Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Sistema endocrino de los invertebrados

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

Sistema endocrino de los invertebrados

  1. 1. SISTEMA ENDOCRINO DE LOS INVERTEBRADOS<br />El sistema endocrino es un sistema de coordinación. Recibe señales, procesa la información recibida y elabora la respuesta adecuada que deben realizar los órganos receptores de las hormonas.<br />El sistema endocrino es muy importante en los insectos (regulan las mudas y las metamorfosis) y puede decirse que tiene los siguientes componentes: grupos de células neurosecretoras, axones que llevan esa secreción a los lugares de dispersión y glándulas endocrinas, de origen epidérmico, que segregan y liberan directamente hormonas.<br />En invertebrados no aparecen auténticas glándulas. Las hormonas son segregadas por células nerviosas, por lo que las hormonas son neurohormonas. Este tipo de hormonas están encargadas de regular el crecimiento del animal y de su maduración sexual. También pueden controlar cambios de color, que permiten al animal mimetizarse con el entorno.<br />El estímulo que produce la secreción hormonal es visual. Los cambios de luz son detectados por los ojos.<br />En Artrópodos el crecimiento del animal implica que el exoesqueleto sea cambiado por uno nuevo, de mayor tamaño. A este proceso se le denomina muda o ecdisis. La muda es controlada por mecanismos hormonales.<br />Los crustáceos poseen células neurosecretoras en los llamados órganos X y órganos Y. La secreción de neurohormona por el órgano X, que se encuentra en los pedúnculos oculares, inhibe la muda. La secreción de neurohormona por el órgano Y, que se encuentra en las antenas, activa la muda.<br />En Insectos aparece una neurohormona secretada por el protocerebro, llamada neotenina, que promueve la formación de estructuras larvarias y la inhibición de estructuras sexuales. También en el protocerebro, en los llamados cuerpos cardiacos, se produce otra neurohormona, llamada ecdisotropina, que actúa sobre una auténtica glándula, la glándula protorácica, e induce la liberación de ecdisona. La ecdisona estimula formación de la pupa, la muda y la aparición de caracteres de adulto.<br />Sistema endocrino de insectos<br />Glándulas más importantes en insectos<br />Glándulas cerebrales: regulan la muda y la metamorfosis.<br />Córpora allata y cardiaca: están en contacto con órganos nerviosos.<br />Glándula protorácica.<br />Muda<br />Es la liberación de la cutícula antigua para que se genere una nueva y que el animal crezca.<br />Una vez que el animal ha llegado al estado de imago, ya no hay más mudas.<br />El crecimiento de los insectos, se denomina crecimiento en escalera, ya que sólo se crece durante la muda, en el periodo intermedio, no se crece.<br />Hay dos hormonas que intervienen en la muda:<br />Juvenil: mantiene el estado juvenil del insecto. Es segregada por la córpora allata y mantiene al insecto en estado de larva. Cuando su concentración es baja el insecto muda.<br />Cediosona: es la hormona que va a producir la muda. Las glándulas cerebrales, producen la protoracicotropina, la cual llega a la glándula protorácica, haciendo que esta libere la cediosona.<br />Si hay mucha hormona juvenil, desembocamos en otro estado de larva, pero cuando la juvenil disminuye y hay cediosona, el insecto pupa, y para que se pase al estado adulto, los niveles de hormona juvenil, prácticamente tienen que ser cero. Por tanto es la hormona juvenil quien controla el estado morfológico del insecto.<br />Otras hormonas que poseen los insectos<br />Bursicona.<br />Hormona de eclosión.<br />Sistema endocrino de los crustáceos<br />Los artrópodos son invertebrados de simetría bilateral, con el cuerpo dividido en segmentos articulados (artejos) que les permiten cierta movilidad, y heterónomos (no autónomos, es decir, que su conducta está regida por normas externas).<br />En los gusanos planos, en los anélidos, en los moluscos y en los equinodermos y<br />artrópodos se registra producción de hormonas y, por consiguiente, existe un sistema endocrino de desarrollo variable. Por su parte, los crustáceos poseen varias estructuras endocrinas: la glándula del seno, el órgano Y, el órgano pericárdico y otras. En estos seres, las hormonas contenidas en el pedúnculo ocular influyen en la muda, la reproducción y el movimiento del pigmento en las células retinianas y somáticas.<br />Se ha estimado que las hormonas endocrinas que segregan los artrópodos en sus glándulas encefálicas regulan determinados parámetros, tales como la reproducción, las fases de la metamorfosis y, en determinados grupos como los crustáceos, los pigmentos del caparazón que les permiten camuflarse o mimetizarse con los colores del entorno.<br />Asimismo, las hormonas están presentes tanto en la muda como en la maduración de los insectos, ya sea con metamorfosis incompleta o completa. Así, por ejemplo, en la chinche asesina, del género Rhodnius, la hormona de activación esencial para sus funciones vitales pasa a través de los conductos nerviosos a un órgano neurohemático, el corpus cardiacum, penetra en la sangre y se distribuye por todo el cuerpo.<br />Otra estructura endocrina, el cuerpo alado, se halla situada detrás del cuerpo cardiaco y secreta la neotemina, hormona que estimula el crecimiento y la diferenciación de la estructuras larvarias. Esta sustancia interacciona con otra, la ecdisona, para impulsar la maduración larvaria en cada fase del desarrollo.<br />En los moluscos, la expansión y contracción de las células de la piel que generan los pigmentos dependen fundamentalmente de las hormonas neurosecretoras. Su actividad permite a los calamares y a los pulpos cambiar la coloración cutánea para protegerse o para responder a los estímulos externos.<br />- La hormona de la muda (HM), cuya síntesis se inicia en el órgano Y, es usualmente reprimida por la hormona inhibidora de la muda (HIM) que se origina en el órgano X, localizado en los pedúnculos oculares. <br />- La actividad de la hormona inhibidora de la muda, promueve la formación de nuevos tejidos e inhibe la actividad secretora del órgano Y. Cuando el nivel de hormona inhibidora de la muda de la hemolinfa disminuye, el órgano Y libera una dosis de hormona de la muda que desencadena la preparación a una nueva ecdisis. <br />- El órgano Y secreta un ecdisteroide, precursor de la hormona de la muda, caracterizado como ecdisona, que es transformado en otros tejidos, a su forma activa, la 20hidroxiecdisona, ecdisterona o crustecdisona. <br />- Cuando el órgano X, por cualquier motivo,reduce la síntesis y secreción de la HIM, la hormona de la muda inicia la serie de sucesos coordinados que conducen a la ecdisis. <br />La concentración de la hormona de la muda en la hemolinfa varía drásticamente durante el transcurso del ciclo de muda. En la postmuda, inmediatamente después de la ecdisis, su concentración es mínima; luego hay un súbito incremento, alcanzando la máxima concentración durante la premuda, para luego disminuir, en forma abrupta, poco antes de la muda. Estos cambios en la concentración de la HM han sido demostrados para varias especies de decápodos y se acepta que corresponden a un modelo general del grupo. <br />

×