Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
INSTITUCIONES	
  DE	
  LA	
  UNIÓN	
  EUROPEA	
  
Departamento	
  de	
  Derecho	
  Administrativo	
  
	
  
	
  
	
  
	
  
...
la	
  Corona,	
  y	
  por	
  extensión	
  contra	
  el	
  Gobierno.	
  
A	
  su	
  vez	
  el	
  4	
  de	
  Agosto	
  de	
 ...
 
2ª	
  Cuestión:	
  Significado	
  y	
  Alcance	
  de	
  la	
  primacía	
  del	
  Derecho	
  Comunitario.	
  
	
  
En	
  ...
2º-­‐	
  Si	
  la	
  norma	
  interna	
  incompatible	
  es	
  posterior	
  a	
  la	
  norma	
  de	
  la	
  Unión,	
  la	
...
3ª	
   Cuestión:	
   Aplicación	
   del	
   Derecho	
   de	
   la	
   UE	
   por	
   parte	
   de	
   los	
   órganos	
   ...
Y	
  para	
  exigir	
  que	
  se	
  cumpla	
  el	
  principio	
  de	
  tutela	
  judicial	
  efectiva	
  en	
  cada	
  uno...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Sentencia factortame

2,033 views

Published on

Comentario sobre la sentencia Factortame y sus consecuencias en el Derecho de la Unión Europea.

Cuestiones relativas a Primacía del Derecho Comunitario, Aplicabilidad Directa y Principio de Cooperación entre los países miembros de la Unión son tratados brevemente en este artículo.

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sentencia factortame

  1. 1. INSTITUCIONES  DE  LA  UNIÓN  EUROPEA   Departamento  de  Derecho  Administrativo               GONZALO  GONZÁLEZ  DE  AGUILAR  FERNÁNDEZ   COMENTARIO  DE  LA  SENTENCIA  FACTORTAME     Cuestiones  a  tratar:   1.-­‐Significado  y  alcance  de  la  eficacia  directa  del  Derecho  Comunitario  (hoy  Derecho  de  la   UE)   2.-­‐Significado  y  alcance  de  la  primacía  del  Derecho  Comunitario  (hoy  Derecho  de  la  UE)   3.-­‐Aplicación   del   Derecho   de   la   UE   por   parte   de   los   órganos   jurisdiccionales   nacionales   y   principio  de  la  tutela  judicial  efectiva.     _  _  _     Resumen  de  hechos.   El  1  de  Diciembre  de  1988  entra  en  vigor  la  Merchant  Shipping  Act  adoptada  por  el  parlamento   británico.  Esta  ley  endurece  las  condiciones  que  se  exigen  para  que  un  buque  de  pesca  pueda   inscribirse  en  un  nuevo  registro  que  se  instituye.   Varias  sociedades  (entre  otras,  Factortame)  impugnan  la  compatibilidad  de  esta  ley  mediante   contencioso-­‐administrativo  el  día  16  de  Diciembre  de  1988;  solicitan  también  la  adopción  de   medidas   cautelares   para   dejar   sin   efecto   dicha   norma   hasta   que   recaiga   sentencia.   La   Divisional   Court   de   la   Queen’s   Bench   Division   decide   plantear   una   cuestión   prejudicial,   al   tiempo   que   acepta   que,   como   medida   provisional,   se   suspenda   la   aplicación   de   la   ley   a   los   demandantes.   La  Court  of  Appeal  revoca  la  medida  cautelar  basándose  en  que  los  órganos  jurisdiccionales  no   tienen  la  facultad  de  suspender  provisionalmente  la  aplicación  de  las  leyes,  máxime  cuando   existe  una  norma  de  la  Common  law  británica  que  impide  ejercer  medidas  provisionales  contra  
  2. 2. la  Corona,  y  por  extensión  contra  el  Gobierno.   A  su  vez  el  4  de  Agosto  de  1989  la  Comisión  plantea  un  recurso  por  incumplimiento  de  Reino   Unido  de  la  normativa  europea  ante  el  TJUE.   Una   vez   hecho   el   resumen   de   hechos,   quiero   aclarar   que   el   caso   Factortame   en   el   que   basamos  nuestra  PEC  abre  dos  procesos  paralelos  con  base  común,  la  interpretación  que  Reino   Unido  hizo  sobre  la  eficacia  directa  del  Derecho  comunitario  y  su  primacía  sobre  el  Derecho   nacional.     1ª  Cuestión:  Significado  y  Alcance  de  la  eficacia  directa  del  Derecho  Comunitario     La  noción  de  eficacia  directa  ha  sido  deducida  mediante  una  metodología  interpretativa  de  los   Tratados   basada   en   su   espíritu,   su   economía   y   sus   términos,   es   decir,   sirviéndose,   en   particular,   de   los   métodos   de   interpretación   sistemático   y   teleológico,   mostrando   la   coherencia  y  los  objetos  de  la  norma  en  el  marco  de  las  finalidades  últimas  de  los  Tratados.   Dicha  eficacia  directa  fue  tempranamente  consagrada  por  el  Tribunal  de  Justicia  de  la  Unión  en   la  sentencia  Van  Gend  en  Loos  del  5  de  febrero  de  1963  por  la  cual  se  declara  que  el  Derecho   europeo  no  solo  genera  obligaciones  para  los  Estados  miembros,  sino  también  derechos  para   los  particulares.   Las  consecuencias  del  efecto  directo  a  la  luz  de  la  citada  sentencia  Van  Gend  en  Loos  son  las   siguientes:   1o)   Que   las   normas   de   los   Tratados   pueden   producir   efectos   jurídicos   (derechos   y   obligaciones)  inmediatos,  por  sí  mismos,  sin  precisar  normas  nacionales  para  su  aplicación  o   sin  que  estas  sean  un  obstáculo  para  su  aplicación.   2o)  Que  los  particulares  puedes  hacer  valer  ante  los  poderes  públicos  nacionales  los  derechos   que   se   deriven   de   las   normas   de   la   unión,   dichos   poderes   deben   asegurar   el   respeto   a   las   obligaciones  asumidas  por  los  Estados  en  los  Tratados  y  proteger  los  derechos  individuales.   En   consecuencia,   y   haciendo   uso   de   tal   jurisprudencia,   la   compañía   Factortame   está   totalmente  legitimada  para  recabar  estos  derechos  para  sí,  invocando  directamente  normas   europeas  antes  las  jurisdiccionales  nacionales.   Para   completar   un   poco   más   el   punto   uno,   y   dejando   para   las   siguientes   preguntas   el   desarrollo  y  explicación  de  principios  como  el  de  cooperación  leal  o  las  atribuciones  que  el  TUE   confiere   a   la   Comisión   para   la   vigilancia   y   cumplimiento   de   los   Tratados   temas   todos   ellos   importantes,  pero  que  pueden  ser  mas  interesantes  en  el  desarrollo  de  las  preguntas  sobre   tutela  judicial  efectiva  o  el  principio  de  primacía,  explicaremos  siguiendo  el  guión  escrito  por   Linde  Paniagua  en  su  manual,  la  diferencias  existentes  entre  efecto  directo  vertical  y  efecto   directo  horizontal.   El   primero   de   ellos   interviene   en   las   relaciones   entre   los   particulares   y   el   Estado,   lo   que   significa  que  un  particular  puede  prevalerse  de  una  norma  europea  frente  al  Estado.   El  segundo,  efecto  directo  horizontal,  interviene  en  las  relaciones  entre  particulares,  lo  que   significa  que  un  particular  puede  prevalerse  de  una  norma  europea  frente  a  otro  particular.  
  3. 3.   2ª  Cuestión:  Significado  y  Alcance  de  la  primacía  del  Derecho  Comunitario.     En   el   caso   Factortame,   los   tribunales   británicos   adoptan   medidas   provisionales   y   dejan   suspendida   la   aplicación   de   la   Merchant   Shipping   aún   existiendo   una   antigua   norma   de   la   Common  Law  que  impedía  concederse  medidas  provisionales  contra  la  Corona  y  esperan  que   el  TJUE  se  pronuncie  sobre  los  diferentes  aspectos  interpretativos  que  entraban  en  colisión  en   el  caso.   La   cuestión   prejudicial   se   contempla   en   el   artículo   177   de   la   CEE   (inspirado   en   el   antiguo   articulo   41   del   Tratado   de   la   CECA)   y   faculta   en   exclusiva   al   Tribunal   de   Justicia   para   pronunciarse  sobre  la  validez  de  los  acuerdos  de  la  Alta  Autoridad  y  del  Consejo  en  caso  de   que  se  cuestione  ésta  en  un  litigio  ante  un  Tribunal  nacional.   El  13  de  Marzo  de  1989  la  Secretary  of  State  for  Transport  recurre  en  apelación  éstas  medidas   provisionales   y   posteriormente   la   Comisión   plantea   un   recurso   por   incumplimiento   de   la   normativa  comunitaria  por  parte  de  Reino  Unido  el  4  de  Agosto  de  1989,  pues  entiende  que  el   artículo   14   de   la   Merchant   Shipping   viola   lo   dispuesto   en   el   Tratado   CEE,   al   establecer   requisitos  de  nacionalidad,  de  residencia  y  de  domicilio  contrarios  a  los  artículos  7,  52  y  221.   En  aclaración  a  este  recurso,  podemos  decir  que  el  artículo  17.1  TUE  confía  a  la  Comisión  la   vigilancia  del  cumplimiento  de  las  disposiciones  de  los  Tratados  y  del  derecho  derivado  y  el   artículo   258   TFUE   lo   faculta   para   demandar   ante   el   TJUE   por   incumplimiento   al   Estado   infractor.   Ciertamente  la  Comisión  no  tiene  un  poder  exclusivo  de  control  del  cumplimiento  del  Derecho   de  la  Unión,  pero  su  misión  de  control  tiene  unos  caracteres  propios  que  lo  diferencian  de  la   vigilancia  que  realizan  otros  órganos  de  la  UE.  Para  desempeñar  esta  atribución  la  Comisión   está   dotada   de   medios   adecuados   que   le   permiten   conocer   y   exigir   la   aplicación   de   dichas   normas.   El   Tribunal   de   Justicia   estima   el   recurso   de   la   Comisión   mediante   auto   el   10   de   1989,   atendiendo  a  los  principios  de  primacía  del  Derecho  comunitario.   Este  principio  garantiza  la  superioridad  del  Derecho  europeo  sobre  los  Derechos  nacionales.  Se   trata  de  un  principio  fundamental  del  Derecho  europeo.  Tal  principio  no  está  inscrito  en  los   tratados,  pero  ha  sido  consagrado  por  TJUE  en  varias  ocasiones.  La  primera  de  ellas  data  del  15   de  1964  en  el  caso  Costa  contra  Enel.   En  la  referida  sentencia,  el  Tribunal  declara  que  el  Derecho  procedente  de  las  instituciones   europeas  se  integra  en  los  sistemas  jurídicos  de  los  Estados  miembros  y  que  están  obligados  a   respetarlos.   Los  efectos  que  la  Primacía  del  Derecho  produce  se  deducen  de  la  sentencia  Simmenthal  de  9   de  Marzo  de  1978  en  la  que  se  declara  que:   1º-­‐  Si  la  norma  interna  incompatible  es  anterior  a  la  norma  de  la  Unión,  ésta  hace  inaplicable   de   pleno,   desde   su   entrada   en   vigor,   toda   disposición   contraria   a   la   legislación   nacional.   Es   decir,   excluye   la   aplicación   de   la   norma   interna   anterior   y   prevalecerá   la   norma   de   la   UE   posterior.  
  4. 4. 2º-­‐  Si  la  norma  interna  incompatible  es  posterior  a  la  norma  de  la  Unión,  la  vigencia  de  ésta   última  impide  la  formación  válida  de  nuevos  actos  legislativos  nacionales  en  la  medida  en  que   fueran  incompatibles  con  las  normas  comunitarias.   3º-­‐  Ya  sea  la  norma  interna  anterior  o  posterior,  el  órgano  judicial  no  debe  esperar  a  que  la   norma  interna  incompatible  sea  derogada  ni  debe  plantear  cuestión  de  constitucionalidad.   4º-­‐  Y  por  último,  el  juez  del  litigio  concreto  puede  y  debe  excluir  la  norma  interna  y  aplicar  la   norma  de  la  Unión.   Al  ser  el  Derecho  europeo  superior  al  Derecho  nacional,  el  principio  de  primacía  garantiza  una   protección  uniforme  de  todos  los  ciudadanos  en  el  territorio  de  la  UE.   En   cuanto   a   la   segunda   parte   de   la   pregunta,   el   alcance   este   principio   sobre   los   Derechos   nacionales  es  absoluta.  Todos  los  actos  europeos  con  carácter  obligatorio  se  benefician  de  él,   tanto  si  proceden  del  Derecho  primario  como  del  Derecho  derivado.   Del   mismo   modo,   todos   los   actos   nacionales   quedan   sujetos   a   este   principio   con   independencia   de   su   naturaleza,   ley,   reglamento,   decreto,   resolución,   circular,   etc.   Es   irrelevante   que   estos   textos   procedan   del   poder   ejecutivo   o   del   poder   legislativo.   El   poder   judicial   está   igualmente   sujeto   al   principio   de   primacía,   la   jurisprudencia   debe   acatar   el   derecho  de  la  Unión.   Y  por  último,  las  múltiples  sentencias  que  el  TJUE  ha  dictado  en  los  últimos  años  deja  claro  que   las  constituciones  nacionales  también  están  sujetas  a  él.   Cerrando  ya  el  punto  dos  quisiera  resumir  cuatro  puntos  básicos  sobre  los  que  se  asienta  el   principio  de  primacía.       -­‐    La   fuerza   obligatoria   de   la   Unión   no   puede   varias   de   un   Estado   a   otro.   STC   9   de   Marzo  de  1978.         -­‐    El   carácter   obligatorio   de   las   normas   de   Derecho   derivado   previsto   en   el   288   del   TFUE.  Reglamento,  Directiva  y  Decisiones.         -­‐    El  compromiso  de  cooperación  leal  (del  que  ahora  hablaremos)  en  el  cumplimiento   del  los  tratados  y  del  Derecho  derivado,  aceptado  por  todo  miembro,  lo  que  les  obliga   a   abstenerse   de   toda   medida   susceptible   de   poner   en   peligro   la   realización   de   los   objetivos  de  los  Tratados.  Asunto  Zwartveld,  Auto  13/7/1990.         -­‐    Los   Estados   miembros   han   aceptado   que   los   Tratados   y   el   Derecho   derivado   se   apliquen  sin  discriminación  basada  en  la  nacionalidad  de  los  particulares.  Es  decir,  que   no  se  den  tratos  a  favor  a  los  nacionales  de  los  Estados  miembros  y  sean  todos  iguales   ante  las  normas  UE.                
  5. 5. 3ª   Cuestión:   Aplicación   del   Derecho   de   la   UE   por   parte   de   los   órganos   jurisdiccionales   nacionales  y  principio  de  la  tutela  judicial  efectiva.         Para   responder   con   claridad   a   tercera   pregunta,   me   gustaría   empezar   explicando   qué   es   el   principio  de  cooperación  leal.    Este  principio  rige  con  carácter  general  en  la  totalidad  de  las   relaciones   entre   los   Estados   y   la   Unión.   Es   un   principio   constitucional   porque   refleja   la   estructura   política,   jurídica   y   económica   de   la   UE   y   facilita   la   organización   de   los   poderes.   Siempre   ha   estado   expreso   en   los   Tratados   desde   la   fundación   misma   de   las   Comunidades   Europeas   en   1951   y   1957.    El   artículo   4.3   TUE   (antiguo   artículo   10   TCEE)   es   una   expresión   formal   de   ese   principio   y   de   él   se   derivan   3   deberes   generales:    1o-­‐   Colaboración   activa   o   deber  de  adopción  de  todas  las  medidas  generales  o  particulares  aprobadas  para  asegurar  el   cumplimiento  del  Derecho  de  la  Unión.  Cada  Estado  miembro,  debe  asegurar  la  plena  eficacia   de  las  disposiciones  de  la  Unión.    2o-­‐  Deber  de  abstención  de  adoptar  toda  aquella  medida  que   pueda  poner  en  peligro  la  realización  de  los  fines  de  los  Tratados.  (Proviene  de  la  sentencia  ya   mencionada   Costa   contra   Enel)    3o-­‐   Deber   de   facilitar   toda   información   que   requieran   los   órganos   de   la   UE   para   el   adecuado   desarrollo   de   sus   misiones.    De   dicho   principio   de   cooperación  leal  que  obliga  a  asegurar  los  derechos  reconocidos  por  el  orden  común  y  que   hace  que  corresponda  al  Estado  miembro  determinar  el  procedimiento  jurídico  conducente  a   ese  resultado,  se  deriva  el  principio  de  autonomía  institucional  y  procedimental  por  el  cual  si   los   Estados   miembros   están   obligados   a   dar   plena   eficacia   a   las   normas   de   la   UE,   también   tienen  derecho  a  adoptar  las  medidas  necesarias  para  su  aplicación     De   los   anteriores   principios   de   cooperación   leal   y   autonomía   institucional   y   procedimental   nace  en  el  Derecho  comunitario  el  derecho  a  la  tutela  judicial  efectiva.   El  TJUE  ha  confirmado  que  los  particulares  deben  poder  disfrutar  de  una  tutela  judicial  efectiva   de   los   derechos   que   les   confiere   el   ordenamiento   comunitario,   ya   que   éste   derecho   forma   parte  de  los  principios  generales  de  Derecho  que  resultan  de  las  tradiciones  constitucionales   comunes  a  los  Estados  miembros.   Este   derecho   también   ha   sido   consagrado   en   los   art   6   y   13   del   Convenio   Europeo   para   la   protección  de  los  Derechos  Humanos  y  de  las  Libertades  Fundamentales  (sentencia  de  25  de   Julio  de  2002,  Unión  de  Agricultores  c.  Consejo)   Para   que   este   derecho   de   acción   o   tutela   judicial   efectiva   como   ha   consagrado   nuestra   Constitución  en  su  art  24.1  sea  posible  se  prevee  que:   1º-­‐  Es  competencia  de  los  jueces  nacionales  proteger  los  derechos  reconocidos  por  las  normas   de  la  Unión;  es  un  derecho  universal  al  juez  nacional.   2º-­‐  Todas  las  vías  procesales  internas  son,  en  principio,  susceptibles  de  servir  para  hacer  valer   derechos  fundamentales  en  el  derecho  de  la  Unión.   3º-­‐   El   acceso   a   las   vías   procesales   nacionales   no   podrá   hacerse   en   condiciones   menos   favorables  que  para  las  reclamaciones  fundadas  en  normas  internas  y  tampoco  en  condiciones   tales  que  hagan  prácticamente  imposible  el  ejercicio  de  los  derechos  conferidos  por  el  orden   jurídico  comunitario.  Es  el  llamado  principio  de  efectividad.   4o-­‐   En   cuarto   lugar,   toda   decisión   nacional   que   aplique   el   Derecho   de   la   Unión   debe   ser   motivada,  susceptible  de  control  jurisdiccional  y  que  ese  control  sea  efectivo.  El  denominado   “derecho  al  juez”  es  un  principio  esencial  de  la  Comunidad  de  Derecho.  
  6. 6. Y  para  exigir  que  se  cumpla  el  principio  de  tutela  judicial  efectiva  en  cada  uno  de  los  países   miembros  y  siendo  conscientes  de  que  el  TJUE  no  culmina  jerárquicamente  una  organización   judicial   única   o   común   de   la   que   formen   parte   los   órganos   jurisdiccionales   de   los   Estados   comunitarios,  se  establecen  los  siguientes  recursos:       -­‐    Recurso  por  incumplimiento,  como  el  promovido  por  la  Comisión  contra  Reino  Unido   y  del  que  ya  hemos  tratado.         -­‐    Recurso  de  amparo  ante  la  jurisdicción  constitucional  nacional  por  vulneración  de  los   derechos  fundamentales  a  la  tutela  judicial  efectiva  y  al  juez  predeterminado  por  la   ley.    Todo   un   sistema   de   garantías   procesales   que   permiten   al   ciudadano   europeo   (como  en  el  caso  de  Factortame)  recabar  en  beneficio  propio  el  derecho  comunitario  y   obtener  una  tutela  judicial  efectiva  en  los  órganos  jurisdiccionales  nacionales.     Una  sentencia  interesante  que  recoge  jurisprudencia  básica  para  el  buen  funcionamiento  de   los   sujetos   miembros   de   la   Unión   Europea   y   que   además   crea   nueva   Jurisprudencia   para   encauzar  los  futuros  litigios  de  responsabilidad  del  Estado  por  incumplimiento  del  Derecho  de   la  Unión  (tema  que  no  nos  ha  tocado  tratar  en  esta  PEC)   Esperando  que  esta  PEC  ofrezca  el  nivel  académico  esperado  le  saluda  atentamente  Gonzalo   González  de  Aguilar  Fernández.                 Bibliografía  consultada:   -­‐    Derecho  Comunitario  Europeo,  tratados  y  otros  textos,  Jurisprudencia  básica  del  TJUE.  Editorial  MC  GrawHill.   -­‐    El  Derecho  Comunitario  y  su  aplicación  Judicial.  Dirigido  por  Gil  Carlos  Rodríguez  Iglesias  y  Diego  J.  Liñan   Nogueras.  Editorial  Civitas.   -­‐    Instituciones  y  Derecho  de  la  Unión  Europea.  Araceli  Mangas  Martín  y  Diego  J.  Liñan  Nogueras.   -­‐    Principios  de  Derecho  de  la  Unión  Europea.  Enrique  Linde  Paniagua,  Mariano  Bacigalupo  Saggese  y  Jesús  Ángel   Fuentetaja  Pastor.  Editorial  Colex.        

×