Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Tips para tratar con adolescentes rebeldes

249 views

Published on

Consejos para tratar adolescentes rebeldes

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Tips para tratar con adolescentes rebeldes

  1. 1. ‘Tips’ para manejar adolescentes rebeldes Todos fuimos rebeldes en algún momento de nuestra vida, pero como adultos se nos olvida y enjuiciamos la conducta rebelde de los adolescentes, pero la rebeldía expresada en un ambiente adecuado hacia la persona indicada y de manera racional puede llegar a ser valiosa y positiva. Aunque como papás, la rebeldía de nuestros hijos es difícil de manejar, tiene una razón de ser. Desde el punto de vista del desarrollo, la rebeldía típicamente comienza a los ocho años y generalmente no pasa de la adolescencia y es la forma en la que un hijo trata de ser autónomo e independiente. En aproximadamente un 30 y 40 % de los niños y adolescentes se trata de una etapa transitoria y sin embargo, un 20 por ciento desarrolla trastornos de conducta que pueden llevar a actitudes más peligrosas como: meterse en pandillas, destruir cosas y consumir alcohol, y drogas. 4 tipos de rebeldía Existen cuatro tipos de rebeldía y cada una presenta características particulares. Los cuatro tipos son: 1. Rebeldía regresiva 2. Agresiva 3. Rebeldía transgresiva 4. Rebeldía progresiva o Rebeldía regresiva: Es la rebeldía que nace del miedo a actuar y se traduce en una conducta de encogimiento, de reclusión en sí mismo. El adolescente regresivamente, adopta una postura de protesta muda y pasiva contra todo. o Rebeldía agresiva: A diferencia de la anterior, ésta se expresa de manera violenta. Cuando no soporta las dificultades que se le presentan, intenta aliviar su problema haciendo sufrir a los demás. o Rebeldía transgresiva: Consiste en ir en contra de las normas de la sociedad, por utilidad propia, o por el placer que produce ir en contra.
  2. 2. Estos tres tipos de rebeldía tienen su origen en inseguridad e inmadurez, mientras que el 4º tipo de rebeldía... o Rebeldía progresiva: Este tipo de rebeldía está presente en un dolescente que quiere vivir dignamente y que no está dispuesto a soportar injusticias. Son varios los factores que hacen que un hijo se quede instalado en una rebeldía exagerada y anormal. 1. El estrés: Cuando un niño enfrenta conflictos en su hogar como peleas constantes entre sus padres o una separación. 2. Exceso de disciplina: Esta rebeldía aparece cuando los padres son exageradamente estrictos y controladores. 3. Imitación: Identificación con un papá o una mamá impulsiva y explosiva que grita y agrede y no sabe escuchar. 4. Ausencia física y emocional de los padres: En los tiempos actuales, esta rebeldía se instala porque ausencia de los progenitores debido a que tienen que trabajar mucho y casi no están en casa. Ahora, para poder lidiar con esta etapa de tus hijos tenemos los siguientes 'tips'. Tips para abordar a hijos rebeldes 1. Darles amor: El cariño y la aceptación son muchos más poderosos que los sermones y la presión para educar. 2. Expresarles nuestro aprecio: Los adolescentes sienten más deseos de complacer a sus papás cuando estos los aprecian, no cuando atormentan. 3. Evitemos las críticas: La crítica es sinónimo de malestar, criticar para comenzar genera defensa y falta de aceptación. 4. Evita bombardearlo con preguntas.
  3. 3. 5. Escucharlos: Debemos darnos el tiempo de escuchar lo que el adolescente exprese (tenga o no la razón) con dedicada atención y no rechazarlo insinuando que lo que dice no es importante. 6. Darle y respetar sus espacios: Cuando el adolescente decide cómo vestirse y organizar sus cosas, busca en realidad su independencia. Debemos darle cierta libertad y, al mismo tiempo, estar al pendiente de él. De otra forma se sentirá abandonado y no querido. 7. Armarnos de Paciencia: Es necesario tener paciencia con él/ella. debemos entender que los cambios hormonales, la mayor parte de la veces le impiden controlar su propio carácter.

×