Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Buscad a Jehova Y vivan (Amos)

651 views

Published on

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Buscad a Jehova Y vivan (Amos)

  1. 1. Lección 5 para el 4 de mayo de 2013
  2. 2. “Pero así dice Jehová a la casa deIsrael: Buscadme, y viviréis” (Amós 5:4) Cómo buscar a Dios: Aborreciendo el mal y amando elbien (Amós 5:14-15) Abandonando el formalismoreligioso (Amós 5:5, 21-27) Resultados de rechazar el mensaje: El ejemplo de Amasías(Amós 7:10-17) El silencio de Dios (Amós 8:11-12) Resultados de aceptar el mensaje: Un reino de justicia y prosperidad(Amós 9:11-15)
  3. 3. Ante la creciente maldad de Israel, Amós aconseja: “Buscad elbien y no el mal… ¡Odiad el mal y amad el bien!” (Amós 5:14-15)El primer paso que debemos dar es adquirir la capacidad dedistinguir entre lo bueno y lo malo. El apóstol Pablo nos diceque, con la ayuda de Dios, debemos ejercitarnos paraconseguirlo.“En cambio, el alimento sólido es paralos adultos, para los que tienen lacapacidad de distinguir entre lo bueno ylo malo, pues han ejercitado su facultadde percepción espiritual” (Hebreos 5:14)Si este ejercicio no lo hacemos con oración ybuscando la voluntad de Dios, podemos caeren el error del que nos avisa Isaías: “¡Ay delos que llaman a lo malo bueno y a lo buenomalo, que tienen las tinieblas por luz y la luzpor tinieblas, que tienen lo amargo pordulce y lo dulce por amargo!” (Isaías 5:20)Pero no es suficiente conocer y buscar el bien, tenemos que llegar a odiar el mal: “El Espíritude Dios hará que odiemos el pecado, mientras que a la vez estamos dispuestos a hacercualquier sacrificio por salvar al pecador” (E.G.W., Testimonios, tomo 5, pg. 160)
  4. 4. “y no busquéis a Bet-el, ni entréis enGilgal, ni paséis a Beerseba; porque Gilgalserá llevada en cautiverio, y Bet-el serádeshecha… Y si me ofreciereis vuestrosholocaustos y vuestras ofrendas, no losrecibiré, ni miraré a las ofrendas de pazde vuestros animales engordados” (Amós 5:5, 22)Aunque eran centros idolátricos, Israelpensaba que podía adorar al verdadero Diosen esos lugares.Pero sus sacrificios y sus cantos eran meroformulismo. No tenían a Dios en suscorazones. Su vida de injusticia, crueldad einhumanidad negaba su fe.El libro de Amós es una invitación areconsiderar nuestras vidas y nuestrasmotivaciones, buscar a Dios y vivir.
  5. 5. “Ellos aborrecieron al reprensor en la puerta de laciudad, y al que hablaba lo recto abominaron”(Amós 5:10)Tomando a Amós por un profeta“profesional”, al que se podíacomprar con regalos, Amasías(sacerdote de Bet-el) le invita a ir aJudá, donde sus profecías seríanmejor recibidas.“Por tanto, así ha dichoJehová: Tu mujer seráramera en medio de laciudad, y tus hijos y tushijas caerán a espada, ytu tierra será repartidapor suertes; y tú morirásen tierra inmunda, eIsrael será llevadocautivo lejos de sutierra” (Amós 7:17)La actitud de Amasías alrechazar el mensaje de Diostuvo graves consecuencias, queserían compartidas por todo elpueblo de Israel si se negaba abuscar a Dios.Pero Amós es un simple pastorque ha recibido un llamado deDios y tiene muy clara sumisión: “Ve y profetiza a mipueblo Israel” (Amós 7:15)
  6. 6. “E irán errantes de mar amar; desde el norte hasta eloriente discurrirán buscandopalabra de Jehová, y no lahallarán” (Amós 8:12)Cuando las personas rechazan reiteradamente los llamamientos del Espíritu Santohasta el punto de cauterizar sus conciencias, ya no hay Palabra de Dios para ellos,tan solo “una horrenda expectación de juicio” (Hebreos 10:27)Esto será especialmente cierto para la última generación. Cuando la gracia termine,los impíos buscarán palabras que calmen sus conciencias pero, como ocurrió con elrey Saúl, no las hallarán.“Entonces me llamarán, y noresponderé; me buscarán de mañana, yno me hallarán” (Proverbios 1:28)
  7. 7. «Entonces vi que Jesús se despojaba de sus vestiduras sacerdotales y serevestía de sus más regias galas. Llevaba en la cabeza muchas coronas, unacorona dentro de otra. Rodeado de la hueste angélica, dejó el cielo. Lasplagas estaban cayendo sobre los moradores de la tierra. Algunos acusabana Dios y lo maldecían. Otros acudían presurosos al pueblo de Dios parasuplicarle que les enseñara cómo escapar de los juicios divinos. Pero lossantos no tenían nada que decirles. La última lágrima había sidoderramada en favor de los pecadores, había sido ofrecida la últimaangustiosa oración, se había soportado la última carga y se había dado elpostrer aviso. La dulce voz de la misericordia ya no había de invitarlos.Cuando los santos y el cielo entero se interesaban por su salvación, ellos nose habían interesado en sí mismos. La vida y la muerte estuvieron frente aellos. Muchos deseaban la vida, pero no se esforzaron por obtenerla. Noescogieron la vida, y ya no había sangre expiatoria para purificar a losculpables ni Salvador compasivo que abogara por ellos y exclamase: “¡Daleal pecador un poco de tiempo todavía!” Todo el cielo se unió a Jesús cuandooyó estas palabras: “Hecho está. Consumado es”. El plan de salvación sehabía cumplido, pero pocos habían querido aceptarlo. Y cuando se silencióla dulce voz de la misericordia, el miedo y el horror invadieron a losmalvados. Con terrible claridad oyeron estas palabras: “¡Demasiado tarde!¡Demasiado tarde!”»E.G.W. (La historia de la Redención, cp. 59, pg. 424)
  8. 8. “En aquel día yo levantaré eltabernáculo caído de David, ycerraré sus portillos y levantaré susruinas, y lo edificaré como en eltiempo pasado; para que aquellossobre los cuales es invocado minombre posean el resto de Edom, ya todas las naciones, dice Jehováque hace esto” (Amós 9:11-12)Todos aquellos queaceptenarrepentidos elmensaje de perdónofrecido por Dios,poseerán el reinopreparado porJesús.“Entonces el Reydirá a los de suderecha: Venid,benditos de miPadre, heredadel reinopreparado paravosotros desdela fundación delmundo” (Mateo 25:34)

×