PERO HAY MOMENTOS EN QUE LA NECESITAMOS TANTO…
Este verano al cielo se le ha olvidado llover. El cielo está completamente azul y no se ve ni una nube: ni nube, ni trueno...
-Vamos a por mariquitas – decimos nosotros. Mis amigos y yo conocemos una fórmula mágica. Cuando encontramos una mariquita...
Por eso regresamos al pueblo un poco tristes, y por el camino comenzamos a cantar mal, muy mal, muy requetemal… ¡A ver si ...
Estoy contenta. Todos los días salimos a buscar mariquitas. Estoy  triste. Todo está cada vez más seco y ahora entiendo me...
Esta mañana ha entrado una mariposa en mi habitación. -¡Huy! – he dicho al verla. Y luego he pensado: “¡Qué bien! Las mari...
¡Zas! Me he levantado de un salto. ¡Pumba! He cerrado la ventana. Y después me he quedando mirándola. Cuando se mata una m...
De pronto he dejado caer el libro y he abierto la ventana de par en par (¡clac!). -¡Vamos, vete de aquí! – le he gritado, ...
Hoy ha sido un día muy  triste. No me he atrevido a contar a nadie lo de la mariposa. Hoy ni siquiera he salido a buscar m...
Al atardecer el cielo se ha nublado y ha comenzado a llover: Al principio suave, y después, fuerte, muy fuerte. Y hemos sa...
AUTORES : Antoni Cuadrench   -  “El gran nubarrón”  Patxi Zubizarreta  -  “Que llueva, que llueva” ILUSTRADORES :  Alumnos...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

2 Q U E L L U E V A, Q U E L L U E V A

1,007 views

Published on

Proyecto efectuado entre la escuela Arzeno y escuela de España.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,007
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
64
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

2 Q U E L L U E V A, Q U E L L U E V A

  1. 1. PERO HAY MOMENTOS EN QUE LA NECESITAMOS TANTO…
  2. 2. Este verano al cielo se le ha olvidado llover. El cielo está completamente azul y no se ve ni una nube: ni nube, ni truenos, ni lluvia… Nada de nada. Este verano he aprendido una palabra nueva: “sequía”. Como al cielo se le ha olvidado llover, todos hablan de la sequía y sus consecuencias: los ríos están secos, los prados amarillos, la piscina vacía… -El anticiclón se encuentra situado justo sobre nosotros y no parece que tenga intención de abandonarnos por ahora. Para mañana se espera que continúe el tiempo seco y soleado… -anuncia la mujer del tiempo. En casa todos están preocupados, pero dice mi madre que hay quien lo está pasando peor que nosotros. -En algunos lugares de África hace años que no llueve, y hay niños que nunca han visto llover. -Vamos a la iglesia, a hacer rogativas- dicen los abuelos. -Sol rojo, agua al ojo – dicen los mayores. Pero aunque hay atardeceres en los que el sol se pone colorado, el refrán no se cumple y continúa sin llover.
  3. 3. -Vamos a por mariquitas – decimos nosotros. Mis amigos y yo conocemos una fórmula mágica. Cuando encontramos una mariquita, la ponemos en la mano y le cantamos: “Mariquita, mariquita Cuéntame los dedos Y échate a volar” Si la mariquita se queda en la mano, quiere decir que lloverá. (Al menos eso es lo que dice mi abuela Paula.) Pero si sale volando, entonces no llueve. Este verano las mariquitas no se quedan en la mano. Todas se echan a volar…
  4. 4. Por eso regresamos al pueblo un poco tristes, y por el camino comenzamos a cantar mal, muy mal, muy requetemal… ¡A ver si llueve de una vez!
  5. 5. Estoy contenta. Todos los días salimos a buscar mariquitas. Estoy triste. Todo está cada vez más seco y ahora entiendo mejor a los niños de África. También mi madre está triste. Y mi padre. Y mis abuelos. Y todos. Se pasan el día mirando al cielo y después, por la noche, dice: ¡Ay, ay! ¡Cómo me duele cuello!
  6. 6. Esta mañana ha entrado una mariposa en mi habitación. -¡Huy! – he dicho al verla. Y luego he pensado: “¡Qué bien! Las mariposas suelen traer buenas noticias.” (Al menos, eso es lo que dice mi abuela Paula.) Y la mariposa se ha posado sobre un cuadro. Quizás porque en el cuadro había pintada una flor, y porque las mariposas vuelan de flor en flor.
  7. 7. ¡Zas! Me he levantado de un salto. ¡Pumba! He cerrado la ventana. Y después me he quedando mirándola. Cuando se mata una mariposa el cielo se entristeces y se pone a llover , o a llorar. (Eso también lo dice mi abuela Paula.) La mariposa está mirándome. Yo también estoy mirándola. Me estoy poniendo nerviosa, cada vez más nerviosa… ¿Qué harían en mi situación los niños de África?. He cogido un libro para espachurrar a la mariposa. He imaginado el golpe (¡plaff!), y después la lluvia, el río , la piscina… Pero ella y yo todavía seguimos mirándonos y yo estoy súper nerviosa.
  8. 8. De pronto he dejado caer el libro y he abierto la ventana de par en par (¡clac!). -¡Vamos, vete de aquí! – le he gritado, a punto de echarme a llorar Y la mariposa ha salido volando y se ha perdido en el cielo azul. Hoy ha sido un día triste. El cielo tampoco hoy se ha acordado de llover.
  9. 9. Hoy ha sido un día muy triste. No me he atrevido a contar a nadie lo de la mariposa. Hoy ni siquiera he salido a buscar mariquitas. Esta mañana me ha despertado una bonita melodía “chiruliruliru, chiruliruliru…” Me he asomado a la ventana y he visto a un señor con una bicicleta, afilando las tijeras de los vecinos. Luego ha llegado mi abuela Paula y me ha dicho: -¡Ésta si que es una buena noticia! La llegada del afilador es señal de que pronto va a llover. chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru, chiruliruliru
  10. 10. Al atardecer el cielo se ha nublado y ha comenzado a llover: Al principio suave, y después, fuerte, muy fuerte. Y hemos salido todos a la calle, saltando y gritando. Estamos empapados y no paramos de cantar “ Que llueva, que llueva, La virgen de la cueva.” Todos están muy contentos, pero yo lo estoy aún más: la mariposa vive, y yo sé que ha sido ella quien nos a traído la estupenda noticia de la lluvia. Quizá ahora esté volando hacia África… F i N
  11. 11. AUTORES : Antoni Cuadrench - “El gran nubarrón” Patxi Zubizarreta - “Que llueva, que llueva” ILUSTRADORES : Alumnos de 2º, 3º y 6º Año de la escuela “Juan Arzeno” Para que continuemos trabajando juntos, les proponemos algunas actividades : Nos encantaría que nos cuenten si conocen otros relatos que traten temas relacionados con el medio ambiente y a su vez que busquen información sobre estos autores y que la compartan con nosotros. Sería lindo, también, que puedan producir nuevos cuentos a partir de estas u otras consignas: * ¿Qué pasaría si el gran nubarrón sigue engordando y engordando porque nadie necesita de su agua? * ¿Cómo es la vida de estos nenes africanos que nunca vieron llover? ¿Cómo creen que imaginan la lluvia? Pueden surgir otras ideas, trabajen sobre ellas y cuéntennos!! ¡Hasta pronto! Ana y Laura FEBRERO DE 2008

×