicios financieros quedan a la zaga en la posibilidad de incorporarvalor agregado, distribuir los beneficios de la riqueza a más ampliossectores y colocar a la región en niveles competitivos de inserción inter-nacional ante la nueva economía infocomunicacional, desarrollando es-trategias que incorporen diseño, atención personalizada, creatividad ydiversidad de productos y servicios, etc.autoprogramable, sustentado en un nivel superior de educación que permite redefiniruna cualificación necesaria para una tarea y acceder a fuentes y métodos deactualización y adaptación.32
  33. 33. La universidad de la región deberá atender a las necesidades realesen pro de la superación de un estado de subdesarrollo y en la obtenciónde mayores simetrías entre sus diversos integrantes. Deberá impulsar lainvestigación que permita resolver los problemas de producción y trans-porte, que facilite el entendimiento de los diversos pueblos y el encuen-tro de culturas, que facilite la acción eficiente en la superación de lapobreza y el enriquecimiento espiritual y material de la sociedad. Launiversidad de la región deberá comprometerse en la formación de pro-fesionales que resuelvan las situaciones con creatividad y en actualiza-ción constante, expandan los horizontes económicos con responsabili-dad y propendan a la inclusión social de los diversos sectores de la po-blación. Conclusión La propuesta de la Universidad: Conocimiento y formaciónprofesional El desarrollo y la difusión del conocimiento, por un lado, y la for-mación profesional, por el otro, no son funciones exclusivas de la uni-versidad, como ha ocurrido en gran parte del siglo XX. En estos tiem-pos la empresa, por un lado, y la educación no formal, por el otro, hanconstituido nuevos ámbitos en los cuales, a veces con mayor eficacia yen menor tiempo, se incorporan destrezas, información y conocimientoperformativos16. La empresa aspira a formar a sus integrantes a su manera y para susnecesidades, otorga instrumentos de capacitación y actualización e in-vierte en la formación de recursos humanos competentes, a pesar deque pueda perderlos en un mercado laboral competitivo. También es16 Lyotard sostiene que en las sociedades informatizadas el saber cambia de estatutodebido a la incidencia de las transformaciones tecnológicas. El saber se encontraráafectado tanto en la investigación como en la transmisión de conocimientos. 33
  34. 34. probable que tome recursos ya formados por otros, en estos casos sehabrá de compensar las inversiones cruzadas en formación de recursoshumanos especializados y por sector. En definitiva todos trabajan parael mismo objetivo. Desde el sector no formal, los escenarios son múltiples y complejos.La tradición popular reconoce un papel importante a la universidad dela calle, a las experiencias directas del mundo del trabajo donde la fór-mula ensayo-error enseña muchas veces con dolor y altos costos. Sonen realidad distintos escenarios donde tiene lugar, principalmente, laformación en destrezas. El ámbito más difundido actualmente en elproceso de alfabetización digital lo constituyen los centros de accesopúblico a terminales de Internet. Tanto niños, como jóvenes y adultosadquieren habilidades en el uso de las nuevas tecnologías fuera del ám-bito formal de la escuela o la universidad. Es más, asistimos a una reali-dad basada en que los alumnos saben más que los docentes sobre tec-nologías de la comunicación17. El mercado de trabajo, fuera del mundo académico, no se definesolamente a partir de las certificaciones obtenidas, sino –principalmen-te– por la solidez de los resultados y la aplicación de acciones quepriorizan la habilidad de gestión, de adaptación, de flexibilización entenuevas necesidades y factores, de actualización, de búsqueda acertadade información, de formación continua, valiéndose de instrumentos tec-nológicos y de investigación que prioricen la obtención de beneficios yla más amplia divulgación antes que la decoración de anaqueles o laprofusión de datos en currículos académicos, más proclives a la satisfac-ción personal que al aporte constructivo vinculado al dinámico princi-pio moderno que sostiene el carácter evolutivo del conocimiento cien-tífico, para el que nunca existe una última respuesta. Ante la situación descrita, ¿cómo debe prepararse la universidad enun contexto de competencia entre diferentes actores? ¿cuál puede ser el17 Declaraciones efectuadas en una entrevista al diario La Nación por el especialistaNicholas Burbules, el día miércoles 8 de agosto de 2007.34
  35. 35. valor diferencial de la universidad actual con otras instituciones vincula-das al conocimiento y la formación de recursos humanos? La universidad contemporánea debe afrontar el desafío de estimularla formación permanente orientada principalmente a adultos que pre-tendan mejorar sus competencias y obtener una promoción en sus pues-tos de trabajo, o bien un valor agregado de actualización o «puesta aldía» en la propuesta de trabajador independiente autoprogramable, aldecir de Castells, un profesional que no solamente está calificado sinoaltamente calificado. Esto es válido incluso para aquellas personas quenunca han accedido a una formación de nivel superior, pero sin embar-go requieren de actualización y de formación en una visión amplia quepermita la comprensión de los complejos fenómenos contemporáneos. Las políticas de investigación deben apuntalar la visión prospectivarequerida por las necesidades actuales. «Lo que da poder es obtener elconocimiento por adelantado» (BOLZ, 2006:91). Deberá considerar másbien las inestabilidades que las regularidades, avanzar en el conocimien-to de los fenómenos valiéndonos de la memoria artificial y desarrollan-do estrategias de «infomapping»: saber donde está el conocimiento yconstruir a partir de él. Por ende la universidad deberá generar su pro-pio y autónomo caudal de conocimiento vinculado a las características ynecesidades de la región en la que su actividad impacta, brindando saberesrenovados y originales que permitan solucionar los problemas, e incor-porar los nuevos ejes de discusión y análisis que deriven en mejoras enla calidad de vida y la producción espiritual y material de los habitantes. Ante este panorama la Facultad de Artes y Ciencias de la UCASAL,deberá asumir el desafío de pensar nuevas formas de construir conoci-miento, especialmente en aquellas áreas que suponen cierto grado deinvolucramiento de los seres humanos, lo que implica no solo un com-promiso sobre las carreras humanísticas, artísticas y/o sociales, sino contoda formación profesional y científica que requiere de la aceptación devalores y de la asunción responsable de las probables consecuencias desus resultados sobre la vida humana. Entre los grandes temas por explorar resaltan los siguientes: 35
  36. 36. 1. Impacto de los ambientes tecnológicos en la interacción humana en equilibrio con la naturaleza. 2. Organización de los escenarios urbanos teniendo en cuen- ta la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, la admisión de nuevos y/o numerosos actores (inmigrantes, pueblos origi- narios, ancianos, comunidades) y la capacidad productiva en con- sonancia con la distribución equitativa de los recursos y la parti- cipación ciudadana en la toma de decisiones. 3. Planificación de acciones proactivas vinculadas con la cons- trucción y divulgación de valores identitarios y de convivencia social en cada comunidad. 4. Inserción regional y global de los distintos sectores sociales que constituyen la población de cobertura de la UCASAL, en sus servicios de educación superior universitaria. 5. Análisis multifactorial de la realidad contemporánea y la va- loración humana en épocas de cambios acelerados y de crisis sucesivas. En definitiva los graduados de la Facultad de Artes y Ciencias debe-rían poder desempeñarse insertándose en la sociedad con una visión yun accionar humanista, socialmente responsable, resaltando el valor dela interacción humana en el reconocimiento del fundamento existencialde la alteridad, lo que supone la importancia que se le otorga al próximoo prójimo. Es deseable que haga esto en su trabajo individual específicocomo así también cuando interactúe en variados ámbitos en estrechacolaboración con distintas disciplinas y profesiones. En definitiva, elloconfigura el soporte de la vida en sociedad -el otro- constitutivo delcarácter gregario. En la finitud de su vida en la tierra, el ser humano debe asumir elcompromiso de la enorme responsabilidad que le cabe, sobre los efec-tos que a futuro puedan generarse a favor o detrimento de la calidad devida de los integrantes de las próximas generaciones.36
  37. 37. BIBLIOGRAFÍAAA.VV. «La Universidad en crisis», El Tribuno, Salta: 1990.BAUMANN, ZIGMUNT. La globalización, Fondo de Cultura Económica, Bue- nos Aires: 1999. Modernidad líquida, Paidós, Buenos Aires, 2006. Tiempos líquidos, Tusquets, Buenos Aires: 2009.BOLZ, NORBERt. Comunicación mundial, Katz, Buenos Aires: 2006.BRESSER PEREIRA, LUIZ. Ideología y tecnoburocracia, Paidós, Buenos Aires: 1975.BUNGE, MARIO.Ética y Ciencia, Siglo Veinte, Buenos Aires: 1983.CASTELLS, MANUEL. La Galaxia Internet, Areté, Madrid: 2001. La Era de la Información, 3 tomos, Siglo XXI, México: sépti- ma edición, 2006.DE LA CRUZ AGUILAR, EMILIO. Lecciones de historia de las Universidades, Civitas, Madrid: 1987.GARROTE, VIRGINIA . «Historia de las Universidades I, La Universidad medieval», Revista del Hospital Italiano de Buenos Aires, Vol. 25, diciembre 2005.JAMESON, FREDRIC.Ensayos sobre el posmodernismo, Imago Mundi, Buenos Aires:1991.LYOTARD, JEAN F. La condición postmoderna, Planeta, Buenos Aires: 1993.PUIGRÓS, RODOLFO. El feudalismo medieval, CEAL, Buenos Aires: 1972.RIVEROS, LUIS. «La Universidad en el siglo XXI», Revista Chilena de Administración Pública, Vol. II, N. 6, Santiago de Chile: 2005.ROA, ARMANDO. Modernidad y Posmodernidad, coincidencias y diferencias fun- damentales, Andrés Bello, Santiago: 1995.SCHAPOSNIK, EDUARDO. La nueva reforma universitaria, UNR, Rosario: 1985. 37
  38. 38. VIRILIO, PAUL. El arte del motor, Manantial, Buenos Aires: 1996.ZORRILLA, RUBÉN. Sociedad de alta complejidad. Grupo Editor Latinoameri- cano, Buenos Aires: 2005.38
  39. 39. SOPHIA, PHYLOSOPHIA Y CARRERA DE FILOSOFÌAPresencia de la Carrera de Filosofía en la Facultad de Artes y Ciencias y en la Universidad Catolica de Salta Roberto Rafael Toledo Introducción A lo largo de la historia del pensamiento y de las ideas muchas vecesse han declarado obsoletas o perimidas –con manifiesta intención dehacerlas desaparecer–, algunas disciplinas o tópicos de disciplinas, dan-do argumentos que únicamente sostienen cosas como que «lo anteriorsolo sirvió para una época, o para un hombre específico, o un modo deser en particular, y en el mejor de los casos sirvieron para un modo depensar»; otras sobreviven en archivos simplemente porque no se laspudo destruir; otras se lucen como patrimonio del pensamiento detrásde una vitrina, y en todos los casos se las remite al pasado donde tuvie-ron un protagonismo singular pero sin relación alguna con las exigen-cias y premuras del presente. El conocimiento por el conocimiento mismo, tan buscado yapreciado en otro momento, pareciera que ya no es objeto de interés ypasó a ser un producto más que la sociedad consume en cuanto es uti-litario, de la misma manera que consume los que ofrece la publicidaddel ‘ya’. Algo así como: conozca ‘ya’, porque el ‘ya’ vende, el ‘ya’ otorgaventajosos beneficios, y si no se aprovecha el ‘ya’, se queda en el caminode los desinformados o desactualizados. La máxima «Conócete a ti mismo» que representó el gran desafío de laantigüedad, hoy quizás para muchos signifique una pérdida de tiempo por- 39
  40. 40. que para eso ya se tendrán ochenta años y habrá tiempo de reflexión (almenos eso cree un vasto número de ‘reflexólogos’, ‘opinólogos’, y pseudosfilósofos para quienes pensar sobre uno mismo es cosa de viejos). Reducida la pretensión de conocer por conocer, el hombre de hoyparecería convencerse más con esta nueva propuesta: «aprender a cono-cer» (aunque más no sea el mundo que lo rodea, si de lo inmediato setrata). Sin embargo –y aunque esto a primera vista puede parecer contra-dictorio con lo que se acaba de afirmar– desde lo más profundo de laconciencia un llamado permanente despierta la necesaria existencia de«algo» seguro (en el orden del conocer y el saber), sobre el cual pivotarla vida y los actos humanos; hoy el hombre reclama certezas maduras yreferencias consolidadas a modo de patrones o matrices para reinsertarlas múltiples informaciones que recibe y basarse en las decisiones quedebe tomar. Conocer, y conocer bien, parece ser un privilegio cuandoes una tarea universal de toda persona por ser una actividad inherente ala propia naturaleza humana. Sophia fue y es el alma de la vida universitaria, phylosophia es unadisciplina para vivir y comprometerse en la vida universitaria (quizás lamás noble de todas), y la carrera de filosofía un ‘taller’ donde –entre otrascosas– se brindan herramientas para un correcto desenvolvimiento aca-démico. Sophia implica totalidad en el sentido pleno del término, sophia todo loabarca, todo lo investiga, todo lo transmite. Sophia es principio vital de cual-quier estructura académica. Puede haber mucha información, mucho co-nocimiento, pero sin sabiduría no hay auténtico conocimiento. Phylosophia es esa actividad intelectual y académica que cada filósofose encarga de desarrollar para que la comunidad de colegas se encarguede criticar, compartir o rechazar, es decir hacerla pública en el diálogo.Tal es la variedad de conceptos de phylosophia que hasta el tango argenti-no la recuerda y la aprende en «la calle y en las vueltas de la vida». La Carrera de Filosofía es una organización académica que planificay pone en marcha los dispositivos necesarios para la formación en las40
  41. 41. áreas de la phylosophia a interesados en el conocimiento filosófico queobtienen un título que los habilite para continuar con la tarea docentey/o de investigación o para llegar a convertirse, porqué no, en grandesfilósofos (¡ojala!). Este trabajo aborda una «lectura crítica» del Plan de la Carrera deFilosofía (reforma 2007) desde la interdisciplinariedad y la integracióndel saber como así también intenta mostrar la importancia y la actuali-dad de los estudios filosóficos en la universidad en general, en el con-vencimiento de que éstos ‘echan luces’ sobre la vida universitaria entorno a las distintas carreras de la UCASAL (y de nuevo allí el encuentrocon la interdisciplinariedad y la integración de saber). Supuesto generalpara todo el desarrollo del trabajo es: la carrera de filosofía vinculada asophia y phylosophia no puede ni debe mantenerse al margen de lasdisciplinas todas (universitas). Teniendo en cuenta los objetivos y en la convicción de que el cono-cimiento constituye la clave de bóveda de la actividad universitaria, serealiza luego una síntesis de la historia de la Carrera de Filosofía dentrode la UCASAL. De allí se esboza el concepto de interdisciplinariedad eintegración del saber para realizar una lectura crítica del Plan 2007.Posteriormente una valoración de los estudios filosóficos en la universi-dad, y finalmente una propuesta concreta. Breve reseña histórica de la Carrera de Filosofía La Carrera de Filosofía nace dentro de la Facultad Decana de laUCASAL, la Facultad de Artes y Ciencias, en el mismo momento que sefunda la Universidad. Al principio sólo se dictaban cursos esporádicos yextracurriculares (el plan de la Carrera de Filosofía obviamente estabain pectore). Recién en abril de 1967 comienzan a dictarse cursos regula-res, y precisamente corresponde a 1967 el primer plan de estudios. Losjesuitas fundadores conciben a la Facultad de Artes y Ciencias como unlugar de formación de recursos humanos; la base humanística y liberalde todas las otras carreras y facultades, entendiendo por liberal los estu- 41
  42. 42. dios estrictamente científicos y literarios o artísticos, no directamenteencausados a lo pragmático y específicamente profesional. Como en este trabajo se menciona la integración del saber, se con-sidera pertinente una reseña de su estructura curricular antecedente: losestudios generales. Los mismos pretendían un profesional formado integralmente comopersona y no como engranaje de un sistema productivo. La propuesta delos estudios generales se remonta a una antigua tradición de las universi-dades norteamericanas y europeas que aspiraban a formar profesionalescon las características supra descritas. Precisamente la Facultad de Artesy Ciencias sería la responsable de dichos estudios que se organizaron entres secciones: la de ciencias trascendentes (Matemáticas, Filosofía y Teo-logía), la de Ciencias Naturales (Física, Química y Biología), la de Huma-nidades y Ciencias Antropológicas (Literatura, Historia, Psicología y So-ciología). El Departamento de Estudios Generales fue el responsable deimpartir estos conocimientos dentro de la Universidad y su misión princi-pal consistió en iluminar el conocimiento disciplinar de todas la faculta-des y carreras. Todos los alumnos debían tener una base común mínimade conocimientos logrando así una visión integradora del saber comopaso previo a los estudios especializados. «Su metodología está centradaen la comprensión de los hechos y no en la aplicación técnica inmediata.Se trata de enseñar a pensar sin preocupación exclusiva por la informa-ción, enfocando el qué, el cómo y el por qué, y no sólo el para qué1 ». De este modo la Carrera de Filosofía nace como una necesidad paraformar docentes e investigadores responsables, entre otras cosas, dellevar adelante este ambicioso proyecto educativo. El primer Plan de laCarrera de Filosofía es reformado en 1977 para adecuar sus contenidosa las necesidades fundamentalmente pedagógicas del tiempo, ya que lasasignaturas específicas no difieren demasiado. Más tarde (año 1981) serealizan algunas modificaciones que no satisficieron totalmente, hasta1 UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SALTA, 1963-2003. Texto homenaje a los cuarenta añosde la UCASAL. 2003: 84-85.42
  43. 43. llegar al año 1986. Allí la Carrera de Filosofía da un salto importante yaque se incorporan al Plan de Estudios asignaturas que permiten la ense-ñanza de la filosofía en el entonces nivel terciario (hoy superior no-universitario), y en el nivel universitario. La reforma del plan vigente desde 1986 se presentó como una sen-tida necesidad del claustro docente en particular, y de las exigencias deltiempo que se vivía. De 1986 a 2007 múltiples acontecimientos desper-taron reflexiones en torno al conocimiento y al saber que la filosofíadebía abordar como un imperativo. Piénsese nada más en el fenómenode la globalización y la posmodernidad (con el instalado fin de los rela-tos), el paso al tercer milenio, el retorno a la búsqueda de un absoluto, laNew Age, veinte años de democracia en Argentina y estabilidad demo-crática en América Latina, el derrumbe de la torres gemelas en el paísdel norte y los cuestionamientos sobre las religiones en el mundo; en finuna serie de acontecimientos que la filosofía no puede ver pasar desdeuna ventana al calor de la estufa cartesiana. Originalmente el nuevo plan no se pensó exclusivamente desde lainterdisciplinariedad aunque sí se tuvo en cuenta que la filosofía es unadisciplina transversal dentro de la variedad de carreras universitarias,por lo tanto no se podía obviar una cuestión tan actual como lainterdisciplinariedad. De hecho la UCASAL imparte conocimientos filo-sóficos a todos los alumnos de primer año de la totalidad de las carreras,con el objeto de que conozcan la estructura del pensamiento humano,requisito fundamental para abordar disciplinas específicas y así: … desde las tareas de investigación interdisciplinar y en equipo con el Instituto para la Integración del Saber ha de hacerse posi- ble la articulación epistemológica de cada asignatura de una disciplina. Se trata de develar en cada una de ellas los tópicos que actúan como supuestos filosóficos y teológicos, y de explicitarlos en su propio nivel epistémico, tanto en las relacio- nes que guardan como en el papel que desempeñan respecto a los principios propios de dicha disciplina, remitiendo su discu- 43
  44. 44. sión específica al correspondiente ámbito filosófico o teoló- gico 2. En los Fundamentos de este Plan 2007 (en cuya elaboración se con-tó con el asesoramiento de la Prof. Elena Teresa José), se lee: La Universidad es un ámbito privilegiado en la construcción del conocimiento, y no puede limitarse a ser una yuxtaposición de Facultades, Institutos y Carreras, sino que está llamada a ser una institución que impacte fuertemente en la transformación de la sociedad, intentándolo todo (como dice nuestro lema). En todas sus acciones procura la consecución de un mundo mejor a través del sostenimiento de «los principios democráticos de igualdad y libertad, el respeto por la ética, la justicia, la tolerancia, rechazan- do toda forma de discriminación y garantizando a sus miembros la libertad académica, los derechos de la persona y de la comuni- dad dentro de las exigencias de la verdad y el bien común. (http://www.ucasal.net/index.htm). Siendo la Filosofía una disciplina crítica que cuestiona y busca los fundamentos de la realidad, del conocimiento de la misma, y del obrar, tiene la enorme responsabilidad de asumir un rol protagónico ante la fragmentación y la desarticulación del saber y la superespecialización que nos ha llevado a una ideología tecnocrática cada vez más deshumanizante. Esta desarticulación del saber constituye uno de los problemas más angustiosos de la cultura actual en la que, como en una nue- va Babel, el lenguaje de cada ciencia resulta cada vez más hermé- tico e impenetrable para los demás. De ahí surge en parte la enor- me confusión y perplejidad que agobian al hombre moderno en2 J. R. Méndez, De la interdisciplinariedad a la integración del saber, Seminario sobre lasUniversidades, Salta, junio de 2000.44
  45. 45. su afán por encontrarle sentido al mundo y a sí mismo. Por ello, una de las tareas más urgentes, consiste en recuperar de entre los fragmentos, la visión total de la realidad. (Peña B., Luis Bernar- do, 2000, Conferencia X, UCASAL, p. 10) En este contexto la Filosofía, como disciplina y como actividad, está llamada a ordenar una de las profundas tramas en la que se afirma el espíritu de la Institución. Y es en este sentido también que la Carrera de Filosofía deberá sostener una constante articu- lación en la generación de ideas y actividades con las distintas áreas (filosofía, teología, doctrina social, y ética) del Instituto para la Integración del Saber. A través de un análisis abarcativo y particularizado, luego de veinte años de vigencia del Plan de Estudios vigente a la fecha se evi- dencia la necesidad de actualizar el mismo dadas una cantidad de cambios sociales, educativos, tanto locales como globales. Vivi- mos en una nueva sociedad del conocimiento, de nuevos paradigmas gnoseológicos, nuevas visiones del hombre y del mundo que exigen nuevas for mas de razonar, nuevas metodologías de enseñanzas, y nuevas metodologías del pensa- miento. 3 El paso de la interdisciplinariedad a la integración del saber, unalectura crítica del Plan 2007. ¿Qué se entiende por «interdisciplinariedad»? Se trata de un neolo-gismo con prehistoria que corresponde a una tesis de la unidad del saberengastada dialécticamente con la antítesis de la fragmentación científica ori-ginada en la Revolución científica del siglo XVI. ¿Qué se entiende por «integración del saber»? Para evitar confusio-nes respecto a lo que es la integración del saber, conviene decir lo quéno es; no es un nuevo paradigma científico, no es un método científico3 Plan de la Carrera de Filosofía 2007. Facultad de Artes y Ciencias de UCASAL,enviado al Ministerio de Educación de la Nación. 45
  46. 46. entre otros, no es la solución definitiva frente al caos que originó lafragmentación y la especialización del saber; pues debe pulir muchasaristas aun y ganarse un lugar en el concierto de las teorías científicas. Síes un modo de abordar la realidad en su totalidad, sí es un modo deconocer abarcativo y seguro, pues se fundamenta en principios univer-salmente reconocidos y válidos (los que aporta la filosofía), sí ofrece unhorizonte sin fronteras (a través del aporte de los tópicos teológicos,inagotables, novedosos, desafiantes). En definitiva; no es una cuestiónresuelta definitivamente. A continuación se transcribe la idea de integración del saber ex-puesta en el Seminario sobre las Universidades perteneciente al PadreMéndez, citado más arriba (obsérvese lo remarcado con negrita): Las conexiones epistemológicas intrínsecas, legitimadas por la doctrina de la subalternación de los saberes, tienen un presu- puesto metafísico implícito: la unidad-continuidad de la realidad. Que se produzcan las sinapsis epistemológicas denunciadas, a partir de los problemas concretos o a partir del propio estudio, obedece a que el objeto de estudio es siempre lo real, abordado desde distintos ángulos. Pero, a medida que se lo recorre en su estructura, cualquiera haya sido el punto de partida, se producen las convergencias. La unidad de lo real no es otra cosa que la unidad del ser que estudia la metafísica. Para operar las ciencias y las técnicas supo- nen un dato del sentido común universal que es la unidad de la realidad. La multiplicidad de los entes (diversificados por su esen- cia), se articula en grados de participación del ser que se mantie- nen en perfecta continuidad entre sí, sólo discontinuada por la diferencia metafísica entre los entes finitos y el Ser Infinito. Este principio de la continuidad metafísica en la unidad de lo real, dentro del ámbito finito, se articula a su vez en la misma unidad de modo diverso en la discontinuidad con el Infinito ex- presándose en la analogía. La continuidad metafísica, al mis-46
  47. 47. mo tiempo que ofrece la vía de la unidad de lo real comocamino para la unidad integral de conocimiento, mantienela diversa pluralidad formal de lo real y la respectiva diver-sa pluralidad formal de los saberes y de sus métodos.De esta manera la posibilidad de la integración del saber se en-cuentra en el trasfondo metafísico último que recoge la unidadobjetiva de lo real y la unidad subjetiva del cognoscente humano.Esta posibilidad es compleja y desafiante pero respetuosa y ver-dadera, sin la fantástica pretensión analítica de imponer unúnico método que unifique lo real. Se trata de unir en ladistinción, no de disolver en la identidad por la uniformi-dad de un constructo impuesto de modo reduccionista, quedesde el método disuelva el objeto por la homogenizaciónde los contenidos. Tampoco se trata de subsumir en unsistema (al modo hegeliano), donde la unidad sea el puntode partida.La unidad del saber humano es una conquista, el mismofundamento metafísico de esta integración también es unaconquista y no un a priori absoluto.El objetivo de la integración del saber se revela no sólo es-trictamente pertinente para la universidad por su vocaciónde estudio de la realidad como tarea antropológica, sinocomo el principio de su estructuración académica y fun-cional.La visión que ofrece el panorama actual de desintegraciónepistemológica muestra que la pérdida de este objetivo sapiencialconlleva a una desorientación en el diseño y funcionamiento delas estructuras académicas, donde frecuentemente terminanactuando como principio organizador las razones econó-micas o políticas.Como lo han visto varios autores, la empresa de la integra-ción del saber tendrá su efecto benéfico sobre la estructurauniversitaria, superando las divisiones inconexas y 47
  48. 48. esterilizantes que retroalimentan el autismo de la multipli- cidad de disciplinas separadas entre sí, cada una con su fragmento, artificiosamente establecido, de verdad y reali- dad. Por ello, si bien la filosofía y la teología necesitan su propia uni- dad académica porque tienen su propio objeto y su método como disciplinas claramente constituidas, no se satisface así la exigen- cia universitaria de la integración del saber. Es necesaria una unidad académica cuyo objeto propio sea la investigación y la docencia del saber integrado. En este documento asimismo se esboza la interesante idea de la«modalización»: La modalización significa recoger de la disciplina perti- nente (v. gr. ciencias jurídicas, economía, etc...) los proble- mas que la misma plantea y que exceden su propio nivel epistémico, reclamando su discusión en el nivel filosófico o teológico. Una lectura crítica del Plan 2007 a la luz de la interdisciplinariedad y la integración del saber Los supuestos subyacentes del mismo describen claramente que nose trata de un plan endogámico sino todo lo contrario; la apertura aotras disciplinas es una de sus características, y aquí se reflejan clarosvestigios de la interdisciplinariedad: «El presente «Plan de la Carrera de Filosofía» se sustenta en una concepción de currículo como una idea pedagógica que tiende al desarrollo del logro de competencias que ayuden al sujeto a pen- sar, a construir ideas, a reflexionar sobre ellas, a establecer rela- ciones metacognitivas, y aportar propuestas significaficativas y48
  49. 49. que sirvan para transformar situaciones sociales, como asimis- mo mostrar el valor agregado (plusvalía) implícito en toda cien- cia. De ningún modo ignora la importancia del currículo explíci- to y que identifica la formación universitaria dentro de nuestra Casa, ya que considera que es el que le da sentido y espíritu al currículum en su integralidad. Es por eso que se explicitan algu- nas ideas básicas que se presuponen en el Plan. Quienes sean llamados a implementarlo (autoridades, cuerpo docente, comi- siones, etc.), como así también los estudiantes, mantendrán cons- tante diálogo para evaluar la integración, coherencia y consecu- ción de los propósitos, aportando ideas y acciones para su cons- tante mejoramiento. El Plan supone además que más allá de la formación profesional de excelencia acerca de los conocimientos específicos de la Ca- rrera de Filosofía –por cierto valiosos por sí mismos– éstos tam- bién deben servir como vehículos para lograr saberes y capaci- dades más profundos al momento de estar frente al proceso de enseñar. Los saberes filosóficos no deben orientarse a un mode- lo reproductivo de información, sino transformador, que impli- que además del dominio de contenidos conceptuales filosóficos, aptitudes para el logro de diversos tipos de aprendizaje: apren- der a ser; aprender a aprender y comprender; aprender a hacerse; aprender a trabajar; producir, crear; aprender a convivir y participar; aprender a comprometerse; aprender a ser responsable.4 Y aprender a enseñar. Estamos frente a un plan consultado, comparado y consensuado entre los docentes con mayor experiencia dentro de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad Católica de Salta. Además se consultó a las distintas carreras que abrevan conocimientos4 Con la introducción de leves modificaciones, esta clasificación sobre los ‘aprenderes’fue tomada de la Conferencia XXIII – «Más allá del currículo de Alfonso BorreroC»., S.J. – U.C.S., 2000. 49
  50. 50. de la filosofía como son las carreras vinculadas al área de educa- ción, derecho, trabajo social, y aquellas que en sus planes de es- tudios incluyen la asignatura de ética profesional. Todos estos saberes estarán orientados bajo imperativos axiológicos, éticos, epistemológicos, sociales, pedagógicos, investigativos y prácticos que tiendan a construir una sociedad más humana, justa, equitativa, solidaria, tolerante y pacífica en la que el saber y el poder no estén al servicio de la dominación, sino del desarrollo material y espiritual del hombre5.» Asimismo los objetivos que se propone alcanzar el nuevo Plan nodescuidan en absoluto la idea del diálogo interdisciplinar y la integra-ción del saber. Son entre otros los siguientes: «Formar profesionales para ejercer la docencia y la investigación, que elaboren y pongan en práctica propuestas de trabajo, para el desarrollo de contenidos de la filosofía, en el sistema educativo formal (en los diferentes niveles), dentro de otros ámbitos aca- démicos (en vistas a la interdisciplinariedad), dentro de ám- bitos sociales, como así también en el ámbito no formal. Formar profesionales científicamente capacitados para el diá- logo interdisciplinar y que puedan iluminar en base a prin- cipios filosóficos las distintas situaciones e instituciones que acompañan la vida del hombre hoy. Formar profesionales docentes capaces de aportar al sistema educativo contemporáneo una visión del hombre, del cosmos y de Dios como tópicos inseparables de cualquier propues- ta educativa. Formar profesionales social y culturalmente capacitados5 Extractado del Plan de la Carrera de Filosofía 2007 de la Facultad de Artes yCiencias de la UCASAL, enviado al Ministerio de Educación de la Nación.50
  51. 51. para participar activamente en equipos interdisciplinarios. Promover instancias de movilidad curricular que posibili- ten la circulación de saberes en forma interdisciplinaria e integradora. Promover la formación de profesionales que se desempeñen en funciones de asesoramiento, conducción y organización en distintos ámbitos. Formar profesionales conocedores de los procesos históricos que con sentido crítico puedan participar activamente en los dis- tintos cambios y adecuaciones sociales, que demande la realidad provincial, regional y nacional. Favorecer la formación de profesionales que promuevan la or- ganización y dirección de líneas de acción para ejecutar investi- gaciones tendientes al logro de parámetros científicos dentro del ámbito de la filosofía. Promover la formación del profesional con un profundo sentido ético y cristiano, que lo comprometa como un verda- dero agente de cambio en la sociedad 6.» Dejando de lado las asignaturas pedagógicas, forman parte del Plan2007 las siguientes:Introducción a la FilosofíaLengua Clásica ILógica y Pensamiento CríticoHistoria de la Filosofía Antigua y Lectura e Interpretación de Autores de Textos de la Filosofía AntiguaIntroducción a la PsicologíaTeología IHistoria de la Filosofía Medieval y Lectura e Interpretación de Auto- res de Textos de la Filosofía Antigua Medieval6 Idem. 51
  52. 52. Lengua Clásica IIFilosofía de la NaturalezaAntropología FilosóficaFilosofía de la EducaciónTeología IIHistoria de la Filosofía Moderna Lectura e Interpretación de Autores de Textos de la Filosofía Antigua ModernaÉticaEstéticaFilosofía de la HistoriaGnoseologíaDoctrina Social de la IglesiaHistoria de la Filosofía Contemporánea y Lectura e Interpretación de Autores de Textos de la Filosofía ContemporáneaMetafísica I (Ontología)Filosofía de la CienciaFilosofía del LenguajeÉtica AplicadaTaller de Diseño de Tesis (metodología de inv. Científica)Pensamiento Argentino y LatinoamericanoMetafísica II (Teología Natural)Filosofía de la ReligiónFilosofía Social y PolíticaEspacio Curricular de Configuración Alternativa IEspacio Curricular de Configuración Alternativa IITesis Durante el dictado de la asignatura Filosofía I y II a lo largo del añoacadémico 2008 se impartió un Seminario sobre la Integración del Saber conel objeto de hacer conocer a los alumnos la importancia del fenómenomoderno de la explosión del saber y la consecuente fragmentación delmismo. Allí se mostró con claridad las ventajas y desventajas de la espe-cialización. Un recorrido por la historia de la ciencia la asocia con el52

×