Vestidos de Inocencia

1,519 views

Published on

vestidos de gracia; escuela sabatica;

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,519
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
23
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Vestidos de Inocencia

  1. 1. VESTIDOS DE INOCENCIA<br />Lección 3 para el 16 de abril de 2011<br />
  2. 2. AMBIENTE PERFECTO<br />Cuando fueron creados, Adán y Eva fueron colocados en un ambiente perfecto, tanto físico como espiritual.<br />AMBIENTE FÍSICO<br />Dios puso a la primera pareja en un jardín creado especialmente para su comodidad.<br />Rico en alimentos saludables y fáciles de obtener; un trabajo cómodo y satisfactorio; y rodeados de variada vegetación y animales mansos que les proporcionaban una compañía idónea.<br />AMBIENTE ESPIRITUAL<br />Cada tarde, Dios se paseaba con ellos por el huerto y así iban aprendiendo más del amor de Dios hacia ellos.<br />Los ángeles les acompañaban y les proporcionaban cada vez mayores conocimientos.<br />
  3. 3. ¿Cómo podemos tener una relación similar con nuestro Creador ahora, en un mundo corrompido por el pecado?<br />Dios nos ha enseñado en su Palabra la manera de relacionarnos con Él y disfrutar de los beneficios de su compañía.<br />
  4. 4. VESTIDO DE INOCENCIA<br />Antes del pecado, nuestros primeros padres estaban vestidos de la luz de la gloria de Dios, similar a la gloria que resplandecía en el rostro de Moisés cuando hablaba con Dios (Éxodo, 34: 29-35). <br />“La inmaculada pareja no llevaba vestiduras artificiales. Estaban rodeados de una envoltura de luz y gloria, como la que rodea a los ángeles. Mientras vivieron obedeciendo a Dios, este atavío de luz continuó revistiéndolos”<br />E.G.W. (Patriarcas y Profetas, cp. 2, pg. 26)<br />
  5. 5. Dios les puso la misma prueba de lealtad que a los demás mundos que había creado. Al igual que los habitantes de esos mundos, ellos eran libres de elegir hacer lo correcto o no.<br />Elena White, en visión, visitó otros mundos y habló con sus habitantes:<br />“Pregunté a uno de ellos por qué eran mucho más bellos que los habitantes de la tierra, y me respondió: "Hemos vivido en estricta obediencia a los mandamientos de Dios, y no incurrimos en desobediencia como los habitantes de la tierra." Después vi dos árboles, uno de los cuales se parecía mucho al árbol de vida de la ciudad. El fruto de ambos era hermoso, pero no debían comer de uno de ellos. Hubieran podido comer de los dos, pero les estaba vedado comer de uno. Entonces el ángel que me acompañaba me dijo: "Nadie ha probado aquí la fruta del árbol prohibido, y si de ella comieran, caerían"”<br />(E.G.W., “Primeros escritos”, pg. 40) <br />Aún estando rodeados de un ambiente perfecto, Adán y Eva eligieron desobedecer a su Creador y, de este modo, perdieron sus vestiduras de luz y conocieron la vergüenza, el sufrimiento y la muerte.<br />
  6. 6. VESTIDO HUMANO<br />Conscientes de su pecado, decidieron ocultarlo colocándose un vestido de hechura humana: delantales de hojas de higuera.<br />Nosotros seguimos intentando ocultar o justificar nuestros pecados con obras o razonamientos humanos.<br />Nuestros intentos de cubrir nuestros pecados delante de Dios son tan patéticos hoy como entonces.<br />“Un delantal de hojas de higuera nunca cubrirá nuestra desnudez. El pecado debe ser quitado y el ropaje de la justicia de Cristo debe cubrir al transgresor de la Ley de Dios. Entonces, al mirar el Señor al pecador creyente, ve, no las hojas de higuera que lo cubren sino el manto de justicia de Cristo, que es la perfecta obediencia a la ley de Jehová. El hombre ha cubierto su desnudez no bajo una cobertura de hojas de higuera, sino bajo el manto de la justicia de Cristo”<br />E.G.W. (Alza tus ojos, 30 de diciembre)<br />
  7. 7. “Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió” (Génesis, 3: 21)<br />VESTIDO DIVINO<br />El vestido de luz que habían perdido no podía ser reemplazado por un vestido de hechura humana, sino por un vestido de hechura divina.<br />Dios mismo sacrificó un cordero inocente para proporcionar el vestido a la pareja pecadora. <br />El vestido divino significaba que el hombre no se puede salvar por sus obras. La salvación la provee Dios, que envió a su Hijo a morir por nosotros.<br />Sólo la sangre de Jesús puede perdonar el pecado.<br />“por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos, 3: 23-24)<br />
  8. 8. “El pecado es deslealtad a Dios, y merece castigo. Las hojas de higuera cosidas se usaron desde los días de Adán, y a pesar de ello la desnudez del alma del pecador no está cubierta. Todos los argumentos reunidos por los que se interesaron por este manto frívolo, vendrán a ser nada. El pecado es la transgresión de la ley. Cristo se manifestó en nuestro mundo para quitar la transgresión y el pecado, y sustituir la cobertura de hojas de higuera por el manto puro de su justicia. La Ley de Dios queda vindicada por el sufrimiento y la muerte del unigénito Hijo del Dios infinito”<br />E.G.W. (Alza tus ojos, 30 de diciembre)<br />
  9. 9. “El Señor Jesucristo ha preparado una vestidura, el manto de su propia justicia, que Él pondrá sobre toda alma arrepentida y creyente que por fe quiera recibirla” (E.G.W., Review & Herald, 15-11-1898)<br />

×