Successfully reported this slideshow.
1                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOGESTOS DE VIDABamoTí Sopeña EDITOR PROVENZA 95.97 BA...
2                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOEl Final de un Sueño.La Ubre de la Loba.Salomé.Cac...
3                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOreducir a formas dóciles y estáticas la cabalgatal...
4                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla Obra de Arte debe pintar la Vida^ pero debeembe...
5                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOque la haya creado;yo, nunca he podido ponerme a e...
6                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOen mis libros, no he prescindido de pensar, y,he p...
7                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel arte del camafeo ha sido también un noblearte;c...
8                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun vuelo de átomos de Misterio, que la envuelvenco...
9                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOellas, como un loto insumergible en las aguas deun...
10                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOeste nuevo volumen de nouvelles mías, y lo doy,pa...
11                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcielos romanos, cuando declina el día ;GESTO3.—24...
12                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOtoda la aristocracia romana, la blanca y la negra...
13                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlos dos lados de la portezuela, el Conde conversa...
14                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOdecir a su corazón cosas amables.Sixtina Stolcky,...
15                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOágil, como el de aquellas ninfas ligeras y, nervu...
16                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOhabían contado por días, ayudándole a mermarpor i...
17                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOella, lo oía con atención ;aquel hombre tenía el ...
18                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOque cerraban el desfile, apareció un mozo alto,de...
19                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlentamente en marcha ;chasquearon los foetes, en ...
20                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOagonía solar ;cantáridas fosforecían entre las fr...
21                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOesa tarde, había llegado de la «passeggiata»^ fatig...
22                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOasidua del conde Ornano ;su tendencia a ensoñar e...
23                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOhabían conocido ;y, sus mejores recuerdos se referí...
24                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde gestos lentos, de esas manos que hacen la impr...
25                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOdel violín, se dejaba dominar por su encantoavasa...
26                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOarreglar los papeles de la música, sobre el étagére...
27                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOante los desnudos inmortales, él permanecía ofing...
28                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde la pintura y la escultura post-greco-romana, y...
29                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel horario de estío, ella se puso tan triste, y t...
30                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla luz que caía sobre ella sabiamente combinada,p...
31                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, luego se detuvo en los pechos, pequeños, erectos...
32                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOeran presididas con una inesperada y t-enaz asidui2...
33                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsoledad en que quedaba sumida, la cual se engrand...
34                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy que parecía ahogarlo, Sixtina Stolcky, notuvo o...
35                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcantasen en el corazón de la noche, sus manos sei...
36                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOpodría decirse, que un retardatario ;en poesía, i...
37                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcielos pretéritos y remotos, una corriente deagua...
38                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlocura de Guy de Maupassant;de los italianos, aband...
39                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOHotel de Europa, bajo los naranjales olorosos, an...
40                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOen él dominaba el intelectual, bajo las disciplin...
41                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, sentía que ondas deliciosamente líricas, turba...
42                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla Lussuria Onnipossentemadre a tutti i ^nísteri e ...
43                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun verso, tienen mayor armonía ni más apasionante...
44                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde las viñas exhaustas parecía escaparse un hálit...
45                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun faleño ígneo, escapado a las frondas misterios...
46                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsobre las almas verdaderamente sensitivas y apasion...
47                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOmejor, aquel pasaje en que la Virtud cae vencidap...
48                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcomo todos los amantes, hubieran querido haceretern...
49                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOuna mano y jugueteando con la otra en la cadenade...
50                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOnupcial, fletada para tal objeto, fueron los diar...
51                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOextasiadas ;la baronesa, era una dormilona impenite...
52                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlos encajes de la coña y los del peinador, se hic...
53                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOse convino, pues, en una desgracia, y no se habló...
54                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOpero, retrocedía, más que ante la certidumbre.GES...
55                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, se casó con él, para dar un padre al hijo, que...
56                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy^ se prendió a sus labios, como si quisiese apur...
57                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOasí, apenas entrada en convalecencia, ansió leera...
58                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOconyugal ; un hombre me había poseído antes, unho...
59                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsomnámbula hasta llegar a la chimenea que ardía,y a...
60                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOella también despertó de su acceso de locura ; yr...
61                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel mar, como una copa de añil que desbordarasobre...
62                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun poco versallescos, en el verde cambiante de losp...
63                GESTOS DE VIDA       VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy granítica diseñaba su perfil dentellado, que elfo...
64                 GESTOS DE VIDA        VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOesas dos grandes cavernas son sus ojos ; ojos del...
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org

1,031 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

32 33 gestos de vida vargas vila www.gftaognosticaespiritual.org

  1. 1. 1 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOGESTOS DE VIDABamoTí Sopeña EDITOR PROVENZA 95.97 BARCELONAObras completas de J. M. Vargas VllaDERECHOS DE AUTORTodo ejemplar qne circulesin estampilla será consideradoilegal.GESTOS DE VIDA:: Obras completas de Vargas Yila ::NOVELASAura o las Violetas.Flor del FangOrRosa Mística.Ibis.Rosas (fe la Tarde.Alba Roj^.La Simiente.Delia (Lirio blanco).Eleonora (Lirio Rojo).Germania (Lirio negro).El Camino del Triunfo.La Conquista de Bizanció.María Magdalena.La Demencia de Job.El Minotauro.Los discípulos deEmaüs.Los Parias.Sobre las Viñas muertas.Los Estetas de Teópolis. www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  2. 2. 2 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOEl Final de un Sueño.La Ubre de la Loba.Salomé.Cachorro de León.LITERATURAObras completas de J. M. VAKGAS VILAGestos de VidaOBRA INÉDITA0 |>l*áJ»>ailiiiealBARCELONARAMÓN SOPEÑA, EditorPROVENZA, 93 A 97Derechos reservados.Raiiión Sopeña, impresor y editor; Provenza, 93 a 97.—Barcelona.PREFACIOImaginar^ es una alia y bella forma de crear;desde que una Ficción es hecha, una Obra escreada;imaginar es hender varias atmósferas, cruzarlos cielos vírgenes de la Ideación, arrancar su secretoa los vagos y remotos continentes de la Fantasia,a los enormes islotes del Misterio, apenasdiseñados, como las costas de los mundos lunares;y, volver de alli cargados de ensueños, de quimeras,de materiales ultrasensibles, aptos parahacer de ellos grandes y dolorosos realidades;y, crearlas;grabar lo fugitivo en lo eterno; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  3. 3. 3 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOreducir a formas dóciles y estáticas la cabalgataloca de nuestros sueños;aprisionar nuestras sensaciones flotantes e imprecisas,como un sueño de opio, y darles formasesquemática^s , o amplias y duraderas, pero siem^VIII PKEFACIOpre dentro de los cánones de muí Estética Personal^que es el secreto de los grandes escritores yvibrantes de ernotividad verbal, que es la mássutil y más pura de las sensaciones de Arte;ensoñar, quimerizar, preludios son de crear;la plasticidad de esos elementos mentales vieneluego para la modelación completa de la creación;y, la Obra es hecha;son fascinantes los mundos de la Ensoñación;los de la Realidad son torturantes;y, eso porque la Vida es hostil, la T/V/a esmala, y la única Realidad posible está en laVida;la Vida es cruel, con el solo hecho de ser laVidavivir es sufrir;el Dolor es el Numen de la Vida;y, quien reproduce la Vida, reproduce el Dolor;y, la Muerte;vivir es destruirse;y, morir todos los días un poco; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  4. 4. 4 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla Obra de Arte debe pintar la Vida^ pero debeembellecer la Vida, consolar la Vida, neutralizaren parte el horror de la Vida;el Ensueño y la Vida, la Ficción y la Realidad,lo real y lo ideal fundidos en uno solo, taldebe ser la Obra de Arte;y, tal vez en nimjuna otra zona del Arte comoen la de la novelización, esos cánones se imponen;pintar la Vida;PREFACIO IXaoñar la Vida,también,es decir:}ii))ihar la Vida con el halo del Ensueño;hacer bello el trágico rostro de la Vida;Realismo;Idealismo;términos de Arte, son;pero, no síntesis de Absoluto;lo Absoluto no ex!iste en el Arte;realizar el Ideal;idealizar la Realidad;es hacer Obra de Arte;según esas normas, la Novela, debe ser, la Vidareal, idealizada;ía Vida tiene eso de semejante a una lágrima,que es pura y es triste cualquiera que sea la causa www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  5. 5. 5 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOque la haya creado;yo, nunca he podido ponerme a escribir una novelasin una gran preocupación de Arte, y unagran tristeza de pensador;el arte de escribir para divertir, me es ignorado;no lo cultivo en ninguno de los sectores de militeratura, ni aun en este de la novela, que porarte de esparcimiento y distracción suele pasar;no soy un escritor para divertir los ocios de educandassentimentales, ni hacer el encanto de damascatequistas;la literatura bromurada y lenitiva, profesión deX PREFACIOciertos escritores analgésicos, no es tampoco Idmía;tengo del Arte de escribir otro concepto;o mejor dicho;no cultivo esto del escribir sólo como un Arte ysino que lo amo y ¡o practico, como un Aposto^lado;un Apostolado en el cual suelo poner muchoArte;de ahi^ que aun en mis más nimios trabajos literarioshaya querido ser y haya sido, un escritortrascendental;no he podido...—dije mal—no he querido cultivarla Frivolidad ; ése es mi Crimen; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  6. 6. 6 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOen mis libros, no he prescindido de pensar, y,he puesto la música de mi estilo a mis pensamientos;fácil es eso en Obras de grande Arte, y reciaenvergadura mental, en libros de Literatura o dePolítica, a vastos temas y amplios horizontes deIdealidad;fácil lo es en las grandes novelas, hormigueantesde tipos y de espectáculos, que como arteriasfluviales extienden su vida en largas direcciones,recónditas , y hacen germinar las pasiones, en unaflora emocio)ial , a veces rayana en lo monstruosa;pero... ¿cómo hacerlo en estas pequeñas y frágilescreaciones de Arte, que la penuria de nuestralengua^ falta de un vocablo para noinbrarlas,llama, Novelas Cortas, y que yo continúo en liamur: Noüvelles?si;PREFACIO XIpuede haber e)i ellas belleza profunda, eotno lahay en el distieo de un epitafio antiguo extraídode la^ ruinas o en los ojos pletórieos de Misterio,de una virgen extática, entre los rosales y las palomüs,en la vieja iluminadura de un Misal;obras-libélulas;es verdad;pero, una libélula también es una vida;y, esa vida no está toda en la belleza tornasolde las frágiles alas; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  7. 7. 7 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel arte del camafeo ha sido también un noblearte;como el de la orfebrería;I recordáis los motivos trabajados por Benveñuto,en cálices y copones, y aquel maravillosobotón para una capa pluvial, que al palparlo másque verlo, hizo venir las lágrimas a los ojos cuasiciegos de Julio III, el Papa Monte?todo espacio es capaz de contener un átomo dela Belleza, como de la luz;si se es verdaderamente un Poeta, puede ponersetanta música y tanto encanto en un versode Marivaux, como en un largo poema de Walt-Whitman, o en una oda magistral de Tennyson;si se es verdaderamente un Pintor, puede ponersetanto genio, en una miniatura de Fregonard,y, en un panneau de Chardin, como en un frescode Orcagna, o en la grandiosa visión del Juicio Final,bajo las cúpulas de la Sixtina;y, si se es verdaderamente un Músico, puedeponerse tanta maravillosa armonía, en un Poemadiminuto, de Glande Debussy, como en las másXII PREFACIOestruendoaa^ orientaciones de Strawinskyy o enlos asordadores dramas Úricos de Ricardo Wa-(jner;t/, en el arte de novelar^ yo encuentro que laXouvelle ocupa en él, el lugar que la Miniaturaocupa en la Pintura; y el lieder en la Música;en una Nouvelle como en una Miniatura hay www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  8. 8. 8 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun vuelo de átomos de Misterio, que la envuelvencomo una atmósfera y ponen uno como beso deEternidiid en su frágil contextura;tanta cantidad de Ensueño puede entrar enesa flébil creación, como la que caber puede enuna Obra Mojiumental, alzada bajo la desnudezde los cielos;un pintor de almas, se complace en diseñarlas,en el estrecho marco de una nouvelle, complicadasy diminutas, llenas de gracia perversa o deuna tristeza cruel, como los miniaturistas del finaldel siglo xviii, pintuban las bellas cabezas femeniles^rizadas y empolvadas, que el verdugo había dehacer trágicas^ cortándolas al golpe rudo del hacha;y, esas nouvelles son como un vago motivo deun vago ensueño desarrollado en un cromatismomusical, versicolor, con la belleza apasionada deun idilio javanés, pintado en las hojas cándidüsde un abanico de laca;una gracia simple decora esas miniaturas de almascon la gracia imptíber de una flor;son como síntesis espirituales, arrancadas al corazónde la Tragedia, como el desfloramiento dePREFACIO XITlun gran bouquet de rosas ideológicas, de ¡as cualescada pétalo es tuia historia de amor;el alma de un bello suefio desvanecido flota en www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  9. 9. 9 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOellas, como un loto insumergible en las aguas deun estero;no es un arte menor éste de ser miniaturista delas sensaciones , como no lo fué aquel de Isabey,y Hall y Vestier, siendo los miniaturistas, de aquellasdeliciosas crcaturas, que pasaron como unaronda de mariposas de oro voloteando en el corazónatormentado del crepúsculo;no hay frivolidad en esas creaciones estremecidasy palpitantes, llenas de vagas ternuras,como no la hay ^ en un relicario en cuyo jondoyace una imagen muy querida y ya difunta a lacual hemos colmado de besos,... y, la besamosaún;el alma de la Tragedia vive en ellas, como elalma de la Vida;y, el alma de la Vida, es, el Dolor;todo Dolor es angustioso;e, infinito...aun aquel que tiembla y brilla en las lágrimasde un niño.No entiendo disertar más sobre el alcance y laestructura de la Nouvelle, y el dramatismo estremecidoy conmovido, que en mi sentir debe sersu esencia;haria un capítulo de Critica Literaria ajeno aeste Prefacio;XIV PREFACIOorno de estas lineas prologarias, el frente de www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  10. 10. 10 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOeste nuevo volumen de nouvelles mías, y lo doy,para ser incluido en la Colección Definitiva, demis Obras Completas, que la Casa Sopeña edita;queden definitivamente alli;y vivan la Vida Espiritual^ que es eterna;la Vida de los libros ;aquella que la Muerte no alcanza a corromper;y la Envidia no puede destruir.VARGAS VILA.1922.EL RESCATEEL RESCATEEn la ojiva de los cielos, transparencias de cristal;mil esmaltes y arabescos caprichosos multiformes,en perpetua evanescencia de mirajes ;pirográficos paisajes ;gerifaltes de metal ;vagas torres de fayenza lentamente diluidas enlas suaves lejanías de un color de rosa te ;orifreses gualda y lila ;gallardetes de oro y grana con cenefas de amaranto;fingiendo van las nubes en lánguida derrota porlos cielos hechos tristes a los besos de la Tarde ;cambiantes, fugitivas perezosas, como en un caprichodelicuescente de Omorya Hokkei pintadosobre el violeta transparente de una tela Avají;no hay belleza comparable a la belleza de los www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  11. 11. 11 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcielos romanos, cuando declina el día ;GESTO3.—24 VARGAS VILAcielos de Transfiguración ;y, uno de esos crepúsculos de fin de primavera,envolvía la Ciudad Eterna, en uno como peplo flotantede azul profundo y, de blancuras liliales ;en el Pincio, ya el follaje arborescente hacíasombras prematuras, verde claro, de oricalco ;un rumor de cardumen bajando por un río perdidoen la montaña;un vuelo de abejas azoradas en torno a los rosalesflorecidos ;tal se diría el rumor de tantas hablas ;eran saludos ceremoniosos ^ cuasi monosilábicos ;diálogos breves ;de coche a coche en aquella como inmóvil bandade carruajes, que llenaban los viales adyacentes ala terraza donde la música dei Cacciatori, dejabaoír sus notas vibradoras, que pasaban desgarrandoel aii-e con sus polifónicas violencias y sonaban,huían, volaban y parecían extinguirse entre losmacizos de árboles o sobre el candor de las clemátidesdormidas ;ligero rumor de risas discretas, tiembla en elaire, con vibraciones musicales ;las plumas de los sombreros de las damas hacíanoleajes multicolores, obedeciendo al ritmo de lascabezas orgullosas que los llevaban semejando ellento vuelo de una bandada de paujiles ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  12. 12. 12 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOtoda la aristocracia romana, la blanca y la negra,la del Eey y la del Papa, se hallaba congregadaallí, como de costumbre, para ver desde aquelcollis ortorum^ morir el día espléndido sobre laCiudad Divina, escuchando los acordes de la bandaGESTOS DE VIDA 5marcial y, engarzando crónicas sociales, en esesalón al aire libre, antes de desbandarse y diseminarsepor playas y balnearios huyendo de los caloresdel estío, ya muy cercano ;se percibían fragmentos de diálogos, frases breves,palabras sueltas, que volaban y vibraban ligerosy armoniosos como un trinar de pájaros disputándoseel grano en una era ;el obelisco, perfilaba su silueta roja, en el oromórbido de las arenas, y, el gris negro de los asfaltadosvecinos, como la sombra de un César,puesto en pie para morir;la atmósfera era tibia, acariciadora, con ese hálitode voluptuosidad que flotaba perennemente enEoma, como un morhus escapado a las aguas infestadasde las lagunas Pontinas, y que todo loimpregna de una vaga languidez febricitante ;en la fila de coches que llenaba el viale cercano almurallón, más allá del cual extienden el cortinajede sus frágiles siluetas los tilos de la Vila Borghese,el de la Baronesa Stolckv, se diría una corheülefleurie, tal era la belleza y la opulencia de los ramosde rosas blancas y rojas con los cuales el CondeOrnano, acababa de obsequiarlas a ella y a su hija ;con un pie apoyado en el estribo, y los codos en www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  13. 13. 13 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlos dos lados de la portezuela, el Conde conversaba,y su alta silueta se dibujaba elegante y magna,en su traje de «écuyer», pues acababa de dejar sucabalgadura, que un lacayo guardaba a pocos metrosde allí;la Baronesa, muy delgada, alta, blanca, supremamenteelegante en los últimos esplendores de6 VARGAS VILAuna belleza, que aun conservaba lineamientos clásicos,tenía actitudes de estatua ; sus ojos grises,de un gris de pizarra sin pulir, estriados de velasnegras que los hacían a veces de un color bituminoso,parecían inmóviles, entre los párpados a mediocerrar, en un gesto que le era habitual, cuandono ponía lentamente ante ellos sus impertinentesde oro ;en su madurez aiTogante, tenía ese aire de soberbiatristeza de las. mujeres que han sido muy bellasy sienten fenecer su belleza en las proximidadesde un ocaso sin esperanza ;- el arte y los ma?ajes conservaban admirablementela pureza de sus facciones^ y el delicado rostroperfectamente clásico, como nacida en Atenas, ygriega como era de varias generaciones, aunque sunariz halconada acusase una ligera mezcla de sangresemita, que le venía sin duda de su padre, ricobanquero de Patrás ; sabía la elegancia de su talle,y orguUosa de ella, se mantenía erecta, en unaactitud de cariátide, sonriendo vagamente a los saludosde unos, a las palabras de otros, al Silenciomismo que a veces se hacía en sus oídos y, parecía www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  14. 14. 14 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOdecir a su corazón cosas amables.Sixtina Stolcky, su hija, se le parecía extrañamente^doblando su belleza con el prestigio de sujuventud ;alta, delgada, de formas apenas visibles, en unaperfecta euritmia de líneas, «slanciatta», como dicealos italianos, su busto parecía tal vez demasiadolargo, a causa de esa falta de morbideces,pero eso daba mayor distinción a su figura y, haGESTOSDE VIDA 7cía más aristocrático el conjunto de tu belleza exquisitay delicada ;pálida, como su madre, pero, de una palidez menosláctea, suave, como la de una camelia vista alos rayos de la luna ;su cabellera rubia era tan clara, que tenía reflejosde argento y, para opacarla, la peinaba conmixturas azoadas, que le daba un rubio adorable,como el de los estambres de un lirio ;sus ojos, de un gris verdoso de malaquita, hacíanreflejos cambiantas como los de una agua marina ala sombra apenas visible de las pestañas muy largas,pero del mismo rubio claro de los cabellos, locual parecía engrandecerlos desmesuradamente ; lanariz, que en su madre era aquilina, en ella eraperfectamente griega, como cumplía a su raza, porqueella también había nacido en Atenas, aunquede un padre escandinavo, la boca, era larga, de labiosdelgados, de una coloración apenas perceptiblede geranios ; un cuello grácil de ánade joven, sobreel cual su cabeza imperiosa se alzaba conun encanto de flor ; el cuerpo todo delgado y, www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  15. 15. 15 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOágil, como el de aquellas ninfas ligeras y, nervudas,que se ven en los frescos de Delfos, siguiendolas can-eras de Diana, guiando los canescenceños y feroces como ellas ; no guardaba las actitudesestatuarias de su madre, pero había en susgestos algo de hierático, y una como sombra deenigma en el candor de sus ojos claros, que pormomentos se hacían tenebrosos, oraculares comolos de una Sibila, y quedaban inmóviles como enun gesto de éxtasis ;8 VAEGAS VILAel Conde OrnanOj que le estaba vecino, y con ellaconversaba, era el tipo completo de hombre demundo, figura central y decorativa de la alta sociedadque frecuentaba ;elegante, espiritual, discreto, lleno de una vastay exquisita cultura, dominaba por el atractivo irresistiblede su conversación ;sportsm-an ameritado y cultor férvido de todaslas formas de la higiene, conservaba por esto unarecia contextura, y grandes apariencias de juventuden ese declinar de su edad madura, ya aledañoa la vejez, pues había cumplido cincuenta y ochoaños, apenas disimulados por los afeites y, refinamientosde una sabia toilette;viudo y sin hijos, había pasado la última veintenade su vida, entregado al placer^ al estudio y alos «sports» ; con una gallardía y, un tesón absolutamentejuveniles ;hombre de amor hasta la medula de los huesos ;rico, amable, atrevido y decidor, sus conquistas se www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  16. 16. 16 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOhabían contado por días, ayudándole a mermarpor igual su fortuna y su salud ;conservaba, sin embargo, restos opulentos deambas, con los cuales se hacía la ilusión de tenerlascompletas ;como en todo hombre intelectual, la vejez próximano ultrajaba, sino antes desarrollaba los gérmenesde su vida interior, y, se conformaba de la ausenciadel placer, para el cual empezaban a faltarlefuerzas, con el miraje de amores espirituales, quehasta entonces había mirado como engañosas sutilezasdel ánimo, y, se había puesto a amar, con unGESTOS DE VIDA 9amor de párvulo a Sixtina Stolcky, que recibía sushomenajes sin entusiasmo, cultivando su trato porel encanto que se desprendía de su conversación ;y, él, le decía en ese momento, cosas amables ydiscretas, impregnadas de una vaga poesía ;hablaban de música, con motivo del charivari polifónicoque se oía sonar en la terraza cercana, y elcual Llenaba el ambiente de notas gayas y, resonantesque parecían tomar formas tangibles y, enredarsea los árboles como gallardetes multicolores;él, era un feíTÍente de los grandes románticos,de Mozart y de Listz, y hablaba de ellos a Sixtina,queriendo hacerle comprender, cómo el romanticismoera el único remanso de Ensueño, el únicorefugio de la Belleza viva, la Belleza del alma,ya que el clasicismo no es sino, el reflejo de laBelleza muerta, la copia fiel de la Belleza inermey caduca ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  17. 17. 17 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOella, lo oía con atención ;aquel hombre tenía el privilegio de encantarlacon sus decires, y, llenar de fruiciones su cerebro,dejando quieto su corazón ; sentía que no podríaamarlo nunca, pero, que lo oiría siempre con delectación;y, en ese instante, su voz, tenía para ella el encantode una partitura musical, de un andante deHedell, el autor que en esos días se empeñaba enestudiar y en comprender ;de súbito un ligero temblor la agitó como si unaráfaga de tramontana, hubiese pasado besándola enla nuca desnuda ; sus largas manos pálidas tem10VARGAS VILAblaron, y algunas de las rosas que sostenía, turbadasen su quietud se deshojaron, haciendo con suspétalos, uno como dibujo caprichoso al halda de sutraje ; sus ojos lagunares se obscurecieron bajo elesplendor de las pestañas de oro y se fijaron tenazmenteen el final de la Avenida, por donde empezabana aparecer, en larga teoría, los alumnos deun Seminario ;<3os a dos, avanzaban, erectos en el negro de susvestiduras y, el púrpura vivo, de las bandas queles ceñían la cintura ;eran casi todos tudescos^ holandeses, irlandeses,y algunos, muy jx)cos, de países escandinavos ;pasaron cerca a la fila de coches sin mirar a nadie,bajos los ojos, en una mentida actitud de castotemor;ya de los últimos, poco antes de los Rectores, www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  18. 18. 18 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOque cerraban el desfile, apareció un mozo alto,delgado, flexible entre el hábito sedoso que lo cubría,larga la rubia melena, con unos enormes ojosverdes, voraces de luz y, una gran boca elocuentey sensual;llegado frente al coche de la baronesa Stolcky,sonrió cariñoso y saludó ;la baronesa le respondió agitando su mano, quetemblaba, y, Sixtina agitó la suya con el ramo derosas, como si se lo ofreciese.el conde se descubrió ;la madre y la hija volvieron las rubias cabezaspara seguir la marcha del seminarista, que se alejaba;y, hubo como una feria de ternuras en sus ojos.GESTOS DE VIDA 11—Conrado — dijo el conde, al cual parecía, eerfamiliar la figura del joven seminarista.—El pobre... — dijo la baronesa, con trémolosen la voz— ; le falta todavía un mes.—Este ano irá con nosotros a Sorrento—dijo lajoven, y, su voz tenía algo de velado y de lejano,como si soñase, y, añadió— : El año pasado nosalimos.—Es verdad — dijo el conde—, la muerte delbarón...y, todos callaron, como si el muerto evocado hubiesealzado entre ellos su augusta sombra pacificadora;el desfile de los carruajes principió luego ; y elde casa Stolcky — como dicen en Eoma—, se puso www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  19. 19. 19 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlentamente en marcha ;chasquearon los foetes, en manos de los aurigas ;el conde se destocó, inclinándose reverente, yfué a montar en su caballo, alejándose por los «viales» que van hacia la «Porta Pinciana» , mientrasel coche que llevaba a Sixtina y su madre descendíalentamente hacia la Piazza del Popólo;la noche ascendente iba borrando las púrpurasy los cadmios y los cólchicos del cielo...con un temblor de azogues las estrellas aparecíansobre el límpido azul;y, una como sombra de Eternidad, cubría la«Ciudad Eterna»,***En el pequeño houdoir, todo en verde pálido diluyenteen amaranto, la luz que entraba por elancho y largo ventanal, que daba sobre el jardín,un viejo jardín de aspecto conventual, se tamizabaa través de los estores comdos que representabanen sus caprichosos dibujos florentinos, escenas deBoccaccio, ingenuas y malhábiles en su inocenteperversidad ;afuera, la tarde prolongaba mirajes ultradivinos,sobre la serena quietud de unos cielos de moaré ;a esa luz oblicua y apacible, el mordorado de losárboles se hacía de argento y el ritmo de sus follajes,era como el oscilar de sederías suntuosas ycambiantes en el fondo de oro pálido de aquella www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  20. 20. 20 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOagonía solar ;cantáridas fosforecían entre las frondas, en unnoctivagar ignescente ;palidecían los rosales, bajo un tremar de alaserrabundas ;adentro, se movían las magnolias, prisioneras enlos suntuosos vasos de Bohemia ;GESTOS DE VIDA 13con los ojos abiertos sobre las perspectivas cuasiacuáticas que los cortinajes, las alfombras, los papelesde los muros y las pesadas tapicerías dabanal aposento, Sixtina Stolcky, extendida en un anchodiván, mullido por cojines maravillosos deOriente, ensoñaba ;dejaba errar su mirada como una mariposa somnambúlica,por todos los objetos que la rodeaban,sin que ellos dijeran nada profundo ni sensitivo asu corazón de niña mimada, heredera <3e una granfortuna, llegada al umbral de una juventud llenade perspectivas fastuosas ;nada le decían los cuadros voluptuosos de Fragonard,colgados a los miu^os, ni las escenas picarescasde los gobelinos que servían de «portieres»,y, ornaban la primorosa pantalla puesta ante lachimenea, ni el reflejo lactescente que la luz hacíaal quebrar sus rayos en las ánforas y frascos, y jabonerasde Baccarat, que sobre una mesa de pórfirosostenida por dos ciervos de bronce, formabansus objetos de «toilette» ; ni los bonzos ambiguosy, los crisantemos rituales que decoraban el biombode laca, que le servía de abrigo ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  21. 21. 21 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOesa tarde, había llegado de la «passeggiata»^ fatigada,enervada, vivamente trabajada por sensacionesextrañas ; con una enorme sed de soledad y dequietud, y como esa noche no esperaban gentes extrañasa cenar, y, una súbita cefalalgia de su madreno les permitía ir al teatro, se había despojado desus ropas de calle y envuelta en un kimono de sedagris, bordado de grandes lotos de plata, se habíaacostado en ese diván, dispuesta a ^nsoñaj-, a h^cex14 VARGAS VILAgrandes escapadas al divino país de la Quimera ;y, rememoraba;no era muy numerosa ni podía ir muy lejos lacabalgata de sus reminiscencias ;añorar es la Voluptuosidad de la vejez ;la juventud no la tiene ;es tal vez la única que le falta ;cuando se tiene veinte años no se tiene un pasadosentimental:o si se tiene, está tan cercano, que fonna unosolo con el presente ;así ella ;nacida en Atenas, donde su padre era MinistroPlenipotenciario de un reino ribereño del Báltico,traída a Eoma, donde éste había sido trasladadoluego, no había salido del colegio sino para verlomorir, el año último ;y había quedado sola, con su madre, en ese suntuosoapartamento de la Via Quattro Fontane,donde recibían pocas gentes, y ella sufría la corte www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  22. 22. 22 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOasidua del conde Ornano ;su tendencia a ensoñar esa tarde, le venía de algodelicioso y muy reciente que acababa de tocarBU corazón, como el ala de un pájaro-mosca el aguade una cisterna muy profunda, en la cual riela elresplandor de un lucero;todas las tardes hacía con su madre su «passeggiata» en carroza, al estilo romano, por el Corso, yluego fuera de alguna de las Puertas que encierranla Ciudad, hacia los paisajes encantadores delas campiñas romanas ;sólo los jueves iban al oPincio» a la hora de laGESTOS DE VIDA 15música, ya porque era ésa la moda aristocrática deentonces, ya porque era el único día en la semana,en que los estudiantes del Seminario Tudesco eranllevados allí y podían su madre y, ella, ver a ConradoMuUer, el joven seminarista, su pariente, queen aquel Instituto estudiaba ;ella sabía bien poco de la vida de aquel primosuyo, que no la tenía muy larga, pues apenas detres años le era mayor ;sabíalo nacido en Patrás, como toda la familiade su madre, e hijo de una tía carnal de ésta, a la*cual había oído nombrar, pero no había conocido ;de niños no se habían visto nunca^ porque ellahabía residido con sus padres en Eoma, y, habíasido apenas dos años atrás que él había venido aestudiar a la Ciudad Eterna, traído por su madre,que le costeaba los estudios, y, era entonces que se www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  23. 23. 23 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOhabían conocido ;y, sus mejores recuerdos se referían al veranoúltimo, cuando él había venido a la casa para pasarallí sus vacaciones ;ellas, guardaban el luto de su padre, y no habíanido a veranear, circunscribiendo sus paseosal perímetro encerrado entre las Siete Colinas ;y, él, fué un compañero muy amable y muy útilen esa soledad ;atento, obsequioso, serio, con esa suntuosidadpeculiar a los de su gremio, pero lleno de esa gracianoble que informaba todos sus movimientos ;muy alto, muy delgado, muy pálido, tenía el aireascético, pero, al mismo tiempo tan distinguido,que se diría un joven olord», escapado a «Merton16 VARGAS VILACollege», y vestido de abate para jugar alguna farsade salón ;sus ojos verdes, de un verde limoso y profundode aguas estancadas, eran tan tenebrosamente tristes,que atraían con la fascinación de aquella tristeza,semejante a la de las linfas tornasoles de unamadrépora ;el tinte de su cutis era pálido^ de una palidezseptentrional, pero sana, aunque engrandecida yacentuada por la reclusión ; ojeras profundas hacíanenormes sus ojos taciturnos, entre las largaspestañas, que proyectaban una sombra de heléchos; la nariz muy larga, más que borbónica, volteriana,la boca grande de labios voluptuosos, dejandover unos bellos dientes lobescos, primorosamentecuidados ; las manos largas, tentaculares, www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  24. 24. 24 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde gestos lentos, de esas manos que hacen la impresiónde un pulpo de marfil, distendiendo sustentáculos en actitud de caza;sus largos internados le daban un aire claustral,que encuadraba admirablemente en los salones severosy penumbrosos de aquel Palacio, que el barónStolcky, ya jubilado a causa de su gran edad,había adornado con una regia suntuosidad al estilode la Eoma ochocentista ;y, en sus recuerdos le parecía ver aún deslizarsela alta silueta magra que en sus negras vestidurastenía algo de fantasmal, por las opacidades violetasdel salón lateral , donde ella solía tocar el pianoa la hora siempre sensitiva del crepúsculo, y llegarhasta el biombo que la ocultaba, y, detenerse allí,pidiendo con voz suave el permiso de escucharla;GESTOS DÉ VI13A 17y, luego, se colocaba a un lado, absorto, silencioso,con las manos cruzadas sobre el pecho, enun gesto de oración, y, sólo las separaba de esaactitud, para volver las hojas de la música, y entoncessus largos dedos, se hacían como transparentes,y, parecían filamentos de luz, que se proyectasensobre el marfil candido ;otras veces agitaba la diestra, marcando en elaire los lentos y suaves compases de la música, yentonces la mano, reflejándose en los techos, semejabauna araña deslizándose por los frescosbucólicos, que los decoraban ;apasionado de la música hasta el delirio y virtuoso www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  25. 25. 25 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOdel violín, se dejaba dominar por su encantoavasallador, seguía anhelante el vuelo y el espíritude las partituras, y, se inclinaba a veces para leerlas,en los pasajes más difíciles, y, entonces sualiento desfloraba la nuca y las mejillas de ella,que se sentía extrañamente mal;el silencio del salón se hacía cómplice ; el biombocon molduras de bronce labrado, y, ricas láminasde marfil, representando escenas <3e caza, encampos bengalíes, hacía de aquel rincón deliciosode quietud, un reposorio de ensueños, incitativo atodas las caricias ;cuando ellos se callaban el silencio se hacía omnipresentey obsesionante en el salón severo, dondelos muebles de terciopelo adamascado, con moldurasdoradas, tenían pompas cardenalicias, comopara hacer un marco digno, al retrato de un Cardenal,que había sido Camarlengo en tiempos delPapa Chiaramonti, y pariente próximo de los18 VARGAS VILAStolcky ; giaso, rosado, plácido el Príncipe de laIglesia, presenciaba esos diálogos sensitivo-musicales,cuasi sonriente, como si entre el blanco de suroquete y, el rojo vivo de su muceta, recordasealgunos semejantes habidos en su palacio de ViaGiulia, cerca a las verdes opacidades del Tíber;la noche venía, y la música cesaba ;él, volvía como pesaroso y contrariado el botónde la electricidad y bajo las ondas de luz que parecíanahuyentar un vuelo de ensueños, le ayudaba a www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  26. 26. 26 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOarreglar los papeles de la música, sobre el étagére.—Gracias, Eminencia—le decía ella que por unaburla cariñosa, solía darle ese título, haciendo coneso alusión al pariente purpurado y ya difunto. —Pas encoré—^respondía él sonriente y mirandoel retrato del Cardenal, cual si sintiese ya lacaricia de la púrpura sobre sus hombros, y, la orladel birrete rojo, acariciándole las sienes ;y, se hacía vagamente ensimismado y soñador ;y, dialogaban luego, hasta que el fámulo galoneado,venía a llamarlos a la mesa ;y, ella recordaba con una gran emoción, esasveladas lírico-románticas, cual si sintiese aún lavoz cálida del seminarista acariciarle los oídos diciéndolecosas de música y su aliento caliginoso rozarlelas mejillas y hacer flotar los rizos locos desu nuca ;y, se estremecía ahora, como si un verdaderotocamiento material torturase sus carnes ;de esas conversaciones de Arte, en el cual eramuy experto, había surgido la idea de varias visitasa Iglesias y Museos, para admirar obras maesGESTOSDE VIDA 19tras de pintura y de escultura, que a ella le erandesconocidas ;habían recorrido galerías, claustros y gliptotecas,admirando cuadros, estatuas, grabados, joyas y gemasmágicas, siempre con el acompañamiento deaquella voz cantante y grave que en los momentosde emoción, tenía trémolos muy bajos, cuasi ahogados,como si la voz se estrangulase, muriendoen la garganta.; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  27. 27. 27 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOante los desnudos inmortales, él permanecía ofingía permanecer perplejo, pero, luego, gozaba enexplicar hasta en sus más nimios detalles la bellezade ciertas curvas, la perfección de ciertas formas,el encantador juego de claroscuro que la luzhacía sobre ciertas partes del mármol o del lienzo,donde el cincel o la paleta del artista, parecíanhaber trabajado con más reverente amor para reproducirlas formas creadoras de la Belleza y de laVida ;el atrevimiento de sus conceptos se suavizabacon las tenuidades de su voz, y el gesto todo pedagógico,con que los emitía, no sin que sus ojos sefijasen tenazmente, en el efecto que ciertas desnudeceshacían en su prima ; y el verde fangoso desus pupilas, se hacía aún más turbio, al ver agitadasaquellas carnes nubiles por una sensación queno era toda de Arte, y, hacerse rojo el rostro de lavirgen, por un carmín que no era el del pudor ;y, efectivamente, éste no sufría mucho en ellacon la crudeza intencionada de ciertas explicaciones,y, hubiera visto caer sin inmutarse, todas lashojas de parra que cubrían el sexo de los Hermes yGESTOS.—320 VARGAS VILABacos de la antigüedad, ornados sobre sus zócalos,de ese tardío homenaje del pudor oficial;erudito, de una verdadera erudición, no baedekeriana,en cosas del arte cristiano, explicaba a suprima, sapientemente y con ]>asión, lo más bello www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  28. 28. 28 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde la pintura y la escultura post-greco-romana, y,el simbolismo oculto que forma toda la belleza,exclusivamente esotérica, de las Madonas, sólo visiblesen el rostro contemplativo, los Cristos agónicosy contorsionados bajo el dolor, y los mártires,muriendo bajo los suplicios, carentes de todabelleza que no sea la belleza espiritual;todo eso la dejaba indiferente ;le faltaba la Fe, que suele embellecer tanta fealdad;ella había oído hablar mucho de aquella famosaestatua de Paolina Bonaparte, hecha por Canova yen la cual, el Vicio desnudo adquiere esplendoresde Apoteosis en aquel cuerpo divino, pero no lahabía visto nunca ;y, ahora deseaba verla ; verla con él, para someterloa la misma tortura a que él, la había sometidoante las estatuas de los dioses desnudos ;y, le dijo un día, ir a la «Villa Borghése», y verel mármol encantador que yace en el Museo ;y, fueron ;era la hora postmeridiana, de un fin de agostoabrumador ;el Museo, estaba cerrado ;el guardián somnoleaba en una garita cercana,desde la cual ayudaba a guardar el jardín silencioso^ al jardinero dormido ;GESTOS DE VIDA 21ante la negativa de éste a abrir la Galena, queacababa de cerrar pov ser la hora reglamentaria en www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  29. 29. 29 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel horario de estío, ella se puso tan triste, y tancontrariada, que él insistió suplicante:el guardián, a vista de aquel joven tonsuradoque llevaba el traje de un Instituto «nobile», y,por ende debía serlo, y ante la carroza armoriaday el cochero y el lacayo con librea, y más que todo,ante la efigie del «Ee Yittorio», grabada en unamoneda de oro que se le tendía, se dejó convencery abrió la puerta vitrada que da acceso al vestíbulo ;y, ellos entraron solitarios a las grandes salasdesiertas, llenas apenas de la belleza de las pinturasy de las estatuas, que parecían complacidas dever turbada su soledad por aquella bella pareja dejóvenes que ya los miraban con ojos asombradosde amor ;pasaron anhelosos, sin apercibirse bajo los fragmentosdel Aico de Claudio, como si fuese a servirde pórtico a su juventud orgullosa y feliz ;la soledad los aguijoneaba, como un tábano sagiadoque les picase las carnes ;hollaron indiferentes el mosaico donde combatenlos gladiadores y los monstruos ;y, al fin llegaron a la tercera sala, en cuyo centro,blanca, desnuda, triunfal, se alza, como unagigantesca flor de mármol, entregada a la cariciade los siglos, la hermana incestuosa del César, bajolas facciones de Venus ;se diría una Amadríade de alabastro, en un jardínde ramajes opalescentes ;22 VARGAS VILAuna magnolia de cristal, caída del corazón de unaestrella ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  30. 30. 30 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla luz que caía sobre ella sabiamente combinada,parecía aislarla en una bahía de azul, sobre unaisla de amor;viéndola, sintieron que ante ella, exasperado porsu perfección, el artista debió decir, no lo que MiguelÁngel, a su Moisés, hiriéndolo en la frente :¿por qué no hablas?, sino que hiriéndola en loslabios debió decirla : ¿por qué no besas?...tal es el efluvio de sensualidad ardiente, de deliciosavoluptuosidad que se escapa de aquel mármoldesnudo, que parece pronto a fundirse, comoün metal, al calor de los deseos que inspira...cogidos de la mano, se acercaron a él^ como temerososde ser devorados por su belleza;y, lo contemplaron ávidos ;ella, no apartaba la vista de la estatua sino paramirar a Conrado, espiando el efecto que la estatuatentadora, podía hacer sobre aquel que en ese momentole estrechaba involuntariamente la manocontagiándola con su calor ;la mirada de éste, mentirosamente serena, se detuvoprimero en la frente bombada, pequeña, comola de una Madre del Amor, en los modelos clásicos; luego en la garganta columnaria, hecha nopara el canto, sino para el suave arrullo colombinoa la hora del espasmo en el placer ; y, en los labiosentreabiertos de los cuales, como de un divinopanal ^ parece escaparse un enjambre de besos...;GESTOS DE VIDA 23 www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  31. 31. 31 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, luego se detuvo en los pechos, pequeños, erectos,duros, como dos ánforas de metal.—Pechos de virgen—dijo con desdén—, pechosque no dicen nada... — y, miró a su prima en losojos, tenazmente, vorazmente, como si una tinieblalo cegara, y una infinita sed ardiera sus labios ;ésta, temblaba, al calor de la mano, que estrechabala suya hasta hacerla sufrir : —Pechos sin morbideces —repitió él—^ pechosaún no formados, como los tuyos ;y, así diciendo, había pasado un brazo, por detrásde la cabeza de ella, poniendo la mano sobreimo de sus pechos, apretando con una fuerza inconsciente;ella, no se había defendido...y, entonces él, la besó en los labios, tenazmente,ardientemente, con delectación ;y, ella, le devolvió los besos ;el ruido de una tos discreta, los hizo volver en sí;¿cómo había logrado entrar hasta allí, aquellavieja inglesa, que ahora los miraba sorprendida, ycomo ultrajada en su pudor de sarcófago?ellos la miraron con cólera ;dieron una vuelta más por la sala que ya no decíanada a sus corazones tan violentamente agita-dos ;y, abandonaron el Museo ;vueltos a la casa, quedaron aún por muchos días,como cohibidos bajo la impresión de aquella escena;en las sesiones de música que siguieron y que www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  32. 32. 32 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOeran presididas con una inesperada y t-enaz asidui24VARGAS VILAdad por la señora Stolcky, fueron sentimentalesy románticos, como si una levadura de noblepasión se alzara en sus corazones, floreciendo enbesos mudos que morían sobre sus labios, con untemblor de alas ;así terminaron las vacaciones ;él, volvió al colegio ;y, ella, quedó sola ;entregada a sufrir la corte asidua y sentimentaldel conde Ornano, que le hablaba de amor, de libros,de modas y de música, encantando su cerebro,pero sin llegar jamás a perturbar su corazón ;ahora miserablemente turbado ;y, ya se aproximaba el verano ;y, él saldría de nuevo en vacaciones ;iría con ellas a pasar el estío en SoiTento, dondetenían ya pedidas habitaciones en un granhotel;y, pensando en eso, se removió inquieta en loscojines, como si una fiebre intensa la devorase, ysus labios hechos resecos, se extendían maquinalmenteen la sombra, como si buscasen otros labios...y, todo en el houdoir^ perfumado y solitario, parecíatener el rumor y la actitud de un beso.La crisis sentimental que había asaltado a SixtinaStolcky, cuando su primo volvió a encerrarseen los fríos, claustros de su colegio, había sido unaverdadera languidez moral, que se había disueltoen una tristeza profunda, tan profunda como la www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  33. 33. 33 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsoledad en que quedaba sumida, la cual se engrandecíadesmesuradamente ;se sintió sola, tan sola, como si todo lo que antesla rodeaba se hubiese hundido de repente, dejándolaa ella, única en pie, en medio de tantaruina ;su madre no era un ser apropiado para darleconsolaciones ;demasiado ocupada de sus deberes de gran dama,dada entonces a cultivar su duelo, no se preocupabasino de las visitas por hacer o recibir, los tesmuy íntimos y cuasi familiares a los cuales solíanconcurrir, o las misas dichas por el alma de su esposo,y, todo eso con una exactitud protocolaria,a la cual la había habituado su larga vida diplomáticaal lado del fenecido barón ,26 VARGAS VILAasí llevaba a su hija de aquí para allá, empeñadasiempre en el cumplimiento de alguna elegantefutileza, ora a casa de los grandes costureros, comoun bello maniquí para vestir, ora a los salones quefrecuentaban, como un bello dije para admirar ;no se había preocupado jamás de lo que pudierapasar en el alma de su hija y, apenas si se le habíaocuiTÍdo la idea de que tuviese una ;así no había entre ellas, esa comunidad de almas,esa tierna y suave intimidad, tan necesaria a lasjóvenes, y, que se extiende como un jirón del velode su cuna^ sostenido sobre ellas por las manos maternales,para protegerlas contra las bruscas intemperiesde la vida ;en la onda de melancolía que cayó sobre su corazón www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  34. 34. 34 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy que parecía ahogarlo, Sixtina Stolcky, notuvo otro refugio que la música y la lectura, y serefugió en ellas, como en una isla inaccesible paratodo lo que no fuera las alas de sus recuerdos quevenían a volotear dulcemente sobre su corazón lacerado;la música...era como un rosal lánguido en el cual han muertotodas las rosas...¿qué era ya la música sm él?... sin sus manosprestigiosas, para volver las páginas de las partituras,reflejándose sobre el teclado como grandesmariposas de nácar ; sin su voz suave repitiendo aveces los adagios más pasionales, los ritornellosmás acariciadores, como un suave rumor amadoque le besaba castamente las mejillas ; y, sin eleiicanto tan fatalmente atractivo de aquellos ojos.GESTOS DE VIDA 27de un verde fangoso, sí, porque ella sentía, quetras de aquellas pupilas de candidez mentirosa habíatodas las conupciones de un pantano ; y, esoera lo que la seducía, lo que la fascinaba, lo quela impulsaba fatalmente hacia él;sus horas de música eran horas de soledad frentea frente a su recuerdo ; . . . grandes escapadas líricasal país de los ensueños, al dorado país donde floreceel loto;y, le sucedía que cansada de bogar en la barcade los sueños, que las notas de la música guiabancomo una larga teoría de cisnes enigmáticos que www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  35. 35. 35 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcantasen en el corazón de la noche, sus manos seinmovilizaban sin saberlo, los sonidos moiían bajosus largos dedos pálidos, como estrangulados porellos, quedaba silenciosa, extática, como sumidaen una divina hipnosis, a la cual hacían corte losbudas sonrientes, y las garzas estacionarias queparecían meditar cerca a los esteros de oro, que incrustabanel biombo circuyente, que hacía de susoledad una pagoda destinada al fervoroso culto deun dios lejano ;sus lecturas la sugestionaban algo más, y le dabanuna mayor cantidad de encantamiento interior,permitiéndole vivir más violentamente su sueño,al vivir la pasión de los libros que leía ;debía toda su formación intelectual a su padre,hombre culto y erudito, al cual los deberes de la diplomaciahabían apartado un poco de la pasión delArt^, sin impedir que diera al culto de éste, todaslas horas de raro vagar, que sug quebaoeres oficialesle dejaban ;23 VARGAS VILAel barón era un hombre nórdico, pero todo absorbidoy empapado por la cultura occidental, quese había asimilado admirablemente ;y, fué ésa la que transmitió, a su hija, con su recientepasión ibseniana, muy de última hora ;deficiente desde luego esa educación literaria,a causa del romanticismo que fué la pasión delbarón y que pareció haber petrificado todos susgustos ;a ese respecto, fué, como todos los hombres desu tiempo y de su clase un retrospectivo, y casi www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  36. 36. 36 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOpodría decirse, que un retardatario ;en poesía, i3ermanecía fanático incondicional deLamartine y de Hugo, llegando, en Italia, por concesionespatrióticas, hasta aplaudir los timbalesbélicos de Carducci ; el Himno a Satán, le parecíainsuperable ;ignoró voluntariamente toda la poesía francesa,que va de Baudelaire a Eostand, y de Verlaine aEegnier ;y, en Italia, le fueron ignorados Pascoli y Rapisardi,como el entonces muy reciente dAnnunzio,al cual tenía en un despectivo horror ;en asuntos de novela, era arcaico hasta el remotismo;goetiano impenitente, para él, Werther, era laObra Maestra, apenas débilmente emulada, porOhermann y Jacoho Ortís ; y esas monografías deegotismo romántico, lo seducían hasta el delirio ;apenas si llegó, por concesión a los medios socialesque frecuentaba y para poder adoctrinar enellos, a leer algo de Balzac y aun de Stendhal, sinGESTOS DE VIDA 29pasión y sin selección, conservando, como medidade buen tono, un odio agresivo por Zola, y los discípulosdel castellano de Medán ;bien incompleta, por no decir rudimentaria, erapues la cultura literaria de Sixtina Stolcky, a lamuerta de su padre , y así habría permanecido o sehabría extraviado, si el conde Ornano, no hubiesellegado a tiempo para encauzarla y orientarla ;él, inclinó su espíritu hacia la modernidad, e hizode aquel tanque cerrado, donde sólo se reflejaban www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  37. 37. 37 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcielos pretéritos y remotos, una corriente deaguas vivas hecha para correr libremente por camposcultivados, bajo cielos de idealidad ;como una nube de pájaros de oro sobre el azulde una fuente recién surgida de la sierra, los poetasde Francia y de Italia se inclinaron sobre sucorazón, para decirle el inmortal secreto del Amory la Belleza ;y otros libros le dijeron en prosas tersas y suaves,otras cosas más profundas, de más profundapasión ;ella, no era una sentimental, tocada del morbusenfermizo de la sensiblería, y así, las prosas manidasy los romanticismos paralíticos de AlfonsoDaudet y los atáxicos de su escuela, la dejaron indiferente;exquisita y refinada, un algo snob, las japoneríasy chinoserías goncurtianas y su orientalismode salón la divirtieron enormemente, y amó eseasiatismo de miniatura y esa sabia gliptografía quedespertaron su gusto por lo exótico ;pero fueron los grandes y fuertes escritores, los30 VAEGAS VILAtitánicos, como Zola, Mandes y Mirbeau, los preferidosde sus lectmas ; Paul Bourget tenía paraella el encanto no poco pecaminoso de ciertos objetosde toilette íntima, y Fierre Loti, la seducciónpictórica de una tetera china ^ con caprichosos grabados; el cerebralismo agudo de otras escuelas nola sedujo ; y huyó de ellas como al peligro de unacefalalgia, que pudiera degenerar en meningitis ;pensaba con amor en el encanto febril, y la divina www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  38. 38. 38 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlocura de Guy de Maupassant;de los italianos, abandonó a Manzoni, que su padrele había enseñado a admirar como único modelo,y amó el verbo espejeante, la tristeza plenilunar,la profundidad taciturna de Fogazzaro ; unCarducci en prosa, como ella lo llamó ; Malomhraera la obra que amaba más del gran véneto, y, apenassi fojeó el Piccolo Mondo Antico, que dejó sinconcluir ;la fuerza, toda oratoria de Alfredo Oriani, la encantópor su sonoridad,, pero fué Giovanni Verga,aquel que mereció todo su fanatismo ; Eros la despertóa una nueva vida ; aquella que había ignoradohasta entonces ; y, que no quería nombrar;que no se atrevía a nombrar;los fastos imjx)nderables y las pompas salomonares,de dAnnunzio la envolvían en una comoapoteosis .de crepúsculo, y, se dejaba arrebatar porellas;así, nada tuvo de extraño, que al preparar suviaje a Sorrento, su primera preocupación fues€ lade comprar su provisión de libros, y, escogerlos,bajo el mesianismo amable del conde Ornano.GESTOS DE VIDA 31y, fueron osos los que llevó al peñón florecidodonde naciera el Tasso, y, los que aiTegló amorosamenteen un anaquel con sus papeles de música, y,lució en sus manos primorosas en los jardines del www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  39. 39. 39 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOHotel de Europa, bajo los naranjales olorosos, antelas miradas bovinas de los turistas sajones y tudescos,ya llegados a esa playa, que devoraban con losojos su delicada belleza tan supremamente elegante;y, fué con ellos que emprendió hacer la educaciónliteraria de Conrado Muller, reacio a esta especiede lecturas, y virgen de ellas ;para él, la novela, era basta entonces, un campode cormpciones mefíticas, algo inmundo y pestilencial,del cual sus tías, tan piadosas, que lo habíaneducado de niño^ y sus maestros luego, lo habíanapartado, con cuidado como de algo irrespirabley fatal;no sabía de otras novelas que de aquellas pornográficas,que circulaban clandestinamente en el colegioy, que él había visto ir de mano en mano desus condiscípulos, y aun había leído a hurtadillasalgunos capítulos que le habían producido una extrañasensación de vicio, que había tardado largotiempo en olvidar;así su primera aproximación a los grandes modelosle fué al principio repulsiva, j^ero, al ir entrandolentamente en su familiaridad espiritual,sintió que entraba en la Vida Verdadera, aquellaque ignoraba aunque la hubiese presentido ampliay angustiosamente ;32 VARGAS VILÁy, amó el soplo de esa vida, que se escapaba delos libros caliginoso y voraz ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  40. 40. 40 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOen él dominaba el intelectual, bajo las disciplinasseveras que imponía a su espíritu la educaciónrecibida ;por eso, aunque virgen de toda noción de Estéticaliteraria, la prosa de los grandes estilistas, leprodujo la impresión de belleza inexplicable quesólo había sentido hasta entonces, una vez, oyendolos acordes de la Misa Marcela, de Palestrina,tocada en el órgano de San Pedro, en un día defiestas pontificias ;al inclinarse sobre la vorágine de almas que allíher^ía, sintió el vértigo mental;y, vio que muchas de aquellas almas eran hermanassuyas, hermanas en un dolor, que ellas yahabían vivido, y que él sin saberlo había deseadovivir : almas de Amor ;aquel encuentro con las almas desnudas turbó lasuya tan trascendentalmente, como había turbadosu cuerpo el encuentro con la belleza desnuda,cuando besó en los labios de su prima, los labiosde Paulina Bonaparte ;y^ esa misma divina angustia, esa suave turbación,lo hacía temblar cuando de aquellos mismoslabios, ya besados por él, oyó decir los primerosversos armoniosos, y, pudo repetir con el poeta,cuyo libro temblaba, entre las manos sensitivas desu prima ; en «il gran meriggio su questa di ñuttie di plante verde-azzurrina^ conca solitaria», losdísticos apasionados, mientras : «silenti passan lenubi ne la soorana luce dileguandosi» ;GESTOS DE VIDA 33 www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  41. 41. 41 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, sentía que ondas deliciosamente líricas, turbabansu pensamiento, llenándolo de una indeciblesensación ;y, lentamente, como obedeciendo al ritmo delverso :Si volsi verso Vigrioratodominio de Vlnganno e del Piacere...e ¡i tremara il cor ncl petto armato;y, vio surgir de aquel jardín de estrofas como deun jardín de Hespérides triunfales :una donna furtiva come un angue,quesi compiacque ne V Adolescentey,eran palesi nel suo corpo le origine divinee hestiale ;ne la profondita de le felinepupille;e tutti i filtri di Medéadavano ai baci suoi lenti un funestopotere :ella evocava ogni piu reaviemoria di lihidini^ Vlncestodi Mirra, Vonta crética;y, sintió él, también que una ola de extraño calorinvadía todo su cuerpo, velaba sus ojos, ahogabala voz en su garganta, y, ponía en sus labiosun largo beso turbador,el beso de34 VARGAS VILA www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  42. 42. 42 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOla Lussuria Onnipossentemadre a tutti i ^nísteri e a tutti i sogni;y, violento j cuasi furioso, en un gesto solemneextendió la mano hacia el libro, lo arrancó de manosde su prima, y lo arrojó al suelo...Sixtina lo miró, con ojos asombrados, somnambúlicos,enormemente asombrados por un sueño tenaz,cual si en ellos abriese sus alas membranosasy tentaculares, el temblé vampiro: la Lujuria...y, ambos callaron ;y, se hicieron soñadores ;bajo el candor de las estrellas, que aparecían comoun vuelo de cantáridas sobre el cielo;y. Venus, como un faleño de amor, surgía en elazur...triunfalmente.El Arte no nos revela el Amor^ ni nos lo hacesentir;en cambio el Amor nos revela el Arte, y, nos lohace sentir hondamente si llegamos a él, en unmomento de exaltación pasional;y eso porque el Amor nos hace sensitivos, y, nohay momento más propicio para la comprensión dela Belleza, que aquel en que estamos apasionadospor alguien o por algo y nuestros nervios vibrancomo las cuerdas de una arpa, tocada por manosinvisibles;nunca las sílabas de una frase ni las palabras de www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  43. 43. 43 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun verso, tienen mayor armonía ni más apasionantemusicalidad que cuando las dicen unos labiosmuy amados, muy líricos, muy trémulos, rojosaún por la impresión de nuestro último beso, y,en los cuales, tiemblan las palabras con el temblorde las alas de un pájaro asustado ;nunca los cantos de un poema^ ni las escenas deuna historia de amor, adquieren mayor intensidadGESTOS."36 VABGAS VILAemocional que leídos en conjunto en una soledadamable y culpable, sin otros testigos que las rosaspensativas deshojándose lentamente como en unholocausto ritual, sobre la cabeza adorable que seinclina para leer y quedan prisioneras en la tinieblade la cabellera que hace negras las páginas al proyectarseen ellas, y, la divina vez tiembla al calorde las palabras que lee y, las lágrimas humedecenel libro al rodar de las pestañas, donde lucieroncomo gotas de agua en las ramas de un zarzal;y, ésa era la emoción que ellos sentían, la fiebreque los asaltaba, cuando bajo las frondas del jardínen el hotel, o, sentados en sendas sillas cerca delalto barandal de la terraza que da al mar, leíanciertos libros bellos y sabios en que el amor aparececautamente prisionero de la frase como un áspidencentado en un cristal;y, uno como estremecimiento camal parecía agitarlas ramas de los arbustos, y las parásitas comoenervadas, despedían un acre vaho afrodisíaco ; y www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  44. 44. 44 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOde las viñas exhaustas parecía escaparse un hálitode ebriedad que embriagaba de amor todas lascosas ;y, ellos se sentían también como prisioneros deaquella ola de fuego envueltos en esos efluvios febricitantesy malsanos, que parecían escaparse delalma soñadora de la tarde, enferma de deseos concupiscentes;y, una gran tristeza los invadía ;la Tristeza de la Voluptuosidad ;la Tristeza que turba y que aearicia...y pide un himno de besos...GESTOS DE VIDA 37ardientes, como las llamas que se escapan delpenacho flamígero del Sol.Y e^a tarde leían ;no en los jardines del hotel, ni en los belvederesumbríos propicios a la ensoñación, sino a plenosol y pleno añ^e, en la barca fletada por ellos, yque él había conducido sin barquero y remando solo,aguas afuera, hacia Prócida, desde donde seveían apenas diseñadas en perspectiva, la costabermeja de MergelUna^ y a la siniestra el Vesubio,como un estilita enorme sobre su columna de lavaspetrificadas;la hora era candidamente azul, porque todo eloro y el moaré de la tarde se habían extinguido lentamente,cual si se diluyesen en la copa de pórñrodel mar;hora sensitiva y apasionada, en que el sol, como www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  45. 45. 45 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun faleño ígneo, escapado a las frondas misteriosasdel Deseo, agonizaba sobre los cielos cálidos,prendido al tul de la Noche que surgía;el rumor de las olas era tan débil que el golfose diría extático , en un gesto de adoración;en esa inmensidad azul, la minúscula barca parecíaun pétalo errante, a merced de la misericordiataciturna de las olas ;ellos leían ;el libro, temblaba en las manos de Sixtina,mientras el remo, inmóvil, servía de apoyo a lasmanos de Conrado MuUer, cruzadas sobre él;as VARGAS VILAla divina voz de la joven temblaba en el silencio,y vibraba en el aire, que parecía ebrio del azul metalescentede las aguas, que eran a esa hora tomasolescomo un vino de Ischia, ofrecido en una copade esmeralda a los labios sitibundos del sol...el temblor de aquella voz no venía del corazón,ni era el sollozo empapado de lágrimas, que anunciala tristeza de las almas ;no ; era un temblor de la carne, un temblor devoluptuosidad, del cual toda espiritualidad estabaausenta ;ella, no era una sentimental;tenía el horror de lo patético, que es una deformacióndesmesurada de lo real y, una torturanteexasperación del sentimiento, que no tiene poder www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  46. 46. 46 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsobre las almas verdaderamente sensitivas y apasionadas; las turba sin conmoverlas ;ella, amaba los autores de prosa musculada yfuerte, los grandes escenógrafos de la pasión, lospintores de frescos, que recuerdan a aquellos dePompeya y de Herculano, los creadores de voluptuosidad,los evocadores de aquello que vive másfuerte y más profundamente en el alma de los seresy los tortura como una fiebre ;amaba los grandes sinfonistas de la carne ;aquellos cuya lectura le producía, la impresiónde una caricia sobre sus carnes desnudas.Zola, era entre todos sus autores, el preferido ;leerlo le producía la impresión de sentirse brutalmenteabrazada y violada por un domador deleones ;GESTOS DE VIDA 39y, era La Faute de VAhbé Mouret, el libro queleían...llegaban casi a su final;al momento decisivo ;aquel en que el jardín de la Casa Rectoral pare--cía hacerse obscuro, bajo las negras alas del Pecado,que se abrían sobre él...y, las rosas acongojadas palidecían, misteriosamenteenfermas, con el hálito de la Tentación queflotaba en la atmósfera ;y los lirios hennanos se besaban como en unlánguido incesto ;la hora del beso culpable ;él, se había inclinado hacia su prima para leer www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  47. 47. 47 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOmejor, aquel pasaje en que la Virtud cae vencidapor el Amor;sus alientos se confundían ;sus manos temblorosas se tocaban ;sus almas, como sus ojos, habían perdido el poderde contemplarse ;y se palpaban.—No leas más — le dijo él, exasperado, y lequitó el libro de las manos, y lo arrojó al fondode la barca ;y, ciñó con su brazo el talle de la virgen...y, la besó en los ojos ;y, la besó en los labios ;y, ella se doblegó a sus caricias, como una lianatronchada ;y, fueron el uno del otro ;y, el ofertorio de sus cuerpos se cumplió ;en la paz de la tarde fenecida, en cuyo pórtico40 VARGAS VILAazul, temblaba Véspero, como un claro cirio nupcial.El regreso a la costa fué lento, tapizado de besos,como un sendero procesional tapizado de pétalosy de corolas ;ambos habían abierto sus ojos sobre la Vida, comosobre un continente virgen que acababan dedescubrir, y, la veían diafanizada, hecha espléndiday radiosa por ese algo misterioso de lo cualacababan de desgarrar el velo ;las languideces del crepúsculo parecían penetraren sus almas, y, una como invasión de todos losardores de la tarde les circulaba en la sangre ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  48. 48. 48 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOcomo todos los amantes, hubieran querido hacereterno aquel minuto de amor ;pero, la noche que llegaba los obligó imperiosamentea bogar hacia la costa ;apenas divisaron ésta, momentos antes de tocaren ella^ se miraron con desolación, como si fuesenviolentamente expulsados de un paraíso apenas entrevisto,del cual sólo les había sido dado probar elfruto embriagante de los pomares florecidos ;llegados al embarcadero del Hotel, él, entregó labarca, al marinero al cual la había alquilado, dándoleuna rica propina, con la esperanza de tenerlograto, para dado el caso de nuevas excursiones ;les parecía que éste, y, los otros barqueros quesonreían a su paso, leían en sus ojos la última estrofadel Poema, que acababan de vivir;tomaron el ascensor que de la playa lleva a losGESTOS DE VIDA 41jardines del Hotel, en los cuales la baronesa Stolcky,los esperaba, rodeada de otras damas^ hablandofutilezas ;viéndolos aparecer en la puerta del ascensor, susojos y sus labios sonrieron a la vez ;eran tan bellos ;él, en su traje de franela a rayas, el cuello de lacamisa muy bajo, con corbata a la marinera, cinturónde cuero hebillado en acero oxidado, del cualpendía una cadena de aluminio que sujetaba sinduda un llavero oculto en el bolsillo del pantalón,ceñido al puño diestro un reloj de pulsera, en oromate ; destocado, trayendo el sombrero de paja en www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  49. 49. 49 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOuna mano y jugueteando con la otra en la cadenadel cinto, era el tipo de un gentlemán de la másselecta highlife, haciendo el veraneo en playas deDover ;ella, en un traje de satín muy ligero, color crema,carente de todo adorno y ceñido al talle por uncinturón de charol negro con hebilla de nácar, calzabapreciosos zapatos amarillos con medias delmismo color, y, se tocaba con un canotier de pajacasi igual al de su primo;estaba radiosa ;su belleza se centuplicaba por el color rojo vivode sus mejillas, que no le era habitual y el brilloextemporáneo de sus pupilas, de ordinario tranquilasy serenas ;la baronesa sonrió ante tanta belleza que se leaproximaba y los besó a ambos en la frent-e ;y apoyada en e bra^o de él, se puso en pie ;42 VARGAS VILAy, fueron a cambiarse de trajes, para luego cenare ir como de hábito al baile del Casino.Desde aquel día, el jardín con sus ramajes obscurosy tembladores donde las gardenias abríancálices de ámbar, y los geranios eran como pebeterosde cristal saturando el aire de perfumes sutiles; los belvederes umbríos donde las enredaderastejían mantos de verdura cómplices, y los convólvulosles hacían coronas multicolores con el violetade sus campanillas ; las veredas ocultas de loscaminos que llevan a Meta y a CastellaiJiare y, labarca del pescador, que había sido como su lecho www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  50. 50. 50 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOnupcial, fletada para tal objeto, fueron los diariosreposorios de su insaciable amor ;se amaban con frenesí, con precipitación desesperada,cual si temiesen que algo imprevisto viniesea sorprenderlos en plena avenida del amor,impidiéndoles continuar el viaje por el feliz jardínde Citerea ;como todos los enamorados jóvenes, perdieron lanoción del peligro, y principiaron a olvidar lasprecauciones ;en el Hotel, se comenzó a rumorear;el círculo de bañantes, empezó a encontrar excesivala libertad de que gozaban los jóvenes ;y, la baronesa de Stolcky, advertida tal vez porestos rumores, dejó de lado los periódicos de modasy las interminables novelas de Salgari, únicas queella leía, y, se creyó en el deber de vigilar un poco,y fué desde entonces como una sombra importunaGESTOS DE VIDA 43que los siguió a todas partes ; al baño en la mañana,al Casino a la hora del aperitivo, al tennis,al concierto de la noche ;entonces ellos, conñaron al silencio y al Misterio,el múltiple encanto de sus besos ;V, fueron las noches ardorosas, las únicas confidentes,y los únicos testigos de sus largos abrazosde pasión ; y, era en altas horas de ella, que élabandonaba su aposento para ir al de aquella quelo esperaba ;y, se amaban hasta que la aurora venía con susbesos de luz a poner fin a los besos de sus bocas www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  51. 51. 51 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOextasiadas ;la baronesa, era una dormilona impenitente,mas, sin embargo, resolvió velar;y, una noche, ya bien tarde, envuelta en unblanco peinador, en el cual los «alengons», temblabancomo nieves recién caídas sobre un rosal,salió al corredor solitario, anduvo en la sombra,apagando el ruido de sus pasos cautelosos por elfieltro de las suelas de sus zapatillas, y, fué alcuarto de Conrado, con el pretexto de pedirle unossellos que él tenía, contra las neuralgias ;el lecho estaba vacío...el corazón le dio un vuelco ;fué al aposento de su hija ;los halló allí, juntos, dormidos el uno en brazosdel otro, después de largas horas de amor ;ahogó un giito, llevando a los labios su pañueloarmoriado ;estupefacta, silenciosa, como un fantasma quellorara, abandonó aquella estancia;44 VAEGAS YILAse deslizó por la sombra de espaldas contra lapared, como temiendo desmayarse ;entró a su habitación, que estaba vecina ;sus ojos, desmesmadamente abiertos, como desorbitadosde espanto, fulgían en las tinieblas ;el balcón, que daba sobre el golfo, estaba abierto ;salió a él;la luna bañó con sus magnificencias aquel fantasmadoloroso, que tendía hacia ella los brazos ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  52. 52. 52 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOlos encajes de la coña y los del peinador, se hicieroncomo cristalinos a la luz lunar ;se inclinó sobre el barandado ;y, se precipitó en el vacío ;su cuerpo al caer rebotó sobre la roca, y no alcanzóa caer en el agua ;y, los rayos de la luna juguetearon sobre las desnudecesdel cuerpo como sobre las alas de un ánadedormido.**Cuando Sixtina Stolcky, de vuelta a Boma, y,después de celebrar los funerales de su madre, serefugió en su soledad, replegándose sobre sí misma,su vida le pareció un desierto cuyos límitesretrocedían violentamente ante ella, desmesurándosey, haciendo infinito su desamparo ;la muerte trágica de la baronesa de Stolcky, quehabía conmovido dolorosamente a la colonia veraniegade Sorrento, había merecido por algunos díaslos honores de la crónica, en Boma ;66 habló de suicidio y, de accidente casual;la primera hipótesis, fué casi generalmente rechazada,por no hallarse razones que la hicieranaceptables ;rica, bella aún, con una hija adorable, nada podíaimpulsar a la muerte a aquella mujer encantadora,llena aún de vida y de atractivos, que hastatarde hora de la misma noche en que feneció habíatenido la sociedad del Hotel, bajo el amableencanto de su gracia y de su conversación ;46 VAEGAS VILA www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  53. 53. 53 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOse convino, pues, en una desgracia, y no se hablómás de ello;todos acompañaron a la huérfana en su duelo, y,en los primeros días le hicieron compañía ;pero, poco a poco, los suntuosos salones del PalacioStolcky, en la Via Quattro Fontane, fueronquedando vacíos ;el Dolor no tiene cortesanos.Conrado MuUer, aterrado por la desgracia, y,lleno de un terror supersticioso, había ido a enceiTarseen los claustros de su colegio, entregándosea prácticas desesperadas de piedad, mientras llegabael día cercano de su ordenación ;y, ella, había quedado sola, tan sola, que su propiasombra la espantaba al proyectarse sobre lossuelos, o reflejarse en los espejos de sus salonesdesiertos ;sólo el conde Ornano no desertó ;sus asiduidades se hicieron más discretas, porquela soledad de la joven le imponía un mayorrespeto, pero, se hicieron más tiernas, más humildes,más imploradoras ;él, también sufría, el horror de la soledad, y, teníael miedo de morir en ella ;solo sobre la tierra, se detenía en el umbral de lavejez, lleno del temible espanto de penetrar soloen la inclemente penumbra...y, hubiera deseado ofrecer el í^eno de esa soledada Sixtina Stolcky, para que lo poblara con sus encantos,para que lo iluminara con el bello fulgorde sus ojos color de algas fosforescentes ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  54. 54. 54 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOpero, retrocedía, más que ante la certidumbre.GESTOS DE VIDA 47de no ser amado de la joven, ante la idea, de quese creyese, que deseaba poner la mano sobre lafortuna inmensa que ésta poseía ;y, su amor crecía en el silencio, absoluto y dominador,esperando la hora de mostrarse y detriunfar...era su última, su gran pasión, que se arrastrabasilenciosa, de rodillas, como hacia el altar de undios del cual se teme ser rechazado ;su soledad, confinaba con la soledad de SixtinaStolcky, y sus dos ensueños tenían un mismo puntode intersección, como las manos de dos náufragostendidas hacia la misma roca ;ella, sola en los grandes salones de su palaeio,donde los muebles, los tapices, las pinturas exquisitasy turbadoras, y todo lo que la rodeaba parecíahablarle de un pasado feliz, ahora desvanecido parasiempre...sí...para siempre... porque un nuevo dolor, una grandesgracia, tan grande o mayor que la de la muertede su madre, le amenazaba...estaba encinta ;su falta florecía en su vientre ;al comprenderlo sintió como si la tierra le faltasebajo los pies ;y, tuvo un deseo loco de morir ;le faltó valor para ello, y optó por otra forma desacrificio ;aceptó la mano del conde Ornano ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  55. 55. 55 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy, se casó con él, para dar un padre al hijo, queempezaba a vivir, en sus entrañas ;48 VAEGAS VILAfué valiente y fué audaz, y, se hizo a sí mismala ilusión de que se daba por saxírificio, cuando seentregaba por salvarse ;a los dos meses justos de la muerte de su madretuvo lugar su matrimonio, que se celebró en lamás estricta intimidad, a causa de su duelo tanreciente ;y^ a causa de éste, se refugiaron en una soledadabsoluta ;esa soledad era muy amada a Sixtina Stolcky,que la buscaba, como un refugio para olvidar ;¿olvidar qué?...su loco y desventurado amor, al cual había sacrificadosu vida ;y, trataba de ocultar su tristeza, para no ensombrecercon ella la frente venerable, de aquel quedándole su mano había salvado su honor;y, el conde, era feliz, de una felicidad radiosa ynoble, la cual subió de punto, llegando casi a laembriaguez de la ventura, cuando ella le anunció,cautamente, tímidamente^ como si le confesase unpecado, que se sentía en estado interesante...él, la abrazó, la besó, la tomó en brazos y, recorriócon ella así, los salones y los aposentos y ladepuso al fin sobre un sofá, como si temiese romperla,rompiendo con ella el fruto de su amor ;y, se arrodilló y, la besó largamente en las manos,en los brazos, en el cuello, y en las mejillas www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  56. 56. 56 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy^ se prendió a sus labios, como si quisiese apuraren ellos la vida que ya había dado a otro ser queera una perpetuación del suyo ;y, bendijo a Dios, a la Naturaleza, a su Médico,GESTOS DE VIDA 49cuyos sabios consejos le habían permitido ese alardede tardía virilidad, por el cual a su larga edadhabía podido dar vida a un hijo ;y, llenó a su mujer de cuidados inverosímiles ;al fin llegó el día anhelado ;una caída, sabiamente simulada por Sixtina, sirviópara explicar lo prematuro del alumbramiento ;pero, éste fué feliz, y nació un bello niño, fuerte,robusto, con unos divinos ojos lagunares, deuna diafanidad verdosa de estero septentrional;el conde los halló muy semejantes a los suyos,que no eran verdes, sino azules, de un azul célticoy montañés.Sixtina sabía bien a cuáles otros ojos se parecían,de cuáles otros ojos, eran reflejo... ;y, vaciló, no sabiendo si apartar de ellos los labios,o besarlos con pasión ;*Si Sixtina Stolcky, se había sentido feliz deverse libre de los peligros de su alumbramiento, lohabía sido, aún más, por poder leer una carta, queadjunta al testamento, y debidamente sellada y lacrada,había dejado su madre ^ con esta inscripciónen el sobre :«Para mi hija cuando sea esposa y madre. Siella muere sin serlo, esta carta debe quemarse.» www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  57. 57. 57 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOasí, apenas entrada en convalecencia, ansió leeraquella carta, y sola, en su aposento cuidadosamentecerradas las puertas, extrajo del precioso «secretair» de ébano con incrustaciones de mai^l, quetenía en su alcoba, la preciosa carta materna ;rompió temblando el sello de lacre con las armasfamiliares ;desgarró el sobre amarillento de fuerte papelsin brillo ;GESlOS t)E VIDA 61y, halló las preciosas cuartillas, muy pocas, escritasen una bella letra cuasi varonil, sobre undelicado papel perfumado al heliotropo y del colorde esa flor ;y, la carta decía :«Hija mía :»ya eres esposa ; ya eres madre ; todos los secretosdel corazón y los del sexo te han sido reveladospor el amor ; el único secreto que la vida nos guarda,ya lo sabes ;«ahora : oye el de tu madre ;©moriré sin decírtelo ; pero siento que no podríadormir tranquila en mi tumba si no te lo dijera enesta carta ;»mi espíritu se alza de ella, y va hacia ti, de rodillascomo hacia un confesor, y vengo, a decirtemi pecado ; el pecado que abrumó mi vida con supeso ;sesta confesión es el Eescate que impongo a mifalta ; esperando que por la vergüenza de esta confesiónme será perdonada ;«menos feliz que tú, yo no llegué pura al lecho www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  58. 58. 58 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOconyugal ; un hombre me había poseído antes, unhombre a quien amé con delirio en mis quinceaños, y que no pudo ser mi esposo ;»y, fui madre ;jy, una hermana de la mía, que me amaba comotal, se deshonró para salvarme, y pasó por ser lamadre de mi hijo, de Conrado Müller, a quien túconoces, a quien t-e recomiendo amar como a unGE3T0S.—552 VARGAS VILAhermano y, a quien entregarás veinte mil liras, quepor una manda especial, le dejo como dote ;«te lo digo así desde el fondo de mi tumba ;»¿me has oído?«ahora bésame...»besa mi sombra, hija mía ;»y, déjame dormir en paz ;»ya estoy perdonada ;»esta confesión es mi Eescate.»Cuando Sixtina Stolcky, acabó de leer esta carta,ahogó un grito que se escapaba de su garganta ;miró azorada a todas partes, como si temiese quealguien la hubiese visto leer, que alguien hubiesesorprendido su secreto : el secreto de su madre ;no desgarró la carta con las manos sino con losdientes como si hubiese querido devorarla ; iesacarta que al revelarle la falta de su madre hacía lasuva monstruosa, abominable!...pálida, los ojos desmesuradamente abiertos e ilúcidosde espanto, se puso en pie, anduvo como una www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  59. 59. 59 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOsomnámbula hasta llegar a la chimenea que ardía,y arrojó a ella, los fragmentos de la carta delatora...con aire de inconsciencia trágica los miró arder,luego se apresuró a avivar la llama para que no escapaseninguno, como si al quemar los restos delatoresde la vergüenza de su madre, quemara supropia vergüenza... ; una vergüenza que era uncrimen...y entonces, comprendiendo claramente por quéhabía muerto su madre, pensó que ella también deGESTOSDE VIDA 63bía morir, con el fruto ignominioso de su pecado...y, con los ojos de demente miró a su hijo, quedormía en la cuna ;y, se acercó a él... y, lo miró dormir blondo yfrágil bajo la naciente corona de sus cabellos rubios,cerrados los divinos ojos de un verde de esmalteque parecía reflejar el verde de esmalte dootros ojos...y, sintió odio y horror, por ese niño, que era suPecado j su horrendo Pecado...y, tuvo un deseo loco de ahogar entre sus manosese fruto de su Pecado... y, arrojarlo por una delas ventanas al jardín, como si arrojase al vientolas cenizas de su Pecado ;y, se acercó a la cuna ;y, puso una mano sobre el cuello de su hijo dormido;y, iapretó !...a la presión el niño despertó...lloró... www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  60. 60. 60 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOella también despertó de su acceso de locura ; yretiró la mano, temerosa de hacer mal a su hijo quelloraba...y, lo tomó en sus brazos sin mirarle, cautamente,amorosamente ;y, lo miró luego alelada...y, le pareció que el naciente vello rubio que adornabala pequeña cabeza, claro, como la pelusa deun melocotón^ se hacía una melena larga, y fulgentecomo otra que ella conocía ; luminosa, comoun nimbo, y que había reposado tantas veces sobresu corazón :54 VAEGAS VILAy, que los pequeños ojos que se abrían ante ella,como dos esmeraldas en el fondo de un cofre, sehacían grandes, azulosos, luminosos de pasión, comootros ojos ausentes, que ella no podía olvidar ;y, que los pequeños labios que ahora parecíanpedir la caricia de un pezón, se hacían largos, rojos,sensuales, y se le ofrecían como una oblaciónde besos locos ^ como otros labios ausentes que lahabían enloquecido con sus besos...y, besó con pasión la cabeza de su Pecado ;los labios de su Pecado...los ojos luminosos de su Pecado...y, sintió correr por todo su cuerpo el estremecimientode su Pecado.LA GLORIALA GLORIAEra un trinar de pájaros bajo los cielos de oro ;paisaje primaticio, lleno de beatitud ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  61. 61. 61 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOel mar, como una copa de añil que desbordarasobre las playas de ocre ;cantaba su canción ;sonora, polifónica, profana a la armonía, comoun gran grito lleno de una embriaguez de Sol;el beso fonnidable de la ola con la playa, hacíafranjas de espuma sobre la arena estéril, dormidaen la infinita quietud languideciente ;de la tarde vencida ;bajo el Arco de Triunfo de la cercana Noche ;que surgía coronada de ópalos ;un sol agonizante, palidecido y triste era en losaltos cielos como un nenúfar muerto, en un desfoliolento sobre un campo de azur ;misterios errabundos perlaban las estrellas, sobreel miosotis lívido de la copa del mar ;58 VAEGAS VILAla hora apaciguante, de una molicie tierna, teníavértigos lentos de voluptuosidades, como un vagodeseo, que enfermara las cosas, ávidas de caricias ;sobre el jardín, la sombra hacía como un remansoen el cólcbico ardiente de la tarde estival ;la casa, blanca, se diría una gardenia enormecaída entre el follaje, que más que verde, con uncolor de herrumbre aparecía ;el viento se hacía acariciador en los ramajes y,sobre la tapicería de las gramíneas que eran comoun reposorio de paz para los ojos, fatigados deaquel deslumbramiento de olas y de púrpuras ;rosas como arrancadas a los Misales Góticos, o aviejos Libros de Horas, abrían sus lindos cálices, www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  62. 62. 62 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOun poco versallescos, en el verde cambiante de losparterres, que la hora moribunda hacía densos desombra;las unas eran blancas, de una blancura anémica,y, el oro del crepúsculo, nimbaba firmemente supalidez claustral;otras, el rojo vivo de pétalos de sangre mostrabanorgullosas en actitud triunfal ;feria de los geranios la fronda se diría ; tanto lasbellas flores se abrían a la caricia de la hora sensual;a los besos dementes del aire los lirios se doblaban;como cuerpos amantes a los besos de amor ;- en formas arácnidas las plantas trepadoras tendíancortinas densas, que la suave cadencia de latarde hacia musicales ;las madreselvas, el índigo pálido y el rosa eva^GESTOS DE VIDA 59nescente de sus hojas, abrían en el bruno follaje ;como obedeciendo al culto de un rito misteriosoel múltiple incensario de los bosques cercanos esparcíael olor de sus resinas ;un surtidor cantaba ;en el naufragio palideciente de la Tarde ;cerca a un pretil de piedra, lindero del camino,sentados en un banco rústico, dos adolescentes dialogabanen el fasto doliente y los oros extintos dela hora vesperal ;al frente, en perspectiva, una gran roca obscura www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  63. 63. 63 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOy granítica diseñaba su perfil dentellado, que elfondo rojo del crepúsculo hacía trágico;el adolescente la contemplaba con ojos pensativos,brumosos de Ensueños, ávidos de visiones y,en los cuales, como un estandarte desplegado, reinabala sombra de un gran Dolor ;y, decía, con una voz aun insegura, que parecíacautiva de sus emociones internas :—¿No ves el gesto de la roca?la roca ríe ;i qué bella boca desdentada la boca de la roca !el cincel de los siglos la ha esculpido así;parece un formidable anáglifo tallado por Titanesen el corazón de la montaña ;es vieja como la Tierra su madre, de la cualsurgió forjada así;la Belleza de las cosas antiguas es sagrada ;ella es la Belleza Vencedora ;ha vencido la Muerte ;...y, la flor de esa Victoria se llama : el Arte ;.jrunarcesible y maravillosa , como esa roca ;60 VARGAS VILAcomo esa roca, que ahora cambia de expresióny se hace triste bajo el juego de sombras y de luzque hace esa nube negTa que se proyecta sobreella, y, se diría que la hace llorar;¿no ves llorar la roca? www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  64. 64. 64 GESTOS DE VIDA VARGAS VILA EL MAESTRO EL DIVINOesas dos grandes cavernas son sus ojos ; ojos delos cuales la mano brutal de los siglos ha extraídolas pupilas ;esos largos musgos que penden de sus bordes,en los cuales los heléchos hacen veces de pestañas,son sus lágrimas ;es triste ver llorar la roca ;¿por qué llora la roca?¿es la tristeza de la Noche esplendente y nacientelo que la hace llorar?...¿es el recuerdo de las cosas que ha visto en suvida solitaria de siglos?de los siglos que ha visto morir ;algo conmueve el alma de la roca;porque la roca tiene un alma, como todas lascosas;expresar el alma de las cosas;he ahí el deber del Arte...he ahí el Dolor del Artista, que no sabe aúnencontrar esa expresión ;y, a quien la forma innata de esa próxima Revelacióntortura ;¿ sabes tú lo que es el Dolor del Art-e por nacer ?ese que es mi propio Dolor;¿lo sabes tú?...y, el joven que así hablaba, y que era casi uaGESTOS DE VIDA 61niño, volvió a mirar a su bella compañera, a quieninterrogaba ; www.gftaognosticaespiritual.org www.taocienciareligion.com GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL

×