Miercoles de poder: El gran milagro - La Resurrección de Lázaro

801 views

Published on

Jesús permitió que Lázaro muriera, que el dolor se abatiera, que la muerte determinara el curso del dolor, para enseñar que él tiene poder sobre la muerte y puede traer vida de dónde vemos solo descomposición.
¿Tus sueños están muertos? ¿Están en estado avanzado de descomposición? Él restaura y resucita.
Tal vez seas tú quien está muerto, tal vez ya está desconectado a la vida y se siente como zombi, solo vagando por la existencia.
Sal afuera, Cristo te llama a la vida, pues él venció la
muerte y no hay obstáculos que le impidan hacer un milagro en tu vida.
Solo cree.

Published in: Spiritual
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
801
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Miercoles de poder: El gran milagro - La Resurrección de Lázaro

  1. 1. MIÉRCOLES DE PODER Hoy con Susana de Piñeiro:
  2. 2. 1. “Estaba enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta, su hermana. 2. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos). 3. Enviaron, pues, las hermanas a decir a Jesús: Juan 11: 1 - 57
  3. 3. 3. Enviaron, pues, las hermanas a decir a Jesús: Señor, el que amas está enfermo. Jesús, al oírlo, dijo: 4. Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. 5. Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. 6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. 7 Luego, después de Juan 11: 1 - 57
  4. 4. 5. Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. 6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. 7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: 6. Vamos de nuevo a Judea. ” Juan 11: 1 - 57
  5. 5. 8. Le dijeron los discípulos: Rabí, hace poco los judíos intentaban apedrearte, ¿y otra vez vas allá? 9. Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día no tropieza, porque ve la luz de este mundo; Juan 11: 1 - 57
  6. 6. 10.Pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él. 11.Dicho esto, agregó: Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy a despertarlo. 12.Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.” Juan 11: 1 - 57
  7. 7. 13.Jesús decía esto de la muerte de Lázaro, pero ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. 14.Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto, 15. Y me alegro por vosotros de no haber estado allí, para que creáis; pero vamos a él. Juan 11: 1 - 57
  8. 8. 16. Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: 17. Vamos también nosotros, para que muramos con él. Juan 11: 1 - 57
  9. 9. 17. Llegó, pues, Jesús y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro. 18.Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios, 19. Y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano. 20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús llegaba, salió a encontrarlo, pero María se quedó en casa. 21 Marta Juan 11: 1 - 57
  10. 10. 20. Entonces Marta, cuando oyó que Jesús llegaba, salió a encontrarlo, pero María se quedó en casa. 21.Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22.Pero también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. Juan 11: 1 - 57
  11. 11. 23. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 24. Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final. 25. Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26.Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Juan 11: 1 - 57
  12. 12. 27. Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo. 28. Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: 29. El Maestro está aquí, y te llama. Juan 11: 1 - 57
  13. 13. 29. Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y fue a él. 30. Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta lo había encontrado. Juan 11: 1 - 57
  14. 14. 31. Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro, a llorar allí. Juan 11: 1 - 57
  15. 15. 32. María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verlo, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. 33. Jesús entonces, al verla llorando y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, Juan 11: 1 - 57
  16. 16. 34. Y preguntó: ¿Dónde lo pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. 35. Jesús lloró. 36 Dijeron entonces los judíos: ¡Mirad cuánto lo amaba! Juan 11: 1 - 57
  17. 17. 37. Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera? Resurrección de Lázaro. 38. Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva y tenía una piedra puesta encima. 39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Juan 11: 1 - 57
  18. 18. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: 39. Señor, hiede ya, porque lleva cuatro días. 40. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios? Juan 11: 1 - 57
  19. 19. 41. Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 42.Yo sé que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Juan 11: 1 - 57
  20. 20. 43. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! 44.Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadlo y dejadlo ir. Juan 11: 1 - 57
  21. 21. 45. Entonces muchos de los judíos que habían ido para acompañar a María y vieron lo que había hecho Jesús, creyeron en él. 46.Pero algunos de ellos fueron a los fariseos y les dijeron lo que Jesús había hecho. Juan 11: 1 - 57
  22. 22. 47. Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el Concilio, y dijeron: ¿Qué haremos?, pues este hombre hace muchas señales. 48. Si lo dejamos así, todos creerán en él, y vendrán los romanos y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación. Juan 11: 1 - 57
  23. 23. 49. Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada, 50. Ni os dais cuenta de que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca. Juan 11: 1 - 57
  24. 24. 51. Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; 52. y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos. 53. Así que desde aquel día acordaron matarlo. Juan 11: 1 - 57
  25. 25. 54. Por eso, Jesús ya no andaba abiertamente entre los judíos, sino que se alejó de allí a la región contigua al desierto, a una ciudad llamada Efraín, y se quedó allí con sus discípulos. 55. Se acercaba la Pascua de los judíos, y muchos subieron de aquella región a Jerusalén, antes de la Pascua, para purificarse. Juan 11: 1 - 57
  26. 26. 56. Buscaban a Jesús y se preguntaban unos a otros en el Templo: ¿Qué os parece? ¿No vendrá a la fiesta? 57. Los principales sacerdotes y los fariseos habían dado orden de que si alguno se enteraba de dónde estaba, informara de ello, para prenderlo. Juan 11: 1 - 57
  27. 27. • El mayor milagro de Cristo • También este fue el último gran milagro público de Jesús, y sucedió una semana antes de su muerte. • Él está al control de todo. El Gran Milagro
  28. 28. • Jesús era amigo de la familia: • Un milagro con proximidad emocional y diferenciación íntima. • Ellos lo conocían y disfrutaban de su intimidad. • Recuerda: el cristiano puede sufrir. El Gran Milagro
  29. 29. • La propaganda religiosa de denominaciones que predican el fin de todos los sufrimientos, un salario mejor, la esposa de sus sueños, los hijos perfectos y todos los méritos que el mundo puede ofrecer, ES FALSO. El Gran Milagro
  30. 30. • No fue eso lo que Jesús prometió. • En Juan 16:33 él advierte: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. El Gran Milagro
  31. 31. • Jesús entendía de aflicción. • Provenía de una familia pobre • En el ministerio no tenía donde reclinar la cabeza. • Tuvo hambre, tuvo sed, fue traicionado y humillado. El Gran Milagro
  32. 32. • Experimentó todo lo que usted podría sufrir en un día. • Él sabe de su dolor y sufre con él. • Con el caso de Lázaro, Jesús demuestra que tiene planes mayores que la vida aquí. El Gran Milagro
  33. 33. • “Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. • ¿Por qué se demoró Jesús? El Gran Milagro
  34. 34. • ¿Usted es del tipo que espera que Dios actúe en su tiempo, en su voluntad y en lo inmediato de su ansiedad? • Aquí Jesús mostró que tiene dominio sobre el tiempo, y que ni el correr de las horas es impedimento para que él actúe. El Gran Milagro
  35. 35. • Existe un tiempo para todo y la aparente demora de Dios puede ser la manera misma de fortalecer nuestra fe. • El cronograma del cielo no pasa por nuestra agenda. El Gran Milagro
  36. 36. • Pero, a pesar de ser el Rey del Universo, el Creador y Sustentador de todo, él se preocupa por mi situación. • Él se ensució las sandalias con la misma tierra que yo piso para que pudiera entender que él es Emanuel, Dios con nosotros. Un Dios Personal
  37. 37. • Después de recibir el mensaje Jesús • quedó dos días y tardó un día para ir al encuentro de María y Marta, • o sea, cuatro días. • Mientras volvían Jesús conversó con sus discípulos. Un Dios Personal
  38. 38. (versículos 11-15): “Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Un Dios Personal
  39. 39. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto; y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él”. Un Dios Personal
  40. 40. Dios tiene una razón para actuar o permitir que las cosas sucedan en nuestra vida, pero nuestra lógica es tan pequeña y mezquina que no consigue distinguir esto. Nuestra fe es pequeña, nuestros motivos egoístas, nuestra voluntad soberbia. Un Dios Personal
  41. 41. Todo esto puede ser un impedimento para que no percibamos que el gran Maestro está tocando los instrumentos del mundo para componer la melodía de la salvación. A veces, un dolor es un gran profesor que nos hace cerrar los ojos a todo tipo de distracción. Un Dios Personal
  42. 42. Para algunos, las lágrimas son la mejor limpieza para los ojos del alma. ¿Cuál es su dolor? ¿Cuál es su pérdida? Cristo la conoce y se lamenta con usted. Un Dios Personal
  43. 43. • Jesús lloró. • ¿Por qué lloró Jesús • ¿Lloró por Lázaro? • Jesús ya sabía que le devolvería la vida a Lázaro. Un Dios Personal
  44. 44. Lloró por el dolor que el pecado inflige a sus hijos amados, por la falta de fe en ellos, por la incredulidad y el dolor del mundo. Lloró porque siente profundamente cada una de las angustias, la suya y la mía. Por su decepción, su sueño frustrado, su dolor físico, su herida del alma. Un Dios Personal
  45. 45. Él siente. Siente y llora, porque quiere que sus sufrimientos terminen ya y no terminan. Tenía un tiempo y él tuvo que morir en la cruz para resolver esta cuestión. Un Dios Personal
  46. 46. Entonces Jesús pidió que le removieran la piedra, y María le advierte: Es interesante porque aquí ya no había esperanza, sino resignación ante la circunstancia. Es como si lo que sabemos, la situación que vemos determinara nuestra fe. Ya no había esperanza de vida, pues las hermanas solo conocían la muerte, y esta era suprema. Un Dios Personal
  47. 47. Pero él es Dios y venció la muerte. Esa señal era una divisoria, la cumbre de sus milagros. Permitió que Lázaro muriera, que el dolor se abatiera, que la muerte determinara el curso del dolor, para enseñar que él tiene poder sobre la muerte y puede traer vida de dónde vemos solo descomposición. Un Dios Personal
  48. 48. ¿Sus sueños están muertos? ¿Están en estado avanzado de descomposición? Él restaura y resucita. Tal vez sea usted quien está muerto, tal vez ya está desconectado a la vida y se siente como zombi, solo vagando por la existencia. Un Dios Personal
  49. 49. Salga afuera, Cristo lo llama a la vida, pues él venció la muerte y no hay obstáculos que le impidan hacer un milagro en su vida. Solo crea. Un Dios Personal

×