Alumnos de la Maestría en Lengua y Literatura                 Hispánica             de la UNAN-León     La Literatura Oral...
© Unan-León. Alumnos de la Maestría en Lengua y 	   Literatura Hispánica© Universidad de Alcalá.© José Manuel Pedrosa© Ósc...
A la memoria deAlma Gladys CorralesA la memoria del doctordon Edgardo Buitrago
ÍNDICEPRESENTACIÓN de Carlos Mántica...............................18¿CÓMO SE GESTÓ Y CÓMO NACIÓ ESTELIBRO?..................
24. Ratón, ratón (III)..........................................................3525. Ratón, ratón (IV)......................
56. Doña Ana no está aquí.................................................5157. Y un pato para la escuela....................
CUENTOS Y CHISTES115. El Tío Conejo, el Tío Tigre y la Tía Tortuga..............72116. La competencia del Tío Conejo y la ...
140. El hombre que se hacía mico.....................................89141. Los dos hombres que se transformaban en micos....
169. La Carreta Nagua (IV).............................................104170. El caballo blanco con armadura de hierro......
197. El cazador de venados y la piedra para cazar..........123198. El viejo del monte sabía por dónde salir..................
221. Los niños de cabeza floja o aguada..........................135222. El niño de cabeza puntiaguda........................
250. Menear la comida con cuchillo................................142251. Soñar con agua sucia...............................
PRESENTACIÓN                      Carlos Mántica	        Me parece verdadera osadía el que un simpleaficionado a la lingüí...
Pienso ahora en Chico Lindo, aquel humildepescador de la Isla de Juan Venado, que tras cuarenta años desoledad nos declama...
folklore. Don Guillermo Rothchuh Tablada nos regala en1992 su Refranero chontaleño y Carlos Mántica su RefraneroNicaragüen...
¿CÓMO SE GESTÓ Y CÓMO NACIÓ ESTE LIBRO?            José Manuel Pedrosa            Universidad de Alcalá	       Durante la ...
algunos procedían también de pueblos y de ciudades máslejanos. Los relatos que comunicaron y que ahora editamossuelen situ...
garantiza que los dialectólogos de ahora y del futuro podránacercarse a estos materiales, si lo precisan, en condicionesóp...
Y a la memoria del doctor don Edgardo Buitrago,patriarca de la cultura de León y de Nicaragua, archivo vivode la literatur...
ETNOTEXTOS
JUEGOS DE NIÑOS Y DE JÓVENES1. Los dedos hambrientos        Esto se usa para enseñar a contar a los niños.Entonces se pone...
─Sí.        ─¿Tienes chica quien te quiera?        ─Sí.        ─Dime el nombre de esta chica.        ─María.        ─Si es...
─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van.─El que apunta, el que apunta,¿dónde está?─Aquí ...
6. Cosquillas para el niño       Bueno, el juego que yo sé es como más sencillo ymás práctico. Se toma la mano del niño o ...
8. El ratón de los dientes (II)	       Recuerdo que nosotros jugábamos entre niños a quiénno se le habían caído los diente...
Ratón, ratón,	       aquí tienes el diente viejo,	       dame el nuevo.         Sin embargo, todos los días, antes de que ...
Esto se aplica a niños de preescolar, para queaprendan a contar y el uso de sus manos.       			                    Silvia...
15. Salí, tortuga (I)	        El primer día de clases:	        Salí, tortuga	        de tu rincón,	        vení, bailemos	...
18. El juego de esconderse (I)        Éste es un juego de cuando yo era chiquita, hacepoquito, ¿verdad?        Entonces yo...
el perico y la cotorra;	       a la una,	       a las dos	       y a las tres.        Uno le cubre o le venda los ojos al ...
23. Ratón, ratón (II)       Estamos todos agarrados, ¿verdad? Entoncesdecimos fuerte:       ─Ratón, ratón,       ¿qué comé...
─¿Y por qué no salís ya?	         ─No, porque me comés.          Y entonces, a esta hora, estamos todos en círculo, ytrata...
27. Una rata vieja	      Una rata vieja	      era planchadora;	      por planchar su ropa	      se quemó la cola.	      Se...
30. Canoe, canoe	        Se reúnen dos grupos de niños y/o niñas, y hacen dosfilas tomado/as de las manos un grupo frente ...
Se le pregunta:       ─¿Con quién te has de quedar?       Se ponen dos personas en forma de portillo y se formauna columna...
─Pan caliente,       pan caliente,       ¿con quién te querés ir,       con la luna o con el sol?       Y entonces agarran...
─Rojo.        ─¡Rojo!        Y la que tenía el color rojo salía corriendo, y hastaque la alcanzaba y la traía. Y era la ot...
38. Los pollitos dicen	       Los pollitos dicen	       “pío, pío, pío”,	       cuando tiene hambre,	       cuando tienen ...
─Se hizo ceniza.	       ─¿Qué de la ceniza?	       ─Se la llevó el viento,	       a comer con pan y con miel	       a la i...
40. El chinchilillo         Son niños que juegan a entregar regalos entre amigos.         El niño que se dispone a regalar...
42. Allá está la luna	       Allá está la luna	       comiendo aceituna;	       allá está el sol,	       bebiendo pozol1.	...
Ay, ay, que se arrodille,	       a pedir perdón.        Aquí el que está dentro del círculo va señalando conel dedo mientr...
Aquí la pareja de niñas se coloca las manos en lacintura y, girando hacia la derecha y la izquierda, cantan losnúmeros. Si...
que ella...	fue        Está un niño, quien va a decir los versos. El restoestán en hilera. Empieza y va uno a uno hasta qu...
51. ¿Mamá, puedo?        Un grupo de niños y niñas se colocan frente a una niñaque hace las veces de mamá. La mamá va nomb...
las nubes se levantan,	      que sí, que no,	      que caiga un chaparrón.	      Allá en la fuente	      había un chorrito...
55. Sexta, mayesta	       Sexta, mayesta,	       Joaquín de la Cuesta,	       mi padre y mi madre	       me dijo que cayer...
─¿Dónde está Doña Ana?          ─Se murió.          Doña Ana no está aquí:          anda en su vergel,          abriendo l...
59. Estaba la muerte un día (I)	       Estaba la muerte un día, dividí,	       sentada en su escritorio, dovodó,	       bu...
TRABALENGUAS61.	      Pancha planchaba	      con cuatro planchitas	      con cuatro planchitas	      planchaba Panchita.  ...
como un loco	 con su tío	Federico,	 y éste dijo:	 ─Poco a poco,	Paco-Peco,	 poco pico.  			                               ...
Guadalupe Corrales68.	   ¡Salí, perro,	   que te desnarizonaré!	   Si no salís,	   te echaré cenizas	   en la desnarizonad...
CANCIONES69. El baile de la Gigantona y las bombas         Vivo en el barrio El Laborío. Según dicen, el barriode las trad...
De los juglares ha salido	      esta hermosa tradición	      como es el baile de la Gigantona	      y su enano cabezón.	  ...
Este chavalo irredento	      es rápido como el viento,	      le preguntas la tabla de multiplicar	      y más rápido se va...
Cuando pasé por tu ventana	      me tiraste un limón,	      el limón cayó en el cielo	      y el zumo en mi corazón.	 Del ...
Cuando yo me echo mis tragos,	        como boca de jocote,	        y para que no me queme el trago	        bebo agua del p...
si sos la cusuca vos,	       yo seré tu cusuquito.	 To... to... to... to,	 se va la vaca por el portillo,	 la jicarita y e...
76. Miremos siempre adelante	      Miremos siempre adelante,	      nunca miremos atrás,	      miremos nuestros defectos	  ...
ADIVINANZAS77.	   Treinta caballitos blancos	   en una colina roja,	   corren, muerden, están quietos	   y se meten en tu ...
81.	   Agüita salada	   que hasta la reina	   lleva en los ojos.		(Las lágrimas)    			                Silvia Dolores Toru...
86.       Al pasar por una esquín       me encontré con un convento:       la superiora vestida de pellejo,       las monj...
Pampas blancas significan las páginas del cuaderno.       Pampas negras, donde ya escribimos, las letras,donde ya están oc...
93.	      ¿Qué es aquello que, cuando es macho alumbra, ycuando es hembra no?	      (El foco y la foca)       	           ...
ADIVINANZA-TRABALENGUAS97.        Grupié de un pie se fue donde Grupié de muchospies.         Cuando Grupié de un pie lleg...
ORACIONES98.	     Con Dios me acuesto,	     con Dios me levanto,	     con la luz y Gracia	     del Espíritu Santo.	     Di...
REFRANES99. Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.100. 	 Quien persevera, triunfa.101. 	 Haz bien y no mires a q...
CUENTOS Y CHISTES115. El Tío Conejo, el Tío Tigre y la Tía Tortuga	        Este cuento me lo contó, bueno, como siempre, m...
estaba amarrado y todas las fogatas que hicieron el resto deanimales alrededor burlándose de él, aunque fuera por unavez e...
Entonces, de ahí que los atletas, cuando vancompitiendo, no van a la meta así, sino que llega a la metaasí [de cabeza].   ...
planta: son dieciocho. Anotá, Sinforiano: “los dieciocho”.	        Anotaron los dieciocho y, al siguiente día, se lleganal...
los mandé a comprar cuajada y ya se dilataron.	       Y cuando va llegando Miso, le dijo Juan:	       ─Miso, ven a trepart...
LEYENDAS: MUJERES PRODIGIOSAS, MUJERES              PELIGROSAS121. Las siete cabritas y el jardinero	        En una comuni...
El asunto es que un día mi cuñado salió por la nocheal patio. Pero antes había salido mi esposo. Y le dijo a miesposo:	   ...
124. La Llorona (I)	        Cuenta la historia que una hermosa mujer joven seenamoró de un extranjero, y el extranjero de ...
Nunca enseña su rostro. Mucho se pasea en lasescuelas, los celadores la ven en varias ocasiones.	       Lo contó Luis Rive...
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Literatura oral
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Literatura oral

2,218 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,218
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
437
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Literatura oral

  1. 1. Alumnos de la Maestría en Lengua y Literatura Hispánica de la UNAN-León La Literatura Oral en Nicaragua Edición al cuidado de José Manuel Pedrosa con la colaboración de Óscar Abenójar
  2. 2. © Unan-León. Alumnos de la Maestría en Lengua y Literatura Hispánica© Universidad de Alcalá.© José Manuel Pedrosa© Óscar AbenójarISBN:
  3. 3. A la memoria deAlma Gladys CorralesA la memoria del doctordon Edgardo Buitrago
  4. 4. ÍNDICEPRESENTACIÓN de Carlos Mántica...............................18¿CÓMO SE GESTÓ Y CÓMO NACIÓ ESTELIBRO?..............................................................................20 ETNOTEXTOSJUEGOS DE NIÑOS Y DE JÓVENES1. Los dedos hambrientos..................................................252. Contar con los dedos......................................................253. ¿Tienes lápiz?.................................................................254. Los deditos de la mano..................................................265. El gordito, el gordito......................................................266. Cosquillas para el niño...................................................287. El ratón de los dientes (I)...............................................288. El ratón de los dientes (II)..............................................299. El ratón de los dientes (III)............................................2910. El ratón de los dientes (IV)..........................................2911. El ratón de los dientes (V)............................................3012. Cinco hermanitos.........................................................3013. Sana, sana.....................................................................3114. El juego de la fajita......................................................3115. Salí, tortuga (I).............................................................3216. Salí, tortuga (II)............................................................3217. La tortuga llegó tarde otra vez.....................................3218. El juego de esconderse (I)............................................3319. El juego de esconderse (II)..........................................3320. El cerro escondido........................................................3321. Cucumbé, Salomé........................................................3322. Ratón, ratón (I).............................................................3423. Ratón, ratón (II)...........................................................35
  5. 5. 24. Ratón, ratón (III)..........................................................3525. Ratón, ratón (IV)..........................................................3526. Ratón, ratón (V)...........................................................3627. Una rata vieja...............................................................3728. Los pollitos de mi cazuela............................................3729. Una mariposa anda por ahí..........................................3730. Canoe, canoe................................................................3831. Mirón, mirón................................................................3832. Nerón, Nerón (I)...........................................................3833. Nerón, Nerón (II).........................................................3934. Nerón, Nerón (III)........................................................3935. Nerón, Nerón (IV)........................................................4036. El juego de los colores (I)............................................4037. El juego de los colores (II)...........................................4138. Los pollitos dicen.........................................................4239. La pizizigaña................................................................4240. El chinchilillo...............................................................4441. La gallina ciega............................................................4442. Allá está la luna............................................................4543. El cartero......................................................................4544. La pájara pinta (I).........................................................4545. La pájara pinta (II).......................................................4646. ¿Vas al cine?.................................................................4647. Por aquí pasó un soldado.............................................4748. Tin, marín (I)................................................................4749. Tin, marín (II)..............................................................4850. Una estrella chica.........................................................4851. ¿Mamá, puedo?............................................................4952. Una canastita................................................................4953. Que llueva, que llueva..................................................4954. Canta el grillo en el prado............................................5055. Sexta, mayesta..............................................................51
  6. 6. 56. Doña Ana no está aquí.................................................5157. Y un pato para la escuela.............................................5258. Yo te bautizo................................................................5259. Estaba la muerte un día (I)...........................................5360. Estaba la muerte un día (II)..........................................53TRABALENGUAS61-68.................................................................................. 54CANCIONES69. El baile de la Gigantona y las bombas.........................5770. Las coplas de la Gigantona..........................................5871. Las muchachas de este tiempo.....................................5972. Del cielo cayó un pañuelo............................................5973. En la catedral de León..................................................6174. El torito........................................................................6175. ¿Quién es esta mulatona?.............................................6276. Miremos siempre adelante...........................................63ADIVINANZAS77-96.................................................................................. 64ADIVINANZA-TRABALENGUAS97....................................................................................... 69ORACIONES98....................................................................................... 70REFRANES99-114................................................................................ 71
  7. 7. CUENTOS Y CHISTES115. El Tío Conejo, el Tío Tigre y la Tía Tortuga..............72116. La competencia del Tío Conejo y la Tortuga.............73117. Los tontos y las plantas..............................................74118. Los tres hermanos y el palo de guayabas...................75119. Los boaqueños y la bujía............................................76120. Los boaqueños y su modo de caminar.......................76LEYENDAS: MUJERES PRODIGIOSAS, MUJERESPELIGROSAS121. Las siete cabritas y el jardinero..................................77122. La mujer del pozo......................................................77123. La Moncha Tustusa....................................................78124. La Llorona (I).............................................................79125. La Llorona (II)...........................................................79126. La mujer de blanco.....................................................79127. La mujer cara de mula................................................80128. La sirena del Charco Verde........................................81129. La mujer que causaba la muerte de sus novios..........81130. La comemuertos.........................................................82131. La mujer que copia forma humana............................82132. La princesa que se convirtió en serpiente..................83BRUJAS, MONAS, MICOS, CEGUAS133. Los niños desobedientes y las brujas que lescastigaron...........................................................................85134. La mona que se montaba en las ancas de loscaballos..............................................................................85135. La mona chillona .......................................................86136. Las monas de la laguna de Tiscapa............................86137. La mona bruja............................................................86138. La mona que va envejeciendo....................................87139. La mona que fue atrapada en El Barro.......................88
  8. 8. 140. El hombre que se hacía mico.....................................89141. Los dos hombres que se transformaban en micos......90142. La Cegua (I)...............................................................90143. La Cegua (II)..............................................................91144. La Cegua (III)............................................................92145. La Cegua (IV)............................................................93MAGIAS AMOROSAS146. Las mujeres negras del Atlántico (I)..........................94147. Las mujeres negras del Atlántico (II).........................94148. La magia amorosa y el jugado de mico.....................94149. Fotografías para enamorar.........................................95150. El agua de calzón.......................................................95151. El pastel de pelo.........................................................95152. La joven que murió enmapachinada..........................96153. La mujer que quedó trastornada por un mapachín.....96154. El amor con el macuá.................................................96155. La sangre en luna llena..............................................97156. La sopa de garrobo.....................................................97157. La Oración del Puro...................................................97158. El ligamento...............................................................97159. El olor del sietemachos..............................................98160. Sangre menstrual para el cutis...................................98FANTASMAS, DIABLOS, MONSTRUOS, APARECIDOS161. El Cadejo (I)...............................................................99162. El Cadejo (II)...........................................................100163. El Cadejo (III)..........................................................100164. La casa embrujada de Managua...............................101165. La casa de Somoza...................................................102166. La Carreta Nagua (I)................................................102167. La Carreta Nagua (II)...............................................103168. La Carreta Nagua (III).............................................104
  9. 9. 169. La Carreta Nagua (IV).............................................104170. El caballo blanco con armadura de hierro................104171. La procesión de los muertos....................................105172. La mujer pesquisona y la procesión de los muertos. 06 1173. El coronel Arrechavala.............................................107174. El barco negro..........................................................108175. La piedra bruja y los carros que chocan...................109176. Los propietarios del Ingenio San Antonio y elpacto con el diablo...........................................................109177. La estudiante que entregó su alma al diablo............ 110178. El joven con rabo que fue a bailar........................... 110179. El borracho que dejó de beber tras una visión deldiablo................................................................................ 111180. El libro de San Cipriano (I)...................................... 112181. El libro de San Cipriano (II).................................... 112182. El libro de San Cipriano (III)................................... 113183. El Chupacabra.......................................................... 114184. El aparecido del cementerio..................................... 114185. El saludo del primo muerto...................................... 115186. El tío que se apareció después de muerto................ 116187. La luz en el camino del Maistro Polo...................... 116188. El sajurín de Telica................................................... 117189. Los borrachos que se mataron entre sí..................... 118190. La Peña del Tigre..................................................... 119191. La serpiente que estaba en los sótanos de lacatedral de León............................................................... 119ESPÍRITUS, DUENDES, GENIOS192. Los espíritus burlones..............................................121193. Los duendes que raptan niños y muchachas............121194. Los duendes que raptan muchachas.........................122195. Los duendes que raptan niños..................................123196. Los espíritus huyen de las semillas de mostaza.......123
  10. 10. 197. El cazador de venados y la piedra para cazar..........123198. El viejo del monte sabía por dónde salir..................124199. El caballo blanco que no dejaba de crecer...............125200. La gallina con pollos................................................125201. El Punche de Oro.....................................................126202. El tesoro de la catedral, robado y escondido............126203. El Cerro de la Vaca..................................................126204. El campesino convertido en buey............................127205. Los enanos en el dormitorio.....................................128206. El arco iris y el cambio de sexo...............................128207. El arco iris y los duendes.........................................128208. El arco iris, el tesoro y la magia...............................128MILAGROS209. La campana de oro y el pescador que faltó a supromesa a la Virgen..........................................................130210. El Chorro de la Virgen.............................................130SUEÑOS211. El alma que viaja durante el sueño...........................132212. Ritos para hacer preguntas a una persona mientrasduerme..............................................................................132EL CICLO DE LA VIDA213. Amarrar los meses....................................................133214. Las mujeres embarazadas y los funerales................133215. Los niños recién nacidos y la menstruación............133216. El enterramiento del cordón umbilical.....................133217. Para que no se le salga el ombligo al niño...............134218. Los adultos que hacen el amor y ven a un niño.......134219. Un traje rojo para el recién nacido...........................134220. Las serpientes y las mujeres recién alumbradas......134
  11. 11. 221. Los niños de cabeza floja o aguada..........................135222. El niño de cabeza puntiaguda..................................135223. El niño y el sudor (I)................................................135224. El niño y el sudor (II)...............................................135225. Rascar los pies con patas de pollo............................135226. Los niños bizcos.......................................................135227. El niño y los muertos...............................................136228. La menstruación y las plantas..................................136229. Las mujeres con la cabeza cubierta..........................136230. Los muertos y la mazorca (I)...................................136231. Los muertos y la mazorca (II)..................................136232. La esquina trina y los muertos.................................137233. Un vaso de agua para los espíritus...........................137SUERTES, TALISMANES, REMEDIOS, AGÜEROS234. Los calzones de la buena suerte...............................138235. Remedios para alejar los malos espíritus.................138236. La sábila o áloe vero trae buena suerte....................139237. El limón como talismán para el dinero....................139238. Joe DiMaggio y sus victorias...................................139239. La ruda y la rosa para alejar los males.....................140240. Los malos agüeros....................................................140241. La protección mágica de las puertas........................140242. La escoba contra las visitas indeseables (I).............140243. La escoba contra las visitas indeseables (II)............141244. Orines en los oídos...................................................141245. Mangos para el asma................................................141246. Enterrar a los niños para que se enderecensus huesos........................................................................141247. La mano izquierda y la mano derecha.....................142248. Los novios y el vestido blanco.................................142249. Matar a un gato........................................................142
  12. 12. 250. Menear la comida con cuchillo................................142251. Soñar con agua sucia................................................142252. Decir el precio de las cosas......................................142253. La preparación de los atoles.....................................143254. Para pelar una gallina...............................................143255. El mosmo y los matrimonios mal avenidos.............143256. Ajos y limones para descubrir a las malas personas.143257. Para descubrir a los asesinos....................................144258. El asesinado y los huevos de gallina (I)...................145259. El asesinado y los huevos de gallina (II).................145260. Ir al circo con el calzón al revés...............................145261. Tirar la basura a la calle...........................................145262. Cocer hojas de un árbol............................................145263. Soñar que alguien se casa........................................145264. Dormir con las manos cruzadas...............................146265. Sacar un cadáver con los pies por delante...............146 ESTUDIOS Y UNIDADES DIDÁCTICASLa cultura de la oralidad..................................................148La pizizigaña: los juegos infantiles en su tradiciónuniversal...........................................................................162“Pampas blancas, pampas negras...”: fuentes yparalelos de una adivinanza.............................................171“Me tiraste un limón”: una canción tradicional,fuente de un soneto de Miguel Hernández ......................175La mujer cara de mula: la leyenda hermana del mito .....178La leyenda de El cazador de venados y la piedra paracazar: mitos y ecologías ................................................188
  13. 13. PRESENTACIÓN Carlos Mántica Me parece verdadera osadía el que un simpleaficionado a la lingüística como yo intente siquiera prologaruna obra ─la primera en su género─ escrita con la participaciónentusiasta de más de cuarenta profesores universitarios,alumnos de la Maestría en Lengua y Literatura Hispánicade la UNAN-León, bajo la dirección de don José ManuelPedrosa, de la Universidad hermana de Alcalá, quienes traslargos meses de trabajo nos entregan un estupendo depósitode nuestra Literatura Oral. Mi atrevimiento nace del haber dejado el ombligoen León donde escuché de niño tantas y tantas cosas quehoy regresan a mi memoria con la lectura de este libro y queme hacen revivir capítulos enteros de mi niñez y dulcísimosnombres de personas que me trasmitieron tesoros de nuestratradición oral preservados a lo largo de siglos. En cierto modo este libro representa una devoluciónde las riquezas del pueblo a los intelectuales y estudiosos deNicaragua. Para mí León significó siempre lo contrario: eldescenso de la “cultura culta” a la cultura popular. PorqueLeón no solo produjo la generación de un Darío, de unDebayle, de Santiago Argüello, de Alfonso Cortés, de Joséde la Cruz Mena, apenas uno de muchos compositorescultos de su época, sino que produjo un ambiente, y unased de cultura que fue permeando todas las clases socialesy económicas de la región, haciendo proliferar desde lasraíces a decenas de compositores de música sacra, de poetascallejeros y declamadores, de copleros, de oradores fúnebres,de escultores de santos, de pintores que plasman en aserrínsus creaciones callejeras y todo género de artistas. Y con esased, la biblioteca, el teatro municipal y la universidad. 17
  14. 14. Pienso ahora en Chico Lindo, aquel humildepescador de la Isla de Juan Venado, que tras cuarenta años desoledad nos declamaba con soltura largos poemas de Rubén,de Chocano, de Lino de Luna y cantaba con voz atipladaarias enteras de óperas y zarzuelas que sin duda escuchó ensu juventud. Pero no se dio una vía de regreso de la cultura populara la literatura culta. Quizás este libro marca ese regreso. Granada siguió la ruta contraria. Con el advenimientodel Movimiento de Vanguardia y de los Cuadernos del TallerSan Lucas hay un intento consciente de trasladar la culturapopular a las élites: sus oraciones supersticiosas, sus “pájarosde huacal” sus cuentos, sus mitos y leyendas. Su teatrocallejero. De valorar y asimilar sus canciones. Pablo AntonioCuadra, Joaquín Pasos, José Coronel Urtecho, Fco. PérezEstrada y los vanguardistas en general exploran nuevostemas y metros inspirados en la literatura callejera. Encierto modo se busca el redescubrimiento de una Nicaraguaincreíblemente fecunda y casi desconocida que continúa vivaen nuestro pueblo como uno de esos Caminos que EstánDebajo de la Historia. No fueron los primeros ni serán los últimos enrecoger este tesoro. Sin intentar una bibliografía pienso en lostrabajos de Don Gratus Haftermeyer, de Dña Josefa Toledode Aguerri con su recopilación de juegos y adivinanzasinfantiles, en el Folklore de Nicaragua del Dr. Enrique PerñaHernández, en los Romances y Corridos Nicaragüensesde Ernesto Mejía Sánchez. En la labor incansable de DonSalvador Cardenal en su Radio Centauro y Radio Güegüencepor la salvación de nuestra música folklórica continuadahasta le fecha por Wilmor López y Carlos Mejía Godoy.El Dr. César A. Ramírez Fajardo y este servidor harán otrotanto por escrito en 1995 con sus Cantares Nicaragüensesdonde recogen cerca de 300 canciones y coplas de nuestro 18
  15. 15. folklore. Don Guillermo Rothchuh Tablada nos regala en1992 su Refranero chontaleño y Carlos Mántica su RefraneroNicaragüense en 1999. Y en el 2007 Jaime Wheelock Románnos presenta La Comida Nicaragüense. María Celina Tapia, profesora de sociología enla UNAN de Managua y autora del programa Historiade la Cultura en Nicaragua publica en el 2006 su libro ElNicaragüense su Magia y Encanto en el que con la ayudade sus alumnas recoge creencias, tradiciones religiosas,anécdotas, apodos familiares, piropos, costumbres funerarias,magia y medicina en el Caribe etc. No intento siquiera una lista exhaustiva. Ilustrosimplemente que toda esta labor ha sido realizada por loque yo llamo profesionales aficionados. Personas de las másdiversas profesiones y disciplinas que, enamorados de supatria, recopilan y divulgan estas joyas. El libro que intento ahora prologar es la excepción.Es la primera vez en que cuarenta profesores universitarioscon una Maestría en Lengua y Literatura Hispánica sumanesfuerzos para salvar una Tradición Oral en peligro deextinción. Quizás ya los adolescentes no se reúnen para jugarjuegos de prendas en las costas de Poneloya. O prefierenescuchar su Ipod en vez de cantar nuestras viejas cancioneso poner serenatas a las muchachas. En el nombre del futuro,llegue nuestro eterno agradecimiento a cuantos hicieronposible esta obra. Julio, 2010 19
  16. 16. ¿CÓMO SE GESTÓ Y CÓMO NACIÓ ESTE LIBRO? José Manuel Pedrosa Universidad de Alcalá Durante la última semana de enero y la primerasemana de febrero del año 2009, la Maestría de Letras dela UNAN-León que se imparte en la hermosísima ciudadcolonial con la colaboración de su Universidad hermana delotro lado del Atlántico, la de Alcalá, desarrolló un programade asignatura de “Literatura oral” que tuve el honor deimpartir. En torno a unos cuarenta alumnos, maestros todosellos en León y en otros municipios y departamentos deNicaragua, participaron del modo más entusiasta que quepaimaginar en lo que fue un auténtico taller colectivo, másque una asignatura formal, que les implicó no solo a ellos,sino también a sus familias, vecinos, amigos: a todo suentorno social, que ellos movilizaron y exploraron con loscuestionarios y las pautas que tratamos en clase, para extraerde él cantos y cuentos innumerables. Después de las dos semanas de taller enormementeintenso y productivo, durante el resto del año 2009 y durantelos primeros meses del año 2010, continuaron los alumnosde la Maestría registrando literatura oral en sus entornosfamiliares y sociales, e incrementando de manera muyconsiderable el corpus de material oral atesorado. Publicamos en este volumen una selecciónproporcionalmente muy breve, pero que esperamos quesea sin duda muy representativa, de lo recogido y de lo queintentaremos, en un futuro (que ojalá sea inmediato) publicar:un corpus de literatura oral de la ciudad y de los alrededoresde León y de otros lugares de Nicaragua, pues la mayoría delos alumnos de la asignatura, de sus familiares y del entornoque encuestaron eran de León o de sus cercanías, si bien 20
  17. 17. algunos procedían también de pueblos y de ciudades máslejanos. Los relatos que comunicaron y que ahora editamossuelen situar en sus coordenadas de espacio los escenarios enque supuestamente tuvieron lugar los hechos y en que fueronentrevistados los informantes. Los archivos sonoros registrados durante mi estanciaen León de enero y febrero de 2009 fueron pacientementetranscritos por Óscar Abenójar, sin cuya ayuda editorial estelibro no habría visto la luz, o la habría visto muchísimo mástarde. Una parte de estos textos procede directamente delos registros sonoros que fueron realizados durante los quincedías que duró nuestro taller presencial. Otros textos procedende los trabajos de recolección y de investigación que losalumnos pusieron por escrito en aquellos días y en los mesesque siguieron. En determinadas ocasiones, los informantesy los recolectores fueron los alumnos de los alumnos de laMaestría. Las transcripciones son absolutamente literales.Solo hemos regularizado alguna repetición que se escuchabaen las fuentes sonoras, o alguna falta de ortografía o deconcordancia de género o de número, así como ciertasdistribuciones de versos y ciertos ocasionales problemas deacentuación o de puntuación que se apreciaban en algunosde los textos escritos. La aspiración de determinadas eses,el seseo y otros rasgos propios de la fonética nicaragüensehan sido normalizados también, porque damos por hecho queel lector conoce los rasgos distintivos del modo de hablardel país, y por ello no es preciso indicarlo con marcas quepudieran ser redundantes, además de no normativas. Nuestro deseo es que los lectores de este libro puedanhacerse una idea fiel y natural del hermosísimo español quese habla en Nicaragua. La conservación, en las Universidadesde León y de Alcalá, de los registros sonoros originales, 21
  18. 18. garantiza que los dialectólogos de ahora y del futuro podránacercarse a estos materiales, si lo precisan, en condicionesóptimas. El libro ha quedado completado, al final, con variospequeños ensayos comparativos acerca de algunos de losmateriales orales que atesora. Estos ensayos no se limitan aser un mero despliegue de fuentes y de paralelos hispánicos yextrahispánicos de los cantos y de los cuentos nicaragüensesque se editan en este libro. Pretenden constituirse en algoasí como unidades didácticas que permitan a los maestrosnicaragüenses trabajar en las escuelas con sus alumnos, ydarles a conocer el carácter siempre dinámico, variable,migratorio, adaptable a tiempos, espacios, lenguas, culturasdistintas, de la literatura oral que forma parte de su memoriay de su patrimonio. Sin el impulso y sin la ayuda de mis compañerosde la UNAN-León (especialmente de la siempre receptiva ygentilísima Bernarda Munguía) y de mis compañeros de laUniversidad de Alcalá (especialmente de Fernando Cerezal,Armando del Romero, Isabel Molina, Manuel Martí, HéctorBrioso y Antonio Alvar), esta obra nunca hubiera podido verla luz. Bernarda Munguía revisó en profundidad el original,e hizo indicaciones absolutamente indispensables paramejorarlo. Douglas Narváez, uno de los alumnos de laMaestría, me aclaró solícitamente numerosas dudas acercade palabras y de conceptos que yo no entendía muy bien,y corrigió no pocos errores. Crucial fue también la ayudade otro de nuestros alumnos, Fabián Antonio RodríguezBaldotano. Sin la ayuda editorial de Melvin Lezama, estelibro no hubiera podido ver la luz. El libro está dedicado a la memoria de la Msc. AlmaGladys Corrales, alumna de la Maestría, y una de sus másentusiastas y activas coautoras, quien falleció a los pocosmeses de aquellas inolvidables jornadas de trabajos en León. 22
  19. 19. Y a la memoria del doctor don Edgardo Buitrago,patriarca de la cultura de León y de Nicaragua, archivo vivode la literatura tradicional (y de muchos más tesoros) de supaís, que tampoco alcanzó, por desgracia, a ver este libro. 23
  20. 20. ETNOTEXTOS
  21. 21. JUEGOS DE NIÑOS Y DE JÓVENES1. Los dedos hambrientos Esto se usa para enseñar a contar a los niños.Entonces se pone la manito enfrente del niño, y él tambiénpone su manita. Y se le empieza a decir: Dijo el grande: ─Tengo hambre. El otro dijo: ─No hay pan. El tercero trajo harina. El otro dijo: ─¿Qué hacemos? Y el chiquito dijo así: ─Es preciso trabajar. Alma Gladys Corrales2. Contar con los dedos Cinco deditos de la manito, yo te los cuento con mi cantito: uno, dos, tres, cuatro, cinco, son los deditos de la manito. Alma Gladys Corrales3. ¿Tienes lápiz? Deme su mano: ─¿Tienes lápiz, lápiz, lapicero? ─Sí ─¿Tiene tinta tu tintero? 25
  22. 22. ─Sí. ─¿Tienes chica quien te quiera? ─Sí. ─Dime el nombre de esta chica. ─María. ─Si esa chica te quisiera, este dedo te tro-na-ría. Y procedían y “¡trac!”, te truenan el dedo. Yamila de Fátima Canales4. Los deditos de la mano El niño tiene que tener la mano extendida, así. Y serefiere a todos los cinco dedos de la mano. Bueno, y empieza: ─Los deditos de la mano, ¿dónde están? ─Aquí están. Todos se saludan y se van. ─El gordito, ¿dónde está? ─Aquí está. Pero no es alemán. ─El del anillo, ¿dónde está? ─Aquí está. Todos se saludan y se van. Y los niños dicen: ─Adiós. Melba Azucena Rivera5. El gordito, el gordito Yo lo aprendí así, con mi profesora. Las manos seponen así, hacia atrás, porque el objetivo es que no conozca,para saber el nombre de los deditos. Entonces nos decía laprofesora: ─El gordito, el gordito, ¿dónde está? 26
  23. 23. ─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van.─El que apunta, el que apunta,¿dónde está?─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van.─El del medio, el del medio,¿dónde está?─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van.─El del anillo, el del anillo,¿dónde está?─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van.─El meñique, el meñique,¿dónde está?─Aquí está, aquí está.Ellos se saludan,ellos se saludany se van, y se van. Petronila del Carmen Pérez del Valle 27
  24. 24. 6. Cosquillas para el niño Bueno, el juego que yo sé es como más sencillo ymás práctico. Se toma la mano del niño o de la niña, y lecomenzás a decir: “vamos a jugar”, y comenzás a golpear: ─¿Hay pan? ─No, pan no hay. ─¿Tortilla? ─Tortilla no hay, sino que queso. ─Queso no hay, sino que azúcar. ─Azúcar no hay... Entonces viene la hormiguita buscando su casita,buscando su casita... Y entonces es para hacerle cosquillas alniño debajo de la axila. Me lo enseñaron mis padres. Rosa María Hernández7. El ratón de los dientes (I) Yo me crié con una de mis abuelas, la cual, cuandotodos nuestros hermanos y yo se nos andaba un dientito flojo,nos amarraba un hilito, y entonces: ─¡Mi hijita! ¡Anda el diente flojo! Entonces: ─A ver, espera a abrir la boca. Abríamos la boca y hacía un nudito ahí. Y entoncesyo corría alegrísima, con el diente en la mano, a tirarlo altecho de la casa. Por las noches... Y entonces la frase que se dice, oque me enseñaron a mí, es: Ratón, ratón, tomá tu diente viejo y dame el mío nuevo. Yolidia Aguilar 28
  25. 25. 8. El ratón de los dientes (II) Recuerdo que nosotros jugábamos entre niños a quiénno se le habían caído los dientecitos. Y realmente nosotrosempezábamos a jugar. Y contábamos cada día cuántos dientesmenos tenía cada uno de nosotros. Y entonces decíamos: ─Porque me van a nacer nuevos. E incluso algunos nos aflojábamos los dicentecitos. Y una vez de que se caía, nosotros hacíamos lomismo: agarrábamos un hilo, lo tirábamos, cuando se estabaserenando, allá en las tejas de la casa. Y decíamos nosotrosasí: Ratoncito, ratoncito, te tiro mi dientito de leche para que tú me regales uno nuevecito. Y nos íbamos a dormir como unos pajaritos tiernitos. Silvio Inés Munguía Díaz9. El ratón de los dientes (III) [Mis padres] me indicaron cómo tenía que lanzarlosobre el techo y decir: Ratón, ratón, toma tu diente y dame el mío. Rosa María Hernández10. El ratón de los dientes (IV) Mi abuelita, que tenía, cuando yo empecé a botar misdientes, tenía noventa y seis años... Pero había una variante,que era que, cuando yo me extraía mi diente, tenía que irlo alavar, a cepillarlo bien, porque, si no, no me salía el diente tansano y tan fuerte. Y además de eso, antes de lanzarlo tenía que ponerlodebajo de la almohada. Y hasta el día siguiente lanzarlo arribadel techo, ¿verdad? Y, al igual que todos, decirle: 29
  26. 26. Ratón, ratón, aquí tienes el diente viejo, dame el nuevo. Sin embargo, todos los días, antes de que meempezara a erupcionar, tenía que ir a recordarle al ratónque me regresara mi diente, porque no me había cumplido.Y entonces todos los días, mi mamá, mi papá y mi abuelitaíbamos al lugar enfrente de donde había lanzado el diente, altecho, a pedirle... me ayudaban a pedirle que me regresarami diente. Y, cuando yo notaba que mi diente empezaba aerupcionar, era una alegría que no se pueden imaginar. Y entonces alguna fruta que estaba ahí, pues mimamá nos daba a todos. O sea, que era una celebración queel diente estaba erupcionando. Ivania del Carmen Bonilla11. El ratón de los dientes (V) Cuando el diente estaba flojo, nos empezábamos aafligir todas las niñas de nuestra edad. Y, al sentirlo flojo, yocomo que no quería mejor arrancármelo. Cuando ya lo arrancábamos, lo tirábamos encima delos tejados. [A] diario íbamos a ver al lugar de las tejas, para verqué pasaba con el dientecito. Melba Rivera12. Cinco hermanitos Cinco hermanitos obedientes aplauden, pintan, lavan, trabajan y juegan impacientes, los cinco al mismo compás. 30
  27. 27. Esto se aplica a niños de preescolar, para queaprendan a contar y el uso de sus manos. Silvia Dolores Toruño Mairena13. Sana, sana Sana, sana, culito de rana, cinco peditos para hoy y mañana; si no te curarás hoy, te curarás mañana. Este juego se practica cuando algún niño ha tenidoun golpe o herida, para calmarlo y que deje de llorar. Gloria María Torres Martínez14. El juego de la fajita Voy a contar un juego que se utilizaba mucho en mipueblo. Nos reuníamos varios niños, y quienes nos poníana jugar esto eran los mayores. Hacíamos una rueda, todostomados de la mano... El juego se llama la fajita. Entonces uno se quedaba fuera del círculo con unafaja. Todos estábamos tomados de la mano. Entonces, el quetenía la faja iba diciendo: ─Escondo, escondo la fajita; aquí la pongo, aquí no la pongo. Y uno debería estar pendiente, ¿ya?, sin vertotalmente hacia atrás, pero más o menos por ahí, porque, encualquier momento, te dejaban ahí la fajita. Cuando te dejaban esa fajita, y vos no te percatabasde que estaba atrás de vos, y la persona que la andaba dabala vuelta, tomaba la faja y te empezaba a fajear. Y vos tenías que dar la vuelta sobre el círculo yregresar al mismo lugar. Y esa persona que había perdidotomaba la faja. Fabián Antonio Rodríguez 31
  28. 28. 15. Salí, tortuga (I) El primer día de clases: Salí, tortuga de tu rincón, vení, bailemos esta canción, que nadie sabe, que yo la sé, cachete inflado será usted. Yamila de Fátima Canales16. Salí, tortuga (II) Salí, tortuga, de tu rincón, vení cantemos esta canción. Que nadie sepa que yo la sé, cachete inflado será usted. Luisa Amanda Granados Mairena17. La tortuga llegó tarde otra vez Cuando uno llega tarde a su labor: La tortuga llegó tarde otra vez, otra vez, otra vez; la tortuga, la tortuga, la tortuga llegó tarde otra vez. Yamila de Fátima Canales 32
  29. 29. 18. El juego de esconderse (I) Éste es un juego de cuando yo era chiquita, hacepoquito, ¿verdad? Entonces yo me ponía, o cualquiera de los niñosnos poníamos frente a la pared. Cerrábamos los ojos ycontábamos: “uno, dos, tres”, hasta cien o mil. En lo que estábamos contando, las demás personasse escondían. María Elena Rivas Jirón19. El juego de esconderse (II) Alguien cuenta, y todo el mundo corre a esconderse.Pero es malintencionado en algún modo, porque el varoncitolo que hace es abrazarse con alguna niña y abrazarse: ─Escondámonos aquí. Es decir, se busca el rincón más escondido. Pedro Alfonso Morales20. El cerro escondido Un grupo de niños. Se puede jugar en la calle. Seelige a uno de ellos. Éste se voltea, cierra los ojos apoyándoseen la pared. Comienza a contar: ─Uno, dos, tres... Dando tiempo que el resto de niños se puedanesconder en cualquier lugar. Inicia la búsqueda de los niños. Al primero quees encontrado le toca comenzar de nuevo el juego, y asísucesivamente. Vera Narváez Morales21. Cucumbé, Salomé Cucumbé, Salomé, ya es tiempo, que canta la lora, 33
  30. 30. el perico y la cotorra; a la una, a las dos y a las tres. Uno le cubre o le venda los ojos al otro, mientrastodos los del grupo van a esconderse para no dejarse verni tocar del que los busca. Los que se esconden buscan elmomento de correr, sin que los atrapen, hacia donde está elque les vendó los ojos al que los persigue. Y sale el que estaba diciendo esta frase a buscar asus compañeros, que anteriormente se habían ido a esconder. Los que se van a esconder no dejan verse del que lesbusca. Y los persigue, porque si les toca o los agarra, estáncomidos. Y en seguida ellos son el diablo. Melvin Aguilera Mondragón22. Ratón, ratón (I) Se hace una ronda. Entonces ellos… Se queda unniño en el medio y otro afuera. El del medio es “el ratón”, yel de fuera es un niño, ¿verdad? Entonces le pregunta el defuera al de adentro: ─Ratón, ratón, ¿qué comés? Entonces le dice: ─Tamal y queso. Entonces el de afuera le dice: ─Dame. Entonces le contesta: ─No, porque me comés. Y sale corriendo, y él lo persigue. Y así va. Hilaria Salvadora Jaime 34
  31. 31. 23. Ratón, ratón (II) Estamos todos agarrados, ¿verdad? Entoncesdecimos fuerte: ─Ratón, ratón, ¿qué comés? Entonces le dice el ratón: ─Tamal y queso. ─Dámelo. ─No, porque me comés. Entonces el gato entra a seguir al ratón. Y todostenemos que correr, correr, pero duro. Pero hay un momentotambién que nos agachamos para que no salga el gato. Gloria Torres Martínez24. Ratón, ratón (III) ─Ratón, ratón, ¿qué comés? ─Tamal y queso. ─Dámele. ─No porque me comés. ─¿Estarás gordito? ─Sí ─le dice─, hasta la punta de mi colita. Douglas Enrique Narváez25. Ratón, ratón (IV) ─¡Ratón, ratón! ─¿Qué quieres, mi gato ladrón? ─Comerte quiero. ¿Qué comés? ─Tamal y queso. ─Estarás gordito. ─Hasta la punta de mi colita. ─¿Y a qué hora salís? ─A las doce del día. 35
  32. 32. ─¿Y por qué no salís ya? ─No, porque me comés. Y entonces, a esta hora, estamos todos en círculo, ytratamos de que, si el ratón sale, el gato entra, pero no dejasalir al gato Yolidia Aguilar26. Ratón, ratón (V) Los participantes hacen una rueda tomados de lasmanos y dejan dos participantes fuera del círculo, uno dentroy el otro fuera. El de fuera es el gato, y el de dentro es el ratón.Comienza el gato diciéndole al gato: ─Ratón, ratón ─¿Qué quiere mi gato ladrón? ─Casarte quiero. ─Pues cásame ya. ─¿Estás gordito? ─Hasta la punta de mi colita. ─¿A qué hora sales? ─A las once de la noche. ─Salí ahora. ─No, porque me comés. El ratón sale por el lado opuesto del gato. El gato leempieza a corretear. El ratón solo tiene escapada volviéndosea meter a la rueda. Los participantes de la rueda tienen que cuidar que elgato no entre al círculo mientras el ratón está dentro. Una vez que el gato case al ratón, el participantepierde. Y cambian de participantes. El próximo gato y ratón. Carlos Caballero 36
  33. 33. 27. Una rata vieja Una rata vieja era planchadora; por planchar su ropa se quemó la cola. Se amarró un trapito, y a la pobre rata le salió un rabito. Flavia A. Guerrero28. Los pollitos de mi cazuela Los pollitos de mi cazuela no sirven para comer, se le echa cebollita y hojitas de laurel. Anoche yo te vi en la esquina de Tulipán, meneando la cinturita para allá y para acá. Flavia A. Guerrero29. Una mariposa anda por ahí Una mariposa anda por ahí, de día y de noche no me deja dormir. Somos los estudiantes de preescolar que andan buscando su lugar. Flavia A. Guerrero 37
  34. 34. 30. Canoe, canoe Se reúnen dos grupos de niños y/o niñas, y hacen dosfilas tomado/as de las manos un grupo frente al otro. Cada grupo tiene que pedir a un participante delgrupo contrario llamándole así: Canoe, canoe, queremos que venga [nombre de la persona quequieren que venga]. Al participante que llamen tiene que correr y romperla cadena del grupo contrario. Si la rompe, se lleva alparticipante del lado derecho de donde rompió a su grupo,y así se va fortaleciendo el grupo que logre romper más lacadena contraria. Carlos Caballero31. Mirón, mirón Mirón, mirón, mirón, de dónde pasa tanta gente en la calle de San Vicente. Que pase el rey, que ha de pasar, y el hijo del conde se queda atrás. Atrás, atrás, atrás... Flavia A. Guerrero32. Nerón, Nerón (I) ─Nerón, Nerón, ¿dónde pasa tanta gente de la puerta de San Vicente? ─Que pase el rey, se ha de quedar atrás, atrás. 38
  35. 35. Se le pregunta: ─¿Con quién te has de quedar? Se ponen dos personas en forma de portillo y se formauna columna, y tiene que pasar por el portillo y finalizar lapregunta: ─¿Con quién te quieres ir? ¿Con el ángel o con el diablo? Y enseguida unos giran para un lado y el otro para el otro. Rosa María Hernández33. Nerón, Nerón (II) Nos ponemos dos, ¿verdad? Así. Y hay una fila deniños. Entonces todos pasan por aquí. Y entonces decimos: ─Nerón, Nerón, que pasa, pasa gente, que pasa San Vicente, que pase el rey, que ha de pasar. ─¿Con quién te quedas, o con la luna o con el sol? ─Con la luna. Las dos filas luchamos. Reyna Fuentes34. Nerón, Nerón (III) ─Nerón, Nerón, ¿dónde pasa tanta gente? ─La calle San Vicente. ─Que pase el rey, el hijo [d]el cura ha de pasar: atrás, atrás, atrás, atrás, atrás. Y luego mecemos: 39
  36. 36. ─Pan caliente, pan caliente, ¿con quién te querés ir, con la luna o con el sol? Y entonces agarran la vuelta, se toman, y luegocontinúa la fila. Se pueden inventar colores, frutas, solo que lapersona no lo tiene que saber. Si no, se va con la sandía, conel melón, etcétera. Yolidia Aguilar35. Nerón, Nerón (IV) Cuando yo era pequeñita, yo también hacía estejuego. Pero hay una variante: cuando la persona quedabaatrapada en el centro, nosotros decíamos: ─Campanita de oro, déjame pasar con todos mis hijos menos el de atrás. Y decían: ─Atrás, atrás, atrás. Todos querían pasar, porque en ese momento nosdaban chanza de pasar. Y ahí nos mecían y nos decían con quién quería irse. Se inventaban la Virgen, o San José, la luna, el sol... Yamila de Fátima Canales36. El juego de los colores (I) Es un grupo de amiguitos que se juntan. Entoncesuno le pone huesos rojos, huesos amarillos, blancos, de todoslos colores. Uno de ellos va a llegar: ─¡Tan, tan! ─¿Qué es lo que quieres? ─Un listón. ─¿Qué color? 40
  37. 37. ─Rojo. ─¡Rojo! Y la que tenía el color rojo salía corriendo, y hastaque la alcanzaba y la traía. Y era la otra la que regresaba. Flavia Argentina Guerrero37. El juego de los colores (II) Es el juego de los colores. Un grupo de niños ojóvenes, ¿verdad? Cada uno tiene un color diferente. Perohay dos personas fuera de los colores, que es el diablo y elángel. Y entonces llegan, tocan a la puerta, responden: ─¿Qué quería? ─¿Quién es? ─El diablo con cien mil cachos. ─¿Qué quería? ─Un listón ─dice el diablo. ─¿Qué color? ─Morado. Y si alguien tenía el color morado, se iba con eldiablo. Luego llegaba el ángel: ─¿Quién es? ─El ángel. ─¿Qué quería? ─Un listón. ─¿Qué color? ─Rosado. Se iban con el ángel. Y de esa manera se ibandividiendo los grupos, con el diablo y con el ángel. Luego. los colores divididos, ¿verdad?, con el ángely con el diablo, se agarran de la cintura uno tras otro parahacer fuerza. Había una línea: a ver quién pasa esa línea. Los halanlos que están con el diablo o los que están con el ángel. Entonces pierde el que se traslada al otro lado. Reyna Fuentes 41
  38. 38. 38. Los pollitos dicen Los pollitos dicen “pío, pío, pío”, cuando tiene hambre, cuando tienen frío. La mamá gallina busca el maíz y el trigo, les da su alimento y les da su abrigo. Bajo sus dos alas acurrucaditos duermen los pollitos hasta el otro día. Luisa Amanda Granados Mairena39. La pizizigaña Sentados en el suelo, los niños y las niñas forman uncírculo con las manos extendidas sobre sus rodillas, y con laspalmas hacia abajo. Uno de los jugadores va de pie al centro de la rueda,dando suaves pellizcos en las manos de cada uno. Y comienzaun dialogo. Una vez en el centro, pregunta, y cada quien vacontestando: ─Pizizigaña, jugamos la caraña ─¿Con quién la jugamos? ─Con la mano cortada. ─¿Qué se hizo la mano cortada? ─Se fue a halar agua. ─¿Qué se hizo el agua? ─Se la bebió el fraile. ─¿Qué se hizo el fraile? ─Se fue a decir misa. ─¿Qué se hizo la misa? 42
  39. 39. ─Se hizo ceniza. ─¿Qué de la ceniza? ─Se la llevó el viento, a comer con pan y con miel a la iglesia San Miguel. ─Pinto, pinto, gorgorito, saca la vaca por veinticinco. ─Revolico, revolico, ¿quién te dio tan grande pico? ─Mi señora Valentina, que tiene aguas y camisa para la negra mestiza. ─Segale, megale, torto legale, sabe andar, sabe correr, tiene la maña de irse a esconder debajo de las naguas de doña Isabel. Se dice rápido como trabalenguas. El jugador que seequivoca, paga una prenda. Tiene que cantar, bailar o contarun chiste. Silvia del Carmen Algaba Cabrera 43
  40. 40. 40. El chinchilillo Son niños que juegan a entregar regalos entre amigos. El niño que se dispone a regalar algo (una fruta, unconfite, pan u otra golosina para comer) pone en alto el regalopara que todos los vean. Se los muestra y pregunta: ─¿Chinchilillo? Y todos responden: ─Yo, cuchillo. El niño del regalo contesta: ─Una plasta en tu galillo. Al responderles así, se burla y vuelve a preguntar: ─¿Chinchilillo? ─Yo, cuchillo ─responden todos los niños. El niño dará el regalo u obsequio al que le contesteprimero. Así, de esta manera, sucesivamente. Recopilé esta información de mi mamá, señoraCándida Aguirre, de edad de 61 años. Francisco Miguel Mayorga41. La gallina ciega Con un trapo o pañuelo cubren los ojos de una niña,y le preguntan los demás niños: ─¿Qué se te ha perdido? Ella (la niña vendada) responde: ─Una aguja y un dedal. Los demás niños le dicen: ─Date cuatro vueltas (o más), y verás que los vas a hallar. Le dan cuatro o más vueltas, para marearla, y se lecorren. Entonces la niña sigue a tientas y vendada a losniños, y, cuando logra tocar a otro de los que están jugando,se vuelve a comenzar el juego. Francisco Miguel Mayorga 44
  41. 41. 42. Allá está la luna Allá está la luna comiendo aceituna; allá está el sol, bebiendo pozol1. Allá está la virgen en su corredor, bordando la capa de nuestro señor. Tomado con niños del municipio de El Sauce,departamento de León. Melba Azucena Rivera43. El cartero Inicia alguien preguntando: ─Tan, tan. ─¿Quién es? ─El cartero. ─¿Cuántas cartas quiere? Según el número que digan, el niño brincará la cuerdatanta veces dijo. Si pisa la cuerda, pierde, y tendrá que ir adetener la cuerda de un extremo para que los demás niñosparticipen. Y así sucesivamente. Vera Narváez Morales44. La pájara pinta (I) En este juego se hacen en un círculo, y luego unapersona se pone al centro y canta: Hoy viene la pájara pinta, sentadita al pie del limón, con las alas corta las hojas, y con el pico corta el limón, 1 Pozol, bebida que se hace con agua, maíz y azúcar. 45
  42. 42. Ay, ay, que se arrodille, a pedir perdón. Aquí el que está dentro del círculo va señalando conel dedo mientras va cantando. Y al que señala cuando terminala canción, sale del círculo y tiene un castigo. El que quedade último, gana. Silvia Algaba Cabrera45. La pájara pinta (II) Ahí viene la pájara pinta, sentadita al pie del limón; con las alas corta las hojas, y con el pico corta el limón. ¡Ay, ay, ay!, que se arrodille, pedir perdón. Hay un círculo de niños, a quien vaya señalando elque va cantando. Y si le cae el “don”, ése va saliendo del juego, ysigue otra vez la ronda. Yolidia Aguilar46. ¿Vas al cine? ─¿Vas al cine? ─Sí, sí, si. ─¿Te acompaño? ─No, no, no. ─¿Tienes novio? ─Sí, sí, sí. ─¿Te ha besado? ─No, no, no. ─Tan chiquita y coquetota, así como la ves, ahora contaremos del uno al diez. 46
  43. 43. Aquí la pareja de niñas se coloca las manos en lacintura y, girando hacia la derecha y la izquierda, cantan losnúmeros. Sigue el cantar: Masaque, masaque, masaque, saque, saque, bombón, paleta, mi casa se respeta, maíz, maní, mi casa está feliz. Yolidia Aguilar47. Por aquí pasó un soldado Por aquí pasó un soldado todo sucio y remendado; todo sucio y derrotado, ¿qué le hacía falta? Todo llevaba. Lo que no llevaba era... Los jugadores están colocados en círculo y vandiciendo una prenda que le haga falta. Quien se llegue aequivocar, es decir, repitiendo la misma prenda, pierde ytiene que pagar con una prenda. Gloria María Torres Martínez48. Tin, marín (I) Tin, marín, de dos pingüín, cúcara mácara títere fue. Yo no fui, fue teté, pégale, pégale, 47
  44. 44. que ella... fue Está un niño, quien va a decir los versos. El restoestán en hilera. Empieza y va uno a uno hasta que le cae aalgunos de ella, y sale del juego. Gloria María Torres Martínez49. Tin, marín (II) También está aquel el otro que se dice: Tin, marín, de dos pingüín, tú, caramaca, yo no fui. Fueste te, pégale, pégale a quien fue. Se mandaba a ése, porque había hecho algo, a pegarleal que había sido. Silvia Dolores Toruño50. Una estrella chica Una estrella chica se pintó de tiza para que las otras se mueran de risa. Ja, ja, ja, corre, corre, niño, pajarito, vuela, que las estrellitas ya están en la escuela; la maestra luna dicta la lección, y una nube negra es el pizarrón. Luisa Amanda Granados Mairena 48
  45. 45. 51. ¿Mamá, puedo? Un grupo de niños y niñas se colocan frente a una niñaque hace las veces de mamá. La mamá va nombrando a cadaniño y le ordena dar una, dos o tres pasos de un determinadoanimal. Puede ser desde la hormiga hasta el elefante. De lasiguiente manera: ─Nhubya, le ordeno dar cuatro pasos de hormiga. ─Mamá, ¿puedo? ─Sí, mi niña. De nuevo: ─Yolidia, te ordeno dar dos pasos de elefante. ─Mamá, ¿puedo? ─Sí, mi niña. Así sucesivamente, hasta que pasen todos. El primeroen llegar hasta donde está la mamá toma el lugar de ella, einicia nuevamente el juego. Nhubya Stella García52. Una canastita Una canastita llena de botones; allá en aquel cerro vienen bajando tres chicos pintos, y el viejo arreando; se quema, se quema, la calabaza, y el que no se abraza se queda burrito. Petronila del Carmen Pérez del Valle53. Que llueva, que llueva Que llueva, que llueva, la Virgen de las Cuevas, los pajaritos cantan, 49
  46. 46. las nubes se levantan, que sí, que no, que caiga un chaparrón. Allá en la fuente había un chorrito, se hacía grandote, se hacía chiquito. Estaba de mal humor, pobre chorrito, tenía calor, estaba de mal humor, pobre chorrito, tenía calor. Nhubya Stella García54. Canta el grillo en el prado Ése me lo aprendí cuando tenía dos o tres años, máso menos. A ver si me sale: Canta el grillo en el prado: ─Cric, cric. Y la rana en el charco: ─Cuac, cuac. Le contesta el gorrión: ─Chui, chui, chui. Y un patito en el lago: ─Cuac, cuac. ─Cri, cric, cric, chui, chui, chui, es así. En el prado una alegre canción: ─Cocoroco, chui, chui, es así, y se alegra el Dios para mí. Manuel Antonio Suárez 50
  47. 47. 55. Sexta, mayesta Sexta, mayesta, Joaquín de la Cuesta, mi padre y mi madre me dijo que cayera en ésta. Y en el que caía se le mandaba a bailar, a cantar. Silvia Dolores Toruño56. Doña Ana no está aquí Doña Ana no está aquí: anda en su vergel, cerrando la rosa y abriendo el clavel. ─¿Dónde está Doña Ana? ─En el mercado. Doña Ana no está aquí: anda en su vergel, cerrando la rosa y abriendo el clavel. ─¿Adónde está Doña Ana? ─Está enferma. Doña Ana no está aquí: anda en su vergel, cerrando la rosa y abriendo el clavel. ─¿Dónde está Doña Ana? ─Se fue al doctor. Doña Ana no está aquí: anda en su vergel, cerrando la rosa y abriendo el clavel. 51
  48. 48. ─¿Dónde está Doña Ana? ─Se murió. Doña Ana no está aquí: anda en su vergel, abriendo la rosa y cerrando el clavel. ─¿Dónde está Doña Ana? ─La enterraron. Hilaria Salvadora Jaime y Rosa Argentina Reyes57. Y un pato para la escuela Y un pato para la escuela, con sus calzones muy remendados, y va diciendo: ─¡Viva el maestro, viva la escuela y viva yo! Rosa María Hernández58. Yo te bautizo Yo te bautizo, cara de chorizo. ¿Cómo te pongo? Cara de morongo2 corro modorro, Joaquín pedorro, hero, velero, Joaquín candelero. Melba Azucena Rivera 2 Morongo, en este contexto, persona muy negra de cara. La mo-ronga es un alimento que se hace con sangre de cerdo, sal y ajo, frito todoen aceite. 52
  49. 49. 59. Estaba la muerte un día (I) Estaba la muerte un día, dividí, sentada en su escritorio, dovodó, buscando papel y lápiz, lapizí, para escribirle al lobo, loboló. Y el lobo le contestó que sí, que no; la muerte se enojó y un tiro le pegó. Carlos Caballero60. Estaba la muerte un día (II) Mi sobrinita de dos años, a los cuarenta [años], meha hecho jugar [a] eso. Son que las manos, por ejemplo: Estaba la muerte un dí, dí dí dí día, sentada en su escritorio dogo, dogo, do, buscando papel y lápiz, liz, liz, liz, para escribir una carta al lobo, lobo, lo. El lobo le contestó que sí, que no. La muerte se enojó y un tiro le pegó. Rosa Argentina Reyes 53
  50. 50. TRABALENGUAS61. Pancha planchaba con cuatro planchitas con cuatro planchitas planchaba Panchita. Flavia A. Guerrero62. Pedro Picapiedra con un pico pica piedra, con una pica pica piedra don Pedro. Flavia A. Guerrero63. En la esquina de la plaza de Pamplona hay una casa; en la casa, una alcoba; en la alcoba, una cama; en la cama, una estaca; y en la estaca, una mona. La mona en la estaca, la estaca en la cama, la cama en la alcoba, la alcoba en la casa, de la esquina de Pamplona. Rosa Argentina Reyes Salazar64. Paco Peco chico rido disputaban 54
  51. 51. como un loco con su tío Federico, y éste dijo: ─Poco a poco, Paco-Peco, poco pico. María Elena Rivas65. Por una quebrada seca iba una chivita renca, ética, pelética, peli, peliaguda, corna, mocha y hocicuda. Y como la chivita renca era ética, pelética, peli peliaguda, corna, mocha y hocicuda, salieron los chivitos rencos, éticos, peléticos, peli peliagudos, cornos, mochos y hocicudos. Melba Azucena Rivera66. Tengo un sanjeronimito muy ensanjeronimitado; necesito un sanjeronimitador para que me lo ensanjeronimite mejor. Guadalupe Corrales67. Vengo de Guarangurutirimícuaro de ver a los guarangurutirimicuarisenses; vengo tan guarangurutirimicuarizado que ni los mismos guarangurutirimicuarisenses me pudieron desguarangurutirimicuarizar. 55
  52. 52. Guadalupe Corrales68. ¡Salí, perro, que te desnarizonaré! Si no salís, te echaré cenizas en la desnarizonadura. Guadalupe Corrales 56
  53. 53. CANCIONES69. El baile de la Gigantona y las bombas Vivo en el barrio El Laborío. Según dicen, el barriode las tradiciones en relación al baile de Las Gigantonas. Poreso pedí a Santiago Córdobas, de 64 años de edad y originariode León de Nicaragua, que me dijera algunas bombas: Yo quisiera ser un Cervantes para cubrir de diamantes lugares donde hace frío como la tumba de Darío, los restos de este gran hombre, de este gran intelectual lo tenemos consagrado en nuestra santa catedral. De mirada muy sencilla pero de bailes muy candentes es mi dama de occidente la belleza occidental, que al sonar de sus tambores de este León siempre ruge, baila, baila, Dana, baila el son de tu tambor en la patria, te cobija con cariño y mucho amor. A lo largo del río Chiquito qué lindo corrían las aguas inspirando a José de la Cruz Mena y deslumbrar a mi Nicaragua, y las copas de los árboles se mecían con alegría al compás de los bellos valses y las dulces melodías. 57
  54. 54. De los juglares ha salido esta hermosa tradición como es el baile de la Gigantona y su enano cabezón. Un mensaje les digo a todos aquí presentes: protejamos nuestro futuro, no destruyamos el medio ambiente; de esta manera me despido al son del atabal, que viva mi Nicaragua y este baile tradicional. Martha Estela Sánchez Linarte Linarte70. Las coplas de la Gigantona La mujer que se viste de negro a su hermosura se atiene, pero al marido que tiene ni el tiste3 le mantiene. Las mujeres de este tiempo son como la catapanza4, solo ven a un hombre y lueguito se ganan una panza. Los muchachos de este tiempo son como un filete, solo buscan a las viejas para sacarle el billete. Los jóvenes de hoy en día son como la lotería, solo dicen “eres mi corazón”, y ya quieren bajarte el calzón. 3 Tiste, bebida elaborada con pinol y cacao. 4 Catapanza, fruta silvestre comestible. 58
  55. 55. Este chavalo irredento es rápido como el viento, le preguntas la tabla de multiplicar y más rápido se va a jugar. Los cantaron estudiantes de VIII grado del InstitutoMetropolitano de León. Guadalupe Corrales71. Las muchachas de este tiempo Las muchachas de este tiempo son como el café molido: no han ajustado los quince años cuando ya tienen querido. Qué feos se ven los viejos en medio de las muchachas: parecen canastos viejos llenos de cucaracha. Las ramas del tamarindo se juntan con las del coco; si tu amor me lleva loco, el mío va poco a poco. María Elena Rivas72. Del cielo cayó un pañuelo Del cielo cayó un pañuelo oloroso a albahaca, solo por venirte a ver, ojitos de chancha flaca. Arriba de un palo de mango estaba una palomita, así te quisiera ver, porque sos mi chiquitita. 59
  56. 56. Cuando pasé por tu ventana me tiraste un limón, el limón cayó en el cielo y el zumo en mi corazón. Del cielo cayó un pañuelo en forma de corazón, solo para venirte a ver boca de toro rabón. Luisa Amanda Granados Mairena73. En la catedral de León En la catedral de León descansa Rubén Darío, que para nosotros es el poeta más querido. Ayer pasé por tu casa y me tiraste un limón, y yo tan solo te di mi corazón. Adiós, mi chinita, mi flor de azahar, ay, platicamos cuando haya lugar. Te voy a hacer una cama con oro, plata y marfil, para que duermas conmigo en febrero, marzo y abril. Adiós, cantarito de arroz; si me das un beso me caso con vos. 60
  57. 57. Cuando yo me echo mis tragos, como boca de jocote, y para que no me queme el trago bebo agua del pochote. Del cielo cayó un pañuelo bordado en seda negra, andá, decile a tu mama que si quiere ser mi suegra. Ya con ésta me despido me voy al lado de la Texaco, para no ver a ese cara de sapo. Ya con esta me despido, florecita de sacuanjoche5, adiós les digo a todos y que pasen buenas noches. Hilaria Salvador Jaime74. El torito Quién fuera como el zompopo para no tener pereza, todas las noche anda con guijos en la cabeza. To... to... to... to, se va la vaca por el portillo, la jicarita y el molinillo y el queso duro en el fundillo. Mi linda, vamos al monte, y a´i te perderás conmigo; 5 Sacuanjoche, flor nacional de Nicaragua. Suele tener coloresblancos o rojizos. 61
  58. 58. si sos la cusuca vos, yo seré tu cusuquito. To... to... to... to, se va la vaca por el portillo, la jicarita y el molinillo, el tamal pisque y el pinolillo. Isidro Rodríguez Silva75. ¿Quién es esta mulatona? Canción tradicional de las fiestas patronales de laciudad de El Viejo: ─¿Quién es esta mulatona que allá por la calle va, tan simpática y tan mona con su largo pelo va? ¿Quién es? ─Yo soy la mulata linda y hechicera, yo soy la mulata, pero no la callejera. ─Tú eres la mulata linda y hechicera, tú eres la mulata, pero no la callejera. ─Sí, señor, ésa soy yo, y mi alma la traigo llenita de amor. Zapateando con mi zapato y haciendo con mi chinela chiqui chiqui cha. Flavia A. Guerrero 62
  59. 59. 76. Miremos siempre adelante Miremos siempre adelante, nunca miremos atrás, miremos nuestros defectos y no los de los demás. De los árboles del bosque solo me queda un guarumo; si lo transformara en leña no me quedaría ninguno. Dichoso el campesino que trabaja en la llanura, y que jamás ha sentido ni decepción ni amargura. El libro que yo más quiero trae pintado un venadito, que en la boca y en los ojos se parece a mi amorcito. Alma Gladys Corrales 63
  60. 60. ADIVINANZAS77. Treinta caballitos blancos en una colina roja, corren, muerden, están quietos y se meten en tu boca. (Los dientes) Silvia Dolores Toruño Mairena78. Llueva un poco, o no llueva nada, siempre está mojada. (La lengua) Yolidia Aguilar79. Una señorita muy aseñorada, que siempre va en carro y siempre está mojada. (La lengua) Francisco Miguel Mayorga80. Barbudo por la barriga y duro por las espaldas, muy inquieto sube y baja a medida que trabaja. (El cepillo de dientes) Yolidia Aguilar 64
  61. 61. 81. Agüita salada que hasta la reina lleva en los ojos. (Las lágrimas) Silvia Dolores Toruño Mairena82. En el cielo soy agua, en la tierra soy de polvo, en la iglesia de humo, y una telita en los ojos. (La nube) Silvia Dolores Toruño Mairena83. Cartas van, cartas vienen; pasan por el mar y no se detienen. (Las nubes) Ivania del Carmen Bonilla84. Garra, pero no de tigre, pata, pero no de pata. (La garrapata) Silvia Dolores Toruño Mairena85. Te lo digo y no me entiendes, te la repito y no me comprendes. (La tela) Vera Narváez Morales 65
  62. 62. 86. Al pasar por una esquín me encontré con un convento: la superiora vestida de pellejo, las monjas vestidas de blanco. Más arriba, dos ventanas, más arriba, dos espejos, y más arriba, una terraza. El rostro: la boca es el convento. La lengua es la monja vestida de pellejo. Las monjas vestidas de blanco [son] los dientes. Más arriba, dos ventanas [que son las narices]. Más arriba, dos espejos [los espejos son los ojos]. Y más arriba, una terraza. Me la contaron cuando estaba en el ejército. Rosa María Hernández87. Cuatro caminantes, dos miracalles, dos miracielos y un escobero. Cuatro caminantes son las cuatro patas del animal,¿verdad? Dos miracalles son las orejas. Los dos miracielos son los luceros, los ojos. Y el escobero es la cola. Me la contó mi abuelo. Melvin Aguilera Mondragón88. Pampas blancas, pampas negras, cinco toritos y una ternera. 66
  63. 63. Pampas blancas significan las páginas del cuaderno. Pampas negras, donde ya escribimos, las letras,donde ya están ocupadas. Y cinco toritos, los cinco dedos, ¿verdad? Y una ternera, el lápiz o la pluma. Hilaria Salvadora Jaime89. Allá en un cerrito hay un viejito con tres pelitos en el culito. (El nancite, una fruta nicaragüense). Claudia Castillo Conrado90. En el nombre verdea y en la casa colea. (La escoba) Yolidia Aguilar91. Es verde y no es verdura, salta y no es conejo, de pequeño tiene la cola y de grande no le dura (El sapo) Yolidia Aguilar92. Llevo mi casa al hombro, camino con una pata, y voy marcando mis huellas con hilito de plata. (El caracol) Yolidia Aguilar 67
  64. 64. 93. ¿Qué es aquello que, cuando es macho alumbra, ycuando es hembra no? (El foco y la foca) Francisco Miguel Mayorga94. ¿Qué es aquello que, cuando está pequeño, es animal,y cuando está grande es fruta? (El sapito y el zapote) Francisco Miguel Mayorga95. ¿Cuál es el animal que te acaricia por delante y tepica por detrás? (El alacrán) Francisco Miguel Mayorga96. De cien patos metidos en un cajón, ¿cuántas patas y picos son? (Cuatro patas y dos picos, porque solo metí dos patos). Francisco Miguel Mayorga 68
  65. 65. ADIVINANZA-TRABALENGUAS97. Grupié de un pie se fue donde Grupié de muchospies. Cuando Grupié de un pie llegó donde Grupié demuchos pies, se encontró a Grupié de cuatro pies. Entonces se regresó a la casa a traer a Grupié de unpie. Cuando Grupié de dos pies llegó con Grupié de unpie donde Grupié de muchos pies, se encontró con que Grupié de cuatro pies ya sehabía ido. Grupié de dos pies es el hombre, que llegó dondeGrupié de muchos pies, que es la milpa. Cuando Grupié [de dos pies], ¿verdad?, llegó, quees el hombre, donde Grupié de muchos pies [la milpa], seencontró con Grupié de cuatro pies, que es el venado, que seestaba comiendo la milpa. Entonces se regresó a la casa a llevarse a Grupié deun pie, que es la escopeta, para matar al venado. María Elena Rivas Jirón 69
  66. 66. ORACIONES98. Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la luz y Gracia del Espíritu Santo. Dios conmigo, yo con Él, Él delante, y yo detrás de Él. La Cruz de Cristo duerma sobre mí, para que mis enemigos no tengan venganza en mí. Dulce Jesús de mi vida, que en la cruz estás por mí, en la vida y en la muerte señor, apiádate de mí. Ángel de la guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día, porque si no, me perdería. Melba Azucena Rivera 70
  67. 67. REFRANES99. Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.100. Quien persevera, triunfa.101. Haz bien y no mires a quién.102. Al mal tiempo, buena cara.103. Al que madruga, Dios le ayuda.104. Dime con quién andas y te diré quién eres.105. El que entre lobos anda, [a] aullar aprende.106. A quien nada le debo, con nada le pago.107. No es padre el que engendra, sino el que cría.108. Agua que no bebas, déjala correr.109. Quien canta, sus males espanta.110. Barriga llena, corazón contento.111. Una desgracia nunca viene sola.112. No hay caldo que no se enfríe, ni perro que no se lo coma.113. A la fuerza, ni los zapatos entran.114. Al que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija. Flavia A. Guerrero 71
  68. 68. CUENTOS Y CHISTES115. El Tío Conejo, el Tío Tigre y la Tía Tortuga Este cuento me lo contó, bueno, como siempre, miabuela o mi abuelo. Ellos eran los que nos instruían en todo.Esto es de cómo el Tío Tigre y la Tortuga, eh, se desquitan deTío Conejo, del bandido Tío Conejo. Había una vez un fuerte vendaval, y entoncesconversaba Tío Tigre con Tía Tortuga. Tía Tortuga le dice: ─¿Cómo hacemos nosotros para desquitarnos [de]tantas fechorías que nos ha hecho Tío Conejo? Bueno ─le dijo Tía Tortuga─, ya he ideado un plan. Y se lo dijo en el oído y pasó así. Entonces se fuerondonde Tío Conejo, rápido, sofocados, y le dijeron que ellosse habían enterado por la diosa Luna de que ellos iban a moriren ese vendaval si no se amarraban. Y entonces Tío Conejo, en carrerita: ─Yo tengo que ser el primero que me voy a amarrar. Y entonces convocaron a todos los animales para quese amarraran unos con otros. Pero también les iban diciendo: ─Es de mentira, es para darle, para darle vueltas,pues, para darle mazo al Tío Conejo. Y entonces, entre todos: ─¡Pero amárrenme, pónganme otro bejuco!¡Amárrenme otra vez! Total, que lo dejaron superamarradísimo en un árbol.El resto de los animales simuló que también estaba amarrado.Y cayó la noche, llegó la madrugada, y ¿qué pasó? Decían: ─No hubo ningún vendaval. Y entonces todos los animales empezaron a agarrarsus palos, sus piedras, y empezaron a agarrarlo a pimporrazos,a golpearlo: ─¡Tonto, tonto, tonto! ¡Eres un tonto! Y todos... O sea, Tío Conejo en el árbol donde 72
  69. 69. estaba amarrado y todas las fogatas que hicieron el resto deanimales alrededor burlándose de él, aunque fuera por unavez en la vida, porque el Tío Conejo les había hecho miles debandidencias. Así que ése es la venganza, ¿verdad?, de la Tortuga,de Tío Tigre en contra de Tío Conejo. Ivania del Carmen Bonilla116. La competencia del Tío Conejo y la Tortuga De todos es conocido que Tío Conejo siempre hasido muy hábil, muy astuto, y siempre sale ganando. Y el TíoCoyote sale perdiendo. Pero esta historia es entre Tío Conejoy la Tortuga. Tío Conejo siempre ha sido un animal bien hábil,veloz. Y la Tortuga, el más lento que nosotros conocemos.Y normalmente siempre anda con la cabeza dentro delcaparazón. Resulta que un día hubo una competencia de todoslos animales. Pero en el trayecto de la competencia se vanquedando los animales cansados: unos se retiraban, otrosquedaban vomitando... Y al final solo quedan en la carrera Tío Conejo y laTortuga. Pero viene Tío Conejo, sonriente y burlándose: ─Bueno, esta Tortuga la tengo en mis manos. Voy aecharme una siesta en estos árboles, tranquilamente. Y vino el Tío Conejo y se echó a dormir. Perocuál es el susto, cuando logra recordarse que está en unacompetencia. Y entonces comienza a correr rápidamente. Y, cuando nota que la tortuga está a un centímetrode llegar a la meta, entonces el Tío Conejo acelera rapidito.Y, cuando va llegando a la meta, la tortuga “¡fun!”, sacó lacabeza, y le ganó, le ganó con la cabecita. Y de ahí viene lo siguiente de por qué le ganó laTortuga a Tío Conejo. 73
  70. 70. Entonces, de ahí que los atletas, cuando vancompitiendo, no van a la meta así, sino que llega a la metaasí [de cabeza]. Silvio Inés Munguía Díaz117. Los tontos y las plantas La gente acostumbra, en los velorios, a hacer ruedas. Ruedas llamamos nosotros al grupo y estar contandohistorias. Ya, entonces por eso es que así se ha venido…Ésa la costumbre, ya. Hacer las ruedas y empezar a contarhistorias de todo, chistes, apariciones, chistes que les hanpasado a las personas… Recuerdo uno, por decir algo, que en el [milnovecientos] noventa ganó un partido que le decían “elUNO”… A un señor lo invitó el alcalde. Le iba a dar tresplantas para su comunidad. Entonces vino él… Como en lascomunidades, en las comarcas hay un grupo, una directivacomarcal. Entonces lo invitó para ver qué iba a hacer de lastres plantas. Entonces ellos se reunieron y decidieron, y luegollamaron a toda la población de la comunidad. Y cuandoestán ahí, le hacían con el tono: ─Bueno, señores, los hemos llamado porque hemossalido vanguardia en las elecciones, y el señor alcalde nos haestimulado, nos ha donado tres plantas. Los miembros delcomité comarcal hemos decidido que una la vamos a utilizarpara el alumbrado público, otra para el agua potable, y otrapara un molino. ¿Qué dicen ustedes? ─¡Sí! Todo el mundo [estaba] de acuerdo. ─Que levanten la manos quiénes quieren ir a traersus plantas. Todos, lógicamente, querían traer las plantas.Entonces les dice: ─No se preocupen, que vayamos seis por cada 74
  71. 71. planta: son dieciocho. Anotá, Sinforiano: “los dieciocho”. Anotaron los dieciocho y, al siguiente día, se lleganal pueblo. Entonces se acercan a la alcaldía. Una de las queestaban ahí en recepción le dice: ─¿Usted es Angelitos Guardaos? ─Sí, yo soy: a su llamada he venido. ─¿Viene a traer las plantas? ─Sí. ─Pase adelante ─le dice─. Pase, muchacho ─le dice. ─Que ya vamos a llevar las plantas ─le dice. ─No, solo usté las lleva. ─¿Qué cosa eh? ─le dice. ─Una acacia, una lecadema y un guindo. Fabián Antonio Rodríguez118. Los tres hermanos y el palo de guayabas Para contar este cuento se tiene que pedir permiso [a]alguien [a quien] se lo está contando. ─Permiso. Había una vez una mujer tenía tres hijos. Uno se llamaPedro, Juan y Miso. La mujer tenía ganas de comer cuajada, yle dijo a Pedro: ─Anda [a] comprar cuajada, que tengo ganas decomer. Y se va Pedro y, cuando va cerca de un palo deguayaba, se trepa a comer guayaba. Después, al rato, mandó a Juan: ─Juan, Juan, anda, ve qué le pasó a Pedro, que ya sedilató. Y entonces cuando va cerca de donde está Pedro, ledice Pedro: ─Juan, ven a treparte al palo, que está cargadito deguayabas. Y cuando se dilataron, la mamá mandó a Miso: ─Miso, anda, ve qué les pasó a Pedro y a Juan, que 75
  72. 72. los mandé a comprar cuajada y ya se dilataron. Y cuando va llegando Miso, le dijo Juan: ─Miso, ven a treparte al palo, que está cargadito deguayabas. Y después pasó un zopilote, y el zopilote cagó aPedro, y Pedro cagó a Juan, y Juan cagó a Miso, y Misocagó a quien pidió permiso. Lo contó Mariluz López, de El Jicaral, León. Petronila del Carmen Pérez del Valle119. Los boaqueños y la bujía Dicen que los boaqueños, para cambiar una bujía,una lámpara, se suben y empiezan a dar la vuelta. Alma Gladys Corrales120. Los boaqueños y su modo de caminar Dicen que los boaqueños, cuando vienen a Managua,van por el centro de la calle, nunca van a los lados. Entonces: ─¡Que sos de Boaco! ─les dicen. María Elena Rivas Jirón 76
  73. 73. LEYENDAS: MUJERES PRODIGIOSAS, MUJERES PELIGROSAS121. Las siete cabritas y el jardinero En una comunidad pequeña, la existencia de sietemuchachas, las cuales eran hermosas y muy bellas, que vivíancon su papá, el señor más acaudalado del sector. Para él noexistía tesoro más grande que la existencia de sus hijas. Lasque guardaban en su corazón un gran secreto, el que consistíaen que todas se habían enamorado de un mismo joven: unjardinero que trabajaba en su casa. El muchacho era muy bello en todos los sentidos.Con sus atenciones y dulzura se ganó el corazón de lasmuchachas. Un día, el joven murió, y todas ellas decidieronacabar con su vida, para poder estar al lado de su amado. Su padre, muy triste y desconsolado, le pidió a Diosque no enviara a sus hijas al infierno, sino que las tuviera en unlugar muy especial en el cielo, y no en el castigo eterno. Es por esa razón, que existen siete lindas estrellas enel firmamento, las cuales nunca se separan. El papá, para agradar a Dios, le ofreció todas susriquezas a los más necesitados. Me lo transmitió Ernestina Alvarado, de noventa yseis años, de Telica, León. Yamileth Sandoval Ramos122. La mujer del pozo En la ciudad de León, en el barrio Ermita de Dolores,en la casa de mi mamá, se decía que ahí salía una mujer quese paseaba, la cual salía de un baño viejo, daba la vuelta porel fondo del patio, y entraba donde había un pozo viejo quehabían convertido en un escusado. 77
  74. 74. El asunto es que un día mi cuñado salió por la nocheal patio. Pero antes había salido mi esposo. Y le dijo a miesposo: ─¿Qué vistes? Él dice que vio una sombra blanca. Pero no le prestóatención, y cuando mi cuñado le dijo “vi a una mujer quevestía de blanco saliendo del baño, con dirección al antiguopozo”, cuenta mi esposo que le entró un escalofrío en elcuerpo. Y que es cierto que él la había visto, pero por noalarmar se hizo el desentendido. Lo contó Julio Sarria Donaire. Silvia Dolores Toruño Mairena123. La Moncha Tustusa En un llano en medio de hermosas montañas, tierraadentro en las regiones, hay un pueblo bien chiquito llamadoPueblo Nuevo, el pueblo donde yo nací. Como todo pueblo en medio de montañas, PuebloNuevo tiene riachuelos pequeños a su alrededor. Uno de elloses el más visitado por los visitantes, por estar próximo alpueblo, y porque es usado por las lavanderías para lavar ropa. Pero el mayor misterio y curiosidad de todos los quelo visitan es encontrarse con la Moncha Tustusa. Cuentan los ancianos de mi pueblo que una mujeralta de pelo largo, rubio ─por eso el nombre de Tusa─, iba alavar al río con su niño, hasta que un día esta mujer regresósola, descontrolada. Su hijo se había ahogado. Desde ese día, miles de visitantes dicen haber vistola aparición de una mujer alta con pelo largo, lavando ropa enel río. Yo no fui la excepción. Después de la escuela, unatarde me fui corriendo al río, y cuál fue mi susto que veo unamujer alta, pelo largo, lavando ropa. Y, cuando me acerqué aella, de pronto desapareció. Rosa Argentina Reyes Salazar 78
  75. 75. 124. La Llorona (I) Cuenta la historia que una hermosa mujer joven seenamoró de un extranjero, y el extranjero de ella. Los dos iniciaron un romance. A los pocos meses, elextranjero se fue y dejó a la muchacha embarazada. La joven, en un ataque de histeria, lanzó a sus hijosen una cascada, matándolos. Cuando la joven se dio cuenta del error, era demasiadotarde. Entonces la joven también se asesinó. Desde entonces, dicen que el fantasma de la jovensale a buscar a sus hijos, llorando y llamándolos. Lo contó Francisca Aurelia Torres, de 37 años. Reyna Fuentes Martínez125. La Llorona (II) Era una mujer joven que vivía con su marido y susdos hijos en una cabaña. Siempre su marido la trataba mal,porque él no quería a sus hijos. Entonces ella decidió ahogar a los niños en laquebrada. Luego llegó a su casa, y el marido le preguntóqué había hecho con los niños. Y ella le dijo que los habíaahogado. El marido le dijo que no quería a sus hijos, pero queno era para que los matara. Y la mató a ella. Desde entonces, cuentan que deambula y lloradesesperadamente: ─¡Mis hijitos! Lo contó Leonardo Medina, de 70 años, de Nagarote. Reyna Fuentes Martínez126. La mujer de blanco Se dice que todos los días, en la noche, en las callesde la comunidad se pasea una mujer vestida de blanco. Dicenque no pone los pies en el suelo, y los que la han visto quedanen estado de chock. 79
  76. 76. Nunca enseña su rostro. Mucho se pasea en lasescuelas, los celadores la ven en varias ocasiones. Lo contó Luis Rivera, de 12 años, de Nagarote. Reyna Fuentes Martínez127. La mujer cara de mula La siguiente historia la cual les voy a narrar ocurrióun día de Lunes Santo del año 2001 aproximadamente, enuna comarca de Muy Muy. Que una joven mujer se afrentaba de su mamá, quienera bastante feíta: era humilde, pobrecita y encorvadita. Lahija, cuando la miraba venir, se le escondía para negarse quese encontraba en casa. Un día de tantos, la señora, su mamá, la encontró. Yella, la hija, le preguntó qué andaba haciendo: ─¿Vas de pasada? Y la madre le respondió: ─Hija, ¿no tenés un bocadito que me regales? Porqueen días no he probado un bocado. La hija, con acento despreciativo, le respondió: ─Señora, se equivocó, porque ni nosotros tenemos,¿verdad amor? Al esposo. La señora le respondió: ─Hijita, ya me voy. Quizás más adelante me puedaencontrar una fruta y me la pueda comer. El resultado del mal comportamiento de la hija haciala madre le resultó en castigo. Al día siguiente le vinieronfuertes dolores en todo el cuerpo, y conforme iban pasandolos días le iban saliendo casquitos, tanto en las manos comoen los pies, pelos de bestia en todo el cuerpo. La cara se letransformaba en cara de caballo, las orejas como si tal fuerande mulas, le salió rabo o cola, gruñía como mula. Salió corriendo de pueblo en pueblo, por lasmontañas de los ríos, hasta perderse, suplicándole a su madreque le perdonara por la mala acción y mal comportamientocon ella. 80

×