Influencia de los factores intra escolares en el rendimiento académico

31,606 views

Published on

Influencia de los factores intra escolares en el rendimiento académico

Published in: Education

Influencia de los factores intra escolares en el rendimiento académico

  1. 1. 7 INFLUENCIA DE LOS FACTORES INTRA-ESCOLARES EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO MARIA ELSA MOLINA DE LEÓN CARMEN AMPARO TIBAVIJA CIPAGAUTA UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS FACULTAD DE CIENCIAS Y EDUCACIÓN
  2. 2. 8 ESPECIALIZACIÓN EN GERENCIA DE PROYECTOS EDUCATIVOS INSTITUCIONALES BOGOTÁ D.C., MARZO 25 DE 2008 INFLUENCIA DE LOS FACTORES INTRA-ESCOLARES EN EL RENDIMIENTO ESCOLAR MARIA ELSA MOLINA DE LEON CARMEN AMPARO TIBAVIJA C. DIRECTOR DIEGO H. ARIAS GÓMEZ Magíster en Sociología de la Educación Universidad Pedagógica Nacional Trabajo de grado como requisito para optar al título de Especialista en Gerencia de Proyectos Educativos Institucionales
  3. 3. 9 UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS FACULTAD DE CIENCIAS Y EDUCACIÓN ESPECIALIZACIÓN EN GERENCIA DE PROYECTOS EDUCATIVOS INSTITUCIONALES BOGOTÁ D.C., MARZO 25 DE 2008 NOTA DE ACEPTACIÓN _____________________ _____________________ _____________________ _____________________ _____________________ _____________________ _____________________ FIRMA DEL PRESIDENTE DEL JURADO --------------------------------------------------------- FIRMA JURADO --------------------------------------------------------- FIRMA JURADO ---------------------------------------------------------
  4. 4. 10 Bogotá, 25 de marzo de 2008 DEDICATORIA A los niños, niñas, jóvenes y demás personas que han sufrido la problemática del bajo rendimiento académico y llevan en sus mentes y corazones un triste recuerdo de su vida escolar. MARIA ELSA -Con todo mi amor dedico este esfuerzo a mi hija Linita Fernanda Gutiérrez Tibavija por haber tenido tanta paciencia y soledad durante tantos sábados y largas semanas de empeño, para las dos lograr nuestros objetivos -De igual manera a las personas que de una u otra forma aportaron para alcanzar este gran sueño. AMPARO
  5. 5. 11 AGRADECIMIENTOS A Dios y a las demás personas que hicieron posible este logro. A todos mis profesores por haber participado en este proceso de aprendizaje. Al profesor Diego Arias por su dedicación, esmero y por ser un Maestro de los que dejan una huella positiva en sus estudiantes. MARIA ELSA -Primero que todo a Dios y a la vida misma por brindarme la fortaleza necesaria y la oportunidad del avance en mi vida personal y profesional. -A mi familia por haber estado conmigo brindándome fortaleza y compañía en este tiempo. -A nuestro querido y admirado profesor Diego Arias por haber aceptado incondicionalmente ser nuestro tutor y guía y porque ha hecho posible la feliz culminación de este proyecto. -A mis compañeras de grupo por sus valiosos aportes y apoyo constante. -A mis demás compañeros por su alegría y calidad humana que irradiaron para mi este transitar. AMPARO
  6. 6. 12 CONTENIDO pág. INTRODUCCIÓN---------------------------------------------------------------------------------7 PROBLEMA----------------------------------------------------------------------------------------8 DELIMITACIÓN-----------------------------------------------------------------------------------8 DESCRIPCIÓN-----------------------------------------------------------------------------------8 FORMULACIÓN--------------------------------------------------------------------------------10 ESTUDIO DE ANTECEDENTES-----------------------------------------------------------10 JUSTIFICACIÓN--------------------------------------------------------------------------------17 OBJETIVOS--------------- ----------------------------------------------------------------------20 MARCOS REFERENCIALES----------------------------------------------------------------20 METODOLOGÍA--------------------------------------------------------------------------------36 RECOMENDACIONES------------------------------------------------------------------------56 CONCLUSIONES---------------------------------------------------------------- --------------58 BIBLIOGRAFÍA ---------------------------------------------------------------------------------63 ANEXOS------------------------------------------------------------------------------------------65
  7. 7. 13 INTRODUCCIÓN “La profesora les pregunta si entendieron y ellos dicen que si, pero algunos no entienden, otros no van por estar jugando, en casi todas las clases los niños que van mal se la pasan jugando, gritan y la profesora se queda sin voz, porque nosotros no le hacemos caso y no ponemos cuidado y la profesora pide que dejen dictar la clase. Las mamás se ponen bravas porque los niños no salen a tiempo porque están castigados.” Estudiante de 4° grado El presente estudio como muchos otros, considera de nuevo el amplio debate sobre el rendimiento académico en la escuela y los factores asociados al mismo. Se centra en buscar los factores asociados a dicha problemática y su incidencia en el fracaso escolar. Para nadie es desconocida la importancia de la escuela en el desarrollo integral de los niños y niñas en edad escolar, que con gran ilusión llegan a ella con las más altas y positivas expectativas hacia quien será su maestro, esperando de él lo mejor. Al detectar los elementos causales o influyentes en el fracaso de los estudiantes, se estaría dando un paso en la búsqueda de las posibles soluciones. La intención es aportar algunas estrategias que ayuden o por lo menos alivien, orienten, den nociones, para solucionar el bajo rendimiento y como consecuencia de éste el fracaso escolar que aqueja a tantos estudiantes e involucra a las familias, a los docentes, a las instituciones educativas y cuestiona el sistema educativo de nuestro país. Sensibilizar a quienes estén involucrados en el ámbito educativo que el empeño por lograr una educación de calidad, donde se logre potenciar las cualidades y virtudes de los niños, es una tarea conjunta de todos los implicados.
  8. 8. 14 1. PROBLEMA Influencia de los factores intra-escolares en el rendimiento académico de estudiantes de 4º grado de Educación Básica. 2. DELIMITACIÓN Enfocamos el estudio en una población de un colegio Distrital de la localidad 11 de Suba: niños y niñas entre 10 y 11 años de edad de 4º grado de Educación Básica, que han sido reportados reiterativamente al Comité de Evaluación y Promoción, con el fin de identificar qué factores al interior de la escuela influyen en su rendimiento académico. 3. DESCRIPCIÓN El bajo rendimiento académico es una problemática alarmante que ha ocupado a muchos investigadores con el ánimo de poder explicar este fenómeno. Llegar a descubrir los factores intra-escolares que originan esa problemática ha suscitado una creciente preocupación ya que de esta situación pueden asociarse otros problemas como la exclusión, la marginación, la desigualdad y la falta de equidad, entre otros, en niños y niñas. Algunas investigaciones sobre el tema, plantean cómo el bajo rendimiento escolar es un problema influenciado por una diversidad de elementos relacionados con las dinámicas desarrolladas al interior de la escuela. Admitir, entre otros, que factores como la violencia escolar generada tanto por estudiantes, como por docentes ocasionan daño a niños y niñas, marcándolos negativamente causando traumas en el comportamiento de los mismos. Esto es
  9. 9. 15 inadmisible en la educación de esta época donde los cambios y transformaciones están a la orden del día. Esta situación es inquietante debido a la trascendencia que representa en la formación integral de los niños y las niñas ya que este problema queda guardado en sus recuerdos y llega a convertirse en un fantasma que los acompañará siempre y probablemente se interpondrá en muchos momentos de la vida impidiéndoles un futuro exitoso y feliz. Como consecuencia del bajo rendimiento se originan problemas de índole familiar como intolerancia, rechazo, negación, baja autoestima, etc; en el ámbito escolar la no apropiación de conocimientos, no adaptación, desmotivación, deserción, ausentismo, pérdida total de interés por las cosas escolares, etc.; en lo social niños trabajadores, baja calidad de vida, ausencia de valores, familias desintegradas, sentimientos de exclusión, ausencia de futuro, problemáticas juveniles, etc. Es necesario “reconocer que el rendimiento académico está afectado no sólo por la experiencia cotidiana de los niños y las niñas en sus hogares, sino también por la intervención de la escuela”. Bruner (1988: 15), el autor al respecto considera que el papel del profesor es clave, más aún si éste concibe la educación como una labor de guía, de tutoría, de estructuración de situaciones y de relaciones como un esfuerzo por contribuir a dar forma al desarrollo de niños y niñas; el cual es el resultado de los procesos de interacción guiada en forma honesta y eficaz. La educación es para este autor una forma de diálogo donde cobran valor la capacidad de comprensión y la cultura misma del niño o niña. Otros aspectos a tener en cuenta son las condiciones en que se brinde el conocimiento, las posibilidades de su aplicabilidad, discernimiento, participación e imaginación que pueden llegar a tener los niños y niñas. En sociedades como la colombiana, donde la educación se ubica en un plano desfavorecido por el rubro
  10. 10. 16 dejado para su desarrollo, hace más difícil la lucha contra la problemática social que aqueja a las clases menos favorecidas. No se puede ignorar que la problemática sobre el rendimiento académico afecta a las instituciones educativas, constituyéndose en una realidad que requiere, para su abordaje, una investigación y reflexión permanente, de manera que en su intervención, se puedan emprender propuestas pertinentes y eficaces. 4. FORMULACIÓN 4.1 ¿Qué factores intra-escolares influyen en el rendimiento académico, en los niños y niñas de 4º Grado, que han sido reportados reiterativamente al Comité de Evaluación y Promoción? 4.2 ¿Qué experiencias escolares son generadoras de la no apropiación de conocimientos? 4.3 ¿Qué prácticas docentes ocasionan bajo rendimiento y por ende fracaso escolar? 4.4 ¿Qué situaciones familiares causan intolerancia, rechazo, baja autoestima y por lo tanto generan fracaso escolar? 5. ESTUDIO DE ANTECEDENTES Son múltiples los estudios hechos acerca del rendimiento académico y del fracaso escolar. En esta investigación se tendrán en cuenta algunos estudios que se han realizado para enfatizar en: los factores asociados al fracaso escolar y su connotación en el sistema educativo.
  11. 11. 17 Para iniciar se tendrá en cuenta a la profesora argentina Elida de Gueventter citada por Guillermo Jaim Etcheverry (1999), en su libro Tragedia educativa, quien demostró la caída del rendimiento académico de los jóvenes entre 17 y 22 años desde la década de los setenta. Como parte de esa investigación analizó la manera como evolucionó la valoración hacia el estudio de la ciencia; del 52% en 1970, bajó al 29% en 1995, demostrando o evidenciando un cambio de valores hacia lo educativo de manera negativa. Para Jaim Etcheverry (1999: 7,9), “la educación actual está contra el conocimiento y la situación educativa contemporánea es trágica”. Cita este autor que en la ciudad de Buenos Aires el 38,7% de los estudiantes abandona sus estudios antes de comenzar el tercer año de la escuela secundaria, también se reporta un importante nivel de repitencia, aproximadamente el 18% de los estudiantes que cursan nivel medio repite el año. Estos son datos que permiten hacer una proyección a todo el país lo que da como resultado un alerta en cuestión de educación a nivel general. Los índices de deserción, ausentismo, exclusión son alarmantes de ahí la preocupación y la conclusión de considerarlo una verdadera tragedia educativa. Plantea, Ana María Pérez Rubio en la Revista Iberoamericana de Educación, N°. 43 de Agosto de 2007, en el artículo: “Los procesos de exclusión en el ámbito escolar: el fracaso escolar y sus actores”, de la Universidad Nacional del Nordeste de Argentina, expone: “La crisis del sistema educativo argentino se manifiesta en el malestar de los docentes, descontento de los padres, altos niveles de fracaso escolar, repitencia y deserción estudiantil. La investigación educativa, actualmente, se interesa en la comprensión de tales procesos, en el papel que desempeñan los distintos agentes que afectan el rendimiento estudiantil”. Ana María Pérez Rubio (2007:1).
  12. 12. 18 Concluye, Pérez Rubio (2007), en torno al problema del fracaso escolar, según el estudio realizado en una escuela ubicada en la periferia del Nordeste de Argentina: -En los estudiantes se presenta repitencia y abandono. -Las estadísticas muestran dificultades serias para garantizar desarrollo escolar satisfactorio. -Hay insuficiencia de cobertura y permanencia en la escuela. -Hay ingreso tardío a la escuela, interrupción de los estudios, repitencia de gran impacto ya que lleva al abandono total de la escuela. -Todas estas problemáticas se agravan cuando las instituciones educativas no admiten a sus repitentes, obligándolos a buscar nuevas escuelas en zonas diferentes a la suya. La escuela los expulsa y esto representa problemas económicos y los lleva a desertar, por la frustración que se les genera. -Las tasas de repitencia son más elevadas al comienzo que al final. -Quienes no alcanzan al menos la certificación de la escuela obligatoria tienen menos posibilidades de insertarse en el mercado laboral, y en consecuencia, mayores probabilidades de entrar en dinámicas excluyentes y socialmente desintegradoras (drogadicción, falta de participación, etc) -Los docentes, respecto a la comunidad educativa que atienden, tienen una apreciación de carencias: en términos cognitivos, económicos, sociales y culturales; caracterizados por pertenecer al sector de escasos recursos, presentan desintegración familiar y familias disgregadas. La escuela va por un camino y la realidad de ellos va por otro. -Los docentes se sienten desbordados en cuanto a sus funciones. Deben dar respuestas a cuestiones de diversa índole o problemáticas que incluyen la violencia y el abuso; hacer de mamá, papá, de asistente social, de psicóloga y por último de profesor.
  13. 13. 19 -La formación recibida como docentes no es congruente con la práctica, manifiestan temores, dudas, insatisfacción al fracasar en su rol, al reconocer que sus estudiantes no aprenden. Cuestionándose de la utilidad de la materia que enseñan. -Los estudiantes no dudan en culparse del fracaso escolar, reconocen que no estudian lo suficiente, que no entienden. Algunos consideran la escuela un gasto inútil, de donde no se saca nada. A veces el abandono es por el desánimo de preguntar, por el enojo del maestro y las dificultades para relacionarse con los docentes. Sin embargo los estudiantes como sus padres dan un valor importante a la escuela por la posibilidad de inserción social que brinda y de llegar a ser alguien. -La parte institucional es considerada regresiva, con cultura del facilismo, con prácticas pedagógicas rutinarias y esquemáticas, predominio de modelos unidireccionales de comunicación, los estudiantes son receptores, los contenidos son recibidos con desgano, no tienen bibliotecas ni acceso a fotocopias por escasez de recursos, conocimientos restringidos, aulas caracterizadas por el aburrimiento y la apatía, hay vergüenza y retraimiento para participar, baja auto estima. La autora del artículo define el fracaso escolar como un proceso multicausal: la escuela, el entorno socio-económico y el contexto socio-cultural. En el problema hay vinculación: escuela y todos sus actores, las dinámicas sociales y políticas, es decir las relaciones sociales y culturales. Lo cual es muy real en la medida en que ningún individuo es ajeno a su contexto social, económico y cultural. Estos marcan el desarrollo de las habilidades intelectuales, sociales y culturales, y así mismo van a responder a su situación. Todo sujeto se habitúa a la cotidianidad inmediata y a lo que le toca vivir, de tal forma que si no existen los elementos suficientes ya sean de índole socio-
  14. 14. 20 económico y socio-cultural, nace la desconfianza, la apatía, el miedo y hasta el condicionamiento social, dada la limitación de su entorno. Un buen sistema de cultura y educación debe contribuir a la formación académica de los sujetos y no a su fracaso. En el artículo escrito por Susana Beatriz Gareca (2007), titulado Cultura, inteligencia y fracaso escolar. Analiza la relación existente entre esta tríada, la cual es de complejo abordaje. Desempeño escolar, inteligencia y cultura están hoy asociados. Las investigaciones en este campo siguen siendo polémicas y conflictivas en el momento de materializarlas a la práctica docente. Fracaso escolar es asociado a los niños problema lo cual es discriminar a un colectivo de estudiantes. De otra parte, hablar de inteligencia es muy controversial por las diferentes definiciones que genera. Las investigaciones actuales se desarrollan en el mundo de la cultura, en la vida social, o sea el sujeto en actividades realizadas con otros. La educación se ve como la interacción entre la naturaleza de la cultura y la naturaleza de la educación. La autora cita a Bruner y su postulado “Nada está libre de cultura” Gareca (2007: 4), esto es muy importante en el aprendizaje y en la enseñanza escolar. Si el docente pretende generar aprendizajes significativos debe conocer la cultura de sus estudiantes. Gareca concluye en su investigación: -El estudiante es el principal actor de su propio aprendizaje y el maestro es mediador de esto. -La enseñanza y el aprendizaje es decir el que enseña y el que aprende deben responder al contexto cultural y la vida de los estudiantes. -La escuela debe atender a la diversidad en los niveles que la abarcan: Modelos curriculares, objetivos, contenidos, estrategias didácticas, procesos de evaluación, atendiendo o teniendo en cuenta la cultura de sus estudiantes y acorde con las particularidades de cada uno de ellos.
  15. 15. 21 -Una escuela pluralista, inclusora y democrática es sinónimo de cambio y da fundamentos para una verdadera transformación. Fernando Savater (1997), en su libro El valor de educar habla de la responsabilidad del maestro ante el mundo, teniendo en cuenta que el tiempo del que dispone para educar es amplio y son los años más productivos de los niños, y de los que los maestros deben sacar el mayor provecho para formar integralmente. En las escuelas los problemas respecto al rendimiento académico involucran los sentimientos de los niños y niñas haciendo más difícil la situación. Inconscientemente ellos y ellas van tomando distancia del ámbito educativo y ponen en juego estrategias inconvenientes para su buen desempeño escolar, exponiéndose así a ser subestimados en sus capacidades y a no ser animados a que expresen lo que sienten y piensan, además se convierten en objetos de comentarios negativos. Ninguna institución educativa deja de mencionar en su Proyecto Educativo Institucional - PEI, el desarrollo integral, mas no es concordante el hecho de que sean las capacidades cognitivas el eje principal a tener en cuenta en la formación. Pensar en un desarrollo integral supondría un modelo pedagógico menos dogmático y más centrado en los niños, donde se les permita ser y hacer. La Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaria de Educación Distrital, en su Plan Sectorial de Educación 2004 – 2008, Bogotá una gran escuela, para que los niños, niñas y jóvenes aprendan más y mejor, afirma: “En los últimos años la política educativa distrital se centró en el aumento de la cobertura, la aplicación de la evaluación como estrategias para elevar la calidad y en el mejoramiento de la eficiencia del sector. La ciudad ha registrado mejoras en las tasas de reprobación
  16. 16. 22 y deserción interanual específicamente en las instituciones educativas oficiales. Entre 1998 y 2002 la tasa de reprobación bajó del 10% al 3,6% y la deserción del 3,9% al 3,3% quedando prácticamente igualadas con las de los establecimientos no oficiales. Por su parte la tasa de repitencia en las instituciones educativas oficiales pasó del 6,5% en 1999 a 2,7% en 2003. La fuerte disminución que registró esta tasa puede atribuirse principalmente a la aplicación del 230 de 2002 por el cual es Ministerio de Educación estableció, que los establecimientos educativos tienen que garantizar un mínimo de promoción del 95% en cada grado”, Plan Sectorial de Educación (2004 – 2008: 23,24). Vale aclarar que la baja en la tasa de repitencia no indica que mejoró el rendimiento escolar, sino que se debe a la aplicación del decreto 230 de 2002 ya que se ha facilitado a los estudiantes el ingreso y permanencia dentro de las instituciones, pero que año tras año ha disminuido la responsabilidad de los estudiantes ante los procesos educativos y la atención necesaria de los padres para el cumplimiento de las labores académicas de sus hijos. Aunado a esto se encuentra la mala interpretación de algunos docentes al aplicar el decreto. Por otra parte los resultados de pruebas académicas son indicadores del estado y la calidad de los procesos educativos, por lo tanto la utilización de herramientas como las pruebas censales que periódicamente presentan los estudiantes del Distrito Capital y cuyo propósito es el control de la eficiencia y la eficacia de dichos procesos: las Pruebas Comprender, las Pruebas Saber, las Pruebas de Estado o ICFES las cuales se toman como referencia para evaluar interna y externamente las instituciones y los estándares de competencia, son indicadores directos y más objetivos del rendimiento académico.
  17. 17. 23 Todos los países están interesados en saber cuál es el rendimiento académico de sus estudiantes y las causas del bajo rendimiento de los mismos para tratar de buscar soluciones que eleven fundamentalmente el rendimiento escolar. 6. JUSTIFICACION Una de las razones más poderosas para abordar este tema y lo que lo justifica plenamente es precisamente lo más indebido que se presenta día a día en las instituciones, lo más inadecuado y excesivo; someter a niños y niñas de tan temprana edad a prácticas obsoletas y pasadas de moda que los inician en lo que se convertirá en el camino más duro de transitar: su vida escolar. Este problema se cultiva en la gran mayoría de instituciones públicas y privadas donde los gritos, ofensas, insultos, formas peyorativas, desprecios y toda forma de ir contra la vida de los niños, se suma a la gran problemática educativa de nuestro país. Maestros sin conciencia de su esencia violan diariamente los derechos fundamentales de los niños y niñas ante la mira indiferente de sus compañeros y de los directivos docentes; es más fácil omitir la situación para no ganarse enemigos o simplemente es más cómodo no tener problemas o taparlos sin medir el exceso que se comete ignorándola, escondiéndola, disfrazándola y dejando la huella más triste en el corazón de los niños y niñas. El gobierno dictaminó el decreto 230 del 2002 con el argumento de dar una educación al servicio de todos los niños, donde autoriza un porcentaje de repitencia del 5% y con el cual se busca regularizar el paso de estudiantes hacia grados superiores, estabilizar cifras y evitar congestión en algunos grados. Este Decreto se fundamenta en el cambio del modelo tradicional de enseñanza, clase magistral, por una participación más activa de los educandos, incluyendo en ello la forma de valoración del estudiante (medición, calificación).
  18. 18. 24 Gestionar logros por decreto en educación es muy contradictorio, atenta contra la calidad y la humanidad que debe ser bandera o estandarte en el ejercicio de la Pedagogía y la Didáctica. La interacción en las aulas se debe basar en un conjunto de procesos, donde se debe tener en cuenta el desarrollo, la proyección y la subjetividad de los estudiantes, esto jamás se logrará por decreto. El alcance de las políticas en educación debería estar al servicio de los estudiantes para su beneficio y no en detrimento de la calidad e irrespetando a su inteligencia y vulnerando sus derechos. Enfrentar situaciones de fracaso no es fácil en ningún caso y el fracaso escolar no escapa a la frustración y el malestar que causa no tener éxito en la escuela. Las sensaciones de ira, tristeza, impotencia, sentirse señalado, cuestionado por los compañeros, castigado física o emocionalmente por los padres es una situación difícil de enfrentar por niños y adolescentes. Los impulsos y reacciones momentáneas al saber que se ha fracasado en la escuela, ocasionan o empeoran el fracaso en los niños y jóvenes, generan tensión en los hogares, hay culpabilidad por la pérdida económica, la descalificación, los castigos, insultos, señalamientos negativos, causan desastres en el sentir de los estudiantes. Es conocido por todos que niños y jóvenes han llegado hasta el suicidio por el temor que representa la pérdida de un año escolar y el tener que comunicarlo a sus padres. Familias con problemas económicos, donde la cultura de los padres es muy baja allí los maltratos y vejaciones unido a la falta de apoyo, violencia, desnutrición, carencia de afecto, falta de cuidados, falta de amor, niños pequeños encargados de otros más pequeños y de los quehaceres de la casa, niños trabajadores, niños explotados, o víctimas de violencia sexual, etc., se podrían constituir en elementos claves para no rendir en la escuela. También en familias con recursos y buen nivel académico se presentan casos de maltrato y violencia, que al igual influyen en el
  19. 19. 25 rendimiento escolar. Lo cierto es que son muchos los estudiantes, con dinero o sin él, siguen presentando problemas académicos y por corresponsabilidad toda la comunidad educativa debe preocuparse por la situación e involucrarse positivamente en la búsqueda de soluciones, para beneficio de todos y principalmente del más preciado legado de las sociedades y sus familias los niños y las niñas. Lo que se observa es un panorama urgido de cambios y de nuevas tendencias que conviertan la escuela en un sitio que nunca olviden, por cálido y dulce, en un sitio que nunca olviden los que pasen por ella. Atendiendo a las situaciones anteriores, éstas se convierten en inspiración suficiente para realizar esta investigación, donde se busca identificar la influencia de los factores intra-escolares asociados al rendimiento académico y su incidencia en el fracaso escolar, con el objetivo de encontrar soluciones a las problemáticas que se expongan. Proponer estrategias que permitan un real cambio en este campo. Se busca beneficiar y mejorar las relaciones en el interior de la escuela, mediante una verdadera interacción dentro y fuera de ella, influir positivamente en la relación maestro-estudiante, defender que la estadía, o el paso de los estudiantes por la escuela sea placentera, de tal manera que la llegada al conocimiento y a la formación integral no sea traumática, y la escuela sea verdaderamente un segundo hogar, donde se disfrute del proceso enseñanza- aprendizaje con calidad y comprensión. Lo cual requiere sensibilizar a los maestros sobre el importante papel que tienen en la sociedad.
  20. 20. 26 7. OBJETIVOS 7.1 GENERAL Identificar la influencia de los factores intra-escolares que inciden en el bajo rendimiento académico de los niños y niñas de 4º grado de Educación Básica, que han sido reportados reiterativamente al Comité de Evaluación y Promoción, de un colegio Distrital, a través de una propuesta de estudio de caso, con el fin de establecer unas recomendaciones que permitan optimizar el rendimiento académico. 7.2 ESPECÍFICOS 7.2.1 Identificar las experiencias escolares que generan fracaso escolar. 7.2.2. Elaborar recomendaciones pedagógicas, a partir del resultado del punto anterior. 7.2.3. Construir conocimiento a cerca de las prácticas docentes que ocasionan bajo rendimiento y por ende fracaso escolar. 7.2.4. Revisar otros aspectos relacionados que afecten el rendimiento. 8. MARCOS REFERENCIALES 8.1 MARCO LEGAL DE LA EDUCACION 8.1.1 Constitución Política de Colombia 1991.
  21. 21. 27 Establece que la educación es un derecho de la persona y un servicio público, con función social, cuyos responsables son el Estado, la sociedad y la familia. En Colombia la obligatoriedad esta dada entre los 5 y los 15 años de edad, comprendida como mínimo un año de preescolar y nueve de educación básica. Corresponde al Estado ejercer una vigilancia con el fin de velar por su calidad, el cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los educandos, garantizar el acceso y permanencia dentro del sistema educativo. 8.1. 2 Ley General de Educación – Ley 115 de 1994 Señala las normas generales para regular el servicio público de la educación; se fundamenta en los principios de la Constitución Política de 1991, sobre el derecho a la educación y define y desarrolla la organización y la prestación formal es sus niveles preescolar, básica (primaria y secundaria) y media no formal e informal, dirigida a niños y jóvenes en edad escolar, entre otros. 8.1.3 Decreto 230 de 2002 Decreta reformas en materia de currículo, evaluación y promoción de los educandos y evaluación institucional. Reglamenta disposiciones de la Ley General de Educación relacionadas con la fijación de criterios para evaluar el rendimiento escolar de los educandos y para su promoción a niveles superiores. Es determinante en la calidad de la educación, criterios y parámetros unificados alrededor de la evaluación donde la repitencia ha de ser la excepción y no la regla, lo cual permitiría la recuperación de la institución educativa flexible y formadora al propiciar la participación de la comunidad educativa en las decisiones que afectan a los estudiantes.
  22. 22. 28 8.2 MARCO CONCEPTUAL Para dar claridad y precisión a la conceptualización de los términos básicos que ayudarán en el análisis e interpretación de los argumentos en el contexto al que se refiere este estudio se establecen las siguientes definiciones. 8.2.1 FACTOR Agente, cantidad que se multiplica. En este caso causante de bajo rendimiento, que se aumenta día a día cuando no se atiende. Elemento, causa, culpable de la crisis en el rendimiento escolar. 8.2.2 RENDIMIENTO Se considera como la medida del grado de obtención de resultados con base en una propuesta. Para este estudio, adjudicarse unos logros, en este caso, unos conocimientos producto de un proceso. Sujetar, apropiar para si el conocimiento, objeto del proceso enseñanza-aprendizaje. 8.2.3 RENDIMIENTO ESCOLAR Lograr el objetivo que se propone la escuela a nivel de instrucción, apropiación de conocimientos, formación integral.
  23. 23. 29 8.2.4 FRACASO Término asociado a frustración, no lograr propósitos, planes, malograr algo, derrota, fallar, estrellarse, revés, fiasco, caerse un proyecto. No obtención de resultados. 8.2.5 FRACASO ESCOLAR No lograr los objetivos propuestos por la escuela en la formación integral del estudiante. 8.2.6 INTRA-ESCOLAR Comprende todos los elementos al interior de la escuela, todo lo que sucede dentro de las instituciones educativas: relaciones estudiante-maestro, estudiante- estudiante, involucra a todos los actores dentro de un sistema educativo. 8.2.7 COMPONENTES CURRICULARES Totalidad de elementos que abarcan la parte académica: modelos pedagógicos, modelos curriculares, objetivos, contenidos programáticos, estrategias didácticas, procesos de evaluación. 8.2.8. RENDIMIENTO ACADÉMICO EN ESTUDIANTES DE CUARTO GRADO DE EDUCACIÓN BÁSICA Lograr satisfactoriamente que estos estudiantes alcancen las propuestas educativas y programáticas de acuerdo a lo establecido para este grado.
  24. 24. 30 8.2.9 DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Conjunto de elementos que dificultan el normal desenvolvimiento y desarrollo del conocimiento de niños y niñas en edad escolar. Son de diversa índole: lentitud de aprendizaje, baja maduración cognitiva, comunicación no fluida, falta de comunicación, desinterés, entre otros. 8.2.10 REPRODUCCIÓN ESCOLAR Comportamientos que se repiten continuamente en el marco de la escuela, pueden ser positivos o negativos. 8.2.11 CONVIVENCIA ESCOLAR Convivir dentro de la escuela, comprometidos con las buenas relaciones entre los habitantes de ella. Consistente en construir ambientes armónicos enmarcados en el respeto, el buen trato, el afecto, la tolerancia, el cuidado, la consideración, la solidaridad, el buen manejo de las diferencias entre los integrantes de la comunidad educativa, la solución de conflictos por medio del diálogo, el perdón, la reconciliación con salidas negociadas, concertadas, atendiendo a las normas de disciplina, autoridad, derechos y deberes, reconociendo la importancia de vivir siempre en paz, como un principio del ser. 8.2.12 ESTRATEGIAS PEDAGÓGICAS Conjunto de elementos que permiten innovar, actualizar, variar la práctica docente en el aula, para dinamizar las clases dándole un nuevo sentido a la educación.
  25. 25. 31 8.3 MARCO TEÓRICO En atención la problemática planteada en la INFLUENCIA DE LOS FACTORES INTRA-ESCOLARES EN EL RENDIMIENTO ACADEMICO, se tuvieron en cuenta los siguientes aspectos fundamentales. 8.3.1 RENDIMIENTO ACADEMICO El problema sobre el rendimiento académico y los factores asociados a él se ha convertido en un paradigma hacia el cual se mira con gran desconcierto y con un grado de impotencia por parte de docentes, padres, instituciones, dirigentes y demás implicados en esta problemática educativa. El rendimiento escolar también constituye el punto clave para que el estudiante logre proyectarse y es uno de los motivos de esta investigación y sin el cual el estudiante no logra atravesar el camino que tiene que transitar para culminar satisfactoriamente el proceso educativo. Estudiosos del tema proporcionan importante información sobre el rendimiento escolar y el fracaso escolar, estudios como el de José Gimeno Sacristán (2000), ubican claramente en esta problemática. Sus consideraciones sobre las variables asociadas al fracaso escolar y la obligación de evitarlo del sistema educativo manifiesta la inminente necesidad de la transformación educativa. Al interior de la escuela se ha entendido como bajo rendimiento académico el no alcance de logros propuestos en cada área José Gimeno Sacristán (2000), en su artículo ¿Quién fracasa cuando hay fracaso escolar?. “Este fracaso según afirma, se presenta como una especie de derrota del sujeto en las instituciones escolares, cuando en realidad es un fracaso académico del sistema educativo con graves consecuencias, una de ellas el derecho a la educación, el cual se ve cuestionado
  26. 26. 32 siendo un valor prioritario y debería ser superior a cualquier dificultad que pueda encontrar el estudiante en la escuela. Este fracaso es la negación del estudiante a poder beneficiarse del derecho a la educación. El fracaso escolar es un desajuste entre las expectativas y las posibilidades reales que la institución ofrece. Un desajuste entre la variabilidad de los sujetos y la capacidad de la institución para acoger esa diversidad”. José Gimeno Sacristán (2000:1, 2). Agrega este autor que: “El fracaso escolar existe. Sabemos qué variables están asociadas a él. También sabemos quienes son los que fracasan. Lo que no sabemos y no podemos aceptar es que el fracaso escolar es inevitable. El fracaso escolar es un producto resultante de la propia institucionalización de la educación. En el sistema escolar es normal fracasar y la educación lo que tiene que hacer es evitar que las personas fracasen”. José Gimeno Sacristán (2000: 1). En la cotidianidad rendimiento es lograr el producto de algo en términos comunes. Rendimiento escolar sería lograr el objetivo que se propone la escuela: apropiación de conocimientos, instrucción, formación integral, etc, cuando esto no sucede se presenta el fracaso escolar, el antónimo de rendimiento escolar y el causante de tantos males en muchos estudiantes de todos los tiempos. Todo esto es contrario a los objetivos de la educación, sin embargo dentro de las aulas es poco lo que se hace cambiar la situación. Las instituciones deben ser más flexibles, adaptarse a los intereses y expectativas de los estudiantes. 8.3.2 PSICOLOGIA Y CURRICULO El éxito en la escuela es sin duda que el estudiante obtenga las herramientas necesarias, encuentre el camino y cuando tenga que enfrentar el mundo lo haga con claridad, seguridad y conocimiento pleno de lo que hace y desea.
  27. 27. 33 El psicólogo infantil G. Ginott, citado por Jaim Etcheverry (1999), nos dice que la escuela es la última trinchera en la posibilidad de enfrentar a las nuevas generaciones con el ejemplo inspirador de quienes respetan la tarea de conocer y se dedican a ella. “He llegado a una conclusión aterradora: Yo soy el elemento decisivo en el aula. Es mi actitud personal la que crea el clima. Es mi humor diario el que determina el tiempo. Como maestro, poseo un poder tremendo de hacer que la vida de un niño sea miserable o feliz. Puedo ser un instrumento de humor, de lesión o de cicatrización. En todas las situaciones será mi respuesta la que decide si una crisis se agudizará o se apaciguará y un niño se humanizará o se deshumanizará”, Jaim Etcheverry (1999:156-157). Estas palabras hacen pensar en la responsabilidad que hay con los estudiantes, hace temblar de angustia si no se hace bien, serán los adultos los causantes de ese bajo rendimiento escolar y por lo tanto culpables del fracaso o artífices del triunfo de quienes pasen por las manos de los maestros, habrá que reflexionar con conciencia y seriedad sobre esto. Este autor coloca al maestro en una posición definitiva en cuanto a la responsabilidad que tiene de formarlo para el bien y que sea feliz o deformarlo y sea un ser infeliz. Los maestros son los responsables de crear el clima emocional ideal para el aprendizaje. Jerome S. Bruner (1998), en su libro Desarrollo cognitivo y educación, expresa este autor que el papel de profesor es clave en el desarrollo de los niños y el éxito o fracaso es el resultado de la interacción entre ellos. La educación para este autor es una forma de diálogo, donde el niño aprende a construir conceptualmente el mundo con la ayuda, guía y andamiaje del adulto. Dicho diálogo adopta una forma u otra y tiene diferentes objetivos y está en función de la edad del niño. El adulto actúa como tutor del niño y debe actuar de acuerdo a su edad, su capacidad de comprensión, sus intereses.
  28. 28. 34 Algunos docentes consideran que son los estudiantes los que deben adaptarse al sistema y no el sistema modernizarse y ponerse acorde con los nuevos tiempos, nuevos sujetos, renovados y deseosos de nuevas prácticas pedagógicas, preocuparse más por los procesos, por las instituciones, por los criterios, la calidad desde todos los puntos de vista, esto ayudaría a enfrentar el bajo rendimiento y por ende el fracaso escolar. 8.3.3 FACTORES INTRA ESCOLARES La calidad de la educación y el éxito en la escuela es sin duda que el estudiante obtenga las herramientas necesarias, encuentre el camino y cuando tenga que enfrentar el mundo lo haga con claridad, seguridad y conocimiento pleno de lo que hace y desea. No obstante para alcanzar estos objetivos requiere en general del mejoramiento de las condiciones de enseñanza y aprendizaje. Desde esta perspectiva se necesita de una gestión educativa direccionada e iniciada en el nivel central para: - Brindar espacios adecuados - Mejorar la oferta y la calidad de la educación con un parámetro de estudiantes menor al que se maneja en la actualidad - Mejorar la dotación de plantas físicas - Asignar mayores recursos para la educación pública - Mantener la planta de personal docente completa - Promover la formación docente Materializar una oferta educativa adecuada, facilita el alcance de una educación de calidad, que responda los intereses de los estudiantes y las exigencias de la sociedad.
  29. 29. 35 Se sabe que cada sujeto o individuo como tal está inmerso en la construcción de su personalidad, al igual se conoce que dicha construcción está afectada por las experiencias vividas y el paso por la escuela marcan en gran medida su formación y el camino a tomar en la vida. Si la estadía en la escuela no es placentera y por el contrario se constituye en el peor trauma, como ha sucedido con muchas personas, el recuerdo de su vida escolar será como algo que jamás quisieran repetir. Esto nos cuestiona y nos lleva a buscar soluciones para que generaciones futuras no vivan lo mismo. Pocas veces un maestro analizará la fuerte influencia que existe en los procesos de interacción al interior de la escuela. Porque, en definitiva, afirma Gimeno Sacristán (2000), el fracaso sería la manifestación de la incapacidad que la escuela tiene para acoger a los sujetos que tienen infinidad de diferencias y desigualdades entre ellos. El bajo rendimiento académico depende de más factores intra-escolares de los que se puede pensar y no depende directamente del niño o niña. Como se ve los fracasos de uno y otro lado rondan, es por eso la indiscutible urgencia de mejorar el total espacio académico: estudiantes, maestros, familias, instituciones, investigadores, académicos, es decir el sistema educativo en su totalidad. Hablar de fracaso escolar, nos recuerda Gimeno Sacristán (2000), es hablar de una sanción negativa a un concepto pobre del proceso educativo, de su planteamiento y su rendimiento. Habría que deconstruir y transformar el actual aparato escolar para erradicar el fracaso escolar, el objetivo es cambiar fundamentalmente la educación para bien del estudiante que es el primer actor en esta proceso. Hay que transformar la educación, suena repetitivo y hasta obstinante decirlo y decirlo, ya lo sabemos.
  30. 30. 36 ¿Pero lo que se ha hecho es suficiente? No, es definitivo pues los resultados siguen siendo los mismos o parecidos, el rendimiento académico no mejora y por el contrario, los nuevos resultados son peores y el nivel académico sigue bajando. En la generalidad los países están interesados en saber cuál es el rendimiento de sus estudiantes y cada uno organiza investigaciones con el fin de obtener resultados que vislumbren los pasos a dar para conseguir las mejoras, lo que no se debe seguir haciendo y lo que conviene a cada país. Docentes, padres, instituciones, académicos, investigadores, etc hablan de la necesidad de cambios, de transformar la educación, se intenta hacer efectivo el real cambio, pero el sujeto más importante, el directamente afectado no percibe ni siente los anhelados cambios. Guillermo Jaim Etcheverry (1999: 160), pregunta: “¿Cómo habremos de educar a los niños y jóvenes sin buenos maestros? Se critica y con razón la calidad de los docentes actuales”. Si esta situación se refuerza con la baja calidad en la formación de los docentes, con actitudes muy lejanas a la mística de la docencia será muy difícil salir del desprestigio social donde está el maestro. El fracaso escolar junto con los factores que lo influyen representan costos vitales muy altos para los niños, las niñas, sus familias, la escuela y en general para la sociedad. En este sentido las Comisiones de Evaluación y Promoción, siendo la instancia a través de la cual se hacen recomendaciones en relación con las actividades de superación de las dificultades para el alcance de los logros, deben superar esta práctica genuina, que a partir de allí se envían a los estudiantes al departamento de orientación, con la valoración única: presentan problemas de aprendizaje. Consecuencialmente, las Comisiones de Evaluación deben dar espacio para estudiar los casos deficientes, junto con el plan de refuerzo teniendo
  31. 31. 37 en cuenta los procesos y donde deje de predominar el interés por la medición y los datos estadísticos. Más allá de las diferentes perspectivas sobre el bajo rendimiento, éste también constituye un hilo conductor de las diferentes problemáticas sociales. Berger y Luckmann (1999), dejan claro que el orden social existe únicamente como producto de la actividad humana. Lo que nos indica que los comportamientos sociales del niño como producto del bajo rendimiento están directamente relacionados son sus actividades al interior de la escuela. Por ejemplo un niño marginado, subestimado, señalado, enmarcado dentro de una connotación negativa tendrá actitudes contrarias al deber ser. Produciendo reacciones violentas tanto con los demás como consigo mismo y podría llegar hasta tomar conductas de autodestrucción, nada favorables para la salud física y emocional dentro de una familia. 8.3.4 LA ESCUELA FRENTE A LA PROBLEMÁTICA SOCIAL En Colombia se ha considerado necesario definir cuál es el deber ser de la educación en el país. En virtud a los estándares básicos que establecen qué dominio debe tener un educando de la básica y media, qué niveles deben garantizarse a todos, se han venido implementando pruebas censales las cuales según los resultados conducirían a formular y ejecutar planes de mejoramiento orientados al cambio y sus métodos pedagógicos. En el año 2002 en el país la cobertura neta en educación básica y media alcanzó un 78% según dato del MEN. Este porcentaje ha ido aumentando gracias a diversas estrategias en la reorganización del sistema educativo. Sin embargo cobra especial relevancia que un 29% de las causas de inasistencia son la falta de motivación e interés por el estudio. De igual manera la repitencia es elevada
  32. 32. 38 principalmente en la población más pobre en el sector oficial y en las zonas rurales. Lo cual lleva a pensar que hay factores intra y extra escolares que fomentan el fracaso escolar, a saber: problemas socio-económicos, pertinencia, calidad en la educación falta de promoción de instituciones educativas más autónomas y flexibles que se adapten a los intereses y expectativas de los estudiantes. La escuela viene funcionando con parámetros anticuados, hechos para estudiantes pasivos, sin tener en cuenta el mundo globalizado donde los estudiantes actuales piensan y sienten muy diferentes y eso hace imprescindible una transformación profunda y real de la educación. Según Muñoz Vega (2001: 17), “Si aspiramos a un tipo de alumno o alumna que sea protagonista real del proceso enseñanza aprendizaje, nuestra misión esencial será, por tanto, la de orientar y guiar dicho proceso hacia el logro de aprendizajes fundamentales y significativos”. Cuando los niños y niñas se sienten reconocidos inevitablemente su valía se eleva y por ende no se darían espacios a la exclusión, marginación, negación, violencia escolar, o al maltrato en general. Se ha entendido que la única forma de modificar esta situación es cambiando estructuralmente lo que ofrece el sistema, para que los resultados de lo que produce sean otros. Los docentes deben entender que se presenta una diversidad de formas de aprender y la enseñanza está hoy diseñada para formas de aprender homogéneas, esto constituye un primer punto básico y causa del fracaso escolar que permite desigualdad, exclusión, dispersión, no apropiación de conocimientos, lo que conduce al estudiante al fracaso escolar, consecuencia del bajo rendimiento. Guillermo Jaim Etcheverry (1999), en su obra Tragedia Educativa permite ver la realidad de su país Argentina, la cual no es muy distinta a la de Colombia y a la de Latinoamérica en general, en cuanto al rendimiento escolar, presenta
  33. 33. 39 investigaciones que evidencian problemas casi iguales a los de Colombia, considera trágica la situación de la educación en el mundo contemporáneo. Realizó investigaciones en Estados Unidos, Taiwán y Japón. Investigó padres, estudiantes, docentes, instituciones educativas, con resultados desalentadores relativos al rendimiento y a lo que se espera para la educación. Este autor hace un interesante análisis de las nuevas tendencias educativas centradas en los niños, un currículo concreto de lo que los niños deberían saber. Dice que los maestros son preparados para desconfiar de la idea de autoridad y de la idea de que ellos saben lo que los estudiantes desconocen, en lo que se basaba la educación tradicional, el término maestro tiende a desaparecer y a reemplazarlo por el de facilitador, cosa preocupante pues importa cada vez menos la competencia del maestro sobre temas que debe enseñar, todo esto afecta aún más el estado del deplorable rendimiento escolar, objeto de este estudio. Además comenta que estamos viviendo y viviremos la sociedad del conocimiento pero lo que se practica es todo lo contrario al conocimiento; pareciera pasar a un segundo plano, el conocimiento se vuelve superfluo y sin importancia. La parte académica se vuelve deficiente y la exigencia muy blanda con los resultados esperados, bajo rendimiento y bajo nivel académico. Puig Rovira (2001: 2), sostiene “en realidad no hay nada que enseñar, salvo la habilidad y la claridad para decidir en cada situación lo más conveniente”. De esta manera se le quitaría a la escuela la connotación de universalización, así mismo la concepción y fines de la educación cambiarían y el bajo rendimiento ya no existiría El descuido por parte de los dirigentes, de los países en general, salvo algunas excepciones, es el denominador común, ya que el presupuesto destinado a la educación no concuerda con las necesidades de cada país, se sabe que sin dinero es poco o nada lo que se puede hacer para actualizar, modernizar, y poner
  34. 34. 40 al día a las instituciones educativas, haciendo cada vez más difícil la situación en esta materia y contribuyendo directa o indirectamente al deterioro del rendimiento escolar. Por un lado se procura darle autonomía y seguridad al niño y al joven y por otro se baja la calidad del conocimiento a suministrar, habría que dilucidar la importancia de cada uno para no caer en extremos que no beneficiarían las bondades de cada ejercicio. Lo que aprendan, sus conocimientos, sus saberes son tan importantes como su desarrollo como seres íntegros y felices. La escuela es el sitio ejemplar para llevar a los niños y niñas a alcanzar sus ideales, ayudarlos a potenciar sus habilidades y fundamentos como seres humanos. Desde este punto de vista la escuela debe proveer al niño de los motivos y estímulos para asistir a ella como medio para lograr lo que se quiere. Fernando Savater (1997), en su libro El valor de Educar habla de que quien pretende educar se convierte en cierto modo en responsable del mundo ante el neófito, si no se es conciente de esto, es mejor no estorbar a quienes desean formarse en bien y para el bien. Neil Postman, citado por Guillermo Jaim Etcheverry (1999), dice: “A pesar de nuestros intentos de convertir la docencia en una ciencia, a pesar de inventar materiales de enseñanza a prueba de maestros y aún a pesar de nuestra intención de crear nuevos currículos relevantes, un simple hecho hace que todos estos propósitos naufraguen. Efectivamente un estudiante aprende cuando siente que su maestro es una persona cálida, auténtica y curiosa, cuando el estudiante no lo percibe así no aprende” Jaim Etcheverry (1999: 157, 158). Dice también que: “El hecho de enseñar es el arte de ser humano y de comunicar esa humanidad a los otros. ¿Por qué nos resulta tan difícil aceptarlo?, ¿Por qué pensamos que un
  35. 35. 41 currículo puede hacer algo que las personas no podemos?” Jaim Etcheverry (1999: 158). Cuando los maestros ejercen de manera contraria a lo que debe ser la educación es cuando se entiende por qué cada día más caen en el desprestigio y la mediocridad, alimentada por la mala remuneración reconocida por los dirigentes y las instituciones educativas. El juicio a los maestros es muy duro y no es para menos cuando el rendimiento escolar es muy bajo y los logros en conocimientos de los estudiantes muy pobre. Barbecho, revista de reflexión Socioeducativa, en su artículo sobre las Políticas Emocionales de Fracaso Escolar de Andrew Hargreaves (2007), del Boston College. Según el artículo fracaso en la escuela y de las escuelas, y las diferencias técnicas entre éxito y fracaso están en las diferencias de cargas emocionales, el éxito de las clases favorecidas y la visceral amenaza de las clases bajas. La tendencia mundial es la reforma educativa cada vez más preocupada por el fracaso escolar, que tiene doble significado el fracaso de los estudiantes y el fracaso de las escuelas, es decir en la escuela y de las escuelas. Según el artículo Estados Unidos y Reino Unido presentan el record más fuerte en fracaso escolar. En Estados Unidos existe un mecanismo que consiste en identificar las escuelas que presentan fracaso escolar para ser sometidas a medidas especiales en pro de su recuperación. El gobierno ha tomado en serio el problema del fracaso escolar y promueve la equidad entre ricos y pobres, prometiendo que ningún niño será abandonado a la dificultad y al fracaso, hay preocupación por la excelencia, por el mal funcionamiento de las escuelas, por la estabilidad del profesorado, por las heridas que deja el fracaso, en los que lo sufren, (rechazo, frustración, vergüenza); estas heridas persisten en la vida de hombres y mujeres que al fracasar se convierten en víctimas de esa situación.
  36. 36. 42 No es difícil encontrar personas que manifiesten sus fracasos y frustraciones que la escuela les dejó por haberlos descalificado y forjado heridas en su ser. Por tanto es deber de la escuela generar procesos de culturización y formación de tal forma que los niños y las niñas tengan desde allí la posibilidad de involucrarse en la sociedad. La escuela debe hacer un trabajo mancomunado con la familia, a fin de crear conciencia, en unos y otros (escuela, docentes, padres y estudiantes), que comprendan y valoren el significado de la escuela. Que el interés de los padres no ha de ser una solución inmediata de donde dejar a sus hijos, si no que esta brinda la posibilidad de abrirse espacios, de desarrollar su creatividad, de ser capaces de proponer una mejor estructura y convivencia social, y por qué no de ser libres y espontáneos. El acceso al conocimiento no debe dejar estigmas. 9. METODOLOGÍA La investigación que se adelantó buscó destacar las principales causa que hay al interior de la escuela y que influyen en el bajo rendimiento; partiendo de lo que se requiere desde el Ministerio de Educación hasta lo demandan los niños. Para abordar la metodología de la investigación de los factores intra-escolares que causan o afectan el rendimiento escolar de niños y niñas objeto de este trabajo se estudiaron los casos representativos afectados, que dieron información preliminar para obtener resultados; se analizaron individualmente los problemas en el entorno de cada caso y se procedió a estudiar las posibles soluciones de acuerdo a las deducciones. Para conseguir los objetivos de este trabajo se utilizaron los siguientes instrumentos: Entrevistas informales a los niños y niñas afectados y el estudio de cada caso en particular. Estudio de cada caso en particular de acuerdo a la
  37. 37. 43 problemática de los niños reportados reiterativamente al Comité de Evaluación y Promoción, para luego analizar las posibles causas del bajo rendimiento y los elementos que inciden en el comportamiento social y académico de cada uno de estos niños, lo que posiblemente nos permitirá vislumbrar por qué estos niños están año tras año en las listas de los estudiantes con bajo rendimiento como ya se mencionó en la delimitación del problema objeto de este estudio. 9.1 ESTUDIO DE CASOS ESTUDIANTE A: 11 años de edad, de familia disfuncional, segundo de cinco hermanos, uno de los cuales presenta discapacidad múltiple quien genera excesiva angustia y preocupación en la familia por los continuos ataques de salud. Presenta un coeficiente intelectual alto, por tanto tiene grandes capacidades para su estudio, su rendimiento debiera obedecer a estas capacidades. Indisciplinado y poco comprometido con sus labores académicas. Falta control por parte de su familia en la ocupación del tiempo libre. Respetuoso con sus docentes mas no le gusta obedecer y realizar sus labores académicas. ESTUDIANTE B: 10 años de edad, mayor de dos hermanos, de familia integrada pero poco comprometida con el desarrollo integral del niño, lo que no ayuda para su proceso escolar. Presenta coeficiente intelectual alto, lo cual le permitiría ser uno de los mejores de la clase, más su falta de motivación lo lleva a ser muy ensimismado e introvertido, demasiado callado, despreocupado y distraído. Respeta mucho a sus docentes, le resta importancia a presentar a tiempo sus compromisos académicos.
  38. 38. 44 ESTUDIANTE C: 10 años de edad, segunda de cuatro hermanos, familia integrada. La mamá pasa la tarde con sus hijos, les dedica poco tiempo en el desarrollo de tareas y no está pendiente de las notas que le envían las docentes. Su desarrollo académico es pobre, descuida con facilidad sus objetos de estudio y es frecuente ver en mal estado las guías que le otorgan para su desempeño académico. De personalidad tranquila, aunque no se le dificulta contestar de manera grosera. ESTUDIANTE D: 10 años de edad, menor de cuatro hermanos con una gran distancia en edades, familia integrada, aunque se ejerce violencia doméstica, donde el niño es víctima de los continuos castigos físicos y psicológicos por parte del papá quien es alcohólico, la mamá es muy trabajadora y consentidora. De coeficiente intelectual medio, de personalidad introvertida, temeroso e inseguro. Su desmotivación está dada a que sus tardes son llenas de soledad, no tiene con quien compartir sus inquietudes académicas y pierde interés por lo que está haciendo. Respetuoso con sus docentes pero no tiene en cuenta las exigencias que le hacen y en ocasiones se vale de mentiras para excusarse. ESTUDIANTE E: 10 años de edad, mayor de tres hermanos, familia integrada, pero con dificultades comunicativas lo que los lleva a solicitar todo a gritos, regaños sin motivo, golpes y groserías. El padre es alcohólico y la madre demasiado sumisa y despreocupada. Coeficiente intelectual alto. Presenta dificultades en su atención y concentración. Sus padres son de un bajo nivel cultural y académico. Falta control por parte de los padres en el proceso académico, se limitan a enviarlo a tiempo a clases, pocas veces se presentan a la institución aún siendo citados para hablar del proceso académico del niño. Este es un niño que presenta demasiados temores y angustias al colmo de llorar por la desesperación.
  39. 39. 45 9.2 ENTREVISTAS Se realizaron entrevistas a cinco niños y dos niñas de cuarto grado de primaria de una institución educativa distrital, en un ambiente informal a manera de conversación amigable y espontánea. Con las siguientes características: A) Niños y niñas que a juicio de la institución son de bajo rendimiento. B) Niños y niñas de buen rendimiento. C) Para el análisis de las preguntas se establecieron diez categorías que marcan el entorno estudiantil en la escuela a saber: 1. Parte legal (Conocimiento del decreto 230) 2. Dificultades cognitivas 3. Problemas de disciplina 4. Reproducción escolar 5. Infraestructura 6. Clima escolar 7. Normas 8. Estrategias pedagógicas 9. Aspectos familiares 10. Relaciones de poder D) A su vez estas categorías están enmarcadas en tres grandes aspectos determinantes en la buena marcha de la escuela y el éxito escolar. I. COMPONENTES CURRICULARES II. RENDIMIENTO ACADEMICO III. CONVIVENCIA ESCOLAR E). Análisis de las repuestas dadas por los estudiantes en las entrevistas. F) Conectores Marco Referencial - Marco Teórico – Metodología. La tabla 1 muestra las conexiones entre estos elementos.
  40. 40. 46 Tabla1. Conectores entre el Marco Referencial, el Marco Teórico y la Metodología empleada. MARCO REFERENCIAL / TEORICO METODOLOGIA Fundamentación legal - Componentes Curriculares - Decreto 230/2002 Rendimiento académico Rendimiento académico Psicología y Currículo Dificultades de aprendizaje Factores intra-escolares - Reproducción escolar. - Estrategias Pedagógicas La escuela frente al problema social - Convivencia escolar - Infraestructura. - Políticas públicas I. COMPONENTES CURRICULARES Conocimiento del decreto 230 de 2002 Pregunta ¿Qué es pasar el año por decreto? En cuanto a las impresiones de los estudiantes sobre la normatividad, y de acuerdo a su edad, frente al decreto expresan: Estudiante A “pasar por decreto es que sin haber aprendido los niños pasan al año siguiente. El Alcalde hizo ese decreto”. (Anexo A, pág. 65). Lo cual no les parece bien pasar sin saber nada. Ellos están convencidos de que no es beneficioso para ellos pasar por decreto. Sin embargo no presentan resistencia a la lógica de la normatividad y la cumplen sin problema.
  41. 41. 47 El decreto 230 del 2002 fue creado, como respuesta a la alta tasa de pérdida de año y deserción escolar; con el decreto se busca que los estudiantes tengan la posibilidad progresiva de alcanzar las competencias deseadas para cada uno de los grados. Sin embargo en los procesos académicos y de desarrollo de los estudiantes, se ven abocados a la falta de claridad de los docentes que no han comprendido que no es la repitencia la que hace que los estudiantes alcancen y avancen en las competencias deseables, sino es en las estrategias pedagógicas y en el Modelo Pedagógico adecuado, que responda a las necesidades e intereses de cada comunidad educativa. Lo que permite concluir que el decreto no ayuda a superar las dificultades académicas de los niños entrevistados. Como lo afirma el estudiante B: “Los niños no aprenden pero pasan”. (Anexo A, pág. 65). En el planteamiento de los logros deseables, los docentes se han centrado básicamente en alcanzar sólo conocimientos, olvidando que los logros comprenden además habilidades, comportamientos, actitudes y demás capacidades que apuntan a la formación de los estudiantes. Para el desarrollo de estos procesos cognitivos se requiere de una mente abierta, de una creatividad pedagógica y de un compromiso social en permanente construcción, dejando de lado los métodos tradicionales que han universalizado la educación y han estancado el buen nivel y calidad del desempeño requerido por los estudiantes. Los planes de estudios deben ser una propuesta acordada y negociada entre los actores educativos, sin dejar de lado la reglamentación pertinente. Lamentablemente algunos docentes han tomado una actitud negativa frente al proceso de evaluación, que era antes un arma de poder que les permitía coartar al grupo de estudiantes; pero ahora la historia es otra y la respuesta de los docentes ha sido tomar una posición amañada y mediocre frente a los problemas emergentes de los estudiantes.
  42. 42. 48 Infraestructura Los niños encuestados hacen referencia a las instalaciones locativas de la institución, las cuales son muy incómodas, de espacios poco adecuados, donde no tienen posibilidad de recreación. De cierto se tiene que los estudiantes requieren de espacios adecuados, máxime si son niños a quienes les es fácil encontrar distractores; ellos necesitan de espacios cómodos y agradables. La escuela debe brindar un ambiente propicio para desarrollar las diferentes aptitudes y potencialidades de los niños (artísticas, recreativas, tecnológicas, entre otras), para ello se requiere una adecuada infraestructura que responda a esos requerimientos. II. RENDIMIENTO ACADEMICO Dificultades de aprendizaje Pregunta ¿Por qué hay dificultades académicas, pese a que les gustan las materias básicas para pasar al año siguiente? En los procesos académicos y de desarrollo de los estudiantes existen muchas variables que se encuentran implicadas en las dificultades cognitivas; en estos niños se observa desinterés en su proceso de aprendizaje, lentitud en el desarrollo de sus actividades y bajo nivel de maduración cognitiva. Estudiante D: “La profesora está explicando y los niños están hablando”. (Anexo A, pág. 66). Basándose en estos procesos y para que estas dificultades sean superadas el compromiso del docente debe ser: conocer cómo aprende el estudiante, saber qué hacer para ayudarle en caso de necesidad y manejar un buen nivel de comunicación. Producir y aplicar estrategias cognitivas y de aprendizaje que le
  43. 43. 49 sirvan al estudiante para optimizar sus recursos intelectuales, afectivos y de motivación, de tal manera que se pueda minimizar las dificultades y así alcanzar el éxito escolar. Estudiante C: “Las profesoras no explican bien y uno se confunde”. (Anexo A, pág. 66). En el sistema educativo colombiano los docentes utilizan un patrón de comunicación con el que no sólo tienden a simplificar el lenguaje en los procesos de aprendizaje, en aras de que éste sea más fácil y atractivo al estudiante; sino que además, en el afán de adaptarlos al contexto social y para que dejen sus malos hábitos, terminan desconociendo que el estudiante puede poseer los instrumentos conceptuales necesarios para entender. A través de esta concepción poco o nada los maestros lograrán motivar a un estudiante, o llevarlo a que se auto motive o pierda sus miedos, en consecuencia el resultado no será eficaz y muy seguramente será adverso, con el consiguiente bajo rendimiento escolar. Los maestros no sólo deben favorecer y enriquecer el lenguaje en el estudiante para desarrollar un mejor nivel de pensamiento y para hacerlo competente con resultados útiles para sí mismo y para la sociedad; sino que deben desarrollar una aptitud conciente de que los conflictos surgen por creer que el otro debe saber lo que queremos decir. Es por esto respuestas como: Estudiante A: “No pongo atención o uno esta atendiendo y los otros niños lo distraen”. Estudiante B: “No entiendo bien la cosas“. (Anexo A, pág. 66). En consecuencia el aprendizaje para el estudiante debe ser significativo. La información no puede seguir siendo la que alimenta la memoria a corto plazo, pues ésta facilita dificultades y no permite que lo enseñado se interiorice y se relacione con la estructura cognoscitiva de cada uno. La estructura de la experiencia en cada ser humano es diferente.
  44. 44. 50 Reproducción escolar Pregunta: ¿De las materias que más le gusta, qué deberían cambiar las profesoras para que le vaya mejor? Las respuestas de los estudiantes develan que aunque estamos en el siglo XXI, los docentes aún no han avanzado en las metodologías para enseñar los diferentes temas; trayendo consigo una rutina escolar, que hace que los estudiantes pierdan todo interés y motivación por el conocimiento. Por eso no es de extrañarse escuchar esto: Estudiante C: “Que las clases sean más divertidas y así poder aprender mucho”. Estudiante A: “Que uno se divierta aprendiendo”. (Anexo A, pág. 68). Esta situación debe verse como un producto de diversas variables, en donde el estudiante no es el único responsable del desinterés y la desmotivación. Se puede afirmar que incluso la planificación misma conlleva a que el aprendizaje sea ansioso y demasiado intenso, ya que ningún tema se relaciona con otro y menos aún se observa continuidad entre un grado y otro. Se requiere que el docente tenga claro cuáles son las diferencias de comportamiento entre un estudiante y otro que está iniciando su itinerario académico. Estudiante B: “Que la profesora nos explicara bien y que castigara a los indisciplinados”. (Anexo A, pág. 68). Ha sido tan eficaz el redireccionamiento dado por la escuela tradicional que los niños a cuarto grado ya han incorporado el discurso de la escuela que terminan inculpándose y hasta exigiendo castigos para alcanzar la formación correcta. César Coll (1994: 56), cita a Bruner quien afirma que: “los efectos deseables de la educación escolar no deben referirse tanto a la adquisición de ítems específicos de conocimiento, o a la adquisición de determinadas pautas de comportamiento, como a la adquisición de destrezas cognitivas que puedan generalizarse y
  45. 45. 51 aplicarse a una amplia gama de situaciones. El alumno debe ser enseñado de tal manera que pueda continuar aprendiendo en el futuro por sí mismo”. Estrategias pedagógicas A la pregunta ¿Qué esperan de sus profesoras? Los estudiantes responden que además de clases más divertidas, que no hagan tanto dictado y además, dice el estudiante E: “Que nos hagan evaluaciones varios días y no al final del período”. (Anexo A, pág. 70). Esto nos conduce a pensar que el maestro debe buscar un modelo pedagógico que desarrolle el pensamiento estratégico en sus estudiantes para que llegue de esta forma a ser un hombre autónomo capaz de enfrentar la realidad socio cultural de acuerdo a sus intereses, que piensa, planea sus acciones y que responde tanto por ellas como por sus efectos. Las estrategias pedagógicas que plantee el docente dentro del aula de clase deben ser una constante que permitan reconocer día a día la riqueza de la construcción de conocimiento sobre la base de la formación en valores, para llegar a convertirse en la opción formadora de líderes que enfrente con visión tanto su proyecto de vida como el de la sociedad de la cual hacen parte y den respuesta a sus necesidades con calidad y responsabilidad. El proceso de enseñanza y de aprendizaje es más efectivo cuando el estudiante y el docente se preparan tanto en lo cognitivo como en lo actitudinal, reconociendo siempre que el aprendizaje es el fruto de la interacción socio cultural. En este contexto es claro que a nivel estatal también existe “un profundo desconocimiento de las culturas juveniles”, como lo expresa Arias, en su libro La ciudadanía no es
  46. 46. 52 como la pintan (2005), formar es un trabajo de equipo, y en este proceso la institución es un espacio privilegiado para construir conocimiento, potencializar cualidades de los niños y no para dar lugar al fracaso escolar y sus consecuencias, por desconocimiento de la vida cotidiana de sus educandos y sus realidades. III. CONVIVENCIA ESCOLAR Problemas de disciplina Ante las preguntas: -¿Qué se debe cambiar desde el colegio para que mejore su situación académica? -¿Cómo el colegio debería ayudarle a ustedes? Los estudiantes responden: Estudiante A: “Que las profesoras estuvieran más pendientes para que los niños no molestaran tanto, mientras ellas no están los niños pelean y se botan la basura. Cuando uno está copiando o escribiendo los niños borran el tablero, gritan, chiflan, pasan por el frente; cuando uno está escribiendo comienzan a molestarlo a uno”. (Anexo A, pág. 67). Estudiante B: “Que nos den un salón donde estemos cómodos y tranquilos; que los niños lo dejen escribir a uno”. (Anexo A, págs. 67, 68). Estudiante C: “Que la rectora pase mirando cada salón y que los niños se portaran bien, que no borren el tablero, lo dejen escribir a uno y que recojan la basura”. (Anexo A, pág. 67).
  47. 47. 53 Estudiante D: “Cuando uno está comiendo le botan la comida, le lanzan las servilletas y las bolsitas, le echan la basura a otros por debajo de los puestos”. (Anexo A, pág. 67). Estudiante E: “Cuando uno está escribiendo los niños lo hacen rayar. Que los niños no botaran basura”. (Anexo A, págs. 67, 68). “Muchos conflictos surgen porque partimos del principio de que el otro posee las mismas referencias que nosotros, usa los mismos itinerarios de pensamiento y debe saber lo queremos decir”. (Programación Neurolingüística. Wwwmonografías.com/trabajos54confyneg/confyneg.shtml). En las respuestas de los estudiantes se puede evidenciar que los niños articulan la convivencia con su rendimiento académico; es por ello que hacen constante referencia a que los docentes los dejan solos y ellos se portan mal; esto se debe básicamente a las pautas de normatividad que se han ido introyectando en la mente del estudiante, de Heteronomía, de dependencia de la figura adulta, generándose de esta forma una autoridad distorsionada, donde debe de estar el maestro para que las cosas funcionen, entonces el estudiante una vez siente que esa figura de autoridad se ausenta puede comportarse de forma libre y natural, este fenómeno se debe a que no se ha hecho una buena conceptualización de lo que significa la autoridad, no el autoritarismo; para llegar a establecer unas normas que se cumplan se debe hacer una concertación y negociación entre las partes, para así llegar a generar la autonomía en el estudiante. Por ser la educación un factor determinante son necesarias unas mínimas condiciones de orden y silencio para recibir una clase. Nadie se entiende cuando unos hablan, otros ríen, otros pelean, nadie en realidad esta dentro de la clase; el niño debe tener claro los conceptos de orden y silencio. Los niños al llegar a la
  48. 48. 54 escuela deben haber adquirido mínimas pautas y hábitos de aprendizaje en la familia durante la llamada socialización primaria, si ésta no ha sido bien llevada será difícil la iniciación de la etapa escolar lo que muy seguramente influirá en estos niños y su rendimiento académico será bajo y por ende con grandes dificultades. Normas Ante la pregunta ¿Cuándo las profesoras les llaman la atención cómo lo hacen? ¿Para pedir silencio cómo lo hacen? Establecer una articulación entre el desarrollo de potencialidades cognitivas, emocionales y comunicativas, permite a cada estudiante tomar decisiones cada vez mas autónomas y tener las herramientas necesarias para relacionarse con otros y para la convivencia pacífica dentro del aula. Los contextos de normatividades autoritarias y de métodos intimidatorios no conducen a aprendizajes sanos, por el contrario generan rebeldía, extrañeza y ambientes escolares nada estimulantes. Todos los niños entrevistados opinan que los castigan poniéndolos a escribir parados, los sacan del salón, por mal comportamiento, o los dejan castigados después de la hora de salida. Poner a un niño a escribir parado deja mucho que desear del docente que lo practica. Cuando el Estudiante D dice: “Algunas veces regañan o ponen en el tablero silencio; se ponen muy bravas, se ponen rojas, o nos dejan salir hasta las 12 M”, (la salida es a las 11:30 AM); (Anexo A, pág. 71), denota una gran deficiencia del docente para ejercer dominio del grupo, el cual debe ser con base en la convicción del conocimiento que como docente debe tener para ejercer la autoridad con argumentos justos y no arbitrarios.
  49. 49. 55 Es bien sabido que uno de los temas que más se está trabajando hoy en día es el de los Derechos Humanos y ¿por qué tocar este tema?; porque sólo cuando se entiende el significado y la magnitud de un Derecho, se puede interactuar eficaz y efectivamente en las relaciones de convivencia con el otro; y facilitar la participación e intervención positiva del estudiante. Es el estudiante el artífice de su proceso de comportamiento, guiado adecuadamente por el docente o adulto que le acompañe. Como dice el Estudiante A: “Algunas veces cogen una regla y golpean fuerte el tablero o la mesa”, (Anexo A, pág. 71), se hace hincapié en actitudes no pacíficas, ni facilitadoras de la participación positiva de los estudiantes. El maestro debe tomar como eslabón la pedagogía de la convivencia y los beneficios de llegar a acuerdos por medio de la comunicación fluida y clara para atacar el fracaso escolar dado que esos métodos desestimulan y deforman. La escuela debe ser un espacio social educativo donde se enseña y aprende colectivamente la cultura institucional y se forman los valores que desarrollan identidades. “Alcanzar más habilidad para comprender y operar en este tejido social educativo permitirá a todos los actores de la vida escolar aportar de manera relevante a la construcción de la identidad de las instituciones y de las personas, proporcionar nuevos significados de vida y hacer más sustentable la convivencia social”. (Ministerio de Educación Nacional 2008. www.me.gov.ar/convivencia/ Febrero 4 de 2008). Clima escolar Los estudiantes hacen referencia a que no tienen un buen clima escolar, no hay tolerancia ni respeto entre ellos ya que se gritan, se chiflan, se tiran la basura y se amenazan entre sí con romper los vidrios de la casa o golpearles a la salida. Estudiante A: “Los niños le pegan a uno, le tiran cáscaras de naranja y amenazan con pegarle a la salida, si decimos algo”. (Anexo A, pág. 69).
  50. 50. 56 Se infieren problemas generalizados de convivencia para lo cual se requiere del compromiso de la comunidad educativa y de una verdadera correlación entre los deberes y derechos de los individuos en general. Es inminente que desde la escuela se construyan espacios estratégicos y coherentes convivenciales actuales y futuros. Uno de los aspectos importantes en la dinámica de una sana convivencia escolar es desarrollar una comunicación asertiva. Esto significa desarrollar la habilidad de escucha, y esto a su vez requiere que los estudiantes sepan utilizar eficientemente su tiempo libre, con actividades mentales que favorezcan su desarrollo integral, su capacidad de tomar decisiones reflexivas e inteligentes, transformar y transferir su conocimiento interactuando con su entorno de manera positiva. Es imposible pretender obtener resultados y rendimiento escolar satisfactorio con un ambiente cargado de amenazas, de falta de tolerancia y de incertidumbre, por el miedo que genera la violencia entre ellos, como lo describe el estudiante B: “Los niños a la salida hacen desorden, me da miedo con las escaleras y lo amenazan a uno con romperle los vidrios de la casa”. (Anexo A, pág. 69). Relaciones de poder Los niños entrevistados manifiestan el deseo de que la rectora y las coordinadoras visiten los salones y que la rectora sea menos brava, les llama la atención poder tener una relación más cercana con ellas. Estudiante B: “La coordinadora y la rectora que no sean tan bravas”. (Anexo A, pág. 70). Las manifestaciones de los niños en cuanto a que la rectora y la coordinadora son distantes y siempre están bravas deja ver el equivocado concepto de poder y autoridad, reforzando el autoritarismo existente dentro de la mayoría de las instituciones educativas. Influyendo negativamente en la consecución de una educación con calidad y afectando el nivel educativo, por falta de un liderazgo bien entendido y de una
  51. 51. 57 orientación clara en los objetivos trazados. Originando malestar entre los docentes y generando unas relaciones poco favorables para el buen desempeño de la institución. Se requiere de una gestión humana, sostenible y eficaz. Estudiante E: “La rectora debiera pasar por los salones y hablar con los niños”. (Anexo A, pág. 70). El uso impositivo de la autoridad, muestra mecanismos de tradición y desconocen los derechos de todos los integrantes de una comunidad educativa, y desconoce el punto de vista del otro; lo que se espera en realidad es que los rectores y los directivos docentes gestionen tareas no de una manera mecánica sino más bien tener en cuenta que el gestionar requiere básicamente un conjunto de interacciones humanas donde se magnifique la importancia del elemento humano en la gestión. Lo cual infiere ser responsable, comunicarse con claridad y cumplir a cabalidad sus funciones y efectuar los cambios necesarios en la comunidad que representa. Ante todo deben ser los líderes, las cabezas visibles, la brújula de las instituciones educativas. Dentro de cada contexto para buscar de acuerdo a cada realidad las posibles causas o elementos que incidan en el bajo rendimiento, teniendo en cuenta que son niños y niñas de corta edad, entre 10 y 11 años, no se puede dejar de analizar su socialización primaria, es decir los primeros aprendizajes donde el niño adquiere aptitudes y hábitos fundamentales dentro de su primera escuela de aprendizaje que es la familia, los cuales tienen gran influencia en el desarrollo escolar de los niños y en su futuro éxito académico.
  52. 52. 58 9.3 LA SOCIALIZACION AL INTERIOR DE LA ESCUELA Retomando la idea de Savater, El valor de educar (1997), si esta situación de socialización primaria es satisfactoria, es decir si esta etapa se lleva a cabo sin tropiezos, implicaría para el niño que inicia su vida escolar, un rendimiento sin mayores problemas, pero si este no es el caso hay que empezar a considerar dónde está la falla que los aqueja para que los niños tengan problemas. Esta etapa es muy importante, se espera que la familia enseñe de manera diferente ya que lo hace con cariño, el niño está rodeado de afectividad y esto permite dar motivos más sencillos para aprender, cuando el niño es apoyado desde el seno familiar el éxito escolar está casi asegurado, cuando la situación es contraria el niño empieza desde sus inicios escolares a presentar deficiencias en su rendimiento escolar y anímicamente se ve afectado; el apoyo a los menores es fundamental. En el seno familiar se cumple una labor irremplazable y difícil de sustituir, un niño apoyado se siente fuerte ante sus adversidades y esto le da oportunidad de superarlas y salir adelante ante cualquier situación a lo largo de su vida escolar. Un niño solitario dentro de su proceso escolar presenta muchos inconvenientes, presenta inseguridades y temores que ayudan a empeorar su bajo rendimiento y a la no superación de los problemas escolares. La etapa infantil es básica en la preparación para iniciar la escolaridad, las nociones que se dan a los niños desde la cuna, forman parte de los elementos que asegurarán tener éxito al entrar al pre-escolar y luego a la educación básica. Un mundo infantil bajo una buena guía de los padres ayudará con seguridad al buen desarrollo de los niños en la escuela; niños con exceso de miedo, inseguros, sin hábitos, sin identificación de lo que debe ser y lo que no, sin figura de autoridad y respeto, con baja autoestima, rechazado, maltratado, inmaduro, sin autocontrol, sin patrones a seguir, sin modelos de comportamiento, sin duda
  53. 53. 59 iniciará un proceso escolar con dificultades, de ahí la importancia de la educación en los primeros años de vida de los niños. La tarea del aprendizaje en los procesos educativos bajo la tutela de la familia es más provechosa que cuando la familia deja toda la labor a la escuela. En la actualidad la tarea de la escuela está sobrecargada, los padres han abandonado su tarea, o mejor, su misión en el proceso educativo de sus hijos, la formación que se debe cumplir en las primeras etapas de los niños que son las que dejan las mínimas pautas de conciencia, para que al iniciar la escuela se tenga éxito y el niño no tenga tropiezos que seguramente arrastrará en gran parte de su proceso educativo y posiblemente enfrente hasta una deserción en las siguientes etapas de su escolarización. Se presenta con frecuencia que los padres han perdido la autoridad con los hijos, quienes se han vuelto incontrolables y dejan esta difícil tarea a los profesores que se encuentran con niños imposibles para guiar, orientar, enseñar, educar, los cuales no logran un rendimiento escolar adecuado que les permita transitar con éxito en la escuela. Sería ideal que el niño entendiera la autoridad como una colaboración o ayuda para su educación. Las realidades del momento muestran muchas dificultades en los procesos de aprendizaje, de formación y educación de los niños debido a la falta de conducción y acompañamiento de los padres. Los niños crecen con excesiva libertad sin medir consecuencias, no hay límites, niños sin guía, sin respeto por nada, sin valor por las pequeñas cosas, sin aprecio por ellos mismos y por los demás, todo esto contribuye a engrosar entre otras la lista de causas que en la escuela se presentan y dan como resultado bajo rendimiento escolar.
  54. 54. 60 La televisión se ha convertido en un problema que afecta el desarrollo paulatino de los infantes ya que todo les llega antes de la edad en que deberían acceder a temas, conocimientos, verdades, que antes se daban a determinadas edades, hoy se dan antes de tiempo, constituyéndose en factores que afectan y perturban a los niños, con la TV. no hay nada oculto, ésta altera la vida familiar y los patrones de conducta, las enseñanzas de los padres se ven amenazadas pues distorsionan la función educativa de la familia, estos problemas llegan a la escuela y por supuesto que surten su efecto en el rendimiento académico de los pequeños, causando estragos, el maestro se siente impotente, es tarea titánica encaminar y reorientar esos aprendizajes dañinos que arrasan con el rendimiento de niños y jóvenes. Al analizar la parte de los docentes de los niños objeto de este estudio se interpretan las siguientes conductas que influyen en el rendimiento de los niños: Son niños con poco cuidado, por parte de los docentes más bien son vistos como carga, esto se concluye al observar que la única solución que se les da es sacarlos de clase y enviarlos a la Orientadora, privándolos de las clases que se dictan en su ausencia, lo que empeora la situación, sin antes indagar y analizar las actuaciones de los niños. ¿Por qué actúan así?, ¿Por qué siempre están en conflicto con otros?, ¿Por qué siempre hacen cosas fuera de contexto?, ¿Qué problemas tendrán en sus hogares?, ¿Qué razones impiden tener comportamientos adecuados para un salón de clase?. Sacarlos del aula no contribuye a mejorar su rendimiento académico ni tampoco sus comportamientos. Por otra parte se analizó desde las respuestas de los niños en relación a las preguntas sobre la disciplina en el salón de clase y la ausencia de los profesores, de las aulas, no les ayuda a mantener un buen clima de convivencia y buenas relaciones, en tanto que en ausencia de los docentes, los niños se pelean y maltratan mutuamente, en estas situaciones es difícil retomar el hilo de las clases,
  55. 55. 61 se pierde tiempo, no se avanza y esta situación tampoco contribuye al buen rendimiento de los niños implicados en el problema, constituyéndose en causal que abona el terreno para afectar el rendimiento académico en general. Se denota falta de calidez, buenas maneras, cercanía de los docentes hacia los niños, ausencia de respeto, ya que imparten órdenes a gritos, mandan callar golpeando el tablero; castigos como dejarlos más tiempo de la hora de salida, con los cuales el concepto de autoridad queda distorsionado; en niños con problemas de rendimiento y de comportamiento estos procedimientos no son favorables, al contrario generan rebeldía y agudizan el conflicto; nada de esto colabora con la idea de mejorar el rendimiento. Complementando el análisis hecho a las familias y a los docentes habría que agregar las condiciones generales de responsabilidad institucional ya que los niños objeto de esta investigación son sometidos a convivir en grupos muy grandes y esto afecta directamente el rendimiento escolar de los mismos, este hecho ajeno a los niños impide una dedicación más personalizada e individual de cada niño y su problemática por parte del docente, ya que hace imposible atender y obtener resultados con grupos excesivamente grandes como sucede en este caso. Se observa que la reiterativa citación al Comité de Evaluación y Promoción en lugar de hacer bien a estos niños los estigmatiza y los hunde cada vez más en el problema en lugar de ayudarlos a salir del conflicto que les origina su bajo rendimiento. Cabe reflexionar, es un pequeño grupo el afectado, en el grupo de niños de 4º.de educación primaria de esta institución, pero si a esto se suman los que están en iguales condiciones de otros grados de la misma institución y de otras instituciones
  56. 56. 62 educativas, seguramente se encontrará un gran problema a nivel local, regional, nacional y muy seguramente a nivel mundial, lo que pone en evidencia el gran descalabro para cualquier sistema educativo en lo concerniente al rendimiento escolar de sus estudiantes. No se trata de buscar culpables en la totalidad de actores, o factores que tienen que ver con el fracaso del gran número de afectados por el bajo rendimiento escolar, sino de identificar los causales para también así buscar las posibles soluciones que disminuyan o alivien, la problemática en buena medida con el consiguiente beneficio que traería principalmente a los niños afectados y por ende a las familias, a las instituciones, y al sistema educativo en general, donde se genera la problemática. Los niños y niñas son los menos culpables de este angustioso conflicto; los padres, docentes, instituciones, sistema educativo, son los llamados a buscar y encontrar soluciones prontas y efectivas, el problema crece y son cada día más los afectados, quienes sufren en carne propia señalamientos, castigos, desprecios, rechazos de su entorno, frustración y las enormes heridas que quedan en el recuerdo de los que lo viven. 10.RECOMENDACIONES Para la posible recuperación del buen nivel académico de los niños de 4° Grado y de las instituciones en general se proponen los siguientes elementos cuya conveniente gestión desde las directivas escolares beneficiarían la puesta en marcha de un plan tendiente a mejorar el rendimiento académico y conseguir el posible camino o la salida del problema.
  57. 57. 63 a. Que cada Institución Educativa tenga un grupo de maestros altamente calificados y con una formación moral comprobada, encargados de velar porque se cumpla a cabalidad la ética y el buen proceder de los maestros y directivos en cada institución. b. Estudiantes, padres, profesores y demás actores de la comunidad educativa trabajar en equipo para buscar soluciones acordes que beneficien el rendimiento académico de los estudiantes afectados. c. Implementar un programa de concientización de los estudiantes para que comprendan e interioricen el beneficio de estudiar. d. Fomentar programas que incidan en la escuela, con base en la importancia del buen rendimiento escolar para que los niños y niñas afectados tengan apoyo, seguimiento, orientación y evaluación de acuerdo al problema de cada uno. e. Crear un programa de intervención con estrategias particulares de acuerdo al estudiante y su problema. f. Involucrar la escuela y la familia en procura de mejorar las relaciones y la comunicación. g. Implementar cursos, talleres, programas de formación a los padres que necesiten instrucción en el tema, haciéndoles comprender la importancia que tiene un clima agradable y armonioso en el rendimiento escolar de sus hijos. h. Sensibilizar a los docentes en la misión que tienen y la responsabilidad frente al problema del rendimiento escolar, pues la cuota que les corresponde es bastante elevada. No es posible que en este siglo todavía existan maestros con cero sensibilidad y consideración hacia seres que necesitan de apoyo, consideración y amor para salir adelante; es urgente la reflexión de los docentes que han frustrado y marcado niños indefensos, con sus procedimientos y métodos de hostigamiento y represión; es muy fácil encontrar personas que con avanzada edad recuerdan a sus maestros
  58. 58. 64 con gran dolor y resentimiento, carreras truncadas por un maestro inconsciente, temiendo que sus hijos y nietos caigan en manos como las que ellos pasaron. No debe ser así, por lo tanto es prudente, inmediato, pertinente, casi de vida o muerte, ya que se mata en vida a un estudiante cuando se actúa de esa manera, reorientar la labor de los maestros, concientizándolos de su responsabilidad, reconociendo su verdadera tarea, buscando el camino del deber ser de la Docencia y las consecuencias de no hacerlo bien. i. Buscar oportunidades para elevar el rendimiento escolar mediante la integración curricular, el establecimiento de acuerdos pedagógicos, impulsando una gestión de mejoramiento continuo en beneficio de los estudiantes afectados. 11. CONCLUSIONES En concordancia con el objetivo general: la identificación de la manera como influyen los factores intra-escolares en el rendimiento académico y después del análisis e interpretaciones de los datos y la información recopilada para esta investigación se tienen las siguientes conclusiones: a. Una buena relación del estudiante con la escuela, sus padres y la comunidad brinda un ambiente agradable y seguro, ofrece una protección frente a muchos de los problemas que atacan el buen rendimiento académico. b. Un buen clima escolar se convierte en aliado y beneficia el desempeño escolar y producen en el estudiante: Alta motivación por sus estudios. Rendimiento escolar satisfactorio.
  59. 59. 65 Interés por todo lo relacionado con la escuela. Preocupación porque todas las cosas escolares salgan bien. Una situación contraria a una buena relación con la escuela produce: Deserción, ausentismo, pérdida total del interés por los aspectos escolares, convirtiéndose en una situación caótica para el estudiante. Este problema se agudiza cuando el entorno familiar por la misma causa se deteriora generando: inseguridad, angustia, malestar, desasosiego, miedo en el estudiante que vive con intensidad su situación. c. Se detectaron elementos claves que sin duda inciden en el rendimiento escolar: maltratos, vejaciones, falta de apoyo, violencia, desnutrición, carencia de afecto, falta de cuidados, falta de amor, entre otros. Todos esos aspectos se constituyen sin duda alguna en factores determinantes que afectan negativamente el buen rendimiento escolar. d. Es evidente que los logros académicos dependen en gran medida de la construcción de ambientes cálidos, cercanos, sanos, agradables, estimulantes, comprensibles y, si es posible, llenos de amor. Esto es muy importante en cualquier edad, pero en edades tempranas como las de los pequeños de este estudio aún más. e. El avance en el logro del mejoramiento académico depende también de la disposición del maestro para comprender que los niños son seres humanos que están en formación y que necesitan encontrar en sus maestros solidaridad, respeto, comprensión, alguien en quien confiar y con quien contar; en un clima de confianza y amistad es menos difícil obtener resultados.
  60. 60. 66 f. Los maestros deben estudiar si las prácticas pedagógicas son innovadoras, creativas, participativas, de interés para los niños y niñas, es decir acordes con la edad, congruentes y coherentes con los tiempos de la globalización, tener presente que los estudiantes están en continuo cambio, recordar que vivimos otros tiempos. g. La dinámica del aula entre el maestro y los niños es un escenario natural ideal para la interacción de unos y otros, esto no escapa a la aparición de conflictos que atentan contra el rendimiento escolar, pero que sorteando con buenas estrategias, sabiduría y corrección del maestro se retornará al deber ser del aula en el que el aprendizaje se hará grato y fructífero. h. Se viven tiempos de poca colaboración hacia las instituciones por parte de los padres, con pocas oportunidades de llegar a acuerdos y consensos en la manera de sacar a los niños del bajo rendimiento, donde se cita a los padres de los niños cuestionados, pero no se llega a soluciones ni se trazan estrategias que subsanen la problemática. La escuela cree que cumple avisando a los padres de los niños y poniéndoles de presente que el niño va mal y basta; el problema sigue y todos se lavan las manos; de soluciones nada. i. Se debe tomar conciencia de la importancia de las construcción de las relaciones interpersonales dentro de la escuela, para facilitar la interacción de las relaciones basadas en el reconocimiento del otro, la confianza, el compartir, que se generen nuevas relaciones basadas en el respeto, el cariño, el cuidado, con la visión de una gran familia escolar. j. La Constitución Nacional promulga la educación a los niños y niñas desde un ambiente y condiciones adecuadas. Lamentablemente la ley se queda
  61. 61. 67 en el papel, de nada sirven las normas sino se dan las garantías infraestructurales, administrativas y pedagógicas para que se hagan realidad. El fracaso escolar además de ser causado por docentes ineptos y abrumados, de instituciones rutinizadas y burocratizadas, de familias descompuestas e ignorantes, es culpa de una estructura social que no ha apostado seriamente por mejorar la educación, que no ha tomado en serio la responsabilidad de mejorar las condiciones sociales y escolares de los más desfavorecidos, que prioriza la inversión para la guerra antes que pensar en un futuro para las nuevas generaciones. k. La vulnerabilidad y fragilidad de los niños de corta edad como los de este estudio, no es tenida en cuenta; en un ambiente de amenazas no se rinde. l. El desempeño de los niños en el colegio, lo que se medirá con el rendimiento, está afectado por el clima que se viva en la familia, o la situación familiar de cada uno. m. Los docentes deben tener presente siempre su responsabilidad ante los niños, niñas y jóvenes, ante el mundo, ya que generación tras generación sale a la luz la labor que cumplieron, ésta se verá reflejada en las generaciones futuras, por una u otra razón les preguntarán, ¿Quién fue tu profesor?, se sabrá de alguna forma cómo lo hicieron. Una escuela que corresponda al deber ser académico y humano, teniendo como base los fundamentos teóricos de la Pedagogía y la Didáctica que es dónde se posan las verdaderas razones del maestro, es lo que se necesita.
  62. 62. 68 n. El rendimiento escolar debe ser prioridad de todas las instituciones educativas en general, velar porque eso se cumpla es deber de todos los implicados en dicho proceso, no dejar a la deriva a quienes padecen un bajo rendimiento, también es responsabilidad de todos. ñ. Como diría Gimeno Sacristán (2000), el fracaso individual, es también el fracaso del sistema escolar, que se muestra inútil persistentemente en transformar dicho fracaso en éxito escolar, máxime cuando dicho flagelo recae sobre los más pobres de la sociedad.
  63. 63. 69 BIBLIOGRAFÍA -AUSUBEL; SULLIVAN. El desarrollo. Paidós. Barcelona, 1983. -ARIAS, Diego; ROMERO, Myriam. La Ciudadanía no es como la pintan. Viento Sur Publicaciones. Bogotá, 2005. -ARIAS, Diego; HERRERA, Martha; VASQUEZ, Tomás; MARIN, Luis. Contexto para discutir sobre el Decreto 230. En Pedagogía y Saberes No 17. Universidad Pedagógica Nacional. Facultad de Educación 2002. -BERGER, Peter; LUCKMAN, Thomas. La construcción social de la realidad. Amorrortu. Buenos Aires, 1999. -BRUNER, Jerome S. Desarrollo cognitivo y educación. Ediciones Morata, S.A. Madrid, 1988. -COLL, César. Sicología y currículo. Editorial Paidos. 1994. -CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA. Textos integrados. Declaración de los derechos humanos. Declaración de los derechos del niño. Ediciones Emfasar. Bogotá, D.C., 1991. -DECRETO 230. Imprenta Nacional. Bogotá, D.C., 2002. -ESCUDERO, Juan. Viejas y nuevas dinámicas de exclusión educativa. Universidad de Murcia. España, 2005. -ETCHEVERRY, Guillermo. La tragedia educativa. Fondo de Cultura Económica. Argentina, 1999. -GARECA, Susana. Cultura, inteligencia y fracaso escolar. Una tríada de complejo abordaje en la práctica docente. Revista Iberoamericana de Educación N° 36/11. Argentina, Octubre de 2005. -HARGREAVES, Andrew. La distinción y el asco: Las políticas emocionales del fracaso escolar. Revista Barbecho, revista de reflexión socioeducativa N° 3. Traducción de: CALDERON Ignacio. Boston, 2003. -LEY GENERAL DE EDUCACIÓN. Imprenta Nacional. Bogotá, D.C. 1964. -LEY 115.Imprenta Nacional, Bogotá, D.C. 1964.

×