EL QUE SIEMBRA COSECHA VICTORIA «Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorific...
<ul><li>«Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.» V:23 </li></ul><ul><li>Había llegado el tiempo p...
<ul><li>«si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.» V-24 </li></ul><...
<ul><li>Jesús habló que Él era el grano de trigo. </li></ul><ul><li>Su muerte produciría muchos frutos. </li></ul><ul><li>...
<ul><li>« El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará» V-25 </li...
<ul><li>«Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padr...
<ul><li>«Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El que siembra cosecha victoria

698 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
698
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El que siembra cosecha victoria

  1. 1. EL QUE SIEMBRA COSECHA VICTORIA «Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.» Juan 12:23-26
  2. 2. <ul><li>«Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.» V:23 </li></ul><ul><li>Había llegado el tiempo para que Cristo muriera y se levantará de la muerte.  </li></ul><ul><li>«sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.» Jn 13:16  </li></ul><ul><li>Jesús inmediatamente da el ejemplo del grano de trigo, para ilustrar su muerte. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>«si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.» V-24 </li></ul><ul><li>Cuando una semilla cae en buena tierra muere automáticamente y produce frutos. </li></ul><ul><li>Este versículo nos enseña que la «Vida viene por la muerte» </li></ul><ul><li>Este principio no solo es verdadero en la naturaleza, también lo es en la vida espiritual. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Jesús habló que Él era el grano de trigo. </li></ul><ul><li>Su muerte produciría muchos frutos. </li></ul><ul><li>Esos frutos se reflejan en los que han nacido de nuevo. </li></ul><ul><li>El grano que muere, se aplica en la vida de los creyentes que han tomado la determinación de romper compromisos con: El mundo, la carne y el pecado, para que posteriormente sean creyentes llenos de buenos frutos. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>« El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará» V-25 </li></ul><ul><li>La frase «El que ama su vida» describe a los que viven para ellos mismo. </li></ul><ul><li>El que aborrece su vida muestra que valora los intereses celestiales por encima de los terrenales. </li></ul><ul><li>Los que aborrecen sus vidas por amor a Cristo, ponen su corazón en la obra de Dios para servirle. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>«Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.» V-26 </li></ul><ul><li>La fe en Cristo, con la llenura del Espíritu Santo nacerá el deseo de servir a Jesús. </li></ul><ul><li>Seguir a Jesús incluye la negación de si mismo y el tomar su propia cruz. « Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.» (Mr 8:34) </li></ul>
  7. 7. <ul><li>«Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.» Fil 2:5-8. </li></ul><ul><li>«Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.» Jn 13:15 </li></ul><ul><li>  </li></ul>

×