Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Datos geolocalizados, la moneda de la geotecnologia

604 views

Published on

Datos geolocalizados, la moneda de la geotecnología.
Publicado en la Revista Telos, núm 110
Edita: Fundación Telefónica (https://telos.fundaciontelefonica.com/)
Vivimos en la era de los datos y uno de los aspectos que más valor aportan a un dato es la variable espacial. La industria geoespacial crece cada día gracias a la tecnología y los datos se han convertido en su moneda. Las personas los generan y las empresas y gobiernos los usan, lo que implica aspectos positivos-como la personalización de las experiencias-, pero también negativos, afectando directamente a su privacidad. We live in the age of data and one of the most valuable aspects for a data is the spatial variable. The geospatial industry is growing every day thanks to technology and data have become its currency. People generate them by using their mobile devices and companies and governments use them, what implies positive aspects, such as the personalization of experiences, but also negative ones, directly affecting their privacy.

Published in: Technology
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Datos geolocalizados, la moneda de la geotecnologia

  1. 1. Cuaderno_geotecnología_ — 68 — TELOS 110 GERSÓN BELTRÁN LÓPEZ La importancia del dónde Vivimos en la era de los datos y uno de los aspectos que más valor aportan a un dato es la variable espacial. La industria geoespacial crece cada día gracias a la tecnología y los datos se han convertido en su moneda. Las personas los generan y las empresas y gobiernos los usan, lo que implica aspectos positivos —como la personalización de las experiencias—, pero también negativos, afectando directamente a su privacidad. The importance of where GEOLOCATED DATA, THE CURRENCY OF GEOTECHNOLOGY We live in the age of data and one of the most valuable aspects for a data is the spatial variable. The geospatial industry is growing every day thanks to technology and data have become its currency. People generate them by using their mobile devices and companies and governments use them, what implies positive aspects, such as the personalization of experiences, but also negative ones, directly affecting their privacy. Keywords: geotechnology, geolocation, neogeography, geospatial industry, geographic data L A M O N E D A D E L A G E O T E C N O L O G Í A D A T O S G E O L O C A
  2. 2. Palabras clave: geotecnología, geolocalización, neogeografía, industria geoespacial, datos geográficos DiferentesDiferentes enfoquesenfoques de mapas yde mapas y cartografías,cartografías, geolocalizacióngeolocalización de informaciónde información y seguimientoy seguimiento del induvíduo.del induvíduo. (C+L, trazabilidad,(C+L, trazabilidad, open data).open data). 28,9 23,6 24,1 27,9 34,8 6246 24 21,8 24,2 24,4 25,6 25,6 25,6 27,1 -50.7-50.7 NRV 4QFJ 12345 67890 27,1 23 22,4 21,1 6 5 4,3 191 16,5516 1818 16,216 2 10,610 9,99 9 6,3 6,7 N: 43,37 O: 10,16 R: 290 N: 43,34 O: 10,17 R: 210 N: 43,40 O: 10,14 R: 270 DATIFICACIÓN LOCALIZACIÓN CONTEXTO THICK DATA O PEN D ATA O P N DD A A O SMARTDATA TIGs TICs INDUSTRIAGEOESPACIALESPADU TEORÍA DEL MOSAICO DATO + ML TR AZABILID AD AZA D AD L I Z A D O S ,OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDDDDDDDD ODD OOOOOOOODD OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODD OOOOOOOOOOOODDD OOOOOOODD OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDD OOOOOOOOOOOOOOOOOD ODD OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDDDDDDDDD OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDDDDDDDD SSSSSSSSSSSSOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS MUNDO “INFOXICADOMUNDO “INFOXICADOMUNDO INFOXICADOMUMUNDO INFOXICADOM
  3. 3. Cuaderno_geotecnología_ — 70 — TELOS 110 VVivimos en una época en la que la geo- grafía no puede ser analizada sin la tec- nología como herramienta de trabajo, de ahínacelageotecnología(Buzai,2015), que se convierte así en una herramienta de la geografía dentro de la industria geoespacial, siendo los datos la moneda de cambio de este nuevo escenario. En esta nueva geografía aparece un nuevo espacio de relación, el entorno digital, al que denominamos cibergeo- grafía (Fuenzalida, Buzai, Jiménez, y de León Loza, 2015). No se trata de una nueva disciplina, sino de una evolu- ción en lo que, quizás, sea el cambio más importante desde que Alexander Von Humboldt iniciara lo que se considera la geografía moderna (Capel Sáez, 1981). La geografía sigue siendo la ciencia de la Tierra, pero este planeta no es tan solo una base física sobre la que interac- túan los seres humanos, sino un espacio de relación que supera los límites me- ramente físicos, para integrarse en un solo espacio global interconectado. No está tan lejos del concepto de Gaia que se soñara en los años setenta en el que los seres humanos éramos el sistema nervioso de un planeta con vida propia. Industria geoespacial La industria espacial (Beltrán, 2018) mueve anualmente millones de dóla- res en el mundo, con un valor de con- sumo de 500.000 millones de dólares (unos 442.702 millones de euros) y un impacto estimado de 720.000 mi- VVVVVVVVVVVVV 6246 V 21 V 24 V 24 V 25 V 25 V 25 V 27 VT ,,N:43,37O:10,16 V N:43,34O:10,17R:210 N:43,40O:10,14R:270 VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
  4. 4. — 71 — TELOS 110 llones de dólares (cerca de 637.620 millones de euros) para el 2020 (VV. AA., 2018a). En esta se habla de todos aquellos elementos que tienen que ver con la tecnología y con la variable es- pacial, como el posicionamiento y los sistemas de navegación por satélite, el análisis espacial y los Sistemas de In- formación Geográfica (SIG o GIS, por sus siglas en inglés), así como la obser- vación de la Tierra (VV.AA., 2018b). Paralelamente, vivimos en un mun- do dominado por los datos, Tim Ber- ners Lee dijo que eran la materia prima del siglo XXI (Beltrán López, 2016); recientemente Amuda Goeli, primer ejecutivo de Destinia, indicaba que “la riqueza de un país (…) va a comenzar a medirse por la cantidad de datos que almacene” (Turisme Comunitat Valen- ciana, 2010); las grandes corporacio- nes los usan como moneda y los gobier- nos como un recurso básico. Se habla de grandes cantidades de datos (big data), de datos inteligentes (smart data), de datos abiertos (open data) y de datos cualitativos (thick data). Incluso Sharon Doyle, jefa glo- bal de productos de Travelport, indica que hemos pasado de la digitalización a la datificación, un término emplea- do “para describir que cada aspecto de nuestra vida digital se convierte en valiosos datos informatizados que pue- den recopilarse y utilizarse” (Travel- port Digital, 2019). Los datos valen más cuanto más cualificados estén, es decir, cuantas más variables dispongan que definan a los individuos que los generan, pero hay tres datos indispensables: un con- tacto o lead (disponer de un medio para contactar con las personas, sea un mail, un teléfono o similar), una fecha (cuándo se mueve quien genera el dato o realiza acciones, diaria, mensual y anualmente) o una localización (dónde lo hace, bien a través de una dirección, un código postal o una coordenada geo- gráfica). Por tanto, estamos hablando de que se identifica el perfil de un indi- viduo en una coordenada del espacio y en un momento concreto. Autores como Del Río (2015) afir- man que el dato es un recurso econó- mico y hablan de factorías de datos L a T i e r r a n o e s s o l o u n a b a s e f í s i c a s i n o u n e s p a c i o d e r e l a c i ó n q u e s u p e r a l o s l í m i t e s m e r a m e n t e f í s i c o s , u n e s p a c i o g l o b a l i n t e r c o n e c t a d o
  5. 5. Cuaderno_geotecnología_ — 72 — TELOS 110 que los crean y manipulan hasta lograr obtener información, incrementando su valor con el uso. El dato se convierte así en un producto en sí mismo, que se gestiona de forma industrial o se trans- forma en servicio en el momento en el que se le da un valor añadido. No se trata de disponer del dato, de la infor- mación en bruto que egenera, sino del conocimiento asociado a ese dato. En este sentido, se da una paradoja desde el momento en que el dato pue- de ser gestionado por una máquina a través de algoritmos —llegando incluso a usar machine learning, en el camino hacia la inteligencia artificial—; pero la interpretación de ese dato en su contexto, combinando variables cuan- titativas y cualitativas, sigue siendo algo eminentemente humano, al fin y al cabo el conocimiento y el raciocinio es una construcción humana. Autores como Marc Vidal1 (2019) afirman que E l d a t o s e c o n v i e r t e e n u n p r o d u c t o e n s í m i s m o y s e g e s t i o n a d e f o r m a i n d u s t r i a l o s e t r a n s f o r m a e n s e r v i c i o “necesitaremos más filósofos y poe- tas para explicar a las máquinas quié- nes somos”; para Andy Stalman2 “el componente emocional está creciendo proporcionalmente al aumento de la tecnología en nuestra vida”. Ambos confirman esta variable humanista con ambas afirmaciones. En la era de la geo- tecnología la clave está en las personas y las personas son el equilibrio entre el conocimiento y las emociones. De lo local a lo contextual Hoy en día no se entiende la tecnología sin la información y la comunicación (Beltrán López, 2018). La geotecno- logía se basa en las Tecnologías de la Información Geográfica (TIG), ya que el espacio es un elemento indispensa- ble para su análisis, pero también las
  6. 6. — 73 — TELOS 110 Tecnologías de la Información y la Co- municación (TIC). Las primeras nos hablan de información geográfica; las segundas, de cómo se comunica dicha información y ambas son inseparables. Vivimos en un mundo social, local y móvil3 , en el que compartimos infor- mación en los medios sociales sobre un lugar concreto y a través de los disposi- tivos móviles, que nos hacen movernos por el territorio compartiendo dicha información. La geolocalización es situar una persona, objeto o cosa en el espacio. Cuando nos localizamos —o lo- calizan— con el móvil e interactuamos estamos generando una comunicación entre el mundo físico y el mundo onli- ne, de modo que la geolocalización se convierte en una herramienta de comu- nicación (Beltrán López, 2012) Pero hoy en día este hecho está transformándose, de manera que la “l” de localización está cambiando a la “c” de contexto (Buhalis & Foerste, 2015), no es tanto dónde se encuentre una persona u objeto sino el contexto geográfico que lo rodea y que le da sen- tido. No estamos aislados en el espacio sino que somos causa y consecuencia del ámbito espacial que nos rodea. Equilibrio A partir de aquí surgen análisis vincu- lados con la información geolocaliza- da que se está transmitiendo en todo momento y al tiempo real, entre ellas la Teoría del Mosaico (Bellovin, Hut- chins, Jebara y Zimmeck, 2013), que analiza la importancia de la geolocali- zación vinculada con la privacidad, no por saber dónde se encuentra un indivi- duo, sino por ser capaces de conocer la trazabilidad de sus movimientos y, por tanto, de sus comportamientos y hábi- tos de consumo. El dar a conocer nuestros movi- mientos asociados a nuestro perfil so- cial, permite que se personalicen las experiencias que recibimos, se supone que más adecuadas a lo que queremos. Se trata de una estrategia de marketing buscando la microsegmentación hasta llegar a una escala individual, para lo que se vale de algoritmos que clasifican a las personas y automatizan los pro- cesos de información y comunicación con ésta. En un mundo “infoxicado” o intoxicado de información, el recibir la información estrictamente necesaria que se ajusta a nuestros intereses y nos aporta un valor añadido es esencial. Pero este hecho, desde el punto de vista individual y humano, nos lleva a hablar de privacidad, la cara B de las geotecnologías, no solo desde el punto de vista personal, sino también desde el punto de vista público y comercial, donde nuestros datos son objetos de consumo y nosotros una mera herra- mienta generadora de dichos datos (Spangrud, 2019). Cada vez más no- ticias hablan de la privacidad vinculada a la geolocalización y dan a conocer los problemas que suponen, no solo desde el punto de vista físico, sino desde un punto de vista ético. La legislación europea y, por ende, la española, están trabajando para do- tar de herramientas a los individuos que los amparen a la hora de prote- ger su privacidad (véase el Re- 1 https://www.marcvidal.net/blog/2018/12/13/ necesitaremos-ms-filsofos-y-poetas-para- explicar-a-las-mquinas-quines-somos 2 http://andystalman.com/relacion-humano- tecnologia-crisis/ 3 Reed, R. (2011): The SoLoMo Manifesto or just about everything marketers need to know about the convergence of social, local and mobile. Disponible en: http://momentfeed. com/customer-moments/solomo
  7. 7. Cuaderno_geotecnología_ — 74 — TELOS 110 glamento General de Protección de Datos, que exige decir para qué se va a usar un dato geolocalizado y hace que el usuario dé un consentimiento expreso para dicho uso). Pero, no se trata de quién y cómo use nuestros datos geolocalizados, sino la responsa- bilidad que tenemos como individuos de dar esa información de forma cons- ciente o inconsciente, por ejemplo, en las redes sociales. Para ello es esencial la información y la formación, lo que supone un esfuerzo como individuos, pero también nos aporta la libertad para decidir qué datos damos, cómo, cuándo y a quién. Inteligencia artificial Una de las últimas tendencias habla de inteligencia artificial (Rouhiainen, 2018), un término con unas conse- cuencias que aún no podemos conocer, porque no hay una implantación ni una perspectiva sobre la misma, pero que corre el peligro de ser trivializada y mercantilizada, lo que le podría restar el impacto esperado. La inteligencia artificial es la má- quina que puede gobernar el mundo, un Matrix en el que los datos son su energía, se alimenta de datos para po- der funcionar. Actualmente se plantean problemas éticos de las máquinas y se recurre a la ciencia ficción de Isaac Asi- mov y sus tres leyes de la robótica para plantear supuestos, tanto en lo referente a considerar a los robots como trabaja- dores, como al desarrollo de los coches N o s e t r a t a s o l o d e q u i é n y c ó m o u s e n u e s t r o s d a t o s , s i n o d e l a r e s p o n s a b i l i d a d q u e t e n e m o s c o m o i n d i v i d u o s a c e r c a d e d a r e s a i n f o r m a c i ó n d e f o r m a c o n s c i e n t e o i n c o n s c i e n t e
  8. 8. — 75 — TELOS 110 autónomos. Vamos a convivir en una sociedad híbrida, donde personas y ro- bots convivimos y hemos de ser capaces de definir los límites de dicha conviven- cia en un nuevo acuerdo social. Las dos caras Tal y como afirma el título de este ar- tículo, los datos geolocalizados son la moneda de la geotecnología, con sus dos caras: una que nos puede hacer evo- lucionar y la otra involucionar. Asis- timos al desarrollo de un sistema de producción y comercialización de estos datos, generados por cada uno de noso- tros en esa fábrica global, encadenados a nuestros dispositivos móviles y co- nectados en la aldea global. Es esencial Bibliografía Bellovin, S. M.; Hutchins, R. M.; Jebara, T. y Zimmeck, S. (2013): “When Enough is Enough: Location Tracking, Mosaic Theory, and Machine Learning” en SSRN Electronic Journal. https://doi.org/10.2139/ssrn.2320019 Buhalis, D. y Foerste, M. (2015): “SoCoMo marketing for travel and tourism: Empowering co-creation of value” en Journal of Destination Marketing & Management, 4(3), 1-11. https://doi.org/10.1016/j.jdmm.2015.04.001 Buzai, G. D. (2015): “Evolución del pensamiento geográfico hacia la Geografía Global y la Neogeografía” en Geografía, geotecnología y análisis espacial: tendencias, métodos y aplicaciones (pp. 4-16). Capel Sáez, H. (1981): Filosofía y ciencia en la geografía contemporánea. Barcelona, Editorial Barcanova. Del Río, J. (2015): “La vía ecléctica de producción y consumo de datos espaciales” en Revista Polígonos, 27, 119-163. Fuenzalida, M., Buzai, G. D., Jiménez, A. M., y de León Loza, A. G. (2015): Geografía, geotecnología y análisis espacial: tendencias, métodos y aplicaciones (1a edición). Santiago de Chile, Editorial Triángulo. Rouhiainen, L. (2018): Inteligencia artifical: 101 cosas que debes saber hoy sobre nuestro futuro. Barcelona, Alienta. Spangrud, D. (2019). Geo-Privacy and Personal Location Information. Disponible en: https://geoawesomeness.com/geo-privacy- and-personal-location-information/?fbclid=IwAR1x1w2mi2MJR-Jj3lZfkeXytBJrh8afwZfItGC5wxTPHPtDWTIWNJVdeL4 definir si la geotecnología sigue siendo una herramienta o un fin en sí misma. De nosotros depende que un dato sea la moneda de cambio de un algoritmo, objeto de producción y consumo, o un elemento de transformación social que derive en la mejora de las condiciones de vida en el planeta Tierra. NRV 4QFJ 12345 67890 27,1 23 22,4 21,1 6 5 4,3 191 16,5516 1818 16,216 2 10,610 9,99 9 6,3 6,7 TIGs TICs DATO + ML
  9. 9. “EL C E R E B R O Y A E S T Á E N L A N U B E” MARZO 2019. 9€ C U A D E R N O C E N T R A L : G E O T E C N O L O G Í A M A V I S Á N C H E Z - V I V E S G O B E R N A N Z A D I G I T A L Andrés Ortega | B I O H A C K E R S Y C Í B O R G S Gabriel Galeote | V E R K A M I : A M O R P O R L A C R E A C I Ó N Covadonga G. Pola H A C I A U N N U E V O C O N T R A T O S O C I O D I G I T A L Albert Cortina | N A R C O C U L T U R A , M E D I O S Y P R O D U C C I Ó N C U L T U R A L Luis G. Alzati + S U P L E M E N T O T E L O S E N L I G H T E D : L A E D U C A C I Ó N E N L A E R A D I G I T A L N E U R O C I E N T Í F I C A E N E L H U M A N B R A I N P R O J E C T Revista de Pensamiento, Sociedad y Tecnología G E O T E C N O L O G Í A M A R Z O 2 0 1 9 t e l o s . f u n d a c i o n t e l e f o n i c a . c o m 0879 598325fhn7 0879 598325fhn7 06980 3455 239239 twt900vtwt9 239993939232239 twt900v9twtwtwt9t 00 28,988 23,63,3, 24,111 27,999 34,8 28,9 23,6 24,1 27,9 34,8 23,5 24,2 24,8 28,22 28,2 23,3 28,1 27,2 27,2 28,9 27,1 23 22,4 24 21,8 24,2 24,4 25,625,6 25,625,6 25,6 27,17,1 21,1 191 16,5 181818 16,2116 21 ,2 10,61 9,9 GEOTECNOLOGÍAMARZO2019
  10. 10. Índice_ — 5 — TELOS 110 -77- Análisis -78- FERNAN DEL VAL ¿Por qué seguimos escuchando discos de vinilo? -86- GERARDO DEL CERRO Megaproyectos, competitividad y desarrollo -96- GABRIEL GALEOTE La revolución tecnológica de biohackers y cíborgs -103- Experiencias -104- COVADONGA GONZÁLEZ-POLA Verkami y el crowdfunding cultural -111- DANIEL SÁENZ BUESO Publicidad y datos: el caso Ruavieja -113- Referencias Selección de las principales referencias bibliográficas -123- Regulación -124- ALBERT CORTINA Hacia un nuevo contrato sociodigital -130- RICARD MARTÍNEZ El tratamiento de datos personales en la Ley de Régimen Electoral General -36- ZORAIDA FRÍAS La gobernanza socioeconómica ha convertido internet en el campo de batalla en el que se juega el nuevo orden mundial de la sociedad digital. -44- JOSÉ LUIS CALVO El espacio exterior será un dominio militar bien diferenciado con fuerzas, equipos y estrategias propias. Las principales potencias compiten por ello. -52- NORA PACHECO Los ataques en el ciberespacio son una amenaza al desarrollo económico y la seguridad nacional. La ciberseguridad es determinante en el tablero internacional. -60- EDUARDO OLIER Los algoritmos son hoy la esencia del poder. Lo que se traduce en la clave del control político, social y económico. El dominio de estas técnicas dividirá al mundo en dos grupos. -68- GERSÓN BELTRÁN La industria geoespacial crece cada día más gracias a la tecnología y los datos se han convertido en la moneda de cambio de este nuevo escenario. G E O T E C N O L O G Í A Cuaderno -35- x1 w x-b=1 w x-b=0 w x-b=-1 2 –––– IIw II w 1.5. 1.4. 1.7. 1.8. 1.10. 1.6. 1.3. 1.2. 1.1. 2.5. 2.4. 2.7. 2.8. 2.9. 2.10. F 2.6. 2.3. 2.2. 2.1. 1.1.01 1.1.02 1.1.03 1.1.04 1.1.05 1.1.06 1.1.07 1.1.08 1.1.09 1.1.10 1.2.011.1.081.1.08 1.2.021.1.091.1.09 1.2.031.1.101.1.10 1.2.04 1.2.05 1.2.06 1.2.07 1.2.08 1.2.09 1.2.10 1.6.01 1.6.02 1.6.03 1.6.04 1.6.05 1.6.06 1.6.07 1.6.08 1.6.09 1.10.01 1.10.02 1.10.03 1.10.04 1.10.05 1.10.06 1.10.07 1.10.08 1.10.09 1.7.011.6.071.6.07 1.7.021.6.081.6.08 1.7.031.6.091.6.09 1.7.04 1.7.05 1.7.06 1.7.07 1.5.01 1.5.02 1.5.03 1.5.04 1.5.051.6.011.6.01 1.4.011.2.091.2.09 1.4.021.2.101.2.10 1.4.031 5 011 5 01 1 3 011 2 081 2 08 1.3.02 0808 1 2 091 2 09 1 8 011 7 061 7 06 1 8 021 7 071 7 07 1.09. 1.9.01 1.7.071.7.07 1.9.02 A99.90 BgG567 89K s>R DO r–-S IF___THEN___TRUE S>R-S a<ba<b YN YN b<a a<båa<c c<b<aYN a<båb<c a<c<bc<b<a YN a<båa<cc<b<a YN a<båb<cc<b<a b<c<a b<c<a c<b<a CAMBRIDGE NSA PNAS ADAMKRAMER ANALYTICA PRISM FISA No Si
  11. 11. — 138 — TELOS 110 Equipo_ Edita Fundación Telefónica Consejo de Redacción Pablo Gonzalo Fundación Telefónica Juan Manuel Zafra. Director Universidad Carlos III de Madrid Andrés Pérez Perruca Fundación Telefónica Rosa Mª Sáinz Peña Fundación Telefónica Realiza The Tab Gang Javier Moya. Coordinación Jessica Bermúdez. Redacción Kembeke Estudio. Diseño y maquetación Silvia Mercader. Secretaria de Redacción Juan Munguía. Comunicación Redacción: Fundación Telefónica Gran Vía, 28 7ª planta 28013 Madrid fundacion-telefonica@telefonica.com https://telos.fundaciontelefonica.com Twitter: @revistatelos LinkedIn: revista-telos Suscripciones: suscripcionestelos@fundaciontelefonica.com Imprime: Grupo Zeta, S.A. Depósito legal: M-2376-1985 ISSN: 0213-084X (edición impresa) ISSN: 2340-342X (edición en línea) BY NC ND Bajo licencia Creative Commons

×